Aborto en Estados Unidos

.
El aborto en Estados Unidos, referido al aborto inducido o interrupción voluntaria del
embarazo, es legal en todos los estados de Estados Unidos desde la sentencia de la Corte en
el Caso Roe contra Wade, de 22 de enero de 1973.
1

La sentencia del caso Roe contra Wade estableció en un "trimestre" el plazo en el que podía
practicarse el aborto ya que era el periódo a partir del cual el feto podía ser viable -
probabilidad de supervivencia fuera del útero-. Dicha sentencia prohibió a los
distintos estados cualquier limitación del aborto temprano durante ese plazo aunque podían
imponerse restricciones o prohibiciones absolutas, dependiendo de los supuestos, una vez
superado ese plazo de tres meses.
1


Historia del aborto en Estados Unidos
Antes de la Independencia de los Estados Unidos apenas existían leyes sobre el aborto
inducido y su penalización aplicándose el derecho anglosajón (common law) que, básicamente
establecía que el aborto era aceptable y legal si se producía con anterioridad a que la madre
sintiera el feto (quickening). Después de la Independencia aparecieron distintas leyes en la
década de 1820: 1821 en Connecticut legislando sobre el suministro de abortivos a los
farmeceúticos; en Nueva York penalizando la práctica del aborto inducido.
Muchas de las primeras feministas, entre ellas Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton se
posicionaron en contra del aborto ya que lo consideraban la culminación de una serie de
agresiones a la mujer y a su falta de independencia real que, para ellas había que corregir.
Entonces una mujer debía poder rechazar las relaciones sexuales con su marido -de las que
se derivaba el embarazo no deseado y el aborto-; no había ley que protegiera a la mujer
de violación del marido y las mujeres de escasos recursos se encontraban sin la menor
independencia para el divorcio y el rechazo de las relaciones sexuales. Legalizar el aborto era
para algunas de las primeras feministas resolver un problema sin modificar su causa.
Durante la década de 1860 aumentó la legislación penalizando y criminalizando el aborto; en
1900 el aborto era ilegal en numerosos estados aunque algunos incluían supuestos que
permitían el aborto en circunstancias limitadas, por lo general para proteger la vida de la mujer
o los embarazos por violación o incesto. A pesar de la penalización el aborto continuó durante
el siglo XX haciéndose su práctica muy insegura al considerarse ilegal. En numerosos casos
la vida de la mujer corría peligro llegándose a su muerte, como en el caso de Gerri
Santoro de Connecticut en 1964.
Antes de la sentencia caso Roe contra Wade había excepciones a la prohibición del aborto en
al menos 10 estados -por violación, peligro para la madre e incesto.
Aprobación de los métodos anticonceptivo

En 1965, la decisión, por 7 votos a favor y 2 en contra, de la Corte Suprema de Estados
Unidos en el Caso Griswold contra Connecticut, sentenció que la Constitución de los Estados
Unidos protegía el derecho a la privacidad (Privacy laws of the United States) y por tanto
declaró inválidas las leyes de los diferentes estados que violaban el derecho a la privacidad
marital que garantizaba el acceso y la administración de anticonceptivos.
En 1965 el Colegio estadounidense de obstetras y ginecólogos (ACOG-American Congress of
Obstetricians and Gynecologists) asumió la posición defendida por Bent Boving en1959 quien
consideraba que la concepción comenzaba en la implantación del embrión y no cuando se
producía la fecundación. Este informe médico cambió la categoría de algunos de los métodos
anticonceptivos que hasta entonces habían sido considerados métodos abortivos cuando
actuaban antes de la implantación del embrión en el útero.
Caso Roe contra Wade 1970-1973

En 1970, las abogadas Linda Coffee y Sarah Weddington, presentaron una demanda
en Texas representando a Norma L. McCorvey ("Jane Roe") reclamando el derecho al aborto
inducido por violación. Aunque el Fiscal de distrito del Condado de Dallas, Texas, Henry Wade
-quien representaba al Estado de Texas- se oponía al aborto, finalmente el Tribunal del distrito
falló a favor de Jane Roe, pero sin establecer cambios en la legislación sobre el aborto
inducido de Estados Unidos.
"Jane Roe" dio a luz a su hija -a quien dio en adopción- mientras el caso aún no se había
decidido.
Decimocuarta enmienda; derecho a la privacidad como derecho fundamental

El caso fue apelado en reiteradas ocasiones hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia de los
EEUU que, finalmente, en su resolución de 22 de enero de 1973, estableció que la mujer tiene
el derecho a la libre elección -entendida como "derecho a la privacidad o intimidad"- que
protegería la decisión de llevar o no llevar un embarazo a término. Según la sentencia el
derecho de privacidad se derivaba de la cláusula de debido proceso de la Decimocuarta
Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

La Corte clasificó este derecho como
fundamental por lo que toda violación de ese derecho fundamental a la privacidad por parte
del gobierno debería estar justificada.
La resolución del caso Roe v. Wade, 410 U.S. 113 (1973) se considera histórica en materia
de aborto inducido ya que, por su jerarquía, anuló las leyes que penalizaban el aborto en los
distintos estados e impedía legislar en su contra ya que podía ser considerado como violación
del derecho constitucional a la privacidad amparado en la cláusula del debido proceso de
la decimocuarta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. La decisión obligó a
modificar todas las leyes federales y estatales que proscribían o que restringían el aborto y
que eran contrarias con la nueva decisión.
Caso Doe contra Bolton - 1973

Si el contenido esencial de la sentencia de la Corte Suprema del caso Roe contra Wade era
que el aborto debe ser permitido a la mujer, por cualquier razón, hasta el momento en que el
feto se transforme en viable, es decir, sea potencialmente capaz de vivir fuera del útero
materno, sin ayuda artificial, la sentencia del caso Doe contra Bolton publicada el mismo día
22 de enero de 1973, estableció que el aborto inducido debe ser legal cuando sea necesario
para proteger la salud de la mujer.
Datos sobre el aborto en Estados Unidos


Número de abortos legales en los Estados Unidos, desde 1973 a 2005.
La comunicación a las autoridades sanitarias y estadísticas de la práctica de abortos no es
obligatoria en Estados Unidos por lo que las estadísticas son aproximadas y elaboradas
proyectadas partiendo de los casos reportados sobre el total de la población. El Centers For
Disease Control (CDC)

recopila regularmente las estadísticas sobre el aborto inducido.
Según el CDC y el Instituto Guttmacher, desde el año 1973 hasta 2008, se habrían practicado
unos 50 millones de abortos legales en Estados Unidos
13

El aborto inducido puede realizarse mediante medicamentos o con intervención quirúrgica.
En Estados Unidos el porcentaje de abortos realizados con medicamentos (medical abortion)
sobre el total de abortos ha aumentando desde la aprobación de la mifepristona: 1.0% en el
año 2000, 2.9% en 2001, 5.2% en 2002, 7.9% en 2003, 9.3% en 2004, 9.9% en 2005, 10.6%
en 2006, 13.1% en 2007.
14