You are on page 1of 1

Parte de la fortuna En Escorpio

Aquí el individuo consigue su mayor felicidad al participar en el proceso de
regeneración. Esto está relacionado con la sexualidad, en el plano físico, y la búsqueda
espiritual en los más altos niveles mentales y emocionales. La sexualidad, la esencia de
la vida y la fuerza creativa, se convierten en un factor muy importante en el carácter de
este individuo. Existe un intenso deseo de investigar el sentido de la vida. Ésa es tarea
fácil para alguien con ese entusiasmo, espíritu y percepciones penetrantes. Esta persona
también posee un fuerte sentido del crecimiento y evolución humanos. Todos estos
factores se combinan para dar la capacidad de profundizar en lo desconocido, para estar
en el centro de todos los principios y finales. A través de la parte de la conciencia
impersonal en Tauro, esta persona ve de qué forma la gente y la sociedad se mantiene
en la rutina llamada seguridad. La energía de Escorpio está siempre luchando por
descubrir todo lo nuevo. Desea desarraigarse del orden establecido para mejorarlo.
La energía de Escorpio aquí se orienta a sovacar todo lo que ya no es valido. La parte de
la Fortuna situada en Escorpio armoniza a un individuo consigo mismo y los niveles de
pensamiento inconscientes de la sociedad. Se siente orgulloso de su capacidad de
avanzar constantemente a pesar de estas fuerzas generalmente desconocidas. A los ojos
de los demás, parece estar destruyendo lo que ha tardado años en construir. En realidad,
lo que puede destruirse nunca fue real para empezar con ello. Esta Parte de la Fortuna
busca la realidad mística del universo. Muchas cosas zozobrarán. Secretos ocultos
saldrán a la superficie, y la corriente de sentimientos y pensamientos humanos se agitará
con una intensa pasión mientras las aguas discurran nítidas. La energía de la parte de la
conciencia impersonal en Tauro es constructiva, mientras que la energía de Escorpio en
la Parte de la Fortuna es asoladora y destructiva. Ambos son necesarios para llevar a
cabo el proceso que llamamos evolución. Los viejos edificios se demolen para que
puedan erigirse otros nuevos en el mismo lugar. La persona con esta Parte de la Fortuna
es la única que tanto puede demoler como diseñar y construir edificios. La persona con
esta posición experimenta un insistente tipo de energía que nunca le deja descansar.
Ansiando crecer, buscar y comprender todo lo invisible, su felicidad nunca
echará raíces en una existencia pacifica. Es un transformador de hombres porque le
descontenta la falta de movimiento y progreso que ve en cuantos le rodean. La
sexualidad es simplemente el motor que le mantiene en movimiento. Le proporciona un
poderoso sentido de intimidad que forja el intenso sentimiento de una conexión con las
profundidades de la verdad. No le enloquecen las fachadas sofisticadas y percibe
claramente la realidad. Vivamente en armonía con las fuerzas de la naturaleza, Escorpio
posee una percepción más altamente desarrollada que la de cualquier otro Signo del
Zodiaco. A través de la Conciencia Impersonal en Tauro, a esta persona le permite
experimentar la energía de la relajación y la satisfacción. Eso actúa a modo de un
contrapeso para la intensidad de Escorpio, sabe que a la larga ése es el objetivo de
todos. Pero no puede aceptarlo por si mismo hasta que sienta que lo ha ganado. El
cuerno al final de su arco iris proviene de jugar un papel activo trabajando hacia la
construcción de un mundo seguro y pacifico, no porque la gente trata de hacerlo así
conteniéndose, reprimiendo e inhibiendo sus instintos, sino porque están más en
contacto con la fuente de la vida. Es muy feliz cuando es capaz de iluminar a los demás
y mostrarles los nuevos senderos que temían considerar.