BIOGRAFIA DE JUAN ESPINOSA MEDRANO

JUAN ESPINOSA MEDRANO /
BIOGRAFIA DE JUAN ESPINOZA MEDRANO

Destacado aedo, dramaturgo y clérigo, considérasele el más alto defensor en el Perú de la
Escuela Culterana.

Nació en el pueblecito de Calcanso, provincia de aymaraes en 1629 del Cusco. Estudioso y
esforzada pluma, constituye conjuntamente con Amarilis y Caviedes, las personas que después
de
Gracilazo de la Vega, merecen mencionarse en medio del vasto y medio crisado panorama de
nuestra literatura colonial.

Juan Espinosa y Medrano. Es otro de nuestros mestizos ilustres.
Estudia en el seminario San Antonio de Abad, destacando por su dedicación a los estudios. A
temprana edad, ya lo tenemos vistiendo los hábitos franciscano, con los que también sobresale
por su elocuencia y la calidad de sus sermones.

Se cuenta que, eran tan profundos y solemnes, que se arremolinaban en torno al púlpito,
autoridades, intelectuales, aristócratas y, en general, TODA suerte de los feligreses. A su
término, no era raro ver enjugarse las lágrimas a mujeres… sino también a hombres.



Los más bellos y conceptuosos sermones, se reunieron en un libro denominado “La Novela
Maravilla”.

En el ejercicio de esa carrera sacerdotal, tuvo infinidad de anécdotas todas ellas rezumantes de
humanismo, ejemplo y valentía.

Una de ellas, se refiere a que un domingo, como de costumbre La feligresía colmaba la iglesia
para escuchar a tan erudito sacerdote: de repente, empezó a agitarse y a impedir el paso de una
india entrada en años y que esforzadamente pugnaba por abrirse camino a efecto de acercarse
al pulpito, para escuchar mejor.

Juan Espinosa y Medrano, viendo esto, interrumpió súbitamente su sermón y con voz clara y
fuerte exclamo: “Señores, den lugar a esa pobre india, que es mi madre”. Algún tiempo
después, dejo de existir en la ciudad del Cusco en 1688.


OBRAS DE JUAN ESPINOZA Y MEDRANO:

LIRICAS:


- Apologético a Favor de don Luís de Góngora.


TEATRALES:

- EL HIJO PRODIGO.

- El amar su propia muerte.
- El rapto de Proserpina.


OTRAS OBRAS:


- La Novena Maravilla.
- Psique y el amor.
- Eligio a la música
- La muerte
- El pavo.
Lea tambien:
1. BIOGRAFIA DE JUAN ESPINOSA MEDRANO
62 Comentarios



BIOGRAFIA DE JUAN ESPINOSA MEDRANO
JUAN ESPINOSA MEDRANO /
BIOGRAFIA DE JUAN ESPINOZA MEDRANO

Destacado aedo, dramaturgo y clérigo, considérasele el más alto defensor en el Perú de la
Escuela Culterana.

Nació en el pueblecito de Calcanso, provincia de aymaraes en 1629 del Cusco. Estudioso y
esforzada pluma, constituye conjuntamente con Amarilis y Caviedes, las personas que después
de
Gracilazo de la Vega, merecen mencionarse en medio del vasto y medio crisado panorama de
nuestra literatura colonial.

Juan Espinosa y Medrano. Es otro de nuestros mestizos ilustres.
Estudia en el seminario San Antonio de Abad, destacando por su dedicación a los estudios. A
temprana edad, ya lo tenemos vistiendo los hábitos franciscano, con los que también sobresale
por su elocuencia y la calidad de sus sermones.

Se cuenta que, eran tan profundos y solemnes, que se arremolinaban en torno al púlpito,
autoridades, intelectuales, aristócratas y, en general, TODA suerte de los feligreses. A su
término, no era raro ver enjugarse las lágrimas a mujeres… sino también a hombres.



Los más bellos y conceptuosos sermones, se reunieron en un libro denominado “La Novela
Maravilla”.

En el ejercicio de esa carrera sacerdotal, tuvo infinidad de anécdotas todas ellas rezumantes de
humanismo, ejemplo y valentía.

Una de ellas, se refiere a que un domingo, como de costumbre La feligresía colmaba la iglesia
para escuchar a tan erudito sacerdote: de repente, empezó a agitarse y a impedir el paso de una
india entrada en años y que esforzadamente pugnaba por abrirse camino a efecto de acercarse
al pulpito, para escuchar mejor.

Juan Espinosa y Medrano, viendo esto, interrumpió súbitamente su sermón y con voz clara y
fuerte exclamo: “Señores, den lugar a esa pobre india, que es mi madre”. Algún tiempo
después, dejo de existir en la ciudad del Cusco en 1688.


OBRAS DE JUAN ESPINOZA Y MEDRANO:

LIRICAS:


- Apologético a Favor de don Luís de Góngora.


TEATRALES:

- EL HIJO PRODIGO.

- El amar su propia muerte.
- El rapto de Proserpina.


OTRAS OBRAS:


- La Novena Maravilla.
- Psique y el amor.
- Eligio a la música
- La muerte
- El pavo.
Lea tambien:
1. BIOGRAFIA DE JUAN ESPINOSA MEDRANO
62 Comentarios



OEMAS CLASIFICADOS
Dia de la Madre
Poemas a la Mujer
Poemas de amor
Poemas de amor prohibido
Poemas de celos
Poemas de desamor
Poemas de dolor
Poemas de despedida
Poemas de espera
Poemas de muerte
Poemas de superacion personal
Poemas Románticos
Poemas de "Te Amo"
► EN FACEBOOK y TWITTER

Facebook del autor:
► POETAS

Abraham Valdelomar

Alfonsina Storni

Almafuerte

Amado Nervo

Blanca Varela

Carlos A. Salaverry

Cesar Vallejo

Federico Barreto

Felix Lope de Vega

Gabriela Mistral

Jorge Manrique

Jose Angel Buesa

Jose Marti

Jose Santos Chocano

Manuel Gonzalez Prada

Mariano Melgar

Mario Benedetti

Martin Adán

Nicomedes Santa Cruz

Pablo Neruda

P. Calderon de la Barca

Rubén Darío

Sor Juana Inés

William Shakespeare
► POETAS PERUANOS

POETAS
EXTRANJEROS

Buscar


BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES /
BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
“El poeta de la Ribera “
“Precursor del costumbrismo”

Juan del Valle y Cabiedes (¿1654 – 1698?), animo la corriente satírica y criollita que tanta
fortuna haría en la literatura peruana.

Su expresión sencilla y directa, así como la índole de sus temas, lo definen como un poeta
popular: alejado del gongorismo, por ser ajeno a la erudición y los cultos artificios que tal
escuela frecuentara; y definitivamente orientado hacia el conceptismo, en cuanto emplea a la
razón como elemento básico de su estilo.

Nació en Villa de Porcuna (Andalucía); pero muy niño fue traído a estas tierras y, por ende,
formo en el Perú formo su concepto del mundo.


Su padre, dedicado a los azares y trasiegos del comercio, descuido educarlo; y llegaron años en
los cuales se desbordo su inquietud, placeres y livianos amoríos consumieron quizá sus años
mozos y fue necesario enviarlo a España para condicionar la moderación de su conducta.

Al cabo de tres años recibió, allí, la noticia de la muerte de su padre. Regreso, para hacerse
cargo de los negocios familiares, y en las alturas de Huarochirí anduvo entonces aplicado a
tentar fortuna en la minería. Contrajo matrimonio (1671), con su joven colegiala a quien profeso
sincero afecto; pero nada altero sus desordenadas costumbres.

Arruinado al fin, y enfermo, obtuvo un tenducho o “cajón” en la Ribera de palacio. Enviudo, y
parece que el sentimiento troco el ritmo de su vida pues, dominado por recóndita amargado,
empezó a mirar como extrañas y lejanas las cosas del contorno.

Fue desde entonces un espectador situado fuera de la escena y por eso capaz de apreciar la
farsa escondida tras de su apariencia, pero también fue el actor ignorada menté corrido por su
laceria.

Para desahogarse compuso versos punzantes o temblorosos, tan sencillos y plenos como “frutos
silvestres de árbol de inculta montaña “. Y oscurecida la mente durante sus últimos años,
desapareció calladamente.
En romances, decimas y cuarteles, del Valle y Cabiedes escribió numerosas sátiras, que
infructuosamente dispuso para la estampa, en un volumen cuyo título es por si solo una
revelación de vivacidad y picardía, agudeza y originalidad: Diente del parnaso.

En gran parte está dedicado a combatir contra los medios, cuyas artes fueron ineficaces para
aliviar al poeta de los dolores ocasionados por un mal indefinido; pero no faltan mordientes
burlas dirigidas como las costumbres de su tiempo, contra los tipos sociales que los
representaron, o contra las veleidades del amor.

Elocuentes muestras son:

Obra mayor:
Diente de Parnaso

Soneto:
• Al doctor Bermeja
• Catorce definiciones del amor
• Remedios para saber lo que quieres
• Definición de la muerte
• Un abogado narigón

Lea tambien:
1. BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
2. POEMA LOS PRIVILEGIOS DEL POBRE - Juan del Valle
26 Comentarios

Entrada más recienteEntrada antigua
► TOP POEMAS
1 A cocachos aprendí
2 Acuérdate de mí
3 Adoración
4 Amar sin ser querido
5 Antes que tú
6 Así, verte de lejos
7 A Tupac Amaru II
8 A tus pies
9 Balada nupcial
10 Cancion del amor prohibido
11 Cancion para la esposa ajena
12 Como has cambiado pelona
13 El beso
14 El desprecio
15 Elegia lamentable
16 Elegia para mi y para ti
17 Epigramas
18 El rio
19 El sueño
20 Flor de un día
21 Hay en mi alma un misterio
22 Juventud divino tesoro
23 La casada infiel
24 La despedida
25 Lamentacion de octubre
26 La niña de guatemala
27 Los motivos del lobo
28 Mi pobre amor se esta yendo
29 Muerte, si otra muerte hubiera
30 Nocturno a Rosario
31 Para mi tu recuerdo
32 Pasion
33 Podría decirte tantas mentiras
34 Poema 20
35 Poema del adiós
36 Poema de la despedida
37 Poema de la espera
38 Por que te amo
39 Que es amor
40 Quiero escribir, y el llanto no me deja
41 Quiero ser en tu vida
42 Realidades
43 Sin corazon
45 Si no es amor, qué es esto.
46 Sufre
47 Te amo
48 Te digo adios amor
49 Te quiero como a nadie
50 Tristitia
51 Versos para ti
52 Versos sencillos
53 Yaravi el ultimo adiós
► POEMAS UNIVERSALES
► POEMAS PERUANOS
DiarioInca

Copyright © 2007 - 2013

Hecho en Peru
OEMAS CLASIFICADOS
Dia de la Madre
Poemas a la Mujer
Poemas de amor
Poemas de amor prohibido
Poemas de celos
Poemas de desamor
Poemas de dolor
Poemas de despedida
Poemas de espera
Poemas de muerte
Poemas de superacion personal
Poemas Románticos
Poemas de "Te Amo"
► EN FACEBOOK y TWITTER

Facebook del autor:
► POETAS

Abraham Valdelomar

Alfonsina Storni

Almafuerte

Amado Nervo

Blanca Varela

Carlos A. Salaverry

Cesar Vallejo

Federico Barreto

Felix Lope de Vega

Gabriela Mistral

Jorge Manrique

Jose Angel Buesa

Jose Marti

Jose Santos Chocano

Manuel Gonzalez Prada

Mariano Melgar

Mario Benedetti

Martin Adán

Nicomedes Santa Cruz

Pablo Neruda

P. Calderon de la Barca

Rubén Darío

Sor Juana Inés

William Shakespeare
► POETAS PERUANOS

POETAS
EXTRANJEROS

Buscar


BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES /
BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
“El poeta de la Ribera “
“Precursor del costumbrismo”

Juan del Valle y Cabiedes (¿1654 – 1698?), animo la corriente satírica y criollita que tanta
fortuna haría en la literatura peruana.

Su expresión sencilla y directa, así como la índole de sus temas, lo definen como un poeta
popular: alejado del gongorismo, por ser ajeno a la erudición y los cultos artificios que tal
escuela frecuentara; y definitivamente orientado hacia el conceptismo, en cuanto emplea a la
razón como elemento básico de su estilo.

Nació en Villa de Porcuna (Andalucía); pero muy niño fue traído a estas tierras y, por ende,
formo en el Perú formo su concepto del mundo.


Su padre, dedicado a los azares y trasiegos del comercio, descuido educarlo; y llegaron años en
los cuales se desbordo su inquietud, placeres y livianos amoríos consumieron quizá sus años
mozos y fue necesario enviarlo a España para condicionar la moderación de su conducta.

Al cabo de tres años recibió, allí, la noticia de la muerte de su padre. Regreso, para hacerse
cargo de los negocios familiares, y en las alturas de Huarochirí anduvo entonces aplicado a
tentar fortuna en la minería. Contrajo matrimonio (1671), con su joven colegiala a quien profeso
sincero afecto; pero nada altero sus desordenadas costumbres.

Arruinado al fin, y enfermo, obtuvo un tenducho o “cajón” en la Ribera de palacio. Enviudo, y
parece que el sentimiento troco el ritmo de su vida pues, dominado por recóndita amargado,
empezó a mirar como extrañas y lejanas las cosas del contorno.

Fue desde entonces un espectador situado fuera de la escena y por eso capaz de apreciar la
farsa escondida tras de su apariencia, pero también fue el actor ignorada menté corrido por su
laceria.

Para desahogarse compuso versos punzantes o temblorosos, tan sencillos y plenos como “frutos
silvestres de árbol de inculta montaña “. Y oscurecida la mente durante sus últimos años,
desapareció calladamente.
En romances, decimas y cuarteles, del Valle y Cabiedes escribió numerosas sátiras, que
infructuosamente dispuso para la estampa, en un volumen cuyo título es por si solo una
revelación de vivacidad y picardía, agudeza y originalidad: Diente del parnaso.

En gran parte está dedicado a combatir contra los medios, cuyas artes fueron ineficaces para
aliviar al poeta de los dolores ocasionados por un mal indefinido; pero no faltan mordientes
burlas dirigidas como las costumbres de su tiempo, contra los tipos sociales que los
representaron, o contra las veleidades del amor.

Elocuentes muestras son:

Obra mayor:
Diente de Parnaso

Soneto:
• Al doctor Bermeja
• Catorce definiciones del amor
• Remedios para saber lo que quieres
• Definición de la muerte
• Un abogado narigón

Lea tambien:
1. BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
2. POEMA LOS PRIVILEGIOS DEL POBRE - Juan del Valle
26 Comentarios

Entrada más recienteEntrada antigua
► TOP POEMAS
1 A cocachos aprendí
2 Acuérdate de mí
3 Adoración
4 Amar sin ser querido
5 Antes que tú
6 Así, verte de lejos
7 A Tupac Amaru II
8 A tus pies
9 Balada nupcial
10 Cancion del amor prohibido
11 Cancion para la esposa ajena
12 Como has cambiado pelona
13 El beso
14 El desprecio
15 Elegia lamentable
16 Elegia para mi y para ti
17 Epigramas
18 El rio
19 El sueño
20 Flor de un día
21 Hay en mi alma un misterio
22 Juventud divino tesoro
23 La casada infiel
24 La despedida
25 Lamentacion de octubre
26 La niña de guatemala
27 Los motivos del lobo
28 Mi pobre amor se esta yendo
29 Muerte, si otra muerte hubiera
30 Nocturno a Rosario
31 Para mi tu recuerdo
32 Pasion
33 Podría decirte tantas mentiras
34 Poema 20
35 Poema del adiós
36 Poema de la despedida
37 Poema de la espera
38 Por que te amo
39 Que es amor
40 Quiero escribir, y el llanto no me deja
41 Quiero ser en tu vida
42 Realidades
43 Sin corazon
45 Si no es amor, qué es esto.
46 Sufre
47 Te amo
48 Te digo adios amor
49 Te quiero como a nadie
50 Tristitia
51 Versos para ti
52 Versos sencillos
53 Yaravi el ultimo adiós
► POEMAS UNIVERSALES
► POEMAS PERUANOS
DiarioInca

Copyright © 2007 - 2013

Hecho en Peru
OEMAS CLASIFICADOS
Dia de la Madre
Poemas a la Mujer
Poemas de amor
Poemas de amor prohibido
Poemas de celos
Poemas de desamor
Poemas de dolor
Poemas de despedida
Poemas de espera
Poemas de muerte
Poemas de superacion personal
Poemas Románticos
Poemas de "Te Amo"
► EN FACEBOOK y TWITTER

Facebook del autor:
► POETAS

Abraham Valdelomar

Alfonsina Storni

Almafuerte

Amado Nervo

Blanca Varela

Carlos A. Salaverry

Cesar Vallejo

Federico Barreto

Felix Lope de Vega

Gabriela Mistral

Jorge Manrique

Jose Angel Buesa

Jose Marti

Jose Santos Chocano

Manuel Gonzalez Prada

Mariano Melgar

Mario Benedetti

Martin Adán

Nicomedes Santa Cruz

Pablo Neruda

P. Calderon de la Barca

Rubén Darío

Sor Juana Inés

William Shakespeare
► POETAS PERUANOS
► POETAS
EXTRANJEROS

Buscar


BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES /
BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
“El poeta de la Ribera “
“Precursor del costumbrismo”

Juan del Valle y Cabiedes (¿1654 – 1698?), animo la corriente satírica y criollita que tanta
fortuna haría en la literatura peruana.

Su expresión sencilla y directa, así como la índole de sus temas, lo definen como un poeta
popular: alejado del gongorismo, por ser ajeno a la erudición y los cultos artificios que tal
escuela frecuentara; y definitivamente orientado hacia el conceptismo, en cuanto emplea a la
razón como elemento básico de su estilo.

Nació en Villa de Porcuna (Andalucía); pero muy niño fue traído a estas tierras y, por ende,
formo en el Perú formo su concepto del mundo.


Su padre, dedicado a los azares y trasiegos del comercio, descuido educarlo; y llegaron años en
los cuales se desbordo su inquietud, placeres y livianos amoríos consumieron quizá sus años
mozos y fue necesario enviarlo a España para condicionar la moderación de su conducta.

Al cabo de tres años recibió, allí, la noticia de la muerte de su padre. Regreso, para hacerse
cargo de los negocios familiares, y en las alturas de Huarochirí anduvo entonces aplicado a
tentar fortuna en la minería. Contrajo matrimonio (1671), con su joven colegiala a quien profeso
sincero afecto; pero nada altero sus desordenadas costumbres.

Arruinado al fin, y enfermo, obtuvo un tenducho o “cajón” en la Ribera de palacio. Enviudo, y
parece que el sentimiento troco el ritmo de su vida pues, dominado por recóndita amargado,
empezó a mirar como extrañas y lejanas las cosas del contorno.

Fue desde entonces un espectador situado fuera de la escena y por eso capaz de apreciar la
farsa escondida tras de su apariencia, pero también fue el actor ignorada menté corrido por su
laceria.

Para desahogarse compuso versos punzantes o temblorosos, tan sencillos y plenos como “frutos
silvestres de árbol de inculta montaña “. Y oscurecida la mente durante sus últimos años,
desapareció calladamente.
En romances, decimas y cuarteles, del Valle y Cabiedes escribió numerosas sátiras, que
infructuosamente dispuso para la estampa, en un volumen cuyo título es por si solo una
revelación de vivacidad y picardía, agudeza y originalidad: Diente del parnaso.

En gran parte está dedicado a combatir contra los medios, cuyas artes fueron ineficaces para
aliviar al poeta de los dolores ocasionados por un mal indefinido; pero no faltan mordientes
burlas dirigidas como las costumbres de su tiempo, contra los tipos sociales que los
representaron, o contra las veleidades del amor.

Elocuentes muestras son:

Obra mayor:
Diente de Parnaso

Soneto:
• Al doctor Bermeja
• Catorce definiciones del amor
• Remedios para saber lo que quieres
• Definición de la muerte
• Un abogado narigón

Lea tambien:
1. BIOGRAFIA DE JUAN DEL VALLE Y CAVIEDES
2. POEMA LOS PRIVILEGIOS DEL POBRE - Juan del Valle
26 Comentarios

Entrada más recienteEntrada antigua
► TOP POEMAS
1 A cocachos aprendí
2 Acuérdate de mí
3 Adoración
4 Amar sin ser querido
5 Antes que tú
6 Así, verte de lejos
7 A Tupac Amaru II
8 A tus pies
9 Balada nupcial
10 Cancion del amor prohibido
11 Cancion para la esposa ajena
12 Como has cambiado pelona
13 El beso
14 El desprecio
15 Elegia lamentable
16 Elegia para mi y para ti
17 Epigramas
18 El rio
19 El sueño
20 Flor de un día
21 Hay en mi alma un misterio
22 Juventud divino tesoro
23 La casada infiel
24 La despedida
25 Lamentacion de octubre
26 La niña de guatemala
27 Los motivos del lobo
28 Mi pobre amor se esta yendo
29 Muerte, si otra muerte hubiera
30 Nocturno a Rosario
31 Para mi tu recuerdo
32 Pasion
33 Podría decirte tantas mentiras
34 Poema 20
35 Poema del adiós
36 Poema de la despedida
37 Poema de la espera
38 Por que te amo
39 Que es amor
40 Quiero escribir, y el llanto no me deja
41 Quiero ser en tu vida
42 Realidades
43 Sin corazon
45 Si no es amor, qué es esto.
46 Sufre
47 Te amo
48 Te digo adios amor
49 Te quiero como a nadie
50 Tristitia
51 Versos para ti
52 Versos sencillos
53 Yaravi el ultimo adiós
► POEMAS UNIVERSALES
► POEMAS PERUANOS
DiarioInca

Copyright © 2007 -
2013
Hech
o en
Peru
Ramón del Valle-Inclán
(Villanueva de Arosa, 1869 - Santiago de Compostela,
1935) Narrador y dramaturgo español, cuyo verdadero
nombre era Ramón Valle Peña. La muerte de su padre
le permitió interrumpir sus estudios de derecho, por los
que no sentía ningún interés, y marcharse a México,
donde pasó casi un año ejerciendo como periodista y
firmando por primera vez sus escritos como Ramón del
Valle-Inclán.




Ramón del Valle-Inclán
De vuelta a España, se instaló en Pontevedra; publicó
diversos cuentos y editó su primer
libro,Femeninas (1895) que pasó inadvertido para la
crítica y el público. Viajó a Madrid, donde entabló
amistad con jóvenes escritores como Azorín, Pío Baroja
y Jacinto Benavente y se aficionó a las tertulias de café,
que no abandonó ya a lo largo de su vida. Decidió
dedicarse exclusivamente a la literatura y se negó a
escribir para la prensa porque quería salvaguardar su
independencia y su estilo, a pesar de que esta decisión
lo obligó a una vida bohemia y de penurias.
Tuvo que costearse la edición de su segundo
libro,Epitalamio (1897), y por esa época se inició su
interés por el teatro. Una folletinesca pelea con el
escritor Manuel Bueno le ocasionó la amputación de su
brazo izquierdo. Con el propósito de recaudar dinero
para costearle un brazo ortopédico que el escritor nunca
utilizó, sus amigos representaron su primera obra
teatral, Cenizas, que fue su primer fracaso de público,
una constante en su futura carrera dramática.
En 1907, Valle-Inclán se casó con la actriz Josefina
Blanco y, entre 1909 y 1911, se adhirió al carlismo,
ideología tradicionalista que atrajo al autor por su
oposición a la sociedad industrial, al sistema
parlamentario y al centralismo político. En 1910, su
esposa inició una gira por Latinoamérica en la que él la
acompañó como director artístico. Durante el viaje, la
compañía teatral de María Guerrero y Fernando Díaz de
Mendoza contrató a Josefina Blanco y, de vuelta a
España, estrenó dos obras de Valle-Inclán,Voces de
gesta (1911) en Barcelona y La marquesa
Rosalinda (1912) en Madrid.
A pesar de sus fracasos teatrales, hacia 1916 ya se le
consideraba un escritor de prestigio y una autoridad en
pintura y estética, por lo que el Ministerio de Instrucción
Pública y Bellas Artes lo nombró titular de una nueva
cátedra de estética en la Academia de San Fernando en
Madrid. Esto supuso un alivio para su crónica escasez
de dinero, pero, por problemas burocráticos y la propia
incompatibilidad del escritor con la vida académica,
abandonó muy pronto el cargo. Invitado a París por un
amigo francés (en 1915 se había declarado partidario
de los aliados, lo que lo llevó a la ruptura con los
carlistas), pasó un par de meses visitando las trincheras
francesas, experiencia que describió en La media noche.
Visión estelar de un momento de guerra (1917).
La década de los veinte significó su consagración
definitiva como escritor y un replanteamiento ideológico
que lo acercó al anarquismo. Cuando, en abril de 1931,
se proclamó la segunda república, el escritor la apoyó
con entusiasmo y al año siguiente fue nombrado
Conservador General del Patrimonio Artístico por
Manuel Azaña, cargo del que dimitió en 1932 para
dirigir el Ateneo de Madrid.
En 1933, fue nombrado Director de la Academia
Española de Bellas Artes en Roma, ciudad en la que
vivió un año. Enfermo, regresó a España y fue
ingresado en una clínica en Santiago de Compostela
donde murió después de manifestar su hostilidad hacia
un gobierno de derechas.
La obra de Valle-Inclán
Su producción literaria es muy amplia y compleja,
porque si bien tocó casi todos los géneros, nunca se
ciñó a sus normas, y rechazó la novela y el teatro
tradicionales. Estéticamente siguió dos líneas: una,
poética y estilizada, influida por el simbolismo y el
decadentismo, que lo inscribió entre los modernistas; la
otra es la del esperpento (que predominó en la segunda
mitad de su obra), con una visión amarga y
distorsionada de la realidad, que lo convierte, en
palabras de Pedro Salinas, en "hijo pródigo del 98".
Entre 1902 y 1905, publicó las Sonatas, su primera
gran obra de narrativa y la mayor aportación española
al modernismo. La unidad de estas cuatro novelas recae
en el personaje del Marqués de Bradomín, una irónica
recreación de la figura de don Juan, convertido en "feo,
católico y sentimental". EnFlor de santidad (1904), que
sigue en la misma línea estética, aparece por primera
vez un tema en el que abundó a lo largo de su carrera:
la recreación mítica de una Galicia rural, arcaica y
legendaria.
En sus tres novelas de la guerra carlista, Los cruzados
de la causa (1908), El resplandor de la hoguera (1909)
y Gerifaltes de antaño (1909), su estilo se simplificó al
despojarse de los adornos modernistas. Por su
profundización en los sentimientos individuales y
colectivos, la trilogía anticipó sus mejores obras
posteriores. Tirano Banderas (1926) es su novela más
innovadora y se puede considerar como el primer
exponente del esperpento valleinclanesco. Su
argumento es la crónica de un dictador
hispanoamericano, analizado como la fatal herencia que
España transmitió a América. No hay linealidad
temporal, sino una serie de cuadros que dan una visión
simultánea de los acontecimientos que acaecen en tres
días.
Su obra narrativa se completó con El ruedo ibérico, un
ciclo novelesco cuyo objetivo era abarcar, en forma de
novela, la historia de España desde la caída de Isabel II
hasta la ascensión al trono de Alfonso XII. La muerte
truncó este ambicioso proyecto, del que sólo vieron la
luz La corte de los milagros (1927), Viva mi
dueño (1928) y la incompleta Baza de espadas(1932).
También aquí rompió la sucesión temporal y la
narración se asentó en cuadros, a veces muy breves,
discontinuos e independientes, cuya única conexión es
el contexto histórico. El lenguaje, proveniente del
mundo de los toros y el teatro, con diversos registros
idiomáticos que van desde lo refinado a lo chabacano,
acentuó lo grotesco de la realidad que describió.
El teatro
La obra dramática de Valle-Inclán es probablemente la
más original y revolucionaria de todo el teatro español
del siglo XX, al romper las convenciones del género. En
palabras de su autor: "Yo escribo en forma escénica,
dialogada, casi siempre. Pero no me preocupa que las
obras puedan ser o no representadas más adelante.
Escribo de esta manera porque me gusta mucho,
porque me parece que es la forma literaria mejor, más
serena y más impasible de conducir la acción". Se inició
con Cenizas (1899) y El marqués de Bradomín (1906),
adaptaciones de dos de sus relatos. Todavía inscritas en
el estilo decimonónico teatral, manifestaron sin
embargo rasgos muy personales, como el gusto por el
tema de la muerte, el pecado y la mujer, y la
importancia de lo plástico en las acotaciones escénicas.

Representación de Romance de lobos
Las Comedias bárbaras, una trilogía compuesta
porÁguila de Blasón (1907), Romance de lobos (1908)
yCara de plata (1922), constituyeron la primera gran
realización dramática valleinclanesca. En abierta ruptura
con el teatro de la época tienen como tema una Galicia
feudal y mágica cuyo desmoronamiento se simbolizó en
la degeneración del linaje de los Montenegro. Retomó la
mítica gallega con El embrujado (1913) y Divinas
palabras (1920), y utilizó como protagonistas a
personajes populares y marginados. Sus obras más
abiertamente modernistas son Cuento de
abril (1909), Voces de gesta (1912) y La marquesa
Rosalinda (1913), aunque en ellas hay elementos que
presagian el cambio de su teatro, como la visión irónica
y casi esperpéntica de una España ruda y provinciana
que contrasta con la cosmopolita y refinada Francia.
Valle-Inclán dio el nombre de esperpentos a cuatro
obras: Luces de bohemia (1920), Los cuernos de don
Friolera (1921), Las galas del difunto (1926) y La hija
del capitán (1927), estas tres últimas agrupadas en el
volumen Martes de carnaval (1930). El autor puso en
boca del protagonista de Luces de bohemia, Max
Estrella, la explicación a la necesidad de crear un nuevo
género escénico: la tragedia clásica no podía reflejar la
realidad española, porque ésta se había convertido en
"una deformación grotesca de la civilización europea".
El esperpento fue, pues, para Valle-Inclán una moderna
concepción de la tragedia.






Inicio Buscador Índice alfabético Recomendar sitio Añadir a favoritos





© Biografías y Vidas, 2004-13. ¿Desea reproducir alguna biografía en su web?
Quiénes somos | Contacto | Enlácenos | Publicidad | Aviso legal y privacidad
Nuevo » Ahora puede instalar nuestro buscador de biografías en su sitio o blog





Que significa "Qhapaq ñan"

Los incas desarrollaron con el “Qhapaq Ñan” una obra monumental, que traducida del
quechua significa “Gran Camino”.


El algunos lugares este camino es conocido como Inca Ñan o Camino Inca. Posteriormente fue
llamado “Camino Real” por los cronistas españoles.

Este gran sistema vial comprendía más de 30 000 Km. de caminos perfectamente construidos.
Gran parte de estos estaban empedrados. El ingenio en el diseño de los caminos no tuvo un
solo patrón sino que se adaptó a la geografía de la zona y se construyeron con la intención
que perduraran. El ancho del camino también era variable. En algunas zonas llegaba a tener
más de 15 metros, mientras que en otras se reducía a menos de 1.5 metros para sortear
algunas quebradas o flanquear algunos barrancos. A lo largo del gran camino fueron ubicadas
estratégicas construcciones llamadas tampus o tambos aproximadamente cada 20 kilómetros,
o según lo que requería el nivel de esfuerzo de la ruta. Los tambos podían albergar
caminantes y viajeros, así como servir de almacén de alimentos y vestimentas.


El Qhapaq Ñan fue la base del desarrollo del Tahuantinsuyo y de su consolidación como
imperio que abarcaba desde la parte norte de Argentina, el norte de Chile, Bolivia, todo el
Perú y Ecuador, llegando hasta el sur de Colombia.
Publicado por Qhapaqnan expedition en 09:54
No hay comentarios:
Publicar un comentario en la entrada
Entrada más recienteEntrada antiguaPágina principal
Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom)
Visita mi pagina

Escoge un lugar


A donde te gustaria viajar?
Archivo del blog
 ► 2008 (2)
 ▼ 2007 (3)
o ▼ noviembre (3)
 Que significa "Qhapaq ñan"
 El programa Qhapaq ñan
 Qhapaqnan Expedition
Agencia de viajes
Qhapaqnan expedition
Lima, Peru
Ver todo mi perfil

QHAPAQ ÑAN, EL GRAN CAMINO INCA

El Qhapaq Ñan fue el Camino Principal Andino en tiempo de los Incas, quienes supieron integrar y
desarrollar en torno a él el sistema vial de los Andes, aprovechando las redes construidas por culturas
anteriores o paralelas. La acción concertada de Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Argentina y Colombia aspira a
que el Camino sea inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Estos países, con el apoyo del
Banco Interamericano de Desarrollo, han iniciado el diseño del proyecto integral Qhapaq Ñan, a fin de
preservar sus excepcionales valores culturales y naturales, favorecer a las poblaciones cuyos ancestros lo
hicieron posible y permitir que pueda seguir siendo transitado y valorado por caminantes de otras partes del
mundo. Las imágenes y textos que aquí se presentan forman parte de una exposición itinerante organizada
por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú
Cuando los españoles llegaron al Perú en 1532, ingresaron a un país de abismales contrastes geográficos al que
cruzaba una compleja red de comunicaciones. La red permitía trasladarse de un lado a otro por caminos bien
trazados y servidos; los pueblos de la sierra recibían con prontitud los productos del mar y llegaban a los valles
costeros finas maderas y plumas de la Amazonía. El camino hacía posible que los Incas administraran desde el
Cusco territorios ubicados a miles de kilómetros. Por él enviaban chasquis o mensajeros a los confines de su
Imperio; recibían los beneficios del tributo o el trabajo itinerante y desplazaban a sus ejércitos. Los propios
conquistadores españoles marcharon de Cajamarca al Cusco en pocos días, premiados por la hospitalidad,
alimentación y abrigo que ofrecía el camino.

Tres siglos después, a inicios del período republicano, la Revolución Industrial modificó la comunicación,
dando inició a un lento abandono de los caminos peatonales. Al articularse las nuevas tecnologías de transporte
con una opción exportadora, las estrategias de comunicación se trasladaron hacia los puertos de la costa. Esta
opción desplazó a la milenaria red que unió y potenció el Imperio de los Incas o Tawantinsuyu en el siglo XV.

La red tenía como eje la cordillera de los Andes. La solución peatonal respondía al medio y la tecnología de la
época; el camino debía facilitar el tránsito de personas, séquitos y caravanas, muchas veces acompañados por
recuas de llamas. La cordillera era recorrida longitudinalmente, salvando las pendientes con escalinatas, las
quebradas con puentes, y habilitando pasos o túneles donde fuera necesario. El Qhapaq Ñan era el camino
principal, del que se desprendía una serie de caminos laterales que vinculaban el eje longitudinal con los
pueblos asentados en las cimas, laderas y quebradas de la cordillera. Desde todos los puntos era posible llegar a
una red que era radial o lineal según los territorios.

El sistema tenía trazos bien delimitados y señalizados. A la vera de los caminos había estaciones o tambos,
donde los caminantes podían alimentarse y reponer energías, además de almacenes o qollqas, con excedentes
para demandas no previstas. Los tramos enlosados, muchos de ellos protegidos por murallas, así como la
anchura fijada con bordes claramente visibles, convierte la vía en un increíble espectáculo de armonía y
seguridad. De los más de 7000 kms. de largo que tiene la cordillera de los Andes, unos 5000 fueron cubiertos
por el Qhapaq Ñan. En ellos se registra la más notable variedad de paisajes del planeta, desde la gelidez de los
nevados, hasta las quebradas con bosques húmedos o secos, pasando por sabanas, valles templados y arenales
de todos los colores, que el trajinante puede ver en una sola jornada.

Desde luego, la red no fue creada de la noche a la mañana. Entre 1000 y 500 años antes del Tawantinsuuo, –
durante la época Wari- se había instalado una red que nacía en Ayacucho y se dirigía por el sur hasta cerca del
lago Titicaca y, por el norte, hasta las proximidades de Chachapoyas y Piura. El Tawantinsuyu rebasó estos
límites: por el norte llevó el Qhapaq Ñan hasta los Pastos, en la región sureña de Colombia; y por el sur hasta
cerca de la actual ciudad de Concepción, en Chile, y a la tierra de los Huarpes en la Argentina.

El Qhapaq Ñan conectaba a millones de habitantes de diversas culturas. El camino partía del Cusco en cuatro
direcciones: al norte –Chinchaysuyu– ocupado por quechuas y yungas; al sur –Qollasuyu–ocupado por
quechuas y arus; al oeste –Contisuyu– ocupado por pukinas y aymaras y, al este –Antisuyu– ocupado por los
chunchos. Tierras fértiles del norte, áridas del sur, desérticas del oeste, selváticas del este. La red suma, en
total, unos 40 000 km., de los cuales más de 23 000 han sido registrados por los arqueólogos. En términos de
patrimonio es el mayor monumento que se conoce en el Continente. Para las miles de comunidades que viven a
su vera, el Qhapaq Ñan es una ruta colapsada pero saturada de promesas de retorno.(Luis Guillermo
Lumbreras).
[floatleft]
[/floatleft]
El camino visto por el cronista Pedro Cieza de León
“... Una de las cosas de que yo más me admire contemplando y notando las cosas deste reyno fue pensar cómo y
de qué manera se pudieron hazer caminos tan grandes y sobervios como por él vemos y qué fuerças de hombres
bastaron a lo poder hazer y con qué herramientas y estrumento pudieron allanar los montes y quebrantar las
peñas para hazerlos tan anchos y buenos como están; porque me pareçe que si el Enperador quisiese mandar
hazer otro camino real como el que va del Quito al Cuzco sale del Cuzco para yr a Chile, çiertamente creo con
todo su poder para ello no fuese poderoso ni fuerças de hombres lo pudieran hazer, si no fuese con la horden
tan grande que para ello los Yngas mandaron que oviese, porque si fuera camino de çinquenta leguas o de
çiento o de dozientas es de creer que aunque la tierra fuera más áspera no se tuviera en mucho con buena
diligençia hazerlo; mas éstos eran tan largos que avía alguno que tenía más de mill y çien leguas, todo echado
por sierras tan agras y espantosas que por algunas pates mirando abaxo se quita la vista y algunas destas
sierras derechas y llenas de pedreras, tanto que era menester cabar por las laderas en peña viva para hazer el
camino ancho y llano: todo lo cual hazían con fuego y con sus picos. Por otros lugares avía suvidas tan altas y
ásperas que hazían desde lo baxo escalones / para poder subir por ellos a lo más alto, haziendo entre medias
dellos algunos descanços anchos para el reposo de la jente. En otros lugares avía montones de nieve que era
más de temer y esto no en un lugar sino en muchas partes, y no así como quera, sino que no va ponderado ni
encareçido como ello es ni como lo vemos; y por estas nieves y por donde avía montañas de árboles y çespedes
lo hazían llano y enpedrado, si menester fuese….”

Pedro de Cieza de León. Crónica del Perú, Segunda Parte. 1553.
Una geografía cultural
“Una combinación de factores ambientales, económicos y simbólicos convirtió la construcción de caminos en
los Andes, incluso mucho antes del surgimiento de los incas, en una actividad importante. La necesidad de
conectar zonas densamente pobladas, separadas por regiones desoladas, fue apenas uno de los factores que
motivó su construcción. Otro lo constituyó la necesidad de unir zonas ecológicamente distintas, a través de
relaciones económicas complementarias. La ideología Inca asociaba sus caminos con la división conceptual del
espacio y la sociedad. Los caminos constituían un medio de concebir y expresar su concepto de una geografía
cultural . Los Incas establecían la ubicación de sus súbditos de acuerdo con su posición en un camino dado. El
sistema vial era el símbolo de la omnipresencia inca a lo largo de los Andes, y casi todos sus millones de
súbditos lo habían visto alguna vez; era el vínculo con la autoridad del Estado, que manejaba la mayor parte de
la necesidad vital de mano de obra a través de sus instalaciones en los caminos”.

John Hyslop - The Inka Road System, 1984


Google Earth
Se necesita el software Google earth.

El-Ángel
Laguna Mojanda
Quito
Cuenca
Cajamarca
Cusco
Lac Titicaca
Désert d’Atacama
Salar d’Uyuni
Canyons de Tupiza

Related Interests