1

Guía de Elaboración de Tesis


I. ¿Qué es una tesis?

Una tesis es un trabajo de investigación que, partiendo de la base del
planteamiento de un problema en concreto, busca su solución a través de la
comprobación de una hipótesis. El trabajo de tesis, por tanto, consiste en comprobar si
la hipótesis planteada está correcta o incorrecta. El proceso de investigación que
implica una tesis, está basado en el Método Científico, por lo que los resultados de la
investigación deberían ser replicables si otra persona utiliza la misma metodología que
el investigador inicial.

Dicho lo anterior, la tesis debe tender a la objetividad, en la medida que la
metodología utilizada permite la replicabilidad de los resultados, evitando así incluir
afirmaciones sin ninguna fundamentación detrás. Hay que recordar que el trabajo de
tesis se basa en la investigación, por lo que todo elemento que esté inserto dentro de
éste, debe estar basado en elementos concretos, ya sea por los resultados logrados
por los integrantes del grupo, o bien por otras investigaciones que ya hayan sido
validadas en el pasado. Además, la tesis debe tender a ser una investigación única, y
no una repetición de otros elementos pasados. Para lo anterior, se podría basar en un
trabajo anterior, pero cambiando algunas variables o elementos fundamentales
(muestra, lugar de aplicación, entre otras cosas) y así adaptarla a un contexto en
específico.

Un elemento importante en el trabajo de tesis, es que es una investigación que
debe tender a la especificidad del trabajo realizado, y no caer en la generalización; es
decir, debe ser lo más concreta y centrada posible, indicando un lugar determinado,
una muestra determinada, que sea lo más viable posible. Esta especificidad de la tesis,
permite que se acerque al principio de singularidad anteriormente indicado. Además,
la tesis, tanto en su planteamiento como en el trabajo práctico, está escrita desde lo
más general a lo particular, lo que se puede observar en su estructura general.

Otro aspecto a considerar, es la viabilidad de la investigación. Es importante
tener en consideración la capacidad que el grupo de trabajo tiene para poder
desarrollar de manera autónoma la investigación que se ha planteado. Si no se tienen
los recursos materiales (dinero, laboratorios, bibliografía, etc.) para poder investigar, es
mejor cambiar el tema o el enfoque que se le ha dado a la investigación para así
adaptarla a las capacidades que tiene el grupo de trabajo.

II. Estructura de una Tesis

Una tesis, ya sea del plano humanista o científico, tiene una estructura en común que
sigue la lógica del Método Científico. Dicha estructura es la que se detallará a
continuación.

1. Tema de Investigación

La elección del tema de investigación no es fácil, pues depende mucho de los
intereses de los integrantes de un grupo de trabajo. Es el primer paso para el desarrollo
de una tesis. Un tema de investigación puede ser escogido considerando varias
perspectivas:

- Temas bastante investigados y de fácil sistematización.
- Temas investigados, pero difíciles de sistematizar.
- Temas poco estudiados.
- Temas no investigados.

En todos los casos que se plantean anteriormente, es importante que se haga una
revisión bibliográfica detallada, para así poder tener claridad de las distintas aristas que
2
podría tener la investigación. Teniendo claridad y conocimiento del tema, se puede
desarrollar y plantear de mejor manera el problema de investigación.

2. Planteamiento del Problema

Un elemento fundamental en cualquier investigación, es que el planteamiento del
problema esté bien realizado. Esto es tremendamente relevante, pues esta parte de la
tesis provee las directrices y los componentes fundamentales de la investigación.
Además, resulta clave para poder entender los resultados que se van dando en el
desarrollo de ésta. En efecto, una de las primeras conclusiones que se debe realizar en
la tesis, es indicar qué ocurrió con el planteamiento del problema; si estaba bien o mal
formulado (lo que puede demostrar la coherencia interna del proceso de
investigación).

En el caso de las investigaciones realizadas en nuestro colegio, el problema de
investigación debe estar formulado de manera causal, es decir, debe existir una
relación de variables (o que A influye en B). Para las investigaciones cuantitativas, debe
existir la posibilidad de realizar una prueba empírica de la relación causal en la
investigación, es decir, la factibilidad de observar en la realidad única y objetiva los
elementos que se plantean.

Para realizar correctamente el planteamiento del problema, éste debe tener en
primera instancia una contextualización de éste, ya sea temporal, espacial, social,
política, entre otras; dándole énfasis en las que sean más relevantes para la
investigación formulada. Es importante también considerar las distintas tendencias o
rupturas en el problema mismo, indicando datos relevantes; a su vez, debe plantear los
elementos que son novedosos en relación a otras investigaciones que se han realizado
en torno al mismo tema, para así darle las características únicas a la tesis formulada.

3. Preguntas de Investigación

Las preguntas de investigación en una tesis, son un aspecto clave que nos permite
organizar las distintas ideas y elementos que se desarrollan en el trabajo investigativo.
Se plantean de manera jerárquica, desde lo más general a lo más particular, tal como
todo el trabajo que se desarrolla en una investigación.

Las preguntas de investigación deben estar redactadas y formuladas como una
pregunta, de manera clara y sin ambigüedad, indicando la posibilidad de la relación
causal entre un fenómeno y otro. Esto último, está claramente presente en la pregunta
específica de la investigación, la cual es respondida con la formulación de la hipótesis,
por tanto es fundamental su buena redacción, lo que permite establecer la relación
entre pregunta/hipótesis/objetivos. La pregunta debe incluir las variables de la
investigación y debe ser susceptible de ser respondida empíricamente.














4. Hipótesis

Pregunta 1
Pregunta 2
Pregunta 3
Pregunta de
Investigación
Objetivo General
Objetivo Específico 1
Objetivo Específico 2
Objetivo Específico 3
Hipótesis
3
Una hipótesis es un planteamiento y/o supuesto que se busca comprobar o refutar por
medio de la observación, siguiendo las normas establecidas por el Método Científico.
La hipótesis debe estar sujeta a prueba, observación y, en algunos casos,
experimentación para así poder ser aceptada o rechazada.

El planteamiento de la hipótesis se basa en el conocimiento que ya tenemos,
con el objeto de comprender o hacer comprender qué es lo que estamos buscando o
tratando de probar. Nos ayuda a ordenar, sistematizar y estructurar lo que sabemos y lo
que queremos saber del fenómeno que vamos a investigar. En las tesis liahonistas, debe
estar planteada de manera afirmativa, pues es la respuesta a la pregunta de
investigación previamente planteada y debe indicar la relación causal entre la
variable dependiente e independiente. Además tiene una función descriptiva, puesto
que tiene la función de dar a conocer de manera concreta lo que se realizará en una
investigación, y explicativa, puesto que indica los lineamientos y el posicionamiento
que toma un investigador en relación al tema de investigación. Se constituye así, en la
guía de la investigación.

5. Variables

Ya sea en la pregunta principal de investigación, en la hipótesis o en el objetivo
general, podemos observar que está integrado el concepto de variable. Una variable,
es una propiedad que puede fluctuar y cuya variación es susceptible de medirse u
observarse. Ejemplos de variables son: el género, la motivación intrínseca hacia el
trabajo, el atractivo físico, el aprendizaje de conceptos, el conocimiento histórico sobre
Alejandro Magno, la religión, la resistencia de un material, etc. El concepto de variable
se aplica a personas u otros seres vivos, objetos, hechos y fenómenos, los cuales
adquieren diversos valores respecto de la variable referida. Por ejemplo, la inteligencia,
ya que es posible clasificar a las personas de acuerdo con su inteligencia; no todas las
personas la poseen en el mismo nivel, es decir, varían en ello. Las variables adquieren
valor para la investigación científica cuando llegan a relacionarse con otras variables,
es decir, si forman parte de una hipótesis o teoría.

Dentro de las variables, existen distintos tipos. Los fundamentales para una tesis son:

a. Variable Independiente (VI): Son aquellas variables que son manipuladas por el
investigador, para estudiar cómo incide en la variable dependiente.
b. Variable Dependiente (VD): Se observa el grado de incidencia de la variable
independiente, sobre sus características.
c. Variable de Control: Son aquellas cuyos valores se controlan en un experimento
para asegurar que los cambios no son los que explican o provocan las
variaciones en los valores de la variable dependiente.

6. Objetivos

Un elemento fundamental en el proceso de investigación, es establecer qué es lo que
pretende la investigación, pues los objetivos se transforman en las guías de la
investigación. Éstos, deben estar escritos de manera clara y precisa y hay que tenerlos
presentes durante todo el estudio. Evidentemente, los objetivos que se indican, deben
ser congruentes entre sí, y además, congruentes con las preguntas de investigación y la
hipótesis planteada, puesto que así se establecen los límites de la investigación.

Existen dos tipos de objetivos:

a. Objetivos Generales: Son las grandes pautas a seguir dentro de la investigación.
Indican qué se quiere investigar, conocer o demostrar en el trabajo a seguir.
Aseguran la consistencia con la pregunta de investigación.
b. Objetivos Específicos: son aquellos objetivos que indican de qué manera vamos
a cumplir el objetivo general.

Un elemento fundamental en los objetivos, es su redacción. De hecho, la elección del
verbo que inicia cada uno de los objetivos es tremendamente relevante. Es
4
recomendable evitar la utilización indistinta –como si fueran sinónimos– de verbos tales
como “comprender”, “explicitar”, “analizar”, “explicar”, etc., puesto que cada uno de
estos verbos tienen distintos significados y dependen mucho de la metodología y el
marco teórico utilizado en la tesis. Otro elemento a considerar, es evitar la amplitud y
variedad de los objetivos puesto que esto dificulta mantener centrada la investigación,
por lo que hay que hacer explícito, en el objetivo general, el lugar y tiempo (si
corresponde) de la investigación. No hay que confundir los objetivos específicos con
los pasos necesarios (o actividades) para llevar adelante la investigación.

Algunos verbos que se pueden utilizar en la redacción de objetivos son:

Determinar Evaluar Analizar
Describir Desarrollar Descubrir
Clasificar Enumerar Establecer
Obtener Proponer Comparar
Desarrollar Generar Guiar
Diferenciar Explicar Recolectar
Comparar Aplicar Actualizar

7. Antecedentes Históricos

Los antecedentes históricos son un análisis del tema de la investigación bajo una
perspectiva histórica. Indican distintas investigaciones previas que tienen relación con
el tema de la investigación; dando cuenta del origen de la problemática, el desarrollo
de ésta en un periodo amplio, estableciendo las continuidades y cambios que se han
producido. Además, contextualiza la investigación, en relación a los acontecimientos
importantes que han influido notoriamente en la continuidad o cambio dentro del
tema y problema de investigación. Esto último, es fundamental, puesto que los
antecedentes se diferencian del marco teórico porque son un relato de distintos
acontecimientos que han influido de alguna manera en el desarrollo de la temática a
estudiar. A su vez, indican algunas características sociales del contexto en el cual se
desarrolla el problema, lo que le da un grado de sustentabilidad y contextualización de
la problemática en concreto.

8. Marco teórico

El marco teórico es, probablemente, una de las partes más complejas de la tesis,
puesto que genera muchas confusiones con los antecedentes históricos. En ambas
partes de la tesis se hace mención a múltiples autores que han trabajado temas
similares. Sin embargo, los enfoques son diferentes. Mientras en los antecedentes
históricos se relatan hechos concretos, en el Marco Teórico se plantean modos de
interpretar la información de manera determinada. Lo anterior es denominado como
teoría.

La teoría es una generalización separada de elementos particulares (como es el caso
de los antecedentes históricos). La teoría estructura la realidad, puesto que le da un
sentido y una explicación coherente a un elemento específico, integrándolo a otros
aspectos generales. En este caso, tenemos como ejemplo la teoría de la evolución,
que busca explicar de manera general el cómo las especies han logrado llegar a la
forma que tienen actualmente, al igual que el marxismo, que también es una teoría
que explica de manera global el funcionamiento de la sociedad.

Dentro del infinito universo de la teoría, existen muchas visiones que pueden ser
observables en éste. Existen teorías individualistas v/s colectivistas, teorías que se basan
en visiones religiosas o políticas, teorías que generan modelos de la realidad,
simplificándola, teorías que tienen un enfoque metodológico, etc. Todas las teorías
surgen desde un punto de vista en particular que tiene un investigador que, basándose
en una metodología en particular, logra replicar una, dos o infinitas veces un resultado
de alguna investigación, para luego extrapolarla a todo un conjunto de realidades.

5
Un elemento importante, es que el marco teórico no es un glosario de conceptos. Es
una demostración de distintas visiones que explican un tema en concreto para así
poder escoger la que mejor se adapte a lo que se busca en la investigación. Esta
decisión teórica que se toma, permitirá después interpretar todos los resultados de la
investigación; si observamos un fenómeno en concreto en una experimentación o en
un trabajo de campo, nosotros podemos darle un sentido gracias a la perspectiva
teórica que planteemos para realizar la investigación.

Para realizar un buen marco teórico, es importante realizar varios pasos. En primer lugar,
es imprescindible realizar una investigación bibliográfica que permita conocer la
literatura tanto teórica como empírica en relación al tema. Desde allí, se puede realizar
un mapeo de las distintas teorías pertinentes al problema. Teniendo esto realizado, se
puede evaluar la pertinencia de cada una de las teorías, según el nivel o el tipo de
análisis que se desee realizar en la investigación.

Después de lo anterior, es importante realizar las siguientes acciones. En primer lugar,
identificar las teorías que son pertinentes al problema. Después, es necesario
determinar la estrategia teórica: si por ejemplo utilizaremos sólo una teoría, varias
teorías o bien fragmentos de teorías. Después, seleccionar la o las teorías con las que
se va a trabajar. También, hay que establecer con claridad el criterio por el cual se
decide trabajar con ciertas teorías y descartar las otras. Por último, se identifican y
desarrollan los distintos aspectos a incluir de la o las teorías seleccionadas.

Al realizarse el anterior trabajo teórico, uno puede optar por utilizar una teoría, o varias
teorías. Cuando se decanta por esta última opción, se generan a su vez, varias visiones.
Se puede así, trabajar con varias perspectivas en paralelo de modo de determinar cuál
es mejor en función de los resultados empíricos. La integración teórica se produce al
final. Esto sirve, por ejemplo, si queremos analizar cuál teoría da una mejor explicación
frente a un fenómeno determinado, en donde es posible que en algunos elementos
puntuales la otra visión utilizada permita complementar la anterior. Otra opción teórica,
es la integración desde un comienzo de la teoría, para así utilizar cada parte en un
elemento en particular del problema. Y, por último, cuando las visiones teóricas
existentes no satisfacen a quien investiga, está la opción de integrar solamente ciertos
fragmentos de las teorías con el objeto de desarrollar una perspectiva propia.

9. Marco Metodológico:

El marco metodológico, nos indica cómo vamos a desarrollar nuestra investigación en
el plano práctico para así lograr cumplir con los objetivos planteados. En el marco
metodológico, indicamos qué tipo de diseño de investigación vamos a utilizar, el tipo
de análisis, las distintas técnicas que utilizaremos para recopilar información y los
instrumentos que se utilizarán para su correcto análisis.

a. Diseño de investigación

El diseño de investigación es la estrategia a utilizar para la obtención de información en
la investigación. Se encuentra en estrecha relación con el problema de investigación,
los recursos y el tiempo disponibles para la realización de ésta. Dentro del diseño de
investigación se debe definir si es del tipo experimental, no experimental o cuasi
experimental.

Diseño experimental: Es aquel tipo de diseño de investigación en el cual se desarrollan
experimentos en donde se aísla la totalidad de las variables para así poder dar cuenta
de la relación causal entre la variable directa con la indirecta.
Diseño no-experimental: Es aquel diseño en el cual no se puede experimentar
directamente con las distintas variables, por lo que la recopilación de la información se
realiza mediante otro tipo de técnicas para así poder observar la relación entre
variables. La gran mayoría de las investigaciones cualitativas se realiza desde esta
perspectiva.
Diseño cuasi experimental: Este tipo de diseño es muy similar al del diseño
experimental, puesto que se toman distintos grupos para poder aplicar un experimento
6
en concreto para así poder establecer la relación entre las distintas variables. Sin
embargo, su diferencia radica en que existe una imposibilidad de controlar la totalidad
de las variables, puesto que las muestras ya están conformadas previamente (por
ejemplo, en un grupo humano).

b. Tipo de Análisis

El tipo de análisis se refiere a si la investigación va a ser realizada desde un paradigma
cualitativo o cuantitativo. La realización de una investigación bajo estas perspectivas,
tienen elementos diversos, que condicionan el modo de entender un tema o problema
de investigación, y su elección depende de los objetivos, hipótesis y planteamiento del
problema realizado.

Características de una investigación cuantitativa:

Una investigación cuantitativa parte desde una orientación que se basa en la
descripción, predicción y explicación de lo buscado. El planteamiento del problema es
muy específico y acotado, y está dirigido hacia datos medibles u observables. La
revisión de la literatura en torno al tema a investigar tiene un rol fundamental, puesto
que permite justificar el planteamiento y la necesidad del estudio a desarrollar. En el
plano de la recolección de datos, se utilizan instrumentos predeterminados y se
recopilan principalmente datos numéricos. Para buscar una consistencia interna en la
investigación, se debe tomar un numero considerable de casos. En torno al análisis de
los datos recolectados, se debe realizar un análisis estadístico que describa las
tendencias encontradas, que se comparen los distintos grupos o bien se haga
directamente la relación entre las variables. Además, debe haber una comparación
de los resultados con las predicciones realizadas y también con estudios previos
realizados en torno al tema. El análisis generalmente es estándar y fijo, y se desarrolla
desde una perspectiva objetiva y sin tendencias.

Características de una investigación cualitativa:

Una investigación cualitativa está orientada hacia la exploración, la descripción y el
entendimiento de un fenómeno determinado. Es mucho más general y amplio, por lo
que es necesario tener un claro conocimiento de la temática a investigar desde
distintas perspectivas. Está dirigido a las experiencias de los participantes de la
investigación, entendiendo a éstos como los sujetos de estudio. La revisión bibliográfica
en una investigación cualitativa, tiene un rol fundamental, puesto que al igual que en
la cuantitativa, genera la justificación para el planteamiento y la necesidad del
estudio. La recolección de datos se desarrolla de manera distinta que en una
investigación cuantitativa, puesto que éstos emergen poco a poco, y se pueden
observar tanto en texto o imagen, y se utiliza una cantidad relativamente pequeña de
casos de estudio. En torno al análisis de los datos recolectados, éste se hace en base a
los textos y material audiovisual, describiendo, analizando y desarrollando los distintos
temas que emergen de éstos. Se busca un significado profundo de los resultados,
dando explicación al origen de los fenómenos estudiados. Así, el análisis es emergente
y flexible, en donde lo fundamental es la capacidad reflexiva del investigador y su
capacidad de aceptar distintas tendencias.

c. Universo y Muestra

Al plantearse una investigación, siempre se buscan algunos objetos o sujetos de estudio
que tengan ciertas características para así poder buscar el grado de causalidad de un
fenómeno en éstos. La totalidad de casos en los cuales podemos observar dicho
fenómeno, es aquel que denominamos como “universo” o “población”. Una
población, en definitiva, es el conjunto de todos los casos que concuerdan con una
serie de especificaciones. Una deficiencia que se presenta en algunos trabajos de
investigación, es que no describen lo suficiente las características de la población o
consideran que la muestra la representa de manera automática. Es común que en
algunos estudios que sólo se basan en muestras de estudiantes, hagan
generalizaciones temerarias sobre jóvenes que tal vez posean otras características
7
sociales. Es preferible entonces, establecer con claridad las características de la
población, con la finalidad de delimitar cuáles serán los parámetros muestrales.

Al contrario de la población o universo, que comprende a la totalidad de los casos con
ciertas características que el investigador indica, la muestra, es un subgrupo de la
población. Es un subconjunto de elementos que pertenecen a ese conjunto definido
en sus características. Pocas veces es posible medir a toda la población, por lo que
obtenemos o seleccionamos una muestra y, desde luego, se pretende que este
subconjunto sea un reflejo fiel del conjunto de la población. Todas las muestras deben
ser representativas, a menos que se indique (desde una perspectiva cualitativa) que
dicha muestra es sólo un estudio de casos, por lo que vale en sí misma por sus
particularidades y no genera un grado de representatividad al total de la población.
Los términos al azar y aleatorio denotan un tipo de procedimiento mecánico
relacionado con la probabilidad y con la selección de elementos, pero no logran
esclarecer tampoco el tipo de muestra y el procedimiento de muestreo.

Tipos de muestra:

Básicamente categorizamos las muestras en dos grandes ramas: las muestras no
probabilísticas y las muestras probabilísticas. Las muestras probabilísticas se
caracterizan porque todos los elementos de la población tienen la misma posibilidad
de ser escogidos y se obtienen definiendo las características de la población y el
tamaño de la muestra, por medio de una selección aleatoria o mecánica de las
unidades de análisis.

En las muestras no probabilísticas, la elección de los elementos no depende de la
probabilidad, sino de causas relacionadas con las características de la investigación o
de quien hace la muestra. Aquí el procedimiento no es mecánico, ni con base en
fórmulas de probabilidad, sino que depende del proceso de toma de decisiones de
una persona o de un grupo de personas y, desde luego, las muestras seleccionadas
obedecen a otros criterios de investigación. Elegir entre una muestra probabilística y no
probabilística depende de los objetivos del estudio, del esquema de investigación y de
la contribución que se piensa hacer con ella.

10. Investigación

Después de indicar todos los pasos anteriores, hay que llevar a cabo la investigación
propiamente tal. Se deben recolectar los datos que se indican en la metodología, para
lograr cumplir los objetivos planteados en la investigación. En efecto, en este proceso –
después de la recolección de toda la información y su análisis–, el desarrollo escrito de
la tesis debe articularse en torno a los objetivos específicos anteriormente planteados,
los cuales se transforman en los distintos capítulos del trabajo. Así, cada uno de estos
objetivos, tiene distintas tareas y actividades para ser cumplidas, que son indicadas en
el marco metodológico, haciendo uso de las distintas herramientas indicadas en el
marco teórico para su análisis. Luego del desarrollo de los distintos capítulos, se hacen
las conclusiones, en donde se analiza todo el trabajo realizado; se observa si las
preguntas de investigación estaban bien formuladas; se indica si la hipótesis se cumplió
o no, indicando las razones de esto; se analizan los objetivos, tanto generales como
específico(s) y se indica si se cumplieron o no, y por último se indican todos los
elementos relevantes de la investigación que pueden llevar a dar conclusiones
generales sobre la temática, o bien indicar algunas preguntas abiertas para futuras
investigaciones. Todo esto, se desarrolla en esta parte y es lo fundamental en la
investigación, puesto que indica los distintos aportes que el trabajo está haciendo al
campo del conocimiento.