BUEN SAMARITANO

3. El Señor Jesús quería aclarar con esta parábola la dificultad que le había
planteado un letrado: “¿Quién es mi prójimo?” (Lc 1! "#$. %espu&s de
escuchar el relato de Jesús! su interlocutor 'a no encuentra nin(ún obstáculo
para indicar qui&n era el que se había co)portado co)o *erdadero pr+,i)o.
E*idente)ente es el sa)aritano! aquel que ha tenido co)pasi+n de otro
ho)bre en la des(racia! aunque fuera un e-traño ' desconocido. Jesús le dice
entonces: .Anda, haz tú lo mismo/. 0on otras palabras el 1p+stol Santia(o
pone de relie*e la necesidad de la actitud del buen sa)aritano cuando escribe
en su epístola: “¿De qué le sirve a uno decir que tiene e, si no tiene
o!ras?""", la e, si no tiene o!ras, est# muerta por dentro""", es inútil” (St "!
12. 13. "$. 4La fe dio fruto en &l )ediante una buena obra. %ios4 nos pide
obras se)e,antes. Estas son las obras de a)or al pr+,i)o.
2. La 5alabra de %ios nos plantea a nosotros! los cre'entes4 una pre(unta
funda)ental: 6Es fructuosa de *eras nuestra fe7! 6fructifica real)ente en
obras buenas7! 6está *i*a o! tal *e8 está )uerta7 Esta pre(unta debería)os
hac&rnosla todos los días de nuestra *ida9 ho' ' cada día! porque sabe)os que
%ios nos ,u8(ará por las obras cu)plidas en espíritu de fe. Sabe)os que
1
BUEN SAMARITANO
0risto dirá a cada uno en el día del ,uicio: 0ada *e8 que hicisteis estas cosas a
otro! al pr+,i)o! a )i )e lo hicisteis9 cada *e8 que de,asteis de hacer estas
cosas con el pr+,i)o! con)i(o las de,asteis de hacer (cf. :t ";! 2<2;$.
E-acta)ente i(ual que en la parábola del buen sa)aritano.
Esto )is)o lee)os en la Epístola de Santia(o: Si $un hermano o una
hermana andan sin ropa % altos del alimento diario, %""" uno de vosotros les
dice& “Dios os ampare, a!ri'aos % llenaos el estóma'o”, % no les dais lo
necesario para el cuerpo( ¿de qué les sirve?"""( la e sin las o!ras es inútil)
(St "! 1;<1=. "$.
>ol*a)os a pre(untarnos: 6%a fruto nuestra fe7! 6está *i*a7! 6es una .e
que o!ra por la caridad/7 (?a ;! =$.
;. La respuesta no pode)os darla s+lo con palabras9 ha' que darla con la
propia *ida. .*nsé+ame tu e sin o!ras ,aca!amos de escuchar, % %o, por las
o!ras, te pro!aré mi e/ (St "! 1@$. 5robar&is *uestra fe con esas obras que
sir*en para ali*iar el sufri)iento físico Ala enfer)edad! el ha)bre! la
desnude8! la falta de techoA ' el sufri)iento )oral Aha)bre de educaci+n! de
co)prensi+n! de consueloA.
2
BUEN SAMARITANO
Este con,unto de circunstancias! presentes sie)pre en la *ida! son ocasi+n
no s+lo para dar a los de)ás lo que uno tiene! sino ta)bi&n para entre(arles lo
que uno es! con un co)pro)iso total. 0risto Ael Buen Sa)aritano por
e-celencia! que car(+ sobre Sí nuestros doloresA (cf. Cs ;3! 2$ se(uirá
actuando así a tra*&s de unos pocos! sino a tra*&s de todos! porque todos
esta)os lla)ados a una *ocaci+n de ser*icio. 1 todos nos ha dicho el Señor:
.Amar#s""" a tu prójimo como a ti mismo/ (Lc 1! "3$.
=. Esta *ocaci+n de ser*icio! que abarca todas las di)ensiones de la
e-istencia hu)ana! encuentra su cauce apropiado ' fecundo en la reali8aci+n
de cualquier traba,o honrado. El traba,o no es un )edio para conse(uir el
triunfo personal: es Atiene que serA una posibilidad de a'udar a los de)ás. El
*erdadero bien que hab&is de buscar sie)pre en el traba,o es el bien para los
de)ás! el ser*icio al pr+,i)o4
5or des(racia! el dolor! la enfer)edad! es al(o que afecta a )uchas personas
4 %ios quiere contar con nuestra colaboraci+n para resol*er esos proble)as.
4 )&dicos! enfer)eras ' enfer)eros! asistentes sociales! reli(iosos '
reli(iosas! ' *oluntarios laicos. >osotros reali8áis un traba,o que el Señor
3
BUEN SAMARITANO
elo(ia en el buen sa)aritano: .Al verle""", acerc#ndose, vendó sus heridas,
echando en ellas aceite % vino( % mont#ndole so!re su propia ca!al'adura, le
llevó a una posada % cuidó de él/ (Lc 1! 33<32$. Se(uid *iendo en los
enfer)os al )is)o 0risto (cf. :t ";! 2<2;$. Do de,&is que la rutina cosifique
*uestro traba,o ' os ha(a insensibles al sufri)iento. 0o)pensad la falta de
)edios con *uestro a)or! *uestra disponibilidad ' *uestro in(enio. :e,orad
*uestra entre(a a los de)ás con un constante perfecciona)iento t&cnico '
científico. E! sobre todo! a'udad sie)pre a los enfer)os a co)prender el
si(nificado del dolor dentro del plan sal*ífico de %ios.
Do ol*id&is nunca que el aut&ntico a)or al pr+,i)o es inseparable del a)or
a %ios con todo el cora8+n ' con todas las fuer8as (cf. Lc 1! "3$. La oraci+n
' la frecuencia de los sacra)entos Aespecial)ente la 5enitencia ' la
EucaristíaA os darán la fortale8a necesaria para lle*ar adelante *uestro
co)pro)iso con los que sufren. E! con esa fuer8a! a'udar&is a los enfer)os a
per)anecer unidos a %ios acercándoles a los sacra)entos! a tra*&s de los
cuales nos lle(a constante)ente la (racia de 0risto. Juan Pablo II, -omil.a
en /ocha!am!a! 11<;<@@$.
4