La oportunidad comercial y la necesidad del Bienestar Animal en sistemas

de producción animal.
Liliana Velandia Montes
1

Introducción
Hablar de bienestar animal y animales de producción se presta a múltiples
interpretaciones según las preferencias del productor, profesional, entidad o del
consumidor. El bienestar animal busca que cada animal pueda cumplir su “función
productiva” en un sistema de producción consciente de su importancia. En los
últimos años se han dado discretos pero importantes avances en demostrar
científicamente la importancia del Bienestar Animal y su relación directa con
aspectos productivos, así como fomentar su inclusión en aspectos legislativos y
comerciales.
El Bienestar Animal, como se expondrá en este ensayo, se constituye no solo en
una oportunidad de mercado, sino en una obligación ética y moral por parte de la
sociedad.

El problema del Bienestar Animal
El consumo de productos de origen animal tiende a incrementarse debido al
contexto de los agronegocios, el asocio de proteína animal con dieta saludable, el
precio competitivo y el concepto de comida rápida y lista para consumir.
Producir la proteína que el mundo necesita al menor costo posible maximizando
utilidades es la meta del agronegocio, el cual por el modelo de intensificación
instaurado desde los años 50, no tuvo en cuenta el Bienestar Animal. Esta directriz
productiva es la que origina y perpetúa la problemática de Bienestar Animal que se
vive en Colombia y en muchos países.
Eta directriz de eficiencia productiva (más animales por metro cuadrado) está
fuertemente posicionada en profesionales, gremios y productores, que con escasas
excepciones han abierto un espacio para la inclusión del tema del bienestar Animal.
Ni se diga en los consumidores, quienes la fortalecen diariamente al buscar lo
bueno, bonito y barato sin saber a qué costo se logró, lo que incluye tanto el
bienestar animal, el bienestar humano y el bienestar ambiental.
El problema del bienestar animal es multifactorial y por ende, plantear alternativas
también lo debe ser.

1

Especialista

en

Educación

y

Gestión

Ambiental (Universidad Distrital).

Médica

Veterinaria

(Universidad

Nacional)

Una necesidad ética
Mejorar el estado de bienestar de los animales ha sido el interés de muchos grupos,
personas y organizaciones, alcanzando logros puntuales pero significativos. Uno de
los mayores logros alcanzados recientemente fue, con nueva información y
evidencias de un prestigioso grupo de científicos de la neurociencia, formular la
Declaración de Cambridge que evidencia científicamente que los animales poseen
conciencia:

La ausencia de un neocortex no parece excluir a un organismo de
experimentar estados afectivos. La evidencia convergente indica que los
animales no humanos tienen la neuroanatomía, neuroquímica y los
sustratos neurofisiológicos de los estados de conciencia junto con la
capacidad de exhibir comportamientos intencionales. En consecuencia, el
peso de la evidencia indica que los seres humanos no son los únicos en
poseer los sustratos neurológicos que generan conciencia. Los animales no
humanos, incluyendo todos los mamíferos y aves, y muchas otras criaturas,
incluyendo pulpos, también poseen dichos sustratos neurológicos (Low,
Panksepp, Reiss, Edelman, Van Swinderen & Koch 2012).

Significa que los animales empleados en producción animal son capaces de tener
conciencia de sus condiciones, generar comportamientos intencionales y
experimentar emociones. Es decir, son capaces de auto reconocimiento. Es un hito
histórico en cuanto a contar con argumentos científicos e incluir de una vez por
todas y sin excusas el bienestar animal en todos los procesos productivos, la
formulación de leyes y políticas y en su consumo responsable.

Los retos que vienen

El agronegocio afronta una serie de retos comerciales, pues adicional al tema ético,
hay investigaciones en torno al consumo de algunos productos de origen animal y
su relación directa con enfermedades y problemas de salud pública:
Lácteos: Se recomienda limitarlos a máximo 2 porciones por día, dado que altos
niveles de consumo se asocian a un mayor riesgo de cáncer de próstata y
probablemente cáncer de ovario. (Harvard School of Public Health, 2011)
Carnes rojas: Un estudio encontró que mujeres entre los 24 y 43 años que
consumían 1.5 porciones al día de carnes rojas tenían un 22% más de riesgo de
cáncer de seno. Y cada porción adicional lo incrementa en otro 13%. (Harvard
School of Public Health, 2014)
También han encontrado relación con diabetes tipo 2 (Harvard School of Public
Health, 2013) e infartos y enfermedades coronarias (Harvard School of Public
Health, 2012).
Adicional a los retos de bienestar animal y salud pública, está el ambiental y la crisis
del hambre mundial. Desde el punto de vista de eficiencia energética es
incuestionable que “la producción de carne representa un gasto de agua y energía
muy por encima de la que se necesita en la producción de vegetales o cereales…
Según las Naciones Unidas, una reducción de la producción y el consumo de carne
entre el 10 y el 15% podrían erradicar el hambre en el planeta” (Ruíz, 2012)

¿Qué hacer ante dichos retos?
En la Declaración de Cambridge Low (2012), al presentar las conclusiones indica
varios puntos importantes: "decidimos llegar a un consenso y hacer una declaración
para el público que no es científico. Es obvio para todos en este salón que los
animales tienen conciencia, pero no es obvio para el resto del mundo… No es algo
obvio para la sociedad”. Demostrar científicamente que los animales sufren es una
verdad incómoda que muchos no quieren escuchar, particularmente aquellos
vinculados al agronegocio.
En resumen: el Bienestar animal, así como la conciencia de los animales, no es
obvio para la sociedad. Sociedad que no conoce ni dimensiona la cantidad de
animales que están sometidos diariamente a pésimas condiciones de producción
sin bienestar animal. Sociedad consumista que incrementa día a día la demanda
por estos productos. Según datos de la FAO del 2007, cada año 60.000 millones de
animales son criados para consumo humano en condiciones inaceptables de
cautividad y sufrimiento, con una clara tendencia al aumento, sin contar las 140
millones de toneladas de peces. Ni mencionar los millones que son empleados en
las industrias farmacéuticas, cosméticas, el uso de sus pieles o en actividades de
caza, comercio ilegal, culturales, deportivas y tradicionales.
Pero a su vez, es una sociedad que se informa, investiga, conoce, y elige mejores
productos. Está al tanto de las nuevas tendencias de mercado y se preocupa por su
salud. Es una sociedad que día tras día es más consciente y responsable, busca
productos amigables con el ambiente y en la medida que conoce la problemática de
Bienestar animal, empieza a exigirla también. Y con sus elecciones se pueden dar
grandes progresos en el Bienestar Animal.
La información de salud y bienestar animal, así como de impactos ambientales
serán claves en las opciones de consumo y por ende, el agronegocio debe
evolucionar con ellos, desarrollando sistemas productivos amigables, transparentes
y responsables con el animal, con el consumidor y con la sociedad.

El Proyecto “Producción amigable con los animales”
El Bienestar Animal será una herramienta fundamental para la sostenibilidad del
agronegocio. Un proyecto de mejoría en el Bienestar Animal a través de
oportunidades comerciales para productos de origen animal producidos con
estándares más altos de bienestar animal, debe formularse integralmente. Crear
oportunidades comerciales sostenibles requiere de esfuerzos multiinstitucionales,
multisectoriales y de cooperación.
Generar un cambio en los patrones de compra de los productos de origen animal,
de la mano de esfuerzos técnicos, productivos, de investigación, tributarios y
legislativos, redundará en que el Bienestar animal sea un criterio de fácil
entendimiento, manejo y exigencia.
Este proyecto debe estar orquestado por entidades de reconocida trayectoria y
experiencia en el tema como la FAO, la World Animal Protection, PNUD y la Animal
Welfare and Trade entre otras.
El objetivo del proyecto es incorporar criterios de bienestar animal en los sistemas
de producción animal a nivel mundial, para lo cual generará estrategias y definirá
metas claras y medibles. Algunas ya se están llevando a cabo en algunos países
con excelentes resultados, aportando su experiencia en la misión de hacer que se
conviertan en generalidad.









Producción amigable con los animales


Objetivos
1. Contar con herramientas e instrumentos para la producción amigable a nivel
mundial.

 Incorporar criterios y prácticas de producción amigable en las políticas
y programas nacionales.
 Al 2025 el 50% de los países contarán con herramientas jurídicas,
administrativas, técnicas, educativas, presupuestales, financieras,
económicas y tributarias para la implementación del Bienestar Animal
en sus sistemas de producción animal.
 Cada país contara al 2040 con herramientas jurídicas, administrativas,
técnicas, educativas, presupuestales, financieras, económicas y
tributarias para la implementación del Bienestar Animal en sus
sistemas de producción animal.


2. Sello de Producción amigable

 Generar estándares globales de certificación y trazabilidad de
sistemas amigables con los animales.
Contar con herramientas e
instrumentos para la producción
amigable
Consumidor responsable con
el Bienestar Animal
Sello de producción
amigable
Observatorio de producción
amigable
Gremios, organizaciones, entidades
y productores comprometidos con
la producción amigable
 Al año 2030 el 50% de los productos de origen animal que se
comercialicen tanto nacional como internacionalmente, contarán con
una certificación reconocida de Bienestar Animal.
 Al año 2040 todo producto de origen animal que se comercialice tanto
nacional como internacionalmente, contará con una certificación
reconocida de Bienestar Animal.

3. Observatorio de producción amigable

 Desarrollar un sistema práctico de valoración del Bienestar animal,
estilo Matriz de bienestar animal y/o huella de bienestar animal de fácil
y rápida implementación.
 Implementar un sistema de información amigable para la difusión de
la iniciativa, información y seguimiento de avances y compromisos.

4. Gremios, organizaciones, entidades y productores comprometidos con el
Bienestar Animal

 Redimensionamiento de los esquemas productivos incorporando el
Bienestar animal.
 Investigación en sistemas de producción amigables con los animales.
 Cada país elaborará o adaptará guías de bienestar animal, las cuales
serán empleadas, difundidas y actualizadas permanentemente.
 Desarrollar procesos de capacitación y transferencia de tecnología
amigables con los animales.
 Las particularidades culturales y la producción primaria de cada país
incorporará el Bienestar Animal en sus sistemas de explotación.

5. Consumidor responsable con el Bienestar Animal

 Difusión de información en torno a los avances en Bienestar Animal
alcanzados por cada productor o empresa.
 Contar con información de fácil acceso y actualizada de la oferta de
productos amigables con los animales.
¿Es factible el proyecto?
El poder del consumidor se ejerce diariamente. Un consumidor informado y
consciente es uno de los pilares para lograr que el bienestar animal en animales de
producción sea la regla y no la excepción. Este pilar puede jalonar efectivamente
las oportunidades comerciales, así como exigir a los gobiernos medidas para su
implementación. Si el consumidor cuenta con adecuada información puede generar
un gran impacto y enviar un mensaje claro a las industrias: haz mejor las cosas.
Suena bien, pero….

Son varios los obstáculos que deberá superar un proyecto de producción animal
amigable:

 Reconocer que hay una mejor manera de producir con bienestar animal es
el primer paso, aspecto difícil tanto por el productor como por las
organizaciones gremiales tradicionales. Por eso el manejo más viable es
como exigencia y oportunidad comercial.
 El replantear el conocimiento de décadas acerca de los sistemas productivos
y su adecuado manejo será uno de los principales inconvenientes, si
aprender toma esfuerzo, desaprender es un reto. Por tal motivo el
componente de educación es clave para facilitar el proceso.
 Inversiones para implementar las recomendaciones y adecuar la
infraestructura. Se puede manejar a través de capital semilla, subsidio,
crédito e incentivos tributarios.
 Formular o adaptar leyes y políticas de bienestar animal es un proceso largo.
Un programa de apoyo desde las organizaciones líderes de la iniciativa, es
fundamental para su gestión, así como de un órgano legislativo consciente
de la problemática.
 Desarrollar un estándar de certificación global no es fácil. Hay demasiadas
variaciones culturales, productivas e incluso religiosas que deben ser
consideradas en cada país. Un primer paso podría ser la matriz y/o huella de
bienestar animal mencionada anteriormente.
 Los mercados, la globalización y la competitividad que no incluyen el
bienestar animal como criterio. La economía repercute en el poder adquisitivo
y cuando este se ve afectado, los valores diferenciales de un producto
pueden ser obviados. Se podría formular un plan de competitividad para este
nuevo enfoque.


Para concluir, el cómo incorporar el bienestar animal a la nueva ecuación de la
economía del S XXI no es una tarea fácil, pero diferenciadora comercialmente y
necesaria desde todo punto de vista ético y moral. Es lo mínimo que podemos hacer
para “mejorar” las condiciones de los 345 millones de animales que a diario son
sacrificados para consumo humano.


BIBLIOGRAFIA

Harvard School of Public health. Healthy Eating Plate vs. USDA’s MyPlate. (2011).
1/07/2014, de Harvard University Sitio web:
http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-eating-plate-vs-usda-myplate/

Harvard School of Public health. Red meat consumption linked to increased risk of
total, cardiovascular, and cancer mortality (2012). 1/07/2014, de Harvard University
Sitio web: http://www.hsph.harvard.edu/news/press-releases/red-meat-
consumption-linked-to-increased-risk-of-total-cardiovascular-and-cancer-mortality/

Harvard School of Public health. Eating more red meat may increase risk of type 2
diabetes (2013). 1/07/2014, de Harvard University Sitio web:
http://www.hsph.harvard.edu/news/hsph-in-the-news/eating-more-red-meat-may-
increase-risk-of-type-2-diabetes/

Harvard School of Public health. Red meat may raise young women’s breast cancer
risk. (2014). 1/07/2014, de Harvard University Sitio web:
http://www.hsph.harvard.edu/news/hsph-in-the-news/red-meat-may-raise-breast-
cancer-risk/
Low P. (7 de Julio de 2012). Francis Crick Memorial Conference, focusing on
Consciousness in Humans and Non-Human Animals. 2012 (Archivo de video) Sitio
Web: http://www.youtube.com/watch?v=wgxvLxwrMKs
Low P., Panksepp J., Reiss D., Edelman D., Van Swinderen B., Koch C. (2012). The
Cambridge Declaration on Consciousness. 1/07/2014, de Francis Crick Memorial
Conference Sitio web:
http://fcmconference.org/img/CambridgeDeclarationOnConsciousness.pdf

Ruiz Díaz A. (2012). ¿Cuántos miles de millones de animales criados en
condiciones inaceptables son sacrificados cada año?. 1/07/2014, de Fronterad
Revista Digital Sitio web: http://www.fronterad.com/?q=cuantos-miles-millones-
animales-criados-en-condiciones-inaceptables-son-sacrificados-cada-ano