A10 l País Lima


El Comercio

domingo17 de agostodel 2014
6,2%
PERFIL DEL PACIENTE CON DEPRESIÓN
CASOS IDENTIFICADOS
mayores de 15 años han
tenido algún cuadro
depresivo en un año.
1'700.000
VIVEN EN LIMA
365.000
TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS
En Lima
En Lima
Depresión clínica
Depresión clínica
Ansiedad generalizada
Ansiedad generalizada
Abuso/dependencia del alcohol
Abuso/dependencia del alcohol
En la sierra y selva
9%
26%
65%
Accedió a un
tratamiento
en el sector
público.
Buscó ayuda,
pero desistió o no
halló a un
especialista.
Ni buscó ni pensó
que necesitaba
ayuda.
1
2
3
1
2
3
EN EL PERÚ
TIPOS DE DEPRESIÓN
Aflicción que sigue a situaciones adversas o
de mucho estrés. El período más crítico
suele durar dos semanas. Luego, el ánimo
mejora.
Deficiencia neurológica que se forma en la
niñez y se agrava en los adultos. Causa
reacciones desproporcionadas a situaciones
de tensión. El período crítico dura un año.
PRINCIPALES DETONANTES
Pérdida de un ser querido
Pérdida de un empleo
Ruptura sentimental
Enfermedades
Discusiones o impedimentos varios
SÍNTOMAS
¿Y LAS ‘PEPAS’?
responde a medicamentos
prescritos por un psicólogo o
un médico general.
Depresión funcional o reactiva
Depresión clínica
Desórdenes de sueño (insomnio o somnolencia)
Dolores de cabeza, musculares, malestar general
Cambio de conducta y hábitos
Inapetencia
Apatía, violencia
(es la más severa y dura)
(suelen ser superados a las dos semanas)
Depresión funcional
o reactiva.
Se trata con un
psicólogo.
Depresión clínica.
Se diagnostica y
trata con un médico
general. Incluye la
depresión bipolar y
la depresión con
traumas.
Depresión
bipolar o
compleja
(agravada por
alcoholismo o
drogadicción).
Se trata con un
psiquiatra.
Depresión con
múltiples
traumas
profundos y
vivenciales. Se
trata con un
psicoterapeuta.
¿A QUIÉN RECURRIR?
FUENTE: OMS/Instituto Gestalt/Instituto Nacional de Salud Honorio Delgado-Hideyo Noguchi/Minsa
IL
U
S
T
R
A
C

N
E
IN
F
O
G
R
A
F
ÍA
: V
ÍC
T
O
R
S
A
N
J
IN
E
Z
70%
COLUMNA
GONZALO TORRES DEL PINO
-Publicista, actor y conductor de TV -
Una huaca es una huaca es una huaca
A
lgo que a mucha gente se le escapa
es la notable concentración de hua-
cas en Lima: más de trescientas, en-
tre fragmentos, huacas subdivididas
y aglomeraciones contadas indivi-
dualmente; y eso sin contar las múltiples que por
distintos motivos fueron desapareciendo. Me
atrevería a decir que, fuera de Cusco, es la más al-
ta concentración de restos arqueológicos en una
región específica del Perú.
Eso dice mucho acerca de su importancia (geo-
gráfica, agrícola, comercial, de recursos, religio-
sa) para servir de asiento a muchas culturas a tra-
vés de los siglos.
Allí están las huacas para aprender, a través de
ellas, de la gente que habitó alrededor de las mis-
mas, por eso, es saludable ver que de un tiempo
a esta parte haya habido un ánimo por parte del
Estado de hacer planes de puesta en valor de al-
gunas huacas en diferentes lugares. Está el poster-
gado caso de Mateo Salado, pero también de pe-
queñas huacas en lugares periféricos como Huaca
Rinconada o Monterrey, en Raucana. Proyectos
que brillan positivamente en medio de otras des-
gracias y olvidos en monumentos arqueológicos.
Desde hace nueve años tengo la fortuna de vi-
sitar huacas a través del programa que conduzco,
pues consideramos que hay mucho beneficio en
difundirlas y más aun en ponerlas en valor.
Nuestra labor de difusión cultural involucra
tener que coordinar, en algún momento con el
absorbido INC, otras veces con municipios, otras
con el actual Ministerio de Cultura que, inclusive
a través del área de Patrimonio, nos invitó varias
veces a difundir lo que estaban haciendo, opor-
tunidades que no desperdiciamos en beneficio
mutuo.
Nos extraña, pues, que las cosas hayan cambia-
do hoy en el ministerio. Al acercarnos a pedir au-
torización para hacer un programa sobre huacas
recuperadas y poder ingresar a las mismas, se nos
pasó un tarifario por huaca y un precio por hora
de grabación.
A veces estamos tres o cuatro horas en ca-
da huaca registrando lo mejor de ellas y en esta
oportunidad haríamos unas ocho huacas más o
menos.
No hubo reconsideración, a pesar de las con-
sultas por otros canales. Igual hemos hecho el
programa con tomas de nuestro archivo porque
creemos que es necesario difundir los proyectos
positivos. Ya no lo haremos más, pues el monto
nos es prohibitivo. El Estado está en su derecho
de cobrar, pero necesita también de aliados para
difundir lo que está haciendo.
Esta es una oportunidad perdida.
Jamás, en estos nueve años, se nos había pues-
to tales condiciones (a las que tienen todo el de-
recho pero no las comparto) y hemos tenido el
apoyo total a nuestra labor de difusión, cosa que
siempre hemos agradecido.
Hoy ese canal se cerró. Creemos que esa ac-
titud es un contrasentido ante una demanda
(¿presión?) para que el área genere sus propios
ingresos sin ver más allá de una orden y lo que es-
ta implica. Eso es como un perro que se muerde la
cola, al final solo mira sus patas traseras. Una pe-
na por las huacas.
Lea mañana en Lima a –Gino Costa–
“Al acercarnos [al Ministerio de
Cultura] a pedir autorización
para hacer un programa
sobre huacas recuperadas y
poder ingresar a las mismas,
se nos pasó un tarifario por
huaca y un precio por hora de
grabación [...]. El Estado está
en su derecho de cobrar, pero
necesita también aliados para
difundir lo que está haciendo”.
Mientras que en algunos países
de Sudamérica ver a un psicólo-
go es tan común como ejercitar-
se en un gimnasio, en el Perú la
idea de buscar ayuda para lidiar
con problemas cotidianos toda-
vía asusta o genera rechazo.
Incluso entre quienes son
conscientes de tener dificulta-
des debido a algún tipo de de-
presión, concluye un estudio
del Instituto Nacional de Salud
Mental Honorio Delgado-Hide-
yo Noguchi.
Walter Castillo, director de
la institución, precisa que, de
1’700.000 peruanos que al año
enfrentan algún cuadro de-
presivo, 365 mil están en Lima.
Sin embargo, vivir en la ciudad
donde están los tres centros más
grandes de atención en salud
mental del país no influye en el
65% de ellos, que no busca ni
piensa que necesita ayuda por-
que asume que su apatía y deses-
peranza desaparecerán solas.
“Es el estigma de la depre-
sión: ni los pacientes ni la fa-
milia ni algunos médicos gene-
rales la ven como enfermedad.
Piensan que superarla es cues-
tión de carácter, de tiempo, que
la solución es resolver el deto-
nante en vez de admitir que es-
tán deprimidos”, explica.
RULETA RUSA
Para Mónica Castillo, del Co-
legio de Psicólogos del Perú, la
buena predisposición del pa-
ciente para superar una depre-
sión no es negativa, aunque sí se
tornaría riesgosa de ser la única
herramienta para lidiar con ella.
Como afirma la Organi-
zación Mundial de la Salud
(OMS), la depresión como en-
fermedad no es un estado tem-
poral de tristeza o abandono, si-
no un impedimento innato en el
cerebro para reaccionar ante las
frustraciones. “Todos tenemos
capacidad para afrontar frus-
traciones con fuerza de volun-
tad, pero cuando el abatimiento
no disminuye en unas dos sema-
nas podríamos estar ante una
depresión endógena. Esta pue-
de incluso agravarse en apenas
seis meses, si no se aplica psico-
terapia”, asevera Castillo.
Seis de cada 10 limeños con depresión
no piden ayuda por subestimar el mal
Pese a padecer los
síntomas, la mayoría
opta por “esperar”
en vez de tratarse.
La desesperanza y
la apatía pueden ser
crónicas si duran
más de seis meses.
PAMELASANDOVALDELÁGUILA
¿Cada persona deprimida
piensa en suicidarse? Edwin
Shneidman (1918-2009), con-
siderado el padre de la suicido-
logía, aseguraba que no. Aun-
que la depresión, decía, sobre
todo la aguda y sin tratar o mal
atendida, está presente en dos
de cada tres suicidios y en uno
de cada cuatro intentos frustra-
dos en el mundo.
“El suicida está agobiado por
la desesperanza, la desespera-
ción y el desamparo. La primera
nace de la depresión. La segun-
da le hace pensar que no hay fu-
turo, y si lo hay, este es desalen-
tador. Finalmente, se aísla o se
piensa solo”, precisó.
Carlos Bromley, de la Direc-
ción de Salud Mental del Minis-
terio de Salud, también destaca
el valor de la predisposición del
paciente para recibir ayuda. No
obstante, coincide con Walter
Castillo en que si esto no ocurre
poco o nada se logra para asegu-
rar una cura.
“En el Perú hay 700 psiquia-
tras, 202 en el Ministerio de Sa-
lud, y 22.756 psicólogos. Pocos,
es cierto, pero de nada sirve du-
plicar su número si los pacientes
callan”, puntualiza.
LOS PRIMEROS AÑOS
Una personalidad segura de sí
misma –coinciden todas las dis-
ciplinas médicas– se forma du-
rante la infancia. Elevados nive-
les de estrés en los niños, debi-
do a la falta de muestras de afec-
to o a discusiones en casa, pueden
hacer que las conexiones neuroló-
gicas se rompan y el niño pierda su
capacidad para reaccionar ante la
frustración. Evite exponerlo a ello
y demuéstrele cuánto vale como
persona.
LARCO HERRERA
Ubicado en Magdalena, es uno de
los centros más conocidos para
tratar la salud mental. La atención
de afiliados al Seguro Integral de
Salud (SIS) es gratuita. Para sacar
cita llame al 261-5516.
HONORIO DELGADO
Fundado en 1980, en San Martín de
Porres, se trata del principal centro
de investigación sobre salud men-
tal del país. Citas al 614-9200.
HERMILIO VALDIZÁN
Es uno de los más completos del
cono este. Cuenta con 369 camas
para hospitalización y un centro de
rehabilitación. Citas al 494-2410.
A SU SERVICIO
Quienesinmortalizaronlaexpresión
“Mentesanaencuerposano”noes-
tabanbromeando:realizaralguna
actividadfísicadetresacincoveces
porsemanareducelosnivelesdean-
siedadydepresiónquepodríanafec-
taraunapersona.
SegúnelAmericanCollegeof
SportsMedicine(2010),existentres
vecesmásprobabilidadesdetener
ansiedadydepresióncuando“nunca
oraravez”sehaceejerciciofísico.De
igualforma,laansiedadbajade12,4%
a4,5%entrequienesseejercitan
“frecuenteomuyfrecuentemente”.
Estosedebealosefectosantiin-
flamatoriosyneuroquímicosdela
actividadfísica,puesincrementala
circulaciónenlasangredelasbe-
taendorfinas,tambiénconocidas
comohormonasdelafelicidad.
Recientemente, especia-
listas han atribuido los mis-
mos beneficios al sexo. No
obstante, todavía no hay
estudios que hayan medido
sus beneficios en ese campo.
Los beneficios
de ejercitarse
ENDORFINAS MÁGICAS

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful