La espectroscopia surgió con el estudio de la interacción entre la radiación y la materia como

función de la longitud de onda (λ). En un principio se refería al uso de la luz visible dispersada
según su longitud de onda, por ejemplo por un prisma. Más tarde el concepto se amplió
enormemente para comprender cualquier medida en función de la longitud de onda o de la
frecuencia. Por tanto, la espectroscopia puede referirse a interacciones con partículas de
radiación o a una respuesta a un campo alternante o frecuencia variante (ν). Una extensión
adicional del alcance de la definición añadió la energía (E) como variable, al establecerse la
relación E=hν para los fotones. Un gráfico de la respuesta como función de la longitud de onda
(o más comúnmente la frecuencia) se conoce como espectro.
La espectrometría es la técnica espectroscópica para tasar la concentración o la
cantidad de especies determinadas. En estos casos, el instrumento que realiza tales medidas
es un espectrómetro o espectrógrafo.
La espectrometría a menudo se usa en física y química analítica para la identificación
de sustancias mediante el espectro emitido o absorbido por las mismas.
La espectrometría también se usa mucho en astronomía y detección remota. La
mayoría de los telescopios grandes tienen espectrómetros, que son usados para medir la
composición química y propiedades físicas de los objetos astronómicos, o para medir sus
velocidades a partir del efecto Doppler de sus líneas espectrales.
Según la naturaleza de la excitación medida

El tipo de espectrometría depende de la cantidad física medida. Normalmente, la
cantidad que se mide es una intensidad de energía absorbida o producida. Se pueden
distinguir estos tipos de espectrometría según la naturaleza de la excitación:

* Electromagnética. Interacciones de la materia con radiación electromagnética como
la luz.

* De electrones. Interacciones con haces de electrones. La espectroscopia Auger
implica inducir el efecto Auger con un haz de electrones. En este caso la medida implica
la energía cinética del electrón como variable.

* De masa. Interacción de especies cargadas con campos magnéticos y/o eléctricos,
dando lugar a un espectro de masas. El término "espectroscopia de masas" está
anticuado, ya que la técnica es principalmente una forma de medida, aunque produzca
realmente un espectro para la observación. Este espectro tiene la masa (m) como
variable, pero la medida es esencialmente de la energía cinética de la partícula.

* Acústica. Frecuencia de sonido.

* Dieléctrica. Frecuencia de un campo eléctrico externo.

* Mecánica. Frecuencia de un estrés mecánico externo, por ejemplo una torsión
aplicada a un trozo de material.
Según el proceso de medida

La mayoría de los métodos espectroscópicos se diferencian en atómicos o moleculares
según si se aplican a átomos o moléculas. Junto con esta diferencia, se pueden distinguir
los siguientes tipos de espectrometría según la naturaleza de su interacción:

* De absorción. Usa el rango de los espectros electromagnéticos en los cuales una
sustancia absorbe. Incluye la espectrometría de absorción atómica y varias técnicas
moleculares, como la espectrometría infrarroja y la resonancia magnética nuclear
(RMN).
* De emisión. Usa el rango de espectros electromagnéticos en los cuales una sustancia
irradia (emite). La sustancia primero debe absorber la energía. Esta energía puede ser de
una variedad de fuentes, que determina el nombre de la emisión subsiguiente, como la
luminescencia. Las técnicas de luminescencia moleculares incluyen la
espectrofluorimetría.

* De dispersión. Mide la cantidad de luz que una sustancia dispersa en ciertas
longitudes de onda, ángulos de incidencia y ángulos de polarización. El proceso de
dispersión es mucho más rápido que el proceso de absorción/emisión. Una de las
aplicaciones más útiles es la espectroscopia Raman.
ESPECTROMETRÍA DE ABSORCIÓN

La espectrometría de absorción es una técnica en la cual la energía de un haz de luz se
mide antes y después de la interacción con una muestra. Cuando se realiza con láser de
diodo ajustable, se la conoce como espectroscopia de absorción con láser de diodo
ajustable. También se combina a menudo con una técnica de modulación, como la
espectrometría de modulación de longitud de onda, y de vez en cuando con la
espectrometría de modulación de frecuencia a fin de reducir el ruido en el sistema.
ESPECTROMETRÍA DE FLUORESCENCIA

La espectrometría de fluorescencia usa fotones de energía más elevada para excitar una
muestra, que emitirá entonces fotones de inferior energía. Esta técnica se ha hecho
popular en aplicaciones bioquímicas y médicas, y puede ser usada con microscopía
confocal, transferencia de energía entre partículas fluorescentes, y visualización de la
vida media de fluorescencia.
ESPECTROMETRÍA DE RAYOS X

Cuando los rayos X con suficiente frecuencia (energía) interaccionan con una sustancia,
los electrones de las capas interiores del átomo se excitan a orbitales vacíos externos, o
bien son eliminados completamente, ionizándose el átomo. El "agujero" de la capa
interior se llena entonces con electrones de los orbitales externos. La energía disponible
en este proceso de excitación se emite como radiación (fluorescencia) o quitará otros
electrones menos enlazados del átomo (efecto Auger). La absorción o frecuencias de
emisión (energías) son características de cada átomo específico. Además, para un átomo
específico se producen pequeñas variaciones de frecuencia (energía) que son
características del enlace químico. Con un aparato apropiado pueden medirse estas
frecuencias de rayos X características o energías de electrones Auger. La absorción de
rayos X y la espectroscopia de emisión se usan en química y ciencias de los materiales
para determinar la composición elemental y el enlace químico.

La cristalografía de rayos X es un proceso de dispersión. Los materiales cristalinos
dispersan rayos X en ángulos bien definidos. Si la longitud de onda de los rayos X
incidentes es conocida, se pueden calcular las distancias entre planos de átomos dentro
del cristal. Las intensidades de los rayos X dispersados dan información sobre las
posiciones atómicas y permiten calcular la organización de los átomos dentro de la
estructura cristalina.
ESPECTROMETRÍA DE LLAMA

Las muestras de solución líquidas son aspiradas en un quemador o una combinación de
nebulizador/quemador, desolvatadas, atomizadas, y a veces excitadas a un estado
electrónico de energía más alta. El uso de una llama durante el análisis requiere
combustible y oxidante, típicamente en forma de gases. Los gases combustibles
comunes que se usan son el acetileno (etino) o el hidrógeno. Los gases de oxidante
suelen ser el oxígeno, el aire, o el óxido nitroso. Estos métodos son a menudo capaces
de analizar elementos metálicos en partes por millón, billones, o posiblemente rangos
más bajos de concentración. Son necesarios detectores de luz para detectar la luz con
información que viene de la llama.

* Espectrometría de emisión atómica. Este método usa la excitación de la llama; los
átomos son excitados por el calor de la llama para emitir luz. Este método suele usar un
quemador de consumo total con una salida de incineración redonda. Se utiliza una llama
de temperatura más alta que la usada en la espectrometría de absorción atómica para
producir la excitación de átomos de analito. Ya que los átomos de analito están
excitados por el calor de la llama, no es necesaria ninguna lámpara elemental especial.
Puede usarse un policromador de alta resolución para producir una intensidad de
emisión contra el espectro de longitud de onda por encima de un rango de longitudes de
onda que muestran líneas de excitación de elementos múltiples. O bien puede usarse un
monocromador en una longitud de onda determinada para concentrarse en el análisis de
un solo elemento en una cierta línea de emisión. La espectrometría de emisión de
plasma es una versión más moderna de este método.

* Espectrometría de absorción atómica (a menudo llamada AA). Este método usa un
nebulizador pre-quemador (o cámara de nebulización) para crear una niebla de la
muestra, y un quemador en forma de ranura que da una llama de longitud de ruta más
larga. La temperatura de la llama es lo bastante baja como para no excitar los átomos de
la muestra de su estado basal. El nebulizador y la llama se usan para desolvatar y
atomizar la muestra, pero la excitación de los átomos de analito se realiza mediante
lámparas que brillan a través de la llama en varias longitudes de onda para cada tipo de
analito. En la absorción atómica, la cantidad de luz absorbida después de pasar por la
llama determina la cantidad de analito en la muestra. Suele usarse un horno de grafito
para calentar, desolvatar y atomizar la muestra con el fin de obtener una mayor
sensibilidad. El método del horno de grafito también puede analizar algún sólido o
muestras mezcladas. A causa de su buena sensibilidad y selectividad, es un método que
todavía se usa para el análisis de ciertos microelementos en muestras acuosas (y otros
líquidos).

* Espectrometría de fluorescencia atómica. Este método usa un quemador con una
salida de incineración redonda. La llama se usa para solvatar y atomizar la muestra, y
una lámpara emite luz a una longitud de onda específica en la llama para excitar los
átomos de analito. Los átomos de ciertos elementos pueden entonces fluorescer,
emitiendo luz en diferentes direcciones. La intensidad de esta luz fluorescente sirve para
cuantificar la cantidad del elemento analizado en la muestra. También puede usarse un
horno de grafito para la espectrometría de fluorescencia atómica. Este método no es tan
común como el de absorción atómica o el de emisión de plasma.
ESPECTROMETRÍA DE EMISIÓN DE PLASMA

Es similar a la emisión atómica por llama, y la ha sustituido en gran parte.

* Espectrometría de plasma de corriente contínua (DCP). Un plasma de corriente
contínua se crea por una descarga eléctrica entre dos electrodos. Es necesario un gas de
apoyo al plasma, y el más común es el argón. Las muestras pueden ser depositadas en
uno de los electrodos.

* Espectrometría de emisión óptica por descarga luminiscente (GD-OES)

* Espectrometría de emisión plasma-atómica acoplada inductivamente (ICP-AES)

* Espectrometría de ruptura inducida por láser (LIBS), también llamada
espectrometría de plasma inducida por láser (LABIOS)

* Espectrometría de plasma inducida por microondas(MIP)
ESPECTROMETRÍA DE CHISPA O ARCO

Se usa para el análisis de elementos metálicos en muestras sólidas. Para materiales no
conductores, se usa polvo de grafito para hacer conductora la muestra. En los métodos
de espectroscopia de arco tradicionales se usa una muestra sólida que es destruida
durante el análisis. Un arco eléctrico o chispa se pasan por la muestra, calentándola a
alta temperatura para excitar los átomos. Los átomos de analito excitado emiten luz en
varias longitudes de onda que pueden ser detectadas mediante métodos espectroscópicos
comunes. Ya que las condiciones que producen la emisión por arco no son controladas
cuantitativamente, el análisis de los elementos es cualitativo. Hoy día, las fuentes de
chispa con descargas controladas bajo una atmósfera de argón permiten que este método
pueda ser considerado eminentemente cuantitativo, y su uso está muy extendido en los
laboratorios de control de producción de fundiciones y acerías.
ESPECTROMETRÍA VISIBLE

Muchos átomos emiten o absorben la luz visible. A fin de obtener un espectro lineal
fino, los átomos deben estar en fase gaseosa. Esto significa que la sustancia tiene que
ser vaporizada. El espectro se estudia en absorción o emisión. La espectroscopia de
absorción visible a menudo se combina con la de absorción ultravioleta (espectroscopia
UV/Vis). Aunque esta forma pueda ser poco común al ser el ojo humano un indicador
similar, todavía se muestra útil para distinguir colores.
ESPECTROMETRÍA ULTRAVIOLETA

Todos los átomos absorben en la región ultravioleta (UV) ya que estos fotones son
bastante energéticos para excitar a los electrones externos. Si la frecuencia es lo bastante
alta, se produce la fotoionización. La espectrometría UV también se usa para la
cuantificación de proteínas y concentración de ADN, así como para la proporción de
proteínas y ADN en una solución. En las proteínas se encuentran generalmente varios
aminoácidos, como el triptófano, que absorben la luz en el rango de 280nm. El ADN
absorbe la luz en el rango de 260nm. Por esta razón, la proporción de absorbancia
260/280nm es un buen indicador general de la pureza relativa de una solución en
términos de estas dos macromoléculas. También pueden hacerse estimaciones
razonables de la concentración de ADN o proteínas aplicando la ley de Beer.
ESPECTROMETRÍA INFRARROJA

La espectrometría infrarroja ofrece la posibilidad de medir tipos diferentes de
vibraciones en los enlaces atómicos a frecuencias diferentes. En química orgánica, el
análisis de los espectros de absorción infrarroja indica qué tipo de enlaces están
presentes en la muestra.
ESPECTROMETRÍA RAMAN

La espectrometría Raman usa la dispersión inelástica de la luz para analizar modos
vibracionales y rotatorios de las moléculas. Las "huellas digitales" que resultan son una
ayuda para el análisis.
ESPECTROMETRÍA DE RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR (RMN)

La espectrometría de resonancia magnética nuclear analiza las propiedades magnéticas
de ciertos núcleos atómicos para determinar diferentes ambientes locales electrónicos
del hidrógeno, carbono, u otros átomos en un compuesto orgánico u otro compuesto. Se
usa para determinar la estructura del compuesto.
ESPECTROMETRÍA DE FOTOEMISIÓN

La fotoemisión puede referirse a:
* Emisión de electrones a partir de la materia después de la absorción de fotones
energéticos (efecto fotoeléctrico).
* Emisión de fotones a partir de los semiconductores y metales cuando los electrones
que fluyen en el material pierden energía mediante deceleración o recombinación.
ESPECTROMETRÍA MÖSSBAUER

La espectrometría de transmisión o conversión electrónica (CEMS) de Mössbauer
prueba las propiedades de los núcleos de isótopos específicos en ambientes atómicos
diferentes, analizando la absorción resonante de rayos gamma de energía característica,
lo que se conoce como efecto de Mössbauer.
OTROS TIPOS DE ESPECTROMETRÍA

* Fotoacústica. Mide las ondas sonoras producidas por la absorción de radiación.
* Fototermal. Mide el calor desarrollado por la absorción de radiación.
* De dicroismo circular.
* De actividad óptica Raman. Usa los efectos de la actividad óptica y la dispersión para
revelar información detallada sobre los centros quirales de las moléculas.
* De terahertzios. Usa longitudes de onda por encima de la espectrometría infrarroja y
por debajo de las microondas o medidas de onda milimétricas.
* De dispersión inelástica de neutrones, como la espectroscopia Raman pero con
neutrones en vez de fotones.
* De túnel de electrones inelásticos. Usa los cambios de corriente debidos a la
interacción de vibraciones electrónicas inelásticas a energías específicas que también
pueden medir transiciones ópticamente prohibidas.
* Auger. Se usa para estudiar superficies de materiales a microescala. A menudo se usa
en relación con la microscopía de electrones.
* De cavidad en anillo.
* De transformación de Fourier. La transformación Fourier es un método eficiente para
tratar datos de espectros obtenidos usando interferómetros. Casi toda la espectrometría
infrarroja (FTIR) y la resonancia magnética nuclear (RMN) se realizan con la
transformación de Fourier.
* De tiempo resuelto. Se usa en situaciones donde las propiedades cambian con el
tiempo.
* Mecánica. Implica interacciones con vibraciones macroscópicas, como los fotones.
Un ejemplo es la espectrometría acústica, que implica ondas sonoras.
* De fuerza. Usa una técnica analítica basada en AFM.
* Dieléctrica.
* Infrarroja termal. Mide la radiación termal emitida por materiales y superficies, y se
usa para determinar el tipo de enlaces presentes en una muestra, así como su ambiente
reticular. Estas técnicas son muy usadas por los químicos orgánicos, mineralogistas y
geólogos.

Un espectrómetro (también llamado espectroscopio o espectrógrafo) es un instrumento
óptico que se usa para medir las propiedades de la luz sobre una porción específica del
espectro electromagnético. Su utilidad es realizar análisis espectroscópicos para
identificar materiales. La variable medida es generalmente la intensidad de la luz, pero
también podría ser, por ejemplo, el estado de polarización. La variable independiente es,
por lo general, la longitud de onda de la luz, que suele expresarse como una fracción de
metro, aunque a veces se expresa como una unidad directamente proporcional a la
energía del fotón, tales como el número de onda o los voltios de los electrones (que
tiene una relación recíproca a la longitud de onda).

Un espectrómetro se usa en espectroscopia para producir líneas espectrales y medir sus
longitudes de onda e intensidades. Son instrumentos que funcionan en una amplia
variedad de longitudes de onda, desde rayos gamma y rayos X hasta el infrarrojo lejano.
Si la región de interés está restringida a un rango cercano al espectro visible, el estudio
se llama espectrofotometría.

En general, cada espectrómetro funcionará sobre una pequeña porción de este rango
total debido a las diferentes técnicas usadas para medir las distintas porciones del
espectro. Por debajo de las frecuencias ópticas (es decir, en el rango de las microondas y
radiofrecuencias), el analizador de espectro es un dispositivo electrónico estrechamente
relacionado.
Espectroscopios

Los espectroscopios se usan a menudo en astronomía y en
algunas ramas de la química. Los primeros aparatos de
este tipo eran simplemente un prisma con graduaciones
que marcaban las longitudes de onda de la luz. Los
espectroscopios modernos, como los monocromadores,
generalmente usan una rejilla de difracción, una
hendidura móvil y una especie de fotodetector, además de
estar automatizados y controlados por un ordenador. El
espectroscopio fue inventado por Gustav Robert Georg
Kirchhoff y por Robert Wilhelm Bunsen.

Cuando un material se calienta hasta la incandescencia
emite una luz que es característica de la composición
atómica del material. Las frecuencias de luz particulares
dan lugar a bandas bruscamente definidas en la escala,
que son similares a huellas digitales. Por ejemplo, el
elemento sodio tiene una doble banda amarilla muy
característica, conocida como líneas D del sodio a
588.9950 y 589.5924 nanómetros, cuyo color será
familiar a quien haya visto una lámpara de vapor de sodio de baja presión.

En el diseño del espectroscopio original, a principios del siglo XIX, la luz entraba en
una hendidura y una lente colimadora transformaba la luz en un haz delgado de rayos
paralelos. La luz pasaba entonces por un prisma (en espectroscopios portátiles, por lo
general un prisma Amici) que refractaba el haz de luz en un espectro, debido a que las

Comparación de diferentes espectrómetros
basados en la difracción: reflexión
óptica, refracción óptica y fibra óptica.
diferentes longitudes de onda eran refractadas en cantidades diferentes por la dispersión.
Esta imagen se veía entonces a través de un tubo con una escala que se transponía sobre
la imagen espectral, permitiendo su medida directa.

Con el desarrollo de la película fotográfica, se creó el espectrógrafo, que era más
exacto. Estaba basado en el mismo principio que el espectroscopio, pero tenía una
cámara en lugar del tubo de inspección. En años recientes, la cámara ha sido sustituida
por circuitos electrónicos construidos alrededor del tubo fotomultiplicador, permitiendo
el análisis espectrográfico en tiempo real con mucha más exactitud. En los sistemas
espectrográficos también se usan series de fotosensores en lugar de la película.

Tal análisis espectral, o espectroscopia, se ha convertido en un importante instrumento
científico para analizar la composición de material desconocido, y para estudiar
fenómenos y teorías astronómicas. El espectrómetro mide longitudes de onda.
Espectrógrafos

Un espectrógrafo es un instrumento
que transforma una forma de onda de
dominio temporal entrante en un
espectro de frecuencia, o generalmente
en una secuencia de tales espectros.
Hay varias clases de máquinas a las
que se llama espectrógrafos, según la
naturaleza precisa de las ondas. Los
primeros espectrógrafos usaban papel fotográfico como detector. La clasificación
espectral de estrellas y el descubrimiento de la secuencia principal, la ley de Hubble y la
secuencia de Hubble, se hicieron con espectrógrafos que usaban papel fotográfico. El
pigmento vegetal fitocromo fue descubierto con un espectrógrafo que usaba plantas
vivas como detectores. Los espectrógrafos más recientes usan detectores electrónicos,
como cámaras CCDs que pueden usarse tanto para luz visible como para luz
ultravioleta. La elección exacta del detector depende de las longitudes de onda de la luz
que va a ser registrada.

El próximo Telescopio Espacial de James Webb contendrá un espectrógrafo cercano al
infrarrojo (NIRSpec) y un espectrómetro en mitad del infrarrojo (MIRI).

Un espectrógrafo de escala usa dos rejillas de difracción, giradas 90 grados una respecto
a la otra y colocadas cerca. Por lo tanto, se usa un punto de entrada y no una hendidura,
mientras que un segundo chip CCD registra el espectro. Con este pequeño chip se
consigue un espectro muy fino, y tiene como ventaja que la óptica colimadora no tiene
que ser optimizada para coma o astigmatismo, ya que la aberración esférica puede ser
establecida a cero.

A veces al espectrógrafo se le llama policromador, como analogía de monocromador.

Esquema de un espectrómetro de rejilla
El espectro electromagnético (o simplemente espectro) es el rango de todas las
radiaciones electromagnéricas posibles. El espectro de un objeto es la distribución
característica de la radiación electromagnética de ese objeto.

El espectro electromagnético se extiende desde las bajas frecuencias usadas para la
radio moderna (extremo de la onda larga) hasta los rayos gamma (extremo de la onda
corta), que cubren longitudes de onda de entre miles de kilómetros y la fracción del
tamaño de un átomo. Se piensa que el límite de la longitud de onda corta está en las
cercanías de la longitud Planck, mientras que el límite de la longitud de onda larga es el
tamaño del universo mismo, aunque en principio el espectro sea infinito y continuo.
Rango del espectro

El espectro cubre la energía de ondas electromagnéticas que tienen longitudes de onda
diferentes. Las frecuencias de 30 Hz y más bajas pueden ser producidas por ciertas
nebulosas estelares y son importantes para su estudio. Se han descubierto frecuencias
tan altas como 2.9 * 1027 Hz a partir de fuentes astrofísicas.

La energía electromagnética en una longitud de onda particular λ (en el vacío) tiene una
frecuencia asociada f y una energía fotónica E. Así, el espectro electromagnético puede
expresarse en términos de cualquiera de estas tres variables, que están relacionadas
mediante ecuaciones.

De este modo, las ondas electromagnéticas de alta frecuencia tienen una longitud de
onda corta y energía alta; las ondas de frecuencia baja tienen una longitud de onda larga
y energía baja.

Siempre que las ondas de luz (y otras ondas electromagnéticas) se encuentran en un
medio (materia), su longitud de onda se reduce. Las longitudes de onda de la radiación
electromagnética, sin importar el medio por el que viajen, son, por lo general, citadas en
términos de longitud de onda en el vacío, aunque no siempre se declara explícitamente.

Generalmente, la radiación electromagnética se clasifica por la longitud de onda: ondas
de radio, microondas, infrarroja y región visible, que percibimos como luz, rayos
ultravioleta, rayos X y rayos gamma.

El comportamiento de la radiación electromagnética depende de su longitud de onda.
Las frecuencias más altas tienen longitudes de onda más cortas, y las frecuencias
inferiores tienen longitudes de onda más largas. Cuando la radiación electromagnética
interacciona con átomos y moléculas, su comportamiento también depende de la
cantidad de energía por cuanto que transporta. La radiación electromagnética puede
dividirse en octavas (como las ondas sonoras).

La espectroscopia puede descubrir una región mucho más amplia del espectro que el
rango visible de 400 nm a 700 nm. Un espectroscopio de laboratorio común puede
descubrir longitudes de onda desde 2 nm a 2500 nm. Con este tipo de aparatos puede
obtenerse información detallada sobre las propiedades físicas de objetos, gases o incluso
estrellas. La espectrometría se usa sobre todo en astrofísica. Por ejemplo, muchos
átomos de hidrógeno emiten ondas de radio que tienen una longitud de onda de 21.12
cm.
Tipos de radiación

Aunque el esquema de clasificación suele ser preciso, en realidad existe algo de
trasposición entre tipos vecinos de energía electromagnética. Por ejemplo, las ondas de
radio a 60 Hz pueden ser recibidas y estudiadas por astrónomos, o pueden ser
conducidas a lo largo de cables como energía eléctrica. También, algunos rayos gamma
de baja energía realmente tienen una longitud de onda más larga que algunos rayos X de
gran energía. Esto es posible porque "rayo gamma" es el nombre que se le da a los
fotones generados en la descomposición nuclear u otros procesos nucleares y
subnucleares, mientras que los rayos X son generados por transiciones electrónicas que
implican electrones interiores muy energéticos. Por lo tanto, la diferencia entre rayo
gamma y rayo X está relacionada con la fuente de radiación más que con la longitud de
onda de la radiación. Generalmente, las transiciones nucleares son mucho más
energéticas que las transiciones electrónicas, así que los rayos gamma suelen ser más
energéticos que los rayos X. Sin embargo, hay transiciones nucleares de baja energía
(p.ej. la transición nuclear de 14.4 keV del Fe-57) que producen rayos gamma que son
menos energéticos que algunos de los rayos X de mayor energía.

Radiofrecuencia

Las ondas de radio suelen ser utilizadas mediante antenas del tamaño apropiado (según
el principio de resonancia), con longitudes de onda en los límites de cientos de metros a
aproximadamente un milímetro. Se usan para la transmisión de datos, a través de la
modulación. La televisión, los teléfonos móviles, las resonancias magnéticas, o las redes
inalámbricas y de radio-aficionados, son algunos usos populares de las ondas de radio.

Las ondas de radio pueden transportar información variando la combinación de
amplitud, frecuencia y fase de la onda dentro de una banda de frecuencia. El uso del
espectro de radio está regulado por muchos gobiernos mediante la asignación de
frecuencias. Cuando la radiación electromagnética impacta sobre un conductor, se
empareja con él y viaja a lo largo del mismo, induciendo una corriente eléctrica en la
superficie de ese conductor mediante la excitación de los electrones del material de
conducción. Este efecto (el efecto piel) se usado en las antenas. La radiación
electromagnética también puede hacer que ciertas moléculas absorban energía y se
calienten, una característica que se utiliza en en los microondas.

Microondas

La frecuencia super alta (SHF) y la frecuencia extremadamente alta (EHF) de las
microondas son las siguientes en la escala de frecuencia. Las microondas son ondas los
suficientemente cortas como para emplear guías de ondas metálicas tubulares de
diámetro razonable. La energía de microondas se produce con tubos klistrón y tubos
magnetrón, y con diodos de estado sólido como los dispositivos Gunn e IMPATT. Las
microondas son absorbidas por la moléculas que tienen un momento dipolar en líquidos.
En un horno microondas, este efecto se usa para calentar la comida. La radiación de
microondas de baja intensidad se utiliza en Wi-Fi.

El horno microondas promedio, cuando está activo, está en un rango cercano y bastante
poderoso como para causar interferencia con campos electromagnéticos mal protegidos,
como los que se encuentran en dispositivos médicos móviles y aparatos electrónicos
baratos.

Rayos T

La radiación de terahertzios (o Rayos T) es una región del espectro situada entre el
infrarrojo lejano y las microondas. Hasta hace poco, este rango estaba muy poco
estudiado, ya que apenas había fuentes para la energía microondas en el extremo alto de
la banda (ondas submilimétrica o también llamadas ondas terahertzios). Sin embargo,
están apareciendo aplicaciones para mostrar imágenes y comunicaciones. Los
científicos también buscan aplicar la tecnología de rayos T en las fuerzas armadas,
donde podrían usarse para dirigirlas a las tropas enemigas, ya que las ondas de alta
frecuencia incapacitan los equipos electrónicos.

Radiación infrarroja

La parte infrarroja del espectro electromagnético cubre el rango desde aproximadamente
los 300 GHz (1 mm) hasta los 400 THz (750 nm). Puede ser dividida en tres partes:

* Infrarrojo lejano, desde 300 GHz (1 mm) hasta 30 THz (10 μm). La parte inferior de
este rango también puede llamarse microondas. Esta radiación es absorbida por los
llamados modos rotatorios en las moléculas en fase gaseosa, mediante movimientos
moleculares en los líquidos, y mediante fotones en los sólidos. El agua en la atmósfera
de la Tierra absorbe tan fuertemente esta radiación que confiere a la atmósfera
efectividad opaca. Sin embargo, hay ciertos rangos de longitudes de onda ("ventanas")
dentro del rango opaca¡o que permiten la transmisión parcial, y pueden ser usados en
astronomía. El rango de longitud de onda de aproximadamente 200 μm hasta unos
pocos mm suele llamarse "radiación submilimétrica" en astronomía, reservando el
infrarrojo lejano para longitudes de onda por debajo de los 200 μm.

* Infrarrojo medio, desde 30 a 120 THz (10 a 2.5 μm). Los objetos calientes (radiadores
de cuerpo negro) pueden irradiar fuertemente en este rango. Se absorbe por vibraciones
moleculares, es decir, cuando los diferentes átomos en una molécula vibran alrededor de
sus posiciones de equilibrio. Este rango es llamado, a veces, región de huella digital, ya
que el espectro de absorción del infrarrojo medio de cada compuesto es muy específico.

* Infrarrojo cercano, desde 120 a 400 THz (2500 a 750 nm). Los procesos físicos que
son relevantes para este rango son similares a los de la luz visible.

Radiación visible (luz)

La frecuencia por encima del infrarrojo es la de la luz visible. Este es el rango en el que
el Sol y las estrellas similares a él emiten la mayor parte de su radiación. No es
probablemente una coincidencia que el ojo humano sea sensible a las longitudes de
onda que el sol emite con más fuerza. La luz visible (y la luz cercana al infrarrojo) son
absorbidas y emitidas por electrones en las moléculas y átomos que se mueven desde un
nivel de energía a otro. La luz que vemos con nuestros ojos es realmente una parte muy
pequeña del espectro electromagnético. Un arco iris muestra la parte óptica (visible) del
espectro electromagnético; el infrarrojo (si pudiera verse) estaría localizado justo a
continuación del lado rojo del arco iris, mientras que el ultravioleta estaría tras el
violeta.

La radiación electromagnética con una longitud de onda entre aproximadamente 400 nm
y 700 nm es detectado por el ojo humano y percibida como luz visible. A otras
longitudes de onda, sobre todo al infrarrojo cercano (más largo de 700 nm) y al
ultravioleta (más corto que 400 nm) también se les llama luz a veces, sobre todo cuando
la visibilidad para los humanos no es relevante.

Si la radiación que tiene una frecuencia en la región visible del espectro
electromagnético se refleja en un objeto, como por ejemplo un plato hondo de fruta, y
luego impacta en nuestros ojos, obtenemos una percepción visual de la escena. El
sistema visual de nuestro cerebro procesa la multitud de frecuencias reflejadas en
diferentes sombras y matices, y a través de este fenéomeno psicofísico que todavía no se
entiende completamente, es como percibiríamos los objetos.

En la mayor parte de las longitudes de onda, sin embargo, la información transportada
por la radiación electromagnética no es directamente descubierta por los sentidos
humanos. Las fuentes naturales producen radiación electromagnética a través del
espectro, y nuestra tecnología también puede manipular un amplio rango de longitudes
de onda. La fibra óptica transmite luz que, aunque no es adecuada para la visión directa,
puede transportar datos que luego son traducidos en sonido o imagen. La codificación
usada en tales datos es similar a lo que se usa con las ondas de radio.

Luz ultravioleta

La siguiente frecuencia en el espectro es el ultravioleta (o rayos UV), que es la radiación
cuya longitud de onda es más corta que el extremo violeta del espectro visible.

Al ser muy energética, la radiación ultravioleta puede romper enlaces químicos,
haciendo a las moléculas excepcionalmente reactivas o ionizándolas, lo que cambia su
comportamiento. Las quemaduras solares, por ejemplo, están causadas por los efectos
perjudiciales de la radiación UV en las células de la piel, y pueden causar incluso cáncer
de piel si la radiación daña las moléculas de ADN complejas en las células (la radiación
UV es un mutágeno). El Sol emite una gran cantidad de radiación UV, lo que podría
convertir rápidamente la Tierra en un desierto estéril si no fuera porque, en su mayor
parte, es absorbida por la capa de ozono de la atmósfera antes de alcanzar la superficie.

Rayos X

Después del ultravioleta vienen los rayos X. Los rayos X duros tienen longitudes de
onda más cortas que los rayos X suaves. Se usan generalmente para ver a través de
algunos objetos, así como para la física de alta energía y la astronomía. Las estrellas de
neutrones y los discos de acreción alrededor de los agujeros negros emiten rayos X, lo
que nos permite estudiarlos.

Los rayos X pasan por la mayor parte de sustancias, y esto los hace útiles en medicina e
industria. También son emitidos por las estrellas, y especialmente por algunos tipos de
nebulosas. Un aparato de radiografía funciona disparando un haz de electrones sobre un
"objetivo". Si los electrones se disparan con suficiente energía, se producen rayos X.

Rayos gamma

Después de los rayos X duros vienen los rayos gamma. Son los fotones más energéticos,
y no se conoce el límite más bajo de su longitud de onda. Son útiles a los astrónomos en
el estudio de objetos o regiones de alta energía, y son útiles para los físicos gracias a su
capacidad penetrante y su producción de radioisótopos. La longitud de onda de los
rayos gamma puede medirse con gran exactitud por medio de dispersión Compton.

No hay ningún límite exactamente definido entre las bandas del espectro
electromagnético. Algunos tipos de radiación tienen una mezcla de las propiedades de
radiaciones que se encuentran en las dos regiones del espectro. Por ejemplo, la luz roja
se parece a la radiación infrarroja en que puede resonar algunos enlaces químicos.

Espectrometría de absorción

La espectrometría de absorción se refiere a una variedad de técnicas que emplean la
interacción de la radiación electromagnética con la materia. En la espectrometría de
absorción, se compara la intensidad de un haz de luz medida antes y después de la interacción
con una muestra. Las palabras transmisión y remisión se refieren a la dirección de viaje de los
haces de luz medidos antes y después de la absorción. Las descripciones experimentales por lo
general asumen que hay una única dirección de incidencia de la luz sobre la muestra, y que un
plano perpendicular a esta dirección pasa por la muestra. En la transmisión, la luz es
dispersada desde la muestra hacia un detector en el lado opuesto de la muestra. En la
remisión, la luz es dispersada desde la muestra hacia un detector en el mismo lado de la
muestra. La radiación remitida puede estar formada por dos clases de radiación: reflexión
especular (cuando el ángulo de reflexión es igual al ángulo del frecuencia) y reflexión difusa (en
todos los demás ángulos).

Otro descriptor asociado con la espectrometría de absorción es la variedad de longitudes de
onda de radiación que se usa en el haz de luz incidente. Por ejemplo, se habla de
espectrometría infrarroja o de microondas, que son a su vez ejemplos de espectrometría de
absorción. Por otra parte, también se encuentran referencias a otros rangos de longitud de
onda, como la espectrometría de rayos X, que por lo general denotan una espectrometría de
emisión. Este artículo trata principalmente de la espectrometría ultravioleta-visible.

La espectrometría UV-visible se refiere a técnicas donde se mide cuánta luz de una longitud de
onda particular (color) es absorbida por una muestra. Ya que el color a menudo puede
correlacionarse con la presencia y/o la estructura de una sustancia química particular, y ya que
la absorbancia es una medida fácil y barata de hacer, la espectrometría de absorbancia se usa
ampliamente en cálculos cualitativos, cuantitativos y estructurales. Por ejemplo, el ADN
absorbe luz en el rango ultravioleta (por eso la luz del sol es peligrosa), y por tanto la cantidad
de ADN en una muestra puede ser determinarse midiendo la absorbancia de la luz ultravioleta.

La relación entre el color visible y el color de absorbancia es complicada; una muestra que
parece roja no absorbe en el rojo, sino que absorbe en otras longitudes de onda (colores) de
modo que la luz que pasa por la muestra se enriquece en rojo.

La palabra "color" se usa para indicar que la espectrometría de absorbancia no sólo trata con la
luz en rango visible (fotones con una longitud de onda de aproximadamente 400 a 700
nanómetros), sino también con longitudes de onda que están fuera del rango de la visión
humana (infrarrojo, ultravioleta, rayos X). Sin embargo, los principios son bastante similares
tanto para la luz visible como para la no visible.

Técnicamente, la espectrometría de absorción se basa en la absorción de fotones por una o
más sustancias presentes en una muestra (que puede ser un sólido, líquido, o gas), y la
promoción subsiguiente del electrón (o electrones) desde un nivel de energía a otro en esa
sustancia. La muestra puede ser una sustancia pura, homogénea o una mezcla compleja. La
longitud de onda en la cual el fotón incidente se absorbe es determinada por la diferencia en
los niveles de energía disponibles de las diferentes sustancias presentes en la muestra. Esta es
la selectividad de la espectrometría de absorbancia, la capacidad de generar fuentes de
fotones (luz) que son absorbidas sólo por algunos componentes en una muestra. Típicamente,
los rayos X se usan para revelar la composición química, mientras que las longitudes de onda
cercanas al ultravioleta y el infrarrojo se usa para distinguir las configuraciones de diversos
isómeros detalladamente. En la espectroscopia de absorción, los fotones absorbidos no son
emitidos de nuevo (como en la fluorescencia) sino que la energía que se transfiere al
compuesto químico en la absorbancia de un fotón se pierde por medios no radiantes, como la
transferencia de energía por calor a otras moléculas.

Aunque la intensidad relativa de las líneas de absorción no varía con la concentración, a
cualquier longitud de onda dada la absorbancia medida (− log (I / I0)) es proporcional a la
concentración molar de las especies que absorben y el grosor de la muestra por la que la luz
pasa. Esto se conoce como ley de Beer-Lambert. El gráfico de la cantidad de radiación
absorbida respecto a la longitud de onda para un compuesto particular se conoce como
espectro de absorción. El espectro de absorción normalizado es característico para cada
compuesto particular, no cambia con la concentración y es como la "huella digital" química del
compuesto. En las longitudes de onda correspondientes a los niveles de energía resonantes de
la muestra, se absorben algunos de los fotones incidentes, lo que provoca una caída en la
intensidad de transmisión medida y una pendiente en el espectro. El espectro de absorción
puede medirse usando un espectrómetro. Conociendo la forma del espectro, la longitud de
ruta óptica y la cantidad de radiación absorbida, se puede determinar la estructura y la
concentración del compuesto.

Los espectros de absorción de luz visible pueden tomarse en cualquier material que sea
visiblemente claro. El poliestireno, el cuarzo, y las células de borosilicato (Pyrex), son los
materiales más usados. La luz ultravioleta es absorbida por la mayor parte de cristales y
plásticos, por lo que se usan células de cuarzo. El Si-O presente en el cristal y el cuarzo, y el C-C
en el plástico absorben la luz infrarroja. Los espectros de absorción infrarrojos se realizan
generalmente con una delgada película de la muestra sostenida entre platos de cloruro de
sodio. Otros métodos implican suspender el compuesto en una sustancia que no absorba en la
región de estudio. Las emulsiones de aceite mineral (Nujol) y los cristales de bromuro de
potasio suelen ser los más comunes. El NaCl y KBr, al ser iónicos, no absorben el infrarrojo de
forma significativa, y el Nujol tiene un espectro infrarrojo relativamente sencillo.
Espectrometría como instrumento analítico

A menudo es de interés conocer no sólo la composición química de una muestra dada, sino
también las concentraciones relativas de varios compuestos de una mezcla. Para hacer esto
debe construirse una escala, o curva de calibración, usando varias concentraciones conocidas
para cada compuesto de interés. El gráfico que resulta de la concentración respecto a la
absorbancia se hace a mano o usando un software de ajuste de curvas apropiado, que usa una
fórmula matemática para determinar la concentración en la muestra. La repetición de este
proceso para cada compuesto en una muestra da un modelo de varios espectros de absorción
que en conjunto reproducen la absorción observada. De esta manera es posible, por ejemplo,
medir la composición química de los cometas sin tener muestras de ellos en la Tierra.

Un ejemplo simple: un cianuro estándar a 200 partes por millón da una absorbancia con un
valor arbitrario de 1540. Una muestra desconocida da un valor de 834. Ya que esta es una
relación lineal y pasa por el origen, el valor desconocido se calcula fácilmente como 108 partes
por millón. Con este método de proporción no es necesario conocer los valores de los
coeficientes gobernantes, o cromóforos, o la longitud de célula experimental.

En la práctica, el uso de una curva de calibración, más que un solo punto de comparación,
reduce la incertidumbre en la medida final por exclusión de la interferencia aleatoria (ruido) en
la preparación de los estándares.
Espectrometría de fluorescencia

La espectrometría de fluorescencia (también llamada fluorometría o espectrofluorimetría) es
un tipo de espectroscopia electromagnética que analiza la fluorescencia de una muestra. Se
trata de utilizar un haz de luz, por lo general luz ultravioleta, que excita los electrones de las
moléculas de ciertos compuestos y provoca que emitan luz de una menor energía,
generalmente luz visible (aunque no necesariamente). Una técnica complementaria es la
espectrometría de absorción.

Los dispositivos que miden la fluorescencia se llaman fluorómetros o fluorímetros.
TEORÍA DE LA FLUORESCENCIA

Las moléculas tienen diferentes estados llamados niveles de energía. La espectrometría de
fluorescencia se refiere principalmente a estados vibracionales y electrónicos. En general, las
especies objeto de examen tendrán un estado electrónico basal (un estado de baja energía) de
interés, y un estado electrónico excitado de mayor energía. Dentro de cada uno de estos
estados electrónicos hay diferentes estados vibracionales.

En la espectroscopia de fluorescencia, primero se excita la muestra mediante la absorción de
un fotón de luz, desde su estado electrónico basal a uno de los distintos estados vibracionales
del estado electrónico excitado. Las colisiones con otras moléculas causan que la molécula
excitada pierda energía vibracional hasta que alcanza el estado vibracional más bajo del estado
electrónico excitado.

La molécula desciende luego a uno de los distintos niveles de vibración del estado electrónico
basal, emitiendo un fotón en el proceso. Como las moléculas pueden caer a cualquiera de los
diferentes niveles de vibración en el estado basal, los fotones emitidos tendrán diferentes
energías y, por lo tanto, frecuencias. Así pues, mediante el análisis de las diferentes
frecuencias de luz emitida por espectrometría de fluorescencia, junto con sus intensidades
relativas, se puede determinar la estructura de los diferentes niveles de vibración.

En un experimento típico, se miden las diferentes frecuencias de luz fluorescente emitida por
una muestra, manteniendo la luz de excitación a una longitud de onda constante. A esto se le
llama espectro de emisión. Un espectro de excitación se mide mediante el registro de una
serie de espectros de emisión utilizando luz de diferentes longitudes de onda.
INSTRUMENTOS

En la espectrometría de fluorescencia se utilizan dos tipos generales de instrumentos:

* Fluorómetros de filtro. Utilizan filtros para aislar la luz incidente y la luz fluorescente.
* Espectrofluorómetros. Usan monocromadores de retículo de difracción para aislar la luz
incidente y la luz fluorescente.

Ambos tipos de instrumentos utilizan el siguiente esquema. La luz de una fuente de excitación
pasa a través de un filtro o monocromador, e incide sobre la muestra. Una parte de la luz
incidente es absorbida por la muestra, y algunas de las moléculas de la muestra producen una
fluorescencia. La luz fluorescente es emitida en todas las direcciones. Parte de esta luz
fluorescente pasa a través de un segundo filtro o monocromador y llega a un detector, el cual
muy a menudo se encuentra a 90° con respecto al haz de luz incidente para minimizar el riesgo
de que la luz incidente reflejada o transmitida llegue al detector.

Diversas fuentes de luz pueden ser utilizadas como fuentes de excitación, incluyendo el láser,
fotodiodos y lámparas; arcos de xenón y lámparas de vapor de mercurio. Un láser sólo emite
luz de alta irradiancia en un intervalo muy estrecho de longitudes de onda, por lo general a
0,01 nm, lo que hace innecesario el monocromador de excitación o el filtro. La desventaja de
este método es que la longitud de onda de un láser no se puede cambiar mucho. Una lámpara
de vapor de mercurio es una lámpara lineal, lo que significa que emite luz cerca del pico de
longitudes de onda. Por el contrario, un arco de xenón tiene un espectro de emisión continuo
con intensidad casi constante en el rango de 300-800 nm, y una irradiancia suficiente para las
mediciones hasta justo por encima de 200 nm.

En los fluorímetros pueden usarse filtros y/o monocromadores. Un monocromador transmite
luz de una longitud de onda y tolerancia ajustables. El tipo más común de monocromador
utiliza un retículo de difracción; es decir, la luz colimada entra en una rejilla y sale con un
ángulo diferente dependiendo de la longitud de onda. El monocromador puede entonces
seleccionar qué longitudes de onda transmite. Para permitir mediciones de anisotropía se
añaden dos filtros de polarización: uno después del monocromador de excitación o filtro, y
otro antes del monocromador de emisión o filtro.

Como se mencionó antes, la fluorescencia se mide más a menudo en un ángulo de 90° en
relación a la luz de excitación. Esta geometría se utiliza en lugar de colocar el sensor en la línea
de la luz de excitación en un ángulo de 180° a fin de evitar la interferencia de la luz de
excitación transmitida. El monocromador no es perfecto y transmitirá la luz con otras
longitudes de onda diferentes a las establecidas. Un monocromador ideal sólo transmite luz en
el rango especificado y tiene una transmisión independiente de la longitud de onda. Al medir
en un ángulo de 90º, sólo la luz dispersa por la muestra provoca luz. Esto se traduce en una
mejor relación señal-ruido, y reduce el límite de detección a un factor de aproximadamente
10000, si se compara con la geometría de 180°. Por otra parte, la fluorescencia también puede
ser medida desde la parte delantera, procedimiento que se utiliza a menudo para las muestras
turbias.

El detector puede ser de un solo canal o de múltiples canales. El detector de un único canal
sólo puede detectar la intensidad de una longitud de onda en cada momento, mientras que el
de múltiples canales detecta la intensidad en todas las longitudes de onda simultáneamente,
con lo que el monocromador de emisión o filtro es innecesario. Los diferentes tipos de
detectores tienen sus ventajas y desventajas.

El fluorímetro más versátil, con monocromadores dobles y una fuente de luz de excitación
continua, puede registrar tanto un espectro de excitación como un espectro de fluorescencia.
Al medir los espectros de fluorescencia, la longitud de onda de la luz de excitación se mantiene
constante, de preferencia en una longitud de onda de alta absorción, y el monocromador de
emisión escanea el espectro. Para medir los espectros de excitación, la longitud de onda que
pasa a través del filtro o monocromador de emisión se mantiene constante y el
monocromador de excitación va escaneando. El espectro de excitación generalmente es
idéntico al espectro de absorción, ya que la intensidad de la fluorescencia es proporcional a la
absorción.
ANÁLISIS DE LOS DATOS

A bajas concentraciones, la intensidad de fluorescencia es, por lo general, proporcional a la
concentración del fluoróforo.

A diferencia de la espectrometría visible o ultravioleta 'estándar', los espectros independientes
del dispositivo no son fáciles de alcanzar. Son varios los factores que influyen y distorsionan los
espectros, y son necesarias correcciones para lograr el espectro 'verdadero', es decir,
independiente de la máquina.

Los distintos tipos de distorsiones se pueden clasificar en relación al instrumento o a la
muestra. En primer lugar, veamos las distorsiones derivadas del instrumento. Como punto de
partida, la intensidad de las fuentes de luz y las características de la longitud de onda varían
con el tiempo durante cada experimento. Por otra parte, ninguna lámpara tiene una
intensidad constante en todas las frecuencias. Para corregir esto, se puede aplicar un haz
separador después del filtro o monocromador de excitación, para dirigir una porción de luz a
un detector de referencia.

Además, debe tenerse en cuenta el rendimiento de transmisión de los monocromadores y los
filtros, ya que también puede cambiar con el tiempo. La eficacia de la transmisión del
monocromador varía dependiendo de la longitud de onda. Esta es la razón por la que debe
colocarse un detector de referencia después del filtro o monocromador de excitación. El
porcentaje de fluorescencia recogido por el detector también depende del sistema. Por otra
parte, la eficiencia cuántica del detector, es decir, el porcentaje de fotones detectados, varía
entre los diferentes detectores, según la longitud de onda y el tiempo.

La corrección de todos estos factores instrumentales para conseguir un "estándar" del
espectro es un proceso tedioso, que sólo se aplica en la práctica cuando es estrictamente
necesario. Es el caso de las mediciones de rendimiento cuántico o cuando se encuentra la
longitud de onda con la mayor intensidad de emisión, por ejemplo.

Como se mencionó anteriormente, también surgen distorsiones de la muestra. Por lo tanto,
algunos aspectos de la muestra deben tenerse en cuenta también. En primer lugar, la
fotodescomposición puede disminuir la intensidad de fluorescencia con el tiempo. La
dispersión de la luz también debe tenerse en cuenta. Los tipos más importantes de dispersión
en este contexto son la dispersión de Rayleigh y la de Raman. La luz dispersa por dispersión de
Rayleigh tiene la misma longitud de onda que la luz incidente, mientras que en la dispersión
Raman la luz cambia a longitudes de onda más largas. La dispersión de Raman es el resultado
de un estado electrónico virtual inducido por la luz de excitación. A partir de este estado
virtual, las moléculas pueden volver a un nivel vibracional distinto del estado basal. En los
espectros de fluorescencia siempre se observa una diferencia de número de onda constante
en relación con la excitación; por ejemplo, en el agua el pico aparece a un número de onda
3600 cm-1 inferior a la luz de excitación.

Otros aspectos a considerar son los efectos del filtro interior. Estos incluyen la reabsorción,
que ocurre porque otra molécula o parte de una macromolécula absorbe las longitudes de
onda en la que el fluoróforo emite radiación. Si este es el caso, una parte o la totalidad de los
fotones emitidos por el fluoróforo pueden ser absorbidos de nuevo. Otro efecto del filtro
interno se produce a causa de las altas concentraciones de absorción de las moléculas,
incluyendo el fluoróforo. El resultado es que la intensidad de excitación de la luz no es
constante a lo largo de la solución. Como resultado, sólo un pequeño porcentaje de la luz de
excitación llega a los fluoróforos que son visibles para el sistema de detección. Los efectos del
filtro interior cambian el espectro y la intensidad de la luz emitida y, por tanto, deben ser
considerados al analizar el espectro de emisión de luz fluorescente.
APLICACIONES

La espectrometría de fluorescencia se utiliza en análisis bioquímicos, médicos, químicos y de
investigación de compuestos orgánicos. También se ha utilizado para diferenciar los tumores
malignos de piel de los benignos.

La fluorescencia también puede utilizarse para reorientar los fotones.
Fluorescencia del triptófano

Este tipo de fluorescencia es una prueba importante que puede ser usada para estimar la
naturaleza del microambiente del triptófano (un aminoácido). Cuando se realizan
experimentos con desnaturalizantes, surfactantes u otras moléculas anfifílicas, el
microambiente del triptófano puede cambiar. Por ejemplo, si una proteína que contiene un
único triptófano en su núcleo "hidrofóbico" se desnaturaliza con el aumento de temperatura,
aparece un cambio de color en el espectro de emisión del rojo. Esto se debe a la exposición del
triptófano a un medio ambiente acuoso en contraposición a una proteína hidrofóbica interior.
En contraste, la adición de un tensioactivo a una proteína que contiene triptófano, que se
encuentra expuesto al solvente acuoso, causará un cambio al espectro azul de emisión si el
triptófano está incrustado en la vesícula o micela de surfactante. Las proteínas que carecen de
triptófano puede ser enlazadas a un fluoróforo.

A 295 nm, el espectro de emisión del triptófano es dominante sobre la fluorescencia más débil
de la tirosina y fenilalanina.
Espectrometría de rayos X

La espectrometría de rayos X es un conjunto de técnicas espectroscópicas para la
determinación de la estructura electrónica de materiales mediante el uso de excitación por
rayos X.
ESPECTROMETRÍA DE EMISIÓN POR RAYOS X

Karl Manne Georg Siegbahn de Uppsala, Suecia (Premio Nobel 1924), fue uno de los pioneros
en el desarrollo de rayos X espectrometría de emisión (también llamado X-espectroscopía de
fluorescencia de rayos). Midió las longitudes de onda de los rayos X en muchos elementos de
alta precisión, utilizando electrones de alta energía como fuente de excitación.

Los rayos X intensos y de longitud de onda sintonizable son típicamente generados con
sincrotrones. En un material, los rayos X pueden sufrir una pérdida de energía en comparación
con el haz de luz que entra. Esta pérdida de energía del haz re-emergente refleja una
excitación interna del sistema atómico, de forma análoga a la conocida espectrometría Raman
que se utiliza ampliamente en la región óptica.

En la región de los rayos X hay suficiente energía para producir cambios en el estado
electrónico (transiciones entre orbitales, lo que contrasta con la región óptica, donde la
pérdida de energía es a menudo debida a los cambios en el estado de rotación o los grados de
libertad vibracionales). Por ejemplo, en la región ultraligera de los rayos X (por debajo de
aproximadamente 1 k eV), las excitaciones de los campos cristalinos dan lugar a la pérdida de
energía.

Podemos pensar en el proceso fotón-dentro-fotón-fuera como un evento de dispersión.
Cuando la energía del rayo X corresponde a la energía de enlace de un nivel electrónico básico,
este proceso de dispersión potencia su resonancia en muchos órdenes de magnitud. Este tipo
de espectrometría de emisión de rayos X se conoce a menudo como dispersión inelástica
resonante de rayos X (RIXS).

Debido a la amplia separación de energías orbitales de los niveles básicos, es posible
seleccionar un determinado átomo de interés. Así, se puede obtener información valiosa sobre
la estructura electrónica local de sistemas complejos, y los cálculos teóricos son relativamente
sencillos de realizar.
Instrumentos

Existen varios diseños eficientes para analizar un espectro de emisión de rayos X en la región
de los rayos X ultra ligeros. La cifra de valor para estos instrumentos es el rendimiento
espectral, es decir, el producto de la intensidad detectada y el poder de resolución espectral.
Por lo general, es posible cambiar los parámetros dentro de un cierto rango, mientras se
mantiene su producto constante.

Espectrómetros de rejilla

Normalmente, los rayos X que emergen de una muestra deben pasar una hendidura que
define la fuente, y luego los elementos ópticos (espejos y/o rejillas) los dispersan por
difracción según su longitud de onda y, por último, se coloca un detector en sus puntos
focales.

Monturas de rejilla esférica

Henry Augustus Rowland (1848-1901) desarrolló un instrumento que permitía el uso de un
solo elemento óptico que combina la difracción y la concentración: una rejilla esférica. La
reflectividad de los rayos X es baja, independientemente del material utilizado y, por tanto, la
incidencia sobre la rejilla es necesaria.

Imaginemos un círculo con la mitad del radio R tangente al centro de la superficie de la rejilla.
Este pequeño círculo se llama círculo de Rowland. Si la hendidura de entrada están en
cualquier parte de este círculo, un haz de luz que pase por la hendidura y golpee la rejilla se
dividirá en un haz reflejado especularmente, y en haces de todos los órdenes de difracción,
que van a concentrarse en determinados puntos en el mismo círculo.

Monturas de hendidura plana

Los espectrómetros de hendidura plana son similares a los espectrómetros ópticos. En primer
lugar necesita una óptica que convierta los rayos divergentes emitidos por la fuente de rayos X
en un haz paralelo. Esto puede lograrse mediante la utilización de un espejo parabólico. Los
rayos paralelos que salen de este espejo golpean una rejilla plana (con una distancia de ranura
constante) en el mismo ángulo, y son difractados en función de su longitud de onda. Un
segundo espejo parabólico, a continuación, recoge los rayos difractados en un cierto ángulo y
crea una imagen en un detector. Un espectro dentro de un determinado rango de longitud de
onda puede ser registrado simultáneamente usando un detector sensible de posición
bidimensional tal como una placa fotomultiplicadora de microcanal o un chip CCD sensible a
los rayos X (también se pueden utilizar placas de película fotográfica).

Interferómetros

En lugar de utilizar el concepto de interferencia de haz múltiple que producen las rejillas, se
puede dejar simplemente que dos rayos interfieran. Registrando la intensidad de dos de esos
rayos co-lineales en algún punto fijo y cambiando su fase relativa, se obtiene una intensidad
del espectro en función de la diferencia de longitud de ruta. Se puede demostrar que esto es
equivalente a una transformada de Fourier del espectro en función de la frecuencia. La mayor
frecuencia registrable de dicho espectro depende del tamaño mínimo de paso elegido en la
exploración y de la resolución de frecuencia (es decir, cómo de bien una cierta onda puede
definirse en términos de su frecuencia). Esta última característica permite un diseño mucho
más compacto para lograr alta resolución que para un espectrómetro de rejilla, porque las
longitudes de onda de los rayos X son pequeñas en comparación con las diferencias de
longitud de ruta alcanzables.
Espectrometría de absorción atómica

En química analítica, la espectrometría de absorción atómica es una técnica para determinar
la concentración de un elemento metálico determinado en una muestra. Puede utilizarse para
analizar la concentración de más de 62 metales diferentes en una solución.

Aunque la espectrometría de absorción atómica data del siglo XIX, la forma moderna fue
desarrollada en gran medida durante la década de los 50 por un equipo de químicos de
Australia, dirigidos por Alan Walsh.
PRINCIPIOS EN LOS QUE SE BASA

La técnica hace uso de la espectrometría de absorción para evaluar la concentración de un
analito en una muestra. Se basa en gran medida en la ley de Beer-Lambert.

En resumen, los electrones de los átomos en el atomizador pueden ser promovidos a orbitales
más altos por un instante mediante la absorción de una cantidad de energía (es decir, luz de
una determinada longitud de onda). Esta cantidad de energía (o longitud de onda) se refiere
específicamente a una transición de electrones en un elemento particular, y en general, cada
longitud de onda corresponde a un solo elemento.

Como la cantidad de energía que se pone en la llama es conocida, y la cantidad restante en el
otro lado (el detector) se puede medir, es posible, a partir de la ley de Beer-Lambert, calcular
cuántas de estas transiciones tienen lugar, y así obtener una señal que es proporcional a la
concentración del elemento que se mide.
INSTRUMENTOS

Para analizar los constituyentes atómicos de una muestra es necesario atomizarla. La muestra
debe ser iluminada por la luz. Finalmente, la luz es transmitida y medida por un detector. Con
el fin de reducir el efecto de emisión del atomizador (por ejemplo, la radiación de cuerpo
negro) o del ambiente, normalmente se usa un espectrómetro entre el atomizador y el
detector.

Tipos de atomizadores

Para atomizar la muestra normalmente se usa una llama, pero también pueden usarse otros
atomizadores como el horno de grafito o los plasmas, principalmente los plasmas de
acoplamiento inductivo.

Cuando se usa una llama, se dispone de tal modo que pase a lo largo lateralmente (10 cm) y no
en profundidad. La altura de la llama sobre la cabeza del quemador se puede controlar
mediante un ajuste del flujo de mezcla de combustible. Un haz de luz pasa a través de esta
llama en el lado más largo del eje (el eje lateral) e impacta en un detector.

Análisis de los líquidos

Una muestra de líquido normalmente se convierte en gas atómico en tres pasos:

1. Desolvación. El líquido disolvente se evapora, y la muestra permanece seca.
2. Vaporización. La muestra sólida se evapora a gas.
3. Atomización. Los compuestos que componen la muestra se dividen en átomos libres.

Fuentes de luz

La fuente de luz elegida tiene una anchura espectral más estrecha que la de las transiciones
atómicas.

* Lámparas de cátodo hueco. En su modo de funcionamiento convencional, la luz es producida
por una lámpara de cátodo hueco. En el interior de la lámpara hay un cátodo cilíndrico de
metal que contiene el metal de excitación, y un ánodo. Cuando un alto voltaje se aplica a
través del ánodo y el cátodo, los átomos de metal en el cátodo se excitan y producen luz con
una determinada longitud de onda. El tipo de tubo catódico hueco depende del metal que se
analiza. Para analizar la concentración de cobre en un mineral, se utiliza un tubo catódico de
cobre, y así para cualquier otro metal que se analice.

* Lásers de diodo. La espectrometría de absorción atómica también puede ser llevada a cabo
mediante láser, principalmente un láser de diodo, ya que sus propiedades son apropiadas para
la espectrometría de absorción láser. La técnica se denomina espectrometría de absorción
atómica por láser de diodo (DLAAS o DLAS), o bien, espectrometría de absorción por
modulación de longitud de onda.
MÉTODOS DE CORRECCIÓN DE FONDO

El estrecho ancho de banda de las lámparas catódicas huecas hace que sea raro el
solapamiento espectral. Es decir, es poco probable que una línea de absorción de un elemento
se solape con otra. La emisión molecular es mucho más amplia, por lo que es más probable
que algunas bandas de absorción molecular se superpongan con una línea atómica. Esto puede
resultar en una absorción artificialmente alta y un cálculo exagerado de la concentración en la
solución. Se utilizan tres métodos para corregir esto:

* Corrección de Zeeman. Se usa un campo magnético para dividir la línea atómica en dos
bandas laterales. Estas bandas laterales están lo suficientemente cerca de la longitud de onda
original como para solaparse con las bandas moleculares, pero están lo suficientemente lejos
como para no coincidir con las bandas atómicas. Se puede comparar la absorción en presencia
y ausencia de un campo magnético, siendo la diferencia la absorción atómica de interés.

* Corrección de Smith-Hieftje (inventada por Stanley B. Smith y Gary M. Hieftje) - La lámpara
catódica hueca genera pulsos de alta corriente, provocando una mayor población de átomos y
auto-absorción durante los pulsos. Esta auto-absorción provoca una ampliación de la línea y
una reducción de la intensidad de la línea a la longitud de onda original.

* Lámpara de corrección de deuterio. En este caso, se usa una fuente de amplia emisión (una
lámpara de deuterio), para medir la emisión de fondo. El uso de una lámpara separada hace de
este método el menos exacto, pero su relativa simplicidad (y el hecho de que es el más antiguo
de los tres) lo convierte en el más utilizado.
Espectrometría de emisión

La espectrometría de emisión es una técnica espectroscópica que analiza las longitudes de
onda de los fotones emitidos por los átomos o moléculas durante su transición desde un
estado excitado a un estado de inferior energía. Cada elemento emite un conjunto
característico de longitudes de onda discretas en función de su estructura electrónica.
Mediante la observación de estas longitudes de onda puede determinarse la composición
elemental de la muestra. La espectrometría de emisión se desarrolló a finales del siglo 19, y los
esfuerzos teóricos para explicar los espectros de emisión atómica condujeron a la mecánica
cuántica.

Hay muchas maneras en que los átomos pueden ser llevados a un estado excitado. El método
más simple es calentar la muestra a una temperatura alta, produciéndose las excitaciones
debido a las colisiones entre átomos de la muestra. Este método se utiliza en la espectrometría
de emisión de llama, y fue también el método utilizado por Anders Jonas Ångström cuando
descubrió el fenómeno de las líneas de emisión discretas en 1850.

A pesar de que las líneas de emisión están causadas por una transición entre estados
energéticos cuantizados, y pueden ser muy agudas a primera vista, tienen una anchura finita;
es decir, se componen de más de una longitud de onda de luz. Esta ampliación de la línea
espectral tiene muchas causas diferentes.

Las líneas de emisión en los gases calientes fueron descubiertas por Ångström, y la técnica fue
desarrollada por David Alter, Gustav Kirchhoff y Robert Bunsen.

La espectrometría de emisión suele llamarse a menudo espectrometría de emisión óptica,
debido a la naturaleza de la luz que se emite.
TÉCNICA EXPERIMENTAL EN LA ESPECTROMETRÍA DE EMISIÓN POR
LLAMA

La solución que contiene la sustancia que va a ser analizada se conduce al quemador y se
dispersa en la llama como un spray fino. El solvente se evapora en primer lugar, dejando
partículas sólidas finamente divididas que se desplazan a la región más caliente de la llama,
donde se producen átomos e iones gaseosos. Los electrones son entonces excitados, tal como
se describió más arriba. Es común usar un monocromador para permitir una detección fácil.

En un nivel simple, la espectrometría de emisión por llama se puede observar utilizando sólo
un mechero Bunsen y muestras de metales. Por ejemplo, el metal sodio colocado en la llama
se iluminará de amarillo, el metal calcio de rojo y el cobre creará una llama verde.

Hay cuatro etapas principales durante la espectrometría de emisión por llama:

1. Evaporación: La muestra que contiene partículas metálicas se deshidrata por el calor de la
llama, y el disolvente se evapora.

2. Atomización: En esta etapa, los iones metálicos que se encontraban en el disolvente se
reducen a átomos de metal. Por ejemplo, Mg2 + (aq) + 2e → Mg (g). Los electrones en los
átomos de metal absorben la energía del calor de la llama y pasan a niveles más altos de
energía.

3. Excitación: Los electrones en estado basal de los átomos de metal son ahora capaces de
absorber la energía del calor de la llama. El cuanto (cantidad) de energía absorbido depende
de las fuerzas electrostáticas de atracción entre los electrones con carga negativa y el núcleo
de carga positiva. Esto, a su vez, depende del número de protones en el núcleo. Como los
electrones absorben energía, se desplazan a niveles más altos de la energía y pasan a estado
excitado.

4. Emisión de radiación: Los electrones en estado excitado son muy inestables y se mueven
hacia un estado basal con bastante rapidez. Cuando lo hacen, emiten la energía que
absorbieron. Para algunos metales, esta radiación corresponde a longitudes de onda de luz en
la región visible del espectro electromagnético, y se observan como un color característico del
metal. Como los electrones de diferentes niveles de energía son capaces de absorber luz, el
color de la llama será una mezcla de todas las diferentes longitudes de onda emitidas por los
distintos electrones en el átomo de metal que se investiga.
Espectrometría ultravioleta-visible

La espectrometría ultravioleta-visible o espectrofotometría UV-Vis implica la espectroscopia
de fotones en la región de radiación ultravioleta-visible. Utiliza la luz en los rangos visible y
adyacentes (el ultravioleta (UV) cercano y el infrarrojo (IR) cercano.
En esta región del espectro electromagnético, las moléculas se someten a transiciones
electrónicas.

Esta técnica es complementaria de la espectrometría de fluorescencia, que trata con
transiciones desde el estado excitado al estado basal, mientras que la espectrometría de
absorción mide transiciones desde el estado basal al estado excitado.
APLICACIONES

La espectrometría UV/Vis se utiliza habitualmente en la determinación cuantitativa de
soluciones de iones metálicos de transición y compuestos orgánicos muy conjugados.

Soluciones de iones metálicos de transición

Las soluciones de iones metálicos de transición pueden ser coloreadas (es decir, absorben la
luz visible) debido a que los electrones en los átomos de metal se pueden excitar desde un
estado electrónico a otro. El color de las soluciones de iones metálicos se ve muy afectado por
la presencia de otras especies, como algunos aniones o ligandos. Por ejemplo, el color de una
solución diluida de sulfato de cobre es muy azul; agregando amoníaco se intensifica el color y
cambia la longitud de onda de absorción máxima.

Compuestos orgánicos

Los compuestos orgánicos, especialmente aquellos con un alto grado de conjugación, también
absorben luz en las regiones del espectro electromagnético visible o ultravioleta. Los
disolventes para estas determinaciones son a menudo el agua para los compuestos solubles en
agua, o el etanol para compuestos orgánicos solubles. Los disolventes orgánicos pueden tener
una significativa absorción de UV, por lo que no todos los disolventes son adecuados para su
uso en espectrometría UV. El etanol absorbe muy débilmente en la mayoría de longitudes de
onda. La polaridad y el pH del disolvente pueden afectar la absorción del espectro de un
compuesto orgánico. La tirosina, por ejemplo, aumenta su máximo de absorción y su
coeficiente de extinción molar cuando aumenta el pH de 6 a 13, o cuando disminuye la
polaridad de los disolventes.

Aunque los complejos de transferencia de carga también dan lugar a colores, éstos son a
menudo demasiado intensos para ser usados en mediciones cuantitativas.

La ley de Beer-Lambert establece que la absorbancia de una solución es directamente
proporcional a la concentración de la solución. Por tanto, la espectrometría UV/VIS puede
usarse para determinar la concentración de una solución. Es necesario saber con qué rapidez
cambia la absorbancia con la concentración. Esto puede ser obtenido a partir de referencias
(las tablas de coeficientes de extinción molar) o, con más exactitud, determinándolo a partir de
una curva de calibración.

El espectrofotómetro UV/Vis puede utilizarse como detector para la Cromatografía Líquida de
Alta Resolución (CLAR). La presencia de un analito da una respuesta que puede ser
proporcional a la concentración. Para resultados precisos, la respuesta del instrumento al
analito debe compararse con la respuesta a un estándar, lo que es muy similar al uso de curvas
de calibración. La respuesta (por ejemplo, el pico de altura) para un concentración particular
se conoce como factor de respuesta.
LEY DE BEER-LAMBERT

La espectrometría UV-Vis se utiliza con mayor frecuencia en forma cuantitativa para
determinar las concentraciones de especies absorbentes en solución, usando la Ley de Beer-
Lambert:

-

donde A es la absorbancia medida, I0 es la intensidad de la luz incidente a una determinada
longitud de onda, I es la intensidad de transmisión, L la longitud de ruta a través de la muestra,
y c la concentración de las especies absorbentes. Para cada especie y longitud de onda, ε es
una constante conocida como absortividad molar o coeficiente de extinción. Esta constante es
una propiedad fundamental molecular en un solvente dado, a una temperatura y presión
particular, y tiene como unidades 1/M * cm o, a menudo, U/M * cm.

La absorbancia y extinción ε a veces son definidas en términos de logaritmo natural en lugar de
logaritmo de base 10.

La ley de Beer-Lambert es útil para la caracterización de muchos compuestos, pero no sirve
como relación universal para la concentración y absorción de todas las sustancias. En
moléculas complejas de gran tamaño, como los tintes orgánicos (Xylenol Naranja o Rojo
Neutro, por ejemplo), a veces se encuentra una relación polinómica de segundo orden entre la
absorción y la concentración.
ESPECTROFOTÓMETRO ULTRAVIOLETA-VISIBLE

El instrumento utilizado en la espectrometría ultravioleta-visible se llama espectrofotómetro
UV-Vis. Mide la intensidad de luz que pasa a través de una muestra (I), y la compara con la
intensidad de luz antes de pasar a través de la muestra (Io). La relación I / Io se llama
transmitancia, y se expresa habitualmente como un porcentaje (%T). La absorbancia (A) se
basa en la transmisión:

A = - log (%T)

Las partes básicas de un espectrofotómetro son una fuente de luz (a menudo una bombilla
incandescente para las longitudes de onda visibles, o una lámpara de arco de deuterio en el
ultravioleta), un soporte para la muestra, una rejilla de difracción o monocromador para
separar las diferentes longitudes de onda de la luz, y un detector. El detector suele ser un
fotodiodo o un CCD. Los fotodiodos se usan con monochomadores, que filtran la luz de modo
que una sola longitud de onda alcanza el detector. Las rejillas de difracción se utilizan con
CCDs, que recogen la luz de diferentes longitudes de onda en píxeles.

Un espectrofotómetro puede ser único o de doble haz. En un instrumento de un solo haz
(como el Spectronic 20), toda la luz pasa a través de la célula muestra. La Io debe medirse
retirando la muestra. Este fue el primer diseño, y todavía está en uso en la enseñanza y
laboratorios industriales.

En un instrumento de doble haz, la luz se divide en dos haces antes de llegar a la muestra. Un
haz se utiliza como referencia, y el otro haz de luz pasa a través de la muestra. Algunos
instrumentos de doble haz tienen dos detectores (fotodiodos), y el haz de referencia y el de la
muestra se miden al mismo tiempo. En otros instrumentos, los dos haces pasan a través de un
bloqueador que impide el paso de un haz. El detector alterna entre la medida del haz de
muestra y la del haz de referencia.

Las muestras para espectrofotometría UV-Vis suelen ser líquidas, aunque la absorbancia de los
gases e incluso de los sólidos también puede medirse. Las muestras suelen ser colocadas en
una célula transparente, conocida como cubeta. Las cubetas suelen ser rectangulares, con una
anchura interior de 1 cm. Esta anchura se convierte en la longitud de ruta, L, en la Ley de Beer-
Lambert. También se pueden usar tubos de ensayo como cubetas en algunos instrumentos.
Las mejores cubetas están hechas con cuarzo de alta calidad, aunque son comunes las de
vidrio o plástico. El cristal y la mayoría de los plásticos absorben en el UV, lo que limita su
utilidad para longitudes de onda visibles.
ESPECTRO ULTRAVIOLETA-VISIBLE

Un espectro ultravioleta-visible es esencialmente un gráfico de absorbancia de luz frente a una
longitud de onda en el rango del ultravioleta o la luz visible. Este espectro puede ser producido
directamente con los espectrofotómetros más sofisticados, o bien pueden registrarse los datos
de una sola longitud de onda con los instrumentos más simples. La longitud de onda se
representa con el símbolo λ. Del mismo modo, para una determinada sustancia, puede hacerse
un gráfico estándar del coeficiente de extinción (ε) frente a la longitud de onda (λ). Este gráfico
estándar sería efectivamente "la concentración corregida" y, por tanto, independiente de la
concentración. Para una sustancia determinada, la longitud de onda en la cual se produce el
máximo de absorbancia en el espectro se llama λ max, y se pronuncia "lambda-max".

Las reglas de Woodward-Fieser son un conjunto de observaciones empíricas que pueden
utilizarse para predecir λ max, la longitud de onda de la absorción UV-Vis, para compuestos
orgánicos conjugados como dienos y cetonas.

Las longitudes de onda de los picos de absorción pueden correlacionarse con los tipos de
enlace en una determinada molécula, y son valiosos para determinar los grupos funcionales
dentro de la molécula. La absorción UV-Vis no es, sin embargo, una prueba específica para
ningún compuesto determinado. La naturaleza del disolvente, el pH de la solución, la
temperatura, la concentración de electrolitos, y la presencia de sustancias interferentes
pueden influir en los espectros de absorción de los compuestos, así como las variaciones en la
anchura de la hendidura (ancho de banda efectivo) en el espectrofotómetro.
Espectrometría infrarroja

La espectrometría de infrarrojos (espectroscopia IV) es un tipo de espectrometría de
absorción que utiliza la región infrarroja del espectro electromagnético. Como las demás
técnicas espectroscópicas, puede ser utilizada para identificar un compuesto o investigar la
composición de una muestra.

La espectrometría infrarroja se basa en el hecho de que los enlaces químicos de las sustancias
tienen frecuencias de vibración específicas, que corresponden a los niveles de energía de la
molécula. Estas frecuencias dependen de la forma de la superficie de energía potencial de la
molécula, la geometría molecular, las masas atómicas y, posiblemente, el acoplamiento
vibracional.

Si la molécula recibe luz con la misma energía de esa vibración, entonces la luz será absorbida
si se dan ciertas condiciones. Para que una vibración aparezca en el espectro infrarrojo, la
molécula debe someterse a un cambio en su momento dipolar durante la vibración. En
particular, una aproximación de Born-Oppenheimer y aproximaciones armónicas; es decir,
cuando el hamiltoniano molecular correspondiente al estado electrónico estándar puede ser
aproximado por un oscilador armónico cuántico en las cercanías de la geometría molecular de
equilibrio, las frecuencias vibracionales de resonancia son determinadas por los modos
normales correspondientes a la superficie de energía potencial del estado electrónico
estándar. No obstante, las frecuencias de resonancia pueden estar, en una primera
aproximación, en relación con la longitud del enlace y las masas de los átomos en cada
extremo del mismo. Los enlaces pueden vibrar de seis maneras: estiramiento simétrico,
estiramiento asimétrico, tijeras, rotación, giro y wag.

Con el fin de hacer medidas en una muestra, se transmite un rayo monocromo de luz infrarroja
a través de la muestra, y se registra la cantidad de energía absorbida. Repitiendo esta
operación en un rango de longitudes de onda de interés (por lo general, 4000-400 cm
-1
) se
puede construir un gráfico. Al examinar el gráfico de una sustancia, un usuario experimentado
puede obtener información sobre la misma.

Esta técnica funciona casi exclusivamente en enlaces covalentes, y se usa mucho en química,
en especial en química orgánica. Se pueden generar gráficos bien resueltos con muestras de
una sola sustancia de gran pureza. Sin embargo, la técnica se utiliza habitualmente para la
identificación de mezclas complejas.
PREPARACIÓN DE LA MUESTRA

Las muestras líquidas pueden ser prensadas entre dos planchas de una sal de alta pureza
(como el cloruro de sodio). Estas placas deben ser transparentes a la luz infrarroja para no
introducir ninguna línea en el espectro de la muestra. Las placas obviamente son solubles en
agua, por lo que la muestra, los reactivos de lavado y el medio deben ser anhidros (es decir, sin
agua).

Las muestras sólidas se preparan mezclando una cierta cantidad de muestra con una sal
altamente purificada (por lo general bromuro de potasio). Esta mezcla se tritura y se prensa
con el fin de formar una pastilla por la que pueda pasar la luz. La pastilla necesita ser prensada
a altas presiones para asegurar que sea translúcida, pero esto no puede lograrse sin un equipo
adecuado (por ejemplo, una prensa hidráulica). Al igual que el cloruro de sodio, el bromuro de
potasio no absorbe la radiación infrarroja, por lo que las únicas líneas espectrales provendrán
del analito.
MÉTODO TÍPICO

Un haz de luz infrarroja es generado y dividido en dos rayos. Uno pasa por la muestra, y el otro
por una referencia que suele ser la sustancia en la que está disuelta o mezclada la muestra.
Ambos haces se reflejan de vuelta al detector, pero primero pasan a través del separador, que
alterna rápidamente cuál de los dos rayos entra en el detector. Las dos señales se comparan y,
a continuación, se registran los datos.

Hay dos razones por las que se utiliza una referencia:

* Evita que las fluctuaciones de energía eléctrica de la fuente afecten a los resultados finales,
ya que tanto la muestra como la referencia se ven afectadas del mismo modo. Por esa misma
razón, también impide la influencia de variaciones sobre el resultado final, debido al hecho de
que la fuente no necesariamente emite la misma intensidad de luz para todas las longitudes de
onda
* Permite que los efectos del disolvente se anulen, porque la referencia es normalmente la
forma pura del disolvente en el que se encuentra.
USOS Y APLICACIONES

La espectrometría infrarroja se utiliza ampliamente tanto en la industria como en la
investigación científica, porque es una técnica rápida y fiable para medidas, control de calidad
y análisis dinámicos. Los instrumentos actuales son pequeños y pueden ser transportados,
incluso para tomar medidas de campo. Con los avances en tecnología de filtrado
computacional y la manipulación de los resultados, se pueden medir con precisión las
muestras en una solución (el agua produce una banda larga de absorbancia en el rango de
interés, lo que daría un espectro ilegible sin dicho tratamiento computacional). Algunas
máquinas incluso dicen automáticamente qué sustancia está siendo analizada a través de
miles de espectros de referencia almacenados en la memoria.

Haciendo medidas a una frecuencia específica a través del tiempo, se pueden seguir los
cambios en la naturaleza o la cantidad de un enlace en particular, lo que es especialmente útil
para medir el grado de polimerización en la fabricación de polímeros. Las máquinas modernas
pueden medir en el rango de interés con gran frecuencia, como 32 veces por segundo. Esto se
puede hacer mientras se toman medidas simultáneas con otras técnicas. Así las observaciones
de reacciones químicas son procesadas con mayor rapidez, y de forma más precisa y exacta.
ESPECTROMETRÍA DE INFRARROJOS POR TRANSFORMADA DE
FOURIER

La espectrometría infrarroja por transformada de Fourier (FTIV) es una técnica de análisis para
obtener el espectro infrarrojo con mayor rapidez. En lugar de registrar los datos variando la
frecuencia de luz infrarroja monocromática, se guía la luz IV (con todas las longitudes de onda
de pista utilizada) a través de un interferómetro. Después de pasar por la muestra, la señal
medida da el interferograma. La realización de una transformada de Fourier de la señal
produce un espectro idéntico al de la espectrometría infrarroja convencional (dispersiva).

Los espectrofotómetros FTIV son más baratos que los convencionales, porque es más simple
construir un interferómetro que un monocromador. Además, la medida de un solo espectro es
mucho más rápida en esta técnica, debido a que la información de todas las frecuencias se
toman al mismo tiempo. Esto permite hacer múltiples lecturas de una sola muestra y obtener
un promedio, lo que aumenta la sensibilidad del análisis. Debido a sus múltiples ventajas, casi
todos los modernos espectrofotómetros de infrarrojos son FTIV.

Espectrometría Raman

La espectrometría Raman es una técnica espectroscópica utilizada en física de la materia
condensada y también en química para el estudio de los modos vibracionales, rotacionales y
otros de baja frecuencia en un sistema. Se basa en la dispersión inelástica, o dispersión Raman,
de la luz monocromática, que por lo general procede de un láser en el rango visible, infrarrojo
cercano, o ultravioleta cercano. La luz láser interactúa con fonones u otras excitaciones en el
sistema, por lo que la energía de los fotones láser se desplaza hacia arriba o hacia abajo.

Normalmente, la muestra se ilumina con un rayo láser. La luz del punto iluminado se recoge
con una lente y se envía a través de un monocromador. Las longitudes de onda cercanas a la
línea láser, debidas a la dispersión elástica de Rayleigh, son filtradas, mientras que el resto de
la luz recogida se dispersa en un detector.

La dispersión Raman espontánea es generalmente muy débil, y como resultado la principal
dificultad de la espectrometría Raman es separar la luz débil dispersada inelásticamente de la
luz intensa láser por dispersión de Rayleigh. Históricamente, los espectrómetros Raman
utilizaban rejillas de difracción holográfica y múltiples etapas de dispersión para lograr un alto
grado de rechazo láser. En el pasado, los detectores de elección para las configuraciones de
dispersión Raman eran los fotomultiplicadores, lo que daba lugar a largos tiempos de
adquisición. Sin embargo, la instrumentación moderna en casi todo el mundo emplea filtros de
muesca o borde para rechazar el láser, así como espectrógrafos y detectores CCD.

Hay diferentes tipos avanzados de espectrometría Raman, como la de superficie potenciada, la
polarizada, la estimulada, la de transmisión, la compensada espacialmente y la híper-Raman.
TEORÍA BÁSICA

El efecto Raman se produce cuando la luz incide sobre una molécula e interactúa con la nube
de electrones de los átomos de esa molécula. El fotón incidente excita uno de los electrones a
un estado virtual. La molécula se excita desde el estado basal a un estado de energía virtual, y
se relaja a un estado vibracional excitado, lo que genera la dispersión de Raman Stokes. Si la
molécula ya se encontraba en un estado elevado de energía vibracional, la dispersión Raman
se llama entonces dispersión Raman anti-Stokes.

Para que la molécula exhiba el efecto Raman es necesario un desplazamiento en la
polarizabilidad molecular, o cantidad de deformación de la nube de electrones con respecto a
la coordenada vibracional. La cantidad del desplazamiento de polarizabilidad determinará la
intensidad de la dispersión Raman, siempre que el desplazamiento Raman sea igual al nivel
vibracional que está involucrado.
HISTORIA

Aunque la dispersión inelástica de la luz la predijo Smekal en 1923, no fue hasta 1928 cuando
se observó en la práctica. El efecto Raman fue nombrado después de que uno de sus
descubridores, el científico indio Sir CV Raman, observara el efecto por medio de la luz del sol
(en 1928, junto con KS Krishnan e independientemente de Grigory Landsberg y Leonid
Mandelstam). Raman ganó el Premio Nobel de Física en 1930 por este descubrimiento,
realizado utilizando la luz del sol, un filtro fotográfico de banda estrecha para crear luz
monocromática y un filtro "cruzado" para bloquear esta luz monocromática.

Posteriormente, el arco de mercurio se convirtió en la principal fuente de luz, primero con
detección fotográfica y, a continuación, con detección espectrofotométrica. En la actualidad,
se utilizan láseres como fuentes de luz.
APLICACIONES

La espectrometría Raman se utiliza comúnmente en química, ya que la información vibracional
es muy específica para los enlaces químicos de las moléculas. Por lo tanto, proporciona una
huella dactilar de la molécula que puede ser identificada. La región de huella digital de las
moléculas orgánicas está en el rango de 500-2000 cm -1. Otra forma de uso de la técnica es el
estudio de cambios en las uniones químicas, por ejemplo cuando un sustrato se añade a una
enzima.

Los analizadores de gases Raman tienen muchas aplicaciones prácticas. Por ejemplo, se usan
en medicina para el seguimiento en tiempo real de las mezclas de gases respiratorios y la
anestesia durante la cirugía.

En física del estado sólido, la espectrometría Raman espontánea se utiliza para, entre otras
cosas, caracterizar los materiales, medir la temperatura, y encontrar la orientación
cristalográfica de una muestra.

Al igual que ocurre con moléculas individuales, un material sólido tiene modos de fonón
característicos que pueden ayudar a identificarlo. Además, la espectrometría Raman se puede
utilizar para observar otras excitaciones de baja frecuencia en los sólidos, como plasmones,
magnones, y excitaciones de brecha en superconductores.

La señal Raman espontánea proporciona información sobre la población de un modo fonón
determinado en el rango entre la intensidad Stokes (desplazada hacia abajo) y anti-Stokes
(desplazada hacia arriba).

La dispersión Raman mediante un cristal anisotrópico da información sobre la orientación del
cristal. La polarización de la luz de dispersión Raman en relación con el cristal, y la polarización
de la luz láser, pueden utilizarse para conocer la orientación del cristal, siempre que la
estructura cristalina sea conocida.

Las fibras activas Raman, como la aramida y el carbono, tienen modos vibracionales que
muestran un cambio en la frecuencia Raman con estrés aplicado. Las fibras de polipropileno
también exhiben cambios similares.

El modo de respiración radial es una técnica de uso habitual para evaluar el diámetro de los
nanotubos de carbono.

La espectrometría Raman compensada espacialmente (SORS), que es menos sensible a las
capas superficiales que la espectrometría Raman convencional, se puede utilizar para
descubrir la falsificación de medicamentos sin necesidad de abrir su embalaje interior, y para
monitorización no invasiva de tejido biológico.

La espectrometría Raman se puede utilizar también para investigar la composición química de
documentos históricos, como el Libro de Kells, y contribuir al conocimiento de las condiciones
sociales y económicas en el momento en que los documentos fueron producidos. Esto es
especialmente útil porque la espectrometría Raman es una forma no invasiva que permite
preservar este tipo de materiales.
MICROESPECTROMETRÍA RAMAN

La espectrometría Raman ofrece varias ventajas para el análisis microscópico. Dado que se
trata de una técnica de dispersión, las muestras no necesitan ser fijadas o seccionadas. Los
espectros Raman pueden ser obtenidos a partir de un volumen muy bajo (<1 μm de diámetro);
estos espectros permiten la identificación de especies presentes en ese volumen. El agua no
interfiere de manera apreciable. Por lo tanto, la espectroscopia Raman es adecuada para el
examen microscópico de minerales, materiales como cerámica y polímeros, y células y
proteínas. Un microscopio Raman consiste de un microscopio óptico estándar con un láser de
excitación, un monocromador y un detector sensible (como un dispositivo de carga acoplada
(CCD), o un tubo fotomultiplicador (PMT)).

En visualización directa, todo el campo de visión se examina por dispersión sobre una pequeña
gama de números de onda (turnos Raman). Por ejemplo, un número de onda característico
para el colesterol podría ser utilizado para registrar la distribución de colesterol en un cultivo
celular.

El otro enfoque es la visualización hiperespectral o las imágenes químicas, en las que miles de
espectros Raman son adquiridos por todo el campo de visión. Los datos pueden ser utilizados
para generar imágenes que muestran la ubicación y la cantidad de distintos componentes.
Tomando el ejemplo del cultivo celular, una imagen hiperespectral podría mostrar la
distribución de colesterol, así como de proteínas, ácidos nucleicos y ácidos grasos. Las técnicas
sofisticadas de procesamiento de imágenes y señales pueden utilizarse para ignorar la
presencia de agua, los medios de cultivo y otros interferentes.

La microscopía Raman y, en particular, la microscopía confocal, disponen de una resolución
espacial muy alta. Por ejemplo, las resoluciones laterales y de profundidad son de 250 nm y 1,7
μm, respectivamente, utilizando un microespectrómetro confocal Raman con la línea de 632,8
nm de un láser de He-Ne con una abertura de 100 μm de diámetro.

Dado que las lentes objetivo de los microscopios enfocan el rayo láser a varios micrómetros de
diámetro, el resultado del flujo de fotones es mucho mayor que los que se logran en las
configuraciones Raman convencionales. Esto tiene el beneficio añadido de una mayor
desactivación de la fluorescencia. Sin embargo, el alto flujo de fotones también puede causar
la degradación de la muestra, y por esta razón algunas configuraciones requieren un sustrato
que conduzca térmicamente (lo que actúa como un disipador de calor) a fin de mitigar este
proceso.

Mediante el uso de la microespectrometría Raman, se pueden medir los espectros Raman,
resueltos en vivo en el tiempo y el espacio, de regiones microscópicas de la muestra. Como
resultado de esto, puede eliminarse la fluorescencia del agua, el medio y los intermediarios. En
consecuencia, este tipo de espectrometría es apropiada para examinar proteínas, células y
órganos.

Para muestras biológicas y médicas, la microscopía Raman generalmente utiliza láseres de
infrarrojo cercano (diodos de 785 nm y 1064 nm). Esto reduce el riesgo de dañar la muestra
mediante la aplicación de alta potencia. Sin embargo, la intensidad del Raman en infrarrojo
cercano es baja (debido a la dependencia ω -4 de la intensidad de dispersión Raman), y la
mayoría de detectores requieren mucho tiempo de registro. En la actualidad se dispone de
detectores más sensibles, por lo que esta técnica es apropiada para uso general. La
microscopía Raman de muestras inorgánicas, tales como rocas, cerámicas y polímeros, puede
utilizar una gama más amplia de longitudes de onda de excitación.
ANÁLISIS RAMAN POLARIZADO

La polarización de la luz dispersada Raman también contiene información útil. Esta propiedad
puede medirse utilizando un láser de excitación polarizado y un analizador de polarización. Los
espectros adquiridos con el analizador, tanto en perpendicular como en paralelo al plano de
excitación, pueden ser utilizados para calcular el coeficiente de despolarización. El estudio de
la técnica es pedagógicamente útil en la enseñanza de las conexiones entre la teoría de grupos,
la simetría, la actividad Raman y los picos en el espectro Raman correspondiente.

La información espectral que se deriva de este análisis da una idea sobre la orientación
molecular y la simetría vibracional. En esencia, permite al usuario obtener valiosa información
relativa a la forma molecular, por ejemplo, en química sintética o análisis polimórfico. A
menudo se utiliza para entender la orientación macromolecular en entratamados cristalinos,
cristales líquidos o muestras de polímeros.
VARIACIONES DE LA ESPECTROMETRÍA RAMAN

Se han desarrollado diversas variaciones de la espectrometría Raman. El propósito habitual es
aumentar la sensibilidad (por ejemplo, una mayor superficie Raman), para mejorar la
resolución espacial (microscopía Raman), o para adquirir información muy específica
(resonancia Raman).

* Espectrometría Raman de superficie mejorada (SERS). Normalmente se hace en un coloide
de plata o de oro, o en un sustrato que contiene plata u oro. Los plasmones de superficie de
plata y oro son excitados por el láser, lo que resulta en un aumento en los campos eléctricos
que rodean el metal. Teniendo en cuenta que las intensidades Raman son proporcionales a la
intensidad del campo eléctrico, hay un gran aumento de la señal medida (de hasta 10 y 11).
Este efecto fue observado por Fleishman, pero prevaleció la explicación propuesta por Van
Duyne en 1977.

* Hiper-Raman. Un efecto no lineal en el que los modos vibracionales interactúan con el
segundo armónico del haz de excitación. Para ello se requiere una potencia muy alta, pero
permite la observación de los modos vibracionales que son normalmente "silenciosos". A
menudo se basa en una potenciación de tipo SERS para incrementar la sensibilidad.

* Espectrometría Raman de resonancia. La longitud de onda de excitación es equivalente a una
transición electrónica de la molécula o cristal, a fin de que los modos vibracionales asociados
con el estado electrónico excitado se vean muy potenciados. Esto es útil para el estudio de
moléculas grandes, como los polipéptidos, que pueden mostrar cientos de bandas en los
espectros Raman "convencionales". También es útil para asociar los modos normales con sus
cambios de frecuencia observados.

* Espectrometría Raman espontánea. Utilizada para estudiar la dependencia a la temperatura
de los espectros Raman de las moléculas.

* Espectrometría Raman de pinzas ópticas (OTRS). Se utiliza para estudiar partículas
individuales, e incluso procesos bioquímicos en células individuales atrapadas por pinzas
ópticas.

* Espectrometría Raman estimulada. Un pulso de dos colores transfiere la población desde el
estado basal a un estado excitado rovibracional, si la diferencia de energía se corresponde a
una transición Raman permitida. Dos fotones de ionización ultravioleta, aplicados después de
la transferencia de población (pero antes de la relajación), permite registrar el espectro Raman
intra-molecular o inter-molecular de un gas o grupo molecular. Esta es una técnica útil para
observar la dinámica molecular.

* Espectrometría Raman compensada espacialmente (SORS). La dispersión Raman se obtiene
de regiones compensadas lateralmente fuera del punto láser de excitación, lo que disminuye
significativamente las aportaciones de la capa superficial en comparación con la
espectrometría Raman tradicional.

* Espectrometría Raman anti-Stokes coherente (CARS). Se utilizan dos rayos láser para generar
un haz de frecuencia anti-Stokes coherente, que puede ser mejorada mediante resonancia.
Espectrometría de resonancia magnética nuclear

La espectrometría de resonancia magnética nuclear (RMN), más comúnmente conocida como
espectrometría RMN, es una técnica que explota las propiedades magnéticas de ciertos
núcleos. Las aplicaciones más importantes para su uso en química orgánica son la
espectrometría RMN de protones y la de carbono-13. En principio, la RMN es aplicable a
cualquier núcleo que posea espín.

Pueden obtenerse muchos tipos de información mediante un espectro RMN. Al igual que se
utiliza la espectrometría de infrarrojos para identificar grupos funcionales, el análisis de un
espectro RMN unidimensional proporciona información sobre el número y tipo de entidades
químicas en una molécula.

El impacto de la espectrometría RMN en las ciencias naturales ha sido sustancial. Puede
utilizarse, entre otras cosas, para estudiar mezclas de analitos, para comprender efectos
dinámicos como el cambio en la temperatura y los mecanismos de reacción, y es una
herramienta de valor incalculable para la comprensión de la estructura y función de las
proteínas y los ácidos nucleicos. Este tipo de espectrometría se puede aplicar a una amplia
variedad de muestras, tanto en solución como en estado sólido.
TÉCNICAS BÁSICAS DE ESPECTROMETRÍA RMN

Cuando se sitúan dentro de un campo magnético, los núcleos activos de RMN (como el 1 H, o
el 13 C) absorben a una frecuencia característica del isótopo. La frecuencia de resonancia, la
energía de la absorción y la intensidad de la señal son proporcionales a la fuerza del campo
magnético. Por ejemplo, en un campo magnético de 21 Tesla, los protones resuenan a 900
MHz. Es común referirse a un imán de 21 T como imán de 900 MHz, aunque distintos núcleos
resuenan a una frecuencia diferente en este campo.

En el campo magnético terrestre, los mismos núcleos resuenan en frecuencias de audio. Este
efecto se utiliza en los espectrómetros RMN y otros instrumentos. Debido a que estos
instrumentos son fáciles de transportar y baratos, a menudo se utilizan para la enseñanza y el
trabajo de campo.
Desplazamiento químico

Dependiendo del entorno químico local, los diferentes protones en una molécula resuenan a
frecuencias ligeramente diferentes. Dado que tanto este desplazamiento como la frecuencia
de resonancia fundamental son directamente proporcionales a la fuerza del campo magnético,
el desplazamiento de frecuencia se convierte en un campo independiente de valor
adimensional conocido como desplazamiento químico. El desplazamiento químico se reporta
como una medida relativa de algunas frecuencias de resonancia de referencia. (Para los
núcleos 1 H, 13 C, y 29 Si, se usa como referencia el tetrametilsilano o TMS.) Esta diferencia
entre la frecuencia de la señal y la frecuencia de la referencia se divide por la frecuencia de la
señal de referencia para obtener el desplazamiento químico. Los desplazamientos de
frecuencia son muy pequeños en comparación con la frecuencia RMN fundamental. Un
desplazamiento de frecuencia típico podría ser de 100 Hz, en comparación con una frecuencia
RMN fundamental de 100 MHz, por lo que el desplazamiento químico se expresa
generalmente en partes por millón (ppm).

Mediante la comprensión de los diferentes entornos químicos, el desplazamiento químico
puede ser utilizado para obtener información estructural sobre la molécula en una muestra. La
conversión de los datos en bruto a esta información se llama asignación del espectro. Por
ejemplo, para el espectro 1H-RMN del etanol (CH3CH2OH), cabría esperar tres señales
específicas en tres desplazamientos químicos específicos: uno para los grupos CH3, uno para el
grupo CH2 y otro para el grupo OH. Un grupo CH3 típico tiene un desplazamiento de alrededor
de 1 ppm, un CH2 adjunto a un OH tiene un desplazamiento de alrededor de 4 ppm y un OH
tiene un desplazamiento en torno a 2-3 ppm, dependiendo del disolvente utilizado.

A causa del movimiento molecular a temperatura ambiente, los tres protones metilo alcanzan
un promedio durante el curso del experimento RMN (que normalmente requiere unos pocos
milisegundos). Estos protones se degeneran y forman un pico al mismo desplazamiento
químico.

La forma y el tamaño de los picos son indicadores de la estructura química. En el ejemplo
anterior -el espectro de protones de etanol-, el pico de CH3 sería tres veces más grande que el
OH. Del mismo modo, el pico de CH2 sería el doble en tamaño al pico de OH, pero sólo 2/3 del
tamaño del pico de CH3.

El software de análisis moderno permite analizar el tamaño de los picos para comprender
cómo muchos protones dan lugar al pico. Esto se conoce como integración, un proceso
matemático que calcula el área bajo un gráfico (lo que, en esencia, es un espectro). El analista
debe integrar el pico y no medir su altura, porque los picos también tienen anchura y, por
ende, su tamaño depende de su área y no de su altura. Sin embargo, cabe mencionar que el
número de protones, o cualquier otro núcleo observado, es sólo proporcional a la intensidad, o
integral, de la señal RMN, en los experimentos RMN unidimensionales más simples. En
experimentos más elaborados, como los que suelen utilizarse para obtener el espectro RMN
del carbono-13, la integral de las señales depende de la tasa de relajación del núcleo, y de sus
constantes de acoplamiento escalar y dipolar. Muy a menudo, estos factores son poco
conocidos, por lo que la integral de la señal RMN es muy difícil de interpretar en los
experimentos más complicados.
Acoplamiento-J

Parte de la información más útil para determinar la estructura en un espectro RMN
unidimensional proviene del acomplamiento-J o acoplamiento escalar (un caso especial de
acoplamiento espín-espín) entre los núcleos activos de RMN. Este acoplamiento surge de la
interacción de los diferentes estados espín a traves de los enlaces químicos de una molécula, y
resulta en la división de señales RMN. Estos patrones de división pueden ser complejos o
simples y, del mismo modo, pueden ser interpretables o engañosos. Este acoplamiento
proporciona información detallada sobre la conectividad de los átomos en una molécula.

El acoplamiento a núcleos equivalentes n (espín ½) divide la señal en un multiplete n + 1 con
ratios de intensidad que siguen el triángulo de Pascal. El acoplamiento a espines adicionales
conducirá a nuevas divisiones de cada uno de los componentes del multiplete; por ejemplo, el
acoplamiento a dos núcleos diferentes de espín ½ , con constantes de acoplamiento muy
distintas, conducirá a un doblete de dobletes (abreviatura: dd). Hay que tener en cuenta que el
acoplamiento entre núcleos que son químicamente equivalentes (es decir, que tienen el
mismo desplazamiento químico) no tiene efecto de los espectros RMN, y los acoplamientos
entre núcleos que son distantes (por lo general más de 3 enlaces en moléculas flexibles) suelen
ser demasiado pequeños para observar divisiones. Los acoplamientos de largo alcance, de más
de tres enlaces, se observan a menudo en compuestos aromáticos y cíclicos, conduciendo a
patrones de división más complejos.

Por ejemplo, en el espectro de protones para el etanol que se ha descrito anteriormente, el
grupo CH3 se divide en un triplete con una relación de intensidad de 1:2:1 mediante los dos
protones CH2 vecinos. Del mismo modo, el CH2 se divide en un cuarteto con una relación de
intensidad de 1:3:3:1 mediante los tres protones CH3 vecinos. En principio, los dos protones
CH2 también se dividen de nuevo en un doblete para formar un doblete de cuartetos
mediante el protón hidroxilo, pero el intercambio intermolecular del protón hidroxilo acídico a
menudo resulta en una pérdida de información del acoplamiento.

El acoplamiento a cualquier núcleo de espín ½, tal como el fósforo-31 o el flúor-19, funciona de
esta manera (aunque las magnitudes de las constantes de acoplamiento pueden ser muy
diferentes). Pero los patrones de división difieren de los descritos anteriormente para los
núcleos con espín superior a ½ debido a que el número cuántico de espín tiene más de dos
valores posibles. Por ejemplo, para el acoplamiento al deuterio (un núcleo de espín 1) divide la
señal en un triplete 1:1:1, porque el espín 1 tiene tres estados de espín. Del mismo modo, un
núcleo de espín 3/2 divide una señal 1:1:1:1 en un cuarteto y así sucesivamente.

El acoplamiento combinado con el desplazamiento químico (y la integración de protones) nos
dice no sólo el entorno químico de los núcleos, sino también el número de núcleos activos
RMN vecinos en la molécula. En los espectros más complejos, con múltiples picos en
desplazamientos químicos similares, o en el espectro de núcleos distintos del hidrógeno, el
acoplamiento es a menudo la única manera de distinguir núcleos diferentes.
Acoplamiento de segundo orden (o fuerte)

La descripción anterior asume que la constante de acoplamiento es pequeña en comparación
con la diferencia en frecuencias RMN entre los espines inequivalentes. Si la separación del
desplazamiento disminuye (o la fuerza del acoplamiento aumenta), los patrones de intensidad
del multiplete se distorsionan, y luego se vuelven más complejos y difíciles de analizar
(especialmente si más de dos espines están involucrados). La intensificación de algunos picos
en un multiplete se logra a expensas del resto, que a veces casi desaparece en el ruido de
fondo, aunque el área integrada bajo los picos se mantenga constante. En la mayoría de RMN
de alto campo, sin embargo, las distorsiones suelen ser modestas y las distorsiones
características (techo) pueden ayudar a identificar los picos.

Los efectos de segundo orden disminuyen cuando la diferencia de frecuencia entre multipletes
aumenta, por lo que el espectro RMN de alto campo (es decir, de alta frecuencia) muestra
menos distorsión que los espectros de frecuencia menor. Los primeros espectros a 60 MHz
eran más propensos a la distorsión que los espectros de máquinas posteriores que operan en
frecuencias de 200 MHz o superiores.
Inequivalencia magnética

Pueden ocurrir efectos más sutiles si los espines químicamente equivalentes (es decir, núcleos
relacionados por simetría y con la misma frecuencia RMN) tienen diferentes relaciones de
acoplamiento respecto a los espines externos. Los espines que son químicamente equivalentes
pero no son indistinguibles (sobre la base de sus relaciones de acoplamiento) se denominan
espines con inequivalencia magnética. Por ejemplo, los sitios 4 H del 1,2-diclorobenceno se
dividen en dos pares químicamente equivalentes por simetría, pero un individuo miembro de
uno de los pares tiene diferentes acoplamientos a los espines que componen el otro par. La
inequivalencia magnética puede dar lugar a espectros muy complejos que sólo pueden ser
analizados mediante modelado computacional. Estos efectos son más comunes en los
espectros RMN de sistemas aromáticos y otros no flexibles, mientras que el promedio
conformacional de los enlaces CC en moléculas flexibles tiende a igualar los acoplamientos
entre protones en carbonos adyacentes, reduciendo los problemas con la inequivalencia
magnética.
ESPECTROMETRÍA DE CORRELACIÓN

La espectrometría de correlación es uno de los diversos tipos de espectrometría de resonancia
magnética nuclear (RMN) bidimensional. Este tipo de experimento RMN es mejor conocido por
su acrónimo, COSY. Otros tipos de espectrometría RMN bidimensional son la espectrometría-J,
la de intercambio (EXSY), la de efecto Overhauser nuclear (NOESY), la de correlación total
(TOCSY), y experimentos de correlación heteronuclear como el HSQC, HMQC y HMBC. Los
espectros bidimensionales RMN proporcionan más información acerca de una molécula que
los espectros RMN unidimensionales, y son especialmente útiles para determinar la estructura
de la molécula, en particular para moléculas que son demasiado complicadas para la RMN
unidimensional. El primer experimento bidimensional, COSY, fue propuesto por Jean Jeener,
un profesor de la Université Libre de Bruxelles, en 1971. Este experimento fue posteriormente
implementado por Walter P. Aue, Enrico Bartholdi y Richard R. Ernst, que publicaron sus
trabajos en 1976.
RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR DE ESTADO SÓLIDO

Una variedad de circunstancias físicas impide que las moléculas sean estudiadas en solución, ni
tampoco mediante otras técnicas espectroscópicas a un nivel atómico. En los medios de fase
sólida, tales como cristales, polvos microcristalinos, geles, soluciones anisotrópicas, etc, se da
en particular el acoplamiento dipolar y la anisotropía de desplazamiento químico, que se
convierten en dominantes para el comportamiento de los sistemas de espín nuclear. En la
espectrometría RMN convencional en estado de solución, estas interacciones adicionales
darían lugar a una ampliación considerable de las líneas espectrales. Diversas técnicas
permiten establecer condiciones de alta resolución, que pueden, al menos para los espectros
de 13 C, ser comparables a los espectros RMN en estado de solución.

Dos conceptos importantes para la alta resolución en la espectrometría RMN de estado sólido
son la limitación de la posible orientación molecular mediante orientación de la muestra, y la
reducción de las interacciones magnéticas nucleares anisotrópicas mediante giro de la
muestra. De este último enfoque, destaca el método del giro rápido en torno al ángulo mágico,
cuando el sistema está compuesto por núcleos de espines 1/2. Una serie de técnicas
intermedias, con muestras de alineamiento parcial o movilidad reducida, se están utilizando
también en espectrometría RMN.

Las aplicaciones de la RMN de estado sólido suelen utilizarse en investigaciones sobre
proteínas de la membrana, fibrillas de proteínas, todo tipo de polímeros, análisis en química
inorgánica, y también otras más "exóticas" como las hojas de plantas y las pilas de
combustible.
ESPECTROMETRÍA RMN APLICADA A PROTEÍNAS

Gran parte de la reciente innovación dentro de la espectrometría RMN se ha dado en el campo
de estudio de las proteínas, y se ha convertido en una técnica muy importante en la biología
estructural. Un objetivo común de estas investigaciones es obtener una alta resolución de las
estructuras tridimensionales de las proteínas, similar a lo que puede lograrse por cristalografía
de rayos X. En contraste con la cristalografía de rayos X, la RMN se limita sobre todo a las
proteínas relativamente pequeñas, de menos de 35 kDa, aunque los avances técnicos
permiten la resolución de estructuras más grandes. La espectrometría RMN es a menudo la
única manera de obtener información de alta resolución, en todo o en parte, de proteínas no
estructuradas.

Las proteínas son varios órdenes de magnitud más grandes que las pequeñas moléculas
orgánicas que se mencionaron anteriormente en este artículo, pero la misma teoría se aplica a
la RMN. Debido al mayor número de elementos presentes en la molécula, los espectros
unidimensionales básicos se ven solapados con la superposición de señales, hasta el punto de
que el análisis resulta imposible. Por lo tanto, se realizan experimentos multidimensionales (2,
3 o 4D) para hacer frente a este problema. Para facilitar estos experimentos, es conveniente
marcar isotópicamente la proteína con 13 C y 15 N, debido a que los isótopos 12 C
predominantes de forma natural no son activos a la RMN, mientras que el momento
cuadrápolo nuclear del isótopo 14 N predominante de forma natural impide que se pueda
obtener información de alta resolución a partir de este isótopo de nitrógeno. El método más
importante utilizado para la determinación de la estructura de las proteínas utiliza
experimentos NOE para medir las distancias entre pares de átomos dentro de la molécula.
Posteriormente, las distancias obtenidas se utilizan para generar una estructura 3D de la
molécula usando un programa de ordenador.
Espectrometría Mossbauer

La espectrometría Mössbauer es un método para determinar el grado de oxidación química y
el entorno de los elementos químicos. El efecto Mössbauer, que se basa en este
espectrómetro, le valió el Premio Nobel de Física a su descubridor, Rudolf Ludwig Mössbauer.
Esta técnica es conocida sobre todo por el estudio del hierro, pero también es aplicable a
cualquier especie química cuyo núcleo atómico presente un espín no nulo.
TEORÍA BÁSICA

La muestra se excita mediante una radiación gamma (fotones) que varía la energía de
transición nuclear. Para eso, se dispone una fuente de radiación que emite continuamente, y
se desplaza la fuente mediante oscilaciones, produciendo el efecto Doppler-Fizeau el cambio
de energía. Un detector se encuentra detrás de la muestra. Cuando la energía de radiación
incidente se corresponde con la energía de transición electrónica, la radiación se absorbe, y
por lo tanto la intensidad recogida baja. Así pues, esta es una espectrometría de absorción.

El espectro Mössbauer consta de un conjunto de multipletes cuya forma y posición
(desplazamiento químico) es característico tanto del número de oxidación como de la
naturaleza y la geometría de los vecinos más cercanos al elemento químico estudiado.
APLICACIONES

* Corrosión acuosa. En la corrosión acuosa del hierro y el acero, se forman diferentes fases de
oxidación. La espectrometría Mössbauer es parte del estudio de estas fases.

* Espectrómetro a bordo de sondas espaciales. Este instrumento es parte del equipo de las
sondas Spirit, Opportunity y Beagle 2 enviadas a Marte en 2003. Sus funciones son, entre
otras:
a) Determinar la composición y abundancia de minerales ricos en hierro para posibles
operaciones futuras.
b) Medir el magnetismo de diversos materiales marcianos (suelo, polvo, rocas).

* Corrimiento al rojo gravitacional. La relatividad general predice que la frecuencia observada
de una señal emitida a la superficie de una estrella disminuye con la distancia al observador.
Intuitivamente, es una traducción del hecho de que cualquier partícula, incluidos los fotones,
pierden la energía para salir de un campo gravitacional. Del mismo modo, una señal de
frecuencia ν emitida a la parte superior de una torre, será captada en la parte inferior de la
torre de altura h con una frecuencia ν' calculada según la fórmula,



donde g es la aceleración de la gravedad terrestre y c la velocidad de la luz. Para una altura de
10 metros, ν y ν' se diferencian sólo en 10 elevado a -15, una diferencia muy difícil de medir.
Históricamente, la primera evidencia de este efecto tuvo lugar en 1960 por parte de RV Pound
y GA Rebka al utilizar el efecto Mossbauer descubierto un año antes .