You are on page 1of 2

El Vengador

Law Abiding Citizen (Un Ciudadano Ejemplar)
Ensayo Crítico


Esta película es una clara y dura crítica al sistema de justicia criminal y la manera
en que éste puede afectar la vida de las víctimas y de los victimarios. Se nos
presenta un sistema que a pesar de estar estructurado para la impartición de la
justicia, no la imparte como corresponde por la ineptitud de elementos cruciales y
determinantes como lo son los fiscales, abogados y jueces.
Vemos como luego de que dos individuos violaron y asesinaron a la esposa y a la
niña del protagonista (Clyde) en su presencia, éste se convierte en nuestra
opinión, en otra víctima, pero esta vez del sistema de justicia criminal.

El ego de un fiscal que cuenta con un récord de convicciones de 96%, por medio
de negociaciones y tratos con los delincuentes, para evitar el riesgo de perder sus
casos por medio de juicios, conduce al protagonista Clyde directamente a la
frustración y a perder la fe en el sistema. Este fiscal, ni siquiera intentó ir más allá
para que los delincuentes fueran procesados como correspondía, apuntando a
que “algo de justicia es mejor que ninguna justicia.”

Aludiendo a que el testimonio de Clyde no sería confiable ante el tribunal, porque
en cierto momento se desmayó, y debido a que las pruebas forenses no eran
conclusivas, el fiscal hizo un trato con uno de los delincuentes, el cual se hizo
testigo del pueblo y declaró en contra de su compañero, acusándolo de haber sido
el autor de los crímenes. Ese trato del Estado resultó en una sentencia mínima
para este y se pidió la pena de muerte para el otro, quien terminó pagando con su
vida por los crímenes que no cometió.
La cómoda y desinteresada posición del fiscal en cuanto al trato que hizo con el
criminal, llenó de indignación y frustración a Clyde, ya que él estaba dispuesto a
que el caso se viera en juicio por jurado porque según decía, él estuvo allí y sabía
lo que había pasado, pues vio a los dos criminales hacer lo que hicieron. Es
entonces cuando aún dentro de nuestra propia indignación, tenemos que darle
algo de crédito al argumento del fiscal en cuanto a que lo importante no es lo que
uno sepa, sino lo que se pueda declarar y probar en corte. Este argumento nos
lleva a pensar en su frase de que es mejor algo de justicia que ninguna justicia,
pues ciertamente el caso no contaría con un buen respaldo de las pruebas
forenses, resultando el juicio en uno favorecedor para los criminales.
Otro ángulo que debemos analizar es el de la pena de muerte. En la trama se le
aplica la pena capital a un inocente por la falsa confesión que proveyó el
verdadero autor de los crímenes, hecho que nos lleva a reflexionar sobre la
efectividad de la aplicación de esta pena.

En cuanto a la vista de causa probable para arresto y pago de fianza por el
aparente asesinato de dos personas, Clyde se presenta ante la misma jueza que
hacía 10 años vio el caso de su esposa e hija. Tras un argumento basado en su
rectitud y respeto a las leyes, continúa su exposición haciendo alusión a que no se
había presentado ni una sola pieza de evidencia en su contra, por lo que
consideraba altamente perjudicial y ofensivo constitucionalmente, el estar detenido
sin fianza. Acto seguido, hizo referencia directa a un caso legal que respaldaba su
derecho a salir libre bajo fianza, por lo que la jueza admirada por las razones
expuestas, se dispuso a informar que lo dejaría libre bajo fianza cuya cantidad no
logró decir, pues éste arremetió verbalmente contra ella y contra el sistema de
justicia criminal.

En su discurso contra el sistema, podemos pensar en las innumerables ocasiones
en que personas que han cometido delitos graves, salen bajo fianza por el simple
hecho de no tener antecedentes penales y de aparentar que no representan un
peligro para la sociedad. Su crítica fue acertada, pues él sabía que había cometido
los crímenes. Tanto en ese momento, como en toda la película, se empeña en
demostrar que el sistema de justicia no sirve.

En un momento dado, el fiscal le dice a Clyde que el sistema sí funciona, a lo que
este riposta diciendo que ha hecho que funcione solamente para él como fiscal.
Ciertamente muchos fiscales, jueces y abogados hacen que el sistema de justicia
criminal funcione sólo para ellos, procurando incrementar su prestigio profesional y
el propio del Estado, logrando con esto el que la ciudadanía pierda la fe en un
sistema que fue creado para impartir la justicia.

No es hasta que Clyde asesina múltiples personas, que el fiscal va entendiendo
que más allá de una venganza, él quiere llevarlo a reflexionar sobre su errada
manera de manejar los casos criminales. Sobre este particular, pensamos que
aunque si bien es cierto que la exposición de su punto fue llevado a los extremos,
también es cierto que el fiscal finalmente entendió que no debía hacer más tratos
con asesinos, pues las consecuencias podrían ser nefastas, y que debe dirigirse
hacia el mejor interés de las vidas de aquellos que buscan la justicia ante la
perdida y el dolor.