EQUIPO #10

 LIRA RESENDIZ ALEJANDRA
 LIRA RESENDIZ ESTEFANIA
 PEREZ ORTIZ BRENDA


October 8, 2013

DESHIDRATADOR SOLAR



INTRODUCCION
En el presente material daremos a conocer una tecnología para deshidratar los alimentos
utilizando el calor del sol, y de esta manera, conservarlos.
Se explican los beneficios, el procedimiento y material necesario para la elaboración de
esta tecnología.
Esperamos que sea de utilidad para realizar la transferencia y divulgación de tecnologías
sustentables.

DESHIDRATADOR SOLAR.
Las técnicas de conservación de alimentos pueden reducir el desperdicio que se puede
tener a causa de una superproducción, pueden permitir el almacenaje para su utilización
fuera de época, y en algunos casos, incluso expandir los mercados de venta de dichos
productos.
La deshidratación es uno de los métodos más antiguos de conservación. Además, con este
proceso se obtienen alimentos más pequeños, más livianos y más resistentes a los daños.
Es especialmente útil cuando habiendo producción, no se dispone de cámara de frío.
La deshidratación implica el control sobre las condiciones climáticas dentro de una
cámara. “En el secador los rayos luminosos del sol son transformados en calor a través del
efecto invernadero en un llamado colector solar, el cual incluye una superficie oscura,
preferiblemente de color negro, que recibe y absorbe los rayos luminosos”.




¿COMO FUNCIONA UN DESHIDRATADOR SOLAR?
El tipo de deshidratador que se recomienda es del tipo indirecto, ya que en éste, la comida
no está expuesta a los rayos del sol, cosa que es perjudicial para algunos alimentos.
El deshidratador consta básicamente de dos componentes: la cámara de secado, donde se
alojan los alimentos y el colector solar donde se calienta el aire que absorberá la
humedad.
La radiación solar es absorbida por el colector, calentando el aire que hay en el interior.
Este calentamiento provoca la circulación del aire en el interior, pasando por la zona
donde se ubican los productos a secar y saliendo por último hacia el exterior.
El secado o deshidratación de alimentos se usa como técnica de preservación pues los
microorganismos que provocan la descomposición de los alimentos no pueden crecer y
desarrollarse en ausencia de agua.
Una de las maneras más simples para lograr el secado (de alimentos o cualquier material)
es exponer el material húmedo a una corriente de aire con determinadas condiciones de
temperatura, humedad y velocidad. Entre más seco y más caliente esté el aire, mayor será
la velocidad de secado. El calor se añade por contacto directo del producto a secar con
aire caliente a presión atmosférica y el vapor de agua formado se elimina por medio del
mismo aire.
Existen otros procesos de secado más complicados como el secado al vacío o por
congelación. En el secado al vacío la evaporación del agua se verifica con mayor rapidez y
el calor se añade indirectamente por contacto con una pared metálica o por radiación; en
el secado por congelación el agua se sublima, pasando directamente del material
congelado al aire.

En los procesos de secado, la trampilla debe estar normalmente abierta al máximo
durante los meses de verano, estabilizandose la temperatura del secador a pleno sol entre
55-65ºC.
Para conseguir temperaturas más altas o durante días frescos se puede cerrar un poco
hasta conseguir la temperatura deseada. En los procesos de secado, no se puede cerrar
del todo, pues se puede producir condensación en el interior del cristal, ya que el agua
proveniente de la deshidratación no puede abandonar la cámara de secado.

Secado solar de frutos
Para el secado de frutas, la temperatura ideal que debe mantenerse es de 55 y 65º, y la
duración del proceso puede ser de unos 2 a 4 días dependiendo de la fruta y del tamaño
de los trozos. Para facilitar el secado se recomienda cargar el secador por la mañana
poniendo el lado cortado de la fruta hacia el sol, no es necesario dar la vuelta a las frutas,
transcurridos 2 días se pueden agrupar para liberar espacio.
**Para cargar el secador se hace de abajo a arriba**
Preparación de la fruta
Antes de colocar la fruta en el secador hay que prepararla
• Los frutos con hueso: como albaricoques, ciruelas, melocotones, etc…, deben ser
cortados por la mitad, hay que sacarles el hueso y ponerlos hacia el sol por el lado
cortado
• Las frutas de pepita: peras, manzanas, se pueden cortar a cuartos o en rodajas
• Los higos y bayas: hay que ponerlos enteros
• Los tomates si son muy grandes hay que cortarlos a cuartos, los medianos por la mitad y
los pequeños enteros con un pequeño corte para facilitar el secado
• Uvas: se pueden poner en pequeños racimos para ir más rápido, pero al acabar el
secado será difícil desprender el pecíolo, si se arrancan las uvas del racimo van a secarse
antes y no tendrán el pecíolo una vez secas.
Desinsectación y pasteurización solar de alimentos
La desinsectación y pasteurización es un proceso que se consigue a temperaturas de entre
65 y 75º C en un proceso que se prolonga de 1 a 3 horas después de haber alcanzado la
temperatura. Simplemente, depositaríamos los granos o frutas que queremos tratar
directamente sobre la tela del secador o mediante bandejas resistentes al rango de
temperaturas. Graduando la abertura de la trampilla se obtiene la temperatura deseada.
Deshidratado solar de frutos secos
La deshidratación de frutos secos es otro de los usos del ingenio. En este caso deberemos
obtener entre 85 y 100º C y mantener estas temperaturas por un espacio de 4 a 5 h.Las
almendras, avellanas, nueces, semillas, etc, con cascara o sin cascara se colocan
directamente sobre la malla del secador o en bandejas resistentes al rango de
temperaturas y cerrar la trampilla al máximo.
Secado de plantas medicinales
Para este proceso en los meses de verano es necesario poner el secador a la sombra, o
reducir la insolación mediante una tela se sombreo y abrir el paso de aire al máximo, ya
que la luz y las altas temperaturas pueden destruir principios activos de las plantas. En
todo caso la Tº no debería sobrepasar los 45ºC.
Preparación de las frutas antes del secado
Previamente al secado de los frutos se debe realizar un blanqueamiento o tratamiento
previo con el fin de preservar los nutrientes, neutralizar las enzimas que pueden causar
putrefacción, facilitar el secado, mantener los colores y los aromas más cercanos a la fruta
natural y conservar la fruta seca durante más tiempo. Este tratamiento previo que casi es
obligatorio en el caso de secar verduras, es opcional en el caso de las frutas, aunque, si
realizamos un pretratamiento, mejorará la calidad de las frutas, sin tanta perdida de la
vitamina A y C, de color o de sabor. Para llevarlo a cabo se puede utilizar un baño en una
solución acuosa de ácido cítrico al 0,5%, o ácido ascórbico al 0,2%, o bien zumo de limón
1l por 10l de agua.
Materiales para su construcción
 Madera: La parte horizontal o colector de rayos de sol mide 2 m. x 1.05 m.
 Malla de mosquitero: La base de las mallas es 1.25 m. x 30 centímetros. El colector
tendrá una inclinación que resulte en 5 cm. más de altura en la parte de la
cabecera. Por lo tanto, las patas del frente deben medir 35 cm. y las de la base, 40
centímetros. Las mallas se colocan a cada 15 centímetros. Cada charola mide 1
metro por 30 centímetros.
Clavos, grapas, martillo, plástico, hule, tubos, tijeras, engrapadora, serrucho, metro,
pinzas



Fuentes

http://www.terra.org/categorias/comunidad-cocina-solar/alsolfruits-
secador-deshidratador-solar-directo
http://www.conafor.gob.mx/biblioteca/manual-Deshidratador-Solar-de-
Alimentos.pdf


Diagrama de proceso