Carlos Rengel

C.I: 18.765.104
Introducción
Con el desarrollo de esta investigación facilitamos la compresión e
importancia de la labor de enfermería en la recuperación del paciente con
embarazo molar, ya que el un embarazo molar es una experiencia
aterradora. La mujer no sólo pierde el embarazo sino que además ay un
leve riesgo de que se desarrolle un cáncer. !ara proteger a la mujer debe
extirparse todo el tejido molar del "tero. #casionalmente, cuando la mola
es extensa y la mujer a decidido no tener embarazos en el futuro, se
puede realizar una isterectomía.

$i una mujer tiene un embarazo molar, sus perspectivas de tener
un futuro embarazo son buenas. %l riesgo de que se desarrolle una mole
en un embarazo posterior es sólo de & a ' por ciento. Los embarazos
ectópicos y molares son urgencias m(dicas. )ientras se somete al
diagnóstico y el tratamiento, es posible que la mujer embarazada solo
est( preocupada por su salud. *espu(s, la mujer y su pareja pueden
sentirse aliviados de aber superado el trauma. +inalmente, pueden
experimentar el dolor por la p(rdida del embarazo.
Como cualquier pareja que aya perdido un embarazo, necesitará
tiempo para vivir el duelo y recuperarse emocionalmente. ,se es un
período difícil y puede ser "til para la pareja ablar con un consejero que
tenga experiencia en la asistencia despu(s de p(rdidas de embarazo.
Objetivo general
%ntender el protocolo quir"rgico de un embarazo molar y su
fisiopatología para lograr con (xito el buen tratamiento de esta.
atolog!a
%l embarazo, que a sufrido transformación molar, se presenta, al
ser expulsado, como un conglomerado vesiculoso, informe, blando,
cubierto de sangre liquida y coagulada, con un volumen variable, que
puede llegar asta el de una gestación de -./ meses. Llama la atención la
ausencia del embrión. Las vesículas, de contenidos serosos, varían en
tama0o desde & mm a más de &cm. %l proceso puede afectar a la
totalidad de uevo o a una parte 1mola parcial2 excepcionalmente coexistir
con un embrión 1mola embrionaria2.
3specto microscópico. %l cuadro istopatológico varía muco
seg"n sea el segmento de la masa molar que se estudia y de la forma en
que a obtenido el material 1pieza de isterectomía, mola expulsada
íntegra, fragmentos expulsados espontáneamente2. %s obligatorio el
estudio de -.&4 fragmentos de distinta zona de la mola.
Las alteraciones se refieren a los tres elementos constitutivos de la
vellosidad5 los vasos, el estroma y la cubierta trofoblástica. Los vasos
faltan en su totalidad en la mayoría de los casos. %n la estroma se aprecia
una marcada degeneración de sus elementos conjuntivos y un marcado
edema intersticial. %n cuanto la cubierta trofoblástica, el grado de
iperplasia y anaplasia es muy variable, y a sido relacionado por 6ertig y
$eldon con el grado de malignidad. La clasificación citada a sido
criticada por algunos autores ante la imposibilidad de diferenciar entre lo
posible y lo probable7 por ello, se a simplificado reduci(ndola a solo tres
tipos. Las alteraciones trofoblásticas se refiere fundamentalmente a las
c(lulas de Langans, que se pluriestratifican y forman verdaderas yemas
o mamelones de crecimiento, pero tambi(n se observa abitualmente
poliferacion de las c(lulas del sincitio formando masas de citoplasma con
n"cleos apretados e intensamente te0idos.
%n la mola no invasora o intracavitaria, el crecimiento molar no
penetra en el miometrio. %n la mola perforante o invasora el grado de
invasión del miometrio puede llegar a la serosa uterina o incluso perforarla
e irrumpir en la cavidad abdominal esta diferenciación no es, pues,
istológica, y solo puede acerse en la laparotomía o al efectuar el
estudio de la pieza. La invasión se realiza fundamentalmente atrav(s de
las venas intramiometriales7 por esta vía puede metastatizar en diversos
órganos 1pulmón, vagina de forma retrograda2, metástasis que incluso
pueden malignizarse y dar origen a un coriocarcinoma primitivo ectópico.
%l utero esta aumentado de tama0o de forma muy variable en
relacion con el crecimiento molar y el tiempo de amenorrea, y presenta
todas las características del utero gestante.
%n mas de la mitad de los casos es posible observar la existencia
de quistes tecaluteínicos de predominancia bilateral, que se interpretan
como la consecuencia de la superestimulación gonadotropa.
8eneralmente consta de varias cavidades, y su tama0o es muy
variable.

%n los casos más notables registrados, los quistes de ovario
pueden alcanzar tama0os colosales, determinando grandes síntomas de
compresión7 en otras ocasiones, los ovarios apenas están aumentados,
pese a que al examen microscópico muestran una indudable luteinización.
Cuando los ovarios son grandes y poliquisticos, tienden a
conservar su forma ovoide de conjunto, aunque la superficie este más o
menos lobulada.
Considerados que los quistes aisladamente, son de tama0o
variable y paredes delgadas, en tanto que la estroma del ovario de
muestra edematosa.
Las paredes de los quistes son lisas, y de ordinario, te0idas de
color amarillo. %l líquido que contiene es claro y transparente, pero en
alg"n caso puede estar te0ido de rojo o ser francamente emorrágico. %n
los casos en que el ovario a respondido con menos intensidad al
estimulo ormonal del trofoblasto, el aspecto de los ovaros apenas difiere
de lo normal. Las anomalías dependen del momento evolutivo en la que
se aya la enfermedad.
%l cuerpo l"teo del embarazo puede acerse visible sobre la
superficie de uno de los ovarios, pero a menudo solo aparece cuando se
seccionan.
Las lesiones ováricas sufren notable retroceso y desaparecen
despu(s de aberse eliminado la mola. 9an solo cuando estos tumores
dan lugar, debido a su tama0o, a síntomas graves de compresión, torsión
o incarceración, estarían indicada su extirpación.
%l aspecto microscopico es muy variado, incluso dentro del mismo
ovario. Las c(lulas luteínicas observadas en las paredes de los quistes,
son de origen tecal. Las celulas de la teca sufren una intensa
luteinización, que varian de unos quistes a otros y, en algunos de ellos, se
ve una granulosa inalterada y atrófica, y otras veces falta la pared del
quiste, como ocurre en los folículos atr(sicos.
"#ide$iolog!a
La incidencia de embarazo ectópico es '4:&444 embarazos y en la
región cornual se presentan en el '.;<. La mola idatiforme ocurre en
-:&444 embarazos en =enezuela. La presentación simultánea es muy
rara. $e an descrito solamente ;4 casos en la literatura m(dica, con una
incidencia estimada de 4,4;< de localización cornual.
*e todos los embarazos ectópicos, y representa una mortalidad
materna de asta el ','< debido a que se puede presentar la ruptura de
la zona de implantación en edades gestacionales avanzadas,
ocasionando una descompensación emodinámica severa.

%isio#atolog!a
>n embarazo molar se produce cuando la placenta crece de forma
anormal durante los primeros meses y se convierte en una masa de
quistes 1llamada mole idatidiforme2 que se parece a un racimo de uvas
blancas. %l embrión no se llega a formar o se forma mal y no puede
sobrevivir. %s muy raro, aproximadamente uno de cada &.-44 embarazos
es molar.
Las mujeres de más de ;4 a0os o que an sufrido dos o más
abortos previos son más propensas a sufrir un embarazo molar.
%ste tipo de embarazo supone un gran riesgo para la madre, sobre
todo si la masa prende profundamente en la pared uterina, lo que puede
provocar una fuerte emorragia. 3 veces, incluso puede convertirse en
una masa cancerígena.
&rata$iento
>n embarazo molar no es viable. 9odos los tejidos de la mola deben ser
removidos, de lo contrario podrían convertirse en una masa cancerígena.
%l procedimiento más com"n para extraerlo es un legrado, que suele
acerse por succión o aspirado. 9ambi(n puedes tener una isterectomía
si no quieres volver a tener un embarazo.
9u m(dico te dará seguimiento asta que tus niveles de la ormona C8
vuelvan a la normalidad. %ntre seis a doce meses despu(s debes ser
revisada otra vez para verificar que no ayan tejidos restantes que se
ayan convertido en molas invasivas o cancerosas.
*ebes esperar un a0o antes de intentar quedar embarazada nuevamente.
*espu(s de un embarazo molar, solo tienes un &< de posibilidades de
tener un segundo, pero si as tenido dos embarazos molares, el riesgo de
tener un tercero es de ?'<.
Cabe destacar que despu(s del tratamiento, se vigilan los niveles s(ricos
de la gonadotropina coriónica umana 18C62. %s importante evitar el
embarazo y utilizar un anticonceptivo confiable durante / a &' meses
despu(s del tratamiento para un embarazo molar. %sto permite la
realización de pruebas precisas para estar seguros de que el tejido
anormal no vaya a retornar. Las mujeres que quedan en embarazo
demasiado pronto despu(s de un embarazo molar tienen un mayor riesgo
de tener otro.
%s importante saber que los resultados de los exámenes de diagnóstico
ayudarán a determinar un plan de tratamiento. Las opciones de
tratamiento casi siempre incluyen cirugía para extirpar el tumor. Los tipos
más agresivos de embarazos molares podrían requerir quimioterapia y:o
radioterapia. 3lrededor del @-< de las molas idatidiformes pueden
tratarse sin quimioterapia. %l tratamiento puede incluir5
• *ilatación y legrado por succión5 1* y L25 este es un procedimiento
quir"rgico usado para extirpar las molas idatidiformes no
cancerosas. $e dilata la abertura del cuello uterino y se raspa
1legra2 el recubrimiento interno del "tero para limpiarlo mediante la
succión y con otro instrumento parecido a una cucara.
• %xtirpación del "tero 1isterectomía25 esto se usa en raras
ocasiones para tratar las molas idatidiformes y podría realizarse
esta intervención si la mujer no quiere volver a embarazarse.
• Auimioterapia con un solo medicamento quimioterap(utico5 este
tratamiento con medicación tóxica para el tejido molar se usa para
tratar el tumor del embarazo molar que tiene características que
sugieren un buen pronóstico.
• Auimioterapia con varios medicamentos quimioterep(uticos5 el
tratamiento con varios medicamentos, todos ellos tóxicos para el
tejido molar, es generalmente necesario para tratar los tumores
invasivos con pronósticos más pobres.
• Badioterapia5 se usan aces de luz radiográficos más potentes
para destruir las c(lulas cancerosas en el caso muy raro de tumor
diseminado 1metastatizado2 en el cerebro.
'ani(estaciones cl!nicas
• )into$atolog!a. *esde el punto de vista clínico, el embarazo
molar se inicia como si fuera normal7 nada permite entonces sospecar la
degeneración de las vellosidades coriales, y es a partir del segundo mes o
más tarde, cuando aparecen los síntomas y signos del proceso.
%n la anamnesis, la paciente refiere una amenorrea, en general de
pocas semanas, acompa0ada con frecuencia de manifestaciones
acentuadas de sialorrea y vómitos. *espu(s del período de amenorrea ya
se0alado, acen su aparición las metrorragias, que suelen ser escasas en
su comienzo, no continuas y persisten a pesar del reposo y del trata.
miento, y que se repiten cada dos o tres días, acentuándose
progresivamente. %n el intervalo de las metrorragias, existen casi siempre
unas p(rdidas sanguinolentas. %s rara la manifestación referida por la
paciente de expulsión de vesículas. La enferma "nicamente experimenta
leves molestias ipo gástricas7 sólo cuando comienza a expulsar la mola
aparecen dolores de características semejantes a los del aborto o el
parto.
• "*a$en cl!nico general. %xiste con frecuencia una anemia
acentuada, con disminución de los glóbulos rojos y de la emoglobina.
*ica anemia guarda relación con la frecuencia y la intensidad de la
emorragia, pero puede ser tambi(n emolítica y tóxica, presentando en
ocasiones subictericia. Con relativa frecuencia aparecen signos de
toxemia, que se inician más precozmente que en los embarazos
normales. 3sí, es fácil observar edemas, ipertensión, albuminuria, y tam.
bi(n defectos de la coagulación.
• "*#loración genital. %l volumen del "tero es exagerado con
relación a la (poca de la gestación a que corresponde, y resulta es.
pecialmente "til comprobar la rapidez con que se verifica el crecimiento
del órgano. 3 pesar del gran volumen del "tero, no se palpan partes
fetales, y la detección de los latidos cardiacos fetales con los ultrasonidos
resulta negativa, a menos que se trate de una mola embrionaria.
>na vez realizado el diagnóstico de sospeca por los datos
anteriormente expuestos, emos de recurrir a las exploraciones com.
plementarias, que a continuación exponemos.
• +atos de laboratorio. *ado la iperplasia del trofoblasto, lugar de
secreción de las gonadotropinas, la tasa de (stas se encuentra muy
elevada, tanto en sangre como en orina. La gonadotropinuria alcanza
valores de asta -44.444.&.444.444 >C:&. %s erróneo establecer barreras
tajantes entre embarazo normal mola.corioepitelioma en virtud de una
sola eliminación de gonadotropinas, ya que la gestación normal puede
cursar con tasas muy altas de (stas y, en otras ocasiones 1gemelar2, es
eco muy frecuente. Lo que verdaderamente tiene valor es la progresiva
elevación gonadotropa en sucesivas investigaciones mientras persiste la
sintomatología clínica.
La valoración inmunológica, mediante radioinmunoanálisis, utilizando
anticuerpos anti.b.6C8, tiene una gran sensibilidad 1detecta como
mínimo - mi í:ml2, y además no tiene reacción cruzada con la ormona
luteinizante, como sucede si se emplea la 6C8 total.
• +atos de t,cnicas co$#le$entarias.
• R-+IO.O/0-. Las t(cnicas radiográficas an tenido una vida tan
efectiva como fugaz. La isterografía, la arteriografía pelviana y la
amniografía an quedado superadas con el advenimiento de la
ecografía. #tro tanto cabe decir de la escintigrafía con isótopos.
• "CO/R-%0-. %$, sin duda, el m(todo complementario de más valor,
ya que permite. por un lado, de cartar un embarazo normal y, en
segundo t(rmino, la demostración de la típica imagen ecográfica de
la mola.
La falta de vitalidad fetal se establece por la ausencia de
movimientos cardiacos 1que adquiere especial relieve a partir de la
semana &'2 y por la ausencia de estructuras ovalares 1&'.&? semanas
para la cabeza fetal7 &-.&/, para la placenta2.
La imagen ecográfica típica de mola corresponde a lo que se a
dado en llamar Den torbellino de nieveE o Den copos de nieveE. $eg"n
*onald 1&F/?2, este signo, unido a los ya citados, daría a la t(cnica
ecográfica un F/ < de seguridad diagnóstica.
1ecesidades
$e realiza la jerarquización de necesidades y se ordena seg"n los
patrones alterados quedando de la siguiente forma5
*olor abdominal
*ificultad para conciliar el sue0o
Gauseas
3nsiedad
*olor en el bajo vientre Cognoscitivo de la percepción 3lteración
del bienestar físico relacionado con dolor en el bajo vientre manifestado
por facia de dolor.
9rastornos para conciliar el sue0o durante la noce $omnolencia
durante el día y cansancio *escanso y $ue0o 3lteración del patrón del
sue0o relacionado con dificultad para conciliar el sue0o en las noces
manifestado somnolencia durante el día y cansancio
3nsiedad ante el resultado de la intervención Befiere Cntranquilidad
debido al miedo que tiene sobre su futuro !ercepción de si mismo,
3utoconcepto 3lteración del bienestar emocional 13nsiedad2 relacionada
con intranquilidad por miedo a la evolución del caso.
Cnapetencia *ebido a constantes nauseas +isiológico 3lteración del
patrón nutricional relacionado con constantes nauseas manifestado por
inapetencia
Gauseas Befiere sensación de nauseas, y eventuales arcadas
+isiológico Biesgo de presentar emesis relacionada con sensación de
nauseas y eventuales arcadas.
*epresión !aciente puede presentar tristeza debido a no poder
tener ijo !ercepción de si mismo Biesgo a depresión relacionada con
incapacidad para poder tener ijos 1isterectomía2
+iagnostico de en(er$er!a
− 3lteración del bienestar físico relacionado con dolor en el bajo vientre
manifestado por facia de dolor.
− 3lteración del patrón del sue0o relacionado con dificultad para conciliar
el sue0o en las noces manifestado somnolencia durante el día y
cansancio.
− 3lteración del bienestar emocional 13nsiedad2 relacionada con
intranquilidad por miedo a la evolución del caso.
− 3lteración del patrón nutricional relacionado con constantes nauseas
manifestado por inapetencia.
− Biesgo de presentar emesis relacionada con sensación de nauseas y
eventuales arcadas.
− Biesgo a depresión relacionada con incapacidad para poder tener ijos
1isterectomía2

-cciones de en(er$er!a
%l individuo experimenta una necesidad sentida y busca asistencia
profesional la enfermera en este momento debe valorar la situación del
paciente.
%l paciente se identifica con las personas que le puedan ayudar
1relación2, la enfermera ayuda al paciente a sobre llevar la enfermedad
para reorientar sus sentimientos y proporcionarle la satisfacción que el
necesita.
La paciente lograra disminuir el dolor en un lapso de & ora
despu(s de realizar las acciones de enfermería.
∗ %stablecer la comunicación terap(utica, enfermera H paciente.
∗ %xplicarle que debe evitar moverse y tocarse la parte abdominal.
∗ %xplicarle a la paciente el tratamiento que debe seguir.
∗ #rientar a la paciente sobre su problema.
∗ 3dministración de medicamentos 1buscapina o Ietaprofeno2 seg"n
orden m(dica.
∗ !ara lograr la confianza de la paciente y acer mas fluida la relación.
∗ !ara evitar compresiones sobre la mola presente.
∗ !ara lograr su tranquilidad y conocer su condición.
∗ La información suministrada a de ofrecer tranquilidad a la paciente
sobre las acciones a seguir.
∗ !ara disminuir el dolor.
La paciente logro disminuir el dolor en el lapso previsto de una ora
despu(s de realizar acciones de enfermería.
Conclusión
*espu(s del vaciado del "tero, aproximadamente el '4 por ciento
de las moles completas y menos del - por ciento de las moles parciales
persisten y el tejido anormal restante puede seguir creciendo, %sta
condición se denomina trastorno trofoblástico gestacional persistente
189*2. %l tratamiento con uno o más medicamentos para el cáncer cifra
esta enfermedad casi en un &44 por ciento. %n raras ocasiones, una
forma cancerígena del 89*, denominada coriocarcinoma, se desarrolla y
se extiende a otros órganos. %l uso de varios medicamentos para el
cáncertrata con (xito este tipo de tumor.
%n la mayoría de los casos de embarazo molar parcial, los '?
cromosomas de la madre están presentes, pero existen dos grupos de
cromosomas del padre 1por lo que el embrión tiene /F cromosomas en
lugar de los ;/ normales2. >na de las maneras en que esto sucede es
cuando un óvulo es fecundado por dos espermatozoides.
%l embarazo molar supone un riesgo para la mujer embarazada cuando la
penetra profundamente en la pared uterina, lo que puede provocar una
emorragia importante, #casionalmente, la puede convertirse en un
coriocarcínoma, una forma de cáncer poco frecuente que se relaciona con
el embarazo.
Considerando esto se recomienda despu(s de la extirpación de la mole la
paciente debe controlar los niveles de C8 1una ormona del embarazo2
durante aproximadamente un a0o para asegurarse de que no quede tejido
molar, aseg"rese de tomar el tiempo necesario para recuperarse
físicamente y para aceptar la p(rdida de su embarazo y si decide volver a
tener a quedar embarazada, debe controlar el embarazo de forma
constante.
3nexos