You are on page 1of 2

PROYECTO PEDAGÓGICO INVESTIGATIVO III

PEDRO ALEXANDER SOSA GUTIERREZ
MAYNLEE XIOMARA PINEDA ROMEO – CODIGO: 201110005
VI SEMESTRE – LIC. ARTES PLASTICAS | U.P.T.C. - 2013
1
“UNA ESCUELA PARA EL MUNDO DE HOY”
Pensarnos una escuela para el mundo de hoy requiere ir más allá de la su
estructura, hay que detenerse en cada uno de sus componentes, desde
aquellos que dirigen y deciden nuestra educación, hasta los que la
recibimos, pasando por cada hogar que afecta la escuela, pues “las
familias, también se educan”.
No podemos seguir manejando la educación como un negocio, pues si se
supone que estamos formando la sociedad del mañana, hay que dejar de
producir y modelar maquinas trabajadoras, y robots controladores,
debemos empezar a pensar en formar “Seres Humanos”.
Pero ¿por dónde pensamos este proceso de concientización de la
humanidad?, a mi parecer hay tres factores esenciales que hacen a la
escuela posible, La Infraestructura, Los Maestros y Los Estudiantes.
Una escuela que está diseñada con base en el encierro y la individualidad
no puede ser promotora de sensibilidad en un estudiante, un lugar dónde
se enseñan cosas solo en su Teoría, pero que a la hora de la verdad ni el
80% de lo que supuestamente aprendemos, nos es útil en la vida, por la
sencilla razón que no es interesante para nosotros, es importante no
limitar nuestra mentes a una lección dada, en un espacio frio y muerto,
debemos confrontar todas estas teorías en el mundo exterior eliminando
categorizaciones, jerarquías e instrucciones que nos homogenizan, porque
no hay mejor salón de clase que la naturaleza.
Si somos capaces de romper con ese escenario de privaciones es necesario
pensar también en un maestro capaz de enfrentarse a ese otro espacio de
liberación, Entonces habría que pensar en un Docente que conozca a sus
estudiantes, que No se prepare para dictar una clase sino, para la clase,
que no solo ponga mil y un trabajos y saque un montón de notas sino que
se tome el tiempo de escuchar a los estudiantes, apreciar sus procesos
educativos cuantitativa y cualitativamente, un profesor que fomente la
reflexión en el estudiante, no solo a través de complejos tratados teóricos,
sino de la creatividad y la sensibilidad y la práctica.
Pero el trabajo no solo está en el profesor, si queremos renovar nuestra
forma de pensar y actuar, necesitamos también de estudiantes dispuestos
a ello, que sean críticos, no criticones, que sean participativos y activos en
PROYECTO PEDAGÓGICO INVESTIGATIVO III
PEDRO ALEXANDER SOSA GUTIERREZ
MAYNLEE XIOMARA PINEDA ROMEO – CODIGO: 201110005
VI SEMESTRE – LIC. ARTES PLASTICAS | U.P.T.C. - 2013
2
la “clase”, que estén preparados para proponer y disponer en un mundo
que anda a la velocidad de la luz, que no se dediquen a recitar las
lecciones propuestas sino que tengan vos propia, pero lo más importante
de todo es que se forme como ser humano para poder aceptar, tolerar y
respetar a sus semejantes, pues la verdadera creación se da en un
ambiente de reciprocidad de conocimientos.
En conclusión, para tener una escuela que responda y sea propositiva
para nuestro mundo, nuestra sociedad, ésta depende de un ejercicio de
romper con los parámetros establecidos el de esa escuela de limitaciones,
individualidad y ordenes, y renovarla completamente, sacarla de un
edificio con aulas de clase, con maestros que más que enseñar estén
dispuestos a guiar, y aprender de sus estudiantes, y estudiantes que estén
dispuestos a hacer de la escuela un mundo de posibilidades de liberación,
humanización y creación para mundo.