“Sin Alternativa” Leo no sin algo de tristeza, las colaboraciones de Andrés Lajous en Enfoque de Reforma, Jorge Javier Romero

en Crónica y la de Ricardo Raphael en su espacio de El Universal y me parece que lo que esta sucediendo con Alternativa Socialdemócta es, por decir lo menos, egoísta con los electores mexicanos y que si se mantiene ese trazo es muy probable que un grupo de ciudadanos nos quedemos sin una opción partidista que sea alternativa a las grandes corrientes políticas. En el texto ya mencionado de Raphael, señala –con conocimiento de los personajes involucrados en las decisiones de ese partido— que el grupo de Alberto Begné, que parece hegemónico según los resultados de las últimas asambleas, deshecha la agenda política de la diversidad, la agenda “pinky” -como la llama Begné-- para realizar una apuesta por la agenda de lo socialdemócrata; en términos de comunicación política, me parece que es un grave error. Alternativa Socialdemócrata tuvo en las elecciones de 2006 dos grandes diferenciadores que, en buena medida, le permitieron obtener su registro como partido político nacional, el primero de ellos era Patricia Mercado, una mujer como candidata a la Presidencia de la República y sólo por ese hecho, un diferenciador frente a los demás proyectos en disputa; el segundo, una agenda que incluía una seríe de temas relacionados con la ampliación de derechos, que delineaba nuevos caminos en torno a la convivencia social y planteaba una seríe de andamiajes para la construcción de un espacio público más incluyente, tolerante y respetuoso. La comunicación política en términos electorales, se construye, principalmente, sobre la base de diferenciadores, de dejar claro en el elector qué es lo que le da el apellido a un proyecto; la idea general, es poder establecer dicotomías que dejen contestada, de forma clara, las preguntas de quiénes son ellos y quiénes somos nosotros. El posicionamiento de un candidato o de un partido debe de ser pensando sobre la base de qué es único (sólo él o el partido lo pueden ser), diferente (cuál es mi identidad, mi marca de agua) y al mismo tiempo, pero sobre todo, relevante para los electores (como concilio la oferta electoral con la demanda ciudadana); qué es lo que hace que sólo Alternativa Socialdemócrata sea un partido diferente al PRI, al PAN o al PRD. Desde mi lectura, eso que hace único a Alternativa no es lo socialdemócrata, que, por cierto, es uno de los apellidos más peleados y disputados por los partidos y políticos en México: Jesús Ortega, es socialdemócrata al igual que Manuel Bartlett, Alberto Begné y el alcalde electo de Cancún Gregorio Sánchez; un sector del PRI así como uno del PRD se dicen socialdemócratas e incluso, Convergencia y una parte del PANAL se escudan bajo ese denominador y en un descuido, hasta el PAN sacará una corriente socialdemócrata cristiana.

Desde una estrategia de comunicación política, el posicionamiento de este partido debería de estar construido a partir de lo que hace que Alternativa Socialdemócrata sea una opción para un segmento del electorado y que al mismo tiempo le dé un nicho específico en el que pueda competir sin temor a que su oferta no sea creíble; se hace a partir de la construcción de un diferenciador frente a las opciones partidistas más desarrolladas y, al mismo tiempo, que esa diferencia sea relevante para sus audiencias., En el caso concreto, la agenda de la diversidad es lo que hace de Alternativa una opción única en el espectro partidista mexicano. El riesgo de impulsar una plataforma electoral en la que las cuestiones de la diversidad, la tolerancia y la inclusión queden fuera estriba en que de tanto parecerse a las otras corrientes políticas e ideológicas, Alternativa podría diluirse en la mapa de los partidos boutique y con dueños. Si antes señalé que el PRI seguía siendo el PRI; el PRD, el viejo PRI y el PAN, el nuevo PRI, podría concluir que si la Presidencia de Begné se desentiende del programa alternativo, muy pronto Alternativa será sólo Socialdemócrata y se convertirá en una especie, también de PRI, pero región 4.

José Adolfo Ibinarriaga www.cuartodeguerra.com.mx