Práctica No 17

Integrantes: 8° “A”
Gwendolyne Méndez Frausto
Edwin Antonio Reyes Oliva
Laura Monserrat Saucedo Herrera
Flor de María Torres Juárez
Fecha: 23/04/2013
Determinación de Bilirrubina total y directa
(Método Mallory-Evelyn modificado. Punto final)
Objetivo: Realizar la cuantificación de Bilirrubinas Totales y Directa en suero, por medio de una
técnica colorimétrica. Análisis que permite junto con otros parámetros bioquímicos, evaluar la
función hepática.
Introducción
La determinación de la bilirrubina sérica total es la prueba de función hepática (PFH) más clásica.
Su principal ventaja es que es fácil de determinar y ya esta automatizada, sin embargo por su
escasa sensibilidad, la bilirrubinemia no debe ser utilizada en la detección de hepatopatías. Una
tasa sérica normal de bilirrubina es compatible con la existencia de una enfermedad hepática
grave, ya que la capacidad del hígado para metabolizar la bilirrunina es tres veces superior a la que
habitualmente le llega. A pesar de la baja sensibilidad de esta prueba presenta una alta
especificidad, ya que cuando su tasa supera los 1.5 mg/dL, las probabilidades que exista una
enfermedad hepatobiliar son elevadas.
La principal utilidad diagnóstica presenta la determinación de la bilirrubina conjugada. Cuando
esta fracción asciende se debe asumir que existe un problema en la exvreción biliar, la cual puede
ser causada por una enfermedad hepática o bien por un transtorno en las vías biliares. Su
sensibilidad es muy superior a la de la bilirrubina total; esta puede estar elevada aunque el
paciente presente niveles de bilirrubina total dentro de los valores de referencia. Algunas veces se
determina la relación de la bilirrubina conjugada (directa)/bilirrubina total. En la cual un cociente
superior a 0.4 se suele producir en la ictericia de origen hepatocelular y de origen obstructivo.
Mientras que un cociente inferior a 0.2 indica que la ictericia es debida a hemólisis, por lo que un
valor de 0.2-0.4 sugiere un mecanismo combinado como el que se presenta en anemia de células
falciformes con hemólisis y lesión hepáto-celular. La medición de bilirrubina no conjugada es de
poca utilidad para la detección de las enfermedades hepáticas a pesar de que la conjugación es
una función que se realiza de manera exclusiva en el hígado. Los aumentos de esta fracción se
producen solo cuando falla la conjugación hepática, asi como también cuando hay un transtorno
en el transporte de la bilirrubina hasta el lugar de la conjugación o simplemente cuando esta
sobre-producida. Tiene escaso valor diagnóstico de hepatopatía por su escasa sensibilidad.
Los métodos empleados usualmente en la determinación de las diferentes gracciones son poco
fiables, en especial cuando la bilirrubinemia no supera los 5 mg/dl.

Material utilizadó
 4 tubos de ensaye
 1 gradilla
 Muestra proporcionada por la auxiliar.
 2 celdas de cuarzo
 Micro-pipetas (600 µL, 40 µL y 120 µL)
 Contenedor
 Puntillas para las micro-pipetas.

Equipo
 Incubadora a 37°C
 Cronómetro
 Espectrofotómetro a 500 nm

Procedimiento realizado

 Determinación de bilirrubina total
Con los reactivos atemperados previamente, se tomó un tubo de ensaye y se le colocó el reactivo
y la muestra, para después ser llevados a incubación por 75 s., y se leyó la absorbancia
correspondiente. Posteriormente se le agrego el reactivo de trabajo, llevándose a incubación por
375 s. Para volver a tomar la absorbancia correspondiente, teniendo en cuenta que todos los
volúmenes utilizados fueron con el doble del volumen indicado en el inserto.
 Determinación de bilirrubina directa
De igual manera que la anterior se atemperaron los reactivos para después colocar el R1 y la
muestra, levándolos a incubación por 75 s., tomando la absorbancia correspondiente hasta aquí.
Agregando posteriormente el reactivo de trabajo e incubando 375 s., para tomar la segunda
absorbancia.