Dirección General de Cultura y Educación

Gobierno de la Provincia de Buenos Aires
Subsecretaría de Educación
Dirección Provincial de Educación de Gestión
Privada
Cuadernillo V
El director como orientador de los
aprendizajes
en Ciencias Sociales
Setiembre 2003
1
Encuentro con Directivos
Recuperando la mirada pedagógica
El director como orientador de los aprendizajes
en Ciencias Sociales
Introducción
Estimado directivo:
Nuevamente nos acercamos a usted, a través del programa Recuperando la Mirada
Pedagógica, acompañándolo en la importante tarea que desarrolla en su institución.
En esta oportunidad, para hacerle llegar algunas herramientas que le permitan
proundi!ar el encuadre del área de las "iencias #ociales.
$sted al igual que nosotros, perci%e que en el sistema educativo ormal, el tratamiento de las
"iencias #ociales durante mucho tiempo ha sido restringido, en primero & segundo ciclo, a la
enseñan!a de las eemérides & de temas tradicionales, ragmentados & desconte'tuali!ados como la
amilia, el ám%ito rural & ur%ano, entre otros. (demás, en tercer ciclo & polimodal, se suelen
su%ordinar unos conocimientos disciplinares a otros, en general, seg)n la ormación de %ase de los
docentes a cargo.
Estas situaciones impiden acercar a los alumnos a una e'plicación integral de los procesos
sociales, centrada en el análisis de los conceptos estructurantes del área & organi!ando los
contenidos seleccionados a partir de e*es & recortes signiicativos. #a%emos que la persistencia en
las aulas de antiguos paradigmas repercuten en la orma de a%orda*e de los contenidos &, somos
concientes de que las matrices, producto de la ormación & de la e'periencia en la práctica, tienden a
so%revivir a las pulsiones de los cam%ios.
No o%stante, reconocerá que es posi%le constatar, tam%ién, un gran esuer!o en parte del
colectivo docente, por tratar de posicionarse en una nueva relación con el o%*eto social, tratando de
a%ordarlo como un todo integrado & comple*o.
#a%emos que el cam%io en esta dirección requiere de un esuer!o enorme & de la generación de
ciertos acuerdos institucionales %ásicos en relación a qué enseñar & cómo hacerlo. No es a*eno a
nosotros que este tra%a*o, que intenta organi!ar & actuali!ar los PE+ & los P"+, viene siendo
encarado por los equipos docentes, acompañados por las orientaciones de sus directivos &
respaldándose en la tarea pedagógica de los supervisores. Es por todo ello que nos hemos propuesto
acercarle algunos aportes, para que pueda proundi!ar su mirada so%re las "iencias #ociales &
pereccionar & optimi!ar su tarea como orientador pedagógico.
Por qué enseñar Ciencias Sociales

,odas las sociedades han asignado siempre enorme importancia al hecho de que las *óvenes
generaciones cono!can las tradiciones, las e'periencias colectivas & la organi!ación & uncionamiento
de la sociedad como orma de adquirir cierta identidad, haciendo surgir costum%res, normas,
valores, s-m%olos comunes, es decir, ciertos modos de ver el mundo & de conce%irse en él. .ran parte
de la educación, en su unción sociali!adora, ha consistido en conocer la propia sociedad, su pasado
histórico, as- como el espacio & territorio en que se desarrolla la vida del grupo. En la sociedad
moderna, la escuela es la institución encargada de asegurar esa unción.
2
Pero, esos o%*etivos, no son suicientes en el conte'to de la realidad actual porque, si %ien
durante mucho tiempo se asoció la identidad cultural a un territorio determinado, ho& en d-a, los
cam%ios producidos en las tecnolog-as comunicacionales conmovieron la escala en la que circulan
tanto seres humanos como o%*etos o signiicados, hasta hacerla de alcance universal, lo cual ha
o%ligado a cuestionar las relaciones naturales entre cultura & territorio. (sistimos a un intento de
homogenei!ación del universo pasando por alto las dierentes identidades culturales, intentando
generar patrones )nicos de interpretación universalmente aceptados, situación que ha venido
provocando serias diicultades. /as nuevas generaciones, de%en estar tam%ién preparadas para ello.
Es importante advertir que no se trata de centrarse en la deensa de lo local
0
o lo glo%al, lo cual
ser-a generar una alsa dicotom-a. /a propuesta es más amplia, conocer lo propio, determinar qué
rasgos nos ligan, nos cohesionan como grupo, sin perder de vista que esa identidad sólo puede ser
maniestada en el marco de una escala glo%al. Es decir, las relaciones que se generen entre am%as
eseras se van a producir en la medida en que lo local sea más o menos permea%le a lo glo%al & esto
dependerá de los momentos en que sea menester cerrar o a%rir las %arreras a esos lu*os & se
e'presará en la ma&or o menor resistencia ante esas inluencias. Resulta imprescindi%le para poder
tomar esas decisiones que seamos ciudadanos & ciudadanas conocedores de esas interacciones,
concientes & respetuosos de las dierencias, pero tam%ién deensores de la convivencia pac-ica en
un plano de igualdad
1
con los demás.
#a%emos que estos cam%ios tam%ién han provocado replanteos en las "iencias #ociales & esto
hace que nos encontremos tra%a*ando en una serie de cuestiones que, aunque se encuentran
desarrolladas desde los marcos teóricos, no se ven a)n rele*adas en el tra%a*o áulico. 2emos en los
egresados de nuestro sistema diicultad para apropiarse del lengua*e de las "iencias #ociales, para
interconectar las diversas dimensiones de la realidad social, para interpretar & esta%lecer
relaciones entre hechos producidos a distintas escalas
3
, para resolver situaciones pro%lemáticas,
para apropiarse de las normas & valores sociales.
/a inalidad de la enseñan!a de las "iencias #ociales no es ormar cient-icos sociales ni
e'pertos en una ciencia o disciplina. /o que se enseña en "iencias #ociales de%e re%asar el
conocimiento de las mismas & se encuentra ligado a la ormación social de la escuela para que niños &
adolescentes tengan las herramientas necesarias para leer, interpretar, anali!ar cr-ticamente &
desarrollarse en la realidad en la que se hallan inmersos & tra%a*ar para me*orarla. (s-, el 4iseño
"urricular de nuestra Provincia, esta%lece para los niveles inicial & E.5 los alcances que se i*an para
el área de "iencias #ociales:
67...8 en unción del desarrollo de los alumnos en los Niveles +nicial & de Educación .eneral 5ásica, se
considera que un a%orda*e integrador de los distintos aspectos de la realidad social: pol-ticos,
culturales, religiosos, *ur-dicos, económicos, am%ientales, comprendidos en las dimensiones temporal
& espacial, posi%ilita una me*or e'plicación & comprensión de hechos & procesos sociales.
1
La localización es una condición material indispensable para el desarrollo de un grupo social, de sus actividades,
pero no hay que perder de vista que es producida socialmente y en contacto con otros grupos sociales.
2
Igualdad entendida como la aceptación de la alteridad y la pluralidad; igualdad de oportunidades que implica
entender que el éito no depende de ganar a los dem!s sino de aprender, de competir para ganar o me"orar con el
otro y gracias al otro.
3
La escala no remite eclusivamente a di#erencias de etensiones, sino también a componentes del espacio
geogr!#ico, sus interacciones y problem!ticas. $l hablar de escalas nos re#erimos a un nivel de intencionalidad
di#erente local, nacional, etc. y no pueden entenderse independientemente unos de otros, a%n cuando se re#ieran a
distintos niveles de an!lisis y conceptualización de los #enómenos y los procesos sociales.
3
7...8 El tratamiento de la realidad aqu- propuesto contri%uirá a desarrollar en los alumnos las
capacidades para pensar, anali!ar, comprender & desempeñarse adecuadamente en el mundo actual, a
partir de una actitud rele'iva, participativa & cr-tica
9
.
El análisis reali!ado nos permite advertir la importancia de la enseñan!a de las "iencias #ociales
&, en unción de sus propósitos, su tratamiento en el aula implica presentar la realidad & el
conocimiento cient-ico como un producto social que contri%u&a al desarrollo & reali!ación personal
de los egresados a partir de la adquisición de competencias que le permitan:
 "omprender e interpretar: sa%er decodiicar & poner en *uego las estrategias que permitan
identiicar, seleccionar & organi!ar los recursos necesarios para arri%ar a una e'plicación
acerca del uncionamiento de las sociedades :la su&a en particular;.
 #er cr-ticos: sa%er producir un sentido & apropiarse de una lectura particular de la situación
social anali!ada.
 4esenvolverse eica!mente: mane*ar la incertidum%re que generan los cam%ios sociales & su
dinámica, en el marco de una actitud constructiva & a%ierta & una conciencia pluralista.
 4esarrollar ha%ilidades personales :seguridad en s- mismo, autoestima, responsa%ilidad
individual, autonom-a, socia%ilidad, sentido de propósito; & ha%ilidades interpersonales
:valores, tra%a*o en grupo, capacidad de negociación, sa%er escuchar & comunicarse, mane*o
de la diversidad; asumiendo responsa%ilidad social & valores éticos que contri%u&an a la
construcción de una sociedad mas *usta.
Para alcan!ar estos propósitos <qué es lo que usted desde su rol directivo, de%er-a
poder o%servar para evaluar si el proceso de enseñan!a de su institución está
encaminado en la dirección adecuada=
Para responder esta pregunta ha& que tener en cuenta una serie de aspectos que iremos
desarrollando a lo largo de esta presentación. "omen!amos por rele'ionar acerca de cuál es el
enoque al que los docentes de la institución adhieren, &a que las inalidades de la enseñan!a del
área & los modelos didácticos que se presentan se hallan en estrecha relación con la perspectiva
teórica desde la cual nos situamos.
( continuación, le %rindamos algunas herramientas que le permitirán desde su rol
directivo, ver qué sucede con la concepción de ciencia de los docentes de su
institución & cómo esas concepciones repercuten en los modelos didácticos
adoptados por los mismos.
La visión docente acerca
de la naturaleza de lo social como ciencia
,oda práctica pedagógica se lleva adelante a partir de cierta manera de entender el mundo,
ra!ón por la cual, se priori!an unos principios & conceptos suscepti%les de ser aplicados a la
enseñan!a & se esta%lecen prioridades & valores. Muchas decisiones so%re la enseñan!a ignoran la
teor-a & se %asan en rutinas o en opiniones que no se e'plicitan claramente o desconocen el marco
teórico desde el cual parten. Por eso, es com)n o%servar contradicciones & tam%ién recuentes
errores entre lo que el docente dice en sus planiicaciones & lo que hace en el aula. En este marco
&
'ise(o )urricular, *ducación Inicial y *ducación +eneral ,!sica. -omo I, p!g. 2.
4
podemos airmar que en epistemolog-a se superponen ciencia e ideolog-a. 4ecimos esto, porque la
epistemolog-a se ocupa de conocer cómo se conoce, es decir, trata de sa%er cómo se ordenan &
sistemati!an los contenidos de la ciencia pero, una misma situación puede ser estructura de ormas
dierentes seg)n la concepción, la mirada & los intereses de quién la considere. Por eso, proponemos
anali!ar el sustento ideológico & cient-ico desde el cual se parte, para poder tomar decisiones
concientes acerca de por qué enseñar "iencias #ociales, qué enseñar de las "iencias #ociales & cómo
orientar el proceso de enseñan!a.
(dvertir la mirada que tiene el docente acerca de las Ciencias Sociales le permite
evaluar aspectos de su práctica. Pero para poder lograrlo, es importante que usted
pueda elucidar su visión so%re las mismas.

"uando escuchamos en la escuela ha%lar de >ciencias?, todos sa%emos que se está haciendo
reerencia al área de "iencias Naturales. Esto pone en evidencia que a pesar de autodenominarse
ciencias, no queda mu& claro por qué las sociales tam%ién lo son. Esta idea tiene su undamento en
cierta tradición, seg)n la cual ueron consideradas como >%landas? por adolecer del rigor de las
ciencias naturales cuantitativas, mal denominadas >duras?.
4esde esa perspectiva, para que una ciencia sea considerada como tal, resulta indispensa%le la
aplicación del método hipotético@deductivo, que permita delimitar el pro%lema, ormular hipótesis de
tra%a*o, e'perimentar, reali!ar el análisis estad-stico de la inormación o%tenida a eectos de
compro%ar o recha!ar la hipótesis de la cual se ha partido
A
. En consecuencia la ciencia es entendida
como la %)squeda de la verdad, de un mundo mesura%le, o%*etivo, neutro & carente de ideolog-as,
cu&o o%*etivo es predecir los enómenos & comportamientos sociales & planiicar con eicacia su
solución :"-rculo de 2iena, Bempel, #tein;. En congruencia con esta visión de la ciencia, se podrá
o%servar una propuesta didáctica en la que se considera que el rol del docente es esencial en el
proceso de aprendi!a*e de los alumnos, porque es el que sa%e & está capacitado para ormarlos &
*u!gar los resultados o%tenidos. /a metodolog-a que aplica el docente de*a poco espacio a la
creatividad & a la improvisación porque los o%*etivos a alcan!ar están %ien delimitados. Estamos
rente a un modelo didáctico que priori!a la transmisión de clasiicaciones & tipolog-as de las
sociedades, la memori!ación de datos, la adquisición de series de comportamientos & de ha%ilidades
de comple*idad creciente :5loom, 0CDC; como inalidades de la enseñan!a de lo social.
Para detectar la concepción de ciencia que los alumnos han ido ela%orando acerca
de la ciencia social puede consultar a los alumnos de su institución, &a sea a través
de entrevistas, de escritos o de la conección de di%u*os preguntando qué es la
historia & la geogra-a o si esas disciplinas son ciencias. #i como respuesta o%tiene
que la historia es un relato, que lo que pasó &a pasó, que la visión que tenemos de
ello no puede ser modiicada, que la geogra-a es el estudio de la ,ierra & que
implica conocer su clima, su relieve & memori!ar esos datosE & que am%as son
ciencias porque admiten los pasos del método cient-ico, pro%a%lemente se halle
rente al enoque descrito precedentemente.
#ucede tam%ién, que el tratamiento de las "iencias #ociales se diiculta porque no puede
distinguirse su voca%ulario espec-ico de las pala%ras de uso cotidiano que remiten a otras
representaciones. Podemos citar como e*emplo la utili!ación de la pala%ra tiempo en el uso cotidiano,
/
0uede revisar y completar esta noción de ciencia retomando la lectura de las p!ginas 11 y 12 del )uadernillo III de
la presente colección.
5
la cual remite por un lado, al estado de las condiciones climáticas pero, por otro, es mu& com)n o-r
rases como: con el tiempo las cosas me*oraránE después de un tiempo se modiicó su situación.
"omo vemos, en el primero de los e*emplos, no se alude a la temporalidad de los enómenos sociales,
al tiempo histórico como construcción social al que nos reeriremos con ma&or detenimiento más
adelante, sino a cuestiones ale*adas del mismo. "on respecto al segundo e*emplo, podemos además
advertir que se lo asocia a la idea de transormación, porque ser-a el tiempo el art-ice de los
cam%ios operados en la sociedad, &a que su sólo transcurrir hará que las cosas se modiiquen. Es
decir, se conci%e al tiempo como motori!ador de los cam%ios e independiente de las decisiones &
acciones humanas. Esto revela una concepción de lo social que remite a depositar en él las
e'pectativas del me*oramiento social & conduce a que las personas conci%an la e'istencia de las
situaciones que viven como predeterminadas, las acepten & se sienten a esperar que la cosa cam%ie, o
sea, se piensen más como o%servadores pasivos que como hacedores & protagonistas de la historia.
En general, los alumnos no muestran interés por los contenidos del área porque su presentación
queda circunscripta a aquello que &a dominan, a estereotipos que no e'presan la diversidad &
comple*idad de los asuntos a%ordados, pues éstos se muestran disociados entre s- & sacados del
conte'to económico@social & cultural al que pertenecen. Esto contri%u&e a que el a%orda*e de lo
social en la escuela quede reducido a aquello que los alumnos conocen & que pertenece a su entorno o
a lo que lo que los alumnos 6consideran interesanteF aprender. El interés del alumno es el que se
coloca en el centro de la propuesta didáctica & el docente sólo encamina a sus alumnos hacia donde
ha&an decidido arri%ar. Estos planteos & actividades ponen de maniiesto que se a%ordan los
enómenos sociales como producto de una mirada ingenua que reduce el conocimiento del medio
social al mero registro de lo que se ve o, en pala%ras de 2igotsG& :0CDD;, quedan restringidos al
sa%er vulgar. ,am%ién es posi%le, en el me*or de los casos, que lleven a una comprensión del mundo
social que pasa por tener en cuenta las ra!ones e intenciones su%*etivas de los individuos que
vivencian, o%servan, perci%en, interpretan & asimilan :escuela de HranGurt, Eisner, Elliot;, lo cual
supone un conocimiento cargado de relatividad, el cual conlleva un comportamiento coherente. En
todos estos casos la actividad docente es tan imprecisa e indeinida que no le permite racionali!ar
las inalidades educativas & la metodolog-a didáctica a aplicar.
#i contin)a con la propuesta diagnóstica, consultando a alumnos de tercer ciclo de
E...5. & del nivel polimodal, pro%a%lemente encuentre algunas de estas respuestas:
cualquiera puede acceder al conocimiento de lo social, &a que no es más que la
descripción de cotidianeidad en la que nos ha&amos inmersosE cualquiera puede
opinar acerca de ellos, en virtud de su e'periencia de vida & de la inormación que
los medios de comunicación han acercado. (parece, so%retodo ligada a la historia,
la idea de que su conocimiento no es ia%le porque nadie escri%e la verdad.
/o que venimos señalando nos permite advertir que las diicultades para conce%ir como cient-ico
al estudio de los sucesos sociales repercuten a la hora de producir estrategias de intervención
áulica. Podemos resumir esas diicultades en:
 /a imposi%ilidad de determinar el o%*eto de estudio de las "iencias #ociales.
 /a poca acti%ilidad de asimilar el método de las ciencias sociales al de las naturales, por
e*emplo, a la hora de llevar adelante la etapa de e'perimentación.
 /a imposi%ilidad de que las ciencias sociales creen un sistema cient-ico parecido al de las
ciencias naturales, en el cual la visión del mundo se redu!ca a una estructura coherente,
o%*etiva & racional.
6
 "ierta mirada ingenua que simpliica el conocimiento de lo social al sencillo registro de lo que
se ve & se perci%e.
 El voca%ulario espec-ico de las "iencias #ociales que tiene un signiicado distinto en el uso
cotidiano que le damos & muchas veces lleva a conundir & transormarse en o%stáculo para
el aprendi!a*e de los contenidos.
 El tratamiento ragmentario & disociado del conocimiento social & la generación de
estereotipos, tipolog-as, clasiicaciones.
 /a %)squeda de la verdad por parte de todo conocimiento cient-ico, ligada a la idea de
conocimiento auténtico, estático, neutro.
/o e'presado, responde a miradas teóricas tradicionales de las "iencias #ociales & contrasta con
nuevas nociones que muestran una concepción más dinámica de la naturale!a de lo social,
considerando que:

 El o%*eto de estudio de estas ciencias es la realidad social producida por los su*etos
sociales, es decir, aquellos que participan de la vida social & act)an, de acuerdo al conte'to
con dierente grado de responsa%ilidad. #on los su*etos sociales, &a sea individuales o
colectivos, quienes toman decisiones, persiguen determinados o%*etivos, atienden a diversos
intereses & por medio del tra%a*o constru&en & transorman el espacio social.
 /as "iencias #ociales han desarrollado un método a partir del tra%a*o de recopilación e
interpretación de uentes de distinta -ndole :materiales escritos, orales, visuales,
audiovisuales; a partir de la elección de un pro%lema & de la ela%oración de hipótesis. /as
uentes se anali!an a partir de la utili!ación de técnicas de campo :o%servación participante,
relato de inormantes, contrastación de uentes; que le permiten al investigador reconstruir
&Io recrear en su ca%e!a las condiciones en las cuales un determinado hecho &Io proceso
social se produ*o @&a que no puede e'perimentar en un la%oratorio como hacen los
investigadores de la naturale!a@ & arri%ar a ciertas conclusiones que serán revisadas en la
medida en que nuevas uentes sean descu%iertas #e arri%a as- a un conocimiento
sistemático, &a que no se trata de una suma de inormaciones incone'as sino de ideas
conectadas lógicamente entre s-.
 El o%*eto de estudio le imprime a estas ciencias sus particularidades, &a que no es posi%le
e'plicar la comple*idad & diversidad del mundo a partir de una estructura coherente, puesto
que se estar-a desconociendo que los hom%res & mu*eres que orman parte de una sociedad
act)an en ella, desarrollan & resuelven sus conlictos respondiendo a su voluntad e intereses.
(demás, no ha& una sola causa que genere esos acontecimientos sino muchas, es decir, que
los enómenos sociales son multicausales. Estos son algunos de los elementos %ásicos a partir
de los cuales se desarrolla la dinámica social. "omprender la realidad social a partir de la
idea de dinámica social signiica adentrarnos en las le&es internas & descu%rir, %a*o la
supericialidad & casualidad de los enómenos, las cone'iones internas & necesarias, las
relaciones de poder que e'isten en ellos, los conlictos & las ormas de resolverlos. Hormas
que sólo son momentáneas porque, cuando de dos pro&ectos llevados adelante por ciertos
grupos, uno triuna & esta%lece un determinado ordenamiento social
J
, quienes encarna%an el
otro pro&ecto no desaparecen ni quedan inmóviles sino que, lo reestructuran, lo cam%ian, se
reorgani!an & siguen actuando como opositores, intentando cumplir sus o%*etivos &, si lo
logran, esta%lecerán un nuevo ordenamiento social.
1
-odo poder se concreta a través del establecimiento de un ordenamiento social, ordenamiento que es la
ob"etivación del interés dominante, lo cual implica que la realidad social es una realidad ordenada por el poder, es
decir que los su"etos o ciertos su"etos deciden, construyen, act%an. *sto no signi#ica la desaparición del interés de
los dominados.
7
 /os acontecimientos sociales no se dan en orma aislada sino que guardan relación unos con
otros, pero esa relación no es asimila%le a la de causa@eecto propia de los enómenos
naturales. /os diversos planos que podemos advertir en la conormación de la realidad social
se inlu&en, ignoran o modiican unos a otros. Por e*emplo cuando se produce una cierta
situación pol-tica, es posi%le advertir que se originan, en consecuencia, determinadas
modiicaciones en el aspecto económico, tam%ién inluenciados por cierta situación social,
pero, a la ve! los campos religioso, cultural & tecnológico permanecen inalterados. Estas
relaciones son las que posi%ilitan el desarrollo de la idea de proceso social. 2ale decir, se
asume una visión glo%al & dialéctica de la realidad.
 El cient-ico social no puede separarse, tomar distancia de su o%*eto de estudio, es más, se
halla inmerso en él, esto hace que la o%*etividad sea un logro de di-cil acceso. 4e%ido a ello,
se generan dierentes lecturas que se hacen so%re las mismas uentes & es, al anali!ar los
enómenos a partir del punto de vista de distintos su*etos sociales, que podemos acceder a
diversas visiones :multiperspectividad; de un mismo enómeno social. Pero tam%ién ha&
multiperspectividad cuando se tienen en cuenta las miradas de los dierentes su*etos
intervinientes en el hecho a%ordado. Por e*emplo, acerca de los sucesos del 1A de Ma&o de
0K0L, se considera la mirada de los criollos, acaudalados, hom%res, instruidos, pero <ha%rán
vivido de la misma manera esos acontecimientos las mu*eres, los españoles, los negros, los
niños, los po%res= (%ordarlo desde la multiperspectividad nos permite cru!ar esos enoques
& llegar a conclusiones más interesantes & comple*as.
 E'iste una gran preocupación por la relación dialéctica entre la teor-a & la práctica, &a que
de esa manera se contri%u&e a capacitar a las personas para que puedan participar en la
transormación & me*oramiento de la sociedad. Por ello, como camino válido para acercarse al
estudio de la realidad, es imposi%le conce%ir separadamente el conocimiento & la acción.
Para que resulte más claro, podemos representar gráicamente las ideas e'presadas:

Dinámica Proceso de investigación
social
relación de
2rden
interioridad
)on#licto
Es importante que usted & sus docentes tengan presente que las "iencias #ociales
tienen sus particularidades, que son producto de la rele'ión de los hom%res &
mu*eres so%re sus propias decisiones, o las de generaciones pasadas, que son
8
REALIDA
D SCIAL
PARTICULARIDADES
0roducida por la interacción de
su"etos sociales en un espacio
y tiempo que son también
construcciones sociales.
)ontradictoria, con#lictiva,
dialéctica.
)omple"a.
3ulticausal.
$dmite la multiperspectividad.
Integrada por diversas
dimensiones4 pol5tica,
económica, social, tecnológica,
cultural, etc.
Investigador
,%squeda,
obtención y
clasi#icación de
in#ormación
6ipótesis
*laboración de
conclusiones
7econstrucción
y recreación
de los hechos
provisorias
per#ectibles
producto de la cosmovisión que le imprime el marco espacio@temporal en el que se
desarrollan & que sus resultados son provisionales &, por ende, revisa%les &
perecti%les.
Esta concepción de ciencia, se encuentra acompañada de un modelo didáctico que tiende a la
construcción de los conocimientos por parte de un su*eto que se halla inmerso en un conte'to
cultural determinado & que se dispone a conocer con la a&uda de un docente que andamia sus
aprendi!a*es. Para el docente, la preocupación por el sa%er se de%e ligar a la preocupación por
me*orar la acción, por despertar el interés por la participación, pues lo que interesa es que los
alumnos se preparen para la transormación & la me*ora de la realidad social. (s-, esta didáctica se
encuentra asociada con:
 /a importancia que se da a los procesos & estrategias cognitivas
D
en la producción del
conocimiento.
 /a signiicatividad social de los contenidos seleccionados para la enseñan!a & de los
aprendi!a*es alcan!ados.
 /a relación entre las distintas dimensiones de lo social :pol-tica, económica, social, religiosa,
tecnológica, etc.; & la detección de cam%ios & permanencias en esas dimensiones.
 El tra%a*o a partir de situaciones pro%lemáticas & análisis de casos que permitan descu%rir la
intencionalidad de los hechos & plantear posi%les alternativas, propiciando la argumentación
entre diversas opciones.
 /a necesidad de ampliar la inormación, comprensión, interpretación & valoración del proceso
histórico que ha llevado a la realidad actual & sus posi%les alternativas de uturo. ,odo lo
cual signiica educar para la democracia.
Basta hace un par de décadas, en la ciencia predomina%a la tendencia a la dierenciación de las
disciplinas, por ello, cada una de las que integran el campo social ha%-a recortado su o%*eto de
estudio & desarrollado un método de investigación propio. Bo&, estamos rente a una revisión de los
enoques monodisciplinares &, se advierte un paso importante hacia propuestas interdisciplinarias &
transdicisplinarias, que permitan acceder a una concepción & comprensión del mundo más comple*a &
ca%al, en tanto el aporte de cada disciplina so%re el mundo & so%re el lugar de los hom%res & mu*eres
en él, inclu&e, sin duda alguna, un enoque general, una concepción de la sociedad en relación a la
naturale!a a partir de puntos de vista diversos, sistémicos, m)ltiples, que superen la atomi!ación &
ragmentación en su tratamiento.
Por todo lo e'puesto es que, seguidamente, lo invitamos a proundi!ar en el
desarrollo & posi%ilidades de las interacciones mencionadas.
Las interacciones entre las disciplinas
que integran el campo social
7
*n la bibliogra#5a 8orde)ap 2992 del :rea de )iencias ;ociales puede encontrar el cuadro de <0rocesos
)ognitivos= que le aportar! datos sobre ellos y sus implicancias o también puede consultar Luchetti, *lena. Piedra
libre... a los contenidos procedimentales. ,s. $s., 3agisterio del 75o de la 0lata. 1....
9
/a reorma educativa planteó la modalidad de integración disciplinar para el tratamiento de los
contenidos &, en consonancia con ello, los lineamientos curriculares provinciales para el nivel inicial &
la E.5, esta%lecen la elección de un modelo de organi!ación areal para las "iencias #ociales. El
sustento pedagógico de esta decisión reside en que para poder e'plicar el comple*o entramado de la
realidad social se hace imprescindi%le a%ordarla a través de una mirada glo%ali!adora:

>7...8 que se deine como: Horma de captación de la realidad en la que se comprende el todo, en la
interacción de las partes que lo conorman. Esta orma de captar la realidad de%e ser el reerente
en el momento de orientar los aprendi!a*es &, previo a ello, en la organi!ación de los contenidos?
K
.
Esta mirada no implica desconocer el aporte que %rindan las diversas disciplinas del campo social,
sino incorporarlos para alcan!ar la construcción de e'plicaciones que tengan en cuenta las relaciones
e interacciones que se dan entre los hechos sociales, superando la atomi!ación & ragmentación en el
tratamiento de los mismos.
Esta propuesta, ha generado dierentes lecturas por parte de los docentes, acorde a sus
dierentes ormaciones proesionales. (lgunos de ellos, ven la diicultad de ale*arse de un tra%a*o
disciplinar, otros en cam%io, han ido erosionando esas %arreras, constru&endo puentes a partir de los
cuales poder esta%lecer nuevos v-nculos con el duro ancla*e de los planteos disciplinares. Pero, a
pesar de los cam%ios de la legislación & del panorama educativo que a primera vista se puede
apreciar, a)n su%&acen en las aulas algunos de los siguientes aspectos:
 Modelos de enseñan!a caracteri!ados por visiones acr-ticas & despro%lemati!adas del
conocimiento disciplinar o areal.
 E'plicación de los pro%lemas sociales a partir de estereotipos & pre*uicios.
 4ilución del componente humano en los procesos sociales a%ordados, tanto históricos como
geográicos, o e'plicación de los mismos a partir del accionar de héroes o importantes
persona*es.
 4escone'ión entre los distintos aspectos de la realidad, ignorando la dinámica social.
 Escaso espacio a la intervención de los alumnos para que puedan dar a conocer sus
e'plicaciones acerca del uncionamiento social, &a que el docente es quien sa%e & quien
enseña. M tam%ién, dar espacio para que los alumnos puedan participar e intercam%iar
opiniones sin que se enseñen los temas tratados, lo que provoca que se queden con lo que &a
conoc-an.
 #upericialidad cuando no, carencia, de la enseñan!a de los conceptos disciplinares.
 Mrgani!ación de cuestionarios r-gidamente pautados, que se presentan %a*o la orma de
>tra%a*os de investigación? que pocas veces son retomados en clase & proundi!ados.
Es decir, el pro%lema de la renovación & del cam%io en la escuela no es sólo cuestión de nuevos
diseños curriculares ni tampoco de la reali!ación de e'periencias áulicas innovadoras, aunque am%os
aspectos tengan induda%le importancia. El pro%lema es, cómo se pueden ir consolidando concepciones
& prácticas dierentes a la cultura escolar tradicional en "iencias #ociales.
Para ello, se de%er-a desarrollar un a%orda*e didáctico que tenga en cuenta que la vida de las
sociedades se desenvuelve en el entrecru!amiento del tiempo & el espacio, & esto lo vivenciamos en
la cotidianeidad, de modo que las "iencias #ociales de%en ser pensadas a la lu! de conceptos
>
3arco +eneral del 'ise(o )urricular de la 0rovincia de ,uenos $ires, 1..., p!g. 11
10
estructurantes, principios e'plicativos & conceptos
C
propios de las mismas, que posi%iliten al
estudiante ir articulando la construcción de un sistema interpretativo y explicativo, que le permita
acercarse a la comprensión de la comple*a realidad social. Esto es as- porque no se de%e perder de
vista que el conocimiento cient-ico, como hemos venido sosteniendo, tiene modos, recursos & reglas
que los alumnos de%en conocer, &a que no es lo mismo, el a%orda*e cient-ico de la realidad que una
e'presión de pareceres.
/os conceptos estructurantes a tener en cuenta son:
 el tiempo histórico que hace comprensi%les las transormaciones que se producen en el
interior de una sociedad. No se trata sólo de una cronolog-a de los hechos sociales sino de
comprender cuál ue el alcance, la in*erencia, los condicionamientos que conormaron el
presente tal como es. El tiempo es una construcción social que permite orientarse :pasado,
presente, uturoE antes@después, etc.; & tam%ién advertir los cam%ios, las permanencias.
 el espacio geográico, que da cuenta de procesos e interrelaciones. #u comprensión implica el
reconocimiento tanto de relaciones de apropiación, uso, ocupación, locali!ación, distri%ución,
delimitación, transormación, organi!ación & valoraciónE como de aquellas limitaciones &
posi%ilidades que el territorio presenta a las distintas actividades sociales. Es por lo tanto
un espacio social construido históricamente, dinámico.
 los su*etos sociales, que ueran mencionados previamente & de los que agregaremos que no
son su*etos impersonales ni tampoco un solo su*eto todopoderoso, los que con sus decisiones
modiican las condiciones que se dan en el seno de la sociedad. Esta concepción suprime la
idea de participación colectiva en la generación de transormaciones sociales & además,
muestra las decisiones adoptadas, divorciadas del conte'to en el cual se producen,
imposi%ilitando un análisis que tenga en cuenta los m)ltiples elementos & actores que
intervienen en su constitución & desarrollo.
/os principios e'plicativos posi%ilitan el análisis de los enómenos sociales. #e trata de
organi!adores %ásicos, comunes a todas las "iencias #ociales, a partir de los cuales los alumnos
pueden construir, progresivamente, en los sucesivos años de escolaridad, la comprensión de la
sociedad desde parámetros cient-icos. Ellos son: dinámica cam%io@continuidadE identidad@alteridadE
conlictoE dierenciaciónE integralidad.
El proceso de construcción de los conceptos en "iencias #ociales presenta cierta comple*idad
porque poseen un grado de a%stracción que diiculta la comprensión & la aprehensión de los mismos
por parte de los alumnos. (demás, los conceptos utili!ados, por e*emplo capitalismo contienen a
menudo otros conceptos o categor-as con los que se encuentran asociados, en este caso, clases
sociales, medios de producción, propiedad privada. Por otra parte, estos conceptos han sido
construidos en el devenir histórico & por ende, han ido variando su signiicado. Por ultimo, de%e
tenerse en cuenta que los conceptos en "iencias #ociales no tienen un )nico signiicadoE a su
historicidad, se adicionan las diversas versiones de un mismo concepto, que derivarán de los
distintos enoques de las "iencias #ociales.
"omo di*imos, tra%a*ar el área no signiica &u'taponer los contenidos de las diversas disciplinas
sino integrar, interconectar & estructurar la inormación aportada por ellas a partir de e*es
organi!adores que tienden a ocali!ar en las distintas dimensiones de la realidad social &, tam%ién,
.
$cerca de los conceptos estructurantes, principios eplicativos y los conceptos espec5#icos del !rea es posible
consultar el 3ódulo I “Hacia una mejor calidad de la educación rural”, )urso destinado a docentes de 1? y 2? )iclo de
*+, de *scuelas 7urales y de Islas.
11
en los procedimientos espec-icos necesarios para aprehenderla. (s-, en nuestro 4iseño "urricular,
las "iencias #ociales aparecen organi!adas a partir de e*es cu&os contenidos de%en ser
seleccionados a la lu! de pro%lemas &Io temas socialmente signiicativos, que cuestionen la lectura
ingenua de la realidad social. E*es que uncionan como puertas de entrada a los contenidos,
delimitando los tiempos & los espacios :recortes; como as- tam%ién los su*etos sociales a partir de
los cuales es posi%le desarrollar tanto los contenidos como los conceptos so%re los cuales se
proundi!ará el tra%a*o escolar. 4e modo tal que los contenidos pautados por el 4iseño "urricular
Provincial, requieren de una selección & organi!ación que de%e reali!arse a partir de e*es
pro%lemati!adores construidos por el docente & que los alumnos de%erán resolver & e'plicar. Esto
permitirá además atravesar verticalmente los e*es organi!adores del 4iseño, optando por aquellos
contenidos que sean pertinentes para resolver el pro%lema presentado. (s-, se encarará la cuestión
desde varias disciplinas, lo que conlleva a conormar la comple*idad a partir de la diversidad, &a que
es necesario deshilar el pro%lema desde diversos puntos de vista para %rindar una visión sistémica
del mismo.
Precisaremos lo e'puesto hasta aqu- a partir del desarrollo de un e*emplo.
+magine que, a partir de la lectura del 4iseño "urricular Provincial, se decidiera a%ordar con
alumnos de tercer ciclo, la pro%lemática de la fragmentación social y espacial en la cidad de La
Plata. Es decir, la comple*idad de las dinámicas socio@espaciales ligadas al estallido, la separación &
secesión resultante de la agravación de las desigualdades sociales, la hiperconcentración de la
rique!a, el crecimiento de la po%re!a & la pauperi!ación de los sectores medios que, entre 0C9L &
0CJL @cuando la industria sustitutiva de importaciones & el asalariamiento crec-an@ motori!aron el
desarrollo de la ciudad. En ese caso, se de%er-an tener en cuenta algunas cuestiones que permitan
organi!ar la presentación & determinar qué actividades pueden plantearse a los alumnos:

 "ircunscri%ir el desarrollo de la pro%lemática a un tiempo & espacio, de modo que su
tratamiento quede %ien delimitado por esas coordenadas para poder as-, ocali!ar &
proundi!ar en el estudio de las situaciones anali!adas. En el caso de nuestro e*emplo, el
espacio reiere a la ciudad de /a Plata & el tiempo nos remite a la )ltima década del siglo NN
hasta la actualidad.
 /a pro%lemática seleccionada inclu&e diversos su*etos sociales desde los cuales puede ser
a%ordada. #u*etos individuales como los ha%itantes de villas miseria, de asentamientos, de
los %arrios acomodados, de los countries, empresarios, pero tam%ién su*etos colectivos como
sociedades de omento, asociaciones villeras, de desocupados, productores hort-colas,
loricultores, grupos de inversionistas & especuladores, organi!aciones gu%ernamentales & no
gu%ernamentales. Esto permitir-a conocer las visiones que estos distintos su*etos tienen
acerca de las situaciones en las que se encuentran inmersos & evaluar los undamentos de sus
intereses & reclamos. 4icho de otro modo, se estar-a presentando una mirada
multiperspectiva de la cuestión.
 Esa mirada de%e posi%ilitar el reconocimiento de los intereses, intencionalidades de los
distintos su*etos sociales & la maniestación de sus contradicciones, conlictos & tensiones.
Por e*emplo, la instalación de algunos %arrios cerrados suele generar pérdida de suelos aptos
para otros usos :agricultores, quintas, etc.;E la valori!ación de la tierra produce un retiro de
la misma del circuito productivo en pos de una lógica rent-stica & especulativaE la e'pulsión
de grupos de %a*o poder adquisitivo a la %)squeda de tierra más %arata o a la toma de tierra
ociosa privada o iscal en orma espontánea u organi!adaE el incremento de áreas de
ciudades@dormitorio para ha%itantes de otros distritos. (demás, las ur%ani!aciones
12
cerradas que se transorman en vivienda permanente incrementan la presión so%re el
sistema de tránsito desde & hacia los centros ur%anosE la alta de control so%re la supericie
que se les destina genera intererencias para el crecimiento ordenado del territorio & de las
ciudadesE etc.
 /a pro%lemática de la ragmentación social & espacial puede ser comprendida más
ca%almente a lu! de su historicidad. Por ello, no de%e perderse de vista que esta
ragmentación socioterritorial data, por lo menos, de la década de 0CDL :la le& KC01IDD de
la Provincia de 5uenos (ires, constitu&e un instrumento normativo que pone l-mite al loteo
tradicional dirigido a sectores de %a*os ingresos & regula la creación de countries, que
reci%en el nom%re de 6clu%es de campoF, en parcelas rurales;.
 #i el espacio no es historia congelada sino construcción social, resulta necesario tener en
cuenta lo acontecido a nivel socioeconómico & pol-tico en el mundo, en (mérica /atina & en el
pa-s. Es decir, a%ordar los procesos sociales desde una perspectiva multiescalar:
internacional :en el marco del "onsenso de Oashington;, regional :consolidación de las
democracias latinoamericanas & desarrollo de pol-ticas acordes a lo esta%lecido por el
"onsenso;, nacional :programa de desregulación para consolidar las reormas que
garanti!ar-an la senda del crecimiento; hasta llegar al nivel local :ciudad de /a Plata & sus
alrededores;. Esto permitirá el reconocimiento de las interrelaciones entre los distintos
actores socioeconómicos, los lu*os & redes en relación con los distintos territorios.
 Mtras de las cuestiones a tener presente son cómo se ue conormando este espacio social
:autoconstruidoE planiicadoE gentriicado
!"
;, & con qué ormas de producción &
comerciali!ación se ha relacionado & muchas veces ha sido condicionado :centrada en el
mercado interno, centrada en el mercado e'ternoE procesos de industriali!ación &
desindustriali!aciónE glo%ali!ación;.
 $n acercamiento económico a la cuestión nos remitir-a a conce%ir a la ciudad, desde la
pro'imidad geográica, como una posi%ilidad de empleo, so%re todo durante el auge del
proceso sustitutivo de importaciones aunque tam%ién en la actualidad. Pero además, las
visiones de otros interesados :mercado inmo%iliario, empresas constructoras, de servicios,
otros; que intentan concretar importantes negocios, transormando !onas residuales en
espacios estratégicos.
 Estos nuevos espacios de residencia :los countries, %arrios cerrados; demandan me*oras en
la red de acceso :autopista 5uenos (ires P /a Plata; a la ve! que estos accesos disparan
nuevos procesos de ur%ani!ación. /a ampliación & remodelación de la red de autopistas &
accesos ha producido un achicamiento de la ciudad que permite vivir en los su%ur%ios &
tra%a*ar en el centro. ,am%ién de%e tenerse en cuenta la tendencia a transormar a estas
ur%ani!aciones cerradas en viviendas permanentes :por la diicultad de mantener dos
propiedadesE la garant-a de servicios tales como redes cloacales, gas natural, seguridad, etc.E
la incorporación de tecnolog-a en las comunicacionesE el cinturón de servicios que se ha
conormado en los alrededores de estos %arrios :centros de consumo, etc.;E por motivos de
ostentación & prestigio.
 ,ampoco puede de*ar de advertirse qué particularidades ha desarrollado este espacio as-
construido, a través del aporte multicultural de sus ha%itantes :desde lenguas, comidas,
vestimentas, m)sicas & hasta cosmovisiones diversas;E cuáles son las identidades &
alteridades :ellos@nosotros; que han ido desarrollandoE qué concepciones de ciudadan-a son
19
+entri#icación implica el proceso de restauración y revalorización de !reas urbanas deterioradas que se convierten
en !reas centrales que son <colonizadas= por sectores de altos ingresos con la consiguiente epulsión de los
antiguos moradores de ba"a renta.
13
las que su%&acenE qué valores & normas son las que circulanE cómo se convive ante la marcada
delimitación & el %a*o nivel de comunicación entre estos universos
 Mtro aspecto, posi%le de considerar, son las modalidades de intervención estatal que
estuvieron ligadas a esta pro%lemática: el proceso de desregulación de los mercados, la
promoción de capital e iniciativas privadas, repliegue de la intervención estatal en el sector &
en el espacio p)%lico :modiicación o desaparición de pol-ticas de su%sidio a la vivienda & el
transporte, detención de los loteos populares, le&es de alquileres;.
 Mtra arista de la cuestión, la inseguridad & violencia ur%ana que lleva a revisar la mu&
instalada ecuación: villa miseria Q delincuencia. "a%e tam%ién incorporar al análisis, la
instalación & prolieración de dispositivos de seguridad dispuestos por las asociaciones
civiles de vecinos en las ur%ani!aciones de los sectores medios & altos, & legitimados por la
acción u omisión de distintas instancias gu%ernamentales. 5arrios privados seguros como
ormas contemporáneas de segregación & homogenei!ación residencial.
 (lgunos de los conceptos espec-icos que podr-an ser presentados, retomados &Io
proundi!ados ser-an: neoli%eralismo, desempleo, le'i%ili!ación la%oral, ingreso per cápita,
e'clusión social, po%re!a estructural, desindustriali!ación, migraciones, estado de %ienestar,
derechos, propiedad privada, canasta amiliar, marginalidad, clientelismo pol-tico,
privati!aciones, planes de a*uste, ciudadan-a, organi!ación espacial, elite económica, etc.
 /as uentes, a partir de las cuales nutrirse, pueden ser art-culos period-sticosE noticieros
radiales & televisivosE li%ros & art-culos especiali!adosE le&es nacionales :como las de
Reorma del Estado & de Emergencia Económica;, provinciales :como el 4ecreto@/e& NR
KC01IDD de Mrdenamiento ,erritorial & $so del #uelo &Io la Resolución NR 1DICK so%re
5arrios "errados;, as- como tam%ién ordenan!as municipalesE datos aportados por el
+nstituto Nacional de Estad-sticas & "ensosE otogra-as, planos, mapas :del tra!ado de
autopistas, de locali!ación de las ur%ani!aciones cerradas en el área;, imágenes satelitales,
pel-culas, gráicasE entrevistas a inormantes caliicados & especialistasE visitas organi!adas
ad@hoc. Estas son algunas de las posi%ilidades. 4e%en considerarse además, los
procedimientos que conlleva el tratamiento de cada una de estas uentes & tam%ién los
procesos de conocimiento en los cuales se pondrá especial atención :o%servación,
comparación, clasiicación, interpretación, etc;.
En el encuadre general de esta propuesta de tra%a*o, será indispensa%le, además,
anali!ar & diseñar una serie de aspectos asociados con la práctica pedagógica
concreta del aula. Entre ellos, por e*emplo:
 /as estrategias de enseñan!a@aprendi!a*e con las que se va a presentar esta pro%lemática a
los alumnos. /a presentación de pro%lemas a resolver involucra la necesidad de ela%oración
de hipótesis, la %)squeda %i%liogra-a & en otras uentes, la contrastación de la hipótesis
alcan!ando ciertos resultadosE dierentes e'plicaciones so%re un conlicto determinando
quiénes se enrentan, por qué, con qué intencionalidades & cómo se resuelveE la
interpretación de historias de vida para lo cual tendrán que reali!ar entrevistas,
conte'tuali!ándolas & contrastándolas con otras uentesE la ela%oración de predicciones
luego de ha%er anali!ado la situación dada en proundidadE el enunciado de *uicios cr-ticosE la
investigación so%re ciertos tópicos que pueden ser motivo de de%ate, entre otras
posi%ilidades.
14
 #erá necesario tener en cuenta que el desarrollo de una propuesta como la que se presenta
no podr-a ser llevada adelante en menos de dos meses de tra%a*o. "omo vemos, no se trata
de reducir el universo de contenidos a%ordados, o sea de enseñar menos contenidos, sino de
organi!arlos de orma tal que permitan al alumno esta%lecer cone'iones, enmarcarlos en un
conte'to determinado, en s-ntesis, poder comprenderlos & e'plicarlos en su comple*idad.
 #eguramente, la detección de los conocimientos previos de los alumnos respecto de la
cuestión ser-a el punto de partida del proceso de evaluación, el que se continuar-a a través
de un seguimiento de cada una de las acciones reali!adas durante el proceso de investigación.
Para este seguimiento pueden utili!arse ta%las de o%servación donde se consigne el
desenvolvimiento personal & grupal de cada alumno. Para la evaluación inal se podr-a pensar
en varias alternativas pero es importante incluir aquellas que permitan una comunicación @&a
sea oral, escrita, gráica o que inclu&a una com%inación de ellas@ de lo investigado que
traspase los l-mites del aula. Esto es importante porque no se puede perder de vista que
cualquier investigador %usca sociali!ar sus producciones como orma de contri%uir al
me*oramiento de calidad de vida de las personas & esta posi%ilidad es la que lo incentiva para
continuar desarrollando su tra%a*o. 4e la misma manera, es esta posi%ilidad de compartir los
resultados de su la%or la que incentiva a los alumnos, los motiva & alienta a lograr %uenos
resultados.
$na mirada de las "iencias #ociales en los términos que hemos venido desarrollando implica la
ampliación de las competencias proesionales de los docentes porque entraña una actuali!ación en
distintos campos del conocimientoE en la utili!ación de tradicionales & nuevos recursos & en las
estrategias metodológicas para lograr una adecuada transposición al aula. Es decir, en términos
prácticos & a modo de recapitulación de lo e'puesto, diremos que resulta necesario:
 $na selección de los conceptos & contenidos esta%lecidos en el 4iseño "urricular de la
Provincia, más adecuados seg)n el tema &Io pro%lema que se a%orda.
 $na organi!ación & *erarqui!ación de los contenidos a enseñar: deinir qué enseñar
:determinar los tiempos & espacios que permitirán desarrollar los contenidos & los conceptos
so%re los que se proundi!ará en el tra%a*o escolar; & cuándo hacerlo :cómo distri%uirlos a lo
largo de los años de un cicloE cómo lograr una coordinación de los mismos en los diversos
ciclosE cómo distri%uirlos en el transcurso del año escolar;.
 $na metodolog-a de enseñan!a en el área, determinar qué recursos & estrategias utili!ar.
 $na evaluación que inclu&a los dierentes momentos del proceso de aprendi!a*e: diagnóstico,
ormativo & sumativo.
El e*emplo que hemos seleccionado puede representarse gráicamente como se indica
seguidamente:
15

La !ragmentación
social " espacial
en la ciudad de
La Plata
Contenidos de los e#es del D$ C$
Pcial$
@ ;ociedad, 2rganización y participación
@ ;ociedad, *conom5a y Aaturaleza
@ )onstrucción del )onocimiento de la
7ealidad ;ocial
@ -ecnolog5a y Btica
Cuestiones a tener en
cuenta$$$
Intencionalidad, contradicciones, con#lictos,
relaciones de poder entre los su"etos sociales.
$n!lisis multiescalar.
6istoricidad de la problem!tica.
)on#ormación, #unciones y #ormas de coneión del
espacio.
3ovilidad de las personas en b%squeda de nuevas
oportunidades.
-raba"o y condiciones de traba"o.
0roceso de concentración de la riqueza @
0auperización.
2rganización de la in#raestructura.
)on#ormación de nuevas identidades culturales.
3odalidades de intervención estatal.
0rocesos de industrialización y desindustrialización.
;eguridad y violencia urbana.
En!oque cr%tico&sistémico
Situaciones pro'lematizadoras( puerta
de entrada a) tiempo( espacio " su#etos
sociales precisos " la relación entre las
distintas dimensiones de la realidad
social* la pro!undización en conceptos*
la !ocalización de ciertos contenidos* la
de!inición de la metodolog%a de a'orda#e
de los mismos* la construcción de un
sistema de interpretación " explicación
de lo social( como +erramienta de acción
que contri'u"a a la trans!ormación "
me#ora de la realidad social$
*"e problematizador

que articula
El e*emplo que hemos planteado puede ser tra%a*ado con alumnos del ,ercer "iclo
de la E.5. Es posi%le, por lo tanto, que usted se pregunte de qué manera podr-a ser
retomado con los alumnos del polimodal, proundi!ando su tratamiento a través del
tratamiento disciplinar desde la Bistoria, la .eogra-a & la Hiloso-a & Hormación
Stica & "iudadana.
Es posi%le reali!ar un a%orda*e de los contenidos que esta%lece el 4iseño "urricular para el
Polimodal, a través de la selección de algunas pro%lemáticas comunes a todas las disciplinas @tales
como la planteada precedentemente@ & que permitan ser conte'tuali!adas, e'plicadas, interpretadas
por cada una de ellas desde su mirada particular, aplicando sus propias categor-as de análisis &
métodos de investigación, utili!ando las uentes que sean pertinentes para cada una de ellas.
#e trata pues, de hacer oco en la misma pro%lemática desde la particular mirada de cada una de
las disciplinas enunciadas. Es como mirar con lupa o !oom de distintas caracter-sticas un mismo
recorte de la realidad. 4e esta manera la visión que tengamos de ella dependerá de la lupa utili!ada,
cada una destacará más ciertos elementos, permitirá aprehenderlos me*orE pero sólo la con*unción
de esas diversas miradas es la que posi%ilitará captar la comple*idad del recorte enocado. ,al como
plantea el mismo 4iseño "urricular & como e'presamos en el gráico que sigue:
6El camino de la vida adolescente es esencialmente una %)squeda que se transita con el anhelo de
llegar a un hori!onte más amplio en el que la ragmentación de signiicados dé lugar a una totalidad
con sentido. ,otalidad que se constru&e mediante procedimientos cooperativos de rele'ión &
16
cr-tica en los que la misma indagación sólo es posi%le en el marco de actitudes de solidaridad,
respeto mutuo & corresponsa%ilidadF
00
.
8ragmentación ;ocial y *spacial


Una misma problemática alcanzada por el zoom de las diversas disciplinas
Basta ahora, el conocimiento disciplinar ha%-a sido insulari!ado, es decir, cada una de las
disciplinas se dedica%a al estudio de una parte. Pero, como sa%emos, los pro%lemas de la vida son
multidisciplinares, transdisciplinares, multidimensionales. #i el o%*etivo es, contri%uir a preparar a
nuestros alumnos para la comple*idad de los tiempos, de%emos tender a revertir ese proceso,
de*ando atrás la idea de islas & conci%iendo a cada disciplina como pen-nsulas, dierentes entre s-,
pero que permiten la cone'ión con el todo & una concepción integral & comple*a del mismo.
Para que este a%orda*e se produ!ca, será necesario el tra%a*o con*unto de directivos &
docentes, cola%orando en la ela%oración o revisión de un Pro&ecto "urricular +nstitucional que
atienda a estas particularidades partiendo del conocimiento de los contenidos, las ormas de tra%a*o
& la normativa de las orillas entre las cuales el nivel polimodal es el puente: el ,ercer "iclo, por un
lado & por otro, la necesidad de preparar6para la continuación de estudios superiores & para la
inserción activa & responsa%le en la vida democrática de la comunidadF
01
. Eso requiere la constitución
de espacios de discusión e integración epistemológica, ideológica, & psico@socio@pedagógica.

/a siguiente es una posi%le selección de contenidos, para el primer año de polimodal, que permita
e'plicar desde los aportes disciplinares la pro%lemática de la ragmentación social & espacial que,
como sa%emos, no es un enómeno e'clusivo de la ciudad de /a Plata Pal que &a nos reerimos@ sino
que es pasi%le de ser a%ordada a partir del estudio de otros casos a nivel nacional, regional &
mundial. El tra%a*o con conte'tos ricos & variados propiciará un análisis más pormenori!ado de esos
procesos en diversos lugares del mundo & permitirá el esta%lecimiento de relaciones, la %)squeda de
similitudes & dierencias, no privilegiando un desarrollo meramente cronológico de los mismos sino,
adoptando uno que permita a los alumnos la ela%oración de comparaciones so%re los procesos
sociales, a partir del reconocimiento de la multicausalidad, el conlicto, las redes de relaciones, la
multiperspectividad, los cam%ios & las continuidades, en in, la comple*idad de esos procesos.
4e esta manera, los casos anali!ados en años &Io ciclos anteriores, de%en estar pensados &
organi!ados para ser recuperados en el año &Io ciclo su%siguiente, con una lógica de c-rculos
concéntricos que inclu&en al anterior & se van ampliando, es decir, suponen una comple*idad creciente
11
8undamentación 8iloso#5a y 8ormación Btica y )iudadana, 1C $(o, 0olimodal
12
8undamentación 6istoria 3undial )ontempor!nea, 1C $(o, 0olimodal
17
que promueva la concatenación con los conocimientos adquiridos a partir de los añosIciclos
anteriores.
 4esde la Bistoria: ,ransnacionali!ación & concentración económica. Eectos sociales
pro%lemáticos: desempleo, desigualdad social, marginalidad & delincuencia. Relaciones
estado@mercado: de%ate so%re la via%ilidad & necesidad de pol-ticas estatales reguladoras.
"am%ios en la organi!ación & los roles amiliares.
 4esde la .eogra-a: /os desequili%rios ur%anos. Modelos ur%anos. Hunciones & *erarqu-as.
Hormas de asentamiento ur%ano. Pro%lemáticas ur%anas. /as redes de transporte &
comunicaciones. "alidad de vida: indicadores. /a po%lación como recurso: empleo & desempleo.
El proceso de glo%ali!ación: las transormaciones económicas, sociales & territoriales del
sistema. El rol del Estado.
 4esde la Hiloso-a & Hormación Stica & "iudadana: casi todos los contenidos del E*e de la
2ida Pol-tica &, tal como se plantea en el 4iseño "urricular, el desarrollo de los mismos será
67...8 acilitado por el tra%a*o con contenidos de otros espacios curriculares que operan como
sa%eres previos para el tratamiento de estas cuestionesF.
03

#i pretendemos que nuestros alumnos desarrollen un pensamiento cr-tico & rele'ivo que les
permita e'plicar e interpretar la realidad social & actuar en ella, aportando a la construcción de una
sociedad me*or, será necesario que los docentes & directivos de cada institución & de todos los
ciclos de la escolaridad, esta%le!can espacios de diálogo & coordinación eectivos que desem%oquen
en pro&ectos concretos, tratando de conectar los aprendi!a*esE &a que, el desarrollo de los niños &
adolescentes no es un proceso con etapas claramente delimitadas ni meramente &u'tapuestas, sino
un continn. Esto tam%ién supone leer el curr-culum como una propuesta sin solución de continuidad.
Estos son los desa-os que tenemos por delante.
( través de esta %reve undamentación del área, seguramente usted. ha%rá ido
descu%riendo algunas pautas para anali!ar el pro&ecto áulico de sus docentes o una
de sus clases. ( continuación, le orecemos algunas precisiones que avorecerán el
desarrollo de esa actividad.
La mirada del directivo so're la plani!icación did,ctica
" so're la pr,ctica de enseñanza
en el ,rea de Ciencias Sociales
Resulta importante en este punto, reali!ar una revisión del Pro&ecto Educativo +nstitucional
:PE+;, &a que en él se encuentran deinidas las l-neas de acción institucionales &, o%servar si %rinda
pautas para la organi!ación de los contenidos curriculares que se hallan especiicados en el Pro&ecto
"urricular +nstitucional. En este )ltimo, seguramente encontrará no sólo una organi!ación de los
contenidos por año & ciclo sino tam%ién una progresión de la propuesta didáctica para la enseñan!a
de los mismos.
(ntes de su ingreso al aula, es importante que ponga atención en la planiicación didáctica,
centrando la mirada en las siguientes cuestiones:
1D
)ontenidos y epectativas de logro 8iloso#5a y 8ormación Btica y )iudadana, 1C $(o, 0olimodal
18
 #u a*uste a los lineamientos esta%lecidos en el P"+.
 /a e'plicitación de un diagnóstico de la realidad & del conte'to de enseñan!a.
 /a noción de ciencia & el modelo didáctico que se adopta, lo cual se halla en estrecha relación
con el marco conceptual desde el cual se presenta la propuesta.
 #i se proponen recortes enmarcados en los lineamientos del 4iseño "urricular Provincial,
signiicativos socialmente & para los alumnos & conectados con otros campos de
conocimiento.
 #i se promueve el aprendi!a*e de conceptos, la idea de proceso, el esta%lecimiento de
relaciones, la interpretación & análisis cr-tico de la realidad social pasada & presente, el
desarrollo de ha%ilidades cognitivas, de actitudes & valores socialmente aceptados, la
participación social.
 #i se integran los contenidos enunciados en el punto anterior a los llamados conceptuales o
se los presenta disociados de éstos.
 /as estrategias de aprendi!a*e que se proponen & los recursos que se utili!an.
 /as intencionalidades que conlleva la evaluación propuesta :medir, tener en cuenta el
proceso, etc;.
Reordenemos lo e'puesto hasta aqu- & veamos cuáles son los momentos a tener en cuenta & las
preguntas que $d. podr-a hacerse al o%servar & registrar una clase de "iencias #ociales en su
institución.
Al comenzar la clase
 </a clase se encuentra incluida en el tra%a*o glo%al del curso= <#e retoma una temática
iniciada previamente, sinteti!ando lo reali!ado hasta el momento= <#e propone una nueva
temática desconectada del tra%a*o anterior= <#e parte del planteo de una situación
pro%lemática o del análisis de un caso=
Con respecto a los contenidos
 <#e presenta un tiempo lineal P cronológico o se avorece el tra%a*o a partir de
periodi!aciones posi%ilitando la comprensión de la simultaneidad & la sucesión, sincron-a :se
estudian las sociedades identiicando sus rasgos económicos, pol-ticos, tecnológicos,
culturales, en el conte'to de una época determinada; P diacron-a :se promueven las
capacidades de representación & medida del tiempo, identiicación de actores de cam%io &
permanencia & de las repercusiones de los acontecimientos, co&unturas & procesos a corto,
mediano & largo pla!o;=
 <#e avorece la comprensión de las relaciones entre la sociedad & el medio natural= <#e
permite esta%lecer relaciones :dependencia, complementariedad; entre diversas escalas de
análisis= <#e avorece la comprensión del espacio como construcción social=
 <#e presentan su*etos )nicos individualesIcolectivos o multiplicidad de ellos= <#e permite
que los alumnos tra%a*en a partir de dierentes puntos de vista de los su*etos sociales & que
se maniiesten los intereses que éstos e'presan= <#e posi%ilita que se descu%ran las
relaciones de poder e'istentes en una sociedad & las situaciones de conlicto@consenso que
en ella se desarrollan=
Con respecto a la metodolog%a de tra'a#o
 <#e parte de los conocimientos previos de los alumnos=
19
 <#e esta%lecen relaciones con los contenidos tra%a*ados previamente=
 <#e generan estrategias para que los alumnos puedan apro'imarse a la construcción de
conceptos o se proponen aprior-sticamente deiniciones acerca de los conceptos tra%a*ados=
 <#e dedica tiempo a escuchar las argumentaciones & e'plicaciones que dan los alumnos en
relación a los temas tratados=
 <#e com%inan instancias e'positivas con instancias de tra%a*o individual &Io grupal= #i
alienta el tra%a*o individual o grupal <controla el progreso o estancamiento del mismo=
 <#e utili!a sólo el te'to como recurso o se com%ina el tra%a*o con el aporte de otras uentes
& otros materiales didácticos=
 <#e proponen situaciones pro%lemáticas, e'plicaciones de conlictos, interpretación de
historias de vida, reali!ación de predicciones, preparación de de%ates= <#e inclu&en los
pasos de la investigación social :delimitación del pro%lema, planteo de hipótesis, %)squeda &
análisis de uentes, ela%oración de conclusiones, comunicación de los resultados de la
investigación por distintas v-as;=
09
 <#e generan instancias para que los alumnos rele'ionen acerca sus procesos de
aprendi!a*e=
 <#e conrontan las ideas previas con la nueva inormación a la que se ha accedido=
Al terminar la clase
 <#e plantea un cierre :integración o s-ntesis; de los contenidos a%ordados & eval)a lo
desarrollado=
 <#e reali!a una revisión & reconstrucción del proceso de conocimiento reali!ado=
/as preguntas que hemos incorporado sólo pretenden ordenar su mirada a la hora
de ingresar al aula de "iencias #ociales, aunque, sin duda, con la o%servación de una
sola clase no encontrará respuestas a todos los cuestionamientos planteados. Pero,
nuestra e'periencia indica que, al menos le %rindará una perspectiva de lo que está
sucediendo eectivamente en su institución en relación con el área. #eguramente,
este listado merecerá diversas adaptaciones en virtud del nivel educativo en el que
se lo pretenda utili!ar.
14
;iguiendo el e"emplo de la problem!tica de la #ragmentación social y espacial en la ciudad de La 0lata se
podr5a partir de la hipótesis que sostiene que la misma comenzó a partir del proceso de desindustrialización
operado a partir de 197; un con#licto a resolver ser5a la ocupación del espacio p!blico " pri#ado; una historia
de vida, la de un pe$ue%o productor &ort'cola $ue optó por #ender su tierra al no resultarle rentable la
producción a la $ue se dedicaba; las predicciones podr5an traba"arse en torno a las #'as de solución $ue tendr'a
el problema de la inseguridad; un debate podr5a centrarse en torno a los criterios con los $ue el Estado aprueba
la localización de las urbanizaciones cerradas. )abe aclarar que para llevar adelante cualquiera de las
estrategias mencionadas es menester haber cumplido con los pasos de la investigación social que #ueron
analizados precedentemente.
20
-i'liogra!%a de consulta
Aisen#erg$ %& y Aldero'i$ S& Comps& 4idáctica de las ciencias sociales. 5uenos (ires: Paidós
Educador.
Asensio$ Carretero$ Po(o )!*+*, /a enseñan!a de las "iencias #ociales. Madrid, 2isor.
%ene-am$ P& y Pages$ .& )!**/, Enseñar & aprender "iencias #ociales, .eograia e Bistoria en la
educación secundaria. 5arcelona, +#E@Borsori Editor.
%ordie$ P& )!*+*, /a reproducción. 5arcelona@ /aia
%radel$ 0ernand /a historia & las "iencias #ociales.
%rner$ .&S& )!*++, Realidad mental & mundos posi%les. 5arcelona@ .edisa
%rner$ .&S& )!**/, Educación puerta a la cultura. Madrid@ 2isor
Ca(den$ C& )!**!, El discurso en el aula. El lengua*e de la enseñan!a & del aprendi!a*e. 5arcelona:
PaidósIME"
Calaf 1asac2s y otros )!***, (prender a enseñar geogra-a. España, MiGos@,au.
Camilloni$ A& 3& de )!**/, #o%re los aportes de la psicolog-a del aprendi!a*e a la didáctica. En:
Novedades Educativas. NT K9. 9@D.
Camilloni$ A& 3& de )!**4,5 4e herencias, deudas & legados. $na introducción a las corrientes
actuales de la didáctica. En: (. O. de "amilloni & otras. "orrientes 4idácticas "ontemporáneas.
5uenos (ires: Paidós.
C2almers$ A& )!*+4, <Uué es esa cosa llamada ciencia= Madrid: #iglo NN+.
C2evalard$ 0& )!**!,& /a transposición didáctica. 4el conocimiento erudito al conocimiento
enseñado. ,rad. de 4. Hregona & H. Mrtega@ $. N. "omahue
Clar6$ C& y Peterson$ P& )!*+*, Procesos de pensamiento de los docentes. En: M. OittrocG. "omp.
/a investigación de la enseñan!a. Enoques, teor-as & métodos +++. Mé'ico: Piados.
Comisión 7l#e6ian para la reestrctración de las Ciencias Sociales )!**+,& (%rir las "iencias
#ociales. Mé'ico@Madrid. #iglo NN+
<"ómo e'plicar los mapas= :0CCL; 5arcelona, "E(".
Connell$ R& 3& )!**/, Escuelas & *usticia social. Madrid: Morata.
Cor#eró$ 0igeras y otros )!**+, ,ra%a*ar mapas. Mé'ico, /ongman.
21
Dise8o Crriclar de la Provincia de %enos Aires
Edelstein$ 7& y Rodr9ge($ A& )!*/:, El método: actor uniicador & deinitorio de la
instrumentación didáctica. En: Revista "iencias de la Educación. (ño +2 NT 01. 5uenos (ires.
7arc9a %lanco$ A& )!**:, 4idáctica del museo. Madrid Ediciones de la ,orre.
7arc9a Canclini$ ;& )!**<, "onsumidores & ciudadanos. Mé'ico: .ri*al%o.
7iaco#e$ 1& )!**+,& /a geogra-a cient-ica en el aula. Rosario, Bomo #apiens.
7irox$ =& )!**>,& /a escuela & la lucha por la ciudadan-a. Mé'ico: #iglo NN+ Ed.
7raves$ ;& )!*+!,& /a enseñan!a de la .eogra-a. Madrid. "incel@Vapelu!
=os#s#a?n$ E& )!**+,& #o%re la historia. 5arcelona. .ri*al%o Mondadori.
Lc2etti$ Elena )!***,& Piedra li%re... a los contenidos procedimentales. 5s. (s., Magisterio del R-o
de la Plata.
Sc2?ar(stein$ D& )@""!,& $na introducción al uso de la historia oral en el aula. 5s. (s., Hondo de
"ultura Económica.
Trepat& Cristofol )!**<,& Procedimientos en Bistoria. $n punto de vista didáctico. 5arcelona, .rao.
Trepat$ A& y Comes$ P& )!**+,& El tiempo & el espacio en la didáctica de las ciencias sociales.
5arcelona, .rao.
Bilar$ P& )!*+@,& +niciación al voca%ulario del análisis histórico. 5arcelona, .ri*al%o.
Es recomenda%le, tam%ién, releer los siguientes materiales producidos por la
4."&E, que pueden encontrarse en los "+E & las Weaturas de +nspección:
/ineamientos "urriculares :una serie de tres documentos;.
4ocumento 6Pro%lemas de la enseñan!a para la E5.F, 1LL1.
4ocumentos de Wornada "ompleta, 1LLL.
5i%liogra-a espec-ica de las áreas, seleccionada por el programa de capacitación Horde"ap, 1LL0@
1LL1.
6Bacia una me*or calidad de la educación ruralF, "urso destinado a docentes de 0T & 1T "iclo de E.5
de Escuelas Rurales & de +slas, Módulos +, ++ & +++, 1LL3.
22
Provincia de -uenos Aires
+obernador4 Ingeniero 8elipe ;ol!
'irector +eneral de )ultura y *ducación4 0ro#. 3ario Aéstor 2porto
;ubsecretario de *ducación4 0ro#. $lberto ;ileoni
'irector 0rovincial de *ducación de +estión *statal4 0ro#. Eorge $meal
Dirección Provincial de Educación de .estión Privada
'irector 0rovincial de *ducación de +estión *statal4 Lic. Euan 2driozola
'irectora 'ocente4 Lic. )elia 3enoyo
'irector $dministrativo4 0ro#. 3ario )iarlante
;ubdirectora $dministrativa4 ;ra. ,eatr5z ,runazzo
Equipo de Asesores
0erla $gosti
)ristina ,erdini
Liliana ,ouza
$na 3ar5a 'orato
Eorge Iglesias
Aora 0inedo
;tella 3aris 7izzi
,eatriz 7omano
Equipo /écnico de Apo"o
+raciela 'e Fita
*lba 8ontenla
Laura Fidarte
Responsa'les coordinación " diseño de este documento
*lba 8ontenla
Laura Fidarte
Autora del documento
'iana 6amra

23