You are on page 1of 25

y Describa los personajes psicológicamente

CELINA VALDIVIA: Protagonista condenada injustamente a pagar 20 años de cárcel por una venganza del
esposo que sabia que ella no lo amaba, era una mujer muy bonita natural de los llanos que vio poco a poco
morir su belleza y sus ilusiones en la cárcel
FERNANDO: Joven tímido, enamorado de celina desde que la vio por primera vez, poeta, tierno,
posteriormente se convertiría en un gran escritor, la realización del amor con Celina fue el causante de la
tragedia de la muchacha, cuando el pretende ayudar a celina es tarde, ella se envenena y muere.
GISELA: Esposa de Fernando.
DOÑA JACINTA: Culpable de la desdicha de Celina Valdivia. Ya que la obligó a casarse con don jacobo.
JACOBO CORTES: Ser vengativo y cruel Esposo de Celina, Hombre de setenta y pico de años, poseedor de
una pequeña fortuna, codicioso, Se casó con ella sabiendo que lo hacia para salir de la ruina, cuando se dio
cuenta que celina había estado con otro se envenenó de manera que todas las culpas recayeran sobre
celina..
2. Describa el espacio donde suceden los hechos.
Los hechos se iniciaron en San Juan del Alba, pueblo pequeño y cobijado bajo las montañas azules con
casitas blancas como palomas, saliendo del pueblo se llega a Soatá , capitanejo y más adelante cúcuta.
Incialmente la protagonista pasa los primeros años de cárcel en esto pueblo luego es trasladada a la capital
de la República.
3. Tema
La Injusticia, Celina es condenada por un crimen que no cometió y que sólo nació de la mente vengativa de
Don Jacobo. De una vida que pudo ser brillante y por el contrario fue convertida en un trapo sucio de la
sociedad.
4. Resumen de la novela en 2 o 3 páginas.
La obra inicia cuando Fernando se encuentra de casualidad con Celina en un barrio bajo de la capital, de
inmediato viene a su recuerdo toda la historia acontecida, su amor frustrado, el encarcelamiento, su
matrimonio con Gisela.
La sorpresa de Celina al verlo, luego la inundación en el Barrio en el cual se encontraba ella laborando como
prostituta, su deseo de ir a rescatarla para ayudarla y encontrándose allí con que había llegado demasiado
tarde, pues ésta había tomado la decisión de acabar con su vida ingiriendo veneno.
Empieza a leer el diario de celina y llegan todos los recuerdos, la historia de Celina Franco Valdivia, una chica
que llega del llano y despierta el amor de los chicos del pueblo al que ha llegado, ella se fija en fernando, pero
su madre le ha designado para que se case con una persona mucho mayor que ella casi 50 años de
diferencia, éste matrimonio sería por interés por una fortuna de dos millones que tenía el señor Jacobo Cortés.
La obra empieza cuando Celina es condenada a 24 años por la muerte de su esposo tras aparecer
envenenarlo con arsénico
Celina encuentra como medio para llenar el vacio escribir cartas a Fernando, no importando que esas cartas
jamás llegaran a su destinatario, le bastaba con leerlas y hacerse la ilusión que tenía algo de él. para lo cual
siempre encuentra una persona dispuesta a ayudarle entrándole hojas y lapiceros para que escriba, la primera
de ellas es Leticia, quien es la compañera de celda.
Cuenta a Fernando Paso a paso su estadía en la cárcel, sus amigas, el como poco a poco perdió su
credibilidad en la justicia
Sólo a través del diario que Celina lleva desde chica, el lector podrá enterarse de la verdad 10 años después y
ya cuando ésta ha tomado una gran cantidad de pastillas para morir presa del pánico de tener que
encontrarse nuevamente con Fernando.
Se entera como Celina va a la cárcel por una venganza del viejo con el cual se había casado, el cual al
enterarse que Celina se había entregado a Fernando la noche antes a su matrimonio maquina su muerte,
hecha arsenico en un vaso de limonada y luego le pide a Celina que se lo lleve pues tiene sed no sin antes
decirle que se va a arrepentir toda la vida de la burla que le ha hecho vivir y efectivamente así sucede ya que
al Celina llevarle el vaso de limonada quedan sus huella impresas y por tanto es una prueba usada en su
contra a la hora de esclarecer el crimen.
Celina aturdida no atina a defenderse y es así como alcanza a vivir 10 años en prisión hasta que decide con
Diana otra presa escaparse e inician una vida como prostitutas. Todo este espacio de tiempo es relatado en
su diario por Celina, desde sus amistades, la rutina diaria, las enfermedades del encierro, la violación de su
diario, en fin todo lo que ocurre día a día en un sitio donde falta lo principal: LA LIBERTAD.
Toda la desesperación de la protagonista queda alli plasmada, sólo el recuerdo de Fernando logra aliviarla en
su s momentos mas tristes y de depresión, el pensar solo en su nombre ya es un motivo de felicidad, y le
escribe cantidad de cartas que ella sabe que nunca le enviara, sólo después de su muerte Fernando
encuentra todas estas cartas que son el motivo de este libro.
Termina diciendo Celina : He traído un vaso con agua y espero que calme un poco la lluvia para que mi alma
no se moje cuando abandone mi cuerpo y vuele a lo desconocido. Dios mío quizás resulte una blasfemia
implorarte en estos momentos, llamarte a mi lado, pero nunca creí tanto en ti, jamás te amé tanto ni esperé
tanto de tu infinita misericordia, de tu ilimitada comprensión.
Tú sabes que éste que voy a emprender es el único camino que me queda. Matándome trato de salvarme. No
solamente en esta vida, sino en ese algo divino que debemos tener dentro de nosotras, y que nos da la
certeza de que existes y de que te pertenecemos.
5. Moraleja o conclusión que le deja el tema del libro.
En la cárcel no están todos los que son, ni son todos los que están. Igualmente que no debemos dejar
manipular de nadie para vender nuestros sentimientos como le tocó hacerlo a Celina para tener bien a Doña
Jacinta.
6. PERSONAJE QUE MAS LE GUSTO
Fernando. Por que a través de la obra y de las descripciones que se hacen en el libro es un joven bohemio,
integro, que logra salir avante en las letras y luego se vuelve un esposo responsable y dedicado a su hogar y
su trabajo hasta que aparece Celina y el quiere apoyarla para que cambie.
ENSAYO CON 10 ARGUMENTOS:
La justicia no siempre es justa, En primera instancia su madre la obliga a casarse con un hombre por dinero,
En segundo lugar por una venganza del esposo que se siente burlado al comprobar que Celina ha tenido
relaciones con otro hombre hace recaer la culpa de su muerte y es condenada a 24 años de cárcel, toda una
vida viendo perder su juventud y sus ideales, viendo como su frustrado amor desaparece por completo de su
vida creyéndola culpable de un crimen que ella no cometió, la misma injusticia hace que ella busque una
salida fugándose de la prisión para caer en otra peor: La prostitución que la lleva a la muerte por desilusión y
falta de deseos de vivir.
y ³El 2 de Septiembre de 1954, Celina Franco Valdivivia fue condenada a 24 años de presidio por el
asesinato de su esposo´ Pág 5
y Doña Jacinta resolvió casar a Celina con Jacobo Cortés, un viejo ricacho de San Juan de Alba, Tenía
setenta y tantos años, y dos millones de pesos .Pág 7
y La noche anterior a su matrimonio, y después de mucho tiempo de silencio, Celina escribió una esquela
llamándome. Hicimos el amor con hambre, con atropellamiento, con ternura. Pág 7
y El primero de junio siguiente don jacobo fue hallado muerto en su cama. Al otro día se supo que Celina
había colocado arsénico en un vaso de limonada y que todas las pruebas estaban en su contra, por la tarde
dos detectives la condujeron a la cárcel municipal de San Juan de Alba. Pag. 7
y Encontramos a la acusada Celina Franco viuda de Cortés, culpable de asesinato, con los agravantes de
premeditación, de alevosía y de indefensión de la víctima. Pág 8
y Encontramos en el burdel a una puta muerta, y éste cree que la envenenaron. Con esa vida que se dan
las... Pág 13.
y Es Navidad, Pero la alegría que llega a mi cuarto me produce dolor, en el primer patio las que se
encuentran recluidas por delitos leves o apunto de cumplir su condena, cortan festones de colores. Pag. 15
y Quiero solamente pedirles que miren un poco hacia el cumplimiento de los que lógicamentes serían sus
deberes, que se preocupen menos por atender engranajes de la burocracia y que vuelvan su mirada hacia el
problema que estamos sufriendo más de medio centenar de miles de colombianos o sea todas las que por
una u otra causa nos hallamos confinadas dentro de los infranqueables límites de una cárcel Pag. 82
y Una mujer llega a la cárcel para pagar una culpa que en muchos casos no cometió o que cometió por falta
de educación suficiente por una mala ilustración o por una preparación inadecuada para la vida. Entra a pesar
de su delito todavía limpia, con posibilidades de reincorporarse a la sociedad, aquí aprende toda clase de
trucos los rezos, los maleficios que enseñan las viejas brujas de los últimos patios se aficiona a la marihuana y
es capaz de matar para obtener un a pequeña ración o se acostumbra al homosexualismo y ya nunca logrará
librarse de él. Pág 83.
y Ocurrió conforme estaba previsto. Diana espero muchos meses para tener la seguridad que no daría un
paso en falso, la pobre mujer que nos vigilaba está sin duda en la cárcel. El dinero le servirá para sus hijos. A
cambio de el nosotras estamos libre. Pero esto es sólo teoría porque en la práctica no hemos hecho sino
cambiar de cárcel. Pág 86
y Estábamos muriéndonos de hambre. Para quien no haya sentido verdadera hambre esto parecerá ridículo.
Pero nosotros habíamos llegado ya a ese extremo. Más que todos por mi capricho porque no nos faltaron
oportunidades de conseguir dinero o alimentos a cambio de la entrega de nuestro cuerpo. Diana no quiso
obligarme a nada. Ella me cuidaba, se había convertido en una especie de madre y hermana. Pag. 87
y pero ya el comercio con la única mercancía que teníamos , nuestros cuerpos, se fue volviendo un hábito y
una necesidad. Empezamos en la casa de la madrina de Diana, ella nos traía los clientes, casi siempre negros
y borrachos y sudorosos cuyo olor me producía náuseas. Pág. 88
y Tú sabes que éste que voy a emprender es el único camino que me queda. Matándome trato de salvarme.
No solamente en esta vida, sino en ese algo divino que debemos tener dentro de nosotras, y que nos da la
certeza de que existes, y de que te pertenecemos. Me he tomado ya las catorce pastas. Pág 109.
ELEMENTOS CULTURALES
Su obra tiende hacia la crónica de los grandes mitos contemporáneos.
Es una obra moderna y toca temas de actualidad, como las injusticias, la prostitución, la homosexualidad
entre otros.
Se desarrolla en un pueblo Colombiano llamado San Juan de Alba.
Las características sociales son las propias de una cárcel en a la cual se mezclan diferente tipos de delitos y
de g entes.
Al escapar de la cárcel vive en un ambiente aún más deprimente un barrio de bajo estrato, y como viviente de
una casa de inquilinato.
FORMAS EN LAS CUALES SE USA EL LENGUAJE:
Narración: Realizada por el autor centrándose en cantidad de detalles, desde que conoció a Celina hasta que
encuentra su diario y se entera de la verdadera injusticia que se cometió con ella.
Descripción: Se realiza muchas descripciones por el Narrador de muchas de las características de los
personajes como lo son Celina, Leticia, y varias de las presas en la carcel.
Dialogo: En la obra se encuentran en muchas partes diálogos o conservaciones, especialmente entre Celina
y las diferentes presas de la cárcel.
Monologo: En la novela en pocos casos se notan monólogos sobre todo cuando esta pensando en Fernando
y es como si hablara en su imaginación con él.
CONCLUSION:
Me gustó Mientras Llueve de Fernando Soto Aparicio, dejándome una reflexión importante y es el pensar
cuantos casos como el Celina hay en el País, cárceles con gente inocente que purgan largas cadenas ,
desconfiando de que existe un Dios y una justicia en la tierra.
Fernando Soto Aparicio


El personaje


No es viejo ni por edad, ni por sus ideas, ni por su estilo. El es joven, sólo tiene 33 años, y nació en Santa Rosa
de Viterbo. La vocación literaria, me cuenta, apareció en él muy temprano. A los trece años había escrito ya dos
enormes pero pésimas novelas con influencia de Dumas y los mosqueteros. Escribió en sus cuadernos de
preceptiva infinidad de poemas retóricos y románticos que no valían un comino, julioflorescos y tristes. Los
condenó al silencio en una hoguera. Su lirismo era paja, ceniza. De ellos no queda nada, ni el recuerdo. Publicó
su primera novela en España, en 1960: Los desventurados. Un día se ganó un premio internacional de novela, en
Barcelona, con La rebelión de las ratas. Acaba de publicar en Colombia Mientras llueve, una novela que se salvó
por un pelo de ganarse el Premio Esso, aunque le dieron una mención de honor. Más libros inéditos, poemas,
cuentos y artículos en cantidades resumen su formidable actividad de escritor comprometido con la literatura.
Un hombre de letras, en fin.
Hace años, en su pueblo oyó los rumores de la existencia de una generación que hacía su ascenso a la cultura
con el nombre de nadaísmo. Era su propia generación que hacía sentir su rebeldía en forma de frenéticos y
alocados alaridos, como un planeta que se sale de órbita y deslumbra con una luz cegadora, negra y roja. No
ilumina. No orienta. Desconcierta. Era la rebelión pura que estallaba ruidosamente sus fuegos fatuos sobre las
torres dominantes de la catedral y las chimeneas de Coltejer, en la ciudad más católica y tradicional de
Colombia.
Por desgracia, o por fortuna, este joven impaciente que entonces tenía veinticinco años, ya se había casado y
tenía un hijo cuando nació el nadaísmo. ¿Qué más se podía hacer en Santa Rosa de Viterbo fuera de
enamorarse, casarse, acostarse, reproducirse y morirse? Eso era exactamente lo que había hecho nuestro
joven, con la diferencia de que todavía no estaba muerto. Al contrario, hacía grandes proyectos con su vida y se
sentía encendido por la pasión del arte. Desde su lejana provincia se puso en camino por los tortuosos y
atormentados senderos de su vocación para conquistarse un destino en la literatura.
En cierto sentido, en el de la militancia, los ecos del nadaísmo habían llegado un poco tarde para este joven
escritor, pero nunca tarde para ser, desde su camarote, un compañero de viaje, un pasajero de nuestra aventura
literaria a la que ha asistido como actor y como testigo.
Hacía años veía publicados sus cuentos, sus poemas y sus críticas en el Magazine de El Espectador junto a los
nuestros. Se daba el lujo de atacarnos, de admirarnos a veces, con extraordinario coraje y honestidad. Nunca se
declaraba enemigo de nuestra generación; tampoco la aceptaba incondicionalmente. La juzgaba, la analizaba
con objetividad, pero sin avaricia. Separaba en el balance los aspectos positivos de los negativos; la lucidez de
la alucinación; la libertad del libertinaje. Sus juicios siempre me interesaron aunque significaron ataques. Su
crítica estaba exenta de prejuicios y mezquindades. Era digna.
Un día me dije: ¿quién será este Fernando Soto Aparicio? Y fui a hacerle este reportaje para saberlo.
No me decepcionó. Por el contrario: su presencia, su pensamiento, consolidaron la imagen que tenía del hombre
y de su obra, y confirmaron mis presentimientos. Me lo imaginaba de una gran bondad. Y era bueno. De una
gran cultura. Y era culto. Sencillo como una cosa. Y era un hombre sencillo. No deslumbra por fuera, sino por
dentro. Hay que adivinarle que es escritor. Exteriormente no parece artista, carece de ese satanismo
atormentado que lucen los herederos de Luzbel. Es un poco triste, pero su tristeza no es violenta. Es serena,
apacible, de beatitud. Casi dulce. No lo agitan las tempestades de la pasión, sino de la reflexión. Pero las debe
sentir de noche y en la soledad de su cuarto. No es bohemio ni tabernícola como los de Piedra y Cielo; pero
tampoco marihuano ni atorrante como los nadaístas. Solitario por vocación y por oficio. Como un metal noble,
brilla escondido. No hace ostentación de su cultura que es inmensa y variada. Su apariencia no tiene nada de
rara, no deslumbra. En este sentido, más bien pasaría inadvertido como cualquier contabilista, que es su otro
trabajo, el de sobrevivir, con el que paga el precio de ser escritor.
Salvo un colmillo de oro que me pareció muy llamativo por lo feo, en ese rostro no pasa nada. Es el de un
hombre normal. Este Fernando Aparicio, tan sereno, tan quieto, tan ausente en su presencia, me dio la
impresión de ser como esos postes callejeros que no se ven, que no se notan porque siempre están allí, netos y
necesarios, y que para descubrirlos hay que tropezar con ellos, y hasta reventarse las narices contra la solidez
de su resistencia. Así lo vi y lo sentí como un poste de electricidad cuya existencia nos descubre un perro
cuando hace pipí, pero tan presente a pesar de las miradas que pasan indiferentes. Tan necesario y justificado
en su condición de "poste" porque sabe que su misión es estar ahí para transmitir la luz, para comunicar a los
hombres.
Pero Fernando no sólo recibe la luz y el mensaje. El mismo crea y transmite, sin vanidad y sin ruido. La prueba
es que casi nadie en nuestro mundo intelectual, lo conoce personalmente. Para saber que existe hay que leer
sus libros, sus escritos, o buscarlo en su casa, o en una cueva donde trabaja, que se llama Industrial Eléctrica
Ergon. De allí sale para su casa donde besa a su mujer, le toma lecciones a sus hijos, come burguésmente y le
dedica media hora de digestión a la T.V. Finalmente, se aísla en su estudio donde lee o escribe invariablemente
hasta media noche, como un auténtico profesional de la literatura.
Soto Aparicio, a pesar de su valores indiscutibles, su enorme cultura, su fecunda creatividad, no es escritor de
mis devociones, como yo no lo soy de las suyas, naturalmente. No es por nada perverso. Hasta nos sentimos
muy solidarios. Pero hay algo de su literatura que no me emociona: algo lógico, opaco, una languidez. Tal vez un
orden, una especie de equilibrio racional en sus formas literarias, en la sólida organización de sus novelas, de
su personajes siempre justificados por causas obvias, que no sucumben al azar de las contradicciones, que
siempre se salvan aunque estén perdidos; bendecidos lo mismo en la vida que en la muerte por una lógica
intelectual. Sí, colmados de humanidad, pero vacíos de misterio.
Siempre fieles a sí mismos, aun en la infidelidad. Exactos como una evidencia. Su narrativa no desconcierta ni
enloquece: explica y razona. Soy de otro mundo.
Esto no significa que su literatura carezca de valores nuevos, que no represente una dignidad estética. A veces
hasta se abandona y es audaz. Pero luego se "arrepiente". Su clima no es la demencia, la aventura ni el ultraje a
la razón. En esto nunca podrá ser nadaísta, incluso, tiene una gran clientela y demanda en los sectores de la
juventud que lo leen y admiran; que discuten y ponen sus ideas sobre el tapete de nuestra generación.
Lo que a mí personalmente me impide entrar en su mundo y sentirme en sus libros "como en mi casa", es que
Soto Aparicio tiene casa, está relativamente integrado al orden burgués, trabaja ocho horas, tiene tres hijos que
estudian bachillerato, una mujer, un bigotico muy bien recortado, un diente de oro, lee y escribe cinco horas al
día, todas las noches, con un método implacable.
Sin duda para él y para muchos, sus virtudes y su disciplina son cosas admirables, y han hecho posibles sus
libros. Pero yo, en su caso, me haría sacar el diente de oro.
No sé, no puedo explicarlo de otro modo: incluso, no es razonable. Y esta debe ser la única causa por la cual la
literatura de Soto no me apasiona: que es muy razonable. Lo que para mí constituye, no sólo en él sino también
en Descartes y en su pandilla de razonadores, una virtud detestable.
Por lo demás, merece más que nadie el Premio Esso, lo que tampoco es un elogio. He aquí su música:

El reportaje


¿Qué es el arte para usted, Fernando Soto Aparicio?
Para mí es primordialmente un placer, el de la creación. También una actitud de conciencia a la que estoy
comprometido como escritor.
¿Qué lo une más profundamente a la mujer que ama: la carne o el espíritu?
Esas dos fuerzas del amor son el amor. Yo no las siento separadamente.
¿Qué es lo que más lo aburre en la vida?
Las reuniones bailables
¿En qué lugar del mundo quisiera ser enterrado?
En el cementerio de Santa Rosa de Viterbo, entrando, a mano izquierda, no en una bóveda: en una tumba de
tierra.
¿A quién le gustaría tener junto a su tumba?
A nadie en particular, quizás a un pino de hojas oscuras, que meza el viento.
¿Cuál es el peor defecto del pueblo colombiano?
El conformismo
¿Cuál es, según su mujer, la cualidad que más admira en usted?
La de sobrevivir
¿Para quién es usted necesario?
Para los afectos y la economía de mi familia
¿Qué música prefiere para el amor?
La catedral sumergida de Claudio Debussy
¿La caridad para qué?
Es una cualidad extraordinaria. Pero la caridad organizada en forma de beneficencia, de explotación económica,
es una cuestión penosa.
¿Practica la caridad? ¿En virtud de la caridad, le regalaría su reloj a un mendigo?
Porque practico la solidaridad no le daría mi reloj a un mendigo. ¿Para qué? Eso no le resolvería ningún
problema. Excepto, saber la hora del almuerzo, sin tener qué comer.
Y si el mendigo ese fuera Cristo disfrazado de mendigo, ¿se lo daría?
No, pues el que le da un reloj a Cristo sabiendo que es Cristo, no está haciendo caridad, sino un chantaje con el
cielo.
¿Qué es para usted la virginidad: un mito o una virtud?
Un Tabú. Este tabú se ha convertido, en razón de nuestra educación sexual, en un prejuicio social muy funesto.
¿Se casaría usted con una mujer de color?
Claro que sí. El color es un accidente de la piel. El alma no tiene piel, ni colores.
¿Cuál sería para usted el Once Mandamiento?
Perdonarás, para que te perdonen.
¿Qué considera usted la mayor virtud militar?
Saber retirarse a tiempo
¿Qué le reprocha al comunismo?
Sacrificar la individualidad a un mezquino colectivismo.
¿Qué privilegio de la oligarquía quisiera tener?
Sus rentas, para poderme retirar a escribir a una casa de campo.
Usted, Soto Aparicio, ¿por qué no es nadaísta?
Ya lo dije en el Magazine Dominical, hace tres años, a propósito de un libro de Gonzalo Arango: "El hecho de
que yo no haya pertenecido activamente al movimiento nadaísta no impide que haya seguido de cerca sus
realizaciones, alegrándome con sus triunfos y deplorando los fracasos a que lo han precipitado sus
representantes más carentes de inteligencia. Quizás no pertenezco al nadaísmo porque pienso: si todos gritan,
¿quién escucha?"
Hay una tumba con 500 mil colombianos muertos por la violencia. Le pido, en nombre de la patria, escribir su
epitafio.
Que este trozo de patria se eleve al infinito pidiendo que retoñe de nuevo la esperanza pues la mancha que
deja la sangre del delito nunca puede lavarse con sangre de venganza.
SOTO APARICIO POR PÁEZ ESCOBAR

El público se acostumbró a ver en Fernando Soto Aparicio un novelista de clase, por
encima de otras calidades. Es, sin duda, el género donde más se ha destacado ante los
lectores y el que mayor beneplácito le ha traído a partir de 1960, cuando publicó su
primera novela, Los bienaventurados. Desde entonces han aparecido 51 títulos, de los
cuales 27 corresponden a novelas, 12 a poesía, 8 a cuentos y relatos, 4 a ensayos.

El éxito obtenido con La rebelión de las ratas (1962), su novela estelar, le abrió el
horizonte hacia el campo de la narrativa, en el cual cosecharía triunfos caudalosos. La
mente de Soto Aparicio viene estructurada desde muy temprana edad para el arte de
la novela. Esto es tan evidente, que a los diez años escribía dos novelas a la vez, que
rasgaría tiempo después, privando a la literatura de conocer el mundo curioso, entre
sutil y perspicaz, de aquella mente precoz. En efecto: Soto Aparicio ha sido novelista
desde siempre.

Pero también es poeta, y de altos quilates. Esto ha pasado inadvertido para algunos
lectores, que siempre lo han identificado como autor de excelentes enfoques sociales
en el terreno de la novela y no han tenido la oportunidad de llegar a sus predios
poéticos. La primera incursión que se le conoce en este género ocurrió con el poema
Himno a la patria, aparecido en el suplemento literario de El Siglo en agosto de 1950.
Lo cual quiere decir que por lo menos doce años antes de salir su primera novela ya
era poeta. Aquí también cabe afirmar que ha sido poeta desde siempre.

Otro hecho revelador de su talento poético es el relacionado con su Oración personal a
Jesucristo, que escribió a los 20 años de edad, y cuya primera edición tuvo lugar en
marzo de 1954, en la página literaria de La República, dirigida por Dolly Mejía,
suplemento que dedicó al poema la totalidad de su espacio. En Febrero de 1964,
también el Magazín Dominical de El Espectador, dirigido por Guillermo Cano, ocupó
todo el suplemento con esta producción maravillosa, calificada por el director ±tan
buen catador de las bellas letras± como una de las mejores obras de la literatura
colombiana.

La poesía de Soto Aparicio comenzó a decantarse en los tersos paisajes boyacenses,
en los que captó la claridad y la armonía de los cielos serenos. Es una poesía que brota
con naturalidad y frescura, y fluye sin torturas de expresión para producir encanto y
emoción.

El caudal del pensamiento, de que es tan rica la mente del artista, forma la placidez de
las aguas cristalinas y el vigor de los ríos profundos, tono que matiza toda la obra lírica
del ilustre boyacense. Poesía auténtica y pura, sin barnices ni falsas pedrerías, y
asperjada con el fulgor de la metáfora y la contundencia de la belleza. La sonoridad del
verso, el precioso lenguaje y el rigor gramatical crean la estructura perfecta para que
estos poemas posean la musicalidad y donosura de las mejores creaciones castellanas.

Para que la poesía cumpla su noble fin es necesario darle el toque de color, la
cadencia, la magia, la fulguración de las imágenes, atributos fundamentales para la
verdadera factura lírica. Y por supuesto, se requiere poner la propia alma para causar
conmoción y asombro. Poesía que carezca de ritmo, latido, eco interior, no es poesía.
³¡Ay del poeta que no responde con su canto a los tiernos o furiosos llamados del
corazón!´, dijo Neruda.

Soto Aparicio ha seguido al pie de la letra estas reglas de oro, lo que le permite
consolidar hoy un legado inapreciable, que entrega, para delectación de las actuales y
las futuras generaciones, en la antología titulada ³Las fronteras del alma´, que sale con
el auspicio de la Universidad Militar Nueva Granada. No pocos de estos poemas se han
reproducido en ediciones diversas y ya adquirieron el sello de piezas maestras para
todos los tiempos.

Por obra clásica se considera la que a lo largo de los años se mantiene en el alma del
público, árbitro supremo que, por encima de los críticos caducos, sabe distinguir lo que
es valedero de lo que es mediocre. Lo que perdura es lo que sirve. Lo demás es ripio.
Nos hallamos, pues, ante un poeta clásico que ha realizado uno de los itinerarios más
brillantes en las letras nacionales, y que en el género del soneto atesora verdaderas
joyas, por su corte perfecto, su ritmo musical y su refulgente expresión.

Cabe aquí apropiarme de unas palabras de Vicente Landínez Castro que desde vieja
data captan, de manera precisa, los recursos del poeta embelesado ante el hechizo
femenino: ³Ha celebrado mimosamente la belleza y los dones del cuerpo y el alma
femeninos ±¡oh, el eterno femenino goetheano!±, en deliciosos sonetos de clásica
factura, recogidos en libros tan cercanos al afecto de las gentes como Diámetro del
corazón, Palabras a una muchacha y Sonetos en forma de mujer. Y puntualiza
Landínez: ³Fernando Soto Aparicio es, antes que todo, un poeta. Un enorme poeta. Un
eximio cultor del idioma que en cristalinos y musicales versos ha expresado los más
hondos sentimientos tanto de sí mismo como de su pueblo´.

Este bello y radiante poemario es, en fin, un toque en el alma sensitiva, en su vuelo
por las aflicciones y los goces humanos y en su peregrinar por todas las causas del
hombre.

FERNANDO SOTO APARICIO Nació en 1933 en Santa Rosa de Viterbo (Boyacá). Poeta, cuentista,
ensayista, comentarista de libros y guionista de televisión. Se distingue por su mundo
novelístico. Sus poemas son cartas abiertas a la libertad, exaltación de la mujery la patria del
futuro. Sus ensayos tienden hacia la crónica de los grandes mitoscontemporáneos: los
marcianos, los ciudadanos del año 2000 y otras preocupaciones fundamentales centradas en la
juventud, consumida por la droga, la soledad y el olvido. Fernando Soto Aparicio es un autor
comprometido con la comunidad joven de Colombia. Lo demuestran su trayectoria y su
coherencia en incontables conferencias y conversaciones en los colegios y universidades de la
nación.
LA NOVELA DE LA REBELIÓN" La rebelión de las ratas" (1962). Relato sobre una rebelión de los
mineros de Timbalí frustrada y sangrienta. Rudesindo Cristancho, Cándida, Mariena, Pastora,
Pacho y Espinel se conjugan en este salto hacia el abismo. La comunidad de Timbalí no tiene
salida: la oprime el fatalismo, la miseria, la criminalidad, la pobreza de espíritu, la barbarie, el
alcoholismo, la prostitución, el cristianismo sin esperanza. Es una novela amarga sobre la
explotación que ejercen los capitalistas contra los pueblos oprimidos del mundo. Ese pueblo-
rata, oprimido por fuerzas industriales deshumanizadas, es el pueblo víctima que finalmente
hace una rebelión sin destino. Desde "La rebelión de las ratas". Fernando Soto Aparicio empieza
a descender al infierno social, económico y político, en el cual innumerables generaciones se han
debatido bajo el signo de la represión, el hambre, la soledad y las noches de reflexión frente a
un Cristo que expresa la resurrección y la liberación del hijo del hombre por el hombre. Esta
dimensión es la que convierte a Soto Aparicio en un narrador de primera magnitud.
LA NOVELA DEL DESENMASCARAMIENTO En este conjunto tenemos: Los bienaventurados,
Mientras llueve, El espejo sombrío, Viaje al pasado, Después empezará la madrugada, Viva el
ejército,Viaje a la claridad, La siembra de Camilo, Mundo roto, Puerto silencio, todasescritas
entre 1960 y 1974.En este conjunto desfilan las historias de familia, las venganzas, las
violenciascalladas, la prostitución (Celina Franco), los sueños y la memoria, las aberraciones
culturales y la represión. Fernando Soto Aparicio se mueve mejor en terrenos de familia, en
aquellas zonas donde no lo urge la crítica social abierta, sino más bien íntima, sugestiva, entre
velos.
--------------------------------------------------------------------------------
Page 2
Como es apenas natural, el autor resulta más verídico y alentador en los temas que conoce:
esos temas urbanos, donde revela la doble moral burguesa, la falsedad de las tradiciones, las
pasiones y las pugnas familiares. VALORACIÓN DE UNA OBRA PARCIALSe puede analizar sobre
la novelística de Fernando Soto Aparicio dos aspectos: el aspecto social y el estético.- Aspecto
social. Dentro de este marco, las obras exploran los poderes básicosde la sociedad: el poder
religioso, el poder cultural, el poder represivo, el poder jurídico, el poder civil. Atacan las
relaciones grises de la familia tradicional, lasrelaciones de un individuo con el mundo (el
estudiante) que se resuelven en venganza, suicidio, crisis; las relaciones de la comunidad con el
ejército; las relaciones de un pueblo con un revolucionario (Camilo Torres), las relaciones de una
familia con el cristianismo (taras morales como en Puerto Silencio). Este fresco es pasado por la
sierra crítica del autor para tumbar máscaras ydejar llagas. Para este mundo no existe sino una
salida: el salto hacia una comunidad donde todos establezcan la justicia, el humanismo y la
misión del cristianismo, fundada en la igualdad y la esperanza.- Aspecto estético. En Soto
Aparicio se da un escritor tradicional, resultado del guión, de la crónica, de la ilustración de
casos sociales (cómo vencer la droga,cómo mejorar las relaciones entre padres e hijos). Muchos
niveles de esta última obra se queman en personajes monolíticos.
Por otro lado, aparece el escritor real, que se deja sentir, que habla lúcidamente y nos entrega
seres humanos como en Celina Franco. Ya la caricatura cede yentra el nervio y el sentimiento. El
melodramatismo se queda atrás y entra en ese mundo tenso de Puerto Silencio. Todo vuelve
magia mirando llover: esa lluvia que también es memoria y fugacidad de la vida, fracaso y
esperanza. Pormomentos encuentra una prosa limpia, ceñida a su misión. Cuando el pensador le
cede turno al narrador puro, Soto Aparicio se vuelve afortunado. Ya no habla consigo mismo sino
deja dialogar a sus personajes según sus deseos y su personalidad estructural. Aún Soto
Aparicio puede alcanzar un nivel más profundo: el de la creación armónica y sólida. Entre los
años 1974 y 1983, Fernando Soto Aparicio publica: Camino que anda, Los funerales de América
y Hermano hombre, una trilogía sobre la historia americana. Mediante los grandes hitos
históricos (conquista de la cruz y la espada, amnistías: Galán, Rojas Pinilla y Frente Nacional;
dictaduras, expoliaciones) el autor nos lleva de viaje por estas crónicas noveladas.
Wikipedia

http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/periodismo/reporta1/repor6.htm

http://www.buenastareas.com/temas/novela-mientras-llueve/0

TABLA DE CONTENIDO

Introduccion
Objetivos
1 titulo
2 biografía del autor
3 Argumento
4 Espacio y lugar
4.1 Espacio general
4.2 Espacio especifico
5 Tiempo
5.1 Tiempo literario
5.2 Tiempo histórico
5.3 Tiempo atmosférico
6 Fondo
7 Figuras literarias
7.1 símil
7.2 metáfora
7.3 personalización
8 personajes
8.1 Personajes principales
8.2 Personajes secundarios
8.3 Personajes ausentes
9 Tema
9.1 Romántico
9.2 Social
10 subtemas
10.1 moral
10.2 político
11 Forma de escritura
Conclusión
Bibliografía
Glosario

INTRODUCCION

Las injusticias de la vida y las penas que nos agobian y tuercen nuestra vida son las que día a día
sufren muchas personas y que esas experiencias las envuelven en una amargura infinita.

Esta es la historia de una chica como cual quiera que pago con un gran sufrimiento, humillación
y desamor el haberse equivocado, la vida es un mar de injusticia y cada acción tiene una
consecuencia buena o mala según nuestra acción

OBJETIVOS

ܿ Conocer una de las formas de romanticismo donde el amor y el dolor es un tema fuerte

ܿ Conocer gran variedad de figuras literarias

ܿ Comprender como muchas personas llegan a cosas tan bajas para poder sobrevivir

ܿ ver experiencias de lo injusta que es la vida y como una acción tiene graves consecuencias

1 TITULO

MIENTRAS LLUEVE.

2 BIOGRAFÍA DEL AUTOR

FERNANDO SOTO APARICIO

Nació en Santa Rosa De Viterbo (Boyacá- Colombia) el 11 de octubre de 1933.

Autodidacta, empezó a leer a los 5 años a escribir a los 10 y a publicar a los 15 no ha dejado de
hacerlo. Unas de sus novelas son la rebelión de las ratas, mientras llueve, camino que anda,
hermano hombre, la cuerda loca, los últimos sueños, puerto silencio viaje al pasado, después
empezara la madrugada, el hombre creo a dios, quinto mandamiento, y otras que han recibido
premios internacionales. También ha publicado libros de poemas, cuentos de literatura infantil y
juvenil, y de ensayos así como obras de teatro, guiones para cine y libretos para programas
dramatizados de televisión.

En julio de 1960 su gran novela los bienaventurados gano un premio internacional en Madrid.
Soto Aparicio ha estado en contacto con un innumero de creciente de lectores a trabes de sus
numerosos libros que han ido marcando su camino hasta convertirlo en uno de los escritores más
prolíficos de la historia de la literatura Colombiana.

3 ARGUMENTO

Esta obra habla de la historia de una mujer obligada a casase con un rico anciano de 70 años;
Celina con escasos 18 años que cuando llego a san Juan del alba procedente del llano se enamoro
perdidamente de Fernando a quien se entrego en cuerpo y alma, en la noche de bodas Celina le
dice a su recién esposo Jacobo que ella no es virgen y que se caso con el por su dinero, el la
detesto pero convivió con ella un tiempo, una noche Jacobo le pidió un vaso de limonada, cegado
por la ira se enveneno así mismo y acusaron a Celina por la muerte de su esposo.

En la cárcel ella conoció a muchas personas y experimento mucho dolor, sufrimiento y
humillaciones y lo único que le daba fortaleza para continuar era el profundo amor que le
profesaba a Fernando en ese lapso de tiempo escribe un diario sobre todas las experiencias que
tuvo allí y después de salir de el, también de las personas que la rodeaban, cuando conoce a diana,
otra presa se fuga con ella pero dada la situación de miseria su única salvación fue la del
prostitución estuvieron en muchos lugares cundo llega a Bogota ve a Fernando en dos ocasiones
pero las circunstancias no le permitieron cruzar palabra, Celina en medio de una tormenta atroz
que se vive en Bogota solo tiene en su mente aquella foto que vio en el periódico donde estaba
su amado Fernando junto a su familia y en ese instante su único consuelo fue la muerte , la cual
fue provocada por un tarro de pastillas.

Fernando que conocía la ubicación de Celina y de las terribles inundaciones que rodeaban la
residencia de Celina fue en su ayuda pero al llegar allá solo encontró su diario y mas adelante su
cuerpo con una expresión de libertad mientras afuera llovía.

4 ESPACIO Y LUGAR

4.1 Espacio General: Colombia
4.2 Espacio especifico:
ܿ San Juan Del Alba
ܿ Los Tibulos De Sogamoso
ܿ Baranquilla
ܿ La cárcel
ܿ El llano
ܿ Bogota
ܿ El barrio martín Pérez (Bogota)

5 TIEMPO

5.1 Tiempo literario

El tiempo que dura esta narración es de 10 años pues Celina empieza a escribir su diario desde
1954 hasta el día de su muerte que se produce en 1964.

5.2 Tiempo histórico

1953-19057 la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla.
1954 Colombia cuenta con 3154 km. de vías férreas.
1957 se creo el Frente Nacional.
1958 rojas pinilla renuncia a su cargo de presidente.
1958-1962 tuvo su periodo presidencial Alberto Lleras Camargo.
1962 es escogido presidente Guillermo León Valencia.

5.3 Tiempo atmosférico

Por el tiempo de la obra se puede apreciar toda clase de clima.

6 FONDO

El mensaje que el autor quiere dejar es que muchas veces nuestros errores se pagan toda la vida.

Las injusticias que las personas cometen con nosotros nos ahogan en un mar de sufrimiento y que
el destino es cruel arrebatándonos la felicidad.

También que muchas personas no viven sino que sobreviven que se venden por un plato de
comida pues la misma sociedad los obliga a llegar a tal forma de miseria.

FIGURAS LITERARIAS

SÍMIL
ܿ Aullando como perras.
ܿ Oh llano mío dulce y maldito como el árbol del paraíso en donde nació el conocimiento de que
somos de barro.
ܿ Los escalones se hacen cada vez más distantes y más estrechos y se convierten en pequeñas
cuerdas de guitarra.
ܿ Cuando estoy apunto de gritar me veo perfectamente negra y siento la lengua dentro de mi
boca se desborona como un pedazo de carbón húmedo.

METÁFORA

ܿ Un velo sucio como hecho con hilachas de algas con niebla de pantano
ܿ Cárcel anticipada tumba donde los gusanos son la soledad y el silencio
ܿ Diría que el cielo es una pupila negra y que tiene una infinita cantidad de lágrimas.
ܿ Cuando el cielo esta limpio por las noches, y los astros tienen sobre el mundo dormido camino
de luz, subo por ellos hasta el corazón del infinito para oír como palpita tu recuerdo.
ܿ una oscuridad espesa que hace el aire gelatinoso se esparce por todos los lados.
ܿ Espero que calme un poco la lluvia para que mi alma no se moje cuando abandone mi cuerpo.
ܿ Tal vez piense que las nubes lloran lágrimas negras que antes de caer al suelo florecen con
dos ellas.
ܿ La tristeza huele a pan tostado cuando lo cortan los azadones o cuando rasguñan los arados.

PERSONALIZACIÓN

ܿ El sol es una bendición cuando de tarde en tarde se asoma sobre estos caserones
desboronados.
ܿ El rió es con un poco de cielo que se hubiera caído en un pastizal hacia ese otro cielo grande
que es el mar.
º

8 PERSONAJES

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y SICOLÓGICAS

8.1 PERSONAJES PRINCIPALES

CELINA FRANCO VALDIVIA: Chica bella muy tranquila y nostálgica acusada injustamente de
asesinato.

FERNANDO: Era un muchacho pálido de frente alta, un poco gibado y tímido le gustaba escribir
poemas.

8.2 PERSONAJES SECUNDARIOS

LETICIA: Presa acusada de asesinato, morena, alta, rolliza y fuerte. Estaba enamorada de Celina,
muere golpeada por una guardiana.

JULIANA: Acusada de matar a s hija es muy vulgar

LILIA: Es vieja con profundos ojos paga una condena de 18 años no se vuelve a ver desde que sufre
una infección vocal.

INÉS: Pálida y silenciosa muy tierna pero sufría de esquizofrenia

LUZMILA: Cara vacía. Ojos grandes, boca pequeña pálida y muy servicial Celina le enseña a leer

ANGÉLICA: Chica tímidas que deseaba mucho la muerte, se corta las venas y muere

DIANA: Alta morena de carnes abundantes muy alegre se fuga con diana de la cárcel.

BLANCA: Es negra procedente del choco en su piel posee un olor especial

RUBIELA: Es menuda de basto cabello tiene nariz arremangada con boca grande y dientes bonitos
desde niña se dedica ala prostitución.

GRILY: Es menuda le fascina bailar su nombre es Gabriela y viene de un pueblo que se llama
cocharavia.

CHELA: Le gusta mucho las rancheras posee un asentó especial por lo cual le dicen la mexicana es
muy quisquillosa y peliona.

YIYA: Se llama Cecilia es huérfana morena de pelo crespo y facciones bastas es alta y fornidas le
gusta reír y se muchas bromas.

YANETT: Es antioqueña rubia y muy delgada, pálida con ojos azulea se ríe casi por todo

MARINA: Es la mas bella del lugar, esa morena, de pelo negro y abundante, procede del Espinal y
llora cuando escucha canciones de su tierra.

SILVIA: Es bajita y gordita le gusta cantar boleros, fuma marihuana para calmar su amargura.

LILI: Es muy bonita de unos 35 años muy pálida y casi nunca se maquilla es, procedente de Neiva.

MILENA: Es muy amiga de Rubiela casi amantes pero Leonor tolera su relación

8.3 PERSONAJES AUSENTES.

JACOBO CORTES: Viejo millonario el cual quiere tener su último placer con Celina, segado por la
rabia se envenena así mismo.

JACINTA VALDIVIA: Madre de Celina posesiva y manipuladora seca de amor obligo a su hija a
casarse con Jacobo.

ANSELMO FRANCO: Padre de Celina, cobarde y totalmente consumido por su esposa, cuando su
hija es encarcelada se siente culpable y se suicidad.

CORONEL RAMIRO FRANCO: Tío de Celina fue el jefe guerrillero del llano que se entrego con sus
hombres cuando el gobierno ofreció perdón desde entones se mantiene sus hombres.

DANILO: Tenia ojos grandes y verdes, bigote negro y una piel de azabache, con brazos fuertes y
musculosos estaba enamorado de Celina por lo cual el coronel lo echo del lugar.

9 TEMA

9.1 ROMÁNTICO

El tema de esta obra es el de un amor imposible donde ese amor fue una de las de las causas de la
desgracia de su protagonista y aun así es ese amor el que mantiene viva a esta chica que suspira y
ama profundamente a ese hombre que para siempre se robo su corazón.

9.2 SOCIAL

El tema social es la problemática que se vive en las cárceles de violencias suicidios, enfermedades
lesbianismo y como estas personas salen de trastornadas de la cárcel y les toca trabajos muy
bajos para poder sobrevivir.

10 SUBTEMAS

10.1 MORAL

En el campo de la moral vemos como personas inocentes son obligadas a engañar a otras por la
simple ambición de otras y esto no les renueve la conciencia pero cuando ya es demasiado tarde
de arrepentirse y no enfrentan la realidad y buscan el suicido

10.2 POLÍTICO

El tema político son todas las injusticias que se cometen día tras día en muestro mundo y que ellas
pagan por cosas que no hicieron y que estas iniquidades las convierten en la clase de personas que
no se pude reintegrar a la sociedad.

11 FORMA DE LA ESCRITURA

Esta novela esta escrita en prosa

CONCLUSIÓN

Una de las conclusiones es que una no debe dejarse llevar por la ambición por que de este modo
se estaría acabando poco a poco con la vida y nunca conocería la felicidad realmente basado en
el amor propio

Otra conclusión es que este libro nos deja el masaje que debemos luchar contra la injusticia que la
vida pone frente a nosotros pues ellas son obstáculos a superar.

Y por ultimo nos muestra que cualquier persona que se encuentre en la cárcel o ejerciendo el
oficio de la prostitución no lo hace por justo y que son personas que merecen nuestro respeto y no
nuestro rechazo

BIBLIOGRAFÍA

MIENTRAS LLUEVE
AUTOR FERNANDO SOTO APARICIO

ENCARTA 2007

GRAN DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO A COLOR
ZAMORA EDITORES

MILENIO 9

GLOSARIO

Barraca. f. Caseta o albergue construido toscamente y con materiales ligeros. || 2. En las huertas
de Valencia y Murcia, casa de labor, hecha de adobes y con tejado de cañas a dos vertientes muy
inclinadas

Nefando, da. adj. Indigna, torpe, de que no se puede hablar sin repugnancia u horror pecado

Alevosía. f. Cautela para asegurar la comisión de un delito contra las personas, sin riesgo para el
delincuente. Es circunstancia agravante de la responsabilidad criminal. || 2. Traición, perfidia

Conmutar. tr. Cambiar una cosa por otra. || 2. Sustituir penas o castigos impuestos por otros
menos graves. || 3. Sustituir obligaciones o trabajos compensándolos con otros más leves.

Esgrimir. tr. Jugar y manejar la espada, el sable y otras armas blancas, reparando y deteniendo los
golpes del contrario, o acometiéndole. || 2. Usar una cosa o medio como arma para lograr algún
intento.

Adobe. m. Masa de barro mezclado a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al
aire, que se emplea en la construcción de paredes o muros. || 2. Desus. Hierros que ponían en los
pies a un criminal

Capellán. m. Eclesiástico que obtiene alguna capellanía. || 2. Cualquier eclesiástico, aunque no
tenga capellanía. || 3. Sacerdote que dice misa en un oratorio privado y frecuentemente mora en
la casa.

Hiel. f. bilis (Ť jugo amarillento). || 2. Amargura, aspereza o desabrimiento. || 3. Trabajos,
adversidades, disgustos.

Enigma. m. Dicho o conjunto de palabras de sentido artificiosamente encubierto para que sea
difícil entenderlo o interpretarlo. || 2. Dicho o cosa que no se alcanza a comprender, o que
difícilmente puede entenderse o interpretarse.

Maquinación. f. Proyecto o asechanza artificiosa y oculta, dirigida regularmente a mal fin.

Gardenia. (Arbusto originario de Asia oriental, de la familia de las Rubiáceas, con tallos espinosos
de unos dos metros de altura, hojas lisas, grandes, ovaladas, agudas por ambos extremos y de
color verde brillante, flores terminales, solitarias, de pétalos gruesos, blancas y olorosas, y fruto en
baya de pulpa amarillenta

Alondra. . f. Pájaro de 15 a 20 cm de largo, de cola ahorquillada, con cabeza y dorso de color pardo
terroso y vientre blanco sucio. Es abundante en toda España, anida en los campos de cereales y
come insectos y granos. Se la suele cazar con espejuelo

Cedro. . m. Árbol de la familia de las Abietáceas, que alcanza unos 40 m de altura, con tronco
grueso y derecho, ramas horizontales, hojas persistentes casi punzantes, flores rojas al principio y
después amarillas, y cuyo fruto es la cédride. || 2. Madera de este árbol.

Facción. . f. Parcialidad de gente amotinada o rebelada. || 2. Bando, pandilla, parcialidad o partido
violentos o desaforados en sus procederse o sus designios. || 3. Cada una de las partes del rostro
humano

Opio. m. Sustancia estupefaciente, amarga y de olor fuerte, que resulta de la desecación del jugo
que se extrae de las cabezas de adormideras verdes.

Ensimismamiento. m. Acción y efecto de ensimismarse. || 2. Fil. Recogimiento en la intimidad de
uno mismo, desentendido del mundo exterior, por contraste con alteración.

Invalidad. f. desus. Cualidad de inválido de algunas cosas.

Blasfemia. f. Palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos. || 2. Palabra gravemente
injuriosa contra alguien

Fango. m. Lodo glutinoso que se forma generalmente con los sedimentos térreos en los sitios
donde hay agua detenida

Profanar. Tr. Tratar algo sagrado sin el debido respeto, o aplicarlo a usos profanos. || 2. Deslucir,
desdorar, deshonrar, prostituir, hacer uso indigno de cosas respetables.

Garita. f. Torre pequeña de fábrica o de madera fuerte, con ventanillas largas y estrechas, que se
coloca en los puntos salientes de las fortificaciones para abrigo y defensa de los centinelas. || 2.
Casilla pequeña, para abrigo y comodidad de centinelas, vigilantes, guardafrenos, etc.

Fraguar. Tr. Forjar metales. || 2. Idear, discurrir y trazar la disposición de algo. U. m. en sent.
Peyor. || 3. intr. Arq. Dicho de la cal, del yeso o de otras masas: Trabar y endurecerse
consistentemente en la obra fabricada con ellos.

Elegía. f. Composición poética del género lírico, en que se lamenta la muerte de una persona o
cualquier otro caso o acontecimiento digno de ser llorado, y la cual en español se escribe
generalmente en tercetos o en verso libre. Entre los griegos y latinos, se componía de hexámetros
y pentámetros, y admitía también asuntos placenteros

Vigilia. f. Acción de estar despierto o en vela. || 2. Trabajo intelectual, especialmente el que se
ejecuta de noche. || 3. Obra producida de este modo. || 4. El día que antecede a cualquier cosa y
en cierto modo la ocasiona.

Concubinato. m. Relación marital de un hombre con una mujer sin estar casados.

Tertulia. f. Reunión de personas que se juntan habitualmente para conversar o recrearse. || 2. En
los antiguos teatros de España: Corredor en la parte más alta. || 3. En los cafés, lugar destinado a
mesas de juegos de billar, cartas, dominó, etc.

Turno. m. Orden según el cual se suceden varias personas en el desempeño de cualquier actividad
o función. || 2. Vez (Ť tiempo u ocasión de hacer una cosa por orden).
Javarian: conjunto de perros que cazan mandados por un mismo perrero.
Bagaje m. equipaje (Ť conjunto de cosas que se llevan en los viajes). || 2. Conjunto de
conocimientos o noticias de que dispone alguien.