You are on page 1of 27

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE COTOPAXI

UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS AGROPECUARIAS Y
RECURSOS NATURALES-CAREN
CARRERA
INGENIERÍA EN MEDIO AMBIENTE
ASIGNATURA
ADMINISTRAION Y ORGANIZACIÓN AMBIWENTAL
TEMA
DIANOSTICO ECONOMICO-SOCIAL DE LAS COMUNIDADES EN LA
ZONA DE INFLUENCIA DEL ANRB
INTEGRANTES:
MOISES ALCARRAS
MARCO PLAZARTE
SANTIAGO CENTENO
JAIME DÍAZ
JOSE PATANGO
JUAN AGUAIZA
CICLO
OCTAVO NOPTURNO
DOCENTE
ING. FABIAN TROYA
PERIODO
SEPTIEMBRE 11!-FEFRERO 11"
SALACHE-LATACUNGA-ECUADOR
DIAGNÓSTICO ECONÓMICO-SOCIAL DE LAS COMUNIDADES EN LA ZONA DE
INFLUENCIA DEL ANRB
1. RESUMEN
El documento analiza la situación económica y social de los campesinos que habitan en la zona de
influencia directa del ANRB. Se entiende en este caso, por zona de influencia directa a los espacios
que lideran o están a una distancia de !ilómetros del A". El peque#o tama#o de El Boliche
implica tambi$n un menor impacto o siner%ias directas con una re%ión más amplia. &a zona de
influencia se refiere por tanto a los %rupos campesinos que habitan cerca al ANR y las haciendas
que le limitan.
"ara obtener información actualizada de la zona se realizó una muestra, mediante una encuesta a los
habitantes campesinos. Esta encuesta arro'ó datos de población, situación social (especialmente
indicadores relati)os a ser)icios e in%resos familiares(, sobre situación económica, especialmente de
los sistemas producti)os, in%resos y empleos y, por *ltimo, se reco%ió información de la relación,
e+pectati)as y perspecti)as de los habitantes en relación con el ANRB.
&os resultados de la encuesta se pueden sintetizar en que estamos ante la presencia de un con'unto
de campesinos con peque#,simas propiedades, minifundistas, con monoculti)os y %anado )acuno,
orientados fundamentalmente al mercado. A pesar de este carácter minifundista la acti)idad
a%ropecuaria es fuente fundamental de sus in%resos, sin embar%o desde el tipo de in%resos se
pueden considerar a los campesinos de esta zona como pertenecientes a los estratos económicos de
pobreza. Sin embar%o, por estar en una re%ión de intenso mercado y dos polos económicos -.e',a y
&atacun%a/, han tenido acceso a nue)as y modernas formas de )ida -educación, transporte,
comunicaciones, a%ua entubada, ener%,a el$ctrica, casas de cemento/ que han me'orado sus
condiciones de )ida.
&os resultados tambi$n muestran una relación no conflicti)a con el área prote%ida, aunque s, de
e+pectati)as, li%adas especialmente al a%ua y al turismo. E+iste una decisión de participación con el
A" y se espera un apoyo por parte del .AE.
Entre las conclusiones y recomendaciones se propone orientar esfuerzos en el "lan de .ane'o y los
"lanes
0perati)os para inte%rar a una me'or participación de los habitantes para que se )ean beneficiados
por la presencia del ARNB. Se recomienda ser cuidadosos en proponer cambios en sus sistemas
económicos, a no ser que sean realmente )iables y ten%an un apoyo sist$mico, por lo que se
proponen estudios de factibilidad más inte%rales, especialmente en turismo, cadenas de )alor
pecuarias y a%roecolo%,a.
2. INTRODUCCIÓN
A fin de actualizar el "lan de .ane'o del ANRB, se requiere actualizar la información sobre
situación económica y social del área de influencia del 1rea, ya que no e+isten comunidades ni
due#os pri)ados en el interior de la misma. El ANR El Boliche fue creado el 23 de 4ulio de 5.676 y
su "lan de .ane'o se refiere al a#o 5668 dentro del 1rea no e+isten asentamientos de %rupos
humanos, más en su entorno e+isten )arias cooperati)as, barrios y comunidades, as, como
propietarios medianos y tres haciendas. &a necesidad del conocimiento socioeconómico no se
refiere solo al mane'o de estos sectores como amenazas o presiones, sino en la perspecti)a de qu$
modo las poblaciones locales se relaciones de un modo diferente con ellas8 esto *ltimo desde la
perspecti)a del uso y de las )enta'as económicas, ser)icios ambientales y paisa',sticos, pero
tambi$n desde la %estión y la administración de las áreas, como socios acti)os del .inisterio del
Ambiente.
9omo se conoce el ANRB pertenece a las circunscripciones territoriales del cantón &atacun%a y a la
parroquia .ulaló.
&a presente información, no se adentra en elementos culturales, ni en las dinámicas económicas de
los habitantes y la re%ión en el conte+to de dos polos muy dinámicos: el de .achachi, que es un
%ran mercado acti)o, as, como zona %anadera y de hortalizas de muy alta importancia y, por otro
lado, la zona de Salcedo y &atacun%a que son espacios de %randes haciendas %anaderas, pero
tambi$n de plantaciones modernas de brócoli y de flores que atraen mano de obra y crea siner%ias
di)ersas.
El alcance del estudio no lo determinaba as,, pues se requiere una información de conte+to más
completa y un análisis de flu'os con información detallada de los dos cantones. Sin embar%o, es
e)idente que estos dos polos están definiendo el sistema de )ida de los campesinos y haciendas de
esta re%ión. ;odos los campesinos producen para esos mercados de %ran acti)idad, especialmente
para .achachi, que es un mercado de intermediación mayorista y que compra todos los productos
a%r,colas de los peque#os y medianos productores e incluso de haciendas productoras de papas de la
zona de Aloa% y Aloas, al pie de la monta#a El 9orazón -con sus di)ersos pisos altitudinales/ y de
;esalia y .achachi al pie de la monta#a El Rumi#ahui. &os pobladores de esta re%ión tienen
empleos en cualquiera de las cuatro corrientes económicas: plantaciones y %anader,as de %ran
escala, comercio, producción intensi)a de hortalizas en di)ersos tama#os de propiedades y,
ser)icios li%ados a estas dinámicas.
El estudio ofrece una )isión actualizada de los temas socioeconómicos centrales para los tomadores
de decisiones del .inisterio del Ambiente, en relación con las comunidades campesinas del entorno
directo del ANRB.
3. METODOLOGÍA Y CONCEPCIONES GENERALES
El <ia%nóstico se asienta en una muestra que corresponde al 5= por ciento de los habitantes que
efecti)amente ocupan y usan de modo permanente o parcial sus propiedades. Se considera este
porcenta'e como adecuado, se%*n las recomendaciones dadas por el >nstituto Nacional de
Estad,sticas y 9ensos para la muestra realizada en el 2==5 y que denominó ;ercer 9enso
A%ropecuario. Al no e+istir propiedades pri)adas o comunidades al interior del 1rea, el dia%nóstico
se lo realizó en los asentamientos y haciendas del entorno inmediato. Estos asentamientos son:
5. &a cooperati)a San Bartolom$ de Romerillos de "astocalle con 5=6 socios,
2. &a cooperati)a San 4uan de "astocalle con 5?@ socios,
@. Barrio San .i%uel de Romerillo, 5 socios8
?. Barrio de Santa Rita, 3= propietarios.
. Aaciendas
&a muestra se ha traba'ado fundamentalmente con indicadores de tres tipos: >ndicadores sobre
calidad de )ida y condiciones sociales8 indicadores sobre la producción y mercado8 indicadores
sobre la relación de los habitantes con el ANRB. Esto permite entender el ni)el de necesidades de la
población y las perspecti)as de su modelo o sistema económico.
&astimosamente no e+iste un estudio o monitoreo permanente de la zona de influencia directa, para
entender a fondo las tendencias que e+isten en la econom,a, el empleo, los in%resos, la distribución
demo%ráfica, y, especialmente la e)olución de su relación con el A" y el .AE. &a información
%eneral del >NE9 puede ser un elemento a utilizar, pero en el caso a%rario tenemos tres fechas:
567?, 56B2 y 2==5 no comparables porque e+iste )ariación de indicadores y en el caso del a#o 2==5
solo e+isten datos referentes a cantones y no a parroquias haciendo imposible la comparación, peor
a*n si se pretende relacionarlos directamente con la peque#a superficie de este estudio.
El estudio debe entenderse en la dinámica económica que se ha producido entre 566= y 2==3, que
en toda la re%ión implica cambios importantes en el sistema a%rario y en el sistema rural en %eneral:
C &a in)ersión en producciones más intensi)as como floricultura y horticultura de e+portación o
para los %randes mercados urbanos ha promo)ido un cambio en el uso de la mano de obra, en el
sistema de comercio y en la in)ersión de capital. E+iste una %ran mo)ilidad de los 'ornaleros y
e+isten campesinos que producen en peque#as cantidades para el mercado pero que a la )ez tienen
relaciones laborales con las empresas y los campesinos ricos. ;ambi$n hay una ele)ada emi%ración
de la zona, un crecimiento de los espacios urbanos
-&asso, &atacun%a, .achachi, Saquisil,, "astocalle, Aloas,/ y un despoblamiento de al%unas
re%iones rurales con suelos deteriorados, especialmente en &atacun%a y al pie sur occidental de &os
>llinzas.
C &a ocupación de suelos a%rarios como zona de e+pansión para )i)ienda y usos diferentes a los
a%rarios -almacenes, comercios, ser)icios de transporte, ser)icios tur,sticos o de pasa'eros/ tambi$n
cambia la relación de los habitantes con el espacio antes *nicamente a%ropecuario.
C As,, e+isten tres formas de ocupación del espacio tanto en el Dalle de .achachi como en Salcedo
y
&atacun%a: una zona en plena e+pansión de tipo urbano8 una zona periurbana en la que han entrado
en conflicto espacios a%rarios con espacios rurales y ser)icios cone+os con el mundo urbano -en
parte son las zonas mar%inales o de mayor contaminación del mundo urbano que son en)iados a
estos espacios rurales como %asolineras, basurales, deshuesaderos, moteles/ y que afectan las
cercan,as de El Boliche y, en tercer lu%ar una zona plenamente a%r,cola. &a zona que nos ocupa,
tiene la tendencia a crear una zona perturbada si%uiendo la carretera "anamericana -unos 2
!ilómetros hacia el interior, a cada lado/, con ele)ado impacto ambiental -desechos, cambio en el
uso del suelo, contención de los canales naturales del a%ua, reducción de la cobertura de páramo,
ruido/.
Esta nue)a situación económica y del uso del espacio debe ser ad)ertido por el .AE, ya que debe
enfrentar cambios en el tipo de presión que sobrepasan lo tradicional de una A" con un entorno
*nicamente a%rario de reducida presión.
El ANRB puede potencialmente ser presionada por los cambios de la )ida rural y la creación de esta
zona perturbada, ele)ando los impactos al 1rea: a las especies de a)es y murci$la%os, a la fra%ilidad
de los anfibios y la hu,da de mam,feros. A esto hay que a%re%arle que el 1rea se encuentra inmersa
en una zona de plantaciones forestales de pino, que al ser un monoculti)o limita la disponibilidad de
alimento y refu%io a fauna nati)a de la zona. &a encuesta social utiliza indicadores de:
5. 9ondiciones de )ida: )i)ienda -tipos y estado (a#o de construcción, a#o de la *ltima reparación(8
superficie por miembro de familia/ y ser)icios -alcantarillado, luz, a%ua, mane'o de desechos
sólidos, tel$fono/.
2. >n%resos y fuente de in%resos.
@. ;iempo de traba'o empleado por miembro de familia y por tipo de ocupación.
?. Estructura del %asto familiar -)estido, salud, educación, )i)ienda, transporte, comunicación,
fiestas, )ia'es, restaurantes, bienes para uso dom$stico, ser)icios del ho%ar/.
&a encuesta económica utiliza indicadores de:
5. Estructura producti)a familiar y local: a%raria, pecuaria y más espec,ficamente li%ada al
comercio, turismo y ser)icios -costos, in)ersiones, uso de asistencia t$cnica, fuente de la in)ersión,
producción, producti)idad, rentabilidad de los sistemas producti)os, insumos, mano de obra, ciclos
producti)os/.
2. <i)ersificación producti)a.
@. <estino de la producción: auto subsistencia y mercado.
?. Redes de comercio -oferta y demanda/.
&a encuesta referida a la relación con el ANRB considera:
5. Eso de recursos del ANRB y dependencia del mismo: a%ua, madera, turismo/.
2. Disión relati)a a in%resos y econom,a del ANRB e intereses potenciales de los habitantes locales.
@. "erspecti)as económicas pre)istas por los habitantes y demandas o necesidades.
El análisis de los habitantes de la zona influencia directa tiene como e'e el descubrimiento de las
acciones que puede hacer el Estado y de modo particular el .inisterio del Ambiente para promo)er
acti)idades ami%ables con el A", reducir posibles amenazas y conflictos y lo%rar las acti)idades
realizadas por las comunidades ten%an un m,nimo impacto en el área prote%ida.
Activi!"#
5. 0r%anización y análisis de la información secundaria: 9ensos de "oblación y A%ropecuario8
estudios locales. &a muestra se realizó en el mes de diciembre de 2==3.
2. <ia%nóstico mediante encuesta: con una muestra del 5=F de los habitantes -de alrededor de @==/.
@. ;abulación de la información y análisis. Se cuenta con la información de las dos cooperati)as y
los dos barrios con un total de @= encuestas equi)alentes al BF de los campesinos de la zona.
&a 9omunidad San .i%uel de Romerillo, Sector la Dir%en es resultado de la separación de la
comunidad de San 4uan de "astocalle. Se trata de un %rupo de socios conformado por @= familias,
todos parientes, pero que no )i)en en el sector sino que tienen sus ho%ares y traba'os en .achachi.
Su inter$s y relación fundamental con el A" es a tra)$s de la 4unta de A%uas.
;odos los socios tienen más o menos las mismas caracter,sticas de propiedad, in%resos y
producción, que los de San 4uan de "astocalle, por lo que las entre)istas entre%an información
suficiente sobre el con'unto
E$"%"&t'# c'&c"(t)!$"#
Entre las pre%untas en relación a las poblaciones que )i)en en el entorno de áreas prote%idas, en
particular con El Boliche, y que orientan la in)esti%ación realizada tenemos:
C G<eterminan las condiciones culturales, económicas y sociales un comportamiento y actitud hacia
el ANRBH
C G9ómo se califica a la pobreza y qu$ influencia tiene esto sobre el A"H
C G9uál es la diferencia entre zona de influencia y zona de amorti%uamientoH
"ara el caso de las determinaciones es e)idente que las costumbres de uso de espacios y de recursos
naturales orientan la relación con el A", especialmente si estas zonas fueron tradicionalmente
espacios de uso, tales como la recolección de plantas y animales -cacer,a/, especialmente en las
festi)idades de las comunidades.
&a creación de polos de ser)icios como i%lesias, educación, salud, comunicaciones y mercados que
orientan a las poblaciones a mantenerse y construir un importante hábitat )olcado hacia el interior
del espacio, pero que no necesariamente presionan sobre el A" a no ser que e+ista un aumento
ele)ado de población.
"or otro lado, están los temas económicos que tienen que )er especialmente con la tradición de uso
de recursos naturales, pero tambi$n con el desarrollo de nue)os modelos a%r,colas y pecuarios o de
carácter industrial y comercial8 cualquiera de los cuales tiene impactos directos ya sea en el inter$s
de ampliar las fronteras para esos espacios o en usar recursos que el ANRB puede pro)eer como
paisa'e, a%ua, suelos para producción de plantaciones, comunicación, redes )iales, redes de ener%,a,
hidroel$ctricas, recursos no reno)ables.
A menor tradición de uso es e)idente que hay menor presión sobre el A". "ero no hay que ol)idar
que a mayores cambios y acti)idades económicas de nue)o tipo se produce una mayor presión.
A mayor relación de las comunidades con el entorno para realizar sus acti)idades económicas,
sociales y culturales, en correspondencia con un aumento de población, es e)idente que las A" se
con)ierten en un elemento de relación y %enera e+pectati)as en estas poblaciones. &o contrario está
relacionado con el cambio de acti)idades de las poblaciones, las que especialmente por pobreza
deben salir de la re%ión de modo temporal o cotidiano8 esto debilita el mane'o interno del espacio y
prefi%ura la relación con el 1rea. Esto *ltimo, por supuesto y como lo muestran los campesinos
)ecinos del ANRB, no debilita las e+pectati)as en relación a me'orar su )ida apro)echando de las
oportunidades del 1rea y esto se e+plica porque, en sitios como &a Dictoria o San Bartolom$, se
tratan de caser,os o a%lomerados humanos con ser)icios, una )ida social interconectada en los
cuales los emi%rantes temporales quisieran permanecer más tiempo.
"or otro lado está el concepto de pobreza. Este concepto muchas )eces se asocia con presión
e+trema sobre las A" que pro)een de recursos que no se pueden obtener por otras ),as. <e este
modo la pobreza se califica normalmente como amenaza. El Boliche muestra que esta presión no se
produce debido al cambio de estrate%ia económica y social que permite la e+istencia de una re%ión
más amplia, que hoy por hoy es muy dinámica en la demanda de empleo, comercio, transporte y
diferentes ser)icios, como se )erá más adelante.
&a calificación de pobreza está siempre en discusión. As,, el problema de pobreza se identifica con
la falta del crecimiento económico. "ero el crecimiento económico en s, mismo puede crear nue)as
formas de pobreza, a*n más persistente que las formas anteriores -Ioro)!in, 2==/ y esto es
particularmente interesante en los estudios que se han realizado sobre plantaciones a%r,colas
destinadas al comercio e+terior como las flores y el brócoli.
En %eneral, las acti)idades económicas que reemplazan la tradicional producción a%r,cola
campesina no cambian las condiciones de pobreza y al decir del Banco .undial aumenta sus
ni)eles de inse%uridad y los mar%ina de los procesos de la toma de decisiones, impidiendo el
pro%reso en la reducción de la pobreza.
Se trata de un proceso de descampesinación de la población rural, es decir de la tendencia a ser
obreros de plantaciones o introducirse al mundo del comercio rural que no pro)ee de ele)ados
in%resos, es decir de la tendencia a ser obreros de plantaciones o introducirse al mundo del
comercio rural que no pro)ee de ele)ados in%resos -&ópez y Dald$s, 2===/, con un elemento
adicional, que el sector flor,cola y de brócoli de Ecuador, con sus salarios cercanos al salario
m,nimo, se caracteriza por las altas presiones competiti)as. <e este modo las compa#,as
ecuatorianas se )en obli%adas a recortar sus %astos laborales, que ya son bastante ba'os, para
mantener su posición en el mercado internacional.
El concepto de pobreza por tanto es más amplio que in%resos y ser)icios p*blicos.
El Banco .undial define la pobreza como una combinación de la falta de oportunidades
económicas, los altos ni)eles de inse%uridad, y la falta de participación en los procesos de la toma
de decisiones, de all, que las A" aparecen para los pobladores como oportunidades 'ustamente en la
construcción de se%uridad económica, inter)ención del Estado en el me'oramiento de las
condiciones sociales y la participación en la toma de decisiones -a tra)$s de los 9omit$s de
Jestión/, mientras que la acti)idad en transporte, ser)icios o empleo laboral en los polos dinámicos
de las re%iones fortalecen la inse%uridad y la precariedad de las acti)idades y no ase%uran un
aumento en los in%resos.
No debe ol)idarse además que el ni)el de ase%uramiento -en salud, desempleo y 'ubilación/ es muy
d$bil en el sector rural, lo que ahonda los ni)eles de pobreza e inse%uridad y que en el caso de El
Boliche, el tipo de acti)idad de los campesinos del entorno no tiene nin%*n tipo de se%uridad social.
A principios de la presente d$cada, más del 7F de la población rural ecuatoriana )i),a deba'o de la
l,nea de pobreza. Apro+imadamente el B=F de todas las E"As ten,an un tama#o de menos de cinco
hectáreas, con el tama#o promedio de menos de una hectárea y media. .enos de la mitad del
in%reso familiar pro)en,a de la a%ricultura familiar8 el resto )en,a del traba'o asalariado, peque#o
comercio y artesan,a -Aentschel y Katers, 2==2/. <ebe ad)ertirse que las condiciones de pobreza
no tienen e+pectati)as de me'oramiento rápido, se%*n la 9E"A& -0campo et al., 2==@/. Ecuador
está en el %rupo de pa,ses que por las tendencias medidas desde 566=, no tiene esperanzas de
me'orar hasta el 2=5, sino al contrario se mermar,an no solo por desi%ualdad sino por deterioro del
in%reso y consideran resultados desalentadores al futuro.
"or *ltimo, la tercera pre%unta tiene que )er con la necesidad de precisión conceptual de t$rminos
que se han )enido usando indistintamente: zona de amorti%uamiento y zona de influencia, al
elaborar "lanes de .ane'o de A". En el primer caso, el amorti%uamiento se refiere a las amenazas
que un entorno puede tener sobre las A" y tiene sobre todo un carácter relacionado con la
biodi)ersidad: espacios de uso adecuado, con buena cobertura )e%etal, e)itando el aislamiento
%eo%ráfico de las A"8 en donde las presiones sean m,nimas y que permitan el mane'o de espacios
para animales que son de borde y la consolidación de un n*cleo de refu%io para los animales que no
pueden )i)ir en relación con hábitat humanos.
El >nstituto Nacional de Recursos Naturales del "er* define como Lonas de Amorti%uamiento
-L.A./ del Sistema Nacional de 1reas Naturales "rote%idas por el Estado -S>NAN"E/ a un ¨espacio
definido por su capacidad para minimizar el impacto de las contaminaciones y demás actividades
humanas que se realizan de manera natural en el entorno inmediato a las ANP, con la finalidad de
proteger la integridad de la misma¨
<e este modo el e'e es minimizar impactos. El concepto de zona de influencia absorbe el concepto
de amorti%uamiento pero tiene un carácter más positi)o: cree que puede establecer una alianza entre
el A" y los habitantes sobre las que el A" tiene una influencia o puede crear siner%ias. En el primer
caso se trata de un concepto pasi)o y defensi)o y en el se%undo acti)o y propositi)o, sin descuidar
por supuesto el tema de la reducción de impactos, aunque ahora se lo trate como la creación de un
espacio y un uso ami%ables, inte%rados en el concepto de sustentabilidad e+tendido en los *ltimos
a#os.
&a discusión mayor está en la e+tensión de la zona de influencia. En el caso de El Boliche se habla
de la influencia directa en relación con el A", es decir aquellos que están muy cerca, y de una zona
de influencia indirecta que tiene que )er con habitantes y acti)idades económicas menos pró+imas
en espacio y tiempo: la relación con el 9otopa+i, los hoteles y empresas de turismo de los cantones
de &atacun%a y Salcedo8 las plantaciones de flores y brócoli, las %randes haciendas.
En las zonas de influencia se tiende entonces a promo)er di)ersas acti)idades como:
C El ecoturismo8 el mane'o o recuperación de poblaciones de flora y fauna8 el reconocimiento de
1reas de 9onser)ación "ri)ada8
C &as concesiones de conser)ación8
C 9oncesiones de ser)icios ambientales8
C &a in)esti%ación8
C &a recuperación de hábitat8
C El desarrollo de sistemas a%roforestales8
C El me'oramiento de las condiciones económicas y sociales de los pobladores8
C &a se%uridad en el empleo y el in%reso.
"or lo tanto el concepto de zona de influencia está relacionado con una )isión multidisciplinaria no
solo de la construcción o fortalecimiento de modelos inte%rales económicos y sociales, sino en la
participación multinstitucional del Estado y %obiernos locales, en una estrate%ia com*n de
inter)ención en la zona. <e otro modo el .inisterio del Ambiente no tiene capacidad de promo)er
la consecución de las acti)idades para la zona de influencia y se limita a tratar el tema como
amorti%uamiento o protección de amenazas, lo que en muchas e+periencias ha resultado
infructuoso, puesto que se apoya más en las prohibiciones que en los incenti)os y oportunidades.
&a Estrate%ia Nacional para las 1reas Naturales "rote%idas del "er* plantea por ello la necesidad de
suscribir con)enios y acuerdos de mediano plazo con di)ersos sectores p*blicos para poder realizar
una inter)ención más inte%ral y ¨para el desarrollo de actividades compatibles con las condiciones
especiales de estas áreas”.
*. RESULTADOS
Ec'&'%+! , #'ci"!
<atos poblacionales y de ocupación
En la zona de influencia de El Boliche, el promedio por familia es de ?,7 personas.
&a proporción de mu'eres es mayor con 6F y se obser)a una mayor presencia de menores de 2
a#os con el ?,2F, que 'unto con los que están entre 2 y 3= dan un total de B7,5 F .
<el total de menores de 2 a#os estudian el BF, es decir todos los que se encuentran en edad de
estudiar. En otras palabras el ?=F de la población estudia. Este alto ni)el de ocupación en el estudio
de'a un ele)ado peso de la producción a%raria en los dos se%mentos superiores, es decir adultos y
ancianos, que suman el 2,BF del total poblacional.
Se%*n la información, del %rupo de adultos y ancianos que potencialmente traba'an en el predio es
menor, puesto que solo el ?7F de la población en edad de traba'ar lo hace en sus fincas. Es decir
que más de la mitad de la población traba'a fuera, especialmente en .achachi. Se se#ala que el
23,7F de los habitantes tiene empleos renumerados fuera de sus peque#as propiedades. .uy pocos
tienen ne%ocios particulares. En ser)icios, por e'emplo casi no e+isten empleos relacionados con el
turismo.
Esta información es de importancia porque a la par que %radualmente los hi'os de los campesinos
están ele)ando su ni)el de educación, aparece una debilidad y una fortaleza: la emi%ración aumenta
quedando los habitantes adultos en la acti)idad a%ropecuaria, con mayor esfuerzo y menos mano de
obra. &a fortaleza está en que e+iste un capital humano nue)o que podr,a desarrollar acti)idades
relacionadas con el A".
-!.it!&t"# " $! Z'&! " i&/$)"&ci! " $! t't!$i! " .!00i'# , c''("0!tiv!# "& $! 1'&! "
i&/$)"&ci!
i0"ct! " E$ B'$ic2".
"or tipo de ocupación, e)identemente los habitantes de esta re%ión son predominantemente
campesinos, pero e+iste una importante di)ersificación de acti)idades no relacionadas directamente
con el mismo.
<el total de encuestados que manifestaron tener una ocupación, la importancia que tienen las
cate%or,as de Ser)icios, -tales como traba'os en restaurantes, ser)icios de alquiler de maquinaria
a%r,cola/ con el
6F y ;ransporte con otro 6F. >%ualmente hay una importante participación en acti)idades de
comercio. En cambio en temas que podr,an relacionarse con el A" como artesan,as o turismo la
participación del total de encuestados es muy ba'a.
&a mayor parte de los que traba'an no tienen relación de dependencia con terceros, lo que
relacionado con la información anterior nos da la idea de que buena parte de las acti)idades de
comercio, turismo, artesan,as, ser)icios y transporte se tratan de peque#os ne%ocios. <e este modo
las familias tienen in%resos de di)ersas fuentes que me'oran el total del in%reso familiar que la
a%ricultura de peque#a escala no puede sustentarlo por s, sola.
P'0c"&t!3" ('0 ti(' " "%($"' "& $! 1'&! " I&/$)"&ci! " E$ B'$ic2".
9ondiciones de )ida
&os indicadores están relacionados con ser)icios y calidad de )i)ienda. ;enemos que el 5==F de las
casas son de cemento y el 6@,@F son propias. El promedio de superficie de las )i)iendas es de B=
m2 pero la tabla 3 muestra los diferentes ran%os diferenciales, e)idenciándose que el peso mayor
está en los dos ran%os inferiores, con casi el @BF en casas de menos de = m2 -;abla @/. Este
indicador muestra que la mayor,a de la población tiene condiciones de )ida que reafirman el
carácter de pobreza.
S)("0/ici" " $! vivi"&! ('0 0!&4'# , c!t"4'0+!# "& $! Z'&! " I&/$)"&ci! "$ ANRB
El resto de indicadores sociales se#alan que e+iste un cambio en las pautas de consumo y en las
condiciones de )ida de estas poblaciones que hace no más de 2= a#os )i),an en condiciones de lo
que hoy podr,a denominarse indi%encia, es decir cero de ser)icios y muy ba'os in%resos. &a
modernización y la %lobalización, la presencia de %obiernos locales y la e+pansión %radual de las
obras, permiten a estas %entes tener más comodidad en sus ser)icios, sin que ello implique que no
est$n en los estratos pobres de la sociedad.
&a in)esti%ación buscaba entender si e+isten demandas ele)adas por ser)icios o por in%resos y
empleo. &os resultados muestran la capacidad actual para resol)er estos temas que ya no son la
presión fundamental de la población.
&a información de la ;abla ? muestra, por e'emplo, que el 5== por ciento tiene a%ua entubada y luz8
que el 23,7 F tiene tel$fonos fi'os y el 3=F tiene mó)iles de tipo celular. >ncluso el acceso a
transporte propio es más fácil, lo que además se relaciona con sus acti)idades de comercio,
ser)icios y facilidad de comercializar sus productos en .achachi -El 33,7F tienen transporte, el
resto usa camionetas de alquiler para trasladarse/.
En cambio, la crisis de los a#os B= y los cambios en las pol,ticas estatales han de'ado desarmados a
estos sectores campesinos en relación al crecimiento producti)o. Respecto a apoyos y ser)icios
producti)os, nin%uno tiene sistemas de rie%o, ni canales. Solo el 5@,@F tienen asistencia t$cnica de
al%*n tipo y el =F han obtenido ser)icios de cr$dito, p*blico o pri)ado -;abla ?/. &a ausencia del
Estado en estas re%iones es tan ele)ada como en el resto. Sin embar%o, como )eremos más adelante,
siempre e+iste una e+pectati)a a lo que las diferentes instituciones pueden hacer en su beneficio. En
estas condiciones las propuestas de desarrollo sustentable o de acti)idades adecuadas y amables
para el A", no tienen un sustento real a no ser que cambie la pol,tica de Estado.
C'&ici'&"# " 5i! "& $! 1'&! " i&/$)"&ci! "$ ANRB
I&40"#'# /!%i$i!0"#
&os in%resos promedio por familia son @7,7 dólares mensuales. 9ada familia recibe in%resos por el
predio de 25= dólares mensuales, que corresponden al B,B por ciento de los in%resos totales. Esto
confirma la estrate%ia de complementar (como familia( un con'unto de acti)idades no a%r,colas para
me'orar el in%reso familiar, pero tambi$n muestra de qu$ modo la acti)idad a%ropecuaria pierde
mano de obra, creando una especie de c,rculo )icioso puesto que con menos mano de obra ba'an los
in%resos resultantes de la acti)idad a%ropecuaria y fuerzan a una mayor salida de traba'adores del
campo hacia acti)idades secundarias o terciarias.
&os in%resos promedios son muy ba'os y podr,an calificarse a la población en ni)el de pobreza. En
la ;abla , se obser)a que los %astos totales mensuales de una familia lle%an a una promedio de 2@?
dólares.
C'%('&"&t" "$ G!#t' "& $!# /!%i$i!# c!%("#i&!# Z'&! " I&/$)"&ci! "$ ANRB.
&a estructura del %asto pone el acento en alimentación y transporte que 'untos suman 3B,=6F8 si
a#adimos educación se tiene en estos tres rubros: B@F &a estructura del %asto muestra dos cosas:
primero que la econom,a autosubisistente no es la dominante y que más bien e+iste una importante
relación con el e+terior, lo que ele)a los %astos de transporte. Se trata de familias muy articuladas al
mercado de bienes y de traba'o. Esa es su estrate%ia de reproducción como familia. A estos %astos
deben a#adirse los pa%os por ser)icios de electricidad, comunicación y reembolsos de cr$ditos.
&a calificación de pobreza es )ariable y como se indicó en la introducción metodoló%ica se refiere a
indicadores más amplios que in%resos y capacidad de %asto.
&os indicadores del %asto para definir pobreza han )ariado. Se%*n el >nstituto Nacional de
Estad,sticas y 9enso >NE9, las familias que cubr,an el costo de la canasta de la pobreza -no se trata
de la canasta básica familiar/ fue de 5@=,66 dólares en el a#o 5662 durante el %obierno de Si+to
<urán Ball$n8 )arió a 53,7 en a%osto de 5663 durante el %obierno de Abdalá Bucaram y lle%ó a
57,27 en 'ulio de 566B durante el %obierno de Mabián Alarcón8 actualmente se calcula que una
familia de miembros que %asta 2,3? dólares diarios por persona, es decir @63 dólares mensuales se
puede calificar de pobre -9alderón, 2==?/ .
En marzo de 2==7, la canasta básica familiar fue de ?7,26, todos los que están por deba'o de ella
entran en la cate%or,a de pobreza, desde la perspecti)a de la capacidad de %asto.
<e acuerdo con el >NE9, el millón de ecuatorianos que )i)e en e+trema pobreza en el pa,s apenas
consume, cada uno N5,@= diarios, una familia de cinco miembros lle%a a 56= dólares diarios de
%asto. Es decir, no lle%an a los N2 de in%resos con que se mide la l,nea de la pobreza -9alderón,
2==?/. El promedio de las familias campesinas de la zona de influencia de El Boliche se acercan a
este ni)el de e+trema pobreza con 2@?,5 dólares mensuales de %asto. "ero, como se se#aló, el %asto
y el in%reso no son los *nicos elementos para medir la pobreza.
El me'oramiento de las condiciones de )ida, incluido el transporte propio y otros ser)icios reducen
en estas familias la potencial calificación de e+trema pobreza. Sin embar%o, es e)idente que e+iste
una presión e inter$s muy claro por ele)ar los in%resos y esta es una demanda que puede
relacionarse con las e+pectati)as que tienen sobre el A".
P0')cci6& , c'%"0ci'
El 6@F de los habitantes son propietarios de sus predios, el resto arrienda estos predios a sus
due#os, al%unos de la misma zona. En %eneral, 'unto a las haciendas está la e+istencia de muy
peque#os propietarios, con superficies inferiores a las hectáreas. Esto e+plica en %ran medida los
ba'os in%resos y la presión ele)ada sobre esta tierra. &a tenencia minifundista e+plica tambi$n la
estrate%ia )olcada hacia el mercado por parte de los campesinos, con muy poca producción
destinada al autoconsumo y apro)echando la cercan,a de mercados locales y la buena demanda de
la re%ión.
El mayor porcenta'e por tama#o del predio se encuentra en propiedades menores a una hectárea
como se obser)a en el Jráfico 2, que de las cuatro cate%or,as alcanza al ?F. .ientras que en el
otro e+tremo más de 7 hectáreas solo son el 7F de las propiedades, y su tope má+imo es de 5
hectáreas. &a %eo%raf,a a%raria muestra que los predios se encuentran en pendientes, con espacios
de%radados e incluso sin suelo or%ánico, as, como zonas planas de suelo arenoso.
"arte de esta %eo%raf,a a%raria fueron páramos y bosques nati)os, que han sufrido un drástico
cambio, especialmente en la reducción de la capa apta para culti)os. <ebe notarse además que en
sectores como San Bartolom$ o &a Dir%en e+iste una concentración poblacional -barrios/, una
intensidad de uso del espacio y de los recursos y problemas de contaminación por mal mane'o de
desechos -por e'emplo, el centro poblado de la 9omunidad de San Bartolom$, inte%rado por @
familias -7?,3F/, en los alrededores del centro poblado, 55 -5,F/ dispone de pozo s$ptico y 7
familias -6,6F/ realizan sus necesidades bioló%icas en campo abierto, Dillafuerte, 2==/.
E+isten *nicamente tres productos dominantes, cebolla blanca, papas y habas. Solo el 3,7F produce
hortalizas. El 7=F produce cebolla blanca, el @,@F habas y, el @,@F de los propietarios produce
papas. No tienen producción a%r,cola el 5=F de los habitantes, y por lo tanto su dedicación está
fuera del predio especialmente en acti)idades de comercio, ser)icios y transporte, como se indicó en
párrafos anteriores.
&os propietarios son productores en peque#as superficies. El reducido tama#o de las propiedades ha
determinado un uso intensi)o con tres productos dominantes, como se muestran en los párrafos a
continuación, las superficies sembradas con estos tres productos:
C En cebolla blanca las superficies promedios no pasan de una hectárea, siendo dominantes
sembr,os entre los 2.== (.=== m2 -26F/ y de .=== m2 a una hectárea -2?F/. Esto se completa
con otro ran%o muy peque#o, entre ?== y 5.=== m2 -56F/.
C En habas e+isten propietarios que siembran hasta má+imos dos hectáreas. <os e+tremos tenemos:
entre 5 m2 a 2,== m2 -@,?F/ y entre 2.== m2 y 5 ha -@@,?F/. El 2=F tiene sembr,os en
superficies de menos de 2== m2.
C En papas se distribuyen sembr,os menores a ?== m2 -@B,F/, y sembr,os entre 5.== y mil m2
-@B,F/. Sin que nin%uno supere una hectárea de producción. Es decir que no encontraremos
producciones superiores a los 3= quintales de papas. 9onfirmando un modelo económico a%rario de
productores minoristas con las consecuencias ya indicadas -insuficientes in%resos, intensidad de
culti)os con ele)ado uso de qu,micos, escape de mano de obra campesina o descampesinación,
e+pectati)as de me'orar sus in%resos con apoyo del Estado y en relación con El Boliche/.
P'0c"&t!3"# " #)("0/ici" #"%.0!! ('0 (0')ct'# (0i&ci(!$"# #"47& 0!&4'# " #)("0/ici"
#"%.0!! "& $! 1'&! " i&/$)"&ci! "$ ANRB.
"or los ran%os establecidos se%*n el )olumen de producción, i%ualmente las cantidades producidas
son muy ba'as y solamente confirman la relación con el in%reso de la econom,a campesina. &os
productos principales se describen a continuación:
C El @,@ F de los productores solo lle%an a 2 quintales de papas. En dos ran%os -hasta 2 y hasta
= quintales/ tenemos el B= F de los productores. Solo el 3,7F produce entre 5=5 y 5= quintales.
&os datos se refieren a la cantidad bruta de producción -no a la producti)idad/.
C En habas el 33,7F de los productores solo alcanza entre 5 y = quintales. El 6@F de los
productores de habas están entre 5 y 5== quintales.
P'0c"&t!3" " (0')ct'0"# " (!(!# , 2!.!#8 #"47& v'$)%"& (0')ci'
En cebolla blanca, por atados, tenemos dos %randes %rupos de productores: el @3F produce menos
de 2== atados y el @3,?F de los productores producen entre 2== y == atados.
P'0c"&t!3" " 0"$!ci6& "&t0" #)("0/ici"8 !40ic)$t)0! , (!#t'#
Si desa%re%amos por ran%os tenemos la si%uiente descripción respecto de la relación a%ricultura
pastos
C En ran%os menores a las dos hectáreas de superficie del predio, el dominio a%r,cola es e)idente.
Este dominio )ol)emos a encontrar *nicamente en predios de tama#os entre @ y ? hectáreas.
C En el resto, en superficies de predios entre 2 y 5? ha -que es la finca con mayor tama#o
encontrada/ la relación es in)ersa: pastos hasta en un 72F del total del predio.
C En el total los pastos dominan con ? por ciento frente al @BF de la a%ricultura. Esta situación es
equilibrada puesto que la %anader,a requiere más superficie que la a%ricultura en la ló%ica de la
producción campesina y las haciendas tradicionales -no as, en las plantaciones a%r,colas/.
Si se compara entre los predios de di)ersas superficies, interesa )er en cuáles se concentran más la
acti)idad %anadera y a%r,cola. &a ;abla 5= muestra que la mayor cantidad de predios se concentra
en los que tienen entre @ y ha -77,F/8 que la a%ricultura se concentra i%ualmente en los predios
de ese tama#o con 7?F del total de la superficie a%r,cola y que los pastos se concentran en los
predios con un tama#o de ? a hectáreas con 7=F. 9onfirmando de este modo la tendencia. No
e+iste un predominio de campesinos medios o ricos, sino al contrario, la presencia de minifundistas
que reparten su peque#a superficie en %anader,a y a%ricultura.
P'0c"&t!3" " )#' "$ #)"$' " $'# (0"i'# #"47& 0!&4' " #)("0/ici" "$ (0"i'
C!$"&!0i' !40+c'$!
&as habas, se siembran en septiembre y en febrero, normalmente, aunque ahora con las )ariaciones
climáticas no se puede cumplir con certeza, el ciclo del culti)o es de 7 a B meses, tiempo en el que
se cosecha, lue%o se rota con papas, cebolla y a )eces se repite un nue)o ciclo de habas.
&a cebolla blanca se siembra en cualquier $poca del a#o, especialmente en $poca de llu)ias y un
culti)o puede durar o 3 a#os. Se hace la primera cosecha a partir de los @ meses, se%*n el clima y
el mane'o, y se si%uen con las si%uientes cosechas cada 2 o @ meses. Normalmente las siembras son
escalonadas que permiten tener cosechas todas las semanas o por lo menos cada 5 d,as.
En papas, se siembra en dos $pocas del a#o, normalmente en diciembre y mayo, el ciclo es de 6
meses y su cosecha es por una sola )ez.
G!&!"0+!
A pesar de la importancia relati)a de la superficie de pastos, los peque#os predios tienen poco
%anado en la re%ión. En %eneral, dominan los propietarios que tienen de 5 a @ cabezas de %anado
con 22,7F y los que tienen entre 5= a 52 cabezas -22,7F/. "ero hay un @5,BF de finqueros que no
tienen %anado, que son sobre todo los que tienen predios muy peque#os y prefieren la a%ricultura.
No e+iste pastoreo al interior del área prote%ida.
E+isten predios menores a una hectárea que tienen pasto que representan el @7,@F de los predios
con pastos8 los pastos dominantes están empero en predios que tienen de 5(2 ha y de 2(? ha -;abla
55/.
El promedio de cabezas por hectárea o car%a animal sobre el predio es de 2,6, lo que en relación a la
re%ión de .achachi es adecuado, pues e+isten car%as animales de 2, y hasta @ animales por ha. Se
tiene un promedio de B cabezas de %anado por predio, lo cual constituye una fuente de in%resos.
P'0c"&t!3"# " (0'(i"t!0i'# #"47& #)("0/ici" " (!#t'# , c!&ti! " 4!&!'
&os predios de menos de 5.=== m2, tienen una car%a animal potencial bastante ele)ada, pues en 5=
metros cuadrados se tiene una )aca. Este por supuesto es un caso especial. En el resto de predios
con otras superficies tenemos promedios de @ )acas por ha, lo que puede calificarse de sobrecar%a.
"osiblemente, esta presión por tener %anado además de ser fuente de in%reso se deba a la ele)ada
e+periencia %anadera de esta re%ión y la e+istencia de un mercado intenso de )acunos y sistemas de
comercialización de leche. En el caso de propiedades de más hectáreas, la poca car%a puede estar
li%ada a al%*n problema descapitalización más que a la potencial capacidad pecuaria de la re%ión,
demostrada en predios más peque#as y en las haciendas %anaderas
Respecto a la producción de leche, el @BF del %anado está produciendo. En superficies peque#as no
se tienen %anado lechando, posiblemente la tendencia sea en%ordar animales macho. En el resto de
predios se tienen promedios adecuados de producción que están cerca de la media nacional, con B
litros diarios. Sin embar%o, tenemos en las fincas de mayor superficie entre ?( hectáreas la mayor
producti)idad lechera, con 5? litros diarios.
<e la leche producida el 5== por ciento de los propietarios no procesan yo%urt. El @F hacen quesos,
con una producción promedio por productor de B= quesos diarios.
&a mayor parte de los productores tiene un mane'o t$cnico del %anado )acuno. Aay una fuerte
tradición de inseminación o monta de machos de calidad media Aolstein, muy difundido en la zona8
se utilizan medicinas clásicas como desparasitarios, )itaminas, sobrealimento de sal, plátano,
melaza y sal mineral y se )acuna especialmente contra la aftosa y la pulmon,a. Normalmente se
renue)an los pastos y utilizan semillas combinadas de pasto y a)ena.
Estos %astos redunda en mayores costos de producción, pero la producti)idad en leche es ele)ada y
compensa los costos básicos. 9on una )aca, el costo medio es de 5.3== dólares anuales -que
incluyen el costo de traba'o/ y 72= dólares anuales de in%reso en leche -sin contar el in%reso por
)enta de cr,as o animales )ie'os/8 de este modo, en la ló%ica campesina e+iste un in%reso monetario
cuando este es *nicamente el pa%o por su traba'o, pero no se trata de una utilidad o rentabilidad.
C!04! !&i%!$ , (0')cci6& " $"c2"8 #"47& #)("0/ici" "$ (0"i'
En cuanto a animales menores, la presencia es muy reducida. Son absolutamente dominantes los
propietarios que en %allinas tienen menos de 5=. En borre%os hasta 5= cabezas es el tope total y en
cerdos es de hasta unidades.
Son los cuyes, los que se poseen en mayor cantidad, tiene )ariaciones, pero solo el 7,7 por ciento
tiene más de ?5 cuyes, mientras que menos de 2= cuyes tienen el 36F.
&os animales menores son para consumo familiar, y solo se )enden cuyes y borre%os, aunque de
ellos el 2@,5F y el 2F del total de cr,as respecti)amente. El cuidado de los animales menores
depende de la disponibilidad de tiempo y de alimentos. Al depender casi totalmente del mercado
para obtener los insumos pecuarios, el costo se ele)a y al no tener suficiente mano de obra dentro de
la finca debido a la descampesinación de la mitad de la familia, es e)idente que se reducen los
animales destinados al autoconsumo. El caso de los cuyes responde a una ló%ica bastante corriente,
se trata de suelos arenosos, aptos para forra'es tales como alfalfa, y el esfuerzo en alimentación y
cuidado no es ele)ado. <e all, que este componente no me'ora los in%resos familiares -o dicho de
otro modo no reduce los %astos y dependencia del mercado/ de modo sustancial.
"or otro lado, y en el inter$s de su relación con el A", no e+iste casi producción de artesan,as, como
medio de in%resos diferente. 9omo indicamos se encuentran peque#os ne%ocios como alquiler de
maquinaria a%r,cola, restaurantes para %ente de pocos in%resos y peque#as tiendas.
P'0c"&t!3" " (0"i'# !&i%!$"# %"&'0"# #"47& ti(' " !&i%!$ , #"47& c!&ti! " !&i%!$"#
('0 (0"i'.
-!ci"&!# "& $! 1'&! " i&/$)"&ci!
En la zona de influencia directa e+isten tres haciendas de tama#o mediano. El análisis se refiere a
dos de ellas debido a la ne%ati)a de entre%ar información en la tercera.
-c!. M!0+! G!.0i"$! es de propiedad del <r. >saac 1l)arez y está ubicada en el sector 9hisinche8
se trata de una hacienda mediana en relación a la superficie de las haciendas andinas lue%o de los
procesos de reforma a%raria.
;iene una superficie 5= ha y sus producciones a%r,colas principales son papas y habas. El 53,3 por
ciento se destina a la producción a%r,cola.
En papas la producti)idad es menor al promedio andino, pues de las 2= ha. sembradas alcanzan una
producción de 5 quintales por cada uno de semilla -el promedio es de 2= quintales + 5 quintal de
semilla/.
En habas la superficie sembrada es de B hectáreas pero la hacienda no ha tenido tradición en este
producto, lo cual es si%nificati)o de la reorientación producti)a de las haciendas del )alle de
.achachi en %eneral -de culti)os e+tensi)os como tri%o, cebada o incluso papas, a culti)os de
hortalizas más intensi)os/.
El @@F de la superficie del predio se destina a potreros con = ha sembradas. En ellos tienen una
car%a animal de 52= cabezas de %anado )acuno, es decir 2,? cabezas por hectárea, considerado
adecuado para la car%a promedio de la re%ión. &a producción de 5.2== litros diarios de leche que da
un promedio de 52 litros diarios con 5== )acas produciendo, siendo por lo tanto una hacienda de
buena producti)idad lechera, que se e)idencia en la tecnificación pues tienen equipo de orde#o,
tractores y están instalando rie%o. Esta in)ersión en maquinaria se corresponde con que esta
hacienda no %enera importante demanda de empleo, pues tiene 7 traba'adores para administrar la
%anader,a.
"ara tareas a%r,colas de limpieza, aporque, cosecha contratan traba'adores por d,a.
-c!. C2ic!(!%.!8 el propietario es el <r. .arcelo Suárez y se ubica en el sector 9hisinche de
.oncayo, Romerillos. <e su superficie total que es de B3 ha, dedican a la %anader,a ?3,F con ?=
ha de potreros. Además, tienen 5 ha -57,?/ con bosques nati)os que consideran son primarios y el
resto, es decir @3,5F, son pa'onales.
Su dedicación especial a la %anader,a le permite producir @= litros por d,a con ?= cabezas
produciendo, con un promedio de B,7 litros por )aca lo cual es inferior al promedio %eneral de 5=
litros diarios por )acuno productor en los cantones del entorno -.achachi y &atacun%a/. Se trata de
una hacienda moderna con in)ersión en equipo de orde#o y maquinaria.
En resumen, las haciendas de la re%ión son medianas y peque#as, con un ele)ado predominio de
%anader,a, son haciendas modernas, con traba'adores asalariados e in)ersión en maquinaria e
insumos a%r,colas y con buena calidad y producti)idad %anadera. Se nota una peque#a tendencia a
cambiar los culti)os tradicionales por otro tipo de culti)os que tienen demanda en los mercados
urbanos y que actualmente son considerados rentables como hortalizas y %ranos.
*.1 E$ ANRB , $'# c!%("#i&'# "& #) 1'&! " i&/$)"&ci! i0"ct!
El 5== F de los habitantes considera que la creación del ANRB no afectó en sus )idas8 tomando en
cuenta que fue creado hace 2B a#os, esta actitud e)identemente ha tenido efectos positi)os para la
misma. El 5== F lo confirma al estar de acuerdo con la e+istencia de la misma. El Jráfico @
muestra que el @6F considera importante al 1rea porque $sta les pro)ee del recurso h,drico8
mientras que y el @6F -Ayuda a conser)ar y "rote%e el ambiente/ entiende la importancia del 1rea
en el tema de conser)ación del ambiente8 un 22F -traba'o e in%reso y ;urismo/ piensa que el 1rea
les puede ayudar a me'orar sus in%resos.
&a coherencia de la definición, aunque tambi$n indica que un 2=F no contesta o no sabe la función
del A" y que *nicamente el ??F lo relaciona directamente con conser)ación y sostenimiento del
bosque -9onser)ar @3F y ;ener bosque BF/. Respecto de otras pre%untas que se hicieron se
relacionaban con la amenaza que hubiera podido tener el A", como por e'emplo que si fue un acto
de Reforma A%raria que les quitó las tierras o un afán del Estado de apoderarse de tierras, no e+istió
una sola respuesta afirmati)a.
"ensamos que a pesar de la e+istencia Similar es el Jráfico ?, que muestra del A" por casi @= a#os,
los habitantes requieren más profundidad en su relación con el A", lo que se relaciona con otra
información que presentamos más adelante.
Se muestra el inter$s potencial de los campesinos con respecto a las )enta'as que pueden obtener del
A".
Se obser)a la importancia del A%ua y del ;urismo. ;ambi$n e+iste inter$s en el aporte de otros
temas como comercialización, arre%lo de caminos, %anader,a, forestación, capacitación, cr$ditos,
que muy bien pueden perfilar acciones en relación con el .AE y otras instituciones.
.ucho más precisas son estas e+pectati)as en una pre%unta correlati)a Gcómo quisiera que el A" le
ayudeH
.ás de la mitad -6F/ no tiene una idea muy clara mientras que el resto quieren apoyo en
publicidad -5?F/, asistencia t$cnica -5?F/ cr$dito -7F/, y construcciones -7F/.
Se espera, por otro lado, que este apoyo pro)en%a del .inisterio del Ambiente -?7F/, aunque otros
tienen esperanza de que )en%a del .inisterio de ;urismo -2F/, del Jobierno en %eneral -5B,?F/ y
del .inisterio de A%ricultura -3,@F/
0tro elemento sobre la relación que tienen con el A", tiene que )er con el control. <e manera
particular está su relación con los %uardaparques, que el 7=F afirma que son buenas y el @=F que
no ha tenido relaciones o contacto con ellos. El 26F tiene una buena relación con los %uardaparques
porque los considera %ente ayudadora8 el 32,F tienen relaciones de amistad, son amables, tienen
buena comunicación, porque son respetuosos o porque simplemente son sus )ecinos.
9ómo )isualizan los comuneros su participación en relación con el mane'o del ANRB. No e+isten
propuestas de co%estión, administración, beneficios directos8 el mayor aporte entendido hasta el
momento es la participación directa en acti)idades de traba'o directo -entendido como min%as ?@F,
reforestación 3F, mantenimiento del a%ua @F/, pero tambi$n en di)ersas acti)idades de en control
y cuidado definidos en forma %eneral, as, como control más espec,fico de quemas y cacer,a.
En otra pre%unta similar Gcuál puede ser su apoyo al A"H, los entre)istados indican su compromiso
en acti)idades de control y cuidado de l,mites en 7,3F, en min%as el 27F, en turismo 52F. &o
cierto es que el 6@F de los entre)istados está dispuesto a participar en acti)idades relacionadas con
el mane'o del ANRB. 9onfirman el in%reso de cantidades peque#as de turistas por los caminos de
su espacio de uso y posiblemente esto se relaciona con sus e+pectati)as de realizar turismo y su
apertura de participar en el control de los in%resos.
Aemos consultado dos indicadores de uso que podr,an ser potencialmente interesantes en relación al
1rea: el de recolección de le#a y el de pastoreo. &a ;abla 5? muestra que un %ran porcenta'e de
población usa le#a -B@,?F/ que pro)iene de sus propiedades -53,7/, del bosque de la cooperati)a
-?=F/, que compra -5=F/ y que compra o toma de bosques cercanos -53,7F/. Nin%uno respondió
que la le#a la toman del área prote%ida.
En cuanto al pastoreo, es e)idente que el %anado )acuno de esta re%ión requiere pastos de calidad y
abundancia que tiene que pro)enir de pastos propios -?,BF/, de compra de hierba o de arriendos.
Sin embar%o, sobre este tema un @F no contesta o no tiene %anado. En peque#o porcenta'e, podr,a
tambi$n pensarse, tendr,a inter$s en mayor superficie para pastoreo, presentando una potencial
amenaza al 1rea si es que en al%*n momento aumenta la presión sobre los pastos propios.
Actualmente, no hay pastoreo al interior del 1rea.
U#' " $'# 0"c)0#'# ('0 $'# c!%("#i&'# "& $! 1'&! " i&/$)"&ci! "$ ANRB
Ena pre%unta más amplia, que tiene que )er con el potencial cambio de sus acti)idades y sistema de
traba'o, en particular el paso a una econom,a a%r,cola con tecnolo%,as adecuadas arro'ó como
resultado que el 63,7F quiere me'orar su producción y cambiar su tecnolo%,a hacia sistemas más
limpios. Se recordará que la situación real es sistemas producti)os con ele)ados insumos qu,micos.
"or otro lado, e+aminamos la )isión que tienen los propietarios de las haciendas de la zona de
influencia.
En la hacienda .ar,a Jabriela afirman que en relación con El Boliche tienen buenas relaciones,
aunque casi no )en a los administradores del A", y consideran que nunca han tenido problemas en la
historia de relaciones. "ara esta hacienda es fundamental el a%ua que obtienen del A" y en los
linderos con la misma siembran árboles.
<e las tres haciendas e+istentes en la zona de influencia directa la hacienda 9hicapamba es la que
más limita con El Boliche. Se%*n sus propietarios las otras dos haciendas casi no tienen l,mites con
el A", y que el acceso al A" normalmente se realiza por un camino que pasa por la hacienda.
Afirman no tener un contacto institucional con la administración de El Boliche, y que de )ez en
cuando se relacionan con los %uardaparques, los propietarios no permiten el in%reso motorizado al
A" por este camino (se%*n dicen( para e)itar la cacer,a.
&os propietarios de esta hacienda se#alan que tienen buenas relaciones con el A", que pocas )eces
han tenido problemas, como la retención momentánea de %anado que entra al A" por parte de los
%uardaparques.
&os due#os de esta hacienda se consideran propietarios de parte de El Boliche. 9onsideran que el
.AE no tiene escrituras sobre El Boliche, pero que nunca han reclamado para no iniciar liti%ios y
tener problemas y además por que afirman que no quieren hacer un da#o a la naturaleza.
El pa'onal de su propiedad a los @ == msnm, y lindera con el A", pero el a%ua que toman no es del
1rea sino de una fuente dentro de su propiedad, porque les resultar,a muy le'os para acercarla a los
terrenos producti)os de la hacienda.
Su actitud hacia la conser)ación y el A" es positi)a. Se autodefinen como los *nicos que cuidan los
bosques, tanto as, que tienen un bosque primario dentro de la hacienda el cual es reconocido por los
%uardaparques como *nico en esa zona, con árboles )ie'os nati)os.
;ienen inter$s en conse%uir financiamiento para instalar una hoster,a tur,stica a fin de que los
turistas in%resen a El Boliche por su lado, en coordinación con la administración del A".
"roponen que se me'ore El Boliche, que requiere de in)ersiones, que se me'ore su paisa'e,
especialmente cambiando su )e%etación por árboles nati)os y que se ha%a al%o atracti)o para el
turista, como un parque infantil, caba#as de buena calidad, me'ores ser)icios, un la%o peque#o, se
acople la estación del tren de El Boliche con la de .achachi y que se me'oren sus ser)icios de
cafeter,a y artesan,as. ;ienen inter$s en coordinar proyectos de turismo con la administración.
*.2 Ot0'# !ct'0"# " i%('0t!&ci! "& $! 0"4i6&
&os .unicipios de .e',a y de &atacun%a, no tienen inter)enciones relacionadas con el ANRB. No
tienen tampoco proyectos relacionados con el desarrollo sustentable, la a%ricultura or%ánica, el
turismo en la re%ión. Su inter)ención se limita a la pro)isión de infraestructura y ser)icios p*blicos.
&a 4unta "arroquial de .ulaló no tiene suficiente presupuesto para emprender en acciones
relacionadas con el A" y los habitantes de esta zona en las temáticas se#aladas. No e+isten tampoco
0NJ o cooperación internacional identificada.
*.3 A%"&!1!#
"ara el análisis de amenazas debe tomarse en cuenta la peque#a superficie que tiene el A", de ?==
hectáreas en el ran%o altitudinal de los @ === hasta los @ 7=? msnm. "or otro lado que el espacio del
entorno en los cantones .e',a y &atacun%a es intensamente utilizado para transporte, turismo,
producción a%r,cola y pecuaria, di)ersos ser)icios de transporte, y tiene una alta densidad
poblacional.
El concepto de amenazas puede diferenciarse de amenazas reales y potenciales.
C &as amenazas reales son aquellas que inciden actualmente de modo directo sobre el A" y son ya
presiones que se producen. &as que podemos identificar son:
C &a falta de control en el turismo. &os habitantes hablan del in%reso de turistas por )arios puntos.
El personal del 1rea, se%*n la información obtenida en la e)aluación de la efecti)idad de mane'o, al
parecer es insuficiente en n*mero para poder controlar tanto el in%reso como a los turistas que ya se
encuentran dentro del 1rea.
C 0tra amenaza que reco%e el dia%nóstico faun,stico es la denuncia sobre acti)idades de cacer,a por
cazadores furti)os8 los propietarios de las haciendas tambi$n indican la presencia de cazadores en la
re%ión.
C No se conoce de tala de bosque, pastoreo o quemas, en el interior del A". Esporádicamente el
%anado de las haciendas entra en el A".
C &a amenaza que más temen los pobladores del 1rea de influencia es la disminución del recurso
a%ua por factores climáticos, especialmente por la )ariación de los re%,menes h,dricos.
C Aunque no salió de las entre)istas con los )ecinos del 1rea, tambi$n se puede considerar como
amenaza incendios, ya que el 1rea se encuentra embebida entre plantaciones de pino e incluso la
misma 1rea posee más de la mitad de su superficie como plantación de pino.
C Ena amenaza que analizaremos dentro del área será inclusi)e del mismo turismo que puede lle%ar
a deteriorar el área prote%ida por no recibir la capacitación necesaria.
EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DE LAS ACTIVIDADES
TURÍSTICAS
IDENTIFICACIÓN DE IMPACTOS DE LAS ACTIVIDADES TURÍSTICAS
DE OFERTA ACTUAL
Los impactos del turismo en el ANRB son relativamente poco
sini!cativos" so#re todo por$ue se de#e tomar en cuenta $ue los
ecosistemas del ANR El
Bolic%e esta#an &uertemente intervenidos" desde antes de la inclusi'n
del (rea en el Sistema Nacional de )reas *roteidas +SNA*,- Los
ma.ores impactos ecol'icos su&ridos en la /ona" de&orestaci'n .
siem#ra e0tensiva de pinos" %an a&ectado pro&undamente la salud de sus
ecosistemas-
*ara e&ectos de aplicar un an(lisis interado de los e&ectos $ue %an
enerado las actividades tur1sticas . la in&raestructura e0istente" se %a
construido la 2atri/ de 3mpactos Am#ientales-
Ser1a necesario esta#lecer un sistema e&ectivo para evitar $ue la #asura
se disemine en el am#iente" tra#a4ando" so#re todo en la educaci'n del
turista +medidas correctivas 25" en la matri/,- *ese a $ue el impacto real
so#re &auna . suelos es pe$ue6o . di&1cil de medir +ver matri/," es
importante evitarlo" incluso por ra/ones est7ticas- Los impactos
causados por las actividades de pic-nic" caminatas . campin" como se
o#serva en la matri/" se de#en principalmente al pro#lema de mal
mane4o de la #asura-
En cuanto a las auas servidas" es necesario reali/ar estudios so#re las
auas su#terr(neas para evitar $ue los po/os s7pticos las contaminen"
.a $ue al momento no se conoce si e0iste un impacto sensi#le . $u7
manitud tiene- *or otro lado" para reducir el impacto" tanto so#re auas
su#terr(neas como so#re el suelo" ser1a recomenda#le reducir el uso de
$u1micos . proveer a los turistas con 4a#ones #ioderada#les +medida
correctiva 28" en la matri/,-
Los senderos tienen un e&ecto positivo so#re la 9ora" al evitar $ue los
turistas caminen por todos lados" pisoteando las plantas" de manera
indiscriminada so#re todo en el p(ramo- *or eso" se recomienda instalar
#arreras discretas a manera de pasamanos para evitar $ue los turistas
se salan de los senderos +medidas correctivas 25 . N5" en la matri/,-
Tam#i7n evitan la erosi'n del suelo causada por las caminatas sea de
ma.or sini!caci'n- Sin em#aro" al no contar con un recu#rimiento
adecuado la erosi'n de los mismos senderos es &uerte . re$uieren
mantenimiento &recuente- *or lo tanto se recomienda adecuarlos con
una capa de ripio o maderos +medidas correctivas 2: . N:" en la matri/,-
F#$%&'()*+*(,%# -( C&.&)*-&-(/ .&$& (' +&,(0# T1$2/%*)#
E3&'1&)*4, -( '& 3*/*%& &)%1&' 5 -( '&/ &)%*3*-&-(/ %1$2/%*)&/
.#%(,)*&'(/
La actividad tur1stica por el momento ." en los niveles de visita $ue se
encuentra" no incrementa ni disminu.e sustancialmente las
intervenciones so#re el medio natural- Sin em#aro" con la visi'n de
me4orar la e0periencia de la visita tur1stica en el laro pla/o" se de#er1a
pensar en un reempla/o paulatino de los pinos por veetaci'n nativa" lo
cual me4orar1a la situaci'n de la &auna" me4orando a su ve/ el valor
atractivo del (rea proteida-
Los impactos del turismo se circunscri#en principalmente a la
producci'n de desec%os" por lo $ue se de#e me4orar el mane4o . control
de la visita- *ese a $ue los desec%os s'lidos se recolectan para $ue sean
recoidos por el servicio municipal en el inreso desde la carretera"
actualmente no se controla $ue los turistas los colo$uen los desec%os en
los #asureros" ni se recoe lo $ue se dispersa 4unto a los senderos .
(reas de visita-
A partir de la in&raestructura e0istente . de la /oni!caci'n propuesta" se
#usca optimi/ar el uso del espacio tur1stico estructurado . lorar el
'ptimo uso de los atractivos $ue el ARNB posee" $ue no son muc%os .
$ue de#en servir de #ase para enerar el desarrollo de productos
tur1sticos competitivos- Esto ser( materia de la propuesta $ue ser(
licitada en t7rminos de una concesi'n de los servicios tur1sticos del (rea
proteida-
9. PROPUESTA DE CONFORMACIÓN DE ESPACIOS DE PARTICIPACIÓN Y
COORDINACIÓN ENTRE EL MAE8 ACTORES LOCALES Y EL CONCESIONARIO
:POTENCIAL;
A tra)$s de las opiniones )ertidas por los actores locales )ecinos del 1rea y la opinión del personal
del .AE, se construyó una propuesta de conformación de espacios de participación y coordinación
entre el .AE, actores locales y el concesionario -potencial/ para el mane'o y toma de decisiones en
el mane'o del ANRB.
9omo antecedentes tenemos que si bien no e+isten actualmente propuestas de co%estión o
administración por parte de los actores locales, estos participan en al%unas acti)idades puntuales en
beneficio del 1rea, como son las min%as que se han hecho para reforestación y mantenimiento de
las fuentes h,dricas al interior del ANRB. ;ambi$n han participado en acti)idades de control de
quemas y de cacer,a y la mayor,a de las personas entre)istadas han mostrado un inter$s en
participar en más en las acti)idades relacionadas con el 1rea, entre las más importantes el mane'o
del a%ua y el turismo.
Sin embar%o, por el lado del .AE, la e+periencia ne%ati)a que el SNA" ha tenido frente a di)ersos
espacios de coordinación, como es el caso de los comit$s de %estión, ha propiciado a que se piense
en un modelo menos participati)o, especialmente en lo referente a la toma de decisiones en el
mane'o. Apro)echando que dentro del 1rea no e+isten comunidades ni due#os pri)ados, este
modelo propuesto es el más coherente con las aspiraciones del .AE.
&a propuesta del .AE es conformar un espacio a tra)$s de la realización de e)entos anuales -de 2 a
?/ o cuando amerite, con el fin de coordinar y me'orar el mane'o del ANRB, tomando en cuenta
temas prioritarios para los actores locales como son el a%ua y el turismo.
En cuanto a la relación de los actores locales y el concesionario potencial, se ha elaborado un "lan
de .ane'o Ambiental de >nfraestructuras ;ur,sticas que presentan lineamientos que deben ser
tomados en cuenta por la concesionaria para re%ular la participación de los actores locales en el
tema de turismo.
<. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
El estudio socioeconómico con los habitantes de la zona de influencia de ANR El Boliche nos
permite lle%ar a las si%uientes conclusiones y recomendaciones:
C Sobre la situación económica y social cabe indicar que la mayor presión está por el lado de los
in%resos y no por el lado de las condiciones de )ida. El calificati)o de pobreza está dado por el ni)el
de in%resos y no por la calidad de los ser)icios con que cuentan para su )ida. Es decir que, la
solución no está en promo)er obras de infraestructura social, sino en modelos de me'oramiento del
empleo y de ne%ocios que aumenten los in%resos de los habitantes.
<e all, que se su%iere promo)er acciones relati)as a nue)as opciones económicas para los
habitantes de la zona y que puedan inte%rarse con las estrate%ias del .AE, especialmente las
relati)as a ;urismo. <ebe recordarse que este estudio arro'a la buena disposición de los habitantes
para participar en el me'oramiento del 1rea y en su control, lo cual constituye una contraparte
importante en beneficio de El Boliche.
C &a propuesta de crear turismo a%roecoló%ico elaborada por .ente factura -2==/ pasa por cambiar
primero todo el sistema producti)o de los campesinos que tiene muy poco de ecoló%ico y para lo
cual se requieren al menos a#os -hasta reducir la contaminación actual del suelo y aprender las
t$cnicas propias de la a%ricultura -denominada de di)erso modo: or%ánica, inte%ral u hol,stica,
permacultura/. El ANRB buscar,a relacionar la presencia tur,stica con recorridos por la zona en la
perspecti)a de realizar turismo a%roecoló%ico.
Además, el cambio de sistemas menos contaminantes, tiene un factor positi)o sobre la
biodi)ersidad que ocupa indistintamente los espacios habitados y el ANRB.
C E+isten al%unas habilidades que no se limitan a la a%ricultura que pueden tambi$n ser
apro)echadas con estos habitantes. En sistema tur,stico inte%rado con el A", como sistema, es decir
una cadena de participación de los habitantes en todas las acti)idades del turismo, podr,a ser
e)aluado como recomendación. Este estudio debe ser realizado y el dise#o de un sistema completo
de turismo en relación al ANRB.
C Muera del 1rea, los campesinos tienen inter$s en me'orar sus capacidades a%ro producti)as con
capacitación y asistencia t$cnica especializada8 as, como tienen inter$s en el mane'o de recursos
naturales, especialmente el mane'o de bosques y reforestación o el mane'o del a%ua -inter$s que es
especial en la re%ión/
C En lo que se refiere al monoculti)o y poca di)ersificación producti)a e+iste una ló%ica de mercado
que les permite tener in%resos básicos8 as, como tambi$n sucede con la ele)ada calidad de sus
peque#as %anader,as. No se puede promo)er cambios en los sistemas a%rarios en la denominada
econom,a sustentable, si es que no se pueden reemplazar esos in%resos por otras fuentes. &as
peque#as superficies de los predios y los culti)os se basan en el carácter intensi)o, qu,mico, de
monoculti)o, de la producción de cebollas, papas y habas, as, como del uso de las )enta'as
comparati)as de la cercan,a al mercado mayorista de .achachi.
C &a producción de leche podr,a ser una opción interesante en el me'oramiento de in%resos, si es que
se le a#ade )alor a%re%ado: esto no e+iste posiblemente por la facilidad de un mercado de leche
cruda que e+iste, pero que mantiene ba'os los precios. Se recomienda la realización de estudios de
factibilidad sobre el procesamiento de la leche de las comunidades a escala zonal o me'oras en la
comercialización.
C >%ualmente, el empleo fuera de las fincas no se puede reemplazar hasta que el A" y la potencial
concesión de los ser)icios tur,sticos del ANRB sean capaces de %enerar empleo estable en la serie
de acti)idades relacionadas con las acti)idades tur,sticas.
C E+iste un puntal interesante de fomento, que es la crianza de animales menores. Es posible que la
descapitalización de los campesinos y la falta de mano de obra reduzcan la presencia de animales
menores. Estos, i%ual que la a%ricultura, requieren de mano de obra constante, por lo que se debe
e+aminar si el porcenta'e de población que se queda en las propiedades a%rarias es suficiente para
mantener estas acti)idades. Esto tambi$n implica un plan inte%ral de desarrollo del sistema:
producción, cuidado, asistencia t$cnica )eterinaria, alimentación, procesamiento, comercialización.
C El inter$s del A%ua y del ;urismo, son dos puntales esenciales de los "ro%ramas de "articipación.
Sin embar%o la participación requiere de:
5. En intenso y ele)ado traba'o en concienciación sobre el A", su función y ob'eti)os.
2. Ena e+plicación a los habitantes sobre las formas de participación en el A" en la que además de
ser beneficiarios -turismo, otros ser)icios/, pueden tener responsabilidades en otros temas en los
que ellos han demostrado un %ran inter$s: control, mane'o de a%ua, cuidado de quemas,
reforestación del entorno, min%as. O ello implica mayor participación en la planificación y en la
%estión del 1rea.
C En %eneral, a pesar de la pobreza de la población, de las peque#as propiedades que tiene, se puede
hablar de una situación )enta'osa debido a las capacidades que tienen estos productores para
sostener su )ida y a la buena relación con el A". Estas oportunidades deben ser apro)echadas en el
mane'o del 1rea.
C "or *ltimo, se debe promo)er una alianza entre la administración del 1rea y estos habitantes a fin
de crear un entorno sano, frenando las influencias de la e+pansión peri urbana. <ebe entenderse a lo
peri urbano como la construcción de espacios de uso no a%ropecuario en el que se concentra
población y se realizan acti)idades muy contaminantes y poco re%uladas que pueden pro)ocar
contaminación y presión de di)erso tipo en la zona de influencia y en el 1rea.
"or ello el presente estudio su%iere el dise#o e implementación con los %obiernos locales y el .AE
de un plan de ordenamiento del territorio, con normati)as y ordenanzas claras, a fin de ase%urar que
la zona se libre de influencias que pro)ienen de la e+pansión que promue)e la carretera
panamericana. Si los habitantes locales se inte%ran a esta e+pansión peri urbana pueden optar por
este modelo económico ne%ati)o para el ANRB y la zona de influencia, y para su principal fuente
potencial de in%resos: el turismo.
B>B&>0JRAMPA:
"lan de .ane'o del 1rea Recreacional el Boliche