UNA MIRADA DE FE

D
Una mirada de fe, Una mirada de fe,
Em A7 D
Es la que puede Salvar al pecador. (2)

G
Y si tú miras a Cristo Jesús,
D
El te perdonará,
Bm7 Em
Porque una mirada de fe
A7 D
Es la que puede salvar al pecador.















UNA MIRADA DE FE

Una mirada de fe, Una mirada de fe,

Es la que puede Salvar al pecador. (2)


Y si tú miras a Cristo Jesús,

El te perdonará,

Porque una mirada de fe

Es la que puede salvar al pecador.

















EL JUSTO FLORECERA
Am G F E7
El justo florecerá como la palma primaveral
Dm Am E7 Am
y se multiplicara, como cedro de Líbano.(2)
Am
Bueno es alabar al Señor
E7
y a su nombre folklores cantar,

de mañana su gloria anunciar
Am
y de noche su fidelidad.
Am
Con las seis cuerdas del guitarrón
E7
y marimbas de rítmico son,

pues tus hechos me alegran, Señor,
Am
son tus obras mi felicidad









EL JUSTO FLORECERA

El justo florecerá como la palma primaveral
y se multiplicara, como cedro de Líbano.(2)

Bueno es alabar al Señor
y a su nombre folklores cantar,
de mañana su gloria anunciar
y de noche su fidelidad.

Con las seis cuerdas del guitarrón
y marimbas de rítmico son,
pues tus hechos me alegran, Señor,
son tus obras mi felicidad

El justo florecerá como la palma primaveral
y se multiplicara, como cedro de Líbano.(2)












VINO Y PAN
Am DmAm G C
Vino y pan en oblación

F G
esperan el milagro del Señor.

C Em F G C
Ve nuestra ofrenda sobre tu santo altar,

Em F G
era en los campos dulce vid y trigal.


Am DmAm G C
Pero tú, por tu bondad
F G
Transformas nuestra ofrenda en ti Señor.

C Em F G C
Toma mi vida y también cambiará,

Em F G C G7 C
llena mi alma de tu gracia y tu paz. Amén.





















VINO Y PAN

Vino y pan en oblación
esperan el milagro del Señor.
Ve nuestra ofrenda sobre tu santo altar,
era en los campos dulce vid y trigal.


Pero tú, por tu bondad
Transformas nuestra ofrenda en ti Señor.
Toma mi vida y también cambiará,
llena mi alma de tu gracia y tu paz. Amén.



























MILAGRO DE AMOR

G D Em Bm
Jesus, aqui presente en forma real
C Am F D
te pido un poco mas de fe y de humildad
G D Em Bm
Quisiera poder ser digno de compartir
C Am F D
contigo el milagro mas grande de amor.


G D Em
Milagro de amor tan infinito
Bm C
en que Tu, mi Dios, te has hecho
Am D D7
tan pequeño y tan humilde para entrar en mí
G D Em
Milagro de amor tan infinito
Bm C
en que Tu, mi Dios, te olvidas
Am D D7
de tu gloria y de tu majestad por mí.


G D Em Bm
Y hoy vengo lleno de alegria
C Am F D
a recibirte en esta eucaristía.
G D Em Bm
Te doy gracias por llamarme a esta cena,
C Am F D
porque aunque no soy digno visitas Tu mi alma.


G D Em
Milagro de amor tan infinito
Bm C
en que Tu, mi Dios, te has hecho
Am D D7
tan pequeño y tan humilde para entrar en mí
G D Em
Milagro de amor tan infinito
Bm C
en que Tu, mi Dios, te olvidas
Am D D7
de tu gloria y de tu majestad por mí.


MILAGRO DE AMOR

Jesús, aquí presente en forma real
te pido un poco más de fe y de humildad
Quisiera poder ser digno de compartir
contigo el milagro más grande de amor.



Milagro de amor tan infinito
en que Tu, mi Dios, te has hecho
tan pequeño y tan humilde para entrar en mí

Milagro de amor tan infinito
en que Tu, mi Dios, te olvidas
de tu gloria y de tu majestad por mí.


Y hoy vengo lleno de alegría
a recibirte en esta eucaristía.
Te doy gracias por llamarme a esta cena,
porque aunque no soy digno visitas Tu mi alma.


Milagro de amor tan infinito
en que Tu, mi Dios, te has hecho
tan pequeño y tan humilde para entrar en mí

Milagro de amor tan infinito
en que Tu, mi Dios, te olvidas
de tu gloria y de tu majestad por mí.














AUNQUE MARCHE POR LA OSCURIDAD

D Bm
Aunque marche por la oscuridad
G A7 D
nada he de temer, porque Tú
Bm G
conmigo vas, mi pastor que me hace
A7 D
sosegar.

D Bm G A7
Tú que me conduces a tus fuentes de paz
G D G A7
Tú me has bautizado; por tu senda voy.

D Bm
Aunque marche por la oscuridad
G A7 D
nada he de temer, porque Tú
Bm G
conmigo vas, mi pastor que me hace
A7 D
sosegar.
D Bm G A7
Tú que me preparas tu mesa en la fe,
G Bm G A7
Tú me das la copa; rebosando está.

D Bm
Aunque marche por la oscuridad
G A7 D
nada he de temer, porque Tú
Bm G
conmigo vas, mi pastor que me hace
A7 D
sosegar.
D Bm G A7
Tu bondad conmigo llega hasta el final,
G D G A7
y mi vida entera para tí será.

D Bm
Aunque marche por la oscuridad
G A7 D
nada he de temer, porque Tú
Bm G
conmigo vas, mi pastor que me hace
A7 D
sosegar.



AUNQUE MARCHE POR LA OSCURIDAD

Aunque marche por la oscuridad nada he de temer,
porque Tú conmigo vas, mi pastor que me hace sosegar.

Tú que me conduces a tus fuentes de paz,
Tú me has bautizado; por tu senda voy.

Aunque marche por la oscuridad nada he de temer,
porque Tú conmigo vas, mi pastor que me hace sosegar


Tú que me preparas tu mesa en la fe,
Tú me das la copa; rebosando está.

Aunque marche por la oscuridad nada he de temer,
porque Tú conmigo vas, mi pastor que me hace sosegar

Tu bondad conmigo llega hasta el final,
y mi vida entera para tí será.

Aunque marche por la oscuridad nada he de temer,
porque Tú conmigo vas, mi pastor que me hace sosegar

























UN JOVEN GALILEO
D Em A7 D
Una mañana, cerca del mar, apareció un joven Galileo;
D Em A7 D
nadie podía imaginar que otro pudiese amar, así como , Él amaba.
D Em A7 D
Era sencillo al conversar, llegaba al corazón de quien lo escuchaba.

D Em
Y su nombre era Jesús de Nazaret
A7 D
y su fama se esparció, todos querían ver
D Em G A7 D
al profeta que tenía tanto amor y amaba al peca-dor.

D Em A7
En esas playas, en ese mar, en ese río,
D Em
en casa de Zaqueo, En los caminos, bajo aquel sol,
A7 D
el pueblo iba a buscar la luz de su doctrina;
D Em A7 D
sus expresiones, su caridad, henchían el corazón de una fuerza divina.
D Em
Y su nombre era Jesús de Nazaret…
D Em A7
En esos valles, en ese hogar, en ese pozo y en casa de
D D Em A7
Simón, en ese monte, al atardecer, el mundo vio nacer
D D Em
las bienaventuranzas. Y su paciencia al perdonar, del
A7 D
pueblo el corazón llenaba de esperanza.
D Em
Y su nombre era Jesús de Nazaret…
D Em A7 D
Un cierto día, al tribunal alguien llevó al joven Galileo;
D Em A7
nadie sabía cuál era el mal, qué crimen cometió,
D D Em
cuál era su pecado. Su claridad al denunciar minó la
A7 D
posición de los privilegiados.
D Em
Y mataron a Jesús de Nazaret,
A7 D
y en medio de ladrones Él murió en la cruz;
D Em
pero el mundo aún no conoce a ese Jesús,
G A7 D
que amaba al pecador.

UN JOVEN GALILEO

Una mañana, cerca del mar,
apareció un joven Galileo;
nadie podía imaginar que otro pudiese amar,
así como , Él amaba.
Era sencillo al conversar,
llegaba al corazón de quien lo escuchaba.

Y su nombre era Jesús de Nazaret
y su fama se esparció, todos querían ver
al profeta que tenía tanto amor y amaba al peca-dor.

En esas playas, en ese mar,
en ese río, en casa de Zaqueo
En los caminos, bajo aquel sol,
el pueblo iba a buscar la luz de su doctrina;
sus expresiones, su caridad,
henchían el corazón de una fuerza divina.

Y su nombre era Jesús de Nazaret
y su fama se esparció, todos querían ver
al profeta que tenía tanto amor y amaba al peca-dor


En esos valles, en ese hogar,
en ese pozo y en casa de Simón,
en ese monte, al atardecer,
el mundo vio nacer las bienaventuranzas.
Y su paciencia al perdonar, del pueblo
el corazón llenaba de esperanza.

Y su nombre era Jesús de Nazaret
y su fama se esparció, todos querían ver
al profeta que tenía tanto amor y amaba al peca-dor


Un cierto día, al tribunal alguien llevó al joven Galileo;
nadie sabía cuál era el mal, qué crimen cometió,
cuál era su pecado. Su claridad al denunciar minó la
posición de los privilegiados.

Y mataron a Jesús de Nazaret,
y en medio de ladrones Él murió en la cruz;
pero el mundo aún no conoce a ese Jesús,
que amaba al pecador.