Módulo 4

Tratamiento de las
Obligaciones
Cambiarias





1

Vencimiento y Extinción
de las Obligaciones
Cambiarias

18.1 y 18.2–Vencimiento
El vencimiento es el momento a partir del cual se hace exigible la
obligación cartular en función del acaecimiento del evento previsto a tales
fines por la ley. El plazo de pago es el que determina el vencimiento y
siempre debe ser posible, único e incondicional.
Es inválido todo documento del que no surja de manera clara el plazo para
el pago o que remita a algún otro elemento extracartular para su cálculo.
El plazo se computa a partir del día siguiente del de inicio del cómputo y se
cuenta por días corridos (art. 99). Si el día del vencimiento es feriado, el
pago puede exigirse el día hábil siguiente al del vencimiento.
Formas de vencimiento:
El art. 35 prevé cuatro formas de vencimiento, siendo inválida cualquier
otra forma, por lo que todo título que tenga otro tipo de vencimiento será
insanablemente nulo, ellas son:
1.- A día fijo: cuando se prevé el día, mes y año del vencimiento, ya sea en
números, en letras o manifestando por ejemplo, el mes próximo, siempre y
cuando surja de manera clara la fecha exacta de vencimiento.
2.- A tiempo fecha: Es el vencimiento que opera a un determinado tiempo
de la suscripción del documento, estableciendo la ley normas especiales
para el cómputo del plazo (art. 38).
3.- A tiempo vista: El plazo de pago comienza a computarse a partir de la
vista del documento. Se debe presentar el documento y dejar constancia
en el de la fecha de la vista. La vista no fechada se presume hecha el último
día del plazo para su presentación o del protesto por falta de fecha. (art. 37
y 25).




2

El pagaré que no debe ser presentado para su aceptación, el ordenamiento
cambiario exige que sea presentado al librador dentro del término de un
año para su vista.
4.- A la vista: es el título cuyo vencimiento opera el día que es presentado
para la aceptación y cobro, debiendo presentarse dentro del término de un
año desde la suscripción. El vencimiento surge de la vista puesta por el
girado y del protesto ocasionado por la falta de pago correspondiente. En
este tipo de plazos la normativa no establece ninguna presunción como la
del art. 37, por lo que la fecha de vencimiento debe surgir siempre
documentadamente.

18.3 - Pago:
Concepto:
El pago es el cumplimiento de la promesa efectuada por el librador,
de pagar (pagaré) o hacer pagar (letra) la suma de dinero indicada en
el título (art. 40 y cctes.).
Legitimación:
Activa: está legitimada para el cobro del título la persona que
aparezca como tenedora legítima del documento mediante una
cadena regular de endosos, pudiendo ejercer su derecho por si o por
apoderado. En el caso de transmisión por cesión de derechos es
necesario también acompañar el título de la cesión.
Quien presenta el título no debe acreditar legitimada de la propiedad
ni de los endosatarios anteriores a él (art. 43).
Pasiva: son obligados al pago el librador del pagaré, el aceptante de
la letra y sus avalistas y los endosantes. El pago puede ser hecho
personalmente o a través de representante. El pago hecho por el
librador o el aceptante extingue todas las obligaciones cartulares. El
pago hecho por los endosantes o avalistas no extingue la obligación,
pudiendo accionar de regreso.
Consecuencias:
Si el pago es hecho por el librador del pagaré o el aceptante de la
letra extinguen los derechos emergentes del título y quien pagó no




3

tiene derecho a ir cambiariamente contra ningún otro obligado. Es
por ello que se distingue entre quien paga la letra (principal pagador)
y quien abona la letra (restantes obligados cartulares) según los arts.
53 y 54.
18.3.1 - Lugar de pago:
El portador legítimo del título debe concurrir al lugar y dirección de
pago indicados en el título, a exigírselo al deudor.
El lugar de pago no se satisface con la sola mención de la Provincia o
localidad donde debe hacerse efectivo sino que es necesaria la
dirección exacta. La mención genérica a una ciudad o provincia sólo
puede hacer referencia a una prórroga de jurisdicción.
Pueden también establecerse varios lugares de pago, por lo que
queda al arbitrio del portador. A falta de indicación del lugar de pago,
se tendrá por tal el de creación del título.
Pago anticipado:
El art. 40 prescribe que “el portador debe presentarla para el pago el
día en el cual la letra debe pagarse o en uno de los dos días hábiles
sucesivos” indicando en el art. 43 que “El portador de la letra de
cambio no está obligado a recibir el pago antes del vencimiento”. No
obstante, si el girado paga antes lo hace por su cuenta y riesgo.
Prueba del pago:
El pago puede acreditarse mediante cualquier medio. No obstante la forma
idónea para hacerlo es la prevista por el art. 42 que establece “el girado
que paga la letra, puede exigir que esta se le entregue con las constancia
del pago.” En caso de pago parcial el girado puede exigir que se anote en la
misma y se le otorgue recibo.
No obstante, la posesión del título por parte del deudor genera una
presunción “iuris et de iure” de que pagó la deuda.
Pago por depósito judicial:
Cuando el portador legítimo no lo presente al pago, cualquier deudor tiene
la facultad de consignar el pago por depósito judicial a cuenta y riesgo del
portador del título. Se trata de un procedimiento sencillo y no contencioso
que permite la liberación cartular.




4

Se discute si los obligados de regreso están facultados para consignar,
habiendo posturas encontradas al respecto.
La oportunidad para la consignación cambiaria es vencido el término para
el cobro, es decir, dos días hábiles después del vencimiento.

18.4. Protesto:
Concepto y Clases:
El protesto es un acto que tiende a constatar una situación cambiaria
insatisfecha aunque, normalmente, se limita a la constatación de la falta de
aceptación o de pago. También se puede dejar constancia de otros eventos
cambiarios, ejemplo la falta de fecha en la vista.
En consecuencia el protesto es el acto formal y auténtico, realizado por un
notario a requerimiento del portador del portador del documento, que
tiende a constatar un evento previsto por la ley.
Lugar:
El protesto debe ser realizado en el lugar designado en el título o en el
domicilio del girado o en el designado a tales fines en el del aceptante por
intervención o en el de la persona indicada a tales efectos, ello según
corresponda.
Requisitos:
El art. 66 dispone que el acta notarial debe contener: 1) la fecha y hora de
realización; 2) la transcripción literal y ordenada del título, endosos, avales
y demás datos y actos cambiarios e indicación en él contenidos; 3) la
intimación hecha al obligado para aceptar o pagar el título, haciendo
constar si aquél estuvo o no presente; 4) los motivos de la negativa para
aceptarla o pagarla o la constancia de su ausencia; 5) la firma de la persona
requerida o la constancia de la imposibilidad o reticencia a hacerlo; 6) la
firma del portador requirente o la constancia de la imposibilidad de
hacerlo.
En caso de faltarle alguno de sus requisitos, el protesto será nulo como si
no se hubiera hecho.






5

Clases de Protesto:
a) Por falta de pago: Debe formalizarse dentro de los dos días hábiles
posteriores al vencimiento, resultando inoperante el protesto efectuado el
día de pago. La realización tempestiva del protesto impide la caducidad de
las acciones cambiarias de regreso, pero no obstaculiza las acciones
directas. Este protesto es innecesario cuando se ha hecho el protesto por
falta de aceptación.
b) Por falta de aceptación: Debe realizarse dentro de los plazos previstos
por la normativa para la presentación de la letra. Como principio general
cualquier día antes del vencimiento. El protesto por falta de aceptación
exime de realizar el protesto por falta de pago y habilita el ejercicio
anticipado de las acciones de regreso.
c) Protesto por negativa a asentar la vista: Se trata de hipótesis cambiarias
insatisfechas, ejemplo cuando el girado se niega a asentar la fecha de la
vista, en las letras a cierto tiempo vista, o se niega a firmar la constancia de
haber visto el título, etc.
18.4.1 - Cláusula sin Protesto
Es una declaración cartular que libera al portador de la carga de efectivizar
el protesto por falta de aceptación o falta de pago, y ésta puede ser puesta
tanto por el creador como por cualquier obligado cambiario. Se formaliza
insertando en el texto del documento una cláusula que diga “sin protesto”
o “retorno sin gastos”.
Si pese a la existencia de dicha cláusula el portador efectiviza el protesto,
será a su propio costo.
Si la cláusula está inserta en el texto impreso, basta la firma del librador,
pero si la cláusula es manuscrita será necesaria la firma del que la insertó
para darle validez.
La eximición del protesto sólo abarca las hipótesis de falta de aceptación y
falta de pago, no por otras razones, por lo que Vgr. si se niega a poner
fecha a la vista, no estará exento de formalizarlo.
Tampoco libera al portador de presentar el documento al cobro, ni de dar
los avisos correspondientes.
Avisos:
El art. 49 establece: “ El portador debe dar aviso de la falta de aceptación o
de pago a su endosante y al librador dentro de los cuatro días hábiles
sucesivos al día del protesto o de la presentación si existiese la cláusula
retorno sin gastos.. Cada endosante deberá dentro de los dos días hábiles




6

sucesivos a aquel en que recibió la notificación al endosante que le
precede, indicando el nombre y domicilio de los que han dado el aviso
precedente y así sucesivamente hasta llegar al librador...”
Estableciendo que la omisión de aviso, si bien no perjudica la acción
regresiva, sí lo hace responsable si hubiese causado algún perjuicio.

18.5 - Caducidad y Prescripción:
Concepto:
La caducidad es una sanción que impide el ejercicio de las acciones
de regreso, debido a que se ha omitido una conducta determinada,
requerida en un momento dado al portador del título, no afectando
la situación de los obligados directos.
El art. 57 establece que vencidos los términos para: a) la presentación
de una letra de cambio a la vista o a cierto tiempo vista. B)
levantamiento del protesto por falta de aceptación o de pago; c)
presentación de la letra para su pago, cuando llevara la cláusula
retorno sin gastos, el portador pierde su acción contra los obligados
de regreso. No obstante, cuando la presentación o formalización
dentro de los plazos legales fuera imposible por causa de un
obstáculo insalvable, se produce la prórroga de esos plazos.
La falta de protesto no implica la caducidad de las acciones de
regreso en los siguientes casos: 1) concurso del girado (aceptante o
no) o del librador de la letra no aceptable. 2) concurso del suscriptor
del pagaré; 3) cuando por motivos de fuerza mayor fuera imposible
su formalización durante más de treinta días.
Art. 11 p. 2 establece el plazo de caducidad de tres años para la
integración del título en blanco. No obstante: a) aunque se pruebe el
transcurso de los tres años, el plazo es inoponible al tercero de buena
fe. b) si al momento de emitirse el título no consta la fecha de su
creación, quien invoca la caducidad debe probar tal extremo y la
mala fe del portador.






7

Prescripción Cambiaria:
La prescripción liberatoria consiste en la extinción de una obligación y
la consecuente liberación del deudor en razón de la inactividad del
acreedor durante el lapso determinado por la ley.
La prescripción de las acciones cambiarias está regulada por el
decreto ley 5965/63, no obstante, esta regulación no es integral y por
ello se aplican los principios y normas del régimen común de
prescripción.
Así el art. 845 del C. de Com. establece la fatalidad e
improrrogabilidad de los términos de prescripción en materia
comercial, cabe destacar que la prescripción también corre contra
incapaces que tuvieran representación y que si carecen se aplica el
art 3980 C.C.
Interrupción de la prescripción:
Las causales de interrupción de la prescripción de la acción cambiaria
son las contenidas en el Código Civil. Es por ello que la interrupción
de la prescripción opera con toda actividad del acreedor
materializada en una demanda.
La demanda causal no interrumpe la prescripción de la acción
cartular.
La interrupción de la prescripción también puede derivar del
reconocimiento que haga el deudor de la deuda. (Ej. Quita, espera,
etc.).
La interrupción de la prescripción sólo tiene efecto respecto de la persona
contra la cual se cumplió dicho acto (art. 97), ello se funda en la
independencia cambiaria, no operando en el caso de transmisión mediante
cesión de crédito, ya que le son oponibles todas las excepciones que le
eran oponibles al cedente.
No se puede declinar una prescripción futura ni abreviarse
contractualmente sus plazos, no obstante, sí se puede renunciar a una
prescripción transcurrida.
Oposición de la prescripción
La prescripción debe interponerse al momento de contestar la demanda o
en la primera presentación en el juicio que haga quien intenta oponerla
(art. 3962 C.C.). Prescripta cualquier acción la deuda subsiste como




8

obligación natural, es decir que no es exigible por el acreedor, pero pagada,
no puede ser repetida.
Cómputo del plazo de prescripción
El día del vencimiento, (dies a quo), no se tiene en cuenta a los efectos del
cómputo del plazo, es decir que el plazo comienza a correr en el día
siguiente al del vencimiento.
18.5.1. Prescripción de la Acción Directa:
La acción emergente de la letra de cambio contra el aceptante, deudor
directo, prescribe a los tres años, contados desde la fecha del vencimiento
(art. 96). Lo mismo ocurre, por remisión normativa, con la acción contra el
avalista del aceptante (art. 34, p. 1o) y la acción contra el librador del
pagaré (art. 30 y 104) y sus avalistas (art. 46).
Prescripción de la Acción Regresiva:
La acción del portador contra los obligados de regreso (endosantes,
librador de la letra y sus respectivos avalistas prescribe al año desde la
fecha del protesto o del vencimiento del título cuando fuera con cláusula
“sin protesto”.
Prescripción de la Acción de Ulterior Regreso:
La acción de ulterior regreso del endosante o avalista que abonó el importe
de la letra de cambio, contra quienes son, a su respecto, obligados
cartulares (avalado, anteriores endosantes y sus avalistas, librador, etc.),
prescribe a los seis meses contados desde el día en que pagó o desde aquel
en que se le notificó.
Si el pago es extrajudicial desde el día de pago, si el pago se efectuó con
posterioridad a la interposición de la demanda, éste comienza a correr a
partir del momento de la interposición de la demanda, aún cuando el pago
haya sido posteriormente extrajudicial.