Introducción al Manual de Photoshop

Primeras notas sobre Photoshop, que nos servirán para dar una introducción al Manual de
Photoshop.
Sin duda, el programa de diseño gráfico por excelencia es Adobe Photoshop. Desde
siempre lo ha sido y hoy por hoy pocos competidores podrán hacerle un algo de sombra.
Bien cierto es que para diseñadores de páginas web es una herramienta que resulta incluso
más potente de lo necesario, pero también es cierto que nunca está de más contar con una
utilidad, tan buena, que los límites sean más bien nuestros propios conocimientos que sus
posibilidades.
La mayor de las desventajas de Photoshop podría ser su precio, que resulta en nuestra
opinión exagerado y poco al alcance de la mayoría de diseñadores nóveles. Otro de los
puntos flacos de Photoshop, para las personas con poca experiencia, es su dificultad de uso.
Quizás tantas opciones como tiene, siendo algunas poco intuitivas si no hemos aprendido a
usar el programa desde sus inicios, hace que todavía sea más difícil de digerir para las
personas que empiezan a trabajar con Photoshop.
En cuanto al precio del programa poco podemos hacer, puesto que venderlo tan caro es una
decisión de la propia empresa creadora del software, Adobe. Pero donde podemos ayudar y
estamos decididos a hacerlo, es en la parte de aprendizaje del mismo, sobre todo para
aquellos usuarios que comienzan su andadura con el programa. Por ello, comenzamos este
Manual de Photoshop, en el que vamos a ir explicando, poco a poco, las herramientas más
fundamentales para poder utilizar el programa de una manera sencilla.
Este manual de Photoshop, por tanto, está pensado para personas sin experiencia, ya que
vamos a explicar las cosas para aquellos que quieren dar sus primeros pasos y empezar a
soltarse en su uso. Una vez leído este manual podremos trabajar de manera autónoma y
hacer cosas como retoques fotográficos, diseños de páginas web, iconos botones, banners,
etc. por nosotros mismos.
Ahora bien, para los que ya conocen Photoshop y quieren aprender a realizar cosas más
complejas relacionadas con el diseño de páginas web, recomendamos leer nuestro Taller de
Photoshop, que ya da por sabidas las cosas que explicamos en este manual y pasa
directamente a la práctica sobre casos de uso útiles pensados, como decía, para diseñadores
de sitios web. En el Taller de Photoshop podrás encontrar casos prácticos, como la
realización de efectos de texto, banners, fondos para páginas web, acciones por lotes para
procesamiento de múltiples archivos al mismo tiempo, retoques diversos, etc.

De paso, también queremos comentar que en nuestro sitio web "hermano"
DesarrolloMultimedia.es, estamos publicando un taller de Photoshop con otra serie de
artículos prácticos, menos focalizados en la web y más en el diseño general, que también
resultarán de mucho interés para los entusiastas de Photoshop. Visitar el Taller de
Photoshop de DesarrolloMultimedia.es
Tal como acostumbramos a hacer en DesarrolloWeb.com, iremos publicando el manual a
medida que lo vamos escribiendo. En el momento de redactar esta introducción, ya hemos
publicado una veintena de artículos, así que ya se dispone de una buena cantidad de
contenidos e información para ir aprendiendo muchas cosas interesantes. Por la misma
razón, de ir publicando los artículos a medida que los escribimos, puede que haya temas
que no se hayan tratado todavía, al menos con la profundidad que sería necesaria. No
obstante, nos iremos ocupando en rellenar huecos y completar las informaciones para que
este manual sea completo y útil.
Nuestros objetivos iniciales son básicamente explicar las distintas herramientas con las que
cuenta Photoshop, obviando algunas tareas básicas comunes a otros programas de
Windows, como abrir archivos, guardarlos, etc. que se supone por sabido para poder seguir
el manual. Así pues, esperamos que en los próximos artículos podáis ir conociendo
Photoshop y aprendiendo a dominar sus herramientas y funcionalidades.












Barra de herramientas de
Photoshop
En este artículo entramos ya en materia, para aprender a manejar
Photoshop desde sus partes más básicas. Pienso que la mejor manera
de comenzar el manual de Photoshop es hablando de la barra de
herramientas, puesto que contiene las utilidades que debemos
aprender a dominar para sacarle partido al programa.
Otros manuales de Photoshop comienzan explicando cómo crear un
archivo nuevo con Photoshop, o abrir un archivo existente. Este texto
está dirigido a las personas que ya tienen cierta soltura con el manejo
de programas en general, incluso personas que ya han trasteado con
Photoshop y han encontrado que es un software medianamente
complejo. Así que damos por sabido que eres capaz de abrir un
fichero gráfico existente en tu ordenador, o que sabes crear un
archivo nuevo, todo ello a través del menú de "Archivo".
Así pues, demos un primer vistazo a la mencionada barra de
herramientas y reconozcamos sus distintas partes.
La botonera de herramientas de Photoshop aparece en una ventana
flotante que suele estar situada a la izquierda del área de trabajo del
programa. Esta ventana flotante se puede ocultar si se desea, por lo
que no es 100% seguro que la estés viendo. Desde el menú "Ventana
/ Herramientas" puedes decirle a Photoshop que la muestre o la
oculte, según tus necesidades.
La barra de herramientas tiene un aspecto como el que como
podemos ver en la imagen de la izquierda. En diferentes versiones de
Photoshop van incluyendo nuevas herramientas, por lo que es posible
que tu barra de herramientas no sea exactamente igual a esta (esta imagen es de la barra de
herramientas de Photoshop CS2). En cualquier caso, las herramientas fundamentales por las
que vamos a comenzar, sí que serán las mismas.
Hemos ampliado la imagen para que se pueda ver mejor cada uno de sus iconos. Podrás ver
que en la parte de arriba hay varias filas de iconos colocados en dos columnas. Éstas son las
herramientas que dispone el programa. Hacia la parte de abajo de la barra de herramientas
verás iconos y controles que no son herramientas propiamente dichas, pero que dan acceso
a funcionalidades importantes de Photoshop, como el selector de color frontal y color de
fondo.
Iconos de Herramientas de Photoshop
Como decía, en la barra de herramientas están las distintas utilidades para realizar diseños.
Realmente todas estas herramientas son sólo una parte de lo que tendrás que aprender para
dominar Photoshop, pues existen muchos componentes que no están comprendidos en esta
botonera. No obstante, las herramientas sonun buen punto para comenzar tu aprendizaje.
Como verás, algunos iconos de herramientas tienen una pequeña flecha en la esquina
inferior derecha. Eso quiere decir que en ese icono hay agrupadas varias herramientas
distintas. En la siguiente imagen puedes ver marcada la flechita a la que nos referimos:


Para ver todas las herramientas que hay agrupadas bajo un icono tenemos que hacer clic
sobre ese icono y mantener pulsado el botón del ratón durante un segundo, más o menos.
Entonces se desplegará un menú con todas las herramientas que hay agrupadas debajo de
ese icono, simbolizadas a su vez por otros iconos.

En el siguiente capítulo haremos un repaso rápido para enumerar las herramientas que
consideramos más importantes.
Configurador de color o selector de colores
Haciendo un repaso sobre la barra de herramientas, hay otro lugar importante en el que
debemos fijarnos. Es la herramienta de configuración de color. En la siguiente imagen
podrás ver la parte de la barra de herramientas donde está el configurador de color, con
varios puntos que hemos señalado y que vamos a explicar.

1. Color frontal: este es el color con el que pintaremos, al utilizar muchas de las
herramientas de Photoshop, como los pinceles.
2. Color de fondo: este es el color de fondo que tendrá nuestro lienzo, donde vamos a
trabajar con archivos gráficos. El color de fondo no es para pintar sino para definir
el color de fondo de los archivos nuevos (Al crear un archivo nuevo con Photoshop
podemos decidir si queremos que tenga fondo transparente, fondo blanco o fondo
"color de fondo", en este último caso se utilizará el color de fondo de nuestro
selector de colores) y para rellenar de color lo que se borre sobre la capa especial
"fondo", si es que la tenemos.
3. Conmutar colores frontal y de fondo: Simplemente intercambia los dos colores
vistos anteriormente, frontal por el de fondo y viceversa.
4. Colores de fondo y frontal por defecto: vuelve a colocar el blanco como color de
fondo y el negro como color frontal, tal como aparecen al abrir Photoshop.
En la barra de herramientas hay otra serie de botones un poco más abajo, para entrar en el
modo máscara rápida y para pasar a otros modos de pantalla, así como un botón para pasar
nuestro archivo gráfico a Image Ready. Todas estas herramientas son más o menos
avanzadas y las veremos más adelante.
Nota: Si situás el ratón encima de un icono que no sepas lo que es, al cabo de un segundo -
más o menos- sin mover el puntero, aparecerá un mensaje con el nombre de cada icono o de
cada herramienta.

Herramientas principales de Photoshop
Un primer vistazo a las herramientas principales que ofrece Photoshop.
Continuamos el Manual de Photoshop echando un vistazo a las herramientas principales
que ofrece el programa a los diseñadores, es decir, las herramientas que sirven para realizar
las acciones más fundamentales en el trabajo del día a día con el programa.
Como este artículo forma parte de la introducción de Photoshop, pretendemos que sirva
simplemente para ir familiarizándose con la interfaz y algunos conceptos que utiliza el
programa. Así pues, no vamos a explicar todavía en detalle ninguna de las herramientas que
vamos a comentar. En los siguientes capítulos de este manual podrás encontrar
explicaciones detalladas y ejemplos de uso de muchas de las herramientas más importantes
(enlazaremos en el presente texto con esos artículos ya publicados en DesarrolloWeb.com).
No obstante, en el momento de publicar este artículo, existen herramientas que todavía no
hemos comentado, y que se explicarán en un futuro próximo.
Así pues, si eres nuevo en Photoshop o si quieres hacer un esfuerzo para aprender a
manejar con soltura el programa, lo primero que debes saber es cuáles son las herramientas
fundamentales para trabajar con Photoshop y dónde localizarlas.
Para enumerar las herramientas principales iremos desde arriba hacia abajo y de izquierda a
derecha, tal como están situadas en la botonera.

Marco rectangular:
Una herramienta para realizar selecciones cuadradas o rectangulares.


Marco elíptico:
Herramienta para crear selecciones circulares o elípticas. Está en el mismo grupo que el
marco rectangular.



Herramienta mover:
Esta sirve para mover el contenido de la capa en la que estamos trabajando. La capa se
mueve por completo o bien sólo el área seleccionada, si es que había una selección creada.
(Más adelante hay capítulos para explicar lo que son las capas capas-de-photoshop.html)


Lazo:
Esta herramienta sirve para hacer selecciones a mano alzada, haciendo clic en un área de la
imagen y pintando la selección a mano. La verdad es que la herramienta no es muy
utilizada en el trabajo del día a día, pero es sencilla para practicar en un primer momento.


Lazo poligonal:
Sirve para hacer selecciones más complejas, marcando los vértices de un polígono.
También es muy útil y sencilla de manejar en tus primeros pasos.


Varita mágica:
Es para hacer selecciones rápidas de áreas del mismo color. Pulsando en un lugar de la
imagen nos selecciona todo el área que tiene el mismo color continuo.


Herramienta recortar:
Es un tipo de selección cuadrada, editable una vez que se ha definido, que nos sirve para
recortar una imagen, quedándonos sólo con el área seleccionada.


Pincel:
Esta herramienta nos sirve para dibujar a mano alzada sobre la imagen. Se dispone de
varios pinceles, de grosuras y formas distintas y se puede ajustar la dureza del trazo, entre
otras cosas. El pincel pinta en la capa que esté activa en ese momento.


Lápiz:
El lápiz es similar al pincel, con la diferencia que éste realiza un trazo sin suavizado en los
bordes y totalmente opaco.


Herramienta borrador:
Sirve para borrar partes de una imagen. Ojo, puesto que como muchas otras herramientas,
sólo actúa sobre la capa que está seleccionada. Es decir, sólo borra las cosas que haya en la
capa que estamos trabajando. Por eso a veces podrá ocurrite que intentas borrar algo y no se
borra, quizás porque esté en otra capa. Tiene dos modos de borrar, uno el modo lápiz, que
borra todo sin suavizado y el modo pincel, que borra difuminando los bordes. Además,
igual que los pinceles y el lápiz, existen varios grosores para el trazo del borrador.


Herramienta bote de pintura:
Esta herramienta sirve para rellenar de color una capa entera, o bien el área seleccionada de
la capa. Rellena con el color que se haya seleccionado en la barra de herramientas como
color frontal.


Herramienta degradado:
Con esta herramienta podemos hacer degradados de color, funciona como el bote de
pintura, rellenando color en toda una capa o en el área seleccionada de una capa, con la
diferencia que para hacer el degradado tenemos que hacer una línea, pulsando con el ratón
y arrastrando, para que el degradado se haga en ese espacio marcado.


Herramienta texto horizontal:
Sirve para escribir texto en una imagen. El texto puede escribirse con distintas fuentes y
tamaños y tendrá el color frontal que se haya seleccionado. Asociada a esta herramienta (si
hacemos clic con pulsación prolongada) veremos que hay otras herramientas de texto, entre
la que podría ser útil la de texto vertical.


Herramienta pluma:
Esta herramienta es muy útil, pero un tanto compleja de manejar. Sirve para hacer trazados
de cualquier tipo, curvos o poligonales. Lo bueno es que nos permite editar los trazados una
vez hechos y que pueden ajustarse a cualquier recorrido que necesitemos, por complejo que
sea. Junto con la herramienta de Pluma tendrás que aprender a usar otras herramientas
complementarias que forman parte del mismo grupo.


Rectángulo:
Sirve para hacer rectángulos, que pueden estar o no rellenos de color. En el lugar donde
está el rectángulo hay otra serie de herramientas para hacer otros tipos de formas, como
elipses, líneas o incluso formas personalizadas.

Línea:
Está agrupada con la herramienta recuadro y otras formas. Sirve para dibujar líneas. A las
líneas se les puede colocar una flecha, configurable, al princio y/o al final de las mismas.


Forma personalizada:
Esta herramienta nos permite dibujar un buen grupo de formas ya prediseñadas, como
flores, estrellas, señales, globos, etc.


Herramienta cuentagotas:
Con el cuentagotas podemos seleccionar colores, de cualquier parte de la imagen, para
colocarlos como color frontal.


Herramienta mano:
Esta herramienta nos sirve para mover el lienzo. No mueve ni modifica ninguna parte de la
imagen, sino que traslada el área que estamos viendo de la imagen, si es que el lienzo
entero no cabe en la ventana que tenemos abierta, ya sea porque la imagen sea muy grande
o porque hayamos hecho zoom.


Herramienta zoom:
El zoom nos sirve para ampliar la imagen o reducirla, pero sin alterar la imagen.
Simplemente se hace zoom para que se vea más grande y podamos hacer retoques con más
precisión, o se aleja el zoom para hacer la imagen menor y así poder verla toda en nuestra
pantalla.



Con esto hemos hecho un listado a las herramientas más utilizadas dentro de Photoshop. No
son las únicas, pero sí las que más se usan en el día a día y en las que nos vamos a centrar
en los inicios del manual de Photoshop de desarrollo web .com. Puedes experimentar con
cada una de ellas para ir conociéndolas y más adelante veremos con detalle cómo
manejarlas.

Herramienta mover de Photoshop
Una de las herramientas principales de Photoshop, que nos sirve para mover partes
de la imagen.
Vamos a ofrecer una explicación detallada sobre una de las herramientas que más vamos a
utilizar en nuestro trabajo con Photoshop, que no sirve para dibujar nada, sino para cambiar
de posición en el lienzo de partes de una imagen. Estas explicaciones se encuentran
englobadas dentro del Manual de Photoshop que estamos publicando en
DesarrolloWeb.com.
La herramienta mover está situada arriba y a la derecha, en la barra de herramientas de
Photoshop y tiene la forma de un puntero y unas flechas de movimiento, como podemos
ver en la siguiente imagen:

Realmente la herramienta mover requiere pocas explicaciones, porque su funcionamiento
es muy intuitivo. Simplemente hay que hacer clic y arrastrar para mover las cosas por el
lienzo de la imagen.
¿Que muevo con la herramienta mover?
Cuando haces clic y arrastras con la herramienta mover, en principio, es indiferente el lugar
donde has hecho clic, porque la herramienta siempre mueve el contenido de la capa activa.
Al menos este es el comportamiento predeterminado.
Nota: En este punto del manual aun no hemos explicado lo que son las capas. Para las
personas que no sepan nada de ellas debemos recomendar la lectura de los artículos del
manual que explican las capas.
Uno de los problemas típicos de la herramienta mover es justamente este punto. Que a
veces no tenemos en cuenta cuál es la capa activa y entonces, cuando utilizamos la
herramienta para mover un componente de la imagen, puede que nos mueva otro que no
estábamos deseando. Eso es porque no teníamos activa la capa del elemento que
deseábamos mover y el elemento que se movió era el que estaba en la capa activa.
Otro problema, que en muchas ocasiones da aun mayores quebraderos de cabeza (si bien
siempre tienen fácil solución) es que estemos intentando mover algo y que simplemente no
veamos que se mueva nada. Entonces parece como si la herramienta mover no estuviera
funcionando, pero en realidad lo que está pasando es lo mismo que antes, que estamos
moviendo una capa que no era la que deseábamos mover y que esa capa está vacía, oculta o
tapada por otra capa que tenga encima.
Así pues, para ahorrarte problemas y quebraderos de cabeza, ten siempre en cuenta cuál es
la capa activa, que será la que se mueva al utilizar la herramienta mover.
Usos especiales de la herramienta mover
Existen algunos usos especiales de mover, también bastante simples, que además son útiles
a menudo. Uno de ellos, que tiene bastante uso en el día a día, combina las capacidades de
esta herramienta con las selecciones, que sirven para mover, en lugar de una capa entera,
sólo el área seleccionada.
Nota: Otro de los puntos que debemos conocer y dominar de Photoshop son las
selecciones, que todavía no hemos explicado en el presente manual de DesarrolloWeb.com.
Así pues, para el que no sepa lo que es una selección, recomendamos la lectura del capítulo
sobre selecciones.
Si tenemos un área seleccionada en la imagen y utilizamos la herramienta mover, pueden
pasar dos cosas:
1. Si para arrastrar hemos hecho clic fuera del área seleccionada: se moverá la
capa activa y la selección, en un mismo bloque, donde ni la selección ni la capa
activa se transformarán ni influirán una sobre la otra.
2. Si hemos hecho clic dentro del área seleccionada: entonces se recortará la parte
de la capa activa que había seleccionada y se moverá ese área de la capa de manera
independiente al resto de la capa. Notar lo siguiente. Cuando tenéis un área
seleccionada y ponéis el puntero de la herramienta mover sobre la selección, el
puntero de la herramienta se transforma por un puntero con unas tijeras, esto os
sirve para daros cuenta que la herramienta mover está cambiando de
comportamiento y que va a realizar un recorte de esa parte de la selección (por eso
muestra unas tijeras). Aquí quiero mostrar una tecla rápida: si con la selección
realizada y colocados con la herramienta mover sobre ella (deberían aparecer las
tijeras) pulsáis la tecla Alternativa (ALT), entonces veréis que el puntero se
transforma en un icono con un doble puntero. Esto quiere decir que vamos a copiar
el área de la imagen que habíamos seleccionado, con lo que al utilizar la
herramienta mover se generará una copia del área seleccionada, que se moverá
donde nosotros queramos.
Hay otros usos o configuraciones de la herramienta mover, que son menos utilizados pero
que también merece la pena al menos conocer. Son los englobados en el panel de
configuración de la herramienta, que aparece cuando la seleccionamos, generalmente en la
parte de arriba de la ventana de Photoshop. Podemos ver el panel de opciones de la
herramienta en la siguiente imagen:

Vemos que tiene varios checkbox para seleccionar o no ciertos comportamientos en la
herramienta, que voy a describir:
 Seleccionar capa automáticamente: Esta opción sirve para que, cuando hacemos
clic con la herramienta mover, antes de arrastrar para mover la capa activa, que se
seleccione como activa la capa donde hemos hecho clic. Esto es útil para, por
ejemplo, mover cosas que no sabemos en qué capa están, simplemente haciendo clic
en el elemento de la imagen que deseamos mover, se selecciona y así podremos
moverlo rápidamente. Si estamos acostumbrados a que la herramienta mover mueva
la capa activa, sin importar donde hemos hecho clic para arrrastrar, puede que este
comportamiento os genere alguna que otra confusión, pero es bastante útil. Con la
tecla rápida control (CTRL) también podemos hacer que la herramienta mover
seleccione automáticamente la capa.
 Seleccionar grupos automáticamente: Esta segunda opción, que sólo se permite
activar en caso que tengamos activada la opción "Seleccionar capa
automáticamente", permite seleccionar un grupo completo, si es que la capa
pertenece a un grupo. Más adelante hablaremos sobre la agrupación de capas.
 Mostrar controles de transformación: con esta opción podemos mostrar unos
controles para la edición de la capa que estamos moviendo, con lo que, aparte de
mover la capa, podremos transformarla (aumentar o reducir su tamaño, estirar o
encoger los lados o las esquinas, rotar, etc)
Con estas nociones debemos haber comprendido el uso de la herramienta mover, pero está
claro que necesitaremos un poco de práctica para poder manejarla con soltura y para ello os
invitamos a realizar vuestras propias prácticas y seguir leyendo el manual de Photoshop de
DesarrolloWeb.com, en el que utilizaremos esta herramienta habitualmente para mover los
componentes de la imagen.
Selecciones con Photoshop
Qué son las selecciones de Photoshop, para qué sirven y cómo realizarlas.
En este artículo vamos a ver uno de los elementos de Photoshop más básicos y
fundamentales para trabajar con este programa de diseño gráfico, las selecciones. Son uno
de los temas más recurrentes y explicados dentro del Manual de Photoshop que estamos
publicando en DesarrolloWeb.com.
Introducción a las selecciones de Photoshop

Las selecciones son una de las dos cosas que tenemos que dominar para sacar partido a
Photoshop, la otra cosa que debemos conocer y utilizar con soltura son las capas.
Dominando las tanto las selecciones como las capas, podremos realizar muchas de las
operaciones típicas con el programa y nuestro aprendizaje en adelante se simplificará
bastante.
El cometido de las selecciones, tal como indica la palabra, es delimitar o seleccionar partes
de una imagen. En esas partes delimitadas por una selección luego podremos hacer cosas,
que afectarán a la zona seleccionada y no al resto de la imagen. Cuando trabajamos con
Photoshop a menudo nuestras actividades se basan en realizar selecciones, para luego
realizar cualquier tipo de efecto sobre el área de la imagen seleccionada, como pintar sobre
ella, realizar un filtro, copiar parte de una imagen, etc.
Es tan fundamental el uso de selecciones que operaciones tan básicas como rellenar de
color una parte de la imagen, se hacen primero seleccionando el área que queremos
colorear y luego utilizando la herramienta de bote de pintura (porque de otra manera el bote
de pintura es muy probable que pinte todo el lienzo de la imagen). Así que, si no sabemos
Photoshop, uno de los primeros asuntos que tenemos que aprender es a seleccionar partes
de una imagen.
Durante nuestro trabajo con Photoshop tendremos también que tener en cuenta la selección
que podamos tener activa en cada momento, pues cualquier acción que realicemos con el
programa se efectuará sólo dentro del área que tengamos seleccionada. En este sentido,
probablemente alguna vez te ocurrirá que intentes realizar una acción, como pintar con el
pincel sobre la imagen, y el pincel no pinte nada. Esto puede deberse a que tengamos una
selección realizada y estemos intentando pintar fuera de ella. El resultado será que el pincel
no pintará nada, pues las acciones que hagamos con Photoshop sólo se realizan, como digo,
dentro del área que esté seleccionada.
Un detalle, para que nos podamos dar cuenta de lo importante que es el uso de selecciones,
es que Photoshop dispone un menú del programa (de los típicos Archivo, Edición...) que es
para uso exclusivo de acciones con selecciones (Menú "Selección"). Dicho sea de paso,
este menú contiene muchas opciones para realizar con selecciones, como seleccionar toda
la imagen, deseleccionar (eliminar la selección actual), invertir la selección, modificarla de
varias maneras, etc. Conviene echar un vistazo a este menú para ver qué acciones permite.
Herramientas para seleccionar

Existen muchas maneras de realizar selecciones en Photoshop, por medio de diversas
herramientas, que ofrecen distintos tipos de métodos para seleccionar partes de una imagen,
que nos serán útiles en unos u otros casos. Estas herramientas de selección ni siquiera son
las únicas que se pueden utilizar para hacer selecciones, pues todavía hay una serie de
métodos que podemos utilizar, de manera adicional a las herramientas que ofrece
Photoshop. No obstante, vamos a empezar enumerando y describiendo las distintas
herramientas disponibles, que se pueden acceder desde la botonera de herramientas. Más
adelante veremos otros métodos para seleccionar que también nos pueden facilitar nuestro
trabajo.
Herramientas de selección básicas

Englobadas dentro de un mismo botón, de la botonera de herramientas, hay varias
herramientas de selección básica, como la selección rectangular, marco elíptico, o las
selecciones de fila y columna única.

Nota: Por si no lo hemos dicho, para desplegar el listado de herramientas que hay debajo
de un mismo botón, hay que hacer clic sobre el botón y mantener por un segundo el botón
del ratón. Entonces aparecerán las distintas herramientas que se encuentran englobadas en
un mismo espacio.
Estas herramientas de selección las explicamos en el artículo Herramientas básicas de
selección en Photoshop.
Herramientas de lazo

Son unas herramientas más complejas para realizar selecciones de áreas irregulares.
También hay varios tipos de lazo, que pueden ser útiles en unas ocasiones u otras. Está el
lazo normal, que permite hacer una selección dibujando a mano alzada, el lazo poligonal,
que permite dibujar una selección marcando los diversos vértices de un polígono, y el lazo
magnético, que es un lazo a mano alzada en el que el propio programa intenta ajustarse a
las formas de la imagen que haya sobre el sitio donde estemos dibujando el lazo.

De todas las herramientas de lazo para hacer selecciones, la más interesante y recurrida es
el lazo poligonal, que hemos explicado con detalle en artículo en Selecciones poligonales.
Varita mágica

Otra de las herramientas para realizar selecciones es la varita mágica, que realiza una
selección del área donde se haga clic. La selección que realiza es de todo el área que tenga
un color parecido al lugar donde se ha hecho clic, limitando la selección por cualquier
cambio de color, más o menos brusco.

Sin duda, la herramienta de varita mágica es una de las preferidas por los usuarios
inexpertos, pero poco a poco cuando vamos dominando el programa, la vamos utilizando
cada vez menos. Podemos ver una descripción de la varita mágica en el artículo
Selecciones con la varita mágica de Photoshop
Herramienta recortar

Esta herramienta también la podemos englobar dentro de las herramientas de selección,
porque sirve para hacer una selección, que luego podemos recortar para quedarnos en la
imagen únicamente con la parte seleccionada y recortada.

La herramienta de recortar la hemos explicado en el artículo Recortar y redimensionar con
la herramienta de recorte de Photoshop
Otras cosas interesantes sobre las selecciones de Photoshop

Hasta ahora hemos enumerado y descrito ligeramente las herramientas de selección que
dispone Photoshop, pero como decía, existen varios otros modos de realizar selecciones y
operar con ellas, que también convendrá conocer. Lo veremos más adelante en este manual.
Pero quería llamar la atención sobre otros temas que también debes conocer sobre las
selecciones y ya hemos tratado en otros capítulos del Manual de Photoshop
http://www.desarrolloweb.com/manuales/manual-photoshop.html. Uno de ellos es el
suavizado y calado de selecciones de Photoshop, que nos servirá para hacer selecciones con
los bordes suavizados y difuminados. Esto lo podemos conocer en el artículo Suavizado y
calado de la selecciones en Photoshop


Herramientas de selección básicas en
Photoshop
Vamos a ver las herramientas de selección de Photoshop más básicas, como la
selección rectangular, selección de elipses y selección de fila y columna únicas.
Dentro de las herramientas de selección de Photoshop existen unas que son las más básicas,
y que por tanto debemos aprender primero. Son las selecciones para crear rectángulos,
óvalos o columnas y filas únicas. Estas herramientas están todas englobadas dentro del
mismo botón de la barra de herramientas de Photoshop y podemos acceder a todas ellas con
una pulsación prolongada del ratón sobre el botón señalado en esta imagen.


No son las únicas herramientas para realizar selecciones, como ya comentábamos en el
Manual de Photoshop en el pasado artículo de selecciones con Photoshop, pero sí son las
más sencillas de entender y de utilizar.
De modo que, vamos a presentar para los lectores de DesarrolloWeb.com unas
explicaciones sobre estas herramientas, aunque hay que admitir que son tan básicas que
poco necesita explicarse.
Selección rectangular

Esta herramienta se llama en realidad Marco Rectangular, aunque a veces la podemos
conocer como selección rectangular, o selección cuadrada. Sirve para hacer rectángulos y
también cuadrados.

Con el marco rectangular podemos hacer clic en un área y arrastrar, con el botón pulsado,
para definir un rectángulo. Una vez soltemos el botón, se creará la selección del área que
hayamos marcado.
Por experimentar un poco, una vez que hemos realizado la selección, podemos intentar
pintar con el bote de pintura, o con un pincel, y veremos que Photoshop sólo edita la parte
de la imagen que se haya seleccionado.
Un detalle interesante a la hora de hacer las selecciones rectangulares es el uso de las teclas
"Alternativa" (Alt) y "Mayúsculas" (la de la flecha hacia arriba). Estas dos teclas permiten
ajustar la forma de la selección en el momento que la estamos realizando. Con Alternativa
conseguimos que la selección se haga con centro en el lugar que hicimos el clic en la
imagen. Con mayúsculas conseguimos que la selección se realice con todos los lados
iguales (será un cuadrado).
Selección de elipses

La segunda herramienta básica para hacer selecciones es la herramienta de selección de
elipses, que se llama en realidad marco elíptico y sirve para realizar elipses y círculos.
Coloquialmente también podremos llamarla selección circular.

Esta herramienta funciona igual que la herramienta de marco rectangular, sólo que realiza
elipses o círculos. Podemos probar para hacer cualquier tipo de elipse, marcando la
herramienta, haciendo clic en cualquier parte de la imagen y arrastrando hasta otro punto.
Veremos que se realiza una circunferencia o elipse dentro de los puntos que hayamos
marcado como inicio y el punto hasta donde hayamos arrastrado con el botón del ratón
pulsado.
Al igual que la selección rectangular, la selección de elipses tiene la posibilidad de
ajustarse, en la hora de creación, mediante las teclas Alternativa y Mayúsculas. La tecla
alternativa hará que se cree la elipse en el centro donde hayamos hecho el clic para iniciar
la selección. La tecla mayúsculas lo que hará es que se dibujen círculos perfectos en vez de
elipses.
Selección de fila y columna única
Estos dos tipos de selecciones, que explicaré juntas, se suelen utilizar poco, pero también
vienen bien de vez en cuando, por lo que merece la pena conocerlas. Sirven para realizar
una selección de una fila o una columna de píxeles.

Estas dos herramientas hacen una selección de todo el área de la imagen, pero con un píxel
de altura o anchura. La fila única hace una selección de toda una fila de píxeles, es decir,
una selección tan ancha como la propia imagen, pero de solo un píxel de alto. La selección
de columna única hace una selección de toda la altura del documento, pero un solo píxel de
ancho.
Estos dos tipos de selecciones (fila y columna única) pueden servir para pocas cosas,
aunque a veces nos vendrán bien. Por ejemplo, sirven para dibujar líneas verticales u
horizontales en toda la anchura o altura de una imagen.


























Suavizado y calado de la selección en
Photoshop
Qué es el suavizado y el calado en las selecciones de Photoshop y cómo podemos
utilizarlos para mejorar las composiciones.
Las selecciones que podemos hacer con Photoshop pueden tener una configuración de
suavizado y calado que es importante saber manejar. En este artículo vamos a explicar qué
son estas cosas.
Suavizado o antialiasing
El suavizado sirve para indicar que los bordes de la selección no estén totalmente definidos
o rectangulares, sino que tengan un levísimo efecto de difuminado. Hay que entender que
las imágenes digitales, de ordenador, son realizadas por puntos y que si las líneas de la
selección fuesen por el camino que marcan los puntos, quedarían muy cuadradas o
dentadas. Con el suavizado simplemente se disimulan los puntos de las imágenes digitales,
de modo que las curvas parecen más curvas perfectas. Esto se consigue por medio de la
coloración, en una gama más clara que la de la línea principal, de los alrededores de la
imagen.
Hay varios tipos de selecciones. Las que son cuadradas, que hacemos con la herramienta de
marco rectangular, o las que son de fila o columna única, no tiene sentido hablar de
suavizado o antialiasing, porque ya son cuadradas de por si. Pero las que tienen curvas se
les puede aplicar un suavizado para que las curvas parezcan más delicadas.
Por si no he conseguido explicar bien lo que es el suavizado o la idea de antialiasing,
podemos ir a la descripción de Antialiasing de la Wikipedia, que todavía es más críptica
que mi descripción, pero que tiene un ejemplo que puede ser bueno para a hacerse la idea.
Calado o Desvanecer
El calado o Desvanecer es un difuminado de los bordes. Sería como un suavizado pero
mucho más fuerte, en el que podemos además definir el área de difuminado de los bordes
que queremos. El calado viene muy bien para que a la hora de pegar la porción de imagen
seleccionada no parezca como que es una imagen aparte que se ha superpuesto, sino que los
bordes queden menos marcados.
El calado lo debemos utilizar con cuidado para conseguir un efecto interesante. Cuanto
mayor sea el área seleccionada mayor calado debemos utilizar para que quede bien.
Actualizado: A partir de cierta versión de Photoshop, lo que antes se llamaba "calar" se le
cambió el nombre por "Desvanecer". Creo que Desvanecer aclara mucho mejor el concepto
relacionado con ese efecto que Calar, que realmente no te hacía entender muy bien de qué
se trataba.
Antes a las opciones para calado se accedía desde el menú "Selección / Calar...". Por lo
menos hasta Photoshop CS2 se realizaba así.
En Photoshop CS5 (y tal vez en alguna versión anterior también sea así) esa misma opción
se encuentra en el menú "Selección / modificar / Desvanecer...".
El uso de la herramienta sigue siendo exactamente el mismo. Es decir, salvo el nombre,
nada ha cambiado.
Cómo definir si queremos calado (desvanecer) o suavizado
Cuando seleccionas una herramienta te aparecen una serie de opciones debajo de la barra de
menús. En el caso de las selecciones unas de las opciones que podemos elegir son las de
suavizado y calado.
Todas las herramientas de selección tienen la posibilidad de definir un calado. Pero sólo
tienen la opción de suavizado las herramientas de selección que tienen la posibilidad de
hacer curvas o lineas oblicuas (todas las que no son cuadradas, como la herramienta de lazo
poligonal o marco elíptico).
Para definir estos parámetros se pueden elegir en la barra de opciones de herramienta.

Ejemplos de imágenes con suavizado y calado
En la siguiente imagen podemos ver el resultado de hacer varias selecciones con diversas
configuraciones de suavizado y calado. La selección no ha sido hecha con mucho detalle y
esmero, pero sirve para ver el efecto que queríamos comentar.

La imagen de más a la izquierda es la original, de la que hemos partido para hacer la
selección. La siguiente es el resultado de hacer una selección sin suavizado ni calado. Se
pueden observar los bordes que aparecen como dentados, porque siguen la estructura de
pixels de la imagen digital, tal cual. La siguiente imagen se obtuvo con una selección con
suavizado. Se parece bastante a la imagen que no tiene suavizado, pero si nos fijamos en los
bordes podríamos ver son más suaves y las curvas parecen más delicadas (si ampliásemos
esa imagen se vería todavía mejor). Por último tenemos un ejemplo de calado, en el que se
pueden ver los bordes mucho más difuminados.

























Capas de Photoshop
Qué son las capas de Photoshop y cómo trabajar con las capas.
Las capas de Photoshop son una de las herramientas que tenemos que dominar para poder
trabajar con soltura con este potente programa de diseño. La otra cosa que debemos
aprender a dominar son las selecciones. En el Taller de Photoshop de DesarrolloWeb.com
ya hemos publicado varios artículos sobre las selecciones, así que es el turno de hablar de
las capas.

El diseño en Photoshop, y en muchos otros programas de diseño gráfico, se realiza a través
de la creación de diversas capas. Las capas son algo así como componentes independientes
de la imagen, sobre las que se puede dibujar o crear efectos de manera que afecten sólo a
dicha capa. Al superponer diversas capas se obtiene el diseño completo de la imagen.

¿Qué ventajas se obtiene al trabajar con distintas capas?

Sería una pregunta interesante de responder, para poder entender la razón por la que el
trabajo con Photoshop se basa en la creación de distintas capas. Al trabajar con capas, como
se ha dicho, se puede operar sobre una parte de una imagen, sin que se alteren otras partes
de la misma. Esto es muy útil, ya que nos permite realizar cambios en elementos de la
imagen sin preocuparnos del resto del diseño.

Una de las principales utilidades de las capas consiste en que cualquier capa se puede
posicionar de manera independiente. Es decir, podemos tener una capa con un elemento
gráfico y al mover esa capa, podemos situar ese componente en cualquier otro lugar de la
imagen, sin que se desplacen otras partes del gráfico.

Al crear distintas capas podemos también realizar efectos sobre las mismas de manera
independiente. Por ejemplo, podemos tener un texto en la imagen que está en una capa y
luego hacer un efecto de sombra sobre la capa de texto. Como el efecto es independiente
para esa capa, el sombreado sólo se aplicará al texto, dejando el resto de la imagen
inalterado.

Otras de las muchas utilidades recurrentes a la hora de trabajar con capas es crear una
nueva capa, copia de una anterior. Entonces podemos experimentar haciendo cambios en
esa capa copia con total libertad. Si luego por cualquier cuestión no nos gustan los cambios,
siempre podemos tirar a la basura la capa copiada y alterada y volver a la capa original de
la que habíamos partido.

Lo cierto es que las utilidades de las capas son muy numerosas y las podremos
experimentar en nuestro trabajo en el día a día con Photoshop. Cuando hacemos cambios a
una imagen, para estar seguros que no vamos a estropear nada, siempre conviene crear una
nueva capa y hacer nuestras pruebas o dibujos sobre ella. Si no nos gusta lo que hemos
hecho, siempre podemos desechar la capa creada sin que nos afecte a nuestra imagen.

Trabajo con Capas en Photoshop

Casi todo el trabajo con capas se centraliza en la ventana de capas. Esta ventana se
encuentra abierta por defecto al iniciar Photoshop, pero si no la vemos, siempre podemos
mostrarla con el menú de "Ventana – Capas". A continuación vemos la ventana de capas:


El otro lugar desde donde se pueden ordenar comandos sobre capas es el menú de "Capa",
que tiene diversas acciones útiles y recurrentes para efectuar sobre las mismas.

En la ventana de capas tenemos un listado de todas las capas que forman parte de nuestro
diseño. Conviene estar siempre muy pendientes de lo que pasa en la ventana de capas, para
no despistarnos y controlar el proceso de diseño. Lo primero que tenemos que ver en esta
ventana es que hay una capa que está con el fondo de color azul. Esto quiere decir que esa
es la capa activa. Cualquier acción que realicemos con Photoshop se aplicará sobre la capa
activa. Por ejemplo, si utilizamos el pincel para pintar cualquier cosa en la imagen, en
realidad estaremos pintando sólo sobre la capa activa.

Para cambiar la capa activa, simplemente tenemos que hacer clic en la ventana de capas
sobre la capa que queremos trabajar con ella.

Otro ejemplo de la importancia de estar atentos a cuál es la capa activa de nuestra imagen
es la creación de selecciones. Al hacer una selección y copiar el contenido de la imagen
(CTRL + C o bien menú "Edición – Copiar"), lo que hacemos es copiar sólo el contenido
de la capa activa. Es importante saber cuál es la capa activa, porque ocurrirá en ocasiones
que copiemos un contenido que no estamos deseando, por estar trabajando sobre una capa
distinta a la esperada.
Nota: podemos copiar el contenido de un área seleccionada sobre la imagen completa
(todas sus capas), en vez de solamente la capa activa con el menú "Edición - copiar
combinado" o la tecla rápida "Mayúsculas + CTRL + C").

Otra cosa que tenemos que tener muy en cuenta es el orden de capas, puesto que dicho
orden incide directamente en el diseño de la imagen, al mostrarse las capas que están más
arriba sobre las capas que están abajo. Las que hay arriba se superponen y pueden tapar los
contenidos de las capas que hay debajo. Para alterar el orden de las capas simplemente
tenemos que, dentro de la ventana de capas, arrastrar y soltar una capa en otro lugar.

Problema típico que nos encontraremos al trabajar con Photoshop está directamente
relacionado con el orden de las capas y la capa activa. Nos ocurrirá a veces que hacemos
cambios sobre la imagen, como pintar con el pincel o rellenar de color, y luego no vemos
que la imagen se altere. La razón de ello puede ser porque tenemos una capa encima, que
no deje ver lo que estamos pintando sobre una capa cuyo orden está más abajo.

Hay una capa especial que es la capa "fondo". No todos los diseños de Photoshop tienen
una capa fondo, de hecho al crear un archivo nuevo podemos elegir si queremos un fondo
de color o un fondo transparente. En este último caso, simplemente no se colocará ningún
fondo, para tener una imagen con fondo transparente. La capa fondo es especial porque no
se puede mover y hay algunas otras acciones que tampoco se pueden realizar sobre el
fondo. Así que tener cuidado con eso.

En el siguiente artículo de este manual vamos a ver una serie de las acciones más
importantes a realizar con capas.

Solo un detalle más, que ahora no viene mucho al caso, pero que debe indicarse para
ahorrar posibles quebraderos de cabeza. No todas las imágenes que abramos con Photoshop
tienen la posibilidad de crear capas. Por ejemplo, si abrimos un archivo .gif, veremos que
no se pueden crear capas. Esto es porque el modo de la imagen es "Indexado" y ese modo
no permite capas. Pero podemos cambiar el modo de la imagen fácilmente desde el menú
"Imagen - Modo - Color RGB".












Acciones más comunes sobre capas
Acciones sobre capas: veamos las cosas más habituales que se pueden realizar con
capas en Photoshop.
El trabajo con capas en Photoshop es muy rico, de hecho, cuando tengamos cierta práctica
con el programa, comprobaremos estamos mucha parte del tiempo de diseño haciendo
cosas con las capas. En el artículo anterior publicado en DesarrolloWeb.com sobre las
capas de Photoshop ya vimos algunas de las acciones más comunes, como seleccionar una
capa o cambiar el orden de las mismas. Ahora vamos a ver otra serie de acciones comunes
que nos van a servir para explotar las posibilidades de las capas.

Crear una capa nueva

Se puede crear una capa de dos maneras distintas. La primera es a través del menú "Capa -
Nueva - Capa". La otra manera es a través de la ventana de capas, con el icono de capa
nueva, que está en la parte de abajo.


Al crear una capa nueva se coloca justo encima de la capa activa que tuviéramos en ese
momento y además se activa la capa que se acaba de crear. Con este paso podremos crear
tantas capas como queramos para ir practicando los conocimientos adquiridos.
Nota: al pegar cualquier pedazo de imagen sobre un diseño de Photoshop, siempre se crea
una nueva capa con el contenido copiado previamente.

Eliminar una capa

Con el botón de la derecha de capa nueva (con forma de un cubo de basura) se puede
eliminar la capa que tengamos seleccionada como activa.


Otra manera de borrar una capa es con el menú "Capa - Eliminar - Capa". Y también
podemos eliminarla desde la ventana de capas, arrastrando la capa que deseamos borrar y
soltando sobre el botón de eliminar capa.

Ocultar una capa

Podemos ocultar una capa, para que no se vea en la imagen, pero sin eliminarla, con el
icono con forma de ojo que hay al lado de cada una de las capas de la ventana de capas.
Esto es muy útil para dejar de mostrar elementos, pero sin perderlos del proyecto, por si
acaso los queremos recuperar luego.


Esta acción también se puede ejecutar desde el menú "Capa - Ocultar capas".

Vincular capas

En ocasiones podemos desear que dos capas estén unidas momentáneamente, para realizar
acciones como alterar la posición, sobre dos o más capas a la vez. Para ello podemos
seleccionar dos o más capas del listado que encontramos en la ventana de capas. (podemos
seleccionar varias capas pulsando sobre una y luego con el botón Control -CTRL- haciendo
clic sobre otra u otras).

Para vincular las capas seleccionadas basta con accionar el menú "Capa - Vincular capas".
Entonces aparecerá un símbolo de cadena al lado de las capas vinculadas.


También podemos vincular capas, seleccionándolas y luego apretando con el botón derecho
sobre una de ellas y haciendo clic en la opción "Vincular capas".

Duplicar una capa

Podemos duplicar una capa para tener dos copias de la misma capa, que puede ser muy útil
para muchos casos, como trabajar con una capa copia, dejando la original inalterada, para
volver si se desea a la capa como estaba al principio. También puede ser muy útil para
duplicar un elemento de nuestro diseño que queremos que se repita. Con la práctica
veremos que esta acción es muy recurrida.

Para ello simplemente podemos arrastrar la capa que deseamos duplicar sobre el icono de
nueva capa, de la ventana de capas. También lo podemos hacer desde el menú "Capa -
Duplicar capa".

Combinar capas

Para acabar con esta serie de acciones típicas sobre capas, vamos a mostrar cómo combinar
capas, esto es, unir dos o más capas para que se junten en una única capa. Combinar capas
también es una acción bastante útil cuando tenemos varios elementos que sabemos que
siempre van a estar juntos. También será util cuando tenemos varias capas y queremos
aplicar un estilo de capa sobre todas ellas a la vez.

Para combinar capas tenemos que seleccionar varias capas a la vez, igual que hicimos para
vincularlas, y luego ir al menú "Capa - Combinar capas". Veremos que todas las capas que
habíamos seleccionado se unen en una sola.

Esta acción también se puede ejecutar desde la ventana de capas, haciendo clic con el botón
derecho sobre cualquiera de las capas seleccionadas y marcando la acción "Combinar
capas".

Conclusión

Hasta aquí hemos presentado un buen listado de acciones sobre capas que a buen seguro
servirá para que practiquemos bastante con las capas en Photoshop. En futuros artículos de
desarrolloweb ofreceremos más detalles sobre el trabajo con capas

















Estilos de capa en Photoshop
Qué son los estilos de capa de Photoshop y cómo utilizarlos para realizar efectos rápidos sobre
elementos gráficos en Photoshop.
Las capas de Photoshop tienen la posibilidad de incorporar estilos o efectos gráficos, como
sombras, resplandor, relieve, trazos, etc. con una facilidad extrema. En este artículo de
DesarrolloWeb.com, pensado para las personas que conozcan menos el programa de retoque
fotográfico, veremos cómo aplicar estilos de capa.
En anteriores artículos habíamos explicado lo que son las capas de Photoshop,
indispensables de manejar bien el programa, y algunas de las acciones típicas que se
realizan con ellas, que conviene leer. Así pues, en esta misma línea de trabajo, vamos a
seguir viendo utilidades de las capas.
Qué son los estilos de capa
Los estilos de capa son una utilidad para aplicar efectos rápidos y personalizables a elementos de
una imagen. A golpe de ratón podemos conseguir algunos efectos típicamente utilizados en
composiciones gráficas, como sombras o resplandores, sin tener que complicarnos con
procedimientos o trabajos que requieran de varios pasos. Además, lo bueno de los estilos de capa
es que se aplican dinámicamente a las capas, de modo que, si la capa cambia, el estilo se adapta
dinámicamente al nuevo formato de la capa.
Antes de existir los estilos de capa para hacer una sombra, por poner un ejemplo, teníamos
que realizar una serie de pasos como realizar una selección del área visible de una capa,
calar o desvanecer la selección, pintar de negro en una nueva capa por debajo del elemento
a sombrear y finalmente ajustar la transparencia deseada para la sombra. Todos estos pasos
ahora se resumen en uno único que es el estilo de capa sombra. Además, si en cualquier
momento cambia la capa sobre la que se ha aplicado el estilo, la sombra cambiará también
automáticamente, siendo que antes de los estilos de capa, tendríamos que volver a hacer
todos los pasos para generar la sombra, cada vez que cambiase la capa a sombrear.
Cómo aplicar un estilo de capa
Cuando tenemos una capa creada, podemos acceder al cuadro de diálogo para crear estilos de
capa haciendo un doble clic sobre la capa que se quiere aplicar el estilo, en la ventana de capas.
Esto nos abrirá una ventana que contiene un listado de estilos, que podemos seleccionar por
medio de unos checkbox y donde además podemos configurar cada uno de estos estilos.
El menú de estilos de capa también se puede acceder primero seleccionando la capa sobre
la que queremos crear estilos y luego activando el estilo de capa deseado a través del menú
"Capa - Estilos de capa - El nombre del estilo de capa a aplicar o configurar".
Nota: Los estilos de capa sólo se pueden crear sobre capas, en principio a la capa especial "fondo"
no se le pueden aplicar estilos de capa.
En la ventana de estilos de capa, se pueden seleccionar uno o varios estilos y haciendo clic
con el ratón en cada uno de los diferentes items, se accede a un formulario donde se pueden
configurar distintos parámetros para cada estilo. Se puede ver en la siguiente imagen la
ventana de estilos de capa.

Podemos hacer nuestras propias pruebas creando una capa con cualquier contenido,
pintando un área seleccionada o creando una capa de texto y accediendo como se ha dicho a
los estilos de capa. Luego sugiero hacer cambios sobre la capa (pintando otras áreas o
escribiendo nuevo texto) y veremos que los estilos se adaptan al nuevo contenido de la
capa.
Editar un estilo de capa
Una vez creado un estilo de capa se puede editar en cualquier momento, para cambiar las
propiedades de cada uno de los estilos aplicados (por ejemplo para cambiar la transparencia a una
sombra, o la grosura de un trazo). Para ello podemos acceder también de dos modos, a través de
la ventana de capas o bien a través del menú "capa - Estilos de capa". Lo más común es utilizar la
ventana de capas como explicaremos ahora.
En la siguiente imagen podemos ver cómo aparece una flecha, sobre la capa en la que
hemos creado el estilo, en la ventana de capas.

Al pulsar la flecha de la capa, se puede ver el un listado de los estilos que se han aplicado a
esta capa. Con un doble clic en el estilo de la capa se puede acceder a la ventana de estilos
de capa, viendo directamente el formulario de personalización del estilo sobre el que se ha
hecho doble clic.

Copiar estilo de capa
A veces tenemos necesidad de aplicar el mismo estilo de capa a dos capas distintas. Podemos
haber aplicado el estilo en una capa y luego copiarlo a otra. Esto se hace con un clic con el botón
derecho sobre la capa y seleccionando la opción "Copiar estilo de capa".
Luego podemos pegar ese estilo de capa en cualquier otra con el botón derecho del ratón
sobre la capa y seleccionando "Pegar estilo de capa". Con esto ambas capas tendrán los
mismos estilos de capa.
Los estilos de capa, como hemos visto en este artículo de Photoshop publicado en
desarrolloweb.com, son muy fáciles de utilizar y configurar conforme a nuestras
necesidades, para hacer efectos útiles y atractivos visualmente sin necesidad de esfuerzos ni
conocimientos.




Máscaras de capa en Photoshop
Qué son las máscaras de capa, que podemos utilizar en Photoshop y otros programas de diseño
gráfico. Cómo utilizar las máscaras de capa en Photoshop.
Las máscaras de capa son un recurso de diseño gráfico que está implementado en programas
como Photoshop o Gimp. Son una de esas utilidades que resultan a menudo complejas o
desconocidas para los usuarios nóveles de Photoshop, pero que vamos a tratar de explicar de
manera sencilla en este artículo de DesarrolloWeb.com.
He de decir que las máscaras de capa es un tema relativamente nuevo para mi. Estuve
trabajando con Photoshop durante años sin conocerlas, tan solo utilizándolas para la
realización de algún tutorial de esos que te indican paso a paso cómo conseguir
determinado efecto. Recientemente, después de estudiarlas mínimamente para poder
comprender su utilidad, sé que muchas cosas que hacía en mi día a día con Photoshop las
podría haber realizado más fácilmente con las máscaras de capa. Así que, sin más tardar,
vamos a ver qué son y cómo utilizarlas.
Qué son las máscaras de capa
Existen diversas maneras de explicar las máscaras de capa. Por el momento podemos hacernos la
idea que son una herramienta que permite ocultar partes de una capa, pero sin borrar esas partes,
con lo que luego las podríamos recuperar simplemente desechando la máscara de capa.
Otra manera de entender las máscaras de capa es como si fueran selecciones. Puedes crear
una máscara de capa y pintar en ella, entonces en realidad lo que estás haciendo es
seleccionando o deseleccionando partes de esa capa.
En definitiva, sea cual sea la explicación teórica que prefiramos, voy a intentar decir qué
son por la práctica.
En Photoshop tenemos una capa. Entonces creamos una máscara de capa (luego veremos
cómo se hace esto, tranquilos). En la máscara podemos pintar en escala de grises, puesto
que la máscara de capa realmente sólo permite pintar sobre ella en blanco, negro o en una
tonalidad de gris.
Cuando pintamos en blanco, estamos seleccionando una parte de la capa y con ello estamos
haciendo que se visualice normalmente. Cuando pintamos en negro sobre la máscara de
capa, estamos deseleccionando una parte de esa capa y con ello se oculta ese área pintada
de negro. Con los grises lo que conseguimos es un medio término, se seleccionan
parcialmente los píxeles pintados de gris y con ello se consigue que se transparenten un
poco (mayor grado de transparencia cuanto más oscuro sea el gris).
Como decía, la máscara de capa es independiente a la capa, por lo que en cualquier
momento podemos deshabilitarla o eliminarla y con ello volvería a verse la capa tal y como
la teníamos antes de crear la máscara. O podemos pintar de blanco sobre una parte
previamente pintada de negro, con lo que haríamos que esas partes se volviesen a ver en la
capa.
Cómo hacer una máscara de capa con Photoshop
Podemos crear una máscara de capa en Photoshop desde dos menús distintos.
A) Desde la ventana de capas, con el icono que tiene forma de cuadrado con un círculo en
medio, que podemos ver marcado en la siguiente imagen:

B) Desde el menú de "Capa - Máscara de capa - descubrir todas".
Con estas dos posibilidades creamos una máscara de capa, donde en esa máscara de capa
están todos los píxeles pintados en blanco, con lo que la capa se verá entera, tal cual estaba
anteriormente.
Ahora podemos pintar de negro sobre la capa (en realidad estaremos pintando sobre la
máscara de capa) y veremos que esas partes que pintamos encima se borran de la capa. Si
pintamos en gris, se ocultaría parcialmente la capa, consiguiendo que esas partes en gris
fueran semitransparentes.
Nota: Desde el menú de "Capa - Máscara de capa - Ocultar todas" crearíamos una máscara de
capa donde toda la máscara está pintada de negro, con lo que la capa entera se ocultaría.
Deberíamos entonces, por probar, pintar sobre ella en blanco para mostrar partes de la capa.
Una vez creada la máscara de capa, se mostrará en la ventana de capas, sobre la capa donde la
hemos creado. Haciendo clic con el botón derecho sobre la máscara de capa accederemos a un
menú contextual con opciones sobre la máscara de capa.

Dentro de la máscara de capa podemos pintar con cualquiera de las herramientas de Photoshop,
por dar un ejemplo, incluso podríamos hacer un degradado de grises y ocultar parte de la capa con
un gradiente de transparencia.
Cuando tenemos una capa que contiene una máscara de capa podemos pintar sobre la capa,
haciendo clic sobre el icono de la capa, o pintar sobre la máscara de capa, haciendo clic en
el icono de la máscara de capa. En la siguiente imagen están señalados los iconos de capa y
máscara de capa.

Podéis practicar vosotros mismos con el uso de las máscaras de capa en Photoshop, para ir
haciendo vuestras propias pruebas y en futuros artículos de desarrolloweb .com presentaremos
ejemplos prácticos de uso de esta herramienta.
De momento, así rápidamente se me ocurren un par de talleres de Photoshop donde
tenemos un efecto de reflejo, en los que utilizamos las máscaras de capa. Podéis practicar
con el videotutorial Efecto reflejo, o bien, si se desea con el artículo sobre un reflejo sobre
texto con Photoshop,




























Herramienta Lápiz de Photoshop
La herramienta lápiz de Photoshop sirve para pintar a mano alzada con trazos sin suavizar.
La herramienta lápiz es una de las fundamentales de Photoshop. Digamos que no es de las más
útiles para hacer trabajos en el día a día, pero sin duda es muy interesante conocerla para ciertos
retoques y sobre todo será muy útil para practicar en los primeros pasos con el programa. Así pues
publicamos este artículo en el principio del Manual de Photoshop para que los lectores menos
experimentados puedan comenzar a practicar con esta herramienta básica.
El lápiz sirve para pintar a mano alzada con el ratón y genera un trazo rígido, sin suavizado.
Esto quiere decir que los bordes del lápiz no están difuminados, sino que son siempre líneas
rectas precisas, con cambios de color bruscos en las curvas.
El tipo de trazado que se crea con el lápiz se puede entender bien si lo comparamos con el
trazado que se consigue con la herramienta hermana Pincel, como se puede ver en la
siguiente imagen.

Habremos comprobado que es fácil distinguir el trazado rígido de la herramienta lápiz por
su borde denteado, debido a los píxeles de la pantalla. Si queremos conseguir un borde
difuminado para el trazado, tendríamos que utilizar la herramienta pincel, que nos permite
crear una línea más delicada en las curvas.
Nota: Puedes obtener más información de la herramienta pincel en diversos artículos de
DesarrolloWeb.com:
Utilización de la herramienta lápiz
Para utilizar esta herramienta lo primero es seleccionarla, desde la botonera de Photoshop. El
icono de la herramienta lápiz es como se puede ver en la siguiente imagen:

Si no vemos ese icono, posiblemente esté escondido debajo del icono de la herramienta
pincel. Entonces simplemente tenemos que hacer un clic continuado sobre el botón del
pincel para que se desplieguen las herramientas que hay disponibles.

Una vez seleccionada la herramienta, tenemos un panel de opciones, generalmente situado
en la parte de arriba de la ventana de Photoshop, donde podemos configurar varios aspectos
del pincel.

Entre las opciones que encontraremos la más interesante es la primera de la izquierda, que
nos permite seleccionar la grosura del trazo del lápiz, así como diversos otros tipos de
pincel personalizados. Los tipos de pincel que aparecen se pueden utilizar tanto con la
herramienta de lápiz como con la de pincel y se pueden ampliar con otros modelos que se
pueden descargar desde Internet, así como también podríamos crear nuestros propios
pinceles. Esto lo hemos explicado en artículos sucesivos del manual de Photoshop.
También podemos probar con otras opciones de la herramienta, siendo también interesante
la preferencia de opacidad, que hace que el trazado creado tenga o no transparencia.
Una vez seleccionada la herramienta y definidas nuestras preferencias, podemos utilizar la
herramienta simplemente haciendo clic sobre la imagen y sin dejar de pulsar el botón,
arrastrando el ratón, para dibujar una línea con el propio movimiento del ratón.














Pinceles de Photoshop
Qué son los pinceles de Photoshop como utilizarlos y configurarlos.
Los pinceles de Photoshop son una herramienta muy útil para el diseño gráfico digital. Nos
podemos hacer la idea de que son como por pinceles que utilizamos en el dibujo artístico,
pero con la salvedad que son digitales y gracias a ello nos permiten realizar una gama
mucho más variada de acabados.

En el dibujo artístico convencional los pinceles son con los que dibujamos a mano alzada,
aportando al dibujo distintas texturas y diversos grosores del trazo, dependiendo del tipo de
pincel, que se pueden combinar con distintas tonalidades de tinta. Photoshop tiene ya
incorporados diversos pinceles para dibujar con el ratón del ordenador, que ofrecen una
buena gama de posibilidades.

La herramienta de pincel (en las versiones de Photoshop en inglés se llaman Brushes) se
puede seleccionar desde el menú de herramientas de Photoshop y está agrupada junto con la
herramienta de lápiz o la de sustitución de color. Para seleccionar una de estas herramientas
se puede hacer con una pulsación prolongada del botón del ratón sobre la herramienta de
pincel o la que haya en ese espacio.


Una vez seleccionada la herramienta pincel podemos configurarla para aportar diversos
tipos de grosores, texturas y difuminado de los bordes.


Con los pinceles que vienen por defecto en Photoshop podemos elegir varias grosuras y
difuminados y además alterar valores como el diámetro del pincel y la dureza. A mayor
grosor, el área que pintaremos con el pincel también será mayor. La dureza sirve para
definir lo concreto o definido que será el trazo del pincel, con menor dureza más
difuminado será el trazo, sobre todo en los bordes. Podemos alterar por nosotros mismos
esos valores para obtener distintos acabados, así como cambiar el color del pincel a través
del selector de colores de Photoshop.

Entre las opciones de la herramienta de pincel también está la opacidad y el flujo. La
opacidad sirve para dibujar con más o menos transparencia del trazo y el flujo es algo
parecido, para que el trazo sea más o menos marcado. Debo admitir que no veo mucha
diferencia entre estas dos opciones de configuración.

Dibujar a "mano alzada" con Photoshop, o por decirlo de otra manera, utilizar un pincel
para pintar en el lienzo con el movimiento del ratón es sencillo. Lo complicado es obtener
un resultado atractivo a partir de un lienzo en blanco, aunque para el retoque fotográfico a
veces puede venirnos muy bien aplicar diversas pinceladas o alteraciones del color.

Dejo aquí un enlace con un artículo de nuestra sección de breves, donde presentamos un
vídeo de un dibujo en Photoshop a partir de un lienzo en blanco, pintando de una manera
artística y con unos resultados muy similares a los que un buen pintor podría obtener sobre
papel: http://www.desarrolloweb.com/de_interes/video-dibujo-artistico-photoshop.html

Para el diseño gráfico digital, y en lo que a nosotros nos respecta: el diseño para webs, los
pinceles quizás en principio puedan ser poco útiles, pero un buen uso de ellos puede aportar
unos toques de calidad y originalidad a las creaciones. Más aun cuando sepamos instalar y
configurar en nuestro Photoshop pinceles creados por otros diseñadores, que muchas veces
ofrecen gratis en sus páginas web.

En el siguiente artículo veremos cómo instalar nuevos pinceles en Photoshop y
conseguirlos en diferentes páginas.

























Instalar pinceles de Photoshop
Cómo instalar pinceles en Photoshop, para poder utilizarlos en nuestros diseños
gráficos.
En el artículo anterior explicamos qué eran los pinceles de Photoshop y como utilizarlos en
nuestros diseños. A continuación vamos a explicar cómo conseguir e instalar pinceles de
Photoshop, que podremos utilizar para dar un aspecto más acabado y profesional a los
diseños. Lo primero será hacerse con unos cuantos pinceles nuevos para instalarlos en
nuestro sistema. En la web hay multitud de páginas interesantes para conseguir pinceles de
Photoshop. Suelen ser las páginas de los propios creadores de los pinceles, que los ofrecen
para descarga en sus propios sitios. Nosotros vamos a ofrecer unos links interesantes donde
podréis descargar pinceles muy atractivos visualmente que se pueden utilizar en vuestros
diseños.
Nota: Las herramientas de pinceles mejoradas, que permiten la creación de
nuevos pinceles así como la instalación de pinceles de otros creadores, se
encuentran disponibles a partir de la versión CS de Photoshop. Cualquier versión
anterior (Photoshop 7 y anteriores) necesitaría utilizar los pinceles por medio de
capas, que muchas veces también ponen para descarga los propios creadores de
los juegos de pinceles.

Pinceles de flores y vegetales
Una lista de pinceles interesantes para crear hojas, flores o pequeñas plantas y hiervas.

Recife dirty
Una serie de pinceles para ensuciar el lienzo y crear un efecto de manchas diversas.

Pinceles de llamas
Pinceles de Photoshop para hacer llamas. Aunque claro, las llamas habría que retocarlas
para crear el efecto preciso de fuego.

Pinceles Urban Scrawl
Varios pinceles de temas urbanos con un toque artístico caricaturizado. Para descargar estos
pinceles hay un icono en la parte de la izquierda.

Como se ha podido ver, una página interesante para conseguir distintos pinceles es
http://deviantart.com. Simplemente hacer una búsqueda por "photoshop brushes".

Una vez tenemos descargados algunos pinceles, vamos a aprender a instalarlos. Es muy
sencillo. Lo que tenemos que hacer es seleccionar la herramienta de pincel, luego 1) en las
opciones del pincel arriba del todo pulsamos la flechita hacia abajo, que hay al lado del tipo
de pincel que tenemos seleccionado. 2) En la ventana de opciones que aparece tenemos que
pulsar otra nueva flecha con más opciones que aparece en la esquina superior derecha. 3)
Por último seleccionar la opción que pone "Cargar pinceles…". Mirar la siguiente imagen
para aclarar las dudas.


Para terminar de cargar los pinceles tenemos que seleccionar de nuestro disco duro el lugar
donde tenemos los pinceles que hemos descargado. A partir de ese momento estarán
disponibles en nuestro sistema y podremos utilizarlos para hacer nuestros propios diseños.

Para muestra, pongo un par de imágenes que he creado en pocos minutos a partir de
algunos de los pinceles que he propuesto para descarga en este artículo:


Esta imagen utiliza los pinceles de Flores y Vegetales


Esto es una pruebecilla, para jugar con las opciones de pincel, con uno de los pinceles que
ofrece el paquete Urban Scrawl.










Crear pinceles con Photoshop
Los pinceles de Photoshop son muy sencillos de crear. Creamos un pincel con
Photoshop CS2 en pocos pasos.
Vamos a hacer un pequeño tutorial para crear pinceles con Photoshop a partir de un dibujo.
Estos pinceles luego los podremos utilizar en tantas creaciones o diseños como deseemos.
Podremos redimensionarlos o cambiarles el color o la opacidad, con lo que aumentaremos
fácilmente las posibilidades de nuestros diseños.

Los pinceles de Photoshop se pueden utilizar para pintar, tanto con la herramienta de pincel
como con la de lápiz. Podemos encontrar en Internet diversos pinceles creados por distintos
diseñadores, que los ofrecen gratuitamente para cualquier uso. Estos pinceles se pueden
descargar e instalar en nuestro sistema, como vimos en el artículo Instalar pinceles de
Photoshop . Sin embargo, en este artículo vamos a mostrar cómo crear por nosotros mismos
un pincel personalizado y utilizarlo en nuestros diseños.

Los pasos para crear un pincel con Photoshop son muy sencillos.

1.- Primero creamos un dibujo.

El dibujo o diseño puede ser de cualquier cosa y lo debemos hacer en una o varias capas
sobre un lienzo vacío. Podemos utilizar cualquier color, por ejemplo el negro, porque
posteriormente podremos cambiar el color a los pinceles en el momento de uso de los
mismos.


Este es un diseño de prueba, que igual no os parece muy bonito, pero nos servirá para el
ejemplo.

2.- Luego, con el dibujo, creado en una o varias capas, pulsamos sobre la opción del menú,
"Edición - Definir valor de pincel…"


3.- Ahora nos solicitan un nombre para darle al pincel, que podemos escoger el que
queramos. Siempre está bien que sea descriptivo.


4.- Con estas acciones nuestro pincel está guardado y listo para usar en nuestra lista de
pinceles de Photoshop. Para utilizar el pincel creado tenemos que seleccionar la
herramienta pincel o la herramienta lápiz y escoger el pincel recién creado. El pincel que
acabamos de crear lo podemos escoger apretando la flechita hacia abajo que hay al lado de
la muestra del pincel, en la barra de opciones de la herramienta pincel o lápiz. Lo podemos
ver en la siguiente imagen marcado con una flecha roja.


5.- Por último, podemos utilizar el pincel tantas veces como deseemos en tantos diseños
como queramos. El pincel guardado estará siempre disponible en nuestro Photoshop.
Además, como decía, podemos cambiar el color del pincel, la opacidad, etc. a través de la
barra de opciones de la herramienta pincel o lápiz.

Eso es todo. Para acabar, dejo una muestra de uso del pincel que acabo de crear, con varios
colores.

















Configurar un pincel de Photoshop

La herramienta de pincel de Photoshop se puede configurar para aportar un sin fin de
opciones que darán vistosidad a nuestros diseños.
En un pasado artículo de nuestro manual Taller de Photoshop explicamos cómo crear
nuestros nuevos pinceles personalizados. Ahora vamos a explicar la manera de configurar
nuestros propios pinceles, o cualquiera que tengamos en nuestro Photoshop.

El asunto es bien simple. Se trata de utilizar la ventana de pinceles, que tiene una serie de
opciones interesantes, unas más útiles que otras, para aportar una personalización
interesante a los resultados. Para ver esta ventana de configuración de pinceles hacemos lo
siguiente:

1) Con la herramienta de pincel seleccionada, marcamos el pincel con el que queremos
trabajar.

2) Luego apretamos el botón "Conmutar paleta pinceles", que podemos ver señalado en la
imagen siguiente.


3) Aparecerá una ventana donde podemos definir las opciones de trabajo con el pincel. La
ventana tiene este aspecto:


Ahora podemos jugar con las distintas opciones de la paleta de pinceles, que ofrece
diversas configuraciones que pueden ser muy interesantes. A la vez que vamos cambiando
las opciones, en la parte de abajo nos nuestra una muestra de cómo quedaría nuestro pincel
al aplicarlo en cada momento.

En esta paleta de pinceles veremos una serie de opciones de modificación del pincel, que
podemos seleccionar o deseleccionar pulsando el checkbox correspondiente. Aparte,
pulsando en cada una de las distintas opciones, accederemos a un formulario donde se
puede alterar el comportamiento de cada una con distintos parámetros.

Práctica de configuración de un pincel de césped

Hemos creado un pincel que imita a césped o hierba. Quizás no sea el mejor pincel de
cesped que podríamos haber creado, pero servirá para nuestro ejemplo. El aspecto de este
pincel es el siguiente:


Para crear a partir de este archivo un pincel hay que hacer un par de pasos que se
describieron anteriormente en el artículo Creación de pinceles con Photoshop.

Si utilizamos el pincel tal cual, el efecto de césped no será muy conseguido. Por ejemplo
sería así:



Ahora bien, el césped nunca es tan homogéneo y el color tampoco es siempre exactamente
el mismo verde. Pero la paleta de configuración del pincel nos puede ayudar bastante con
unos simples cambios.

Dinámica de forma: La hierba no tiene siempre la misma forma ni la misma inclinación.
Así que en esta opción de pincel podemos modificar diversos parámetros para que cada vez
que se coloque un poco de césped este sea un poco distinto que el anterior.

Dispersión: El césped tiene cierta dispersión. No está colocado de manera lineal. Tampoco
queremos que la dispersión sea muy marcada, porque un césped bien cuidado debe ser
también un poco homogéneo.

Dinámica de color: El césped queremos que sea verde, pero no siempre el mismo tono de
verde. Por eso, a través de la opción de pincel dinámica de color podemos alterar
parámetros como el tono o el brillo para que cambie un poco cada ramillete de hierba.
Haremos que el brillo varíe bastante y un poco el tono.

Con estos tres valores, más el suavizado, que aparece seleccionado por defecto desde el
principio, podemos observar como el aspecto de nuestro césped ha cambiado bastante y
ahora es un poco más realista.



Este pincel de césped nos ha servido para aprender a configurar un pincel de Photoshop.
Aceptamos que el resultado no es de un realismo extraordinario, pero nos ha servido para la
práctica. Os recomendamos probar vosotros mismos las distintas opciones de configuración
de pinceles de Photoshop.
























Herramienta borrador (goma de borrar)
de Photoshop
Esta herramienta de Photoshop sirve para borrar el contenido de la capa seleccionada. El
borrador actúa sobre la capa que tengamos seleccionada.
La herramienta borrador (también le podemos llamar "goma de borrar") es como si fuera el lápiz o
pincel, con la salvedad que, en vez de pintar en la imagen, borra el contenido. Como dicen
técnicamente en la ayuda del programa de Adobe, cambia los pixels a un aspecto transparente. Es
una herramienta tan sencilla de manejar que no necesita muchas explicaciones. No obstante, en
nuestro Manual de Photoshop no podemos dejar de hablar de ella, dado que es una de las
herramientas principales en el uso del popular programa de retoque fotográfico.
El borrador es tan sencillo de usar como el lápiz o el pincel, que ya vimos en diferentes
artículos de este manual. Simplemente tenemos que seleccionarla y hacer clic en el lugar
que queremos borrar, o bien arrastrar con el botón del ratón pulsado, para borrar el trazo
creado a medida que vamos moviendo el ratón. Lo más importante que debemos tener en
cuenta a la hora de usar la herramienta borrador es que sólo actúa sobre la capa que
tengamos seleccionada en el momento de poner en marcha la herramienta.
Así pues, si nuestra imagen tiene varias capas, para borrar exactamente la parte de la
imagen que queremos, tenemos que ver en qué capa está lo que queremos borrar,
seleccionar la capa deseada y luego accionar la herramienta.
Existe un caso especial que tenemos que comentar con la "goma de borrar" y es en el caso
que estemos borrando algo sobre la capa "Fondo".
Nota: la capa fondo es especial en Photoshop. Es decir, no se trata de una capa normal, sino que
tiene algunas particularidades. La capa fondo no se puede cambiar su posición con la herramienta
mover, como otras capas y debajo de la capa fondo no se puede colocar ninguna otra capa.

Pues bien, si borramos sobre la capa fondo ocurrirá que se elimine el contenido del fondo,
dejando entrever el color que tengamos configurado en ese momento como color de fondo. Así
pues, si tenemos por ejemplo seleccionado el rojo como color de fondo y borramos con el
borrador sobre la capa fondo, el efecto será como si pintásemos de rojo sobre el fondo.
Nota: El color de fondo se elige en la barra de herramientas, con los selectores de color que
aparecen abajo. Tendremos el color frontal y debajo el color de fondo. En la siguiente imagen
marcamos con una flecha el color de fondo.


Modos y grosores del borrador
Al igual que muchas otras herramientas de Photoshop, existe un panel de opciones del borrador, a
través del que podremos configurar diversas opciones de la goma de borrar. Podemos ver las
opciones disponibles en la siguiente imagen:


Quizás las opciones más importantes del borrador serían las del modo y el grosor. El modo
permite seleccionar la forma con la que queremos que se comporte el borrador, o bien como
pincel, como lápiz o como cuadrado. El pincel tiene la particularidad que los bordes se difuminan,
creando un efecto más suavizado, mientras que modo lápiz del borrador borrará con los bordes
más marcados. Por su parte, el tercer modo "cuadrado" en vez de borrar con un patrón regular, lo
hace con un cuadrado y sin difuminar los bordes.
Nota: la diferencia entre el pincel y el lápiz la explicamos con detalle en el artículo Herramienta
Lápiz de Photoshop.

Así pues, utilizaremos el modo pincel cuando queramos acabados más suavizados, que
generalmente quedan mejor. El modo lápiz nos vendría bien para borrar puntos específicos o
áreas circulares de cualquier grosor y el modo cuadrado cuando queramos borrar áreas cuadradas
o rectangulares.
Aparte del modo, también es muy importante el grosor que podemos configurar en el panel
de opciones. El grosor se encuentra en el menú etiquetado como "pincel" y sólo está activo
cuando está seleccionado el modo lápiz o el modo pincel (el modo cuadrado será siempre
un cuadrado del mismo tamaño). Al seleccionar el pincel podemos elegir entre varios
grosores de la herramienta borrar, así como la cantidad de difuminado del borde.


El trazado del borrador por lo general es un círculo, porque los pinceles de photoshop tienen
forma de círculo, pero en realidad al seleccionar el tipo de pincel te permite borrar con cualquiera
de los pinceles que tengas configurados en Photoshop. Puedes ver diversos artículos donde
hablamos sobre los pinceles de Photoshop, cómo descargarlos, así como crear tus propios pinceles
y configurarlos.
Otras opciones del borrador: Opacidad y Flujo
Con la Opacidad de la herramienta borrador podemos conseguir que no se borre completamente
el dibujo de la capa, sino parcialmente con una transparencia. Inicialmente la Opacidad está
configurada al 100%, con lo que se borra completamente el contenido de la capa. Si configuramos
una opacidad menor podremos ver que la goma de borrar sólo crea una transparencia en la capa.
Con el Flujo podemos configurar lo rápido que borra la herramienta al mover el ratón. Con
un flujo menor que el 100% no se llegará a borrar del todo el contenido de la capa y
necesitaremos más pasadas del ratón para conseguirlo. El resultado es parecido que el de la
Opacidad, con la diferencia que borra con mayor transparencia en los bordes y más
opacidad en el centro.






Herramienta bote de pintura de Photoshop
La herramienta bote de pintura sirve para rellenar de color una imagen o un área seleccionada,
pero también puede rellenar utilizando un motivo que podríamos crear nosotros mismos.
La herramienta bote de pintura es otra de las que, sin lugar a dudas, cualquier usuario con un
mínimo de experiencia sabrá utilizar. Supongo esto porque cualquier programa de diseño la tiene,
hasta los más básicos como el Paint, que viene con Microsoft Windows.
Así pues, seguramente pocas explicaciones serán necesarias para aprender a usar el bote de
pintura. Sin embargo, el Manual de Photoshop que estamos publicando en
DesarrolloWeb.com, no estaría completo si la dejamos de lado. No obstante, para sacarle
jugo a este artículo, vamos a explicar un uso del bote de pintura que quizás muchos
desconozcan, que es el de rellenar con un motivo. Lo veremos dentro de poco, aunque
vamos a comenzar explicando el uso más básico de esta herramienta.
El bote de pintura se encuentra situada en la barra de herramientas de Photoshop,
compartiendo espacio en la botonera con la herramienta de degradado. Si vemos el botón
de degradado, simplemente tenemos que hacer un clic prolongado para que aparezca la
herramienta de bote de pintura.

Rellenar de color
El uso más normal de la herramienta bote de pintura es rellenar de color. Para accionarla
simplemente hacemos clic en cualquier parte de la imagen y rellena de color un área de la imagen,
que dependerá de la capa donde estemos trabajando y el contenido que tenga.
Cuando usamos el bote de pintura tenemos que tener en cuenta la capa donde estamos
trabajando, pues la herramienta rellena el color sobre la capa que esté seleccionada. El bote
de pintura rellena de color todo el área de la imagen que esté sin delimitar. Imaginemos que
es justamente eso, un bote de pintura y que volcamos la pintura sobre la capa. Entonces la
pintura se expande, cual líquido, ocupando todo el área de la imagen que pueda. Los límites
de la pintura serán los propios que haya dibujados en la capa. Por ejemplo, si tenemos el
dibujo de un rectángulo (que delimita un área por 4 líneas rectas), y pintamos dentro de ese
área, la pintura se expandirá por todo el espacio del rectángulo. Las áreas externas del
rectángulo no se pintarán, porque la pintura no podrá pasar los límites marcados por el
polígono.
Se deduce del último párrafo que si la capa donde estamos pintando no tiene ningún
contenido, el bote de pintura pintará toda la capa. Ahora bien, puede que queramos pintar
un área que no esté marcada por la imagen, sin que el bote de pintura se expanda para toda
la capa. En ese caso podremos hacer una selección (con la herramienta de selección) y
pintar dentro. Entonces la pintura nunca pasará los límites del área seleccionada.
Opciones de la herramienta bote de pintura
El bote de pintura tiene algunas opciones, al igual que la mayoría de las herramientas del
programa, que se pueden definir en el panel de opciones, generalmente situado en la parte de
arriba de la ventana de Photoshop. Cuando seleccionemos la herramienta, aparecerá
automáticamente el panel de opciones, que tiene esta forma:


Color frontal: Esta opción sirve para seleccionar entre pintar con el color frontal o pintar con un
motivo (veremos luego lo que significa pintar con un motivo). Por defecto pinta con el color
frontal, que es el que tenemos seleccionado en la barra de herramientas, en el selector de color
que aparece abajo. En la siguiente imagen marcamos el lugar donde aparece el color frontal con
una imagen:


Modo: Esto permite varios modos de rellenar color, pero la verdad no encuentro mucha utilidad,
salvo para realizar algún efecto puntual.
Opacidad: Con esta opción podemos pintar del color seleccionado, pero creando una
transparencia. En principio es 100% opaco, con lo que el color de la pintura no tiene
transparencia. Pero si bajamos la opacidad veremos que el color que pintamos pierde un
poco de fuerza en el tono y si tenemos una capa debajo con algún dibujo, comprobaremos
que se deja entrever, porque la pintura que estamos utilizando tiene transparencia.
Tolerancia: Este valor sirve para que la herramienta tolere más o menos los límites que
tenga la capa donde estamos pintando. A menor tolerancia, los límites donde pintamos se
restringirán a áreas donde hay el mismo color. Este valor de tolerancia es similar al que
explicamos en la Varita Mágica.
Suavizar: Sirve para que los bordes del área a pintar tengan un suavizado y no se note tanto
el mapa de píxeles que es una imagen.
Contiguo: Esto sirve para que se rellenen de color sólo los píxeles contiguos. El
comportamiento por defecto que hemos explicado (que la pintura del bote de pintura se
detiene por los límites del área que haya dibujada donde se está pintando) es cuando el
valor contiguo está activo. Si no está activo, el bote de pintura pintará en toda la capa,
siempre que la tolerancia lo permita.
Todas las capas: Si lo marcamos, pintaremos en la capa que esté seleccionada, pero la
tolerancia se tendrá en cuenta con lo que haya dibujado en todas las capas y no sólo en la
capa donde estamos trabajando.
Pintar con un motivo
La primera de las posibilidades de configuración del panel de opciones tiene un desplegable que
permite elegir entre "Color frontal" y "Motivo". En el caso que seleccionemos la opción motivo, no
se pintará con un color plano, sino con un mapa gráfico determinado, que hará un mosaico,
repitiéndose las veces que hagan falta para rellenar todo el área que se pueda. El motivo puede
ser cualquier cosa, como una imagen, un tramado, un logo o lo que se desee.
Photoshop tiene configurados de salida varios motivos para hacer pruebas, que se pueden
seleccionar en la interfaz que queda justo a la derecha.


Podemos seleccionar cualquier motivo y probar a pintar, para ver que se hace un mosaico con el
motivo, en vez de pintar con un color homogéneo.
Definir un motivo personalizado
Podemos definir nosotros mismos los motivos que hagan falta para hacer nuestros diseños y para
ello simplemente tenemos que hacer una selección y luego seleccionar el menú "Selección /
Definir motivo". Entonces nos aparecerá una ventanita para que demos un nombre al motivo, con
una muestra de la imagen que hemos seleccionado y a partir de la cual se va a crear el motivo.


Luego, con el bote de pintura, configurada la herramienta con la opción "Motivo", podremos
pintar con un mosaico con el motivo que acabamos de hacer. Para ello utilizaremos la herramienta
bote de pintura tal cual habíamos explicado en el caso de pintar con un color plano.
En la imagen anterior mostramos cómo creamos un motivo con el logotipo de
DesarrolloWeb.com y en la imagen siguiente veremos cómo resultaría pintar con ese
motivo sobre un espacio delimitado por un área curva:


Si os interesa esto de los motivos, os refiero al artículo Definir un motivo para hacer un fondo con
Photoshop donde explicamos un caso práctico del uso de motivos, en este caso para la creación de
un fondo para una página web.
Eso es todo lo que os queríamos decir sobre el bote de pintura, que es una herramienta muy
básica y de fácil uso, pero que en Photoshop tiene interesantes opciones de configuración,
lo que amplia bastante sus funcionalidades.












Recortar y redimensionar una imagen con
Photoshop
La herramienta de recortar de Photoshop nos permite eliminar áreas no necesarias de
una imagen, con la posibilidad de redimensionar si se desea en el mismo paso.
En este artículo vamos a ver cómo trabajar con la herramienta de recortar de Photoshop.
Hoy esta herramienta me parece muy básica, pero aun recuerdo cuando Photoshop era un
misterio para mi y vi a un amigo recortando una imagen con la herramienta de recortar. Le
dije enseguida: "He, para ahí un momento! ¿Cómo has hecho eso?" y es que todos hemos
sido novatos alguna vez y necesitamos que nos abran los ojos, o apurar nuestra capacidad
de ser autodidactas.
De todos modos, aunque este artículo sea sencillo, nos viene como anillo al dedo, puesto
que estoy haciendo una serie de textos explicativos de las herramientas de Photoshop, que
venimos publicando en desarrolloweb.com en el manual de Talleres de Photoshop. Así que
espero que este texto sirva de ayuda, sobre todo para las personas más inexpertas y que no
tienen un amigo diseñador que les muestre las cosas.
Herramienta Recortar de Photoshop
Localizamos la herramienta de recortar de Photoshop en el panel o barra de herramientas
del programa. Tiene un icono con esta forma:

Esta herramienta debería estar siempre visible en la barra, puesto que, al menos hasta
Photoshop CS2, está sola en la casilla del panel. CS2 es la versión del programa que
estamos usando para este tutorial de Photoshop de desarrollo web .com. De modo que no
hay modo de que la herramienta esté escondida.
El funcionamiento de la misma es extremadamente sencillo, muy parecido a la herramienta
de selección rectangular, aunque con algún añadido de funcionalidad. Simplemente
tenemos que seleccionar un área, pinchando en cualquier parte de la imagen y arrastrando
hacia cualquier lado.
La herramienta recortar hace una selección rectangular del área marcada con el ratón, que
podemos editar una vez realizada, para ajustarla a las dimensiones deseadas. La selección
que se crea tendrá este aspecto:

La selección se puede editar al instante, poniendo el ratón en el borde o la esquina de la
selección realizada. Veremos que el puntero del ratón cambia y se convierte en una línea
con flechas hacia los lados. Eso quiere decir que podemos hacer clic con el botón izquierdo
del ratón y arrastrar para cambiar el tamaño de la selección.
También podemos mover la selección a otro lugar de la imagen. Para ello hacemos clic en
cualquier parte de dentro de la selección (menos en el punto que aparece en el medio de
ella) y arrastramos al lugar donde queramos colocarla.
Una vez que tenemos la selección creada, del área que nos interesa recortar, podemos
ordenar el recorte pulsando la tecla Enter, o bien apretando con el botón derecho en
cualquier parte de la selección y seleccionando la opción Recortar. Photoshop recortará la
imagen entonces y nosotros nos quedaremos sólo con la parte de la imagen que teníamos
seleccionada.
También podemos cancelar la selección en cualquier momento con la tecla Escape (ESC).
Redimensionar y recortar en un solo paso
Para acabar con el repaso a la herramienta de recortar de este artículo de
desarrolloweb.com, vamos a ver cómo podemos recortar una imagen y redimensionarla,
todo en un mismo paso.
Cuando seleccionamos cualquier herramienta de Photoshop aparece un panel de opciones
de la herramienta. Este panel se sitúa generalmente en la parte de encima de la interfaz del
programa, debajo de la barra de menús, aunque podría estar en otro lugar o ni siquiera estar
visible. Tiene esta forma:

Si no lo vemos, podemos mostrarlo desde el menú de Ventana - Opciones.
Entonces, para redimensionar el área recortada simplemente, antes de hacer la selección de
recorte, escribimos unos valores en las opciones de anchura y altura. En la imagen anterior
hemos colocado como anchura 120 píxel y como altura 60 píxel. Entonces, a la hora de
hacer la selección veremos como esta mantiene las proporciones de ese tamaño indicado.
Luego, cuando pulsemos Enter, se recortará el área seleccionada y se redimensionará al
tamaño marcado en las opciones.



























Herramienta lazo de Photoshop
Veamos los pormenores de la herramienta lazo, con sus diferentes variantes y utilidades para
realizar selecciones en Photoshop.
La herramienta de lazo es una de esas que se utilizan bastante en Photoshop, incluso está al
alcance y resulta de utilidad para usuarios inexpertos. Por ello, no hay duda que merecerá la pena
conocerla e integrarla dentro de nuestras herramientas del día a día en el trabajo con el programa
de retoque fotográfico. Quizás con el tiempo y el dominio de otras técnicas y herramientas pueda
quedar en un segundo plano, pero de entrada nos será de mucha utilidad.
La herramienta de lazo se encuentra entre las herramientas principales de Photoshop y tiene
varias variantes, como el lazo poligonal o el lazo magnético. Todas ellas se encuentran
clasificadas en un mismo lugar de la botonera de Photoshop, como se puede ver en esta
imagen:


Podemos seleccionar cualquiera de estas herramientas con un clic con pulsación prolongada
durante un segundo sobre el icono de Lazo. Todas las distintas herramientas de lazo sirven para
hacer selecciones de áreas de la imagen, con la más variada gama de resultados.
Herramienta Lazo
La herramienta Lazo más básica, que para diferenciarla podemos llamar Lazo a mano
alzada, sirve para hacer una selección con un movimiento cualquiera del ratón. Para
ponerla en marcha la activamos desde la botonera de Photoshop y luego hacemos clic en
cualquier parte de la imagen. Con el botón pulsado contorneamos el área de la imagen que
queremos seleccionar y soltamos el botón cuando hemos terminado de dibujar la selección.
El lazo a mano alzada es muy sencillo de utilizar y sobre todo muy rápido, pero los
resultados muchas veces son poco precisos, no por la propia herramienta, sino porque el
dibujo a mano alzada con el ratón permite poca precisión, ya que es fácil equivocarse y
mover el ratón fuera de los límites que queríamos seleccionar. No obstante, para ciertos
trabajos está bien conocerla porque nos aporta rapidez.
Herramienta Lazo Poligonal
Como variante de la herramienta de Lazo, tenemos la herramienta de selecciones
poligonales. El trabajo con ella es bien simple. Tenemos que ir haciendo clic sobre la
imagen en los puntos vértice de un polígono cualquiera que queramos seleccionar. Con ello
conseguiremos una selección compuesta por rectas entre los puntos marcados, que forman un
polígono.
Para más información y explicaciones consultar el artículo sobre las selecciones
poligonales.
Aunque la herramienta de lazo poligonal permita hacer selecciones de polígonos (cuyos
lados son rectas), cuantos más puntos pongamos al polígono más definida quedará la
silueta. Sin duda de las herramientas de lazo es la que más versátil y útil nos parece.
Herramienta de Lazo Magnético
Como tercera opción de herramientas de lazo tenemos el Lazo Magnético. Sirve para
hacer selecciones sobre siluetas que se ajustan automáticamente a la imagen sobre la
que estamos seleccionando. El lazo magnético hace que, a medida que realizamos la selección, se
nos proponga una ruta posible para el área seleccionada. Esta ruta propuesta tiene la
particularidad de adaptarse a la forma de la imagen que hay debajo del lugar donde estamos
haciendo la selección, por lo que sirve especialmente de ayuda a la hora de hacer selecciones de
siluetas de elementos en la imagen.
Para utilizar esta herramienta hacemos con el clic del ratón para comenzar la selección y
luego simplemente se trata de rodear con el puntero del ratón el elemento a seleccionar, sin
hacer nada más. Se irá realizando automáticamente la selección, que se adaptará a la silueta
del elemento que queremos seleccionar y se irán colocando puntos de ancla para formar el
área. Si queremos marcar manualmente un punto de ancla, simplemente hacemos clic sobre
la imagen.
El lazo magnético es una ayuda que está bien para hacer selecciones de siluetas complejas,
pero no siempre la selección saldrá perfecta, porque a veces Photoshop puede interpretar el
fondo de imagen de manera incorrecta, lo que puede derivar en que la selección no se
adapte exactamente a la silueta deseada. No obstante es una opción rápida y que ayuda
bastante en ciertos casos y tiene opciones especiales que pueden ayudar a Photoshop a
encontrar mejor el trazo que deseamos para la selección, como veremos a continuación.
Opciones de la herramienta de Lazo
Todas las variantes de la herramienta de lazo de Photoshop tienen algunas opciones especiales
para modificar tus preferencias de dibujo de selecciones. Hay unas opciones comunes y la
herramienta de lazo magnético tiene además unas opciones adicionales.
Las opciones que tienen en común todas las herramientas de lazo aparecen en esta imagen:

Debes fijarte en el valor de calado, que permite poner un valor para hacer que la selección
tenga un difuminado en los bordes. La caja de selección de suavizado permite que las líneas
del borde de la selección no sean totalmente digitales, con cambios bruscos, sino que hace
que se suavicen los bordes, lo que también se conoce como antialiasing. Obtén más
información sobre estas opciones de las selecciones en el artículo Suavizado y calado de la
selección.
La herramienta de lazo magnético tiene además otras opciones que nos pueden ayudar a
que el comportamiento magnético de la herramienta se adapte mejor a la imagen donde
estamos realizando la selección. En la siguiente imagen podemos ver estas opciones:

Entre estos posibles valores tenemos la anchura, que es el radio alrededor del ratón en el
que Photoshop tratará de magnetizar el borde. El contraste de borde, que sirve para definir
el contraste que tiene que haber entre la silueta y el fondo de la imagen, para que se ajuste
el borde a la silueta. Por último la lineatura, que permite configurar la distancia de
colocación entre puntos magnéticos.


















Recortar una silueta con Photoshop y
selecciones poligonales
Recortar una zona de la imagen utilizando la herramienta de Photoshop Selección
poligonal. Las selecciones poligonales son la manera más fácil de recortar una silueta.
A la hora de retocar una imagen o de trabajar con archivos gráficos para hacer
composiciones , una de las tareas más habituales es realizar selecciones de áreas, para
recortar y pegar en la composición o retoque fotográfico. En este taller para novatos en
Photoshop vamos a explicar el modo de trabajo con la herramienta de selección poligonal,
que sería la más facilita para comenzar a hacer selecciones complejas de áreas irregulares.
Como siempre me gusta decir, lo más importante de Photoshop, al menos para empezar, es
dominar las capas y selecciones. Este sería el primer tutorial para conocer las selecciones
complejas, para realizar recortes de áreas de la imagen que se podrán utilizar
composiciones. En artículos siguientes veremos otras herramientas para hacer el trabajo con
mayor detalle y precisión, utilizando herramientas más complejas.
Herramienta de lazo poligonal
No obstante, comencemos viendo dónde está la herramienta de lazo poligonal. Se encuentra
junto con la herramienta de lazo y con la de lazo magnético. Si tenemos cualquiera de estas
herramientas seleccionadas, para acceder al lazo poligonal simplemente tenemos que hacer
clic con el ratón continuadamente durante un par de segundos, para que se nos muestre y
podamos seleccionarla.

Una vez seleccionada podemos experimentar con ella haciendo unas pruebas. Pinchamos en
cualquier parte de la imagen y con ello comenzaremos la construcción de la selección.
Luego podemos ir haciendo clic en diversas áreas de la imagen para ir definiendo el
perímetro de la selección.
Una vez tenemos definido el perímetro de la selección, debemos cerrarla para terminar su
definición y poder operar con ella. Cuando se va a cerrar la selección aparece un simbolito
al lado del cursor del ratón con un círculo. Esto quiere decir que si hacemos clic la
selección quedará cerrada y con ello perfectamente definida.

Otra opción para cerrar una selección poligonal es hacer doble clic en cualquier parte del
lienzo. Con ello se cerrará la selección uniendo el primer punto con el lugar donde se ha
hecho el doble clic.
Selección de una silueta con el lazo poligonal
La selección tiene que comenzar por un punto y acabar en el mismo punto, por lo que
podemos escoger cualquier punto que nos interese. Entonces vamos haciendo punto tras
punto, el recorrido de la silueta. Algunos consejos para hacer una buena selección serían:
 Ten en cuenta que cuantos más puntos pongas, mejor definida estará la selección.
 No des muy rápido al botón del ratón entre punto y punto, no sea que dos clics muy
juntos se confundan por un doble clic y se cierre la selección.
 Haz bastante zoom para agrandar la visualización de la imagen, para poder hacer la
selección sobre un área mayor donde tengas mejores posibilidades de marcar puntos
en los lugares correctos.
 Si vas a reducir la imagen de dimensiones, conviene hacer la selección de la silueta
antes de reducirla. Así, aunque tengas algunas imperfecciones, se disimularán al
reducir la imagen. Si lo haces con la imagen reducida directamente se verán los
defectos de la selección.
 Si te equivocas, porque dejes de seleccionar un área que sí te interesaba o porque
selecciones un área que no deseabas, no te preocupes. Lo mejor es que continúes
hasta terminar la selección y luego restes o añadas más área. Para restar una
selección a otra tienes que apretar la tecla alternativa (Alt) cuando comienzas a
hacer la selección que quieres restar a la que ya tienes realizada (verás que aparece
un signo menos “ -” al lado del cursor del ratón). Para añadir una selección a otra
utiliza la tecla mayúsculas (también llamada Shift, la que tiene la flecha hacia
arriba) en el momento que empieces a hacer la nueva selección que quieres
adicionar (verás que aparece un signo “ +” al lado del cursor del ratón).
 Casi siempre es bueno utilizar un suavizado en la selección. Y en los casos que la
silueta seleccionada sea muy grande o la vayamos a pegar encima de otra imagen,
está bien experimentar con diversas configuraciones de calado.
 Se paciente, porque es una operación delicada y un clic en falso puede perjudicar
mucho a la selección realizada durante varios minutos.
Para continuar, sería bueno consultar el artículo que explica los suavizados y los calados en
las selecciones.
En artículos posteriores explicaremos cómo hacer la selección con la herramienta pluma,
que nos va a permitir resultados mucho mejores, aunque el funcionamiento se haga más
complejo.



























Selecciones con la varita mágica de
Photoshop
La herramienta varita mágica siempre nos puede ayudar a hacer selecciones rápidas
con Photoshop.
En este artículo básico de manejo de Photoshop vamos a tratar la herramienta varita
mágica, que sirve para hacer selecciones de una manera sencilla y rápida. Quizás este
artículo no represente mucha dificultad, pero pensamos que será útil para nuestros lectores
más inexpertos y para ir completando nuestra gama de tutoriales sobre las herramientas de
Photoshop. Por ahora, todos los artículos sobre el programa los estamos publicando en el
manual Taller de Photoshop.

Recuerdo las palabras de un amigo, colaborador y ex-compañero de trabajo, Angel Deblás,
-un fiera del diseño gráfico- cuando comentaba hace bastante tiempo algo como esto: “ Por
facilidad, vamos a utilizar la varita mágica para hacer esta selección, aunque no debería
utilizarla.” Su comentario me sorprendió y aun lo recuerdo hoy. Por supuesto, le pregunté
qué quería decir con que no debería utilizar la varita mágica, ya que yo la encontraba tan
útil. Angel me comentó que siempre hay en Photoshop alguna manera de hacer una
selección y que quede mejor que utilizando la varita mágica.

La razón por la que me he parado a escribir este comentario en este artículo publicado en
desarrollo web .com, es que me parece ideal como introducción y para transmitir los
conocimientos de un profesional del diseño que una vez pude absorber. Así que, aunque la
varita mágica nos parezca útil, sin lugar a dudas, tenemos que administrar su uso y no
pasarnos de cómodos. A veces convendrá utilizar la selección poligonal o la herramienta de
pluma.

La herramienta varita mágica de Photoshop sirve, como decía, para hacer selecciones. Las
selecciones que se pueden hacer con la varita son de cualquier tipo, cuadradas, redondas,
poligonales o de formas irregulares, así que es bastante versátil. El uso es el siguiente:

Seleccionamos la herramienta varita mágica, que tiene esta forma:


Luego podemos hacer clic en cualquier parte de una imagen con la varita y entonces
obtendremos una selección dentro de la imagen. Para establecer los límites de la selección,
Photoshop evaluará los colores que hay al lado del pixel marcado con el clic y si son el
mismo, o similares, la selección también abarcará esos puntos. De esta manera, continúa
muestreando colores de la imagen y añadiéndolos a la selección si son parecidos. El
resultado es que la selección va creciendo por las partes de la imagen que tengan un color
homogéneo o similar. Así pues, los límites de la selección creada serán marcados por la
forma de la propia imagen y los colores que tenga.

La varita nos sirve, por ejemplo, para seleccionar siluetas en una fotografía. Por ejemplo, si
tenemos una foto con un cielo homogéneo y utilizamos la varita sobre el cielo, se
seleccionará toda la área azul. Podemos ver en la siguiente imagen una selección hecha con
la varita mágica del cielo de esta foto tomada en Valencia.


Como veremos en la imagen, se ha seleccionado la mayoría del cielo, ajustando los bordes
de la selección al borde de las figuras captadas en la foto. Como veremos, no todo el cielo
se ha seleccionado, porque hay partes del mismo que no son muy parecidas al color azul
sobre el que hemos hecho clic inicialmente y por tanto no se han muestreado como colores
parecidos y no se han cargado en la selección.

Opciones de la varita mágica de Photoshop

Con las opciones de la herramienta varita podemos modificar su comportamiento, para por
ejemplo, decir cuan estricto o tolerante debe ser el muestreo de la imagen para definir los
bordes de la selección. Las opciones de cualquier herramienta de Photoshop las podemos
ver generalmente en la parte de arriba de la ventana del programa y si no aparecen,
podemos forzar que se muestren con el menú Ventana – Opciones.


La más importante de las opciones de varita es la Tolerancia. Que permite especificar
con un número cuan tolerante o estricta a cambios en los colores es la selección. A menor
valor de tolerancia, más estricto será el muestreado de colores. De tal modo que, si
ponemos tolerancia cero, sólo se seleccionarían las partes contiguas al punto donde hemos
hecho clic de la imagen que tengan el mismo color. Si la tolerancia es muy alta la selección
se expandirá, aunque los colores varíen más. Si al hacer la selección de la anterior imagen
hubiéramos marcado tolerancia más alta, por ejemplo 60, se hubiera seleccionado toda la
área de la foto que corresponde al cielo.

Por tanto, para ajustar las partes de la imagen que entrarán dentro de la selección con la
varita, debemos ajustar el valor tolerancia.

Entre las opciones también hay otras importantes:

Suavizar, permite que los bordes de la selección se suavicen, de modo que aunque sean
curvos, no se produzca un pixelado.

Contiguo, es para que la selección sólo sea de píxeles contiguos. Es el modo por defecto y
como hemos explicado la herramienta. Pero si no lo marcamos, permite seleccionar todos
los pixel de la imagen que tengan un color parecido, aunque no estén contiguos al lugar
donde hemos hecho clic inicialmente.

Muestrear todas las capas tiene una utilidad interesante cuando trabajamos con distintas
capas en Photoshop. Una cosa importante: con la varita mágica en principio hacemos
selecciones sobre la capa en la que estamos trabajando, sin muestrear otras que puedan
estar abajo o arriba. Si seleccionamos muestrear todas las capas, haremos que la varita se
fije en todas ellas como si fuera una sola.











Herramienta Pluma de Photoshop
La herramienta pluma de Photoshop sirve para hacer trazados. Es muy útil, aunque
aprender a usarla a veces resulta complicado.
La herramienta pluma de Photoshop nos permite dibujar trazados de una manera detallada y
con posibilidades completas, haciendo tanto rectas como curvas. Además, la pluma tiene la
particularidad que nos permite alterar un trazado una vez realizado o, si nos equivocamos,
volver hacia atrás con el comando edición-deshacer.

Lo malo de la herramienta pluma, al principio, es casi siempre cuesta un poco para
aprender a manejarla y a veces hace cosas que no esperamos o no controlamos. No
obstante, es una herramienta muy útil para hacer diversas cosas con Photoshop, no sólo
trazados o siluetas complejas, sino también selecciones avanzadas.

La herramienta de pluma es la siguiente:


Debajo de la herramienta pluma hay varias otras herramientas complementarias que
probablemente necesitemos usar en determinados momentos para realizar algunas acciones
con los trazados o las formas.

Para empezar a operar con la herramienta pluma de Photoshop podemos seleccionarla y
pulsar en cualquier parte de la imagen. Con ello colocaremos un primer punto del trazado.
Luego podemos pulsar en cualquier otra parte de la imagen y colocaremos un segundo
punto, creando un trazado que va desde el primer al segundo punto colocado (estos se
llaman puntos de ancla). Podemos continuar poniendo puntos de ancla y se irá dibujando el
trazado, a base de rectas, entre los distintos puntos de ancla que venimos poniendo. Merece
la pena experimentar un poco con la herramienta en este punto para ver su comportamiento.

Hacer curvas con la herramienta pluma

Una curva con la herramienta pluma es muy fácil de hacer. En nuestra sucesión de
colocación de puntos de ancla, después de colocar un punto de ancla, haciendo clic, vamos
a mantener pulsado el ratón y arrastrar en cualquier dirección. Veremos que se crea un
curva y que al mover el ratón, arrastrando con el botón izquierdo pulsado, la curva se va
modificando.

Una vez tenemos hecha la curva deseada vamos probar a colocar un nuevo punto de ancla.
Veremos como el trazado continúa con otra curva, que se adapta de manera que la curva
anterior y la nueva estén perfectamente trazas una como continuación de la otra.


Como podemos ver en la imagen anterior tenemos dos curvas en el trazado, una adaptada a
la otra. Si queremos que la segunda línea del trazado no tenga en cuenta la curva anterior
podemos utilizar la herramienta complementaria Convertir punto de ancla. Entonces
pulsamos en la línea que sale hacia fuera del trazado, y la arrastramos a otra posición.
Podemos ver el resultado en la siguiente imagen:


Si quisiésemos que la segunda línea del trazado fuera recta, entonces colocaríamos la línea
que sale del punto de ancla encima del propio punto de ancla.


Podemos seguir colocando puntos de ancla hasta que terminemos el trazado, colocando los
nuevos puntos también con la herramienta pluma. Para completar o terminar el trazado
tenemos que pulsar en el primer punto de ancla que creamos, veremos que el cursor del
ratón con la herramienta pluma, que aparece un pequeño circulito, para avisar que
colocando ese punto de ancla se cerrará el trazado.


Transformar un trazado ya terminado

Una vez terminado el trazado todavía podemos seguir transformándolo, con la herramienta
convertir punto de ancla, para transformar las curvas o con otras herramientas
complementarias. Por ejemplo, con la herramienta Añadir punto de ancla, podremos
adicionar nuevos puntos de ancla al trazado, que a su vez podremos convertir en curvas.


Continuar un trazado no terminado con la pluma

A veces nos ocurrirá que estamos dibujando un trazado con la pluma, que no hemos llegado
a completar, es decir, no hemos colocado puntos de ancla haciendo un recorrido completo
que acabe en en el primer punto de ancla colocado. Entonces puede que necesitemos operar
con otras herramientas de Photoshop como por ejemplo la herramienta de mover para
recolocar el trazado en otro lugar. Entonces queremos continuar el trazado incompleto
colocándole nuevos puntos de ancla. Pero seleccionamos la herramienta pluma y ocurre que
Photoshop empieza un nuevo trazado, en vez de continuar con el que estábamos realizando.

Para continuar con un trazado no completado entonces tenemos que, con la herramienta
pluma, pulsar encima del primer o último punto de ancla realizado, según queramos
continuar el trazado por el primer o último punto dibujado. Veremos que el cursor de la
herramienta le sale un simbolito como con una línea y un círculo en medio. Después de
haber hecho clic en el punto de ancla deseado, primero o último, hacemos clic en otra parte
para colocar un nuevo punto de ancla continuación del pulsado.

Experimentar con la herramienta pluma

Como hemos visto, hay bastantes detalles para trabajar con trazados y diversas
herramientas complementarias que nos pueden ayudar a realizar el trazado o transformar
uno ya realizado.

Lo mejor es experimentar por nosotros mismos para adquirir cierta soltura con la
herramienta pluma de Photoshop, y las complementarias, porque no es una cosa fácil de
dominar.



Formas en Photoshop
Cómo realizar formas con Photohop como rectángulos, elipses y otros polígonos. Podemos crear
esas formas como trazados o como áreas de color.
En este artículo del Manual de Photoshop vamos a hablar de otras de las herramientas de
Photoshop, que sirven para crear diversas formas, de tipo polígono, línea, elipse, etc. Entre las
formas de Photoshop vamos a ver varias de ellas simples y más adelante también veremos, ya en
sucesivos artículos, que existen formas personalizadas.
Las formas poligonales sirven para dibujar distintas áreas con diversas estructuras. Por
ejemplo, la primera que vamos a ver es la forma básica de rectángulo, pero también
podemos obtener formas con otras características, como líneas y distintos tipos de
polígonos: triángulos pentágonos, hexágonos, etc. Veremos en este artículo también la
creación de rectángulos con los bordes redondeados y elipses.
Todas las formas se encuentran disponibles bajo un mismo icono, donde podremos ver
inicialmente el rectángulo, pero donde si hacemos un clic con pulsación prolongada se nos
mostrarán otras herramientas, que podemos observar en la siguiente imagen.

Herramienta de rectángulo


Con esta herramienta podemos crear rectángulos y rellenarlos de color directamente, o hacer
simplemente trazados. En principio, si no hemos marcado otra cosa, se creará un rectángulo con el
color de relleno que tengamos configurado en la barra de herramientas como color frontal.
Para crear la forma de rectángulo, o cualquier otro tipo de forma, tenemos que hacer clic en
un lugar de la imagen y arrastrar con el ratón a otro punto de la imagen, sin soltar el botón
del ratón. En el momento que soltemos el botón del ratón se creará la forma entre los
puntos que acabamos de definir. Podemos modificar la forma según la vamos creando con
las teclas de Mayúsculas (Shift), Alternativa (ALT). Con la tecla mayúsculas hacemos que
los lados del rectángulo sean iguales. Con alternativa hacemos que el rectángulo tenga el
punto central en el primer lugar donde hicimos clic para iniciar la creación de la forma.
Realmente en Photoshop podríamos crear un rectángulo con la herramienta de selección
rectangular y luego rellenando de color con el bote de pintura. Pero, la ventaja de crear un
rectángulo, u otra forma con la herramienta de forma, es que ésta es vectorial y por tanto
podremos alterarla sin que se pierda resolución, por ejemplo cambiando su forma
(ampliarla y reducirla) o color. Es decir, hacer una forma permite que hagamos cosas con
ella como transformarla libremente en cualquier momento con la opción de "Edición /
Transformación libre de trazado".
Rectángulo redondeado


Este tipo de forma crea rectángulos donde sus esquinas están redondeadas. Es una manera rápida
de conseguir rectángulos suavizados que a menudo dan un aspecto más delicado a los diseños.
Con esta forma veremos que aparece una nueva opción en la barra de opciones de la herramienta,
que sirve para definir el radio de las esquinas redondeadas.
Forma de elipse


Este tipo de forma crea elipses, de manera similar a los rectángulos. Recordar el uso de las teclas
ALT o Mayúsculas, que permiten que la elpise se cree con características determinadas. ALT hace
que la elipse se cree en el centro de donde pulsamos inicialmente para iniciar la forma, y la tecla
mayúsculas hace que la elipse sea un círculo perfecto, con el mismo rádio en toda la
circunferencia.
Forma de polígono


Permite construir otros tipos de formas poligonales, como triángulos, cuadrados, pentágonos, etc.
Podemos indicar el número de lados del polígono en las opciones de la herramienta. Los polígonos
creados siempre tendrán todos los lados iguales, además, siempre se dibujarán con su centro en el
lugar donde hicimos clic inicialmente para crear la forma.
Forma de línea


Esta es una de las formas más utilizadas, al menos en mi caso particular. Permite hacer líneas,
haciendo clic en el punto inicial de la línea y arrastrando hasta el punto donde queremos que
termine. Lo interesante de las líneas es que nos permiten dibujar puntas de flecha, configurables
en dimensiones y en el lugar donde deseamos que aparezcan, a principio o fin de la línea. Además
podremos configurar también, siempre a través de las opciones de herramienta, el grosor de la
línea.
La Podremos observar que la opción de grosor de línea aparece directamente en la barra de
opciones de la herramienta. La configuración de las puntas de flecha, si es que las
deseamos, la tenemos que indicar en un menú que aparece haciendo un clic en una flechita
hacia abajo que hay al lado del icono de forma personalizada.
Si lo deseas, puedes leer el artículo donde ampliamos la información sobre la herramienta
de línea de Photoshop.
Forma personalizada


Permite hacer formas de distintos tipos. Esta herramienta también es muy útil, dada la gran
variedad de formas que contamos ya con la instalación básica de Photoshop y muchas otras que
podremos conseguir instalando paquetes de formas, o creándolas nosotros mismos. Debido a las
múltiples opciones de las formas personalizadas, merece la pena dejarlas para un artículo
posterior que presentaremos también en desarrollo web .com.
Conclusión
En el siguiente artículo veremos distintas opciones de configuración de las formas, que nos
ofrecerán múltiples posibilidades de creación de formas y trazados, que podremos utilizar para
crear elementos más complejos a partir de la transformación o combinación de trazados o formas.













Opciones de la herramienta de forma
Veremos las múltiples opciones de configuración de las formas y trazados que se pueden crear
con las distintas herramientas de forma.
En el artículo anterior estuvimos comentando las distintas herramientas de forma disponibles en
Photoshop. Ahora vamos a analizar casos de uso más avanzados de esta herramienta y vamos a
explicar algunas de las cosas que podemos hacer con ellas, como modificar sus trazados, para
personalizarlas y adaptarlas a nuestras necesidades.
Como ya hemos visto repetidas veces en el Manual de Photoshop de desarrolloweb.com,
todas las herramientas de Photoshop, disponemos de varias opciones que nos aparecen en la
barra de opciones de herramienta:


Las opciones de forma funcionan de la misma manera independientemente del tipo de forma que
tengamos seleccionada, ya sea un rectángulo, rectángulo con bordes redondeados, formas
personalizadas, etc. A continuación veremos una descripción de las opciones posibles para la
herramienta de forma, tal como están numeradas en la imagen anterior:
1.- Capas de forma
Crea formas en nuevas capas. Genera una nueva capa para colocar esa forma nueva en una
capa independiente.
2.- Trazados
Simplemente se crea el trazado de la forma, pero no se hace nada con él, hasta que no lo
indiquemos nosotros. Una vez creado un trazado podremos transformarlo, crear una
selección a partir de él, o rellenarlo de color. Pero el trazado por si solo no aparecerá en la
imagen y no servirá para nada hasta que realicemos algún tipo de acción con él.
3.- Rellenar píxeles
Esto crea la forma con un color de relleno, es decir, no creará la forma vectorial que
estábamos comentando, sino que la dibujará y la rellenará como mapa de bits.
4.- Selección rápida de herramienta pluma
Con estos botones podemos acceder rápidamente a alguna de las utilidades de la
herramienta pluma.
5.- Selección rápida de otras formas
Con estos botones podemos acceder rápidamente a otras formas de las posibles con la
herramienta de forma.
6.- Combinación de nuevas formas creadas
Permite decir cómo se combinan otras formas y trazados creados sobre la misma capa.
Podemos hacer una intersección de las formas, unirlas, restarlas, etc.
7.- Estilos
Permite asignar estilos a las formas que estamos creando, con alguno de los estilos
predefinidos en Photoshop u otros estilos que podamos haber creado nosotros.
8.- Color de relleno
Permite especificar el color con el que se rellenarán las formas creadas.
Formas y trazados
Los botones 1, 2 numerados en la anterior imagen permiten hacer formas con trazados y trazados
sin más. Es interesante comentar algunas de las cosas que podemos hacer con los trazados.
Como hemos dicho, los trazados en Photoshop tienen la particularidad que se permite
transformarlos sin perder detalle en la imagen. Con el botón marcado como 1 (capas de
forma) se crea la forma con el color de relleno y esta se encuentra disponible en modo de
trazado, para que podamos retocarla si lo deseamos. Por ejemplo podemos hacer una
Transformación libre del trazado (desde el menú de edición o con la tecla rápida CTRL +
T). Esto nos permite cambiar el rectángulo para adaptarlo a nuevas dimensiones o incluso
cambiar el ángulo de los vértices si trasladamos uno de ellos con la tecla CTRL pulsada.
La opción marcada como 2 (Trazados) simplemente crea un trazado. Ese trazado, como se
había señalado, no aparecerá en la imagen, simplemente está ahí para que nosotros
hagamos algo con él. Podríamos transformarlo, con la opción de transformación de trazado
comentada antes, o podríamos crear una selección a partir de él, para luego hacer cualquier
cosa con ella, como rellenarla de color. También podríamos crear una forma personalizada
a basada en el trazado, que veremos en el artículo de formas personalizadas más adelante, o
incluso modificar el trazado con alguna de las herramientas como la pluma.
Para acceder a diversas acciones posibles con el trazado podemos pulsar en la imagen con
el botón derecho del ratón y veremos varias opciones. Por ejemplo una de las más útiles es
la de crear una selección con el trazado, que hará que se seleccione el área comprendida por
ese trazado. Si habíamos creado varios trazados distintos, la selección que se mostrará será
la unión de ellos, intersección o cualquier otra operación definida con los botones de las
opciones de la herramienta marcados en la imagen anterior en el item 6 (combinación de
nuevas formas creadas).
Como siempre, la mejor manera de entender todas las opciones de configuración de las
formas de Photoshop, es practicar con las distintas opciones, para poder analizar y entender
los resultados obtenidos.
Herramienta de Línea de Photoshop
Una de las herramientas más utilizadas en Photoshop, que sirve para hacer líneas a las que les
podemos poner puntas de flecha.
En este artículo vamos a hablar brevemente sobre la herramienta de línea que tenemos disponible
en el programa de diseño gráfico Photoshop. Realmente la línea es una de las herramientas más
sencillas de utilizar, pero dada su utilidad vamos a darle una atención especial en este artículo del
Manual de Photoshop.
La línea es una de las herramientas de forma, con las que podemos hacer distintas formas
geométricas y personalizadas, que ya comenzamos a explicar en un par de artículos
publicados anteriormente: Formas en Photoshop y su continuación Opciones de la
herramienta de forma.
Opciones de la herramienta de línea
Una de las utilidades más interesantes de las líneas es la posibilidad de configurarlas con diversos
parámetros, como su grosor o la posibilidad de incorporar puntas de flecha. El grosor lo podemos
definir en el propio panel de opciones de la herramienta de forma, una vez tengamos la forma de
línea seleccionada, como podemos ver en la siguiente imagen.

Podemos indicar el grosor con diferentes unidades de medida, como pueden ser los
centímetros (cm) o los píxeles (px). En la imagen estamos definiendo una línea con 3
píxeles de anchura.
Además, como decíamos, podemos indicar distintos parámetros para configurar puntas de
flecha para las líneas que vamos a dibujar en la imagen. Las puntas de flecha se pueden
colocar tanto al principio como al final de la línea, así como al principio y el final al mismo
tiempo.
Las opciones de la línea para las puntas de flecha se seleccionan pulsando una flechita
hacia abajo que aparece en el panel de opciones de la herramienta, después de los iconos de
las distintas formas posibles. Al pulsar sobre la flecha veremos una ventana donde podemos
marcar si deseamos puntas de flecha al principio y/o fin de la línea y el tamaño de las
puntas de flecha en relación al grosor configurado en la propia línea.

El tamaño de la flecha, tanto en anchura como longitud se expresa en porcentaje, de modo
que si configuramos por ejemplo un 300% y tenemos una anchura de línea de 5 píxeles, la
anchura o altura serían de 15 píxeles.
Líneas son trazados
Como cualquier otra forma de Photoshop, las líneas son siempre creadas como trazados que
podemos modificar si lo deseamos. Esto ya lo explicamos de manera general en el artículo
Opciones de la herramienta de forma, en el apartado formas y trazados. Del mismo modo,
también en el manual de Photoshop hemos tratado en algunas ocasiones acerca de trabajo con
trazados, como en el artículo Herramienta pluma de Photoshop.
Por ejemplo, una vez hemos creado una línea, con la herramienta de selección de trazado
podemos seleccionar el trazado de la línea para luego poder modificarlo. Con la misma
herramienta podríamos mover el trazado completo.

Por poner otro ejemplo, con la herramienta de selección directa, que también aparece en la
anterior imagen, podríamos seleccionar un punto de ancla del trazado anterior para moverlo
de manera independiente y modificar así la forma de la línea.
Si deseamos hacer otra prueba, podemos seleccionar la herramienta de Convertir punto de
Ancla, que aparece en la siguiente imagen y pulsar sobre uno de los puntos de ancla del
trazado y veremos cómo podemos modificar las líneas que forman la forma de la línea.

Por si alguien no sabe lo que son los puntos de ancla, se puede ver la siguiente imagen,
donde hemos marchado con un círculo azul 3 de los puntos de ancla del trazado de esta
línea con punta de flecha.

Quizás esta parte de modificar el trazado creado con la herramienta de línea no tenga
demasiada utilidad práctica, pero nos puede venir bien para empezar a familiarizarnos con
los trazados de Photoshop, que sí pueden servirnos para hacer muchas otras cosas
interesantes en el futuro.














Formas personalizadas en Photoshop
Las formas personalizadas de Photoshop permiten dibujar fácilmente todo tipo de elementos
gráficos con diversos aspectos que pueden ser muy útiles para el diseño web.
A lo largo del Manual de Photoshop que estamos publicando en DesarrolloWeb.com ya hemos
comentado en diversas ocasiones lo que son las formas de Photoshop. Vimos distintos tipos como
las formas poligonales, líneas, etc. Ahora nos detendremos en las formas personalizadas y cómo
instalar nuevas formas en Photoshop, para expandir los modelos que podamos utilizar en nuestro
diseño.
Las formas personalizadas, son un conjunto de items que se pueden dibujar en páginas web,
con siluetas típicas que podemos necesitar en un diseño, para aportar creatividad o
significado a las imágenes que componemos. Existen elementos diversos de la naturaleza,
como siluetas de animales, hojas, copos de nieve, fuego, huellas, elementos de uso
cotidiano como paraguas, teléfonos o símbolos como señales, flechas...
Todos estos simbolos se pueden dibujar a golpe de ratón, seleccionando la forma que
deseamos y haciendo clic y arrastrando en el lienzo de la imagen. La variedad de formas
personalizadas con la que cuenta Photoshop en su instalación está bastante bien de entrada,
pero nosotros además podemos ampliarla con formas realizadas por otras personas.
Nota: Las formas personalizadas son las más importantes y quizás las que más se utilicen
habitualmente en Photoshop. Por ello podremos encontrarnos referencias en diferentes manuales
y textos por Internet simplemente como formas, o shapes en inglés.
Dibujar una forma personalizada
La herramienta de formas personalizadas se puede seleccionar desde la barra de herramientas, en
el icono de formas.


Si tenemos seleccionada cualquiera de las herramientas de formas, también podremos acceder
rápidamente a las formas personalizadas a través de las opciones de la herramienta de formas.

1. Podemos seleccionar la herramienta de forma personalizada.
2. Pulsamos sobre la flechita hacia abajo que hay al lado de la forma seleccionada
actualmente
3. Seleccionamos cualquiera de las formas que tengamos instaladas en Photoshop.
Una vez seleccionada la forma deseada, hacemos clic en el lienzo de la imagen y
arrastramos con el botón pulsado hasta cualquier otro punto de la imagen. En el momento
de arrastrar veremos cómo la forma empieza a dibujarse en la imagen. Sin dejar de pulsar el
botón del ratón podemos alterar las dimensiones de la forma al arrastrar con el ratón. En el
momento que nos satisfaga el aspecto de nuestra forma, podemos soltar y veremos que la
forma queda creada en una nueva capa.
Nota: Veamos un par de teclas rápidas para la forma que tal vez asocies a las teclas rápidas que ya
se explicaron cuando vimos las selecciones:
Mantener la proporción: si deseamos que la forma mantenga las proporciones de anchura y altura
para que sean tal como fue diseñada inicialmente, es decir, para que no se deforme estirándose a
lo ancho o a lo alto, podemos mantener pulsada la tecla Mayúsculas mientras hacemos la forma.
Centrar la forma: Con la tecla rápida alternativa (ALT) podemos situar la forma en el centro del
lugar pulsado al iniciar el dibujo de la forma.
Como ya se explicó en anteriores artículos, por ejemplo al ver las formas de línea, las
formas personalizadas se crean como trazados, por lo que una vez las tenemos dibujadas en
la imagen, se pueden modificar a nuestro antojo. Además, al aumentar o reducir su tamaño,
no se deforman, porque los trazados son vectoriales.
Puedes probar a alterar las dimensiones de una forma con el menú "Edición –
Transformación libre de trazado" (Tecla rápida CTRL + T). Puedes además cambiar
cualquier pequeño detalle de la forma con la herramienta pluma y sus herramientas
complementarias.
Las formas personalizadas tienen en común con otras formas de Photoshop varias otras
opciones de configuración y estilizado, que se pueden acceder a través del panel de
opciones de la herramienta de forma y que ya explicamos en anteriores artículos.
En el siguiente artículo aprenderemos a obtener nuevas formas personalizadas y a
instalarlas en Photoshop.





























Instalar nuevas formas en Photoshop
Ahora veamos cómo instalar formas en Photoshop, con referencias para conseguir
nuevas formas y para instalarlas en nuestro ordenador.
Como ya se había comentado anteriormente, en el primer artículo dedicado a las formas
personalizadas, Photoshop viene con un paquete de formas básico que nos puede venir muy
bien en muchos casos. Con él podremos hacer todas las pruebas que deseemos para
aprender la herramienta y para diseños elementales. Sin embargo, a medida que saquemos
partido al programa, veremos que tenemos muchas otras necesidades de formas que ayuden
a enriquecer los diseños.
Nuestra biblioteca de formas, que tenemos disponibles en Photoshop, se encuentra instalada
por paquetes. En realidad estos paquetes se pueden acceder de manera que veamos todas las
formas al mismo tiempo, pero también podemos estar viendo tan sólo las formas de un
paquete determinado.
Podemos seleccionar los paquetes de formas que deseemos desde el menú desplegable que
obtenemos al pulsar la pequeña flecha que hay marcada como 1) en la siguiente imagen.


Luego podemos ver los distintos paquetes instalados en este ordenador en la lista que está
marcada con el punto 2).
Diversos creadores ofrecen paquetes de formas adicionales que podemos instalar
fácilmente. Con una simple búsqueda en la web encontraremos cientos de páginas que
ofrecen formas personalizadas para descarga. Muchas de ellas son de pago, pero hay
muchas otras que se pueden descargar libremente y utilizar tanto en proyectos personales
como comerciales. El proceso de instalación es realmente simple, lo que quizás cueste un
poco más es rebuscar en Internet para encontrar el tipo de formas que peguen bien con lo
que estemos diseñando.
Un sitio donde suele estar bien echar un vistazo es en devianART, que tiene una comunidad
de creativos que publican muchos materiales y recursos de diseño en multitud de
programas, incluido, por supuesto, Photoshop. En concreto vamos a poner aquí un par de
links a formas para Photoshop listas para descarga e instalación libre.
 Custom Shape Mix, por danijeL-one
 Custom Shape Pack, por lassekorsgaard
Otro sitio que sin duda resulta interesante, ya que se trata de un directorio específicamente
creado para alojar formas de Photoshop es PhotoshopShapes.com.
Una vez descarguemos los paquetes de formas, veremos que se tratan de archivos con
extensión .csh (si descargaste un zip o cualquier otro formato de archivo comprimido,
tendrás que descomprimirlo para obtener el .csh). Ahora simplemente lo tenemos que
instalar en Photoshop.
Para instalar un paquete de formas en Photoshop tienes que hacerlo desde el panel de la
herramienta de formas personalizadas. Cuando abres el menú desplegable para seleccionar
una de las formas disponibles, verás a la derecha una pequeña punta de flecha, que si la
pulsas se muestra un menú con bastantes opciones en texto. Lo puedes ver con más claridad
en la siguiente imagen.


De entre las opciones disponibles tenemos que seleccionar "Cargar formas...". Entonces
aparecerá un cuadro de diálogo donde podrás escoger el archivo .csh que contiene las
formas que deseas instalar, que habías descargado previamente. Una vez cargadas estarán
disponibles para utilizarlas y las podrás encontrar entre todas las formas instaladas ya en
Photoshop.
Como podréis comprobar, el uso de formas es una manera muy rápida y sencilla para añadir
elementos en nuestros diseños que aporten bastante toque creativo. Combinadas con los
estilos de capa podemos obtener resultados todavía más interesantes y variados.
A continuación podemos ver una imagen con algunas formas realizadas con distintos
colores a partir de los paquetes que habíamos propuesto para descarga. Es un simple
ejemplo que no tiene mucho de creativo, pero donde se puede apreciar la variedad de items
que podemos conseguir para utilizar en nuestros diseños con Photoshop.












Selección de una silueta con la
herramienta pluma de Photoshop
Las selecciones más avanzadas se pueden hacer con la herramienta pluma de
Photoshop, que permite hacer curvas y construir la selección en varios pasos.
El otro día estuvimos dando unas nociones sobre cómo hacer una selección en Photoshop
de una silueta, para luego hacer con ella un recorte para utilizar en cualquier composición
de imagen. Vimos la técnica para realizar la selección con la herramienta de lazo poligonal,
y luego vimos acerca de las opciones de suavizado y calado de las selecciones. Ahora
vamos a ir un paso adelante explicando la técnica para hacer selecciones con la herramienta
pluma de Photoshop.

La herramienta pluma de Photoshop sirve para realizar trazados o formas que luego
podemos utilizar para varias cosas. Nosotros en este caso vamos a aprender a utilizar la
herramienta pluma para hacer una selección avanzada, que incluya líneas rectas, pero
también curvas perfectamente trazadas. Además, la pluma nos da la posibilidad de dibujar
la selección en varios pasos, sin problema por equivocarnos, porque siempre podemos
volver atrás y seguir haciendo la selección por el sitio donde la dejamos, mientras que
estaba bien hecha.

La experiencia me ha demostrado que es mucho más interesante utilizar la pluma para
hacer una selección, en caso que sea complicada o muy grande, en comparación con la
herramienta lazo poligonal. Por varias razones:
 Porque con la herramienta pluma podemos realizar curvas perfectas, que podemos
adaptar a la silueta que queremos seleccionar. Con el lazo poligonal sólo podemos
hacer líneas rectas. Con lo que los resultados con la pluma serán siempre mucho
mejores.
 Porque la herramienta pluma permite editar un trazado a medida que lo vamos
haciendo, pudiendo volver hacia atrás si nos hemos equivocado, con el menú
edición - deshacer, o bien alteando el trazado realizado una vez ha sido terminado.
Antes de continuar, conviene leer el artículo donde explicamos los detalles generales de la
herramienta pluma.

Hacer una selección con la herramienta pluma

Con Photoshop hacer una selección de una silueta es sencillo. Algunas recomendaciones
iniciales ya las dimos cuando explicamos cómo hacer selecciones con el lazo poligonal.

Para empezar el trazado colocaremos un primer punto de ancla. Luego iremos colocando
nuevos puntos de ancla pulsando en otros lugares del elemento que queremos seleccionar.
A medida que coloquemos otros puntos de ancla se van haciendo rectas, pero siempre
podemos hacer una curva, en el momento que colocamos un punto de ancla, sin dejar de
pulsar el botón izquierdo, arrastrando con el ratón.

Cuando hacemos trazados y colocamos curvas, el siguiente punto de ancla continuará la
curva realizada en el anterior punto de ancla. Esto es un efecto que suele ser indeseable y
para evitarlo podemos utilizar la herramienta Convertir punto de ancla para mover las
líneas que salen de los puntos de ancha hacia fuera. A veces conviene llevar esas líneas
para el centro del todo, para que el anterior punto de ancla colocado no influya el siguiente
que pongamos.

Por cierto, con la herramienta pluma seleccionada, cuando pulsamos alternavia (ALT) nos
sale automáticamente la herramienta Convertir punto de ancla, para no tener que
seleccionarla en la barra de herramientas de Photoshop.

Otra cosa que cabe comentar es que a veces dejamos un trazado no completado y entre
medias utilizamos otra herramienta de Photoshop, entonces al poner un punto de ancla
nuevo, se inicia un nuevo trazado. Entonces, para continuar con el trazado que teníamos
antes tenemos que seleccionar la capa donde está el trazado que queremos proseguir y, con
la herramienta de pluma, pulsar en el último o el primer punto que había en el trazado
incompleto.

Pero todas estas técnicas del uso de la pluma ya las habíamos comentado en el artículo
herramienta pluma de Photoshop.

Aquí vemos un trazado a medio completar en el que hemos utilizado la pluma, lo que nos
permite crear líneas curvas adaptadas al contorno del objeto que se desea seleccionar.


A medida que vamos haciendo el trazado veremos que se va creando un relleno, que a
veces experimentaremos que nos tapa la propia imagen y nos dificulta hacer la silueta. La
solución es alterar la opacidad de la capa que contiene el trazado, desde la ventana de
capas.


Hacemos el trazado, hasta completarlo, terminando otra vez por el primer punto que
empezamos. Con ello quedará realizado el trazado del área que pretendemos seleccionar. El
resultado será algo como lo que vemos en esta imagen


Para hacer la selección a partir de este trazado ya sólo nos queda, con la herramienta pluma,
hacer clic con el botón derecho en el trazado y pulsar en "Hacer selección...". Nos
aparecerá un cuadro de diálogo para la creación de la selección.


Entre las opciones que encontraremos al hacer la selección están el conocido suavizado y el
calado.

Una vez realizada la selección veremos la calidad de la misma, sobretodo en cuanto a
curvas se refiere, que quedan mucho mejor definidas utilizando la herramienta de pluma,
que con la herramienta de lazo poligonal.

En definitiva, hacer selecciones con la herramienta pluma de Photoshop, tiene muchas
ventajas.
Herramienta degradado de Photoshop
Explicamos la herramienta de degradado de Photoshop y sus opciones de configuración para
adaptarla a nuestras necesidades.
La herramienta de degradado no necesita muchas explicaciones, porque resulta bastante intuitiva,
e incluso podemos conocerla por haberla usado en otros programas que tengan utilidades
similares. En cualquier caso es una de las herramientas más recurridas y útiles del programa, por lo
que merece la pena detenerse a contar algunas cosas sobre ella.
Esta herramienta permite crear degradados de color, para pasar de un color a otro de una
manera suave y gradual. Lógicamente, los colores del degradado se pueden configurar para
obtener distintos resultados e incluso se pueden seleccionar varios colores para obtener
degradados más complejos. Los colores del degradado en principio se pueden escoger
desde los paneles de selección de color frontal y color de fondo, que ya hemos comentado
que se encuentran en el panel de herramientas del programa, en la parte de abajo.
El botón para seleccionar la herramienta degradado está agrupado con el bote de pintura,
así que si inicialmente aparece el bote de pintura hay que hacer un clic prolongado sobre
ese botón para que aparezca un menú donde seleccionar el icono del degradado, como
podremos ver en la siguiente imagen.


En su configuración inicial, permite hacer degradados de color, desde el que hayamos configurado
como color frontal, hasta el que tengamos seleccionado como color de fondo. En la siguiente
imagen se puede la porción del panel de herramientas de Photoshop donde se selecciona los
colores frontales y de fondo y está señalada con una flecha el color frontal.


Para hacer un degradado tendremos que hacer clic sobre un punto de la imagen y arrastrar hacia
cualquier otro punto. Veremos que se crea una línea que va desde el primer punto al segundo y es
donde se hará el degradado en el momento que soltemos el botón del ratón.
Nota: Cuando hacemos un degradado se pueden pulsar la tecla mayúsculas (shift) para que la
línea del degradado sea siempre recta o en diagonal con ángulo de 45 grados, lo que nos puede
ser útil en ciertos casos.

Lo mejor es experimentar nosotros mismos y hacer varios degradados para comprobar su
funcionamiento.
El degradado siempre se hace en el área que se encuentre seleccionada y si no hay ninguna
selección, se expandirá por toda la imagen. Además, el degradado se pintará sobre la capa
que se encuentre activa en la ventana de capas.
Configuración de la herramienta degradado
Existen varias maneras de configurar el degradado a realizar, algunas bastante creativas. Esto se
consigue desde el panel de opciones de la herramienta, que en principio aparecerá en la parte de
arriba de la ventana de Photoshop y tiene esta forma:


Donde primero podemos experimentar es cambiando el tipo de degradado por uno de los
propuestos por defecto en Photoshop. En el panel de opciones encontraremos un lugar donde se
muestra en color el degradado que estaríamos haciendo actualmente, dado nuestro color frontal y
de fondo seleccionado. Al lado hay una flechita hacia abajo que podemos pulsar para acceder a
una lista de degradados propuestos por el programa inicialmente, y otros que hayamos podido
configurar.
En la siguiente imagen hemos marcado con 1) el lugar donde se pueden seleccionar los
degradados propuestos:


Entre los posibles degradados que nos ofrece Photoshop encontraremos la opción de configurar la
herramienta para hacer una variación de color entre el color frontal y transparente, que será
siempre útil, y otros degradados típicos que podemos desear, como de blanco a negro, con los
colores del arcoiris, etc.
No obstante, Photoshop nos permite configurar ese degradado con mucha más versatilidad
a través del editor de degradado, que se puede acceder haciendo clic sobre el punto
marcado como 2) en la anterior imagen.
El editor de degradado tiene una serie de menús para conseguir casi cualquier degradado
que nos imaginemos y no costará mucho trabajo hacerse con él. El aspecto de la ventana de
edición del degradado es como este:


En principio nos permite elegir entre los degradados propuestos, que se llaman "ajustes
preestablecidos", y luego a través de los menús que están debajo, se pueden configurar como se
desee. En principio veremos el degradado seleccionado actualmente y podremos crear nuevos
colores intermediarios, a los que podemos asignar cualquier tono, opacidad, etc. Practicar en esta
ventana no resulta complicado y veremos que las posibilidades son infinitas.
Entre las opciones de degradados, volviendo al panel de opciones de herramienta que
comentábamos antes, veremos que nos permite seleccionar el comportamiento geométrico
del degradado, siendo algunos de los posibles modos el linear, circular o el degradado
reflejado.
Existen otras opciones como la de opacidad del degradado, que permitirá que se pueda
crear una transparencia en el mismo, de manera que puedan verse los contenidos que hay en
las capas de debajo del degradado que vamos a hacer.





























Herramienta texto de Photoshop
Explicamos el funcionamiento de la herramienta de texto de Photoshop, tanto de texto
horizontal como de vertical, y algunas ideas para mejorar el aspecto los textos.
La herramienta de texto de Photoshop no necesita muchas explicaciones, puesto que su
funcionamiento es realmente intuitivo. Simplemente tenemos que seleccionar la herramienta
pinchar en cualquier parte de la imagen y escribir. Pero algunas cosas se pueden comentar sobre
ella, en el manual de Photoshop de DesarrolloWeb.com para aclarar ciertos puntos y mostrar
diversos efectos que resultan fáciles de realizar y sobre todo, bastante atractivos.
Existe un grupo de herramientas para trabajo con textos, que se encuentran agrupadas con
varias otras herramientas también utilizadas para trabajar con texto en imágenes. Como ya
debemos saber, para ver todas las herramientas agrupadas en el mismo icono, se debe hacer
una pulsación prolongada sobre el icono de texto, con lo que veremos todas las utilidades
asociadas, tal como se muestra en la siguiente imagen.

Herramienta texto horizontal
La primera utilidad para escribir textos a comentar en este artículo sería la herramienta de texto
horizontal. Su utilización es muy parecida a cualquier otra herramienta de texto, por lo que estas
explicaciones servirán en general para todas las herramientas de texto disponibles.
Una vez seleccionada, simplemente tenemos que hacer clic en el lugar donde queremos
incluir el texto. Luego sólo tenemos que escribir cualquier texto que necesitemos. El texto
entonces se irá mostrando directamente en la propia imagen, con lo que podremos ver
directamente cómo queda.
Nota: Si no estamos viendo el texto que escribimos en la imagen puede ser debido a dos posibles
detalles. El primero de ellos es que estés escribiendo texto con el mismo color que el fondo de tu
imagen; Imagina que escribes texto en blanco sobre fondo blanco, lógicamente, no lo verás
porque no contrasta sobre el fondo. La segunda cosa que te puedes fijar es en el orden de las
capas, pues quizás estés escribiendo texto en un lugar donde tengas una capa encima y que por
tanto no te deje ver los caracteres tecleados.

Con esta utilización de la herramienta de texto los caracteres que vayamos pulsando en el teclado
se irán mostrando todos en la misma línea y si queremos hacer varias líneas simplemente tenemos
que pulsar la tecla "Enter" y seguir escribiendo. Ahora bien, si queremos que el texto se escriba en
un espacio determinado, creando un texto fluido, que se ajuste con saltos de línea automáticos al
espacio que hemos marcado, podemos hacer lo siguiente: Seleccionamos la herramienta de texto
y hacemos un recuadro con la misma, haciendo clic en un lugar de la imagen y arrastrando para
seleccionar el espacio que necesitemos. Entonces nos saldrá una especie de área con dimensiones
editables, en la que el texto escrito se mostrará siempre dentro de ese área.

Opciones de la herramienta de texto
Como cualquier herramienta de Photoshop, podemos configurar una serie de opciones para
personalizarla. En este caso, las opciones de la herramienta de texto serán la tipografía, tamaño,
grosura, etc.


Cualquiera que haya trabajado con un editor de textos encontrará extremadamente fácil
configurar las opciones del texto de la herramienta, no obstante, vamos a comentar dos items que
serían propios de Photoshop y que seguramente no conozcan las personas más inexpertas.
1) Método de suavizado
Este menú desplegable sirve para seleccionar cómo se debe suavizar el texto escrito en
Photoshop. El texto suavizado sirve para que los bordes estén difuminados, lo que es a
menudo útil para dar un aspecto más detallista al diseño.


Entre las opciones de suavizado se encuentra una que sirve para que el texto no tenga suavizado
alguno (opción "Ninguno"), que resulta útil porque el texto sin suavizado suele tener un tamaño
menor y porque este tipo de texto sirve para imitar a cómo se vería al escribirlo directamente
como texto en una página web.
Los otros métodos de suavizado consisten en diversos patrones en los que se suaviza de
mayor o menor manera, lo que genera resultados distintos. No obstante, muchas veces las
diferencias son difíciles de ver a simple vista. Lo más habitual es la opción "Nítido" que
ofrece un suavizado bastante estándar. En la siguiente imagen podemos ver varios métodos
de suavizado sobre el mismo texto.


2) Conmutar paletas de Carácter Párrafo

Este botón de la barra de opciones nos da paso a una nueva ventana para configurar el texto con
nuevas preferencias que no se encuentran en la barra de opciones general. La ventana de paletas
de texto permite modificar tanto el estilo de carácter como el estilo de párrafo.


En las ventanas de "paletas de texto" de carácter y párrafo se encuentran diversas configuraciones
que sin duda, más pronto que tarde, vamos a necesitar para alterar la forma de los textos creados
con Photoshop. Conviene experimentar con las diversas opciones que encontraremos, aunque
deberíamos destacar como opciones más interesantes de carácter la posibilidad de definir el
espacio entre líneas del texto, la posibilidad de hacer subíndices, superíndices, texto subrayado,
tachado, falsa negrita, etc. Entre las opciones de párrafo encontraremos identaciones y
justificaciones diversas que quizás en algún momento también nos sirvan.
Nota: si alguna vez estamos cambiando las opciones del texto y no vemos que se estén realizando
los cambios en el texto escrito, simplemente tenemos que seleccionar el texto que queremos
editar. O bien salir del modo de escritura de texto con CTRL+Enter o bien pulsando sobre el icono
de aceptar o cancelar que aparece en las opciones del texto cuando estamos en el modo escritura.
Con esto ya no estaremos escribiendo texto y cualquier opción que cambiemos alterará toda la
capa de texto.

Herramienta texto vertical
De la misma manera que explicamos la creación de textos en horizontal, podemos hacer textos en
vertical cómodamente con Photoshop con la herramienta de texto vertical. No tiene ningún
misterio. Es simplemente pinchar o seleccionar un espacio en la imagen y comenzar a escribir.
Ahora bien ¿se puede escribir un texto en diagonal? ¿en curva?
La respuesta es sí!, aunque existen diversos métodos para conseguirlo, puesto que no hay
una herramienta específica para ello, como podría ser la de texto en vertical.
Texto en diagonal y en curva
Hacer un texto en diagonal es bien simple. Únicamente tenemos que escribir un texto normal y
luego editarlo con la opción de "Edición - Transformación libre" (tecla rápida CTRL+T), con lo que
aparecerá una selección editable, que podremos estirar y rotar como deseemos.
Para hacer un texto que se ajuste a una curva necesitaremos un poco más de maña, pero es
algo que hemos explicado ya en un antiguo taller de Photoshop: Hacer un texto que se
adapta a un círculo con Photoshop CS2
Efectos sobre textos en Photoshop
Una de las típicas preguntas que podemos hacernos con respecto a la edición de textos en
imágenes con Photoshop es sobre la creación de efectos típicos como sombras o trazos.
Photoshop tiene un editor de efectos que resulta muy sencillo de manejar y que queremos
comentar en este artículo de desarrollo web .com. Lo cierto es que los efectos de Photoshop los
podemos aplicar sobre cualquier capa, pero en especial sobre las capas de texto, nos resultará
muy fácil, rápido y sobre todo interesante para dar un toque especial a nuestros diseños.
Para mostrar la ventana de edición de efectos sobre un texto, tenemos que hacer doble clic
en la ventana de capas sobre la capa de texto que queremos aplicar el efecto, o bien pulsar
con el botón derecho en la capa y luego seleccionar la opción marcada como "Opciones de
fusión", como podemos ver en la siguiente imagen.
Con esto aparecerá una ventana para crear efectos, titulada "Estilo de Capa" en la que
podemos seleccionar con un checkbox el efecto o los efectos que deseamos aplicar y luego
haciendo clic en cada uno de los efectos, podemos configurar las opciones para cada uno de
ellos.


En la imagen anterior vemos que nos hemos situado sobre el estilo de "Sombra paralela", que
además hemos marcado con su checkbox, con lo que nos aparecen las opciones para configurar la
sombra, como el ángulo de la misma, su transparencia, etc.
Como decíamos, podemos aplicar varios efectos o estilos de capa al mismo tiempo, creando
con ello textos con una alta personalización, que sin duda alegrarán nuestros diseños.











Otras herramientas de texto en Photoshop
Además del texto horizontal existen otras herramientas de texto en Photoshop. Te sugerimos
también una práctica de máscara de texto.
Photoshop dispone de hasta 4 herramientas de texto diferentes, todas agrupadas bajo el icono de
"Herramienta de texto" que tiene la forma de una "T". Veremos a continuación una descripción de
estas herramientas y algunos usos interesantes.
Este es el segundo artículo básico que publicamos en el Manual de Photoshop de
DesarrolloWeb.com que trata sobre la creación de textos, por lo que entendemos que ya
tienes una idea general sobre esta herramienta.
Herramienta de Texto Horizontal

De cada 100 usos que puedas darle a la herramienta de texto, 99 los realizarás utilizando la
Herramienta de Texto Horizontal. Explicamos con detalle todo su funcionamiento en el
artículo Herramienta texto de Photoshop, donde vimos también sus distintas opciones de
configuración. Como digo, la mayoría de los usos que se pueden hacer con texto están
explicados en ese artículo, y muchos se pueden aplicar a otras herramientas como la de
texto vertical.
Herramienta de Texto Vertical

La herramienta de texto vertical sirve para poner texto con letras que se ponen unas encima
de otras, verticalmente, de arriba a abajo, como el que vemos en muchos de los carteles
luminosos que hay en las ciudades. El texto en vertical es difícil de leer, por eso no es muy
utilizado en diseño web, pero ocasionalmente podremos desear usarlo como criterio de
diseño y desde Photohop podemos realizarlo cómodamente con esa herramienta.
Nota: También podemos hacer de otra manera el texto vertical, que puede darle un aire diferente
a un diseño y es simplemente rotando un texto horizontal. Prueba a escribir cualquier texto con la
herramienta de texto horizontal y luego, con la capa del texto seleccionada, haces "Edición /
Transformar / Rotar 90 AC". Verás que el texto rota y ahora lo puedes ver escrito también de
arriba a abajo, pero con las letras tumbadas.
Herramienta Máscara de Texto Horizontal

Esta es una herramienta de texto, pero en lugar de escribir el texto en la imagen, se genera
una selección que podremos utilizar para cualquier cosa que queramos. Ya sabemos que el
trabajo con Phoshop está muy relacionado con las selecciones, por lo que nos podremos
imaginar que existirán muchos usos para esas selecciones con la forma de las letras.
Las máscaras de capa es uno de los ejemplos prácticos sobre cómo una selección puede
comportarse de una manera muy polivalente dentro de Photoshop.
Como práctica de esta herramienta te sugiero hacer la siguiente prueba:
1. Abre un archivo con cualquier textura que te guste, por ejemplo unas nubes.
2. Selecciona la herramienta de Máscara de texto horizontal.
3. Escribe cualquier texto y ponle un tamaño de fuente grande. Aceptas el texto con
CTRL+Enter.
4. Verás que se ha producido una selección sobre la imagen. Entonces pulsa el botón "Añadir
Máscara de Capa" desde la venta de capas (o bien desde el menú "Capa / Máscara de capa
/ Descubrir selección")

5. Verás que ahora de la imagen que habíamos utilizado como fondo, que tenía una textura,
solo se ve el texto escrito con el fondo de la textura. Esa textura es independiente de la
máscara de capa, por lo que puedes modificar el fondo, o la máscara, por separado.

Herramienta Máscara de Texto Vertical

Esta herramienta es exactamente igual que la anterior, pero la selección de texto realizada
tendrá las letras en vertical, una abajo de otra.
Nota: Otra manera de obtener una máscara de texto en Photoshop sería a través de una capa de
texto cualquiera. Es decir, a través de cualquier texto normal escrito en Photoshop, podemos
seleccionar las partes visibles de esa capa, apretando la tecla control (CTRL) y haciendo clic sobre
la miniatura de la capa de texto en la ventana de capas.













Sectores de Photoshop
Veremos cómo partir una imagen en varios trozos para por ejemplo, realizar un
diseño de página avanzado o para dividir una imagen muy grande en varios pedazos
para que se cargue más rápidamente.
Es probable que en alguna ocasión nos hayamos encontrado con la necesidad de partir una
imagen en varios trozos por diversos motivos. Por ejemplo, para realizar un diseño de
página avanzado o para dividir una imagen muy grande en varios pedazos, con objeto de
que se cargue más rápidamente. Este último es el cometido de este artículo, que
describimos con más detalle a continuación.

A veces tenemos una imagen muy grande, con el logotipo de la empresa y una composición
de fotografías u otros elementos gráficos. Esa imagen muy grande puede tardar mucho en
cargar y si está, por ejemplo, en la portada, podría ocurrir que el visitante se impaciente y
no llegue a ver cargar la imagen, abandonando el sitio web por culpa de una carga muy
lenta. Una de las posibilidades para mejorar la carga y hacer que el visitante pueda ver
alguna cosa antes de que la imagen termine de cargar por completo, consiste en partir la
imagen en varios trozos. De este modo, es muy probable que unos trozos se carguen antes
que otros y que el visitante pueda ver partes de la imagen que van apareciendo, aunque la
imagen completa todavía no pueda visualizarse.

Esta es una técnica bastante habitual que seguro que muchos habremos visto en diversas
páginas web. Cuando yo veo una de estas imágenes partidas, muchas veces, espero a que se
cargue entera, para ver el resultado completo, Otras veces, gracias a una imagen que se
descarga partida en varios pedazos, también entiendo que la página está cargando
correctamente y puede que no sea necesario visualizarla entera antes de pulsar cualquier
enlace de mi interés.

Cómo partir una imagen en varios trozos fácilmente con Photoshop

Adobe Photoshop, uno de los mejores programas de retoque fotográfico, contiene una
herramienta para hacer sectores que nos puede servir para partir una imagen fácilmente. En
la imagen siguiente podemos ver cuál es esta herramienta.



Con la herramienta de sector podemos definir diversos pedazos o sectores en una imagen.
Para ello haremos uno o varios cuadrados con la herramienta, de manera similar a como
hacemos una selección. Los sectores se configurarán automáticamente para que la imagen
quede dividida como deseemos. Por ejemplo, si hacemos un sector con la mitad de una
imagen, automáticamente se creará otro sector para la otra mitad de la imagen.

Merece la pena que experimentemos un poco con la herramienta para crear sectores de
distintas formas. Cuanto más sencilla sea la configuración de los sectores, más sencillo será
el código fuente de la página resultante. Por ejemplo, en la imagen siguiente podemos ver
como se han definido 8 sectores, dispuestos en 4 filas y 2 columnas.



Continuamos con el paso "guardar la imagen optimizada como", que se encuentra en el
menú de archivo. Entonces nos aparecen 4 copias de la imagen, una la original y las otras 3
con distintas configuraciones de la imagen, optimizadas más o menos en tamaño, colores,
calidad, etc. En esa ventana podemos seleccionar una de las 3 posibles optimizaciones,
configurada como nosotros deseemos, y seleccionar la opción que pone "guardar HTML e
imágenes *.html". Con ello se guardará un código HTML y un directorio con las imágenes
generadas para cada uno de los sectores, optimizadas tal como nosotros hayamos escogido.
Este paso lo podemos ver en la siguiente imagen.



Con ello vamos a conseguir, tal como habíamos adelantado, un código HTML que tendrá
una tabla y en cada casilla de la tabla una imagen con cada sector, tal como se ha
configurado con la herramienta de sectores.

La tabla tendrá esta forma. Este código ha sido generado con Photoshop, lo escribimos tal
cual aparece.

<TABLE WIDTH=580 BORDER=0 CELLPADDING=0 CELLSPACING=0>
<TR>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_01.jpg" WIDTH=294 HEIGHT=123
ALT=""></TD>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_02.jpg" WIDTH=286 HEIGHT=123
ALT=""></TD>
</TR>
<TR>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_03.jpg" WIDTH=294 HEIGHT=127
ALT=""></TD>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_04.jpg" WIDTH=286 HEIGHT=127
ALT=""></TD>
</TR>
<TR>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_05.jpg" WIDTH=294 HEIGHT=139
ALT=""></TD>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_06.jpg" WIDTH=286 HEIGHT=139
ALT=""></TD>
</TR>
<TR>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_07.jpg" WIDTH=294 HEIGHT=111
ALT=""></TD>
<TD>
<IMG SRC="Images/ejemplosectores_08.gif" WIDTH=286 HEIGHT=111
ALT=""></TD>
</TR>
<
/TABLE>

Cómo optimizar los distintos sectores

Como decíamos, Photoshop ofrece la posibilidad de optimizar la imagen a mostrar en base
a varios factores, por ejemplo podremos decidir entre utilizar el formato GIF o JPG, así
como definir los colores a utilizar en el GIF o la calidad del JPG.

Para ello, una vez dentro de la opción "guardar optimizada como" debemos seleccionar qué
sector queremos optimizar (esto se hace con la herramienta de seleccionar sector, que se
encuentra arriba a la izquierda) y definir las opciones de optimización en la parte de arriba a
la derecha.

Es muy habitual que deseemos aplicar la misma optimización a toda la imagen, es decir,
guardarla toda, por ejemplo, como JPG y con calidad 20. Para ello deberíamos seleccionar
sector a sector y aplicarle los mismos valores de formato, o bien seleccionar todos los
sectores de una vez para aplicar una sola vez los valores de optimización de la imagen. Esto
último se puede ver paso por paso en la imagen siguiente.



Paso 1: seleccionamos la herramienta de zoom para hacer la imagen más pequeña. Con el
botón derecho podemos marcar que deseamos que la imagen sea un 25% del tamaño
original, o lo que sea necesario para ver la imagen entera en la previsualización

Paso 2: Con la imagen a tamaño reducido, para que se puedan seleccionar todos los sectores
a la vez, marcamos la herramienta de sector, que se encuentra en la parte izquierda de la
ventana.

Paso 3: con la herramienta de seleccionar sectores hacemos una selección de todos los
sectores de la imagen. Con ello podremos aplicar de una sola vez las propiedades de todos
los sectores de la imagen.

Paso 4: Marcamos los valores de optimización deseados para todos los sectores.

Una vez hemos definido las características de optimización para todos los sectores le damos
al botón de "guardar" y seleccionamos la opción "guardar HTML e imágenes *.html".

Con ello hemos terminado el trabajo. Obtendremos un código e imágenes que luego
podremos incorporar fácilmente dentro de nuestra página web. Se puede ver el ejemplo en
una página aparte. Nosotros hemos optimizado esta imagen a JPG, por ahorrar espacio,
aunque esta imagen -dadas sus cracterísticas- habría quedado con mayor calidad optimizada
como GIF, aunque en la práctica nos ocupe más espacio si utilizamos un rango de colores
alto.



Trabajo con acciones de Photoshop.
Grabar y ejecutar una acción
Para qué sirven las acciones de Photoshop y como crear una acción y luego ejecutarla
sobre otros archivos gráficos.
Las acciones de Photoshop son muy útiles cuando se tiene que realizar un mismo proceso
repetidas veces sobre distintos archivos gráficos. Photoshop dispone de un medio de garbar
ese proceso, en lo que se llama una acción, de modo que podamos luego aplicar la acción a
otros archivos. Al aplicar la acción sobre un archivo se realizan todos los pasos del proceso
grabado sobre ese archivo.

Imaginemos que tenemos varias imágenes y queremos, por ejemplo, cambiar su tamaño,
hacer niveles automáticos y luego pasarle algún filtro. Podemos repetir el mismo proceso
sobre todas las imágenes, una a una, realizando todos los pasos sobre cada imagen. O bien
podemos grabar una acción con todos los pasos que queremos realizar y ejecutar la acción
para imagen. El trabajo con acciones nos permite hacer en un solo paso varias tareas.

Las acciones son configurables y nos permiten almacenar cualquier tipo de trabajo, incluso
con varios ficheros. Luego esos trabajos los podemos aplicar sin ningún esfuerzo y
rápidamente a otros archivos gráficos.

Grabar una acción con Photoshop

Grabar o crear una acción es realizar una serie de pasos, que vamos a grabar, sobre uno o
varios archivos. El método es simple. Se realizan todas las acciones que deseamos grabar y
Photoshop las va memorizando dentro de la acción. Cuando hemos terminado de realizar
los pasos deseados, detenemos la grabación y la acción queda almacenada para utilizarla
donde se desee.

Para trabajar con acciones tenemos una ventana especial llamada "Acciones". Si no la
vemos en la pantalla de Photoshop, podemos mostrarla desde el menú "Ventana -
Acciones".

Para crear o grabar una acción tenemos que crear una acción nueva, desde la ventana de
acciones, apretando el botón correspondiente. Mirar la imagen siguiente:


Al crear la acción nos piden el nombre que le vamos a dar a la misma. Es bueno poner algo
representativo, para acordarse luego de qué se trata, pero en cualquier momento podemos
cambiar el nombre. Una vez creada la nueva acción se muestra entre la lista de acciones y
queda activa la grabación de la acción.

Ahora que está activa la grabación podemos hacer cuantas cosas queramos con Photoshop
que se irán memorizando en la acción nueva. En cualquier momento, si deseamos hacer
alguna cosa que no quede memorizada en la acción, podemos detener la grabación
apretando al botón correspondiente. Mirar la imagen siguiente.


En nuestro caso, vamos a detener un segundo la grabación de la acción y vamos a abrir un
fichero donde vamos a realizar una serie de trabajos que consistirán en la acción. Paramos
la grabación porque el paso de abrir un archivo no queremos que se almacene en la propia
acción. Una vez abierto el archivo podemos darle otra vez al botón de grabar para que todas
las transformaciones del archivo se almacenen en la acción.

En este caso vamos a realizar un tamaño de la imagen para alterar sus dimensiones, luego
vamos a pasar los niveles automáticos y varios filtros, como pinceladas, plastificado y
mosaico. Al ir haciendo todas estas cosas, con el botón de grabar acción pulsado, se van
almacenando dentro de la acción que estábamos creando.


Podríamos haber realizado los pasos que hubiéramos deseado. Es indiferente las
herramientas o comandos que realicemos, que se irán grabando en la acción.

Una vez realizados los pasos deseados simplemente detenemos la grabación y la acción
queda almacenada. En este punto podemos hacer todavía cosas, como grabar nuevos pasos
dentro de la acción, eliminar pasos creados, cambiar su orden, etc. Incluso podemos
seleccionar y editar las propiedades de alguna de las acciones, como un filtro. Para eso
pulsamos el icono de la flecha de al lado de una acción para mostrar sus propiedades y le
damos doble clic al valor que deseamos editar.


En la imagen anterior estamos mostrando las propiedades del filtro mosaico, podríamos dar
doble clic donde pone "tamaño de celda" para cambiar el tamaño de las celdas del mosaico
y que el filtro tenga un comportamiento distinto.

Ejecutar una acción de Photoshop

Una vez ha sido creada la acción y grabados todos los pasos a realizar podemos ejecutarla
sobre cualquier otro archivo que tengamos abierto. Para hacer esto es tan simple como
apretar el botón de ejecución de la acción.


Con ello se ejecutarán todas las acciones grabadas dentro de la acción de Photoshop sobre
el archivo que tenemos abierto y activo.

Como hemos visto, las acciones de Photoshop son fáciles de crear y ejecutar. Nos pueden
ayudar mucho y hacernos la vida más simple cuando tenemos que ejecutar acciones
repetitivas sobre varios archivos.

En un siguiente artículo mostraremos como aplicar una acción por lote a todos los archivos
de una carpeta de nuestro disco duro.




























Lote con Photoshop para ejecutar una
acción sobre los archivos de un directorio
Vamos a aprender a crear un lote para realizar automáticamente acciones sobre todos
los archivos que hay en una carpeta o directorio de nuestro disco duro.
En ocasiones tenemos que realizar acciones repetitivas sobre varios archivos gráficos que
hay en nuestro ordenador, como muestrearlos a dimensiones determinadas, aplicarle filtros
o ponerles un marco…todo esto puede que lo tengamos que hacer sobre decenas o cientos
de imágenes que vamos a tener que utilizar en un sitio web. Pues bien, simplemente vamos
a aprender a hacerlo de una sola vez, lo que nos ahorrará mucho tiempo o dolores de
cabeza.

Para aprender a hacer esto, vamos a tener que conocer previamente el trabajo con acciones,
que es muy sencillo. Lo tenemos explicado en un artículo anterior publicado en
DesarrolloWeb.com: Trabajo con acciones de Photoshop

Pues bien, vamos a crear una acción de Photoshop para poder luego aplicarla a todos los
archivos de una carpeta. En este caso vamos a realizar una acción muy simple, como
aplicarle niveles automáticos, lo que generalmente sirve para mejorar el color de la
fotografía.


Una vez creada la acción vamos a crear el directorio con los archivos que vamos a editar.
Es recomendable crear un directorio específico donde vamos a meter copias de todos los
ficheros que deseamos modificar. Atención a este punto, pues en el directorio debemos
meter copias de los archivos y dejar los originales en otro sitio seguro. Los originales no los
vamos a tocar, sólo las copias, de modo que si no nos gusta el resultado obtenido siempre
podremos volver a los originales para intentar procesarlos de nuevo o realizar otras
acciones.

Así que hemos creado en algún sitio una carpeta o directorio donde hemos metido copias de
un montón de archivos, todos esos archivos que deseamos modificar en un proceso
automático.

Crear el lote de automatización con Photoshop

Ahora vamos a definir el lote de para realizar la automatización con Photoshop. Para ello
vamos a la opción de menú "Archivo - Automatizar - Lote…". Nos saldrá entonces una
ventana donde tenemos que definir varias cosas para configurar la automatización:


Grupo donde está la acción que deseamos ejecutar. Esto se puede mirar en la ventan de
acciones.
Nombre de la acción a ejecutar: Este es el nombre que le pusimos a la acción que queremos
ejecutar en todos los archivos del directorio.
Origen, Carpeta: que queremos que el origen o archivos fuente que se van a procesar estén
en una carpeta.
Selección de la carpeta donde están los archivos: Hay que pulsar el botón seleccionar para
elegir la carpeta donde están los archivos origen.
Destino: Lo que queremos hacer con los archivos resultantes después de haberles aplicado
la acción. En este primer caso seleccionamos "guardar y cerrar".

Eso es todo lo que hay que configurar para este primer caso. Cuando apretemos el botón
OK empezará a procesarse el lote automáticamente. Todos los archivos de la carpeta
seleccionada se abrirán y se ejecutará sobre ellos la acción. Luego se guardarán y se
cerrarán.

Especificar que los archivos procesados se guarden en otra carpeta y con propiedades
determinadas

Como hemos podido comprobar, si hemos realizado los pasos anteriores para procesar el
lote, los archivos resultantes se guardan en nuestro directorio de origen sobrescribiendo a
los archivos que estaban en la carpeta a procesar.

En cada archivo a guardar se nos pide las propiedades del jpg que queremos guardar. Esto
puede estar bien, si deseamos ajustar la calidad de los archivos uno a uno, pero puede que
deseemos marcar una calidad o propiedades del jpg y que sean los mismos para todos los
archivos a procesar. Asimismo, podemos desear que los archivos resultantes se guarden en
otra carpeta destino, sin sobrescribir a los archivos originales o las copias que habíamos
colocado en la carpeta a procesar.

Para conseguir esto podemos hacer una acción más compleja, donde también
almacenaremos el paso de "guardar" o de "guardar como" y el de "cerrar".

Para esto vamos a crear una acción nueva o a modificar la acción que teníamos creada
anteriormente. En nuestro caso crearemos una acción nueva donde grabaremos primero el
paso de niveles automáticos, luego el paso de "guardar". Entonces, al guardar nos solicitará
las propiedades del jpg. Ponemos aquí las propiedades del jpg con las que queremos que se
salven todos los archivos. Finalmente, cerramos el archivo. Si hacemos un "guardar como"
podremos seleccionar la carpeta donde queremos que se almacenen los archivos resultantes,
que no tiene por qué ser la misma que en la que están los archivos de origen. Finalmente
cerraremos el fichero. La acción nos quedará como esto:


En cualquier momento podemos editar las propiedades de la acción para definir de nuevo
una nueva calidad del jpg o un nuevo lugar donde guardar los archivos, por ejemplo.

Entonces volveremos a ejecutar el procesamiento automático del lote, con el menú
"Archivo - Automatizar - Lote…", pero esta vez indicaremos que la acción será la nueva
acción de photoshop que hemos creado y que el destino es "ninguno", porque el propio
destino ha quedado definido dentro de las propiedades de la acción que se va a ejecutar.

Con ello conseguiremos que se procesen todos los archivos de la carpeta automáticamente
sin que se nos pregunte nada para cada uno de ellos.
Herramienta cuentagotas de Photoshop
El cuentagotas es una de las más sencillas herramientas de Photoshop, pero no por ello menos
utilizada, para seleccionar un color para usarlo como frontal.
El cuentagotas es una de las herramientas más usadas de Photoshop, por tanto, según nuestra
opinión, es una de las herramientas principales. Aunque no sirva para hacer nada sobre las
imágenes directamente, durante nuestro trabajo con el programa la utilizaremos repetidamente,
por lo que debemos conocerla.
Además, es una de las herramientas más intuitivas y sencillas que podremos encontrarnos
en el uso de Photoshop, por lo que quizás están un poco de más estas explicaciones. No
obstante, para completar el Manual de Photoshop que estamos publicando en
DesarrolloWeb.com, no debemos de dejar de explicar el cuentagotas y sus diferentes
opciones.
Como ocurre con muchas de las herramientas de Photoshop, el cuentagotas está agrupado
con otras utilidades relacionadas, bajo un mismo item de la botonera de Photoshop, como
se puede ver en la siguiente imagen:

El cuentagotas sirve seleccionar un color y colocarlo como color frontal. El color se
selecciona, una vez tenemos activa la herramienta, haciendo clic en cualquier parte de una
imagen, que puede ser la propia imagen con la que estamos trabajando o cualquier otra que
tengamos abierta.
Nota: El color frontal es el color que tenemos seleccionado para trabajar con él cuando pintamos
con una imagen. Es decir, al pintar con el pincel u otra herramienta de dibujo, se utilizará el color
frontal que tengamos activo. El color frontal aparece en la barra de herramientas de Photoshop,
donde salen dos cuadrados rellenos con color. El color frontal es el del cuadrado que se encuentra
en la parte de arriba, marcado con un 1) en la siguiente imagen.

Así pues, para cambiar el color frontal se puede seleccionar la herramienta de cuentagotas y
pulsar entonces en cualquier parte de cualquier imagen, donde se analizará el color del
píxel pulsado al hacer clic y se colocará como color frontal. Así mismo, el color frontal
también se puede cambiar al hacer clic sobre el propio recuadro de color frontal de la barra
de herramientas de Photoshop. En este caso nos aparecerá una ventana de diálogo para
seleccionar el color y además la herramienta de cuentagotas se activará, para que podamos
seleccionarlo pulsando también sobre cualquier imagen para seleccionar el color de ese
píxel.
Opciones del cuentagotas
La única opción sobre la herramienta cuentagotas es básicamente el área de muestreo de ese
color. Al hacer clic, de manera predeterminada en la herramienta cuentagotas, se selecciona el
color del píxel exacto donde hemos pulsado. Pero podemos muestrear un área mayor, para
obtener el color medio que había en un radio de píxeles.

Como se puede ver en la anterior imagen, el radio de muestreo del color seleccionado con
el cuentagotas puede medirse en varios píxeles. La primera opción "De 1 punto" permite
seleccionar el color que hay en un píxel concreto de la imagen. La segunda opción
"Promedio de 3x3" selecciona el color medio que hay en un área de 3x3 píxeles, con centro
en el lugar donde se ha hecho clic con el cuentagotas. Por último la opción "Promedio de
5x5" permite seleccionar el color medio, igual que 3x3, pero con un radio mayor de píxeles.
Conclusión sobre la herramienta de cuentagotas
Realmente el cuentagotas no tiene nada de más. Su utilización es bien simple, por lo que no
necesitará más explicaciones. Con vuestra propia experiencia podréis observar que es una
herramienta bastante utilizada dentro de Photoshop.
Para acabar, sugerimos hacer una prueba interesante. Se trata de seleccionar la herramienta
pincel o lápiz, con las que se puede dibujar en la imagen con movimiento del ratón. Con
una de estas dos herramientas seleccionadas, pulsar la tecla ALT (Alternativa) y veréis que
el puntero del ratón se cambia por el del cuentagotas. Este es un atajo interesante dentro de
Photoshop, para cuando estáis pintando en la imagen con el pincel o lápiz, ya que no hace
falta cambiar de herramienta para seleccionar un nuevo color, sino apretar
momentáneamente ALT para muestrear uno con el cuentagotas y seguir pintando con ese
nuevo color.





























Herramientas de mano y Zoom en
Photoshop
Explicamos dos herramientas de Photoshop, la mano para movernos por una imagen y el zoom
para ampliar y reducir la vista. Fundamentales para nuestro día a día.
En el presente artículo vamos a ver dos herramientas fundamentales en nuestro trabajo con
Photoshop. Se trata de dos herramientas que tienen una cosa en común y que las diferencia de
otras que hemos visto anteriormente: nos sirven para cambiar la vista de la imagen y no para
editarla. Es decir, cualquier cosa que hagamos con el Zoom o la herramienta de Mano, cambiará
cómo nosotros vemos una imagen pero no cambiará en ningún caso la propia imagen.
Explicamos las dos juntas porque son, en lugar de una sola, ya que son bastante sencillas de
explicar y de entender por cualquier tipo de usuario. De hecho, es muy probable que en el
momento de leer este artículo ya conozcáis estas herramientas o las uséis habitualmente. No
obstante, como unas de las utilidades más fundamentales de Photoshop, merece la pena
pararse a explicarla, aunque sea sólo por comentar las teclas rápidas para operar con ellas.
Además, en cualquier caso, son dos utilidades que no debíamos dejar de ver en el Manual
de Photoshop.
Herramienta de Mano en Photoshop
La herramienta de Mano sirve para desplazar el área visible de una imagen. Si abrimos
una imagen, Photoshop es suficientemente inteligente para abrirla con el zoom
adecuado para que quepa entera en la ventana de la imagen. Pero nosotros podemos ampliar el
zoom y lo que ocurrirá es que, si la imagen no cabe en la ventana de Photoshop, aparecerán unas
barras de desplazamiento lateral y vertical que podemos mover para desplazar el área visible de la
imagen. La mano sería como un atajo para evitar usar las barras de desplazamiento, que muchas
veces son bastante incómodas.
El uso es muy sencillo. Seleccionamos la herramienta de mano en la botonera de
Photoshop, luego desplazamos la imagen haciendo clic, con el botón izquierdo del ratón, en
cualquier parte de la imagen y arrastrando sin soltar el clic. Cuando veamos el área de la
imagen deseada, podemos soltar el botón izquierdo y la imagen quedará en esa posición de
desplazamiento.

Sólo cuando aparecen las barras de desplazamiento en la ventana de la imagen tiene sentido
utilizar la mano para desplazar el área de la imagen que se puede ver.

Barra espaciadora: La tecla rápida para seleccionar momentáneamente la mano es la barra
espaciadora. En cualquier momento, si pulsamos la tecla de espacio, veremos que el cursor
del ratón se convierte en una mano, con lo que podremos desplazar la imagen haciendo clic
y arrastrando hacia la posición que queramos.
Herramienta de Zoom de Photoshop
Otra de las herramientas fundamentales en cualquier programa de diseño es la
herramienta de zoom, con la que podemos ampliar y reducir la escala en la que se
muestra la imagen. Muchas veces tendremos que realizar esta acción, ampliando el zoom para
obtener mayor detalle de los píxeles de la imagen y reduciendo el zoom para obtener una visión
del gráfico más general.
Para poner en marcha el zoom, escogemos la herramienta en la botonera y luego pulsamos
en cualquier parte de la imagen. Con esto conseguiremos ampliar la vista de la imagen
haciendo zoom en ese punto.

Si queremos hacer zoom al contrario, para reducir la vista de la imagen, tenemos que
apretar la tecla ALT (Alternativa) mientras que tenemos la herramienta de zoom
seleccionada. También podemos hacer zoom hacia atrás, para reducir, si pulsamos con el
botón derecho sobre la imagen con la herramienta seleccionada.
CTRL +/-: Existen un par de teclas rápidas para la herramienta de Zoom que toda persona
debería conocer también, para no perder tiempo cuando necesita ampliar o reducir la escala
con la que se muestra la imagen. CTRL + "+" (Pulsar la tecla "+" con la tecla de Control
presionada) hace que el zoom aumente la imagen. CTRL + "-" (Pulsar la tecla "-" con la
tecla de Control presionada) hace que el zoom reduzca la vista de la imagen.
Tanto para la herramienta mano como para la herramienta de zoom, casi nunca se
seleccionan en la barra de herramientas de Photoshop, puesto que las teclas rápidas son
muy útiles y permiten operar de manera casi instantánea, para poder "navegar" por la
imagen sin tener que cambiar la herramienta que tenemos seleccionada.





























Asombrosas novedades de Photoshop CS5
Descripción y vídeos con las novedades más interesantes de la última versión del más afamado
programa de diseño y retoque fotográfico: Photoshop CS5.
En el artículo anterior os comentaba que había caído en mis manos la última versión de Photoshop
y que estaba sintiéndome impactado con la cantidad de nuevas características que trae Photoshop
CS5 en comparación con la versión que tenía anteriormente, la CS2.
Por un lado me doy cuenta cuánto más fácil es hacer hoy las tareas habituales, gracias a
diversas herramientas del programa que han aparecido durante todas estas versiones que me
había perdido. Con todo, por una parte me siento contento de lo mucho que se han
facilitado algunas tareas, pero por otra parte me siento frustrado por todo el tiempo que he
perdido, trabajando con una versión antigua, que me obligaba a hacer diversas tareas de una
manera mucho más "artesanal".
Aquí va un listado de las novedades más asombrosas que he encontrado al dar mis primeros
pasos con Photoshop CS5.
Nota: Tengo que decir que quizás alguna de estas novedades que ya he expermimentado no sean
específicamente de la versión CS5, puesto como me he perdido algunas versiones intermedias,
quizás me esté sorprendiendo por funcionalidades que ya tenían su tiempo.
Además, gracias a unos vídeos de Aula Formativa que están ofreciendo de manera gratuita,
me estoy enterando de otras utilidades que quedaban un poco más escondidas, a mi
entender, y por tanto más difíciles de ver en esta primera incursión a Photoshop CS5.
Aprovechando que en Aula Formativa están publicando un seminario online sobre las
novedades de Photoshop CS5, a base de vídeos, voy a insertar algunos que servirán para
explicar cuáles son estas novedades importantes.
Selecciones más rápidas y más precisas
El primer ejemplo interesante de novedades que voy encontrando lo dedicaré las selecciones, que
como quizás sepas, junto a las capas, es el pilar más fundamental sobre el que se basa el trabajo
con Photoshop. Pues en esta nueva versión se encuentran algunas utilidades excelentes, que
harán mucha más sencilla la selección de elementos y el depurado de una selección. De hecho, la
herramienta de selección rápida es una auténtica gozada que no conocía hasta ahora. Además, en
Photoshop CS5 hay una utilidad para corrección de los bordes de una selección, que permitirá un
retoque profundo de la máscara a partir de una selección burda.
Retoque para borrar elementos indeseables con content-aware
Otra de las novedades que es simplemente extraordinaria nos servirá para borrar elementos y
sustituirlos por el diseño que hay en el fondo. Esta opción que se llama en inglés content-aware,
nos permitirá dibujar como con un pincel por encima de los elementos que queremos borrar y, a
golpe de ratón, sustituirlos automáticamente por el diseño que se encuentra en el fondo de la
imagen. Una auténtica maravilla que te hará ganar horas de retoque para eliminar imperfecciones
de una imagen.
Rellenar con el motivo de fondo
Otra mejora parecida a la anterior, hasta cierto punto, es la de rellenar de color con el fondo como
referencia. Es decir, ahora podemos rellenar toda un área de píxeles, no con un color plano, sino
con una muestra del fondo de una imagen. Esto lo conseguimos con la herramienta bote de
pintura, pero colocando unas opciones especiales en sus preferencias.
Nuevo escalado según contenido
Otra de las opciones que he encontrado novedosas, aunque esto es de Photoshop CS4, es la de
escalado según contenido, que permite cambiar una imagen y hacerla menor, pero sin que el
contenido se reduzca. Es algo difícil de explicar si no se ve con los propios ojos, pero permite
cambiar una imagen de tamaño y conseguir que los objetos principales sigan ocupando el mismo
espacio.
Transformar con la opción Deformación de posición libre
Otro ejemplo de mejora es la herramienta de transformación que se llama Deformación de
posición libre, que es una evolución de la tradicional transformación libre, pero que funciona de
una manera totalmente distinta. Para ello te genera una especie de maya de triángulos y permite
deformar la imagen de manera selectiva, rotando o escalando partes de la imagen, pero sin
afectar a otras zonas que no deseamos cambiar. Nuevamente, es un ver para creer, que merece
más la pena conocerlo en vivo que explicarlo.
Composiciones con fotos en HDR
También gracias a los vídeos de Aula Formativa, estoy viendo cómo se han modificado las
herramientas para realizar composiciones HDR. Photoshop ya contaba con una sistema para HDR
bastante rudimentario, pero ahora lo han evolucionado seriamente.
En definitiva, que me he lanzado a escribir este post con bastante excitación en torno a las
novedades de Photoshop CS5, pero que todavía me queda bastante por ver. Os contaré con
certeza más cosas en breve, a la vez que espero que desde AulaFormativa sigan publicando
vídeos con novedades de esta versión, que realmente merece la pena conocer.