You are on page 1of 151

P

á
g
i
n
a
1




P
á
g
i
n
a
2





Primero viene la idea, y después la ejecución de la idea…

Wang Wei
















P
á
g
i
n
a
3

INDICE
INTRODUCCIÓN……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….. 4
CAPITULO I. MUSEO…………………………………………………………………………………………………………………………………………………. 6
Tipología de los museos. ……………………………………………………………………………………………………………………………. 8
Funciones del museo. …………………………………………………………………………………………………………………………………. 9
Perfil del personal de los museos. ……………………………………………………………………………………………………………… 19
CAPITULO II. NUEVO PARADIGMA - NUEVA MUSEOLOGIA……………………………………………………………………………………... 22
¿Por qué una nueva museología? ………………………………………………………………................................................... 23
Pautas de un nuevo museo………………………………………………………………………………………………………………………….. 27
Objetivos de la Nueva Museología. ……………………………………………………………………………………………………………… 29
CAPITULO III. LOSDEPARTAMENTOSDE EDUCACIÓN EN MUSEOSDE ARTE MODERNO O CONTEMPORÁNEO………. 35
Educación…¿de qué tipo? ………………………………………………………………………………………………………………………….. 39
Funciones de los Departamentos de Educación. ………………………………………………………………………………………… 44
Actividades de los Departamentos de Educación………………………………………………………………………………………… 47
Estructuración del Departamento de Educación. ………………………………………………………………………………………… 49
Los Departamentos de Educación en los Museos de Arte Moderno y Contemporáneo………………………………… 51
Los Departamentos de Educación y la Nueva Museología en los Museos de Arte Moderno y
Contemporáneo…………………………………………………………………………………………………………………………………………..

59
CAPITULO IV. IMPORTANCIA DE UN DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN PARA LOSMUSEOSDE ARTE MODERNO Y
CONTEMPORANEO EN VENEZUELA………………………………………………………………………………………………………………………….…

60
Público al que influiría el departamento de Educación en un Museo de Arte moderno y
Contemporáneo…………………………………………………………………………………………………………………………………………..

70

Entonces y finalmente, ¿Por qué y para que un Departamento de Educación adentrado en la Nueva
Museología en nuestros Museos de Arte Moderno y Contemporáneo?...........................................................

71
FACTIBILIDAD: caso de estudio Museo de Arte Moderno Juan Astorga Anta. Mérida - Venezuela
PROYECTO: Lo lúdico en el arte…¿versión o acción? ………………………………………………………………………………….

73
Creación del proyecto ……………………………………………………………………………………………………………………………….. 76
Diseño y actividades……………………………………………………………………………………………………………………………………. 76
El recurso humano. ………………………………………………………………………………………………………………………………………. 79
Logística…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………. 80
Conclusiones correlativas de la ejecución de este proyecto en el MAMJAA…………………………………………………… 80
REFERENCIAS BIBLIOHEMEROGRÁFICAS………………………………………………………………………………………………………………. 82
ÍNDICE DE ANEXOS... …………………………………………………………………………………………………………………………………………….. 92
ÍNDICE DE IMÁGENES……………………………………………………………………………………………………………………………………………….. 128



P
á
g
i
n
a
4

INTRODUCCIÓN

Los museos en la actualidad se han visto en la obligación de extender su
visión sobre las exigencias que se hace hoy día de ellos. Estos requerimientos han
tenido que convertirse en prioridad para la adaptación al medio social
contemporáneo, en donde difícilmente perviven y se manifiestan.

En vista de estas nuevas necesidades, el 30 de mayo de 1972 en Santiago
de Chile fue celebrada una reunión organizada por el ICOM, conocida hoy día en
el ámbito museológico, como Mesa Redonda de Santiago de Chile donde se inicia
la búsqueda de las nuevas ideologías y formas de trabajo que marcará las nuevas
pautas para las instituciones museísticas. Todo esto, se dará dentro de un
movimiento conocido como la Nueva Museología. Allí se manifiesta la necesidad
de convertir al museo en un complejo cultural, pluridisciplinario, el cual; tiene como
meta inicial y final, que la labor que se desarrolle allí sea para la concienciación de
las comunidades de las diferentes naciones actuales, de sus valores artísticos,
culturales y patrimoniales. Esta responsabilidad enmarca al nuevo museo en una
institución eminentemente educativa la cual debe trabajar en pro de la
investigación, protección, conservación, restauración y difusión del entorno de
cada comunidad. Es por ello que se hace tan imprescindible para todo museo en
estos momentos, contar entre sus unidades de trabajo con un Departamento de
Educación. Éste, es el motor que haría funcional todo lo dicho anteriormente. En el
siguiente trabajo se presenta un pertinente esbozo de los conceptos, pautas y
formas de lo que concierne a la Nueva Museología, como también lo relacionado a
los Departamentos de Educación pertenecientes a los museos, para así
condensar todo en la necesidad que se tiene de la creación de esta unidad en las
instituciones museísticas que de ella carezcan o, que la posean en un supuesto
organigrama pero que no cumplan a cabalidad su función. Para hacer énfasis en
lo productivo y necesario de este dispositivo del museo, se realizó un plan de


P
á
g
i
n
a
5

trabajo (curaduría) enmarcado en los pasos que deben seguirse para cada
programa cultural y artístico que se desarrolle en el mismo. Este evento se tituló
Lo lúdico en el Arte… ¿versión o acción?, y se aplico bajo la colaboración primaria
del Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta en la ciudad de Mérida, Venezuela.
Tiene significancia el hecho de que esta propuesta curatorial que se desarrolló en
el año 2008, es sin duda alguna pretexto para la interpretación de una
investigación teórica la cual quedaría inacabada sin la praxis. La teoría llevó a la
acción, dejando por entendido lo beneficioso que sería para cualquier museo la
incorporación en su organización de un Departamento de Educación.


















P
á
g
i
n
a
6

“En la actualidad, el museo es considerado como
un medio de comunicación que tiene que llegar a un
público, cada vez mas amplio. El museo tiene una
función educativa y el público es su máximo cliente:
por lo tanto sus políticas deben estar dirigidas a la
captación y estudio de ese público… en este sentido,
no se deberían preparar exposiciones, programas ni
otras actividades paralelas, sin un conocimiento
adecuado del público al que se destinan”

Armando Gagliardi. Los museos y el público.



CAPITULO I. MUSEO

Georges Henri Riviere, fue el primer Director del Consejo Internacional de
Museos (ICOM)
1
y quien ejerció ese puesto entre los años de 1946-1965, y es a
quien se le atribuye la definición de museo que en la actualidad se utiliza. Este
concepto es el que está suscrito en el artículo 2 de los estatutos aprobados por la
16° Asamblea General de La Haya, de 1989 y, enmendado, por la 18° Asamblea
General de Stavanger (Noruega) de 1995, del ICOM, bajo los auspicios de la
UNESCO
2
y en el que se establece como concepto universal de museo el
siguiente:
Un museo es una institución permanente, sin fines lucrativos, al
servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que adquiere,
conserva, investiga, comunica y exhibe, con fines de estudio, de educación
y de delectación, evidencias materiales de la humanidad y de su entorno.

1
El Consejo Internacional de Museos, fundado en 1946, es una organización internacional no gubernamental de
museos y profesionales, dirigida a la conservación, mantenimiento y comunicación del patrimonio natural y cultural del
mundo, presente y futuro, tangible e intangible por lo tanto está consagrado a la promoción y al desarrollo de los
museos y la profesión museológica en el ámbito internacional. El ICOM también servirá como posible promotor del
patrimonio mundial.
2
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura creada en 1945. Cuenta con 188 estados
miembros, y su principal objetivo es contribuir al mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo promoviendo, a
través de la educación, la ciencia, la cultura y la comunicación, la colaboración entre las naciones a fin de garantizar el
respeto universal de la justicia y los derechos humanos. Entre sus propósitos fundamentales está la promoción de la
identificación, protección y preservación del patrimonio mundial, esto es el patrimonio cultural y natural de todo el
mundo considerado especialmente valioso para la humanidad.


P
á
g
i
n
a
7


a. La anterior definición de museo se aplicará sin ninguna limitación
derivada de la naturaleza de sus órganos rectores, su carácter territorial, su
estructura funcional o la orientación de las colecciones de la institución
implicada.

b. En adición a las instituciones designadas como "museos", las
siguientes deben ser entendidas como museos a los efectos de esta
definición:
 Los yacimientos y monumentos arqueológicos, etnográficos y
naturales y los yacimientos y monumentos históricos que tengan la
naturaleza de museo para sus actividades de adquisición, de
conservación y de comunicación.
 Las instituciones que presenten especímenes vivos de plantas y
animales, tales como los jardines botánicos y zoológicos, acuarios y
viveros.
 Los centros científicos y los planetarios.
 Los institutos de conservación y galerías de exposición dependientes
de bibliotecas y centros de archivos.
 Reservas naturales.
 Organizaciones museológicas de carácter internacional, nacional,
regional o local; ministerios, departamentos o agencias públicas
responsables de museos, en el sentido recogido en este artículo.
 Instituciones sin ánimo de lucro u organizaciones que realizan
investigación, educación, capacitación, documentación y otras
actividades relacionadas con los museos y la museología.
 Cualquier otra institución que el consejo ejecutivo, oído el comité
consultivo, considere que tiene alguna de las características de un
museo o de apoyo a los museos y sus trabajadores, a través de la
investigación, la educación o la formación museológica.

Todo lo anterior conlleva a las exigencias con las que hoy día debe cumplir
las instituciones museísticas, como lo son:
 Disponer de colecciones estables de bienes de valor histórico, artístico,
científico, técnico o de cualquier otra naturaleza cultural.
 Disponer de un inmueble adecuado a sus funciones.
 Idear y dotar al museo de un decálogo de funcionamiento en cuanto a
funciones, objetivo y personal.


P
á
g
i
n
a
8

 Estar dotado de personal técnico estable con formación y perfil en
museología y en las disciplinas científicas acordes con sus contenidos y
funciones.
 Garantizar las áreas funcionales básicas o departamentos adecuados para
el cumplimiento de los fines de la institución.
 Disponer de infraestructura material y de servicios. Contar con dotación
presupuestaria anual estable que permita el cumplimiento de sus funciones
y fines.
 Regirse por un plan museológico.
 Cumplir la deontología profesional en el desarrollo de sus funciones.

Tipología de los museos
Los museos de acuerdo a las características de la colección que posean, su
funcionamiento y sus recursos de actividades son catalogados en Venezuela de la
siguiente manera, según las Normativas Técnicas de Museos
3
(2005) dictadas por
el CONAC
4
:
1. De acuerdo con su alcance geográfico:
a) Museos internacionales: sus colecciones particulares o generales
dentro de una especialidad que alcance internacional.
b) Museos nacionales: sus colecciones particulares o generales de una
especialidad, tienen alcance nacional.
c) Museos regionales: sus colecciones son representativas de una
porción del territorio en el que están ubicados.
d) Museos locales: sus colecciones están relacionadas con el ámbito de
la comunidad.

3
Es una guía que pretende el desarrollo y crecimiento de los museos venezolanos. Para ello, estipula parámetros
técnicos establecidos internacionalmente adaptándolos a las necesidades prioritarias del país.
4
Consejo Nacional de la Cultura. Creado el 29 de agosto de 1975.


P
á
g
i
n
a
9

2. De acuerdo con la densidad y homogeneidad de la colección:
a) Museos generales: son aquellos que poseen colecciones
heterogéneas de diferente naturaleza y/o período.
b) Museos especializados: son aquellos que poseen colecciones
homogéneas correspondientes a un determinado tipo y/o período.
3. De acuerdo con el carácter jurídico de la institución:
a) Museos públicos: poseen colecciones propiedad del Estado.
b) Museos privados: poseen colecciones propiedad de instituciones y/o
coleccionistas privados.
4. De acuerdo con la naturaleza de la colección
a) Museos de arte: colecciones de bellas artes de todos los tiempos y
estilos.
b) Museos de historia: colecciones que representan la evolución
histórica de una región, país o estado, personas o hechos.
c) Museos de antropología: colecciones relativas al desarrollo de la
cultura; entre ellos se insertan los museos de arqueología, etnología,
etnografía, etc.
d) Museos de ciencias: colecciones especializadas ven el área de las
ciencias naturales y exactas.
e) Museos de tecnología: consideran la evolución general hasta las
últimas innovaciones en el campo de las ciencias y de la técnica, sin
desligarlas de su contexto histórico y sociocultural.

Funciones del museo.
Las funciones de los museos hoy día se han incrementado sujetas a los
requerimientos de una nueva sociedad y de un nuevo momento, pero es necesario


P
á
g
i
n
a
1
0

iniciar su explicación a partir de las funciones básicas ya conocidas como son
adquirir, conservar, investigar, comunicar y exhibir.
i. Adquirir
La adquisición de obras para un museo es uno de los puntos quizás más
álgidos en sus funciones porque la colección que debe formar parte del patrimonio
de la institución, será su valor no sólo patrimonial sino también el posible enlace a
donde éste intenta llegar que no es otro sino al público; por lo cual se pretenderá
en lo permitido dentro de las posibilidades financieras del museo, lograr la mejor
colección. Sin embargo, en Venezuela esto no es tan fácil. La adquisición de obras
para una colección museística ha de tener una valoración plástica en el caso de
un museo de arte, acorde a la tipología de este. Si es cierto que los valores
estéticos están abiertos y que hoy por hoy se habla mucho de democratizar la
visión artística, en estas instituciones no han de perderse los linderos de lo que
debe poseer, custodiar, proteger y divulgar un museo. En ellos deben
resguardarse objetos estéticos cuya singularidad lo distinga y haga merecedor de
ser protegido como patrimonio.
Una colección museística de arte,… se conforma a partir de exclusiones,
otorgando jerarquías de valor a determinadas obras y atendiendo
unas experiencias artísticas en detrimento de otras, independientemente
inclusive de la posible importancia de las últimas. De ahí su relación siempre
problemática con la vida real del arte, tanto del pasado como del presente. De
ahí, también, la necesidad de revisión periódica de sus fines y alcance.
(Navarrete. 2002. Coleccionismo de arte. Acomodando el desorden. En línea:
http://av.celarg.org.ve/decoleccion/navarret.htm. Visitado:18/03/08

Cuando el artista es reconocido, el valor de sus obras ascienden muchas
veces a cantidades bastantes altas. Los grandes museos del mundo tienen
diferentes formas de adquisición como lo son: la donación, la compra; por poseer
fondos expresos para eso o mecenas, o también logran obtener obras nuevas por


P
á
g
i
n
a
1
1

intercambios. Pero a los museos de menor envergadura les es duro el camino de
hacerse de una colección que respalde todo el trabajo museístico.
En nuestro país muchas de las obras que llegan a nuestros museos lo hacen
a través de compras simbólicas y en la actualidad por donaciones sin la pertinente
valuación de los requerimientos justos para poder hacerse de una colección con
verdadero valor estético.
ii. Conservar
La conservación refiere a la prolongación en lo posible de la vida, en el caso
del museo de arte, de la obra plástica. Pero cuando el objeto ha perdido gran parte
de sus características por la cual se le ha dado un valor artístico se procede a lo
que se denomina restauración, el cual es un procedimiento donde se busca la
restitución del objeto museológico para recuperar su tangibilidad física y de igual
forma así se logra la tangibilidad histórica del mismo.
La lamentable y real situación de los museos de arte venezolano estriba en
la perdida material de muchas obras garantes del patrimonio artístico nacional. Las
perdidas que atañen a la conservación (existe otro tipo de perdida en nuestro
museos como lo es obras de envergadura que desaparecen de nuestras
instituciones no pudiéndose encontrar quien señale el paradero de ellas), tienen
que ver directamente con la falta de recursos materiales y humanos preparados
para esta misión. De hecho es importante señalar que en nuestro país no existen
pensums de estudio universitarios para preparar a profesionales en esta tarea.
iii. Investigar
5

Según Varine–Bohan, citado por Barroso (1994), el museo debe ser
considerado como un banco de datos al servicio de la comunidad. La investigación

5
Muy preciso sobre este punto esta el artículo de Trinidad Nogales Basarrate la investigación en los museos…Una
actividad irrenunciable.


P
á
g
i
n
a
1
2

de los museos girará en torno a los ingresos, a la numeración de los objetos, a las
bajas, a los libros de registros, al inventario general, a los catálogos, a la
clasificación genérica, a la nomenclatura, a los archivos fotográficos, a la
aplicación del sistema y de los ordenadores, a los temas museológicos, a los
artistas, a las curadurías, a las expografías y a todo aquello que necesite ser
ratificado con información procedimental para formar memorias investigativas de
todo lo relacionado a la institución. De igual forma, también entra en esta fase la
clasificación de la documentación de los objetos museísticos con un apartado para
la sistematización de archivos fotográficos-numéricos cuyo número corresponda a
las piezas del museo. Esta documentación en diferentes soportes podrá ser la
siguiente:
a) Archivos documentales.
b) Catalogación, registros y clasificación de las obras.
c) Creación de catálogos documentales de todas las piezas existentes.
d) Creación de catálogos documentales de las exposiciones.
e) Información del estado de conservación, sobre antecedentes y origen de la
pieza.
f) Información de los artistas creadores de las obras de la colección.
g) Documentación administrativa.
o Expedientes de valoración de piezas.
o Expedientes de ingresos de piezas.
o Documentación de las piezas ingresadas.
o Expedientes de piezas desaparecidas.
o Museo.
o Correspondencia recibidas y enviadas.
o Expedientes de los departamento.
o Expedientes económicos sobre el museo.
o Exposiciones.
o Actividades extramuseisticas.


P
á
g
i
n
a
1
3

o Investigaciones realizadas por el museo.
o Personal.
Lo más importante del proceso de investigación es la capacidad
que éste tiene para enriquecer las restantes actividades del museo, ya que
la investigación en el museo desarrolla un espectro muy amplio,
vertebrado en las propias esferas internas de las instituciones, pero
también volcado hacia los usuarios del museo... ( Nogales Basarrate, 2004.
p. 55. La investigación en los museos. Una actividad irrenunciable. En
línea: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1048183. Visitado:
01/12/07)

En el caso particular de nuestra nación la investigación en las instituciones
museísticas es muy baja por no decir nula. Esta se ignora, generalmente por no
entenderse que es es ella el punto neural de todo proceso y trabajo museístico.
Para que esto sea solucionado los organismos que respaldan económicamente a
nuestros museos así como sus directores, deben entender primeramente lo
necesario de esta actividad dentro de los museos y en segundo lugar, que la
investigación no es un trabajo que sólo requiere a un personero que corte y pegue
trabajos ajenos y luego implemente en la práctica sin un análisis previo y oportuno
a las necesidades del museo, de la zona geográfica que ocupa, de la cultura y del
público que los visita y el que pretende captar.
La investigación, cualquiera que sea el campo en que se aplique, requiere
de un profesional oportuno, multi-trans-interdisciplinario, con herramientas
académicas capaces de discernir en el ¿por qué?, el ¿para qué? y la factibilidad
de sus investigaciones. El investigador del museo aparte de poseer el perfil
anterior debe ser creativo y capaz de asumir al personal del museo en su labor
para lograr que estos se identifiquen y colaboren con conocimiento pleno y
responsabilidad de las actividades que se generen de las investigaciones. De igual
forma debe estar en constante estudio del público.



P
á
g
i
n
a
1
4

iv. Comunicar
Una de las funciones en la contemporaneidad en que se hace mucho énfasis
con respecto a los museos es su función comunicativa, pero ¿hasta dónde y
cuánto porcentualmente se da en la realidad?
La comunicación desde Saussere se ha medido a través de sus
componentes: un emisor, un receptor y el mensaje, los cuales innegablemente
existen en sociedad. Pero ¿cuando es éste último efectivo?. El mensaje son
códigos que hay que cifrar y recomponer dentro de un marco referencial que en
todos no es el mismo y el cual depende de factores económicos, sociales,
políticos, demográficos, culturales y otros, individuales y colectivos tanto del
emisor como del receptor. El museo al ser una fuente multicultural ha de buscar y
encontrar códigos que lo habiliten en su tarea de información. Si bien, en el caso
de un museo de arte moderno o contemporáneo el lenguaje son las obras, estas
per se no complementan la comunicación con el público actual. En otros
momentos históricos cuando el arte era en si mismo un hecho cualitativo de la
vida, la visita al museo no requería más códigos que el arte en si. En los tiempos
que vivimos las pautas vivenciales de la humanidad parecieran haberse dilatado
hacia otras necesidades donde el arte ya no juega un papel principal y por ello
hace preciso que los museos reorganicen sus tácticas investigativas del público,
en la búsqueda de generar recursos comunicacionales. Respecto a esto Lacouture
opina:
El problema de comunicación…es particularmente sensible en
América Latina, donde, tradicionalmente, los visitantes de los museos están
inhibidos y desprovistos de sentido critico: comunicar significa dialogar y no
imponer. Si se quiere imponer un diálogo, es necesario que exista
retroacción. De lo contrario, no se hace sino trasmitir un mensaje sin saber
de que modo ha sido percibido…Es esencial que lleguemos a conocer a
nuestro público, sus reacciones ante la exposición su facultad de
comprenderlas. Debemos tener en cuenta las opiniones y las sugerencias
de los visitantes… ( MUSEUM, p.76)



P
á
g
i
n
a
1
5

En el Taller Método de Acercamiento Crítico al Museo, dictado en Caracas
entre el 12 y el 16 de junio de 1989, auspiciado por la Universidad Pedagógica
Experimental Libertador, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la
Educación, la Ciencia y la Cultura junto al Museo de Arte Contemporáneo, se
determinó que “…El museo moderno se proyecta entonces, como una institución
de comunicación de masas, educativo y de difusión cultural…” ( p. 14)
Así se puede puntualizar que la comunicación en los museos
innegablemente va de la mano con su papel de gestor cultural
6
– educativo.
v. Exhibir
El cumplimiento de una exhibición es una tarea ardua por todo lo que
conlleva en los tres espacios cronológicos que debe ocurrir, antes de la
exposición
7
, en el transcurso de ella y al final de la misma, lo que se denomina la
gestión expositiva. Lo cual implica un trabajo multidisciplinario. En esta labor es
imprescindible la museología
8
.
Las exposiciones pueden ser de cuatro tipos:
a) Contemplativas: caracterizadas por la observación de objetos, artefactos o
colecciones de carácter artístico, antropológico, científico e histórico. Operan
conforme al concepto de “no tocar”. Ofrecen información visual básica.

6
Gestión cultural es un concepto que se introduce en los años ochenta del siglo XX. La cultura y la gestión cultural
requieren del conocimiento y el reconocimiento del contexto o realidad en el cual se da una cultura y en el que se hace
una gestión. La particularidad de cada gestor cultural se halla en que él debe edificar su propio modelo de gestión de
acuerdo con su contexto para que cada uno de sus proyectos sea creado y llevado a cabo con éxito.

7
La Normativa Técnica de Museos refiere que la exposición es la disposición de obras, piezas, objetos, ideas y otros
materiales con respecto a la temática contemplada dentro de los fines del museo, en un espacio determinado.
8
Responsable de comunicar los contenidos de las investigaciones y coordinar las acciones entre la(s) colección(es) y
exposición(es). Debe conocer los sistemas de investigación, conservación, educación, organización y sus relaciones con
el medio físico según el tipo y naturaleza del museo. “es la ciencia del museo; estudia la historia y razón de ser de los
museos, su función en la sociedad, sus peculiares sistemas de investigación, educación y organización, relación que
guarda con el medio ambiente físico y clasificación de los diferentes tipos de museo” – ICOM – 1970.


P
á
g
i
n
a
1
6

b) Manipulativas: propician la intervención física del visitante sobre los
elementos gráficos y mecánicos. Tocar, subir, pedalear o mover
componentes, contribuye o afirma las ideas expresadas en la exposición.
c) Interactivas: permiten activar dispositivos o elementos que cambian el estado
inicial de la misma. Ofrecen al visitante la oportunidad de decidir y conducir la
actividad que desee, seleccionar opciones y probar sus habilidades para
obtener sus propias conclusiones.
d) De Inmersión: crean en el visitante la sensación de que se encuentra en un
lugar y/o circunstancia particular. El ambiente creado estimula al visitante en
la comprensión de las ideas expresadas en la exhibición. (p. 98. Normativas
técnicas de Museos. 2005)
Estas funciones de la institución museística se han incrementado con la
necesidad de un público total, esto refiere al público que asiste a un museo
voluntariamente y de aquel al que ésto nunca le ha generado necesidad. La
intención museística es absorber e involucrar a la población en sus predios y, por
ello, en estos tiempos traspasa sus muros para ir en busca de este público del que
tanto requiere. Por esto, hace uso de los recursos que la contemporaneidad ofrece
para lograr su propósito y así dar cumplimiento a su labor formativa-informativa
que hoy día tanto se precisa de ella y así termina convirtiéndose en un gestor
cultural.
Pau Rausell Köster cita a Rausell Asuaga, para determinar que los objetivos
de la institución museísticas son de dos tipos, objetivos intrínsecos y objetivos
extrínsecos, determinándolos de la siguiente forma:
Objetivos intrínsecos.
Los objetivos intrínsecos son aquellos objetivos básicos que todo
museo ha de cumplir de acuerdo con aquellas definiciones más
institucionalizadas del ICOM. Esas misiones son las que orientan la acción
del museo a cumplir con las actividades más esenciales de la propia
naturaleza del museo de conservar adquirir, investigar, exponer y difundir.


P
á
g
i
n
a
1
7

Objetivos extrínsecos.
El concepto de objetivos extrínseco, parte de la consideración del
museo como instrumento para obtener resultados más allá de la dimensión
del museo (y esta concepción explica que dichos resultado podrían
conseguirse con otras herramientas) y por tanto la deseabilidad de dichas
misiones responden a lógicas externas al funcionamiento del propio museo.
Este tipo de objetivos tiene como destinatarios por un lado, al usuario
individual, por otro lado a la dimensión simbólica colectiva y finalmente al
territorio y, en este contexto, podemos incluir dentro del concepto de
territorio al municipio, el barrio o la zona donde se ubica el museo, en el
sentido de que el museo puede funcionar como transformador de recursos
de diversa índole. (p. 12. Museo. ¿Qué es desde la perspectiva económica
y desde la lógica de acción pública? En línea:
http://www.uv.es/museos/MATERIAL/Rausell.pdf. Visitado: 11/02/08)


P
á
g
i
n
a
1
8




Tomado de: Un museo. ¿Qué es desde la perspectiva económica y desde la lógica de acción pública?
Objetivos intrínsecas
Objetivo Acciones/objetivos intermedios

Custodia
Conservación /
Restauración
Colección
Valorización /
Interpretación
Exhibición
Garantizar la seguridad de las piezas. Posibilitar la conservación y recuperación
de piezas/obras que de otra manera se perderían. Maximizar la cantidad de
piezas en estado de conservación ideal.
Restaurar y recuperar la máxima cantidad de piezas que lo requieran. Obtener
las condiciones ideales de conservación.
Tener una colección completa y bien catalogada y clasificada. Tener una
colección amplia/singular. Tener una colección significativa. Tener una
colección lo más reconocida posible.
Incrementar la investigación sobre los hechos/artefactos/piezas obras que se
exponen en el museo. Publicar y promover la publicación de estudios,
investigaciones, reseñas sobre hechos, artefactos, piezas u obras
contenidas o relatadas en el museo. Generar impacto en publicaciones
especializadas.
Producir exposiciones. Exhibir exposiciones. Mostrar el mayor número de
piezas.
Mostrar las piezas durante el máximo tiempo posible. Mostrar las piezas en las
mejores condicione posibles.
Objetivos extrínsecos

Formación
Entretenimiento
Democratización
acceso
Creación/
Reforzamiento valores
simbólicos
Branding/City
Marqueting
Regeneración Urbana
Impacto económico
Maximizar el número de visitantes (reales, virtuales). Maximizar el tiempo de las
visitas. Maximizar el número de actividades. Maximizar el número de
impactos en medios de comunicación. Generar modificaciones en las
condiciones cognitivas de los visitantes. Maximizar el número de visitas con
didácticas pedagógicas específicas. Formar a los visitantes y ciudadanos.
Provocar diversión. Mostrar cosas de forma amena y entretenida a los
visitantes. Competir con otras formas de ocupación del tiempo de ocio.
Conseguir visitas de colectivos desfavorecidos específicos (jóvenes, de renta
baja, amas de casa, con problemas de inclusión social, inmigrantes, etc...).
Difundir un mensaje determinado sobre algún aspecto histórico,
historiográfico, científico artístico que merece ser reforzado. Crear un
determinado sentido/significado en el colectivo que visita el museo. Difundir
un mensaje determinado sobre la comunidad en la que se asienta el museo.
Asociar al nombre de la ciudad/barrio el prestigio de la institución. Favorecer
y mejorar la imagen de la ciudad / barrio / municipio. Mejorar la capacidad de
atracción de la ciudad / barrio / municipio / zona.
Regenerar el barrio / ciudad / municipio sobre el que se ubica el museo. Evitar
la degradación de la ciudad / barrio / zona / municipio sobre el que se ubica
el museo. Mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la ciudad / barrio /
zona / municipio sobre el que se ubica el museo. Crear riqueza a través de
turismo. Provocar impacto económico sobre la ciudad / barrio / municipio /
zona sobre la que se ubica el museo.



P
á
g
i
n
a
1
9

Perfil del personal de los museos.
La clave fundamental del buen y adecuado funcionamiento de una entidad
museística es su recurso humano. En todos los puestos de trabajo que la
institución posee lo conveniente sería la selección pertinente de un personal que
aparte de la preparación eficaz para el desarrollo de las tareas que les
correspondan, funcione como engranaje de un todo. Dicho de otro modo, que se
trabaje en equipo multidisciplinario, pero avocados a su labor personal con ética,
responsabilidad y aptitud. Las Normativas Técnicas de Museos reflejan lo
siguiente con respecto a este tema:
El personal del museo debe estar familiarizado con la historia de la
institución , su misión - visión, valores y objetivos - , además de conocer las
leyes que protegen el patrimonio nacional, las recomendaciones nacionales
e internacionales sobre la protección de bienes culturales, tanto muebles
como inmuebles, y el código de ética del ejercicio profesional con el
objetivo de cumplir su misión de proteger el patrimonio.( p. 20)

Caballero, citado por Barril Vicente (1999), en 1981 señala de acuerdo a las
funciones del Museo a los especialistas que según su criterio son necesarios.
Estos son:
 Museólogos: especialista en inventario, exposición, investigación
museística, conservación de materiales.
 Historiadores del arte, arqueólogos, etnólogos, científicos de todo tipo:
especialistas en materia de cada museo, según sus fondos, si se aceptara
la función de investigar.
 Arquitecto y diseñador o museógrafo: técnicos para resolver los problemas
que plantea el contenedor del museo. Para las funciones de comunicación
o exposición.


P
á
g
i
n
a
2
0

 Restauradores, profesionales en conservación. Técnicos para resolver los
problemas que plantea el contenido de los museos, sus fondos. (p. 221 -
222. ídem Visitado: 21/11/07)
Así Caballero pone de manifiesto que “…todas las funciones son igualmente
importantes, pero unas dependen de las otras, y ello no debería olvidarse aunque
unas sean más atractivas que las otras.” (Barril, 1999. p.224. ídem Visitado:
21/11/07)
El 4 de noviembre de 1986 en la 15° Asamblea General del ICOM en Buenos
Aires se determina el Código Deontológico del ICOM para establecer los
esquemas para la práctica profesional y el trabajo que se realiza en los museos.
Es así que se define a los miembros de la profesión museística en su artículo 2,
párrafo 2 de sus Estatutos:
Entendemos por trabajadores profesionales de los museos a todo aquel
personal de los museos o de las instituciones cualificadas como museos
según la definición del articulo 2, párrafo I, que haya recibido una formación
especializada o posea una experiencia práctica equivalente en cualquier
campo relacionado con la gestión y el funcionamiento de los museos…

Para el año 2001 se publica una versión del anterior Código Deontológico
revisada sobre las pautas de la práctica museológica contemporánea, y finalmente
en la 21ª Asamblea General que tuvo lugar en Seúl en el 2004, se aprueba
por unanimidad esta versión reestructurada que pone de relieve aspectos
fundamentales sobre el personal que labora en los museos enfocando las
responsabilidades que recaen en el cuerpo directivo o instancia superior de la cual
depende cada museo, puesto que la dirección es un puesto clave donde se sienta
en gran medida la efectividad de este, por lo tanto, cuando se asigne a una
persona correspondiente en la dirección de una institución museística debe
tenerse en cuenta las cualificaciones y conocimientos exigidos para ocupar ese
puesto con eficacia. Por igual, a las aptitudes intelectuales y conocimientos


P
á
g
i
n
a
2
1

necesarios debe ir unida una conducta irreprochable desde el punto de vista
deontológico. En lo que respecta al personal en general deben tener consciencia
sobre las difíciles responsabilidades que todos y cada uno de ellos, temporales o
permanente, tienen con sus colegas, con los demás museos y con el público.
Es preciso emplear personal que posea las cualificaciones, aptitudes,
responsabilidad y consciencia necesaria para asumir sus responsabilidades. En
esta materia Francisco Fariña Busto sugiere el planteamiento de una normativa en
la formación del profesional del museo, técnico y personal que presta
servicios. (Los profesionales de los museos ante las autonomías. En
línea: http://dialnet.unirioja.es/servlet/extaut?codigo=274998. Visitado: 11/01/08)
Respecto a esto el Código Deontológico dice: “Conviene ofrecer al conjunto del
personal posibilidades de formación permanente y perfeccionamiento profesional
para mantener su eficacia.”
La gestión de los museos, tanto desde el ámbito público como privado ha
mostrado en los últimos 15 años un profundo proceso de calificación de los
recursos humanos. No obstante continúa siendo insuficiente. La formación
y profesionalización deviene en un factor estratégico para ajustar
mejor las posibilidades de los museos para tener efectos verdaderamente
transformadores de la realidad social. (Rausell Köster. p.17. Museo. ¿Qué
es desde la perspectiva económica y desde la lógica de acción pública? En
línea: http://www.uv.es/museos/MATERIAL/Rausell.pdf. Visitado: 11/02/08)










P
á
g
i
n
a
2
2

“La función básica del museo es ubicar al público
dentro de su mundo para que tome conciencia de su
problemática como hombre individuo y hombre social.
(…) debe propenderse a la constitución de museos
integrados, en los cuales sus temas, sus colecciones y
exhibiciones estén interrelacionadas entre sí y con el
medio ambiente del hombre, tanto el natural como el
social. (…) Esta perspectiva no niega a los museos
actuales, ni implica el abandono del criterio de
los museos especializados, pero se considera que
ella constituye el camino mas racional y lógico que
conduce al desarrollo y evolución de los museos para
un mejor servicio a la sociedad.”
Mesa Redonda de Santiago, 1972.



CAPITULO II. NUEVO PARADIGMA - NUEVA MUSEOLOGIA

Un paradigma es un modelo o prototipo. Este es un término que proviene
del griego paradeigma que significa modelo, ejemplo, patrón. Existen paradigmas
en lo económico, en lo político, en lo social, en lo cultural y en cualquier otro
espacio ocupado por el hombre quien los crea en el transcurso del tiempo y en
gran medida de forma involuntaria ante necesidades existenciales de
determinados momentos cronológicos. Parafraseando a Marín Ardila en su artículo
del 2001 quien determina dos espacios temporales para ello: los periodos
normales y los periodos extraordinarios. Se puede decir que los primeros
predominan ciertas formas, las cuales determinan un paradigma en si, el cual es
tomado como generalidad pero de improviso un condicionante que no se asume
dentro de ese paradigma tradicional produce una ruptura, una crisis que provoca
una redimensión de lo anterior y se terminan gestando nuevos conocimientos,
teorías y prácticas que vienen a reparar el quiebre ya mencionado bajo otra visión.
Es lo que el autor llama in statu nascendi de un nuevo paradigma.



P
á
g
i
n
a
2
3

La museología ha venido quizás desde sus inicios condensando un cúmulo
de teorías, conocimientos y métodos casi inquebrantables para una sociedad
sumisa a lo que se le planteaba pero también, en el caso de los países europeos,
preparados cognitivamente en lo que les mostraba en una visita al museo. En la
actualidad esto último ha sufrido una lamentable baja ocasionándose un
desinterés por las instituciones museísticas unísono a una preponderante
valoración de lo social y de su entorno. De ahí se manifiesta un nuevo momento
para la museología.


¿Por qué una nueva museología?

El 30 de mayo del año de 1972 en una reunión organizada por el ICOM y
conocida como Mesa redonda de Santiago de Chile se da inicio a un movimiento
determinado hoy día como la Nueva Museología a través de un documento a su
vez conocido como Resoluciones de la Mesa Redonda sobre el Papel y el
Desarrollo de los Museos en el Mundo Contemporáneo y con esto se pretende
reafirmar el papel social del museo conjuntamente con su carácter internacional y
convertirlo así en lo que se llama, museo activo. Es interesante observar como la
nueva propuesta parte desde Latinoamericana quizás en la búsqueda que por esta
década surge en países hispano-parlantes en el afianzamiento de su propia
identidad cultural-artística. Rafael Yunén (2004) aclara:
Este evento destacó el rol de los museos en la educación de
la comunidad, en la creación de una conciencia sobre la problemática
social, política y económica de la sociedad latinoamericana y la búsqueda
de soluciones alternativas, es decir, se reafirma la función del museo
y su carácter integral. A partir de ahí, y en forma creciente, se puede
apreciar el desarrollo de una conciencia regional sobre la importancia de
la relación del museo y su comunidad. (¿Museología nueva? ¡Museografía
nueva! En línea: http://www.cielonaranja.com/rey_museografia.htm.
Visitado: 27/02/08)



P
á
g
i
n
a
2
4

El nuevo giro que se le busca dar a la museología que hasta ese momento
se maneja, crea su propio código de principios básicos conocidos a través de la
Declaración de Québec
9
ideados el 13 de octubre de 1984. Durante esta jornada,
el museólogo francés Hugues de Varine-Bohan, manifiesta la necesidad de abrir el
museo tradicional, dejar de considerarlo sólo como el edificio portador de obras,
fuesen estas artísticas, arqueológicas, históricas o de otra índole. Ahora, según su
criterio, debía considerarse como museo no un edificio, sino una región, no una
colección sino un patrimonio regional y no un público sino una comunidad regional
participativa. De ahí el triángulo de soporte de la nueva museología: territorio-
patrimonio-comunidad. De la misma forma lo expresa Ana J uárez Oechler (2002)
al equiparar al museo tradicional con el nuevo museo que se plantea:
Podríamos definir al museo convencional como la relación entre cuatro
elementos: Una colección, en un edificio para un público a través del
trabajo de unos especialistas. El nuevo museo redefine estos elementos
constitutivos planteando que la colección es la totalidad del patrimonio, el
edificio la totalidad del territorio y el público la totalidad de la población, es
un espacio sin barreras arquitectónicas, sin barreras disciplinarias y sin
barreras para el acceso público.
El territorio y la población determinan la naturaleza del nuevo museo
y se constituyen como el contexto local, la interacción humana con
el entorno natural y cultural es el foco de sus tareas. Debido a
que generalmente el contexto local es heterogéneo, el museo debe
procurar ser una fuerte influencia de integración y de enlace entre la
diversa población de grupos para trabajar por el interés de la población
como un todo. (Museos, educación ambiental no formal y participación. En
línea: http://www.geocities.com/seminarioicci/ponencia_18.htm. Visitado:
07/12/07)

Así mismo Yunén (2004) caracteriza al nuevo museo de la siguiente forma:

9
Se dio a través de un diálogo multisectorial, donde el principal objetivo fue un programa y una serie de
recomendaciones para el desarrollo de actividades de ecoturismo. Su relación con este trabajo es que contribuye
activamente a la conservación del patrimonio natural y cultural.


P
á
g
i
n
a
2
5

 Logra una aproximación gradual a un diálogo abierto entre la obra y el
espectador, mediatizados ambos por el papel intermediario del museo y sus
dirigentes.
 Considera al museo como un ser vivo adaptado continuamente al medio
social, avanzando en sus conquistas al ritmo del tiempo y, en definitiva,
ejerciendo una actividad autocrítica ante las exigencias de la sociedad que
es la consumidora del museo.
 El museo como el complejo cultural más típico de la sociedad
contemporánea. Considerando que hoy día el museo está capacitado
para ser exponente y recipiente de nuestra cultura. Lo importante es
que esa capacidad se desarrolle, cobre cuerpo y nos posibilite un
museo auténticamente vivo, expresivo de la actividad sociocultural de
nuestra civilización y a su encuentro sale la ciencia museológica
decidida a realizar el museo contemplado, vivido y comprendido
por todos, crítico para que en él puedan aunarse la ética y la
estética. (¿Museología nueva? ¡Museografía nueva! En línea:
http://www.cielonaranja.com/rey_museografia.htm. Visitado: 07/12/07 )
Pierre Mayrand, miembro fundador del Movimiento Internacional para una
Nueva Museología –MINOM
10
manifiesta que:

10
MINOM (Movimiento Internacional para una Nueva Museología) es una organización afiliada del ICOM. Desarrollará
las actividades siguientes:
1. Organizar periódicamente un Atelier Internacional de Nueva Museología.
2. Producir entre otros, servicios de consultoría, formación, difusión y documentación.
3. Organizar un Centro de Documentación y Divulgación.
4. Favorecer la creación de asociaciones de Nueva Museología en el mundo.
5. Hacer todo lo posible para que los poderes públicos y las instituciones privadas reconozcan y ayuden a desarrollar
los museos, las realizaciones y las acciones individuales o colectivas de MINOM en curso.
6. Cooperar con los organismos que persiguen finalidades idénticas o similares.
7. Contribuir para el progreso e impulso de la Nueva Museología en le interior de ICOM y de todos los organismos que
persiguen los mismos objetivos.
8. Utilizar todos los servicios disponibles que mejor se adapten a la situación actual para garantizar la comunicación
entre sus miembros y las demás asociaciones e iniciativas, fundamentalmente a través de los medios de Internet
disponibles.
9. Promover la publicación de textos interactivos sobre problemáticas museológicas.
10. Favorecer las ligaciones de solidaridad entre sus miembros.


P
á
g
i
n
a
2
6

…la nueva museología coincide con la idea de que cada uno
de los contextos donde se desarrolla, participan necesariamente una
serie de factores económicos, políticos, sociales, culturales y ecológicos,
los cuales vienen a determinar las especificidades que deberá tomar
en cuenta el proceso museológico a desarrollar… (Antecedentes,
teoría y método de la nueva museología en México. En línea: p.10
fespinoz.mayo.uson.mx/Economia/TEORÍA%20Y%20MÉTODO%20DE%20LA
%20NUEVA%20MUSEOLOGÍA%20(PRIMERA%20PARTE).doc. Visitado:
18/03/08)

Ante todo esto los principales parámetros de la Nueva Museología
serian:
 La democracia cultural.
 Nuevo y triple paradigma: pluridisciplinario, comunitario y territorial.
 Concienciación.
 Sistema abierto e interactivo.
 Diálogo entre sujetos.
La Nueva Museología termina conceptualizandose bajo una mirada social,
es la reinterpretación del museo tradicional como continente de nuevos contenidos
enmarcados en la visión de la animación sociocultural. Este nuevo museo asume
más que objetivos la misión de desinhibirse y expandirse, ya no espera al público
que ahora llama comunidad, lo busca en su territorio al tiempo que los espacios
museísticos también son manejados en conceptos de territorios culturales porque
se expanden sus límites, de esta forma crea conexiones entre el patrimonio y el
público, entre lo educativo y la comunidad para llevar a estos espacios
el conocimiento, reconocimiento y valorización del bien y hecho cultural
fortaleciendo lo identitario.

Esta nueva visión de las instituciones museísticas no es la redimensión de
un evento viejo, el museo continúa con sus orígenes innegables siendo mostrario
de algo; lo que ha variado es la necesidad de él y bajo estos requerimientos se


P
á
g
i
n
a
2
7

transfigura en una nueva realidad del hombre como hecho cultural. Ahora se a
entendido a la institución museística como núcleo de cultura de la cual pervive y
por la cual tiene que mantenerse, pero para ello; se hace indispensable que
muestre y enseñe valores patrimoniales a la comunidad donde esta incluido.


Pautas del nuevo museo.

Los finales de los años setenta se adjudican en su haber la confrontación
de los personajes ideólogos tanto de la vieja como de la nueva museología. Es
así, como la década de los ochenta representa entonces un nuevo periodo
de la práctica totalmente innovadora tanto en conceptos como en manejos
institucionales de los museos. Casi todos los cambios, positivos o negativos, se
experimentan en esta década: concepción de nuevas tipologías de museos,
innovadoras expografías, nueva disposición curatorial donde deja de ser
minoritario el manejo del representativo sólo para los entendidos y ya se convierte
en poblacional, para pasar a ser sustancialmente más dinámico, pues se pretende
y en base a esto se trabaja, involucrar en los espacios expositivos interiores o
exteriores de los museos a la población en general, aún cuando estos no estén
abiertos o preparados al campo del arte lo cual no crea dificultad alguna porque
para ellos los códigos tanto de las obras como de las expografías se adecuan a
los requerimientos y posibilidades todos. La museología

cambia sus perspectivas
de inicio y se involucra en el contexto al que pretende llegar con lenguaje propio
pero afín a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades del mundo. El museo
deja entonces de ser continente de colecciones para convertirse en herramienta
de la información, comunicación y educación de los pueblos, de su cultura y de su
patrimonio.


P
á
g
i
n
a
2
8

En correspondencia enviada por el Antropólogo Raúl Andrés Méndez
Lugo
11
al Presidente del ICOM- UNESCO, J acques Perot le manifiesta lo que para
él era la definición de la institución museo y la cual se vuelca claramente a lo que
se tomará por la Nueva Museología, a saber:
a. Que es una institución eminentemente educativa y un producto de la
creación cultural de la comunidad.
b. Que la educación que propone debe responder a las necesidades e
intereses de su comunidad creadora en primera instancia.
c. Que sus objetivos son la investigación, protección, conservación,
restauración y difusión del patrimonio cultural y natural de la
comunidad a que pertenece.
d. Que debe tener como misión "concienciar conciencias", desde el
punto de vista de la educación popular, a partir de un proceso
integral de investigación participativa.
e. Que debe contribuir en los procesos de transformación social para la
dignificación de la cultura de los pueblos.
f. Que debe ser parte integral del desarrollo sustentable de la
sociedad.
g. Que constituye una relación dialéctica entre territorio, patrimonio y
comunidad.
h. Que representa un campo experimental de permanente innovación
en materia de conservación y exhibición del patrimonio cultural de los
pueblos.
i. Que debe mantener por siempre su condición de "no lucrativa" pero
al servicio del desarrollo material y espiritual de los pueblos.
j. Que la institución museo es parte integrante de la política cultural,
artística y ambiental de lo gobiernos modernos y democráticos con
apertura a la iniciativa privada y a la sociedad civil en su conjunto.


11
Presidente de MINOM para el periodo 2003 al 2007.


P
á
g
i
n
a
2
9

Obj etivos de la Nueva Museol ogía.

El nuevo museo subsiste en objetivos que interrelacionan al hombre y su
medio ambiente sea este el natural o el cultural. Es así, como la Nueva
Museología:

a. Posesiona al hombre de sus entornos naturales o los creados por el mismo.
b. Expande sus límites en sus nuevos conceptos, objetivos y más allá de estos
en su espacio. La estructura de sus edificios se transforman en territorios y los
territorios fuera de sus paredes son y se hacen museables. El público de igual
forma se acrecienta, ahora es la comunidad en total. Las nuevas pautas
determinan que es tan importante el que llega a él por un requerimiento personal
como aquel que esta afuera en los linderos de sus muros. La Nueva Museología
va en la búsqueda de todo su entorno poblacional.
c. Las imágenes y memorias colectivas son ahora colecciones del museo el
cual como a toda colección debe resguardar, investigar y divulgar.
Es falso afirmar que la Nueva Museología es un cambio radical del museo
tradicional. La variación radica, de uno con respecto al otro, en la mirada que el
museo anterior hacia de su público y de lo que en el presente se busca, que no es
más que ser puente conector con políticas y gestiones culturales entre el público –
comunidad y el reconocimiento a su identidad autóctona marcando pautas de
reconocimientos patrimoniales latentes pero desconocidos, para a través de un
desarrollo individual marcar uno social.
Territorio, patrimonio y comunidad es la propuesta de la Nueva Museología.
De esta forma el museo se ve ligado y enmarcado a conceptos como Cultura y
patrimonio.
Los fenómenos culturales son fenómenos antropológicos. La cultura como
campo cultural, entendida por Luis Alegría Licuime (2002) refiere al “… espacio de


P
á
g
i
n
a
3
0

creación, conservación y circulación de bienes simbólicos y mensajes culturales.
Por lo que, como realidad Social e Histórica, patenta las relaciones de poder
determinadas de una sociedad determinada…” (Museo e Historia: Los Usos
Sociales Del Patrimonio. En línea: www.dibam.cl/dinamicas. Visitado: 03/03/08).
Por ello el hombre inserto en la sociedad no se desliga de todos los fenómenos
que esta produzca y que él mismo crea o produce.

Esta consideración hace entrever la enorme responsabilidad que recae
sobre las instituciones museísticas por cuanto ellas presentan bienes simbólicos y
mensajes culturales:

…porque los museos trabajan con objetos y manifestaciones culturales
que son patrimonio de generaciones pasadas y presentes, a los
efectos de cumplir con la función social que, como fenómeno cultural
de actualidad, les compete con respecto a aquellas: coleccionar, investigar,
preservar y exhibir, con fines lúdicos y educativos. (Martini, 2006. Museos:
de la relación público, objeto y contenido en un marco histórico. En línea:
http://www.recreacionnet.com.ar/pages35/articulos5.html. Visitado: 11/02/08:)

De esta forma las instituciones museísticas hoy día han terminado
convirtiéndose en iconos de gestión cultural. La gestión de la cultura en la visión
venezolana, parafraseando lo definido en las Normativas Técnicas de Museos
refiere a la administración de los recursos culturales, con el objetivo de ofrecer un
producto o servicio que llegue al mayor número de público o consumidores,
procurándoles la máxima satisfacción. (p.13, 2005).

En lo que corresponde al término patrimonio es primario el aporte de la
Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales realizada en México en 1982,
auspiciada por la UNESCO dado al giro que le da al concepto de patrimonio al
decir que este:
…ha evolucionado considerablemente desde que se celebró
la Conferencia de Venecia. Hoy engloba también todos los valores
de la cultura viviente y se concede una importancia cada vez mayor
a las actividades que pueden mantener vivos los estilos de vida y de


P
á
g
i
n
a
3
1

expresión que trasmiten dichos valores. La atención que actualmente
se presta a la preservación del patrimonio “no material” puede considerarse
como una de las evoluciones más positivas de este último
milenio. (Valenzuela. 2005. Aproximaciones al patrimonio cultural. En línea:
http://www.debatecultural.net/Nacionales/EfrainValenzuela4.htm. Visitado:
14/02/08)


Es así que la nueva visión sobre materia patrimonial se rediseña pudiendo
decir que patrimonio es el:

…conjunto de valores, creencias y bienes que conformados y
resignificados social e históricamente permiten construir una nueva realidad,
propia y a la vez excluyente. Esto se explica por que los bienes que
consideramos como patrimoniales no fueron concebidos como tales. En tanto
son los sujetos del presente, entendiéndolos como aquellos sujetos que
cuentan con la capacidad de apropiación de los bienes del campo cultural,
quienes poseen la capacidad de darle valor patrimonial o carácter de ser
patrimonializables. En definitiva, es otorgarles un nuevo significado simbólico.
… (Alegría Licuime, 2002. Museo e Historia: Los Usos Sociales Del
Patrimonio. En línea: www.dibam.cl/dinamicas. Visitado: 03/03/08).

Esta nueva concepción sobre esta materia que abundantemente se ha
tratado en otros momentos históricos por organizaciones e instituciones de todo el
mundo y de todo carácter, nos lleva a plantear también el nuevo uso del término
que indudablemente incluye a la sociedad del momento, a sus valores y
necesidades actuales. Es aquí cuando el papel del Museo como institución cultural
se acrecienta y redobla sus responsabilidades con la humanidad. Ya el museo
deja de ser solo continente de patrimonio para convertirse en gestor del mismo.

La idea de la institución museística como patrimonio surge en Francia en
medio de la Revolución de 1789 que aquejaba al país y que produjo innumerables
pérdidas al arrasar el pueblo contra todo aquello que le recordara a la monarquía y
a la iglesia. Es así que el periodo revolucionario francés traerá un concepto
elemental en la historia de los museos, su consideración como bienes por ser ellos
depósitos donde reside la identidad nacional de los pueblos. Ahora, cuando se


P
á
g
i
n
a
3
2

abren nuevos caminos al museo siempre muy ligados a la sociedad donde esta
inserto:

Se trata de encontrar los usos sociales del patrimonio que el museo
exhibe, entendiéndolo como una institución de educación, “un campo de
ejercicios sintácticos,... espacio flexible”, mediador entre los valores sociales
de los objetos y el público, tratando de crear una “estrategia institucional de
comunicación” basada en el “hacer” (sentir, pensar, saber, querer) del
“usuario” del museo, permitiéndole participar de los valores encarnados en el
patrimonio comunitario. (Martini. De la relación museo-escuela. En línea:
http://www.recreacionnet.com.ar/pages32/articulos3.html. Visitado: 24/11/07)

Es así como ahora para Martini (2006):
…el museo debe entenderse como institución conservadora del
patrimonio y de la memoria colectiva de una sociedad, como herramienta de
investigación y preservación y de participación comunitaria no sólo en la
letra, con función social y pensado como instrumento de educación no
formal (para la educación formal está la escuela) como creador de estímulos
que permitan potenciar capacidades y aprender y re-aprender (ambos con
sentido de aprehender) también como orientador del individuo en esta
sociedad cambiante y como comunicador de mensajes fidedignos, apuntando
a la veracidad histórica, no sólo como presentador de objetos y fotografías,
sino pensado como ámbito veraz, cálido, captador de la atención e interés de
su público y estímulo de la actividad creativa. (Museos: de la relación
pública, objeto y contenido en un marco histórico. En línea:
http://www.recreacionnet.com.ar/pages35/articulos5.html. Visitado: 11/02/08)

En el Encuentro Latinoamericano celebrado en Mayo del 2.000, titulado
Museo, Patrimonio Y Turismo Cultural, se acordó en acuerdo a lo establecido ya
en el Código de Deontología Profesional del ICOM y tomando en consideración al
Museo como institución sin fines de lucro y al servicio de la sociedad y su
desarrollo, lo siguiente:

a. Favorecer la participación activa de las comunidades y desempeñar su papel
de fuente de educación y mediador cultural al servicio de un número cada vez
mayor de visitantes pertenecientes a cualquier nivel de la comunidad, localidad
o grupo social.


P
á
g
i
n
a
3
3

b. Desempeñar un papel preponderante en los esfuerzos realizados para
detener la degradación de recursos culturales, según principios, normas y
objetivos de esfuerzos nacionales e internacionales de protección y valoración
del patrimonio cultural.
c. Garantizar que los recursos financieros derivados de las políticas o
relaciones económicas no comprometan los principios, normas y objetivos de
esfuerzos nacionales e internacionales de protección y valoración del
patrimonio cultural.

Igualmente, es de vital importancia que el nuevo museo deba velar para que
sus profesionales:

a. Se desempeñen en forma adecuada en la protección del patrimonio en
general y de la conservación e investigación de sus colecciones en particular.
b. Respeten el principio de que los museos representan una responsabilidad
pública cuyo valor para la comunidad está en proporción directa con la calidad
de sus objetivos.
c. Promuevan el conocimiento y gestión del patrimonio cultural, no sólo con sus
colegas, sino además con los miembros de la comunidad interesada, con el
tacto y respeto que merece la dignidad humana de todos los pueblos.
(Propuesta del ICOM para una Carta de Principios sobre Museos y Turismo
Cultural. (2000). En línea: http://icom.museophile.org/tourism_spa.html
Visitado: 14/02/08)

Todos estos nuevos propósitos que ha de cumplir actualmente el museo en
su innegable relación patrimonial se lograran al determinar la calidad de lo que se
ofrece no en una inconexa presentación de actividades donde se piense que
mientras más sea oferta, mayor es el logro sin llegar a considerar la calidad de las
mismas.


P
á
g
i
n
a
3
4

El museo como entidad debe plantearse su misión siguiendo:

…la relación entre el pasado (acontecimiento, fenómeno, proceso),
la historia como herramienta (idea, documento, relato, texto) y el patrimonio
cultural (productos culturales de la sociedad, visibles e invisibles,
que certifican, amarran, relacionan) haciéndose posible que
surja y se haga más resistente, la memoria colectiva sobre
el tema o el proceso que convoca.
12
(Martini, 2006 Museos: de la relación
pública, objeto y contenido en un marco histórico.
En línea: http://www.recreacionnet.com.ar/pages35/articulos5.html.
Visitado: 11/02/08)

Dicho todo lo anterior y englobando los términos de cultura y patrimonio se
entiende entonces; por patrimonio cultural; siendo el concepto más generalizado
por la UNESCO, al conjunto de bienes, muebles e inmuebles, materiales e
inmateriales, de propiedad de particulares, de instituciones y organismos públicos
o semipúblicos, de la Iglesia y de la Nación, que tengan un valor excepcional
desde el punto de vista de la historia, del arte y de la ciencia, de la cultura en
suma, y que por lo tanto sean dignos de ser conservados por las naciones y
pueblos conocidos por la población, a través de las generaciones como rasgos
permanentes de su identidad.

Siendo los museos la unidad de la diversidad, en él han de confluir
parámetros de funcionamiento que los lleven al cumplimiento cabal de su ser
actual, vehículo del patrimonio cultural a la comunidad que les dan origen.

… Los museos están llamados a favorecer los procesos
de identificación, valoración y conservación de tales manifestaciones,
así como del medio ambiente en que se insertan, mediante la participación
crítica de los miembros de las comunidades y sectores sociales
comprometidos con éstos, en el ejercicio y defensa tanto de sus derechos
individuales como de sus derechos colectivos. (Propuesta del ICOM para una
Carta de Principios sobre Museos y Turismo Cultural. 2000. En línea:
http://icom.museophile.org/tourism_spa.html Visitado: 14/02/08)


12
El subrayado es del autor.


P
á
g
i
n
a
3
5

“La visita al museo es considerada por los educadores,
padres y la sociedad en general, como un fomento de las
actividades extracurriculares y extraescolares de los niños. Nadie
pone en duda el carácter y potencial pedagógico y creativo del
museo. Sin embargo es importante distinguir algunas
concepciones en torno a la educación, la cultura y las
comunicaciones, para poder analizar de manera mas exhaustiva
el significado que adquiere la función educativa dentro del museo
y vislumbrar algunas alternativas diferentes”

Método de acercamiento critico al museo, p. 27



CAPITULO III. LOS DEPARTAMENTOS DE EDUCACIÓN EN MUSEOS
DE ARTE MODERNO O CONTEMPORÁNEO

Los Departamentos de Educación por tradición son los encargados de
organizar y programar una serie de actividades tendentes a satisfacer las
expectativas y exigencias educacionales y recreativas de los grupos escolares y
del público visitante en general. Estas actividades en su carácter proactivo de
ejecución de metas educativas deberán reforzar de manera eficaz y prudente las
necesidades de los grupos visitantes al nivel de cada uno y de acuerdo a las
prerrogativas que en ellos se encuentren.

Graciela Schmilchuk (1987) en su “Museos: comunicación y educación.
Antología comentada” recoge que: “En 1835 el Parlamento formó el Comité
Selecto de Artes y manufactura con el fin de “investigar los mejores medios para
difundir el conocimiento de las artes y los principios del diseño en el pueblo… Una
de las recomendaciones del Comité fue “abrir galerías públicas para que el pueblo
reciba todos los posibles estímulos” (p.53) viendo la autora en ésto el inicio de la
educación en los museos. En este mismo texto Lanfranco Binni expone que la
alianza entre museos y educación se da “…ya a fines del siglo pasado los museos
de Estados Unidos son frecuentados asiduamente por la escuela, como centros
educativos complementarios de las estructuras escolares y universitarias…” (p.96)


P
á
g
i
n
a
3
6

El 11 de septiembre de 1889, dice el articulo, en Newcastle-Upon-Tyne,
William H. Flower inauguró su presidencia de la Asamblea de la British Association
for the Advancement of Science, con un discurso sobre el papel de los Museos de
Historia Natural
13
, en el siglo que se avecinaba.

Flower inicia su discurso haciendo una revisión del origen y de la
evolución de los museos destacando la importancia de su transformación
en espacios públicos vinculados al Estado, lo que les conferiría un nuevo
papel a fines del siglo XIX: colaborar con la educación y con la
investigación. La importancia dada a esa doble función de los museos es
central en el discurso de Flower. (Maria Margaret Lopes y Sandra Elena
Murriello, 2005. p.213. El movimiento de los museos en Latinoamérica a
fines del siglo XIX: el caso del museo de la plata. En línea:
http://asclepio.revistas.csic.es/index.php/asclepio/article/viewFile/64/66
Visitado: 28/03/08)

…consideró que los museos estaban destinados a dos clases de
‘hombres’. Por un lado los museos deberían ser útiles a los estudiosos de
la ciencia que deseasen ‘progresar’ en un área del conocimiento… Por otro
lado, estas instituciones deberían volcarse a un público que «no tiene ni el
tiempo, ni las ocasiones», pero al que le gustaría conocer los caminos de la
ciencia, aún sin formar parte de ella. Para que el museo se tornase ese
poderoso instrumento facilitador para instrucción de un público no
especializado —que se esperaba fuese cada vez mayor— la organización
de las exhibiciones asumía un papel central… (Maria Margaret Lopes y
Sandra Elena Murriello, 2005. p.218. idem)

Cualquiera que fuera el inicio de este tipo de área dentro
de las instituciones museísticas como elementos educacionales, siempre
han marcado pautas fijas dentro de lo que se ha dado a denominar
hoy como la vieja museología. Georges Henri Riviere, anteriormente nombrado,
desde 1971 a 1982 organizó e impartió el Curso de Museología en la
Universidad de París, y allí decía a sus alumnos “¡El éxito de un museo no se
mide por el número de objetos que expone, sino por el número de visitantes
a los que ha enseñado alguna cosa!” (Antecedentes, teoría y método de la
nueva museología en México. Una experiencia de organización social a

13
Investigación científica y educación constituyeron la articulación, la mayoría de las veces contradictoria, que marcó el
mundo de los museos de ciencias naturales en la transición al siglo XX.


P
á
g
i
n
a
3
7

partir de la gestión cultural. p. 6. En línea:
fespinoz.mayo.uson.mx/Economia/TEORÍA%20Y%20MÉTODO%20DE%20LA%2
0NUEVA%20MUSEOLOGÍA%20(PRIMERA%20PARTE).doc. Visitado: 18/03/08)

En Latinoamérica para María Margaret Lopes y Sandra Elena Murriello
(2005) “…La instrucción pública era otra de las funciones sustanciales de
los museos, en la cual participaron también como parte de los proyectos
modernizadores de los nuevos países para los cuales la educación era
su perspectiva de futuro…” (p. 204. El movimiento de los museos
en Latinoamérica a fines del siglo XIX: el caso del museo de la plata. En línea:
http://asclepio.revistas.csic.es/index.php/asclepio/article/viewFile/64/66. Visitado:
28/03/08)

Los cambios producidos hoy día en una sociedad con transmutaciones
constantes y acopladas a una humanidad que hace mucho dejó de ser uniforme y
que a cada instante lucha en ser autónoma y diferente entre las muchas
existentes, ha ocasionado que se cree nuevos sistemas dentro de los museos.
Esta situación lógicamente se ha posesionado de los Departamentos de
Educación de los diferentes museos del mundo, donde cada uno ha procurado
asumirse en los paradigmas de la Nueva Museología aplicados por supuesto
dentro de su contexto nacional y social sin dejar de lado su medio geográfico y
económico.


En todo el mundo en lo que a materia de museo se refiere y en aquellos
que cuentan con la suerte de poseer la estructura e infraestructura conveniente
para su debido funcionamiento, no a de faltar un Departamento de Educación que
acorde a sus necesidades locales y culturales, gerencie la búsqueda y efectividad
de sus funciones a través de mecanismos que involucren y estimulen a la
sociedad que los rodea siendo así que “.…la meta fundamental de la educación en
los museos es facilitar al público la compresión de los temas y experiencias


P
á
g
i
n
a
3
8

propuestas y promover el desarrollo de una actitud positiva hacia la preservación
del patrimonio cultural, además de contribuir a que la visita sea agradable y
memorable.” (Albarracin, J avier. El museo de ciencias naturales va a la escuela.
En línea: http://www.monografias.com/trabajos41/museos-naturales/museos
naturales.shtml)

En Venezuela, los museos aún cuando en gran número cuentan con un
Departamento de Educación, es la representación de un icono en un organigrama.
Son pocos quizás los que tienen un funcionamiento adecuado y pertinente a las
nuevas necesidades culturales del país. Es por ello, que es conveniente en este
momento crear nuevas pautas para una innovación dentro del funcionamiento de
este departamento en nuestras instituciones museísticas. Esto no sólo refiere a la
nueva mirada que se le esta dando hoy en día a los museos como entornos
culturales. Va mucho más allá. Refiere a la inserción del museo en las nuevas
necesidades de la comunidad que no solo atañe lo lúdico o al ocio es:

…plantear al museo como un espacio de comunicación interactiva
sensible a las necesidades educativas del sistema escolar y a las
demandas culturales de la sociedad, como centro de una relación
dialógica determinada por las necesidades identitarias de la sociedad en
su conjunto. (Gómez Alcorta y Ayala Villegas. Saber escolar y didáctica
museográfica: Reflexiones en torno a la brecha existente. En línea:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/didactica.htm. Visitado: 25/10/07).


El nuevo museo ha de convertirse verdaderamente en un ente de
divulgación–didáctica de lo que pertenece al pueblo, su cultura y sus bienes
patrimoniales, acorde a la tipología del museo, sea, museo de arte, artesanía, de
ciencia u otro, eso sí, sin perder la esencia de su estructura objetivizando
racionalmente su funcionamiento.

Por su función social deben propiciar experiencias placenteras
de educación y comunicación, donde la información que se presente sea de
fácil comprensión, reduzca al mínimo las barreras idiomáticas, facilite la


P
á
g
i
n
a
3
9

comunicación y muestre un personal profesional debidamente capacitado,
tanto para el desempeño museístico como para la atención al visitante, y
una colección adecuadamente seleccionada y conservada, con los más
modernos elementos tecnológicos disponibles. (Propuesta del ICOM para una
Carta de Principios sobre Museos y Turismo Cultural. 2000. En línea:
http://icom.museophile.org/tourism_spa.html Visitado: 14/02/08)



Educación… ¿de que tipo?
Al hablar de educación dentro de una institución museística es conveniente
precisar de qué tipo de educación se habla, para fijar los procedimientos a que
recurrirá un Departamento de Educación de un museo pues no debe entenderse
este como aula de clase. Este sistema educacional pertenece a la llamada
educación no formal
14
.
El museo en su labor educativa debe dejar de ser una reproducción
de la escuela tradicional. La descolarización del museo debe dar paso a
la generación y creación de espacios educativos, donde hombres y
mujeres… puedan reflexionar sobre sus propias vidas, sobre su propia
realidad, sobre su propia historia, y a tomar decisiones independientes… El
rol de una verdadera educación en los museos deberá también contribuir a
liberar a los individuos de los estereotipos y proponer una percepción critica
del entorno para poder intervenir en él. (Lumbreras. p. 49. En línea:
http://www.antropologia.com.ar/articulos/museologia04.htm)

La educación no formal en los museos precisa de oportunos contenidos
educativos, en este caso una sala del museo, debe llevar elementos
comunicacionales y códigos convenientes de enseñanza. La interacción visitante–
museo es tácita y espontánea, no esta circunscrita a los lineamientos de un patrón
estático y mucho menos a una valoración coercitiva, al contrario el visitante-
público suscribe su bagaje cognitivo en los nuevos que adquirirá en su contacto
con el museo y para ello ha de mantenerse el engranaje de lo que ya trae el

14
Experiencias educativas fuera de la escuela pero planeada, con una cierta duración, no jerarquizada y con objetivos
muy definidos.


P
á
g
i
n
a
4
0

visitante a los que se le presenta y asumir todo dentro de un marco dialógico
donde el público sea el creador de sus propios conceptos. Un museo no debe
asumirse y menos convertirse en un aula más. Sin embargo paradójicamente la
educación del museo se conceptualiza en no formal pero el lenguaje utilizado
tanto en la expografía como en el personal guía es formal. Como señalan Gómez
Alcorta y Ayala Villegas en Saber escolar y didáctica museográfica: Reflexiones en
torno a la brecha existente cuando manifiesta que “…mucho más que las palabras
delimitan el universo lingüístico del museo, ya que coexiste el lenguaje visual, el
lenguaje de los sonidos, de lo estético. Es fundamental que el museo rompa con
su paradigma del objeto exhibido con una etiqueta o tarjetita a su pie.” (Gómez
Alcorta, Alfredo y Estela Ayala Villegas. En línea:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/didactica.htm. Visitado: 25/10/07)

Pero también es válido y muy necesario adentrarse a nuevos sistemas
comunicativos que sin invalidar los conceptos académicos necesarios a manejar
en una visita guiada no imposibiliten la verdadera comunicación con un público
heterogéneo.
…Lo esencial es evitar el rótulo académico de la información del museo,
transformando sus distintas vías de acceso en una opción personal y un recurso
lúdico. Esto significa que la información sea integrada significativamente por los
estudiantes mediante un trabajo persuasión logrado mediante los más variados
recursos didácticos… (Gómez Alcorta, Alfredo y Estela Ayala Villegas. Saber
escolar y didáctica museográfica: Reflexiones en torno a la brecha existente. En
línea: http://www.nuevamuseologia.com.ar/didactica.htm. Visitado: 25/10/07)

Adalberto Zapata (2007) nos enumera en que debe consistir la acción
pedagógica en su escrito Museos y educación:

a) El proceso educativo generado en el museo debe inducir a la creatividad,
dentro de una perspectiva de flexibilidad de los procesos de aprendizaje,
incrementando la autonomía del educando, en lugar de tender a la


P
á
g
i
n
a
4
1

homogeneización producto de la generalización de conductas
preestablecidas.
b) El proceso educativo no consiste sólo en el desarrollo de habilidades; la
educación debe plantearse también la necesidad de fomentar actitudes y
valores, y de generar autonomía, creatividad y sensibilidad, llevando al
individuo a la asimilación de conocimientos relevantes. En este contexto,
aprender implica un proceso de indagación, actividad que debe
considerarse fundamental dentro del espacio del museo.
c) Los museos…. son un canal que permite la comparación cultural, y con
ella un mayor reconocimiento y valoración de la propia cultura. Así, su
objetivo en términos educativos no es sólo el deleite estético, sino generar
conocimiento sobre la identidad.
d) Una gama de programas diferenciados ya que los visitantes de un
museo no tienen las mismas cualidades, ni la misma formación, ni el mismo
estado cultural, sino que se encuentran determinados por diferentes
influencias generadas por su entorno y tradición cultural, si el fin es acercar
más el museo a los alumnos en una forma creativa.
e) Los museos deben dejar su papel de coleccionistas pasivos y eruditos
altamente especializados, para enfrentarse activamente a los desafíos de la
época; deben erigirse en intermediarios entre el mundo académico y la
sociedad. Esto lleva a abordar los complejos problemas de la época en
relación con la cultura y la identidad. (Museos y Educación. En línea:
http://notas-de-adalberto-etnologia.blogspot.com/2007/01/museos-y-
educacin.html. Visitado: 25/03/08)
En la actualidad las nuevas pautas educativas tanto pedagógicas como
andragógicas, formulan postulados para que la transición al aprendizaje sea
atractiva y lúdica sin desvirtuar los requerimientos didácticos precisos a la
enseñanza. Así se determina en el manual de Museos de Venezuela de la Web en


P
á
g
i
n
a
4
2

el apartado que habla sobre la función educativa de los museos al citar a Otero, R.
& E. Salmero con respecto a la programación para niños y adolescentes:
En la elaboración de programas para niños es recomendable conocer
las características del desarrollo del niño para determinar qué tipo de
información debe ser montada y cómo debe ser presentada. Es importante
que la información sea presentada en forma simple, concreta y
especialmente por las vías visual y táctil. Para las visitas guiadas, en el caso
de los niños, se recomienda basarlas en preguntas que haga el niño en
referencia al objeto que esté viendo en el momento y a experiencias
cotidianas de manera de introducirlo de una forma más directa al proceso de
conocimiento. (1979/80).

En lo que respecta a la programación para adultos en el mismo se cita a
Zmerberg, H.:
En lo que respecta a la pedagogía para adultos, ya existe un sistema de
referencia establecido, es decir, el adulto no va al museo a aprender sino a
reaprender. El carácter de las visitas es muy variable y mucho más fortuito,
dejando de ser obligatoria como puede ser en el caso de los escolares. Los
adultos pueden tener niveles de preparación diferentes, donde la experiencia
práctica puede compensar una formación oficial deficiente. Los grupos de
adultos pueden ser más heterogéneos dado que puede variar la nacionalidad,
el conocimiento de otros idiomas, experiencia profesional, etc., cuya
coincidencia estará sólo en el interés común por la actividad del museo.
(1970).

Los intereses que marcan las expectativas de un Departamento de
Educación son mucho más complicadas de pautar debido a la base cultural del
visitante y de los motivos que lo precisan visitar al museo. Por ello, el museo se
encuentra en la necesidad de realizar un estudio de mercado de la población
quien lo visita y a partir de allí crear mecanismos acordes a estos grupos, al
tiempo de estudiar a los que no lo hacen para crear dinámicas que sean atractivas
a éstos y poder captarlos como público. De esta manera ir involucrando el mayor
porcentaje de población.


P
á
g
i
n
a
4
3

Carla Padró (1998) nos presenta una tabla en base a los dilemas de la
educación dentro del museo. Estas disyuntivas latentes en las prácticas de los
Departamentos de Educación son los que refieren a la teoría y a la práctica, a
comunicar e interpretar, a conservar y a exponer, al discurso oficial y a los
discursos alternativos, a la gestión y a la producción del conocimiento, a la
producción y a la medicación, a entretener y a educar, a lo público y a lo privado.
INSTITUCIONALES DEPARTAMENTALES PÚBLICOS
¿A quién pertenece el conocimiento en el
museo?

Tensión entre la teoría y la práctica dónde
el conservador/a o el comisario/a es el
productor/a de conocimiento y el educador
es su fiel traductor.
¿Cuál es el conocimiento y la formación del
educador/a?
Tensión entre la teoría y la práctica dónde el
educador/a o no tiene una base teórica
educativa y sólo se remite a la práctica (sin
ordenarla) o tiene una base de gestión y una
visión de le educación que no reconoce.
¿Qué espera la institución
del público?
Tensión entre comunicar e
interpretar o el hecho de
fomentar una conexión
univocal y/o polivocal.
¿De quién es el espacio de la visión?

Tensión entre la conservación y la
visibilidad: problema que surge a raíz de la
creación de los museos como centros de
educación de masas donde el
conservador/a o comisario/a se ocupa de
legitimar situaciones de representación, el
educador/a se ocupa de adaptarlas a un
nivel básico y el visitante las “devora”.
Tensión entre el lenguaje y la acción o la
relación que existe entre el discurso oficial
del museo y cómo éste se presenta en
términos de políticas y de prácticas.
¿De qué se encargan los departamentos de
educación?
Tensión entre el museo y la escuela o la
necesidad de anclarse en el conocimiento
escolar como una forma de crear un
conocimiento educativo museístico.

Tensión entre la gestión y la producción del
conocimiento o la problematización del
conocimiento objetivo como un conocimiento
con unos valores, intereses, etc. que cabe
reconocer, desvelar y contestar.
¿Qué espera el
departamento de educación
del visitante?
Tensión entre producción y
recepción o el hecho de
fomentar desde la
reciprocidad una mirada
reproductora o una mirada
reflexiva y crítica.
¿Qué papel puede desarrollar el visitante?
Tensión entre entretener y educar o el
miedo a adecuar el museo al visitante a
partir de fomentar el juego, la interacción, el
ocio en el museo, etc.
¿Cómo los visitantes pueden actuar como
interlocutores?
Tensión entre la ‘dotación de sentido’ y la
suposición del visitante o la relación que se
establece entre el profesional como visitante
y el visitante como profesional.
¿Qué espera el público del
museo?
Tensión entre teoría y
práctica o el hecho de
desestimar el público como
un agente que contribuye a
reflexionar sobre la teoría y
la acción.
¿Qué decisiones pueden tomarlos
profesionales del museo?
Tensión entre investigación y acción o el
miedo de la conservación a perder el
control dentro de la institución.
¿Cuál es la relación del departamento con
los visitantes?
Tensión entre la investigación y la acción o
la falta de herramientas para ser los
defensores de los visitantes y para generar
otras visiones relacionadas con la
comprensión, el significado, las voces y otras
claves del museo como discurso público.
¿Cómo se relacionan los
visitantes con el museo?
Tensión entre lo público y lo
privado o suponer que el
museo no debe mostrar sus
procesos y el visitante no
puede acceder a los
mismos.



Tomado de Museos y educación artística: redes de paso, encrucijadas difusas, zonas de viraje.


P
á
g
i
n
a
4
4

Funciones de los Departamentos de Educación.

Tradicionalmente se ha venido identificando en los museos, el Área o
Departamento de Educación la cual ha sido hasta ahora el encargado de procesar
información y organizarla de manera tal que esta pueda ser asumida por los
grupos que se acercan al museo sea ya en visita libre o guiada. Los
Departamentos de Educación han de procesar esta información tanto de carácter
informativo como de capacitación, girando todo bajo parámetros de la educación
informal, puesto que los museos deben deconstruir los métodos tradicionales
utilizados en las escuelas tomando lo que de ellos les funcione y fusionarlos en
nuevos paradigmas didácticos, educativos y comunicacionales. Todo esto siempre
determinado a crear una aptitud positiva hacia la preservación del patrimonio
cultural.

La Profesora Ruth Delgado de Pool plasma de manera nítida las funciones
de los Departamentos de Educación, a saber:
a. Elaborar programas educativos: a través de la investigación, revisión
bibliográfica, consulta a expertos, síntesis de la información, adaptación de
actividades a los diversos grupos etarios, preparación de textos y diseños
de materiales didácticos. Además del reclutamiento y adiestramiento del
personal guía.
b. Servicios de apoyo al visitante y actividades de extensión: por medio de
la planificación, organización, coordinación de visitas guiadas, elaboración
de planos y señalización dentro del museo para orientación, diseño y
coordinación de actividades de extensión, diseño y coordinación de centros
de recursos (servicios de biblioteca, videoteca, multimedia, maletas, kits,
etc.).


P
á
g
i
n
a
4
5

c. Investigación de público: tal como estudio de visitantes y evaluación de
exposiciones, servicios, materiales de apoyo, etc.
d. Información y relaciones públicas: ser enlace entre el museo y el
público, las instituciones, personalidades, medios de comunicación, etc.,
diseño, selección y producción de material didáctico e informativo.
(Creación de unidades de educación para museos eclesiásticos. En línea:
http://www.monografias.com/trabajos12/creaunid/creaunid.shtml#fundepart.
Visitado: 27/10/07)
Estas pautas podemos entenderlas como funciones del Departamento de
Educación en las siguientes actividades:
i. Programación permanente de visitas guiadas.
ii. Programación permanente de visitas del museo a poblaciones o
instituciones educativas.
iii. Programa de entrenamiento de docentes.
iv. Programa de entrenamiento de guías de salas o guías turísticas.
v. Preparación de exposiciones didácticas especiales.
vi. Preparación del material de apoyo a las exposiciones.
vii. Preparación de material creado por la institución museística para salida a
escuelas.
viii. Desarrollo y ensayo permanente de técnicas y recursos didácticos.
ix. Programas permanentes de desarrollo personal especializado en áreas
técnicas y científicas para el personal.
x. Programación y desarrollo de eventos culturales-educativos.
xi. Producción de publicaciones especializadas, libros, boletines, catálogos y
guías.
xii. Programación y desarrollo de materiales virtuales para las nuevas
tecnologías comunicacionales.
xiii. Materiales para los medios masivos de comunicación.


P
á
g
i
n
a
4
6

xiv.Producción de materiales técnicos y divulgativos sobre conservación y
aspectos museísticos generales.
xv. Diseño y desarrollo de programas de apoyo cultural a las comunidades
organizadas locales, nacionales y mundiales.
xvi. Programa de cooperación, asesorías e intercambio con instituciones
culturales museísticas y artísticas regionales, nacionales y mundiales.
xvii. Programas orientados al conocimiento, respeto y relación armoniosa con
nuestro arte, cultura y patrimonio.
xviii. Programas orientados al conocimiento, respeto y relación armoniosa con
nuestro entorno físico, urbano y natural.
La visión con que se han percibido los Departamento de Educación en los
museos podría ser claramente entendido a través de Lauro Zavala (2006) quien
define cuales son a su consideración los paradigmas que se han creado sobre la
educación y el museo. Estos serian al mismo tiempo las características del museo
tradicional y de la Nueva Museología:
PARADIGMA TRADICIONAL PARADIGMA EMERGENTE
1. El museo es un apoyo que complementa la
educación formal.
1. El museo ofrece una experiencia educativa
independiente de la educación formal.
2. El objetivo de la visita es la obtención de
conocimientos.
2. El objetivo de la visita es múltiple y distinto en cada
experiencia concreta.
3. Lo esencial de una exposición es su
contenido.

3. Lo esencial de una exposición es el diálogo que se
produce entre el contexto del visitante y la experiencia
de visita.
4. El museo aspira a presentar el significado
natural de las cosas.
4. El museo debe mostrar el contexto social que
produce el significado.
5. Las exposiciones aspiran a la objetividad. 5. El museo debe dar cabida a la subjetividad y la
intersubjetividad.
6. La experiencia educativa se produce al
ofrecer al visitante una representación del
mundo clara y convincente.
6. La experiencia educativa se produce cuando el
visitante satisface sus expectativas rituales y lúdicas
durante la visita.
7. La experiencia educativa durante la visita se
reduce a la visión y el pensamiento.
7. La experiencia educativa durante la visita involucra
las emociones y las sensaciones corporales.
8. La experiencia educativa se apoya en la
autoridad de los expertos.
8. La experiencia educativa se apoya en la participación
activa del visitante.
9. El museo es una ventana para conocer otras
realidades.
9. El museo ofrece al visitante la construcción particular
de una realidad simbólica autónoma.
10. La experiencia museográfica consiste en
recorrer la exposición dentro del museo.
10. La experiencia museográfica consiste en dirigir una
mirada museográfica a cualquier espacio natural o
social


P
á
g
i
n
a
4
7

Bajo los nuevos parámetros de las necesidades actuales, es que debe
darse el cambio de los ideales, por así decirlo; de las actividades o búsqueda que
debe tener el Departamento de Educación de los museos hoy día, para sustentar
la efectividad de su misión.


Actividades de los Departamentos de Educación.

Los Departamentos de Educación sin duda están involucrados en los
procesos institucionales de los museos, los cuales están asociados de una u otra
forma a los asuntos que en él se cumplen, siendo estos los siguientes:

a. Procesos de gestión propiamente dichos referidos a: planificación,
organización, dirección, ejecución, evaluación de la acción institucional en
funciona de la misión, la visión y los valores del museo.
b. Procesos medulares referidos fundamentalmente a reunir las colecciones,
estudiarlas, documentarlas, conservarlas, interpretarlas y exhibirlas en función
a la ciencia del museo.
c. Procesos de apoyo: referidos a los recursos humanos, económicos y
tecnológicos disponibles en la institución. ( p.14. Normativa técnica de
museos. 2005)

Desglosando parte de las actividades a ejecutar por un Departamento de
Educación estas serian las siguientes:

Investigación De todo lo que pueda ser generado por el museo en materia de
visitas, curadurías, expografías, nuevas modalidades educativas.
Planificación y diseño de visitas
guiadas
Planificación, organización, coordinación con objetivos;
contenidos y destinatarios precisos.
Museolizar a la ciudad. (Planificación
de visitas del museo a la comunidad)
Planificación, organización, coordinación con objetivos;
contenidos y destinatarios precisos.
Asesoría a profesores de la primera y
segunda etapa educacional.
Planificación, organización, coordinación con objetivos;
contenidos y destinatarios precisos.
Preparación del personal del museo Con estrategias prácticas para asegurar la efectividad del


P
á
g
i
n
a
4
8

aprendizaje.
Cursos
Charlas - Conferencias
15

Talleres
16

Videos
Maletines viajeros
Investigación, revisión bibliográfica, consulta a expertos, síntesis
de la información, adaptación de actividades a los diversos
grupos.
Objetivos; Contenidos; Destinatarios

Preparación de material didáctico

Todo tipo de material bajo criterios de elaboración y estrategias
didácticas utilizadas. Contenidos atractivos y lúdicos.
J uegos educativos
Publicaciones Creación de todo aquel material que contribuya las funciones
divulgativas y didácticas de las colecciones.
Estudio del público Para crear estrategias de efectividad de este departamento.
Información y relaciones públicas Convertirse en el vínculo con el público, las instituciones,
personalidades, medios de comunicación y todos aquellos que
propulse los objetivos comunicacionales del museo.

Todas estas tareas ejecutadas y llevadas a cabo por el museo estarán
comprometidas ineludiblemente a la búsqueda de la integración total de la
comunidad a sus actividades. Es así, que se elaboran planes de trabajos precisos
a los fines primarios de comunicación que será inherente a los logros alcanzados
al final.
El plan de acción de estos departamentos, está integrado por
una amplísima programación anual, basada en el desarrollo de
diversos programas y material didáctico, mediante la aplicación de una
gran variedad de ideas para atraer y estimular a un amplio público
(niños, adolescentes, familias, ancianos, docentes, escolares, estudiantes,
especialistas, personas con necesidades especiales y otros públicos
locales e internacionales), teniendo además muy en cuenta
tres componentes fundamentales: entretenimiento, cultura y ocio.
(La educación en los museos de arte y centros culturales. p. 1. En
línea:http://www.acaedu.edu.ar/espanol/paginas/novedades/jornadaarte2006/
Arte_y_Pedagog_Pini.doc. Visitado: 24/11/07).



15
En la función educativa de los museos se manifiesta que las conferencias y charlas son otros medios utilizados en los
museos como apoyo a la actividad educativa. La organización de conferencias y ciclos de charlas en el marco de las
exposiciones estimula un mayor conocimiento del contenido de estas. Generalmente, esta actividad se reserva a grupos
que manejan mayor información o a especialistas, por las características de tiempo e interés de los participantes, nivel
de especialización conferencistas, etc.

16
Pueden organizarse talleres prácticos en áreas específicas de conocimiento o enfocados hacia las técnicas empleadas
en trabajos artísticos o del área cultural en general
Elaboración propia


P
á
g
i
n
a
4
9

Estructuración del Departamento de Educación.

Sagués, determina como debe ser la estructuración de los Departamentos
de Educación de los museos y como deben responder a tres niveles:

a. Análisis y diagnóstico: de la situación del museo, elaboración de
programas y proyectos.
b. Elaboración de proyectos: específicos, traducción en técnicas y
procedimientos concretos y realización formal de aquellas acciones
derivadas de cada tipo de especialidad.
c. Ejecución de las tareas: auxiliares y complementarias derivadas
de los anteriores. (Albarracin. El museo de ciencias naturales va a la
escuela. En línea: http://www.monografias.com/trabajos41/museos-
naturales/museos naturales.shtml. Visitado: 14/02/08)
Para que estos niveles se den positivamente se han de considerar:
a) Espacio físico
b) Equipo físico
c) Equipo humano


a) Espacio físico
Para el conveniente ejercicio de un equipo de trabajo ha de contarse y es
fundamental el espacio físico donde ha de engendrarse y ejecutarse todo el
desarrollo de las actividades a cumplir por el Departamento de Educación de esta
forma lo expone Delgado:

Para la estructuración de estos departamentos, se debe contar con
una infraestructura dentro del espacio museal: sala de lectura, sala de
proyecciones, talleres o aulas de aprendizajes, auditorio o teatrito, biblioteca
y despacho u oficina de trabajo. También puede habilitar espacios fuera del
museo a través del Museobus, de exposiciones itinerantes en museos
flotantes o a través del préstamo de piezas a los museos escolares.


P
á
g
i
n
a
5
0

(Creación de Unidades de educación para Museos Eclesiásticos. En línea:
http://www.monografias.com/trabajos12/creaunid/creaunid.shtml#fundepart.
Visitado: 27/10/07)

b) Equipo físico.
Corresponde a todo aquel bien inmueble y mueble, recurso y material que
haga efectivo el desarrollo y funcionamiento de este departamento.

c) Equipo humano.
La organización interna del Departamento de Educación debe ser funcional,
aprovechando las habilidades de cada persona perteneciente a este departamento
las cuales deben poseer el perfil sustancial que amerite su profesión, aparte de la
capacidad de discernir teorías aprehendidas a la realidad circundante del
desarrollo del proyecto educativo del museo. El equipo humano deberá poseer la
capacidad de adecuar sus conocimientos a los requerimientos implícitos y reales
expresos en los propósitos expuestos con creatividad. Por ello a de ser un equipo
multidisciplinario que reúna las condiciones óptimas para realizar el trabajo de
acuerdo al tipo de museo dentro del cual están laborando.

Logreira, citado por Delgado de Pool, propone la estructuración básica de
un Departamento de Educación, esta es:






Fuente: Cañizales y Logreira (1997)

J efatura de Educación.
Programas
educativos
Servicio de apoyo
Y extensión
Relaciones
Públicas
Investigaciones
de Público.
DIRECCIÓN
.


P
á
g
i
n
a
5
1

Agustín Solano Andrade habla de la importancia de la tarea de un equipo
integrado dentro de un Departamento de Educación del museo como propulsor
social de este, al manifestar “…en la medida que el grupo de trabajo en el museo
se haga consciente de su labor en la formación cultural de la sociedad se tendrán
mejores expectativas sobre lo mismo y existirá una integración social de la
institución, en lugar de un rechazo…” (Museo, arte e historia. Una mirada al
museo de arte como participante en la historiografía del arte. En línea:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/MuseoArteHistoria.htm. Visitado: 13/12/07)



Los Departamentos de Educaci ón en los Museos de Arte Moderno y
Contemporáneo

En Latinoamérica, el museo moderno se impone bajo una nueva
necesidad:
El precio de la modernidad fue la homogenización cultural
y la necesidad de crear una identidad nacional, acorde a la imagen
que se quería imponer. En su nombre fueron disimuladas las diferencias
étnicas, acalladas las diversas lenguas y sepultadas las antiguas tradiciones.
Quedando entonces convertidos los museos en verdaderos
aparatos ideológicos donde se legítima la historia oficial y se establece esta
identidad nacional… (Valecillos. 2007. Museos hoy. En línea:
http://www.debatecultural.net/Nacionales/SandraValecillos2.htm Visitado:
21/12/07)

En 1964, los más importantes directores de museos de arte moderno de
mundo se reúnen en un Coloquio Internacional del ICOM entre los cuales estaba
J ean Cassou
17
quien exponía en el comité sobre lo que él consideraba el objeto de

17
Escritor y crítico de arte quien se desempeñó como Director del Museo de Arte Moderno de París entre
los años 1945 a 1965.


P
á
g
i
n
a
5
2

los museos de arte moderno y el cual para él era análogo a los museos históricos
tradicionales. Con esto él quería manifestar que no era más que mostrar la
producción artística más características de la condición de la “Vanguardia”.
Santiago Restoy (1999) dice:

…Pero en un museo de arte moderno se deben distinguir dos
partes: la primera historicista, del estilo de los museos tradicionales
aplicada a los últimos cincuenta o sesenta años, periodo en que todos
estaban de acuerdo en definir que se ejecutaba el arte moderno... La otra
parte del museo, la concerniente a la actualidad, por el contrario, todo está
por hacer, será una parte experimental y debía ser fluida y ágil, renovando
permanentemente sus exposiciones el museo de nuestro tiempo no puede
aislarse de los acontecimientos culturales, científicos, sociales, técnicos o
políticos que estaban ocurriendo; el museo debe mostrar todos estos junto
a las obras de arte que se exponen, porque sino serían mal percibidas por
el espectador…. (p. 330. Los museos de arte moderno y Contemporáneo:
historia, programas y desarrollos actuales. En línea:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaites?codigo=1362. Visitado: 23/11/07).


Entre 1969 y 1970, la UNESCO reúne en París a un grupo de expertos en
museos de arte contemporáneo y museólogos (Pierre Gaudibert, Pontus Hulten,
Michaels Kustov, J ean Leymarie, Francois Mathey, Georges Henri Rivière, Haral,
Szeemann, Eduard de Wilde), con el fin de que hicieran un intercambio de
experiencias y de puntos de vista sobre los museos de arte contemporáneo en
occidente y es así como se estudiaron diez aspectos que influían en el
funcionamiento del nuevo museo de arte que se originaba en la década de los
setenta. Estos aspectos fueron:

1. La significación ética y la función del museo;
2. Las nuevas formas del arte y la fragmentación del museo;
3. El museo como centro de información;
4. El museo y el artista;
5. El museo y el público;
6. El museo y el comercio;
7. El museo y las autoridades;


P
á
g
i
n
a
5
3

8. El director y su equipo;
9. La colección;
10. El edificio.

Entre las conclusiones a las que llegaron finalmente, destacan las
siguientes:

i. El problema capital del museo actual es cómo evitar dar la impresión de ser
una cultura autoritaria difundida por el museo a través de la decisión de una
sola persona. Es necesario reemplazar la dirección de un hombre por la de
un equipo. Por lo tanto para acabar de liberar el museo de las estructuras
heredadas del siglo XVIII y XIX, es necesario, igualmente, reemplazar el
equipo por la participación del público.
ii. El arte de los años sesenta es un arte espectacular que se manifiesta por
una sucesión acelerada de movimientos innovadores. Éstos ponen en
cuestión técnicas, materias y soportes tradicionales. Tienden al gran
formato y descubren nuevos motivos en el nuevo dominio de la realidad.
Sobrepasan la dimensión plástica de la imagen e introducen el movimiento
y la luz y, para experimentar la nueva relación espacio temporal que ha
conquistado, introduce materiales nuevos. El descubrimiento del suelo y el
techo como elementos integrantes de la obra, en detrimento de las paredes
y el pedestal, finalmente la creación en espacios completos, nos indican las
consecuencias del cambio necesario en la presentación en los museos. Por
lo tanto el museo estalla, el museo mismo es considerado objeto para los
artistas. Por lo tanto en los años sesenta, era imposible, en muchas
ocasiones, inaugurar una exposición sin la presencia física del artista.
iii. En los años sesenta, el museo se ha convertido en casa de las musas en
general, allí, en un solo lugar, se ha presentado cine, teatro, música
además de pintura, escultura y otras muchas manifestaciones de las artes


P
á
g
i
n
a
5
4

del siglo XX. Por lo tanto, el museo se ha convertido en un centro de
información paralela.
iv. El museo no debe ser solamente un centro de recepción de información ya
sacralizada, sino también de emisión, se debe convertir en un laboratorio de
experiencias, permitiendo reproducir y poner a prueba todas esas
experiencias, el museo se ha de convertir en un centro de información
como si se tratara de una estación televisiva.
v. El museo actual tiene la obligación de transformar la relación con el artista,
partiendo de las formas de mediación, que deben abstenerse del principio
de rendición, es necesario dar apoyo a toda iniciativa individual. La
colaboración entre los artistas y el museo ha tomado formas diversas,
ahora además de participar en las exposiciones, también trabaja como
guía, participa en debates públicos, es educador, en resumen el museo
debe ser más un lugar de trabajo, un atelier.
vi. Respecto a la relación del público y el museo, los expertos recomiendan
abolir las fronteras sociales. Buscan una plataforma que pueda permitir una
cooperación activa y fomentar el diálogo. Esto se puede conseguir a partir
de encuestas, cuestionarios, buzón de sugerencias a disposición de los
usuarios, o la invitación directa a participar en alguna actividad. El grupo de
trabajo llegó a sugerir que se debe estimular al público, antes de entrar en
el museo, representando obras de teatro en el exterior, circos, escuelas, ir a
los trabajos o a las fábricas. Hacer un museo móvil que se pudiera trasladar
y acercarse al público. Reducir el precio de las entradas, hacer ofertas a
grupos o escolares, llegar a grupos sociales determinados y organizar
conferencias o coloquios.
vii. El museo debe defender su autonomía frente a las autoridades políticas,
pero tanto la institución como quién la dirige están financiados por dichas
autoridades, esta es una contradicción cuya solución es ciertamente difícil
de encontrar, se intenta aproximar más a la relación de la política y las
instituciones científicas, un apoyo ligado a la actividad en ella misma y no a


P
á
g
i
n
a
5
5

su rendimiento para el prestigio cultural para el que financia la institución.
Los sabios pueden trabajar durante años para finalmente conseguir un
resultado, pero los directores de los museos, casi no les dejan tiempo para
conseguir los resultados que se habían planteado a la hora de aceptar la
responsabilidad.
viii. Finalmente, respecto a la arquitectura del museo, se dice que un museo
de nueva creación no puede renunciar a los espacios de información, de
actividades, y mucho menos a la colección, como la colección está
compuesta por originales; y es imposible renunciar al concepto de cámara
del tesoro. Pero el museo no debe convertirse en un museo-monumento.
Debe ser una envoltura poco costosa con una estructura espacial flexible
que permita la realización de los proyectos artísticos y de otras
colaboraciones. Las actividades se deberán extender hacia el exterior del
edificio. La construcción de un museo, en los años setenta, debe estar
volcada hacia el programa artístico más que el arquitectónico. (Santiago
Restoy, p. 333 a 335. Los museos de arte moderno y Contemporáneo:
historia, programas y desarrollos actuales. En línea:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaites?codigo=1362. Visitado :23/11/07)

Lo artístico en cualquiera de sus manifestaciones son signos de identidad
de una cultura, por ello la valoración estética de sus propias producciones como
de otras por parte de un grupo humano son indicativos tácitos de la importancia
que se le ha dado en el factor educativo al arte. La interpretación y valoración
estética que un grupo pueda realizar de obras de arte producidas en otras épocas
y en otras culturas o en la que viven se asimila en el uso que ellos dan a sus
bienes culturales. El objeto artístico como recipiente cultural solo será posible
cuando la comunidad este preparada cognitivamente para identificarlo, valorarlo y
protegerlo.



P
á
g
i
n
a
5
6

El arte moderno y actual al configurar posiciones dentro de la historia del
arte aún confusa para un público no adentrado en los conceptos que siempre se
harán necesarios, aun cuando en muchas ocasiones se trate de prescindir de
ellos, brinda nuevas opciones de interpretación de la imagen de una manera
creativa. El lenguaje del arte aún cuando requiere un valor interpretativo casi
inflexivo se encadena a hechos históricos, sociales, estéticos y hermenéuticos,
entre otros que se convertirán en la condición de valor necesario para cada
comunidad y de las necesidades que ellos den a los diferentes ámbitos
interpretativos.

El museo es uno de los mejores vehículos para vivir la Historia del Arte y, a
través de ellos podemos comprender la evolución de ésta, sus historias y con esto
por supuesto a la sociedad que produjo estos objetos. Dicho de otra forma es vivir
el arte como puente de comunicación en un diálogo intercultural. En la actualidad,
Agustín Solano Andrade afirma, que:

… el museo de arte define parte de los parámetros de una
actividad humana que ha sido clasificada y dispuesta en disciplina
académica: la historia del arte en la historiografía. Es claro ver
que la aparición del museo, en la evolución de la humanidad en
una etapa denominada modernidad, modifica la concepción de la
cultura occidental y le hace juez y parte en la historia del arte.
Por un lado, el museo de arte forma parte de la misma historia del arte;
es un objeto de estudio del arte con características tan específicas
como para ser una línea de investigación en la esfera de la historia
del arte, así como en otros campos. Del lado contrario de la moneda,
el museo de arte también le da forma a un concepto difícil de determinar
y definir satisfactoriamente, ya que, si todavía existe la discusión sobre
lo que es el Arte y cuáles son sus productos, el museo de arte,
como institución que los exhibe, materializa dicho concepto.
Así que desde el momento que la obra entra al museo de arte para
ser expuesta, entra en la categoría de obra de arte o artística y determina
clases y condiciones para sus semejantes… (Una mirada al museo
de arte como participante en la historiografía del arte. En línea:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/MuseoArteHistoria.htm. Visitado:
13/12/07)



P
á
g
i
n
a
5
7

El museo de arte moderno y contemporáneo acerca al público al concepto
del arte de manera específica, permitiendo que las relaciones entre la obra de arte
y del observador –académico o no- se aclaren a través de pautas personales más
que grupales; no siendo relevante si el museo de arte está sostenido por
colecciones académicamente importantes contemporáneas o lo que muestra es
una expresión joven y experimental, porque el museo a través de una buena labor
ejecutada por un Departamento de Educación tiene el beneficio de aportar
innumerables caminos de gestión de las propuestas expuestas y hacerlas
reconocidas por el público que se acerca a este museo.

Los Departamentos de Educación en los Museos de Arte Moderno y
Contemporáneo cumplen con las funciones básicas y formales que se deben dar
cumplimiento en ellos, pero quizás marcando mucho más su potencial
comunicativo-educacional debido a la deserción de conocimientos que en este
ámbito se ha generado y convertido al hecho artístico en un desconocido para el
público.

Solano Andrade diagrama lo que para él son las funciones del museo de
arte y las cuales asumiremos como tareas directas de los Departamentos de
Educación.


Participar en la
historiografía
del arte



Promover el
acto artístico

Como institución moderna, el museo de arte define los parámetros de una actividad
humana que ha sido clasificada y dispuesta en disciplina académica –la historia del arte
como historiografía. Desde el momento que la obra entra al museo de arte para ser
expuesta, entra en la categoría de obra de arte o artística y determina clases y
condiciones para sus semejantes; siendo así que parte de la historia del arte, hoy día, se
hace en el museo.
A través de sus instalaciones y exposiciones, el museo de arte le permite a la obra
expuesta llevar a cabo su función, ya sea el acceder al conocimiento de lo bello como
menciona J ames o proporcionar una visión del mundo como dice Ruskin, según Danto; o
ser el medio para la naturaleza a través del genio como expresa Kant. El hecho es que
por medio de habitaciones, iluminación, museografía, etc. la obra de arte pueda arrebatar
al individuo y dejarle llevar a cabo la función para la cual fue hecha.



Motivar la
imaginación
La imaginación como un proceso consciente es promovida en el museo de arte al estar
inmerso en un espacio donde las obras son producto de ese mismo suceso como
resultado de la expresión humana. El proceso, incluso, puede comenzar desde antes de
visitar el museo de arte, pues conociendo sus contenidos permanentes –y temporales- a
través de su enunciación, se lleva acabo dicho proceso mental al visualizar los posibles


P
á
g
i
n
a
5
8




objetos que el museo expone. La imaginación a la que se alude en el museo de arte no es
entonces la que se lleva a cabo al evocar imágenes generales, sino que se asume son las
que suscitan el hecho artístico más que el estético.

Procurar el
imaginario
social
A diferencia del anterior valor, el museo de arte permite tener una experiencia de
identidad de especie por la correspondencia que existe en el acto artístico como hecho
humano, sin embargo, esa misma especie tiene sus diferencias contextuales que se
muestran en la misma obra según los escenarios, por ello el imaginario implica desde lo
individual hasta lo social.
Deleitar /
Educación
estética
El deleite y la educación estética, como otras categorías, son una expresión de la
sensibilidad humana que depende de muchos otros factores como para que se lleven a
cabo como función principal del museo de arte, pero algunos las consideran dentro de
ello.


Es así que los objetivos de un Departamento de Educación en un Museo
de Arte Moderno y Contemporáneo básicamente serán los siguientes:
 Desarrollar en el público la capacidad de observación y la sensibilidad para
apreciar las cualidades estéticas, visuales del arte moderno y actual.
 Permitir que el público exprese y comunique con autonomía e iniciativa
emociones y vivencias, a través de la creación artística de sus salas en su
dimensión plástica.
 Explorar y experimentar posibilidades didácticas que incurran en la
presentación de sus objetos artísticos a través de prácticas expresivas y
comunicativas.
 Identificar, comprender y utilizar los códigos artísticos conocidos y
manejados por el visitante del museo en las creaciones plásticas y visuales
presentes en el entorno, y en de los medios de comunicación.
 Potenciar la capacidad de lectura, análisis e interpretación del arte moderno
y actual en sus contextos culturales e históricos y favorecer la comprensión
crítica de los significados, valores y funciones sociales.
 Fomentar actitudes de respeto, valoración y disfrute de las producciones
propias, de los demás y de las manifestaciones artísticas de una cultura
Tomado de Museo, arte e historia. Una mirada al
museo de arte como participante en la historiografía
del arte.


P
á
g
i
n
a
5
9

como forma de identidad de la misma, y favorecer la capacidad de diálogo y
de análisis constructivo.
 Hacer conocer y respetar las principales manifestaciones artísticas del
patrimonio autóctono así como del patrimonio de otros pueblos y de otras
culturas.



Los Departamento de Educación y la Nueva Museología en los Museos de
Arte Moderno y Contemporáneo-

La existencia de una clara negación a la importancia de los Museos de Arte
Moderno y Contemporáneo como agente cultural que protagoniza nuestros países
latinoamericanos y que indudablemente se da en Venezuela, ocurre, porque aún
cuando éste existe materialmente, la visión de él por parte de una gran cantidad
de ciudadanos no es precisa, motivado quizás a que él mismo; no ha adecuado su
presentación a la sociedad en términos y códigos convenientes a los lenguajes
que ésta requiere. Andre Malraux en su Museo Imaginario da una invitación hacia
la educación artística del individuo para la construcción del museo como ente
individual lo que apertura un acceso claro a la cultura.

Esta necesidad actual de atraer al público hacia los Museos de Arte
Moderno y Contemporáneo se manifiesta en lo que la Nueva Museología busca:
... el objeto debía dejar paso a la función... y esa función, el objetivo del
museo, era la comunicación, la información, y la educación, la formación...
(Antonio Ten. Los museos de nuestro tiempo. El museo de la ciencia de
valencia. En línea: http://www.uv.es/ten/cac.html. Visitado: 27/03/08).




P
á
g
i
n
a
6
0

“Toda acción educativa (formal, no formal,
informal) es una construcción socio- histórica y, por lo
tanto, en un sentido amplio: cultural. O, dicho de otra
manera, la educación es siempre emergente de una
cultura entendida ésta como una forma integral de vida
que es creada histórica y socialmente por una comunidad
a partir de su particular manera de resolver física,
emocional y mentalmente las relaciones que mantiene con
la naturaleza, consigo misma, con otras comunidades y
con lo que ella considera sagrado, para dar continuidad y
plenitud de sentido a la totalidad de la existencia.”
Héctor Ariel Olmos



CAPITULO IV. IMPORTANCIA DE UN DEPARTAMENTO DE
EDUCACIÓN PARA LOS MUSEOS DE ARTE MODERNO Y
CONTEMPORANEO EN VENEZUELA.


Antes de llegar a este capítulo hemos podido discernir como un
Departamento de Educación es pieza necesaria y fundamental para la actividad de
la investigación y proyección de un museo como unidad cultural y educativa. Es a
partir de la creación de estas unidades operativas que las instituciones
museísticas pueden generar actividades para impulsar y reflejarse a las
comunidades convenientemente. En el caso de los Museos de Arte Moderno y
Contemporáneo venezolanos, las actividades que se ejecutan dentro de ellos, en
este momento, son casi nulas al pasar desapercibidas por el público local
partiendo desde el mismo hecho del desconocimiento por parte de la población de
muchos de nuestros museos. Un Departamento de Educación de un museo
cualquiera, bien implementado con recursos humanos y materiales pertinentes,
por lo menos los más imprescindibles, lograría la proyección de los mismos.

Por ello, una de las necesidades prioritarias de las instituciones museística
de nuestro país es la creación o reactivación de los Departamentos de Educación


P
á
g
i
n
a
6
1

que contribuyan dentro de sus funciones al conocimiento, identificación y
reconocimiento de la comunidad con su patrimonio cultural.

Para que estas unidades tan imprescindibles de nuestras instituciones
museísticas funcionen es pertinente seguir las recomendaciones de Delgado de
Pool:

a. Los Museos deben tener definida su clasificación tipológica, su
misión, visión, objetivos, funciones y organigrama funcional.
b. Dentro de la estructura organizacional, a pesar de no poseer un
amplio presupuesto, ni una estructura física amplia, deben tener un
Departamento de Educación.
c. El Departamento de Educación debe estar organizado, con una
estructura propia, funciones y objetivos es decir, con sus propios
lineamientos, adicionalmente a los del museo como institución.
d. El Departamento de Educación debe organizar y planificar las
actividades, tomando en cuenta las necesidades del público
visitante, los diversos grupos etarios y el nivel de instrucción al cual
va dirigido, fundamentados en teorías de aprendizaje especiales
para su implementación en los museos. (Delgado. Creación de
Unidades de educación para Museos Eclesiásticos. En línea:
http://www.monografias.com/trabajos12/creaunid/creaunid.shtml#fun
depart. Visitado :27/10/07)

Cada museo debe originar su propia línea didáctica-educativa-
comunicacional de la que debe apropiarse dicha entidad museística para así poder
propagar y hacer efectivo la divulgación de su patrimonio e intereses que a la larga
deberán ser correspondientes a las necesidades de la comunidad donde se halla
inserto. Por ello, deben crearse en primer orden proyectos que lleguen a la
comunidad local y regional de cada uno para que las comunidades autóctonas se


P
á
g
i
n
a
6
2

apropien de sus patrimonios artísticos–culturales que estas instalaciones
resguardan. Para esto ha de desglosarse a los visitantes en niveles para facilitar la
elaboración y ejecución de los diferentes proyectos.

Es necesario poner énfasis en el arte nacional , pero a partir de un
planteo ideológico definido, que proponga las formas artísticas concretas
en función de los contextos y de la globalidad, y ponga a esa otra
globalidad mas extensa de una historia que nos conscientice, que
esclarezca la modalidad de nuestra pertenencia al subcontinente
latinoamericano…de ahí que nuestros museos deban tener relación
estructural con la educación, que deban involucrarse, en la enseñanza
misma de la historia nacional, convertirse en grandes escuelas… (Elsa
Flores. p.163)

Los posibles lineamientos que se desarrollarían como función primaria de
estos Departamentos de Educación serian:
1. Programación de actividades culturales-artísticas-educativas
dirigidas a las comunidades parroquiales, comunales y del
Estado, así como de toda aquella institución cultural que lo
requiera directamente al museo en una actitud alternativa de
visitas sea museo-comunidad o comunidad-museo. Por ser hoy
día el museo un espacio cultural en toda la extensión de su
significancia crear actividades multidisciplinarias pertinentes a los
rasgos culturales que se desean recrear. Programar actividades
que aún cuando ocurren o son originarias de la zona están
perdiéndose, logrando así un rescate de ellas.
2. Formulación de investigaciones que dentro de un marco cultural-
artístico, regional o nacional, genere la fusión en los nuevos
paradigmas didácticos, educativos y comunicacionales de este
patrimonio adecuándolos a las condiciones y necesidades
locales. Las investigaciones estarán en el marco primario de la
colección del museo, de la tendencia artística que este resguarda
y de cómo presentar estas tendencias a diversos públicos y


P
á
g
i
n
a
6
3

comunidades para poderlos captar. A través de la oportuna
investigación de los aspectos culturales de la región y del país
fomentar proyectos factibles realizables tanto dentro como fuera
de las instalaciones del museo. Las investigaciones podrán ser
producidas no solo en proyectos factibles también deben ser
editadas en catálogos y libros.
3. Análisis y Planificación de proyectos contentivos de los fines de la
formulación de las investigaciones.
4. Ejecución y seguimiento de las actividades anteriores.
5. Evaluación de los resultados proactivos acordes a los fines
particulares de cada proyecto desarrollado.
6. Capacitación permanente del personal de los museos.

Estos lineamientos se adecuarían a las necesidades de los niveles a
atender dentro de los proyectos educativos de los Departamentos de Educación
ya sean:
a. Primarios y secundarios: preparación de temas y preparación de
materiales auxiliares didácticos. Asesoramiento técnico para los
docentes o gestores culturales que lo pidan.
b. Terciario-universitario: asesoramiento técnico y ofertas de pasantías
adecuadas a las realidades practicas de las carreras.
c. Público en general: visitas especializadas, charlas informativas,
proyecciones, talleres.

La operabilidad de estos Departamentos de Educación se sustentara según
las herramientas y recursos con que cuente un museo determinado, la
implementación de programas innovadores con las principales tendencias y
metodologías pedagógicas y andragógicas de educación no formal de amplio
espectro que se conjuguen con el desarrollo de material didáctico apropiado bajo


P
á
g
i
n
a
6
4

dos temáticas de difusión una cultural y otra educativa, estableciendo sucesivas
etapas de desarrollo.

i. Etapa de divulgación: donde se implementaría un calendario fijo de
cursos y conferencias destinados a distintos niveles del público
local a cargo de especialistas, curso extensivo a los docentes de
cualquier etapa educativa para promover el uso de los museos en
la enseñanza, impresión de fichas de divulgación para todo
público.
ii. Etapa educativa: plan piloto de visitas guiadas, preparación de
materiales de apoyo audiovisuales, asesoramiento bibliográfico del
material del museo y consultas técnicas para el nivel universitario.
Constante profesionalización del personal del museo.
iii. Etapa de posibles líneas futuras de trabajo: concursos
monográficos y artísticos para escolares, cursos de orientación
vocacional para alumnos secundarios, exposiciones temporarios
en distintas escuelas, salida de los proyectos culturales-artísticos
hacia la comunidad, elaboración de un catálogo general.


6
La estructura sugerida para estos Departamentos de Educación, libre a ajustarse de acuerdo a las
potencialidades y carencias de cada institución es la siguiente:









DIRECCIÓN DEL MUSEO
DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN


BIBLIOTECÓLOGO GUIA DE SALA MERCADEO Y
DISEÑO GRÁFICO
INVESTIGACIÓN
Historiador del Arte
PEDAGÓGO
GUÍAS
TRÍPTICOS
CATÁLOGOS
TEXTOS DE SALA
PANELES
J UEGOS EDUCATIVOS
PRENSA
MEDIOS AUDIOVISUALES
T.V.
RADIO
VISITAS GUIADAS
CONTROL Y
MANEJ O
ADECUADO DE
LOS LIBROS Y
PUBLICACIONES
PROGRAMAS EDUCATIVOS
CURADURÍAS
PROYECTOS Y
PLANES DE TRABAJ O
TALLERES
PONENCIAS
GESTIÓN CULTURAL
Elaboración propia


P
á
g
i
n
a
6
6

Determinándose el perfil del personal necesario para estos Departamentos
de Educación de la siguiente forma:

PERFIL

HISTORIADOR
DEL ARTE
Para el trabajo investigativo. Con capacidad proactiva de
adecuar sus conocimientos a los requerimientos de los
proyectos que se generen a medida de la circunstancias y
necesidades que surjan en la interrelación del Museo con la
comunidad

PEDAGOGO
Con interés y calificado para la investigación en lo que a su
rama se refiere en cuanto a los nuevos paradigmas
didácticos–educativos tanto pedagógicos como
andragógicos que emergen en relación a la educación no
formal y su inserción en espacios culturales. Creativo.

MUSEOGRAFO
Actualizado en lo referido a su trabajo en lo que a la nueva
museología puede aportar en lo concerniente a la nueva
visión de la experiencia museográfica consistente en dirigir
una mirada museográfica a cualquier espacio natural o
social.

BIBLIOTECARIO

Al ofrecer el museo al visitante la construcción particular de
una realidad simbólica autónoma que debe ser reforzada el
servicio de biblioteca aunado a los proyectos que se
generen dentro del Departamento de Educación a de estar
preparado con los recursos que cuente de fortalecer lo ya
aprehendido por el visitante. Especializados en los nuevos
medios de masas.

MERCADEO

Para el estudio estadístico de los objetivos propuestos y los
derivados de los proyectos generados dentro del
Departamento de Educación. Aparte de generar los
métodos acordes para la producción de sistemas
comunicacionales del contexto social que produce el
significado y requiere la interrelación.
GUIAS DE SALA
Con bagaje cultural preciso para el desempeño de su
función dentro de este proyecto. Abierto a recibir diferentes
opiniones y asertividad para la guía.


Elaboración propia


P
á
g
i
n
a
6
7

Toda la investigación y proyectos culturales-artísticos de un Departamento
de Educación es puesto en práctica a través de quien es mayormente el
encargado (a) de presentarlo al público y así convertirse en la faz humana que
presenta al museo y termina sin proponérselo en convertirse en la imagen de éste.
Este profesional es el o la Guía de Sala cuyo deber es cumplir la actividad
característica de los museos, la visita guiada. El fin sustancial de esta actividad es
que sirve de entrada y presentación del museo al público en general a través de la
exposición. La importancia que ella reviste es en ser tomada como herramienta de
comunicación. Para que esta sea efectiva a de hacerse un estudio del público que
visita al museo sin que esto implique la falsa creencia que son prácticas
discriminatorias pues si bien el museo a de convertirse en un espacio totalizador
de la comunidad, esta misma es heterogénea en edad, nivel de educación, sexo,
expectativas, experiencias, lo que indudablemente también marcará las diferencia
de los valores aprehendidos. Así mismo, los hechos más consecuentes captados
por el guía de sala ante determinadas actividades del museo generaran las pautas
para las futuras expografías.

Muchos autores determinan que el tiempo de la visita se vera regida por el
interés que produzca en el visitante, tanto la muestra como la acción efectiva del
guía de sala; aún cuando en muchos museos se estipule ésta en determinado
tiempo en el que constriñen al guía de sala en su desempeño.

La visita guiada debe ser utilizada como recurso eficaz tanto para la
captación de público tan necesario para la existencia de una institución
museística, como también como medio para la divulgación de los bienes
patrimoniales que esta portenta y de los fines que este órgano cultural debe
asumir. Este acercamiento con el público puede darse bajo dos formas ambas
validas:



P
á
g
i
n
a
6
8

1. Libres: destinadas a posibilitar el acercamiento del público al museo.
Este es un mecanismo que posibilita un acercamiento de lo que se
percibe con lo que ya se conoce.
2. Guiadas: con un orden y plan previamente elaborados de acuerdos
a los distintos niveles y prioridades del visitantes y que mantengan
estos componentes:

a) Temporal: seria realizada con duración suficiente para
cubrir todos los objetivos previstos.
b) Espacial: determinando que sitios se visitaran atendiendo al
volumen de los visitantes en función de la dinámica de
trabajo que se emprende.
c) Psicosocial: debería estar de acuerdo con el nivel educativo
-mental y emocional del visitante y tomar en cuenta las
características del elemento social.
d) Pedagógico: cada visita se realizará señalando ideales y
objetivos de manera precisa y clara para el público de ese
momento, seleccionando para ello guías del museo capaces
de responder en cada caso un que, un para que, un cuando,
un donde, un quien y demás curiosidades.
e) Didáctico: se trata del desarrollo y puesta en marcha de las
técnicas de enseñanzas que en cada caso reforzaran la
transmisión de los conocimientos ya sea a través de un
medio audiovisual y de todo lo que contribuya al
aprovechamiento de la visita al museo, tratando de hacer
participar directamente al público en el manejo del material.
f) Anedóctico: se cumplirá anotando todos los hechos
imprevistos que ayudaran posteriormente a fijar los
resultados de la visita y su perfeccionamiento.


P
á
g
i
n
a
6
9

g) Recreativos: permitiría canalizar las inquietudes personales
y las vivencias, una proyección, un juego, un trabajo de
creación, etc.
h) Evaluación: se prolongaría en el aula a través de
cuestionarios, memorias visuales, composición, material del
museo, juegos didácticos.


Los objetivos y funciones de los Departamentos de Educación deben velar
por el logro de la organización y programación mediante la planificación y
coordinación de los contenidos a través de una serie de actividades tendentes a
satisfacer las expectativas y exigencias educacionales y recreativas de la
comunidad, y es así que los objetivos podrán determinarse de la siguiente forma:

1. Inmediatos:
a) Divulgación de plan de acción a encarar y logro de apoyo de las
autoridades.

2. Subsiguientes:
a) La correcta estructuración de las visitas guiadas y la proyección
cultural.
b) Elaboración del material de apoyo audiovisual, diapositivas, guías
didácticas, impresión de boletines informativos destinados a los
niveles medios de la población escolar y general.
c) Preparación de charlas, cursos, actividades recreativas.
d) Formación del guía.


Las funciones de estas unidades museísticas se captaran en la ejecución
de las siguientes tareas:


P
á
g
i
n
a
7
0

1. Captación de nuevos públicos con la pertinente inclusión social.
2. Aprendizaje informal y mediación para la interpretación del
patrimonio artístico-cultural, sus referentes, tipologías y paradigmas.
3. Dar importancia a la interrelación del artista con su comunidad.
4. Investigación, revisión bibliográfica, consulta a expertos sobre el
patrimonio cultural regional y nacional y los resultados de esto presentado
en actividades a los diversos grupos de la comunidad que conforman
nuestro Estado. (Cursos, charlas, conferencias, talleres, vídeos)
5. La planificación de visitas guiadas a la comunidad dentro de la
institución para la pertinente divulgación de los bienes patrimoniales
artísticos que posee.
6. Captación y adiestramiento del personal que fungirá como guía de
sala dentro del museo y como anfitrión cultural en cualquier actividad
cultural que esta institución desarrolle en el Estado.
7. Creación de material didáctico con lo concerniente a los bienes
culturales y artísticos regionales adaptados al proyecto curricular vigente.
8. Publicaciones que ayuden a cumplir la función divulgativa y didáctica
del patrimonio local y nacional en la comunidad de este Estado.



Público al que influiría el Departamento de Educación en un Museo de
Arte Moderno y Contemporáneo.

Con los recursos necesarios puede generarse dos manifestaciones de
influencias:

1. Influencia directa:
a) A través del público que llegue a las actividades que se realicen en el
museo.


P
á
g
i
n
a
7
1

b) A través de las visitas guiadas a instituciones educativas o público en
general.
c) Por medio de visitas proyectadas y llevadas a cabo del museo a la
comunidad.
d) Al público que se genera en temporadas altas.

2. Influencia indirecta:
a) A los representantes de los alumnos recibidos.
b) A las personas que les llegue la información indirectamente y los
motive por curiosidad a visitar esta institución museística.
c) Otros.


Entonces y final mente, ¿Por qué y para que un Departamento de
Educación adentrado en la Nueva Museología en nuestros Museos de
Arte Moderno y Contemporáneo?

En términos generales, para lograr instituciones museísticas dinámicas
culturalmente avocadas a la nueva visión de la museología donde la comunicación
–interacción museo–territorio sea un hecho tangible. De esta forma favorecer las
oportunidades de contacto y de comunicación de estos museos con el país
afianzando estas instituciones como parte integral de la identidad y pertenencia de
las diferentes regiones. Así también valorizar los espacios públicos de nuestros
museos como espacios con diversas funciones (de estancia, de socialización, de
intercambio, de juego) siempre en beneficio del circuito cultural de la nación.

A través de un Departamento de Educación en toda su potencialidad en lo
antes ya descrito, se lograría las siguientes pautas para nuestros Museos de Arte
Moderno y Contemporáneo:


P
á
g
i
n
a
7
2

1. Hacer del conocimiento público los Museos de Arte Moderno y
Contemporáneo del país y sus colecciones de bienes artísticos, para el
mejor entendimiento del arte actual.
2. Promover a nuestros museos como patrimonio cultural de nuestro país.
3. Elevar los niveles de participación de la comunidad en las actividades
artístico – culturales generadas por el museo.
4. Hacer de las actividades generadas por nuestros Museos de Arte Moderno
y Contemporáneo un medio socializador que permita la integración y
participación comunitaria.
5. Brindar un ambiente de formación, para la comunidad en general, donde se
desarrollen todas las potencialidades cognoscitivas así como el fomento de
los valores patrimoniales en miras de ser mejores ciudadanos.
6. Fortalecer la recreación comunitaria, permitiendo la participación según los
intereses y capacidad de cada persona.
7. Ofrecer actividades que permitan el buen aprovechamiento del tiempo libre
para el mejoramiento de la calidad de vida.
8. Fomentar por medio de las actividades y proyectos, la integración de la
comunidad y el sentido de pertenencia por su entorno.
9. Determinar las particularidades funcionales de los participantes, así como el
grado de desarrollo y compromiso frente a su comunidad para la puesta en
valor del desarrollo cultural–social.

Los resultados positivos de una oportuna y buena gestión de los
Departamentos de Educación en nuestros museos generarían a grosso modo tres
tipos de impactos relevantes, a saber son:

a. Impacto económico: a través de los Departamentos de Educación se
pueden gestionar una serie de artículos de interés público que varían
desde revistas a misceláneas que apoyarían a nuestros museos a
generar gran parte de los recursos económicos que tanto requiere para


P
á
g
i
n
a
7
3

su autogestión. No debe confundirse esto con fines de lucro. En
Venezuela, es conocida la situación económica de nuestros museos
puesto que en su gran mayoría los que están bajo la tutela del Estado no
se les inyecta presupuesto sino al contrario en los últimos años se les ha
disminuido, lo que les imposibilita en gran medida a proyectarse por falta
de recursos.

b. Impacto social: indudablemente un logro primordial de los
Departamentos de Educación seria fusionar a la comunidad dispersa en
una sola, motivándola a un autodescubrimiento de su identidad cultural,
dejando de ser la parte pasiva para convertirse en una activa al
potenciar sus necesidades de conocimiento y cultivo de sus expresiones
de cultura y de arte actual.

c. Impacto ambiental: la Nueva Museología toma como territorio más allá
de los límites de la infraestructura del museo, de esta forma sale a su
entorno, integrándose a él para permitir que el público genere
consciencia de su medio ambiente natural y cultural.



FACTIBILIDAD: caso de estudio Museo de Arte Moderno Juan Astorga
Anta. Mérida - Venezuel a
PROYECTO: Lo lúdi co en el arte… ¿versión o acción?

La viabilidad y la funcionalidad de un Departamento de Educación para los
Museos de Arte Moderno y Contemporáneo solo serían determinadas por la
acción pertinente de éste a través de su comprobación. Es así, como se hizo
necesaria la realización de un proyecto paralelo en el cual se involucraría las
acciones y actividades que deben ser generadas por él y en el mismo. Para ello


P
á
g
i
n
a
7
4

presto sus locaciones y fue centro piloto de este proyecto el Museo de Arte
Moderno J uan Astorga Anta (MAMJ AA) de Mérida- Venezuela

Es así, que el planteamiento práctico para la proyección de los
Departamentos de Educación para las instituciones museísticas venezolanas se
hace realidad a través de su puesta en escena los días 6 al 27 del mes de junio
del año 2008, el cual se tituló Lo lúdico en el arte… ¿versión o acción?. Con este
enunciado se procura poner al descubierto uno de los problemas causados por el
museo para cualquier público y es el cansancio y tedio que se produce en él, lo
cual provoca una ruptura en lo que podría convertirse en una productiva visita a la
institución. Por ello, la visita al museo a de respaldarse a través de la esencia
lúdica que debe manifestarse tanto en el recorrido, guía y actividades inherentes a
estas visitas. La utilización de este concepto en este tipo de actividades no es
nuevo y hoy día es mucho lo que se le ha anexado en la búsqueda de favorecer
ciertos criterios y objetivos de algunas actividades. Es frecuente ver escritos que
hablan de lo lúdico en el arte, en la educación, en el museo, entre otros. Pero,
¿hasta qué punto la manifestación de éste como recurso es puesto en la
práctica?. Es bueno crear desde la etimología de la palabra hasta sus nuevos
usos un recurso que cubra las necesidades inherentes al público en el museo. El
plan de trabajo para este proyecto fue diseñado para el público de la primera y
segunda etapa de la educación básica venezolana. También se pretendió captar a
profesionales y estudiantes de la educación.

En el caso específico de este trabajo la visita al MAMJ AA es la visita a un
espacio para el arte, la cultura y el patrimonio. En lo que refiere a su status como
museo de arte moderno – tendencia incomprendida muchas veces por carencias
que deben cultivarse en conocimientos – lo lúdico fue una herramienta
fundamental de primer orden y debió ser utilizada en la acción. Al ser aprobado el


P
á
g
i
n
a
7
5

proyecto por Carolina Carrero
18
, la entonces Directora del mismo; se procedió a
dirigir todas las correspondencias pertinentes en la búsqueda de generar los
recursos necesarios, los cuales en su mayoría se lograron a través de la
Universidad de los Andes (ULA) por medio de: el Vicerrectorado Académico. Prof.
Humberto Ruiz, Intercambio Científico
19
, el Decanato de la Facultad de
Humanidades y Educación. Prof. Alfredo Angulo, la Dirección de Cultura, la
Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAES).Dr. Marcos Pino,la Coordinación de
Extensión de Servicio Comunitarios y Consejos Comunales de la Escuela de
Ciencias Políticas y J urídicas Prof. Baudilio Reinoza., la Federación de Centros
Universitarios de Estudiantes de la ULA. También sumaron su grano de arena las
instituciones públicas a través de: la Fundación para el Desarrollo Cultural del
Estado Mérida, (FUNDECEM), el Instituto Autónomo de Servicios de Biblioteca e
Información del Estado Mérida (IBIME) y el Instituto Nacional de la J uventud
Venezolana (INJ UVEN). De modo personal se sumo a esto el señor Daniel Vivas,
estudiante de Historia del Arte
*
y quien en ese periodo tenía el cargo de Director
del Centro Cultural Tulio Febres Cordero.

Protagonistas y colaboradores fueron las escuelas de los dos municipios
que se abocaron a este proyecto para que fuesen sus instalaciones, sus alumnos,
sus maestros, demás personal y representantes parte del mismo. Estas fueron la
Escuela Bolivariana Escaguey, del Municipio Rangel, y la Escuela Estadal
Bolivariana El Cacique del Municipio Tovar, ambas destacaron por el interés de
sus directores los profesores Fernando Guzmán y Marisol Mora, respectivamente
quienes entendieron el valor de este trabajo en el proceso formativo de sus
alumnos. Es de considerar también como el Consejo Comunal de Escaguey a

18
Estudiante de Historia del Arte. La autora de este trabajo para el momento de la ejecución del proyecto Lo lúdico en
el arte…¿versión o acción?, cursaba sus pasantías en el MAMJAA, y esto fue su trabajo de grado.
19
Es prudente acotar que Intercambio Científico es una oficina a disposición de proyectos para los profesores de la
Universidad de Los Andes. El logro de hacer efectiva su colaboración, puesto que para el momento yo era estudiante se
debe a la Profesora Isabel Parada, quien creyó y apadrino el siguiente proyecto ante esa oficina.
*



P
á
g
i
n
a
7
6

través de su Presidenta, la señora Dianive de Gómez se hicieron presente en su
comunidad por medio de sus aportes para que esto se diera.


Creación del proyecto

Este iba en la búsqueda de lo siguientes objetivos:
a. Favorecer las oportunidades de contacto y comunicación del Museo con la
comunidad afianzando la institución como parte integral de la identidad y
pertenencia de la región.
b. Valorizar el espacio público del Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta
como espacio abierto con diversas funciones (de estancia, de socialización,
de intercambio, de juego) siempre en beneficio del circuito cultural de la
región.


Diseño y acti vidades

La intención de las actividades era permitir el manejo adecuado de las
potencialidades de un museo a través de un Departamento de Educación inserto
en la Nueva Museología. Es la presentación del MAMJ AA como ente cultural
desarrollador de actividades pertinentes a las necesidades de valorización de lo
que pertenece al Estado Mérida. Por ser un plan de trabajo que se ejecutó para
un público específico, las actividades a desarrollar deberían estar acordes a ellos.
El proyecto en si esta diseñado de las siguientes actividades:

a) Visitas guiadas dentro del museo.

Se realizaron con continuidad en el transcurso de los días en que se ejecutó
el proyecto. Enmarcadas en el recorrido de la salas con ciclo de preguntas y


P
á
g
i
n
a
7
7

actividades plásticas. Es necesario aclarar que las escuelas invitadas a estas
visitas fueron poco receptivas. Es necesario implementar dentro del pensum de
estudio superior de los futuros profesores de estas etapas educativas del país la
necesidad y valoración del museo como herramienta educativa.

b) Visita por parte del museo a dos escuelas de diferentes Municipios del
Estado Mérida.

Crear el museo extramuros que promulga la Nueva Museología. es ir a las
comunidades para insertar a esa población aledaña a los espacios de las
ciudades y así a su reconocimiento como parte primordial de una ciudad que le
ofrece un acercamiento a su idiosincrasia. Para este proyecto el marco de la
escuela concilia dos grupos importantes para propagar el fin del mismo. El
primero, los niños, quienes absorben lo visto, lo aprehendido, lo realizado y se
nutren de sensaciones y conocimientos. Y el segundo grupo, los maestros, los
representantes y demás trabajadores escolares presentes. De este último grupo,
aún cuando todos tienen gran importancia, el componente de los educadores es
primordial para el reforzamiento de estas actividades en clase, pero para ello
deben de estar consciente de lo beneficioso de estas actividades para su
población estudiantil. Beneficios que se catalogan en psico–educativos.

d) Talleres.

De los cuatro talleres que se organizaron solo se dio cumplimiento a tres.
Estos son:
 Taller de origami. (No se cumplió)
 Taller de creación de juegos educativos con el arte.
20
Este taller fue
dirigido a los educadores para incentivar en ellos la creatividad y la
apertura a actividades lúdicas–artísticas. Promulgando los beneficios

20
Tanto el material como la actividad diseñado por la autora de este trabajo.


P
á
g
i
n
a
7
8

que científicamente esta comprobado, que estas actividades ofrecen a
personas de cualquier edad, pero que en los niños se manifiesta en un
grado máximo de creatividad.
 Taller de títeres.
21
La creación de los títeres es un arte y su manejo
entra en lo que se denomina arte escénico. Los museos no sólo deben
dar apertura a sus colecciones deben ir más allá y ser plurales al mostrar
a sus regiones sus tendencias culturales. Hoy día los títeres son
recomendados por los psicopedagógos y son un comunicador eficaz
para con los niños.
 Taller Poco a poco somos otros de creación artística con materiales de
desecho. Este último fue coordinado por la Prof. Elizabeth Marrero quien
dicta la cátedra Integración de las Artes en el trabajo II, en la Escuela de
Educación de la Universidad de Los Andes. El museo al expandir sus
espacios fuera de su estructura arquitectónica se convierte en un
ecomuseo, el cual se entiende en que este asume su entorno, lo muestra
y lo conserva al tiempo que incentiva a sus pobladores a conservarlo. Al
museizar su entorno se termina convirtiendo en un museo ecológico.

Todos estos talleres llevaban como incentivo la vivencia de lo artístico por
parte de los involucrados, para entender como de pautas sencillas puede darse
experiencias estéticas que reforzadas continuamente generarán mayor
acercamiento a estas actividades y por ende a las instituciones que las
promuevan.

d) Ciclo de Conferencias.

Para que trabajos como este se ejecuten convenientemente dentro de una
institución museística es básico aparte de la eficaz investigación de acuerdo a
tema que dirigirá el plan de trabajo, compartir teorías, experiencias, estudios,

21
Ídem.


P
á
g
i
n
a
7
9

proyectos de otras instituciones y personas que de una u otras forma estén en
vías similares. El Departamento de Educación de un museo no puede cerrarse
posibilidades.

El recurso humano.

El recurso humano es vital para el logro de metas de un Departamento de
Educación en un museo. Si bien este personal debe poseer herramientas
académicas realmente necesarias, sin duda alguna, el no convencimiento en lo
que se trabaja y sin creatividad para congeniar conocimientos con posibilidades,
es nula la eficacia. Para el desarrollo de este proyecto se involucraron:

a. Parte del personal del MAMJ AA.
b. Estudiantes en pasantías.
c. Estudiantes del servicio comunitario.
d. Estudiantes de Educación de la Prof. Elizabeth Marrero. ULA
22
.
e. Otros colaboradores, compañeros y amigos de la carrera de Historia del Arte,
quienes ad-honorem pusieron su colaboracion para el desarrollo de este
proyecto:
 Carolina Carrero. (Estudiante de Historia del Arte y Directora para
ese momento del MAMJ AA)
 Ludymar Ramírez. (Estudiante de Historia del Arte)
 Glodis Pérez. (Estudiante de Historia del Arte)
 Nathaly Parra. (Estudiante de Historia del Arte)
 Daniel Vivas. (Estudiante de Historia del Arte y Director de patrimonio
FUNDECEM)
 Lic. Luís Alfonso Rodríguez. Historiador del Arte

22
Para los estudiantes de la Prof. Marrero este proyecto fue exigencia de la materia. Luego de presentado este proyecto
a la profesora Marrero ella considero importante asumir a sus estudiantes en un trabajo de esta envergadura a través
del cual se patenta que el educador no sólo tiene la opción de un aula de clases, también el museo se convierte en una
posibilidad estimable como fuente de trabajo.


P
á
g
i
n
a
8
0

Logística.

Toda la logística para el cumplimiento de esta etapa abarco actividades de
diseño de realizados por la autora de este trabajo, como lo fue:
a. Afiche.
b. Programas.
c. Presentaciones power point de exposición del proyecto y de
algunos talleres.
La difusión de este trabajo se realizó a través de la prensa escrita.


Conclusiones correlati vas de l a ej ecución de este proyecto en el
MAMJAA

La institución museística como espacio cultural, artístico y patrimonial como
se le ve en la actualidad a través de la Nueva Museología, aplica en sus pautas el
asumir realmente al público; al cual ahora llama comunidad, dicho de otra forma el
museo termina convirtiéndose en un ente social así puede ofertar su patrimonio
artístico.

El Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta como espacio alterno en lo
que a cultura se refiere dentro de la región de Mérida, hasta este momento; no es
conocido, reconocido ni apropiado por su entorno humano motivado en gran parte
a su carencia de un Departamento de Educación.

A través de este trabajo se puede puntualizar la pertinencia de esta unidad
operativa dentro del organigrama del MAMJ AA puntualizando los siguientes
beneficios:



P
á
g
i
n
a
8
1

1. Contribuir dentro de las funciones como institución museística al
conocimiento, identificación y reconocimiento de la comunidad con su
patrimonio cultural.

2. A través de la actividad de la investigación permitiría proyectar al museo
como unidad cultural educativa y de esta forma generar actividades para
impulsar y reflejar el museo a la comunidad.

3. Originar la línea didáctica-educativa-comunicacional de la que debe
apropiarse un museo para poder propagar y hacer efectivo la divulgación de
su patrimonio artístico e intereses que a la larga deberán ser
correspondientes a las necesidades de la comunidad donde se halla
inserta.

Un Departamento de Educación permitiría al Museo de Arte Moderno J uan
Astorga Anta involucrarse con otros organismos institucionales y privados para
generar recursos tanto materiales como humanos, en este caso de profesionales o
estudiantes de carreras acordes a las perspectivas necesarias para sus
actividades, a través de acuerdos siempre asumidos en lo que seria su facultad
que no es otra, en este caso particular, de llevar al museo más allá de su
estructura a través de proyectos que propulsen actividades educativas no
formales, didácticas, de información y de comunicación. Todo esto ejecutado con
planes a través de proyectos acordes tanto para hacer del conocimiento general
las obras artísticas que esta institución resguarda como parte de su patrimonio
plástico, como también involucrándose activamente a la nueva visión de los
museos, como centros culturales pluridisciplinarios.

Hoy por hoy es este Departamento de Educación el que concretaría al
Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta como espacio artístico-cultural alterno
y verdadero en la región merideña.


P
á
g
i
n
a
8
2

REFERENCIAS BIBLIOHEMEROGRAFICAS

LIBROS

 Álvarez, S. (s/f). Museo nuevo Vs. Museo viejo. Un ensayo con participación comunitaria.
Guayaquil: Casa de la Cultura Ecuatoriana.

 Aproximación al conocimiento de la situación del museo en Latinoamérica. (16 de enero al
6 de febrero 1992). Seminario. “La misión del museo en Latinoamérica hoy: nuevos retos”.
ORCALC – UNESCO – ICOM - CONAC. Caracas.

 Arroyo, M. (1989). Arte, educación y museología. Caracas: Academia Nacional.

 Clot, René-J ean. (1976). La educación artística. Barcelona: Planeta.

 El museo y el niño. (1979 – 80). Programas experimentales en Colombia, Chile, Ecuador y
Perú. Proyecto regional de patrimonio cultural. PNVD/UNESCO. Lima.

 Flores, E. (1983). Convergencia. Caracas: Monte Ávila.
 Hooper-Greenhill, E. (1998). Los museos y sus visitantes. Gijón: Trea.

 Lumbreras, G. Museo, cultura e ideología. En museología y patrimonio cultural: crítica y
perspectiva. UNESCO _ PNUD.

 Martínez, G. (1974). El niño y las artes plásticas. Ministerio de Educación. Caracas:
Dirección General / Departamento de Publicaciones.

 Método de acercamiento critico al museo. (12 al 16 junio 1989). Caracas: Universidad
Pedagógica Experimental Libertador. ONU para la educación, la ciencia y la cultura. Museo
de Arte Contemporáneo.

 Programa nacional permanente de evaluación institucional para las escuelas de artes.
(julio 1991). Caracas: República de Venezuela. Consejo Nacional de la Cultura. CONAC.
Oficina Sectorial de Apoyo Docente.

 Programa de estudio y Manuel del docente. 7 y 8 grado. Tercera etapa. Educación básica.
Asignatura Educación Artística. (julio 1987) Caracas: Ministerio de Educación. Oficina
Sectorial de Planificación y Presupuesto. División de currículo.

 Schmilchuk, G. (1987). Museos: comunicación y educación. Antología comentada. México:
CENIDIAP.

 Situación de los recursos humanos en el sector de las artes. (1992). Caracas: República
de Venezuela. Consejo Nacional de la Cultura. Oficina Sectorial de Apoyo Docente.

 Stern, A. (1965). El Lenguaje Plástico. Buenos Aires:
Kapelusz.







P
á
g
i
n
a
8
3

LEY
 Congreso de la República de Venezuela. Ley de Protección Y Defensa del Patrimonio
Cultural. Septiembre de 1993.

 Consejo Nacional de la Cultura. (J unio 2005). Normativa técnica para museos.
Caracas.

REVISTA

 Lacouture, F. (1982). Desarrollo de los museos y política cultural; objetivos, perspectivas y
desafíos. MUSEUM. Volumen XXXIV Nº 2.

PAGINAS WEB

 Abad Panisello, I. Hacia una nueva definición de los departamentos educativos en los
museos. [En línea]. Disponible en: www.ua-ambit.org/jornadas2000/Ponencias/j00-isabel.
Visitado: 23/11/07

 Aisa, L. (1988). La problemática de las bibliotecas en nuestros museos. [En línea].
Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=802483. Visitado: 30/11/07

 Albarracin, J . El museo de ciencias naturales va a la escuela. [En línea]. Disponible
en: http://www.monografias.com/trabajos41/museos-naturales/museos naturales.shtml.
Visitado: 14/02/08

 Alcántara G., P. Compendio de pedagogía teórico-práctica. [En línea]. Disponible en:
http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/34695174324592751887891/p0000006
.htm#I_38_. Visitado : 15/01/08

 Alegría Licuime, L. (2002). Museo e Historia: Los Usos Sociales del Patrimonio. [En línea].
Disponible en: www.dibam.cl/dinamicas. Visitado : 03/03/08

 Antecedentes, teoría y método de la nueva museología en México. Una experiencia
de organización social a partir de la gestión cultural. [En línea]. Disponible en:
fespinoz.mayo.uson.mx/Economia/TEORÍA%20Y%20MÉTODO%20DE%20LA%20NUEVA
%20MUSEOLOGÍA%20(PRIMERA%20PARTE).doc – Visitado : 18/03/08

 Ariel Cassino, P. La comunicación en el Museo. [En línea].
Disponible en: http://www.nuevamuseologia.com.ar/comunicacion.htm. Visitado:
01/12/07.
……………………………..Museos e industrias culturales. [En línea]. Disponible en:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/museos_e_industrias_culturales.htm. Visitado:
25/03/08

 Arte y pedagogía. La educación en los museos de arte y
centros culturales. [En línea]. Disponible en:
http://www.acaedu.edu.ar/espanol/paginas/novedades/jornadaarte2006/Arte_y_Pedagog_P
ini.doc. Visitado : 25/03/08

 Aubad, R. La educación para y en el museo. [En línea]. Disponible en:
http://www.cta.org.co/publicaciones/EducacionMuseo.pdf. Visitado: 07/03/08


P
á
g
i
n
a
8
4

 Barbosa Bezerra De Souza, B. Lecturas de imágenes y metodologías en
educación artística. [En línea]. Disponible en:
http://www.ucm.es/BUCM/revistas/bba/11315598/articulos/ARIS0505110007A.PDF.
Visitado :04/04/08

 Barradas Nahr, M. Una convergencia de Arte, Psicología y Pedagogía para la
escuela: el prelibro. [En línea]. Disponible en:
http://www.saber.ula.ve/db/ssaber/Edocs/pubelectronicas/accionpedagogica/vol12num1/arti
culo_5.pdf. Visitado :04/04/08

 Barreto, M. Los Museos y su Papel en la Formación de la Identidad. [En línea].
Disponible en: http://www.naya.org.ar/articulos/identi02.htm. Visitado: 01/12/07

 Barril Vicente, M. (1999). Anticuarios, arqueólogos, conservadores de museo, museólogos
o técnicos del museo: el paso del tiempo. [En línea]. Disponible en:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=51148. Visitado: 21/11/07

 Barroso R., S. (1994). La normalización terminológica en los museos. El tesauro. [En
línea]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=903040. Visitado:
14/11/07

 Camacho Rojas, M. Aprender en el museo: Los programas educativos de
los Museos del Banco Central. [En línea]. Disponible
en: http://www.cientec.or.cr/exploraciones/ponencias2007/FeliciaCamacho.pdf. Visitado
:01/12/07
 Carbó Ribugent, G. y Mireia Mayolas Créixams. Museos: templo de las musas o
centro de la ciudadanía? [En línea]. Disponible en:
www.museologia.org/docs/documents/zp/zp1/carb%F3_mayolas_zp1.es.pdf. Visitado:
01/04/0

 Código de deontología del ICOM para los museos. 2006. [En línea]. Disponible en:
http://icom.museum/code2006_spa.pdf . Visitado :21/12/07

 Cómo elaborar material didáctico para la visita al museo. [En línea]. Disponible en:
http://encolombia.com/museos-material.htm. Visitado: 07/12/07

 Cómo hacer talleres después de la visita. [En línea]. Disponible en:
http://encolombia.com/museos-talleres.htm. Visitado :21/12/07

 Correia, M. (2007). Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio
en tierra. [En línea]. Disponible en:
http://revistas.javeriana.edu.co/sitio/apuntes/file.php?table=articulos&field=pdf&id=168&PH
PSESSID=780dfae842fa3b4e0e18040d1ca58cdc. Visitado: 27/10/07

 Cruz Sánchez, P. y Mª Teresa Marín Torres. El turista como espectador del arte
contemporáneo: aspectos culturales, estéticos y museísticos. [En línea]. Disponible en:
http://www.um.es/dpgeografia/turismo/n3/02%20Cruz%20S%E1nchez%2031-43.pdf.
Visitado :25/03/08

 DeCarli, G. (2003). Vigencia de la Nueva Museología en América Latina:
Conceptos y modelos. [En línea]. Disponible en:
http://www.ilam.org/ILAMDOC/ILAM_pub/Edit3_Art_VigenciaNM.pdf. Visitado :04/04/08


P
á
g
i
n
a
8
5

 D e c l a r a c i ó n d e Q u e b e c. [En línea]. Disponible en:
http://www.ilam.org/ILAMDOC

 Declaratoria de Oaxtepec. [En línea]. Disponible en: http://www.ilam.org/ILAMDOC

 Delgado, R. Creación de Unidades de educación para Museos Eclesiásticos.
[En línea]. Disponible en:
http://www.monografias.com/trabajos12/creaunid/creaunid.shtml#fundepart. Visitado
:27/10/07

 La investigación pedagógica en los museos. [En línea]. Disponible en:
http://www.naya.org.ar/congreso2002/ponencias/ruth_delgado2.htm. Visitado: 27/10/07

 Documentos básicos de nueva museología. [En línea]. Disponible en:
http://www.nuevamuseologia.galeon.com/aficiones1773459.html. Visitado :03/03/08

 Duarte, H. El programa recreativo. [En línea]. Disponible
en: http://www.redcreacion.org/documentos/simposio1vg/AserRecreativo.html. Visitado
:04/04/08

 Dugarte de Villegas, A. Situación imagen y comunicación didáctica una aproximación
funcional. [En línea]. Disponible en: http://servicio.cid.uc.edu.ve/educacion/revista/a5n26/5-
26-5.pdf. Visitado :04/04/08

 El arte de jugar (Agosto 2004). [En línea]. Disponible en: www.instituto.ws. Visitado
:04/04/08

 El museo en las experiencias educativas De las experiencias no formales a las
formales: un camino sin una demarcación clara. [En línea]. Disponible en:
http://www.educared.org.ar/enfoco/ppce/debate/museos/doc.pdf. Visitado :27/10/07

 Fariña Busto, F. Los profesionales de los museos ante las autonomías. [En línea].
Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/extaut?codigo=274998. Visitado: 11/01/08

 Fernández Orgaz, L. Visitando un museo de arte con de Educación Infantil.
[En línea]. Disponible en:
http://www.ucm.es/BUCM/revistas/bba/11315598/articulos/ARIS0202110437A.PDF.
Visitado :21/01/08

 Ferrés, J . La educación audiovisual, asignatura pendiente de la reforma. [En línea].
Disponible en: http://phobos.xtec.cat/avicedo/wp2/wp-content/uploads/ferres1.pdf. Visitado
:21/01/08

 Fírvida Noy, C. El “aula de lúdica” dentro del currículo de la enseñanza media.
[En línea]. Disponible en: http://www.aldea-
global.org/index.php?option=com_content&task=view&id=43&Itemid=104 Visitado
:25/03/08

 Fontal Merillas, O. Museos de arte y tics: usos, tipologías, ejemplos y derivaciones.
[En línea]. Disponible en:
dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=1448558&orden=68201. Visitado
:25/03/08



P
á
g
i
n
a
8
6

 Fornari, E. Lo lúdico, señalización de lo humano. [En línea].
Disponible en: http://www.ateneopsi.com.ar/loludico.htm. Visitado :18/03/08

 Función educativa del museo. [En línea]. Disponible en:
http://www.museosdevenezuela.org/Documentos/Normativas/Normativa2_2.shtml. Visitado
:12/10/07

 Funciones de los museos: la educación. [En línea]. Disponible
en: http://arte.laguia2000.com/museos/funciones-de-los-museos-la-educacion. Visitado
:01/12/07

 Gadamer, H. El elemento lúdico del arte. [En línea]. Disponible en: http://tijuana-
artes.blogspot.com/2005/04/la-estructura-el-signo-y-el-juego-en.html. Visitado :14/02/08

 Giménez, G. La cultura como identidad y la identidad como cultura. [En línea]. Disponible
en: http://vinculacion.conaculta.gob.mx/capacitacioncultural/b_virtual/tercer/1.pdf. Visitado
:25/03/08

 Gómez Aguilera, F. Arte, ciudadanía y espacio público. [En línea]. Disponible en:
http://www.ub.es/escult/Water/N05/W05_3.pdf Visitado: 03/03/08

 Gómez Alcorta, A. y Estela Ayala Villegas. Saber escolar y didáctica museográfica:
Reflexiones en torno a la brecha existente. [En línea]. Disponible
en: http://www.nuevamuseologia.com.ar/didactica.htm. Visitado: 25/10/07

 Gómez Tagle, M. Hacia una posibilidad lúdica del fundamento. [En línea]. Disponible en:
http://www.angelfire.com/nv/filofagia1/ludica.html. Visitado :25/03/08

 González García, J . El aprendizaje lúdico a través de las nuevas tecnologías: una
estrategia de enseñanza a distancia. [En línea]. Disponible en: Visitado :25/03/08

 González-Mohíno Barbero, J . Metodologías interculturales a través e la Educación
Artística. [En línea]. Disponible en:
http://www.aulaintercultural.org/IMG/pdf/Metodologias_interc.pdf. Visitado :14/02/08

 Guelbert de Rosenthal, E. Los museólogos de tiempo libre, una realidad en
muchas localidades del interior del país. [En línea]. Disponible en:
http://museomaritimo.com/adimra/Actividades/Investigacion/Trabajos/Corrientes/Los%20m
use%F3logos%20de%20tiempo%20libre.doc. Visitado: 25/10/07

 Hein, G. El museo constructivista. [En línea]. Disponible en:
http://www.banrep.gov.co/museo/ceca/ceca_art005.html. Visitado: 03/03/08

 Hernández, T. Lo lúdico como construcción estética en la obra de arte. [En línea].
Disponible en: http://www.plataformadearte.com/textos/TaniaHernandez2.htm. Visitado:
03/03/08

 Hernández-Mora, J . Cultura e identidad venezolanas: ¿Una memoria que se olvida?
[En línea]. Disponible en:
http://ares.unimet.edu.ve/academic/revista/anales2.1/documentos/hernandez_mora.doc.
Visitado :01/12/07



P
á
g
i
n
a
8
7

 J aramillo Vázquez, A. (2005). El museo interactivo como espacio de comunicación e
interacción: aproximaciones desde un estudio de recepción. [En línea]. Disponible en:
http://biblioteca.universum.unam.mx/assets/pdfs/ts_ajaramillo.pdf. Visitado :18/03/08

 J aramillo, C., Parra J ., Foronda N. y Trujillo, J . Aproximación al diseño instruccional para
el análisis de la imagen. Caso práctico a partir de la analogía entre la obra de
Fernando Botero y Andrea Mantenga. [En línea]. Disponible en:
http://www.uoc.edu/symposia/spdece05/pdf/ID30.pdf. Visitado: 03/03/08

 J uárez Oechler, A. (2002). Museos, educación ambiental no formal y participación. II
Seminario de Ciencias Sociales y Humanas del ICCI. [En línea]. Disponible en:
http://www.geocities.com/seminarioicci/ponencia_18.htm. Visitado: 07/12/07

 La educación en los museos de arte y centros culturales. [En línea]. Disponible en:
http://www.acaedu.edu.ar/espanol/paginas/novedades/jornadaarte2006/Arte_y_Pedagog_P
ini.doc. Visitado :24/11/07

 Liaño Gubert, S. El museo su realidad contemporánea. [En línea]. Disponible
en: http://www.gestioncultural.org/gc/boletin/pdf/GestionMuseos/SLianyo.pdf. Visitado
:24/11/07

 Lopes, M. y Sandra Elena Murriello. (2005). El movimiento de los museos
en Latinoamérica a fines del siglo XIX: el caso del museo de la plata.
[En línea]. Disponible en:
http://asclepio.revistas.csic.es/index.php/asclepio/article/viewFile/64/66Visitado :28/03/08

 López, E. y Magali Kivatinetz. Estrategias de pensamiento visual:
¿Método educativo innovador o efecto placebo para nuestros
museos? [En línea]. Disponible en:
http://www.ucm.es/BUCM/revistas/bba/11315598/articulos/ARIS0606110209A.PDF.
Visitado :07/02/08

 Losada Arangure, J . Definición de funciones y planificación de servicios técnicos de
museos en el ámbito estatal. [En línea]. Disponible en:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=819133. Visitado :11/02/08

 Lumbreras, L. Museo, cultura e ideología. En museología y patrimonio cultural: crítica y
perspectiva. [En línea]. Disponible en:
http://www.antropologia.com.ar/articulos/museologia04.htm. Visitado: 11/02/08

 Manifiesto de Santa Cruz. [En línea]. Disponible en:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/manifiesto.htm

 Martínez, P. ¿Qué se juega en el arte? En línea]. Disponible en:
http://www.revistateina.com/teina/web/teina5/dos4.htm. Visitado: 18/03/08

 Martini, Y. (2006). Museos: de la relación público, objeto y contenido en un marco
histórico. [En línea]. Disponible en:
http://www.recreacionnet.com.ar/pages35/articulos5.html. Visitado: 11/02/08
………………….De la relación museo-escuela. [En línea]. Disponible en:
http://www.recreacionnet.com.ar/pages32/articulos3.html. Visitado: 24/11/07



P
á
g
i
n
a
8
8

 Marín Ardila, L. (2001). La noción de crisis de paradigma en la educación.
Pedagogía y saberes N 16. [En línea]. Disponible en:
http://www.pedagogica.edu.co:8080/pgil/storage/ps/articulos/pedysab16_05arti.pdf.
Visitado :25/03/08

 Museos Institucionales: qué y por qué de una eficaz herramienta.
[En línea]. Disponible en:
http://museomaritimo.com/adimra/Actividades/Museograficos/Museos%20Institucionales.do
c. Visitado :18/03/08

 Navarrete, J . (2002). Coleccionismo de arte. Acomodando el desorden. [En línea].
Disponible en: http://av.celarg.org.ve/decoleccion/navarret.htm. Visitado:18/03/08

 Nogales Basarrate, T. (2004). La investigación en los museos. Una actividad irrenunciable.
[En línea]. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1048183.
Visitado: 01/12/07

 Olmos, H. Educar en Cultura. [En línea]. Disponible en:
http://www.oei.es/pensariberoamerica/ric00a06.htm. Visitado :12/10/07

 Ortiz Ocaña, A. Didáctica lúdica: jugando también se aprende. [En línea]. Disponible en:
www.monografias.com. Visitado :18/03/08

 Ossa Sarria, A. Recreación: juego y pedagogía. [En línea]. Disponible en:
http://www.redcreacion.org/documentos/simposio3vg/AOssa.html. Visitado :18/03/08

 Padró, C. (1998). Museos y educación artística: redes de paso, encrucijadas difusas, zonas
de viraje. [En línea]. Disponible en: http://www.interactiva.com.ar/museus-universitat.
Visitado :15/01/08

 Pardo, J . Entre la pedagogía y el tour operador. [En línea]. Disponible en:
http://www.bcn.es/publicacions/bmm/quadern_central/bmm55/10.Pardo.pdf. Visitado
:11/02/08

 Pastor Homs, I. La pedagogía museística ante los retos de una sociedad en cambio.
Fundamentos Teórico-prácticos. [En línea]. Disponible en:
http://www.aabadom.org/2002_1_1_pastor_homs.pdf. Visitado :07/12/07

 Pastrana, B. Educación artística. Museo y Escuela. [En línea]. Disponible en:
museoph.org/NdSite/pubCtrl/FMS/downloadFmsFile/26eec20fda8e2e6f8fd7ba39005a1621
- Visitado: 11/02/08

 Parreira Horta, M. El uso del multimedia en los museos. [En línea]. Disponible en:
www.covicom.org.ar/files/snippet.php?application=application/AcroRd32&fileName=semina
rio3_15.pdf – Visitado :24/11/07

 Pedagogía crítica y educación en museos. Marcos para una educación artística
desde las comunidades. [En línea]. Disponible en:
museoph.org/NdSite/pubCtrl/FMS/downloadFmsFile/fdc2dad5f4edc4e48c107fa9fa163342 -
Visitado :13/12/07



P
á
g
i
n
a
8
9

 Perales López, J y J uan Francisco Romero Barriga. Procesamiento conjunto de lenguaje e
imágenes en contextos didácticos: Una aproximación cognitiva. [En línea]. Disponible en:
http://www.um.es/analesps/v21/v21_1/14-21_1.pdf. Visitado :24/10/07

 Podgorny, I. La mirada que pasa: museos, educación pública y visualización de la
evidencia científica. [En línea]. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/hcsm/v12s0/11.pdf
Visitado :25/03/08

 Programa de promoción y defensa del patrimonio cultural. Guía de museos.
[En línea]. Disponible en:
http://portal.huascaran.edu.pe/comunidad/xtras/word/guia_museos.doc Visitado :27/03/08

 Propuesta del ICOM para una Carta de Principios sobre Museos y Turismo Cultural.
(2000). [En línea]. Disponible en: http://icom.museophile.org/tourism_spa.html Visitado
:14/02/08

 Rausell Köster, P. Museo. ¿Qué es desde la perspectiva económica y desde la lógica
de acción pública? [En línea]. Disponible en:
http://www.uv.es/museos/MATERIAL/Rausell.pdf. Visitado: 11/02/08

 R e c o m e n dación nº 41. A los ministerios de instrucción pública relativa a la
enseñanza de las artes plásticas en las escuelas primarias y secundarias. (1955). [En
línea]. Disponible en: http://www.ibe.unesco.org/policy/34_77_s/R41.pdf. Visitado :12/12/07

 Reflexiones teóricas sobre patrimonio, educación y museos. [En línea]. Disponible
en:
http://www.saber.ula.ve/db/ssaber/Edocs/pubelectronicas/TeoriaydidacticaCS/revista11_06
/articulo10.pdf. Visitado :21/01/08

 Reunión regional de expertos de América Latina y el Caribe en materia de
educación Artística. (Uberaba, 16 al 19 de octubre de 2001). [En línea]. Disponible
en:
http://portal.unesco.org/culture/fr/files/32029/11593662505ad1Conceptual.pdf/ad1Conceptu
al.pdf Visitado :05/03/08

 Rico A., C. Del espacio publico al espacio lúdico. [En línea]. Disponible en:
http://www.funlibre.org/documentos/carico1.html. Visitado :18/03/08

 Riviere, G. Seminario regional de la UNESCO sobre la función educativa de los
museos. (7-30 de septiembre de 1958). [En línea]. Disponible en:
http://unesdoc.unesco.org/images/0013/001338/133845so.pdf. Visitado :27/10/07

 Rodríguez, A. El Departamento de Educación del nuevo Museo Picasso trabaja por la
integración. [En línea]. Disponible en:
http://www.portalsolidario.net/utopia/seccion_01.php?idrevista=55&seccion=Discapacidad&
rowid=875&orden=1. Visitado :24/11/07

 Ros, N. El lenguaje artístico, la educación y la creación. [En línea]. Disponible en:
http://www.rieoei.org/deloslectores/677Ros107.PDF. Visitado :25/03/08

 Santiago Restoy, C. (1999). Los museos de arte moderno y Contemporáneo: historia,
programas y desarrollos actuales. [En línea]. Disponible en:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaites?codigo=1362. Visitado :23/11/07


P
á
g
i
n
a
9
0

 Solano Andrade, A. (2007). Museo, arte e historia. Una mirada al museo de arte como
participante en la historiografía del arte. [En línea]. Disponible en:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/MuseoArteHistoria.htm. Visitado: 13/12/07
……………………….. (2007)¿Por qué visitar un museo de arte? Revalorizar el museo
de arte como patrimonio según sus funciones estéticas. [En línea]. Disponible en:
http://www.nuevamuseologia.com.ar/visitarunmuseo.htm. Visitado: 13/12/07

 Ten, A. Los museos de nuestro tiempo. El museo de la ciencia de Valencia. [En línea].
Disponible en: http://www.uv.es/ten/cac.html. Visitado: 27/03/08

 Tishman, S. Cinco Elementos de Diseño sobre Experiencias Activas de Aprendizaje
en Museos. [En línea]. Disponible en:
http://www.educoas.org/Portal/xbak2/temporario1/latitud/cincoelementos.doc. Visitado:
13/12/07

 Valecillos, S. (2007) Museos hoy. [En línea]. Disponible en:
http://www.debatecultural.net/Nacionales/SandraValecillos2.htm. Visitado: 21/12/07

 Valenzuela, E. (2005). Aproximaciones al patrimonio cultural. [En línea]. Disponible en:
http://www.debatecultural.net/Nacionales/EfrainValenzuela4.htm. Visitado: 14/02/08

 Vega Colina, A. Las artes y la educación. [En línea]. Disponible en:
http://www.edumedia.org.ve/Productos/Apoyo/documentos/Las%20artes%20y%20la%20ed
ucaci%C3%B3n.pdf. Visitado:27/03/08

 Vera Verján, B. El arte: factor determinante en el proceso educativo. [En línea].
Disponible en: http://educar.jalisco.gob.mx/15/15vera.html. Visitado: 11/01/08

 Visitas escolares a museos. [En línea]. Disponible en:
http://www.eduteka.org/CiberespacioEscritura.php. Visitado: 03/04/08

 Witker B., R. (2001). Los museos. [En línea]. Disponible en:
copernico.mty.itesm.mx/phronesis/archi_txt/museos.txt - 115k – Visitado: 17/11/07

 Xanthoudaki, M. Un lugar para descubrir: el museo como recurso para la educación.
[En línea]. Disponible en: http://www.museoscienza.org/smec/pdf_spa/02_Introduction.pdf.
Visitado: 23/12/07
 Yenawine, P. Cómo escribir para los visitantes adultos de los museos. [En línea].
Disponible en: http://www.vue.org/download/WritingAdult.espanol.pdf. Visitado: 09/02/08

 Yunén, R. (2004) .¿Museología nueva? ¡Museografía nueva! [En línea]. Disponible
en: http://www.cielonaranja.com/rey_museografia.htm. Visitado: 27/02/08

 Zabala, M. e Isabel Roura Galtés. Reflexiones teóricas sobre patrimonio, educación
y museos. [En línea]. Disponible en:
http://www.saber.ula.ve/db/ssaber/Edocs/pubelectronicas/TeoriaydidacticaCS/revista11_06
/articulo10.pdf. Visitado: 13/12/07

 Zavala, L. El paradigma emergente en educación y museos. [En línea]. Disponible en:
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1012-
15872006000200007&lng=pt&nrm=iso. Visitado: 30/10/07



P
á
g
i
n
a
9
1

 Zapata, A. (2007). Museos y Educación. [En línea]. Disponible en: http://notas-de-
adalberto-etnologia.blogspot.com/2007/01/museos-y-educacin.html. Visitado: 25/03/08


POWER POINT

 Arano, S., Sambaíno S. y Terra A. Servicios para archivos y museos,
normas, sistemas integrados. [En línea]. Disponible en:
http://www.crnti.edu.uy/05trabajos/normas1/trabajo1.ppt. Visitado: 04/05/08

 Arnau, N. Taller de aproximación a los museos. Presentación
power point. [En línea]. Disponible en:
http://www.google.co.ve/search?q=Situaci%C3%B3n+imagen+y+comunicaci%C3%B3n+di
d%C3%A1ctica+una+aproximaci%C3%B3n+funcional&hl=es&start=10&sa=N. Visitado:
09/11/07

 Sánchez Mora, C. Power point. Educación y papel social del museo. [En línea].
Disponible en: http://www.dgdc.unam.mx/casita/assets/files/var_trompo_magico.ppt
Visitado: 09/11/07

 Santos del Valle, A. Gerencia y gestión de actividades y programas culturales. Mérida, 28 y
29 de junio de 2004






ENTREVISTAS

MUSEO DE BARQUISIMETO. (08 de febrero 2008)
 Presidente Fundación de Museo de Barquisimeto
Miguel Ángel Granado

 Asistente de la Coordinación de información y Documentación.
Elaine Torrealba










P
á
g
i
n
a
9
2



INDICE DE ANEXOS


ANEXO 1. Planos de los espacios del Museo de Arte Moderno J uan Astorga
Anta………………………………………………………………………………..………15

ANEXO 2. Material creado en pasantías para el Museo de Arte Moderno J uan
Astorga Anta…………………………………………………………………………….. 26

ANEXO 3. Proyecto Lo lúdico en el arte… ¿versión o acción?...........................119

ANEXO 4. Gestión de recursos educativos en espacios comunitarios por el Museo
de Arte Moderno “J uan Astorga Anta” en el Proyecto Lo lúdico en el arte…
¿versión o acción? ...............................................................................................124

ANEXO 5. Carta de agradecimiento por parte de la Escuela Bolivariana
Escaguey………………………………………………………………………………..124


ANEXO 6. Plan de mercadotecnia………………………………………………..126

ANEXO 7. Parte de las correspondencias solicitando las ponencias. A los
invitados...…………………………………………………………………………….…127

ANEXO 8. Afiche y programa del Proyecto Lo lúdico en el arte… ¿versión o
acción? ...130

ANEXO 9. Reportaje en prensa regional del Proyecto Lo lúdico en el arte…
¿versión o acción?................................................................................................130








P
á
g
i
n
a
9
3
























ANEXOS



P
á
g
i
n
a
9
4

ANEXO 1. Planos de los espacios del Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta





ANEXO 2. Material creado para el Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta como parte de la labor de un
Departamento de Educación.

TITULO

PRESENTACION

FUNCION

El guía

Folleto
Power point

Material instructivos para capacitación del personal guía

El museo

Tríptico
Material de presentación e información del museo para el
público en general.

El museo y los niños


Power point
Material de presentación e información del museo para el
público en general en sus actividades infantiles.
Básicamente presentación para las escuelas.
Proyecto para la ejecución de un
Departamento de Educación para
el Museo de Arte Moderno J uan
Astorga Anta (MAMJ AA) Mérida


Power point


Material de presentación e información del museo para el
público en general.

Presentación de las salas


Power point
Folleto
Material de presentación e información del museo para el
público en general. Básicamente guía informativa para el
personal anfitrión del CC Tulio Febres Cordero

Cuento infantil

Power point
Material al que se tiene que diseñar imágenes.

J uegos


Corel draw

Material de presentación de parte de la colección para el
público en general.



P
á
g
i
n
a
9
6







P
á
g
i
n
a
9
7








P
á
g
i
n
a
9
8

J uegos didácticos creados por la creadora de este proyecto para el Museo de Arte
Moderno J uan Astorga Anta con obras de la colección permanente.
J uego de asociación




























P
á
g
i
n
a
9
9


























P
á
g
i
n
a
1
0
0

J uego de encaje








P
á
g
i
n
a
1
0
1

Memoria –lectora








P
á
g
i
n
a
1
0
2

Muestra de los Rompecabezas

























P
á
g
i
n
a
1
0
3

ANEXO 3. Proyecto Lo lúdico en el arte… ¿versión o acción?






P
á
g
i
n
a
1
0
4





P
á
g
i
n
a
1
0
5






P
á
g
i
n
a
1
0
6

ANEXO 4. Gestión de recursos educativos en espacios comunitarios por el Museo
de Arte Moderno “J uan Astorga Anta” en el Proyecto Lo lúdico en el arte… ¿versión o
acción?





P
á
g
i
n
a
1
0
7





P
á
g
i
n
a
1
0
8





P
á
g
i
n
a
1
0
9





P
á
g
i
n
a
1
1
0





P
á
g
i
n
a
1
1
1





P
á
g
i
n
a
1
1
2

ANEXO 5. Carta de agradecimiento por parte de la Escuela Bolivariana Escaguey






P
á
g
i
n
a
1
1
3

ANEXO 6. Plan de mercadotecnia.




P
á
g
i
n
a
1
1
4





P
á
g
i
n
a
1
1
5






P
á
g
i
n
a
1
1
6






P
á
g
i
n
a
1
1
7











P
á
g
i
n
a
1
1
8

ANEXO 7. Parte de las correspondencias solicitando las ponencias a los invitados



P
á
g
i
n
a
1
1
9




P
á
g
i
n
a
1
2
0




P
á
g
i
n
a
1
2
1




P
á
g
i
n
a
1
2
2




P
á
g
i
n
a
1
2
3




P
á
g
i
n
a
1
2
4

ANEXO 8. Afiche y programa del Proyecto Lo lúdico en el arte… ¿versión o
acción?












P
á
g
i
n
a
1
2
5






P
á
g
i
n
a
1
2
6








P
á
g
i
n
a
1
2
7

ANEXO 9. Reportaje en prensa regional del Proyecto Lo lúdico en el arte…
¿versión o acción?






P
á
g
i
n
a
1
2
8




INDICE DE IMAGENES

IMAGEN 1. Centro Cultural Tulio Febres Cordero………………….……………..232
IMAGEN 2. Dirección del MAMJ AA…………………………………………………234
IMAGEN 3. Biblioteca J osé Nucete Sardi del Museo de Arte Moderno J uan
Astorga Anta…………………………………………………………………….…….. 236
IMAGEN 4. Parte de las actividades realizadas dentro del Proyecto Lo lúdico en el
arte… ¿versión o acción?....................................................................................239














P
á
g
i
n
a
1
2
9
























IMAGENES





P
á
g
i
n
a
1
3
0

IMAGEN 1. Centro Cultural Tulio Febres Cordero donde se encuentra el MAMJ AA













Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
1

IMAGEN 2. Dirección del MAMJ AA





Fotos: Yolimar Quintero



P
á
g
i
n
a
1
3
2

IMAGEN 3. Biblioteca J ose Nucete Sardi del Museo de Arte Moderno J uan
Astorga Anta




Fotos: Yolimar Quintero



P
á
g
i
n
a
1
3
3

IMAGEN 4. Parte de las actividades realizadas dentro del Proyecto Lo lúdico en
el arte… ¿versión o acción?

Visita de escuela al MAMJ AA



















Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
4

Taller de títeres dentro de las instalaciones del MAMJ AA






















Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
5

Visita a la Escuela Bolivariana Escaguey. Municipio Rangel. Mérida.

Actividades plásticas realizadas con los niños




















Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
6























Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
7

Taller de títeres realizado en la Escuela Bolivariana Escaguey Dictado por la hoy
Lcda. De Historia del Arte Nathaly Parra.




















La Directora del Museo de Arte Moderno J uan Astorga Anta en el año 2008,
también estudiante de la carrera de Historia del Arte, Carolina Carrero.
Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
8

Obra de teatro realizada por los alumnos de Educación de la Prof. Marrero de la
Facultad de Educación de la Universidad de Los Andes






















Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
3
9

Segunda visita. Escuela Estadal Bolivariana El Cacique. Municipio Tovar. Mérida






















Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
4
0

Parte de las actividades realizadas en El Cacique











Actividades plásticas realizadas con los niños










Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
4
1
























Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
4
2

Taller de Creación de J uegos educativos con el arte en Escuela del Municipio
Tovar, dictado por la autora de este trabajo.























Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
4
3

Ciclo de Conferencias










































Foto: MAMJ AA
Lic. Victor Silva Castejon. Departamento de Educación del Museo de Arte
contemporáneo. Caracas.
Prof. Elizabeth Marrero. Escuela de Educación. ULA. Colaboradora junto con los
alumnos de su materia en este proyecto



P
á
g
i
n
a
1
4
4














































Foto: MAMJ AA
Prof. Elizabeth Marín. Escuela de Letras. Historia del Arte. ULA
Prof. Ruth Delgado de Pool. Universidad J osé Gregorio Hernández. Maracaibo



P
á
g
i
n
a
1
4
5














































Foto: MAMJ AA
Prof. Sandra García. Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado.
Barquisimeto.



P
á
g
i
n
a
1
4
6

Colaboradores

Trabajadoras del museo





















Lcdo. Luis Alfonzo Rodríguez, Historiador del Arte, moderador de las ponencias.























P
á
g
i
n
a
1
4
7

Pasantes y estudiantes de la carrera de Historia del Arte de la Universidad de Los
Andes. Mérida. Venezuela











































Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
4
8














































Foto: MAMJ AA



P
á
g
i
n
a
1
4
9


























P
á
g
i
n
a
1
5
0

Estudiantes de la carrera de Educación de la Universidad de Los Andes. Mérida.
Venezuela














































P
á
g
i
n
a
1
5
1