You are on page 1of 2

3 Razones por las Que Fallan los Aceites Lubricantes

Jeremy Wright, Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Noria Latín América.

Recientemente me preguntaron si sería posible limpiar (filtrar) un aceite, re-aditivarlo y
volverlo a poner en servicio. Esto plantea una pregunta aún mejor - ¿por qué tenemos
que cambiar el aceite en primer lugar? Hay varias razones para tener que vaciar y llenar
un depósito. Las principales son la contaminación, la degradación del aceite base y la
pérdida de propiedades específicas proporcionadas por los aditivos.

Contaminación
La contaminación puede considerarse como cualquier cosa que se introduce al
lubricante y que no debería estar allí. Puede ser cualquier cosa y todo. Ejemplos
de fuentes externas son la tierra, agua y líquidos o materiales relacionados con los
procesos. Si estos contaminantes no pueden eliminarse del sistema por medio de
filtración, deshidratación, etc., tendrá que aplicarse un enfoque más radical (es decir, un
cambio de aceite).
Una forma de contaminación que a menudo es olvidada es la que proviene de fuentes
internas. El desgaste de la máquina y subproductos de la degradación del aceite deben
ser tratados de la misma manera que las fuentes externas.
Entonces, ¿qué pasa si dejamos la contaminación en el sistema? Esto depende del tipo
de contaminante que haya infectado el sistema. En casi todos los casos, estos
contaminantes reducirán la expectativa de vida de la máquina si no se controlan.

Degradación del Aceite

La degradación del aceite, específicamente la oxidación, es otra cosa que dará lugar a un
cambio de aceite. La oxidación se produce cuando el oxígeno atmosférico se combina
con las moléculas de hidrocarburo y se provoca un cambio químico. Este cambio
químico resulta en la transformación química catastrófica y permanente de la molécula
de aceite. La velocidad a la que las moléculas del aceite reaccionan con el oxígeno
depende de varios factores, pero el más frecuente es la temperatura.
Al igual que muchas otras reacciones químicas, las tasas de oxidación aumentan de
forma exponencial con el aumento de la temperatura, que se rige por la ecuación de
Arrhenius. Una buena regla a utilizar es que la oxidación del aceite se duplica por cada
10 grados centígrados por encima de los 75 grados centígrados. Otra forma de verlo es
que por cada 10 grados centígrados que aumenta la temperatura, reducirá a la mitad la
vida útil del aceite.
Entonces, ¿qué sucede si usted deja que el aceite se degrade? La eventual ruptura de las
moléculas es inevitable. Esta puede prolongarse manteniendo el aceite limpio, fresco y
seco, pero en algún momento se presentará. Cuando esto suceda, los subproductos de la
reacción serán perjudiciales para la salud de la máquina.
.


Los primeros en formarse son los ácidos carboxílicos. Estos ácidos son relativamente
débiles, pero pueden empezar a corroer las superficies de la máquina si se dejan en el
sistema por mucho tiempo. Si no se controla, el aceite ya muy oxidado comenzará ahora
a formar lodos y barnices. Estos lodos y barnices pueden causar la obstrucción del filtro,
bloqueo de espacios críticos, obstrucción de válvulas y muchos otros precursores de
daños de la maquinaria.

Agotamiento de Aditivos
Muchos aditivos se consumen o agotan químicamente en el desempeño de su función.
Esto significa que cuando se utilizan, se acaban. No hay vuelta atrás. Después de
consumirse en su totalidad, el aditivo ya no puede proporcionar la propiedad especial
que impartía en el aceite base. Se afecta el desempeño del lubricante, y de nuevo el
aceite debe cambiarse.
¿No quedan más aditivos de reserva? Detergentes, dispersantes, mejoradores de
viscosidad y anti-desgaste e inhibidores de corrosión son sólo algunas de los aditivos
que las fábricas de aceite mezclan en los lubricantes para complementar y mejorar el
desempeño del aceite base. Cada uno de estos aditivos tiene una vida finita, y cuando
llegan al final de esa vida, usted puede olvidarse de cualquier ventaja que ellos
brindaban. Algunas máquinas dependen en gran medida de los aditivos, y cuando estos
se van, también lo hace la expectativa de vida de la máquina.
Estos tres factores son la razón por la que cambiamos el aceite. No importa lo que usted
haga, tarde o temprano tendrá que cambiarlo. Sin embargo, mientras más limpio, más
fresco y más seco lo mantenga, mayor será el tiempo que pueda mantenerlo en
operación.