PROPUESTA DE LINEAMIENTOS PARA LA EVALUACION

DE LA EDUCACION SUPERIOR.
(Documento aprobado en la IX Reuni´on Extraordinaria de la
Asamblea General de la ANUIES).
Tampico, Tamps. Julio de 1990.
PRESENTACION
La Asamblea General de la ANUIES, en su XXII Reuni´on Ordinaria, acord´o celebrar una reuni´on de trabajo
para analizar el tema espec´ıfico de la evaluaci´on de la educaci´on superior, y las propuestas que al respecto
hubiese elaborado la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior (CONAEVA).
El texto que aqu´ı se presenta para el an´alisis y, en su caso, aprobaci´on de esta asamblea ha sido formulado
a partir de las observaciones y puntos de vista que fueron expresados por los titulares de las universidades
e institutos tecnol´ogicos, en las reuniones bi-regionales recientemente celebradas. En ellas se analizaron el
documento elaborado por el grupo t´ecnico de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior
y aprobado por dicha comisi´on, y un documento complementario de observaciones y propuestas para la
evaluaci´on de la educaci´on superior, formulado por la Secretar´ıa General Ejecutiva y avalado por el Consejo
Nacional de la ANUIES.
Este texto ha sido conocido por el Consejo Nacional de la Asociaci´on, que decidi´o ponerlo a consideraci´on
de la Asamblea General de la ANUIES.
El documento est´a constituido por cinco apartados:
En el primero se presenta una introducci´on que describe las principales acciones realizadas en los ´ ultimos
meses en el marco de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior y de la ANUIES.
En el segundo se destacan los antecedentes en materia de evaluaci´on de la educaci´on superior en M´exico,
tanto del sistema en su conjunto como de las instituciones en lo particular. Se describen las acciones realizadas
de mayor importancia, los logros y los principales obst´aculos que han limitado el buen desarrollo de este
proceso.
En el tercero se presenta un marco de referencia en el que se fundamenta el proceso de evaluaci´on de la
educaci´on superior.
En el cuarto se propone la estrategia para la evaluaci´on de la educaci´on superior a seguir en el futuro
inmediato, considerando los lineamientos generales, los procesos, las etapas y las instancias participantes.
En el quinto se propone un conjunto de elementos de informaci´on e indicadores requeridos para la evaluaci´on
institucional que, al mismo tiempo, pueden ser de utilidad para la evaluaci´on del sistema de educaci´on
superior en su conjunto, para la cual se presenta tambi´en un esquema de macrovariables.
El documento recoge en lo fundamental los apartados de presentaci´on, antecedentes y marco conceptual del
documento de trabajo del grupo t´ecnico de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on. En cuanto a los procesos
espec´ıficos de evaluaci´on que se proponen, y su organizaci´on correspondiente, se han hecho modificaciones y
se han introducido aspectos no contemplados en aquel documento, resultado de los an´alisis realizados en las
reuniones bi-regionales, en el Consejo Nacional y en la Secretar´ıa General Ejecutiva.
En particular se plantea aqu´ı una simplificaci´on, para esta primera etapa del proceso de evaluaci´on, en lo
que se refiere a las categor´ıas de an´alisis, y a la definici´on de criterios e indicadores. Se reagrupan elementos
de las 9 categor´ıas presentados en el documento del grupo t´ecnico de la CONAEVA. Se mantiene la esencia
de las tres que se refieren a las actividades sustantivas de las instituciones de educaci´on superior (docencia,
investigaci´on y difusi´on y extensi´on); se agrupan bajo el rubro de “desarrollo institucional” y de “apoyo
administrativo” partes de los aspectos contemplados en “normatividad y gobierno”, “organizaci´on y planea-
ci´on” y “evaluaci´on”; se analiza el aspecto de la relaci´on educaci´on superior-sociedad en sus dos ´ambitos
1
separadamente (institucional y del sistema); y los aspectos de “financiamiento” y “pol´ıtica educativa” se
tratan en el punto de evaluaci´on del sistema de educaci´on superior.
Debe destacarse que el trabajo que aqu´ı se presenta est´a basado en las ideas discutidas en el seno de la
Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior y en el grupo t´ecnico de dicha comisi´on. Pretende
ser un avance al valioso trabajo elaborado por dicho grupo, utilizado como documento de discusi´on en las
reuniones bi-regionales organizadas por la ANUIES. Se han incorporado al proceso b´asico contenido en dicho
documento, ideas, procedimientos y mecanismos, planteados con posterioridad. Se ha buscado simplificar el
proceso de evaluaci´on en una primera etapa, dado el corto tiempo disponible para ello en el presente a˜ no,
dejando para una versi´on posterior, a discutirse en el primer semestre del pr´oximo a˜ no, una versi´on m´as
completa, que incorpore las experiencias que se obtengan ahora y aquellos temas que, en esta ocasi´on, fueron
eliminados.
Sin embargo, debe se˜ nalarse que este documento presenta s´olo una versi´on elaborada por la Secretar´ıa General
Ejecutiva de la ANUIES, bajo su responsabilidad, ya que no ha sido presentado a la Comisi´on Nacional de
Evaluaci´on.
1. INTRODUCCION
El Plan Nacional de Desarrollo y el Programa para la Modernizaci´on Educativa 1989-1994, en el marco
de las atribuciones legales conferidas al gobierno federal y como resultado del proceso de consulta popular,
consignan la necesidad inaplazable de realizar una profunda e integral transformaci´on del sistema educativo
con la finalidad de apoyar los cambios estructurales que el pa´ıs requiere.
El Programa para la Modernizaci´on Educativa aporta definiciones sobre los prop´ositos, contenido y formas de
operaci´on de un sistema educativo moderno. En cuanto a sus prop´ositos y contenido, este programa resalta
el papel anticipatorio que la educaci´on debe tener en el proceso de transformaci´on del pa´ıs.
Un sistema educativo moderno tiene como tarea fundamental la formaci´on de los ciudadanos inspirados
en nuestros valores de solidaridad y democracia, con una actitud cient´ıfica, orientados a la superaci´on per-
manente y al logro de metas, y comprometidos con el desarrollo nacional y la justicia social. Tambi´en la
preparaci´on. de los educandos para contribuir en las grandes transformaciones que vive y habr´a de seguir
experimentando nuestro pa´ıs y el mundo contempor´aneo en materia de conocimientos, productividad, com-
petitividad econ´omica, reordenaci´on del trabajo y bienestar.
En cuanto a sus formas de operaci´on, la educaci´on moderna debe propiciar la participaci´on social, ser eficiente
y ofrecer servicios de calidad. El proceso democr´atico del pa´ıs y su descentralizaci´on exigen incorporar a los
ciudadanos a la planeaci´on y la evaluaci´on educativa. Circunstancia que requiere, a su vez, de su adhesi´on y
compromiso para eliminar desigualdades, y diversificar y mejorar la calidad de los servicios educativos.
La modernizaci´on del sistema de educaci´ on superior demanda, entonces, que las instituciones que lo com-
ponen desempe˜ nen adecuadamente su estrat´egico papel anticipatorio, busquen la calidad y la excelencia
acad´emica, crezcan en la medida que lo exige el desarrollo de la naci´on, aseguren la oportunidad de ingreso
a estudiantes de bajos recursos y con aptitudes para cursar estudios de nivel superior, se vinculen m´as es-
trechamente con la sociedad, realicen reordenamientos orientados a acrecentar su eficiencia interna, generen
fuentes alternativas de financiamiento, y fortalezcan sus mecanismos de coordinaci´on y planeaci´on interins-
titucional e intersectorial. En el Programa para la Modernizaci´on Educativa estas demandas se constituyen
en objetivos de la educaci´on superior.
As´ı, el componente innovador del sistema de educaci´on superior deber´a orientarse no solamente a aportar
nuevos conocimientos y nuevas modalidades de formaci´on que soporten el esfuerzo de modernizaci´on de todo
el sistema educativo, sino a apoyar los procesos de cambio estructural en el conjunto del pa´ıs.
Modernizar la educaci´on superior es, en suma, transformar cualitativamente el sistema de educaci´on superior,
romper usos e inercias para innovar pr´acticas al servicio de sus altos fines.
2
Consecuente con estos objetivos, el Programa para la Modernizaci´on Educativa 1989-1994 plantea, como uno
de sus principales lineamientos estrat´egicos y prop´ositos, la evaluaci´on permanente de la educaci´on superior
y f´ormula como meta la instalaci´on y funcionamiento de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on
Superior en el seno de la Coordinaci´on Nacional para la Planeaci´on de la Educaci´on Superior (CONPES).
Durante la XVIII Reuni´on de la CONPES, celebrada el pasado 7 de noviembre de 1989 y presidida por
el Secretario de Educaci´on P´ ublica, se aprobaron los criterios y condiciones generales para la instalaci´on y
operaci´on de seis comisiones de apoyo a dicha Coordinaci´on, entre las que se encuentra la Comisi´on Nacional
de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior.
En cuanto a esta comisi´on, destacan sus prop´ositos de impulsar un proceso evaluativo nacional, mediante la
formulaci´on de criterios y directrices generales, y de proponer pol´ıticas y acciones tendientes a mejorar las
condiciones actuales de la educaci´on superior.
Los lineamientos acordados para orientar el trabajo de la Comisi´on son los siguientes: concebir y articular
un proceso de evaluaci´on de la educaci´on superior en el pa´ıs, sentar las bases para dar continuidad y perma-
nencia al proceso de evaluaci´on de la educaci´on superior, proponer criterios y est´andares de calidad para las
funciones y tareas de la educaci´on superior, atender las cinco l´ıneas de evaluaci´on se˜ naladas en el Programa
para la Modernizaci´on Educativa (desempe˜ no escolar, proceso educativo, administraci´on educativa, pol´ıtica
educativa e impacto social), y apoyar a las diversas instancias responsables de la evaluaci´on para que la
lleven a cabo mediante los mecanismos m´ as apropiados.
La Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior fue instalada formalmente por el Secretario
de Educaci´on P´ ublica el 23 de noviembre de 1989. En dicha reuni´on se aprob´o el programa de trabajo para
1989-1990 y la constituci´on de un grupo t´ecnico de apoyo. La Comisi´on qued´o integrada por ocho miembros;
cuatro representantes del gobierno federal: Subsecretarios de Programaci´on y Presupuesto, Coordinaci´on
Educativa, de Educaci´on Superior e Investigaci´on Cient´ıfica y de Educaci´on e Investigaci´on Tecnol´ogica; y
cuatro miembros del Consejo Nacional de la ANUIES: Rectores de la Universidad Nacional Aut´onoma de
M´exico, Universidad de Guadalajara y Universidad Veracruzana, y el Secretario General Ejecutivo.
En este programa se destaca que la evaluaci´on tendr´a sentido en la medida en que sus resultados orienten
la definici´on de pol´ıticas para el desarrollo institucional y para la asignaci´on de recursos. Circunstancia que
implica una relaci´on estrecha y din´amica entre la evaluaci´on, la planeaci´on y el financiamiento de este nivel
educativo.
En dicho programa de trabajo se propone la elaboraci´on de un marco de referencia y un conjunto de criterios,
categor´ıas de an´alisis, pol´ıticas, prioridades, procedimientos de evaluaci´on e indicadores para orientar el
esfuerzo evaluativo del sistema en su conjunto y de las instituciones, a realizarse durante 1990.
La primera tarea del grupo t´ecnico fue preparar un documento de trabajo, con el fin de ser sometido a la
consideraci´on de los miembros de la Comisi´on y a las instituciones que conforman el sistema de educaci´on
superior.
El 22 de mayo de 1990, este documento fue analizado por la Comisi´on, la que propuso una serie de reco-
mendaciones para el proceso de evaluaci´on, mismas que enriquec´ıan el documento de trabajo, b´asicamente
en el sentido de: a) reiterar la pol´ıtica de reconocer e impulsar la diversidad de vocaciones acad´emicas de las
instituciones de educaci´on superior; b) evitar un tratamiento uniforme a las IES en los procesos de evaluaci´on
y los resultados que proporcione; c) considerar las formulaciones de par´ametros para la evaluaci´on conteni-
das en el documento, como un ejercicio de car´acter solamente ilustrativo, de modo tal que cada instituci´on
definiera sus par´ametros propios, y d) tender a la especificidad de los proyectos acad´emicos de cada casa de
estudios en funci´on de las necesidades y situaciones locales y regionales.
En respuesta a lo acordado en la XXIII Reuni´on Ordinaria de la Asamblea General de la ANUIES, en el
sentido de realizar una Reuni´on Extraordinaria para analizar las propuestas formuladas en el seno de la
Comisi´on Nacional de Evaluaci´on, en el mes de junio se celebraron 4 reuniones biregionales para conocer y
revisar los avances del grupo t´ecnico de la Comisi´on y contribuir a la precisi´on del proceso de evaluaci´on de
la educaci´on superior.
3
Recogidas las observaciones y sugerencias vertidas en dichas reuniones, la Secretar´ıa General Ejecutiva de
la ANUIES prepar´o el presente documento, mismo que el Consejo Nacional aprob´o fuese sometido a la
consideraci´on de la IX Reuni´on Extraordinaria de la Asociaci´on.
Como se mencion´o en la presentaci´on, el documento recoge en lo fundamental los apartados de antecedentes
y de marco conceptual del documento de trabajo del grupo t´ecnico de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on,
que fue analizado en las reuniones bi-regionales. En cuanto a los procesos espec´ıficos de evaluaci´on que se
proponen, y su organizaci´on correspondiente, se han hecho modificaciones y se han introducido aspectos no
contemplados en aquel documento, resultado de los an´alisis realizados en dichas reuniones, en el Consejo
Nacional y en la Secretar´ıa General Ejecutiva.
Este documento es, pues, una aportaci´on al proceso de concertaci´on para la definici´on de estrategias que en
materia de evaluaci´on de la educaci´on superior involucrar´an al conjunto de instituciones y a los ´organos del
gobierno federal relacionados con este nivel educativo.
Debe reconocerse que la evaluaci´on de la educaci´on superior tiene significativos antecedentes que han contri-
buido a sensibilizar sobre la importancia de este proceso. Sin embargo, no puede ignorarse que los esfuerzos
hasta hoy desarrollados han confrontado dificultades de diverso tipo, mismas que se detallan m´as adelante.
Por ello, es necesario pensar que, en la perspectiva de su integridad, la evaluaci´on de la educaci´on superior
debe asumirse como un proceso gradual que deber´a lograr, paulatinamente, una cobertura y profundidad
mayor.
Las condiciones hist´oricas del desarrollo de las instituciones de educaci´on superior han determinado que el
sistema que componen sea heterog´eneo y plural. Consecuente con ese hecho, las estrategias de evaluaci´on in-
terna deber´an reflejar dicha heterogeneidad, pero tambi´en incorporar indicadores comunes a toda instituci´on
educativa, ya que comparten el mismo papel social e id´enticas funciones sustantivas.
Es indiscutible que los procesos actuales de evaluaci´on requieren una reflexi´on particular sobre la forma en
que se articulan las instituciones con su entorno, desde la perspectiva de la autonom´ıa, la libertad acad´emica,
y su compromiso social. A partir de esta reflexi´on, la identificaci´on y asignaci´on de jerarqu´ıas y prioridades
obtienen su justa dimensi´on. Es de esperarse que una evaluaci´on de tales caracter´ısticas permitir´a conocer,
en el corto y mediano plazo, d´onde reorientar, innovar y consolidar.
2. ANTECEDENTES
Los primeros esfuerzos de evaluaci´on de la educaci´on superior en nuestro pa´ıs se presentaron como ejercicios
aislados al interior de algunas casas de estudio. La naturaleza de dichas evaluaciones es diversa, comprende
desde diagn´osticos institucionales sobre aspectos espec´ıficos, hasta pron´osticos de demanda y crecimiento, y
estudios para la certificaci´on internacional (en el caso de algunas universidades privadas).
Generalmente el enfoque utilizado en estas experiencias se bas´o en el autoestudio, que dio lugar a un conjunto
de ideas y procedimientos para organizar programas espec´ıficos de desarrollo de las instituciones educativas.
Los estudios estuvieron vigentes durante la d´ecada de los setenta y su pr´actica estableci´o las bases para
la creaci´on ulterior de modelos alternativos de evaluaci´on. Algunas de las caracter´ısticas que compartieron
estos estudios, conforme a su concepci´on y aplicaci´on, son las siguientes:
a) Son modelos de planeaci´on institucional que integran bajo un mismo concepto y un mismo proceso las
actividades de diagn´ostico, programaci´ on y evaluaci´on que con anterioridad ejecutaban de manera aislada.
b) El prefijo “auto” denota el hecho de que, aun cuando se consultaban expertos externos a las casas
de estudio, la promoci´on y la interpretaci´on ´ ultima del estado que guardaban las funciones compet´ıa
´ unicamente a los miembros de la instituci´on.
c) El objeto principal de los autoestudios era diagnosticar el estado de desarrollo de las funciones universi-
tarias para posteriormente programar cambios, de una manera racional.
4
En cuanto a la evaluaci´on del sistema de educaci´on superior, es tambi´en durante la d´ecada de los setenta
cuando se inician los primeros trabajos de evaluaci´on relativamente globales (Reuni´on de la ANUIES, 1970).
La Reforma Integral de la Educaci´on Superior (1971), el Programa Nacional de Formaci´on de Profesores
(1972), la Aportaci´on de la ANUIES al Plan de Educaci´on (1977), el Plan Nacional de Educaci´on Superior
(1978), el Programa de Evaluaci´on del Sistema de Educaci´on Tecnol´ogica, (1979), los diversos programas
del subsistema tecnol´ogico, las versiones posteriores del Plan Nacional de Educaci´on Superior (1981,1982)
y el Programa Integral para el Desarrollo de la Educaci´on Superior (1986) son algunos de los productos
resultantes de esfuerzos m´as o menos sistem´aticos de evaluaci´on integral de este nivel educativo.
No obstante, es hasta 1984 cuando la Asociaci´on Nacional de Universidades e Institutos de Ense˜ nanza
Superior propone las bases para un modelo general de educaci´on superior, a partir del cual se derivan criterios
expl´ıcitos para la evaluaci´on de este nivel educativo. En el documento “La Evaluaci´on de la Educaci´on
Superior en M´exico”, la ANUIES recomienda una taxonom´ıa de an´alisis y un listado de indicadores para
evaluar el sistema de educaci´on superior en general y las instituciones en lo particular.
En dicho documento se sustenta una concepci´on innovadora de la evaluaci´on que la define como proceso
orientado a apoyar la toma de decisiones. Esto es, una evaluaci´on que sustente el establecimiento de pol´ıticas
para el cambio institucional.
Se formula adem´as una visi´on hol´ıstica de la evaluaci´on, lo que se refleja en la taxonom´ıa de an´alisis. Las
categor´ıas evaluativas que ah´ı se recomiendan incorporan una gama muy completa de t´opicos de evaluaci´on,
a diferencia de los modelos evaluativos comunes.
A partir del modelo propuesto en dicho documento, se iniciaron, a mediados de los ochenta, apoyos para la
realizaci´on de autoevaluaciones en algunas universidades aut´onomas.
En dicha etapa se procedi´o a identificar aquellas instituciones interesadas en llevar a cabo esfuerzos evalua-
tivos. Se busc´o propiciar una mayor participaci´on de las comunidades institucionales, probar la utilidad de
los indicadores propuestos e identificar las experiencias y perspectivas de la autoevaluaci´on institucional con
miras a retroalimentarla.
Los resultados obtenidos en ese per´ıodo mostraron lo siguiente:
a) Las instituciones son heterog´eneas entre s´ı, por lo cual es dif´ıcil que un modelo ´ unico satisfaga las nece-
sidades de cada instituci´on.
b) No es factible, en una primera etapa, llevar a la pr´actica un proceso de evaluaci´on con variables e indica-
dores complejos. Debe pensarse en modelos que puedan refinarse a medida que la informaci´on disponible
y la participaci´on real vayan increment´ andose.
c) Los intentos de evaluaci´on de la educaci´on superior muestran carencias t´ecnicas y problemas pol´ıticos, de
voluntad de participaci´on, de rechazo al cambio, etc.
A partir de esta experiencia, se desarroll´ o una aproximaci´on alternativa en los procesos de autoevaluaci´on
institucional, la cual se incorpor´o a las propuestas operativas del Programa Integral para el Desarrollo de la
Educaci´on Superior (PROIDES, 1986).
En esta aproximaci´on se concibi´o a la evaluaci´on como proceso t´ecnico y pol´ıtico, generado desde el interior
de las instituciones como respuesta a necesidades de mejoramiento de sus actividades y funciones. El ´enfasis
conceptual residi´o, por tanto, en la generaci´on de las condiciones b´asicas para la evaluaci´on: la organizaci´on
de los sujetos, la legitimaci´on de los procesos, el fortalecimiento de los cauces y niveles de participaci´on
institucional, as´ı como la constituci´on de instancias en las casas de estudio que promuevan y coordinen la
acci´on autoevaluadora. Dicho ´enfasis ubica a la autoevaluaci´on en el contexto situacional, esto es, toma en
cuenta las circunstancias de cada instituci´ on y se desarrolla de acuerdo a ´estas.
Por lo anterior, a partir de ese momento se inici´o la promoci´on y la inducci´on de la evaluaci´on en aquellas
instituciones que estuvieran en un momento pol´ıtico propicio y tuvieran experiencias en la organizaci´on de
proyectos de magnitud institucional.
5
Tambi´en en el contexto del PROIDES, espec´ıficamente en el proyecto “Evaluaci´on del Sistema de Educaci´on
Superior”, se llev´o a cabo durante 1988 una experiencia piloto de evaluaci´on en tres instituciones para
analizar la calidad y el impacto social de la educaci´on superior. El prop´osito de dicho proyecto fue generar
marcos conceptuales e instrumentales alternativos para evaluar el grado en que este nivel educativo cumple
con sus prop´ ositos.
De manera semejante a la estrategia utilizada en las autoevaluaciones, los estudios de caso fueron realizados
por un equipo t´ecnico conformado por especialistas de la propia instituci´on y asesores externos a ´esta.
En cuanto a la evaluaci´on del subsistema tecnol´ogico se puede afirmar que el “Modelo de Evaluaci´on de la
Eficiencia Interna de los Planteles de Educaci´on Tecnol´ogica”, propuesto en 1978 por el Centro de Experi-
mentaci´on para el Desarrollo de la Formaci´on Tecnol´ogica (CEDEFT), se constituy´o en el primer intento
global por unificar los criterios de evaluaci´on de dicho subsistema.
Poco tiempo despu´es, el Consejo del Sistema Nacional de Educaci´on Tecnol´ogica (COSNET), llev´o a efecto el
“1er. Seminario sobre Evaluaci´on Institucional”, a fin de recoger las experiencias desarrolladas en evaluaci´on
e integrar un “Programa de Evaluaci´on del Sistema de Educaci´on Tecnol´ogica.”
En agosto de 1979 se inici´o dicho programa y se form´o, para tal efecto, un comit´e de evaluaci´on, con
representantes directos de cada dependencia y organismo, coordinados por el COSNET. La operaci´on del
programa se desarroll´o como una acci´on permanente del COSNET y contempl´o la evaluaci´on del sistema y
la autoevaluaci´on de las diferentes instituciones que agrupa la educaci´on tecnol´ogica.
En t´erminos generales, se pueden destacar las siguientes actividades desarrolladas por el subsistema tec-
nol´ogico, en materia de evaluaci´on: la planeaci´on de la evaluaci´on del sistema de educaci´on tecnol´ogica;
el dise˜ no del programa de evaluaci´on y su modelo de aplicaci´on; la difusi´on, sensibilizaci´on y capacitaci´on
de personal para la implementaci´on del modelo; la programaci´on y calendarizaci´on para la aplicaci´on de
los instrumentos; la discusi´on de la informaci´on obtenida y la promoci´on de procesos de autoevaluaci´on; la
elaboraci´on de documentos-s´ıntesis de informaci´on para todo el sistema; el an´alisis e interpretaci´on de los
resultados obtenidos; y la evaluaci´on global del propio proceso evaluativo.
Actualmente se realizan esfuerzos en cada instituci´on de educaci´on tecnol´ogica que intentan la evaluaci´on
cuantitativa y cualitativa de la propia instituci´on, as´ı como la evaluaci´on del desempe˜ no global del subsistema.
Muy importante como antecedente, en el caso del posgrado, han sido las tareas de evaluaci´on que realizan los
comit´es t´ecnicos de ´areas o disciplinas para el fortalecimiento del posgrado nacional en el Consejo Nacional de
Ciencia y Tecnolog´ıa (CONACYT). De manera particular han sido importantes los ejercicios de evaluaci´on
diagn´ostica realizados en 1984 y en 1988 cuyos reportes fueron publicados en “Ciencia y Desarrollo”.
Recientemente, en la VIII Reuni´on Extraordinaria de la Asamblea General de la ANUIES, en abril de 1989,
en la que se aprobaron propuestas para la modernizaci´on de la educaci´on superior, se analiz´o el tema de la
evaluaci´on. En primer t´ermino, se propuso que las IES desarrollen metodolog´ıas para la evaluaci´on de sus
´ambitos acad´emicos, organizativos y normativos, recomend´andose asegurar la participaci´on de los cuerpos
colegiados en los procesos de evaluaci´on de los programas y actividades acad´emicas de las diferentes funciones.
Se indic´o que es importante iniciar una transici´on que lleve de la pr´actica de presentar informes de actividades
de tipo descriptivo a ejercicios integrales de tipo evaluativo. Se se˜ nal´o, adem´as, la importancia de realizar
estudios evaluativos sobre el impacto y congruencia de las funciones sustantivas con respecto al entorno
socioecon´omico, as´ı como an´alisis de las necesidades que presenta.
Se consider´o conveniente propiciar el trabajo conjunto entre instituciones, ya sea de tipo interinstitucional o
regional, para el an´alisis de metodolog´ıas, criterios e indicadores cuantitativos y cualitativos para evaluar la
calidad de las funciones acad´emicas. Asimismo, se estim´o importante promover que, a trav´es de mecanismos
de tipo interinstitucional o regional, se eval´ uen los organismos, programas, instituciones, sistemas y aspectos
normativos de car´acter nacional que afectan o condicionan a las IES.
Por otra parte se apunt´o la necesidad de iniciar los trabajos hacia un sistema nacional de acreditaci´on que
fijar´a est´andares m´ınimos de conocimientos para las distintas carreras, con la participaci´on de otros sectores.
6
Se plante´o la necesidad de articular los procesos internos de evaluaci´on con los planes de desarrollo institucio-
nal y con la asignaci´on de presupuestos y, por otra parte, la de lograr que la asignaci´on de recursos federales
y estatales est´e relacionada con la evaluaci´on y con los planes y programas institucionales, de acuerdo con
par´ametros e indicadores establecidos con la participaci´on del conjunto de las IES.
Por ´ ultimo, se indic´o que se requiere fomentar una cultura de la evaluaci´on que propicie cambios cualitativos
en los diversos sectores y ´ambitos institucionales.
En el documento de “Declaraciones y Aportaciones de la ANUIES para la Modernizaci´on de la Educaci´on
Superior”, se expresa la posici´on de las instituciones asociadas en torno a la evaluaci´on, al se˜ nalar que “la
evaluaci´on debe ser considerada como un ejercicio de an´alisis y reflexi´on sobre las actividades acad´emicas
que permite apreciar el sentido y la orientaci´on, as´ı como la eficiencia y eficacia de los procesos y resultados
institucionales. Dado que la evaluaci´on tiene como prop´osito la toma de decisiones y que ´estas s´olo pueden
hacerse efectivas realmente en la medida en que quienes realizan las actividades espec´ıficas las asuman, es
importante que sean los propios actores institucionales quienes lleven a cabo el proceso de evaluaci´on, ya
que les concierne y afecta en su ´ambito propio de actividades, y dado que son ellos quienes efectivamente
pueden hacer mayores esfuerzos para efectuar cambios cualitativos”.
Los esfuerzos realizados hasta la fecha constituyen una experiencia s´olida para efectuar un proceso evaluativo
permanente. El ´exito de este proceso depender´a de la medida en la que se resuelvan aspectos como:
1. La existencia de una tensi´on entre tendencias integradoras de las comunidades institucionales y fuerzas
disgregadoras, debido a intereses de grupos.
2. El peso de las tradiciones que repercute en una resistencia al cambio y a todo intento evaluativo, en el
entendido de que ´este implica transformaciones de la realidad institucional.
3. La existencia de mecanismos jur´ıdicos obsoletos, y la consiguiente falta de correspondencia entre las
normas establecidas y la realidad de las instituciones.
4. La obsolescencia organizativa, instrumental y operativa que dificulta la participaci´on comunitaria en
procesos evaluativos, as´ı como la fluidez, sistematicidad y efectividad de sus procedimientos.
5. La sustituci´on de la misi´on acad´emica, cultural y social de las instituciones por otras de car´acter oculto,
lo que explica la inercia y conservadurismo con respecto a la evaluaci´on, debido a sus potencialidades
transformadoras.
6. Las deficiencias en las pr´acticas planificadoras, lo cual limita la efectividad de los resultados de la
evaluaci´on.
7. Las limitaciones en cuanto a la cultura de participaci´on y de aceptaci´on de responsabilidades y com-
promisos comunitarios.
8. La diversidad ideol´ogica convertida en un fin en si misma, que resulta de la idea de que toda iniciativa
es un signo de lucha.
9. Las deficiencias de car´acter t´ecnico que limitan el desempe˜ no de esta funci´on. Entre ´estas se encuentran
los problemas de informaci´on confiable y oportuna, la falta de capacitaci´on de los que realizan la tarea
evaluativa y la insuficiencia de mecanismos, procedimientos y equipo que apoye el trabajo operativo.
10. La escasa incidencia que los procesos institucionales de planeaci´on y evaluaci´on han tenido en las
pol´ıticas de asignaci´on de recursos a las instituciones, en la etapa de crisis econ´omica que ha vivido el
pa´ıs.
7
3. MARCO CONCEPTUAL
Las experiencias recientes en M´exico sobre evaluaci´on permiten conformar un cuerpo s´olido de conceptos y
definiciones de gran utilidad para orientar un nuevo esfuerzo evaluativo de car´acter integral, permanente y
din´amico.
El documento “La Evaluaci´on de la Educaci´on Superior en M´exico”
*
constituye, por su cobertura, profundi-
dad y consenso logrado, un marco de referencia para determinar los principales conceptos en los que habr´a de
basarse el proceso evaluativo de la educaci´ on superior. Tambi´en son objeto de an´alisis las experiencias de los
a˜ nos recientes, en las que se incorpora la noci´on de la evaluaci´on como proceso t´ecnico-pol´ıtico y, por tanto,
sensible a las condiciones particulares en las que dicho proceso se lleva a cabo.
Con el prop´osito de delinear el marco conceptual se describen tres aspectos: La funci´on evaluativa, atributos
de la evaluaci´on, y organizaci´on de la evaluaci´on.
3.1 La funci´on evaluativa
Con el fin de impulsar su desarrollo arm´onico y fundamentado, la educaci´on superior mexicana ha adoptado la
planeaci´on integral como instrumento id´oneo para responder a las demandas sociales y lograr la articulaci´on,
el equilibrio y la coordinaci´on que le permita dar una respuesta m´as racional y efectiva.
En el proceso de planeaci´on, la evaluaci´on es medio fundamental para conocer la relevancia social de los
objetivos planteados, el grado de avance con respecto a los mismos, as´ı como la eficacia, impacto y eficiencia
de las acciones realizadas. De ah´ı que la informaci´on que resulta del proceso evaluativo sea la base para
establecer los lineamientos, las pol´ıticas y las estrategias que orienten la evoluci´on de este nivel educativo.
Por tanto, deben quedar claros los siguientes puntos:
a) La evaluaci´on no es un fin en s´ı misma, sino que adquiere su sentido en la medida en la que apoya el
desarrollo de este nivel educativo.
b) La evaluaci´on debe ser parte integral de los procesos de planeaci´on de las tareas acad´emicas y de apoyo,
y no un proceso superpuesto para dar cumplimiento a requerimientos administrativos.
c) La evaluaci´on debe entenderse como un proceso permanente con el cual es posible avanzar gradualmente
en el mejoramiento de la calidad acad´emica. Y no como un corte en el que se obtendr´ıa un conocimiento
cabal y presuntamente objetivo de la situaci´on de la educaci´on superior, a partir del cual se pudieran
derivar medidas contundentes e inobjetables por parte de los tomadores de decisiones. En consecuencia,
debe incorporar una visi´on diacr´onica (a lo largo del tiempo) que permita evaluar avances y logros,
identificar obst´aculos y proponer acciones de mejoramiento acad´emico.
d) Los procesos de evaluaci´on que se impulsen deben poner el ´enfasis en los planes y programas de desarrollo
de la educaci´on en sus distintos ´ambitos, desde el institucional hasta el nacional.
El dominio de la evaluaci´on es, entonces, el de la responsabilidad. Tiene que ver con la generaci´on de
informaci´on, el an´alisis de la misma y la consecuente toma de decisiones. Lo anterior enfatiza el car´acter
din´amico y continuo del proceso evaluativo. La evaluaci´on no debe constituir un acto discreto, sino un
discernimiento concurrente a la acci´on.
Ahora bien, en la actual fase de desarrollo de la educaci´on superior, y atendiendo a los lineamientos de
pol´ıtica contenidos en el Programa para la Modernizaci´on Educativa, se pretende que la funci´on evaluativa
logre una mayor incidencia en dos ´ambitos: primero, en el autoconocimiento de cada una de las instituciones
de educaci´on superior y del sistema en su conjunto, como base para la realizaci´on de los cambios necesa-
rios y el fortalecimiento de las acciones consideradas adecuadas, con el fin ´ ultimo del mejoramiento de la
*
La Evaluaci´on de la Educaci´on Superior en M´exico, ed. ANUIES, M´exico, 1984.
8
calidad acad´emica; y segundo, en la asignaci´on de recursos extraordinarios como medio para impulsar m´as
racionalmente los proyectos acad´emicos de las instituciones.
La liga de los procesos de evaluaci´on con el financiamiento, sin embargo, debe establecerse a partir de criterios
asumidos concertadamente entre las instituciones educativas y el gobierno federal, entre los que las propias
instituciones han reiterado los siguientes:
a) Los resultados que arrojen las evaluaciones habr´an de servir para estimular a las IES, desechando toda
idea de “fiscalizaci´on y penalizaci´on”, incluyendo la realizaci´on de acciones de apoyo y asesor´ıa para
mejorar el mismo proceso de planeaci´on y evaluaci´on institucional.
b) La asignaci´on de recursos ordinarios y adicionales deber´a servir para impulsar los programas y proyectos
determinados por las instituciones de acuerdo a la propia jerarquizaci´on que ellas establezcan.
c) Las instancias de financiamiento deben ser sensibles a los requerimientos heterog´eneos de las IES, a partir
del reconocimiento de la gran diversidad de necesidades, condiciones y situaciones que presentan, y de
los antecedentes de asignaci´on presupuestal.
3.2 Atributos de la Evaluaci´on
En el documento “La Evaluaci´on de la Educaci´on Superior en M´exico” se asume, como atributo distintivo,
que la evaluaci´on es un proceso orientado hacia la toma de decisiones. Tomando en cuenta las evidencias
recientes, que muestran una brecha entre este tipo de evaluaci´on y la que realmente se lleva a cabo, se
reafirma la necesidad de impulsar una evaluaci´on orientada a la acci´on.
Esta caracter´ıstica implica identificar a los usuarios de la informaci´on evaluativa, personas estrat´egicamente
ubicadas que est´en comprometidas con sus funciones y que sean competentes y asertivas. Implica tambi´en
determinar, con el apoyo de los que toman las decisiones, la informaci´on de mayor potencia de uso, y reconocer
que la toma de decisiones est´a altamente determinada por factores personales y pol´ıticos.
La visi´on hol´ıstica de la evaluaci´on es un atributo del proceso evaluativo, consignado tambi´en en el documento
de 1984. Esta visi´on permite contemplar el universo de asuntos a ser evaluados y concebir la evaluaci´on como
un conjunto de acciones posibles, que se habr´an de particularizar para cada caso espec´ıfico, en funci´on del
contexto situacional, de las prioridades de evaluaci´on y del objeto de estudio.
Otro de los atributos m´as significativos del proceso evaluativo es su dimensi´on axiol´ogica. La evaluaci´on es,
en ´ ultima instancia, un acto de contrastaci´on entre categor´ıas referentes a la acci´on y categor´ıas referentes a
valores. En el caso de la evaluaci´on de la educaci´on, resulta inevitable la referencia a un esquema de valores
relacionados con la naturaleza de su importante compromiso social.
Aunque corresponde a cada instituci´on traducir en l´ıneas de acci´on la expresi´on propia de su compromiso
social, el documento de 1984 logra establecer una jerarqu´ıa axiol´ogica, a partir de la cual se derivan marcos
de valores articulados en niveles de mayor a menor abstracci´on. Dicho documento se˜ nala:
“La evaluaci´ on de la educaci´on superior no debe ser concebida como la simple aplicaci´on de instrumentos de
medida, sino como un proceso que conduce a la emisi´on de juicios de valor sobre el estado que guarda este
nivel educativo y el impacto social que produce”.
“Debido a que todo juicio de valor implica una comparaci´on entre lo existente y lo deseable, la evaluaci´on
de la educaci´on superior requiere de un paradigma o modelo que funcione como marco de referencia. Di-
cho paradigma no puede ser concebido como un modelo simple de car´acter universal, porque su grado de
abstracci´on lo situar´ıa en la esfera de lo ideal. . . La misi´on social de la educaci´on superior mexicana se ha
distribuido en un conjunto de instituciones diversas en lo que respecta a su marco jur´ıdico y modalidad
educativa. . . Cualquier paradigma de educaci´on superior, para fines de evaluaci´on, debe contemplar varios
niveles de abstracci´on en lo que al deber ser de la educaci´on se refiere”.
9
El documento a˜ nade lo siguiente: “Los principios normativos y las directrices de la educaci´on superior por
s´ı solos no son suficientes para orientar el quehacer espec´ıfico de este nivel educativo. Es necesario tomar
en cuenta las condiciones sociales, econ´omicas, pol´ıticas y culturales del pa´ıs en general, y cada estado y
municipio en particular. . . De esta manera es posible que dichos principios y postulados alcancen el sentido
pr´actico que los anima desde su origen. S´olo mediante una relaci´on estrecha entre los principios de la pol´ıtica
educativa y los postulados doctrinales con las condiciones del pa´ıs es posible tener elementos integrales de
juicio para valorar la estrat´egica funci´on social que desempe˜ na la educaci´on superior”.
En tal sentido, se reafirma la idea de que para evaluar la educaci´on superior se requiere de un paradigma
din´amico que, al estar orientado por los valores, aspiraciones y demandas de la sociedad, debe ajustarse a
las circunstancias cambiantes para que cobre su vitalidad plena.
Las tres vertientes que se proponen, entonces, para formular un marco de referencia que sirva como base
para el establecimiento de juicios de valor sobre este nivel educativo son: Las bases jur´ıdicas que norman
la educaci´on superior o que la implican en sus disposiciones; los principios te´oricos y postulados doctrinales
aprobados por las propias instituciones, que definen la naturaleza, los objetivos, las funciones y las condiciones
necesarias para el funcionamiento adecuado de este nivel educativo; y el entorno de la educaci´on superior,
particularmente, los factores demogr´aficos, econ´omicos, sociales y culturales, as´ı como el estado de la ciencia
y la tecnolog´ıa.
En el mismo documento se aclara el equilibrio necesario entre la responsabilidad social de la educaci´on
superior y la autonom´ıa institucional y se describen las implicaciones de dicha relaci´on sobre la manera de
evaluar este nivel educativo:
“El sistema de educaci´on superior enfrenta, en su operaci´on, el dif´ıcil compromiso de buscar el desarrollo
integral, equilibrado y coordinado de centenares de centros de estudio, que muestran una rica y gran variedad
de pol´ıticas y caracter´ısticas institucionales, salvaguardando el principio de respetar la autonom´ıa y la libertad
acad´emica de las instituciones”.
Se reconoce que si bien las instituciones de educaci´on superior son cualitativamente diferentes entre s´ı y que
requieren de condiciones especiales para el desarrollo del conocimiento, comparten el mismo papel e id´enticas
funciones sustantivas y conforman un sistema cuya misi´on social es de gran valor estrat´egico para la naci´on.
Debido a la diversidad de caracter´ısticas y grados de desarrollo de las instituciones, las estrategias de eva-
luaci´on deben reflejar dicha heterogeneidad; pero tambi´en se requiere de la identificaci´on y aplicaci´on de
criterios, indicadores, par´ametros e informaci´on comunes para evaluar el sistema de educaci´on superior en
lo general y de las instituciones en lo particular.
La evaluaci´on global del sistema est´a orientada a estudiar las macrovariables sobre el desempe˜ no general
de este nivel educativo: la cobertura; los factores distributivos, tanto geogr´aficos como acad´emicos; el ba-
lance entre oferta educativa y demandas socioecon´omicas; los indicadores nacionales y regionales sobre la
infraestructura, los procesos, los productos y el impacto social del conjunto de instituciones.
Por otra parte, se reconoce que para realizar la evaluaci´on institucional es indispensable identificar las
caracter´ısticas fundamentales de todo centro de estudios del nivel superior, as´ı como aquellas particulares al
r´egimen jur´ıdico, la filosof´ıa educativa, el desarrollo hist´orico, el entorno socioecon´omico y las caracter´ısticas
espec´ıficas de cada instituci´on.
De este modo, la evaluaci´on institucional consiste “en apreciar esa transformaci´on bajo una ´optica de glo-
balidad que permita analizar las relaciones mutuas entre la estructura, los componentes y las funciones
sustantivas y adjetivas del quehacer educativo”.
A partir de los conceptos y las consideraciones anteriores, el documento “La Evaluaci´on de la Educaci´on
Superior en M´exico” propone la siguiente definici´on: “La evaluaci´on de la educaci´on superior es un proceso
continuo, integral y participativo que permite identificar una problem´atica, analizarla y explicar´ıa mediante
informaci´on relevante y que como resultado proporciona juicios de valor, que sustentan la consecuente toma
de decisiones”.
10
Tomando como base la definici´on anterior, el documento agrega:
“Se considera que tal evaluaci´on es un proceso continuo, pues los factores que intervienen o influyen en la
problem´atica de la educaci´on son din´amicos o cambiantes, por lo que la toma de decisiones es ininterrumpida.
. . . Asimismo la evaluaci´on es integral debido a que adem´as de considerar todos los componentes del objeto
de estudio, tales como elementos, estructura, procedimientos y resultados, ´este debe analizarse en relaci´on
con el contexto en el que se encuentra inmerso, as´ı como con sus interrelaciones. En el caso de una instituci´on
de educaci´on superior, lo anterior se hace tomando en cuenta su desarrollo hist´orico y su prospectiva.
. . . Y se dice que la evaluaci´on es participativa porque se considera indispensable que todos los incluidos en
el proceso de evaluaci´on sean tanto sujeto como objeto del mismo y, por tanto, intervengan en la definici´on
de los criterios y procedimientos, as´ı como en la puesta en marcha y en la utilizaci´on de los resultados del
proceso”.
Una visi´on global del funcionamiento de la educaci´on superior debe ser din´amica dado que, al estar inmersa
en un medio, interact´ ua con ´este, produciendo influencias y transformaciones rec´ıprocas.
Por ´ ultimo, se enfatiza la importancia estrat´egica de la evaluaci´on participativa:
“Habr´a que considerar la importancia que reviste la participaci´on de la comunidad acad´emica en el dise˜ no,
operaci´on y an´alisis de resultados de la autoevaluaci´on institucional, como factor necesario para que los
resultados de dicho proceso conduzcan a una aut´entica toma de conciencia respecto del papel que desempe˜ na
cada quien dentro de la instituci´on. Es a trav´es de este proceso como los individuos pueden plantearse
derroteros comunes a fin de mejorar, conjuntamente, su funcionamiento”.
Es as´ı como participaci´on y primac´ıa del usuario se funden en el presente marco de referencia.
3.3. Organizaci´on de la Evaluaci´on
La manera de organizar y llevar a cabo el proceso evaluativo de la educaci´on superior debe sustentarse en
una serie de decisiones sobre qu´e evaluar, cu´ando evaluar, qui´en habr´a de evaluar y c´omo evaluar.
Las caracter´ısticas del sistema mexicano de educaci´on superior imposibilitan que se adopte una t´ecnica
evaluativa ideal y universal. El proceso evaluativo no puede limitarse a la utilizaci´on de una t´ecnica espec´ıfica.
Todas las metodolog´ıas deben ser consideradas, dependiendo del prop´osito y las condiciones particulares de
la evaluaci´on.
Lo anterior requiere, como ya se mencion´o, de un marco de referencia hol´ıstico o multievaluativo. El t´ermino
hol´ıstico tiene aqu´ı una doble connotaci´on. Uno, el considerar a cada parte a ser evaluada en relaci´on con la
totalidad, incluida su interacci´on con el contexto. Y segundo, el utilizar diferentes estrategias para evaluar
cualquier parte del sistema o al sistema en su conjunto. Un marco de referencia tal asegura la mayor flexi-
bilidad para todos los participantes en el proceso evaluativo.
3.3.1 Qu´e evaluar (Contenido de la Evaluaci´on)
Debido a la magnitud, heterogeneidad y complejidad de la educaci´on y la limitaci´on de recursos y de tiempo
para efectuar la primera etapa de la evaluaci´on, tal como se propone m´as adelante, se necesita seleccionar
aquellas ´areas que, por su importancia vital, tengan un mayor impacto en el sistema y en cada una de sus
componentes. La selecci´on de qu´e evaluar depende del inter´es manifiesto de los que habr´an de tomar las
decisiones.
La unidad o ´ambito de an´alisis es distinto seg´ un el nivel en el que se sit´ ue la acci´on evaluativa. Entre ellos
pueden reconocerse los siguientes:
a) Nivel individual. Est´a referido a la evaluaci´on de los estudiantes y del personal acad´emico y administrativo.
Constituye la piedra angular sobre la que descansan los otros niveles, por representar la concreci´on de los
procesos y resultados de las tareas acad´emicas.
11
b) Nivel de dependencias. Corresponde a la evaluaci´on de cada una de las unidades que forman parte de una
instituci´on.
c) Nivel institucional. La unidad es la universidad, el instituto o la escuela normal como organizaci´on inmersa
en un entorno social espec´ıfico.
d) Nivel interinstitucional y regional. Se pretende conocer la operaci´on y el impacto que tienen los planes
y programas acad´emicos en el mejoramiento de la calidad acad´emica de cada instituci´on de educaci´on
superior.
e) Nivel de sistema. Se ubica en el an´alisis del comportamiento de las macrovariables que lo definen, e incluye
los niveles anteriores.
Por su parte, los objetos de estudio pueden referirse al contexto de la educaci´on superior; a los insumos o
elementos que se utilizan o intervienen en su operaci´on; a las tareas, actividades o procesos que constituyen
su quehacer cotidiano; y a los resultados o productos de corto, medio y largo plazo.
3.3.2 Cu´ando evaluar (Per´ıodo de la Evaluaci´on)
La pregunta de cu´ando evaluar se refiere al per´ıodo sobre el que se obtiene informaci´on y datos en torno al
objeto de estudio. No se refiere a cu´ando empezar el proceso, puesto que ´este se puede iniciar en cualquier
momento con los recursos que est´en a la mano. Ni tampoco a la duraci´on global del proceso evaluativo, dado
que ´este debe ser continuo y permanente.
En ocasiones, para conocer un programa determinado es necesario analizar su desarrollo hist´orico, mediante
informaci´on obtenida de su comportamiento pasado. Tambi´en puede resultar indispensable conocer su situa-
ci´on en el momento actual para identificar discrepancias en relaci´on a un conjunto de valores previamente
establecidos y acordados. A este tipo de evaluaci´on se le denomina “diagn´ostica”.
La evaluaci´on diagn´ostica, por s´ı misma, no es suficiente. Su valor radica en el hecho de que esta informaci´on
pueda ser, posteriormente, comparada con datos futuros sobre el mismo programa para valorar su desempe˜ no.
En otras ocasiones se busca obtener informaci´on sobre el comportamiento de un programa, a lo largo de sus
diferentes etapas de operaci´on. El prop´osito de este tipo de evaluaci´on, denominada “formativa”, es el de
valorar el desempe˜ no o la efectividad diferencial de las diversas fases o momentos en los que se subdivide un
programa determinado.
En la evaluaci´on “sumativa”, por otra parte, lo que se busca es obtener informaci´on sobre el funcionamiento
global de un programa. En la mayor´ıa de las ocasiones esta informaci´on se obtiene hasta el t´ermino del
programa, con el fin de determinar su efectividad general y, con esto, decidir si permanece, se elimina o se
modifica.
Tanto en la evaluaci´on diagn´ostica, como en la formativa y sumativa se obtiene informaci´on sobre diversos
aspectos de un programa que se encuentra en operaci´on. En cambio, existe otro tipo de evaluaci´on, de-
nominada “simulaci´on” o evaluaci´on “prospectiva”, en la que se construyen escenarios para pronosticar el
efecto futuro de distintas variables sobre el comportamiento de un programa que a´ un no opera con tales
caracter´ısticas. Una evaluaci´on tal permite conocer con anticipaci´on los posibles resultados de utilizar l´ıneas
de acci´on alternativas.
En suma, la evaluaci´on utiliza informaci´on proveniente de diversos momentos. La naturaleza de las decisiones
que se esperan tomar determina el tipo de informaci´on a utilizarse.
Los procesos de evaluaci´on nacional de la educaci´on superior que se proponen en el siguiente cap´ıtulo, indi-
can el tipo de informaci´on a utilizarse en una primera etapa. Esta deber´a representar un primer esfuerzo de
articulaci´on de procesos heterog´eneos, que necesariamente requerir´a de la precisi´on de tiempos y momentos
comunes de algunas acciones evaluativas. Sin embargo, es fundamental que esta etapa inicial no constituya
un freno a los procesos permanentes de planeaci´on evaluaci´on que realizan cada una de las instituciones de
12
acuerdo a su proyecto de desarrollo.
3.3.3 Qui´en habr´a de evaluar (Sujeto Evaluador)
La evaluaci´on puede ser efectuada por los propios responsables del dise˜ no y operaci´on del programa a
ser evaluado (Autoevaluaci´on), por otros miembros del programa o instituci´on que no son responsables del
dise˜ no y operaci´on de dicho programa (Evaluaci´on Interna), y por personal ajeno a la instituci´on (Evaluaci´on
Externa).
Con la autoevaluaci´on se espera, adem´as de producir resultados ´ utiles para la toma de decisiones, conducir
a una aut´entica toma de conciencia respecto del papel que desempe˜ na cada quien dentro del programa.
Este proceso se basa en la noci´on de que una vez conocida la realidad del programa, los individuos pueden
proponerse objetivos comunes a fin de mejorar su funcionamiento global.
Este proceso de evaluaci´on ha mostrado ser sumamente eficaz, cuando los resultados se utilizan con el af´an
de retroalimentar y ajustar la operaci´on interna de los programas evaluados. Sin embargo, con frecuencia
se desvirt´ ua y pierde sentido, confiabilidad y efectividad cuando se efect´ ua para responder a demandas o
intereses externos a la instituci´on.
Con la Evaluaci´on Interna se busca generar informaci´on complementaria, a cargo de personal de la misma
instituci´on pero distinto al que dise˜ na y opera los programas, que permita valorar y comparar la efectividad,
la eficiencia y la relevancia de las diversas acciones institucionales.
La utilidad de la Evaluaci´on Externa es m´ ultiple. Puede generar informaci´on que, por el hecho de provenir
de enfoques distintos, sea estimulante para propiciar l´ıneas de innovaci´on real. Puede reflejar las expectativas
y puntos de vista de la clientela o de sectores importantes sobre la relevancia e impacto social del programa.
Puede, por otra parte, ser de ayuda para sensibilizar a la sociedad sobre las prioridades, el potencial y la
importancia estrat´egica del programa, situaci´on indispensable para obtener apoyo social y para la procuraci´on
de recursos adicionales.
En la propuesta que se hace en este documento se presentan diversos sujetos de la evaluaci´on, en funci´on del
nivel de que se trate. Se reitera que la evaluaci´on institucional es responsabilidad de cada casa de estudios.
Para los otros procesos que se se˜ nalan, los sujetos previstos son ´organos acad´emicos colegiados a nivel inte-
rinstitucional.
3.3.4 C´omo evaluar (M´etodos de Evaluaci´on)
Como ya se mencion´o, un enfoque hol´ıstico enfatiza la importancia de ubicar al problema objeto de eva-
luaci´on en su contexto global. Adem´as, debido a que en dicho enfoque existe la preocupaci´on de que la
informaci´on, derivada del proceso evaluativo, tenga una utilizaci´on real, la evaluaci´on no se circunscribe o
limita a determinada metodolog´ıa y procedimiento de trabajo.
Por el contrario, dependiendo de las ´areas de inter´es, de la naturaleza espec´ıfica de los problemas a ser
evaluados y del sujeto evaluador, se establecen, conjuntamente con los responsables de la toma de decisiones,
los ´ambitos, objetos de estudio, m´etodos y procedimientos, tanto cuantitativos como cualitativos, con el fin
de que la informaci´on generada sea de mayor utilidad.
En el dise˜ no de la metodolog´ıa, el evaluador transita una y otra vez entre estrategias que contemplan m´etodos
generales y preguntas espec´ıficas de evaluaci´on, con la finalidad de establecer la relevancia y significado de
procedimientos operativos particulares. Esto permite que la metodolog´ıa se traduzca en t´ecnicas de obtenci´on
de datos, instrumentos y procedimientos operativos que permitan captar dimensiones distintas del programa
objeto de evaluaci´on.
De ah´ı que, dependiendo del ´ambito y objeto de estudio y del tipo de informaci´on a ser generada, se considere
conveniente recurrir a cualquier modelo (an´alisis de sistemas, objetivos conductuales, cr´ıtica de arte, acredi-
taci´on o certificaci´on, evaluaci´on de contrincantes, modelo transaccional, evaluaci´on libre de metas, modelo
de toma de decisiones, etc.) o t´ecnica: instrumentos estandarizados de medici´on, evaluaci´on por computado-
13
ra, pruebas abiertas, ejercicios de demostraci´on y de simulaci´on, entrevistas personales, an´alisis estad´ısticos,
estudios de campo, encuestas, an´alisis situacionales, an´alisis de contenido, etc.
Para la realizaci´on de las acciones que tiendan a la constituci´on de un sistema nacional de evaluaci´on de la
educaci´on superior, meta planteada por la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior, es
necesario partir del reconocimiento de las siguientes situaciones:
a) Las IES cuentan con experiencias de diverso tipo en materia de evaluaci´on; unas tienen consolidados
sistemas de informaci´on, planeaci´on y evaluaci´on; otras reci´en est´an incorporando estas herramientas a
su quehacer institucional. Los m´etodos de evaluaci´on empleados son diversos, de acuerdo a la trayectoria
y tradici´ on que en esta materia tienen cada una de ellas. Lo anterior no hace aconsejable uniformar
procesos que responden a situaciones propias de cada instituci´on.
b) La experiencia en materia de evaluaci´on de la educaci´on superior ha mostrado la utilidad de usar m´etodos
que combinan el manejo de informaci´on cuantitativa e informaci´on cualitativa. Si bien en ciertos aspec-
tos es fundamental el uso de indicadores num´ericos, en otros lo m´as importante es la consideraci´on de
factores de car´acter cualitativo, sobre todo los que hacen a los procesos de generaci´on y transmisi´on del
conocimiento, que no son mensurables de modo objetivo.
c) Ante la situaci´on tan heterog´enea de la educaci´on superior y la actual pol´ıtica de descentralizaci´on y
de diversificaci´on de las IES en funci´on de los requerimientos regionales, es necesario desarrollar tam-
bi´en par´ametros autorreferidos a cada instituci´on para ponderar la calidad acad´emica de sus procesos y
resultados acad´emicos. Una comparaci´ on entre instituciones que hiciera abstracci´on de sus condiciones
hist´oricas particulares, sesgar´ıa la informaci´on y podr´ıa llevar a la emisi´on de juicios de valor poco s´olidos.
d) Toda metodolog´ıa de evaluaci´on debe considerar los avances logrados por cada instituci´on con referencia
a sus propios par´ametros derivados del proyecto de desarrollo institucional.
e) Los procesos de evaluaci´on institucional que han establecido canales de consulta con los sectores social y
productivo de su entorno, as´ı como con representaciones sociales, culturales y cient´ıficas, han permitido
contar con una visi´on m´as completa sobre el impacto real de las instituciones.
4. ESTRATEGIA PARA LA EVALUACION DE LA EDUCACION SUPERIOR
En este apartado se presentan los lineamientos generales, los procesos, las etapas y las instancias que deber´an
contemplarse para la evaluaci´on de la educaci´on superior, en el proceso que se impulsa.
Se parte de la premisa fundamental de que el trabajo de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on
Superior habr´a de consistir en la inducci´on y apoyo a un proceso de evaluaci´on y de cambio autodirigido. En
dicho proceso, las propias instituciones de educaci´on superior habr´an de ser las protagonistas fundamentales.
Esta premisa ha sido asumida en consideraci´on a la naturaleza e identidad particular de las casas de estudio
y a la evidencia emp´ırica de que la evaluaci´on es un proceso gradual y acumulativo.
Se parte tambi´en de la premisa explicitada en el propio Programa para la Modernizaci´on Educativa, de que
se trata de impulsar un proceso nacional de evaluaci´on del sistema de educaci´on superior. Esto implica la
adopci´on de una visi´on de proceso, estableciendo acuerdos preliminares que permitan dar inicio a acciones
y procedimientos concertados, susceptibles de ser revisados para corregirlos, mejorarlos o, dado el caso,
modificarlos. Dada la necesidad de evaluar el propio proceso de evaluaci´on, ser´an previsibles reuniones de
trabajo frecuentes de la Asamblea General de la ANUIES. No es el prop´osito de esta reuni´on establecer
documentos definitivos sino establecer las grandes l´ıneas de la evaluaci´on de la educaci´on superior y arrancar
del proceso de evaluaci´on, en forma conjunta en todas las instituciones.
Por otra parte, se trata de dar un paso m´as en esta reuni´on en la din´amica de trabajo de la Asociaci´on,
generada a partir del a˜ no pasado con las Declaraciones y Aportaciones de la ANUIES para la Modernizaci´on
14
de la Educaci´on Superior y, en particular, expresada en el presente a˜ no, por la Asamblea General con la apro-
baci´on de una estrategia para la “Consolidaci´on y Desarrollo del Sistema Nacional de Educaci´on Superior”.
Esta ha implicado la reactivaci´on de los Consejos Regionales de la ANUIES y del trabajo interinstitucional,
en la perspectiva de que “la cobertura regional y la consolidaci´on de las funciones y tareas de la educaci´on
superior constituyen, a la vez, un objetivo a lograr y una estrategia para el desarrollo nacional”; ha implicado,
tambi´en, la adopci´on de los Programas Nacionales para el mejoramiento de las funciones y de los Programas
Especiales de Apoyo al Sistema de Educaci´on Superior, como marcos de referencia y como instrumentos de
trabajo para el quehacer institucional e interinstitucional.
Cabe recordar que una linea de acci´on que resalta en todos los Programas Nacionales para el Mejoramiento
de las Funciones de la Educaci´on Superior, es la referida precisamente a la evaluaci´on. El objeto de esta
reuni´on extraordinaria es someter a la consideraci´on y, en su caso, aprobaci´on de la Asamblea General, una
serie de propuestas que se basan inicialmente en el documento elaborado por el grupo t´ecnico de la Comi-
si´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior de la CONPES, el cual fue complementado por la
Secretar´ıa General Ejecutiva y sometido a la consideraci´on de los Consejos Regionales de la ANUIES, en las
consultas celebradas en el mes de junio.
4.1 Lineamientos generales
Con la finalidad de que la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior realice adecuadamente
la conducci´on t´ecnica del proceso de evaluaci´on, tarea a la que se hace referencia en el Programa para la
Modernizaci´ on Educativa, la Asociaci´on Nacional de Universidades e Institutos de Ense˜ nanza Superior hace
suyos los siguientes lineamientos generales:
1. Promover la discusi´on amplia sobre la necesidad de reformas o innovaciones en las IES, para impulsar
el desarrollo de la educaci´on superior, as´ı como la aceptaci´on de responsabilidades y compromisos en
la puesta en marcha de las mismas, tanto por parte de las instituciones como de los gobiernos federal
y estatales.
2. Propiciar el establecimiento de mecanismos institucionales e interinstitucionales que faciliten la opera-
ci´on de la evaluaci´on de la educaci´on superior.
3. Generar una “cultura de la evaluaci´on” vinculada a los procesos de planeaci´on institucional, estatal y
nacional.
4. Establecer canales efectivos de consulta con los sectores productivos y de servicios, as´ı como con
representaciones sociales, culturales, cient´ıficas y tecnol´ogicas con objeto de ponderar el impacto social
de la educaci´on superior y afinar su posible reorientaci´on, reforzando su papel anticipatorio.
5. Adoptar como meta de la Comisi´on el establecimiento de un Sistema Nacional de Evaluaci´on de este
nivel educativo, en congruencia con el cap´ıtulo 9 del Programa para la Modernizaci´on Educativa.
6. Concebir las actividades de evaluaci´ on de la educaci´on superior como un proceso gradual y ascendente,
bajo la perspectiva de aproximaciones sucesivas y revisi´on permanente de los avances, lo que implica
establecer una estrategia que defina las diversas etapas y momentos.
7. Iniciar, a partir de la aprobaci´on del presente documento, la primera etapa del proceso de evaluaci´on,
la cual se realizar´a durante los pr´oximos meses; ´esta servir´a de base, una vez hechas las revisiones
necesarias, para llevar a cabo las etapas subsecuentes.
8. Utilizar los resultados que arroje esta primera etapa evaluativa como un referente que permita la
evaluaci´on del sistema y de cada instituci´on, desde una perspectiva diacr´onica y sincr´onica, es decir, a
lo largo del tiempo y en la situaci´on actual. Esta caracter´ıstica habr´a de facilitar el tr´ansito gradual
hacia un modelo alternativo de asignaci´on de recursos p´ ublicos, basado en los esfuerzos de evaluaci´on,
planeaci´on, programaci´on y presupuestaci´on de las casas de estudio y en la aplicaci´on de est´ımulos al
logro institucional.
15
9. Utilizar esta primera etapa del proceso para determinar metodolog´ıas e instrumentos m´as elaborados
para evaluar la educaci´on superior. Con el fin de retroalimentar este proceso, es conveniente realizar
seminarios de especialistas en evaluaci´on que, adem´as, apoyen la formaci´on, capacitaci´on y actualizaci´on
de los encargados de estas tareas.
10. Coordinar las tareas de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior con las corres-
pondientes al resto de las comisiones de la CONPES, con el prop´osito de cubrir lagunas en materia de
evaluaci´on y evitar duplicaciones innecesarias.
11. Solicitar al gobierno federal que, con base en los resultados de esta primera etapa de evaluaci´on en el
marco de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior, se deriven apoyos concretos
para el desarrollo de las instituciones.
12. Buscar la articulaci´on de los procesos de evaluaci´on de la educaci´on superior con los procesos similares
en los niveles previos del sistema educativo nacional, como est´a contemplado en el Programa para la
Modernizaci´on Educativa, ya que los logros y las deficiencias de las IES no son atribuibles s´olo a ellas,
sino al conjunto del sistema educativo.
4.2 Procesos de evaluaci´on
Dentro de la estrategia para la evaluaci´on de la educaci´on superior se propone establecer tres procesos de
evaluaci´on relacionados entre s´ı, pero con prop´ositos espec´ıficos y diferentes para cada uno de ellos, a ser
realizados en forma paralela y simult´anea: a) procesos de evaluaci´on institucional, a cargo de las propias
instituciones; b) estudios evaluativos sobre el sistema de educaci´on superior en su conjunto, a cargo de
especialistas; e) procesos de evaluaci´on interinstitucional sobre programas y proyectos acad´emicos en las
diversas funciones y ´areas de la educaci´on superior, mediante el mecanismo de evaluaci´on de pares (miembros
reconocidos de la comunidad acad´emica nacional en ´areas espec´ıficas).
La evaluaci´on institucional consistir´a en un proceso de an´alisis valorativo sobre la organizaci´on, funciona-
miento y resultados de los procesos acad´emicos y administrativos, a nivel de cada una de las IES, tomando en
consideraci´on los resultados de las evaluaciones de las dependencias y unidades acad´emicas. Sus prop´ositos
inmediatos son: 1) la toma de decisiones institucionales para el mejoramiento, fortalecimiento y, en su caso,
reforma de la instituci´on y 2) la proposici´on a la SEP de un programa especial para la soluci´on de problemas
y la atenci´on a necesidades urgentes e importantes, as´ı como para el desarrollo de proyectos prioritarios.
La evaluaci´on del sistema de educaci´on superior consistir´a en un proceso de an´alisis valorativo de los aspectos
b´asicos de la problem´atica general de la educaci´on superior y de sus tendencias de desarrollo. Las decisiones
que se deriven de esta evaluaci´on se traducir´an en pol´ıticas y en el establecimiento de prioridades para la
consolidaci´on y desarrollo del sistema de educaci´on superior.
La evaluaci´on interinstitucional de programas y proyectos acad´emicos se sit´ ua en el ´ambito del quehacer
sustantivo de las instituciones, a un nivel de mayor particularidad, el de un ´area espec´ıfica del conocimiento,
en el que se pretende conocer y valorar las condiciones de operaci´on y la calidad de los procesos y de
los resultados. Esta evaluaci´on tiene que ser realizada fundamentalmente entre los pares de la comunidad
acad´emica, y para ser efectiva requiere de la existencia de espacios colegiados interinstitucionales del m´as
alto nivel acad´emico, que cuenten con la legitimaci´on de la propia comunidad acad´emica nacional.
La finalidad de estos procesos de evaluaci´on es el mejoramiento de la calidad de los resultados y de los
procesos del quehacer acad´emico de las instituciones, as´ı como la formulaci´on de juicios fundamentados para
orientar la canalizaci´on de recursos econ´omicos.
4.2.1 Evaluaci´on Institucional
En relaci´on a la evaluaci´on institucional se propone a las IES:
a) Integrar o consolidar, seg´ un sea el caso, una comisi´on de evaluaci´on institucional, que impulse y coordine
los procesos evaluativos de las diversas dependencias, y que formalice, a trav´es de sistemas de retro-
16
alimentaci´on, el v´ınculo y el intercambio de informaci´on con la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la
Educaci´on Superior. En caso de ser conveniente, integrar comisiones espec´ıficas para evaluar las funciones
y las ´areas de conocimiento.
b) Considerar, en esta primera etapa, el conjunto de indicadores y de informaci´on necesaria que se describe
en el apartado siguiente, como marco orientador de los ejercicios que realice cada casa de estudios.
Sin pretender uniformar los procesos que se adopten en cada caso, se persigue contar con informaci´on
homog´enea que sirva de base para la evaluaci´on del sistema de educaci´on superior. Las instituciones
podr´an adoptar y complementar esta informaci´on, de acuerdo a sus condiciones y necesidades propias en
materia de planeaci´on y evaluaci´on.
c) Establecer sus propios par´ametros para cada uno de los indicadores cuantitativos de la evaluaci´on consi-
derados. Esto deber´a entenderse como un primer ejercicio que permitir´a conocer los perfiles a los que cada
IES aspira, de acuerdo a su naturaleza y proyectos acad´emicos, y en funci´on de los cuales se puedan hacer
contrastaciones, emitir juicios de valor y tomar decisiones con una mayor claridad sobre la trayectoria y
prospectiva de cada instituci´on.
d) Presentar a la CONAEVA, por medio de su Secretar´ıa T´ecnica, un primer reporte de evaluaci´on insti-
tucional, y a la SEP un programa especial que se derive de los resultados de esta primera etapa de la
evaluaci´on. Se entregar´a copia de este programa a la Comisi´on.
En relaci´on al reporte de evaluaci´on se propone considerar los siguientes aspectos:
La descripci´on cuantitativa y cualitativa del estado que guarda la instituci´on en cada uno de los aspectos
considerados en la evaluaci´on;
El estado o valor deseable por la instituci´on (par´ametro deseado) que se considere como el ´optimo
adecuado para la realizaci´on de las tareas acad´emicas;
La interpretaci´on y el an´alisis de la informaci´on;
La identificaci´on de los problemas y necesidades m´as importantes a los que se tiene que dar una atenci´on
inmediata.
Con el prop´osito de que estas acciones evaluativas tengan un impacto directo y a corto plazo en los procesos
de asignaci´on de recursos adicionales, se propone que de estos procesos se deriven programas especiales
formulados por las instituciones que consideren los siguientes aspectos:
Que planteen acciones para la soluci´on de los problemas y necesidades importantes y urgentes detec-
tados en la evaluaci´on, y definan las prioridades institucionales.
Que se enmarquen en los lineamientos del plan institucional de desarrollo.
Que tengan como referencia los estados o situaciones que es posible y deseable alcanzar en aspectos
relevantes a corto y mediano plazo.
Que establezcan las medidas de car´ acter interno que se consideren necesarias para la soluci´on de los
problemas detectados.
Que presenten los proyectos acad´emicos debidamente jerarquizados con su respectiva presupuestaci´on.
De acuerdo al marco conceptual explicitado en el cap´ıtulo anterior, en el cual el respeto a la pluralidad de
vocaciones institucionales constituye un eje central, las instancias de financiamiento deber´an reconocer la
amplia gama de proyectos que se pueden presentar en los programas especiales, y la diversidad de situaciones
17
a las que responden. Lo que para una instituci´on consolidada lo prioritario en ciertas ´areas puede estar
constituido por proyectos de excelencia que se sit´ uan en el conocimiento de punta a nivel internacional,
para otras puede ser el establecimiento de condiciones m´ınimas para el quehacer acad´emico con ´ındices de
calidad aceptables, o el dise˜ no de estrategias de vinculaci´on con su entorno social y el desarrollo de proyectos
adecuados al mismo.
Para efectos de la coordinaci´on de esta primera etapa, y a fin de incidir en los procesos de definici´on
presupuestal de 1991 y de asignaci´on de recursos adicionales que se obtengan en el presente a˜ no, las IES
deber´an entregar su reporte y el programa especial a mediados del mes de septiembre. Si bien esta fecha
es muy pr´oxima, se parte del reconocimiento de que las acciones evaluativas de las IES no se inician con
esta propuesta, y de que se trata m´as bien de lograr un mayor impulso, articulaci´on y racionalidad a los
procesos existentes, muchos de los cuales han llevado a la identificaci´on de los principales problemas de las
instituciones.
Es necesario precisar que la evaluaci´on institucional es responsabilidad de cada una de las casas de estudio.
Ahora bien, las instituciones podr´an solicitar el apoyo de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on
Superior para la realizaci´on de acciones de retroalimentaci´on y/o evaluaciones mixtas (internas-externas).
Los programas especiales deber´an ser respaldados con recursos financieros suficientes para, efectivamente,
lograr mejores niveles de calidad de las instituciones. En una segunda etapa, se podr´an establecer medidas
de reconocimiento al logro institucional, de acuerdo a los avances obtenidos en dichos programas.
4.2.2 Evaluaci´on del sistema de educaci´on superior
En relaci´on a la evaluaci´on del sistema de educaci´on superior, se propone que el primer esfuerzo a realizar en el
seno de la Comisi´on consista en un estudio que sistematice y analice la informaci´on que proporcionen las IES
y las instancias de coordinaci´on, planeaci´on y apoyo, para valorar el estado actual del desarrollo, estructura
y problem´atica del sistema de educaci´on superior. Este estudio estar´a a cargo de un grupo interinstitucional
bajo la responsabilidad de un coordinador operativo. Es necesario aclarar que este proceso de evaluaci´on se
centrar´a en la dimensi´on del Sistema de Educaci´on Superior, tomando en cuenta macrovariables que influyen
en el desarrollo de ´este y de sus subsistemas, como son la cobertura de la educaci´on superior y su crecimiento,
el financiamiento, los recursos humanos capacitados, las pol´ıticas educativas, los modelos de desarrollo de las
instituciones y su ubicaci´on en el conjunto, la estructura y funcionamiento de las instancias gubernamentales
relacionadas con la educaci´on superior, la calidad y el impacto social del sistema, etc.
El prop´osito inmediato de la primera etapa de la evaluaci´on ser´a la identificaci´on de las situaciones l´ımite y
las se˜ nales de alerta que enfrenta el sistema de educaci´on superior, y la formulaci´on de prioridades para su
consolidaci´on y desarrollo.
4.2.3 Evaluaci´on interinstitucional
Para la evaluaci´on interinstitucional de programas y proyectos acad´emicos en las diversas funciones y ´areas
de la educaci´on superior, se propone la integraci´on de por lo menos un comit´e de evaluaci´on en cada una
de las seis ´areas del conocimiento en que se organiza la educaci´on superior: ciencias naturales y exactas;
ingenier´ıas y tecnolog´ıas; ciencias agropecuarias; ciencias de la salud; educaci´on y humanidades; y ciencias
sociales y administrativas.
La evaluaci´on insterinstitucional, a trav´es del mecanismos de pares acad´emicos, puede tener tres funciones
distintas: 1) la evaluaci´on diagn´ostica sobre la situaci´on de las funciones y tareas de la educaci´on superior en
un ´area determinada; 2) la “acreditaci´on” y el reconocimiento que pueden otorgarse a unidades acad´emicas, o
a programas espec´ıficos, en la medida en que satisfacen criterios y est´andares de calidad, convencionalmente
establecidos; 3) la dictaminaci´on puntual sobre proyectos o programas, para los que se solicitan apoyos
econ´omicos adicionales, a solicitud de las dependencias de la administraci´on p´ ublica que suministran esos
recursos; 4) la asesor´ıa, a solicitud de las instituciones, para la formulaci´on de programas y proyectos y el
planteamiento de alternativas para su implantaci´on.
18
Para la evaluaci´on interinstitucional, en las seis ´areas de conocimiento mencionadas, se requiere de informa-
ci´on cuantitativa y cualitativa proporcionada por las IES que permita conocer, interpretar y valorar, en lo
general y en aspectos espec´ıficos, la situaci´on, desarrollo y consolidaci´on de programas y proyectos acad´emi-
cos, as´ı como su estado de atraso o insuficiencia. Tambi´en se requiere de informaci´on comparativa sobre los
niveles o est´ andares que se han establecido en otros pa´ıses de mayor desarrollo, o de desarrollo similar al
de M´exico, los que junto con el conocimiento de la realidad nacional al respecto, permitir´an definir normas,
perfiles y est´andares m´ınimos de calidad para las carreras, programas y unidades acad´emicas. Por otra parte,
esa informaci´on ser´a necesaria para tener elementos de juicio que permitan apreciar la viabilidad, pertinencia
y relevancia de proyectos que se presentan para obtener apoyo econ´omico adicional.
Cada comit´e deber´a estar integrado, preferentemente, por acad´emicos distinguidos representativos de las
diversas regiones del pa´ıs. Es conveniente que estos comit´es reciban la opini´on de las IES y recaben la de las
asociaciones nacionales de escuelas y facultades, de los colegios profesionales, de las dependencias p´ ublicas y
de los sectores de la sociedad relacionados con las pr´acticas profesionales correspondientes o con las funciones
y tareas de la educaci´on superior. El comit´e tendr´ıa por objeto: la precisi´on de criterios, variables e indicadores
para la evaluaci´on de las carreras profesionales, programas de posgrado, programas de investigaci´on y otras
actividades que se desarrollan en el sistema de educaci´on superior, en su ´area correspondiente; el inicio
de estudios evaluativos sobre aspectos prioritarios del ´area y el establecimiento de est´andares m´ınimos de
calidad para los programas y proyectos acad´emicos. Como resultado de las evaluaciones que se realicen, har´ıa
recomendaciones para el apoyo a los programas de su ´area.
Estos comit´es, entendidos como “comit´es de pares acad´emicos”, deber´an estar integrados por personas de
reconocido prestigio y honorabilidad en el ´area correspondiente. El trabajo de estos comit´es contar´a con el
apoyo de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on por medio de su Secretario T´ecnico.
Asimismo, para complementar las tareas de evaluaci´on interinstitucional, se propone integrar otros cuatro
comit´es para la evaluaci´on de la difusi´on de la cultura, la organizaci´on y apoyo administrativo, la innovaci´on
tecnol´ogica y vinculaci´on con el sector productivo, y la infraestructura acad´emica, de manera an´aloga a los
anteriores.
Estos comit´es podr´an tener, adem´as, una funci´on de dictaminaci´on de los proyectos espec´ıficos que se pre-
senten a la SEP para conseguir recursos adicionales. Convendr´ıa que fueran ´organos de consulta de las
dependencias de la SEP que otorgan el financiamiento.
4.3 Instancias participantes
En los procesos de evaluaci´on de la educaci´on superior participar´an las siguientes instancias:
a) La comisi´on o comisiones de evaluaci´on institucional que internamente decida cada instituci´on.
b) Los comit´es interinstitucionales para la evaluaci´on de programas y proyectos acad´emicos por funciones y
por ´areas de conocimiento.
c) Grupos interinstitucionales ad-hoc para la realizaci´on de los estudios evaluativos del sistema de educaci´on
superior, articulados por el coordinador operativo de la evaluaci´on del sistema.
d) Un consejo consultivo, integrado con personal acad´emico de reconocido prestigio, con tareas de consultor´ıa
y asesor´ıa que opinar´a sobre los resultados de los procesos evaluativos.
e) La Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior, encargada de impulsar, en lo general, el
proceso de evaluaci´on de la educaci´on superior y de definir pol´ıticas que tiendan a consolidar este nivel
educativo. Para esta fase, la Comisi´on se apoyar´a en una coordinaci´on operativa conjunta constituida por
un coordinador operativo para la evaluaci´on de las instituciones de educaci´on tecnol´ogica, un coordinador
operativo para la correspondiente a las evaluaciones de las universidades, y un coordinador operativo para
la evaluaci´on del sistema de educaci´on superior.
19
f) La Comisi´on Nacional para la Planeaci´on de la Educaci´on Superior (CONPES), como instancia de con-
certaci´on a nivel nacional entre las instituciones de educaci´on superior y el gobierno federal, encargada de
impulsar las pol´ıticas, programas y acciones que se deriven del proceso de evaluaci´on. Para la articulaci´on
de las acciones de los subsistemas universitarios y de educaci´on tecnol´ogica, la CONPES se apoya en un
Secretariado Conjunto conformado con representantes de SESIC, COSNET y ANUIES.
En una primera etapa, el consejo consultivo podr´ıa analizar los programas especiales que presenten las IES,
y hacer recomendaciones a la SEP para su financiamiento.
Para hacer efectiva la evaluaci´on de la educaci´on superior en los tres procesos propuestos, ser´a necesario que
el gobierno federal apoye a las IES con recursos econ´omicos adicionales y de diverso tipo.
4.4 Etapas
A continuaci´ on se presenta un esbozo general de las etapas que se contemplan en el proceso de evaluaci´on
de la educaci´on superior, la primera de las cuales corresponde al segundo semestre del presente a˜ no.
Etapa de arranque (1990).
Evaluaci´on Institucional.
Constituci´on de las comisiones institucionales de evaluaci´on (julio-agosto).
Realizaci´on de un primer ejercicio de evaluaci´on institucional (julio-septiembre).
Elaboraci´on de un reporte evaluativo (septiembre).
Formulaci´on de un programa especial (septiembre).
Opini´on calificada sobre los programas especiales por el consejo consultivo (octubre).
Evaluaci´on del Sistema de Educaci´on Superior.
Selecci´on de especialistas en evaluaci´on y del personal acad´emico de las IES para integrar un grupo
interinstitucional a cargo del estudio evaluativo del sistema (julio).
Recopilaci´on, sistematizaci´on y an´alisis de los elementos comunes de informaci´on de las IES y de otras
fuentes complementarias (julio-septiembre).
Elaboraci´on de un reporte del estudio evaluativo del sistema de educaci´on superior (noviembre).
Formulaci´on de pol´ıticas y prioridades para la consolidaci´on y desarrollo de la educaci´on superior a
partir de 1991 (noviembre).
Evaluaci´on de Programas y Proyectos Acad´emicos.
Constituci´on de los comit´es interinstitucionales de pares en sus ´areas de conocimiento (agosto).
Dise˜ no de los proyectos de evaluaci´on por ´area y funci´on (septiembre-diciembre).
Dise˜ no del proyecto de establecimiento de est´andares m´ınimos de calidad de carreras y programas
acad´emicos (perfiles de ingreso-egreso, contenidos m´ınimos, requerimientos, etc.) (septiembre-diciembre).
Dise˜ no de los mecanismos para la dictaminaci´on de los proyectos acad´emicos presentados a la SEP
(septiembre-diciembre).
20
Evaluaci´on de la etapa de arranque.
Revisi´ on de los procesos, mecanismos e instrumentos utilizados y perfeccionamiento de los mismos a
la luz de la experiencia y de los resultados obtenidos.
Etapa de desarrollo (1991-1992).
Evaluaci´on Institucional.
Establecimiento de mecanismos de evaluaci´on en dependencias, ´areas y funciones.
Implantaci´on del primer programa especial.
Realizaci´on de un segundo ejercicio de evaluaci´on institucional y del primer programa especial.
Formulaci´on del segundo programa especial.
Evaluaci´on del Sistema de Educaci´on Superior.
Actualizaci´on y complementaci´on de la informaci´on para la evaluaci´on del SES.
Adaptaciones y ajustes al Sistema Nacional de Informaci´on para la Educaci´on Superior (SINIES), para
los procesos de evaluaci´on de la educaci´on superior.
Realizaci´on de estudios evaluativos por subsistemas, por regiones y por entidades federativas, a partir
de la pol´ıtica de regionalizaci´on de la educaci´on superior.
Realizaci´on de estudios evaluativos sobre problemas prioritarios del SES.
Revisi´ on de las pol´ıticas y prioridades para la consolidaci´on y desarrollo del SES.
Formulaci´on de un programa a tres a˜ nos de atenci´on a problemas prioritarios del SES.
Evaluaci´on de Programas y Proyectos Acad´emicos.
Realizaci´on de evaluaciones nacionales por funci´on y de las carreras profesionales que se consideren
prioritarias.
Establecimiento de est´andares de calidad con fines de “acreditaci´on” de las unidades acad´emicas.
Dictaminaci´on de los proyectos acad´emicos espec´ıficos que sean presentados a la SEP para su financia-
miento.
Evaluaci´on de la etapa de desarrollo.
Revisi´ on de los procesos, mecanismos e instrumentos utilizados y perfeccionamiento de los mismos a
la luz de la experiencia y de los resultados obtenidos.
21
Etapa de consolidaci´on (1993-1994).
22
5. INFORMACION PARA LA EVALUACION DE LA EDUCACION SUPERIOR
La complejidad, la dificultad y las connotaciones de la labor de evaluaci´on obligan a que ´esta sea un proceso
de aproximaciones sucesivas. En consecuencia, este primer esfuerzo debe interpretarse como algo general,
relativo e incompleto.
Su objeto es contribuir al conocimiento valorativo de la problem´atica de las IES y del sistema para que,
articulado a la planeaci´on y materializado en la consecuente toma de decisiones, se lleven a cabo acciones y
se definan estrategias conducentes a mejorar la calidad acad´emica.
La informaci´on que se solicita ha sido organizada para cumplir dos objetivos: para contribuir al conocimiento
de las IES y a una primera evaluaci´on diagn´ostica de las mismas; y para conocer y evaluar el sistema de
educaci´on superior.
Se parte de la premisa de que la evaluaci´ on no puede realizarse s´olo con indicadores cuantitativos, por la
naturaleza de la educaci´on superior y por su complejidad; en consecuencia dichos indicadores son comple-
mentados con informaci´on cualitativa.
Para la propuesta de evaluaci´on institucional se han retomado los elementos esenciales aportados por el grupo
t´ecnico de la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on, contenidos en el documento “Lineamientos Generales para
Evaluar la Educaci´on Superior”. Tambi´en se han incorporado los indicadores y la informaci´on que aparecen
en el anexo del documento “Observaciones y Propuestas para la Evaluaci´on de la Educaci´on Superior”, que
present´o la Secretar´ıa General Ejecutiva para su consideraci´on en las reuniones bi-regionales.
Es importante se˜ nalar que si bien es imprescindible contar con informaci´on relevante, confiable y precisa, ´esta
es s´olo el punto de partida para el proceso de evaluaci´on. Es pertinente distinguir entre la pr´actica de presentar
informes y la evaluaci´on propiamente dicha, que consiste en valorar hechos, situaciones, procesos y resultados,
de acuerdo a criterios determinados. En ese sentido cabe reiterar que el proceso que se propone para la
evaluaci´on institucional, y que ha de culminar en la formulaci´on de un “programa especial”, comprende:
a) la descripci´on cualitativa y cuantitativa del estado actual de la instituci´on y de sus diversos componentes;
b) la interpretaci´on y an´alisis de la informaci´on disponible as´ı como la emisi´on de juicios de valor que
permitan discriminar los aspectos m´as importantes y los m´as urgentes de atenci´on;
c) la definici´ on y explicitaci´on de “par´ametros”, por parte de la propia instituci´on de las situaciones deseables,
de acuerdo a las condiciones internas y a las particularidades del contexto y del entorno inmediato, en
los aspectos e indicadores m´as relevantes, incluso a nivel de cuantificaci´on.
De esta manera, en ejercicios posteriores de evaluaci´on, ser´a posible apreciar el nivel de avance de la institu-
ci´on, conforme a esos par´ametros, tomados como referentes.
Para la evaluaci´on del sistema se presenta un esquema de referencia en el que se destacan macrovariables
concernientes al contexto y al sistema propiamente dicho. Dentro de cada variable se establecen indicadores
cuantitativos e informaci´on cualitativa.
Para esta ´ ultima evaluaci´on dos fuentes de recolecci´on de datos ser´an importantes, la de las instituciones y
la relativa a las instancias y ´organos de coordinaci´on, planeaci´on y apoyo, en los ´ambitos estatal, regional y
nacional.
5.1 Informaci´on para la evaluaci´on institucional
En este proceso es importante que las propias instituciones consideren un m´ınimo de informaci´on com´ un,
con el doble prop´osito de utilizarla tanto para sus procesos internos de evaluaci´on, como para la evaluaci´on
del sistema.
23
La informaci´on que se solicita comprende s´olo aspectos b´asicos pertinentes al desarrollo institucional y a
sus funciones (docencia, investigaci´on, difusi´on y extensi´on, y apoyo administrativo) y corresponde a una
primera fase de aproximaci´on. Es decir, se presenta una propuesta exclusivamente para la primera etapa
del proceso de evaluaci´on. Es de esperarse que en una segunda etapa se ampl´ıe el horizonte de aspectos a
analizar.
La informaci´ on es cualitativa y cuantitativa. La primera permite conocer algunos temas complejos o descrip-
tivos de la instituci´on que no pueden ser reducidos a expresiones num´ericas ni referidos a escalas y par´ametros
matem´aticos. La segunda est´a constituida por datos o indicadores num´ericos. Para diferenciarlos se utiliza
el signo (-) para la informaci´on cualitativa, y el signo (o) para la cuantitativa. Para operacionalizar estos
indicadores, la CONAEVA propondr´a sus definiciones y f´ormulas de c´alculo.
Desarrollo institucional
- L´ıneas rectoras que orientan el desarrollo de la instituci´on (definici´on del proyecto institucional).
- Principales l´ıneas de los planes de desarrollo institucional formulados en los ´ ultimos a˜ nos.
- Organos, instancias y mecanismos de participaci´on de la comunidad institucional en el desarrollo de la
instituci´on.
- Participaci´on de los departamentos y unidades acad´emicas en los procesos de planeaci´on institucional,
en la actualidad.
- Logros acad´emicos institucionales m´ as importantes realizados durante los ´ ultimos 5 a˜ nos.
- Resultados de las evaluaciones de los planes de desarrollo institucional realizadas en los ´ ultimos a˜ nos.
- Ambitos, mecanismos e instancias de evaluaci´on institucional.
- Impacto de los procesos de evaluaci´on en el desarrollo institucional y en la toma de decisiones.
- Impacto de los convenios, proyectos y servicios suscritos con los sectores social y productivo.
- Impacto de la situaci´on socioecon´omica del pa´ıs y de la entidad federativa en el desarrollo institucional.
- Impacto y ´ambito de influencia del desarrollo de la instituci´on en su entorno social.
- Pol´ıticas y acciones de descentralizaci´on y desconcentraci´on. Docencia
- Caracter´ısticas del desarrollo reciente de la docencia en la instituci´on (tipos, modalidades y niveles
de estudio que se ofrecen, unidades acad´emicas que imparten docencia, creaci´on de carreras y progra-
mas, tipo de organizaci´on acad´emico-administrativa, m´etodos predominantes de ense˜ nanza-aprendizaje,
etc.).
- Licenciaturas y posgrados que se imparten en la instituci´on.
- Areas acad´emicas consideradas prioritarias de acuerdo al plan de desarrollo institucional.
- Si se tienen en operaci´on, caracter´ısticas y cobertura de los servicios de educaci´on continua y de
educaci´on abierta.
- Previsiones institucionales a corto y mediano plazo en torno al crecimiento de la matr´ıcula (l´ımites,
distribuci´on por ´areas de conocimiento, pol´ıticas de est´ımulo y restricci´on en ciertas carreras, etc.).
- Pol´ıticas y mecanismos de admisi´on, permanencia y titulaci´on de alumnos aplicadas por la instituci´on.
- Pol´ıticas y mecanismos de acreditaci´on y evaluaci´on del aprendizaje.
24
- Medidas remediales y de apoyo para alumnos de primer ingreso.
- Caracter´ısticas y cobertura de los programas de orientaci´on educativa y profesional.
- Pol´ıticas y mecanismos de ingreso, promoci´on y permanencia del personal acad´emico.
- Caracter´ısticas cualitativas de la planta docente (integraci´on, formaci´on acad´emica, antig¨ uedad, etc.).
- Caracter´ısticas y cobertura de los programas de formaci´on y actualizaci´on de docentes establecidos en
la instituci´on (´ ultimos 5 a˜ nos).
- Principales resultados y efectos de los estudios de oferta y demanda de profesionales y de seguimiento
de egresados.
- Pol´ıticas y mecanismos para la revisi´on y actualizaci´on de los planes de estudio.
o N´ umero de alumnos de la instituci´on distribuidos por niveles (media superior, licenciatura y posgrado)
(´ ultimos 5 a˜ nos).
o N´ umero de alumnos de licenciatura distribuidos por carreras y ´areas de conocimiento (´ ultimos 5 a˜ nos).
o N´ umero de alumnos de posgrados distribuidos por programas y ´areas de conocimiento (´ ultimos 5 a˜ nos).
o Proporci´on de ingreso-egreso (eficiencia terminal) en las distintas carreras, tomando en cuenta el tiempo
de duraci´on de los estudios (´ ultimas 3 generaciones).
o Proporci´on de ingreso-egreso (eficiencia terminal) en los distintos programas de posgrado, tomando en
cuenta el tiempo de duraci´on de los estudios (´ ultimas 3 generaciones).
o Proporci´on de ingreso-titulaci´on, en las diferentes carreras, tomando en cuenta el tiempo requerido
(´ ultimas 3 generaciones).
o Porcentaje de deserci´on y rezago estudiantil por carrera (´ ultimos 3 a˜ nos).
o Gasto por alumno por carrera (´ ultimo a˜ no). (Precisar los elementos de la f´ormula de c´alculo aplicada).
o N´ umero de docentes distribuidos por tiempo de dedicaci´on: tiempo completo, medio tiempo y por
horas, por niveles, carreras y programas de posgrado (´ ultimos 3 a˜ nos). (Precisar el n´ umero de horas
para cada tiempo de dedicaci´on).
o N´ umero de docentes distribuidos por categor´ıa (titular, asociado, asistente, se˜ nalando niveles dentro
de cada categor´ıa) (´ ultimo a˜ no).
o Nivel de estudios del personal docente (´ ultimo a˜ no).
Investigaci´on
1
- Caracter´ısticas del desarrollo reciente de la investigaci´on en la instituci´on (creaci´on de institutos y
centros, tipo de organizaci´on predominante, infraestructura, vinculaci´on con la docencia y con el sector
productivo, etc.).
- Unidades acad´emicas en que se realiza investigaci´on.
- L´ıneas y ´areas de investigaci´on.
1
Para efectos de recabar la informaci´ on adecuada, se entiende por investigaci´ on todo procesos de b´ usqueda, exploraci´on
y generaci´on de nuevos conocimientos, susceptibles de ser difundidos ampliamente y publicados (aqu´ı debe entenderse por
investigador aquel personal acad´emico que realice actividades de investigaci´on con independencia de su nombramiento formal).
25
- L´ıneas y ´areas de investigaci´on consolidadas y de incipiente desarrollo.
- Pol´ıticas y prioridades de investigaci´on a nivel institucional.
- Impacto y contribuci´on de la investigaci´on institucional al desarrollo estatal, regional y nacional.
- Instancias y mecanismos para la planeaci´on y evaluaci´on de la investigaci´on.
- Proyectos de investigaci´on bajo convenio o contrato con sectores externos.
- Infraestructura y equipo (elementos principales) para la investigaci´on.
o Distribuci´on del n´ umero de investigadores en ´areas, centros e institutos, escuelas y facultades, depar-
tamentos, etc. (´ ultimo a˜ no).
o Nivel de estudios y categor´ıa de los investigadores (´ ultimo a˜ no).
o N´ umero de proyectos de investigaci´on por ´areas de conocimiento (´ ultimo a˜ no).
o Principales investigaciones realizadas, indicando duraci´on, fuente y monto de financiamiento, y n´ umero
de investigadores que participaron (´ ultimos 3 a˜ nos).
o N´ umero y nombre de las investigaciones publicadas y proporci´on en relaci´on a las concluidas (´ ultimos
3 a˜ nos).
o Presupuesto de investigaci´on distribuido por ´areas de conocimiento (´ ultimos 3 a˜ nos).
o Monto y proporci´on de recursos extraordinarios obtenidos para la investigaci´on, con especificaci´on de
su origen.
Difusi´on y extensi´on
- Caracter´ısticas del desarrollo de difusi´on y extensi´on de la instituci´on (orientaci´on predominante en
las actividades de difusi´on y extensi´ on, organizaci´on general de funci´on, relaci´on con el entorno social,
etc.).
- Pol´ıticas y acciones institucionales para difundir y fomentar la cultura universal, apoyar la identidad
nacional y fortalecer la preservaci´on de las culturas ´etnicas y populares (relaci´on en los ´ ultimos 2 a˜ nos).
Unidades que realizan esta funci´on.
- Cobertura de la difusi´on y la extensi´on distinguiendo los diferentes tipos de actividad (acciones, recursos
humanos y presupuesto).
- Pol´ıticas y acciones de divulgaci´on cient´ıfica y tecnol´ogica.
- Utilizaci´on de medios masivos de comunicaci´on (radio, televisi´on, cine, etc.).
- Instancias y mecanismos de planeaci´on y evaluaci´on de la difusi´on y la extensi´on.
- Infraestructura para las actividades de difusi´on y extensi´on.
- Pol´ıticas y mecanismos para el servicio social de los pasantes.
- Servicios asistenciales a la sociedad local.
- Convenios de colaboraci´on para actividades de esta funci´on.
26
- Impacto social de esta funci´on. Principales efectos y resultados.
o N´ umero y nivel acad´emico del personal dedicado a la funci´on de difusi´on y extensi´on.
o N´ umero de libros y revistas editados, indicando el tiraje (´ ultimos 3 a˜ nos).
o Recursos extraordinarios obtenidos para actividades de esta funci´on, indicando monto y origen (´ ultimos
3 a˜ nos).
Apoyo administrativo
- Caracter´ısticas de la administraci´on en la instituci´on (descripci´on de ´organos, relaci´on de unidades
administrativas y su jerarquizaci´on, descentralizaci´on y desconcentraci´on de unidades, etc.).
- Estatutos, reglamentos y otras disposiciones que norman el funcionamiento de la instituci´on.
- Pol´ıticas y normas sobre gesti´on, asignaci´on y administraci´on interna de los recursos econ´omicos,
as´ı como sobre su ejercicio, seguimiento y control.
- Pol´ıticas y acciones de formaci´on del personal administrativo.
o N´ umero total y distribuci´on por dependencias del personal administrativo de la instituci´on (´ ultimo
a˜ no).
o Monto y proporci´on de los recursos econ´omicos institucionales (ingresos), tomando en cuenta su origen
(recursos federales, estatales y propios) (´ ultimos 5 a˜ nos).
o Desagregado de los ingresos propios (´ ultimo a˜ no).
o Monto y proporci´on del presupuesto destinado a cada una de las funciones: docencia, investigaci´on,
difusi´on y extensi´on, y apoyo administrativo (´ ultimos 3 a˜ nos). (Especificar criterios aplicados para esta
clasificaci´on del gasto).
o Distribuci´on porcentual del gasto por: servicios personales, operaci´on y servicios, y gastos de inversi´on
y mantenimiento (´ ultimos 3 a˜ nos).
Infraestructura acad´emica.
- Sistema inform´atico institucional, cobertura, organizaci´on y servicios que presta a las funciones de la
instituci´on, a la coordinaci´on y a la planeaci´on.
- Caracterizaci´on, extensi´on y cobertura de los servicios de apoyo a los acad´emicos y a los estudiantes
(becas, recursos audiovisuales, bibliotecas, c´omputo, etc.).
o N´ umero de metros cuadrados de la planta f´ısica desagregados en: aulas, laboratorios y servicios acad´emi-
cos, oficinas administrativas, y ´areas verdes, de estacionamiento y de circulaci´on.
o N´ umero de vol´ umenes de las bibliotecas y n´ umero de t´ıtulos (´ ultimo a˜ no).
o N´ umero de libros prestados (´ ultimo a˜ no).
o N´ umero de computadoras para funciones acad´emicas (´ ultimo a˜ no).
27
5.2 Esquema de macrovariables para la evaluaci´on del sistema de educaci´on superior
La propuesta de variables a considerar para la evaluaci´on del sistema de educaci´on superior se apoya en los
siguientes supuestos:
La evaluaci´on del sistema de educaci´on superior, en su conjunto, si bien podr´ıa efectuarse como una valoraci´on
comparativa de su funcionamiento o de sus logros con respecto a otro modelo de desarrollo u otro sistema
educativo, deber´a orientarse fundamentalmente hacia una valoraci´on anal´ıtica que permita conocer los rasgos
b´asicos de su funcionamiento, ya que cada sistema se desarrolla de acuerdo a demandas y a condiciones
espec´ıficas de su entorno.
La evaluaci´on del sistema de educaci´on superior debe formularse analizando las relaciones entre las carac-
ter´ısticas y los resultados de su funcionamiento, y los problemas y necesidades sociales del presente y del
futuro.
La valoraci´on anal´ıtica busca una relaci´on referencial entre la fenomenolog´ıa concreta de la educaci´on superior
y una fenomenolog´ıa compleja de distinto orden, como lo es la de la sociedad.
La evaluaci´on del sistema de educaci´on superior en su conjunto debe considerar dos categor´ıas de an´alisis:
a) Variables del contexto
b) Variables del sistema de educaci´on superior
La primera categor´ıa comprende variables e indicadores concernientes al desarrollo socio-econ´omico del pa´ıs,
a los planes nacional y sectoriales de desarrollo regional y nacional, y a la organizaci´on y pol´ıtica del Estado
en materia de educaci´on. Como un cuarto tema b´asico se considera la determinaci´on de los principales
problemas y necesidades nacionales y regionales, a la luz de la interpretaci´on de las IES.
La segunda categor´ıa se divide en variables b´asicas del sistema, que destacan aspectos explicativos y ope-
rativos de su evoluci´on; variables funcionales, que conciernen a los rasgos caracter´ısticos del desarrollo de
sus funciones sustantivas y adjetiva, y que denotan la calidad con que ´estas se llevan a cabo; y variables
estrat´egicas que consideran elementos impulsores y de organizaci´on imprescindibles para lograr el desarrollo
global del sistema.
Esquema
Variables del contexto
Cada una de las variables se conforma de indicadores cuantitativos e informaci´on cualitativa. Las variables e
indicadores abarcan los niveles nacional, regional y, en algunos casos, de entidad federativa. Estas variables
constituyen el encuadre para las variables del sistema, y conforman un referente explicativo y valorativo.
Algunos de los indicadores correspondientes a estas variables abarcan un determinado per´ıodo, y se proyectan
con objeto de tener como referente su tendencia en el futuro.
A) Desarrollo socio-econ´omico del pa´ıs
Indicadores concernientes a:
Poblaci´on y crecimiento: nivel nacional, regional y estatal, por cohortes de edad, tasas de crecimiento
y proyecciones al 2,010, etc.
Urbanizaci´on: poblaci´on urbana y rural, tendencias al 2,010, ciudades grandes y medianas, migraci´on
urbana- rural y urbana-urbana, entidades que absorben y que expulsan poblaci´on, etc.
Poblaci´on Econ´omicamente Activa: nacional, regional y por entidad federativa, por sectores producti-
vos, por subsectores profesionales, proyecciones, etc.
Producto Interno Bruto: nacional, regional y por entidad federativa, sectorial, etc.
28
Educaci´on: caracter´ısticas estructurales, cobertura, niveles, matr´ıcula, eficiencia terminal, ´ındices de
transici´on entre niveles, proyecciones, etc.
Ciencia y tecnolog´ıa: necesidades y demandas sociales y productivas, campos de mayor desarrollo
tecnol´ogico y campos que requieren ser impulsados, etc.
Otros servicios de bienestar social: salud, vivienda, transporte, etc.
B) Planes de desarrollo nacional y sectorial
Informaci´on e indicadores concernientes a: objetivos, lineamientos, pol´ıticas y proyectos de los planes vigen-
tes en el desarrollo del pa´ıs que inciden en la educaci´on superior.
C) Organizaci´on y pol´ıtica del Estado en materia de educaci´on
Informaci´on e indicadores relativos a:
a) Organizaci´on del Estado en educaci´on: ´organos administrativos e instancias de decisi´on, de planeaci´on y
de financiamiento, y procedimientos operativos.
b) Pol´ıtica del Estado: grado de prioridad de la educaci´on, objetivos, l´ıneas rectoras, proyectos y acciones;
financiamiento a la educaci´on.
D) Principales problemas y necesidades nacionales y regionales
Informaci´on concerniente a:
a) Interpretaci´on de los aspectos y n´ ucleos estrat´egicos de la pol´ıtica de modernizaci´on del pa´ıs (Plan Na-
cional de Desarrollo y programas sectoriales).
b) Definici´on de los principales problemas y necesidades nacionales y regionales de la sociedad que tienen
relaci´on con la educaci´on superior.
Variables del sistema de educaci´on superior
Como en el caso de las variables del contexto, cada una de las variables se conforma de indicadores cuantita-
tivos e informaci´on cualitativa. La cobertura de estas variables corresponde a todo el sistema y/o est´a des-
agregado en los subsistemas universitario, tecnol´ogico y de educaci´on normal. ´ambito puede ser nacional o
regional, y por entidad federativa.
Para la evaluaci´on del sistema, las variables del sistema deben ser referidas a las variables del contexto.
Tambi´en los indicadores correspondientes a estas variables comprenden un determinado per´ıodo para observar
su tendencia y efectuar proyecciones al futuro.
El an´alisis evaluativo de estas variables se efectuar´a, en lo posible, asociando y correlacionando los indicadores
de las mismas.
Las variables del sistema, como se mencion´o antes, son de tres tipos:
A) Variables b´asicas,
B) variables funcionales, y
C) variables estrat´egicas.
29
Las primeras cumplen una funci´on descriptivo-explicativa del sistema, ya que influyen en el desarrollo cua-
litativo y cuantitativo del mismo. Las variables funcionales conciernen a la esencia misma de la educaci´on
superior y denotan sus caracter´ısticas y la calidad acad´emica. Las variables estrat´egicas tienen car´acter ins-
trumental y revelan las posibilidades de impulso y de fortalecimiento del sistema.
A) Variables b´asicas
En cada una de estas variables subyace una hip´otesis que precisa la influencia y el significado de la variable
en el desarrollo del sistema de la educaci´on superior.
Las variables e indicadores se referir´an a todo el sistema y a los subsistemas universitario, tecnol´ogico y de
educaci´on normal, as´ı como a las diferentes regiones y entidades.
Crecimiento: demanda de ingreso y matricula, cobertura, tasa de crecimiento; matricula relacionada
con: creaci´on de instituciones, creaci´on de carreras, aumento de personal acad´emico y administrativo,
incremento en planta f´ısica, presupuesto, organizaci´on acad´emica, gobierno, pol´ıticas, universidad de
masas; heterogeneidad y variedad en el desarrollo del sistema, etc.
Financiamiento: fuentes de financiamiento, estructura del presupuesto y destino del gasto; grado en
que el financiamiento en los ´ ultimos a˜ nos ha impactado en los diferentes componentes del quehacer
acad´emico, y en el desarrollo del sistema.
Recursos humanos: personal acad´emico, composici´on y caracter´ısticas; tasas de crecimiento; incidencia
en los dem´as factores y en el desarrollo acad´emico.
Organizaci´on: legislaci´on; variedad y tipos de organizaci´on acad´emica y administrativa en las IES,
formas de gobierno, burocracia; relaciones laborales; concentraci´on y desconcentraci´on; influencia de la
organizaci´on en la caracterizaci´on y en el desarrollo del sistema.
Modelos de desarrollo modelos formales y reales; tipos; modelos emergentes; efectos de los modelos en
el desarrollo del sistema.
B) Variables funcionales
La informaci´on y los indicadores correspondientes a cada funci´on buscan resaltar en forma panor´amica los
rasgos caracter´ısticos de sus diferentes componentes y procesos, y denotar su posible eficiencia y eficacia
para contribuir a resolver los principales problemas y necesidades nacionales y regionales (cuarta variable
del contexto). Esta visi´on funcional se desagregar´a por niveles, subsistemas y regiones.
Docencia: rasgos caracter´ısticos de su desarrollo, estructura organizativa, m´etodos predominantes, co-
bertura, elementos (personal docente, estudiantes, curr´ıculo), procesos, relevancia social de resultados,
etc.
Investigaci´on: caracter´ısticas de la investigaci´on; organizaci´on; ´areas; cobertura; recursos; contribuci´on
en el desarrollo de la sociedad, etc.
Difusi´on y extensi´on: caracter´ısticas, orientaciones y modalidades; cobertura; recursos; impacto social,
etc.
Apoyo administrativo: caracter´ısticas, ´organos, jerarquizaci´on, descentralizaci´on y desconcentraci´on de
unidades; grado de apoyo a las funciones sustantivas y eficiencia, etc.
C) Variables estrat´egicas
La informaci´on y los indicadores de estas variables permiten observar los esfuerzos para dar mayor consis-
tencia al sistema y a su desarrollo, de modo que los subsistemas y las instituciones que lo componen sean
m´as eficientes, eficaces y congruentes.
30
Estas variables e indicadores deber´an ser vinculados con las variables funcionales, dada su naturaleza es-
trat´egica.
Planeaci´on, evaluaci´on y cordinaci´on: Programa para la Modernizaci´on Educativa; programas de ANUIES;
Sistema Nacional para la Planeaci´on Permanente de la Educaci´on Superior (SINAPPES); caracteriza-
ci´on del proceso de planeaci´on; el PROIDES y los planes estatales e institucionales: grado de eficacia;
la evaluaci´on, caracterizaci´on; la coordinaci´on.
Regionalizaci´on y concertaci´on interinstitucional: caracterizaci´on y resultados; Consejos Regionales de
ANUIES.
6. CONSIDERACIONES FINALES
El prop´osito de este documento ha sido avanzar en el proceso de una estrategia concertada con el gobierno
federal para la evaluaci´on de la educaci´on superior, tomando como punto de partida las aportaciones presen-
tadas por la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on Superior, a la consideraci´on de las distintas
instancias de la ANUIES, su Consejo Nacional, los Consejos Regionales, su Secretar´ıa General Ejecutiva y
la Asamblea General.
En este documento resaltan, como encuadre de referencia y sustento, los antecedentes y el marco conceptual
sobre la evaluaci´on de la educaci´on superior, que proporcionan la base para una perspectiva de procesos
diferenciados, de mecanismos y de procedimientos, de instancias y de etapas. Esto se complementa con una
propuesta de informaci´on m´ınima, cualitativa y cuantitativa, para una primera etapa de arranque que se
inicia en 1990.
Todos los planteamientos expuestos en este documento tienen car´acter preliminar y est´an sujetos a revisiones
posteriores. Este car´acter favorece la posibilidad de dinamizar e impulsar el desarrollo de la educaci´on superior
y hace factible la progresiva consolidaci´on de niveles crecientes de calidad y de excelencia de las funciones y
tareas acad´emicas de las instituciones.
La conformaci´on de este sistema de apoyo para el desarrollo del sistema nacional de educaci´on superior, re-
quiere de esfuerzos y compromisos de todos los involucrados, como precisa el Programa para la Modernizaci´on
Educativa: “dado que la modernizaci´on educativa es concebida, ante todo, como una forma de participaci´on
y redistribuci´on de responsabilidades, todos los participantes en el hecho educativo son agentes y objeto de
evaluaci´on en sus respectivas ´areas de actividad”.
Las instituciones de educaci´on superior agrupadas en la ANUIES resolvieron, en una reciente reuni´on ordina-
ria celebrada en Cuernavaca, manifestar la “disposici´on expresa a participar decididamente con el gobierno
federal en un proceso de evaluaci´on de la educaci´on superior, tanto para proponer y acordar criterios y for-
mas de evaluaci´on, como para participar en las instancias id´oneas de decisi´on, para las diferentes funciones
y tareas de la educaci´on superior”. Igualmente se acord´o en esa reuni´on “impulsar y consolidar los esfuerzos
de evaluaci´on al interior de las instituciones de educaci´on superior, en los diversos sectores y ´ambitos de
actividad acad´emica”.
Tomando en cuenta las consideraciones anteriores, las instituciones de educaci´on superior se comprometen
a:
Integrar o consolidar una comisi´on de evaluaci´on institucional que impulse y coordine los procesos
evaluativos de las diversas dependencias y formalice, a trav´es de sistemas de retroalimentaci´on, el
v´ınculo y el intercambio de informaci´on con la Comisi´on Nacional de Evaluaci´on de la Educaci´on
Superior;
Utilizar el conjunto de indicadores y de informaci´on que se describe en el apartado cinco, como marco
com´ un de los ejercicios que realice cada instituci´on;
31
Establecer sus propios par´ametros para cada uno de los indicadores cuantitativos de la evaluaci´on
considerados;
Presentar a la CONAEVA, por intermedio de la Secretar´ıa T´ecnica, el primer reporte de evaluaci´on
institucional, y a la SEP y a la CONAEVA el programa especial que se derive del primero. Este reporte
tomar´a en cuenta los siguientes aspectos: a) la descripci´on cuantitativa y cualitativa de las condiciones
en que se encuentra la instituci´on, b) la situaci´on deseable para la instituci´on, que se expresa en los
par´ametros, c) la interpretaci´on y el an´alisis de la informaci´on, y d) la identificaci´on de los problemas
y necesidades m´as importantes a los que se tiene que dar atenci´on inmediata;
Elaborar y presentar el programa especial en el que se planteen acciones para la soluci´on de los proble-
mas y las necesidades m´as importantes y urgentes detectados en la evaluaci´on, se definan prioridades,
se establezcan medidas de car´acter interno y se presenten los proyectos acad´emicos jerarquizados con
su respectiva presupuestaci´on.
Junto a los esfuerzos de evaluaci´on de cada una de las instituciones de educaci´on superior se ha propuesto
realizar un estudio evaluativo del sistema de educaci´on superior que, a partir de la sistematizaci´on y el an´alisis
de la informaci´on que proporcionen las instituciones y las instancias de coordinaci´on, planeaci´on y apoyo, se
pueda valorar el estado actual que guarda el sistema en cuanto a su desarrollo, estructura y problem´atica. La
pretensi´on de este estudio es identificar las situaciones l´ımite y las se˜ nales de alerta que enfrenta el sistema,
a partir de lo cual ser´a factible formular pol´ıticas y establecer prioridades para su consolidaci´on y desarrollo
en los pr´oximos a˜ nos.
Un tercer proceso se˜ nalado es el de la evaluaci´on interinstitucional, a fin de conocer, interpretar y valorar
la situaci´on de desarrollo y consolidaci´on, de atraso o insuficiencia, de programas y proyectos acad´emicos en
´areas espec´ıficas del conocimiento. Para ello se ha propuesto la integraci´on de comit´es interinstitucionales en,
por lo menos, cada una de las seis ´areas del conocimiento en que se organiza la educaci´on superior, as´ı como
para la evaluaci´on de funciones y ´ambitos que se consideran importantes.
Con el impulso de estos procesos evaluativos, en los t´erminos se˜ nalados en este documento, y bajo la pers-
pectiva de avances graduales y revisi´on permanente de lo realizado, la ANUIES est´a dando cumplimiento a
su compromiso de participar en un proceso general de evaluaci´on, en el marco de la Comisi´on Nacional de
Evaluaci´on de la Educaci´on Superior.
Para que este proceso desemboque en acciones para el mejoramiento de la calidad acad´emica de los procesos y
productos de la educaci´on superior, es condici´on indispensable el compromiso del gobierno federal de apoyar
decididamente a este nivel de estudios.
El apoyo efectivo al desarrollo de las instituciones de educaci´on superior, relacion´andolo con sus procesos
de planeaci´on y evaluaci´on, ser´a el mejor est´ımulo en la consolidaci´on de un verdadero sistema nacional de
educaci´on superior que responda a las necesidades que el desarrollo del pa´ıs exige.
32