You are on page 1of 10

La Paradoja

“Un relato sobre la verdadera esencia del liderazgo”













































INTRODUCCION


John que es protagonista de la “paradoja”, siendo un hombre exitoso a una
temprana edad, siendo gerente general de una empresa que se dedica a la
fabricación de vidrio, ya que es titulado de administrador de empresas; se caso
con Rachael, una psicóloga, pero él de cariño la llamaba “el loquero”, tienen un
niño de 14 años a que en honor a él lógicamente lo llamaría John, y una nena de
12 años a la que llamó Sarah, por lo cual vivía una vida llena de éxitos y en lo
material no le faltaba más que desear, pero todo empezó ese declive en su calidad
de vida ya que en la empresa en la que trabaja un grupo de descontentos
empleados empezaron una huelga, con ayuda del sindicato interno, ya que
querían aumentos en sus salarios, pero no lograron ese acuerdo ya que no
lograron los votos a su favor. El jefe de John lo culpo a éste, debido a que por la
acción que tuvieron esa rebeldía por parte de los empleados, al igual que los
representante del sindicato y la de encarga de R.R.H.H. explicaron que se debía a
un problema interno, es decir de dirección por parte de John, pero lógicamente
éste se justificó que el problema era de los empleados, debido a que ellos quieren
ganar más haciendo el mínimo de esfuerzo, pero eso no fue todo la situación con
su familia no estaba del todo bien; en lo que respecta con su hijo, que estaba en
una etapa de rebeldía no se entendía del todo bien con John, al igual que su hija
Sarah, estaba enojada con John, pero no entendía porque era esa rebeldía de sus
hijos, si estos en lo material lo poseían lo necesario e incluso sus lujos que
quisieran. Para acabar de matar a John, la esposa, le dijo que en su relación
matrimonial ya no se sentía del todo bien con ésta, ese fue el balde de agua fría
para que John, prendiera la alerta de “peligro”. Debido a que John no era del todo
religioso, fue a pedir ayuda con el pastor de la iglesia, solo para satisfacer a su
esposa, y aquél le recomendó que fuese a un retiro a un monasterio, cerca del
lago Michigan, John sin más remedio emprendió esa experiencia con tal de
equilibrar de nuevo su vida tanto laboral como sentimental. Pero él cargaba con un
peso que no lo dejaba dormir, era un sueño en el siempre acababa que se tenía
que ir con Simeón, que este le iba a dar la respuesta, muchas coincidencia con
este suceso le estaban pasando a lo largo de su vida, por lo cual decidió en ir al
monasterio, además que le comentaron que en él estaba un empresario muy
exitoso, según la revista FORTUNE, eso lo motivo en ir más al monasterio,
emprendió su viaje.
Llegando a monasterio, le fue acogido por el “padre” Peter, que le dio la
bienvenida al lugar y le explico su itinerario, el cual hago mención que era muy
tedioso para la rutina de John, y le indico que se quedaría en la habitación 3, junto
con el pastor Lee, y los demás, que eran 3 mujeres y 1 hombre más, se repartirían
en las 2 habitaciones restantes, entrada la noche fijo su despertador a las 5.00
a.m. , ya que la sesión religiosa empezaría a las 5.30 a.m., por lo cual era un
descontento para John, quedo dormido ese sábado por la noche.




Después del séptimo día, el sábado ya todos con las mentes claras de que fueron
a ser parte de un seminario en el que, un gran líder, poseedor de autoridad e
influyente y buscando servir a los demás, eso y todo lo demás que caracteriza aún
buen líder, como Len Hoffman, o más conocido como Simeón, en el monasterio;
se despidieron quedando en claro que el sargento Greg, iba a volver a reunirlos a
todos dentro de seis meses, y fue así como se dio por concluir la experiencia de
John que el primer cambio que tenía que hacer era consiguió mismo y empezar a
pensar en la elección voluntaria que había tomado como líder.







































CAPITULO 1
“LAS DEFINICIONES”
Eran las 5 de la mañana y lo saludo su compañero de cuarto, el pastor Lee,
entonces, éste se adelantó al servicio que empezaría a las 5.30, John sin más
remedio se tuvo que despertar y salió para la capilla, para el servicio de la mañana
que consistía en cantos y oración, no duro más de 20 minutos, y luego los seis,
que eran los participante en el seminario, se tomaron un descanso, ya sea para
meditar o para leer, en ese lapso de tiempo en que hubo para tomar las clases
que empezaban a las 9.00 de la mañana, se dirigió a la biblioteca, y empezó a
navegar por internet, tratando saciar su intriga por descubrir, más sobre ese tal
Len Hoffman, tan exitoso empresario que poseía una excelente reputación debido
a que se caracterizaba por convertir en éxito las empresas que estaban en la
rotunda quiebra, tanta información que descubrió que le pareció, que ese era una
oportunidad para responder sus preguntar que le estaban dando vuelta en su
cabeza debido a ello, descubrió por parte del padre Peter que, en el monasterio, lo
conocían a Hoffman como Simeón, casualidad o destino, era lo que John, le daba
miedo en descubrir si sus acciones o simplemente el destino lo estaban llevando
hacia Hoffman.
Dada las 9.00, John se presentó en la clase de liderazgo, que debidamente era
Simeón el que las impartía, quedo John fascinado con la idea de llevar lo mejor
posible esas clases que le vendrían del todo bien para resolver sus problemas.
Simeón, que era Len Hoffman, se presentó y empezó la charla, en definir que era
Autoridad y Poder, y se realizó una lluvia de ideas para poder definirla, se llegó a
un consenso de que Poder era “la capacidad de forzar o coaccionar a alguien,
para que éste haga la voluntad de otro, debido a sus fuerza”; y la Autoridad la
definieron como “el arte de conseguir que la gente haga voluntariamente lo que un
quiere, debido a nuestra influencia. Debido a ello surgieron los conceptos de
liderazgo, “arte de poder influir y satisfacer las necesidades de los demás, con
autoridad”, la gestión, “que es simplemente es gestionar las cosas” y gerente es la
persona que “ejerce esa autoridad por el bien común y satisfaciendo sus
necesidades de los empleados”.
Debido a ello, se mencionan que el poder es algo pasajero, mientras que la
autoridad es más duradera y que ayuda a forjar el liderazgo, ya que no queremos
liderar solo por unos momentos y luego que cada quien haga lo que quiera.
Debido a ello también surgen las relaciones humanas que son de trascendencia
para los interese grupales y que el buen líder debe hacer un grupo homogéneo
para poder ejercer sus autoridad.
Pero eso no quiere decir que solo la autoridad debe de imperar en los lideres
debido que, en algunos sucesos de nuestra vida cotidiana debemos de valernos
del poder para realizar algunas acciones, todo ello pero de forma equilibrada.
Los 5 compañeros de John, era un pastor llamado Lee, un instructor del ejercito
llamado, Greg, una enfermera llamada Kim, una directora escolar, Theresa, y por



ultimo a una entrenadora llamada Chris. Todos ellos siendo jefes, directores,
entrenadores o padres, debatían constantemente todos los conceptos que deba el
ilustre Simeón, y que ayudaba a que ellos se convirtieran en líderes de sus
equipos o familia.
Pero John, quería aprovechar lo mayor posible a Hoffman, Simeón, por lo cual le
pregunto sobre si sería posible que se reunirán durante el desayuno para
conversar más sobre unos asuntos que a John le inquietaban, pero Simeón debía
de consultarlo con sus Abad, que era la máxima autoridad en el convento.
Terminada la clase ese día Domingo, le dice Simeón a John que si quisiera podían
reunirse antes del servicio de las 5.30 de mañana, media hora antes que
comenzara la rutina cotidiana, lo cual algo entre si y no quiso John.
Pero la lección del Domingo, le estaba causando tanta emoción a John, que de
seguro iba a aprovechar, lo de autoridad, poder, gestión, gerente, liderazgo,
influencia, relaciones humanas, y de poder satisfacer las necesidades de los
demás a lo que el sargento al principio no se convencía del todo. Existo una
palabra en la que casi todos los interese de las empresas debían de fijarse, que
sería en la de “ A.C.E.P.” que definía con accionistas, clientes, empleados y
proveedores, en la cual debía de existir una relación muy fuerte para poder llegar
a tener éxito en sus labores y no solo concentrarse en vender ya que a cada
elemento de esa relación debe de integrase por igual para poder conseguir
desarrollar y cimentar sus propósitos para alcanzar el éxito tanto personar y
grupal, para demostrar ese liderazgo que busca satisfacer las necesidades y no
sus deseos, con ayuda de la autoridad y no del poder, saber escuchar para ser
escuchado, tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran y crear esa
confianza de un líder que apoya a sus seguidores y causar una impresión positiva
hacia sus colaboradores o superiores, quitar esa monotonía de solo buscar los
resultados haciendo las cosas de manera rutinaria, lo cual llevaría a la ruina como
líder, quedando esa sesión concluida y luego de un día largo de actividades en el
monasterio, John quedo caigo y dormido cuando llego a su cuarto.
CAPITULO 2
“EL PARADIGNA ANTIGUO”
Al amanecer del día Lunes, despertando antes de las 5 de mañana, John que
estaba emocionado, para juntarse con Simeón, llegando a la capilla, que sería su
centro de reunión en los próximos 5 días restantes, lo vio que estaba meditando y
John sin querer interrumpirlo se sentó, lo más silencioso posible al lado de él,
cuando abrió los ojos, le pregunto ¿John que has aprendido? Y lo dijo, sobre la
diferencia de poder y autoridad, lo de liderazgo y sobre brindar una confianza para
forjar relaciones humanas deseables por las personas a quienes tenemos a
nuestro cargo. Excelente, repuso, y dime en que te puedo ayudar, bueno, replico
John, como he visto y he querido que me ayudes, ya que en mi vida laboral estoy
teniendo unos tropiezos que vienen a interferir mi vida cotidiana, lo cual está
creando muchas negativas en mi actuar y además que me brindes consejos de
empresario ya que por lo visto has tenido éxito en las empresas en las que has



trabajado, Simeón, le recordó que debía de empezar a escuchar para ser
escuchado ya que ayer no estaba poniendo atención a lo que Kim, la enfermera
estaba diciendo, debido a que estaba físicamente en esa aula, pero
psicológicamente en otro mundo, debes de aprender eso para poder ver que es lo
que lo demás necesiten y en lo que puedes contribuir para ser un buen líder. Y
dicho eso las media hora se pasó como el agua, llego la ora del rezo, que eran
como había dicho no más de 25 minutos, ya que a lo largo del día tenían que
cumplir con 5 sesiones de rezos.
Llegada la hora de las clase de liderazgo con Simeón, empezó recalcando lo que
habían aprendido ayer, y luego enfatizo en lo de “paradigma” el sargento quedo
estupefacto de ello y pidió que se lo aclaran, y Simeón, dijo “son los mapas o
modelos que debemos seguir para no perder el rumbo de nuestra vida”, eso si se
debe de poner en la mayoría de veces en tela de juicio debido a que el mundo va
cambiando constantemente, por lo cual se debe de salir de la rutina o de la zona
de confort que en la mayoría de ocasiones se acomodan y se quedan estancados
por lo cual se arriesgan a quedar paralizados en un mundo y brindar un
comportamiento malo y cayendo en la monotonía, debemos de recordar que “ que
no es posible mejorar sin cambiar” solo sería un loco el que piense en que puede
ser cierto que por sí solo van a surgir los cambios.
A la vez hay que establecer los límites, como las normas o políticas, tratar de no
ser capataces que están cuidando a los esclavos, más bien ser servidores o
líderes que contribuyan el bienestar común, satisfaciendo las necesidades y
conseguir los objetivos. De manera que cada uno de las personas que tenemos
a nuestro cargo debemos de darles las responsabilidades respectivas para que
también puedan contribuir al cambio y demostrarle que no se conformen con la
mediocridad de los resultados siempre buscar la mejora continua, animarlos a ser
lo mejor posible. Además, los líderes deben de estar dispuestos a cubrir las
necesidades y no lo deseos de nuestros colaboradores, ya que la necesidad es
brindarles lo que ellos necesiten para poder una mejor productividad tanto laboral
como en la vida ya que cada persona es diferente a las demás; y procurar ser
líderes flexibles.
Además con eso Simeón, les recordó que deben de eliminar ese antiguo
paradigma en que se centraba en los jefes por sentirlos bien, es decir concentrar
todos los esfuerzos con tal que nuestro jefe se sienta mejor, y el nuevo paradigma
seria de concentrar toda esa sinergia para nuestros clientes ya que nuestros
colaboradores son los que están más al contactos con ellos, y las empresas se
deben su existencia a los clientes, también se habló sobre las necesidades de
Maslow, que una era consecuencia de las otras, que vienen de las necesidades
básicas a la autorrealización. Terminado con esa la sesión de lunes cada un busco
algo en que ocupar el tiempo, y como el día estaba tan ajetreado que el anochecer
venia rápidamente.





CAPITULO 3
“EL MODELO”
Como era de rutina el día martes, se juntaron John y Simeón para hablar de sus
inquietudes y de nuevo Simeón le pregunta ¿Qué aprendiste el día de ayer? Y
John le dice que lo de cambiar de un estilo para poder conseguir de la mejor
manera y en ocasiones es bueno salir de su estado de comodidad para poder
cambiar ayudarían a ser un mejor líder ante sus súbditos.
Llego la hora de la clase, y llegando todos los demás compañeros a la clase de
manera puntual, Simeón dice que la obediencia a dado muchos frutos en sus
carrera cuando andaba en el mundo de las empresas, emprendió el debate con el
modelo que estaba proponiendo que se basaba en el liderazgo de servicio, luego
para citar ejemplos, esta Kim, la enfermera que dice recordar a Gandhi que este
es un líder que no uso la violencia para poder influir sobre sus seguidores, de igual
manera esta Luther King, que este buscando que se respetara a los hombres de
color ya que estos deberían de tener los mismos derechos que los demás
ciudadanos, ambos líderes, buscaron el bienestar no solo para el pueblo oprimido
sino que se sacrificaron y no utilizaron la violencia para poder influir en los demás
y buscar los derechos de los demás y ante el mundo; de igual forma se mencionó
a la madre Teresa de Calcuta, que de igual manera se sacrificó y sirvió para el
bienestar de los pueblos oprimidos sin usar la violencia; por lo cual tiene un
denominador común de que ambos aman a sus prójimo, pero no del sustantivo de
sentimiento más bien de realizar obras con amor dijo Chris. Llegada la hora de
concluir con la clase dejo en claro el estilo de liderazgo, que el liderazgo se sienta
sobre la autoridad, con sacrificio y servicio y amor, para que exista un voluntad de
querer hacer las cosas de lo mejor posible que esa voluntad viene consigo por la
combinación de las intenciones y las acciones, quedando en claro ese modelo que
recalco que es el tan antiguo como su práctica moderna, ya que viene usado por
Jesús el mejor líder.
CAPITULO 4
“EL VERBO”
Despertando el día miércoles, y todavía algo aturdido y con algo confundido por
los días que ha aguantado estar en el monasterio, pero motivado por ir a charlar
con Hoffman, Simeón, se levantó, ya algo tarde iba a la reunión mañanera,
Simeón tan fresco como siempre, como si hubiese dormido medio día, volvió a
preguntar ¿Qué has aprendido ayer?, John recalco, quede fascinado por tu
modelo de liderazgo, a lo cual Simeón repuso, no es mío sino que lo pedí prestado
por Jesús.
Llegado la hora de la clase, y Greg, de tono fuerte pregunto ¿pero eso de amar,
no me quedo claro?, con lo cual le pido a Theresa que buscara la palabra y dijo
que aiban encontrado no como un sentimiento sino más bien como un estilo de
comportamiento que se debe de actuar con los demás, por lo cual en el idioma
original se tradujo de mala manera ya que viene del griego AGAPE que significa
paciencia, afabilidad, humildad, respeto, generosidad, indulgencia, honradez y
compromiso.



De ello que en este día dedicaremos a ese término ya que consideren que AMOR
y LIDERAZGO son sinónimos, y verán porque les digo, dijo Simeón, y todos
quedaron con un signo de interrogación ya que no tenían idea porque esa relación
que hacia el profesor el hablar de liderazgo y amor.
Dijo que liderazgo, es paciencia porque hay que mostrar dominio de uno mismo;
es afabilidad, ya que se debe de prestar atención; es humildad, porque hay que
ser autentico sin pretensiones, ni arrogancias; es respeto, debido a que hay que
tratar a los demás como si fueran gente importante; es generosidad, es decir
satisfacer sus necesidades no sus deseos; es indulgencia, no guardar rencor
cuando te perjudiquen; es honradez, es estar libre de engaños; es compromiso, a
nuestras elecciones. Todo esto se asemeja a las características que tiene que
tener el líder para ser eficiente y mostrar resultados acordes a ellos, debido a ello
todo no seria capaz si no lo hacemos de la mejor manera, es decir mostrar un
sacrificio tal como lo hizo Gandhi o Luther King y ser servicial para los demás solo
asi se estará forjando esa autoridad para ser el cimiento de un buen líder. Pero
nuestro verdadero carácter de líder se revela cuando tenemos que dar lo mejor de
nosotros mismos mpor los que nos son antipáticos cuando nos vemos en acto de
amar a los que no son de nuestro agrado, de ello nos miramos para ver el
compromiso que hemos adquirido como líderes.
CAPITULO 5
“EL ENTORNO”
Día Jueves, y ya John había despertado desde muy temprano y se apresuró para
hablar con Simeón, y volvió ¿Qué has aprendido? Y respondió me fascino lo del
Amor y liderazgo, y su gran importancia en la vida integral de un buen líder.
Pero ya juntos para recibir la clase, se concentró en el entorno, dijo que no importa
si se está haciendo un bien en el interior si no se hace algo en lo exterior, es decir
el lugar de trabajo en el que se desenvuelve diariamente, dio el ejemplo del jardín
y explico que las plantas necesitan de las personas para que crezcan, pero no son
las personas las que hacen que ellas florezcan más bien son un medio para que
se desarrollen, lo mismo pasa en las diferentes labores en donde se ejerce, los
médicos no curan, solo previenen, los jardineros no hacen crecer las flores ayudan
para que florezcan. Lo mismo sucede en las empresas los lideres tienen que
construir un ambiente cómodo y digno para que los colaboradores se sientan a
gusto para trabajar y contribuyan a lograr los objetivos, ya que con ellos se busca
la permanencia de la productividad. De igual manera no hay que cambiar a nadie,
lo único que podemos hacer es ayudar a que cambien y para los lideres lo mejor
sería de cambiar a nosotros mismos ya que se deben de establecer los límites
para que puedan influir sobre los demás y además hay que motivar que es como
una comunicación que influye en las elecciones que se hacen.
Mantener un ambiente lleno de motivación ayuda a contribuir a que el entorno se
vuelva más cómodo para trabajar y contribuya a la productividad laboral.




CAPITULO 6
“LA ELECCION”
Llegada la hora de las clase de las 9.00 seguido de lo que es el servicio respectivo
de las 5.30 y luego del desayuno, empieza el profesor, Simeón, veremos que al
principio de la semana les había comentado que por propia voluntad ustedes son
líderes, jefes, padres, madres, entrenadores, soldados, en fin; ustedes por
elección propia han escogido eso por lo cual no es más que ustedes han adquirido
esa responsabilidad ante esos cargos, por lo cual deben de tener en claro que no
es por los genes o por el determinismo que según, Freud podría ser la causa de
los síntomas que se perciben en la vida cotidiana; ya que no es por alguna causa
que nos pasó hace varios años lo que ahora nos está afectando, por ello que digo
que el hombre es cimiento de su propio destino y que debe de aceptar las
responsabilidad de acuerdo a sus actos que ha hecho por lo cual les digo que el
hombre lleva las 4 etapas en el desarrollo de nuevos hábitos, ya que en la primera
etapa, es de inconsciente e inexperto, el cual desconocemos lo nuevo para
nuestro comportamiento; en la segunda etapa está la de consiente e inexperto,
que es el estado en el sabemos la nueva conducta pero no la dominamos al
100%; luego la de consiente y experto, con la cual somos ya conocedores tanto en
el conocimiento como en la práctica para nuestro comportamiento; y por último la
de inconsciente y experto en la que ya todo lo hacemos de forma habitual.

CAPITULO 7
“LOS RESULTADOS”
Todo a su tiempo, es lo que dice Simeón, porque solo así con paciencia, esfuerzo,
disciplina se conseguirán los resultados deseados y que contribuyan a forjar ese
líder con autoridad para que dure en el largo plazo y no perdure con el poder y de
actuar de manera rehaz ante las situaciones, además de afrontar los problemas,
ser responsables, buscar ese equilibrio del ego y la soberbia y contrarrestarlo,
debido a que debemos de buscar nuestra misión, el propósito y el sentido, ya que
si no tenemos un propósito bien marcado es casi seguro que nuestro sentido se
verá aturdido y estaremos en otra dirección; además debemos de recordar que
también existe los resultados de gozo es decir, con la satisfacción que se tiene
interiormente y con la convicción y llevando en línea los valores y principios de la
vida y evitar del todo el egoísmo con los demás y buscar con la disciplina ser
antinaturales es decir buscar el cambio siempre para el bien y ser feliz, sirviendo
las necesidades de los demás y amar que nos obliga a crecer como humanos y
demostrar el cambio para encontrar los resultados