vida es real.

qxd 27/09/2004 17:04 Página 3
Título original: VIEWS FROM THE REAL WORLD
Traducción: A. C. Editorial Ganesha
Diseño de portada: Editorial Sirio, S.A.
© de la edición original
Triangle Editions, Inc.
111 1/2 East 62nd Road
New York
NY 10Q21
Obra revisada y corregida por A. C. Editorial Ganesha.
© de la presente edición
EDITORIAL SIRIO, S.A. Nirvana Libros S.A. de C.V. Ed. Sirio Argentina
C/ Panaderos, 9 Av. Centenario, 607 C/ Castillo, 540
29005-Málaga Col. Lomas de Tarango 1414-Buenos Aires
España 01620-Del Alvaro Obregón (Argentina)
México D.F.
www.editorialsirio.com
E-Mail: sirio@editorialsirio.com
I.S.B.N.: 84-7808-453-3
Depósito Legal: B-43.154-2004
Impreso en los talleres gráficos de Romanya/Valls
Verdaguer 1, 08786-Capellades (Barcelona)
Printed in Spain
vida es real.qxd 27/09/2004 17:04 Página 4
editorial irio, s.a.
vida es real.qxd 27/09/2004 17:04 Página 5
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 6
«Todo aquel queseinteresepor mis obras debeabstenerse
rigurosamentedeleerlasen un orden diferentedel queestá
indicado; en otrostérminos, no debería leer jamásninguno de
misnuevosescritosantesdeconocer bien misobrasanteriores».
G. I. Gurdjieff
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 7
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 8
La Tercera Serie de las obras de G. I. Gurdjieff, inconclusa, debía
constar originalmente de cinco libros.
Según los testimonios de sus alumnos más cercanos, que trabaja-
ron numerosos años a su lado, sólo algunos capítulos parecen haber
sido redactados bajo una forma más o menos definitiva.
La «Introducción» y las cinco «Conferencias» —de las cuales evi-
dentemente la cuarta está inconclusa— estaban destinadas al primer
libro. No hay ningún rastro del quinto libro, ni tampoco del segundo
ni del tercero, que debían incluir, entre otros, los tres capítulos anun-
ciados en Encuentroscon HombresNotables. ¿No han sido nunca escri-
tos, o el autor los destruyó más tarde, como ha dejado entrever en
varias ocasiones? Nunca lo sabremos.
En cuanto al cuarto libro, todo lleva a creer que habría estado
constituido por dos capítulos: el «Prólogo» (que tras muchas delibera-
ciones finalmente hemos preferido publicar al comienzo de la obra
donde mantiene su significado pleno) y el texto incompleto que debía
servirle de conclusión, bajo el título «El mundo exterior y el mundo
interior del hombre».
Se debe señalar que en el curso de la tercera conferencia Gurdjieff
le hizo leer a su secretaria dos pasajes del último capítulo de la prime-
ra serie.
Puede que el lector se asombre de descubrir en ellos una versión
un poco diferente de la que ha conocido en los RelatosdeBelcebú a su
nieto. Si se recuerda que Belcebú fue publicado en inglés en 1950, algu-
nos meses después de la muerte de Gurdjieff, se encontrará en este
texto, fechado en 1930, una confirmación del continuo trabajo de
revisión y pulido al que el autor hace alusión varias veces en esta obra.
Los editores.
9
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 9
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 10
Aunque los textos aquí presentados no constituyen más
que un esbozo fragmentario y apenas bosquejado de lo
que G. I. Gurdjieff se proponía escribir bajo el título de la
«Tercera Serie», La Vida esreal sólo cuando ‘Yo soy’, nosotros
nos sentimos obligados a obedecer la demanda de nuestro
pariente en su deseo de compartir, con sus semejantes,
todo lo que él había aprendido del mundo interior del
hombre. Creemos respetar fielmente sus intenciones cuan-
do él escribió su «Introducción» y responder de esta mane-
ra a las expectativas del numeroso público interesado en su
enseñanza.
Por losherederos
VALENTIN ANASTASIEFF
11
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 11
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 12
«Mi último libro, por medio del cual quiero compartir con
missemejantes, criaturasdeNuestro PadreComún, casi todos
lossecretosdel mundo interior del hombrequehan permane-
cido hasta ahora ignoradosy delosquehetomado conoci-
miento accidentalmente...»
GURDJIEFF ESCRIBE estas líneas el 6 de noviembre de 1934 y se entre-
ga inmediatamente al trabajo. Durante varios meses se dedica por ente-
ro a la elaboración de esta obra.
De pronto, el 2 de abril de 1935, cesa definitivamente de escribir.
¿Por qué, se preguntarán, abandona de esta manera su proyecto,
para no volver a él jamás?
¿Por qué deja inconclusa esta Tercera Serie y, según parece, renun-
cia a publicarla?
No es posible contestar a estas preguntas si uno mismo no ha
estado comprometido en el trabajo intenso que emprendió Gurdjieff
con cierto número de alumnos durante los últimos quince años de su
vida, aportándoles diariamente las condiciones necesarias para un estu-
dio directo y una efectiva puesta en práctica de sus ideas.
Además dio a entender claramente, en la última página de los
RelatosdeBelcebú a su nieto, que no permitirá el acceso a la Tercera
13
Prefacio
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 13
Serie más que a los que fuesen seleccionados como «capaces de com-
prender las verdades objetivas» que en ella pone él en evidencia.
Gurdjieff se dirige al hombre de hoy, al que ya no sabe reconocer
la verdad a través de las diversas formas bajo las cuales fue revelada
desde los tiempos más remotos; a este hombre profundamente insatis-
fecho, que se siente aislado, sin razón de ser.
Pero, ¿cómo despertar en él una inteligencia capaz de discernir lo
real de lo ilusorio?
Según Gurdjieff, uno sólo puede acercarse a la verdad si todas las
partes que constituyen al ser humano —el pensamiento, el sentimien-
to y el cuerpo— son tocadas con la misma fuerza y de la única mane-
ra que conviene a cada una de ellas; sin ello, el desarrollo seguirá sien-
do unilateral y tarde o temprano tendrá que detenerse.
Sin la comprensión efectiva de este principio, todo trabajo sobre
sí estará condenado a la desviación. Se interpretarán falsamente las
condiciones esenciales y uno verá repetirse mecánicamente formas de
esfuerzo que no sobrepasarán el nivel ordinario.
Gurdjieff sabía servirse de cada circunstancia de la vida para hacer
sentir la verdad.
Lo he visto en acción, atento tanto a las posibilidades de com-
prensión de sus diferentes grupos como a las dificultades subjetivas de
cada uno. Lo he visto poner deliberadamente el acento sobre un aspec-
to del conocimiento, luego sobre otro, según un plan bien determina-
do; unas veces actuando mediante un pensamiento que estimulaba la
inteligencia hasta abrirla a una visión enteramente nueva, otras veces
por medio de un sentimiento que exigía el abandono de todo artificio
en beneficio de una sinceridad inmediata y total, y otras, a través del
despertar y la puesta en movimiento de un cuerpo que respondía libre-
mente a lo que le era demandado servir.
Pero, ¿cuál fue su intención al escribir la Tercera Serie?
El papel que él le asignó es indisociable de su manera de enseñar.
En el preciso momento en que lo consideraba necesario, hacía leer en
voz alta, en su presencia, tal capítulo o tal pasaje, aportando a sus alum-
nos sugerencias o representaciones que de repente los ponían frente a
sí mismos y a sus contradicciones interiores.
Era un camino que no los aislaba de la vida, sino que pasaba a tra-
vés de la vida, un camino que tomaba en cuenta el sí y el no, todas las
oposiciones, todas las fuerzas contrarias, un camino que les hacía com-
prender la necesidad de luchar para mantenerse por encima de la bata-
lla sin dejar de participar en ella.
La vida es real sólo cuando «Yo soy»
14
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 14
Uno se encontraba ante el umbral por franquear, y por primera
vez se sentía la exigencia de una total sinceridad. El paso podía parecer
difícil, pero lo que uno dejaba ya no tenía el mismo atractivo. Ante
ciertas vacilaciones, la imagen que Gurdjieff daba de sí mismo hacía
medir lo que era necesario comprometer, y a qué era necesario renun-
ciar para no desviarse del camino.
Ya no era entonces la enseñanza de una doctrina, sino la acción
encarnada de un conocimiento.
La Tercera Serie, aunque incompleta e inconclusa, revela la acción
del maestro, de aquel que, debido a su sola presencia, lo obliga a uno
a decidirse, a saber lo que uno quiere.
Antes de morir, Gurdjieff me llamó para decirme cómo veía la
situación en su totalidad y me dio ciertas instrucciones:
«Publiquea medida queestésegura dequeha llegado el momento.
Publiquela Primera y la Segunda Serie. Pero lo esencial, antetodo,
espreparar un núcleo degentecapaz deresponder a la demanda que
aparecerá».
«Mientrasno haya un núcleo responsable, la acción delasideasno
sobrepasará un cierto umbral».
«Esto requerirá tiempo... aún mucho tiempo». «No esnecesario publi-
car la Tercera Serie». «Estaba destinada a otrosfines».
«Sin embargo, si un día usted creequeha dehacerlo, publíquela».
La tarea era evidente. Desde que se publicara la Primera Serie, era
necesario trabajar sin tregua para formar un núcleo capaz de hacer
vivir, por su nivel de objetividad, de devoción y de exigencia hacia sí
mismo, la corriente que había sido creada.
JEANNE DE SALZMANN
Prefacio
15
vida es real.qxd 14/09/2004 10:25 Página 15