1

LA ESCRITURA: UN RETO
(Tomado del Texto “Habilidades de Comunicación Escrita de Alvaro Nieto Hamann)
Asesoría Global. Cali, 1998.




Cuando a aquel profesional se le pidió que escribiera algo, confesó que su gran
drama era enfrentarse al papel en blanco. “Es como estar parado al borde de un
precipicio y saber que debemos saltar”. Lo que el profesional ignoraba, en ese
momento, es que el asunto es aún más grave pues quien escribe debe enfrentarse
no sólo al papel en blanco sino también a sí mismo y también al otro, al Lector.

El primero y tal vez el más complejo de los problemas que debe superar quien
escribe, es esa superficie vacía, ese espacio en blanco que es indispensable
llenar con significantes y significados, con un texto. Ese texto final es, ni más ni
menos, que un acto similar al desnudarse. Todo cuanto quede ahí, será el exacto
reflejo del autor, aún tratándose de géneros tan aparentemente objetivos como la
noticia o el memorando.

Pero si desnudarse es todo un riesgo, entregarse a otro si es más complejo,
puesto que todo mensaje tiene un destinatario, alguien que le hará suyo en un
acto muy semejante al de la entrega en el amor.

Bloqueos, dificultades, complejos de culpa, frustraciones, impotencia y muchos
traumas más asaltan a quien está en trance de producir un mensaje. La
Experiencia, la habilidad o aún aquello que algunos invocan como la inspiración,
permite superar las dificultades con más o menos éxito para, al día siguiente,
volver a vivir las mismas angustias frente al espacio en blanco, ante ese lector que
lo espera al otro lado del mensaje y, claro está, ante sí mismo.

“No sé cuando me da más miedo... si cuando tengo una hoja en blanco frente a mí
o cuando ya la he llenado”, expresó alguien a quien se le pidió reflexionar sobre lo
que significaba el espacio de una hoja en blanco.

Otro más, tras confesar sus enormes dificultades al escribir, dijo que “el papel
blanco, nuestro amigo, muere para dar vida, se sacrifica por nosotros y de él nace
el papel escrito”. Alguien más vio en el papel en blanco “un lugar donde todo
existe por que no hay nada, a la espera de otro Lugar de la Mancha o de un nuevo
Macondo que seguramente andan haraganeando ocultos bajo las sombras de
cualquier papel en blanco".

Escribir, ¿Un Don?

Las dificultades en la escritura, tan comunes entre todas las personas se
convierten en verdaderos dramas a la hora de expresar un mensaje. Algunos
afirman que la escritura es una especie de don divino que sólo se reparte entre
2
algunos privilegiados. Otros, por el contrario, señalan que escribir es el resultado
de un intenso trabajo, del desarrollo de unas habilidades y de la adquisición de un
conocimiento. Es probable que sea algo de lo uno y de lo otro.

El asunto, sin embargo, es menos complejo: se escribe para comunicar. Y ello, en
el caso de la escritura corriente puede significar el sacrificio de la estética, pues su
intención no es hacer arte sino comunicar mensajes, informaciones, propósitos.

Y ello implica ante todo eficiencia y funcionalidad, lo que puede ir en contravía de
la creación literaria.

La escritura usual en las organizaciones tiene ante todo un carácter funcional y
utilitarista puesto que su propósito inicial es comunicar a partir de los hechos de la
realidad y esto no tiene nada que ver con la literatura.


El Nivel Ideal

¿Cuál es el nivel ideal que debe alcanzar un profesional en cuanto al manejo de la
escritura?

Lo que se espera es que todos los profesionales escriban haciendo uso de las
técnicas adecuadas, que conozcan las posibilidades del lenguaje y las apliquen
oportunamente.

Escribir bien, no es otra cosa que tener capacidad para comunicar con claridad y
precisión un mensaje, suscitando el interés del Lector. Si se logra eso, se habrá
alcanzado el nivel necesario.

3

SITUACIÓN DE COMUNICACIÓN

AUTOR DISCURSO ESCRITO LECTOR
Temática
Plan de acción
Intención
Rol
Registro

Relaciones Intersubjetivas
Conocimientos
Intereses
Necesidades
Motivaciones
Rol

El proceso de interacción en el texto escrito comienza desde cuando el autor hace
una serie de predicciones respecto al lector y escribe su texto con el propósito de
establecer una relación dinámica con éste.

Para producir un texto el escritor parte de una información que selecciona y
organiza para elaborar una comunicación con el lector, teniendo en cuenta
conocimientos, necesidades, propósitos e intereses de éste.

En la producción de discursos escritos el autor se vale de unas estrategias para
llegar a establecer una comunicación con el lector.

La forma y contenido de su mensaje depende de la situación de comunicación en
la cual se encuentra. Comunicar es hacer un acto voluntario de la utilización del
lenguaje, es producir un mensaje haciendo ciertas escogencias:

a) Selección de palabras
b) De registro de lengua (formal, informal, vulgar)
c) De tono (entonación amistosa, solemne, distante...)

Como se trata de un acto voluntario, los interlocutores deben ser conscientes de la
situación de comunicación. Para ello debe tomar conciencia de:

a) Su personalidad y estatus social
b) Del marco de la comunicación (condiciones físicas, materiales, hora, lugar)
c) De su estado de ánimo.

4
PROCESO DE PRODUCCIÓN DE UN TEXTO

El proceso que se expondrá a continuación está previsto para la elaboración de
cartas, informes, una argumentación, una exposición. Es decir, para todo discurso
escrito u oral, donde se convocan unas ideas y se actualizan unos hechos que
mantienen entre ellos relaciones lógicas de causa, consecuencias, finalidad,
oposición, etc. La presencia de estas relaciones requiere la construcción de una
estructura que los agrupe en forma coherente.

A continuación se indican los pasos que deben seguirse:

1. Destacar los elementos necesarios para la elaboración del texto que deseamos
producir. Así por ejemplo, lo que primero debemos hacer cuando vamos a redactar
una carta, sea de reclamo, de información o de respuesta a otra, es agrupar los
elementos necesarios. Esto evita la omisión y permite llegar a una buena
organización final. Los elementos que se agrupan antes de la elaboración de una
carta son múltiples y diversos.

 Elementos de información que deseamos comunicar.
 Argumentos eventuales para sostenerlos.
 Peticiones que deseamos presentar.
 Eventualmente, documentos para adjuntar (facturas, textos)

2. Clasificar y relacionar los diversos elementos anteriormente agrupados, con el
fin de distinguirlos. Esta etapa consiste en reconocer ciertos elementos como
parientes, sea por que pertenecen a la misma familia mental (causas,
consecuencias de un hecho, ventajas, inconvenientes de un proyecto), o porque
pertenecen a un mismo tema, según su importancia respectiva, su cronología o
sus diferencias. Cada grupo constituye una serie.

3. Jerarquizar.
Es decidir sobre la disposición de las diferentes series, unas en relación con otras.
Esta jerarquización determina la estrategia del texto que moldeamos. Se inspira en
primer lugar en la lógica: no mezclar causas, consecuencias y prospectivas de un
proyecto; en segundo lugar en la psicología del otro: El destinatario de una carta,
de un reporte, el auditorio de una exposición, además del propósito que se
requiere lograr. Haga las siguientes preguntas:
¿De qué aspecto es mejor que yo hable en primer lugar? ¿O al final?
¿Cómo lograr la claridad necesaria para hacerme entender?
¿Cómo lograr despertar su interés?
¿Cómo orientar mi argumentación para que tenga el efecto que deseo?





5

4. Redactar.

Cuando el texto ha sido organizado con anterioridad, la redacción es más fácil
pues ella responde a una puesta en situación del escritor y del posible lector así
como una escogencia y selección de los contenidos. La redacción debe tener en
cuenta igualmente el plan argumentativo.

6
LAS PARTES DEL TEXTO

1. Introducción
Se trata de las primeras líneas de nuestro discurso, las cuales determinan a
menudo la actitud del receptor. Una enunciación confusa del tema a tratar o una
presentación insípida, pueden suscitar una reacción negativa: el lector se aleja.

Interesar:
Es el papel del estímulo para suscitar el interés del lector.
Este estímulo puede hacerse por un procedimiento de espera, como cuando se
habla de un elemento que el lector ni conoce: se le designa por una imagen o por
pronombres antes de denominarlo explícitamente. De esta manera se intriga al
lector y se le despierta el deseo de continuar. Es definitivamente un pequeño
suspenso.
Otra forma de llamar la atención del lector hacia el tema es valorándolo, para eso
se enfatiza en su dimensión, su importancia, su actualidad.
Hay muchas formas de introducir y para hacerlo la imaginación es soberana. La
experiencia muestra que la imaginación no se bloquea cuando ha comprendido
como podría trabajar.

Anunciar el Tema:

La introducción debe anunciar el tema. Esto es a la vez cuestión de honestidad
hacia el lector (él puede renunciar a escuchar si el tema no le interesa) y de
claridad. Pero atención, anunciar no es desarrollar. El anuncio de un tema debe
hacerse de una manera concisa.

2. Desarrollo

Afirmar no es suficiente para convencer. Es necesario precisar lo que se quiere
decir mostrando las implicaciones prácticas de la idea y, sobre todo, es necesario
probar que la idea es buena, que no es ni deshonesta ni superflua; al contrario,
que se apoya en una realidad presente y justificada. Desarrollar es pues, escoger
elementos (ventajas o desventajas) que va a apoyar la idea enunciada.

Para lograr un adecuado desarrollo debemos apoyarnos en ciertas técnicas:

Técnicas para desarrollar una idea

El desarrollo de una idea es una fase del trabajo intelectual tan importante como la
elaboración de una estructura. La coherencia de la estructura da a nuestro texto
un potencial persuasivo. Pero esto no es suficiente. La estructura es sólo una
organización de ideas. La pertinencia de estas ideas es lo que queda por probar.

Si logramos explicar claramente y demostrar lo bien fundamentadas que están, el
poder persuasivo de nuestro texto aumentará. La eficiencia de nuestro discurso se
basa en dos aspectos:
7

 Una estructura coherente
 Un buen desarrollo argumentativo

Cuatro elementos están a nuestra disposición para desarrollar una idea:
1. La demostración pura.
2. El ejemplo comparación.
3. La anécdota.
4. La solución combinatoria que consiste en combinar 2 ó 3, es decir incluir el
ejemplo o la anécdota en la demostración.

Para ayudar al lector a seguir la manera como usted esta razonando, es a menudo
necesario destacar la forma como va a organizar las ideas. Así podrán
comprenderlo mejor. Para ello puede hacer uso de ciertas expresiones:

EJEMPLO SOBRE EL TEMA:
“Las mujeres conducen peor que los hombres.”

Para Empezar un Argumento

Comencemos primero por examinar la cifra de accidentes provocados por las
mujeres...
Es necesario primero recordar...
Se comenzará primero por examinar...
La primera afirmación importante que se puede hacer es sobre...

Para Insistir

No hay que olvidar que las mujeres conducen menos rápido que los hombres...
Hay que destacar que...
Se pone de relieve que...
Insistimos sobre el hecho...
Recordemos que...

Para Anunciar una Nueva Etapa

Pasemos al problema del equilibrio nervioso de las mujeres.
Vayamos ahora al problema del...
Por el momento dejaremos de lado el problema del equilibrio... para hablar de...
Antes de pasar al problema del equilibrio... se hace necesario destacar...
Después de haber resaltado la importancia... pasemos a...






8
Para Marcar una Secuencia de Ideas

En consecuencia me parece que la opinión según la cual las...
Es por ello que me parece que la opinión según la cual...

Igualmente es indispensable tener en cuenta los CONECTIVOS:
La lengua española dispone de palabras como: además, por otra parte, sin
embargo, cuya función es articular una idea con otra o un párrafo con otro. Ella
nos ofrece entre otros términos: en efecto, por ejemplo, es decir, que sirven para
relacionar el interior de un párrafo con la idea que éste desarrolla. La presencia de
estas palabras adicionada a una buena organización de las ideas son las que
permiten lograr la coherencia del texto.

3. Conclusión
La conclusión es de gran importancia, ya que ella nos muestra la última palabra.
La conclusión es capaz de magnificar nuestro desarrollo, de darle una luz de
grandeza, de la misma manera puede, si es afortunada, impulsar un punto débil o
atenuar el recuerdo de éste. Por otra parte, una conclusión desafortunada tiene el
efecto contrario: debilita el alcance del desarrollo.

Tres fórmulas para concluir

Sintetizar:
Consiste en recordar rápidamente los puntos esenciales que hemos tratado. El
detalle, el ejemplo, la anécdota se excluyen aquí. Se trata solamente de recoger
en una o dos frases lo que se dijo para llegar a designar claramente los puntos de
convergencia de las diferentes partes de nuestro discurso. El hecho ola idea a la
cual estas partes lleguen debe estar netamente definido.

Abrir:
Consiste en expandir el problema, en interrogar el futuro por ejemplo, para buscar
allí soluciones o eventualidades susceptibles de hacer evaluaciones al tema del
cual hablamos... o, sobrepasar el cuadro estricto de este último para interpelar en
sus profundidades, otros temas.

Sintetizar/Abrir:
Esta forma de concluir, consiste en combinar las dos primeras fórmulas y, en
consecuencia, adicionar sus cualidades. Asociando rigor e imaginación, síntesis y
prospectiva, esta forma de conclusión es, de todas la más susceptible de suscitar
adhesión.

9
COMPOSICIÓN ESCRITA

1. El párrafo

Externamente un párrafo se reconoce porque comienza con mayúscula y termina
en punto y aparte. Cuando aparece un enunciado con dos puntos y aparte, el
párrafo se considera hasta donde se completa su sentido.
Internamente un párrafo debe contener una idea principal, o sea, expresar un sólo
contenido (que se concreta en una oración) y que se debe identificar dentro del
párrafo.

Clases de párrafos:

 El narrativo relata hechos presentados en forma cronológica, o sea, con alguna
organización de tiempo. Su característica es la acción.
 El descriptivo pinta con palabras un lugar, una persona, un ser irracional o
cualquier elemento. Predomina la adjetivación porque resalta las cualidades de lo
descrito.
 El expositivo da la opinión personal o expresión de conceptos personales sobre
un tema.

Partes del párrafo:

 La introducción debe ser la principal oración del párrafo por que es la
presentación, planteamiento o enunciado de lo que se va a tratar.
 La idea principal, oración temática, idea esencial es lo que dice el párrafo, el
contenido, de lo que se trata. Se identifica al hallar la palabra o expresión que
hace oficio de sujeto del párrafo y uno o varios verbos que afirman algo sobre ese
sujeto.

La idea principal se encuentra generalmente al comienzo del párrafo; pero puede
hallarse al final del párrafo o estar fraccionada en varias oraciones a través del
párrafo.

La idea principal siempre debe estar expresada en el párrafo, de tal forma que se
pueda subrayar o reconocer.

Ejemplo:

“Desde los bancos de la escuela debe aprender el niño, con devoción y con amor
a respetar la vida de cualquier semejante, sea este soldado, o marino, o fabricante
de juguetes o simplemente un soñador, ocupado en mirar el paso de las nubes y
la belleza de los árboles”.


10
 Las explicaciones de un párrafo son las aclaraciones, detalles, ejemplos,
ampliaciones que se presentan con el fin de precisar a idea principal.
 Pruebas o razones pueden encontrarse en un párrafo cuando se hallan
argumentos que dan soporte o refuerzan lo afirmado en la idea principal.
 Conclusión es la última oración del párrafo; su característica es sintetizar o
resumir lo dicho a través del párrafo.

Nota: Conviene precisar la diferencia de las partes anteriores con los conceptos de
título, tema y argumento.


2. La Lectura

El referente o tema es un elemento sobre el que alguien escribe; de ese referente
se ofrecen varios aspectos. El desarrollo del referente o tema se expresa,
generalmente en un párrafo con una idea de totalidad, de unidad.

Los aspectos del referente se pueden presentar en uno o en varios párrafos. Sin
embargo, no conviene desarrollar varios aspectos del referente en un mismo
párrafo.

La macroestructura referencial es la estructura que presenta el escrito y que
está integrada por el referente y por los aspectos del referente; lo anterior significa
que un escrito es aquel en el que cada aspecto es realmente un aspecto del
referente, forma parte de él o se relaciona con él; las partes del escrito se
diferencian unas de otras por tratar un aspecto del referente; uno o dos párrafos
se ocupan de cada aspecto, pero no conviene que en un párrafo se amplíen dos o
más aspectos.

3. La Escritura

Además de tener que comunicar, que compartir en un mensaje escrito, con base
en un conocimiento del tema o con ayuda de consulta, se debe elaborar primero
una macroestructura y luego desarrollarla.

Se parte de la macroestructura referencial (referente y aspectos del referente)
para proponer, enseguida un esquema; se delimita el referente (Tema), se
selecciona una faceta de él y se fijan aspectos que se van a tener en cuenta.

11
EL Texto
El código escrito presenta unas características propias que hacen de él un medio
de comunicación. Escribir no significa aprender la correspondencia entre sonido y
grafía, sino aprender un código nuevo, distinto del oral.

Se sabe que la estructura de la lengua está fundamentada en: fonética y
ortografía, morfología y sintaxis y el léxico. Sin embargo, el código escrito no se
puede reducir a ortografía y a algunas normas de morfosintaxis.

La lingüística textual ha modificado el anterior planteamiento. Al hablar o escribir la
mente construye textos; para ello debe dominarse otras habilidades como la
discriminación de las informaciones principales frente a las explicativas, la
organización de un orden comprensible, la escogencia de las expresiones
adecuadas, la relación de las oraciones que conforman los párrafos y otros
aspectos más. Pues bien, puntos indispensables para la elaboración de textos
son: la adecuación, la coherencia y la cohesión.

1. La Adecuación.

Toda lengua presenta variaciones (lo particular, lo dialectal) y lo general; los
integrantes la comunidad lingüística pueden usar la variedad dialectal o las
expresiones conocidas por todos los usuarios de esa lengua, según sus
necesidades: q´uiubo, vos qué decís, ¿cómo estás?

Cada momento de comunicación pide el uso de unos términos que están
determinados por el tema, el canal de comunicación (oral o escrito). el propósito y
por la relación entre los interlocutores. Así, en una carta familiar se emplean
expresiones dialectales, familiares, coloquiales; en una nota o carta dirigida al
Gerente o Vicepresidente de la compañía se usan expresiones de la lengua
general y seleccionadas.

Luego, la adecuación es la propiedad del texto que emplea los recursos
lingüísticos propios de cada situación de comunicación escrita.

2. La Coherencia.

Es la propiedad del texto que orienta la escogencia de la información apropiada y
que organiza la estructura comunicativa (introducción, contenidos, conclusión).

Al escribir se presentan formas expresivas adornadas, amplias, superfluas o
lacónicas, breves, sucintas; estas dos posibilidades ofrecen informaciones
relevantes o apropiadas para el texto y otras irrelevantes. La coherencia pide que
el texto discrimine los términos y expresiones para lograr un mensaje con
significación.

3. La Cohesión.

12
Busca la comprensión del significado global del texto a través de elementos,
básicamente sintácticos, relacionados.
Ejemplo:
“María fue a la tienda de animales y compró un ratón. En la casa lo tiñó de color
rosa. Por la noche se lo puso al hombro y se presentó en el último bar moderno”.

Se pueden encontrar las siguientes formas de cohesión: repeticiones (María, que
es el sujeto de las oraciones, u ratón, que se pronominaliza en dos ocasiones),
relaciones semánticas (animal y ratón) y enlaces (la conjunción y signos de
puntuación).

La cohesión aparece en la unión de expresiones y oraciones que integran un
párrafo. Los elementos de unión (el sujeto, conjunciones, preposiciones, signos de
puntuación, etc.) son las formas de cohesión.



Texto Literario Texto Común Texto científico
- Es subjetivo o autónomo
por que es la visión
individual de la realidad.
- Es contextual en cuanto
se desarrolla con ocasión
de una situación
inmediata.
- Es objetivo por que debe
someterse a la
descripción o narración
directa de un fenómeno.
- Utiliza la imagen,
manifestada por
metáforas; se aparta del
significado básico y
emplea la connotación.
- Presupone información
conocida entre los
interlocutores.
- Da al vocabulario su
significado básico y no
usa figuras. La
significación es
conceptual.
- Su finalidad es producir
emoción estética, en
cuanto se dirige primero al
sentimiento que a la
razón.
- Presenta el sentido
general de lo expresado.
- El texto es unitario por lo
conceptual.


13
LAS CLAVES DEL ESTILO

Una buena guía, sin caer en la rigidez es:

UNA FRASE PARA CADA IDEA; UNA IDEA PARA CADA FRASE

Para lograr ese "punto ideal" conviene sustituir una frase larga por dos o más
proposiciones diferentes separadas por puntos. Ello permite al Lector avanzar sin
tropiezos por el texto.

Respecto a la brevedad de las frases se han realizado numerosas investigaciones
que buscan medir la legibilidad del texto, es decir, la extensión máxima de una
frase para que pueda ser entendida por el Lector.

Los resultados de estas mediciones son, simplemente, buenos puntos de
referencia. Para los lectores norteamericanos, según se estableció con la llamada
escala Gunníng, el ideal es de 20 palabras por frase. Sea cual fuere la medida que
se adopte, lo cierto es que la experiencia muestra un "ideal" que va de 12 a 29
palabras por frase. Y ello ya es un buen indicativo.

La brevedad hace referencia así mismo a la construcción de los párrafos. Los
estudios coinciden en la siguiente norma:

'Los párrafos serán breves y tendrán una longitud uniforme, Lo ideal son cuatro o
cinco frases, y no más de cien palabras por párrafo".

BREVEDAD CON CLARIDAD

La brevedad no lo es todo. No sería suficiente con producir mensajes breves para
que ellos fueran entendibles. La claridad se constituye en un elemento clave del
Estilo y ella se logra siguiendo algunas reglas sencillas.

 Entre dos palabras hay que elegir la menor, la más sencilla, la más familiar, la
más corriente.
 El verbo da un ritmo vivo y dinámico a la frase.
 Utilizar un lenguaje lo más vivo y concreto posible.
 El lector espera un lenguaje corriente, no un lenguaje jerga.
 Debe utilizarse una lengua denotativa, no connotativa.
 El lenguaje no debe llamar la atención sobre sí mismo, usando recursos
retóricos que distraigan al lector del contenido informativo, que es lo que
realmente interesa.
 Si es necesario utilizar términos técnicos, debe explicarse su significado.
14
AHORA PRACTIQUE:

Lea la siguiente frase y ponga en práctica las Claves del Buen Estilo y, en
especial, aquella que dice "Una frase para cada idea, una idea para cada frase".

“Para poder mejorar el proceso usted necesita datos que, siempre y cuando hayan
sido reunidos e interpretados adecuadamente, pueden mostrar cuándo y dónde es
necesario tomar las medidas apropiadas, las cuales pueden ir desde el
entrenamiento del operario, el uso de diferentes materias primas o el cambio de
las condiciones de proceso, hasta la compra de equipo o el rediseño de una
herramienta".

Recuerde que cuando una frase es demasiado larga, dificulta la comprensión.
Para ello debe sustituir la frase larga por dos o más, separadas por punto. Hágalo
aquí:
15
ANTE TODO LA PRECISIÓN

Uno de los mayores peligros de todo escritor es la ambigüedad, cuyo origen es la
Polisemia (Igual Significante con diferentes Significados)

Ejemplos:

“Ese hombre es muy perro”. "El perro salió a la calle". “Deléitese con un perro”
"Tuvo problemas por falta de un gato" (Ambigüedad léxica)
"Se alquilan vestidos para novias de segunda" (Ambigüedad sintáctica)

Es claro que la ambigüedad léxica se elimina con el debido contexto, mientras que
la sintáctica se neutraliza con una construcción adecuada. En el primer ejemplo
bastaría con hacer una referencia a las circunstancias para aclarar de qué clase
de gato se habla. En el segundo caso la ambigüedad se resuelve con una
construcción correcta.

SEAMOS CLAROS

1. Lea cuidadosamente el texto de este aviso colocado en la puerta de un
almacén

APRECIADOS CLIENTES
POR ORDEN DE LA SECRETARIA DE SALUD MUNICIPAL:
SE RECOMIENDA NO INGRESAR PERROS AL ALMACÉN.

2. ¿Cómo redactaría usted ese aviso?





3. Escriba un aviso para su oficina.





4. Ahora compruebe si lo que usted dijo es exactamente lo que quiso decir.
16
EL ORDEN NO ES LO DE MENOS

Si bien es cierto que gramaticalmente existe un orden sintáctico (Sujeto, Verbo,
Objeto Directo y Objeto indirecto), no es menos cierto que se habla y se escribe
sin tener en cuenta tal orden.

La siguiente frase, por ejemplo. respeta el orden sintáctico

SUJETO VERBO OBJETO INDIRECTO OBJETO DIRECTO
El mensajero trajo una carta para mí


LEA Y CORRIJA

La frase anterior puede escribirse de 24 maneras diferentes. Usted debe
seleccionar aquellas que considere correctas.
1. El mensajero trajo una carta para mí.
2. El mensajero trajo para mí una carta.
3. El mensajero una carta trajo para mí.
4. El mensajero una carta para mí trajo.
5. El mensajero para mí una carta trajo.
6. El mensajero para mí trajo una carta.
7. Una carta el mensajero trajo para mí.
8. Una carta el mensajero para mí trajo
9. Una carta trajo el mensajero para mí.
10. Una carta trajo para mí el mensajero.
11. Una carta para mí trajo el mensajero.
12. Una carta para mí el mensajero trajo.
13. Trajo el mensajero una carta para mí.
14. Trajo el mensajero para mí una carta.
15. Trajo una carta el mensajero para mí.
16 Trajo una carta para mí el mensajero.
17. Trajo para mí el mensajero una carta.
18 Trajo para mi una carta el mensajero,
19. Para mí el mensajero trajo una carta
20. Para mí el mensajero una carta trajo.
21- Para mí trajo el mensajero una carta.
22. Para mí trajo una carta el mensajero.
23. Para mí una carta el mensajero trajo.
24. Para mí una carta trajo el mensajero.

Algunos autores sostienen que lo más adecuado es acogerse al orden lineal
(Sujeto, Verbo, Objeto Directo y Objeto Indirecto), por cuanto es una garantía de
claridad.
17

TALLER DE RECONOCIMIENTO

Lea cada frase y señale el aspecto que quiere resaltar el autor:

1. Los catedráticos de todas las asignaturas pueden participar en la selección de
temas de la revista institucional según determinación del Consejo Superior, a partir
del próximo número.

2. Según determinación del Consejo Superior, los catedráticos de todas las
asignaturas pueden participar en la selección de temas de la revista institucional, a
partir del próximo número.

3. A partir del próximo número, los catedráticos de todas las asignaturas pueden
participar en la selección de temas de la revista institucional, según determinación
del Consejo Superior.

La próxima vez que escriba una frase piense en cuál es el elemento que
desea destacar Una vez definido, comience la frase por ese elemento, sin
importar que no esté respetando el orden sintáctico.

18
LA PUNTUACIÓN

No se puede escribir sin puntuar. Esta sencilla afirmación es a la vez terrible y
comprometedora. Por que si para escribir es forzoso emplear signos de
puntuación, debemos conocer el exacto valor de cada uno de ellos y emplearlos
correctamente. Hay que reconocer, desde este momento, que la puntuación no es
simplemente un instrumento decorativo, o un capricho de los estudiosos de la
gramática; la puntuación es tan importante como el significado de las palabras, sin
la puntuación las palabras no podrían ser organizadas, de tal forma, que
expresasen lo que nos interesa en determinado momento.

Si los signos de puntuación desempeñan, en nuestros escritos, una labor parecida
a la de las señales de tránsito: hay que respetarlos si no queremos provocar el
caos, el desorden, la incomprensión. Los signos de puntuación indican las paradas
obligatorias, las discrecionales, la prioridad de una frase sobre otra, el cambio de
dirección de una idea, etc. La claridad de nuestra expresión depende, en gran
parte, de cumplir estas normas, que por otra parte no son difíciles. Basta
familiarizarse con su valor y su significado para salvar todos los obstáculos y
alcanzar el fin propuesto: escribir con orden, con precisión y con eficacia.

LOS SIGNOS MÁS FRECUENTES SON:

Coma ,
Punto y coma ;
Dos puntos :
Punto .
Puntos suspensivos ...
Paréntesis ( )
Guión mayor _
Guión menor -
Comillas “ ”
Interrogación ¿ ?
Admiración o exclamación ¡ !


LA COMA

Es el más usado de los signos, y el que provoca más errores, a pesar de su
aparente insignificancia.
Sus tres funciones fundamentales son las siguientes:
1. Separar palabras en una serie o enumeración.
2. Separar oraciones o frases.
3. Encerrar o aislar una palabra o una frase incidental dentro de una oración
principal.



19
1. Separar palabras en una serie o enumeración.
Ejemplo:
Una experiencia nueva, interesante, provechosa.
Adviértase que cuando la última palabra se une a la anterior mediante y, o, ni se
suprime la coma.
Ejemplos:
Café, copa y puro.
Ayer, hoy o mañana.
Ni caliente ni frío.

2. Separar oraciones o frases.
Ejemplo:
Jóvenes y mayores, pobres y ricos, intelectuales y negociantes, todos necesitan
expresarse bien.
También cuando la última frase se une a la anterior mediante y, o, ni se suprime la
coma.
Ejemplos:
Quería trabajar, ganar dinero y casarse con ella.
Entrar en un cine, dar un paseo o quedarse en casa.
No correr demasiado ni quedarse quieto.

Advertencia: A pesar de ello se usa la coma cuando la frase podría inducir a
confusión. La frase “Juan iba con Francisco y Pedro, el mayor, con Joaquín” es
mucho más clara si colocamos un coma después de Francisco: “Juan iba con
Francisco, y Pedro, el mayor, con Joaquín”.

3. Encerrar o aislar una palabra o una frase incidental dentro de una oración
principal.

Ejemplo:
El entrenador, satisfecho, le abrazó.
Ella, al verle, avanzó unos pasos.
Cela, el autor de “La Colmena”, ha publicado un nuevo libro.

Las palabras o frases que van entre comas son siempre aclaraciones o
ampliaciones de la idea principal. Las comas indican en este caso que podemos
prescindir de la expresión que encierran: “El entrenador le abrazó”; “Ella avanzó
unos pasos”; “Cela ha publicado un nuevo libro”.
Esta función de la doble coma es la que con mas frecuencia olvidamos para
incurrir en deficientes puntuaciones de este tipo: “El entrenador, satisfecho le
abrazó”, o bien “Ella al verle, avanzó unos pasos”.






20
Otros casos en que se usa la coma:
Después del nombre en vocativo, es decir, cuando se llama o se habla a alguien.
Ejemplo:
Luisito, come y calla.
Sin la coma, en vez de un llamamiento sería una afirmación: “Luisito come y calla”.
Si el nombre no inicia la frase, sino que está intercalado en ella, va entre dos
comas, según la norma de las aclaraciones que ya hemos visto.
Me gustaría, Mercedes, que estuvieras de acuerdo.
Con las expresiones que aclaran o explican, como es decir, sin embargo, no
obstante, en primer lugar, esto es, a pesar de todo, en principio, etc.
Ejemplos:
Sin embargo, la petición fue atendida.
Creo, no obstante, que tenía razón.

Ejercicio:
Coja una hoja de papel y escriba la siguiente frase: “El hermano dormido no pudo
ayudarle.”

1. ¿Ya está?

2. Bien. Relea la frase que ha escrito.

3. ¿Pone en ella alguna coma o no?

4. Piense y decídase.

¡Por favor no lea antes de contestar la pregunta!

Si ya se ha decidido, voy a tranquilizarle: es correcto no emplear ninguna coma, pero también lo es emplear dos, que
encierran la palabra “dormido”. (En ningún caso una sola coma).

Pero ahora permítame que le haga una pregunta ¿ Por qué ha adoptado una determinada solución? ¿En qué se ha
basado?.

Las dos soluciones son correctas, pero corresponden a dos realidades totalmente distintas.
Si escribimos “El hermano dormido no pudo ayudarle” (sin comas) determinados cual es el hermano que no le ayudó y
decimos, por tanto, que había más de un hermano.
Si escribimos “El hermano, dormido, no pudo ayudarle”, con dos comas, aclaramos - recuerde que esta es la función de la
doble coma - que el hermano no pudo ayudarle por que estaba dormido y decimos, por tanto, que había un solo hermano.
Por consiguiente deberán emplearse comas o no, según la realidad que se quiera expresar, no según la frase aparezca
más bella o agradable.










21
Recomendación final
No intercale nunca una coma entre el sujeto y el verbo. Es un error que
descubrimos en numerosos textos: “El almacén que visité ayer, no reúne las
características requeridas”. Esta coma sobra. Aparece, sobre todo, en frases un
poco largas. Suele ser un acto irreflexivo por nuestra parte, que coincide con una
interrupción de nuestro pensamiento y una inflexión melódica especial.
A menudo empezamos a redactar una carta, un informe o lo que sea, convencidos
de que hemos dado ya con la frase adecuada. Pero a las pocas palabras nos
detenemos, vacilantes. Inconscientemente avergonzados del fallo, llenamos ese
incómodo vacío con un movimiento que parece justificarnos: colocamos una coma.
Crea usted que muchas comas inútiles nacen como compás de espera del resto
de la frase que no ha acabado de completarse. Evite esta equivocación.

El empleo de las comas no depende de la extensión de una frase.

Compruebe siempre que las comas sirvan para las funciones que más arriba
hemos expuesto:
a) Separar frases o palabras en una enumeración; ejemplo: “Un carro nuevo,
bonito, lujoso, barato.”
b) Aislar ampliaciones de la frase principal; ejemplo: “La Luna, cantada tantas
veces por los poetas, es el satélite de la tierra.”


EL PUNTO Y COMA

Indica una pausa un poco más larga que la de la coma, y un poco más corta que
la del punto.
¿Cuándo debemos emplear este signo?

1. Cuando escribimos dos frases relacionadas entre sí, pero no unidas por una
conjunción o una preposición.
Ejemplo:
Estaba muy ocupado; le prometí acudir al día siguiente.
Consiguió un gran triunfo; casualmente yo estaba allí.

2. Cuando alineamos varias frases que constituyen una serie.
Ejemplo:
La idea es buena; la realización, mediocre; el resultado pésimo.
Fíjese que gracias al punto y coma evitamos la repetición del verbo. De otro modo
diríamos: “La idea es buena, la realización es mediocre, el resultado es pésimo.”
Con los dos puntos y comas la frase es más breve y más rotunda.

1. Cuando en una frase larga empleamos las conjunciones adversativas, pero,
mas, aunque, etc.



22
Ejemplo:
Mi casa es pequeña y bastante fea, tiene pocas comodidades y parece que va a
caerse de vieja; pero estoy en ella más a gusto que en cualquier otro sitio.
Si la frase es corta el punto y coma no es necesario, aunque puede usarse: “Di lo
que quieras; pero no grites.”


EL PUNTO

Lo empleamos para terminar un período que tiene un sentido completo o, dicho de
otro modo, para separar dos frases que no se relacionan directamente entre sí.
Ejemplo:
Continué mi vida diaria. Nadie me hablaba del nuevo libro. El ánimo de la familia
se había calmado.
La distinción entre el punto y seguido y el punto y aparte no pude efectuarse con
absoluto rigor. En principio, se usa el punto y aparte cuando cambiamos de tema,
o cuando lo vamos a enfocar desde otro punto de vista.
Aquí entra en juego el criterio personal de quien escribe, hay algunas personas
que abusan un poco del punto y aparte; ellos no estarán desenfocados si lo que
pretenden es conseguir una mayor atención por parte del lector o una
visualización de una serie de elementos.
Ejemplo:
“Las fases de la operación serán las siguientes: elección del terreno; parcelación
adecuada; construcción de una casa - tipo”.

Este texto presenta una puntuación correcta; pero podría ordenarse muy bien del
siguiente modo:
Las fases de la operación serán las siguientes:
Elección del terreno.
Parcelación adecuada.
Construcción de una casa - tipo.
Y luego seguiría la carta, el folleto o lo que fuese con la puntuación normal.
Así habríamos conseguido, gracias al punto y aparte, dar mayor relieve e
independencia a cada fase de la operación, y el lector podría comprenderla con
menos riesgo de confusión.


LOS DOS PUNTOS

Se emplean en los siguientes casos:
1. Para enumerar.
Ejemplo:
Dos zonas turísticas destacan en la costa pacífica colombiana: Juanchaco y
Ladrilleros.
2. Para citar.


23
Ejemplo:
En su lecho de muerte mi abuelo pronunciaba las palabras que siendo joven mi
abuela escuchaba: “No quiero pasar a la posteridad sin haber dejado huella.”
3. Para saludar o exponer.
Ejemplos:
Distinguido señor: le agradeceré...
Dispongo: que el próximo domingo...
4. Para abrir paso a una aclaración, un resumen o una justificación.
Ejemplos:
Llamó a los amigos, suplicó a los parientes, removió cielo y tierra, pero a la larga
todo fue inútil: nadie le compadecía.
No pude venir: estaba cansado.

Este empleo de los dos puntos es muy interesante: suele darle más claridad y
energía a la expresión. Observe que si decimos “No pude venir porque estaba
cansado” este porque acentúa la causa de la ausencia y, por consiguiente, da a la
frase un matiz más intenso de excusa. En cambio, si adoptamos la solución “No
pude venir: estaba cansado” la respuesta es más rotunda, y puede incluir un cierto
desprecio por nuestro interlocutor; en este caso no nos importa mucho que
considere satisfactoria la razón que esgrimimos.


Tengamos en cuenta las siguientes sugerencias:

1. Si una frase se alarga o complica demasiado, descompóngala en sus dos o tres
partes naturales y separe estas partes por puntos. Los puntos y comas también
permiten conseguir este mismo resultado.
2. Desde el punto de vista de técnica de la puntuación, siempre que emplee un
punto puede usted emplear un punto y coma, y al revés.
3. Hemos visto que las comas y los puntos tienen unas aplicaciones muy
concretas. En cambio, el uso del punto y coma es más libre y discrecional. Por ello
le sugiero que se acostumbre usted a emplear un cierto número de estos signos
porque en ellos descansa, precisamente, la personalidad de quien escribe.


PUNTOS SUSPENSIVOS

Si preguntamos cuál es el defecto básico de los puntos suspensivos, seguramente
se nos contestará: “no concretan”, “dejan la idea en el aire”, “los demás tienen que
adivinar lo que queremos decir”, etc.
Si preguntamos cuál es la virtud, o el valor, de los puntos suspensivos, nos dirán:
“no concretan”, “dejan la idea en el aire”, “los demás tienen que adivinar lo que
queremos decir”...
Por tanto, los puntos suspensivos no son buenos ni malos. Somos nosotros los
que hacemos un buen o un mal uso de estos signos.


24
Errores más frecuentes:
a) Uso inadecuado:
Cuando queremos precisar no debemos acudir a los puntos suspensivos. Ejemplo:
“Es un automóvil que tiene cuatro... puertas”.
Uso adecuado:
Cuando queremos no formular nuestro pensamiento de modo claro, porque nos
parecería imprudente, acudimos a los puntos suspensivos. Ejemplo: “Yo creo que
dibujas bien, pero...”. Los tres puntos nos sirven aquí para sugerir que, en nuestra
opinión, no se trata de un gran artista a pesar de su habilidad, o que no logrará
vender sus dibujos, o cualquier otra objeción que “queda en el aire” y que nuestro
amigo “recogerá “.
Cuando hablamos también empleamos los puntos suspensivos. Si en una reunión
queremos decir que Pedro Pérez es un sinvergüenza, y tememos que algunos de
los presentes no compartan nuestra opinión, diremos: “voy a hablarles
francamente, yo creo que Pedro Pérez es un... sinvergüenza”. La pausa de los
puntos suspensivos nos permite anticipar, prudentemente, y observar la reacción
que provocará, nuestro juicio.

b) Abuso:
Es importante reducir el empleo de los puntos suspensivos a los casos que vimos
anteriormente. No se acostumbre usted a dejar colgadas las frases.
No podemos permitir que el esfuerzo realizado al iniciar una frase y desarrollarla,
se malogre renunciando a la última palabra. Procure cerrar siempre la idea,
aunque la palabra elegida no le parezca la mejor. Ejemplo: “Estoy de acuerdo en
que existe el problema, pero no me gusta la...”
Terminar la frase le corresponde a quien habla, no a nuestro interlocutor.

Es necesario diferenciar los puntos suspensivos del etcétera, ya que cuando
empleamos los puntos suspensivos, quien nos lee debe adivinar qué clase de
palabras dejamos de añadir a las precedentes. Ejemplo: El hotel era viejo,
incómodo..., los puntos suspensivos sustituyen a otros adjetivos que armonizan
con los anteriores: “triste, sombrío”, por ejemplo.
En cambio cuando empleamos etcétera, quien nos lee debe saber qué clase de
palabras dejamos de añadir a las precedentes. Ejemplo: Todos los Ministerios -
Gobierno, Justicia, Obras Públicas, etc., serán reorganizados antes del próximo
octubre.

LOS PARÉNTESIS
Se emplean para intercalar en una oración una aclaración o una frase incidental.

Ejemplo: Demóstenes (político ateniense que vivió en el siglo IV a. de J. C.) es
uno de los más famosos oradores de todos los tiempos.
Hoy en día los paréntesis cumplen una función estrictamente informativa.

Ejemplo: OEA (Organización de estados Americanos).


25

LOS GUIONES MAYORES O RAYAS
Desempeñan el mismo papel que los paréntesis: intercalar en una oración una
frase incidental, pero además de encerrar frases “informativas” también encierran
frases “narrativas” y se utilizan para señalar diálogos.

Ejemplo:
No esperó muchos días _quizá porque la impaciencia había hecho presa en él _
para emprender la aventura.

Las comas, los paréntesis y los guiones desempeñan una misma función: aislar
una frase complementaria dentro de la oración principal. Técnicamente son
intercambiables.
Ejemplo:
He admitido, aunque a regañadientes, que tiene razón.
He admitido (aunque a regañadientes que tiene razón)
He admitido - aunque a regañadientes - que tiene razón.
Estas tres puntuaciones son correctas, pero si técnicamente son intercambiables,
desde el punto de vista expresivo cada uno de ellos tiene su especial intensidad.
Las comas aíslan poco.
Los guiones aíslan bastante.
Los paréntesis aíslan mucho.
Por consiguiente, se elegirá el signo que corresponda según la aclaración esté
más o menos relacionada con la oración principal.
En resumen:
1. Si la frase incidental es corta, bastan las comas.
2. Si la frase incidental es bastante larga, use los guiones.
3. Adopte los guiones siempre que la aclaración encierre a su vez otra aclaración.

EL GUIÓN MENOR
Se usa en dos ocasiones:
1. Para indicar, al final de un renglón, que una palabra no ha terminado y continúa
en la línea siguiente. Hay que procurar separar una palabra equilibrando las
sílabas.
Ejemplos:
“Consi-derable”
Evite aislar la primera sílaba o la última.
Ejemplos:
“Con-siderable”
“Considera-ble”.
2. En los compuestos.
Ejemplo:
“Un estudio histórico-geográfico”.
La Real Academia aconseja emplear el guión cuando los elementos componentes
se hallan en oposición.


26
Ejemplo:
“El conflicto colombo-venezolano”.
Y recomienda eliminarlo cuando se tiende a la fusión.
Ejemplo:
“Hispanoamericano”.

LAS COMILLAS
Se utilizan cuando se cita una frase, o parte de cualquier texto.
Ejemplo:
Se levantó y dijo: “Si me conceden cinco minutos les expondré mi idea.”
También se suelen usar en los títulos de obras y para distinguir las palabras
extranjeras.
Ejemplos:
Este verano he leído “Confieso que he vivido.”
La política del “melting pot” preside el pensamiento americano.
En estos caso podrían desaparecer las comillas si las palabras que encierran se
pusieran en cursiva.
A menudo se ponen entre comillas los nombres de establecimientos, pero es
aconsejable que se tienda a eliminarlas; son innecesarias, y de este modo
aligeraremos la frase.

LOS SIGNOS DE INTERROGACIÓN
Se disponen uno al principio y otro al fin de la oración interrogativa.
Ejemplo:
¿Cuándo la conociste?
El signo inicial de interrogación debe colocarse donde efectivamente empieza la
pregunta aunque la exposición del tema haya empezado antes.
Ejemplo:
Si todos desean lo mismo, ¿por qué no llegan a un acuerdo?

LOS SIGNOS DE ADMIRACIÓN
Vale lo expuesto para los signos de interrogación.
Un caso especial es el de la oración interrogativa y exclamativa al mismo tiempo.
Se admite que la frase empiece y termine con signos de distinto orden.
Ejemplo:
¡Dios mío, que ocurre aquí?
La primera parte es exclamativa, y la segunda interrogativa, como indican los
signos. Pero es preferible, en muchos casos, dividir la frase en sus dos partes
claramente diferenciadas y emplear los signos adecuados.
Ejemplo:
¡Dios mío!, ¿Que ocurre aquí?
Los signos de admiración y de interrogación sirven de punto, pero no excluyen el
uso de los demás signos de puntuación.
27

EJERCICIOS DE PUNTUACIÓN

a) Coloque en las siguientes frases los signos de puntuación que considere
necesarios.
1. El verdadero arte sea plástico o literario se apoya en las cosas.
2. En la despensa hay frutas naranjas manzanas uvas peras.
3. Cuando todo el mundo se afana cómo podré yo permanecer inmóvil.
4. Don Antonio goza de buena salud vive bien da largos paseos por el campo
mora en una cómoda casa posee en suma todo aquello que deseaba.

b) Puntúe usted el siguiente texto:
La meditación se ha perdido en el mundo moderno sólo la conservan el religioso y
el artista la meditación se ha perdido entre los expresos los automóviles los
aviones los transatlánticos la radio el teléfono Sin embargo todos estos medios
facilitan la vida la facilidad de la vida ahorra energías humanas con más sosiego
con más tiempo libre de esfuerzos el hombre podría meditar más Y como no se
medita Cómo se medita menos en el mundo moderno que en el antiguo Tal vez al
escribir estas líneas estoy siendo víctima de una ilusión se puede meditar en un
avión en un transatlántico o en un expreso tan espaciosa y hondamente como en
un cuarto de paredes desnudas allá en el siglo XIII.

Debe articular las distintas frases de manera lógica y equilibrada, y según su
“estilo” personal.


SOLUCIONES AL EJERCICIO

Ejercicio a)

1. El verdadero arte, sea plástico o literario, se apoya en las cosas.
(“Sea plástico o literario” va entre comas por ser una aclaración de la frase principal: “el verdadero
arte se apoya en las cosas”).

2. En la despensa hay frutas: naranjas, manzanas, uvas, peras... (Dos puntos después de “frutas”,
porque empieza una enumeración de frutas. Si en vez de dos puntos pusiéramos una coma
cometeríamos un error: diríamos que las naranjas, las manzanas, las uvas y peras no son fruta.
Recomendamos los puntos suspensivos si queremos indicar que en la despensa hay “alguna fruta
más”; si no es así, intercale una “y” entre “uvas” y “peras”).

3. Cuando todo el mundo se afana, ¿cómo podré yo permanecer inmóvil?
(La segunda parte de este texto era interrogativo).

4. Don Antonio goza de buena salud, vive bien, da largos paseos por el campo, mora en una
cómoda casa; posee, en suma, todo aquello que deseaba.
(La puntuación indicada es la más lógica. Pero también es correcto emplear punto y coma, en vez
de coma, después de “salud”, “bien” y “campo”; y el punto y coma que sigue a “casa” se puede
sustituir por dos puntos.

Ejercicio b)
28

Puesto que puntuar es emplear correctamente los distintos signos de puntuación según nuestro
estilo personal, a continuación encontrarán los signos apropiados a cada momento.

Después de moderno: punto y coma o dos puntos. También punto, aunque menos aconsejable.
Después de artista: punto.
Después de expresos: coma.
Después de automóviles: coma
Después de aviones: coma.
Después de transatlántico: coma.
Después de radio: coma.
Después de teléfono: puntos suspensivos.
Después de embargo: coma.
Después de vida: punto y coma o punto.
Después de humano: punto y coma. También punto, aunque menos aconsejable.
Después de disposición: coma.
Después de sosiego: coma.
Después de más: punto.
Interrogante inicial antes de cómo.
Interrogante final después de medita.
Interrogante inicial antes de cómo.
Interrogante final después de antiguo.
La frase “al escribir estas líneas”: entre dos comas, o ninguna.
Después de ilusión: punto y coma o dos puntos.
Después de avión: coma.
Después de transatlántico: coma.
Después de desnudas: coma o nada.
Después de XIII: punto final.
No ponga usted coma después de meditación; después de medios; antes de ahora; después de
moderno.

29
ALGUNAS PREPOSICIONES

"...No se quede en pie, ¡siéntese!"
ANIMALES Y COSAS SE QUEDAN "en pie"; PERSONAS "de pie"

"...Veremos a grosso modo sus implicaciones…"
NO SE VE "a grosso modo» SINO "grosso modo"


"`...Para que puedan hacerlo con o sin ayuda..."
LA PREPOSICIÓN DEBE IR SIEMPRE SEGUIDA DE SU TÉRMINO
“... con su ayuda o sin su ayuda..."

Si NO SE QUIERE REPETIR EL SUSTANTIVO:
.”.. con su ayuda o sin ella..."


“... observe su secretaria..."

COMPLEMENTO DIRECTO DE PERSONA VA PRECEDIDO DE "a":

“... observe a su secretaría..."

COMPLEMENTO DIRECTO DE COSA, NO: "...observe su conducta...”


PARA TENER EN CUENTA:

PARTICIPA DE (Se beneficia) “Participa de las ganancias"
PARTICIPA EN (Toma parte) “Pérez participa en la junta"
A (SEGÚN EL COMPLEMENTO)
DE PERSONA (con a) “Buscaba a su abogado"
“Adoptó a un niño tercermundista"
"Reunió a sus electores"
DE COSA (sin a) ”Buscaba su portafolio"
“Adoptó esa buena costumbre”
LUGAR SIN ARTICULO (con a) “Conocimos a Madrid"
LUGAR CON ARTICULO (sin a) “Conocimos la Haya"
30
CUIDADO CON HASTA

1. Viene hasta mañana (SIGNIFICA: no viene hasta mañana)
2. Hasta ayer se supo de su paradero. (SIGNIFICA: hasta ayer no se sabía de su
paradero).
3. El banco abre hasta las 9:00 (SIGNIFICA: el banco no abre hasta las 9:00)
4. Puede entrar hasta las 8:00 (SIGNIFICA: no puede entrar hasta las 8:00).
5. La telenovela termina hasta junio. (SIGNIFICA: no termina hasta junio).


UN GALICISMO MUY FRECUENTE

"Los temas a tratar son los siguientes"
...temas a tratar...
...cuestionario a resolver...
...asunto a discutir...
...problema a examinar...
...opciones a seguir...

SUSTANTIVO + "a" + INFINITIVO ES GALICISMO

"Los temas a tratar son los siguientes" (GALICISMO)
"Los temas son los siguientes" (CORRECTO)
"El cuestionario a resolver se encuentra en la hoja verde..." (GALICISMO)
"El cuestionario se encuentra en la hoja verde...” (CORRECTO)
"Ese es un asunto a discutir en la próxima sesión" (GALICISMO)
"Ese asunto se puede discutir en la próxima sesión” (CORRECTO)

“A” + INFINITIVO ES CORRECTO EN ESPAÑOL CUANDO SIGUE A VERBO

Vamos a tratar este asunto el martes...
Iba a tratar de resolverlo...
Viene a tratar ese tema...
íbamos a resolver ese cuestionario...
Proceda a resolver ese problema...
Vamos a seguir ese procedimiento...

31
IDIOTISMOS

1. Vaso con agua. Demuestra lo contenido en una cosa. Un vaso de agua, un
plato de asado. Vaso (del lat. Vasum). Cantidad de líquido que cabe en ella. Vaso
de agua, de vino.

2. Al interior de la empresa. ¿No es suficiente en la empresa?

3. En media hora lo atiendo. Significa que le dedicará media hora, pero, no dice
cuándo. Quizá, lo que quiere expresar es: dentro de media hora lo...

4. Necesitamos un concepto a nivel jurídico.
Tiene lugar una reunión a nivel de señoras. El congreso a nivel de arquitectos.
Bastaría: concepto jurídico, reunión de señoras y congreso de arquitectos. A nivel
y a nivel de caben cuando hay niveles: ... municipal, departamental, nacional,
internacional..... presidencia, vicepresidencia, jefatura, operarios... ... técnicos,
tecnológico, profesional, posgrado...


32
CUIDADO CON ALGUNOS VERBOS

CONLLEVAR: LLEVAR CONSIGO

Conllevar. 1. Verbo transitivo. Sufrir, soportar las impertinencias o el genio de
alguien, o cualquier otra cosa adversa o penosa. 2. Implicar, suponer, acarrear,

NO CONFUNDA "conllevar" con “Llevar a"

El complemento directo del verbo conllevar es un requisito.

El complemento directo del verbo llevar a es una consecuencia.

LEA Y COMPLETE:

El país conlleva Las secuelas de la guerra.
Pancho conlleva El mal humor de Ramona.
Ese pobre hombre conlleva La cruz del matrimonio.
Cerrar la venta conlleva Argumentos persuasivos.
Capacitar a todo el personal conlleva Una campaña de motivación a
todos los niveles de la
empresa.
El texto de la nueva
constitución Política
conlleva El trabajo de 70 delegados
durante 150 días.
La nueva constitución Política
de Colombia
lleva a Una revisión de las leyes y
decretos vigentes.
Las sabias decisiones del jefe conllevan Experiencias, estudio, análisis,
inteligencia.
Las acertadas decisiones del
jefe
llevan a Un clima de trabajo
distensionado y agradable.
Mi capacidad profesional conlleva a
Mi capacidad profesional lleva a
El rendimiento de mis hijos en
el colegio
conlleva
El rendimiento de mis hijos en
el colegio
me lleva a
El rendimiento de mis hijos en
el colegio
los lleva a
Ampliar las redes telefónicas con lleva
Ampliar las redes telefónicas lleva a
Su amplio conocimiento de
todos esos temas
ha conllevado
33
CANCELAR: ANULAR Cancelar (Del latín cancellare). Verbo transitivo. Anular:
hacer ineficaz un documento público, una inscripción en registro, una nota o una
obligación que tenía autoridad o fuerza, borrar de la memoria, abolir, derogar. Se
canceló la reunión, por falta de quórum.
Cancele mi cita con el doctor. No puedo ir.
La factura quedó cancelada porque no pagó.

Se confunde CANCELAR con PAGAR.
Cancele oportunamente su inscripción.
Cancele su pedido en la caja.
Una vez presente la factura, será cancelado el servicio.

¿QUÉ SIGNIFICA?

El auxilio ofrecido por el gobierno fue cancelado la semana pasada (¿Se pagó el
auxilio?)

Disponibles 300 millones para cancelar maestros. (¿Viaja?)

A los proveedores se les cancela los viernes. (¿Suspenden su servicio?)

¿CUÁL ES EL VERBO?

 Las facturas fueron........................................................oportunamente.
 Hasta mañana tengo plazo para...................................la luz.
Le presté un millón hace un ano y no me ha ......................................ni una cuota
hasta el momento.
 La reunión debe ser......................................porque el gerente general se ausentó.
 No me han ....................................................todavía mis intereses de cesantía.

34

ADOLECER: TENER UN DEFECTO.
CARECER: NO TENER ALGO.

 Este informe carece de claridad
 Este informe adolece de oscuridad
 La oficina del gerente carece de orden
 La oficina del gerente adolece de desorden


la contabilidad carece de
adolece de
Mi oficina carece de
adolece de
El informe bimestral carece de
adolece de
Los cajeros automáticos carecen de
adolecen de
Nuestra mensajería carece de
adolece de
35

UTILICE BIEN LOS VERBOS

Diariamente nos limitamos a usar los verbos de cuya conjugación estamos más
seguros y evitamos utilizar los demás. Los verbos más usados son: haber, tener,
ser, estar, poner, dar, ver, ir, mandar y decir.

Estos verbos tienen su propio significado, pero al conversar los usamos
demasiado, muchas veces en forma ambigua. Al redactar no podemos hacer lo
mismo, la redacción exige mayor precisión y se debe utilizar el verbo mejor
indicado para cada caso.

A continuación presentamos algunos ejemplos usados permanentemente en
nuestro medio:

NO DIGA DIGA
Decir un discurso Pronunciar un discurso
Decir un ejemplo Presentar un ejemplo
Decir lo que ocurrió Contar lo que ocurrió
Ver por sí mismo Comprobar
Ver un asunto Estudiar un asunto
Ver la verdad Distinguir, descubrir la verdad
Ver la diferencia Distinguir la diferencia
Ver un expediente Estudiar un expediente
Ver un presupuesto Estudiar, discutir, analizar un
presupuesto
Ver un hermoso cuadro Contemplar, admirar un hermoso cuadro
Ponerse molesto Enfadarse, molestarse
Poner en orden Ordenar
Poner en práctica Practicar
Poner en claro Aclarar
Poner en peligro Arriesgar
Poner bajo llave Guardar bajo llave
Poner al descubierto Descubrir
Ponerse bien Mejorar, sanar
Hacer un producto Fabricar, elaborar
Hacer problemas Causar problemas
Hacer burla de Burlarse
Hacer música Componer música
Hacer un viaje Viajar
Hacer una zanja Cavar una zanja
Hacer un informe Redactar, presentar un informe
Hacer fortuna Enriquecerse
Hacer una pared Construir una pared
Hacer un crucigrama Resolver un crucigrama
36
Hubo un accidente Ocurrió un accidente
Hubo muchos espectadores Asistieron muchos espectadores
Hubo muchos goles Se marcaron muchos goles
Ya no hay sitio Ya no queda sitio