You are on page 1of 7

Errores mariológicos

Mariología
La mariología es la parte de la teología cristiana que dedica su estudio al papel
que desempeña la Virgen María. No sólo trata sobre su vida sino también sobre
su veneración principalmente en el catolicismo romano, la Iglesia Ortodoxa,
la Comunión Anglicana, y sobre su aspecto en la moderna y antigua Cristiandad.
http://diccionario.babylon.com/mariologia

Lamentablemente, el lugar erróneo que ocupa María en la teología Católica y


Evangélica ha marcado la mayor brecha entre ambas iglesias.

Maria es el lente con el que estas organizaciones religiosas leen las escrituras y no
Cristo.

Dave Hunt escribió:


"La increíble posición anti bíblica a la que Maria ha sido exaltada por la tradición
católica romana continua siendo evidente en las oraciones que se le ofrecen a
ella....esta Maria falsa es el corazón y la vida misma del catolicismo romano...
¿Maria es la Reina del Cielo? En la Escritura se nos dice que Cristo es el rey, pero
nunca que hay una reina del cielo, mucho menos que ella es Maria...La única "reina
del cielo" mencionada en la Escritura es un ídolo que era adorado por los paganos y
al cual las mujeres judías daban ofrendas, trayendo la ira de Dios sobre ellos.
(Jeremías 7:18,44:15)

Lejos de sentirse avergonzada por semejantes conexiones paganas, Roma las


ostenta.

El hecho de que Cristo murió por nuestros pecados y ofrece vida eterna como un
don gratuito de su gracia no significa nada sin Maria. La Biblia dice con claridad que
acudimos al Padre mediante Jesucristo (Juan 5:16,16:23).Nunca hay ni la mas
mínima remota sugerencia de que debemos acudir a Cristo mediante Maria, mucho
menos que debemos hacerle las peticiones a Maria misma....En la Biblia entera no
hay una sola oración a Maria, ni un solo ejemplo de que ayuda milagrosamente a
alguien, ni ninguna promesa de que quisiera o pudiera hacerlo. Desde Génesis
hasta Apocalipsis, la protección y la ayuda se buscan de Dios, son prometidas por
Dios, y se encuentran en Dios y en Cristo solamente. Génesis 3.15 provee la
primera promesa del Mesías. Dios esta hablando a la serpiente(Satanás):"Y pondré
enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta(la
simiente de la mujer ,es decir, el Mesías nacido virginalmente) te herirá en la
cabeza(de la serpiente),y tu (Satanás) le herirás en el calcañar (del Mesías)".Sin
embargo, las traducciones católicas de Génesis 3:15 por muchos años han dicho
que "esta(es ella, la mujer) te herirá en la cabeza" (Dave Hunt, Una Mujer Cabalga
La Bestia, 1994)

¿Es Maria la mujer de Apocalipsis 12?

Los apologistas católicos dicen que la Mujer de Apoc.12 es Maria, pero es solo una
interpolación católica en el pasaje por parte de ellos.

La Enciclopedia Británica dice "durante los primeros siglos cristianos de la iglesia no


había énfasis en Maria en absoluto". (The Enciclopedia Britannica, tomo 15,p.459)

La Enciclopedia Católica dice:


“No hay fundamento para la sorpresa si no nos encontramos con ningún indicio
claro de los cultos a la Bendita Virgen en los primeros siglos cristianos.” (Hayes,
op.cit.)
La Respuesta Bíblica es que la mujer de Apocalipsis 12 no es Maria. La Mujer es
Israel. Dice la Escritura:

Jerusalén...cautiva hija de Sión (Isaías 52.2)


Decid a la Hija de Sión: He aquí viene tu Salvador (Isaías 62:11)
La Virgen de Israel (Jeremías 18:13)
La virgen hija de Sión (2 Reyes 19:21)

Incluso hay otros versículos bíblicos en donde se refieren al “pueblo de Dios” en


sentido figurado como la mujer estando en dolores de parto:

Duélete y gime, hija de Sión, como mujer que esta de parto. (Miqueas 4:10)
Israel es la esposa cuyo marido es Dios (Isaías 54.5-6)

La luna, el sol, y las doce estrellas se refieren a Israel, porque ellos corresponden al
sueño profético de José (Génesis 37:9-10)
y representan al mismo Israel, a Jacob su mujer y doce hijos.
La corona con doce estrellas representa a los doce patriarcas, la corona de las doce
tribus de Israel.
Jacob esta representado por el Sol, la madre de José por la luna y sus hermanos
por las estrellas.
El sueño de José fue casi dos mil anos antes que los viera Juan.

Dice la Escritura:

Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he
soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se
inclinaban a mí.
Y lo contó a su padre y a sus hermanos, y su padre le reprendió y le dijo?
¿Que sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus
hermanos a postrarnos en tierra ante ti?
Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto. (Génesis
37:9-11)

Ahora ¡porque gritas tanto? ¿No hay rey en ti? ¿Pereció tu consejero, que
te ha tomado dolor como de mujer de parto? Duélete y gime, hija de Sión,
como mujer que esta de parto, porque saldrás de la ciudad y moraras en el
campo, y llegaras hasta Babilonia, allí serás librada, allí te redimirá Jehová
de la mano de tus enemigos. Pero ahora se han juntado muchas naciones
contra ti, y dicen: Sea profanada y vean nuestros ojos su deseo en Sión.
(Miqueas 4:9-10)

A.T.Robertson erudito en griego e interpretación del Nuevo Testamento explica


sobre ese pasaje lo siguiente:

“Desde luego no se trata de la Virgen Maria, como lo clarifica el v.17 Beckwith cree
que se trata de la representante celestial del pueblo de Dios, la Sión ideal, que
hasta allí donde se manifiesta en realidades concretas, esta representada a la vez
por el pueblo del Antiguo y Nuevo Testamento. Puede que Juan tenga en mente
Is.7.14, Mt.1.23, Lc.1.31, así como Mi.4.10, Is.26.17s 66.7,sin una idea concreta
de Maria”

(Archibald Thomas Robertson, Imágenes Verbales en el Nuevo Testamento, Págs.


413-414,Tomo 6,Editorial CLIE)

William Barclay erudito en griego escribió:


"pero esta tan claro que es una figura sobrehumana que difícilmente se puede
identificar con ninguna persona individual" (William Barclay, Comentario al Nuevo
Testamento, Pág.1158.CLIE)

William MaCdonald erudito en griego escribió:


"La mujer es Israel. El sol, la luna y las estrellas exhiben la gloria y el dominio que
se le ha prometido en el reino venidero, así como denotaron el gobierno final de
José sobre su padre, madre y hermanos (Gn.37.9-11)" (William MaCdonald,
Comentario Bíblico Pág.1090.CLIE)

El erudito en griego católico romano Raymond Brown escribió:


"La mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies y en su cabeza la corona
de doce estrellas, representa a Israel, haciéndose eco del sueno de José en Gen
37:9 estos símbolos que representan a su padre Jacob/Israel, su madre y sus
hermanos (los hijos de de Jacob que se miraban como antepasados de las doce
tribus) en la teología posterior, especialmente en la Edad Media, la mujer vestida
del sol se ha identificado con Maria, la madre de Jesús" (Raymond Brown, An
Introduction to the New Testament, New York: Doubleday, 1997 p.790, nota 32)

La New Catholic Answer Bible nos dice:

"Simboliza al pueblo de Dios en el Antiguo y el Nuevo Testamento. El Israel que dio


a luz al Mesías, y luego se convirtió en el nuevo Israel, la iglesia, que sufre
persecución por parte del dragón" (New Catholic Answer Bible (Wichita:Fireside
Catholic Publishing,2005 p.1384)

La Biblia de Jerusalén dice, en nota al v.1: La Mujer, como la Eva pecadora del
Génesis, da a luz con dolor.......La mujer pues, simboliza al Pueblo de Dios” (Citado
en las desventuras de la virgen Maria, análisis de la mariología a la luz de la Biblia y
de la Historia, pag.143, Manuel Diaz Pineda, PH.D, Editorial CLIE)

Jim Tetlow y Roger Oakland escribieron:


"Apocalipsis 12.2 nos dice que esta mujer sufre dolores de parto. Esto contradice
directamente la doctrina católica de que Maria, siendo sin pecado, no experimento
las consecuencias de la maldición es decir, que estuvo exenta del dolor y muerte.
Génesis 3:16 explica que el dolor del parto es resultado directo de la maldición. Por
lo tanto si Maria fue sin pecado, no puede ser la mujer de Apocalipsis 12 que esta
experimentando dolor...Apocalipsis 12.1-2 se refiere a las doce tribus de Israel...A
Israel muchas veces se le representa como una mujer en alumbramiento(Isaías
26:17-18,66:7-13,Miqueas 4:9-10,5:3)...Incluso al periodo descrito en Apoc.6-19
se le llama "el tiempo de la angustia para Jacob"(Jeremías 30:7).Por supuesto, Dios
cambio el nombre de Jacob a Israel (Génesis 35:10)...según el sueno registrado
por José en Gen.37.5-11,las doce estrellas representan a las doce tribus de Israel,
la mujer mencionada en Apocalipsis es Israel. En ningún lugar de la Biblia se dice
que Dios enviara a Maria en los días finales. El libro de Apocalipsis tiene mas de
800 alusiones al Antiguo Testamento" (Jim Tetlow, Roger Oakland, Brad Myers,
Reina de Todos Págs.152-153.Chick Publicaciones)

El Teólogo Católico, profesor García Paredes en su obra “Mariología” declara que


Maria fue recibiendo los mismos títulos de las diosas. Véase (Mariología,
B.A.C.Madrid, 1995)

Manuel Diaz Pineda, Ph.D. escribió:


"En el texto hebreo, el idioma original del Antiguo Testamento, el sujeto de Génesis
3.15 es masculino, no femenino. Por consiguiente, en vez de rezar "ella aplastara
tu cabeza",el versículo debe traducirse "esta(la simiente de la mujer, Jesucristo) te
herirá en la cabeza".El versículo esta hablando proféticamente de la victoria de
Cristo sobre Satanás, no de la victoria de Maria. A pesar de que las traducciones
católico romanas recientes han corregido el error, la teología católico romana sigue
igual, sin la corrección" (Las Desventuras de la Virgen Maria, Manuel Diaz Pineda,
Pág.202.CLIE)

Teofilo Gay en su capitulo "Falsificaciones" de su Diccionario de Controversia nos


dice: "Génesis 3:15,la Vulgata dice:"Ipsa conteret...es decir, la mujer
quebrantara", para hacer creer que existe en este pasaje una profecía de la obra
redentora que ellos atribuyen heréticamente a Maria; mientras que el texto
dice:"Ipse conteret"(a saber, el linaje de la mujer),lo que atribuye la obra de la
redención no a una mujer, sino a un hijo de ella; no a Maria, sino a Cristo."
(Diccionario de Controversia, Teofilo Gay Págs.203-204.CLIE)

Henry H.Halley escribió:


"Inmediatamente después de la caída del hombre se da la profecía y la afirmación
divina de que la creación del hombre, aun había de ser un éxito, por medio de la
"Simiente de la Mujer".Esta es la primera sugerencia bíblica de un Redentor que
había de venir. El uso de "le" (v.15) indica que se trata de una sola persona. Aquí
tenemos el vislumbre de Cristo" (Compendio Manual de la Biblia, Henry H.Halley
Pág.67.Casa Bautista de Publicaciones)

La Asunción de María

Después de la muerte de Cristo, ¿qué es de María? El Evangelio no nos habla más


sino para decirnos que ella fue recibida en casa de Juan, y que después de la
ascensión de Jesús, ella se hallaba en el Aposento Alto con los discípulos, los cuales
oraban esperando la promesa del Espíritu Santo. Después de esta mención, ni la
sombra sobre la vida de María, se halla en el resto del Nuevo Testamento. Este
silencio debiera conducirnos a la conclusión de que ella vivió tranquilamente en la
casa de Juan, lo siguió a Éfeso, donde más tarde falleció y tuvo honrada sepultura,
pero los curas han creído colmar con otra hipótesis esa laguna, con la leyenda de la
Asunción de María y la han incluido en el Brevario, y han instituido en honor de ella
una de las mas solemnes fiestas de su calendario.

La Asunción de Maria es una fabula


1. La leyenda clerical: Resumiremos el cuento que los sacerdotes propagan entre
los pueblos para hacer creer en la Asunción de María.

Ante todo dicen que, contrariamente a la recomendación de Jesús cuando estaba en


la cruz, María no quedó con Juan sino que lo dejó a éste ausentarse para Éfeso,
quedándose ella en Jerusalén para escribir cartas a los cristianos, entre las cuales
una a los de las ciudades de Mesina, y una a los Florentinos. Ella agregan, iba
diariamente a orar al Gólgota, pero los sacerdotes, fastidiados, terminaron
obligándola a que se retirara en Belén, donde vivió veinte y dos años, y finalmente
obtuvo lo que había solicitado: el favor de poder morir.
2. Por haberlo así pedido, se reunieron alrededor de su lecho todos los apóstoles,
resucitados unos, y los otros transportados sobre nubes desde regiones lejanas.
Una gran nube los recogió a todos, llevándolos juntos con María a Jerusalén, y
desde allí ellos mismos a su vez llevaron a María sobre una litera a una gruta.
Estando en ese lugar, vieron llegar a Eva, Ana, Elisabet, y otras santas mujeres, y.
luego Adán, Noé, Abrahán, David y otros hombres de Dios, y. luego doce carros de
ángeles. . . y luego el mismo Jesús. Aquí María expiró y Jesús llevó su alma al cielo.
3 Mientras tanto los apóstoles llevaron su cadáver al lugar del Valle de Josafat
donde se halla ahora su monumento; y en eso vuelve Jesús y les pregunta a ellos
¿Que queréis que yo haga por María?: a lo que le respondieron: “Que te lleves al
cielo también su cuerpo". Dicho y hecho: Miguel va a buscar su alma, que estaba
en el cielo: Gabriel abre la sepultura y Jesús resucita a María y la hace transportar
al cielo por los ángeles en cuerpo y alma. En ese instante llega Tomás, y cuenta
que partió de la India con algún retraso y que se encontró en el aire, mientras él
viajaba en la nube, con María, que ascendía al cielo, y que le fue donado por ella
como recuerdo precioso el cinturón (hoy ese cinturón se exhibe a los fieles en la
ciudad de Preto); el Espíritu Santo después, llevó a cada apóstol al lugar de donde
había venido.

II. La verdad, El evangelio, si fuera cierto lo que antecede nos lo relataría sin la
menor duda. San Juan no hubiera callado sobre el particular: y no obstante en el
Nuevo Testamento no existe ni una sílaba de semejante leyenda, ni la mínima
mención de la asunción de María en el Apocalipsis.

Lo cierto es que los primitivos cristianos ignoraban absolutamente una


leyenda semejante, creían más bien que María hubiese muerto en Éfeso y
allí también sepultada, pero ignoran los detalles de su fin, en el tercer siglo,

Orígenes creía que María había muerto mártir. En el siglo cuarto. Epifanio escribe:
"Si María ha muerto naturalmente, su sueño es un honor; si ha muerto por la
espacia, su gloria es entre los mártires". Más tarde aún, según la historia, cuando
los cristianos empezaron a orar por los muertos, oraban también por el alma de
María no creyendo, por lo tanto, en su pretendida asunción. La verdad es que
tenemos en la Historia Eclesiástica varios hechos que contradicen a las claras la
fábula de la asunción de María. Por ejemplo. El Concilio Ecuménico del año 457
reconoce que María murió en Éfeso y allí fue sepultada. En el mismo siglo quinto la
emperatriz Pulquería solicita; a Juvenal, obispo de Jerusalén, para que por su
medio se le envíe el cadáver de María Al final de ese siglo, el papa Gelasio condena
como hereje el libro “De transito M. V.”, que hablaba de la asunción de María.

Un siglo después, Gregorio de Tours escribe que existían pedazos del cuerpo de
María en una iglesia de Auvernal. Una iglesia de Lucson en el siglo noveno también
exhibía algunos pedazos, Pero cuando se introdujo y oficializó la leyenda de la
asunción, desaparecieron aquellas reliquias...

Fue precisamente en el siglo noveno, que fue instituida la fiesta de la asunción. He


ahí la historia de esta leyenda: tuvo su origen en algunos de esos tantos libros
apócrifos que la Iglesia primitiva repudió. En el quinto siglo, apareció el Pseudo
Dionisio el Areopagita, y contaba haber visto con Pedro y Timoteo el sepulcro de
María, y que estaba vacío. Más tarde mostraban dos libros que atribuían a S. Juan y
a Melitón de Sardis, en los cuales asoma la fábula de la asunción. En el siglo
séptimo, los griegos instituyeron una fiesta del "descanso de María". En el siglo
octavo Juan el Damasceno compuso definitivamente la leyenda detallada de la
asunción. Desde entonces empezaron a interpolarse en las obras de Jerónimo,
Eusebio y Atanasio señales favorables a la asunción, y esta fábula fue adquiriendo
crédito, hasta que León IV en el año 849 instituyó la fiesta de la Asunción el 15 de
Agosto.

Conclusión:
La asunción de María es uno de los embustes mayores que los curas hacen tragar
a sus ovejitas; y ellos lo saben, pero dicen: “populus vult decipis". María falleció
en Éfeso y su polvo espera aún el sonido de" la trompeta y la voz "llamará los
muertos a la vida; entonces ella ascenderá al cielo, junto con los que como ella,
habrán amado y esperado la Segunda Venida del Señor.

"¿Qué es la inmaculada concepción?"


Fuente: gotquestions.org
Mucha gente equivocadamente cree que la inmaculada concepción se refiere a la
concepción de Jesucristo. La concepción de Jesús fue total y absolutamente
inmaculada... pero este concepto no se refiere para nada a Jesús. La inmaculada
concepción es una doctrina de la Iglesia Católica Romana respecto a María, la
madre de Jesús. Una declaración oficial de esta doctrina dice. “... la bendita Virgen
María ha sido, desde el primer instante de su concepción, por una singular gracia y
privilegio del Todopoderoso Dios, en vista de los méritos de Jesucristo el Salvador
de la Humanidad, conservada libre de toda mancha del pecado original.”
Esencialmente la inmaculada concepción es la creencia de que María fue protegida
del pecado original, que María no tuvo una naturaleza de pecado, y fue, de hecho,
sin pecado.

El problema con esta doctrina de la inmaculada concepción es que no es enseñada


en la Biblia. En ninguna parte de la Biblia se describe a María como más que una
mujer ordinaria, a quien Dios eligió para ser la madre del Señor Jesucristo. María
fue indudablemente una mujer piadosa (Lucas 1:28). María seguramente fue una
maravillosa esposa y madre. Jesús definitivamente amaba y apreciaba a Su madre
(Juan 19:27) . La Biblia no nos da razón para creer que María era sin pecado. De
hecho, la Biblia nos da todas las razones para creer que Jesucristo es la única
Persona a que no estuvo “infectada” por el pecado y que jamás cometió pecado
(Eclesiastés 7:20; Romanos 3:23; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:22; 1 Juan 3:5).

La doctrina de la inmaculada concepción se originó de la confusión sobre el cómo


Cristo pudo haber nacido sin pecado si Él fue concebido dentro de una humana
mujer pecadora. La idea era que Jesús habría heredado una naturaleza pecaminosa
de María si ella era una pecadora. En contraste a la inmaculada concepción, la
solución bíblica a este problema es entendiendo que Jesús Mismo fue
milagrosamente protegido de ser contaminado por el pecado mientras Él estuvo
dentro del vientre de María. Si Dios fue capaz de proteger a María del pecado, ¿no
podría ser capaz de proteger a Jesús del pecado? Por lo que, la naturaleza sin
pecado de María resulta ser ni necesaria, ni bíblica.

La iglesia Católica Romana argumenta que la inmaculada concepción es necesaria,


porque sin ella, Jesús hubiera sido el objeto de Su propia gracia. La idea es como
sigue – para que Jesús fuera milagrosamente preservado del pecado, que en sí
mismo hubiera sido un acto de gracia, significaría esencialmente que Dios “se Auto-
agració” La palabra gracia significa “un inmerecido favor”. La gracia es concederle a
alguien algo que él o ella no merecen. El que Dios realizara el milagro de preservar
a Jesús del pecado no es “gracia”- En ningún sentido era posible que Jesús fuera
infectado por el pecado. Él era perfecto y una naturaleza humana sin pecado se
unió a una divinidad sin pecado. Dios no puede ser infectado o afectado por el
pecado, porque Él es perfectamente y totalmente santo. Esta misma verdad se
aplica a Jesús. No fue necesaria la “gracia” para proteger a Jesús del pecado.
Siendo Dios encarnado, Jesús era en Su esencia “inmune” al pecado.

Así que, la doctrina de la inmaculada concepción no es ni bíblica ni necesaria. Jesús


fue milagrosamente concebido dentro de María, quien era una virgen en ese
tiempo. Eso es el concepto bíblico del nacimiento virginal. La Biblia ni siquiera
sugiere que hubo algo significativo acerca e la concepción de María. Si examinamos
esto concepto lógicamente, la madre de María tuvo que haber sido concebida
inmaculadamente también. ¿Cómo podía María ser concebida sin pecado, si su
madre fue pecadora? Lo mismo se habría tenido que decir de la abuela de María, su
bisabuela, su tatarabuela, etc, etc. Así que, en conclusión, la inmaculada
concepción no es una enseñanza bíblica. La Biblia enseña la milagrosa concepción
virginal de Jesucristo, no la inmaculada concepción de María. (Diccionario de
Controversia, Teofilo Gay Pág. 178-180,CLIE)
Conclusión:
En lo que respecta a ofrecer adoración a Dios, se nos ordena que lo adoremos "en
espíritu y en verdad'' (Juan 4:23). El mismo Jesús dijo: "Santifícalos en tu verdad:
tu palabra es la verdad'' (Juan 17:17). Nunca ha habido una época en que Dios
haya querido que los hombres lo adoren en mentira y engaño o a través de vanas
tradiciones de hombres. También se nos advierte sobre la seducción de las
"fábulas'', que desvían el corazón de los hombres de la verdad:

"Ni presten atención a fábulas...'' (1 Tim.1:4).

"Desecha las fábulas profanas...'' (1 Tim.4:7).

"Y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas'' (2 Tim.4:4).

"No atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan


de la verdad'' (Tito 1:14).

"Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor


Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros
propios ojos su majestad''. (2 Pedro 1:16).

Aquí tenemos cinco escrituras que advierten sobre las "fábulas'', sin embargo Roma
no ha prestado atención a las Escrituras y usa las fábulas para apartar a los
hombres de la verdad del Evangelio. Ha utilizado fábulas para imitar la obra
completa de Cristo Jesús.

“Pues no somos como muchos, que medran falsificando (comercian con, LBLA) la
palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios,
hablamos en Cristo”. 2 cor 2:17

Algunos predican un “evangelio” de conveniencia, un evangelio “barato”, como si


fuera mercancía descontada del supermercado. Son puros vendedores o
mercaderes y el producto que venden es un evangelio pervertido (Gál. 1:6, 7). Para
los tales el predicar es puro comercio. Toman “la piedad como fuente de ganancia”
(1 Tim. 6:5).

“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como
apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza
como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan
como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”. 2 Cor. 11:13-15

2 Cor. 4:1-5, “Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia
que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y
vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la
manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de
Dios”. Algunos adulteraban la palabra como los vendedores del vino lo adulteraban
añadiendo agua para sacar más dinero. Pablo, sin embargo, recibió su ministerio de
Dios y con toda sinceridad y honestidad predicaba el evangelio puro (no
adulterado).

Los discípulos de tales maestros insinceros “compran” un evangelio barato que no


salva. Hay muchísimos “evangelios” pervertidos; por ejemplo, el “evangelio” de los
llamados “evangélicos” que predican la salvación por la fe sola; el “evangelio” de
los mormones; el “evangelio” de los testigos de Atalaya; el “evangelio” de los
carismáticos. El mundo religioso cree fábulas sin cuenta: fábulas católicas, fábulas
carismáticas, fábulas mormones, fábulas Atalaya (de un “nuevo mundo”), etc.