You are on page 1of 17

Graciela Paraskevaídis

:
Música dodecafónica y
serialismo en América
Latina
Contenido:
1. Comentarios sobre la situación de la música culta en América
Latina alrededor de 1930
2. Música dodecafónica: primera etapa difusión
3. Los mani!estos brasile"os
#. $%l dodecafonismo como alternati&a del nacionalismo
epi'onal(
). *odecafonismo posterior música serial en América Latina
+eferencias biblio'r,!cas relacionadas
-otas
1. Comentarios sobre la sitación de la música clta en
América Latina alrededor de 1!"#
.inali/adas las 'uerras independentistas lle&adas a cabo durante
el si'lo 010 en muc2os pa3ses latinoamericanos4 la cultura
continuó siendo dependiente4 imitati&a epi'onal4 2ec2o 5ue no
sorprende si consideramos la situación pol3tica4 económica
social de nuestros pa3ses. %n muc2os de ellos 2ab3a 6 toda&3a
2a7 maor3a de población no blanca 6ne'ra4 ind3'ena sus
me/clas4 también con la blanca74 pero 5ue era 6 toda&3a es7
'obernada por una minor3a blanca cristiana. Cuanto maor es
el número de blancos4 m,s fuerte la in8uencia eurocentrista la
dependencia cultural4 9unto con una actitud de profundo
desprecio 2acia cual5uier otra forma o manifestación o
sobre&i&encia de las culturas asesinadas. La cultura europea
si'uió siendo la única cultura e:istente4 la cultura ;uni&ersal;
superior por e:celencia en de todo el mundo.
%sta elite ;blanca; o a &eces ;oscura; <1= aún &i&e> un buen
e9emplo de ello podr3a ser la clase alta ar'entina del si'lo 004
5ue toda&3a cree 5ue ?ar3s @ m,s recientemente @ -ue&a AorB
son los ombli'os del mundo 6C lo son para su mundoD7 <2=.
La música culta4 como parte de esta cultura fuertemente
europea4 participó en la imitación multiplicación de los modelos
importados de los centros imperiales de poder no lo'ró
productos creati&os durante el si'lo 010.
+ecién 2acia a partir de 192) aparece una 'eneración pionera
de compositores4 cuos nombres 5ui/,s m,s importantes son:
Eil&estre +e&ueltas 61F99@19#07 en Mé:ico4 Amadeo +old,n
61900@19397 Ale9andro Garc3a Caturla 6190H@19#07 en Cuba4
Luciano Gallet 61F93@19317 en Irasil %duardo .abini 61FF2@
19)07 en Jru'ua.
Los nombres de +e&ueltas4 +old,n4 Garc3a Caturla4 Gallet
.abini4 si bien presentan soluciones mu diferentes al problema
de la dependencia cultural4 conforman el punto de partida en la
2istoria de la 6nue&a7 música culta en América Latina4 el
rompimiento real con la tradición 2eredada e impuesta de la
música europea4 la bús5ueda de un len'ua9e ;propio; 5ue apunta
2acia una identidad cultural4 basado en el profundo estudio e
in&esti'ación de su propia música cultura4 liberado del
consumo for/ado de una música perteneciente cada &e/ m,s al
pasado europeo. Kodos ellos tienen en común la inte'ración de
elementos populares mesti/os Lo ind3'enas@africanos4
'enerando un nue&o pensamiento formal estructural4 nue&os
colores melódicos t3mbricos un len'ua9e ori'inal fuertemente
e:presi&o.
%ste primer comien/o creati&o @ 5ue colocó a la música culta
latinoamericana en una situación de a&an/ada4 en la 5ue la
conciencia pol3tica se daba la mano con la responsabilidad
2istórica4 5ue produ9o adem,s la música notable de la época
62asta 19#07 @ coe:iste casi con la introducción los comien/os
de la música dodecafónica en América Latina4 con una fuerte
corriente seudo ;nacionalista; representada por compositores
como Milla@Lobos C2,&e/4 epi'onalmente de&otos de &ie9os
modelos europeos <3=.
Kambién es si'ni!cati&o el 2ec2o de 5ue en los pa3ses donde esa
bús5ueda de un nue&o len'ua9e en la música culta era mu
fuerte 6por e9emplo4 Mé:ico Cuba74 la música dodecafónica
aparece en un momento posterior.
%s necesario se"alar un factor decisi&o @ también consecuencia
de la situación neocolonial @4 es decir4 el doble aislamiento falta
de comunicación entre los propios creadores latinoamericanos:
por un lado4 en sus propios pa3ses 4 por otro4 entre los pa3ses
latinoamericanos en 'eneral.
ir al comien/o
$. Música dodecafónica: %rimera eta%a y difsión
%l dodecafonismo es introducido practicado por primera &e/ en
América Latina por el compositor ar'entino Nuan Carlos ?a/
61F9O@19O27 en 193# <#=. ?a/ es el teórico musical m,s
importante 5ue tu&o Ar'entina 2asta a2ora4 un compositor
ri'uroso una personalidad pionera en el campo de la
ense"an/a de la difusión de la música nue&a. ?ertenece a la
misma 'eneración de la 5ue se 2abló anteriormente4 pero @ al
i'ual 5ue Acario Cotapos 61F99@19O07 Carlos 1samitt 61FFO@
19O#7 en C2ile <)= @ ?a/ si'ue su propio camino4 un lar'o camino
5ue lo lle&a de un len'ua9e postrom,ntico lue'o neocl,sico a la
música dodecafónica en 193# 4 !nalmente4 a las m,s e:tremas
abstracciones de los procedimientos seriales a partir de 19)0 <H=.
%n 193O4 ?a/ funda la ;A'rupación -ue&a Música;4 5ue nuclea
principalmente a sus alumnos4 pero 5ue no sólo se dedica al
dodecafonismo4 sino 5ue culti&a la música contempor,nea en
'eneral posibilita4 a tra&és de conciertos periódicos4 la
e9ecución de obras importantes de muc2os compositores 6por
e9emplo4 IartóB4 Etra&insBi la 9o&en &an'uardia
latinoamericana7. %n estos a"os4 precisamente en 193O4 Pans@
Noac2im Qoellreutter 6191)7 @ 8autista4 director compositor
alem,n @ lle'a a Irasil sal&ando su &ida del na/ismo se
con&ierte en la personalidad m,s decisi&a del pa3s en el campo
musical. Eu traba9o teórico peda'ó'ico4 como as3 también su
talento or'ani/ati&o su ininterumpido compromiso pol3tico
social in8ueron aún in8uen sobre compositores4 intérpretes4
directores4 peda'o'os músicos populares brasile"os.
%n 193O4 este alumno de Ec2erc2en trae consi'o la semilla del
dodecafonismo la difunde en Irasil. %n 19394 funda el ;Grupo
Musica Mi&a;4 similar a la ;A'rupación -ue&a Música;
compartiendo sus ob9eti&os4 pero con un punto de partida pol3tico
m,s fuerte de!nido4 5ue no sólo marcó sus acti&idades sino
5ue culminó en 19)0 en una contro&ersia cultural 6 pol3tica7 a
ni&el nacional.
Los escritos4 ensaos libros de ?a/ 2ablan elocuentemente de
la luc2a por 2acer conocer las nue&as ideas la nue&a música. %l
aislamiento producido por el c2o5ue de este ,mbito conceptual
pionero con el conte:to culturalmente tradicional pol3ticamente
reaccionario en los pa3ses mismos4 era enorme comprensible4
tal como 2ab3a ocurrido con la corriente representada por la
'eneración paralela 6+e&ueltas4 etc.74 prematuramente
desaparecida.
La ;A'rupación -ue&a Música; ar'entina continuó durante
muc2os a"os ba9o la in8uencia de ?a/. Ei'ue e:istiendo 2o4 con
una orientación un tanto diferente debilitada por un notorio
;drena9e de cerebros; de compositores 2acia los centros
metropolitanos4 2ec2o 5ue podr3a e:plicarse por la orientación
europea ;cosmopolita; del 'rupo <O=.
%l ;Grupo Musica Mi&a; brasile"o @ especie de 'rupo 2ermano @
tu&o una &ida muc2o m,s corta m,s &iolenta ba9o
circunstancias mu complicadas4 5ue también fueron pro&ocadas
por el fuerte compromiso pol3tico presente en sus acti&idades.
ir al comien/o
". Los mani&estos brasile'os
?ara comprender me9or el proceso 2istórico del dodecafonismo
en Irasil4 es necesario referirse a los mani!estos del ;Grupo
Musica Mi&a;.
%l Mani!esto de 19## <F= fue !rmado por Aldo ?arisot4 Cl,udio
Eantoro4 César Guerra ?ei:e4 %'3dio de Castro e Eil&a4 NoRo
Ireitin'er4 Pans@Noac2im Qoellreutter4 Mirella Mita Sriano de
Almeida. %n él se se"alan claramente las ine5u3&ocas metas
culturales a 5ue aspiraba el 'rupo4 mu consciente de su papel
2istórico compromiso pol3tico:
%l Grupo Musica Mi&a sur'e como una puerta 5ue se
abre a la producción musical contempor,nea4
participando acti&amente de la e&olución del esp3ritu
6...7 di&ul'ando @ por medio de conciertos4 audiciones
radiales4 conferencias ediciones @ la creación
musical de todas las tendencias <9=4 en especial del
continente americano4 pretende mostrar 5ue en
nuestra época también e:iste música como
e:presión 6...7 de un nue&o estado de inteli'encia
<10=. 6...7 La re&olución espiritual por la 5ue el mundo
atra&iesa actualmente no de9ar, de in8uir en la
producción contempor,nea 6...7. Las ideas4 sin
embar'o4 son m,s fuertes 5ue los pre9uicios 6...7. %l
Grupo Musica Mi&a luc2ar, por las ideas de un mundo
nue&o4 creendo en la fuer/a creadora del esp3ritu
2umano en el arte del futuro.
%l Mani!esto de 19#H <11= !rmado entre otros <12= por Cl,udio
Eantoro4 César Guerra ?ei:e4 %dino Qrie'er4 %unice Qatunda4
Peitor Alimonda Qoellreutter4 es aún m,s e:pl3cito profundi/a
aún m,s en la función social del arte la música en el
compromiso re&olucionario la responsabilidad del artista.
La música es un producto de la &ida social 6...74 el
arte musical aparece como superestructura de un
ré'imen cua estructura es de naturale/a puramente
material 6...74 el arte musical es el re8e9o de lo
esencial en la realidad 6...7. Musica Mi&a combate por
la música 5ue re&ela lo eternamente nue&o4 es decir:
por un arte musical 5ue sea la e:presión real de la
época de la sociedad 6...7. Musica Mi&a desaprueba
el as3 llamado arte académico 6...7. Musica Mi&a apoa
todo <13= lo 5ue fa&orece el nacimiento crecimiento
de lo nue&o4 eli'iendo la re&olución rec2a/ando la
reacción 6...74 no 2a arte sin ideolo'3a 6...7. Musica
Mi&a propone la sustitución de la ense"an/a teórico@
musical basada en pre9uicios estéticos eri'idos en
do'mas4 por una ense"an/a cient3!ca basada en
estudios e in&esti'aciones 6...7 apoar, la
utili/ación art3stica de los instrumentos radio@
eléctricos <1#=. Musica Mi&a estimular, la creación de
nue&as formas musicales 5ue correspondan a las
ideas nue&as 6...7. Musica Mi&a rec2a/a4 al mismo
tiempo4 el formalismo 6...7 ;lTart pour lTart;4 pues la
forma de la obra de arte auténtica corresponde al
contenido en ella representado.
Adem,s4 el Grupo Musica Mi&a se pronuncia por
un concepto utilitario del arte4 por sociali/ar la
función de la música est, contra el falso <1)=
nacionalismo en música: a5uél 5ue e:alta las
tendencias e'océntricas e indi&idualistas 5ue
separan a los 2ombres4 ori'inando fuer/as
disrupti&as.
%l Grupo Musica Mi&a también
cree en la importancia social art3stica de la música
popular apoar, toda iniciati&a diri'ida a
desarrollar estimular la creación di&ul'ación de la
buena música popular.
.inalmente4 el Grupo Musica Mi&a desea una
cooperación entre los artistas las or'ani/aciones
profesionales 6...7 comprendiendo 5ue el arte
solamente podr, 8orecer cuando el ni&el art3stico
colecti&o <1H= 2aa lo'rado un determinado 'rado de
e&olución 6...74 es consciente de la misión del arte
contempor,neo frente a la sociedad 2umana
acompa"a el presente en su camino de
descubrimiento con5uista4 luc2ando por las ideas
nue&as de un mundo nue&o4 creendo en la fuer/a
creadora del esp3ritu 2umano en el arte del futuro.
%sos sentimientos de superioridad nacionalista y esas fuerzas
disruptivas conspiraban contra el Grupo Musica Mi&a contra el
s3mbolo en el 5ue se 2ab3a con&ertido4 situación a'ra&ada por el
2ec2o de 5ue &arios de sus inte'rantes eran miembros acti&os
del ?artido Comunista Irasile"o o4 al menos4 alle'ados a él. ?ero
el 'olpe !nal &ino @ como a &eces sucede @ desde adentro.
Jno de los antecedentes es el Ee'undo Con'reso 1nternacional
de Compositores Cr3ticos Musicales reali/ado en ?ra'a entre el
20 el 29 de mao de 19#F or'ani/ado por el Eindicato de
Compositores C2ecos. .inali/ado el mismo4 los participantes
dieron a conocer un mani!esto <1O=. %l Con'reso recomendaba4
entre otros puntos4 los si'uientes <1F=:
@ los compositores deber,n tomar conciencia de esta
crisis encontrar un camino fuera de su tendencia
2acia una e:trema sub9eti&idad4 para 5ue la música
se con&ierta en la e:presión de las nue&as 'randes
ideas pro'resistas emociones de las amplias masas
de todo lo 5ue es pro'resista en nuestro tiempo.
@ los compositores deber,n aliarse m,s
estrec2amente en su obra con las culturas nacionales
de sus pa3ses4 defendiéndolas contra tendencias
falsamente cosmopolitas> pues el &erdadero
internacionalismo en música puede alcan/arse sólo a
tra&és del desarrollo de sus caracter3sticas
nacionales <19=.
*e nin'ún modo es casual 5ue este encuentro 2aa tenido lu'ar
cuatro meses después del con'reso de músicos or'ani/ado por el
Comité Central del ?artido Comunista en Moscú 6enero 19#F7
en el cual Andrei U2d,no& 9u'ó un papel tristemente decisi&o4 en
particular con respecto al as3 llamado ;formalismo; @ 5ue e:2orta
a combatir @ a las normas 6llamadas a menudo /2dano&ianas7
del as3 llamado ;realismo socialista;4 únicas aplicables a la
música.
$.ue el de ?ra'a4 entonces4 un cuestionamiento de las
conclusiones so&iéticas una respuesta a sus decisiones( <20=
%ste mani!esto @ mu claro en sus su'erencias puntos
referentes a las tareas del compositor @ pro&ocó la crisis !nal
dentro del Grupo Musica Mi&a4 cua situación interna a era tensa
con8icti&a. %l mismo 2ab3a sido publicado en la re&ista del
Grupo <21= en a'osto de 19#F 6apenas tres meses después del
Con'reso de ?ra'a7.
$.ue entendido e5u3&ocamente( $Pubo confusión entre ambos
con'resos 6Moscú ?ra'a7( $Ee leó el te:to de ?ra'a 5ueriendo
e:traer erradamente de él lo 5ue 2ab3a sido indicado por Moscú4
tal como ocurrió en otros pa3ses(
Qoellreutter Musica Mi&a consideraban 5ue la técnica
dodecafónica no estaba contra el mar:ismo sino 5ue4 por el
contrario4 la única posición compatible con el mar:ismo era
precisamente la de una permanente bús5ueda de inno&ación
técnica 5ue la música4 tal como la pon3a en pr,ctica el Grupo
Musica Mi&a4 se'u3a perfectamente los postulados del
materialismo dialéctico <22=.
Eantoro 6191974 uno de los alumnos de Qoellreutter <23=4 re'resó
de %uropa en 19#F4 lue'o de 2aber estudiado con -adia
Ioulan'er en ?ar3s de 2aber asistido @ aparentemente @ al
con'reso de ?ra'a <2#=. .ue el primero en abandonar el Grupo
con&ertirse al ;nacionalismo;4 se'uido de Guerra ?ei:e. ?oco
después4 la maor3a de los compositores se ale9aron del Grupo
Musica Mi&a4 5ue de9ó de e:istir 2acia 19#9.
%l 'olpe de 'racia fue dado esta &e/ desde fuera por Mo/art
Camar'o Guarnieri 6190O7 <2#= a tra&és de su ;Carta abierta a
todos los músicos cr3ticos musicales de Irasil;4 publicada en el
diario S %stado de ERo ?aulo el 1O de diciembre de 19)0 <2)=.
Pe a5u3 un e:celente e9emplo de ideolo'3a fascista en su apo'eo
<2H=. Guarnieri acusa a Qoellreutter de per&ertir a los 9ó&enes
músicos con las ense"an/as de la técnica dodecafónica4 5ue es
una tendencia formalista 5ue lle&a a la de'eneración
del car,cter nacional de nuestra música4 es
antinacional4 antipopular4 es un refu'io de
compositores mediocres de seres sin patria4 es una
caricatura de la música4 sólo sir&e para nutrir el
'usto per&ertido de pe5ue"as elites de rebuscados
paranoicos. Lo considero un crimen de lesa patria
<2O=.
%l 13 de enero de 19)14 Qoellreutter contestó a Guarnieri con una
carta abierta publicada en el periódico .ol2a da Karde de ?orto
Ale're4 en la cual no sólo utili/a un modo de e:presarse
totalmente diferente4 sino 5ue da e:plicaciones ra/ones: la
música dodecafónica es una técnica y no un estilo o una
tendencia estética ataca al nacionalismo e:altado la
dema'o'ia de Guarnieri4 5ue sólo
ori'inan fuer/as disrupti&as 5ue separan a los
2ombres. La luc2a contra estas fuer/as 5ue
representan el atraso la reacción4 la luc2a 2onesta
sincera en pro del pro'reso de lo 2umano en el
arte4 es la única actitud di'na de un artista <2F=.
ir al comien/o
(. )*l dodecafonismo como alternativa del nacionalismo
e%i+onal,
La música dodecafónica 6al menos como concepto teórico7
apareció bastante tempranamente con bastante fuer/a al
mismo tiempo en Ar'entina Irasil 6193# 193O7.
$A 5ué obedece este 2ec2o( $Cómo se lo e:plica( $.ue mera
casualidad( $.ue4 por un lado4 el a/aroso e inesperado arribo de
Qoellreutter a Irasil 4 por otro4 la e:periencia personal de ?a/ en
%uropa( $Vué si'ni!ca el dodecafonismo en el conte:to cultural
musical latinoamericano de la década del treinta( $Vué relación
tiene con estos pa3ses4 5ue estaban tratando de liberarse de la
fuerte dependencia cultural metropolitana4 pero siendo
presionados al mismo tiempo cada &e/ m,s a tra&és de la
a'resión neocolonial de la dependencia económica de 2acia
los pa3ses metropolitanos(
%n primer lu'ar4 ser3a importante se"alar las diferencias entre
estos dos pa3ses 6Ar'entina Irasil7 en lo referente a su
aplicación del método dodecafónico las ra/ones para adoptarlo.
?a/4 cuo 2orror frente al nacionalismo ar'entino de salón4
amable4 super!cial4 seudo@2eroico postrom,ntico @ en el cénit
en la década del treinta @ estaba fuertemente enrai/ado4
encontró en el dodecafonismo un medio de e:presión mediante
el cual 2acer frente a esta ;!ebre nacional; también al
neoclasicismo 6principalmente de corte estra&insBiano74 5ue
él mismo 2ab3a practicado anteriormente. Jn medio de
e:presión 5ue liberara a la música del lastre del ;pro'rama;4 del
falso nacionalismo del peli'roso neoclasicismo4 5ue él aplicó
consecuentemente en su música entre 193# 19)0.
%n lo 5ue se re!ere a Qoellreutter4 toda la cuestión para él4 para
el Grupo Musica Mi&a para sus disc3pulos se'uidores4 est,
intr3nseca dialécticamente li'ada a una &isión mar:ista del
mundo4 un compromiso ideoló'ico 5ue en&ol&3a compromet3a
adem,s a toda la inteli'uentsia brasile"a de a5uellos a"os4 mu
marcados por el 'obierno ;populista; de Getúlio Mar'as.
-o puede decirse @ como en el caso de Ar'entina @ 5ue no 2ab3a
un nacionalismo ;real; en Irasil 6en el sentido de +e&ueltas
+old,n7 en esa época. Luciano Gallet 2ab3a tenido tiempo @ antes
de su temprana muerte en 1931 @ de establecer @ musical
teóricamente @ al'unos modelos4 5ue pod3an enfrentarse al
nacionalismo bur'ués eurocéntrico de Milla@Lobos 6Le folBlore
cTest moi7 <29=. ?ero4 cuando Qoellreutter lle'ó a Irasil4 el traba9o
las ideas de Gallet 2ab3an sido a silenciados.
%s e&idente 5ue Qoellreutter con a tra&és del Grupo Musica
Mi&a @ como lo e:presan claramente los mani!estos @ intenta
lo'rar un ob9eti&o m,s importante4 para el cual el dodecafonismo
es solamente un medio. ?ero no el único e:clusi&o4 se'ún se
comprobara a por el 2ec2o de 5ue nin'uno de los compositores
se comprometió realmente con el dodecafonismo su pr,ctica4
nin'uno de ellos 6ni si5uiera Qoellreutter7 lo adoptó estricta
ortodo:amente <30=. %l dodecafonismo lle'ó a ser sinónimo de
;&an'uardia; contra el academicismo el nacionalismo
estancado4 representó un futuro dentro de un nue&o orden social
un ob9eti&o a lar'o pla/o4 m,s all, de su pr,ctica real. *ebe ser
considerado en el Irasil de la década del cuarenta ba9o este
punto de &ista. Eólo as3 5uedar, claro por 5ué un procedimiento
tan elitista 2ermético @ procedente del centro europeo de poder
cultural @ fue capa/ de a'itar la inteli'uentsia musical al punto de
desencadenar una contro&ersia 5ue en realidad estaba
cuestionando conceptos estéticos desde un punto de &ista
ideoló'ico. %n este sentido4 fue un é:ito completo4 por5ue reunió
@ por primera &e/ abierta públicamente @ estas dos cate'or3as @
estética e ideolo'3a @ para una me9or comprensión
consideración de una a tra&és de la otra.
%n 19F#4 podr3a ser ob&io 5ue el dodecafonismo @ de puro ori'en
europeo @ 2ab3a sido un producto ;elitista; pensado también
como el medio 5ue 2ar3a posible @ como dec3a Ec2oenber' @ la
supremacía de la música alemana durante los próximos cien
años 6no duró tanto4 ni si5uiera en Alemania o Austria7. ?ero a
tra&és de la acusación de pertenecer al ;arte de'enerado;4 se
con&irtió en un len'ua9e sub&ersi&o clandestino4 practicado
secretamente 2asta 19#) 4 por consi'uiente4 sólo conocido de
pe5ue"os c3rculos. ?aradó9icamente4 fue practicado durante este
mismo per3odo en Ar'entina Irasil4 mientras permaneció casi
desconocido en %uropa entre 1933 19#)4 donde tu&o un
ascenso al'o lento en su comien/o4 se'uido de una e:plosión
casi epidémica durante los primeros a"os de la ;%scuela de
*armstadt; 6a partir de 19#H7.
La introducción del dodecafonismo en Ar'entina Irasil si'ni!có
un rompimiento con el falso nacionalismo un ant3doto contra la
música reaccionaria 6neocl,sica7. %n el momento en 5ue fue
introducido en Eudamérica4 representaba una salida del
estancamiento del len'ua9e musical4 en a5uellos pa3ses en 5ue la
música nue&a estaba amena/ada de as!:ia por este
nacionalismo estereotipado. ?or otro lado @ como se obser&ó
anteriormente @ 4 el dodecafonismo lle'ó m,s tarde a a5uellos
pa3ses como Cuba Mé:ico 6donde el nacionalismo 9u'aba el
papel de la &erdadera &an'uardia74 como resultado de la difusión
'eneral de la música nue&a europea después de la se'unda
'uerra mundial.
%n este caso4 no sólo sir&ió de modelo la técnica de Ec2oenber'4
sino 5ue éste se &io sobrepasado por el serialismo m,s elaborado
de Webern4 coincidente con el se'undo momento de la
'eneración &an'uardista europea4 5ue ;descubrió; a Webern
después de la muerte de éste.
Adem,s4 los ob9eti&os ori'inales e:istentes en 193# 193O en
Ar'entina Irasil 2ab3an cambiado.
ir al comien/o
-. .odecafonismo %osterior y música serial en América
Latina
Alrededor a partir de 19)04 el dodecafonismo comen/ó a sur'ir
en otros pa3ses fuera de los dos mencionados 2asta a2ora4
se'uido del serialismo en todas sus &ariantes.
%l compositor pianista 2olandés .ré .ocBe 619107 el
compositor austr3aco Etefan %itler 61913@19H07 fueron
corresponsables de la ense"an/a difusión del dodecafonismo
en C2ile.
.ocBe 2ab3a estudiado composición con Webern en Miena en los
últimos a"os de la década del treinta comien/os de la del
cuarenta4 estaba familiari/ado con el método dodecafónico.
Lle'ó a C2ile en 19#H permaneció all3 2asta 19)O4
desarrollando acti&idades de compositor4 pianista profesor de
piano en Eantia'o de C2ile <31=.
%itler arribó a Iuenos Aires en 193H participó acti&amente de la
&ida musical local4 entró a la A'rupación -ue&a Música partió
para C2ile en 19)0. %n 19)O4 se radicó en ERo ?aulo4 donde
murió tres a"os m,s tarde <32=.
%n 19)24 .ocBe %itler4 concretando una idea del primero4
fundaron el ;Centro de la música contempor,nea en C2ile;4 5ue
desarrolló acti&idades conciertos presentando no sólo música
europea sino también latinoamericana. ?osteriormente4 se
con&irtió en el ;Grupo Konus;.
Como e:plica .ocBe <33=4 la técnica dodecafónica a era
conocida en C2ile4 pero la composición dodecafónica no se
practicaba 6aún7 re'ularmente <3#=.
%n Mé:ico4 la pr,ctica del dodecafonismo fue introducida por el
e:iliado espa"ol +odolfo PalXter 619007 a comien/os de los a"os
cuarenta4 pero recién durante los cincuenta compuso él mismo
su primera música dodecafónica.
*an MalmstrYm se"ala en su tesis de 'rado <3)= 5ue la música
dodecafónica no era desconocida en Mé:ico antes de 19)0.
Ec2oenber' otros compositores 5ue utili/aban esta técnica a
2ab3an sido e9ecutados all34 pero fue después de las obras de
Gon/,le/ Z&ila 6alumno de PalXter7 del propio PalXter 5ue el
dodecafonismo comen/ó a interesar a los compositores
me:icanos.
*ominó la creación musical en la década del cincuenta en casi
toda la del sesenta4 pero 2acia 19O0 el serialismo a estaba
;fuera de moda; @ como lo estu&o en otros pa3ses de
Latinoamérica @ despla/ado por nue&os procedimientos en bo'a.
Stro compositor alem,n4 Ger2art Muenc2 6190O74 también
ense"ó la técnica dodecafónica en Mé:ico> también podr3a ser
probable 5ue la bre&e presencia de Panns %isler en Mé:ico <3H=4
la pro:imidad 'eo'r,!ca de éste de Ec2oenber' en California
durante la 'uerra4 lue'o de su for/ada emi'ración de Alemania4
pudieran 2aber contribuido a su difusión.
%n Cuba4 fue el compositor espa"ol Nosé Ardé&ol 61911@19F17
5uien se interesó por las propuestas sc2oenber'uianas4 pero @
se'ún él @ fue Ar'eliers León 6191F7 el primer compositor cubano
5ue adoptó sistem,ticamente el serialismo.
%n ?erú4 fueron también dos europeos4 el alem,n +odolfo
Pol/mann 619107 el francés Andrés Eas 61900@19)O74 5uienes
difundieron esta técnica <3O=.
Al !nali/ar la década del cincuenta comen/ar la del sesenta4
Mene/uela4 Colombia4 ?uerto +ico4 ?anam,4 Guatemala4
-icara'ua4 contaban con compositores familiari/ados con la
técnica dodecafónica aplic,ndola m,s o menos re'ularmente
pero4 en la maor3a de los casos4 con bastante in'enuidad.
Muc2os compositores de la 'eneración m,s &ie9a m,s 9o&en de
América Latina @ por lo 'eneral4 en las capitales m,s ;a&an/adas;
del continente @ estaban sumer'idos en las técnicas seriales con
diferentes ni&eles de creati&idad ori'inalidad4 con diferentes
'rados de ortodo:ia ri'or4 con diferentes propuestas en la
aplicación de las posibilidades seriales sus deri&ados.
Al'unos de ellos proced3an de un len'ua9e neocl,sico o
nacionalista4 otros4 no ten3an ;pasado; comen/aban
directamente a partir del pensamiento serial. Al'unos eli'ieron
se'uir e imitar los senderos de Ec2oenber' Webern> otros4
aceptaron el ;9ue'o; se di&irtieron 9u',ndolo sin nin'ún tipo de
cuestionamiento. Stros4 supusieron 2aber encontrado la
respuesta a problemas puramente técnicos4 ol&id,ndose de los
&erdaderos problemas. Stros4 mu pocos4 desarrollaron un
len'ua9e fuerte e:presi&o4 utili/ando un ;esp3ritu; serial
personal4 libre de repetición mec,nica4 respondiendo as3 @
creati&amente @ a esa nue&a especie de &an'uardia ;neo@
académica; <3F=.
?ero4 en 'eneral4 las técnicas seriales se a!an/aron no como una
opción 2istórica sub&ersi&a4 no como una luc2a contra ideas
reaccionarias en música4 sino como la a!rmación del &ie9o
eurocentrismo siempre latente4 deseoso de instalar una falsa
&an'uardia4 basada esta &e/ en la reproducción de modelos
seriales4 as3 como anteriormente se 2ab3a basado en el
nacionalismo ;e:ótico; pero ;a la Iac2;.
La música serial en América Latina se &io enfrentada en los a"os
sesenta a una parado9a: se 2ab3a con&ertido en la &an'uardia
;establecida; contra el nacionalismo el neoclasicismo. ?ero
dentro de esa &an'uardia reconocida4 e:isten contradicciones
dialécticas <39=.
?ara los fantasmas /2dano&ianos4 las técnicas de la %scuela de
Miena son ras'os decadentes de la pe5ue"a bur'ues3a 6tal como
lo fueron antes para la ideolo'3a na/i7. ?ero Lui'i -ono dir, <#0=
5ue
la &an'uardia no consiste sólo de técnica 6...7. La
ideolo'3a no debe entenderse como un oasis
idealista4 le9ano ale9ado de la realidad &i&a mu a
menudo en contradicción con ella 4 por
consi'uiente4 tendiendo a imponerse sobre la
realidad 2asta as!:iarla @ a la manera de U2d,no& @4
sino 5ue debe entenderse como consciencia4 no
como un &elo 5ue oculta la realidad4 sino como un
instrumento de &erdad.
?ara al'unos compositores de la &an'uardia neoacadémica de
los a"os sesenta <#1=4 el material serial se con&ierte en un &elo
para esconder su mediocridad 6como antes lo 2ab3an 2ec2o el
neoclasicismo o el falso nacionalismo7 no en un instrumento de
&erdad4 con el cual se pueda combatir las ideas re'resi&as @
incluido el ;serialismo neoacadémico; @ producir obras
creati&as realmente ;&erdaderas;.
[ 19F# b Graciela ?arasBe&a3dis
ir al comien/o
/eferencias biblio+r0&cas relacionadas
 Coriún Aharonián: Processus de la création musicale en Amérique Latine.
En: Faire, Nº 2!, "our#es, $%&'$%&(.
 Coriún Aharonián: Latinameri)a i da#. En: Nutida *usi), +toc)holm, Nº
!, $%&'$%&(. ,ri#inal castellano re-roducido con numerosas erratas en:
En Ancas, Nº $, Caracas,$%&., / en "olet0n de *úsica de Casa de las
Américas, Nº &%, La 1a2ana, no3iem2re4diciem2re de $%&%.
 5osé Ardé3ol: 6ntroducci7n a Cu2a: La música. 6nstituto del Li2ro, La
1a2ana, $%.%.
 Ale8o Car-entier: La música en Cu2a. Fondo de Cultura Econ7mica,
*é9ico, $%&2.
 :il2ert Chase: 6ntroducci7n a la música americana contem-oránea.
Editorial No3a, "uenos Aires, $%(;.
 +amuel Claro <aldés = 5or#e >rrutia "londel: 1istoria de la música en
Chile. Editorial ,r2e, +antia#o de Chile, $%&!.
 6nés :randela: La música chilena -ara -iano de la #eneraci7n 8o3en. En:
?e3ista *usical Chilena, Nº $$!4$$', +antia#o de Chile, 8unio de $%&!.
 @alter :uido: +0ntesis de la historia de la música en <eneAuela. En:
?e3ista *usical de <eneAuela, aBo 2, Nº !, enero4a2ril de $%;$.
 1ans45oachim Coellreutter: , ensino da música num mundo modiDicado.
En: Anáis do 6 +im-7sio 6nternacional de Com-ositores, +Eo "ernardo do
Cam-o, $%&&.
 1ans45oschim Coellreutter: Estética. Editorial No3as *etas. +Eo Paulo,
$%;!.
 Luis *erino: Los cuartetos de :usta3o "ecerra. En: ?e3ista *usical
Chilena, Nº %2, +antia#o de Chile, a2ril48unio de $%.(.
 5uan Carlos PaA: Arnold +choen2er# o el Din de la era tonal. Nue3a <isi7n,
"uenos Aires, $%(;.
 <arios: :usta3o "ecerra. En: ?e3ista *usical Chilena, Nº $$%4$2F,
+antia#o de Chile, 8ulio de $%&2.
 5or#e Gulueta: La o2ra -ara -iano de 5uan Carlos PaA. Editorial :ai,
"uenos Aires, $%&..
ir al comien/o
1otas
H$I La J2lancaJ está en al#unos casos le3emente JoscurecidaJ / la JoscuraJ
le3emente J2lanqueadaJ, -ero en todo caso esas elites son culturalmente
J2lancasJ, es decir euro-eas.
H2I CD. Arturo 5auretche: El medio -elo en la sociedad ar#entina. A-untes
-ara una sociolo#0a nacional. A. PeBa Lillo, "uenos Aires, $%.&.
H!I Los nom2res de Carlos Chá3eA K$;%%4$%&;L de *é9ico / 1eitor <illa4
Lo2os K$;;&4$%(%L de "rasil no Di#uran en la lista -re3iaM 8unto con otros
cole#as menos notorios, -ertenecen a la misma #eneraci7n recién
mencionada / en al#ún momento -udieron ha2erse sentido identiDicados
con la 2úsqueda común, -ara traicionarla des-ués / a2usar de su Duerte
-oder -ol0tico, ocu-ando car#os -ri3ile#iados e inDlu/entes, sir3iendo as0
al -oder colonial / en3iando coloridas tar8etas -ostales con elementos
JlocalesJ, Dundidos en -otes neoclásicos / estructuras 2arrocas, que les
ase#ura2an é9ito inmediato en Par0s / en Nue3a Nor).
H'I 1ist7ricamente, la Decha corres-onde al -er0odo conocido como la
JOécada inDameJ K$%!F4$%'FL, momento en que la oli#arqu0a #anadera /
la elite intelectual de la Ar#entina son marcadamente 2ritánicas.
H(I 6samitt es el -rimero en utiliAar el dodecaDonismo en Chile en $%!; / el
-rimero en incor-orar a sus com-osiciones canciones ind0#enas con sus
te9tos ori#inales, reco#idos in situ -or él mismo.
H.I PaA es una -ersonalidad multiDacética. +u estilo ensa/0stico es
a-asionado, in#enioso / -leno de sarcástica iron0a, a menudo se contradice
a lo lar#o de los aBos / a 3eces se de8a lle3ar -or sus Duertes inclinaciones
/ desa#rados, todo lo cual es hecho siem-re con -roDundo con3encimiento.
H&I PaA menciona a los si#uientes com-ositores miem2ros de la
JA#ru-aci7n Nue3a *úsicaJ: Carlos ?oqué Alsina, Ed#ardo Cant7n,
Enrique "elloc, 5or#e ?otter, Carlos ?ausch, Nell/ *oretto, Francisco
CrP-Dl, *ario Oa3ido3s)/, +usana "ar7n +u-er3ielle, César *.
Franchisena, Eduardo Qe8eda, Luis Gu2illa#a. ,tros miem2ros es-orádicos
Ktam2ién mencionados -or PaAL Dueron: +teDan KEste2anL Eitler, *ichael
K*i#uelL :ielen, Oaniel Oe3oto, *auricio Ca#el. CD. 5uan Carlos PaA:
6ntroducci7n a la música de nuestro tiem-o. +udamericana, "uenos Aires,
$%&$, -á#. '%!.
H;I CD. 5osé *aria Ne3es: *úsica contem-orRnea 2rasileira. ?icordi
"rasileira, +Eo Paulo, $%;$, -. %'.
H%I >n -unto a ser tomado en consideraci7n como la -rue2a más
Dehaciente en contra del conce-to de una sociedad cerrada / secreta,
dedicada solamente al dodecaDonismo.
H$FI SQal 3eA un nue3o conce-to en el marco de un Duturo nue3o orden
socialT
H$$I CD. Ne3es 02. --. %'4%..
H$2I +e#ún Coellreutter en carta del $( de a#osto de $%;'.
H$!I +u2ra/ado en el ori#inal.
H$'I Esto, Uen $%';V
H$(I +u2ra/ado en el ori#inal.
H$.I Wdem.
H$&I Fue Dirmado -or 1anns Eisler KAustriaL, Arnaldo Estrella K"rasilL,
<eselin +toiano3 K"ul#ariaL, Antonin +/chra, 5arusla3 Qomáse), Frantise)
Alois C/-ta, +te-an Luc)/ KChecoeslo3aquiaL, ?oland de Candé
KFranciaL, Alan "ush / "ernard +te3ens K:ran "retaBaL, *arius Flothuis /
Ernst ?e2lin# K1olandaL, Oenes "artha K1un#r0aL, ,s)ar Oanon / Nat)o
Oe3cic KNu#osla3iaL, GoDia Lissa KPoloniaL, AlDred *endelsohn
K?umaniaL, *arcel "ernard K+uiAaL, Qi8on 5rénni)o3, "oris 6arusto3s)i /
6uri +ha-orin K>?++L.
H$;I Considerando que la música / la 3ida musical de nuestro tiem-o
-arece de2atirse en una -roDunda crisis, que la as0 llamada música culta se
está con3irtiendo 4 con res-ecto a sus contenidos 4 en cada 3eA más
indi3idualista / su28eti3a / cada 3eA más com-licada / mecánicamente
construida en cuanto a su Dorma / que la as0 llamada música de
entretenimiento se 3a haciendo cada 3eA más su-erDicial, más llena de
lu#ares comunes / estandariAada / es, en al#unos -a0ses, -roducto de una
industria de entretenimiento mono-oliAada. CD.: Proclama / resoluci7n.
*anuscrito en in#lés.
H$%I 1anns Eisler re-resenta2a a Austria / era, al mismo tiem-o, el
-residente del Con#reso. El *aniDiesto Due -rinci-almente o2ra su/a. CD.:
1anns Eisler. *usi) und Politi). +chriDten. $%';4$%(2. 6662. Qe9t)ritische
Aus#a2e 3on :Xnter *a/er. <E" Oeutscher <erla# DXr *usi), Lei-Ai#,
$%;2, -. 2;.
H2FI CD. 02., misma -. *a/er cita al J,esterreichisches Qa#e2uchJ, Nº $;,
octu2re $%';, -. !2: En el Con#reso 6nternacional de Com-ositores /
Cr0ticos *usicales en Pra#a, la discusi7n so2re el -ro2lema de la música
contem-oránea, que sur#iera a tra3és de las decisiones musicales
so3iéticas, Due clausurada con el si#uiente maniDiesto.
H2$I Qam2ién se diDundi7 rá-idamente la 3ersi7n castellana, -u2licada en
la ?e3ista *usical Chilena.
H22I CD. Ne3es, 02., -. ;..
H2!I Cláudio +antoro / César :uerra Pei9e ha20an sido los -rimeros
disc0-ulos de Coellreutter. A ellos si#uieron más tarde otros como Eunice
Catunda, Esther +cliar, Edino Crie#er, Oamiano CoAAella, ?o2erto
+chnorren2er#, -ara mencionar s7lo a al#unos de los músicos que se
Dormaron con Coellreutter, 3arios de los cuales -ertenecen incluso al
terreno de la música -o-ular.
H2'I Aunque no Dirm7 el maniDiesto. El -ianista 2rasileBo Arnaldo Estrella,
que s0 lo Dirm7, nunca ha20a estado conectado con el :ru-o *usica <i3a, /
en esos aBos, esta2a radicado en Francia.
H2(I >n músico que -osa2a de -ro#resista, -ero que com-art0a -or -artes
i#uales actitudes reaccionarias, 9enoD72icas / mediocres.
H2.I Pol0ticamente, era el momento inmediato anterior al tercer #o2ierno
de :etúlio <ar#as.
H2&I CD. Ne3es, 02., --. $2$4$2'.
H2;I CD. este len#ua8e con al#unos e8em-los escritos durante el Qercer
?eich: La decadencia de la 3ida es-iritual / art0stica alemana en los aBos
$%$;4$%!! no se detu3o tam-oco ante la música K...L, un arte considerado
el más alemán de todos. Fue necesario K...L eliminar las causas de la
enDermedad / los s0ntomas cuidando las reales DuerAas art0sticas de nuestra
música alemana. :oe22els, discurso durante las 5ornadas *usicales de
OXsseldorD, $%!;. ,: La -ura atonalidad está enterrada. Qodo el
mo3imiento atonal se o-one al ritmo de la san#re / del alma del -ue2lo
alemán, ?osen2er#. Am2os en: 5ose-h @ulDD: *usi) im Oritten ?eich,
>llstein, Fran)Durt, $%;!, --. '.2 / 2!F.
H2%I CD. Ne3es, 02., --. $2(4$2&.
H!FI CD. Ale8o Car-entier: Qientos / diDerencias. Ediciones >ni7n, La
1a2ana, $%., 3ol. 666.
H!$I Como e9-lica Ne3es, 02, mu/ acertadamente, el dodecaDonismo se
con3irti7 en la ne#aci7n del academicismo com2atido / en ta2la de
sal3aci7n. A 3eces se lo ado-t7 su-erDicialmente / e9iste tam2ién una
a-arente incom-ati2ilidad entre esta técnica / la e9u2erancia del
tem-eramento 2rasileBo. La 3erdad es que nin#uno de los alumnos de
Coellreutter -erse3er7 de hecho en esta direcci7n. Al#unos ado-taron un
len#ua8e atonal, -ero la ma/or0a se 3olc7 a un tonalismo más directo,
-reDiriendo un -o-ulismo Drecuentemente -rimario al hermetismo elitista
de las o2ras de ese -er0odo, lle#ando a ser -osteriormente a-asionados
deDensores del nacionalismo, -. ;..
H!2I Fre Foc)e, en carta del $2 de 8ulio de $%;'.
H!!I Como com-ositor, era un Danático académico dodecaD7nico, escri2e
Coellreutter en carta del $( de a#osto de $%;'.
H!'I Foc)e, 02.
H!(I Al#unos de los alumnos de Foc)e Dueron: Leni Ale9ander, 6da <i3ado,
Le7n +chidloYs)i, 5uan Allende4"lin, Celso :arrido4Lecca, A2elardo
Zuinteros, *i#uel A#uilar, Qomás LeDe3er, ?o2erto Fala2ella.
H!.I Oan *almstrPm: La música me9icana del si#lo [[. Fondo de
Cultura Econ7mica, *é9ico, $%&&, -. 2F&. CD. tam2ién la 3ersi7n ori#inal
in#lesa: 6ntroduction to 2Fth Centur/ *e9ican *usic. Qhe 6nstitute oD
*usicolo#/, >-sala, >ni3ersit/, $%&'.
H!&I *almstrPm no lo menciona, -ero es -ro2a2le que Eisler ha/a
enseBado -rinci-ios dodecaD7nicos a su 2re3e -aso -or el Conser3atorio de
*é9ico, se#ún seBala @ilhelm Go2l KcD. Pro#rama del concierto con o2ras
de Eisler, <iena, $% de no3iem2re de $%;'L.
H!;I Zueda claro, entonces, que la emi#raci7n de músicos euro-eos a los
-a0ses latinoamericanos alrededor / a causa de la se#unda #uerra mundial,
tu3o un -a-el decisi3o en la diDusi7n del dodecaDonismo.
H!%I El uru#ua/o 1éctor Qosar K$%2!L, -or e8em-lo, utiliAa a comienAos de
los aBos sesenta técnicas seriales, tratamientos mel7dicos 2asados en series
de número 3aria2le de sonidos, series que -ueden ser re-etidas o
com2inadas entre s0. CD. Coriún Aharonián: Qosar $%.$4$%... En: Cla3e,
*onte3ideo, a2ril $%.&. ,tra e9-resi7n creati3a es el chileno :usta3o
"ecerra K$%2(L, que ela2or7 un nue3o -rocedimiento deri3ado del
dodecaDonismo / lue#o del serialismo, que él denomin7 el J-olicordio
com-lementarioJ, / que us7 /a a Dines de la década del cincuenta. "ecerra
no estu3o cerca del J:ru-o QonusJ, sino que eli#i7 su -ro-io camino,
a-licando el -ensamiento dodecaD7nico -rimero en Dorma es-orádica /
lue#o cada 3eA más sistemáticamente. El ar#entino Al2erto :inastera
K$%$.4$%;!L tam2ién utiliA7 -rocedimientos seriales hacia el mismo
-er0odo que los anteriores, -ero más Duertemente li#ado a modelos
euro-eos / más -reocu-ado -or tener é9ito en la metr7-oli
norteamericana. Es im-ortante seBalar que :inastera nunca -erteneci7 a la
A#ru-aci7n Nue3a *úsica, sino más 2ien se le o-uso, -rocedente en
-rimera instancia de un e9itoso neonacionalismo.
H'FI >na 3eA más, se trata aqu0 de la Dalta de una nue3a 2ase ideol7#ica, de
un marco adecuado, antes que del Dracaso de un -ensamiento te7rico.
Como indica Eisler: El sistema dodecaD7nico dentro del cual +choen2er#
trat7 de or#aniAar el nue3o material musical K...L encontr7 se#uidores en
todo el mundo. 6deol7#icamente, ha desarrollado en al#unos com-ositores
caracter0sticas -equeBo42ur#uesas, tales como la ma#ia de los números, la
astrolo#0a, la antro-osoD0a K...L. Pero no s7lo el as-ecto ideol7#ico es
-eli#roso -ara el imitador K...L. La l7#ica musical, el desarrollo / la
continuaci7n de las ideas musicales se ha mecaniAado. K...L Entonces se
mecaniAa el material art0stico / se lo -resenta en Dorma no dialéctica.
1anns Eisler: :esellschaDtliche :rundla#en der modernen *usi). En:
1anns Eisler, 02., -. $;.
H'$I <arios: Lui#i Nono. *usi)4ConAe-te Nº2F, *Xnchen, 8ulio $%;$, -.
$&.
H'2I En América Latina /, -or su-uesto en Euro-a / en Norteamérica / en
5a-7n.
%ste art3culo fue escrito en diciembre de 19F#. %n: La del Kaller4 -\ 34
Monte&ideo4 abril 19F).

ir al comienAo