Todo individuo necesita un lugar para vivir.

Durante la historia, la gente ha cumplido con esta necesidad con técnicas y
materiales muy variados, dependiendo del lugar, del clima y del suelo.
Hay muchos tipos de materiales que se pueden usar para construir una vivienda, solo es necesario caminar en los
alrededores del lugar para poder identificar qué materiales se tiene cerca. Algunos de los materiales más comunes en la
construcción tradicional son:
PIEDRA

Foto cortesía Immanuel Giel.
Las piedras se pueden usar para hacer toda la estructura de la casa o como cimiento para una estructura hecha de otro
material.
Hay diferentes tipos de piedras que son útiles para la construcción; algunos son más comunes para cimientos, otras para
las paredes, para pisos, para acabados y para muchos otros usos diversos.
Ventajas
 Tiene una larga vida y requiere muy poco mantenimiento.
 Es buen aislante acústico.
 Si se tiene un grosor adecuado (aproximadamente 50 centímetros) disminuirá la
oscilación de la temperatura interior.
 Es buena protección contra el calor.
Desventajas
 Complicado para transportar.
 Requiere de maquinaria para acabados finos.
 No es conveniente usarla para techos.
BAMBÚ

Foto cortesía Cakemix25/Getty.
El bambú es una planta muy fuerte que se ha utilizado desde tiempos antiguos para la construcción de viviendas, muebles,
herramientas y edificios grandes. Algunos tipos de bambú tienen fuerza comparable al estaño, y actualmente se está
haciendo bastante investigación sobre su habilidad de aguantar diferentes cantidades y tipos de presión en construcciones
altas. Una gran parte de esta investigación se está haciendo en Asia (especialmente en China), ya que el bambú forma una
parte importante de la historia y cultura oriental. En la construcción ecológica es muy común utilizar el bambú por su
rápido crecimiento y huella de carbono negativo.
Ventajas
 Su forma circular y su sección hueca lo hacen material liviano, fácil de transportar y
almacenar.
 En cada uno de los nudos del bambú hay un tabique o pared transversal que le permite
rigidez y elasticidad.
 Además de material para construir viviendas también se puede usar como tubería de agua
y drenaje.
Desventajas
 Al tener contacto prolongado con la humedad del suelo se pudre y puede aumentar el
ataque de termitas.
 El bambú debe hacerse tratamiento de curado y secado para evitar ataque de insectos.
 Si no se trata apropiadamente el bambú pierde su resistencia al paso del tiempo.
 No tiene un diámetro uniforme y eso puede ser inconveniente para la construcción.
 Al secarse se contrae y se reduce su diámetro.
ADOBE, BARRO Y TIERRA

Foto cortesía Christian Bickel.
La tierra es algo que existe en cualquier lugar del mundo y por lo mismo se ha aprovechado de diversas maneras para la
construcción. Se puede combinar con otros materiales como arena, grava, paja, crin de caballo, y estiércol de vaca o
caballo.
La mezcla que se hace para construir con barro o tierra debe tener una consistencia específica para que tenga firmeza sin
agrietarse. La tierra ideal para la construcción contiene barro, arcilla, arena y algún material orgánico fibroso; puede
también incluir un poco de grava. La proporción de barro y arena es muy importante ya que el equilibrio de estos dos
materiales es lo que da fuerza a la construcción. El material orgánico fibroso (la crin de caballo, la paja y el estiércol)
actua como un tejido que da consistencia y firmeza. En el caso de que la tierra que ocurre naturalmente en un lugar no
tenga las proporciones correctas para construir, se puede agregar arena, barro o paja para equilibrarlo. Esta mezcla se
llama adobe.
Durante la historia se ha incorporado una infinidad de materiales en conjunto con el adobe, ya que es un material
abundante y flexible.
Ventajas
 Permite realizar formas suaves y redondas.
 Es fuerte y duradero.
 Aislante contra ruidos.
 Aislante de las temperaturas excesivas.
Desventajas
 No es adecuado para construcción en vertical ni para zonas muy húmedas o con
movimientos sísmicos frecuentes.
 Por su espesor en los muros, requiere disponer de cierto espacio, por lo que no es
adecuado para viviendas en zonas de alta densidad constructiva.
MADERA

Foto cortesía Imagno/Getty.
La madera es un material renovable y sostenible. Aunque ver construcciones de madera nos haga pensar en la
deforestación (y con razón, ya que actualmente mucha madera viene de fuentes no sustentables), con una buena gestión de
bosques vírgenes, ecosistemas forestales y plantaciones de madera, se podría aprovechar este material natural y no tóxico
sin dañar a la naturaleza. Al contrario, la producción de madera se podría hacer de una manera muy benéfica al medio
ambiente. Hoy en día se puede comprar madera (y productos de madera como el papel) de compañías eco-amigables;
busca la etiqueta FSC Certified, el cual asegura que el producto no contribuye a la desertificación o deforestación.
La madera normalmente utilizada en la construcción se extrae de la parte del tronco que está debajo de la corteza de los
árboles. Para transformar un árbol a madera es necesario primero talar el árbol para después remover la corteza y quitar
las ramas; después se le da forma a la madera para posteriormente secarla.
PAJA Y PALMA

Foto cortesía Scott Bauer/USDA.
Este tipo de material orgánico es utilizado comúnmente para los techos de las viviendas y para mezclar con el barro. La
paja puede ser de zacate, pasto, tule u otro material fibroso. La palma puede ser de cualquier tipo. La paja y la palma son
comúnes en lugares cálidos y húmedos, por ejemplo zonas costeras o tropicales.
En lugares fríos, la paja se utiliza en forma de pacas para construir paredes aislantes contra el frío. La construcción con
pacas de paja es una técnica combinada, ya que la paja no se utiliza sola sino en conjunto con adobe o cemento.
Ventajas
 Permite la entrada de aire pero protege del sol, creando una construcción fresca.
 Provee protección contra el agua.
 No se daña por la brisa salada del mar.
 El material se puede cosechar en abundancia sin matar a la planta ni dañar al ecosistema.
 Es resistente a los sismos.
Desventajas
 Son materiales suaves que no resisten peso.
 Requieren de mantenimiento relativamente frecuente.
 Aumenta el riesgo de incendio.
 No ofrecen protección contra el frío (con la exepción de la construcción con pacas de
paja).
En general la paja y la palma no se utilizan sólas sino en combinación con la madera, bambú o adobe. Por ejemplo, es
posible hacer una bonita casa con cimiento de piedra, estructura de bambú, pared de barro y techo de paja. Esta sería una
linda, ecológica y económica vivienda. Así que no te limites; las posibilidades son infinitas.

Escoger buenos materiales
Los materiales utilizados en la construcción de una casa pueden marcar la diferencia
entre una vivienda incómoda y una linda y saludable. Pero cuando los bosques y las
cuencas hidrográficas se dañan, los materiales locales de construcción se pierden. Y
cuando grandes cantidades de concreto y otros materiales “modernos” se ponen de
moda, los materiales de tradicionales y el conocimiento de cómo utilizarlos en la
construcción también se pierden; la gente deja de valorarlos. Los mejores materiales
de construcción:
 Provienen de la tierra, y se pueden volver a utilizar o devolver a la tierra cuando la
casa ya no se pueda habitar.
 Son cosechados y producidos localmente, y son apropiados para el clima del lugar.
 No contienen productos químicos dañinos ni requieren grandes cantidades de
energía para fabricarse.
Adolescentes producen materiales de construcción mejorados

En un vecindario de Santo Antonio, en las afueras de Brasilia, capital de Brasil, la
mayoría de las casas se construyen en pocos días con ladrillos de arcilla y bloques de
concreto comprados fuera de la comunidad. Hay poca mano de obra calificada y no
todos tienen dinero, así que los habitantes construyen sus casas con la ayuda de
trabajadores inexpertos.

Por esta razón, los materiales generalmente se preparan mal; o le ponen mucha agua
al cemento, o no ponen hierro para reforzar.

La arquitecta Rosa Fernández visitó Santo Antonio y demostró que la mala
planificación y construcción se debían a la falta de mano de obra calificada. Sin
embargo, la situación se pudo mejorar. Con ayuda del gobierno, se capacitó a un
grupo de adolescentes de Santo Antonio para fabricar bloques compactos de tierra.
La mezcla consiste de 2 partes de arena por 1 parte de arcilla, con un poco de
cemento, que luego se compacta en un sencillo aparato manual. Después de que los
adolescentes aprendieron a fabricar los adobes, Rosa les enseñó a construir con ellos
y los muchachos comenzaron a hacer negocios fabricándolos y vendiéndolos.

En la actualidad muchas de las casas nuevas se hacen con estos materiales, más
seguros y firmes. El dinero que la gente invierte en comprar los bloques se queda en
la comunidad y contribuye a crear un futuro más sólido. Y gracias a la práctica y
capacitación que los adolescentes recibieron, Santo Antonio ahora cuenta con
muchos trabajadores de construcción capacitados.
Materiales de construcción tradicionales y modernos
En la mayoría de edificios tradicionales se utiliza una combinación de barro, arena,
arcilla, piedra, paja, madera y plantas como bambú, hojas y enredaderas para el techo
y las paredes. Estos materiales son fuertes, se obtienen en el lugar y cuestan poco o
nada. Pero también hay algunos problemas. Las paredes de barro pueden
erosionarse con la lluvia, los techos de paja pueden convertirse en guarida de plagas
de insectos y, las construcciones que utilizan sólo estos materiales quizá no duren
mucho.
En muchos lugares, los materiales industriales como los bloques de concreto y los
techos de lámina metálica han reemplazado a los materiales tradicionales. La gente
con frecuencia usa concreto porque es más fácil de manejar y una casa se puede
construir en etapas, ampliándola a medida que la familia tiene más dinero. Para
algunas personas, construir una casa con concreto significa estatus económico y
modernidad.
Sin embargo, es posible que las casas construidas con materiales industriales no
sean lo más conveniente para la salud de la gente y para el medio ambiente. Por
ejemplo, generalmente no tienen buena aislante para proteger del frío. La preparación
del concreto requiere mucha agua y energía; si los bloques de construcción no se
refuerzan, se deshacen fácilmente cuando hay terremotos. Estos materiales son
además costosos y generalmente sólo están disponibles para la gente de poblados
grandes o de las ciudades.
Cuando planifique la construcción de una casa considere las características
ventajosas y negativas de los diferentes materiales disponibles. No porque otros
construyan sus casas de cierta manera esto significa que sea lo más conveniente
para todos.