1

La Acción Reivindicatoria:
Concepto: la reivindicatoria o acción de dominio es la que tiene el dueño de una cosa singular, de que
no está en posesión, para que el poseedor de ella sea condenado a restituírsela.
SUPUESTOS DE LA ACCIÓN REIVINDICATORIA:
1) que el actor tenga el derecho de dominio de la cosa que reivindica.
2) que el actor este privado de la posesión de la cosa.
3) que se trate de una cosa singular.
FUNDAMENTO DE LA ACCIÓN REIVINDICATORIA:
El fundamento de la acción reivindicatoria es el poder de persecución y la inherencia del derecho a la
cosa, propio de los derechos reales y en particular del dominio.
ALCANCES DE LA ACCIÓN REIVINDICATORIA:
Cuando el dueño entabla la acción reivindicatoria no pretende que el juez declare su derecho, sino que
se le reconozca su dominio y como consecuencia de esto se ordena la restitución de la cosa, cuya
posesión perdió.
EFECTOS JURIDICOS DE LA ACCIÓN REIVINDICATORIA:
Los efectos de la acción reivindicatoria se producen cuando el dueño deduce la acción y triunfa en ella,
porque de no ser así no produce efectos.
Los efectos que se producen son:
1) La restitución de la cosa.
2) Las prestaciones mutuas.
LA ACCIÓN REIVINDICATORIA Y LAS ACCIONES PERSONALES DE RESTITUCIÓN.
La acción reivindicatoria es una acción real, pues nace del derecho de dominio.
Que la acción reivindicatoria sea real, la hace distinta de las otras acciones de restitución que se
fundan sobre una relación de obligación entre los sujetos y por ello son de naturaleza personal.
Ejemplo: No es acción reivindicatoria la que ejerce el arrendador para que el arrendatario le restituya
la cosa.
La persona que entabla una acción personal de restitución puede o no ser el dueño de la cosa, ya que en
ellas no se discute el dominio, ya que basta que pruebe el vínculo que lo une al demandado para que se
produzca la restitución.
2
¿Si el demandante es dueño de la cosa y está vinculado al demandado por un contrato de
arrendamiento que acción le conviene entablar?
La Corte Suprema dice el dueño podría usar cualquiera de las dos acciones, pero por conveniencia se
prefiere siempre la acción personal de restitución, ya que el demandante queda exento de probar su
dominio.
CASOS DE SUBORDINACIÓN DE LA ACCIÓN REIVINDICATORIA A UNA ACCIÓN
PERSONAL:
En ambos casos que veremos el éxito de la acción reivindicatoria estará subordinado al éxito de la
acción personal.
1) Caso del incumplimiento del pago del precio:
Si el comprador que adeuda el precio, vende la cosa a un tercero, el vendedor antes de ejercer la
acción reivindicatoria contra el tercero, deberá entablar la acción resolutoria (personal) contra el
comprador.
Una vez declarada la resolución del contrato se entenderá que el vendedor nunca perdió el dominio, y
podrá dirigir la acción reivindicatoria contra el tercero.
2) Caso de acción personal de nulidad:
La nulidad judicialmente declarada da acción reivindicatoria contra terceros poseedores. La acción
reivindicatoria se interpone en subsidio de ser acogida la acción de nulidad.
Si la acción de nulidad (acción personal) no se acoge, no se podrá interponer la acción reivindicatoria.
¿Cuándo no es necesario que se interponga una acción personal?
Cuando el antecesor del actual poseedor no ha estado ligado con el reivindicador, pues en este caso la
acción reivindicatoria procede sin depender de ninguna acción personal previa.
LA INOPONIBILIDAD NO ES UNA ACCIÓN Y NO ES PREVIA A LA ACCIÓN
REIVINDICATORIA:
Si una persona ha sido privada de una cosa de su dominio, en virtud de un acto de contrato que le es
inoponible, no hay subordinación de la acción reivindicatoria a una acción previa personal, pues en este
caso no ha habido una relación jurídica entre el reivindicador y el actual poseedor.
Por lo tanto, la inoponibilidad no es una acción, es solo un efecto del acto o contrato que si se alude en
juicio deberá ser considerado en el fallo que la acepta o rechaza conjuntamente a la acción
reivindicatoria.


3
LA REIVINDICATORIA Y LAS ACCIONES POSESORIAS:
Concepto de acciones posesorias (916) “las acciones posesorias son aquellas que tienen por objeto
conservar o recuperar la posesión de bienes raíces o derechos reales constituidos en ellos”
¿Es compatible la acción reivindicatoria con las acciones posesorias?
Según la jurisprudencia ambas acciones son compatibles porque persiguen el mismo fin, vale decir,
obtener la restitución de la cosa de la cual ha sido privado el demandante.

Diferencias entre la acción reivindicatoria y las acciones posesorias:
La Acción Reivindicatoria La Acción Posesorias.
La acción reivindicatoria hace valer la
propiedad de la cosa.
Las acciones posesorias hacen valer la
posesión.
El éxito de la acción reivindicatoria queda
subordinado a la prueba del derecho de
propiedad.
En las acciones posesorias la prueba del
dominio es irrelevante.
La acción reivindicatoria procede tanto
respecto de bienes muebles como
inmuebles.
Las acciones posesorias solo pueden
hacerse valer respecto de bienes
inmuebles.
La acción reivindicatoria no prescribe
extintivamente.
Las acciones posesorias no pueden
interponerse sino en un plazo muy corto.

CASOS EN QUE NO PROCEDE LA ACCIÓN REIVINDICATORIA:
1) El pago de lo no debido:
En este caso el que pago lo que no debía no podrá perseguir a través de la acción reivindicatoria la
especie poseída por un tercero de buena fe a título oneroso.
¿Cuándo procede la reivindicatoria en el pago de lo no debido?
1) si el tercero posee de mala fe.
2) si el tercero posee a cualquier título gratuito.
2) Resolución del contrato:
Cuando se resuelve el contrato no procederá la acción reivindicatoria en contra de terceros
poseedores de buena fe.



4
COSAS QUE PUEDEN SER REIVINDICADAS:
Tanto las cosas corporales como incorporales pueden ser reivindicadas.
- Las cosas corporales, pueden ser bienes muebles como inmuebles.

- Las cosas incorporales: Los derechos pueden ser objeto de reivindicación, pues respecto de ellos
también se tiene una especie de propiedad, menos el derecho personal de herencia.
Singularidad de la cosa que se va a reivindicar:
La cosa que se pretende reivindicar, deben ser singulares, lo que es aplicable tanto para las cosas
corporales como incorporales.
También se consideran singulares, las universalidades de hecho, como por ejemplo, un rebaño o una
biblioteca, por lo tanto, estás también se pueden reivindicar.
ACCIÓN DE PETICIÓN DE HERENCIA Y LA ACCIÓN REIVINDICATORIA:
La acción de petición de herencia es una acción judicial que corresponde al heredero para reclamar el
reconocimiento de esta calidad y como consecuencia de esta, la entrega de todos los bienes que
conforman la herencia.
¿El heredero puede entablar una acción reivindicatoria?
Que la herencia esté protegida por la acción de petición de herencia, no obsta que el heredero pueda
entablar la acción reivindicatoria, ya que la ley lo faculta expresamente sobre cosas hereditarias
reivindicables que hayan pasado a terceros.
¿Cuándo procede cada acción?
 Corresponde la acción de petición de herencia: si el demandante pretende ser heredero y a este
título reclama toda la sucesión o parte de la misma.

 Corresponde entablar la acción reivindicatoria: Cuando el demandado no dice ser heredero, sino
que los bienes que el posee no forman parte de la herencia, ya que el difunto jamás fue dueña de
estas.

Aquí no se discute el título de heredero del demandante y este para vencer no debe probar su
calidad de heredero, solo debe probar que la cosa pertenecía al difunto cuando el demandado la
adquirió de otra persona o la enajenación es nula.





5
DIFERENCIA ENTRE ACCIÓN DE PETICIÓN DE HERENCIA Y ACCIÓN REIVINDICATORIA:
Acción reivindicatoria Acción de petición de herencia
El objeto de la controversia es la calidad
de propietario.
El objeto de la controversia es el título
de heredero y no el dominio de los bienes
que componen la sucesión.
Aquí la prueba recae sobre el dominio de
la cosa reivindicada
En la petición de herencia no es necesaria
probar el dominio de la cosa, sino el título
de heredero.

REIVINDICACIÓN DE CUOTAS:
El código establece que se puede reivindicar una cuota determinada proindiviso (propensa a la división)
de una cosa singular.
Requisitos de la reivindicación de cuotas:
1) es necesario que la cosa singular todavía esté indivisa, pues de haberse realizado la partición no
podríamos hablar de reivindicación de una cuota.
2) es necesario que la cuota que se reivindica en la cosa común sea determinada.
Controversia respecto de la reivindicación de cuotas:
Hay consenso en la doctrina en que se puede reivindicar una cuota proindiviso de una cosa singular,
cuando esta es el único bien de la comunidad, porque existiendo un solo bien la cuota en la comunidad
representará también, la cuota de la cosa singular objeto de está.
La polémica versa respecto de la reivindicación de una cuota de una cosa singular que no constituye el
único bien de la comunidad (comunidad universal).
 Un sector de la doctrina:
Este sector de la doctrina afirma que la cuota no se traspasa a los bienes que componen la comunidad
universal, careciendo de derechos sobre los bienes que componen dicha universalidad, ya que respecto
de ellos solo se tiene una expectativa de dominio.
Como ningún comunero puede decir – tratándose de una comunidad universal - que es dueño de una
cuota determinada en un bien singular, no podrá entablar la acción reivindicatoria.
 Otro sector de la doctrina:
Este sector de la doctrina dice que se puede reivindicar la cuota sobre la cosa singular que constituya
el bien único de la comunidad o que forme parte de una universalidad, pues de no ser así, si los
comuneros deciden enajenar la cosa, se dejaría en la indefensión al comunero que no se tomó en
cuenta para la enajenación de la esta.

6
Determinación de las cosas que se reivindican:
Las cosas deben ser determinadas e identificadas en la demanda, para que no se dude que es la misma
cosa que el reivindicado posee.

¿QUIÉN PUEDE REIVINDICAR?
En principio solo puede reivindicar el dueño o propietario de la cosa singular.

CASOS EN QUE PUEDE REIVINDICAR UN NO DUEÑO – “Acción Publiciana”
 Origen de la acción publiciana – “El derecho Romano”
La acción publiciana tiene su origen en el derecho romano, donde el Pretor la condecía al poseedor de
buena fe que había perdido la posesión de la cosa antes de ganar el dominio, aplicando una ficción en
virtud de la cual se consideraba que el poseedor ya había cumplido el tiempo necesario para adquirir el
dominio por usucapión y así podía reclamar la restitución de la cosa contra cualquiera persona, excepto
el propietario.
 Acción publiciana en el Código Civil Chileno.
En el Código Civil la acción publiciana se encuentra considera en el art. 894 “Se concede la misma
acción, aunque no se pruebe dominio, al que ha perdido la posesión regular de la cosa, y se hallaba en el
caso de poderla ganar por prescripción. Pero no valdrá ni contra el verdadero dueño, ni contra el que
posea con igual o mejor derecho”.
Fundamentos de la acción publiciana:
1) la equidad.
2) la presunción de dominio.
Supuestos de la acción publiciana:
1) haber perdido la posesión de la cosa.
2) la posesión perdida debe ser regular.
3) encontrarse en el caso de poder ganar la cosa por prescripción.





7
¿Cuándo se puede decir que el poseedor regular se hallaba en el caso de poder ganar la cosa por
prescripción?
- Un sector de la doctrina:
Señala que el poseedor regular se haya en este caso cuando ha trascurrido el plazo de prescripción
regular, y no se ha alegado, y por consiguiente tampoco declarado judicialmente la prescripción.
- Otro sector de la doctrina:
Sostienen que el trascurso íntegro del plazo de prescripción no es necesario para hacer valer la acción
publiciana y dan los siguientes argumentos:
1) La historia de la ley, ya que Don Andrés Bello se inspiró en la legislación romana y está concedía
la acción publiciana al poseedor de buena fe que no había cumplido el plazo para usucapir.

2) El artículo 894 del CC, concede la acción publiciana al poseedor que estaba en vías de ganar el
dominio de la cosa por prescripción y no al que se encontraba en poder de alegarla.

3) Si ha transcurrido todo el plazo, el poseedor no necesita de la acción publiciana ya que tiene la
reivindicatoria, en la cual alegara la prescripción como fundamento de su dominio.

4) La acción publiciana no procede contra el verdadero dueño, lo que denota que no se requiere
haber adquirido el dominio por prescripción.
Conclusión: para haber valer la acción publiciana no es necesario haber cumplido todo el plazo de
prescripción, ya que cualquier tiempo de posesión regular basta.
PARALELO ENTRE ACCIÓN REIVINDICATORIA Y PUBLICIANA:
Acción Publiciana. Acción Reivindicatoria.
El demandante solo debe acreditar la
posesión regular de la cosa.
El demandante deberá probar el
dominio.
Solo puede dirigirse contra los terceros
cuya posesión es inferior.
Puede ejercitarse contra cualquier
poseedor.
Ambas son acciones persecutorias.






8
UTILIDAD DE LA ACCIÓN PUBLICIANA
La acción publiciana no solo resulta útil para defender la posesión regular de la cosa, sino también
indirectamente el dominio.
El propietario puede ejercer la acción publiciana y así evitar la prueba del dominio, limitándose a
probar su mejor derecho a poseer frente al adversario.
De esta manera ejerciendo el propietario la acción publiciana lograra el mismo efecto de la acción
reivindicatoria, vale decir, la devolución de la cosa.
LA PRUEBA DEL DOMINIO
Quien debe probar el dominio es el demandante, vale decir, la carga de la prueba siempre recaerá en
él, pues quien afirma un hecho debe probarlo.
¿Cómo se prueba el dominio?
Para determinar cómo se prueba el derecho de dominio debemos distinguir si este se adquirió por un
modo originario o derivativo:
 Prueba de los modos de adquirir originarios:
Aquí debemos distinguir:
1) Ocupación: el dominio adquirido por ocupación se prueba estableciendo que hubo aprensión de una
cosa mueble que no pertenecía a nadie con ánimo de hacerla propia.
2) Accesión: el dominio adquirido por accesión de prueba demostrando que la cosa es producto de otra
o que se juntó con otra.
3) Prescripción: el dominio adquirido por prescripción se debe probar la posesión ininterrumpida de la
cosa durante el tiempo que la ley exige, ya sea de manera personal o a través de la acción de
posesiones.
 Prueba de los modos de adquirir derivativos:
La prueba del dominio adquirido por un modo derivativo supone demostrar la adquisición valida del
actual titular, y también el derecho de la persona que le transfirió el dominio, y así sucesivamente
hasta el antecesor que lo adquirió por un modo originario.
Como no se puede remontar toda la escala de antecesores, no queda sino probar el dominio por dos
medios



9
1) La Prescripción como prueba del dominio:
La prescripción alivia el esfuerzo probatorio, ya que evita comprobar el dominio de los antecesores, al
cumplirse el plazo prescriptivo.
En este caso la prescripción no actúa como modo de adquirir, sino como medio de prueba, siendo este
el papel más honorable de la prescripción.
2) Las Presunciones Judiciales.
Por diversas razones puede suceder que el demandante no pueda invocar la prueba absoluta de
prescripción, ya sea por Interrupciones o suspensiones, o porque los títulos no son claros ni precisos.
¿Se puede destruir mediante presunciones judiciales la Presunción de dominio de la que goza el
poseedor?
Si ya que:
1) La presunción de dominio es una presunción legal que admite prueba en contrario.
2) No hay disposición en el código que me impida desvirtuar una presunción legal con una presunción
judicial.
EXCEPCIONES QUE PUEDE OPONER EL DEMANDADO EN LA REIVINDICACIÓN:
Puede reaccionar interponiendo excepciones perentorias, como la titularidad de la acción o la
titularidad de la cosa reivindicada.
Excepciones más radicales:
1) excepción de prescripción adquisitiva conjuntamente con la demanda reconvencional.
2) el demandado opone la excepción de garantía y saneamiento.









10
¿CONTRA QUIEN SE PUEDE REIVINDICAR?
Se puede reivindicar contra el actual poseedor y el poseedor que dejo de serlo.
Esquema:
1. Actual poseedor: aquí debemos distinguir:
 Si la cosa está en manos de un mero tenedor.
 Si la cosa está en manos del poseedor ficto.
 Si la cosa está en manos de co-poseedores.
 Caso de la reivindicación contra los herederos.

2. Poseedor que dejo de serlo: aquí debemos distinguir:

 Poseedor de buena fe: aquí debemos distinguir.
 Poseedor de buena fe que dejo de serlo durante el juicio.
 poseedor de buena fe que dejo de serlo antes del juicio.

 Poseedor de mala fe.
REIVINDICACIÓN CONTRA EL ACTUAL POSEEDOR:
De acuerdo al CC la acción de dominio se dirige contra el actual poseedor sea regular o irregular, de
buena o mala fe, ya que la ley no distingue.
Determinación de la persona del poseedor:
Puede suceder que la cosa la tenga:
1) Mero tenedor:
Puede suceder que la cosa esté en manos de un mero tenedor y que el dueño ignore quien es el
poseedor.
En este caso, el dueño no podrá entablar la acción reivindicatoria contra el mero tenedor, pero está
facultado para hacer comparecer al mero tenedor para que confiese bajo declaración jurada el
nombre y la residencia de la persona en cuyo nombre tiene la cosa.
2) Poseedor ficto:
Si el mero tenedor o cualquier tercero estando de mala fe se da por poseedor de la cosa que se
reivindica sin serlo, deberá condenársele a la indemnización los perjuicios que de este engaño hayan
resultado al actor.
Ejemplo: los gastos del proceso inútil.

11
3) Co-poseedores:
En este caso la acción reivindicatoria deberá dirigirse contra todos los comuneros, ya que uno de ellos
no representa a los demás.
4) Reivindicación contra los herederos del poseedor:
La acción reivindicatoria deberá dirigirse en este caso, solo contra el o los herederos que poseen la
cosa y por la parte que en ella posean.
En este caso los herederos responden de acuerdo a sus cuotas hereditarias, ya que pagar los frutos
de la cosa o los deterioros eran obligaciones del causante que se traspasaron a sus herederos.
REIVINDICACIÓN CONTRA EL POSEEDOR QUE DEJO DE SERLO:
La acción reivindicatoria también se puede ejercer contra el que habiendo sido poseedor de la cosa,
dejo de serlo.
Respecto de este punto debemos distinguir:
1) Poseedor de buena fe:
Relacionando los artículos 898 y 900 CC podemos distinguir dos hipótesis de la acción reivindicatoria
contra el poseedor de buena fe que dejo de poseer.
 Primera Hipótesis: “Poseedor de buena fe que durante el juicio no puede restituir la cosa por
su culpa”.
En este caso el poseedor de buena fe quedara sujeto a la norma del poseedor de mala fe que por
hecho o culpa suya ha dejado de poseer, art. 900 inciso 4º.
 Segunda Hipótesis: “Poseedor de buena fe que antes de notificada la demanda en la creencia
que es suya la cosa la enajena haciendo imposible su persecución”.
En este caso la acción de dominio procede contra el que enajeno la cosa para la restitución de lo que
haya recibido por ella (precio).
La acción de dominio no procederá si el poseedor de buena fe creyendo que la cosa era suya la dono o
enajeno a cualquier título gratuito, ya que en este caso, no tendrá precio que restituir.
Supuestos de la acción de dominio en esta hipótesis:
1) pérdida de la posesión a consecuencia de la enajenación y no por otra causa.

2) dificultad de la persecución de la cosa en otras manos.

3) dificultad de perseguir la cosa debe provenir de la enajenación del primitivo poseedor.


12
2) Poseedor de mala fe:
Contra el que poseía de mala fe la acción reivindicatoria procede cuando este ha dejado de poseer por
cualquier hecho suyo, ya sea enajenación, destrucción, pérdida o abandono de la cosa.
Contra el poseedor de mala fe la acción se dirige como si actualmente poseyera la cosa, y este deberá
restituir la cosa misma con todos sus frutos, accesorios y demás prestaciones.
Si el poseedor de mala ve es vencido en juicio, deberá recuperar la cosa para restituirla y en caso de
no poder deberá pagar al reivindicador el valor de ella y las prestaciones ante mencionadas.
 PRESTACIONES MUTUAS 
Concepto: “las prestaciones mutuas son los hechos y pagos que recíprocamente deben realizar uno en
favor de otro el reivindicador y el poseedor vencido”.
Reglas del Código Civil respecto de las prestaciones mutuas:
El código establece normas generales respecto de las prestaciones mutuas, las cuales no solo se
aplican en la reivindicación, sino también en otros casos, como en la nulidad declarada por sentencia
judicial.
Prestaciones del poseedor vencido en favor del reivindicador:
El poseedor vencido debe restituir la cosa al reivindicador y además puede estar obligado a realizar
las siguientes prestaciones:
1) Indemnización de los deterioros de la cosa.
2) Restitución de los frutos.
3) Reembolso del pago de los gastos de conservación.
4) Reembolso de las costas del juicio.
Restitución de la cosa reivindicada:
El poseedor vencido deberé restituir la cosa en el plazo que el juez señale por aplicación del art. 904
del CC.
Si el poseedor vencido no se allana a restituir la cosa, basta disponer de la fuerza pública para la
restitución de la cosa.
¿Qué cosas comprende la restitución?
Respecto de la restitución de una heredad (conjunto de tierras) se debe también restituir.
1) Los inmuebles por adherencia.
2) Los inmuebles por destinación.
En la restitución de toda cosa se comprenden la restitución de los títulos que conciernen a ella si
estos se hayan en manos del poseedor.
13
¿Cómo se realiza la restitución de un inmueble?
La restitución de un inmueble se efectúa dejándolo desocupado y en forma que el reivindicante pueda
entrar en su posesión.
En la práctica generalmente la entrega se realiza mediante un ministro de fe que certifique el estado
del inmueble para fines de las prestaciones.
¿En qué lugar debe entregarse la cosa mueble?
Sobre este punto deben aplicarse las reglas sobre el lugar en que deben cumplirse las obligaciones.
Por lo tanto, la restitución de una cosa reivindicada debe hacerse en el lugar en que la cosa se hallaba
al tiempo de la contestación de la demanda.
Si el demandando la hubiera transportado a otra parte luego de contestar la demanda, deberá poner la
cosa a disposición del reivindicador, siendo de su cuenta los gastos de transporte.
Suerte de los actos de administración ejecutados por el demandado:
Los actos de administración, como por ejemplo los arrendamientos que haya ejecutado el poseedor
vencido caducarán.
El que obtuvo un derecho personal del poseedor vencido podrá hacer valer en contra de este las
acciones que procedan y si el poseedor vencido estaba de buena fe podrá dirigirse a su vez contra el
que le transfirió la cosa.
Indemnización por los deterioros que ha sufrido la cosa:
En este punto debemos distinguir respecto del poseedor de buena y de mala fe.
 Poseedor de mala fe:
El poseedor de mala fe es responsable de los deterioros que por su hecho o culpa ha sufrido la cosa y
no responde por casos fortuitos, salvo que se haya constituido en mora de restituir.
 Poseedor de buena fe:
El poseedor de buena fe mientras permanece en ella no es responsable de los deterioros que por su
hecho o culpa haya sufrido la cosa, sino cuando se hubiese aprovechado de ellos.
El poseedor de buena fe inicial responde de los deterioros que por su hecho o culpa haya sufrido la
cosa luego de la contestación de la demanda, respecto de los anteriores la ley lo libera de la carga de
indemnizar.



14
La Restitución de frutos:
Respecto de la restitución de frutos debemos distinguir si el poseedor vencido se encuentra de buena
o mala fe.
 Poseedor de mala fe:
El poseedor de mala fe es obligado a restituir los frutos naturales y civiles de la cosa, y no solamente
los percibidos sino los que el dueño hubiera podido percibir teniendo la cosa en su poder.
Si no existen frutos, el poseedor de mala fe deberá pagar el valor que tenían o hubiesen tenido al
tiempo de la percepción.
 Poseedor de buena fe:
El poseedor de buena fe no está obligado a la restitución de los frutos percibidos antes de la
contestación de la demanda.
Después de la contestación de la demanda, el poseedor de buena fe estará sujeto a las reglas del
poseedor de mala fe.
Restitución respecto de los frutos líquidos:
La ley dispone que en toda restitución de frutos se abonará a quien los restituye los gastos ordinarios
que ha invertido en producirlos.
Estos gastos deben abonarse a todo poseedor que restituya frutos, pues cualquier persona para
producirlos habría incurrido en ellos.
PRESTACIONES DEL REIVINDICADOR EN FAVOR DEL POSEEDOR VENCIDO.
¿Cuáles son las prestaciones que debe hacer el reivindicador a favor del poseedor vencido?
a) El abono de los gastos ordinarios que ha invertido el poseedor en la producción de los frutos.

b) El abono de las expensas y mejoras que el poseedor haya hecho en la cosa.
Concepto de expensas o mejoras:“Se llaman impensas, expensas o mejoras los gastos hechos para una
cosa”.
Clasificación de las expensas o mejoras:
1) Mejoras necesarias.
 Ordinarias.
 Extraordinarias.

2) Mejoras no necesarias.
 Útiles.
 Voluptuarias.
15
Las Expensas necesarias:
Concepto expensas necesarias: “Son expensas necesarias las que aseguran la conservación de la cosa
y las que de no realizarse producen su deterioro, menoscabo o pérdida”.
Concepto mejoras necesarias ordinarias: “Son los gastos más o menos periódicos que exige el uso
natural de la osa y que son indispensables para conservarla y cultivarla”.
Concepto mejoras necesarias extraordinarias: “Son las que concurren por una vez o a largos
intervalos de tiempos y que conciernen a la conservación y permanente utilidad de una cosa”.
¿Cómo se restituyen las expensas necesarias?
En principio todo poseedor de buena o mala fe tiene derecho a que se le indemnicen las mejoras
necesarias, porque el reivindicador también habría tenido que hacerlas si la cosa hubiese estado en su
poder.
En el caso de que las expensas necesarias se invirtieran en obras permanentes como una “cerca”,
deben abonarse en cuanto hubiesen sido realmente necesarias.
Si las expensas necesarias se invirtieron en cosas que no dejan resultado material como la “defensa
judicial”, deberán ser abonadas por el reivindicador.
Las Expensas no necesarias:
Concepto expensas no necesarias: “Son aquellas que pueden dejar de hacerse sin que se produzca el
deterioro, menoscabo o perdida de la cosa”.
Concepto de expensas no necesarias útiles: “Son las que aumentan el valor venal de la cosa”.
Concepto de expensas no voluptuarias: “Son las que solo consisten en objetos de lujo y recreo, como
jardines, miradores, fuentes, cascadas artificiales, y generalmente aquellas que no aumentan el valor
venal de la cosa, en el mercado general, o solo aumentan en una proporción insignificante”.








16
¿Cómo se abonan las expensas no necesarias útiles?
Respecto de este punto debemos distinguir entre el poseedor de buena y mala fe:
 Poseedor de buena fe:
El poseedor de buena fe vencido tiene derecho a que se le abone las mejoras útiles hechas antes de la
contestación de la demanda.
Lo que se persigue en este caso es que el propietario no se enriquezca sin causa a costa ajena.
Respecto de las expensas no necesarias útiles el reivindicante tiene un derecho de opción, ya que
puede elegir entre:
1) El pago de lo que valgan las obras en qué consisten las mejoras.
2) El pago de lo que en virtud de dichas mejoras valieren más la cosa en dicho tiempo.
En cuanto a las obras hechas después de contestada la demanda, el poseedor de buena fe tiene
solamente los derechos que se le conceden al de mala fe.
 Poseedor de mala fe:
El poseedor de mala fe no tiene derecho a que se le abonen las mejoras útiles, pero puede llevarse los
materiales de dichas mejores, siempre que se puedan deteriorar sin detrimento de la cosa
reivindicada y que el propietario se reúse a pagar el precio que tendrían dichos materiales después de
separados.
¿Cómo se abonan las expensas no necesarias voluptuarias?
El propietario no está obligado a pagar las mejoras voluptuarias al poseedor de mala o buena fe.
El poseedor de buena fe solo tiene respecto de ellas, el derecho que se le concede al poseedor de mala
fe respecto de las mejoras útiles.
Derecho de retención del poseedor vencido:
Cuando el poseedor vencido tuviese un sado que reclamar en razón de las expensas o mejoras puede
retener la cosa hasta que se verifique el pago o se le asegure su satisfacción.
Este derecho lo tiene tanto el poseedor de buena como el de mala fe, ya que la ley no distingue.