You are on page 1of 32

UNIVERSIDAD PARTICULAR DE CHICLAYO

2013
RETARDO MENTAL
RETARDO MENTAL Y REHABILITACIÓN

P I ME NT E L , 1 6 DE OCT UB R E

ESCUELA DE PSICOLOGÍA

2




Para Dios:
Por permitirnos llegar hasta
este punto, darnos salud y
sabiduría que es lo necesario
para seguir adelante día a día
y así poder lograr nuestros objetivos…
Para nuestra Familia:
Por apoyarnos en cada
momento, brindarnos consejos
Y cultivar valores que nos han
Permitido ser mejores personas…

Para nuestro Docente:
Por su tolerancia y transmitirnos
sus conocimientos y llevarnos paso a
paso en el proceso de aprendizaje…




3













En esta oportunidad queremos agradecer a Dios
todo poderoso que nos da la vida y la fortaleza
para seguir adelante y poder cumplir nuestras
metas.





4

DEDICATORIA ............................................................................. Error! Bookmark not defined.
AGRADECIMIENTO .................................................................... Error! Bookmark not defined.
INDICE ........................................................................................... Error! Bookmark not defined.
INTRODUCCION ......................................................................... Error! Bookmark not defined.

CAPITULO I
1- 1- Definición de Retardo Mental
2- Referencia Histórica Del Retardo Mental
3- Epidemiología Del Retardo Mental
4- Etiología Del Retardo Mental


CAPITULO II
I. Características de los diferentes tipos de R. M.
II. Tipos de tratamiento
III. Diagnóstico diferencial (DSM4 - CIE10)
IV. Prevención


5





El “Retraso Mental” ha tenido diversas denominaciones a lo largo de
la historia. Hasta el siglo XVIII predomino el término “idiotismo”,
referidos a una serie de trastornos deficitarios. Más tarde el
psiquiatra Kraepelin introduce el término “oligofrenia” (poca –
inteligencia). Desde entonces se han sucedido diferentes nombres:
anormalidad, deficiencia, insuficiencia, subnormalidad, etc...
Actualmente, se tiende a evitar aquellas denominaciones que puedan
interpretarse como peyorativas o discriminantes. Se utiliza el término
discapacidad intelectual y, en niños escolarizados, siguiendo las
directrices señaladas por la LOGSE, se engloban dentro del colectivo
de “alumnos con necesidades educativas especiales”. Sin embargo, el
término que sigue apareciendo en los diferentes sistemas
clasificatorios (DSM-IV, CIE-10) y referido específicamente al nivel de
competencia intelectual, es el de Retraso Mental. La esencia de este
trastorno es el déficit intelectual pero hay que tener en cuenta que la
inteligencia no es una cualidad concreta que afecta sólo a lo

6
puramente intelectual o cognitivo sino que influye en toda la
personalidad y toda ella estará afectada en el R.M.












7
RETARDO MENTAL
I. DEFINICIÓN
El retardo mental no expresa una enfermedad o entidad única, sino más bien
comprende un grupo variado de síndromes cuya principal características es el
déficit de la función intelectual.
Se distingue el retardo mental de otros trastornos psicquicos, en que la
disminución de la capacidad intelectual está presente desde el nacimiento o
durante los años en que se lleva a cabo el desarrollo individuo.
Se puede conceptualizar al retardo mental como un estado o condición de la
población; originando deficiencias significativas en el desarrollo, aprendizaje y
adaptación socio-emocional en diferentes grados de acuerdo a la severidad del
caso.
Stern, Burt Y Lewin sugieren en la adopción de un cociente intelectual por debajo
de 70 como perteneciente al retraso mental, siendo este criterio insuficiente, ya que
deja de lado otros matices del problema. Para remediar esta circunstancia, algunos
autores sin partidarios de adoptar un criterio social como el mejor medio para
delimitar al deficiente mental de la población normal.
La organización mundial de la salud, define al retardo mental como un
“funcionamiento sub-normal de la inteligencia que se origina durante el periodo
de desarrollo y aparece asociado a defectos del aprendizaje, de la adaptación
social, de la maduración o, a un conjunto o mezcla de todas estas características”
II. REFERENCIA HISTORICA DEL RETARDO MENTAL
El retardo mental ha existido desde el comienzo de la humanidad. Los primeros
escritos se remontan al código hamurabi y el papiro terapéutico de Texas.
Existen referencias sobre acciones filantrópicas orientadas hacia los deficientes en
Eufrasia y Egipcio. M{s tarde los griegos los denominan “idiotas” y “estultos”, y
los romanos los llaman “imbéciles”. El primer intento de descripción científica data
del siglo XVII cuando Paraceiso los describe en su Opera “Omnis”. Los
encontramos también en toda la literatura y pinturas a lo largo de la historia. En

8
Inglaterra, bajo el reinado de Eduardo I se hizo una distinción entre “locos de
nacimiento”(retrasados mentales) y “lun{ticos”(enfermos mentales).
Después del atraso científico de la edad media, donde predominaron las ideas
misticas, posesivas, demoniacas, donde se identifica al deficiente, ahora como hijo
del demonio, o como “cretino”, o hijo del buen dios y aun como bufon, llegamos a
los albores del siglo XIX que hace despertar intereses más estructurados.
A partir de comienzos del siglo XX se va a definir al retraso mental sobre la base de
dos criterios independientes: el nivel intelectual y la adapatacion social.
A fines de la década de 1950 se nota la influencia del progreso científico. Los
investigadores tienen en sus datos nuevos, como los descubrimientos sobre las
variaciones genéticas que certifican un determinismo multiple de las relaciones
fenotipo-genotipo, y algunas corrientes psicológicas, al insistir sobre la importancia
de los factores ambientales, empiezan a integrarse en la práctica, llegando con éxito
los primeros programas de reeducación en retrasos mentales.
Las naciones unidas, en un intento de hacer vales los derechos del deficiente
mental, promulgaron en 1971 los “Derechos del Retardado mental”. En el Perú, en
la última década, se empieza a revisar la legislación con respecto no sólo al retardo
mental, sino también al impedido físico. En el año de 1962 se crea el instituto
peruano de rehabilitación, existiendo instituciones como la Sociedad Peruana de
Medicina Física y Rehabilitación, el Patronato Peruano de Rehabilitación y
Educación Especial, que conjuntamente con el Ministerio de Salud, Educación y
Trabajo, coordinan los programas nacionales de rehabilitación, procurando
mejorar la situación de retardo mental.
III. EPIDEMIOLOGÍA DEL RETARDO MENTAL
El porcentaje de población que padece retraso mental es un dato que en la
actualidad permanece confuso, pero las cifras recogidas indican claramente que
esta problemática está muy extendida en todos los países.
Una serie de factores influyen en estas estimaciones confusas acerca de la
prevalencia del retardo mental. Tal es así la escasez de estudios realizados en este
campo y el limitado alcance de las investigaciones, puesto que los valores

9
encontrados únicamente son aplicables para la época y lugar de estudio, y la falta
de un criterio y método adecuado para valorar la deficiencia mental.
Las cifras más convincentes, utilizadas por distintos autores, determinan que la
deficiencia mental afecta aproximadamente al 35% de toda la población. Este
porcentaje esta subdivide de la siguiente forma:
- El 0.1% de todos los niños nacidos serán deficientes tan profundos que no
podrán ser independientes para atender ninguna de sus necesidades más
elementales.
- El 0,3% sufrir{n deficiencias “moderada”, no sobrepasando la edad mental
correspondiente a los 7 años.
- El 2,6% restante lo constituyen los casos leves, los cuales mediante
enseñanzas y adiestramientos bien dirigidos, podrán llegar a poseer una
independencia casi completa para la vida comunitaria.
Igualmente se considera que el 50% de los casos obedecen a causas genéticas, y
el resto, a factores externos. Si los casos fronterizos no se incluyen, el porcentaje
de formas exógenas decrece considerablemente, dado que la mayoría de los
casos de afectación profunda o grave es de tipo indiferenciado.
Existen razones suficientes para suponer que, la incidencia del retardo mental
en el perú, es mayor que en los países desarrollados. Los principales
argumentos para apoyar este razonamiento son los siguientes:
- Elevado porcentaje de partos sin atención médica (55%)
- Mayor frecuencia de infecciones y parasitosis del sistema nervioso.
- Alta tasa de analfabetismo
- Alta incidencia de desnutrición calórico-proteica precoz.
- Alarmante subdesarrollo urbano y rural
- Deprivación afectiva.
- Promiscuidad y pobreza.


10
IV. ETIOLOGÍA DEL RETARDO MENTAL
Los factores etiológicos pueden ser principalmente biológicos, psicosociales, o una
interacción de ambos. En un 25% de los casos, los factores etiológicos son
anomalías biológicas conocidas y las más comunes son los trastornos
cromosómicos y metabólicos, como el síndrome de Down y la fenilcetonuria.
En tales casos, el diagnostico suele quedar establecido bien en el nacimiento o bien
en una edad muy temprana, y la gravedad del retardo suele ser entre moderada y
profunda. El consumo exagerado de alcohol durante el embarazo puede provocar
un síndrome alcohólico en el feto, que se manifiesta a través de un retraso en el
crecimiento, diversas malformaciones cráneofaciales o de las extremidades y
retardo mental.
La deficiencia mental debido a factores biológicos conocidos; parece presentarse
por igual entre los niños de clase socioeconómicas altas y entre los de clase
socioeconómicas bajas. En esos casos no existe un aumento de la prevalencia de
retardo mental en otros miembros de la familia, a menos que el estado biológico
este genéticamente determinado por el trastorno, como en el caso de la
fenicetonuria o de la enfermedad de tay-sachs.
En el restante 75% de los casos, se desconoce el factor biológico específico al que se
atribuye el trastorno. El grado de déficit intelectual suele ser leve. –CI entre 50-70-
y el diagnostico no se establece hasta la etapa escolar. Las clases socioeconómicas
bajas están excesivamente representadas en estos casos de retardo mental: el
significado de este hecho no está claro. Con frecuencia puede observarse
peculiaridades familiares en cuanto a la gravedad del retardo mental de padres,
hijos y otros familiares de primer grado.
El retardo mental de etiología biológica desconocida puede estar asociado a
diversos tipos de deprivación psicosocial, como el caso de la deprivacion de
estímulos sociales, linguisticos e intelectuales.sin embargo la etiología de estas
formas de retardo mental todavía no es completamente conocida. Probablemente
están implicados tres grupos de factores etiológicos, que pueden presentarse solos
o en combinación; factores genéticos, factores biológicos de origen ambiental, como
en el caso de la malnutrición, y experiencias tempranas.

11
V. CLASIFICACIÓN ETIOLOGICA


CLASIFICACIÓN
ETIOLOGICA
CAUSAS
EXOGENAS
INFECCIÓN
intrauterina
postnatal
TRAUMATISMO
intrauterino
durante el parto
postnatal
AGRESIONES TOXICAS
CAUSAS ENDOCRINAS
SEXO
EDAD DE LA MADRE
FACTORES SOCIALES
CAUSAS
ENDOGÉNAS
CAUSAS
INDIFERENCIALES
HERENCIA herencia recesiva
deficiencia
mentral por gen
recesivo
deficiencia mental
por gen
dominante
ALTERACIONES
METABOLICAS

12
5.1 CAUSAS EXOGENAS
5.1.1 INFECCIÓN
5.1.1.1 Intrauterina: la infección del sistema nervioso central, con subsiguiente
lesión cerebral y defecto mental, puede ocurrir durante la vida intrauterina. El
grado de alteración encefálica varía considerablemente según el tipo de agente
infeccioso, gravedad del proceso, edad del feto y persistencia del factor infeccioso.
Estadísticamente, las causas más frecuentes de deficiencia mental por infección
intrauterina son las siguientes:
a) Sífilis: La infección luética puede ser transmitida por la madre infectada al feto,
durante la gestación, a través de la placenta. Algunos autores calculan que de un 2
a 5% de deficiencias pueden ser debilitadas a esta causa. Los cuidados prenatales y
los estudios serológicos rutinarios de las embarazadas disminuirían el porcentaje.
Un tipo peculiar pero raro de sífilis congénita es la parálisis juvenil que se
caracteriza por el rápido deterioro mental que finaliza en idiocia profunda,
convulsiones y alteración motora progresiva. Su evolución media, desde su
aparición hasta la muerte, suele ser de unos cinco años, y surge siempre antes de la
adolescencia. Pero este cuadro realmente pertenece a las demencias juveniles
lúdicas, con efectividad del tratamiento.

b) Rubéola: La infección rubeólica en la madre durante los tres primeros meses
del embarazo produce, con cierta frecuencia, retraso mental grave del niño. El
virus causal origina daños irreparables en el cerebro fetal. Junto a la afectación
intelectual, los pacientes que sufren de este tipo de deficiencia mental pueden
presentar sordera, anomalías congénitas de corazón y ojos, así como microcefalia.
La única terapeútica consiste en la prevención, evitando el contacto de las
embarazadas con los enfermos de rubeola.
Con no menos frecuencia, los antecedentes familiares de deficientes mentales
indican el padecimiento de enfermedades viriásicas agudas por la madre durante
el embarazo.

c) Toxoplasmosis: Debido al protozoo toxoplasma gondii, parásito animal que
se encuentra en el perro y otros animales, se produce la madre de una

13
enfermedad latente en el feto una infección por via placentaria (aún cuando
también existen casos de niños infectados después del parto). En el niño se
parecía un síndrome menigoencefalítico con defecto mental grave, crisis
convulsivas, coirorretinitis e hidrocefalia. Anatomopatancia blanca infiltrados de
células plasmáticas, necrosis y seudoquistes con el toxoplasma en su interior. El
diagnostico precoz permite cierta eficacia terapéutica con el empleo de
sulfamidas.
El número de casos debido a este proceso suelen ser escaso.
5.1.1.2 Postnatal: En este caso se encuentran las encefalitis de la infancia. Unos
pacientes se recuperan totalmente; otros mueren durante la fase aguda de la
enfermedad, y un tercer grupo se recuperan, pero sufren de una deficiencia mental
irreversible. Se considera que un 10 a 20% de todos los deficientes mentales
recluidos deben su trastorno a un proceso encefálico.
El niño se desarrolla normalmente durante la primera fase de vida (primeros
meses o años) hasta que presenta signos agudos de alteración de S.N.C.
determinándose el agente causal por identificación del mismo en el liquido céfalo
raquídeo. Aparte de procesos encefálicos de origen todavía oscuro, las causas más
frecuentes son la encefalitis letárgica; encefalitis por acción toráxica bacterian,
situada en las maninges y generalmente subsidiaria de tratamiento antibiótico,
rápido; y encefalitis por enfermedades infantiles (escarlatina, tos ferina, gripe,
paratiditis, etc.) o por un virus neurotropos resultantes de una vacunación.
5.1.2. TRAUMATISMOS
5.1.2.1. Durante el parto: Los traumatismos producidos durante el parto se
consideran causas importantes del retardo mental, aun cuando la frecuencia oscila
según los autores, entre el 10 y el 50% de los casos. En los pacientes recluidos no
parecen sobrepasar del 20%. La importancia de estos traumatismos es tal que se
consideran la causa de un 50 % de las muertes acaecidas en el parto o muy poco
después del nacimiento (junto a la prematuridad). Las enfermedades infecciosasde
la madre y la tendencia a hemorragias del niño son importantes factores
contribuyentes.
El trauma del parto produce daños cerebrales por asfixia o hemorragia. La asfixia o
anoxia cerebrales puede ser causada por separación prematura de la placenta,

14
complicaciones en el cordón, excesivo empleo de drogas de la madre durante el
parto y retraso en la respiración espontanea del recién nacido. La peligrosidad del
parto prolongado y del parto rápido es muy discutibles, y no está bien establecida.
Actualmente se destaca el peligro de una superoxigenacion de la madre y
subsiguiente, del feto.
5.1.2.2. Después del parto: este tipo de traumatismo, demasiado sobrevalorado por
los familiares, suele ser excepcionales como causa de retardo mental. Puede
presentarse en niños, hasta entonces de evolución y maduración normal, que a
partir del traumatismo –y luego del episodio traumático agudo encefálico-
presentan detención del desarrollo intelectivo y frecuentemente trastornos
caracterológicos.
5.1.2.3 Trauma intrauterino: muy difícil evaluar desde el punto de vida causal,
salvo cuando el traumatismo es intenso y ha producido hemorragia uterina.
También se citan las maniobras instrumentales fallidas para provocar el aborto.
5.1.3 AGRESIONES TOXICAS
Ciertos casos de intoxicación grave de origen oscuro – como la eclampsia, que
ocasionalmente ocurre en embarazada- pueden ser causa de retardo mental.
Igualmente se piensa que la ingestación o administración de drogas tóxicas
durante el embarazo puede lesionar el cerebro del feto, pero no existen datos
suficientes sobre su influencia en la producción de deficiencias mentales.
El alcoholismo ha sido considerado tradicionalmente como causa capital en la
producción de deficiencias mentales. En realidad, tal efecto causal no ha podido
comprobarse, y no hay que descartar que los padres alcohólicos, en ocasiones, sean
también deficientes mentales.
Los rayos X son altamente agresivos para el S.N.C. se citan casos de microcefalia y
deficiencia mental por esta causa, así como otras anomalías congénitas, cuando las
madres habían recibidos radioterapia abdominal durante el embarazo. Estos casos
igualmente han desaparecido desde que se practican rutinarias de gestación antes
de la irradiación intrauterina.


15
CAUSAS ENDOCRINAS
La frecuencia sintomatológica de la disfunción endocrina en deficiencias mentales
es probablemente de un 10 a un 20%. Pero su valor de causa etiológica es mucho
menos.
El crecimiento por hipertiroidismo es el retardo mental por trastornos endócrino
mejor conocida. Igualmente, el hipotituitarismo por disfunción de la glándula
pituitaria pueda acompañarse de deficiencia intelectiva (así en el síndrome de
frohlich o distrofia adiposogenital), pero hay que valorar este déficit con mucha
cautela, pues a veces es más aparente que real, y cuando existe suele acompañarse
de una afectación simultánea de la glandula tiroidea. El síndrome de laurencia-
Moon es también una forma rara de alteración pituitaria con deficiencia mental, en
el que el retraso intelectivo se acompaña de obesidad, retardo sexual, degeneración
pigmentaria de la retina y polidactila.
5.1.5 SEXO
No existe una explicación satisfactoria que justifique la mayor frecuencia del
retardo mental en el sexo masculino.
Esta preponderancia masculina en niños institucionalizada ya había sido
observada por Penrose en su investigación de Colchester en donde encontró un
55.5% de retardados mentales varones, entre 1280 casos estudiados.
5.1.6 EDAD DE LA MADRE
En algunas formas de retardo mental, la edad de la mare parece ser un factor
causal a tener en cuenta. Durante muchos años se considera un elemento
importante en los casos de deficiencia por síndrome de Down así como en el
síndrome de Apert, en la hidrocefalia con espina britida con síndrome de Down es
de 1/40
5.1.7 FACTORES SOCIOCULTURALES
Distintas investigaciones han comprobado que el retraso mental es más común
cuando las circunstancias sociales y económicas son desfavorables, Burt fue de los
más precoces en llamar la atención sobre tal aspecto, al advertir que el 20% de los
escolares de las regiones de Lambeth, Hoston y Poplar era retardados en

16
contraposición con los mejores barrios londineses, como Hampstead, Lewisham y
Dulwich, en donde el porcentaje sólo era de un 1%.
5.2 CAUSAS ENDOGENAS
5.2.1 DEFICIENCIA POR CAUSAS INDIFERENCIADAS
Constituyen los casos denominados indiferenciados o aclínicos, y comprenden un
gran contingente de individuos que no presentan signos carácter isticos de
deficiencia ni tampoco otros síntomas patológicos, aparte de la afectación
intelectual. La frecuencia de este grupo se ha considerado- según los distintos
autores- entre 30 a 75%, aun cuando la cifra más baja parece corresponder más a la
realidad. Etimológicamente se habla de muchos factores. Quizás el trastorno es
puramente intelectivo y debido a factores genéticos multiples, que producen los
trastornos cuando coinciden varios de ellos. También se han considerado otros
factores coadyuvantes, como la malnutrición y la escasa hihigiene.
5.2.2 HERENCIA
Los procesos sugeridos a causa de una no disyunción, como en las trisomias y
sindromes de Turner y klinefelter, rara veces son familiares. Lo mismo puede
dedicarse de las delecciones.
5.2.2.1 Herencia recesiva: Goddard y Gates junto a otros autores, afirmaron que los
hijos de “débiles” era también “débiles”, y estudiando a 478 niños en tales
condiciones, “encontraron sólo 6 normales”. Para Goddard el 80% de los mendigos
y el 50% de las prostitutas eran deficientes mentales. Actualmente, la herencia
recesiva en estos casos no puede mantenerse, puesto que son múltiples los factores
internos y externos que pueden influir en la capacidad mental, y la probabilidad de
que los padres tengan las mismas condiciones recesivas es muy escasa.
a) Retardo mental por gen recesivo: los procesos recesivos son causados por la
presencia de dos genes similares, uno de cada progenitor. Los padres, en la gran
mayoría de los casos, son portadores del gen y normales.
b) Otros procesos debidos a gen recesivo: se han indicado como síndromes que
cursan, entre otros síntomas, con deficiencia mental y que son debidos a gen

17
recesivo son los siguiente: microcefalia primaria, macrocefalia, esclerosis difusa,
etc.
5.2.2.2 Retardo mental por gen dominante: Los principales procesos que, entre
otros trastornos, se acompañan de retardo mental y se consideran debidos a ge
dominante son:
 Esclerosis tuberosa.
 Síndrome de sturge weber
 Síndrome de Craig, Apert y Marfan.

5.2.4 ALTERACIONES METABOLICAS:
Junto a las causas etiológicas metabólicas, existen cuadros de retardo mental
producidos por anormalidades metabólicas, si bien sus peculiaridades hereditarias
no están todavía bien establecidas. Entre ellas se encuentran:
5.2.4.1 Hiperbilirrubinemia Cionstitucional o Enfermedad De Gilbert: que cursa
con retardo mental y alteración del tono muscular.
5.2.4.2 Enfermedad de la Orina Con Olor a Resina de Arce: que se inicia a los 4 a 5
días del nacimiento, con rigidez muscular, trastornos respiratorios, hipoglucemia y
elevada mortalidad. Los pocos casos que sobreviven presentan retardo mental,
epilepsia, hipertonía y movimientos coreicos.
VI. CARACTERISTICAS
Características típicas de los niños con Retraso Mental:
Entre los individuos con retraso mental, hay una amplia gama de capacidades,
deshabilidades, puntos fuertes, y necesidades de apoyo. Es común encontrar una
demora de lenguaje y el desarrollo motor significativamente por abajo de
las normas de sus semejantes sin retraso mental. Los niños más seriamente
afectados experimentan demoras en tales áreas como el desarrollo de las destrezas
motoras tales como la movilidad, la imagen corporal, y el control de
las funciones corporales. En comparación con sus semejantes normales, los niños
con retraso mental en general pueden tener una estatura y el peso por abajo de la

18
norma, experimentar más problemas de habla, y tener una incidencia más alta de
deficiencias de vista y oído.
Al contrario de sus compañeros de salón, los estudiantes con retraso mental
seguido tienen problemas con la atención, la percepción, la memoria, la resolución
de problemas y el pensar con lógica. Son más lentos en aprender cómo aprender, y
lo encuentran más difícil aplicar lo que aprenden a situaciones o problemas
nuevos. Algunos profesionistas explican estos patrones al afirmar que los niños
con retraso mental tienen diferentes déficit cualitativo de cognición o memoria.
Otros creen que los niños con retraso mental atraviesan los mismos pasos de
desarrollo que aquellos sin retraso mental, aunque a un paso más lento, y alcanzan
niveles más bajos de funcionamiento global.
Muchas personas con retraso mental son afectadas sólo de una manera mínima, y
funcionan sólo un poco más lento que el promedio en aprender nuevas destrezas
e información.













19




1. Características de los diferentes tipos de R. M.
2. Tipos de tratamiento
3. Diagnóstico diferencial (DSM4 - CIE10)
4. Prevención


20
I. CARACTERISTICAS
Características típicas de los niños con Retraso Mental
Entre los individuos con retraso mental, hay una amplia gama de capacidades,
deshabilidades, puntos fuertes, y necesidades de apoyo. Es común encontrar una
demora de lenguaje y el desarrollo motor significativamente por abajo de
las normas de sus semejantes sin retraso mental. Los niños más seriamente
afectados experimentan demoras en tales áreas como el desarrollo de las destrezas
motoras tales como la movilidad, la imagen corporal, y el control de
las funciones corporales. En comparación con sus semejantes normales, los niños
con retraso mental en general pueden tener una estatura y el peso por abajo de la
norma, experimentar más problemas de habla, y tener una incidencia más alta de
deficiencias de vista y oído.
Al contrario de sus compañeros de salón, los estudiantes con retraso mental
seguido tienen problemas con la atención, la percepción, la memoria, la resolución
de problemas y el pensar con lógica. Son más lentos en aprender cómo aprender, y
lo encuentran más difícil aplicar lo que aprenden a situaciones o problemas
nuevos. Algunos profesionistas explican estos patrones al afirmar que los niños
con retraso mental tienen diferentes déficit cualitativo de cognición o memoria.
Otros creen que los niños con retraso mental atraviesan los mismos pasos de
desarrollo que aquellos sin retraso mental, aunque a un paso más lento, y alcanzan
niveles más bajos de funcionamiento global.
Muchas personas con retraso mental son afectadas sólo de una manera mínima, y
funcionan sólo un poco más lento que el promedio en aprender nuevas destrezas
e información.

Las diferentes clasificaciones internacionales y europeas consideran el Retraso
Mental como: “Un desarrollo mental incompleto o detenido que produce el
deterioro de las funciones completas de cada época del desarrollo, tales como las
cognoscitivas, lenguaje, motrices y socialización” Se trata, pues, de una visión
pluridimensional del R.M. en sus aspectos biológicos, psicológicos, pedagógicos,
familiar y social.

21
Aunque la inteligencia es un concepto abstracto siempre ha habido un interés en
obtener pruebas fiables y con validez suficiente para medirla. No entraremos aquí
en un debate sobre los diferentes tipos de inteligencia o si esta es una capacidad
única o se descompone de muchos factores independientes. Lo cierto es que,
actualmente, son de uso común para evaluar la Inteligencia aquellas pruebas que
nos proporcionan un valor de Cociente Intelectual (C.I.). El C.I se ha calculado en
base a dividir la Edad Mental y la Edad Cronológica multiplicando su resultado
por 100. A partir de aquí se establece el punto medio en un resultado igual 100.
Hoy en día son las pruebas estandarizadas, con los baremos correspondientes y
con todas las garantías psicométricas, las que establecen el valor del C.I. En
especial las pruebas Weschler (WISC) en sus diferentes formatos, son idóneas para
efectuar la evaluación de la Inteligencia. En base a estos resultados, los sistemas
clasificatorios (DSM-IV y CIE-10) han establecido los diferentes puntos de corte
para clasificar la presencia y/o magnitud del R.M., quedando establecidos los
siguientes puntos de corte:
Retraso Mental leve CI 69-50
Retraso Mental Moderado CI 49-35
Retraso Mental Grave CI 34-20
Retraso Mental Profundo CI menor de 20

Recordemos que el C.I. medio de la población se sitúa en 100 con una desviación
típica de 10 (en escalas del WISC).



22
A) Retraso Mental Leve
Supone el 85% de todos los retrasados y son considerados como “educables”. En la
mayoría de los casos no existe un etiología orgánica, debiéndose a factores
constitucionales y socioculturales, por lo que suelen pasar inadvertidos en los
primeros años de vida ya que su aspecto físico suele ser normal aunque puede
haber algún tipo de retraso psicomotor. El retraso, se pone de relieve coincidiendo
con la etapa escolar donde las exigencias son mayores. Tienen capacidad para
desarrollar los hábitos básicos como alimentación, vestido, control esfínteres, etc,
salvo que la familia haya tenido una actitud muy sobreprotectora y no haya
fomentado dichos hábitos.
Pueden comunicarse haciendo uso del lenguaje tanto oralmente como por escrito,
si bien, presentarán déficits específicos o problemas (dislalias) en alguna área que
precisará de refuerzo. Con los adecuados soportes pueden llegar a la Formación
Profesional o incluso a Secundaria.
En cuanto a aspectos de la personalidad suelen ser obstinados, tercos, muchas
veces, como forma de reaccionar a su limitada capacidad de análisis y
razonamiento. La voluntad puede ser escasa y pueden ser fácilmente manejables e
influenciados por otras personas con pocos escrúpulos y, por tanto, inducidos a
cometer actos hostiles.
Como se siente rechazados, con frecuencia prefieren relacionarse con los de menor
edad a los que pueden dominar. Los de mejor nivel intelectual, al ser más
conscientes de sus limitaciones, se sienten acomplejados, tristes y huraños.
En la vida adulta pueden manejarse con cierta independencia, trabajando en
diferentes oficios con buen rendimiento en las tareas manuales.

B) Retraso Mental Moderado
Representan el 10%. La etiología suele ser orgánica por lo que presentan déficits
somáticos y neurológicos. A pesar de que muchos de ellos pueden presentar un
aspecto físico “normal”, los diferentes déficits en el curso evolutivo se hacen

23
patentes desde la infancia. En el origen se especula con anomalías genéticas y
cromosómicas, encefalopatías, epilepsia y trastornos generalizados del desarrollo
(T.G.D.) que comprenden el autismo y la psicosis infantil. Pueden llegar a adquirir
hábitos elementales que les permitan cierta independencia pero deberán ser
guiados en otras muchas facetas.
Respecto a su capacidad de comunicación puede ser variable y va desde un
continuo donde pueden expresarse verbalmente y difícilmente por escrito a
presentar serios problemas con deficiente pronunciación y ausencia total de la
capacidad para escribir.
Su capacidad intelectual es intuitiva y practica. Pueden adquirir conocimientos
pero se reducen a mecanismos simples. memorizados, con escasa capacidad para
comprender los significados y establecer relaciones entre los elementos
aprendidos.
Pese a todo, son educables a través de programas educativos especiales, aunque
siempre se mostrarán lentos y con limitaciones de base.
El carácter que predomina en estos niños es el de la hipercinesia con aparición
frecuente de rabietas. Les gusta reclamar la atención del adulto y pueden utilizar
cualquier método para conseguirlo, en especial, aquellos niños que tienen
menguadas sus capacidades de expresión verbal. La afectividad es muy lábil con
manifestaciones exageradas de sus sentimientos, pudiendo pasar de la búsqueda
afectiva de un adulto a mostrar con él un comportamiento desobediente e incluso
provocador y agresivo.

C) Retraso Mental Grave
Suponen un 3-4%. La etiología en estos casos es claramente orgánica en su
mayoría, semejante a la descrita en el Retraso Mental Moderado pero con mayor
afectación en todas las áreas tanto somática, neurológica o sensorial, poniéndose de
manifiesto un retraso general en el desarrollo desde los primeros momentos de
vida.

24
Adquieren mecanismos motores elementales y el aprendizaje de hábitos de
cuidado personal es muy lento y limitado, necesitando siempre ayuda y
supervisión. Los que llegan a comunicarse verbalmente, lo hacen con pocas
palabras o frases elementales con defectuosa pronunciación. Pueden adquirir
algunos conocimientos simples y concretos de sus datos personales, familiares así
como de objetos personales de uso habitual aunque estos contenidos pueden no ser
persistentes debido a su dificultad para fijarlos en la memoria a largo plazo.
En la conducta destacan las crisis de cólera y agresividad por su falta de
razonamiento, llegando a las autolesiones. Suelen ser frecuentes los trastornos de
hábitos motores: chupeteo, balanceo, bruxismo, así como síntomas psicóticos:
estereotipias, manierismos, ecolalia, etc.
Estos niños deben acudir a los Centros de Educación Especial donde pueden llegar
a un nivel muy básico de aprendizaje pre-escolar.
En la vida adulta pueden adaptarse a la vida familiar y comunitaria, siempre de
forma tutelada, pudiendo insertarse en programas laborales de terapia ocupacional
en tareas muy simples.
D) Retraso Mental Profundo
Representan tan sólo el 1 o 2% del total de los diagnosticados como retrasados. La
etiología es siempre orgánica, produciendo graves alteraciones en todos los niveles
con una importante afectación motriz.
Dentro de esta categoría, a veces, se solapan otros trastornos que pueden ser
susceptibles de diagnóstico diferencial y en el que el Retraso mental profundo es
uno de sus síntomas. Nos estamos refiriendo al Autismo atípico o a los diferentes
síndromes genéticos que suelen cursar con Retraso Mental (Síndrome de X Frágil,
Síndrome Cri du Chat, etc...).
Hay autores que establecen diferencias entre dos tipos:
1- Tipo Vegetativo: Sólo existen reflejos primitivos correspondientes a la fase
senso-motora. Tienen graves problemas y enfermedades somáticas. Siempre
necesitará asistencia y cuidados médicos.

25
2- Tipo Adiestrable: Puede alcanzar algunas funciones elementales motóricas y
viso-espaciales, no llegando a desarrollar el lenguaje pero pudiendo llegar a
expresarse con algún grito o sonido o a comprender ordenes muy simples.

II. TRATAMIENTO
- Psicológico:
Psicoterapia: Estos tratamientos son realizados con el fin que los
pacientes vivan sin temores emocionales y con una adecuada
satisfacción de sus impulsos. La terapia de grupo es útil para las
personas retardadas que pueden expresarse adecuadamente
- Terapia:
- Fisioterapéuticos es importante en el tratamiento de muchos pacientes.
Muchos niños con retraso mental necesitan ayuda con destrezas
adaptivas, las cuales son destrezas necesarias para vivir, trabajar, y jugar
en la comunidad. Los maestros y los padres pueden ayudar al niño en
trabajar para mejorar estas destrezas tanto en la escuela como en el
hogar.
- Favorecer en los niños el afianzamiento de los conceptos de lateralidad
derecha-izquierda, así como su buena respiración a través de ejercicios
hechos en el respirador de Plent. Favorecer en los niños su desarrollo
psicomotor a través de ejercicios realizados en forma consecutiva.
- Médico:
Muy pocas enfermedades con retardo mental asociado requieren
tratamiento medico según el modelo medico tradicional. Complicaciones
mas frecuentes: convulsiones, infecciones respiratorias, trastornos de
deglución y aumentó de la incidencia de cardiopatía. Desde muchos

26
puntos de vista el diagnostico del retardo mental es una diagnostico
psicológico y educativo.

III.- DIAGNOSTICO DIFERENCIAL
Diversas condiciones médicas pueden simular el retraso mental. Los niños que
proceden de hogares que proporcionan una insuficiente estimulación, pueden
presentar retrasos motores y mentales que son reversibles, si se les proporciona un
entorno enriquecido y estimulante en la primera etapa de la niñez. Diversas
incapacidades, sobre todo la sordera y la ceguera (así por ejemplo Helen Keller, la
ciega y sordomuda famosa por su inteligencia y voluntad), pueden simular un
retraso mental. Sin embargo, es necesario establecer el diagnóstico diferencial con:
1. Los trastornos específicos del desarrollo
El atraso en éste caso es en un área específica y no global.
2. Los trastornos generalizados del desarrollo
Aparece una alteración cualitativa en el desarrollo de la interacción social, de las
habilidades de comunicación, tanto verbales como no verbales, y de la
imaginación.
3. Capacidad intelectual limítrofe
Generalmente, se establece dentro del rango de C.I. de 71 a 84, que requiere de una
detenida y prolija evaluación de todas las fuentes de información psicobiosociales.
IV.- PREVENCION
Todos los conocimientos expuestos en este capítulo tienden a reforzar el criterio de
lograr máxima prevención posible del retardo mental. Se considera que en un 30%
de los casos se puede prevenir un retardo mental. En general, la profilaxis del
retraso mental debe tener en cuenta:

27
1. Información; cuando una pareja ha concebido un hijo con retraso mental,
netamente hereditario y de transmisión conocida, la probabilidad de tener otro hijo
anormal es mayor que la media de la población general.
2. Prevención de infecciones e intoxicaciones en la gestación; rubeola, sífilis,
reducción del consumo de alcohol.
3. Reducción de Contaminación ambiental; plomo y radiaciones.
4. Dieta adecuada; fenilquetonuria, galactosemia.
5. Investigaciones de las incompatibilidades sanguíneas fetomaternas.
6. Examen de cariotipo.
7. Prevención de los traumatismos obstétricos: anoxia neonatal.
8. Mejoría de la nutrición, agua, desagüe y vivienda.
Si hay algo que los niños y adultos con retardo mental comparten con mucha
angustia, es que son diferentes; éstas circunstancias hacen que socialmente sean
considerados como "excepcionales". Muchas veces las familias sobreprotegen a
estos niños y no les brindan la oportunidad de experimentar y resolver sus propias
necesidades, generando una imagen desdibujada de compasión y pena e
impidiéndoles que crezcan y maduren, merced al ensayo y error en la experiencia
de vivir por sí mismo. No se les prepara para la frustración positiva que conduce al
crecimiento, desprendimiento y madurez, actitud familiar que debe corregirse.
Las intervenciones preventivas dirigidas a personas con RM incluyen:

28
• Prevención primaria: Cuando sea posible, para prevenir las condiciones que
resultan en RM.
• Prevención secundaria: Tratamiento especifico de aquellas condiciones
subyacentes, si se conocen, para prevenir o minimizar el daño cerebral que tiene
como resultado el RM.
• Prevención terciaria: Realizar una intervención temprana, educación,
costumbres, y terapias auxiliares (como las terapias físicas, ocupacionales, y del
lenguaje), apoyo familiar, y otros
servicios, según sean necesarios. El objetivo de estas intervenciones es minimizar el
retraso funcional y aumentar las habilidades de una persona.
• Se deben llevar a cabo cuidados médicos para tratar y/o prevenir las condiciones
médicas generales que complican ciertos síndromes con RM y deterioran el
funcionamiento de una persona.
• Tratamiento y prevención de disfunciones psicosociales (incluyendo enfermedad
mental). Tal consideración es fundamental porque los trastornos mentales son la
causa mas importante de mala adaptación.
Con servicios adecuados, la gran mayoría de personas con RM se adaptan muy
bien a la sociedad, viviendo con sus familias o en sitios fuera de sus familias, como
centros especializados y apartamentos con varios grados de ayudas. Una minoría
de niños y adolescentes terminan en centros especializados, normalmente a causa
de comportamientos difíciles de tratar y falta de servicios adecuados de apoyo.




29












30







31


























32


- LINKOGRÁFICAS

http://www.slideshare.net/marcevane/retardo-mental-presentation
http://www.childrenshealthnetwork.org/CRS/CRS/pa_menret_spg.htm
http://www.disciplinaspsi.com.ar/retardo.htm

- BIBLIOGRÁFICAS
AAMR. (2004). Retraso mental: definición, clasificación y sistemas de
apoyo. Madrid: Alianza.

Luciano, M.C. (1997). Manual de Psicología Clínica Infantil. Valencia:
Promolibro.

Molina. S. (1994). Deficiencia mental: aspectos psicoevolutivos y educativos.
Málaga: Algibe.