INFORME ACADEMICO Y CONDUCTUAL

En mi labor como profesor en los cursos de: algebra y trigonometría detallo a continuación
a los alumnos del cuarto grado de secundaria su comportamiento y rendimiento
académico en mi clase:
- Por momentos no escriben la clase desarrollada, algunos hay que estar
diciéndoles reiteradas veces llamándoles la atención ya que muchos de ellos se
ponen a conversar mostrando una apatía en los cursos de matemática.
- No muestran interés en el avance del libro, se quejan de que quieren más nivel
académico cuando no pueden hacer lo básico.
- Siempre niegan su mal comportamiento, demostrando cinismo, rebeldía frente a la
queja de un profesor, cuando uno se le habla de buena manera.
- Suelen emplear palabras soeces como si fuera su mecanismo de defensa o de
justificación frente a la deficiencia de su rendimiento académico y del fatigado
estrés que según ellos que el colegio lo genera.
- Muchos de los alumnos tratan de imponer su rebeldía con los docentes,
mofándose de la situación y creen ellos tener la razón.
- La alumna: Astrid Marca, suele criticar de la institución educativa desde la
administración, docentes y todo el personal, alegando de que son unos ineptos.
Debo decir de que tiene un complejo de superioridad, pero que en la realidad es lo
contrario y lo justifica culpando a un docente con su típica frase: ¡“No entiendo su
clase”!. En lo que respecta, en mis clases, por momentos trabaja con buen ritmo
pero ha sido muchas veces en la que ella misma se estresa y se muestra
inoperante en el desarrollo de los temas empleando lisuras.
- Si por percances se pierde las clases de matemática, se les plantea la
recuperación ya sea en la hora de tutoría, ellos muestran una rotunda negatividad.
Demostrando así de que no les interesa el avance de los temas.
- Los alumnos: Galo y Camila, suelen conversar en clase, no les interesa en lo más
mínimo la clase desarrollada y creen que copiando y rellenando el cuaderno
aprobaran el curso. Muchas veces se les habla, pero suelen mostrar rebeldía y
niegan lo que hacen.
- El alumno: Galo Silva, no ha mostrado mejorías en mi curso, su rendimiento
académico es deficiente y para colmo alega de que él sabe cómo aprobar y
reconociendo de que no le gusta el estudio.
- La alumna: Karol Vidalón, emplea lisuras fuertes en clase. Debo decir de que
cuando estudia hay un buen desempeño pero el problema es cuando se deja
llevar por el pesimismo y la negatividad de algunos compañeros.
- De la misma manera ocurre con el alumno: Diego Valencia, cuando emplea sus
lisuras en las clases del profesor.
- Resalto un detalle de los alumnos en el examen de matemática, en donde ellos no
saben resolver operaciones básicas de aritmética, he tenido que bajar el nivel
académico y encima emplear las pautas para el examen en la pizarra como lo
muestro en la siguiente imagen:
























Pero así habiendo dado esta facilidad han habido desaprobados en el curso, con
ello demuestro así la falta de responsabilidad de estudiar frente a un examen
bimestral.

Por último, debo decir que al inicio del año escolar muchos alumnos no tenían ese
comportamiento rebelde como lo es actualmente en donde muchos de ellos creen
imponer sus condiciones frente a cualquier profesor que esté desarrollando su
clase. Espero la mejoría de parte de los alumnos y de reconocer sus errores para
que de esta manera se pueda desarrollar mejor las clases.
Atte. Prof. Mauricio Maguiña Melgar.