¿CÓMO RESOLVER LOS CONFLICTOS FAMILIARES?

Introducción.
La mediación es un modelo pacifico de gestionar y solucionar los conflictos. Es
un proceso estructurado, pero flexible, que se realiza a través de varias sesiones
donde las personas, con ayuda del mediador, pueden dialogar y entenderse, y si
quieren, llegar a un acuerdo. Se basa en la idea de cooperación y no de
enfrentamiento. Pretende que las personas se comuniquen por medio del respeto y
hacer dialogo como cause de para manifestar las necesidades e intereses. En todo
este proceso la persona mediadora será quien ayude a ir deshaciendo los nudos, en
los que a menudo se enredan cuando hay un conflicto.

La importancia del mediador.
El mediador actúa como facilitador para que fluya la comunicación entre las
partes en conflicto. Es una persona con formación en técnicas específicas de
comunicación. Este crea un clima de confianza necesario para que las personas se
sientan a hablar libremente. Las personas con ayuda del mediador pueden tratar
los temas que les preocupan, manifestar sus sentimientos, emocionarse cuando lo
necesiten, ser escuchados por la otra parte en discordia y decir lo que se piensa y
siente respecto al tema.

Los principios básicos en la mediación.
La voluntariedad. De tal modo que las personas acudan al proceso porque
quieren, pueden abandonarlo cuando deseen, y llegar a acuerdos realmente
queridos o buscar la solución por otra vía si consideran que esta forma no
responde a sus intereses.
La confidencialidad. Este es un factor muy importante, pues lo que se hable en las
sesiones pertenece solo a este espacio y no se puede utilizar la información
obtenida en la mediación con fines ajenos al proceso. Es aquí donde se puede
aplicar aquel famoso dicho popular: los trapos sucios se lavan en casa.
La imparcialidad. Este es otro elemento de suma importancia en el proceso de
mediación. Pues no impone sus valores a las partes implicadas, ni toma partido, ni
se identifica con ninguna de ellas. Garantiza el equilibrio y la igualdad. Cuando
un padre sirve de mediador entre conflictos con sus hijos, debe procurar fielmente
cumplir con este requisito tan importante.
Uno de los principios básicos de la mediación es proteger los intereses de los
menores. Los padres en todo tiempo deben procurar la seguridad tanto física como
emocional y psicológica de sus hijos. No solo en el aspecto paterno también en el
judicial si se diera el caso.
Los conflictos familiares.
La familia es la mas antigua de las instituciones sociales humanas y existirá, de
una forma u otra, mientras exista el genero humano. En el seno familiar sentimos
seguridad, protección, arropamiento. Es nuestro refugio frente a los
acontecimientos externos, a veces hostiles. El entorno familiar es el pequeño
mundo donde se desenvuelven sus integrantes y donde tienen cabida, en mayor
medida, los sentimientos más básicos de las personas.

Pero en muchas oportunidades este modelo no se cumple y esto se debe a diversas
razones. De alguna manera ese panorama de seguridad y confianza, muchas veces
se vuelve hostil y hasta desagradable. Es normal que halla desavenencias y
diferencias, sobre todo cuando las familias pasan por momentos de crisis. En el
sentido que se produzcan cambios que requieran la adaptación de nuevas
realidades. Eso pasa por ejemplo cuando nace el primer hijo o hija, cuando los
hijos se hacen mayores, se van de la casa, provocando lo que se denomina el nido
vacio; cuando un abuelo o abuela se incorpora al mismo domicilio. Cuando
alguien de la familia enferma. Puede haber multitud de circunstancias que
propicie un conflicto familiar. Pero así como hay conflictos, también hay formas
de solucionarlo.
Estos conflictos a menudo provocan discusiones, esto no es malo; por el contrario,
es sano que se hable y se dialogue, que cada uno se manifieste conforme a su
personalidad. Cuando una familia no lo hace, es mas probable que se deba a la
indiferencia y a la mala comunicación. La cuestión es que estas discusiones no
pierdan el respeto que debe haber entre los miembros. Como expresa el dicho
común: la libertad de cada uno termina cuando comienza la del otro. Vivir en
familia trae como consecuencia la perdida de una parcela de libertad.

Técnicas en la solución de conflictos.
Para llegar a acuerdos perdurables en la mediación de conflictos es necesario la
aplicación de algunas técnicas. Estas son de mucha utilidad.

 Una buena comunicación.

 El respeto.

 La confianza.

 La comprensión.

 Complicidad.

 Sacrificio.



Conclusión.
La solución de conflictos es de suma importancia en el contexto familiar, cuando
esto ocurre, el ambiente familiar resulta más agradable, armonioso, y a pesar de
las dificultades, esta se mantendrá unida.


















actividad objetivo recursos tiempo observación
Charla
expositiva:
Resolviendo
conflictos
familiares.
Describir la
importancia
de la solución
de conflictos
en el contexto
familiar
Humano,
didáctico
20 minutos
Dinámica de
grupo
Promover el
buen
ambiente en
el ámbito
grupal
humano 10 min