Génesis 15:5.

5
Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las
estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.
6
Y
creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.
Introducción
Desde el inicio de la existencia humana podemos ver la intención de
Dios de que el hombre viva en libertad. Todo lo que Dios hizo en el
diseño de la creación lo realizo extremadamente grande y variado por
el hombre y para el hombre.
Es tan así esta verdad que aun perdiendo el hombre su libertad como
resultado del pecado, Dios al junto de Jesús y el Señor Espíritu Santo
desarrollan una estrategia de conquista para devolverle a la
humanidad este don tan hermoso llamado libertad.
El poder que encierra esta palabra es extraordinario. Todo lo que
Cristo hizo, todo su esfuerzo y aun todo lo vivido hasta llegar al
Gólgota fue con la intención de restablecer la libertad en el hombre,
constituyéndolo nuevamente en hijo de Dios.
Diga con migo ¡Yo soy libre! ¡Dios me ha hecho libre!
Desarrollo Capitular
Miremos a Abraham un hombre el cual Dios escogió para hacerle vivir
un futuro magnifico.
La vida de Abraham antes que Dios se le manifieste era muy parecida
a las de nosotros antes de conocer a Cristo.
Este hombre estaba viviendo algunas situaciones que habían
condicionado su mundo interno. Su antigua manera de vivir yl la
formación que había recibido de su padre Tare eran partes de los
elementos que formaban la Tienda en la que vivía Abraham.
Es por esto que a partir del capítulo 12 del libro de génesis inicia el
proceso de Dios en la vida de este hombre, que consistió en
despajarle de todo aquello que se había adherido a su corazón,
suprimiéndole de vivir una vida libre.
La biblia no abunda mucho sobre la vida de Abraham antes de su
encuentro con Dios, pero si muestra bastante en detalles los sucesos
después de haberle conocido. Esto es importante entender, A Dios le
interesa mucho las cosas por la que hemos pasado, pero
verdaderamente en lo que Él está inclinado es en lo que sucederá en
tu presente y futuro.
Así que informarle al que te queda a la par: ¡Yo soy de interés para
Dios! ¡Yo soy libre! ¡Dios me ha hecho libre!
Antes de la declaratoria de Dios en Gen. 15 habían pasado 2
ocasiones en las que estas palabras fueron expresadas, lo podemos
ver en Gen. 12:2-3 y Gen. 13:14-17. Dios no solo repetía su promesa
para confirmarle a él su veracidad, sino porque Abraham vivía
prisionero de dudas y de un serial de situaciones internas de las que
Dios le estaba libertando.
Dios cuando le repetía las promesas lo que le estaba diciendo era:
¡Abraham te voy a libertar! Y Dios te está diciendo: ¡Te voy a libertar!,
diga con migo! ¡Yo soy libre! ¡Dios me ha hecho libre!
Lo saco del medio que le enrostraba su triste realidad. Gen. 12:1.
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela,
y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
La primera pared de la tienda de Abraham que Dios desmantelo fue la
de la realidad.
· Dios lo saco del sitio que le mostraba y le decía que era estéril.
· Lo que representaba la esterilidad de aquel tiempo.
· Ver tus sueños y anhelos más profundos cumplidos en otros.
· Dios lo saco de ese medio a un lugar decorado de circunstancias en
la que sí podría vivir esta gran promesa. o Mateo 9: La hija de Jairo.
Después que salió de allí se situó entre Bet-el y Hai (Entre Luz y
Arrepentimiento) este último está en Josué Jos.7:5-13.
Como termino: Siendo el deseado.
La falta de Firmeza en lo que creía. GEN. 16:1-2 y GEN. 21:10.
A pesar de tener una promesa dictada por el mismo Dios en 3
ocasiones diferentes de formas espectacular, Abraham creía mas en
su esterilidad que en que Dios. Vivía más tiempo encerrado en su
tienda, que espetando las estrellas del cielo y admirando las arenas
del mar.
Cometario:
En las iglesias hay muchas personas que saben creerle a Dios y
adorarle cuando todo está bien.
Hombre y mujeres cuyas vidas son sorprendentes cuando las cosas
son favorables. Pero en el momento que empiezan a complicarse y no
salen en el tiempo y forma que ellos esperaban empiezan a:
· Tomar malas decisiones.
· Hacer crisis emocionales.
· Empiezan a darle una manito a Dios, haciéndole caso a todo lo que
la gente dice.
Para poder salir de la tienda debes:
· Tener firmeza.
· Tener coraje.
· Pararte por encima de lo que pueda estar sucediendo.
· Demostrarte a ti, al diablo y a la gente, que eres un hombre que le
cree a Jehová.
· Debes barrer de tu vida con todos aquellos que te hacen quitar la
mirada de Jesus.
INESTABILIDAD EMOCIONAL. GEN. 14:14-16 & GEN 12:11-13;
GEN. 20:2.
Una de las cosas que Dios estaba sacando del corazón de Abraham
era la inestabilidad emocional. Para algunas cosas era un tremendo
hombre de Dios y para otra era un gran gallina.
Y así conocemos muchas personas en el pueblo de Dios.
· Un día son tremendos(as) héroes de Dios y al otro día son las
personas más trágicas de todo el mundo.
· Los vemos que un domingo vienen al culto llenos del espíritu santo y
al siguiente servicio hay que recogerlo con cuchara.
· Personas que tú no sabes cómo le amanecerá el día.
· De esas que hay que verlas antes de entrarle.
· Porque son inconstante en todo. Impredecibles.
· Apáticos, el culto lleno de gloria y los ves parado o sentados como si
nada.
Por lo general tienen la filosofía que como les vaya ese día en su
casa, así son en la iglesia.
Sal de la tienda y Diga con migo ¡Yo soy libre! ¡Dios me ha hecho
libre!