UNIVERSIDAD NACIONAL “FEDERICO VILLAREAL”

ESCUELA UNIVERSITARIA DE POST GRADO
MAESTRIA EN DERECHO CIVIL Y COMERCIAL
TEMA
“PROCESO DE IMPUGNACION DE PATERNIDAD LEGÍTIMA”
PRESENTADO POR
SAIDA YULISSA SAMANAMU MAURICIO
LIMA 2014
DEDICATORIA:
A mis padres por su apoyo incondicional y
a todas las personas que de una u otra
forma me ayudan a ser mejor profesional
durante el desarrollo de mi carrera.
INTRODUCCION
En sede matrimonial, quien se considera hijo y no goza de la calidad de tal puede
reclamar tal condición, o quien no se considera padre de un determinado hijo
puede impugnar la condición del hijo, entonces estamos ante acciones de
reclamación y de negación o impugnación. En la reclamación encontramos la de
filiación matrimonial, y en la de negación o impugnación encontramos la negación
de la paternidad, y también la de impugnación de la maternidad matrimonial.
En doctrina se distingue la negación o desconocimiento de la paternidad de la
impugnación, la primera ocurre cuando el hijo tenido por mujer casada no está
amparado por la presunción pater is, de modo que el marido se limita a expresar
que no es suyo el hijo de su mujer, y es a la madre y al hijo a quienes corresponde
probar lo contrario. a impugnación corresponde al marido cuando el hijo tenido
por su mujer y a quien no considera suyo está amparado por la presunción pater
is, recayendo la carga de la prueba en el marido. a diferencia está dada por quien
soporta la prueba! en nuestra legislación se usa el término negación.
"efiere el art#culo $%$ modificado por la ley &'()* que el marido que no se crea
padre del hijo de su mujer puede negarlo en los casos se+alados en la misma.
El legislador toma una postura especial en aras de fa,orecer la filiación
matrimonial y para no prolongar una situación de incertidumbre, establece un
plazo bre,e, sin embargo no repara que ello puede y de hecho conduce a ,iolentar
el derecho a la identidad, como lo ,eremos más adelante! el plazo es de
caducidad por lo que no se suspende ni interrumpe. El art#culo $%) del código ci,il
dice que la acción debe ser interpuesta por el marido dentro del plazo de -( d#as
contados desde el d#a siguiente del parto, si estu,o presente en el lugar, o desde
el d#a siguiente de su regreso, si estu,o ausente, presumiéndose que conoció el
hecho del parto el mismo d#a a aquel que regresó. Este plazo aparentemente fatal
y se aplicar#a incluso para el caso del inciso .to del art#culo $%$, esto es, cuando
se cuenta con una prueba de ,alidez cient#fica.
/na interpretación literal de la norma sobre el plazo, como ha ,enido ocurriendo
con nuestra magistratura, no nos parece correcto, en atención a que se sigue
prefiriendo la ,erdad legal antes que la ,erdad biológica. 0ero lo que es más
importante, el plazo termina afectando el derecho a la identidad, entendida ésta
no sólo en cuanto al nombre como elemento que indi,idualiza a la persona, como
elemento de distinción, sino también como derecho a fijar una relación paterno
filial real y no sólo supuesta, y felizmente as# lo están entendiendo actualmente los
jueces, que al analizar el numeral $%), están haciendo control difuso e inaplicando
la norma, prefiriéndose la norma constitucional, art#culo & inciso 1, referido al
derecho a la identidad, concediendo el derecho de acción a2n cuando se haya
,encido el plazo, tal como es de ,erse de la resolución suprema del &$ de octubre
del &((&, reca#da en el expediente &*.'3&((&, a propósito de una consulta, y en
donde el máximo tribunal dijo textualmente 4 5ue si bien es cierto ha ,encido el
plazo de caducidad que se+ala el art#culo )(1 del código ci,il para que la
interesada pueda impugnar la paternidad a su fa,or realizada por 6, también lo es
que es derecho fundamental de la persona humana conocer a sus padres75ue
alegándose la ,erdad biológica y siendo derecho fundamental de toda persona, su
identidad consagrado en el inciso primero del art#culo segundo de la 8onstitución
0ol#tica del Estado, resulta necesario que la judicatura otorgue tutela efecti,a de
los derechos humanos de la recurrente, procediendo a calificar nue,amente la
demanda y entender el plazo de caducidad desde el momento en que la
recurrente tomó conocimiento del hecho9, a esta resolución suprema se puede
agregar una más expl#cita, reca#da en el expediente &*1(3&((%, del &- de enero
del &((' y que en su parte pertinente dice 4 :i bien la demanda interpuesta está
sujeta a un plazo de caducidad, que incide sobre la ,alidez de la relación procesal
seg2n el cual el juzgador está en la obligación de ,erificar las condiciones de la
acción para proseguir el trámite del proceso, sin embargo no puede perderse de
,ista que el juez debe atender a la finalidad concreta del proceso, que es resol,er
un conflicto de intereses o eliminar una incertidumbre jur#dica que haga posible
lograr la paz social en justicia, seg2n lo establece el art#culo ;;; del <#tulo
0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il! no se puede por tanto en base a una
situación procesal emitirse un pronunciamiento inhibitorio, cuando en atención al
interés superior del ni+o establecido en el art#culo ;6 del <#tulo 0reliminar del
8ódigo de los =i+os y Adolescentes, el Estado está en la obligación de preser,ar
la identidad de los ni+os y sólo a tra,és de los órganos jurisdiccionales
encargados de administrar justicia se puede llegar a resol,er la litis en ,irtud de las
pruebas aportadas por las partes, y a los que el juzgador estime con,eniente
actuar de oficio para dilucidar la contro,ersia7 por lo que aprobaron la resolución
consultada, que en el caso de autos deja de aplicar el art#culo $%) del código ci,il
al preferir la norma constitucional contenida en el art#culo & inciso 1 de la carta
magna.
>tro tema de importancia resulta se+alar que el art#culo $%), parte del supuesto
de la acción de negación de paternidad del marido, cuando su cónyuge alumbró
un hijo y el considera que no es de él, esto es, para que funcione el art#culo $%)
debe haber existido un parto respecto de la cónyuge, pues si no lo hubiera,
entonces no cabe computar plazo alguno, y este ser#a el caso, de una pareja de
casados que se encuentra con una partida de nacimiento de un hijo quien
aparece como tal, respecto de esa pareja matrimonial, sin que ésta tenga
conocimiento de tal hijo, en ese supuesto, no cabe aplicar el plazo del art#culo
$%), ni mucho menos los supuestos del art#culo $%$, pues todos ellos están
referidos al hijo biológico de la mujer casada.
En cuanto a la titularidad de la acción corresponde al marido y si éste hubiera
muerto o se encuentra incapacitado, entonces la ley pre,é otras personas para
negar la paternidad. ?eamos@
:i el marido se encuentra incapacitado por encontrarse pri,ado de discernimiento,
o sordo mudo, ciego sordo , ciego mudo , sufre retardo mental o deterioro
mental, entonces la acción puede ser ejercitada por los ascendientes del marido!
ahora bien, si los ascendientes no accionan dentro del plazo -( d#as, podrá
hacerlo el marido dentro de un plazo semejante al cesar la incapacidad, as# lo
establece el art#culo $%* del código ci,il.
:i el marido ha fallecido sin admitirlo como hijo y antes de ,encerse el plazo de
negación, en este caso, refiere el art#culo $%' que los herederos y los
ascendientes del marido, pueden incoar la acción dentro del plazo toda,#a
disponible, y naturalmente continuarla si el marido la dejó planteada. :eg2n el
art#culo $%- la acción se dirige contra la madre y el propio hijo, quien podrá actuar
a tra,és de su representante legal, esto es, la propia madre, o un curador especial
si hubiera oposición de intereses.
; 0A"<E
AA<E";A
PROCESO DE IMPUGNACION DE PATERNIDAD LEGÍTIMA
NOCIONES GENERALES:
1.-FILIACIÓN
as relaciones de parentesco, son di,ersas, como por ejemplo entre el padre y el
hijo, entre el t#o y el sobrino, etc. a relación de parentesco más importante es la
filiación, que ,incula a los padres con los hijos, es llamada también 0aterno B
Cilial.
Existen dos clases de filiación@ una es la que nace del matrimonio y ,incula a los
padres con los hijos habidos dentro del matrimonio, a esta se la denomina leg#tima
o matrimonial! otra es la que se genera fuera del matrimonio y se le denomina
ileg#tima o extramatrimonial.
1
,
El término filiación nos conduce a la descendencia, al lazo existente entre padres
e hijos, al menos es el concepto más difundido, sin embargo en un concepto más
amplio y genérico, tendr#amos que referirnos a los antepasados de una persona, y
a sus descendientes. a filiación alude al hijo, y si a él sumamos la figura del
padre, entonces estamos ante la relación paterno filial, o si se trata de la madre,
materno filial.
a situación de los hijos no siempre ha recibido un trato igualitario, sus derechos
estaban condicionados a que nazcan dentro de un matrimonio, pues si lo hac#an
fuera de él, entonces se encontraban en una situación de inferioridad y con
1
Varsi, E. (1999) Filiación, derecho y genética. Lima: Fondo editorial de La Cultura
derechos restringidos, respecto de aquellos que si hab#an nacido dentro de un
matrimonio, a la par de la denominación de ileg#timos que se les dio, y que por
cierto era muy peyorati,a. En el código ci,il de 1-$%, se les clasificó en leg#timos
en tanto que hab#an nacido dentro de un matrimonio, e ileg#timos si el nacimiento
se produc#a fuera del matrimonio! esta clasificación no sólo era de términos si no
de derechos, por ejemplo, en sucesiones, el hijo ileg#timo heredaba la mitad de lo
que le correspond#a al leg#timo Dart#culo '%&E. 8on el código ci,il de 1-*), se
supera este trato discriminatorio en consonancia con el art#culo % de la
8onstitución de 1-'-, ,igente cuando se promulga el código ci,il de 1-*), sin
embargo se les separa seg2n nazcan dentro de un matrimonio o fuera de él! hoy
son matrimoniales o extramatrimoniales pero con iguales derechos.
a nue,a 8onstitución de 1--$ D ya antes lo hab#a recogido la 8onstitución de
1-'-E en su art#culo %, recoge la igualdad de los hijos, prohibiendo toda mención
sobre el estado ci,il de los padres, y la naturaleza de la filiación de los hijos en los
registros ci,iles y en cualquier documento de identidad, sin embargo esta igualdad
de los hijos, no significa suprimir la descripción que se hace de ellos seg2n su
nacimiento, dentro de un matrimonio o fuera de él, y no significa ello, por cuanto el
ejercicio de los derechos de las diferentes instituciones familiares, se basan en
criterios dispares para unos y otros, basados en la situación de hecho en que se
encuentran los hijos, as# el ejercicio de la patria potestad respecto de hijos
matrimoniales no es igual a la de los extramatrimoniales, en el primer caso, los
dos padres ejercen de consuno el ejercicio de esta institución familiar, y en el
segundo , existen criterios para otorgar a uno u otro el ejercicio D reconocimiento,
edad, sexo entre otrosE, como tampoco lo es en la autorización para matrimonios
de menores,D en el caso de los matrimoniales ambos padres deben autorizar y en
el caso de los extramatrimoniales basta el padre o madre que los haya
reconocidoE, ni lo es, para la designación de tutores, D en el caso de los
matrimoniales no se requiere confirmación judicial, lo cual si es necesario
tratándose de los extramatrimonialesE! por lo tanto es necesario saber la
condición de hijos, los matrimoniales cuando nacen de padres casados, y los
extramatrimoniales cuando nacen de padres no casados, entendiéndose que la
di,isión de los hijos no califica sino describe la situación de ellos.
2.-LA FILIACIÓN Y SUS CLASES
El 8.8. de 1*.&, hizo una diferencia entre hijos leg#timos e ileg#timos, sub3
clasificando a los segundos en naturales y no naturales. uego estaban los
adulterinos, quienes no ten#an ning2n derecho reconocido a los ileg#timos.
El 8.8. de 1-$%, realizó una ni,elación donde se integraba a todos los hijos
fuera del matrimonio, dentro del status de ileg#timos. uego se dio
la ey 1)''&, que prohibió consignar en los documentos oficiales, expedidos
por el Estado, las Aunicipalidades, las /ni,ersidades y otras instituciones,
los datos relati,os a la filiación leg#tima o ileg#tima, también prohibió que en los
colegios se exija a los alumnos la presentación de documentos sobre filiación
o despedirlos al constatar su ilegitimidad.
a 8onstitución de 1-'-, en su art#culo %F, determina la igualación de la
filiación leg#tima y la ileg#tima, al establecer que todos tienen iguales derechos,
estando prohibida toda mención sobre el estado ci,il de los padres y
la naturaleza de la filiación de los hijos en los "egistros 8i,iles y en cualquier
documento de identidad.
a 8onstitución de 1--$, reitera el art#culo %F de la constitución antecesora.
El 8.8. de 1-*), ha tenido que modificar los conceptos de leg#timos e
ileg#timos por hijos matrimoniales y extramatrimoniales, haciendo que sea más
exacta y apropiada, por cuanto la anterior implica estar a fa,or o en contra de
la ey.
Es claro que las dos filiaciones no se pueden ni,elar, pues existen diferencias
notables, como el matrimonio ci,il, la gestación reconocida, y otros aspectos
que en la filiación extramatrimonial, son imposibles de realizar.
as constituciones de 1-'-, 1--$ G E 8.8. HE 1-*), EG =F &'()*, la cual
modifica di,ersos art#culos del código ci,il referidos a la declaración de
paternidad y maternidad.

En doctrina es com2n definir a la filiación matrimonial refiriéndola al hijo tenido en
las relaciones matrimoniales de sus padres, sin embargo el concepto termina
siendo impreciso, pues hay dos momentos distanciados en el tiempo, la
concepción y el nacimiento o alumbramiento y que estos no necesariamente
ocurran en el matrimonio, y as# puede ser concebido antes del matrimonio y nazca
dentro de él, o concebido en el matrimonio y nazca después de la disolución o
anulación de éste! entonces, es necesario saber si por tenido ha de entenderse al
concebido o alumbrado, y por 2ltimo, que el hecho de que una mujer casada
conciba y o alumbre un hijo, no significa necesariamente que el padre de éste sea
el marido de aquella.
.- TEORIA DE LA CONCEPCION Y DEL ALUM!RAMIENTO:
a concepción significará que si el hijo ha sido procreado dentro del matrimonio,
entonces será tenido como matrimonial, a2n cuando el nacimiento se produzca
fuera del matrimonio, mientras que el alumbramiento significará, que el hijo nacido
dentro del matrimonio será matrimonial, a2n cuando hubiera sido concebido fuera
del matrimonio. 0ues bien, ambas teor#as por separado lle,an impl#citas
injusticias, as#, si adoptamos la teor#a de la concepción, se considerará
extramatrimonial al hijo concebido fuera del matrimonio pese a que nazca dentro
de él, y si adoptamos la teor#a del alumbramiento, se considerará extramatrimonial
al hijo nacido fuera del matrimonio pese a que fue concebido dentro de él Dcaso
del hijo póstumoE.
4.-TEORIA MI"TA:
Iabiendo demostrado la injusticia de ambas teor#as en su aplicación por
separado, resulta necesario en beneficio del hijo combinar estas teor#as,
recordemos sobre el particular el art#culo 1 del código ci,il 4 el concebido es sujeto
de derecho para todo cuanto le fa,orece9, pues bien, el art#culo $%1 del código en
consonancia con el numeral citado, refiere que el hijo nacido durante el
matrimonio o dentro de los $(( d#as siguientes a su disolución tiene por padre al
marido, en consecuencia, serán matrimoniales los hijos nacidos durante el
matrimonio aunque hubieran sido concebidos fuera de él, y lo serán los nacidos
después de la disolución del matrimonio si han sido concebidos durante su
,igencia. :in embargo una aplicación estricta del art#culo $%1 del código ci,il
puede lle,arnos a situaciones injustas, por cuanto bajo esta presunción, pueden
imputarse hijos a maridos que no se consideren padres de ellos, en razón de no
haber cohabitado con la mujer en la época de la concepción, y por lo tanto dicho
marido de la mujer que alumbró el hijo, al no considerarse padre de él debe tener
acción para ener,ar esta presunción! y en efecto, la ley le concede acción pero no
en forma irrestricta, limitándola a supuestos que ener,en esta relación paterno
filial.
Plazo máximo y mínimo de gestación.-
a fórmula del art#culo $%1 es en beneficio del hijo, sin embargo es necesario,
como ya lo hemos manifestado, abrir la posibilidad de que el marido que no se
crea padre del hijo que alumbró su mujer pueda negarlo. 0ero cuáles serán sus
argumentos para impugnar al hijo, ob,iamente estos deberán estar referidos a la
negati,a de él, de haber tenido trato #ntimo con su mujer y en particular en el
per#odo de la concepción, pues bien estas exigencias nos lle,an a considerar el
plazo de gestación, dentro del cual debe comprenderse la concepción y el
alumbramiento! sobre el particular no es posible establecer un plazo 2nico de
gestación, pues ello dependerá del organismo de la mujer, sin embargo resulta
necesario fijar un plazo m#nimo y máximo, y as# lo ha entendido el derecho,
estableciendo plazos de 1*( d#as y $(( como m#nimo y máximo de gestación.
La presunción pater is y su aplicación.-
Hesde "oma nos llega esta presunción juris tantum, conocida como pater is est
quem nuptiae demostrant y que etimológicamente significa, padre es quien las
nupcias demuestran, y que se traduce en el hecho de que si una mujer casada
alumbra un hijo, se tiene como padre de éste a su marido, y ello en función de las
obligaciones que impone el matrimonio, principalmente la cohabitación y la
fidelidad que se deben los cónyuges, sin embargo, el hecho de que una mujer
casada conciba o alumbre un hijo, no significa necesariamente que ese hijo sea
matrimonial, sobre el particular ,eamos dos hipótesis de trabajo@
- =acimiento producido después de 1*( d#as de celebrado el matrimonio o antes
de ,encido los $(( siguientes a su disolución o anulación.3 en este caso el hijo
gozará de la llamada presunción pater is est quem nuptiae demonstrant, que,
como ya lo hemos se+alado, significa que el hijo tenido por mujer casada se
reputa como hijo de su marido, y ello es as# por los deberes que impone el
matrimonio y que se deben rec#procamente los cónyuges, y que alude a que
ellos dentro del matrimonio tienen el derecho y el deber de tener trato #ntimo
exclusi,o y excluyente, por lo tanto, si se produce el nacimiento de un hijo
dentro de esos plazos, el hijo se reputará del marido de la mujer casada que lo
alumbró, sin embargo se trata de una presunción que admite prueba en
contrario.
- =acimiento se produce antes de cumplir los 1*( d#as de la celebración del
matrimonio o después de los $(( d#as de disuelto o anulado el matrimonio.3
aqu# la concepción ha ocurrido fuera del matrimonio, por lo tanto el hijo no goza
de la presunción pater is, pues las relaciones extramatrimoniales no pueden
presumirse! ahora bien, quedará en poder del marido que no se sienta padre
de esa criatura negar esa paternidad , pero si el se considera padre, entonces
no accionará y el hijo será tenido por matrimonial! por otro lado, tratándose del
hijo que nace después de los $(( d#as de haber terminado el matrimonio, no
hay mayor problema en reconocer que ese hijo será extramatrimonial a2n
cuando el padre sea el marido de la ex mujer.
-
5.-ACCIO!" #! !"$A#O CO %!"P!C$O A LA &ILIACIO 'A$%I'OIAL(
El estado de familia es inherente a la persona! se dice que una persona tiene un
padre, una madre, en tanto que se encuentre debidamente acreditado el ,#nculo
paterno o materno filial, ,#nculo que tiene dos componentes, uno de hecho natural
que alude a la procreación y otro jur#dico, en este 2ltimo componente, se habla de
t#tulo de estado como el instrumento que prueba el estado de familia de una
persona, as# en el caso de los matrimoniales, el t#tulo lo representa la partida de
nacimiento y la de matrimonio de sus padres, y en el caso de los
extramatrimoniales el t#tulo está representado o por el reconocimiento o la
declaración judicial de paternidad! ahora bien, quien no se encuentra emplazado
en el estado de familia que le corresponde, tiene a su alcance la acción de estado
destinada a declarar que existen los presupuestos de ese estado, por ejemplo, el
hijo que se considera como tal respecto de un matrimonio, entonces demandará a
sus presuntos padres matrimoniales para asumir la condición de hijo matrimonial,
as# mismo se puede pretender la modificación del estado de familia de
determinada persona, por no coincidir con la realidad, por ejemplo, el marido de la
mujer que alumbró un hijo y considera que no es suyo, puede accionar para hacer
desaparecer ese estado de familia del hijo de su mujer, que por la presunción legal
estar#a gozando de la calidad de hijo matrimonial.
En sede matrimonial, quien se considera hijo y no goza de la calidad de tal puede
reclamar tal condición, o quien no se considera padre de un determinado hijo
puede impugnar la condición del hijo, entonces estamos ante acciones de
reclamación y de negación o impugnación. En la reclamación encontramos la de
filiación matrimonial, y en la de negación o impugnación encontramos la negación
de la paternidad, y también la de impugnación de la maternidad matrimonial.
P#$%&#' ()&*+$,-
Esta primera cuestión manifiesta que es posible que la concepción no
suceda dentro del matrimonio, pero el nacimiento s#, u otro caso ser#a que
la concepción se dé dentro del matrimonio, mas el nacimiento no, esto ser#a
cuando la pareja se ha di,orciado.
Entonces resulta que, ser#an hijos leg#timos los engendrados o concebidos
durante la ,igencia del matrimonio, sin interesar si luego se disuel,e o anula
el matrimonio, pero con la dificultad de que los concebidos antes del
matrimonio serán ileg#timos, aunque nazcan dentro de él. 0ero tomando la
otra postura, la legitimidad dependerá de que los hijos nazcan durante el
matrimonio, no importa si fueron concebidos antes del matrimonio, pero con
la dificultad de que los hijos nacidos, después de la disolución o anulación
del matrimonio, no serán leg#timos.
Crente a estas dos posturas, se con,iene fusionar ambas@ la de la
concepción y del nacimiento, resultando que ser#an hijos leg#timos aquellos
nacidos dentro del matrimonio, aunque hayan sido concebidos antes de él y
lo serán también los nacidos después de la disolución o anulación del
matrimonio, sólo si fueron concebidos dentro de él.
El 8.8. 0eruano de 1-*), reiterando el criterio seguido por el 8.8. de 1-$%
mediante el art#culo $%1F en concordancia con el art#culo 1F, adopta
la teor#a mixta de la concepción y el nacimiento al prescribir que el hijo
nacido durante el matrimonio, o dentro de los $(( d#as siguientes a su
disolución, el hijo se presume matrimonial, aunque la madre declare que no
es de su marido o sea condenada como ad2ltera.
S&.)-/' ()&*+$,-
a segunda cuestión es el hecho de que si una mujer casada concibe yJo
alumbra a un hijo no significa que el padre del menor, sea el marido de la
mujer. Esta cuestión es analizada por el Hoctor Iéctor 8ornejo 8há,ez
sobre la base de dos hipótesis@
aE a de que el nacimiento se haya producido después de 1*( d#as de
celebrado el matrimonio y antes de ,encidos los $(( d#as siguientes
a su disolución o anulación. Esto se resuel,e con una antigua
presunción del Herecho "omano, la presunción Pater is, de
paternidad, en ,irtud del cual el hijo tenido por una mujer casada se
le reputa hijo de su marido. Esto se apoya en@ primero, la
cohabitación o relación sexual entre los cónyuges que el matrimonio
hace suponer. :egundo, la fidelidad, que se presume la mujer guarda
al marido.
bE a de que el nacimiento haya ocurrido antes de cumplirse 1*( d#as
de su celebración o después de $(( d#as de la disolución del
matrimonio. a solución es más dif#cil. En el primer supuesto, de que
el nacimiento haya ocurrido antes de cumplirse 1*( d#as de la
celebración del matrimonio, cabe dos posibilidades@ el padre es quien
desposó a la madre o el padre es ,arón distinto, entonces se
resuel,e aplicar la teor#a mixta, en el sentido de considerar al hijo
nacido antes de los 1*( d#as de celebrado el matrimonio como
leg#timo. En el segundo supuesto, de que el nacimiento haya
ocurrido después de los $(( d#as de la disolución del matrimonio, la
solución es considerar a los hijos como ileg#timos o
extramatrimoniales.
0.-LAS ACCIONES RELATIVAS A LA FILIACIÓN MATRIMONIAL
:e agrupan en dos clases, seg2n su orientación@
a) Acciones de contestación, por las cuales se niega o impugna la
filiación matrimonial que tiene una persona. as más conocidas son
las de@ negación o desconocimiento de la paternidad, impugnación
de la paternidad e impugnación de la legitimidad.
*) Acciones de reclamación, por las que se demanda el
reconocimiento del estado de legitimidad o matrimonialidad, entre las
que se tiene las de reclamación de la paternidad leg#tima, de la
maternidad leg#tima y de la legitimidad.
c) LA ACCI+ #! I'P,-ACI+ #! LA PA$!%I#A#
El 8.8. de 1-*), al igual que el de 1-$%, no diferencia formalmente la
acción de negación y la acción de impugnatoria de la paternidad. 0ero si la
diferencia, cuando se trata de determinar el sentido de la carga de la
prueba, de los casos en no procede la acción y de quienes son los
demandados. As# tenemos@
2
aE <ratándose de la contestación de la paternidad, el titular de la acción de
negación o de impugnación es el marido, como lo establece el art#culo
$%'F, debiéndola interponer en los -( d#as siguientes del nacimiento si
está presente en el lugar, o desde el d#a siguiente de su regreso, si
estu,o de ,iaje, de acuerdo con el art#culo $%)F.
:in embargo si el marido falleció antes del ,encimiento del plazo de -(
d#as, pueden interponer la acción sus herederos y ascendientes, y en
todo caso pueden continuar el juicio si el marido lo hubiese iniciado.
2
Varsi, E. (!1") #ratado de $erecho de Familia. Lima Editorial %aceta
&ur'dica
1. Hel <itular de la Acción.
&. He los causales y la carga de la prueba.
b) Existen causales concretamente establecidas, as# que no es posible
interponer por moti,os fuera de la ley. 0or ejemplo no es una causal, el
hecho de que la mujer oculte el parto y el adulterio de la mujer. 0or ello
el art#culo $%$F, del 8.8. de 1-*), considera cinco causales, que son@
i. 8uando el hijo nace antes de cumplirse los 1*( d#as siguientes al de la
celebración del matrimonio.
ii. 8uando sea imposible que haya cohabitado con su mujer en los 1&1
d#as de los $(( anteriores al del nacimiento del hijo.
iii. 8uando está judicialmente separado durante el mismo periodo indicado
en el inciso segundo, sal,o que hubiera cohabitado con su mujer en ese
periodo.
i,. 8uando padezca de impotencia absoluta.
v. 8uando no exista ,#nculo parental, demostrado con la prueba
del AH= u otra con igual o mayor grado de certeza.
El mayor grado de certeza que la ey &'()* atribuye a la prueba del AH=,
debilita la importancia de las cuatro anteriores, ello exige una reformulación
para reducirlas a una sola, del ,#nculo parental genético.
'1 DE LOS CASOS EN 2UE NO PROCEDE LA ACCIÓN.
as prohibiciones son las siguientes@
aE El art#culo $%.F establece que no se puede contestar la
paternidad del hijo por nacer.
bE El art#culo $%%F prescribe que el marido no puede contestar la
paternidad del hijo que alumbró su mujer en los casos del
art#culo $%$F, inciso primero y tercero@
• :i antes del matrimonio o de la reconciliación,
respecti,amente, ha tenido conocimiento del embarazo.
• :i ha admitido expresamente que el hijo es suyo.
31 DE 2UIENES SON LOS DEMANDADOS
:i el titular de la acción es el marido, entonces los demandados son
el hijo y la madre, como lo establece el art#culo $%-F. :i en caso
exista la oposición de intereses a la que se refiere el inciso primero
del art#culo %(%F, tendrá que nombrarse a un curador especial que
represente al ni+o.
4.-CONTESTACIÓN DE LA PATERNIDAD.3
En doctrina se distingue la negación o desconocimiento de la paternidad de la
impugnación, la primera ocurre cuando el hijo tenido por mujer casada no está
amparado por la presunción pater is, de modo que el marido se limita a expresar
que no es suyo el hijo de su mujer, y es a la madre y al hijo a quienes corresponde
probar lo contrario. a impugnación corresponde al marido cuando el hijo tenido
por su mujer y a quien no considera suyo está amparado por la presunción pater
is, recayendo la carga de la prueba en el marido. a diferencia está dada por quien
soporta la prueba! en nuestra legislación se usa el término negación.
5.- CASOS DE NEGACIÓN DE LA PATERNIDAD.-
"efiere el art#culo $%$ modificado por la ley &'()* que el marido que no se crea
padre del hijo de su mujer puede negarlo en los siguientes casos@
1.- Cuando el hijo nace antes de cumplidos los 180 días siguientes a la
celebración del matrimonio.- >b,iamente aqu# la concepción se ha dado antes del
matrimonio, por lo tanto ese hijo no goza de la presunción pater is, por cuanto
como ya lo hemos se+alado, la ley no puede presumir relaciones
extramatrimoniales, por lo tanto el marido sólo probará la fecha del matrimonio y la
del nacimiento del hijo D art#culo $'(E, recayendo la carga de la prueba en la madre
y el hijo, y además por que no resulta lógico acreditar que no se supo algo o que
no ocurrió algo, esto es, la denominada probanza diabólica.
:in embargo por excepción se limita esta acción, y estos son los casos del art#culo
$%%, as#, si antes del matrimonio el marido ha tenido conocimiento del embarazo,
por que si ello fuera as#, entonces su conducta traducida en la celebración del
matrimonio con esa mujer, re,ela que él se considera responsable del embarazo,
o admite expresa o tácitamente que es su hijo. :e permite igualmente accionar
a2n tratándose de un hijo muerto, si existe interés leg#timo en esclarecer la
relación paterno filial, es e,idente que se tratar#a de demostrar una causal de
in,alidez de matrimonio que podr#a ser un defecto sustancial que haga
insoportable la ,ida en com2n.
&.3 Cuando sea manifiestamente imposible dadas las circunstancias que haya
cohabitado con su mujer en los primeros 121 días de los 00 anteriores al del
nacimiento del hijo.- Esta causal está referida a los plazos m#nimo y máximo de
gestación, y en particular a la concepción, entonces, cuando el marido acredite
que fue imposible tener trato #ntimo con su mujer en el per#odo de la concepción
podrá resultar ,ictorioso, ahora bien, está imposibilidad podr#a ser ausencia,
pri,ación de libertad, enfermedad, accidente, separación de hecho, pero en
cualquiera de estos casos, la prueba recae en el marido, pues en este supuesto
la presunción pater is tiene plena ,igencia. /n ejemplo fácil de aplicación de esta
causal lo tendr#amos con un hijo nacido un $1 de octubre del &(((, entonces el
marido de la mujer que alumbró a ese hijo, deberá probar que fue imposible haber
cohabitado con su mujer en los meses de enero, febrero, marzo y abril del &(((
que ,iene a ser el per#odo de concepción, y que abarcan los 1&1 d#as a que alude
el código.
.- Cuando est! judicialmente separado durante los primeros 121 días de los 00
anteriores al del nacimiento del hijo.- recordemos que seg2n el art#culo $$& del
código, la separación judicial suspende el deber de cohabitación, por lo tanto
marido y mujer ya no tienen la obligación de tener trato #ntimo. Al marido le bastará
probar con la resolución judicial de separación y la partida de nacimiento del
pretendido hijo, con la cual estará acreditando que la concepción se dio cuando ya
estaba separado judicialmente de su mujer. :i la mujer alegara que no obstante la
separación judicial, cohabitaron durante el per#odo de la concepción, o que los
cónyuges se reconciliaron después de la resolución de separación, sobre ella
recaerá la obligación de probar tales hechos.
Esta causal se extiende a los casos de separación pro,isional durante un juicio de
in,alidez de matrimonio, de separación de cuerpos o di,orcio.
".- Cuando adole#ca de impotencia de absoluta.- debió estar comprendido dentro
del segundo inciso, sin embargo se ha considerado pertinente regularlo por
separado. Aqu# la impotencia que se regula es la coeundi, esto es, la
imposibilidad de realizar el coito. Esta impotencia absoluta debe haber existido
durante el per#odo de la concepción. a carga de la prueba recae en el marido.
$.- Cuando se demuestre a tra%!s de la prueba del &'( u otras pruebas de
%alide# científica con igual o mayor grado de certe#a que no e)iste %ínculo
parental.- Este nue,o inciso ha sido adicionado por la ley &'()* del &* de
diciembre de 1--*. "efiere la norma que el juez desestimará las presunciones de
los incisos precedentes, cuando se hubiera realizado una prueba genética u otra
de ,alidez cient#fica con igual o mayor grado de certeza. "ecogiendo los 2ltimos
a,ances en genética, el legislador ha introducido una prueba cient#fica para negar
la paternidad, y ello nos parece oportuno y con,eniente, en razón de que se daban
muchos casos en que el marido no se encontraba en ninguno de los supuestos del
art#culo $%$ por lo que quedaba sin posibilidad de acción, sin embargo ahora con
esta prueba, y a2n cuando no se presenten las causales ya estudiadas, podrá
recurrirse a la prueba cient#fica, pese a que la madre y el hijo gocen de la
presunción pater is.
6.-PLA7O PARA ACCIONAR.3
El legislador toma una postura especial en aras de fa,orecer la filiación
matrimonial y para no prolongar una situación de incertidumbre, establece un
plazo bre,e, sin embargo no repara que ello puede y de hecho conduce a ,iolentar
el derecho a la identidad, como lo ,eremos más adelante! el plazo es de
caducidad por lo que no se suspende ni interrumpe. El art#culo $%) del código ci,il
dice que la acción debe ser interpuesta por el marido dentro del plazo de -( d#as
contados desde el d#a siguiente del parto, si estu,o presente en el lugar, o desde
el d#a siguiente de su regreso, si estu,o ausente, presumiéndose que conoció el
hecho del parto el mismo d#a a aquel que regresó. Este plazo aparentemente fatal
y se aplicar#a incluso para el caso del inciso .to del art#culo $%$, esto es, cuando
se cuenta con una prueba de ,alidez cient#fica.
/na interpretación literal de la norma sobre el plazo, como ha ,enido ocurriendo
con nuestra magistratura, no nos parece correcto, en atención a que se sigue
prefiriendo la ,erdad legal antes que la ,erdad biológica. 0ero lo que es más
importante, el plazo termina afectando el derecho a la identidad, entendida ésta
no sólo en cuanto al nombre como elemento que indi,idualiza a la persona, como
elemento de distinción, sino también como derecho a fijar una relación paterno
filial real y no sólo supuesta, y felizmente as# lo están entendiendo actualmente los
jueces, que al analizar el numeral $%), están haciendo control difuso e inaplicando
la norma, prefiriéndose la norma constitucional, art#culo & inciso 1, referido al
derecho a la identidad, concediendo el derecho de acción a2n cuando se haya
,encido el plazo, tal como es de ,erse de la resolución suprema del &$ de octubre
del &((&, reca#da en el expediente &*.'3&((&, a propósito de una consulta, y en
donde el máximo tribunal dijo textualmente 4 5ue si bien es cierto ha ,encido el
plazo de caducidad que se+ala el art#culo )(1 del código ci,il para que la
interesada pueda impugnar la paternidad a su fa,or realizada por 6, también lo es
que es derecho fundamental de la persona humana conocer a sus padres75ue
alegándose la ,erdad biológica y siendo derecho fundamental de toda persona, su
identidad consagrado en el inciso primero del art#culo segundo de la 8onstitución
0ol#tica del Estado, resulta necesario que la judicatura otorgue tutela efecti,a de
los derechos humanos de la recurrente, procediendo a calificar nue,amente la
demanda y entender el plazo de caducidad desde el momento en que la
recurrente tomó conocimiento del hecho9, a esta resolución suprema se puede
agregar una más expl#cita, reca#da en el expediente &*1(3&((%, del &- de enero
del &((' y que en su parte pertinente dice 4 :i bien la demanda interpuesta está
sujeta a un plazo de caducidad, que incide sobre la ,alidez de la relación procesal
seg2n el cual el juzgador está en la obligación de ,erificar las condiciones de la
acción para proseguir el trámite del proceso, sin embargo no puede perderse de
,ista que el juez debe atender a la finalidad concreta del proceso, que es resol,er
un conflicto de intereses o eliminar una incertidumbre jur#dica que haga posible
lograr la paz social en justicia, seg2n lo establece el art#culo ;;; del <#tulo
0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il! no se puede por tanto en base a una
situación procesal emitirse un pronunciamiento inhibitorio, cuando en atención al
interés superior del ni+o establecido en el art#culo ;6 del <#tulo 0reliminar del
8ódigo de los =i+os y Adolescentes, el Estado está en la obligación de preser,ar
la identidad de los ni+os y sólo a tra,és de los órganos jurisdiccionales
encargados de administrar justicia se puede llegar a resol,er la litis en ,irtud de las
pruebas aportadas por las partes, y a los que el juzgador estime con,eniente
actuar de oficio para dilucidar la contro,ersia7 por lo que aprobaron la resolución
consultada, que en el caso de autos deja de aplicar el art#culo $%) del código ci,il
al preferir la norma constitucional contenida en el art#culo & inciso 1 de la carta
magna.
>tro tema de importancia resulta se+alar que el art#culo $%), parte del supuesto
de la acción de negación de paternidad del marido, cuando su cónyuge alumbró
un hijo y el considera que no es de él, esto es, para que funcione el art#culo $%)
debe haber existido un parto respecto de la cónyuge, pues si no lo hubiera,
entonces no cabe computar plazo alguno, y este ser#a el caso, de una pareja de
casados que se encuentra con una partida de nacimiento de un hijo quien
aparece como tal, respecto de esa pareja matrimonial, sin que ésta tenga
conocimiento de tal hijo, en ese supuesto, no cabe aplicar el plazo del art#culo
$%), ni mucho menos los supuestos del art#culo $%$, pues todos ellos están
referidos al hijo biológico de la mujer casada.
10.-TITULARES DE LA ACCIÓN.3
8orresponde al marido y si éste hubiera muerto o se encuentra incapacitado,
entonces la ley pre,é otras personas para negar la paternidad. ?eamos@
:i el marido se encuentra incapacitado por encontrarse pri,ado de discernimiento,
o sordo mudo, ciego sordo , ciego mudo , sufre retardo mental o deterioro
mental, entonces la acción puede ser ejercitada por los ascendientes del marido!
ahora bien, si los ascendientes no accionan dentro del plazo -( d#as, podrá
hacerlo el marido dentro de un plazo semejante al cesar la incapacidad, as# lo
establece el art#culo $%* del código ci,il.
:i el marido ha fallecido sin admitirlo como hijo y antes de ,encerse el plazo de
negación, en este caso, refiere el art#culo $%' que los herederos y los
ascendientes del marido, pueden incoar la acción dentro del plazo toda,#a
disponible, y naturalmente continuarla si el marido la dejó planteada. :eg2n el
art#culo $%- la acción se dirige contra la madre y el propio hijo, quien podrá actuar
a tra,és de su representante legal, esto es, la propia madre, o un curador especial
si hubiera oposición de intereses.
11.-IMPUGNACIÓN DE LA MATERNIDAD MATRIMONIAL.3
El caso se presenta cuando una persona ostenta la calidad de hijo matrimonial de
una determinada mujer casada, y sin embargo no es realmente hijo de esa mujer,
ello puede ocurrir cuando se ha supuesto un parto respecto de la mujer casada o
se ha suplantado al hijo ,erdaderamente alumbrado.
Esta situación no fue regulada en el código de 1-$%! hoy con el código de 1-*) en
su art#culo $'1 si se ocupa de ella, se+alando que la maternidad puede ser
impugnada en los casos de parto supuesto, D por ejemplo un matrimonio en el que
el cónyuge ha tenido con una mujer diferente a su consorte un hijo, y lo inscribe
como si fuera hijo de la sociedad conyugal, entonces, aqu# se está imputando
falsamente un hijo matrimonial a una mujer casadaE, o de suplantación de hijo, en
donde si ha habido alumbramiento, pero la madre alega que el hijo que se le
imputa no corresponde al hijo que ella alumbró. a acción debe interponerse
dentro del plazo de -( d#as, contados desde el d#a siguiente de descubierto el
fraude y corresponde 2nicamente a la supuesta madre. os herederos y
ascendientes de ésta, sólo pueden continuar el juicio si aquella lo dejó iniciado, tal
como es de ,erse del numeral $'&. a acción se ejercita contra el hijo y contra el
,arón que apareciere como padre.
a ley &'()* posibilita usar como prueba dentro de este juicio el AH= u otra
prueba de ,alidez cient#fica, y decimos nosotros, siempre que se accione dentro
del plazo de ley.
<al como ya se ha se+alado, nuestro código ci,il, llama a esta acción negación, y
no impugnación, sin embargo y as# como lo hemos dejado establecido, entre
ambos términos hay diferencias doctrinarias, reiterando que cuando estamos ante
el supuesto de la negación, es cuando el hijo no goza de la presunción pater is,
recayendo la carga de la prueba en la madre D tratándose de una filiación paterno
matrimonialE, y estaremos ante una impugnación, cuando el hijo si goza de la
presunción pater is, cargando con el fardo de la prueba al supuesto padre
matrimonial.
12.- VÍA PROCEDIMENTAL
de los procesos de negación de la paternidad y maternidad matrimonial, o como
suele denominarse en doctrina procesos de impugnación, proceso de
conocimiento.
En general, la ,#a de los procesos de de familia, que no estén incluidos en lo
dispuesto en el art#culo 1%( del código de los ni+os y adolescentes D suspensión,
pérdida, restitución de patria potestad, tenencia, régimen de ,isitas, adopción y
alimentos entre otrosE se tramitarán en la ,#a de conocimiento, pues sabido es que
esos procesos que menciona el numeral 1%( del código de los ni+os y
adolescentes siguen la ,#a del proceso 2nico debidamente descrito en los art#culos
que ,an desde 1%) al 1*& de dicho cuerpo de leyes.
En consecuencia, tratándose de la negación de la paternidad o maternidad
matrimonial, se sujetarán al código procesal ci,il, siguiendo lo dispuesto en los
art#culos )'. y siguientes, debiendo tener el cuidado necesario en la etapa
postulatoria para recaudar los documentos necesarios y pruebas que conduzcan a
acreditar los hechos que sustentan la demanda, de conformidad con lo dispuesto
en los art#culos )&) y )&. del código procesal ci,il.
:e entiende que la ,#a procedimental sea la del conocimiento, con la finalidad de
tener mayores oportunidades en cuanto a tiempo, para ofrecer las pruebas
conducentes a acreditar los hechos, as# como la absolución de los trámites D por
ejemplo contestación de demanda, o de recon,enciónE, y también para ejercer los
recursos impugnatorios! por otro lado estos procesos se impulsan por las partes,
sin embargo y por considerar que de por medio está el cuestionamiento a derecho
de identidad de un hijo o hija que goza de la presunción de la calidad de
matrimonial, nada impide de conformidad con la facultad directriz del juez del
proceso, actuar pruebas de oficio, si el asunto lo requiere.
1.-MEDIOS PRO!ATORIOS
En los procesos de negación de paternidad y maternidad matrimonial.
Hependiendo de la causal que se in,oque para cuestionar, impugnar la calidad de
hijo o hija matrimonial, se ofrecerán las pruebas pertinentes, siempre bajo el
principio de la libertad de ofrecimiento de pruebas, y que incluso en asuntos de
familia puede ofrecerse la declaración de los mismos familiares, todo ello de
conformidad con lo dispuesto en el art#culo &&- inciso tercero del código procesal
ci,il. 0or lo tanto tratándose de pruebas, éstas podrán estar referidas a
documentos, declaración de partes, de testigos, pericias, y los sucedáneos de los
medios probatorios, que como sabemos son auxilios establecidos por la ley o
asumidos por el juez para lograr la finalidad de los medios probatorios,
corroborando, complementando o sustituyendo el ,alor o alcance de éstos, todo
ello sin perjuicio, de lo ya manifestado, y aqu# lo reiteramos, que el juez si lo
estima necesario, puede ordenar pruebas de oficio.
A continuación, y dependiendo de si se trata de negación de la paternidad o
maternidad matrimonial, se analizarán las pruebas que se estiman necesarios
para cada una de las causales esgrimidas en el $%$, y tratándose de la
impugnación de la maternidad, lo dispuesto en el art#culo $'1 del código ci,il.
14.-PRUE!AS EN LA NEGACIÓN DE LA PATERNIDAD:
a* +l supuesto es el nacimiento del hijo antes de los 180 días de celebrado el
matrimonio, entonces aquí las pruebas por parte del demandante, ser-n
documentales, esto es las partidas de nacimiento del hijo y la de
matrimonio, para cotejar las fechas, y si se trata de la demandada, deber-
actuar todo tipo de pruebas que condu#can a que hubo trato íntimo entre el
demandante y ella, antes del matrimonio, o probar que el demandante
celebró matrimonio con pleno conocimiento del estado de gra%ide# de la
demandada, o de que de otra manera aceptó su calidad de padre.
b* +l segundo supuesto est- referido, a la imposibilidad de que el demandante
haya cohabitado con su mujer en los primeros ciento %entiun días de los
00 anteriores al del nacimiento del hijo. en este supuesto, las pruebas %an
a estar referidas a acreditar esa imposibilidad, y que pueden ser
documentales, como certificación migratoria de no estar en el país, durante
el período de la concepción, que en este caso %endría a ser los 121 días, o
certificado de sufrir carcelería efecti%a, sin permisos de salida, durante el
período de la concepción, o certificación m!dica de enfermedad que lo
mantu%o en estado de coma durante ese período de concepción, o
cualquier otro mal que haya imposibilitado la cohabitación, a estos
documentos pueden agregarse la declaración de parte, la de testigos.
c* +l tercer supuesto est- referido a la e)istencia de una sentencia judicial de
separación durante el período de la concepción, en este caso tendr- que
ofrecer como prueba la certificación de la sentencia respecti%a, pues como
sabemos y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2, la
separación judicial, implica la suspensión de la %ida en com/n, esto es la
cohabitación. ahora bien, si la demandada alega que pese a ello han tenido
trato íntimo, ser- ella la que cargue con la prueba de acreditar ese trato
íntimo, qui#-s alegando una reconciliación, la misma que si aparece en
documento, ser- !ste el que se acompa0ar- en parte de prueba.
d* +l cuarto supuesto alude a la impotencia absoluta del demandante,
impotencia coeundi, que implica la imposibilidad de mantener trato íntimo, y
esta impotencia tiene que coincidir con el período de a concepción,
entonces la prueba principal estar- referida al certificado m!dico que
acredite tal impotencia.
e* +l quinto supuesto es un agregado de la ley 210"8, que alude a la
actuación de la prueba científica del &'(, para descartar la relación
paterno filial, pues bien, en este supuesto, la prueba por e)celencia %iene a
ser la actuación de dicha prueba, la misma que como lo refiere el artículo
2, el jue# desestimar- las presunciones de los incisos precedentes de
este artículo cuando se hubiera reali#ado una prueba gen!tica 3 &'(* u
otra de %alide# científica con igual o mayor grado de certe#a.
18.-PRUE!AS EN LA NEGACIÓN DE LA MATERNIDAD:
a* Cuando se trate de casos de parto supuesto, tal como lo refiere el artículo
11, principalmente se recurrir- a la prueba de &'(, para descartar la
maternidad, pues podemos estar ante el supuesto de una sociedad
conyugal, en la que aparece una partida de nacimiento respecto de un hijo,
que se dice ser de esa pareja matrimonial, y efecti%amente, puede ser hijo
biológico del marido, que lo tu%o con una mujer que no era su cónyuge,
pero que logró inscribirlo como si fuera de la sociedad conyugal, enterada
la cónyuge de este fraude, puede en su demanda de negación de la
maternidad, ofrecer la prueba idónea por e)celencia, y categórica, para
descartar la supuesta maternidad, y que no es otro que la prueba de &'(.
b* 4i se trata de suplantación de hijo, aquí como es ob%io si ha habido un
alumbramiento, un parto, sin embargo la demandante alega que el hijo o
hija que se le est- imputando como tal, no corresponde a la realidad, en
tanto que se le ha cambiado al hijo, y para ello, como en el caso anterior, la
prueba igualmente idónea %iene a ser el &'(.
a ley &'()*, del &* de diciembre de 1--*, ha llegado a modificar sustanti,amente
los procesos de filiación, sea para reclamarse o para negarse, y posibilitando el
uso de estas pruebas cient#ficas tanto en la filiación matrimonial, para reclamar tal
filiación, o negar la filiación matrimonial, y por cierto también tratándose de la
filiación extramatrimonial.
Aedidas cautelares dentro del proceso.3
8omo es sabido, en asuntos de familia se permiten las medidas cautelares, en
este caso a fa,or de los demandantes, y tratándose de negación de paternidad o
maternidad matrimonial, la medida cautelar necesaria deber#a ser la inscripción en
el registro personal, de la demanda, sin embargo para su concesión, el juez de la
causa deber#a ser extremadamente cauteloso, para admitir dicha medida, sobre
todo, si se trata de pruebas que a su criterio, no son suficientes para como medida
anticipada, dictar una resolución que inscriba la demanda en el registro personal.
>tra medida cautelar, pero que me atre,o a decir que no prosperar#a, ser#a la de
pedir la suspensión de los alimentos que pudiera estar otorgando el padre legal a
fa,or del hijo legal, cuya filiación está siendo cuestionada, y ello porque se trata de
derechos de emergencia, urgencia y que son ,itales para el hijo matrimonial.
>tra medida cautelar que pudiera intentarse en estos procesos, pero que
dependerá del juez su concesión por ser una medida propia de los juicios de
separación o de in,alidez de matrimonio, es que el demandante solicite permiso
para retirarse de la casa conyugal.
El 8.8. de 1-*), ha organizado la acción de contestación de la
maternidad de la siguiente manera@
aE El art#culo $'&F, se+ala que sólo es posible interponerla a la
madre, de que modo que si la madre fallece, sus herederos y
ascendientes pueden continuar el proceso, mas no formularla
por ellos mismos. a madre dispone de -( d#as para
interponer la acción de impugnación, bajo pena de caducidad,
que se cuenta desde el d#a siguiente de descubierto
el fraude o el causal que se funda.
bE Hel <itular de la Acción@ El art#culo $'1F del 8.8. de 1-*)
estableció como causales@ el parto supuesto y la suplantación
del hijo, correspondiendo la carga de la prueba a la madre.
0osteriormente al disponer de la ey &'()*, en su art#culo 1F, que son
admisibles las pruebas genéticas en la impugnación de la maternidad
matrimonial, aunque sin regular detalladamente la aplicación de las mismas,
no hay duda de que también es propósito del legislador el de agregar a los
pre,istos por el art#culo $'1F un tercer causal, de que no exista ,#nculo
maternal, demostrable mediante la actuación de la prueba del AH=, o de otras
de ,alidez cient#fica.
aE He los causales y la carga de la prueba.
bE He quienes son los Hemandados
Establecido por el art#culo $'&F, in fine, la acción de impugnación de
maternidad puede interponerse contra el hijo y contra quien aparece como el
padre.
10.- MEDIDAS CAUTELARES DENTRO DEL PROCESO.-
8omo es sabido, en asuntos de familia se permiten las medidas cautelares, en
este caso a fa,or de los demandantes, y tratándose de negación de paternidad o
maternidad matrimonial, la medida cautelar necesaria deber#a ser la inscripción en
el registro personal, de la demanda, sin embargo para su concesión, el juez de la
causa deber#a ser extremadamente cauteloso, para admitir dicha medida, sobre
todo, si se trata de pruebas que a su criterio, no son suficientes para como medida
anticipada, dictar una resolución que inscriba la demanda en el registro personal.
>tra medida cautelar, pero que me atre,o a decir que no prosperar#a, ser#a la de
pedir la suspensión de los alimentos que pudiera estar otorgando el padre legal a
fa,or del hijo legal, cuya filiación está siendo cuestionada, y ello porque se trata de
derechos de emergencia, urgencia y que son ,itales para el hijo matrimonial.
>tra medida cautelar que pudiera intentarse en estos procesos, pero que
dependerá del juez su concesión por ser una medida propia de los juicios de
separación o de in,alidez de matrimonio, es que el demandante solicite permiso
para retirarse de la casa conyugal.
14.-OTROS TEMAS RELACIONADOS:
LA ACCIÓN DE RECLAMACIÓN DE LA FILIACIÓN MATRIMONIAL
a acción de reclamación de la filiación leg#tima, tiene por finalidad permitir
la incorporación al régimen legal de la matrimonialidad a alguien que no
goza de ella. :eg2n Iéctor 8ornejo 8há,ez, las acciones de reclamación
de la filiación matrimonial pueden tener por objeto@
aE a filiación matrimonial en su integridad, cuando el hijo matrimonial
no tiene t#tulo, ni posesión de estado de ninguno de sus padres, o
cuando tiene t#tulo pero carece de posesión de estado! o cuando en
fin está en posesión de estado.
En cualquiera de estos casos, la prueba tendrá que ,ersar sobre todos o
alguno de los extremos siguientes@
aE El hecho de haber concebido y alumbrado una determinada mujer.
bE a identidad entre el entonces concebido y alumbrado y el
demandante.
cE a identidad del autor del embarazo.
dE El ,#nculo matrimonial en los términos del art#culo $%1F.
a filiación matrimonial respecto a uno de sus padres, o sea cuando persigue
la paternidad, la maternidad o la matrimonialidad, como cuando el hijo tiene
t#tulo y posesión de estado respecto a la madre, más no con la relación al
padre! o si siendo tratado y reconocido por sus ,erdaderos padres, aparece
como hijo extramatrimonial de éstos siendo matrimonial.
El ejercicio de esta acción se sujeta a las siguientes reglas@
aE El titular de la acción es el hijo, que la interpondrá directamente si es
mayor de edad, o por intermedio de su representante legal si es menor
de edad o incapaz, como lo establece el art#culo $'$F, en concordancia
con los art#culos )&$F, .&%F y .%*F.
bE :eg2n el art#culo $')F, la acción pasa a los herederos del hijo en los
casos siguientes@
• :i éste murió antes de cumplir &$ a+os sin haber interpuesto la
acción dentro del plazo de dos a+os.
• :i de,ino en incapaz antes de cumplir &$ a+os y murió en el
mismo estado, dentro del plazo de dos a+os.
• :i el hijo dejó iniciado el juicio.
cE En ,irtud de lo dispuesto por el art#culo $'$F la acción reclamatoria de
la filiación matrimonial es imprescindible.
dE :e interpondrá contra el padre y la madre o sus herederos. Art#culo
$'$F.
LA PRUE!A DE LA FILIACIÓN MATRIMONIAL
El Hoctor Iéctor 8ornejo 8há,ez, ha perfeccionado las deficiencias
respecto, a la confusión entre los conceptos de t#tulo demostrati,o y
los medios para demostrar la filiación matrimonial. En efecto, el art#culo
$'.F establece las reglas para la prueba de la filiación matrimonial
siguientes@
aE a filiación matrimonial se prueba con las partidas de nacimiento del
hijo y de matrimonio de los padres, o por otro instrumento p2blico en el
caso del art#culo $%%F, inciso &, o por sentencia que desestimó la
demanda de impugnación de la paternidad en los casos del art#culo
$%$F. :e trata, por tanto de t#tulo demostrati,os por s# mismos de la
filiación matrimonial.

bE A falta de estas pruebas, o t#tulos, la filiación matrimonial queda
desacreditada por sentencia reca#da en juicio en que se haya
demostrado la posesión constante del estado o por cualquier medio
siempre que exista un principio de prueba escrita que pro,enga de uno
de los padres.
FILIACIÓN E"TRAMATRIMONIAL
aE El derecho a la ,erdadera filiación coincide con el derecho a la
identidad, éste derecho está por encima del derecho a la intimidad,
pues este es indi,idual, mas el primero tiene un carácter de orden
p2blico.
El 0oder egislati,o, regula el medio social, para ello expide
instrumentos legales que lle,an a aclarar la ,erdadera identidad del hijo.
bE El 8ódigo 8i,il de 1-*), contempla cinco supuestos de presunción
para la declaración de filiación judicial extramatrimonial, siendo
estos@
1. 8uando exista escrito indubitado del padre que la admita.
&. 8uando el hijo se halle, o se hubiese hallado un a+o antes de la
demanda, en la posesión constante del estado del hijo
extramatrimonial, comprobado por actos directos del padre o de
su familia.
$. 8uando el presunto padre hubiera ,i,ido en concubinato con la
madre en la época de la concepción.
). En los casos de ,iolación, rapto o retención ,iolenta de la mujer,
cuando la época del delito coincida con la de la concepción.
Ahora, con la primera modificación e introducción mediante el art#culo &F de la
ey &'()*, se introdujo el inciso sexto, que anuncia@
1. En caso de seducción cumplida con promesa de matrimonio en época
contemporánea con la concepción, siempre que la promesa conste de
manera indubitable.
2. 8uando se acredite el ,#nculo parental entre el presunto padre y el hijo
a tra,és de la prueba del AH= u otras pruebas genéticas o cient#ficas
con igual o mayor grado de certeza.
. a prueba cient#fica de la prueba del AH=, resulta ser más que
suficiente para establecer la existencia del ,#nculo de filiación biológica,
por lo mismo algunos la consideran Kla reina de las pruebasK.
En el Hiario oficial KEl 0eruanoK, salió publicada la ey &*).', que regula el
proceso de filiación judicial de paternidad extramatrimonial, trayendo consigo
inno,aciones en materia procesal.
Estableciéndose primero, la medida especial de regular el proceso de
reclamación de paternidad para aquellas pretensiones que se sustentan en la
causal del inciso sexto del art#culo )(&F del 8ódigo 8i,il,
constituyendo pol#tica legislati,a en materia social establecida por el Estado,
promo,iendo el reconocimiento de la filiación por parte de los presuntos
progenitores, fomentando la plena ,igencia de los derechos humanos y la
asunción de la paternidad responsable.
:egundo, nuestra realidad social ha conlle,ado a que se opte por
un procedimiento especial para aclarar tal reclamación y no estar sometido a
las reglas pre,istas para la ,#a procedimental de proceso de conocimiento,
teniendo en cuenta la certeza de la prueba genética del AH=.
El art#culo $*%F, prescribe que son hijos extramatrimoniales los concebidos y
nacidos fuera del matrimonio, de esta manera se perfecciona el art#culo $)(F
del 8.8. de 1-$%, que sólo se refer#a como ileg#timos a los nacidos fuera del
matrimonio, los que también pueden ser leg#timos si nacen dentro de los $((
d#as siguientes a la disolución del matrimonio.
El 8.8. de 1*.&, como herencia del Herecho 8anónico y Espa+ol, mantu,o el
distanciamiento entre ambas filiaciones en manifiesto perjuicio de los hijos
extramatrimoniales. El 8.8. de 1-$%, aunque sin eliminar la diferencia entre la
filiación leg#tima o la ileg#tima, y sin dejar de otorgar a la primera un régimen
preferencial y de pri,ilegio, significó un paso importante hacia la ni,elación de
los derechos reconocidos a los hijos matrimoniales y extramatrimoniales,
además de integrar a los 2ltimos, sin excepción alguna, en una sola filiación, la
ileg#tima, a tal punto que sólo quedaban escasas diferencias.
He los art#culos $*%F al )1)F, se infiere como formas de comprobación de la
filiación extramatrimonial las siguientes@
aE a filiación extramatrimonial, paterna y materna, puede ser
establecida mediante el reconocimiento ,oluntario, por parte del
padre o de la madre.
b) A falta de reconocimiento sólo es posible el establecimiento de la
filiación extramatrimonial mediante la in,estigación judicial sea de la
paternidad o de la maternidad.
"esulta dif#cil la declaración judicial de la paternidad, por estar sujeta a causales
del art#culo )(&F, donde cabe la posibilidad de que en algunos casos por no estar
comprendidos en dichos causales, no se obtenga el establecimiento de la
paternidad extramatrimonial.
En tanto que la ley, en lo que respecta a la filiación extramatrimonial materna,
facilita su comprobación por declaración judicial, al someterla nada más que a dos
extremos, el hecho del nacimiento y la identidad del hijo, como lo dispone el
art#culo )(-F.
:eg2n el doctor 8ornejo 8há,ez,

el reconocimiento ,oluntario consiste en Kel acto
jur#dico por el que una persona manifiesta su paternidad o maternidad
extramatrimoniales respecto de otraK. 0alacio 0imentel dice@ KEl reconocimiento
,oluntario ,iene a ser la declaración formal de la paternidad o de la maternidad,
con referencia a un hijo determinado, nacido fuera del matrimonioK.
En lo que se refiere a la naturaleza jur#dica del reconocimiento, la ley nacional
lo considera no como un acto constituti,o de la filiación extramatrimonial sino
2nicamente declarati,o, que no crea el ,#nculo de filiación sino que se limita a
comprobarlo, de modo que sus efectos retroacti,os resultan congruentes con
el hecho natural de la procreación, en ,#a de formalización o exteriorización de
una ,inculación que la naturaleza ya ten#a creada.
El reconocimiento ,oluntario se caracteriza, por ser una declaración de
,oluntad o acto jur#dico especial, es unilateral, por no ser necesario el
consentimiento del reconocido! puro, porque no puede ser supeditado a
modalidad alguna! irre,ocable en sus efectos! formal, porque requiere de
formalidades determinadas en garant#a de su ,eracidad! facultati,a y personal.
En cuanto al reconocimiento de los padres se distingue los siguientes casos@
1.:i el hijo extramatrimonial es de padre casado con madre soltera no hay
incon,eniente alguno para que el primero otorgue el reconocimiento.
2.:i se trata de un hijo concebido y alumbrado por mujer casada en sus
relaciones con ,arón diferente a su marido, no es posible el
reconocimiento por parte de ninguno de los padres, por su manifiesta
implicancia con lo establecido por los art#culos $%1F y $%&F, de modo
que la solución es la del art#culo $-%F, que dice@ para ser posible el
reconocimiento del citado hijo es necesaria su pre,ia deslegitimación y
desmatrimonialización, o que el marido de su madre lo niegue y
obtenga la sentencia fa,orable.
En cuanto a quienes pueden ser reconocidos, los códigos ci,iles modernos, han
eliminado las antiguas discriminaciones, de modo que todos los hijos
extramatrimoniales pueden ser reconocidos ,oluntariamente por sus padres, o en
su defecto, interponer la respecti,a acción judicial.
DE LA IMPUGNACIÓN AL RECONOCIMIENTO
:ólo es posible atacar la ,alidez del reconocimiento mediante la acción de
la impugnación. El titular de la acción de negación o impugnación del
reconocimiento, puede ejercerla@

.
aE El padre o la madre, que no haya inter,enido en el
reconocimiento.
bE El propio hijo o por sus descendientes si hubiera muerto.
c) 5uienes tengan interés leg#timo en impugnar el reconocimiento,
como podr#an ser quienes tengan ,ocación hereditaria a falta del
reconocido, o incrementar su participación en la herencia.
os requisitos para este trámite son, tanto a decir de reconocimiento yJo
impugnación@
i. a 0artida de nacimiento del hijo no reconocido.
ii. 8opia del H=; de la madre que solicitara el reconocimiento.
iii. Hirección exacta del supuesto padre.
i,. Acudir necesariamente a un abogado especializado en familia.
En cuanto al plazo, el art#culo )((F del 8.8. de 1-*), establece sólo
no,enta d#as, en lugar de los tres meses que se+aló el art#culo $%)F del
3
Corne(o Cha)e*, +, $erecho Familiar -eruano, #omo .., Lima, 199/
8.8. de 1-$%, a partir del d#a en que se tu,o conocimiento del acto
impugnado.
APRECIACIÓN CRÍTICA DE LOS PROCESOS DE NEGACIÓN DE LA
PATERNIDAD Y MATERNIDAD MATRIMONIAL.
/n hecho de la realidad nos muestra que en su gran mayor#a los procesos que se
siguen sobre esta materia están referidas a la negación de la paternidad
matrimonial, en donde se imputa al marido de la mujer casada un hijo, sobre la
base de la presunción pater is, y en una m#nima o casi inexistente posibilidad, se
acude a la negación de la maternidad matrimonial. El suscrito conoce un solo caso
aludido a este tema, y se desarrolló en el hospital de ?illa Aar#a del <riunfo, en
donde una madre jo,en alumbró, seg2n ella una hija, y sin embargo los
facultati,os informaron a la madre que hab#a alumbrado a un ni+o que nació
muerto, y por ello la madre reclamó argumentando que hab#a habido suplantación
de hijo, sin embargo la prueba de AH=, descartó la afirmación de la madre, y se
comprobó que los efectos puerperales, llegaron a perturbarla de tal forma que
creyó haber dado a luz a una ni+a, cuando eso no coincid#a con la realidad.
El mismo proceso de conocimiento, desde ya conspira para que estos juicios se
resuel,an con prontitud, quizás, como se ha hecho con el reclamo de la filiación
extramatrimonial basándose en la prueba de AH=, con,irtiendo el proceso en uno
muy expediti,o tal como lo ordena la ley &*).', deber#a hacerse en el caso de la
negación de la paternidad matrimonial o maternidad matrimonial, cuando se alega
como medio de prueba para descartar dicha filiación el AH=, aqu# quizás deber#a
dictarse una norma que agilice el trámite, pero no cometiendo el error de la &*).'
de dar competencia a los jueces de paz letrado, sino que estos procesos
expediti,os deber#a ser ,istos necesariamente por el juez de familia, quien mejor
que él, para que con su especialización, pueda actuar con prudencia, celeridad y
equidad.
0or lo delicado de los temas que implican una filiación matrimonial que se está
desconociendo, y por ende se pone en tela de juicio el derecho a la identidad,
derecho constitucional por excelencia, estos procesos, deber#an ser ,istos
directamente por el juez de la causa, y no permitir que asistentes, con el respeto
que se merecen, prácticamente terminen lle,ando el proceso, esto conspira contra
la defensa de derechos tan importantes que habr#an que conser,ar, mirando no
sólo los intereses de los demandantes, por muy leg#timos que sean, sino también
los derechos de los demandados, y aqu# estamos comprendiendo no sólo a la
madre, sino también al hijo.
El retardo de la administración de justicia, por causas justificadas deri,adas todas
ellas de la inmensa carga procesal, ,iene a ser una causa general que igualmente
termina comprometiendo los intereses de los actores en el proceso.
HI9O LEGAL: HI9O !IOLÓGICO:
Iasta antes del desarrollo de las técnicas de maternidad asistida, la filiación legal
coincid#a con la filiación biológica D excepto la adopciónE, sin embargo, y tal como
lo sostiene 8lemente de Hiego, hoy no necesariamente la filiación tiene un solo
contenido, pues la filiación biológica ,incula a generantes y generados, mientras
que la filiación legal ,incula a hijo y padre que son tenidos por tales por el derecho!
en efecto, con la posibilidad de las técnicas de reproducción asistidas D terasE, en
el presente, es dable encontrar casos en que no coexisten madre biológica y legal,
o madre genética, madre biológica y madre legal, y otro tanto puede ocurrir con el
padre, entonces los a,ances cient#ficos sobre esta materia, ,an dejando de lado
las presunciones legales para establecer la calidad de hijos en matrimoniales o
extramatrimoniales, sin embargo también estos a,ances ,an generando muchos
problemas en torno a la filiación y a la patria potestad.
./.-LA I'P,-ACIO #! PA$!%I#A# ! O$%O" PAI"!"(
! COLO'0IA(
a impugnación de la paternidad es un proceso que se origina cuando se duda
respecto a la ,eracidad de la paternidad de una persona, cuando un ni+o nace
bajo el matrimonio de sus padres o estando estos en unión marital de hecho se
presume la paternidad, sin embargo esta presunción admite prueba en contrario.
Están legitimados para impugnar la paternidad las siguientes personas@
• El cónyuge.
• El compa+ero permanente.
• El hijo.
• 5uien acredite de manera sumaria ser el padre.
• a madre.
a impugnación de la paternidad puede ser ejercida en cualquier tiempo, de
conformidad con lo establecido en el art#culo &1' del código ci,il, el cual fue
modificado por el art#culo . de la ley 1(%( de &((%, el cual establece lo siguiente@
4El hijo podrá impugnar la paternidad o la maternidad en cualquier tiempo. En el
respecti,o proceso el juez establecerá el ,alor probatorio de la prueba cient#fica u
otras si as# lo considera. <ambién podrá solicitarla el padre, la madre o quien
acredite sumariamente ser el presunto padre o madre biológico.
a residencia del marido en el lugar del nacimiento del hijo hará presumir que lo
supo inmediatamente, a menos de probarse que por parte de la mujer ha habido
ocultación del parto.
0A"LM"AC>. as personas que soliciten la prueba cient#fica lo harán por una
sola ,ez y a costa del interesado! a menos que no cuenten con los recursos
necesarios para solicitarla, podrán hacerlo siempre y cuando demuestren ante
;.8.N.C. que no tienen los medios, para lo cual gozarán del beneficio de amparo de
pobreza consagrado en la ey '&1 de &((19.
En el proceso de impugnación de la paternidad juega un papel fundamental la
prueba cient#fica conocida com2nmente como la prueba de AH=, ya que esta es
considerada la prueba reina para establecer la paternidad de una persona.
! A%-!$IA(
os hijos nacidos durante el matrimonio, y hasta los trescientos d#as posteriores a que
se haya disuelto se presumen que son del marido Dart. &)$ 8.8. argentinoE. :in
embargo esta presunción es solo iuris tantum, o sea que admite prueba contraria. As#
lo dispone el art#culo &.* del 8.8. admitiendo la facultad paterna de impugnar en tales
casos la paternidad en base a pruebas de cualquier tipo, presentando una demanda
sobre bases ,eros#miles, pero no bastará como prueba con la sola declaración de la
madre. 0uede el padre impugnar la paternidad, o los herederos del padre a2n en el
caso del hijo por nacer, y en tal caso, la inscripción del nacimiento una ,ez nacido el
hijo no creará la presunción de paternidad, mientras no se haya producido el rechazo
de la acción de impugnación.
a impugnación de paternidad no solo le corresponde al padre sino también al hijo
Dart. &.-E. En el caso del hijo, el ejercicio de la acción no tiene l#mite temporal. En el
caso del marido su derecho caduca al a+o de inscribirse el nacimiento, sal,o que
demuestre que no tu,o conocimiento de dicho nacimiento. :i eso sucede la caducidad
se computa desde el d#a que conoció el nacimiento del hijo. :i el marido fallece
pueden ejercer la acción de impugnación en los mismos plazos expuestos para el
marido, comenzado a correr en ,ida de éste.
En caso del hijo nacido dentro de los 1*( d#as del matrimonio, podrá ser desconocido
por el marido, negando simplemente la paternidad, dentreo del término de un a+o,
sal,o que se probara que el marido conoc#a el embarazo de su mujer al casarse, si lo
reconoció ya sea expresa o tácitamente como propio, o consintió en darle su apellido.
En tales casos se le denegará la negación de paternidad, aunque s# podrá impugnarla
con pruebas fundadas, de acuerdo al art#culo &.*.
=o solo puede impugnarse la paternidad sino también la maternidad, cuando la mujer
hace pasar como suyo, un ni+o ajeno. En este caso la demanda de impugnación
podrá ser presentada, por el marido, por sus herederos, por el hijo, y por cualquier
tercero interesado. <ambién podrá la mujer ejercer esta acción, si in,ocara dudas
sobre la identidad del hijo, o sustitución de persona. DArts. &%1 y &%& del 8.8.E
En el caso de hijos nacidos fuera del matrimonio, el reconocimiento de estos
puede ser impugnado por los hijos, sin l#mite temporal, y por otros interesados en
un plazo de dos a+os desde que tu,ieron conocimiento del reconocimiento DArt.
&%$E.
En sentido similar, aunque más restricti,o, el 8ódigo 8i,il Cederal de Aéxico
dispone en su $&), que se presume la paternidad de los cónyuges en el caso de
los hijos nacidos entre los 1*( d#as de celebrado el matrimonio y los $((
siguientes a su disolución. a 2nica prueba que se admite para desconocer la
paternidad es el impedimento f#sico del marido por no haber tenido acceso carnal
con su esposa en los primeros 1&( d#as de los $(( en que se produjo el
nacimiento Dart. $&.E.
El marido de acuerdo al art#culo $&% no podrá alegar el adulterio de su esposa
para desconocer a sus hijos, con la excepción de que pruebe la falta de acceso
carnal como en el caso anterior, o la ocultación del nacimiento. El hijo nacido
dentro de los 1*( d#as de celebrado el matrimonio no podrá ser desconocido por el
marido Dart. $&*E si el ni+o nació muerto o sin ,iabilidad, si sab#a que la mujer
estaba embarazada, si firmó el acta de nacimiento o declaró que no sabe firmar, o
si lo reconoció expresamente. El hijo que nació luego de los $(( d#as de disuelto
el matrimonio por separación pro,isional, puede ser desconocido por el marido,
aunque pueden sostener su paternidad, la esposa, el hijo o el tutor del hijo. En
este caso de impugnación de la paternidad del hijo nacido luego de los $(( d#as
de disolución del matrimonio, puede ejercer la acción cualquier tercer interesado, y
en cualquier tiempo Dart $&-E
En Aéxico la acción caduca para el marido en el caso de impugnación de hijos
matrimoniales a los %( d#as del nacimiento, si el marido se hallaba presente, o
desde que arribó, si se hallaba ausente, o desde que descubrió el nacimiento si se
lo hubieran ocultado. "ecordemos que en Argentina el plazo de caducidad es de
un a+o.
El art#culo $$% dispone que en los juicios de contradicción de paternidad, deberá
escucharse a la madre y al hijo. :i este fuera menor, se le asignará un tutor
interino.
8omo diferente al Herecho argentino que permite incluso la acción de
impugnación de paternidad de los hijos por nacer, el 8ódigo 8i,il mexicano en su
art#culo $$' solo admite entablar demanda sobre paternidad con respecto al los
hijos nacidos ,i,os, con ,iabilidad de &) horas por lo menos, o que se presente
,i,o ante el "egistro 8i,il.
E= E:0AOA@
El 8ódigo 8i,il, dice en su art#culo 1)(, que cuando en las relaciones familiares,
falte la posesión de estado, la filiación paterna o materna extramatrimonial, es
decir, aquello supuestos en los que la pareja tiene hijos en com2n sin que los
mismos estén unidos en matrimonio, podrá ser impugnada por todos aquellos a
quienes perjudique.
:in embargo, para aquellos casos en que exista posesión de estado, la acción de
impugnación corresponderá sólo a quien aparezca como hijo o progenitor a
quienes puedan resultar afectados en su condición de herederos forzosos.
En cuanto a la caducidad de la acción de impugnación, la misma se produce
pasados cuatro a+os desde que el hijo, una ,ez inscrita la filiación, goce de la
correspondiente posesión de estado, auque los hijos, en todo caso podrán
ejercitar la acción durante un a+o después de haber alcanzado la mayor#a de
edad.
El <ribunal :upremo, mediante sentencia de fecha ) de julio de &(11, resuel,e un
supuesto con origen en la demanda que se interpone por impugnación de la
filiación extramatrimonial determinada por reconocimiento contra la hija reconocida
y la madre, a fin de que se declarara la nulidad de dicho reconocimiento.
a demanda se interpuso en el a+o &(() y se ejercitaba en base a la norma antes
se+alada Dart.1)( 8.c.E, ya que el reconocimiento se hab#a seg2n el actor para
complacer a la madre biológica con la que manten#a una relación sentimental en
aquel entonces.
:eg2n la citada sentencia que la cuestión jur#dica se centra en determinar si por la
,#a del art#culo 1)1 88. se puede re,ocar un reconocimiento realizado con plena
consciencia y ,oluntad, por medio de una acción de impugnación de la filiación
extramatrimonial, teniendo en cuenta que tanto en primera como en segunda
instancia la acción ejercitada fue desestimada por considerar irre,ocable el
reconocimiento y por el carácter indisponible del estado ci,il.
Hice la sentencia, que es doctrina de la :ala la que ,iene aceptando la ,iabilidad
de la acción de impugnación deri,ada del art#culo 1)( 88 pese a que la filiación
extramatrimonial haya sido determinada por un reconocimiento ,oluntario y
consciente, no ,iciado, llamado de complacencia, porque quien reconoce lo hace a
sabiendas de que no es el padre biológico del reconocido. "ecuerda la sentencia,
que se ha admitido la acción de impugnación de la filiación extramatrimonial del
art#culo 1)( del 8ódigo 8i,il en di,ersas sentencias declarando la ,iabilidad de
dicha acción en tales casos, si bien, apreciaron la caducidad de la acción por
haberse ejercitado fuera del plazo legalmente establecido.
:e+ala además la sentencia que es doctrina jurisprudencial, la que establece que
el reconocimiento de hijo extramatrimonial, prescindiendo de que sea un
reconocimiento de complacencia, está sometido a la normati,a general de todo
reconocimiento, como medio de determinación de la filiación extramatrimonial
Dart#culo 1&(.1.P 88E, y dentro del mismo, a la acción de impugnación que
contempla el art#culo 1)( 88 .
;; 0A"<E
0">8E:A
PETITORIO:
>btener una declaración que niegue la paternidad atribuida respecto de
determinada persona.
PARTES:
:i el titular de la acción es el marido, entonces los demandados son el hijo y la
madre, como lo establece el art#culo $%-F. :i en caso exista la oposición de
intereses a la que se refiere el inciso primero del art#culo %(%F, tendrá que
nombrarse a un curador especial que represente al ni+o.
VIA PROCEDIMENTAL:
0roceso de conocimientos, juzgados ci,iles
9UE7 COMPETENTE:
Quez ci,il
MEDIOS PRO!ATORIOS:
1.3El mérito de la copia certificada del Acta de =acimiento del menor expedido
por el "egistro de identificación y Estado 8i,il D"eniecE.
&.3 El mérito de la copia certificada del Acta de Aatrimonio del recurrente,
expedido por el "egistro de identificación y Estado 8i,il D"eniecE.
$.3 El mérito de la prueba genética de reconocimiento de AH= que deberá
efectuarse en la persona del demandado, demandante y el menor.
III 9URISPRUDENCIA
IMPUGNACION DE PATERNIDAD
CONSULTA 2510-2000 ; ;AA@ 4:i bien la demanda interpuesta está sujeta a
un plazo de caducidad, que incide sobre Ra ,alidez de la relación procesal
seg2n el cual el juzgador está en la obligación de ,eriScar las condiciones de
la acción para proseguir el trámite del proceso! sin embargo, no puede
perderse de ,ista que el Quez debe atender a la Snalidad concreta del proceso,
que es resol,er un conTicto de intereses o eliminar una incertidumbre jur#dica
que haga posible lograr la paz social en justicia, seg2n lo establece el art#culo
;;; del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il9, 479no se puede por tanto,
en base a una situación netamente procesal, emitirse un pronunciamiento
inhibitorio cuando en atención al interés superior del ni+o establecido en el
art#culo ;6 del <#tulo 0reliminar del 8ódigo del =i+os y los Adolescentes, el
Estado está en la obligación de preser,ar la identidad de los ni+os, y solo a
tra,és de los órganos jurisdiccionales encargados de administrar justicia, se
puede llegar a resol,er la litis en ,irtud a las pruebas aportadas por las partes
y a los que el juzgador estime con,eniente actuar de oScio para dilucidar la
contro,ersia9.
IMPUGNACION DE PATERNIDAD Y OTRO
CAS. N< 4011-2000 PIURA.
8abe precisar que si el art#culo $-. del 8ódigo 8i,il, pre,é que el
reconocimiento no admite modalidad y es irre,ocable, y tal como han
constatado las instancias de mérito en sus respecti,as sentencias! en el acta
de nacimiento de fojas tres, el reconocimiento de la menor =ahomi Aercedes
Nayona <errones lo ha practicado el propio demandante, como también lo
expone en su escrito de demanda de fojas dieciocho a ,eintidós! por
consiguiente, la demanda de impugnación de reconocimiento de paternidad e
indemnización por enriquecimiento indebido de,ienen en improcedente.
IMPUGNACION DE PATERNIDAD
CAS. N< 260-2004 ICA. ;mpugnación de 0aternidad. ima. nue,e de
no,iembre del dos mil cinco.3 A :AA 8;?; <"A=:;<>";A HE A 8>"<E
:/0"EAA HE Q/:<;8;A HE A "E0UN;8A en la causa ,ista en audiencia
p2blica de la fecha emite la siguiente sentencia! AA<E";A HE "E8/":>@
:e trata del recurso de casación interpuesto, a fojas ochentiocho, por el
demandante Iiginio uis ?ega Aansilla contra la resolución de ,ista de fojas
setentiocho, su fecha quince de abril del dos mil cuatro, expedida por la :ala
8i,il de la 8orte :uperior de Qusticia de ;ca, en la parte que "e,oca la
resolución que declaró Cundada la excepción de caducidad, en consecuencia
=ulo todo lo actuado y concluido el proceso seguido sobre impugnación de
paternidad! C/=HAAE=<>: HE "E8/":>@ 0or resolución de fecha quince
de no,iembre del dos mil cuatro, obrante a fojas diecinue,e del cuaderno
formado en este :upremo <ribunal, se declaró 0rocedente el recurso por las
causales pre,istas en los incisos segundo y tercero del art#culo trescientos
ochentiséis del 8ódigo 0rocesal 8i,il, denunciando@ aE a inaplicación del
art#culo octa,o del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 8i,il, que dispone@ 4os jueces
no pueden dejar de administrar justicia por defecto o deficiencia de la ley, En
tales casos. deben aplicar los principios generales del derecho y,
preferentemente, los que inspiran el derecho peruano9! argumentando, que el
órgano 8olegiado debió efectuar un análisis de fondo, de la materia
contro,ertida, tomando como punto de inicio que existe la manifestación
expresa de quien se atribuye ser el ,erdadero padre biológico de la menor
:thefanny <eresa Estela ?ega 8enteno, sujeto distinto al que aparece en la
partida de nacimiento n2mero no,ecientos cincuenticinco, de fecha quince de
octubre de mil no,ecientos no,entidós, la cual, ha sido tenida como 2nica
prueba para ampararse en la figura jur#dica de la caducidad, ya que el
pronunciamiento materia de impugnación, no resuel,e el origen del conflicto
de intereses seguido por las partes, por lo que se ,ulnera la finalidad concreta
del proceso, regulado por el art#culo tercero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo
0rocesal 8i,il! y, bE a afectación del derecho a un debido proceso,
contemplada en el art#culo primero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal
8i,il, se produce cuando a pesar de haber cumplido el recurrente con la carga
de la prueba! pues existen pruebas suficientes que demuestran que el
recurrente no es padre biológico de la menor, ya que existe la declaración
expresa del ,erdadero padre de la misma, se pretende, mediante la caducidad
aplicada en la recurrida, impedir resol,er un gra,e conflicto de intereses,
transgrediendo totalmente lo establecido en el art#culo tercero del <#tulo
0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il, mostrando de los considerandos, que se
prefirió optar por el facilismo y, omitir los más elementales preceptos morales
existentes en una sociedad y, sobre todo la finalidad concreta del proceso y,
del órgano jurisdiccional como ente administrador de justicia!
8>=:;HE"A=H>@ 0rimero.3 5ue, resulta necesario referirse en primer
término a la causal pre,ista en el inciso tercero del art#culo trescientos
ochentiséis del 8ódigo 0rocesal 8i,il relati,a a la contra,ención de las normas
que garantizan el derecho a un debido proceso, pues en caso sea declarada
fundada por esta causal, no corresponde pronunciarse sobre la causal de
derecho material! :egundo.3 5ue, el inciso undécimo del art#culo cuatrocientos
cuarentiséis del 8ódigo 0rocesal 8i,il reconoce la excepción de caducidad
como un medio de extinción de la pretensión procesal al no haberse
interpuesto la pretensión procesal dentro del plazo se+alado por ley! <ercero.3
5ue, del análisis del cuaderno de excepciones se tiene que, por escrito de
fojas once Canny Edith 8enteno >choa, en representación de su menor hija
:thefanny <eresa Estela ?ega 8enteno, deduce la excepción de caducidad
contra la demanda interpuesta por Iiginio uis ?ega Aansilla por no haber
ejercitado la acción contestatoria de la paternidad dentro del plazo de no,enta
d#as, pre,isto en art#culo trescientos sesenticuatro del 8ódigo 8i,il, siendo que
el nacimiento fue declarado y asentado en la Aunicipalidad respecti,a por el
propio padre! 8uarto.3 5ue, el demandante al absol,er el traslado de la
excepción de caducidad, mediante escrito de fojas diecinue,e, sostiene que
ha interpuesto la demanda de impugnación de paternidad dentro de los
no,enta d#as desde que tu,o conocimiento de la ,erdadera paternidad de la
menor :thefanny <eresa Estela, esto es, el nue,e de agosto del dos mil dos,
habiendo interpuesto la demanda el ,eintitrés de octubre del dos mil dos, por
lo que no habr#a operado la caducidad! que, debido al adulterio oculto de la
demandada, el accionarte pensó ser el padre de la ni+a de lo que no dudó
hasta que por decisión de la madre y el ahora demandado Ienry Aarcos
Arqui+ego :olar fue emplazado con la demanda de nulidad de acto jur#dico,
declaración de paternidad y otros! 5uinto.3 5ue, el Quez de la causa, mediante
auto de fojas cuarentiséis, su fecha tres de no,iembre del dos mil tres declara
infundada la excepción de caducidad, al considerar que efecti,amente en el
proceso signado con el n2mero dos mil dos 3 mil ciento treintinue,e, sobre
nulidad del acto jur#dico, declaración de paternidad y otros, se confirma que el
demandado Ienry Aarcos Arqui+ego :olar se reputa padre biológico de la
citada menor, habiéndose notificado al actor con la demanda de aquel proceso
el nue,e de agosto del dos mil dos, fecha desde la cual tu,o conocimiento de
los hechos y de las razones por las cuales se indica que no es el padre
biológico de la menor! agrega, que al ser hija matrimonial, la negación de
paternidad por el marido debe ejercitarse dentro del plazo de no,enta d#as que
establece el art#culo trescientos sesenticuatro del 8ódigo 8i,il, cuya aplicación
no se restringe a los casos en que el marido se haya encontrado o no en la
fecha del parto, sino que dada la circunstancia pre,ista en el inciso cuarto del
art#culo trescientos sesentitrés del 8ódigo 8i,il Dnegación de la paternidad por
impotencia absolutaE se hace extensi,o a la fecha en que el marido tiene
conocimiento de esta causal! concluye que los plazos de caducidad corren
desde la fecha en que el demandante tomó conocimiento que otra persona se
reputa la paternidad de la menor, habiendo interpuesto la presente demanda el
,eintitrés de octubre del dos mil dos, esto es, dentro del plazo legal, por lo que
no incurre en caducidad! :exto.3 5ue, la :ala :uperior mediante auto de fojas
setentiocho, su fecha quince de abril del dos mil cuatro, re,oca el auto apelado
en el extremo que declara infundada la excepción de caducidad y
reformándolo declara fundada dicha excepción! en consecuencia, nulo todo lo
actuado y por concluido el proceso! que la :ala "e,isora consideraba
básicamente@ 45ue la acción de impugnación de paternidad, denominada
acción contestatoria de paternidad, se intenta para negar la filiación de un hijo
dentro de la ,igencia del matrimonio, como lo establecen los art#culos
trescientos sesentitrés, trescientos sesenticuatro y trescientos sesentisiete del
8ódigo 8i,il, esta impugnación debe efectuarse conforme al art#culo
trescientos sesenticuatro del 8ódigo Acotado que establece que 4a acción
contestatoria debe ser interpuesta por el marido dentro del plazo de no,enta
d#as contados desde el d#a siguiente del parto, si estu,o presente en el lugar,
o desde el d#a siguiente de su regreso, si estu,o ausente9! y, por ello concluye
que al ,ersar la presente contro,ersia sobre la impugnación de paternidad de
una hija nacida dentro del matrimonio, que fuera inscrita por los propios
padres, la presente demanda interpuesta el ,eintitrés de octubre del dos mil
dos se encuentra fuera del plazo de no,enta d#as, habiendo caducado el
derecho! :étimo.3 5ue, tal como se puede apreciar, la :ala "e,isora se ha
limitado a aplicar el art#culo trescientos sesenticuatro del 8ódigo 8i,il
conforme aparece de su texto claro y expreso, esto es, que el plazo para la
caducidad de la pretensión 8ontestatoria de 0aternidad se computa 4..desde
el d#a siguiente del parto, si estu,o presente en el lugar, o desde el d#a
siguiente de su regreso, si estu,o ausente9! premisas absolutamente claras
que en modo alguno permiten interpretar que el plazo para incoar dicha
pretensión puede contabilizarse a partir del momento en que el marido toma
recién conocimiento de su no paternidad@ debiendo agregarse que situaciones
como la descrita por el recurrente deben moti,ar una reforma de los
dispositi,os legales ,inculados a la contestación de la paternidad en ,irtud al
a,ance de la ciencia y la tecnolog#a que permiten hoy conocer con un alt#simo
grado de certeza la paternidad de las personas! empero, la modificación de las
normas legales no es función de este 0oder del Estado sino su interpretación
y aplicación para la solución de los conflictos de intereses y la eliminación de
alguna incertidumbre jur#dica! de tal modo que la aplicación debida de la ley en
ninguna forma puede constituir la afectación del derecho al debido proceso del
recurrente! no configurándose esta causal denunciada! >cta,o.3 5ue, en
relación a la inaplicación del art#culo octa,o del <#tulo 30reliminar del 8ódigo
8i,il, debe indicarse que este error jur#dico tampoco se configura, puesto que
la citada norma es clara al establecer que 4os jueces no pueden dejar de
administrar justicia por defecto o deficiencia de la ley,.9! defecto y deficiencia
que están ausentes en el art#culo trescientos sesenticuatro del 8ódigo 8i,il,
conforme ya se explicó, dado que regula con toda claridad y precisión el
momento a partir del cual se computa el plazo para la caducidad de la
pretensión contestatoria de paternidad! siendo my diferente que sea en
términos perjudiciales para los intereses del recurrente, empero, ,ac#o de la
ley no existe! =o,eno.3 5ue, en tal ,irtud, no hay lugar a casar la sentencia de
,ista, debiendo entonces desestimarse el recurso de conformidad con el
art#culo trescientos no,entisiete del 8ódigo 0rocesal 8i,il@ estando a las
consideraciones que preceden declararon@ ;=C/=HAH> el recurso de
casación, interpuesto a fojas ochentiocho por Iiginio uis ?ega Aansilla! en
consecuencia@ => 8A:A">= la resolución de ,ista de fojas setentiocho, su
fecha quince de abril del dos mil cuatro, su fecha quince de abril del dos mil
cuatro! 8>=HE=A">= al recurrente ,al pago de las costas y costos del
recurso, as# como a la multa de ,una /nidad de "eferencia 0rocesal@
>"HE=A">= la publicación de la presente resolución en el Hiario >ficial El
0eruano! en los seguidos por Iiginio uis ?ega Aansilla con Canny Edith
8enteno >choa y otro sobre ;mpugnación de 0aternidad! y, los de,ol,ieron.3
::. 0AQA"E: 0A"EHE:, E8IE?A"";A AH";A=VE=, <;8>=A 0>:<;M>,
0A>A;=> MA"8;A
E ?><> HE :EO>" :A=<>: 0EOA, E: 8>A> :;M/E@ AA<E";A HE
"E8/":>@ :e trata del recurso de casación interpuesto, a fojas ochentiocho, por
el demandante Iiginio uis ?ega Aansilla contra la resolución de ,ista de fojas
setentiocho, su fecha quince de abril del dos mil cuatro, expedida por la :ala 8i,il
de la 8orte :uperior de Qusticia de ;ca, en la parte que re,oca la resolución que
declaró fundada la excepción de caducidad, en consecuencia nulo todo lo actuado
y concluido el proceso seguido sobre impugnación de paternidad!
C/=HAAE=<>: HE "E8/":>@ 0or resolución de fecha quince de no,iembre
del dos mil cuatro, obrante a fojas diecinue,e del cuaderno formado en este
:upremo <ribunal, se declaró procedente el recurso por las causales pre,istas en
los incisos segundo y tercero del art#culo trescientos ochentiséis del 8ódigo
0rocesal 8i,il, denunciando@ aE a inaplicación del art#culo octa,o del <#tulo
0reliminar del 8ódigo 8i,il, que dispone@ 4os jueces no pueden dejar de
administrar justicia por defecto o deficiencia de la ley, En tales casos. deben
aplicar los principios generales del derecho y, preferentemente, los que inspiran el
derecho peruano9! argumentando, que el órgano 8olegiado debió efectuar un
análisis de fondo, de la materia contro,ertida, tomando como punto de inicio que
existe la manifestación expresa de quien se atribuye ser el ,erdadero padre
biológico de la menor :thefanny <eresa Estela ?ega 8enteno, sujeto distinto al
que aparece en la partida de nacimiento n2mero no,ecientos cincuenticinco. de
fecha quince de octubre de mil no,ecientos no,entidós, la cual, ha sido tenida
como 2nica prueba para ampararse en la figura jur#dica de la caducidad, ya que el
pronunciamiento materia de impugnación, no resuel,e el origen del conflicto de
intereses seguido por las partes, por lo que se ,ulnera la finalidad concreta del
proceso, regulado por el art#culo tercero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal
8i,il! y bE a afectación del derecho a un debido proceso, contemplada en el
art#culo primero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il, se produce cuando
a pesar de haber cumplido el recurrente con la carga de la prueba! pues existen
pruebas suficientes que demuestran que el recurrente no es padre biológico de la
menor, ya que existe la declaración expresa del ,erdadero padre de la misma! se
pretende mediante la caducidad aplicada en la recurrida, impedir resol,er un gra,e
conflicto de intereses, transgrediendo totalmente lo establecido en el art#culo
tercero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il, mostrando de los
considerandos, que se prefirió optar por el facilismo y, omitir los más elementales
preceptos morales existentes en una sociedad y sobre todo la finalidad concreta
del proceso y, del órgano jurisdiccional como ente administrador de justicia!
8>=:;HE"A=H>@ 0rimero.3 5ue, resulta necesario referirse en primer término a
la causal pre,ista en el inciso tercero del art#culo trescientos ochentiséis del
8ódigo 0rocesal 8i,il relati,a a la contra,ención de las normas que garantizan el
derecho a un debido proceso, pues en caso sea declarada fundada por esta
causal, no corresponde pronunciarse sobre la causal de derecho material!
:egundo.3 5ue, el inciso undécimo del art#culo cuatrocientos cuarentiséis del
8ódigo 0rocesal 8i,il reconoce la excepción de caducidad como un medio de
extinción de la pretensión procesal al no haberse interpuesto la pretensión
procesal dentro del plazo se+alado por ley! <ercero.3 5ue, del análisis del
cuaderno de excepciones se tiene que, por escrito de fojas once Canny Edith
8enteno >choa, en representación de su menor hija :thefanny <eresa Estela
?ega 8enteno, deduce la excepción de caducidad contra la demanda interpuesta
por Iiginio uis ?ega Aansilla por no haber ejercitado la acción contestatoria de la
paternidad dentro del plazo de no,enta d#as, pre,isto en art#culo trescientos
sesenticuatro del 8ódigo 8i,il, siendo que el nacimiento fue declarado y asentado
en la Aunicipalidad respecti,a por el propio padre! 8uarto.3 5ue, el demandante al
absol,er el traslado de la excepción de caducidad, mediante escrito de fojas
diecinue,e, sostiene que ha interpuesto la demanda de impugnación de
paternidad dentro de los no,enta d#as desde que tu,o conocimiento de la
,erdadera paternidad de la menor :thefanny <eresa Estela, esto es, el nue,e de
agosto del dos mil dos, habiendo interpuesto la demanda el ,eintitrés de octubre
del dos mil dos, por lo que no habr#a operado la caducidad! que, debido al
adulterio oculto de la demandada, el accionante pensó ser el padre de la ni+a de
lo que no dudó hasta que por decisión de la madre y el ahora demandado Ienry
Aarcos Arqui+ego :olar fue emplazado con la demanda de nulidad de acto
jur#dico, declaración de paternidad y otros! 5uinto.3 5ue, el Quez de la causa,
mediante auto de fojas cuarentiséis, su fecha tres de no,iembre del dos mil tres
declara infundada la excepción de caducidad, al considerar que efecti,amente en
el proceso signado con el n2mero dos mil dos 3 mil ciento treintinue,e, sobre
nulidad del acto jur#dico, declaración de paternidad y otros, se confirma que el
demandado Ienry Aarcos Arqui+ego :olar se reputa padre biológico de la citada
menor! habiéndose notificado al actor con la demanda de aquel proceso el nue,e
de agosto del dos mil dos, fecha desde la cual tu,o conocimiento de los hechos y
de las razones por las cuales se indica que no es el padre biológico de la menor!
agrega, que al ser hija matrimonial, la negación de paternidad por el marido debe
ejercitarse dentro del plazo de no,enta d#as que establece el art#culo trescientos
sesenticuatro del 8ódigo 8i,il, cuya aplicación no se restringe a los casos en que
el marido se haya encontrado o no en la fecha del parto, sino que dada la
circunstancia pre,ista en el inciso cuarto del art#culo trescientos sesentitrés del
8ódigo 8i,il Dnegación de la paternidad por impotencia absolutaE se hace
extensi,o a la fecha en que el marido tiene conocimiento de esta causal! concluye
que los plazos de caducidad corren desde la fecha en que el demandante tomó
conocimiento que otra persona se reputa la paternidad de la menor, habiendo
interpuesto la presente demanda el ,eintitrés de octubre del dos mil dos, esto es,
dentro del plazo legal, por lo que no incurre en caducidad! :exto.3 5ue la :ala
:uperior mediante auto de fojas setentiocho, su fecha quince de abril del dos mil
cuatro, re,oca el apelado en el extremo que declara infundada la excepción de
caducidad y reformándolo declara fundada dicha excepción! en consecuencia,
nulo todo lo actuado y por concluido el proceso! al considerar que la contro,ersia
está dirigida a impugnar la paternidad de una hija nacida dentro del matrimonio,
que fuera inscrita por el propio demandante, como consta de su partida de
nacimiento, por lo que al interponer la presente acción con fecha ,eintitrés de
octubre del dos mil dos se encuentra fuera del plazo de no,enta d#as, habiendo
caducado su derecho! :éptimo.3 5ue, analizando lo actuado se ad,ierte que la
:ala :uperior al declarar fundada la excepción de caducidad, no ha tenido en
cuenta que recién el nue,e de agosto del dos mil dos el actor toma conocimiento
que la persona de Ienry Aarcos Arqui+ego :olar reclama ser padre biológico de
la menor, al haber sido emplazado con la demanda sobre nulidad de acto jur#dico,
declaración de paternidad y otros, del expediente n2mero dos mil dos 3 mil ciento
treintinue,e! que, siendo esto as#, al declararse fundada la excepción de
caducidad sin ,alorarse este aspecto importante se ha contra,enido el derecho a
la tutela jurisdiccional del justiciable consagrado en la norma procesal contenida
en el art#culo primero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il@ >cta,o.3 5ue,
en el caso de autos, el actor pretende la impugnación de la paternidad de la menor
:thefanny <eresa Estela ?ega 8enteno! en tal sentido, la :ala de Aérito debe
determinar de manera clara y precisa, teniendo en consideración lo expuesto por
las partes, si la acción contestatoria de la paternidad ha sido interpuesta dentro del
plazo legal! =o,eno.3 5ue además, la :ala de Aérito no ha tenido en cuenta que
el demandante ha inscrito el nacimiento de la menor en el registro ci,il como su
hija sin haber tenido conocimiento de la existencia de la persona que
posteriormente ha reclamado ser el padre biológico de la ni+a@ Hécimo.3 5ue, al
re,ocarse la resolución apelada y reformarla se ha declarado fundada la
excepción de caducidad por la :ala de mérito, sin antes haberse realizado un
análisis amplio del caso de autos, se ha afectado el derecho que tiene el
recurrente a la tutela jurisdiccional efecti,a, que es una de las manifestaciones del
derecho al debido proceso, y además, se ha contra,enido la norma procesal
contenida en el art#culo tercero del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8i,il, en
cuanto establece que la finalidad concreta del proceso es resol,er un conflicto de
intereses con rele,ancia jur#dica! en consecuencia, el presente recurso debe ser
declarado fundado! careciendo de objeto que este :upremo <ribunal se pronuncie
sobre la otra causal por la cual se declaró procedente el recurso. Estando a las
conclusiones que preceden y de conformidad con el art#culo trescientos
no,entisiete del 8ódigo 0rocesal 8i,il@ A; ?><> es porque se declare C/=HAH>
el recurso de casación interpuesto, a fojas ochentiocho, por Iiginio uis ?ega
Aansilla! en consecuencia, se 8A:E la resolución de ,ista de fojas setentiocho, su
fecha quince de abril del dos mil cuatro! y se declare =/A@ se H;:0>=MA el
reen,#o de los autos a la :ala :uperior a fin de que expida nue,a resolución
conforme a derecho! se >"HE=E que la presente resolución se publique en el
Hiario >ficial El 0eruano, bajo responsabilidad! en los seguidos por Iiginio uis
?ega Aansilla con Canny Edith 8enteno >choa y otros sobre impugnación de
paternidad! y se de,uel,a.3 :r. :A=<>: 0EOA
E"P. N.= 062-2000-PA>TC
LIMA
REYNALDO ARMANDO
SHOLS P?RE7
SENTENCIA DEL TRI!UNAL CONSTITUCIONAL
En ima, a los $( d#as del mes de no,iembre de &((', la :ala 0rimera del
<ribunal 8onstitucional, integrada por los se+ores magistrados anda Arroyo,
Neaumont 8allirgos y Eto 8ruz, pronuncia la siguiente sentencia
ASUNTO
"ecurso de agra,io constitucional interpuesto por don "eynaldo Armando
:hols 0érez contra la sentencia de la 0rimera :ala 8i,il de la 8orte :uperior de
Qusticia de ima, de fojas &'$, su fecha $ de agosto de &((%, que declaró
improcedente la demanda de amparo de autos.
ANTECEDENTES
8on fecha &$ de setiembre de &(($, el recurrente interpone demanda de
amparo contra el 8entro =a,al del 0er2, solicitando que se le otorgue a su
hijastra, idia orena Alejandra Arana Aoscoso, el carné familiar en calidad de
hija y no un pase de in,itada especial, por cuanto constituye una actitud
discriminatoria y de ,ejación hacia el actor en su condición de socio,
afectándose con ello su derecho a la igualdad.
Aanifiesta que durante los 2ltimos a+os la emplazada otorgó, sin ning2n
incon,eniente, el carné familiar a los hijastros considerándolos como hijos, sin
embargo mediante un proceso de recarnetización, que comprende a los socios
y a sus familiares, se efectuó la entrega de los mismos solamente al titular,
esposa e hija! denegándose la entrega de este a su hijastra, no siendo
considerada como hija del socio.
a emplazada contesta la demanda argumentando que en estricto
cumplimiento del Acuerdo =.F (.3(& de la sesión del 8omité Hirecti,o del
8entro =a,al del 0er2, de fecha 1$ de junio de &((&, se aprobó otorgar el pase
de in,itado especial ,álido por un a+o, reno,able hasta los &. a+os, a los
hijastros de los socios, y que en consecuencia, no se puede otorgar a la
hijastra del demandante un carné de hija del socio, por no tener esta calidad,
de acuerdo a lo expuesto en el 8ódigo 8i,il y las =ormas Estatutarias.
El 0rimer Quzgado Especializado en lo 8i,il de la 8orte :uperior de Qusticia de
ima, con fecha &( de marzo de &((%, declara infundada la demanda,
estimando que el estatuto del 8entro =a,al del 0er2 en su art#culo &$ no regula
la situación de los hijastros, en consecuencia, no existe discriminación alguna
porque el actor no tiene derecho a que su hijastra tenga carné familiar como
hija del socio.
a recurrida, re,ocando la apelada, declara improcedente la demanda,
considerando que es la referida hijastra quien se encuentra afectada con la
negati,a del demandado de otorgar el carné familiar, por lo que para su
representación legal se deberán considerar las normas referentes a la patria
potestad, tutela y curatela! que siendo ello as#, se aprecia que el recurrente no
es padre ni representante legal de la menor, y que alegar que está a cargo de
su hijastra, no implica la acreditación de su legitimidad para obrar.
FUNDAMENTOS
1. El objeto de la presente demanda es que se le otorgue carné familiar a
la hijastra del actor, cesando con ello la discriminación a la cual ha sido sujeto
en su calidad de socio. En efecto, en la demanda se ha argumentado que el
hecho de que la Administración se niegue a entregar un carné familiar a su
hijastra contra,iene el derecho a la igualdad del actor puesto que, seg2n el
recurrente, existen otros miembros de la Asociación a cuyos hijastros s# se les
ha hecho entrega del carné familiar, reconociéndoles en el fondo los mismos
derechos que a un hijo.
&. os hechos del caso, no obstante, plantean cuestiones de suma
rele,ancia como son los l#mites de la autoorganización de las asociaciones
recreati,as frente a la problemática de lo que en doctrina se ha denominado
familias ensambladas, familias reconstituidas o reconstruidas. Es por ello que
a fin de dilucidar la presente acción, se tendrá que superar el ,ac#o que se
obser,a en la legislación nacional sobre la materia.
@ L&.$+$%$/'/ /&A /&%'-/'-+&
$. Antes de entrar a analizar tales temas, deben subsanarse los ,icios
procesales en los que ha incurrido el ad quem respecto de la legitimidad del
demandante. Es claro que el recurrente, al ser socio titular de la Asociación,
goza de ciertos derechos y obligaciones. Entre los derechos se encuentra el
de solicitar carnés para su cónyuge e hijos. En tal sentido, comprende el actor
que al denegársele el carné solicitado para su hijastra, cuando a otros socios
s# se les ha hecho entrega de carné para sus hijastros, se materializa un trato
diferenciado que no es sostenible bajo ning2n criterio razonable. Es aqu#
donde claramente se aprecia el hecho generador de la supuesta lesión del
actor, ,erificándose con ello la legitimidad para obrar del demandante.
@ MB/&AB (B-*+$+)($B-'A /& F'%$A$'
). El art#culo ).F de la 8onstitución reconoce a la familia como un instituto
natural y fundamental de la sociedad. Es por ello que obliga al Estado y a la
comunidad a prestarle protección. 0or su parte, el art#culo 1%.F de la
Heclaración /ni,ersal de los Herechos Iumanos establece que los hombres y
las mujeres a partir de la edad n2bil tienen derecho Bsin restricción moti,ada
en la raza, nacionalidad o religiónB a casarse y a fundar una familia,
agregando que esta es un elemento natural y fundamental de la sociedad, por
lo que 4tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado9.
.. El 0acto ;nteramericano de Herechos 8i,iles y 0ol#ticos establece en su
art#culo &$.F que la 4familia es el elemento natural y fundamental de la
sociedad9, debiendo ser protegida de las posibles injerencias lesi,as del
Estado y la sociedad. 0or su parte, la 8on,ención Americana sobre Herechos
Iumanos D8AHIE dispone en su art#culo 1'.F que 4la familia es el elemento
natural y fundamental de la sociedad y debe ser protegida por la sociedad y el
Estado9, e indica que el derecho a fundar familia se ejercerá siempre que se
cumplan con las condiciones requeridas para ello, de acuerdo con las leyes
internas que regulan la materia.
%. a acepción com2n del término familia lle,a a que se le reconozca
como aquel grupo de personas que se encuentran emparentadas y que
comparten el mismo techo. <radicionalmente, con ello se pretend#a englobar a
la familia nuclear, conformada por los padres y los hijos, que se encontraban
bajo la autoridad de aquellos. As#, desde una perspecti,a jur#dica tradicional la
familia 4está formada por ,#nculos jur#dicos familiares que hallan origen en el
matrimonio, en la filiación y en el parentesco9.
)
W1X

'. Hesde una perspecti,a constitucional, debe indicarse que la familia, al
ser un instituto natural, se encuentra ine,itablemente a merced de los nue,os
contextos sociales. As#, cambios sociales y jur#dicos tales como la inclusión
social y laboral de la mujer, la regulación del di,orcio y su alto grado de
incidencia, las grandes migraciones hacia las ciudades, entre otros aspectos,
han significado un cambio en la estructura de la familia tradicional nuclear,
conformada alrededor de la figura del pater familias. 8onsecuencia de ello es
que se hayan generado familias con estructuras distintas a la tradicional,
como son las surgidas de las uniones de hecho
.
W&X
, las monopaternales o las
que en doctrina se han denominado familias reconstituidas.
@ L'* F'%$A$'* R&(B-*+$+)$/'*
4
5
*. En realidad no existe un acuerdo en doctrina sobre el nomen iuris de
esta organización familiar, utilizándose di,ersas denominaciones tales como
familias ensambladas, reconstruidas, reconstituidas, recompuestas, familias
de segundas nupcias o familiastras.
%
W$X
:on familias que se conforman a partir
de la ,iudez o el di,orcio. Esta nue,a estructura familiar surge a consecuencia
de un nue,o matrimonio o compromiso. As#, la familia ensamblada puede
definirse como 4la estructura familiar originada en el matrimonio o la unión
concubinaria de una pareja en la cual uno o ambos de sus integrantes tienen
hijos pro,enientes de una relación pre,ia9.
'
W)X
-. 0or su propia configuración estas familias tienen una dinámica
diferente, presentándose una problemática que tiene di,ersas aristas, como
son los ,#nculos, deberes y derechos entre los integrantes de la familia
reconstituida, tema de especial rele,ancia en el presente caso, por lo que se
procederá a re,isarlo.
1(. as relaciones entre padrastros o madrastras y los hijastrosJas deben
ser obser,adas de acuerdo con los matices que el propio contexto impone.
0or ejemplo, del art#culo &$'.F del 8ódigo 8i,il D88E, se infiere que entre ellos
se genera un parentesco por afinidad, lo que, de por s#, conlle,a un efecto tan
rele,ante como es el impedimento matrimonial Dart#culo &)&.F del 88E. Es de
6
7
indicar que la situación jur#dica del hijastro no ha sido tratada por el
ordenamiento jur#dico nacional de forma explicita, ni tampoco ha sido recogida
por la jurisprudencia nacional.
11. =o obstante, sobre la base de lo expuesto queda establecido que el
hijastro forma parte de esta nue,a estructura familiar, con e,entuales
derechos y deberes especiales, no obstante la patria potestad de los padres
biológicos. =o reconocer ello traer#a aparejada una afectación a la identidad
de este nue,o n2cleo familiar, lo que de hecho contrar#a lo dispuesto en la
carta fundamental respecto de la protección que merece la familia como
instituto jur#dico constitucionalmente garantizado.
1&. Hesde luego, la relación entre los padres afines y el hijastro tendrá que
guardar ciertas caracter#sticas, tales como las de habitar y compartir ,ida de
familia con cierta estabilidad, publicidad y reconocimiento. Es decir, tiene que
reconocerse una identidad familiar autónoma, sobre todo si se trata de
menores de edad que dependen económicamente del padre o madre af#n. He
otro lado, si es que el padre o la madre biológica se encuentran con ,ida,
cumpliendo con sus deberes inherentes, ello no implicará de ninguna manera
la pérdida de la patria potestad suspendida.
1$. <omando en cuenta todo ello es de interés recordar lo expuesto en el
tercer párrafo del art#culo %.F de la 8onstitución, que establece la igualdad de
deberes y derechos de todos los hijos, prohibiendo toda mención sobre el
estado ci,il de los padres o la naturaleza de la filiación en los registros ci,iles
o en cualquier otro documento de identidad. :urge frente a ello la interrogante
de si, bajo las caracter#sticas pre,iamente anotadas, es factible diferenciar
entre hijastro e hijos.
1). Este <ribunal estima que en contextos en donde el hijastro o la hijastra
se han asimilado debidamente al nue,o n2cleo familiar, tal diferenciación
de,iene en arbitraria y contraria a los postulados constitucionales que obligan
al Estado y a la comunidad a proteger a la familia. En efecto, tal como se ha
expuesto, tanto el padrastro como el hijo af#n, juntamente con los demás
miembros de la nue,a organización familiar, pasan a configurar una nue,a
identidad familiar. 8abe anotar que por las propias experiencias ,i,idas por
los integrantes de este nue,o n2cleo familiar Bdi,orcio o fallecimiento de uno
de los progenitoresB la nue,a identidad familiar resulta ser más frágil y dif#cil
de materializar. Es por ello que realizar una comparación entre el hijo af#n y
los hijos debilita la institución familiar, lo cual atenta contra lo dispuesto en el
art#culo ) de la 8onstitución , seg2n el cual la comunidad y el Estado
protegen a la familia.
@ L$3&#+'/ /& '*B($'($,- C AD%$+&* ' *) ')+B-B%D' /& ')+B##&.)A'($,-
1.. Crente a ello se encuentra la libertad de asociación, recogida en el
art#culo &.F inciso 1$, de la 8onstitución, que reconoce el derecho a toda
persona a 4asociarse y a constituir fundaciones y di,ersas formas de
organización jur#dica sin fines de lucro, sin autorización pre,ia y con arreglo a
ley. =o pueden ser resueltas por resolución administrati,a.9
1%. 8omo ya lo ha anotado este <ribunal, tal libertad se erige como una
manifestación de la libertad dentro de la ,ida coexistencial, protegiendo el que
grupos de personas que comparten similares intereses para la realización de
una meta com2n, puedan asociarse a fin de concretar estas. <al derecho se
sustenta en principios como el de autonom#a de la ,oluntad, el de
autoorganización y el de principio de fin altruista, a partir de los cuales se
configura su contenido esencial, el que se encuentra constituido por@ 4aE el
derecho de asociarse, entendiendo por tal la libertad de la persona para
constituir asociaciones, as# como la posibilidad de pertenecer libremente a
aquellas ya constituidas, desarrollando las acti,idades necesarias en orden al
logro de los fines propios de las mismas! bE el derecho de no asociarse, esto
es, el derecho de que nadie sea obligado a formar parte de una asociación o
a dejar de pertenecer a ella, y cE la facultad de autoorgani#ación, es decir, la
posibilidad de que la asociación se dote de su propia organización9
DExpediente )&)&3&(()30AJ<8, fundamento .E.
1'. E,identemente tal libertad tiene l#mites. El disfrute de esta libertad
puede ceder frente a imperati,os constitucionales, como lo son otros
derechos fundamentales y otros bienes constitucionales. En el caso de autos,
interesa cuestionar los l#mites de la facultad de autoorganizarse, la que se ,e
reflejada en la posibilidad de que la directi,a de la Asociación regule sus
propias acti,idades. Hesde luego, aquella regulación no puede contra,enir el
ordenamiento jur#dico, ya que esta libertad se ejercita dentro de un espacio
constitucional en el que se conjugan otros ,alores y bienes fundamentales.
@ A-EA$*$* /&A ('*B &- (B-(#&+B
1*. En los casos en donde se alega un trato desigual, este <ribunal ha
establecido que es el demandante el encargado de acreditar tal desigualdad.
El recurrente, sin embargo, no ha presentado medio probatorio por predio del
que demuestre el referido trato desigual. Es decir, no ha acreditado
fehacientemente que existan hijastras de otros socios a las que se les
reconozca y trate de manera similar a una hija.
1-. =o obstante ello, deben tomarse en cuenta otros aspectos, como los
referidos en la presente sentencia, cuales son la protección de la familia y el
derecho a fundarla. Esto 2ltimo no puede agotarse en el mero hecho de poder
contraer matrimonio, sino en el de tutelar tal organización familiar,
protegiéndola de posibles da+os y amenazas, pro,enientes no solo del
Estado sino también de la comunidad y de los particulares. <al facultad ha
sido reconocida por tratados internacionales de derechos humanos, referidos
en los fundamentos precedentes Dsupra ) y .E, los que han pasado a formar
parte del derecho nacional, de conformidad con el art#culo .. de la
8onstitución.
&(. En tal sentido, es el derecho a fundar una familia y a su protección el
que se encuentra bajo discusión, por lo que de conformidad con el art#culo ?;;;
del <#tulo 0reliminar del 8ódigo 0rocesal 8onstitucional, que obliga al juez a
aplicar el derecho que corresponda aun cuando no haya sido in,ocado por las
partes, se emitirá pronunciamiento tomando en cuenta ello.

&1. He autos se aprecia el Acta de Aatrimonio de fecha $ de setiembre de
1---, por medio del cual se acredita la unión matrimonial entre el recurrente,
don "eynaldo Armando :hols 0érez, y do+a Aar#a Golanda Aoscoso Marc#a.
<al es el segundo matrimonio de cada uno de los cónyuges, por lo que se ha
originado una nue,a organización familiar, conformada por estos, por un hijo
nacido al interior del nue,o matrimonio y la hija de la cónyugem fruto del
anterior compromiso matrimonial.
&&. 0or su parte la propia demandada afirma que la diferenciación se
efectuó tomando en cuenta la calidad de hijastra de idia orena Alejandra
Arana Aoscoso. Es más, este tipo de distinción es luego regulada por lo
decidido en el 8omité Hirecti,o del 8entro =a,al del 0er2, mediante Acta =.F
(.3(&, de fecha 1$ de junio de &((&, por la que se aprueba otorgar pase de
4in,itado especial9 ,álido por un a+o hasta los &. a+os de edad a los 4hijos
DhijastrosE de los socios que proceden de un nue,o compromiso9 Dfojas 1-1E.
0or su parte, el Estatuto del &((' de la Asociación establece en su art#culo )'
que los asociados podrán solicitar la expedición del 8arné de Camiliar de
Asociado a fa,or de su 4cónyuge, hijas e hijos solteros hasta ,einticinco D&.E
a+os de edad, hijas e hijos discapacitados9.
*
W.X

&$. A la luz de lo expuesto sobre la tutela especial que merece la familia B
más a2n cuando se trata de familias reconstituidas en donde la identidad
familiar es muchos más frágil debido a las propias circunstancias en la que
estas aparecenB, la diferenciación de trato entre los hijastros y los hijos
de,iene en arbitraria. As#, de los actuados se infiere que existe una relación
estable, p2blica y de reconocimiento, que determina el reconocimiento de este
n2cleo familiar, al que e,identemente pertenece la hijastra. En tal sentido, si
bien la Asociación argumenta que la medida diferenciadora se sustentó en la
normati,a interna de la Asociación, emitida en ,irtud de la facultad de
autoorganizarse, esta regla colisiona con el derecho a fundar una familia y a
su protección.
0or estos fundamentos, el <ribunal 8onstitucional, con la autoridad que le confiere
la 8onstitución 0ol#tica del 0er2
HA RESUELTO
Heclarar FUNDADA la demanda, debiendo reponerse las cosas al estado anterior
a la afectación producida por la Asociación. 0or consiguiente, ordena a la
demandada que no realice distinción alguna entre el trato que reciben los hijos del
demandante y su hijas
8
;? A=E6>
'O#!LO #! P%!"!$ACI+ #! #!'A#A(
Expediente@
:ecretario@
8uaderno@ 0rincipal
Escrito@ (1
:umilla@ ;nterpongo Hemanda de ;mpugnación de 0aternidad.
:EO>" Q/EV E:0E8;A;VAH> E= > 8;?; HE A 8>"<E :/0E";>" HE
;AA =>"<E
.................................., debidamente identificado con H.=.;. =P .................., con
domicilio real en ..................................., Histrito de .............., pro,incia y
departamento de ima, y se+alando domicilio procesal para estos efectos en
la8asilla =P &)11 de la central de notificaciones de la 8orte :uperior de Qusticia de
ima =orte, ante usted respetuosamente me presento y digo@
;. 0E<;<>";>
5ue en ,irtud de lo estipulado por el art#culo )'.P, inciso $, del 8ódigo :ustanti,o
solicito <utela Qurisdiccional Efecti,a a fin que se esclarezca mi paternidad sobre
el menor 777777, de un D.....E a+os de edad, interpongo la presente
demanada contra do+a@....................................a quien se le notificara en la
a,. ....................................=P ..., distrito.............. .
;;. C/=HAAE=<>: HE IE8I>
1.3 5ue el recurrente contrajo matrimonio ci,il con la demandada en la
Aunicipalidad de 7777, con fecha 7777777 de 7777. de 777..,
tal como se acredita con el acta de matrimonio que adjunto a la presente.
&.3 5ue, con fecha ................. de .................. decidimos con la demandante
separarnos de hecho, razón por la cual, mi persona decide ,iajar
a ......................., ciudad en la que ,i,# durante ........................ a+os.
$.3 En ese sentido, con fecha 777.. nació el menor 777777.., que fue
inscrito en la Aunicipalidad de 7777.., teniendo la condición de hijo
matrimonial, la demandante lo inscribió como tal, en base a los art#culos $%(P y
$%1P del 8ódigo 8i,il.
).3 :i bien es cierto que existe la presunción de hijo matrimonial establecido en
los art#culos antes descritos, el menor 7777777 en estos 777. a+os, ha
,i,ido bajo el cuidado de su madre y su padre biológico! sin embargo fue
inscrito con mis apellidos por cuanto la demandada y mi persona a2n no hemos
disuelto nuestro ,#nculo matrimonial! por tanto acudo a su Hespacho a fin de que
se determine la filiación del menor ................................., y de esta manera, se+or
Quez, pueda lle,ar los apellidos que le corresponden.
El hecho que el menor .......... haya sido inscrito con mis apellidos, en ,irtud a la
presunción de hijo matrimonial establecido en los art#culos $%1P y $%&P del 8ódigo
8i,il, debe ser concordado con el art#culo )()P del mismo cuerpo legal que
establece que 4:i la madre estaba casada en la época de la concepción, sólo
puede admitirse la acción en caso que el marido hubiera contestado su paternidad
y obtenido sentencia fa,orable9! por tanto este precepto extingue la posibilidad de
que el menor ............................ pueda interponer una demanda de reclamación de
paternidad extramatrimonial, si es que antes mi persona, en calidad de cónyuge
de su progenitora haya accionado impugnando la paternidad que no me
corresponde.
0or estas consideraciones y en aras de lograr una tutela jurisdiccional efecti,a y
en la b2squeda de lograr que el menor tenga pleno acceso a su derecho a la
identidad, a su identidad genética, a desarrollarse en un estado de familia que le
corresponde y que garantice un debido proceso, :>;8;<> :E :;"?A AHA;<;" A
<"LA;<E A 0"E:E=<E HEAA=HA.
;;;. C/=HAAE=<>: HE HE"E8I>
8>H;M> 8;?;@
Art#culo. 1-P
4<oda persona tiene derecho y el deber de lle,ar un nombre. Este incluye los
apellidos9
Art#culo $%$P, inc. .
4El marido que no se crea padre del hijo de su mujer puede negarlo@
.. 8uando se demuestre a tra,és de la prueba del AH= u otras pruebas de ,alidez
cient#fica con igual o mayor grado de certeza que no existe ,#nculo parental. El
Quez desestimará las presunciones de los incisos precedentes cuando se hubiera
realizado una prueba genética u otra de ,alidez cient#fica con igual o mayor grado
de certeza.K
Art#culo $-%P
4El hijo de mujer casada no puede ser reconocido sino después de que el marido
lo hubiese negado y obtenido sentencia fa,orable9.
8>H;M> 0">8E:A 8;?;
Art. &%&P
4a pericia procede cuando la apreciación de los hechos contro,ertidos requiere
de conocimientos especiales de naturaleza cient#fica, tecnológica, art#stica u otra
análoga9.
8>H;M> HE =;O> G AH>E:8E=<E: EG =P &'$$' .
Art#culo %.3 A la identidad.3
4El ni+o y el adolescente tienen derecho a la identidad, lo que incluye el derecho a
tener un nombre, a adquirir una nacionalidad y, en la medida de lo posible, a
conocer a sus padres y lle,ar sus apellidos. <ienen también derecho al desarrollo
integral de su personalidad D...E9.
8onstitución 0ol#tica del Estado
Art. &P, inc. & "econoce el a la identidad derecho a la protección del ni+o.
8on,ención de los Herechos del =i+o
Art#culo 'P
K<odo ni+o tiene derecho a conocer a sus padres y a ser cuidado por ellosK
;?. ?;A 0">8EH;AE=<A
Es competente el Quzgado 8i,il 7777777. , toda ,ez que el asunto
contencioso de que ,ersa la demanda sobre impugnación de paternidad es
inapreciable en dinero y debe ser tramitado en proceso de conocimiento por
disposición del inciso $E del art#culo )'. del 8ódigo 0rocesal 8i,il, numeral este
2ltimo que establece en su primer párrafo que son competentes para conocer de
los procesos de conocimiento, precisamente, los Quzgados 8i,iles.
?. A>=<> HE 0E<;<<>";>
;napreciable en dinero, no cuantificable.
?;. AEH;>: 0">NA<>";>:
1.3 El mérito de la copia certificada del Acta de =acimiento del
menor ....................................., expedido por el "egistro de identificación y
Estado 8i,il D"eniecE.
&.3 El mérito de la copia certificada del Acta de Aatrimonio del recurrente,
expedido por el "egistro de identificación y Estado 8i,il D"eniecE.
&.3 El mérito de la prueba genética de reconocimiento de AH= que deberá
efectuarse en la persona del demandado ........................................, la demandante
.......................................... y el %&-B# ..................................
?;;. A=E6>:
13A 8opia simple del H=; del recurrente.
13N 8opia certificada del Acta de =acimiento del menor...........................,
expedido por el "eniec.
138 8opia certificada del Acta de Aatrimonio del recurrente expedido por
777..
1.H El mérito de la prueba de AH=
13E <asa judicial por ofrecimiento de pruebas, debidamente cancelada.
0>" <A=<>@
A usted :e+or Quez, solicito se sir,a admitir la presente demanda declarándola
fundada en su oportunidad.
0";AE" ><">:; H;M>@ 5ue por con,enir a mi derecho, de conformidad a lo
establecido en el art#culo *(P del 8ódigo 0rocesal 8i,il, cumplo con designar como
mis abogados al Hr. ........................................., identificada con"eg, 8.A..=
=F ............., quien en ,irtud del Art#culo ')F, del 8ódigo Adjeti,o podrá
representarme en el presente proceso, declarando estar instruida de la presente
delegación.
......................................................
..................................................
Cirma y sello de Abogado Cirma del
demandante
V CONCLUSIONES
El art#culo $%$ del 8ódigo 8i,il modificado por la ley &'()*, que el marido que no
se crea padre del hijo de su mujer puede negarlo en los siguientes casos@
8uando el hijo nace antes de cumplidos los 1*( d#as siguientes a la celebración
del matrimonio.3 >b,iamente aqu# la concepción se ha dado antes del matrimonio,
por lo tanto ese hijo no goza de la presunción pater is, por cuanto, como ya lo
hemos se+alado, la ley no puede presumir relaciones extramatrimoniales, por lo
tanto el marido sólo probará la fecha del matrimonio y la del nacimiento del hijo
Dart#culo $'(E, recayendo la carga de la prueba en al madre y el hijo, y además
porque no resulta lógico acreditar que no se supo algo o que no ocurrió algo.
:in embargo por excepción se limita esta acción, y estos son los caso del art#culo
$%% del 8ódigo 8i,il. As#, si antes del matrimonio el marido ha tenido conocimiento
del embarazo, entonces su conducta traducida en la celebración el matrimonio con
esa mujer, re,ela que él se considera responsable del embarazo, o admite
expresa o tácitamente que es su hijo.
8uando sea manifiestamente imposible, dadas las circunstancias, que haya
cohabitado con su mujer en los primeros 1&1 d#as de los $(( anteriores al del
nacimiento del hijo.3 Esta causal está referida a los plazos m#nimo y máximo de
gestación, y en particular la concepción. Entonces, cuando el marido acredite que
fue imposible tener trato #ntimo con su mujer en el per#odo de la concepción, podrá
resultar ,ictorioso. Ahora bien, esta imposibilidad podr#a ser ausencia, pri,ación de
libertad, enfermedad, accidente, separación de hecho, pero en cualquiera de estos
casos la prueba recae en el marido, pues en este supuesto la presunción pater is
tiene plena ,igencia. /n ejemplo fácil de aplicación de esta causal lo tendr#amos
con un hijo nacido un $1 de octubre del &(((, entonces el marido de la mujer que
alumbró a ese hijo deberá probar que fue imposible haber cohabitado con su
mujer en los meses enero, febrero, marzo y abril del &((( que ,iene a ser el
per#odo de concepción y que abarcan los 1&1 d#as a que alude el código.
8uando esté judicialmente separado durante los primeros 1&1 d#as de los $((
anteriores al del nacimiento del hijo.3 :eg2n el art#culo $$& del 8ódigo 8i,il, la
separación judicial suspende el deber de cohabitación! tanto marido y mujer ya no
tienen la obligación de tener trato #ntimo. Al marido le bastará probar con la
resolución judicial de separación y la partida de nacimiento del pretendido hijo, con
la cual estará acreditando que la concepción se dio cuando ya estaba separado
judicialmente de su mujer. :i la mujer alega que, no obstante la separación
judicial, cohabitaron durante el per#odo de la concepción, o que los cónyuges se
reconciliaron después de la resolución de separación, sobe ella recaerá la
obligación de probar tales hechos.
A. 8uando adolezca de impotencia absoluta.3 Hebió estar comprendido dentro del
segundo inciso. Aqu# la importancia que s e regula es la coeundi, esto es, la
importancia de realizar el coito. Esta importancia absoluta debe haber existido
durante el per#odo de la concepción. a carga de la prueba recae en el marido.
N. 8uando se demuestre a tra,és de la prueba del AH= u otras pruebas de ,alidez
cient#fica con igual o mayor grado de certeza que no existe ,#nculo parental.3 Este
nue,o inciso ha sido adicionado por la ley 1'()* del &* de diciembre de 1--*.
"efiere la norma que el juez desestimará las presunciones de los incisos
precedentes, cuando se hubiera realizado una prueba genética u otra de ,alidez
cient#fica con igual o mayor grado de certeza. "ecogiendo los 2ltimos a,ances en
genética, el legislador ha introducido una prueba cient#fica para negar la
paternidad, y ello nos parece oportuno y con,eniente, en razón de que se daban
muchos casos en que el marido no se encontraba en ninguno de los supuestos del
art#culo $%$ del 8ódigo 8i,il, por lo que quedaba sin posibilidad de acción. :in
embargo ahora con esa prueba, podrá recurrirse a la prueba cient#fica, pese a que
la madre y el hijo gocen de la presunción pater is.
Es bre,e para fa,orecer la filiación matrimonial y para no prolongar una situación
de incertidumbre. El art#culo $%) del 8ódigo 8i,il dice que debe ser interpuesta por
el marido dentro del plazo de -( d#as contados desde el d#a del parto, si estu,o
presente en el lugar, o desde el d#a siguiente de su regreso, si estu,o ausente,
presumiéndose que conoció el hecho del parto el mismo d#a a aquel que regresó.
Este plazo es fatal y juega incluso en el caso del inciso .P del art#culo $%$, que el
supuesto padre puede tomar conocimiento de la falsedad de esa imputación
,encido el plazo, e incluso al tener dudas sobre esa paternidad, dudas que le
sobre,ienen ,encido el plazo, realiza una prueba cient#fica en la que se descarta
su paternidad y pese a ello no podr#a accionar, concluyéndose que nuestros
legisladores siguen prefiriendo la ,erdad legal antes que la ,erdad biológica.
8orresponde al marido y si éste hubiera muerto o se encuentra incapacitado,
entonces la ley pre,é otras personas para negar la paternidad. 0or ejemplo@ :i el
marido se encuentra incapacitado por encontrarse pri,ado de discernimiento, o
sordomudo, ciego sordo, ciego mudo, sufre retardo mental o deterioro mental,
entonces la acción puede ser ejercitada por los ascendientes del marido. :i el
marido ha fallecido sin admitirlo como hijo y antes de ,encerse el plazo de
negación, en este caso, refiere el art#culo $%' que los herederos y los
ascendientes del marido pueden incoar la acción dentro del plazo toda,#a
disponible, y naturalmente continuarla si el marido la dejó planteada.
VI RECOMENDACIONES
Hel tema tratado se tiene que hoy por hoy en d#a se trata de un proceso en cuanto
tiempo empleado a decir 4rápido9 a comparación de otros procesos judiciales, que
incluso ha despertado más de una cr#tica, pero que al fin y al cabo puede tramitar
con mucha rapidez y sobretodo puede resultar muy económico en sus costos
incluso sin necesidad de pagar a un laboratorio para que practique la costosa
prueba del AH=. :in embargo debe tenerse presente por parte de los magistrados,
al momento de expedir el fallo respecti,o sobre la acción de impugnación de
reconocimiento, que los derechos de la persona o derechos personal#simos son
las prerrogati,as de contenido extra patrimonial inalienables, perpetuas y
oponibles erga omnes1 que corresponden a toda persona, por su sola condición
de tal, de las que no puede ser pri,ada por la acción del Estado ni de otros
particulares, porque ello implicar#a un desmedro o menoscabo de la personalidad.
El derecho de toda persona a conocer su identidad de origen goza de
reconocimiento como un derecho constitucional expl#cito Dart#culo &, numeral 1, de
la 8onstitución ,igenteE, que se complementado con la incorporación a nuestra
legislación nacional de la 8on,ención sobre los Herechos del =i+o! por ello, el
derecho a la identidad, en este aspecto, es un derecho de fundamento
constitucional expresamente reconocido. a 8onstitución consagra el derecho de
todas las personas a conocer la identidad, y ello comprende la de origen3.
El derecho del ni+o a conocer a sus padres y el derecho a la intimidad personal
del presunto progenitor: en la in,estigación de la filiación están llamados a
coexistir dos intereses forzosamente contrapuestos, normalmente, el interés del
hijo dirigido a conocer su ,erdadera filiación, su origen, en definiti,a, y el interés
del presunto progenitor, casi siempre opuesto a ello, pues de haber sido fa,orable
habr#a accedido al reconocimiento.3
Estando a lo expuesto podemos concluir que si la persona ha reconocido a un
menor de edad en la creencia que es su hijo, debido a que ha mediado dolo,
error, enga+o, intimidación deberá incoar su demanda como anulabilidad o nulidad
de reconocimiento es decir como acto jur#dico caso contrario estar#amos frente a
una demanda que será declarada a todas luces improcedente conforme lo
establece el art#culo )&' del 8ódigo 0rocesal 8i,il.

a posibilidad que su hijo no pase por la ingrata experiencia de ir al Quzgado y a
un aboratorios para pruebas de AH= dependerá de /d., si /d. realmente está
segura que la persona a quien enjuiciaremos es el padre biológico, la posibilidad
del AH= es remota.

:in embargo, de ser necesaria esta prueba contamos con los elementos a fin de
que dicha prueba no sea pagado por /d. sino por el padre de su hijo.

;mpugnación de reconocimiento de Iijos

/n tema que no deber#a ser complicado y al igual que el proceso de
4reconocimiento9 también se deber#a facilitar 4la impugnación9 lo que no es as#.

a ciencia ha tenido a,ances en biolog#a molecular y pruebas de AH= por las
cuales se puede determinar que los hijos que presum#amos biológicos Dde
nosotrosE resulten no serlo y poder impugnarDanularE el reconocimiento.

En este caso el principal obstáculo es el plazo de impugnación, la ley se+ala que
dentro de los -( d#as de nacido el ni+o que /d. pretende negar, debe reclamar la
;A0/M=A8;>= de lo contrario pierde ese derecho, incluso por más que el AH=
diga que no es su hijo.

:in embargo existe un mecanismo legal por el cual siempre y cuando el supuesto
hijo sea de corta edad /d. pueda negarlo no obstante haber pasado más de los -(
d#as.

Esto solo es de conocimiento de un grupo muy reducido de abogados
especializados

<ambién existen casos en que posiblemente /d. pretenda impugnar la falsa
paternidad de su hijo biológico que lo ha firmado una tercera persona, en este
caso también se aplican los -( d#as, pero con el mecanismo antes mencionado
podemos lograr este objeti,o.

Este plazo de los -( d#as realmente resulta demasiado corto, es ob,io que en ese
periodo muchas personas no pueden a simple ,ista determinar que el recién
nacido no es su hijo, as# que no obstante, si /d. está fuera de ese plazo, no dude
en contactarnos que garantizamos resol,er su problema.
IV !I!LIOGRAFIA
5. &CC+46 & 7& 894:5C5& '+ ;&<575& = C>5:+>564
89>54?>9'+(C5&7+4, Comisión de Capacitación, C6>:+ 49?+>56>
'+ 894:5C5& '+ 75<&, &@6 200A
55. 75B>6 '+ +4?+C5&75C&C5D( +( '+>+CE6 '+ ;&<575&, +diciónF
Centro de 5n%estigaciones 8udiciales. Grea de 5n%estigación y ?ublicaciones
?alacio (acional de 8usticia, 4egundo ?iso &%. ?aseo de la >ep/blica sHn,
:el!fono "10 1010 I &ne)os 11$11 H 1118$, JebF KKK.pj.gob.pe, Correo
electrónicoF cijLpj.gob.pe, 7ima I ?er/, 2012
555. +7 '+>+E6 & 7& 5'+(:5'&' '+7 E586, :+454, >6C56 '+7 ?57&>
M&>N&4 <6>&7+4, 9(<4<-2012
5M. Marsi, +. 31AAA* ;iliación, derecho y gen!tica. 7imaF ;ondo +ditorial de 7a
Cultura.
M. C6>(+86 CE&M+C E, '+>+CE6 ;&<575&> ?+>9&(6, :6<6 55 75<&
1AA8
INDICE
I. PARTE MATERIAL
1. C;;A8;>=
2. A C;;A8;Y= G :/: 8A:E:
. <E>";A HE A 8>=8E08;>= G HE A/AN"AA;E=<>
4. <E>";A A;6<A
8. A88;>=E: HE E:<AH> 8>= "E:0E8<> A A C;;A8;>=
AA<";A>=;A
0. A: A88;>=E: "EA<;?A: A A C;;A8;Y= AA<";A>=;A
4. 8>=<E:<A8;Y= HE A 0A<E"=;HAH
5. 8A:>: HE =EMA8;Y= HE A 0A<E"=;HAH
6. 0AV> 0A"A A88;>=A"
10. <;</A"E: HE A A88;Y=
11. ;A0/M=A8;Y= HE A AA<E"=;HAH AA<";A>=;A
12. ?ZA 0">8EH;AE=<A
1. AEH;>: 0">NA<>";>:
14. 0"/ENA: E= A =EMA8;Y= HE A 0A<E"=;HAH
18. 0"/ENA: E= A =EMA8;Y= HE A AA<E"=;HAH
10. AEH;HA: 8A/<EA"E: HE=<"> HE 0">8E:>
14. ><">: <EAA: "EA8;>=AH>:
15. A ;A0/M=A8;>= HE 0A<E"=;HAH E= ><">: 0A;:E:
II. PARTE PROCESAL
III. 9URISPRUDENCIA
IV. ANE"O
V. CONCLUSIONES
VI. RECOMENDACIONES
VII. !I!LIOGRAFIA