You are on page 1of 3

¿CUÁLES SON LOS ISOTOPOS Y LAS FORMAS ALOTRÓPICAS DEL CARBONO?

¿CUÁLES SON SUS
USOS?
Isótopos del átomo de Carbono
Carbono 12 (98,89%) Está conformado por 6 protones, 6 neutrones y 6 electrones. Adquiere
particular importancia al usarse como patrón para el cálculo de la masa atómica de los distintos
nuclidos existentes en la naturaleza; dado que la masa atómica del
12
C es, por definición, 12 umas.
Carbono 13 (1,1 %) Cuando el núcleo contiene 7 neutrones, tenemos el isótopo
13
C.también es
estable físicamente.
Además de estos dos isótopos estables, se conocen diversos isótopos inestables (que se
descomponen radioactivamente), desde el
8
C hasta el
22
C. De todos ellos, debido a que es el único
que podemos encontrar en la naturaleza, destaca el isótopo
14
C.
El
14
C se forma continuamente en la atmósfera por interacción de la radiación cósmica con
14
N, el
componente mayoritario del aire. La radiación cósmica está formada por protones, rayos alfa,
rayos beta y radiación electromagnética. Cuando los rayos cósmicos penetran en la atmósfera
sufren diversas transformaciones, entre ellas la producción de neutrones.
Estos neutrones pueden participar en la siguiente reacción:
1
0
n +
14
7
N →
14
6
C +
1
1
H

Aunque sólo existe a nivel de trazas (1 ppt del total del carbono) y es inestable, tiene una semivida
bastante elevada (5730 años), descomponiéndose mediante una desintegración β- a
14
N, por
conversión de un neutrón a protón, y emisión de un electrón y un antineutrino electrónico
(partícula sin carga, y prácticamente sin masa, con la que el sistema conserva el momento
angular):
14
6
C →
14
7
N +
0
-1
e + e

Carbono 14 (10
-10
%) El carbono-14,
14
C o radiocarbono, es un isótopo radiactivo del carbono,
descubierto el 27 de febrero de 1940 por Martin Kamen y Sam Ruben. Su núcleo contiene 6
protones y 8 neutrones. Willard Libby determinó un valor para el periodo de semidesintegración o
semivida de este isótopo: 5568 años. Determinaciones posteriores en Cambridge produjeron un
valor de 5730 años. Debido a su presencia en todos los materiales orgánicos, el carbono-14 se
emplea en la datación de especímenes orgánicos.

Formas alotrópicas del carbono
El carbono tiene varias formas alotrópicas. Alotropía, en Química, significa la existencia en estado
sólido de dos o más formas estructurales moleculares o cristalinas de un elemento. Los alótropos
del carbono pueden ser:


Tridimensionales:
 Grafito: Es el alótropo más abundante, fue usado por culturas neolíticas. Fue nombrado
grafito por Abraham Gottlob Werner en 1789. El grafito tiene la distinción de ser la forma
más estable de carbono a condiciones estándar. En consecuencia, es usado en
termoquímica como el estado estándar para definir el calor de formación de los
compuestos de carbono. El grafito es capaz de conducir la electricidad, debido a la
deslocalización de los electrones. Los electrones deslocalizados son libres de moverse a
través del plano. Por esta razón, el grafito conduce la electricidad a lo largo de los planos
de los átomos de carbono, pero no conduce en una dirección a ángulos rectos al plano. Es
ligeramente más reactivo que el diamante. Esto es debido a que los reactantes son
capaces de penetrar entre las capas hexagonales de átomos de carbono en el grafito. No
es afectado por solventes ordinarios.

 Diamante: El diamante es el mineral natural más duro conocido, lo que lo convierte en un
abrasivo excelente y le permite mantener su pulido y lustre extremadamente bien. No se
conocen sustancias naturales que puedan rayar o cortar un diamante. Cada átomo de
carbono en un diamante está unido covalentemente a otros cuatro átomos de carbono,
dispuestos en un tetraedro. Estos tetraedros, juntos, forman una red tridimensional de
anillos de carbono de seis miembros (similar al ciclohexano), en la conformación de silla,
permitiendo que haya tensión de ángulo de enlace de cero. Esta red estable de enlaces
covalentes y anillos hexagonales es la razón de que el diamante sea increíblemente duro.
Bidimensionales:
 Grafeno: Es una estructura nanométrica, bidimensional, de átomos de carbono
fuertemente cohesionados, con una superficie plana ligeramente ondulada y con
configuración atómica hexagonal De esta configuración o arreglo atómico se desprenden
las propiedades electrónicas, mecánicas y químicas excepcionales.
Su fuerza mecánica le permite soportar presiones mayores a 1 060 GPa y su conductividad
térmica es de aproximadamente 3 000 W/mK (siendo varias veces mayor que la del cobre,
lo que le permite disipar el calor con facilidad).
El grafeno tiene una alta área superficial específica (2 630 m2/g) comparada con la de los
nanotubos de carbono (1 315 m2/g), lo que lo convierte en un candidato atractivo para
aplicaciones de almacenamiento de energía [3].

Monodimensionales:
 Nanotubos: Los nanotubos de carbono, también llamados buckytubos, son moléculas de
carbono cilíndricas con propiedades novedosas que las hacen potencialmente muy útiles
en una amplia variedad de aplicaciones (nanoelectrónica, óptica, aplicaciones de
materiales, etc.). Exhiben propiedades extraordinarias de resistencia, propiedades
eléctricas únicas, y son eficientes conductores del calor. Su nombre deriva de su tamaño,
puesto que el diámetro de un nanotubo es del orden de unos pocos nanómetros
(aproximadamente 50 mil veces más delgado que el grosor de un cabello humano), a la
vez que pueden ser de algunos centímetros de longitud.
Cero dimensionales:
 Fullerenos: El fullereno (también se escribe fulereno) es la tercera forma molecular más
estable del carbono, tras el grafito y el diamante. La primera vez que se encontró un
fullereno fue en 1985: Su naturaleza y forma se han hecho ampliamente conocidas en la
ciencia y en la cultura en general, por sus características físicas, químicas, matemáticas y
estéticas. Se destaca tanto por su versatilidad para la síntesis de nuevos compuestos como
por la armonía de la configuración paradigmática de las moléculas con hexágonos y
pentágonos: el icosaedro truncado y los cuerpos geométricos semejantes, con mayor
número de caras. Se presentan en forma de esferas, elipsoides o cilindros.
También son de aplicación en el campo de la medicina, gracias a sus propiedades
biológicas. A este respecto, se consiguió que un fullereno soluble en agua mostrara
actividad contra los virus de inmunodeficiencia humana que causan el SIDA. Pero
considerando la reactividad de los fullerenos, éstos se tornan potencialmente tóxicos
sobre todo si se toma en cuenta que son materiales lipofílicos que tienden a ser
almacenados por los organismos en zonas de tejidos grasos. Los fullerenos como el C
60
pueden inducir un estrés oxidante, otros estudios han señalado que, además de que
ciertos nanomateriales podrían ser efectivos como agentes bactericidas tanto para
bacterias positivas como negativas en un cultivo dado, en particular los fullerenos del tipo
C
60
podrían potencialmente inhibir de modo importante el crecimiento y la respiración de
los microbios

La alotropía sumamente extensa de este elemento se debe a la capacidad de los átomos de
carbono para formar redes muy complicadas y de diversas estructuras.