You are on page 1of 2

El Papa Francisco ha proclamado a Karol Wojtyla, mejor conocido como Juan Pablo II, un santo!

Esta elevación a los altares es una de las más rápidas de la historia!

Pero qué es lo que ha hecho que Juan Palo II sea santo?:

Será porque fue un hombre que sufrió mucho pero siempre tuvo esperanza?

La familia de Karol murió cuando era joven. Perdió a su madre antes de los 10. Su hermano
murió cuando tenía 12. Y a los 21, perdió también a su padre… En 1939 su país fue atacado y
conquistado por los nazis… y luego vuelto a conquistar por la Armada Roja soviética en 1945.

O quizá por su gran cultura y humanidad?

A Juan Pablo II le apasionaba la vida; amaba los deportes y la belleza del campo; incluso siendo
Cardenal continuó haciendo ski y kayak. Amaba la poesía y fue actor, soñó con tener una vida
en el teatro. Bajo el régimen nazi, trabajó duro en un cantera y conoció la vida del obrero. En el
mundo académico fue excepcionalmente brillante y fue un profesor carismático, sus clases
estaban repletas de estudiantes.

O tal vez porque viajó tanto para encontrarse con muchas personas?

El Papa Juan Pablo II fue muy activo. Hizo 250 visitas pastorales alrededor del mundo en 129
países y escribió 14 encíclicas. El Papa inició la tradición de la Jornada Mundial de la Juventud,
participando en 9 de ellas, y reuniendo a millones de jóvenes católicos que estaban tan
identificados con su figura que fueron conocidos como la generación Juan Pablo II.

O quizá porque fue un defensor de los derechos humanos?

Durante sus días en Polonia, fue testigo presencial de las consecuencias de los gobiernos
opresivos que tomaban la vida de los más débiles. Estas experiencias inflamaron en él la
ardiente convicción de luchar en contra de los movimientos totalitaristas. Es por eso que pudo
tener un rol determinante en la caída de la Unión Soviética.


- Ciertamente todas estas cosas son importantes pero no nos estamos olvidando de un elemento
esencial?

Juan Pablo II ha sido proclamado santo sobre todo porque ha puesto a Cristo en el centro de su
vida y ha aceptado la gran misión que Cristo le ha ofrecido, cada día, con amor y esperanza!


Juan Pablo II soportó mucho sufrimiento. La vida de su padre y su fe fueron para él como un
primer seminario. Al ver los sacrificios de sus amigos y compatriotas, enfrentando la
persecución, hasta el punto de entregar sus vidas.

El aprendió a confiar que la esperanza es más fuerte que el miedo, y el amor, más fuerte que la
muerte. Él vivió esta lección cuando sufrió un atentado contra su vida. y con esperanza superó el
miedo y la angustia de esos días. Y con amor buscó al hombre que lo había disparado, para
perdonarlo personalmente.





Juan Pablo II no fue simplemente activo, fue profundamente apostólico en todo lo que hacía! El
sabía que las multitudes que iban a verlo no estaban sólo por él sino que realmente las personas
están hambrientas de Dios.

Como defensor de los derechos humanos, Juan Pablo II luchó en favor del no-nacido, del
enfermo, del anciano, del pobre y del oprimido. Por encima de todo, luchó por el derecho a creer!
El sabía que un mundo sin Dios es un mundo sin alegría, sin belleza, sin verdadera humanidad.

Juan Pablo II nos invitó a abrir de par en par las puertas a Cristo. Nos dijo que no tengamos
miedo de recibirlo en nuestras vidas, en nuestras familias, en nuestras sociedades. Porque
Cristo nos conoce mejor que nadie, conoce los deseos de nuestros corazones y es el único
capaz de saciarlos.

Juan Pablo II sabía que Cristo lo llamó a servir y por ello puso al servicio todos sus dones y
talentos, todo su energía y su salud hasta el final, para mostrarnos a Cristo. Y es por esto que lo
reconocemos como San Juan Pablo II: Cristo era el centro de su vida, su alegría, sus fuerza, y
su gran amor.