16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas

http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 1/7
Y
La masacre en
Gaza y las
palabras
correctas
MACIEK WISNIEWSKI*
a muchos lo han dicho muchas veces: las palabras también son un arma. En
las semanas pasadas los palestinos no sólo enfrentaban la poderosa
máquina militar israelí, sino también la máquina mediática global que hacía
todo para deshumanizar e invisibilizarlos. Sobre sus cabezas caían no sólo
las bombas, sino también las palabras y a veces algo más letal: el silencio. Igual fue
durante las otras masacres en Gaza.
Y mientras Israel desde hace años sigue con su política de limpieza étnica (por
cierto, una de las palabras vedadas en los medios), repitiendo las mismas mentiras,
nosotros sus críticos seguimos condenados a irlas desglosando una y otra vez.
Mientras sigue gozando de sus privilegios derivados del sufrimiento del pueblo
judío, pudiendo hacer y decir todo –Norman Finkelstein demostró cómo el
Holocausto se volvió el “arma ideológica” de Israel para pintarse de “víctima” y evitar
toda crítica ( The Holocaust industry, 2000)–, nosotros a veces nos sentimos
limitados por el “manual de buena conducta”.
Éste dicta, por ejemplo, que hay palabras imposibles de usar –vinculadas en su
mayoría con las atrocidades nazis–, “privatizadas” por Israel y “prohibidas”.
“Prohibidas” no porque su pronunciación fuera a traer el Armagedón, sino porque
su uso en el caso de los palestinos los humanizaría, los dotaría de derechos y les
ganaría más simpatía.
¿Pero qué hacer si resultan las palabras más adecuadas para hablar de la vida y la
muerte en los territorios ocupados? Rescatarlas. Usarlas.
Aquí hay algunas:


6

328

135

160

16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas
http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 2/7
• “Campo de concentración”. El filósofo italiano Giorgio Agamben, para quien el
campo de concentración es el paradigma de la modernidad, citando un poema de
Celan que evocaba el exterminio de judíos escribía que “la muerte ya no es el maestro
en Alemania” –como apuntaba el poeta–, sino “en Israel, que hizo de Palestina el gran
campo de concentración” ( Il Manifesto, 3/6/10).
• “Gueto”. No es lo mismo que el campo de concentración, pero en Gaza los dos
conceptos se funden creando uno nuevo, el “gueto-campo”, un producto original de la
ingeniería represiva-militar israelí.
• “Pogromo”. “Masacre de gente indefensa”, término acuñado en Rusia para
denominar los violentos ataques antisemitas, sirve bien para describir lo de Gaza y la
atmósfera anti-árabe/racista en todo Israel.
• “Genocidio”. El acto de barbarie contra los civiles de Gaza atacados por
pertenecer a determinado grupo étnico cae en la canónica definición de genocidio del
polaco-judío Rafal Lemkin (1933). No obstante, el objetivo de Israel no es el
exterminio de los palestinos: es tenerlos golpeados, reducidos a homo sacers,
despolitizados y dependientes de la ayuda humanitaria/oenegera. Divididos entre varios
“guetos-campos” (Gaza/Cisjordania) y mantenidos como una controlable amenaza y
combustible para la política interna y el complejo militar-industrial israelí.
• “Fascismo”. Michel Warschawski, el veterano activista antisionista, por años se
abstuvo de llamar a Israel un “Estado fascista”: “pero si algo parece pato y camina
como pato, entonces es un pato” ( AIC, 29/5/12).
• “Nazismo”. Igual y no (recordemos la vieja fórmula: “todo nazi es un fascista,
pero no todo fascista es un nazi”). El adjetivo “nazi” es mejor reservarlo para el
nacionalsocialismo y sus crímenes, evitando su relativización.
El lugar desde donde hablo es particular. Por un lado los polacos tenemos nuestros
propios pecados antisemitas. Por otro, junto con otros polacos-judíos sufrimos los
horrores de la ocupación alemana. Es parte de nuestra identidad. Mi abuelo fue
prisionero del campo de concentración en Dachau, por ser miembro de la resistencia.
Crecí en los terrenos donde una vez estuvo el gran gueto de Lodz/Litzmannstadt.
Todo esto no otorga ningún derecho especial para hablar de esta historia, pero tal
vez da un poco más de sensibilidad al significado y al sufrimiento detrás de las palabras
en cuestión. En esto se basa la nada fácil decisión de volver a usarlas (o dejar algunas
fuera).
Algo así, en mucho mayor grado, hace interesante la posición de Finkelstein, hijo
de sobrevivientes de Auschwitz, quien también hace esta observación: en la sociedad
israelí todos comparan a todos con Hitler o se tachan de “nazis”.
Incluso los más prominentes sionistas: “A Rabin lo llamaban ‘nazi’, Ben Gurión
llamó ‘nazi’ a Jabotinsky, Jabotinsky llamó ‘nazi’ a Ben Gurión, Begin llamó ‘nazi’ a
16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas
http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 3/7
Ben Gurión…” ( Defamation, 2010).
En Israel, aunque hubo planes de criminalizar la palabra “nazi”, nadie se escandaliza
tanto por eso (el mismo Finkelstein creció con este lenguaje en su casa en Estados
Unidos).
Pero cuando alguien de afuera se atreve a hablar de un “campo de concentración”
o “gueto” en Gaza, condenar el “genocidio palestino” o llamar al Estado de Israel
“fascista” o “nazi” por las masacres de los palestinos –por ejemplo, Gianni Vattimo,
filósofo católico y homosexual declarado, que igual por su propia condición acabaría
en Auschwitz o Dachau, como gitanos, comunistas y tantos otros, no solo judíos–, los
israelíes y el mundo liberal políticamente correcto quedan “indignados”. Lo denuncian
como “discurso de odio”. Y –claro– como “antisemitismo”.
¿O será la palabra correcta para hablar de la hostilidad antijudía causada por lo de
Gaza? Steven Beller, autor de Antisemitism: a very short introduction (Oxford,
2007), argumenta que no: otra vez es sólo el afán israelí de neutralizar las críticas (
Louis Proyect blog, 8/8/14).
El escritor Etgar Keret es la voz liberal en su país. A los críticos de Israel como
Naomi Klein los llama (sólo) “fascistas de izquierda” ( Gazeta Wyborcza, 23/11/09).
Escribiendo de su padre, sobreviviente del Holocausto, que una vez les gritó
“nazis” a unos skinheads noruegos que agredían a unos chinos, concluía: “A veces es
la palabra correcta” ( The New York Times, 17/1/14).
¿Y qué serían las palabras correctas para hablar de lo que hicieron unos
extremistas judíos que el mes pasado secuestraron en Jerusalén a un joven palestino, le
echaron gasolina en la garganta y le prendieron fuego?
¿Y de la masacre en Gaza, en la que murieron más de mil 900 personas, la vasta
mayoría civiles, incluidos 450 niños?
Sólo las más fuertes: pogromo, genocidio, fascismo.
El adjetivo “nazi” ya dejémoslo de lado.
* Periodista polaco
Twitter: @periodistapl
Gaza
Juan Andrés
Si, pobres víctimas gazatíes, todos civiles, la gran mayoría armados, pero civiles e
inocentes, muchos de ellos yihadistas, organización dedicada a la filantropía. Malvados
16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas
http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 4/7
israelíes, lanzando misiles contra Gaza, que jamás ha levantado un cohete en contra de
sus vecinos, que jamás su población ha permitido que se lancen o almacenen proyectiles
en sus escuelas, casas u hospitales, que jamás han querido abrir la frontera para dejar
pasar armas, es más ni quieren abrir la frontera con Israel, sino la de Egipto para poder
estar con sus hermanos musulmanes, con sus hermanos yihadistas, lejos de los infieles y
las perversidades del judaismo. Fin del sarcasmo
Menos sarcasmo...
Mario
Tú decides a quién le crees. Aceptas sin más los alegatos israelíes que
dicen todo eso de la gente de Gaza, a pesar de que medios de todo tipo (y no
precisamente anti-sionistas) han documentado por años. Pero OJO con esto:
Israel es un invasor, y no hablo de "su" territorio que arrebató en su limpieza
étnica de 1948, sino el que tiene ocupado desde hace décadas y que a pesar de
estar en reclamo lo llena de colonos. Si entendieras un poco la historia sabrías
que todo pueblo invadido, aplastado y humillado (el ejército israelí controla,
golpea y hostiga a diario, ¿sabías?) crea resistencia como puede, con Hammas
o sin él(¿qué pretexto tienen para antes de 1987?) y siempre el invasor esgrime
cínicamente razones de autodefensa. Si Israel desocupa, se acaban los cohetes,
así de simple. Chomsky ha documentado -o sea, probado- que ha sido Israel
apoyado por USA, quien más ha bloqueado planes de paz, algunos propuestos
por Hammas. Menos sarcasmo y más cultura política
Qué pésimo sarcasmo
Pablo Gómez
El sarcasmo de Juan Andrés, cualquiera que sea esta persona, es pésimo.
En sí, se pone la soga al cuello. Dice tales cosas que en realidad exhibe la
política del nacionalismo israelí en contra del pueblo palestino. Dice, por
ejemplo, con pretendido sarcasmo, que los gazatíes no quieren abrir la frontera
con Israel sino con Egipto. Ambas fronteras no fueron cerradas por ellos sino
contra ellos por lo cual buscan, claro, abrirlas. El supuesto sarcasmo de Juan
Andrés sirve para mostrarnos la condición de gueto en la que se vive en Gaza, tal
como lo señala Wisniewsk. ¿Para qué seguir discutiendo cuando hasta el
pretendido sarcasmo se convierte en argumento en contra?
de sarcasmos estultos
Yezid Eusebio
Pobre Juanito, nadie se dio cuenta de su estulticia sino hasta la palabra
final. Pobrecito israel que no tiene sino una pocas cabezas nucleares, que
bombardea Gaza matando solo terroristas, que edificó una pared muy alta para
defenderse del temible ejército de Hamas, que discrimina a los árabes-israelíes
pero solamente para no parecerse a los nazis, nada de racismo, nada de
guetos, nada de fascismo-sionista hay en el pobre asesino estado de israel.
Nada de hacerse víctima del Holocausto porque los sionistas no saben qué es
eso llamado Nabka, pobrecitos los soldados israelíes que atacan hordas de
niños nómadas en Gaza, que atacan buques en el Mediterráneo cargados con
toneladas de pertrechos terroristas de ayuda a los palestinos que no comen sino
que esperan grandas y cohetes y balas para vivir, Pobres sionistas que
construyen colonias en tierras ajenas, pobres judíos que tiene su muro de las
Lamentaciones en mentes de tanto cínico farsante bautizado cristiano como
Andrés.ChTm
PALABRAS
Jorge
16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas
http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 5/7
Es cierto Sr. Wiesniewsky, que las palabras pueden ser las mejores o las peores
armas, yo consider las suyas, las peores. Respecto a "los peccadillos polacos anti-judios",
quiero recordarle que sus compatriotas cooperaron con los alemanes mano a mano, por lo
menos en la matanza de la comunidad judia de Polonia, salvo minimas honrosas
exepciones. Ud. habla de la "masacre en Gaza", provocada, causada y cinicamente utilizada
por Hamas, quien usa a sus ninos y otros civiles para proteger sus sitios militares, estos
militantes no estaban "indefensos". El comparar a la Ribera Occidental y a Gaza como
"campos de concentracion y/o Guetos", no solo es un embuste, es una calumnia, para
afirmar lo anterior hay que ser testigo y no usar la imaginacion y su anti-semitismo. Cierto,
hay judios que no estan de acuerdo con la politica de Israel, pero en donde estan los
"palestinos" moderados en contra de Hamas?, donde los anti-semitas moderados,
imparciales?. Atentamente
Más palabras...y alejadas de los hechos 1
Mario
No discutiré asuntos del Holocausto, pero diré que de nuevo caes en la
barata asociación personal, al vincular al autor con gente del pasado (sus
compatriotas”); la mentalidad fanática útil a ideologías como el sionismo. Pero lo
importante es cómo propagas la excusa israelí de acusar a Hammas de usar a
su gente, a pesar de lo que gente honesta como Fisk ha documentado. Es una
variante del truculento discurso que personalidades israelíes e intelectuales de
Dershowitz han armado para considerar a todo sitio y vida palestinos como
blancos legítimos (de ese tamaño es el alcance de esta aseveración). Gaza es
una zona terrible; organizaciones rectas como AI y tantas otras la han visitado.
Incluso una revista médica que se declara apolítica, consideró que la situación
es tal que ya no se puede callar:
http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736%2814%2961297-
6/fulltext. ¿Debemos tacharlas de mentirosas sólo porque alguien como tú viene
a decir que nada es cierto?
Y más palabras... alejadas de los hechos 2
Mario
¿Hay necesidad de preguntar por ciertas facciones, como palestinos no
partidarios de Hammas? ¿En qué abona eso al asunto? No olvidemos que todo
esto es distracción sobre lo esencial: Israel tiene ocupados ilegalmente
territorios que está colonizando, despreciando resoluciones de la ONU. Cuando
se es invasor es INDECENTE andar alegando autodefensa. Esto es lo esencial,
nunca lo perdamos de vista.
NazIsrraelismo
Antono RAmirez
Sugiero el t'ermino Nazisrrael'i para referirnos al nazi que lleva dentro todo sionista
isrrael'i.
DE VICTIMAS A VICTIMARIOS
ismael
No soy musulmán, soy un Mexicano común y corriente y por mi nombre pudieran
señalar que tengo simpatías por el pueblo Palestino, pero en realidad nada tengo que ver
con esa cultura. Me pregunto, ¿porqué después de todas estas décadas de PROPAGANDA
JUDÍA referente a su victimización por los NAZIS en la segunda guerra mundial, llegan a
reproducir exactamente los mismos escenarios dantescos en contra del Pueblo Palestino?
Qué les ha hecho Palestina, al grado de desaparecer su territorio que alguna vez lo definió
16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas
http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 6/7
como Estado Libre y Soberano?. ¿Porqué la saña para asesinar y hacer sufrir al pueblo
Palestino hasta límites que rayan en la locura?. Los actos de barbarie que los judios
cometen en contra de un pueblo, evidentemente más débil, lo único que genera es una
reacción en cadena de todos los pueblos del mundo para decir ¡¡YA BASTA!!, no pueden
seguir actuando con tal impunidad; deberán sentirse muy abochornados aquellos Judios
decentes, como ocurrió con aquellos Alemanes no NAZIS.
Palabras y resultados
Jorge
Este comentario de "Ismael", es un triste ejemplo mas del resultado de la
PALABRA ESCRITA, de tantos periodistas y supuestos intelectuales respecto al
conflicto de Gaza y en general del Medio Oriente, con argumentos tergiversados,
falseados, tendenciosos, algunos francamente judeofobos. Su auditorio,
facilmente convencido de su PALABRA ESCRITA, no necesita leer, estudiar sobre
el tema, no require de mas razones para desatar sus atavismos algunos
latentes otros siempre a flor de piel. Minimo contrapeso en cuanto a
publicaciones que favorezcan el otro punto de vista politico, militar. Es bien claro
que el cronico anti-Israelismo vertido continuamente en estas paginas, con el
pretexto de Gaza, se quito la careta y se transform en furibunda judeofobia y un
anti-sionismo no leido o entendido por estas masas. Como vocero de la UNAM,
la justicia, imparcialidad, la razon, debe ser su "moto", no desatar estos odios
contra minorias religiosas. Atentamente
Buenisimo
Penelope
Es la palabra que encuentro para este estupendo artículo que por fin llama a las cosas
por su nombre, sin pelos en la lengua. Lo comparto plenamente y felicito muchisimo a su
autor y a La Jornada por su publicación.
Nazionistas o Nasionistas de Israel
Sor Joanna
Pues a los genocidas de Israel los podemos llamar Nazionistas. Nazis-sionistas. O
Nasionistas. Porque en el fondo necesitamos un neologismo para referirnos a los
criminales nazistoides judíoradicales del Israel genocida. Y a quienes callan y miran a otro
lado, ídem de ídem.
16/8/2014 La Jornada: La masacre en Gaza y las palabras correctas
http://www.jornada.unam.mx/2014/08/15/opinion/018a1pol 7/7
Copyri ght © 1996-2013 DEMOS, Desarrol l o de Medi os, S.A. de C.V.
Todos l os Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.