You are on page 1of 2

FIBRA

En el ámbito de la industria textil, se denomina fibra o fibra textil al conjunto de
filamentos o hebras susceptibles de ser usados para formar hilos (y de estos los tejidos),
bien sea mediante hilado, o mediante otros procesos físicos o químicos. Así, la fibra es
la estructura básica de los materiales textiles. Se considera fibra textil cualquier material
cuya longitud sea muy superior a su diámetro y que pueda ser hilado.
En la fabricación del hilo para textiles —tanto tejidos como no tejidos—, se pueden
utilizar dos tipos de fibra:
1. Fibra corta: hebras de hasta 6 cm de longitud. Se considera de mayor calidad
cuanto más larga y más fina sea.
2. Filamento: hebras continuas. El filamento de alta calidad es más suave y
resistente.
FIBRA SEMISINTETICA
Se llama fibra artificial o fibra semi-sintética a la fibra textil manufacturada a partir de
materia prima natural, como la celulosa o proteína animal o vegetal. Las fibras artificiales
surgen como respuesta a la necesidad de obtener filamentos largos y resistentes para
tejer materiales textiles de calidad. Se distinguen de las fibras sintéticas en que en estas
la materia prima es producto de síntesis química.
1
Algunos autores utilizan «fibras
químicas» para referirse a las fibras artificiales y a las sintéticas en conjunto, en
contraposición a fibras naturales.
2

Las primeras fibras artificiales trataban de imitar al gusano de seda que fabrica un
filamento continuo, finísimo, elástico y resistente. El ingeniero francés Hilaire de
Chardonnet fue el primero en obtener lo que llamó «seda artificial» o «seda Chardonnet»
en 1884, y la presentó en la Exposición Universal de París de 1889.
Las fibras artificales se clasifican en tres grupos de acuerdo con la materia prima de la
que se obtienen: celulósicas, proteínicas y algínicas. El grupo de fibras celulósicas es el
más importante de los tres.
FIBRA SINTÉTICA
La fibra sintética es una fibra textil que proviene de diversos productos derivados al
petróleo.1 Las fibras artificiales no son sintéticas, pues estas proceden de materiales
naturales, básicamente celulosa. Algunas veces la expresión «fibras químicas» se utiliza
para referirse a las fibras artificiales y a las sintéticas en conjunto, en contraposición a
fibras naturales.2
Así, las fibras sintéticas son enteramente químicas: tanto la síntesis de la materia prima
como la fabricación de la hebra o filamento son producto del ser humano. Con la
aparición y desarrollo de las fibras sintéticas la industria textil ha conseguido hilos que
satisfacen la demanda que plantean las nuevas técnicas de tejeduría y los
consumidores.