You are on page 1of 22

ELABORAR UNA PROPUESTA DE MODELO PEDAGÓGICO PARA LA FORMACIÓN

DE UNA CARRERA UNIVERSITARIA (MEDICINA)






























TABLA DE CONTENIDOS




1. INTRODUCCIÓN
2. MARCO GENERAL
2.1 EL CONTEXTO INTERNO Y EXTERNO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ
2.2 MISIÓN Y VISIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ
2.3 BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA FACULTAD DE MEDICINA
2.4 LICENCIATURA EN DOCTOR EN MEDICINA
2.5 OBJETIVOS DE LA FACULTAD DE MEDICINA
3. MODELO PEDAGÓGICO
3.1 FUNDAMENTOS TEÓRICOS
3.2 REFERENTES CONCEPTUALES
3.2.1 ANTROPOLÓGICOS
3.2.2 AXIOLÓGICO
3.2.3 EPISTEMOLÓGICO
3.2.4 SOCIAL
3.2.5 CULTURAL
3.2.6 PEDAGÓGICO
4. ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS
5. CONCEPTO DE EVALUACIÓN
5.1 LA EVALUACIÓN EN LA FACULTAD DE MEDICINA
6. GRÁFICA DE MODELO PEDAGÓGICO




1. INTRODUCCIÓN



La Universidad de Panamá debe mantener actualizada sus propuestas curriculares en
base a los constantes cambios del entorno nacional y mundial como son el fenómeno
de la globalización y la creciente utilización de las tecnologías de la información y
comunicación. Actualmente la sociedad panameña ha sufrido grandes
transformaciones desde el punto de vista demográfico y económico que urge la
preparación de ciudadanos panameños que puedan desempeñar una serie de
compromisos laborales con calidad.
Sin embargo, existe aún un gran reto de parte de la Universidad de Panamá de atender
una creciente demanda de oportunidad de acceso a la educación de la población joven
en un ambiente de desigualdades económicas y sociales.
La sociedad panameña está influenciada por una creciente migración de personas de
otras sociedades con diferentes perfiles o estándares de calidad que exigen un sujeto
que realice una serie de actividades técnicas y especializadas dentro del mercado
laboral con mayor calidad.
Esta realidad no escapa al área de las ciencias de la salud, en particular, a la carrera
de licenciatura en Doctor en Medicina.
Este documento intenta describir un modelo pedagógico de una de las carreras
ofrecidas por la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, que por más de 60
años a graduado médicos con un alto perfil y calidad al servicio de la salud de la
sociedad panameña. El propósito de esta propuesta es tratar de entender la forma más
óptima de establecer una plataforma educativa apropiada para el proceso enseñanza –
aprendizaje en una sociedad que demanda cada vez más una mejor calidad de médico
que se integre a los continuos cambios demográficos de la sociedad producto de la
globalización y a la introducción de las tecnologías de la información y comunicación.
Por esta razón, es importante que la Facultad de Medicina actualice periódicamente su
modelo pedagógico en base a los constantes cambios del entorno nacional e
internacional y a las múltiples demandas que exige la sociedad panameña.


2.0 MARCO GENERAL




2.1 CONTEXTO INTERNO Y EXTERNO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

Actualmente la sociedad panameña está conformada por una mayor diversidad de
ciudadanías que exigen una mejor preparación académica acorde con los estándares
internacionales, particularmente de los países desarrollados tales como Estados Unidos,
Canadá y la Comunidad Europea.
Los conocimientos adquiridos actualmente son muy diferentes a los de años anteriores,
donde la tónica en la formación de un profesional bien preparado con los más altos
estándares de calidad en todos los niveles de educación.
Los mercados laborales nacionales y extranjeros tienen una gran influencia en este
aspecto, exigiendo un mejor profesional para realizar diferentes actividades laborales con
el correspondiente ingreso salarial.
Para poder continuar esta ruta, la obtención de conocimientos debe darse en instituciones
educativas de calidad y accesibles a la sociedad en general.
Las universidad de Panamá no debe ser una mera casa de estudio y debe transformarse
en centro de investigación, centrada en el desarrollo de ofertas académicas
especializadas y compatibles con las ofertas laborales y proveedoras de tecnología a
todos los estratos de la sociedad panameña.








2.2 MISIÓN Y VISIÓN




MISIÓN



Institución de referencia regional en educación superior, basada en valores, formadora de
profesionales emprendedores, íntegros, con conciencia social y pensamiento crítico;
generadora de conocimiento innovador a través de la docencia, la investigación
pertinente, la extensión, la producción y servicios, a fin de crear iniciativas para el
desarrollo nacional, que contribuyan a erradicar la pobreza y mejorar la calidad de la vida
de la población panameña.




VISIÓN


Ser la mejor institución de la región, formadora de líderes emprendedores, comprometidos
con el país en la búsqueda de soluciones efectivas contra la pobreza.






2.3. OBJETIVOS DE LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ


 Gestionar adecuadamente los recursos económicos para el mejoramiento y
fortalecimiento de la estructura académica, administrativa y de investigación de la
Facultad.

 Impulsar una cultura de cambio en la gestión docente, administrativa, investigación
y producción de la Facultad.

 Promover la innovación tecnológica, mantener el proceso de auto evaluación y
transformación curricular.

 Formar un médico con los conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y
valores éticos, para desarrollar funciones de promoción, protección, conservación
de la salud, restauración y rehabilitación del enfermo y para menazar el proceso de
la muerte en el contexto individual, familiar, institucional, comunitario y ecológico.






2.4. BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA FACULTAD DE MEDICINA


En 1951, bajo la dirección del Prof. Alejandro Méndez Pereira, se inauguró la Escuela
de Medicina, que funcionaba dentro de la Facultad de Ciencias Médicas. En 1953 la
Escuela de Medicina se transformó en la Facultad de Medicina.

La primera graduación de médicos de la Facultad de Medicina, fue el 18 de febrero de
1955, y fue presidida por el Dr. Antonio González Revilla.

En febrero de 1956, fue electo el Dr. Octavio Méndez Pereira como Decano, quien
consiguió la aprobación del reglamento de admisión para la Escuela de Medicina,
donde se incluyó que todos los candidatos deberían ser sometidos a un examen, con
el objeto de comprobar su cultura general, sus actitudes vocacionales y psicológicas;
y además se aprobó extender a 60 el número de estudiantes para primer ingreso.

En la década de los ochenta, la Facultad de Medicina abrió la Escuela de Tecnología
Médica (1986), y la escuela de Salud Pública (1987) (Postgrado). Una década más
tarde, es decir, en 1996 el Consejo Académico de la Universidad de Panamá aprobó
dos carreras nuevas para esta Facultad, la Licenciatura en Nutrición y Dietética y el
Técnico en Urgencias Médicas. En 1996 se crea la carrera de Técnico en Radiología
e Imagenología, y a partir de ese mismo año se inician los Diplomados y la maestría
diversificada.






2.5. LICENCIATURA EN DOCTOR EN MEDICINA


La carrera de doctor en Medicina está orientada para la formación de un médico
polivalente y sus años antes del ejercicio profesional, deben estar enmarcados hacia
ese objetivo. El desarrollo en el campo de la ciencia y tecnología, no solo a nivel
especial sino también a nivel molecular y submolecular, obligan al profesional de la
salud a obtener los conocimientos y destrezas necesarias que lo capaciten para
interactuar con la población a servir, no sólo en caso de franca patología ya
desarrollada, sino sobre todo, en la prevención y mantenimiento en un estado de
salud y bienestar físico, psíquico y social.
Para funcionar adecuadamente, el médico debe poseer claros conceptos de la ética y
moral pues su figura, sus actuaciones y su actitud dentro de la comunidad, sirven para
crear un clima de confianza, respeto y cooperación que facilitan la conservación de
individuos y comunidades sanas y productivas.







3.0 MODELO PEDAGÓGICO
3.1 Fundamentos Teóricos
Un modelo pedagógico es la cristalización de las ideas sobre el campo de lo educativo a
partir de referentes universales que incluyen el tipo de sociedad en que se encuentra
inmerso, las estrategias adecuadas para alcanzar el nivel de formación esperado, las
experiencias, saberes y conocimientos que deben ser alcanzados por los estudiantes y
las estrategias de evaluación de los avances logrados, cada uno de ellos con el objetivo
de modelar un perfil de ser humano de acuerdo a las necesidades propias en un contexto
social y de un momento histórico particular.
El modelo pedagógico es el sustento que permite, desde la perspectiva de las tendencias
pedagógicas contemporáneas y emergentes, la enseñabilidad de los saberes y la
educabilidad del individuo, en armonía con las necesidades y expectativas de la sociedad
en que ejerce su acción humana y profesional.
El modelo pedagógico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá hace
posible la construcción del conocimiento a partir de representaciones epistémicas que
reconocen al ser humano como persona capaz de generar conocimiento. Esta capacidad
se evidencia a partir de un proceso permanente de equilibrios y desequilibrios
conceptuales, resultado de la reflexión sobre el hecho de conocer y aprender bajo la
mirada múltiple y la conceptualización sobre los fenómenos de la naturaleza y las posibles
interpretaciones de su comportamiento.
Estos planteamientos se concretan en el modelo pedagógico de la Facultad con base en
los siguientes aspectos:
- Lo dialógico como la capacidad de transitar y de construir puentes entre los diferentes
campos del conocimiento, asumiendo que cada uno de ellos tiene una visión propia
sobre las dinámicas del conocimiento y asume condiciones particulares que deben ser
integradas para construir estructuras de pensamiento alterno.
- La complejidad como la posibilidad de lograr un conocimiento efectivo de totalidades
permitiendo tener una cosmovisión de las realidades y múltiples interpretaciones de
acuerdo a su dinámica.
- La pluralidad como una actitud de apertura en que exista la posibilidad de someter a
juicio permanente los presupuestos unívocos y las aproximaciones controladas
permeando en forma continua sistemas de pensamiento para lograr consensos y
acuerdos que permitan el desarrollo y la evolución de procesos cognitivos.
- La praxis, concebida como la necesidad de cristalización de los conocimientos
alcanzados en la práctica y la importancia de que se lleven a cabo investigaciones en
torno a puntos sensibles en que exista un mayor impacto de la intervención
profesional.
- La socialización como una propuesta que permita compartir el conocimiento y sus
implicaciones en sectores críticos de la sociedad.
- Lo transdisciplinar como la ruptura con el paradigma que plantea la simplificación y el
reduccionismo científico y su representación en parcelaciones del saber
compartimentados y disciplinares, por un nuevo paradigma el de la complejidad, que
supone. abrir las brechas entre los saberes y las ciencias, para que se enriquezcan
unas a otras, haciendo que se comuniquen dialógicamente.
Así, el modelo pedagógico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá se
basa en la corriente psicológica y educativa del constructivismo, la cual fundamenta la
construcción del conocimiento y el proceso de formación de los estudiantes en la
aprehensión individual del mundo y la transformación de las estructuras cognitivas y
sociales a partir de una visión personal del entorno y de una recreación constante de la
realidad por el sujeto que aprende.
En otras palabras, el constructivismo asume que el aprendizaje es una construcción
permanente realizada por cada una de las personas inmersas en procesos de educación,
partiendo de la idea que el aprender es un acto concebido como un proceso de
asimilación subjetiva, a partir de equilibrios y desequilibrios conceptuales como producto
de la ruptura con las ideas previas, las cuales son confrontadas por el sujeto con los
fenómenos de la naturaleza a partir de experiencias pedagógicas.
Con base en experiencias educativas que determinan los momentos de aprendizaje, se
posibilita el diálogo abierto entre los actores del proceso educacional, haciendo posible el
ejercicio de interpretar, confrontar, examinar, argumentar y proponer planteamientos que
den respuesta a las situaciones problémicas de orden conceptual y actitudinal que se
presentan en la cotidianidad, haciendo que los encuentros educativos sean edificantes en
el contexto de la integralidad.
3.2 Referentes Conceptuales
3.2.1 Antropológico
La Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá sustenta su propuesta curricular
sobre un referente antropológico centrado en la formación de seres humanos sensibles,
perceptivos, dinámicos respecto a una sociedad en constante cambio, responsables,
capaces de asumir el respeto por si y por el otro, dispuestos a comunicarse e interactuar,
autónomos, creativos, proactivos, con capacidad de autocrítica y contextualizados frente
al entorno.
Para cumplir a cabalidad con este propósito, la Facultad asume una formación integral y
permanente, centrada en la promoción y el perfeccionamiento de la persona humana, con
el fin de alcanzar un perfil caracterizado por:
 Autonomia
 Ubicación contextual.
 Identidad cultural.
 Pensamiento crítico y reflexivo.
 Tolerancia y respeto frente a la diversidad.
 Sentido de pertenencia y de justicia social.
 Responsabilidad individual y social.
 Apertura frente al cambio y capacidad de innovación.
 Capacidad de emprendimiento.
3.2.2 Axiológico
La Facultad asume un modelo axiológico que orienta los valores hacia el desarrollo
personal y a la interacción con sus semejantes y con el ambiente, dinamizando así una
convivencia armónica y solidaria, en un marco de desarrollo sostenible.
La estructura axiológica se encuentra sustentada en los siguientes principios y valores:
autonomía, responsabilidad individual y social, tolerancia, respeto, solidaridad, disciplina,
capacidad de convivencia, liderazgo, creatividad y emprendimiento.
3.2.3 Epistemológico
La Facultad busca que sus estudiantes tomen una postura frente al el mundo y a la
disciplina escogida como opción profesional mediante el reconocimiento crítico del
conocimiento y la comprensión amplia de la ciencia, la tecnología, la técnica y el
humanismo, elementos que deben reflejarse en el modelo pedagógico y en las
construcciones curriculares de la siguiente manera:
 Una estructura académica centrada en la formación desde la investigación y la
extensión como ejes transversales de construcción del conocimiento y generación de
aplicaciones prácticas que respondan a las necesidades sociales del entorno.
 Una dinámica pedagógica en donde el aprendizaje se de a partir de la interacción
entre el saber y el saber hacer, lo que implica que el aprendizaje involucre la relación
teoría y práctica, la ciencia, la técnica y la tecnología.
 Una dinámica pedagógica que favorezca el desarrollo de pensamiento lógico, la
creatividad y la capacidad de innovación.
 La inclusión de elementos sociales y humanísticos que permitan desarrollar en forma
armónica las diferentes dimensiones del ser humano.
3.2.4 Social
La dinámica social que se busca desarrollar está centrada en el aprendizaje, acción que
posibilita la supervivencia, la adaptación al medio y el mejoramiento de las condiciones de
vida, así como del desarrollo del individuo como hombre y como ser social, dando
viabilidad a la dinámica humana desde el conocimiento del mismo hombre y de su
contexto para que pueda tomar posición sobre éste y generar los cambios necesarios
para mejorar la calidad de vida personal y las condiciones de la sociedad en que se
encuentra inmerso.
Esta dinámica se inicia con el reconocimiento del contexto, la cultura y las relaciones
entre la universidad, la sociedad, las empresas y las entidades académicas y científicas,
las cuales se pueden accionar a partir del trabajo en equipo, el trabajo en redes y el
desarrollo de ejercicios investigativos que permitan dar una respuesta social adecuada a
los problemas del entorno.
3.2.5 Cultural
La Facultad asume que los procesos educativos deben ser estructurados a partir de los
referentes culturales de la comunidad, de tal manera, que las acciones pedagógicas que
se propongan, sean dadas o construidas desde la dinámica del contexto y puedan ser
asumidas con compromiso y coherencia por la misma comunidad.
Así mismo, la organización curricular debe estar centrada en la forma de vida de la
comunidad teniendo presente que a la hora de generar una estructura de formación se
debe visualizar cómo favorecer por un lado el conocimiento del ser para alcanzar un
desarrollo humano y social sostenible y por otro lado el conocimiento de una disciplina
que le permita actuar en el contexto y tomar posición sobre éste.
3.2.6 Pedagógico
El hombre es el punto de partida de todo proceso de formación, desde esta perspectiva es
importante hacer una reflexión de cómo alcanzar una formación integral que permita
desarrollar en forma armónica las dimensiones del ser humano, un proceso que requiere
que se piense en la dinámica del individuo, en las acciones que lleva a cabo en el
contexto en el que se encuentra inmerso, en las características de este contexto, en la
posibilidad de obtener un diagnóstico que nos señale sus necesidades y sus expectativas
para promover la formación y el aprendizaje de las personas que se encuentran en
formación, de tal modo que se de una “construcción de conocimiento” desde el contexto y
se visualice cuales puede ser los campos de acción y el impacto individual y social.
El proceso de formación de los estudiantes de la Facultad de Medicina, está
fundamentado en el constructivismo, tendencia psicológica y educativa que promueve el
aprendizaje a partir de una serie de actividades que invitan a la construcción del
conocimiento y al desarrollo de las habilidades, los principios y los valores proyectados en
los referentes del mismo a partir de acciones pedagógicas orientadas hacia el aprendizaje
autónomo y colaborativo, convocando al estudiante a que construya su proyecto de vida
y asuma una acción social efectiva, favoreciendo el aprendizaje significativo en el entorno
correspondiente.
Mediante esta propuesta pedagógica, el estudiante retoma los conocimientos derivados
de su percepción subjetiva del mundo y genera nuevos constructos a partir de actividades
que se desarrollan en el aula y en el tiempo de trabajo independiente y que son
confrontadas y complementadas con las teorías existentes sobre lo conocido, con los
resultados obtenidos a partir de la experimentación y con las opiniones y conceptos de
otros miembros de la comunidad académica.
4.0 Estrategias Didácticas
La formación integral implica el desarrollo armónico e integrado de todas las dimensiones
del ser humano. No basta con incluir los diferentes elementos de los planes educativos
(ciencias básicas, humanísticas, investigación, idiomas) en la construcción de los
currículos de formación, sino que es necesario desarrollar estrategias que permitan la
integración funcional de las áreas mencionadas, en tal sentido, la Facultad de Medicina de
la Universidad de Panamá, privilegia el Proyecto Educativo de Aula como una excelente
herramienta para lograr el desarrollo de los propósitos de formación y el logro de las
competencias definidas según los perfiles de formación y desempeño profesional.
Siguiendo en la misma línea, el Proyecto Educativo de Aula se considera una estrategia
encaminada a la organización y a la producción de conocimientos nuevos para los sujetos
que aprenden, a la reconceptualización de saberes incorporados en otras experiencias de
aprendizaje académico o vivencial, a la aplicación y al desarrollo tecnológico de
conocimientos en función de las necesidades individuales y/o comunitarias, al trabajo
multidisciplinario y al logro de competencias, convirtiéndose en el eje articulador que
orienta la definición y la organización de contenidos, proyectos, módulos y actividades
didácticas a partir de los propósitos y las competencias formativas planteadas por los
diferentes programas académicos de la institución.
En tal sentido, el Proyecto Educativo de Aula ha de garantizar la inclusión transversal,
interactiva y complementaria entre las áreas de formación básica, profesional específica,
de investigación, de extensión y de formación en principios y valores en un contexto de
interdisciplinariedad, creatividad, posibilidad de aplicación contextual en la realidad
cotidiana y emprendimiento personal.
Entre las estrategias didácticas definidas para la operacionalización del modelo
pedagógico se encuentran:

Exposición
Presentación de un tema lógicamente estructurado, en donde el recurso principal es el
lenguaje oral, aunque también puede ser el texto escrito. Provee de estructura y
organización a material desordenado y además se pueden extraer los puntos importantes
de una amplia gama de información.

Pregunta
Diálogo entre el profesor y los alumnos a partir de cuestionamientos que facilitan la
interacción para: revisar, repasar, discutir y reflexionar ideas claves sobre un tópico o
tema determinado con anterioridad.

Juego de Roles
Representación actuada de situaciones de la vida real, relacionadas principalmente con
situaciones problemáticas en el área de las ciencias sociales y las relaciones humanas
con el fin de obtener una mayor comprensión.

Estudio de Casos
Descripción escrita de un hecho acontecido en la vida de una persona, grupo u
organización. La situación descrita puede ser real o hipotética pero construida con
características análogas a las presentadas en la realidad.

Simulación
Diseño de un sistema real, a partir del cual se conducen experimentos con el fin de
entender el comportamiento del sistema o evaluar estrategias con las cuales éste pueda
ser operado.



Laboratorio
Situación práctica de ejecución según una determinada técnica orientada a desarrollar las
habilidades requeridas y que demanda un trabajo de tipo experimental para poner en
práctica determinados conocimientos.

Trabajo de campo
Situación que pone al alumno en contacto directo con una actividad real de la sociedad
que ha sido previamente estudiada desde una perspectiva teórica, a partir de la cual
puede adquirir una experiencia auténtica y, al mismo tiempo, comprobar conocimientos y
aptitudes para el ejercicio de su profesión.

Proyectos
Actividades que enfrentan al alumno a situaciones problemáticas reales y concretas que
requieren soluciones prácticas y en las que se pone de manifiesto una determinada teoría.

Aprendizaje basado en problemas
Situaciones problemáticas reales relacionadas con los contenidos del curso que se espera
sean resueltas por el alumno de manera grupal. Lo fundamental en la forma de trabajo
que se genera está en que los alumnos puedan identificar lo que requieren para enfrentar
la situación problemática y las habilidades que se desarrollan para llegar a resolverla.

Prácticas profesionales
Actividades orientadas a comprender y abordar intelectualmente los fenómenos reales en
una situación compleja, a partir de las cuales se pretende el desarrollo de un proceso de
reflexión y de confrontación sistemática entre las maneras de pensar y solucionar
problemas planteadas por las teorías académicas y los modos de pensar y de resolver
problemas desde una perspectiva práctica.

Seminario
Trabajo académico que gira al rededor de la investigación formativa, la sistematización del
conocimiento, la elaboración de ensayos y de reportes técnicos. El seminario como
práctica pedagógica, permite actividades específicas de coordinación, de relatoría, de
debate, de juicios analíticos, interpretaciones y argumentaciones.

Taller
Es un conjunto de estrategias pedagógicas que permiten desarrollar actividades de
aplicación intelectual y actitudinal que integran y aplican elementos teóricos de los
conocimientos con en análisis de situaciones cotidianas, fenómenos sociales y naturales.
Tanto los profesores como los estudiantes fundamentan previamente el trabajo a
desarrollar, preparan modelos de intervención para un contexto determinado, analizan y
observan desde puntos de vista fundamentados teóricamente y obtienen colusiones
susceptibles de ser debatidas, analizadas, argumentadas e interpretadas constructiva y
críticamente.

Prácticas
Desarrollo de actividades pedagógicas en laboratorios, comunidades, instituciones
prestadoras de servicios y empresas, en las que se ponen en evidencia aspectos teóricos
de un conocimiento y se desarrollan esquemas operativos de tareas en condiciones
reales.
Por la naturaleza del trabajo que se realice, la práctica puede ser social (trabajando con
grupo de personas o con individuos determinados), de campo (tomando como objeto de
estudio hechos sociales, naturales, específicos) y de laboratorio donde se requiere de
material instrumental especializado e insumos específicos para su desarrollo.

Clase virtual
Estrategia de trabajo docente que utiliza la realidad virtual por medio de la aplicación de
Internet y mediante la creación de sistemas de aprendizaje en forma de mundo virtuales,
tridimensionales e interactivos a los cuales pueden acceder estudiantes utilizando páginas
web, software, navegadores o exploradores.
5.0 El concepto de Evaluación
El concepto de evaluación ha ido tomando distintos enfoques según las teorías del
aprendizaje desde un punto de vista psicopedagógico con la que trabaja el docente, por
eso a veces se ha utilizado y se sigue utilizando dándole significados diferentes: en un
principio estaba orientada a "analizar el cumplimiento ó no de los objetivos previstos", más
tarde a "la determinación del mérito o valor de un programa" y posteriormente a definir "el
camino para tomar buenas decisiones".
En la actualidad se utiliza una definición que engloba las anteriores, entendiendo el
proceso de evaluación como un proceso sistemático de recogida y análisis de información
para emitir juicios y tomar decisiones, lo cual, desde la teoría constructivista del
aprendizaje se concreta en una evaluación que proporcione al profesor información para
ajustar su intervención didáctica y que sirva no sólo para evaluar el progreso de los
alumnos, sino también para orientar y guiar el proceso de enseñanza – aprendizaje.
La evaluación del aprendizaje se inscribe entonces dentro de un proceso de formación
integral que debe permitir determinar el conocimiento adquirido; los procesos psicológicos
realizados mientras se construye el conocimiento, los aprendizajes significativos; los
procesos de construcción cognitiva y los métodos para lograrlo; el desarrollo de las
potencialidades y dimensiones humanas; el desarrollo de actitudes, comportamientos,
valores y principios; el desarrollo de las dimensiones espiritual, cognitiva, socioafectiva,
psicobiológica y comunicativa; las operaciones mentales realizadas en el proceso de
aprendizaje; la madurez en el proceso de desarrollo evolutivo de la personalidad, el
carácter, la voluntad, la vocación, las expectativas, el interés, la motivación, la
participación; la formación en relación con el compromiso con la sociedad y con la
transformación sociocultural
Así, la evaluación de un estudiante en un modelo pedagógico constructivista hace
necesario sistematizar los criterios para evaluar y definir los indicadores apropiados para
tal fin, de tal manera que la evaluación se convierta en un verdadero proceso de
valoración integral del evaluado. Para analizar la evaluación con una mayor claridad es
necesario distinguir entre la evaluación formativa y la evaluación formadora.
La primera es la evaluación de un resultado que permite, para lograr un objetivo, modificar
y adaptar a un grupo un procedimiento en el proceso de aprendizaje, es decir, reforzar el
saber y el saber hacer insuficientemente adquiridos. La segunda tiene por objeto de
estudio, al igual que la evaluación formativa, el proceso de producción del alumno: pero
se vuelve más específicamente formativa, en tanto que acentúa el papel protagónico del
que aprende. El uso de la autoevaluación o autocontrol cognitivo se muestra como el
elemento motor de todo el dispositivo de aprendizaje, ya que la regulación es hecha
esencialmente por el alumno.
La finalidad de la evaluación formativa es precisamente ayudar en este proceso de
regulación y de autorregulación y en la toma de decisiones que faciliten el progreso del
aprendiz. Aunque existen muchos instrumentos posibles de evaluación formativa, éstos
hay que situarlos en una perspectiva más general, en la que se asuma que el alumno
tiene que ser partícipe de su propio proceso de aprendizaje con la ayuda del mediador y
que ambos han de compartir criterios de evaluación.
El uso de instrumentos, como la construcción de mapas conceptuales en la subunidad
propuesta, supone necesariamente plantear una metodología distinta de la tradicional y
hacerlo desde una posición que otorgue a los aprendices el protagonismo y la
responsabilidad en la construcción de su saber.
Establecer los estándares de logro de competencias al final de una asignatura o de un
semestre, tendrá como referente inmediato la madurez alcanzada por los estudiantes. Así
como el desarrollo cognitivo, el desarrollo afectivo, moral, motor y la capacidad de
comunicación marcarán pautas para establecer estándares de logro. Organizar los
estándares de logro por habilidades y actitudes a través de unidades de contenidos, nos
dará los indicadores para evaluar el logro de las competencias en cada semestre
universitario.
5.1 La Evaluación en la Facultad de Medicina
El sistema de evaluación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá está
organizado en torno al desarrollo de las competencias que garanticen la formación integral,
el aprendizaje significativo y la actuación profesional en el contexto de su área disciplinar.
La evaluación puede concretarse en los siguientes puntos:

 Integralidad: Valoración de la totalidad de las competencias adquiridas (lo cognitivo, lo
actitudinal, lo procedimental).

 Continuidad: Registra el desarrollo del proceso de aprendizaje individual a partir de las
condiciones y los avances propios de cada estudiante.

 Capacidad formativa y formadora: No tiene carácter de sanción, está orientada al
mejoramiento del proceso de aprendizaje.

 Multidireccionalidad: desarrollada con la participación del profesor (diagnóstica,
formativa, sumativa), del propio estudiante (autoevaluación) y de sus pares.

 Flexibilidad: Teniendo en cuenta las circunstancias individuales que puedan afectar el
desempeño académico del estudiante.

En tal sentido, se ha definido la concepción del sistema de evaluación en torno a tres
referentes:

1. Las competencias a evaluar.
2. La forma de evaluar.
3. El momento de evaluar.
Con respecto al primer punto, cada profesor define en su Proyecto Educativo de Aula, las
competencias básicas que se espera alcanzar con el desarrollo del mismo, en tal sentido,
se deben definir, de manera concertada y clara, con el estudiante, los contenidos,
habilidades, destrezas, principios y valores que serán objeto de evaluación, dado el
carácter fundamental de los mismos para alcanzar las competencias planteadas.
Por otra parte, la forma de evaluar, está determinada por los procedimientos que se
utilicen para obtener la información necesaria respecto a los avances en el proceso de
aprendizaje. A la hora de tomar este tipo de decisiones, el docente debe prestar atención
al hecho de que los procedimientos cumplan algunos requisitos mínimos que garanticen la
objetividad de la evaluación:

 Deben ser muy variados, de tal forma que garanticen la evaluación de los diferentes
tipos de capacidades y contenidos curriculares propuestos y permitan contrastar los
datos obtenidos a través de distintos instrumentos.

 Deben proporcionar información concreta de lo que se pretende evaluar, sin introducir
variables que distorsionen los datos obtenidos con su aplicación.

 Utilizar distintos códigos (verbales, icónicos, gráficos, numéricos, audiovisuales) que
se adecuen a las distintas aptitudes y no se conviertan en obstáculo para evaluar el
contenido planteado.

 Deben ser aplicables en situaciones y contextos estructurados de acuerdo con el
desarrollo del proceso de enseñanza – aprendizaje y permitir la transferencia
funcional.
Finalmente, la evaluación basada en el constructivismo, plantea la necesidad de valorar la
totalidad del proceso formativo, sin embargo, con el objeto de operacionalizar el concepto
e intentar una aproximación real a este tipo de evaluación se han establecido los
siguientes momentos de la evaluación:

 Inicial: diagnóstico de presaberes, punto de partida para el inicio del proceso de
aprendizaje).
 Formativa: se extiende a lo largo del proceso de formación y permite valorar el ritmo
de cada estudiante y los avances alcanzados en el logro de las competencias
definidas.
 Sumativa: evaluación del producto académico teniendo en cuenta el desarrollo del
proceso y el nivel de competencia alcanzada durante el mismo.

6.0 MODELO PEDAGÓGICO



TICS INTERNACIONALIDAD



PERSONAL Y SERVICIOS DE APOYO


EVALUACIÓN

COMPETENCIAS EDUCANDO PROFESOR
COGNITIVAS




VINCULACIÓN CALIDAD
ENTORNO