UNIVERSIDAD PRIVADA DE TACNA

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS















CURSO SEMESTRAL DE DERECHO FINANCIERO

1era Parte


VIII SEMESTRE





SEPARATA










DOCENTE: Abogado Démber S. Fernández H. Aragón
Bachiller en Contabilidad.



Tacna, Junio del 2010



2
UBICACIÓN DEL DERECHO FINANCIERO EN EL DERECHO EN GENERAL.-

1.- Derecho Público y Derecho Privado:

El estudio adecuado de una Ciencia implica que, en la misma, se distingan partes bien delimitadas y
claramente reconocibles. Lo cual es aplicable a la ciencia del Derecho.

Una primera división en la Ciencia del Derecho es debida a los Juristas Romanos. Estos distinguían
entre Derecho Público y Derecho Privado, división centrada en el criterio de “utilidad” – pública o privada –
de la relación. Derecho Público es el que dice relación a las cosas del Estado (publicum ius est quod ad
statum rei romanae spectat); Derecho Privado es el que dice relación al interés de cada uno de los miembros
de la sociedad: “privatum, quod ad singulorum utilitatem pertinet”. Este criterio de distinción por razón de la
utilidad es frágil. ¿Podrá mantenerse actualmente una distinción fundada en la contraposición entre utilidad
privada y utilidad pública?

En el mundo de hoy, primer lustro del siglo XXI el Estado cubre la Sociedad entera, mirando a
proteger la universalidad de los individuos; día a día crece la interferencia de los Poderes públicos incluso
fuera ya de lo que antes era la denominaba órbita de los países socialistas en los que casi se apagó las
distinciones entre lo que pertenecía al estado y lo que, de manera permanente, se garantizaba a los ciudadanos
como propio de ellos.

Caído el muro de Berlín, materializada la perestroika, disuelta la URSS y pese a todo ello, persiste en general
la interferencia del Estado, ¿Está justificada la distinción tradicional entre Derecho Público y Derecho
Privado? Hay autores que se deciden por la respuesta negativa. Tal el caso de Hans Kelsen que establece una
identidad esencial entre Estado y Derecho, siendo el primero la persona a la que debe ser referido el
ordenamiento jurídico considerado como un todo. Para Gustav Radbruch, Derecho Público y Derecho
Privado son meras categorías históricas, formas que a través del tiempo, reciben un contenido variable y se
revisten de carácter técnico y pragmático.

Según nuestro modo de ver las cosas, la distinción todavía tiene valor, aunque alterando fundamentalmente la
teoría Romana, que sólo tenia en cuenta el elemento del interés de la colectividad y el de los particulares. No
se trata de una postura equivocada; pero sí incompleta. Es preciso llegar a una determinación mas afinada de
los elementos distintivos, así como poner de relieve la correlación dinámica y dialéctica que existe entre los
dos sistemas de Derecho el Público y el Privado-,cuya síntesis de expresa la unidad de la experiencia jurídica.

Hay, dos maneras complementarias de hacer la distinción entre Derecho Público y Derecho Privado.
Un atiende al contenido; otra pone énfasis en el elemento formal. Entre ambas no hay un corte tajante. El
esquema que sigue tiene en cuenta las notas distintivas prevalentes:

A) En cuanto al objeto o contenido de la relación jurídica.

a.1. Cuando se atiende inmediata y prevalentemente al interés general, el Derecho es
Público.
a.2. Cuando se atiende inmediata y prevalentemente al interés particular, el derecho es
privado.

B) En cuanto a la forma de relación:

b.1. Si la relación es de coordinación, generalmente se trata de Derecho Privado.
b.2. Si la relación es de subordinación, generalmente se trata de derecho público.

El contenido de toda relación jurídica es siempre un interés, (tomando esta
palabra en su acepción genérica, que comprende tanto los bienes de naturaleza patrimonial como los
de orden espiritual). Lo que caracteriza a una relación de Derecho Público es el hecho de atender, de
manera inmediata y prevalente, a un interés de carácter general. Lo que nos permite caracterizar la
“publicidad”. De la relación es el predominio y el carácter inmediato del interés. Cuando una norma
prohíbe que alguien se apropie de un bien ajeno, no está atendiendo solo al interés de la víctima,
sino que inmediata y prevalentemente atiende al interés social. Por este motivo, el Derecho Pernal es
un Derecho Público, puesto que mira a asegurar los bienes esenciales de toda sociedad.

Por otro lado, existen relaciones intersubjetivas en virtud de las cuales uno de los sujetos
tiene la posibilidad de exigir del otro la prestación o la abstención de un determinado acto. Hay
3
casos en que las dos partes están situadas en un mismo plano, contratando o tratando de igual a
igual. En otros casos, una de las partes asume una posición de eminencia, de tal suerte que existe,
entonces, un subordinante y un subordinado. Dos ejemplos contribuirán a clorar la cuestión:

Un individuo adquiere algo, recibiendo la cosa adquirida y pagando su precio. Estamos ante
una relación de compra-venta. Tanto el comprador como el vendedor se encuentran en una misma
situación, en un mismo plano de suerte que la relación es de “coordinación”. Estamos ante una
típica relación de Derecho Privado.

Si, por hipótesis, la Municipalidad de Tacna adquiere un bien económico a un particular, el
hecho de que la parte compradora sea una persona jurídica de Derecho Público no altera la
naturaleza de la relación. Se trata de una relación de Derecho Privado, porque la Municipalidad no
está ejerciendo entonces una función de gobierno, sino que está obrando como si fuera un
particular.

Al lado de estas relaciones de coordinación, tenemos otras en las que el estado aparece en
posición eminente, institucional, es decir, manifestando su autoridad organizada. Si se dispone una
convocatoria de elecciones es evidente que estaremos ante una relación de Derecho Público. El
Elector no está ante el Estado en pie de igualdad: existe una prescripción por parte del Estado, y el
ciudadano le debe obediencia bajo la amenaza de aplicación de sanciones. Estamos ante una relación
de Derecho Público.

2.- Derecho Financiero:

El Derecho Financiero constituye una de la ramas principales del Derecho Público y hasta hace paco
ha sido estudiado como parte complementaria de las Ciencia de las Finanzas, más últimamente ha
tenido un vertiginoso desarrollo como resultado inmediato de la creciente expansión del Estado.

El profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sao Paulo Brasil, la define como
“disciplina jurídica que tiene por objeto la actividad del Estado que concierne a la forma de
realización de los ingresos y gastos necesarios para la consecución de sus fines. Nótese que se refiere
a la forma de realización, pues son la Ciencia de las finanzas y la Economía las que proporcionan a
los administradores los elementos indispensables de la política financiera. En el estado de derecho,
las medidas económico-financieras deben adecuarse a formas jurídicas, institucionalizándose como
garantía de los individuos y del propio Estado. Puede decirse que el Derecho Financiero es la ciencia
de las Finanzas en su proyección y potenciación institucional, es decir, en cuanto que sus objetivos,
en virtud de las opciones de l apolítica financiera del país, se encarnan en un sistema de principios y
normas al que se debe adecuar la actividad del Fisco. De este modo se construye una estructura
normativa y se elaboran los modelos jurídicos que instauran relaciones entre las personas y el Estado
en cuanto al Fisco.”

Para redondear la idea el mencionado Catedrático Brasileño indica que ”naturalmente vinculado al
Derecho Financiero se desarrolla el Derecho Tributario que se refiere propiamente a las relaciones
entre el Fisco y los contribuyentes, teniendo como objeto primordial el campo de los ingresos de
carácter compulsorio relativos a la imposición, fiscalización y arrendamiento (sic) de impuestos, tasas
y contribuciones, determinándose de manera complementaria los poderes del estado la situación
subjetiva de los contribuyentes en forma de complejo de derechos y deberes. Concepto clave del
derecho tributario es el de Hecho-gobernador de la incidencia fiscal, el cual, como todo hecho
jurídico, sólo puede ser comprendido como hecho inserto en una estructura normativa constituida
en función de los valores económicos financieros que el Estado se proponga realizar”.

Por su parte Pedro Flores Polo sostiene que es la Ciencia del Derecho que tiene por objeto el
estudio del “aspecto jurídico” del fenómeno financiero. Su contenido lo constituyen las normas
jurídicas que regulan la actividad financiera, entendida como una rama de la administración pública.
La generalidad de sus instituciones se encuentran inmersas en la temática de diversas disciplinas
jurídicas, de naturaleza distinta entre sí, lo que le confiere heterogeneidad, abarcando cuestiones
tributarias, monetarias, bancarias, financieras, contables, de control, empréstitos internos y externos,
presupuesto empresas estatales, etc.

Luciano Castillo define al Derecho Financiero como la disciplina jurídica que hace el estudio
sistemático de las normas de las funciones de la percepción, administración y empleo de las rentas
del Estado y corporaciones públicas, para el cumplimiento de sus objetivos así como de los
4
preceptos que corresponden a la aplicación de las normas financieras, relativos a las relaciones entre
los poderes públicos del Estado con los miembros de la colectividad.
Eheberg dice de esta rama del Derecho, que es “la exposición sistemática de la legislación en lo que
respecta al Tesoro, a la organización administrativa y a la estructura de los impuestos, de las tasas y
de la deuda pública.

Manuel de Juano menciona que “las normas legislativas, reglamentarias y administrativas que rigen la
adquisición, la administración y la inversión de las riquezas requeridas por los entes políticos para
satisfacer las necesidades públicas en su conjunto, constituyen el llamado “Derecho Financiero, que
aunque algunos lo identifican con el Derecho Tributario, Impositivo o Fiscal, tiene con respecto a
éstos una mayor amplitud.

De las definiciones vertidas queda evidente que el derecho Financiero reposa en la Ciencia de las
Finanzas, ya que al formular las normas o leyes financieras es indispensable el conocimiento de
teoría financiera, mas no solo se reclama el uso correcto de los conceptos económicos y financieros
que se tenga que manejar y el conocimiento de las repercusiones de las medidas que se dicten en la
economía del Estado y en la economía privada, sino que esta legislación tiene que dictarse con la
precisión que da el dominio de las ciencias básicas para la correcta interpretación y aplicación del
Derecho.

ETIMOLOGIA DE LA PALABRA FINANZAS.- Proviene del griego “finos” y así pasó al latín “finis”,
que significa “fin”, considerando como tal el pago con el que se concluyen los negocios entre los hombres;
consecuentemente, su significado sería “fin de los negocios jurídicos”. Otros autores sostienen que Finanzas
es un Galicismo que significa “Hacienda”, y tal es el sentido que se le confiere en América Latina, a tenor del
Maestro Flores Polo.

Griziotti alude que, proveniente del latín, Finanzas quiere decir “diferentes medios necesarios para los gastos
públicos la consecución de los fines del Estado”. El tratadista Mexicano Flores Zavala dice que Finanzas
significa todo lo que tiene relación con la moneda o con transacciones en moneda.

Schultz y Harris dicen que la palabra Finanzas se refiere a todas las categorías y formas de las transacciones
monetarias; y Finanzas Públicas es el estudio

De los hechos, de los principios y de la técnica de obtener y gastar los fondos de los cuerpos
gubernamentales.

DEFINICIONES DE LA CIENCIA FINANCIERA.- Wolfgang Héller la define como la Ciencia de los
medio por los que el Estado se procura y utiliza los recursos necesarios para la cobertura de los gastos
públicos los recursos necesarios para la cobertura de los gastos públicos, mediante la distribución entre los
individuos de las cargas resultantes. Es la Ciencia que estudia la actividad de Estado cuando éste utiliza
medidas especiales o “financieras” como gastos, tasas, impuestos, empréstitos, medidas monetarias,
presupuestos. Federico Flora la define como la ciencia que estudia los Principios abstractos, los objetivos
políticos y las normas legislativas que rigen la adquisición, la gestión y el empleo de las riquezas requeridas por
los entes políticos para la satisfacción de las necesidades públicas.

Luigi Einaudí define a la ciencia de la Hacienda como la Ciencia de las leyes, según las cuales los hombres
proveen a la satisfacción de ciertas necesidades particulares, que, para distinguirlas de las necesidades
ordinarias privadas, se llaman públicas.

Adolfo Wagner, clásico del pensamiento financiero indicaba que la Doctrina sobre, el Presupuesto del Estado
se llama Ciencia Financiera. Su objeto es,- conforme a los Principios del derecho General del Estado y la
influencia de la obtención de los recursos por el Estado, sobre la economía nacional, así como de
pronunciarse sobre el método correcto de proporcionar ingresos al estado.

F.S. Nitti sostiene que la Ciencia Financiera estudia de qué manera el Estado y las Comunas se procuran la
riqueza material (recursos) para su existencia y funcionamiento, y de que manera la emplean.

Wilhelm Gerloff da un nuevo concepto de la Ciencia Financiera, indicando que: el objeto de la nueva ciencia
financiera no es el tradicional, es decir la satisfacción de las necesidades de las instituciones públicas, sino la
organización y dirección, mediante la política fiscal, de las necesidades, tanto de las instituciones públicas, y en
primer lugar del estado, cuanto de toda la economía nacional.

5
En conclusión tenemos que las Finanzas Públicas tienen como objeto de estudio la manera cómo el Estado
obtiene sus ingresos y cómo efectúa sus gastos. A la Ciencia Financiera o Finanzas Públicas le corresponde
determinar las múltiples vías APRA que el Estado se procure ingresos, conforme a razonamientos técnicos y
límites precisos; así mismo señala los caminos factibles del gasto público y sus limitaciones.
RELACION ENTRE CIENCIA FINANCIERA Y DERECHO FINANCIERO.- El nexo evidente
se apreció con claridad al insertarse en la Constitución de 1979 en su art. 142 el siguiente tenor: “La
Tributación, el Gasto y el Endeudamiento Público guardan proporción con el Producto Bruto Interno, de
acuerdo a ley”.

Si bien dicho artículo no ha sido reproducido en la actual Constitución de 1993, ello no obsta a que las
decisiones financieras estatales se asuman enmarcadas en dichos parámetros que cautelan haya equilibrio
entre ingresos y egresos. Se entiende por P.B.I. la suma de todo el esfuerzo productivo obtenido en un año,
comprendiendo la suma de los sgtes. Rubros: a) salarios y suplementos de salarios; b) Ganancias Netas de las
empresas individuales; c) Rentas; d) Intereses; e) Dividendos; f) Impuestos sobre utilidades de Sociedades
Mercantiles g) Utilidades no distribuidas; h) Impuestas Indirectos y otros pagos hechos al gobierno; i)
Amortizaciones (desgaste de bienes de capital).

Hurst indica que: “El PBI. Es el valor de mercado de la producción total de bienes en un año dado, antes de
haber deducido cualquier capital que se tenían en existencia a principios del año, e incluye información acerca
del valor de la producción agrícola, minera, industria servicios públicos y profesionales, etc.”

ELEMENTOS DE LAS FINANZAS PUBLICAS.- En base al planteamiento del profesor Héctor B.
Villegas, asumimos que existen 4 elementos esenciales:

1.-NECESIDAD PUBLICA.- Son las exigencias que tienen expresión pecuniaria y que nacen de la vida en
colectividad y que solo pueden ser satisfechos mediante la actuación del Estado, donde las mas elementales
hasta la programación del desarrollo económico-social, que es responsabilidad del Estado Moderno, sea
intervensionista o no.
Recordemos que existen en otro ámbito las necesidades privadas, que corresponden a cada ser humano desde
que nace y que se clasifican en Primarias o Vitales, Secundarias y Suntuarias o de lujo, las que se objetivas con
independencia de la vida en colectividad; en cambio existe otro grupo de necesidades que solo se generan al
convivir el ser humano con un similar por lo que se les denomina “Publicas” y que actualmente se les clasifica
en: Esenciales, y No Esenciales, en el sentido que de su satisfacción o no, depende la existencia del propio
Estado; así tenemos que las necesidades públicas esenciales serían:

- El Orden Interno
- La Defensa Nacional
- La administración de Justicia.

En tanto que las necesidades públicas no esenciales agrupan:

- Educación - Salud - Seguridad social
- Vivienda - Transporte - Alimentación, etc.

Estas últimas pueden ser satisfechas por la iniciativa Privada (Capitalismo o “economía globalizada”) sin que
por ello la existencia del Estado sufra menoscabo, como actualmente se tiende.

2.- SERVICIO PÚBLICO: Son las Actividades que el Estado realiza en procura de la satisfacción de
las necesidades públicas, esenciales o no esenciales; para ello crea organismos que conjugan recursos
humanos, materiales y financieros; así:

- Policía Nacional del Perú, para satisfacer el Orden Interno (tal
- Ministerio de Defensa: Ejército, Marina y Aviación para la Defensa Est.
- Poder Judicial y Ministerio Público para la Administración de Justicia y para satisfacer las necesidades
Públicas no esenciales:
- Diversos Ministerios (vivienda, salud, Economía, Agricultura, Minas, etc.
- Instituciones como ESSALUD, Beneficencias, etc.

3.- GASTO PUBLICO: Incluye los desembolsos que le Estado debe realizar en dinero, bienes y
servicios para satisfacer los requerimientos de los servicios públicos, sea en gastos corrientes o no
corrientes.
6

4.- RECURSOS PUBLICO: Comprende los ingresos que obtiene el Estado para afrontar los Gastos
Públicos, los cuales provienes de: Tributos (Impuestos, Tasas, Contribuciones) Endeudamiento (Externo
o Interno) Redimiendo del propio patrimonio (Canon, Utilidades por actividad empresarial etc.) y
Percepción de Donaciones.

DIFERENCIAS ENTRE FINANZAS PUBLICAS Y PRIVADAS.- La diferenciación muy relativa, ya
que la Economía, ámbito en el que se desenvuelven las Finanzas Públicas y Privadas es una sola, porque se
realiza en un pa... en una época determinada, con la conjunción de elementos públicos similares privados que
se Inter -relacionan, sometiéndose a principios similares.

En ambas Finanzas los Gastos e Ingresos deben determinarse al mismo tiempo, siendo necesario fijar la
cuantía de los gastos en relación con las posibilidades de ingresos, y a su vez calcular éstos según la cuantía de
los gastos indispensables.

Según el Maestro Flores Zavala, las diferencias fundamentales que existen entre las Finanzas Públicas y las
Privadas, son:

a) POR LAS FUENTES DE INGRESOS.- en la privada se derivan de tres fuentes:

- El esfuerzo personal de los individuos (sueldo o salario)
- La explotación de su capital (utilidades, dividendos, intereses.
- La combinación de ambos factores.

La fuente característica es el rendimiento de su fuerza de trabajo, vía sueldo o salario, cuando se refiere a
personas naturales

En cambio, en la Finanzas Públicas, los ingresos se derivan fundamentalmente de los tributos que el Estado
exige como prestaciones pecuniarias de tipo coactivo, en ejercicio de su Poder de Imperio reservándose para
sí dicha potestad (Reserva Legal prevista en la Constitución) siendo detracciones de la riqueza patrimonial.
Esta fuente es típica de las Finanzas Públicas. Y luego tenemos otros como el rendimiento de sus bienes, la
inversión en empresas públicas, y los préstamos que percibe de fuente interna o externa.

b) POR EL OBJETO DE LA INVERSIÓN.- la privada persigue obtener la satisfacción de
necesidades concretas, posibilitando una relación precisa entre el gasto hecho y la satisfacción lograda;
pero, en las finanzas públicas, la inversión principal se realiza en primer lugar la inversión tiene como
objeto principalmente la prestación de servicios públicos generales, no pudiendo establecerse una
relación precisa y visible entre la necesidad individual de los miembros del Estado y la satisfacción que
proporciona la inversión hecha por el ente público, como es el caso de la Defensa Nacional, etc.

c) POR EL CARÁCTER PERMANENTE DEL ESTADO.- Además de la imprescindible
dimensión espacial, el Estado tiene una vigencia en el tiempo de carácter indefinida, lo cual le permite
que NO necesite ahorrar en la posibilidad de obtener ingresos extraordinarios vía el tributo o el
endeudamiento; las reservas tienen diferentes connotación como lo veremos mas adelante y la liquidez
en Moneda extranjera se justifica para dar fluidez al intercambio internacional y un margen prudencial
para adquisición de material bélico al contado. En las Finanzas Privadas, tratándose de Personas
Jurídicas, es del ley se señale la duración de éstas y, sean personas naturales o jurídicas siempre
requieren del ahorro.

d) POR LA IMPERATIVIDAD DE LAS DECISIONES FINANCIERAS.- Como lo explicita
Sergio F. La Garza, la actividad financiera estatal se ejecuta mediante el empleo del Poder Coactivo del
Estado, de manera tal que cuando los particulares sujetos a la soberanía tributaria no acceden
voluntariamente a transferir a aquel una parte de su riqueza que el Estado les demanda, la maquinaria
administrativa se pondrá en marcha para obligar al particular a que se desprenda de esos recursos
(Procesos de Ejecución Coactiva de SUNAT, etc.).

En las Finanzas Privadas en cambio prevalece el Convenio, el mutuo acuerdo, ya que se trata de
relaciones de Coordinación y si surge el Conflicto de intereses con relevancia jurídica, se recurre al
Estado – Administración de Justicia para solución; también se puede recurrir al Arbitraje por
excepción, pero siempre interviene al Estado como final dirimente o en la ejecución.

7
e) POR LA ESPECIALIDAD DE LOS SERVICIOS.- O exclusividad, en razón que la actividad
estatal se realiza en forma de Monopolio, en el sentido que los servicios Públicos Esenciales que
presta el Estado son exclusivos de éste y las excepciones existentes lo son en orden interno p. Ej. Con
la Vigilancia particular (Watchman) o Rondas Campesinas y Urbanas y en Administración de Justicia
con el Arbitraje; mas estas excepciones son áreas reguladas, reconocidas y a que transitoriamente no
puede satisfacerlos a cabalidad; en Defensa Nacional no se aprecia excepciones. Técnicamente se usa
los términos “Especialidad o Exclusividad” ya que dichos servicios en realidad son gastos, y por tanto
no se cae en contradicción con le mandato Constitucional que prohíbe los Monopolios (art. 133 C´79
y art. 61 C’93) ya que estas se refieren a actividades empresariales propiamente dichas. Los servicios
públicos esenciales son inherentes a la razón de existir del Estado, forman parte de su “mismidad” y
funcionan como un seguro de vida, ante las fuerzas internas y externas de repulsión, cohesionando la
Nación en el Territorio bajo una forma de Administración Estatal singular.

En las Finanzas Privadas en cambio se persigue el Monopolio y demás prácticas restrictivas de la libre
competencia, buscando que esta permita brindar un mejor servicio a los ciudadanos en la satisfacción
de las necesidades Privadas.

f) POR EL FIN O CARÁCTER LUCRATIVO.- La actividad financiera privada tiene un fin
eminentemente lucrativo y la excepción son las actividades No lucrativas (ONG´s, Fundaciones, etc.)
y su magnitud y dinamismo determinan la salud de la economía. En cambio, la actividad Financiera
Estatal se caracteriza porque los servicios públicos involucrados NO son reproductivos, no buscan
Utilidades al término del ejercicio, pero tienen repercusión en la consecución del Bien Común y de su
existencia depende la existencia misma del Estado, cual pólizas de seguro, la excepción en ésta área lo
constituyen las “Empresas del Estado” cuya dimensión (180 en su mejor momento) evidencian un
experimento que no ha dado resultado, de allí el actual proceso de Privatización. Sus Administradores
y la Legislación no concordaban en cuanto al fin: el lucro o solo el servicio, y en este caso devinieron
en “gasto”, lastre para el Estado

MOMENTOS CONSTITUTIVOS DE LA ACTIVIDAD FINANCIERA.- Tres son los momentos
según nos ilustra De Juano:

a) ADQUISICIÓN DE LOS MEDIOS.- Implica el estudio y análisis de las condiciones en que
el Estado puede detrás del patrimonio de los particulares la parte de riqueza que,
conjuntamente con sus ingresos originarios, patrimoniales o dominiales y el crédito público,
forman el cuadro de sus recursos.
b) ADMINISTRACIÓN DE LOS RECURSOS.- Tarea propia de la administración pública,
que se cumple por intermedio de los funcionarios del Estado, conforme a los Principios
Financieros de la Constitución Nacional y Leyes dictadas en su consecuencia.
c) INVERSIÓN DE LOS RECURSOS.- O Gasto Público, responde al programa trazado por
el Estado según su prospecto financiero, vale decir según su presupuesto de Gastos. La
estimación del Gasto Público y el cálculo de recursos hemos de hallarlo dentro del Estado
según su Presupuesto Nacional.

COMPONENTES DE LA BALANZA DE PAGOS:

A) BALANZA COMERCIAL.- ES la comparación entre las exportaciones y las importaciones
de un país durante un año.
Si la Exportación es mayor que la importación, es favorable.
Si la exportación es menor que la importación, es desfavorable.
Si hay igualdad, la Balanza se denomina equilibrada.
B) BALANZA DE SERVICIOS.- o de “pagos invisibles”, comprende lo que no se registra en
importación o exportación directamente, pero son sumas de dinero que salen o entran al país,
tales como:

- Los gastos de transporte: fletes que se cancelan o cobran.
- Los gastos de seguros: que se cancelas o cobran
- Los intereses y dividendos de los capitales cobrados en el extranjero o viceversa.
- Los gastos efectuados por los extranjeros en el país y viceversa.
- Las comisiones de los banqueros nacionales cuando realizan operaciones en el exterior y viceversa.
- Las deudas de guerra, etc.

8
LOS TERMINOS DE INTERCAMBIO.- O “relaciones de precios entre los bienes que se transan” han
evolucionado en un sentido manifestante desfavorable para los países exportadores de materias primas y de
alimentos. Esto es, los productos elaborados, manufacturados, ofrecidos por las naciones industrializadas
mejoran constantemente su relación con respecto a las materias primas, venidas de áreas por lo general sub. -
desarrolladas. Cada vez se requiere exportar mas materias primas para trocarlas por el mismo numero de
maquinarias; según informe de las Naciones Unidas, teniendo como año base 1870, en que se trocaban 100
unidades de materia prima por otras 100 de productos elaborados, a la fecha por esas 100 unidades de materia
prima solo nos contra prestan 40 unidades de bienes industriales; prácticamente, entonces, se tiene que enviar
mas del doble de mercaderías al extranjero para adquirir el mismo volumen de bienes importados en el año
base. Así pues, del análisis de las “ventajas comparativas” debe pasarse a explotar las “ventajas competitivas”.

Es que no se ha producido lo que los economistas clásicos previeron con respecto a la división internacional
del trabajo; las técnicas de fabricación de productos industriales han adelantado mucho más que las técnicas
de extracción de recursos naturales, por tanto el precio de los productos industriales debería haber bajado con
respecto al de los recursos naturales-materias primas. El porqué no sucede tal cosa, se debe en parte a que los
países industrializados no aprovechan los frutos del progreso técnico para bajar los precios de venta, sino que
los guardan para sí, elevando el nivel de vida de sus poblaciones y acelerando el ritmo de sus economías. Otra
causa es que la demanda por la mayoría de productos básicos crece con suma lentitud. El progreso técnico
(producción en escala, automatizada-robots- y opción por sustitutos) por un lado, y el hecho que dichas
naciones industriales no aumentan otra causa es que la demanda por la mayoría de productos básicos crece
con suma lentitud. El progreso técnico (producción en escala, automatizada-robots- y opción pos sustitutos)
por un lado, y el hecho que dichas naciones industrializadas no aumentan las compras de bienes primarios al
mismo ritmo que crece su ingreso (ya que gastan una cuota mayor en servicios, entretenimiento, cultura, etc.)
explican en parte aquel proceso. Como alternativas se tienen diversificar la economía e implementar las
tecnologías nacionales. Sin embargo los primeros años del presente siglo asistimos a un incremento de precio
de algunas materias primas a partir del petróleo, llegando a record de US$ 111.00 el barril, lo cual aunado a
metales preciosos como el oro posicionan favorablemente a los exportadores de materia prima, pero ello no
necesariamente será una situación permanente, no existiendo estimados serios sobre cuanto dure la ventaja.

KEYNES Y EL INTERVENCIONISMO ESTATAL.- En un panorama de febril elaboración teórica,
aparece en la década del 30 del siglo pasado la “nueva economía” de John Maynard Keynes, profesor en la
Escuela de Economía de Cambridge en Inglaterra, quien intenta aclarar los cambios a corto plazo en los
niveles de producción, ofreciendo una nueva versión de las crisis, levantada sobre concepciones idealistas. En
este sentido plasma lo que luego vino a denominare “dirigismo” o “intervensionismo estatal dentro del
capitalismo”, en cuanto intenta justificar una ingerencia estatal “razonable” en la vida económica,
planteamiento que colocó a este autor en el centro de discusión de la economía política.

Keynes en su libro fundamental “Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero” hace depender los
niveles de ingreso y de ocupación de una sociedad, de 2 variables de origen psicológico que él considera
esenciales.

En primer lugar coloca lo que él denomina “PROPENSIÓN A CONSUMIR” o sea la tendencia subjetiva
de cada persona a consumir una parte determinada de sus ingresos. Sostiene: “la ley Psicológica fundamental
sobre la cual podemos basarnos con entera confianza, tanto “a priori”, partiendo de nuestro conocimiento de
la naturaleza dispuestos, por regla general o en promedio, a aumentar su consumo.

Como la propensión a consumir decrece a medida que aumentan los ingresos, se eleva recíprocamente otra
tendencia psicológica que Keynes designa como “PROPENSIÓN A AHORRAR”. Así se tiene que, cuanto
mayor es el ingreso que los individuos perciben, disminuye su “propensión a consumir” y aumenta
correlativamente la “propensión dejará de ser comprada, las fábricas que se ocupan de elaborar esta parte de
la producción cesarán, a su vez, de trabajar, produciendo la paralización de otros centros de trabajo, es decir,
se tienen como resultado la crisis de súper-producción o de sub - consumo.

Para evitar las crisis, el ahorro debe ser pues forzosamente utilizado (se advierte ya que en este esquema de
tendencias Psicológicas, resulta difícil si no imposible que el ahorro sea empleado, por haberse supuesto que a
mayores ingresos el consumo, o sea el objetivo final de toda la actividad económica, es menor. Pero Keynes
hace jugar otros elementos aún). ¿Por qué no es utilizado el ahorro?

Keynes sostienen que las personas que ahorran, son por lo general, distintas de las que invierten. Los
inversionistas tomando dinero o los recursos ahorrados por un interés. ¿Dé que depende que pidan o los
recursos ahorrados por un interés? ¿De qué depende que pidan esos ahorros?: del rendimiento o ganancias
que estiman que podrían alcanzar, o sea de los que él denomina EFICIENCIA MARGINAL DEL
9
CAPITAL. Si los inversionistas piensan que ésta “E.M.C. superará a la TASA DE INTERES que les pida,
solicitarán esos capitales. De donde tanto la tasa de interés como la eficiencia marginal del capital, se
convierten también en elementos sustanciales de sus teorías.

¿De qué depende la tasa de interés para Keynes?: por una parte de la CANTIDAD DE DINERO
CIRCULANTE: a mayor cantidad de dinero menor tasa de interés. Este elemento se encuentra por lo
general, en manos del Estado, quien puede regular la cantidad de circulante y de crédito de acuerdo con
estimaciones realizadas por los técnicos a cargo del organismo emisor (BCRP) o regulador del dinero. Pero,
por otro lado, la tasa de interés también depende para Keynes, de otro hecho psicológico que este autor
denomina: PREFERENCIA DE LIQUIDEZ.

El dinero, como se sabe, es un factor de pago y también de atesoramiento. Guardando dinero se reserva en
realidad, capacidad de compra de bienes que existen en la sociedad. Luego, si se puede utilizar ese dinero en
cualquier momento, pero mientras tanto, se deja de consumir cierta cantidad de bienes. Aquí tenemos ya el
comienzo de la crisis la abundancia de bienes o la correlativa disminución del consumo hace caer los precios,
reduce las ganancias que mejore la situación del mercado.

Las personas prefieren guardar su dinero en forma líquida según Keynes, porque pueden necesitarlo para
efectuar sus transacciones constantes. A esto le llama el “motivo transaccional”. También pueden guardarlo
para especular en el mercado de valores en la compra de acciones y otro títulos cuyos precios suben por la
gran demanda absorbiendo, en consecuencia, una mayor cantidad de dinero líquido que se sustrae a la compra
de bienes materiales o servicios. Este es el “MOTIVO ESPECULATIVO”. Y, finalmente, las personas
pueden guardar su dinero en forma líquida por Precaución, porque creen que las posibilidades de invertir son
malas, y que si compran bienes les será difícil deshacerse de ellos, lo cual ocurres cuando empieza la crisis y
durante ella.

Lógicamente, siendo mayor la “preferencia de liquidez los bancos que guardan el dinero de los ahorristas
tendrán mayor cantidad de capitales que ofrecer y bajarán la tasa de interés. Empero, aunque el interés sea
ínfimo, si los inversionistas suponen que no ganarán, porque el mercado no absorberá los bienes que
produzcan, no tomarán ese dinero. De donde, los FACTORES DETERMINANTES DE LAS
INVERSIONES vienen a ser:

- La tasa de interés
- La eficiencia marginal del capital,
- La propensión a consumir, que es la que determina la E.M.C., ya que si baja la “propensión a
consumir” los empresarios no darán curso a nuevos procesos productivos e incluso paralizarán su
producción.
EL NIVEL DE OCUPACIÓN, en resumen, según Keynes se determina por 4 hechos que denomina
“variables independientes” todos ellos de origen psicológico:

a) La propensión a consumir, que es fundamental
b) La eficiencia marginal del capital
c) La preferencia de liquidez
d) La cantidad de dinero circulante

Como se observa, esta teoría ha situado el impulso que acciona la economía en la conciencia de los hombres,
en sus motivaciones psicológicas, suposiciones o temores. Keynes no discute, ni le interesa en absoluto, la
división de la sociedad en clases antagónicas, ni la división social del trabajo, ni el modo de desarrollo de las
fuerzas productivas, relaciones de producción y modo de producción (categoría estas propias de la teoría
marxista de la economía).

Parte de la premisa, Keynes, de que el sistema sometido a su análisis se compone de empresarios y
consumidores y que adolece de fallas de ajuste que es preciso remediar. Sus conclusiones tendrán por
finalidad tratar de corregir esas fallas para lo cual recomienda utilizar al estado. Si éste no interviene
invirtiendo el ahorro no empleado, reconoce que el capitalismo se cumplirá como sistema. El objetivo de
Keynes es salvarlo, y para ello elabora su doctrina.

La otra vertiente teórica sin embargo sostiene que “el modo de producción de la vida material determina, de
una manera general, el proceso social, político e intelectual de la vida. No es la conciencia del hombre lo que
determina su existencia sino su existencia social la que determina su conciencia social. En esta línea de crítica
indican: Keynes sostiene que los individuos propenden a elevar su consumo pero no en la misma cantidad en
que incrementan su ingreso. El incremento del ingreso podemos situarlo en dos planos: el de la masa
10
trabajadora y el de los capitalistas: en el primer plano, prácticamente el integro de los salarios se gasta en
bienes de consumo personal, aunque el monto de los salarios aumente, alcanzarán a ser satisfechas
totalmente. No obstante, losa salarios no solo no han aumentado con respecto a la magnitud total del
producto, sino que han disminuido por la constante desocupación existente.


La plena ocupación, que es el fin perseguido por las tesis Keynesianas, resultaría incompatible con el
capitalismo industrial desde los orígenes de éste, ya que siempre ha existido el denominado “ejercito industrial
de reserva” constituidos por mano de obra desplazada por las máquinas y por el paro. En una etapa de
extraordinaria concentración de capital, la desocupación que no pierde su carácter permanente, crece en
volumen. En los países en que el Estado subsidia a los desocupados, el monto de las subvenciones alcanza
exactamente para evitar que una familia se muera de hambre. De modo que la oferta excesiva de mano de
obra mantiene constantemente los salarios a niveles bajos sin que los desocupados produzcan convulsiones; y
los impuestos de donde provienen estos fondos, se trasladan por la general a los pocos trabajadores formales.
Resulta así evidente que la denominada “propensión a consumir” es casi absoluta entre los asalariados y que
estos no ahorran nada.

DEUDA PÚBLICA.-

CLASES DE DEUDA:

a) DEUDA PÚBLICA INTERNA Y DEUDA PÚBLICA EXTERNA.- Ocurre que el Estado al
colocar un empréstito, se dirige mercado interno o al exterior; y en función de esta relación del
mercado con la colocación de la deuda, la deuda pública se le llama interna o externa.
Pero, aparte de la distinción mencionada, el mondo de deuda, en el caso de la externa, se expresa en
términos de la moneda nacional del estado acreedor, o de moneda de cuenta internacional. El dólar
norteamericano. Se considera como ventaja de la deuda interna que las cuotas por interés y
amortizaciones quedan en el país y que, como consecuencia, NO influyen en la balanza de pagos, lo
que sí ocurre con la deuda externa pues cuando hay servicio de la deuda, la cantidad que se paga por
amortización e intereses sale del país en deuda, y en nuestro país se objetiva en las “Cartas de
Intención” y en la práctica llenan el vacío de ausencia de planes Nacionales de Desarrollo con
criterio pragmático.

b) DEUDA DIRECTA Y DEUDA INDIRECTA.- La Deuda Directa es la que contrata el Estado,
afecta su patrimonio y adquiere la obligación de pagar, dentro de las condiciones en que se haya
suscrito el empréstito.
Deuda Indirecta es la que se contrata por otros organismo públicos, que se desenvuelven con cierta
autonomía (como Municipios y Universidades), o la que se a negociado por entidades particulares,
nacionales y aún extranjeras que residen en el país, a las que Avala el Estado...En esta deuda
Indirecta se debe considerar que financieramente entraña una carga para el Estado Avalante, pues ha
de cumplir con el servicio del préstamo, sino cumple el prestatario; y, aún económicamente tiene las
mismas repercusiones en la Balanza de Pagos, por las transferencias debidas al cumplimiento de la
obligación crediticia.

GESTION DE LA DEUDA PUBLICA.- La gestión normal de la Deuda Pública consiste principalmente
en el servicio de la deuda mediante el pago de los intereses estipulados en el empréstito correspondiente, y
asimismo en sostener las cotizaciones de los títulos en Bolsa, mediante la aplicación de medidas que sugiere el
juego de oferta y demanda en el mercado.

LA CONVERSIÓN Y LA CONSOLIDACIÓN.- La conversión de la deuda es la operación que consiste
en el cambio del título antiguo del empréstito por un nuevo título, que tiene el mismo valor de capital, pero
que rinde un interés menor o en un plazo mayor. De esta manera se disminuye la carga de interés anual a
pagar por el Estado. En términos generales con esta operación el Estado persigue mejorar su situación
económica en relación a las condiciones de la deuda, y no solo en el campo de los intereses, sino también del
plazo, pues la deuda a largo plazo es más llevadera para la economía estatal, ya que reduce la amortización
anual que hay que cubrir.

La conversión tradicionalmente se ha clasificado en Forzosamente y voluntaria. Forzosa cuando el tenedor
del título no tiene otra alternativa que aceptar el nuevo título con interés menor; voluntaria cuando se deja
escoger al rentista entre el título antiguo y el... lo nuevo. Generalmente se realiza por convenio
(Negociaciones con el Club de París; Plan Brady con la Banca Comercial etc.) El acreedor puede optar por el
reembolso de su capital en caso extremo.
11

La consolidación de la deuda en aquella operación que transforma la duda a corto plazo (deuda flotante) en
deuda a largo plazo.

AMORTIZACIÓN DE LA DEUDA.- Equivalente al reembolso. Al producirse esta operación, se reduce
no solo la carga del capital de la demanda pública, sino también la carga de intereses, puesto que el Estado ya
no tiene que pagar intereses por los títulos que haya amortizado.

MONETIZACION DE LA DEUDA PUBLICA.- es un procedimiento de grandes gastos públicos, que
produce generalmente inflación, o sea que determinada una disminución del valor de la moneda
proporcionalmente a la cantidad de la emisión monetaria; sin embargo la CEPAL la recomendaba “para
acelerar el desarrollo económico de los países pobres.

El Estado puede emitir Bonos del Tesoro para procurarse recursos, pero los ahorristas privados tienen una
limitada capacidad de absorción de esta clase de deudas; y tal medida no satisface los planes estatales. En este
estado de cosas se acude al Banco Central: éste aumenta el volumen del circulante en la cantidad solicitada,
mediante un reconocimiento de deuda, que no es muchas veces sino un hecho contable, con su consecuencia
económica para el público. Para esclarecer este proceso debemos tener presente, que es ley de la economía,
que el valor de la moneda baja, si el circulante aumenta a un ritmo superior al volumen de las transacciones en
mercaderías.

La inflación, en los hechos, se caracteriza por la presencia en el mercado de un exceso de medio de pago. Por
tanto, cuando hay mucho dinero, que no está en proporción al crecimiento productivo, solo la reducción del
volumen monetario puede asegurar el equilibrio de los precios. La monetización de la deuda o aumento del
circulante a disposición del Estado, a sido un recurso muy usado, a pesar de los perjuicios que puede producir
la actividad de la máquina “impresora de billetes”; y establecimiento un paliativo para el mal que representa,
se recomienda que la emisión de billetes se utilice como último recurso: con carácter provisional y
reembolsable.

RELACION DE LA EMISIÓN CON LA INFLACIÓN

AÑO EMISIÓN (CAMBIO) INFLACIÓN(%)
1987
1988
1989
1990
1991
1992
111
439
1783
5214
96
62
115
1722
2776
7650
139
57
Fuente: Cuánto (1992)

LIMITE DE LA DEUDA PUBLICA.- Existen pluralidad de factores a considerar.

INDICADORES ECONOMICOS

Son como la hoja clínica con la que los médicos siguen paso a paso la salud o enfermedad de un paciente. Se
trata generalmente de cifras y variaciones que dibujan un “cuadro” más o menos aproximado de lo que pasa
en la economía. Cuando la economía de un país es saludable, sus indicadores se desplazan con orden y en
forma equilibrada. No hay en tal caso demasiadas sorpresas, no se dan variaciones bruscas en los factores que
inciden en la toma de decisiones de los agentes económicos.

INFLACIÓN.- Consiste en el alza generalizada de los precios. Si bien los precios varían aún en una
economía sana, lo hacen en forma aislada y de acuerdo a los cambios en las preferencias del consumidor
(demanda) o en la cantidad de bienes y servidos producidos (oferta). La inflación en cambio es un alza de
todos los precios, que no ha sido creada por variaciones en la oferta o demanda de los bienes y servicios las
transacciones en el mercado.

El intercambio de bienes y servicios no se realiza como trueque. Para facilitarlo utilizamos medios de
intercambio como el dinero o los cheques. El estado control la oferta de los medios monetarios que se
utilizan este intercambio. La inflación se produce cuando el Gobierno pone en la economía más billetes de los
que se requiere para intercambiar los bienes y servicios existentes.

12
En muchas oportunidades el Estado ha utilizado su poder de crear dinero para financiar presupuesto
desequilibrado. Los Gobiernos difícilmente quiebran debido a que pueden tomas para así los billetes que
mandan imprimir.

DÉFICIT FISCAL.- ocurre cuando los gastos del Gobierno crecen por encima del nivel de sus ingresos. El
déficit fiscal viene a ser el saldo negativo en las cuentas del Gobierno, cuando los gastos exceden los ingresos
Fiscales.

Cuando el Gobernante se da cuenta que puede realizar gastos públicos a cuenta de la emisión de moneda, se
hace tan adicto a la inflación como la propia economía. La inflación sube los precios para producir y
consumir los mismos que antes, se requiere mas dinero.

Con el fin de medir el o la magnitud del faltante en las cuentas fiscales y poder compararla con el de los otros
años, el déficit se expresa como si fuera una parte del total de bienes y ser vicios producidos en el ejercicio,
como porcentaje del P.B.I.

PRODUCTO BRUTO INTERNO.- Para poder compara el desempeño de las economía nacionales, se
mide la producción sumando el total de bienes y servicios que se intercambian en el mercado, incluido los
montos pagados por concepto de exportaciones y deducidas la importaciones. A esto se llama el P.B.I., cuyas
variaciones reflejan en cierta medida el crecimiento o la caída de la actividad económica del conjunto de la
Nación.

El bienestar y calidad de vida mejoran cuando el país utiliza sus recursos (naturales, humanos, de capital) en
forma eficiente: crea menos riqueza quien necesita utilizar más cantidad de recursos en un determinado
proceso productivo. Esto vale para la familia, la empresa o el país.

EXPORTACIONES.- La capacidad de un país para vender más mercancías en el extranjero, mide la
eficiencia de la economía del país. Las empresas del mundo están cada día mas interconectadas y logran hacer
economía de escala debido a que se relacionan con otros mercados con mayor facilidad, debiendo el comercio
exterior en pieza clave para el crecimiento de la producción. En el nuevo orden mundial la capacidad de
exportación mide el grado de vinculación de un país con los demás, y se expresa comparando lo que se
exporta con lo que se produce en el país, o sea midiendo las exportaciones como porcentaje del PBI.

Pero la integración comercial supone adquirir del extranjero materias primas e insumos que requiere una
producción en proceso de expansión, para cubrir demandas de grandes mercados internacionales. El saldo
que dejan las exportaciones frente a las importaciones, se puede sumar a lo que resulta de otras operaciones
con el exterior, como los que dejan nuestras obligaciones y compromisos financieros, entre otros. Todos ellos
conforman las “reservan internacionales netas”.

RESERVAS INTERNACIONALES NETAS.- Las RIN miden indirectamente, el grado en que un país es
vulnerable a los cambios en la economía mundial. Las variaciones en el valor de las monedas, en los precios
de las materias primas o de los productos manufacturados van a determinar variaciones en los montos
obtenidos por exportación y los requeridos para importación.

INSTRUMENTOS DE POLÍTICA ECONOMICA

Lo que pase con la inflación, el déficit, la producción, las exportaciones y las reservas reflejan la
responsabilidad con que los gobernantes manejan los instrumentos de la política económica: también es el
resultado del acierto a desacierto de las ideas que ellos tienen sobre el significado de estas variables y de la
concepción que manejan acerca de cómo puede el Gobierno, influenciar en su evolución.

Los instrumentos de policita económica se pueden manejar bajo 2 esquemas generales:
a) Según principios del intervensionismo o estatismo.
b) Según principio de la economía de mercado.

Dentro de éste último caso tenemos:
1. LA POLÍTICA FISCAL: Que contempla instrumentos como:
1.1. El gasto público
1.2. Los impuestos
1.3. El endeudamiento: externo o interno

2. LA POLÍTICA MONETARIA:
13
2.1. La emisión monetaria
2.2. La tasa de encaje
2.3. Los redescuentos y operaciones de mercado abierto o compra-venta de valores del Gobierno
por parte del B.C.R.P.

3. LA POLÍTICA CAMBIARIA:
3.1. Determinación del tipo de cambio.
3.2. Régimen cambiarlo (administrado o determinado por el mercado)

4. LA POLÍTICA SALARIAL:
4.1. Determinación del tipo de cambio.
4.2. Régimen Cambiario (administrado o determinado por el mercado)


5. LA POLÍTICA COMERCIAL:
5.1. Los derechos de importación
5.2. Los aranceles.

6. LA POLÍTICA DE PRECIOS:
6.1. La determinación de los precios administrados, en una situación en la que el Gobierno los
fija, dada su posición monopólica (Ej. Combustible, electricidad, agua, comunicaciones
como “monopolio natural”).

LOS PRECIOS CLAVES MACROECONÓMICOS

Son aquellos que equilibran los principales mercados, es decir: el mercado de Bienes y Servicios tanto
nacionales como importados, el mercado de Dinero, y el Mercado Laboral. Dichos precios son:

- El tipo de cambio
- Los precios administrativos
- Los salarios
- El mercado laboral
- Los precios de Bs. y Ss.
- La tasa de interés.

Es una economía y salarios deben determinarse por el libre mercado, mientras que los precios administrados
en tanto los determina el Gobierno, deben calcularse con criterio de mercado.

PRINCIPIOS DEL ESTADO DE DERECHO
(Rechtsstaat)

- Supremacía de la Ley
- Igualdad ente la Ley
- Seguridad Jurídica
- Certeza y certidumbre de la Ley
- Primacía de las personas.
- Justicia rápida y eficaz.

DOMINIALIDAD

CONCEPTO DE DOMINIO PUBLICO.- Los bienes del Estado se disminuyen según correspondan al
dominio Público o al dominio Privado, y entre estos últimos según se destinen no al uso público. Los
primeros, si bien se pueden dar en uso y goce a los particulares, no son en principio susceptibles de actos de
disposición. Los segundos, en cambio, son susceptibles de cualquier acto de disposición, en la medida en que
no se encuentren aplicados al uso público.

Por razones de su propia naturaleza, los bienes de dominio Público están fuera del tráfico patrimonial del
Derecho común. En cambio, solo en tanto se destinen al uso público, los bienes del Dominio Privado del
Estado quedan fuera del tráfico patrimonial del Derecho común. Pero esta afectación al uso público de los
bienes de dominio privado del Estado no obedece a la naturaleza en sí de los mismos, sino al destino que se
les da.
14

Obedece pues a razones de su propia naturaleza que los bienes de Dominio Público sean:

- Inalienables.
- Imprescriptibles - Inembargables.

En cambio, los bienes del dominio privado del estado sólo son inalienables, imprescriptibles e inembargables
en tanto estén destinados al uso público. Pero una vez desafectados del uso público, los bienes del Dominio
Privado del Estado pueden sufrir cualquier acto de disposición sin que ello trasgreda o contravenga su
naturaleza. Es por ello que los bienes de Dominio Público no constan y no pueden constar en el Inventario o
Margesí de Bienes Nacionales, mientras que los bienes del dominio Privado del Estado, estén o no destinados
al uso público, constan en el inventario o Margesí de Bienes nacionales. Se dice, por ello, que el Estado no
tiene propiamente un derecho propiedad sobre los bienes de dominio público, sino que tan solo ejerce la
administración de los mismos a nombre de la colectividad. Se dice, por ello, que el estado no tiene
propiamente un derecho de propiedad sobre los bienes de dominio privado, estén o no destinados al uso
público. Es en ese sentido que a los bienes del dominio privado del Estado se les denomina BIENES
PATRIMONIALES. Es un este sentido, también que los bienes del dominio privado del Estado se sujetan
a las reglas presupuestarias de subasta o remate previa desafectación del uso público.

La naturaleza del derecho que el Estado ejerce sobre los bienes del dominio público ha venido a denominarse
DOMINICALIDAD, para singularidad frente al concepto de propiedad del Derecho Común. La
dominicalidad vendría a ser un Derecho Patrimonial de naturaleza pública, comparable más no igual a los
Derechos patrimoniales de naturaleza Privada.

A su vez, los bienes de Dominio Público estarías sujetos a un comercio de naturaleza distinta del comercio
privado ordinario: un “comercio administrativo, público”. La connotación más saltante de este comercio
administrativo sería que los bienes del dominio público se pueden dar en uso y goce a los particulares más no
así en propiedad. Hay quienes sostienen, sin embargo, que cualquier bien del dominio público puede ser
susceptible de actos de disposición, incluida la dación en propiedad a un particular, en la medida en que el
bien sea desafectado del uso público. Lo que lleva a sostener que no habría en realidad diferencia sustancial
entre los bienes del dominio público y los bienes del dominio privado, y que la dominicalidad y la Propiedad
son conceptos equiparables hasta equivalente.

En ese sentido la única diferencia es la Ley que sitúa unos bienes en el dominio público y otros en el dominio
privado pudiendo la misma ley desafectar o sustraer dichos bienes del dominio público y situarlos en el
dominio privado. Se sostiene, de otro lado que lo anterior solo es válido en parte, ya que la desafectación no
es posible con todos sino con determinados bienes del dominio público.

Nace así la distinción entre bienes del dominio público natural o necesario, y bienes del dominio público
artificial o accidental. Tratándose de los bienes del dominio público natural sólo podría ocurrir como un
reconocimiento legal de acontecimientos ocurridos en la naturaleza, más no así con un acto voluntario de la
autoridad. En cambio, la desafectación de los bienes del dominio público artificial puede ser efectuada por el
organismo público nacional o local que detente o sea el titular de la respectiva dominicalidad. Para este tipo
de bienes, el amparo final de su afectación o desafectación sí puede ser una ley o un acto administrativo; pero
se diferencian de los bienes patrimoniales del Estado, afectados al uso público, en que se rigen íntegramente
por el Derecho Público en vez del Derecho Común. La Dominicalidad nacional o local (esta última muy
común entre los países federales, mas no así entre los unitarios) no obsta para que la soberanía siga siendo
nacional. La jurisdicción en cambio se puede desdoblar, habiendo concurrencia de “jurisdicciones” nacional y
local, tratándose de países federales, y siendo única tratándose de países unitarios.

FORMAS DE USO Y GOCE.- los bienes del Dominio Público, en especial del dominio público natural o
necesario, se pueden dar en uso y goce a los particulares en forma colectiva o común, o en forma privativa o
especial.

El uso y goce común o colectivo se identifica con la libertad de circulación, de tránsito y de estacionamiento
momentáneo; se le considera como el ejercicio regular de un derecho individual; prácticamente es parte de la
libertad personal. Su ejercicio se identifica con la libertad de circulación, de tránsito y de estacionamiento
momentánea; se le considera como ejercicio regular de un derecho individual; prácticamente es parte de la
libertad personal. Su ejercicio está regulado por el poder de policía nacional o local, a través de reglamentos,
ordenanzas, etc. Normalmente no requiere autorización previa, y no tiene término; es igual para todos y es
gratuito.

15
El uso especial o privativo tiene, en cambio, diversas y varias formas de autorización. La forma mas común
de autorización, que se vincula más bien al poder de policía que al dominio público, es la licencia. Por eso a
veces se emplea para dar en uso y goce el dominio público cuando la autorización conlleva además una
especial connotación de poder de policía nacional o local.

Pero las dos formas clásicas de dar en uso y goce el dominio público son el permiso y la concesión. Ambas
tienen un común que son para el Derecho Público lo que las locaciones o arrendamientos son para el
Derecho Común, aunque tienen entres sí distinciones notables: así, los permisos casi siempre son
discrecionales; casi una tolerancia de la Administración; son actos esencialmente/unilaterales; tienen carácter
precario, por eso pueden ser fácilmente revocados; en la mayoría de casos se otorga “intuito personal”, de
manera que el permisionario difícilmente puede disponer de su permiso para enajenarlo o ser sucedido en él.
El permiso pues, no llega a configurar un Derecho real, al margen de que dicho derecho real sea de naturaleza
pública o administrativa, o privada o civil.

La concesión, en cambio, es un acto reglado; prácticamente es un acto contractual, de naturaleza bilateral;
consecuentemente, no puedes ser revocado discrecionalmente sino en caso de incumplimiento de las reglas
preestablecidas; su titular tienen la facultad de disponer del derecho de concesión; dicha facultad de
disposición lleva a sostener que proceden la acción posesoria y reivindicatoria, inclusive contra el Estado: la
concesión genera un derecho real, pues el derecho a la concesión, no la concesión en sí, se integra al
patrimonio de su titular y configura un activo, al margen de que se trate de un derecho real público o
administrativo, o privado o civil. Es por ello que hay una protección jurídica al derecho que la concesión
representa.

Normalmente las autorizaciones para usar y gozar del dominio público, trátese del permiso, concesión y otra,
se pueden EXTINGUIR por revocación, caducidad, nulidad, o ilegitimidad, desafectación y todas las demás
formas de extinción propias de los contratos de derecho común.

La revocación es una decisión unilateral de la administración por razones de oportunidad, conveniencia o
interés público; en caso de revocación se debe indemnizar al particular tanto el daño emergente como el lucro
cesante, y el particular tiene derecho a retener los bienes efectos al permiso o concesión.

La caducidad en cambio, equivale a la resolución del derecho privado; la extinción procede por el
incumplimiento por parte del propio particular, de alguna obligación legal o contractual. Quiere decir,
entonces, que la causa de la caducidad nace de un acuerdo de voluntades, expreso o tácito, previsto desde el
acto primitivo inicial que dio origen al permiso, concesión o autorización si la causal de caducidad es fundada
no hay indemnización para el concesionario, y mas bien puede haber para el concedente si le ha generado un
daño. Normalmente el particular puede retirar sus bienes afectos al dominio público, salvo pacto en contrario.

La extinción por ilegitimidad se da en los casos en que la autorización, trátese de permiso o concesión, nació
por un acto nulo. La oportunidad y el órgano que declara la ilegitimidad varían de una a otra legislación. En
algunas es procedente la declaratorio de ilegitimidad por el propio poder administrador si es que el particular
no ha hecho aún uso de la autorización; pero dicha declaratoria de ilegitimidad tiene que ser hecha por el
poder judicial si es que el particular ha hecho uso de la autorización. En última instancia lo determinante en
esta forma de extinción es, pues, lo que señalan las normas procesales administrativas.

Otra causal de extinción es la desafectación del dominio público de los bienes sobre los cuales ha recaído la
autorización: la desafectación normalmente ocurre por ley, pero puede darse también por acto administrativo,
salvo que la desafectación sea la consecuencia de hechos de la naturaleza; en todos los demás casos el
particular debe ser indemnizado.

Las autorizaciones, trátese de permisos o concesiones, también se pueden extinguir por cualquiera de las
causales que extinguen las relaciones de carácter privado, entre otras: vencimiento del plazo, renuncia,
quiebra, acuerdo de voluntades, etc.

CARGA PUBLICA.- Diversas son las formas de Carga Pública que asume el particular como
contraprestación por el uso y goce privativo o especial del Dominio Público.

El Canon es lo mas frecuente tratándose del Dominio Público Natural. La tasa es lo mas frecuente tratándose
de Dominio Público artificial. Pero sin duda lo más significativo desde el punto de vista económico son los
tributos que paga el particular: estos tributos pueden cobrarse en especie cuando convengan más a la
naturaleza del permiso o concesión. De manera que se puede decir que si bien el Canon y la tasa son
formalmente la retribución por la autorización para usar y gozar del Dominio Público, en realidad son los
16
tributos en dinero o especie 1° se que configuran la contraprestación o retribución por la autorización para
usar y gozar del dominio público. Por eso para la producción y el comercio, lo realmente relevante es
comprobar en que medida la legislación positiva permite que los bienes del dominio público entren al
comercio administrativo o público o al comercio privado ordinario cuando son desafectados del dominio al
comercio privado ordinario cuando son desafectados del dominio público; pues es sólo en esa medida en que
se generan ingresos tributarios y prospera en general el quehacer productivo. Para ello hay que distinguir entre
las diversas clases de dominio público natural, e indicar las formas del dominio público artificial.

Así, configuran dominio público natural la minería, la energía (petrolera o eléctrica), las comunicaciones
(televisión, radio o teléfono), la pesca y las aguas. Los bienes del dominio público natural normalmente
permanecen como tales y no son susceptibles de desafectación. Las tierras de montaña (dominio forestal) y
los terrenos eriazos son difíciles de clasificar. Tienen características de dominio público natural, pero al
mismo tiempo es usual que sean desafectados y entregados en propiedad a los particulares.

Configuran bienes de Dominio Público Artificial: los puertos, aeropuertos, carreteras, vías ferrocarriles y
demás vías de comunicación; las calles, plazas, cementerios, mercados (por ahora) y demás bienes urbanos de
uso público, y los bienes arqueológicos históricos y demás formas de dominio Monumental.

Los edificios públicos, las fortalezas y demás edificaciones que cobijan entidades públicas configuran bienes
del dominio privado del Estado afectados al uso público. Son, por tanto bienes patrimoniales, cuyo
tratamiento y estudio es parte de la gestión presupuestaria o financiera del Estado.

DOMINIO PUBLICO ARTIFICIAL.- El dominio público artificial comprende todos los bienes afectados
al uso directo o indirecto de la Comunidad. Su dominicalidad no proviene de su naturaleza sino de su destino
al uso público. Los puertos, sean mayores, menores o caletas, sean marítimos, fluviales o lacustres configuran
dominio público artificial.

Los aeropuertos, sean nacionales o internacionales, sean para pasajeros, para carga o mixtos, también
configuran Dominio Público Artificial. Las carreteras y ferrocarriles, sean nacionales, departamentales,
provinciales, distritales o comunales, configuran asimismo dominio público artificial. Algunas legislaciones
permiten, sin embargo que los particulares construyan y administren puertos y vías de comunicación terrestre,
pudiendo inclusive cobrar tasas por su uso; sin embargo, rara vez se llega a configurar lo que podría
denominarse un puerto o una vía de comunicación privada. Hay, casi siempre un contrato de concesión para
su explotación por un tiempo, luego de los cual todo revierte al Estado. Claro que el Estado siempre ejerce su
poder de Policía, en especial controlando las tarifas.

Las calles, plazas, mercados y demás construcciones urbanas también configuran dominio público artificial.
Para algunos, en este grupo están los cementerios, pero en realidad, existen tanto cementerios públicos como
cementerios, pero en realidad, existen tanto cementerios públicos como cementerios privados; lo que ocurre
es que el Estado ejerce un significativo poder de policía sanitaria sobre los cementerios: no es claro, pues, que
los cementerios revistan todas las características de los bienes del dominio público artificial; son mas bien
Bienes Patrimoniales, públicos o privados, sobre los cuales el Estado ejerce un poder de policía especial.
También forman parte del dominio público artificial los monumentos arqueológicos e históricos, sobre todo
en virtud del derecho de reversión.

Diversos son los mecanismos que se usan comúnmente para regular el dominio público artificial: casi siempre
un bien está dentro del dominio público artificial por afectación expresa de una norma, sea legal o
administrativa; inversamente, cuando un bien deja de cumplir su destino de uso público, puede asimismo, ser
desafectado por una norma legal o administrativa. En materia de dominio público artificial es corriente la
alineación de límites entre la propiedad privada y el dominio público artificial, en especial urbano. Cuando hay
nuevas alineaciones se tiene que expropiar la propiedad privada. Esta expropiación puede ser directa cuando
la inicia la propia administración, o inversa cuando la inicia el particular afectado; la inicia el particular
afectado por que si bien no ha sido expropiado aún, no puede efectuar obra alguna en su propiedad ya que
está destinada a que en el futuro forme parte del dominio público artificial.
Esto ocurre cuando existen proyectos de ampliación de calles, plazas, etc. Incluidos en el Plano regulador
urbano.

GASTO PÚBLICO

CLASIFICACION.- El gasto es un elemento esencial de la economía financiera, de allí que se ponga
especial interés en la clasificación, presentándose diferencias en este aspecto.

17
El profesor Maurice Duverger en su libro “Hacienda Pública” distingue 2 grupos de clasificaciones:

CLASIFICACIONES ADMINISTRATIVAS.- Se subdivide en:

a) Clasificación Orgánicas.- Cuando al elaborar los presupuestos, se ordena el Cuadro Administrativo de
los servicios públicos, o sea el de los Ministerios, y en el caso de las Cámaras legislativas y de la Presidencia
de la República, figuran en Gastos de los Poderes Públicos.
b)Clasificación Funcional.- Corresponde a técnica y léxico modernos, en el que se clasifican los gastos
según el de las distintas “funciones” que realiza el Estado, para darse cuenta exactamente del papel que
cumple en los distintos campos de la actividad humana; así tenemos: justicia, educación, defensa nacional,
sanidad, comunicaciones, etc. Esta clasificación se ha extendido con la convicción de que es la mejor forma
de relacionar el costo de la administración pública y su rendimiento.

CLASIFICACIONES ECONOMICAS.- Se subdividen en:

a.- Gastos Efectivos y de Transferencia.- Ciertos gastos del Estado constituyen un consumo efectivo; otros
son un simple desplazamiento de una sector a otro. Ejemplos de gastos efectivos son las compras de bienes y
servicios, sueldos y salarios del personal, intereses y amortizaciones de la deuda pública, etc.; y gastos de
transferencia son los de seguridad social, de asistencia, subvenciones...

b.- Gastos de Funcionamiento y Gastos de Capital.- Utilizando la técnica de los presupuestos modernos, en
los que se ha sustituido la distinción clásica de ordinarios y extraordinarios en función a si se reiteraban cada
año o si eran excepciones, por su naturaleza no renovables. La moderna clasificación tiene connotaciones
concretas: los de funcionamiento son los que normalmente se necesitan para el sostenimiento de la vida del
Estado y la ejecución de los Servicios Públicos, como los egresos que efectúa en mantener la burocracia,
adquisición y mantenimiento de material inmediato de consumo. En el otro grupo de gastos, denominados de
Capital, entre realmente la inversión, que no se consume en el breve lapso del presupuesto, que tiene cierta
durabilidad y afecta la riqueza de la nación y no sus rentas. De tal manera que dentro de cada servicio público
se separa lo que afecta al funcionamiento del servicio propiamente dicho, que es lo que se llama gasto de
funcionamiento, de lo que concierne a transformaciones y modernizaciones, que representan operaciones de
capital o inversión.

c.- Gatos Productivos y Redistributivos.- Desde el punto de vista de los efectos del gasto público, según
Cesar Grasciani, los agrupa en: Gasto Productivo: el que da lugar a la creación de bienes económicos,
aumenta la renta nacional, como la construcción de carreteras, ferrocarriles, etc. Gasto Redistributivo: es el
que no da lugar a la creación de ningún bien económico, y si bien acrecienta la renta individual del
beneficiario, no modifica la Renta Nacional, puesto que normalmente reduce la renta o el patrimonio de otra
persona: Ej.: subsidios de alimentos, etc.

CLASIFICACION POR OBJETO DEL GASTO.- Al interrogarnos ¿en que gata el Estado? Podemos
respondernos examinando el objeto del Gasto en el estudio de las Leyes Anuales de Presupuesto, ya que al
aprobarse la distribución del gasto público, se asigna éste en función de partidas y “Objetos del gasto”
debidamente codificadas anualmente. Importa por:

- Posibilita conocer el monto del gasto en cada ítem y objeto.
- Cada objeto de gasto siendo diferente a los otros, permite un ordenado manejo de las finanzas del
Estado, ya que dificulta utilizar recursos de una partida para cubrir necesidades de otra, y al hacerlo
sin autorización se incurre en el tipo penal malversación por el uso indebido de los fondos del
Estado. Al asignar la ley para cada objeto de Gasto un monto, éste se convierte en una autorización
para gastar hasta ese monto. Mayores gastos solo pueden realizarse si existe Transferencias de
partidas o ampliación del monto aprobado, y en ambos casos según la ley Marco del proceso
presupuestario.
- Facilitar el control por parte del Sistema Nacional de Control, contraloría general de la república.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL GASTO PÚBLICO

Vienen a ser guías del gasto, constituyen un límite frente a la ilimitación del poder; la magnitud de las
necesidades se satisface en proporción a la Renta Nacional; se debe buscar el desarrollo de la nación a
base de mayores ingresos, alta ocupación y mayor distribución de la riqueza.

18
EL GASTO MÍNIMO.- Es el principio de la economía de los mejores resultados, de satisfacción de los
fines concretos de la hacienda pública, pero con le menor gasto; debe justificarse su necesidad ante el
pueblo, que es la fuente de los recursos.

LA MÁXIMA OCUPACIÓN.- El estado moderno se plantea como una labor primordial, la de
promover el nivel de empleo. Este problema en el esquema estadista se resuelve asumiendo el propio
estado el papel de empleador al atribuirse la propiedad de los medios de producción, y por tanto el
mismo administra la magnitud de mano de obra a ocupar y la remunera, aun sea productiva o no.

En un mercado libre solo delimita las reglas de juego tendientes a promover la inversión en el país para
que esta a su vez ocupe la mano de obra disponible, atribuyéndose la calidad de Gendarme para evitar las
distorsiones en el libre juego de la oferta y la demanda. En ambos modelos es de interés del financista
lograr la plena ocupación, en una actividad económica estable, planificada o cuanto menos orientada,
concertada.
EL MÁXIMO BENEFICIO.- Según Sommers, citado por Castillo, éste Principio exige que cada
unidad monetaria debe gastarse donde la utilidad marginal social sea mayor, proporcionando bienestar
público. En tal sentido no debe confundirse con la acepción que se reconoce el “máximo beneficio” en
las finanzas privadas, en las que consiste en la diferencia entre el precio de costo y el precio de venta, y se
expresa monetariamente como indicador de lo que ha de ser utilidad, el lucro, que es su razón de ser.

En cambio, en las finanzas públicas “máximo beneficio” depende de los que la política económica en su
conjunto lo exija en un momento determinado de la historia; así puede ser proveer la salubridad en un
momento, en otro seguridad interna o externa, o lo que tiene visos de mayor permanencia en régimen
estadistas: absorber la mano de obra y que en economía libre implica esa misma absorción pero con
carácter transitorio bajo crisis, y aún en actividad no urgentes.

MINIMA INTERFERENCIA EN LA ACTIVIDAD PRIVADA.- El estado al realizar sus Gastos,
no debe competir con las negociaciones privadas, en consecuencia debe seleccionar los programas que
provoquen el mínimo de interferencia a la actividad privada. El intervensionismo estatal cuando es
indiscriminado, totalitario y totalizante, niega este principio. Keynes admite la interferencia solo
transitoria en época de crisis.