You are on page 1of 22

2

Enfoque de
Reforza-
miento
Vicario de
Bandura

3


DEDICATORIA























A nuestros profesores y padres,
por el esfuerzo de
Brindarnos siempre una mejor
educación.
A Dios, por llenarnos día a día de
su inmensa sabiduría,
Que nos permite conseguir
El perfil perfecto
Para nuestra carrera.

4


AGRADECIMIENTO























Queremos agradecer a Dios, el único
ser divino; el cual nos ha iluminado a
lo largo de este trabajo, ya que él es
fuente de sabiduría y razón, que nos
ha permitido finalizar con éxito.

Por último, pero no
Menos importante, a los miembros
del grupo por el esfuerzo y empeño
que tuvieron para realizar el trabajo
presente.

5


INTRODUCCIÓN
La teoría del aprendizaje social comienza en el punto en que se
quedaron las pri meras teorías conductuales. Estas teorías destacaron
la importancia del aprendi zaj e y de los factores de origen
situacionales en el origen y evolución de la personalidad. En esta
teoría, se pone énfasis en los aspectos sociales que influyen en la
personalidad, incluyendo el i mpacto del aprendizaje por observación.
A este tipo de aprendizaje se conoce por imitación, mol deamiento o
condicionamiento vicario.
El aprendizaje vicario es un paradigma de aprendizaje desarroll ado
de manera formal por el psicólogo Albert Bandura. Es un modelo muy
evolucionado de conductismo que destaca la posibilidad de aprender
conductas siguiendo los modelos vistos en otras personas con las
que se identifican, sin necesidad de práctica. Es esa falta de
necesidad de practicar para aprender, la que constit uye una qui ebra
con el paradigma skinneriano, para el cual las conductas se
establecen por refuerzo exclusivamente. Ha habido otros paradigmas
rivales del modelo de refuerzo, per o no habían establecido la
insuficiencia del paradigma no-mediacional (que no toma en cuenta
las características del sujeto, características que median entre
estímulo y respuesta) de forma tan clara y rotunda.
Un aspecto muy interesante e importante expuesto por Bandura es el
aprendizaje activo, es aquel conocimiento que se adquiere al hacer las cosas,
el cual contrasta con el de aprendizaje vicario. Por tan solo ver lo que otros
hacen y observar sus consecuencias, se aprende a repetir o evitar la conducta
adquirida.
Lo que Bandura propone con su teoría de que no todo el aprendizaje se logra
experimentando personalmente la acciones, sino que tan solo basta obsérvalas
durante y después de la conducta para así aprenderla e imitarla. Diciendo así
que un individuo al ver las consecuencias positivas o negativas de las acciones
de otras personas, las lleva como si fueran experiencias propias pero en
situaciones similares, a cuando se aprendió la conducta.





6


ÍNDICE
Introducción .......................................................................................... Pág.5
CAPÍTULO I: ALBERT BANDURA ....................................................... Pág.8
1.1. Biografía ..................................................................................... Pág.8
CAPITULO II: APRENDIZAJE SOCIAL ................................................. Pág.10
2.1. Estudio de Bandura con el muñeco “Bobo” ........................... Pág.10
2.2. Etapas del aprendizaje observacional ..................................... Pág.11
2.2.1. Exposición ........................................................................ Pág.11
2.2.2. Adquisición....................................................................... Pág.11
2.2.3. Aceptación ........................................................................ Pág.11
a. Imitación ....................................................................... Pág.11
 Imitación indirecta ................................................. Pág.12
b. Contra imitación .......................................................... Pág.12
 Contra imitación indirecta ..................................... Pág.12
CAPITULO III: APRENDIZAJE OBSERVACIONAL............................... Pág.13
3.1. Elementos ................................................................................. Pág.13
3.1.1. Atención ............................................................................ Pág.13
3.1.2. Retención ......................................................................... Pág.13
3.1.3. Reproducción .................................................................. Pág.13
3.1.4. Motivación ........................................................................ Pág.13
3.1.4.1. Refuerzo pasado ................................................... Pág.14
3.1.4.2. Refuerzos prometidos ........................................... Pág.14
3.1.4.3. Reforzador vicario ................................................ Pág.14
3.1.4.4. Castigo pasado ..................................................... Pág.14
3.1.4.5. Castigo prometido ................................................ Pág.14
3.1.4.6. Castigo vicario ...................................................... Pág.14
3.2. Moldeamiento ........................................................................... Pág.14
3.2.1. Técnicas ........................................................................... Pág.14
3.2.2. Ventajas y desventajas ................................................... Pág.14
CAPITULO IV: TERAPIA........................................................................ Pág.15
4.1. Terapia de autocontrol .............................................................. Pág.15
4.1.1. Tablas de conducta .......................................................... Pág.15
4.1.2. Plannig ambiental ............................................................ Pág.15
4.1.3. Auto contratos .................................................................. Pág.16
4.2. Terapia de moldeado ................................................................ Pág.16
CAPITULO V: APORTES DE BANDURA EN LA ENSEÑANZA ............ Pág.18
5.1. Principal aporte ......................................................................... Pág18
7


5.1.1. Observación e imitación .................................................. Pág.18
5.1.2. Método experimental ....................................................... Pág.18
5.1.3. Aprendizaje social ............................................................ Pág.18
5.1.3.1. Prejuicio y Discriminación ................................... Pág.19
5.1.3.2. La Agresividad como Conducta Social ................ Pág.19
5.1.4. El aprendizaje observacional en el contexto escolar .... Pág.20
5.2. La Autorregulación ................................................................... Pág.20
 Auto-observación ................................................................. Pág.20
 Juicio ..................................................................................... Pág.20
 Auto-respuesta ..................................................................... Pág.21
 Concernientes a la auto-observación ................................. Pág.21
 Concernientes a los estándares .......................................... Pág.21
 Concernientes a la auto-respuesta ..................................... Pág.21
CONCLUSIONES ................................................................................... Pág.22
BIBLIOGRAFIA ...................................................................................... Pág.23
 LINKOGRAFIA ........................................................................... Pág.23














8






CAPITULO I: ALBERT BANDURA
1.1 Biografía
Albert Bandura (Mundara, Canadá, 1925) Psicólogo y pedagogo
canadiense. Graduado en 1949 en la Universidad de Columbia Británica,
estudió posteriormente psicología clínica en la Universidad de Iowa y
prosiguió luego su formación
en Wichita y Stanford.
Bandura ha destacado
como teórico y
experimentador de la
teoría del aprendizaje
social. Se interesó en
particular por las causas
de la agresión en los niños
y aportó datos para
contradecir a los
defensores de la idea de
que las agresiones son
una manifestación
patológica emocional e
impulsiva y un método
para conseguir lo que el
agresor desea cuando las
demás opciones han
fracasado. De igual forma
se opuso a los psicólogos que pensaban que había un nexo de unión entre
la frustración y la agresión (teoría de Dollar y Miller).
Sus trabajos han constituido la vanguardia en la investigación del
aprendizaje basado en la imitación y observación de modelos. Para
Bandura, lo que determina a las personas a imitar modelos son los
reforzadores y los castigos (tanto los recibidos por el modelo como por el
imitador). Las investigaciones que se han realizado con posterioridad
acerca de los modelos sociales que generan el hogar, la televisión o los
grupos de amigos fueron estimuladas por sus experimentos. Bandura fue
el impulsor del denominado enfoque sociocognitivo de la personalidad,
según el cual el ambiente tiene una influencia trascendental sobre factores
personales como el autocontrol y el concepto del yo. A este proceso de
interacción entre la conducta, pensamientos y sentimientos del individuo,
Bandura lo denominó "determinismo recíproco". También se le debe la
9


estructuración de técnicas terapéuticas muy satisfactorias basadas en la
observación de un modelo para curar fobias.
La teoría del aprendizaje social tiene en efecto como principal
representante Albert Bandura. Según esta teoría, las pautas de
comportamiento pueden aprenderse por propia experiencia (aprendizaje
directo) y mediante la observación de la conducta de otras personas
(aprendizaje vicario). Esta teoría considera que la conducta de otras
personas tiene una gran influencia en el aprendizaje, en la formación de
constructos y en la propia conducta. Este último tipo de aprendizaje es el
más habitual. Las conductas de cierta complejidad sólo pueden
aprenderse mediante el ejemplo o la influencia de modelos. La
introducción de modelos de comportamiento adecuados simplifica el
aprendizaje. Se trata de poner en contacto al individuo con modelos
válidos y apropiados, para que los imite o se sienta modelado por ellos.
El modelado o aprendizaje por imitación fue estructurado por Bandura de
acuerdo, fundamentalmente, con cuatro procesos: la atención, la retención,
la reproducción motriz y, finalmente, la motivación y el refuerzo. No se
puede aprender por observación si no se presta atención. La atención se
canaliza a través de la frecuencia de la interacción social y el grado de
atracción personal. Se imitan, por tanto, las conductas de las personas
más vinculadas con el individuo y, entre ellas, las que resultan más
atractivas. Así, la elección profesional por imitación se realiza mediante el
influjo de los modelos que con mayor frecuencia se hallan en el contexto
perceptual del individuo (familiares, profesores, compañeros, personajes
de ficción, etcétera), siempre que ofrezcan un atractivo personal y que
estén dotados de un cierto prestigio social.
Para poder reproducir una actividad una vez desaparecido el modelo es
preciso que las pautas de respuesta hayan sido almacenadas previamente
en la memoria a largo plazo; a este acto se le denomina retención. El
aprendizaje por observación supone aceptar la intervención de funciones
cognitivas, como la asociación, la integración de imágenes y recuerdos, la
codificación de señales y, principalmente, el lenguaje. Las actividades
escolares, los juegos y las actividades pre profesionales son ejemplos de
imitación de conductas vocacionales que contribuyen a la retención.
Para lograr la reproducción motriz de una actividad imitada se deben tener
de las habilidades motrices necesarias. Las aptitudes mínimas necesarias
son un requisito previo para intentar imitar una conducta profesional. La
motivación favorable hacia la conducta presentada por el modelo es un
factor decisivo para la reproducción de esa actividad. La motivación
favorece, además, la atención, la retención y la repetición de la conducta
observada. El refuerzo actúa, a su vez, de tres maneras: heterorrefuerzo
de la conducta imitada por el sujeto, autor refuerzo y refuerzo vicario. Este
último es el mejor estudiado por A. Bandura. El refuerzo vicario actúa
sobre el modelo, y sólo indirectamente sobre el observador, en la medida
en que lo imagina como expectativa de refuerzo. Se trata de un refuerzo
anticipado que recibe el sujeto al inferir las ventajas remotas que obtendrá
al imitar una conducta determinada.
10







CAPITULO II: APRENDIZAJE SOCIAL
2.3. Estudio de Bandura con el muñeco “Bobo”
El estudio de Bandura con el muñeco “Bobo” es uno de los más
famosos de la historia psicológica. Este experimente fue aplicado a
niños que asistían a una guardería. Las claves de moldeamiento se
presentaron de manera simbólica en la exhibición de una película corta.
En ella se presentaba un hombre con un muñeco de plástico de un
metro y cinco centímetros de
altura que parecía un payaso.
Esta se acercaba al muñeco y le
ordenaba que se retire de su
camino y puesto que este no lo
hacía, este reaccionaba con
golpes.
Los niños fueron divididos en tres
condiciones experimentales, cada
uno de las cuales difería en
términos de las consecuencias observacionales que recibieron del
hombre de la película los pequeños en la condición sin consecuencias
solo miraban en la película las acciones agresivas que realiza el
hombre.
Se les hizo ver la misma película, pero con dos finales diferentes, uno
es de recompensa ante sus respuestas agresivas. Como por ejemplo
con palabras de “eres una campeona” y se le premia con golosinas, el
adulto contaba sus actos agresivos como un “elogio”. El otro final era el
de castigo, donde al modelo se le castigaba por su reacción agresiva.
Como por ejemplo, apuntándole con el dedo amenazador y una frase
“oye, grandulón, deja de maltratar al payaso. No lo voy a tolerar”
(Spiegler, 2000, p. 342).
Luego de ver la película con los dos diferentes finales. Cada niño fue
llevado a una habitación donde se encontraba el muñeco, pelotas de
plástico y otros juguetes. Cada niño se quedó solo por 10 minutos.
Mientras se observaba a los pequeños por una cámara gesell, para
evaluar su conducta extemporánea, que fueron observadas en la
película. Se tuvo que decir a cada niño que se le recompensara si
hacia cada conducta que había observado en el video.
Los resultados respaldan claramente la idea de que es necesario
distinguir la adquisición de la aceptación, los niños adquirieron,
11


mediante el aprendizaje por observación más conductas agresivas de
las que aceptaron. Este resultado fue en especial, cierto en los casos de
los niños en la condición en la que el modelo había recibido castigo.
Uno de los aspectos más notorios fue la perfecta imitación de los actos
agresivos del modelo cuando recibieron incentivos por reproducirlos.

2.4. Etapas del aprendizaje observacional
El aprendizaje por observación se puede considerar como un proceso
de tres etapas: exposición, adquisición y aceptación.










2.4.1. Exposición
Es la observación a las claves del moldeamiento constituye desde
luego la primera etapa. La persona tiene que presentar y atender a
la conducta del modelo.

2.4.2. Adquisición
Es el aprendizaje y recuerdo de las claves del moldeamiento
constituye a la segunda etapa. No es un resultado automático de la
exposición, puesta esta exige que la persona preste una adecuada
atención a las claves de moldeamiento y las retenga.
Por lo general se demuestra como una conducta abierta, en la
explicación verbal o en la reproducción física que el observador
hace del comportamiento del modelo.

2.4.3. Aceptación
Esta se sirve de las claves del moldeamiento como guía para sus
acciones. Para medir la aceptación se observa a los sujetos en una
situación en la que tiene la libertad de imitar o no el comportamiento
del modelo.
12



a. Imitación
Consiste en comportarse como lo hizo el modelo.



 Imitación indirecta
Esta implica un comportamiento que si bien es parecido al
modelo no lo duplica con precisión, a menudo consiste en
mostrar la conducta modelada en una nueva situación.


b. Contra imitación
En ella se procede de manera diferente, casi opuesta. Las
claves de moldeamiento también pueden influir de manera
indirecta en los observadores al seguir la afectividad de un
clase general de conducta.

 Contra imitación indirecta
Estas se sirven de las claves del moldeamiento como base
para realizar una clase opuesta de conductas. Poe ejemplo
cuando se observa que otro es castigado por egoístas
puede llevar a un observador a mostrarse generoso.















13





CAPITULO III: APRENDIZAJE OBSERVACIONAL
3.2. Elementos
3.2.1. Atención
Si vas a aprender algo, necesitas prestar atención. De la misma
manera, por ejemplo, si estas adormilado, drogado, enfermo,
nervioso o incluso “híper”, aprenderás menos bien. Igualmente
ocurre si estas distraído por un estímulo competitivo.
Algunas de las cosas que influyen sobre la atención tienen que ver
con las propiedades del modelo. So el modelo es atractivo o
prestigioso o parece ser particularmente competente, prestaremos
más atención, y si el modelo se parece más a nosotros,
prestaremos más atención. Este tipo de variables encamino a
Bandura hacia el examen de la televisión y sus efectos sobre los
niños.

3.2.2. Retención
Debemos ser capaces de retener aquello a lo que hemos prestado
atención, guardamos lo que hemos visto hacer al modelo en forma
de imágenes mentales o descripciones verbales una vez
“archivados”, podemos hacer resurgir la imagen o descripción de
manera que podamos reproducirlas con nuestro propio
comportamiento.

3.2.3. Reproducción
Debemos traducir las imágenes o descripciones al comportamiento
actual. Por tanto, lo primero de lo que debemos ser capaces es de
reproducir el comportamiento.
3.2.4. Motivación
Con todo esto, todavía no haremos nada a menos que estemos
motivados a imitar; es decir, a menos que tengamos buenas
razones para hacerlo. Bandura menciona un número de motivos:


14


3.2.4.1. Refuerzo pasado
Es como el conductismo tradicional o clásico.

3.2.4.2. Refuerzos prometidos
Son incentivos que podamos imaginar.

3.2.4.3. Reforzador vicario
Se refiere a una consecuencia que recibe el modelo y que el
observador considera deseable; este aumenta la posibilidad de
que el observador imite el modelo.
3.2.4.4. Castigo pasado
Es como el conductismo tradicional o clásico.

3.2.4.5. Castigo prometido
Son las amenazas.

3.2.4.6. Castigo vicario
Es una consecuencia que el observador considera indeseable,
y que reduce la probabilidad de que el observador imite al
modelo.

3.3. Moldeamiento
Esta técnica consiste en identificar la conducta que se desea
establecer, primero en termino operacional: observables y medibles y
segundo seleccionar al modelo, que puede ser en vivo o simbólico, que
posea los atributos.

3.3.1. Técnicas
*Modelar la conducta vívidamente en forma atractiva y novedosa.
*Mostrar las consecuencias (positivas y/o aversivas).
*Una vez la persona presenta la conducta imitada, reforzarla
positivamente.

3.3.2. Ventajas y desventajas
*La individualidad y personalidad de los individuos puede influir de
forma positiva o negativa.
*La escala valorativa es un elemento determinante.
*Los modelos en el hogar son variables externas de gran
relevancia.

15


CAPITULO IV: TERAPIA
4.1. Terapia de autocontrol
Las ideas en las que se basa la autorregulación han sido incorporadas a
una técnica terapéutica llamada terapia de autocontrol. Ha sido bastante
exitosa con problemas relativamente simples de hábitos como fumar,
comer en exceso y hábitos de estudio.

4.1.1. Tablas de conducta
La auto-observación requiere que anotemos tipos de
comportamiento, tanto antes de empezar como después. Este acto
comprende cosas tan simples como contar cuántos cigarrillos
fumamos en un día hasta diarios de conducta más complejos. Al
utilizar diarios, tomamos nota de los detalles; el cuándo y dónde del
hábito. Esto nos permitirá tener una visión más concreta de
aquellas situaciones asociadas a nuestro hábito: ¿fumo más
después de las comidas, con el café, con ciertos amigos, en ciertos
lugares, etc.?

4.1.2. Plannig ambiental
Tener un registro y diarios nos facilitará la tarea de dar el siguiente
paso: alterar nuestro ambiente. Por ejemplo, podemos remover o
evitar aquellas situaciones que nos conducen al mal
comportamiento: retirar los ceniceros, beber té en vez de café,
divorciarnos de nuestra pareja fumadora…Podemos buscar el
tiempo y lugar que sean mejores para adquirir comportamientos
16


alternativos mejores: ¿dónde y cuándo nos damos cuenta que
estudiamos mejor? Y así sucesivamente.

4.1.3. Auto contratos
Finalmente, nos comprometemos a compensarnos cuando nos
adherimos a nuestro plan y a castigarnos si no lo hacemos. Estos
contratos deben escribirse delante de testigos (por nuestro
terapeuta, por ejemplo) y los detalles deben estar muy bien
especificados: "Iré de cena el sábado en la noche si fumo menos
cigarrillos esta semana que la anterior. Si no lo hago, me quedaré
en casa trabajando".
También podríamos invitar a otras personas a que controlen
nuestras recompensas y castigos si sabemos que no seremos
demasiado estrictos con nosotros mismos. Pero, cuidado: ¡esto
puede llevar a la finalización de nuestras relaciones de pareja
cuando intentemos lavarle el cerebro a ésta en un intento de que
hagan las cosas como nos gustaría!

4.2. Terapia de moldeado
La terapia por la que Bandura es más conocido es la del modelado.
Esta teoría sugiere que si uno escoge a alguien con algún trastorno
psicológico y le ponemos a observar a otro que está intentando lidiar
con problemas similares de manera más productiva, el primero
aprenderá por imitación del segundo.

La investigación original de Bandura sobre el particular envuelve el
trabajo con herpefóbicos (personas con miedos neuróticos a las
serpientes) El cliente es
conducido a observar a través de
un cristal que da a un laboratorio.
En este espacio, no hay nada
más que una silla, una mesa, una
caja encima de la mesa con un
candado y una serpiente
claramente visible en su interior.
Luego, la persona en cuestión ve
cómo se acerca otra (un actor)
que se dirige lenta y
temerosamente hacia la caja. Al
principio actúa de forma muy
aterradora; se sacude varias veces, se dice a sí mismo que se relaje y
que respire con tranquilidad y da un paso a la vez hacia la serpiente.
Puede detenerse en el camino un par de veces; retraerse en pánico, y
vuelve a empezar. Al final, llega al punto de abrir la caja, coge a la
17


serpiente, se sienta en la silla y la agarra por el cuello; todo esto al
tiempo que se relaja y se da instrucciones de calma.

Después que el cliente ha visto todo esto (sin duda, con su boca abierta
durante toda la observación), se le invita a que él mismo lo intente.
Imagínense, él sabe que la otra persona es un actor (¡no hay decepción
aquí; solo modelado!) Y aun así, muchas personas, fóbicos crónicos, se
embarcan en la rutina completa desde el primer intento, incluso cuando
han visto la escena solo una vez. Esta desde luego, es una terapia
poderosa.

Una pega de la terapia era que no es tan fácil conseguir las
habitaciones, las serpientes, los actores, etc., todos juntos. De manera
que Bandura y sus estudiantes probaron diferentes versiones de la
terapia utilizando grabaciones de actores e incluso apelaron a la
imaginación de la escena bajo la tutela de terapeutas. Estos métodos
funcionaron casi tan bien como el original.
















18


CAPITULO V: APORTES DE BANDURA EN LA ENSEÑANZA
5.1. Principal aporte
5.1.1. Observación e imitación
Bandura, plantea esta corriente porque existen mecanismos
internos de representación de la
información, que son cruciales para
que exista aprendizaje. Estas
representaciones son construidas a
partir de las asociaciones de
estímulo-respuesta y ellas son las
que en definitiva determinan el
aprendizaje. Por tanto asumen que
el contenido del aprendizaje es
cognitivo.
Es ahí donde el individuo presta
atención a los reforzadores de
conducta, ya sea propia o de un modelo, y luego este mismo
codifica internamente la conducta modelada, luego la reproduce, y
al recibir el refuerzo de esta, la incorpora como aprendizaje.

5.1.2. Método experimental
En el método experimental, el procedimiento estándar es manipular
una variable y luego medir sus efectos sobre otra. Todo esto con
lleva a una teoría de la personalidad que dice que el entorno de uno
causa nuestro comportamiento. Bandura consideró que esto era un
poquito simple para el fenómeno que observaba (agresión en
adolescentes) y por tanto decidió añadir un poco más a la fórmula:
sugirió que el ambiente causa el comportamiento; cierto, pero que
el comportamiento causa el ambiente también. Definió este
concepto con el nombre de determinismo recíproco: el mundo y el
comportamiento de una persona se causan mutuamente. Más
tarde, fue un paso más allá. Empezó a considerar a la personalidad
como una interacción entre tres "cosas": el ambiente, el
comportamiento y los procesos psicológicos de la persona.
Estos procesos consisten en nuestra habilidad para abrigar
imágenes en nuestra mente y en el lenguaje. Desde el momento en
que introduce la imaginación en particular, deja de ser un
conductista estricto y empieza a acercarse a los cognitivistas. De
hecho, usualmente es considerado el padre del movimiento
cognitivo. El añadido de imaginación y lenguaje a la mezcla permite
a Bandura teorizar mucho más efectiva respecto a dos cosas que
muchas personas considerar "el núcleo fuerte" de la especie
19


humana: el aprendizaje por la observación (modelado) y la auto-
regulación (controlar nuestro comportamiento).

5.1.3. Aprendizaje social
Bandura ha elaborado una teoría de aprendizaje en que a partir de
los métodos de refuerzo y observación ha ido concediendo más
importancia a los procesos mentales internos así como la
interacción de los sujetos con los demás.
Con esta teoría cognitiva social, Bandura trata de superar el modelo
conductista, al presentar una alternativa para ciertos tipos de
aprendizajes.
Bandura acepta que los humanos adquieren destrezas y conductas
de modo operante e instrumental, rechazando así que nuestros
aprendizajes se realicen, según el modelo conductista. Pone de
relieve como, entre la observación y la imitación, interviene factores
cognitivos que ayudan al sujeto a decidir se lo observado se imita o
no.
La observación e imitación en los niños pequeños toman como
modelo a los padres, educadores, amigos y hasta los héroes de la
televisión.

5.1.3.1. Prejuicio y Discriminación
El prejuicio surge por conveniencia, para discriminar, descartar o
dominar a otras personas o aceptarlas preferentemente, sin tener
remordimientos y sin pararse a pensar si eso es bueno o malo, o si
es una opinión objetiva o subjetiva. Comúnmente es una actitud
hostil o menos frecuentemente, favorable hacia una persona o
grupo que pertenece ha determinado grupo simplemente por el
hecho de pertenecer a ese grupo, en la presunción de que posee
las cualidades negativas o positivas atribuidas al mismo. La opinión
se produce respecto del grupo prejuiciado y después incorpora al
individuo; el prejuicio es una evaluación preconcebida de las
personas, una idea preconcebida que se tiene sobre los otros.
La discriminación es una forma de violencia pasiva; convirtiéndose,
a veces, este ataque en una agresión física. Quienes discriminan
designan un trato diferencial o inferior en cuanto a los derechos y
las consideraciones sociales de las personas, organizaciones y
estados. Hacen esta diferencia ya sea por el color de la piel, etnia,
sexo, edad, cultura, religión o ideología.

5.1.3.2. LA AGRESIVIDAD COMO CONDUCTA SOCIAL.
La agresividad como conducta en muchos de los casos,
corresponde a una característica aprendida desde pequeños en el
hogar, estas conductas agresivas son un modo de actuar de una
20


persona que nos reflejan su incomodidad, su insatisfacción, y
muchos otros sentimientos que en su mayoría son mal canalizados
o mal aprendidos, ya que las reacciones ante lo que no les gusta, la
mayoría de las ocasiones son desproporcionadas con respecto al
problema original, esta desproporción es como ver las cosas en una
magnitud demasiado alta como para solucionarlos y la respuesta
automática se traduce en un insulto, desprecio, crítica, golpe,
amenaza y otras tantas conductas que se catalogan como violencia
física, verbal, psicológica, sexual, etc; todas ellas son conductas
que buscan el castigo de la otra u otras personas; las relaciones
que se dan y los comportamientos presentados por la familia,
ejercen una influencia en su generación y mantenimiento.

5.1.4. El aprendizaje observacional en el contexto escolar
En el contexto escolar se producen innumerables aprendizajes
mediante la observación. Los estudios efectuados señalan que el
modelado puede ser usado para:
• Enseñar nuevas conductas: Los profesores sirven de modelo para
la adquisición de gran número de conductas. El profesor es tomado
por el alumno como punto de referencia, vocabulario,
pronunciación, trato a compañeros, relaciones afectivas
significativas, motivación, interés, entusiasmo, deseo de aprender y
conocer cosas nuevas....
• Estímulo de conductas antiguas: La observación de la conducta de
los demás nos dice cuál de nuestras antiguas conductas tenemos
que utilizar.
• Trabajo en equipo: Donde los alumnos aventajados pueden
ayudar a los compañeros que presenten más dificultades en el
grupo.

5.3. La Autorregulación
La autorregulación (controlar nuestro propio comportamiento) es la otra
piedra angular de la personalidad humana.

 Auto-observación: Nos vemos a nosotros mismos, nuestro
comportamiento y cogemos pistas de ello.

 Juicio: Comparamos lo que vemos con un estándar. Por ejemplo,
podemos comparar nuestros actos con otros tradicionalmente
establecidos, tales como "reglas de etiqueta". O podemos crear
algunos nuevos, como "leeré un libro a la semana". O podemos
competir con otros, o con nosotros mismos.

21


 Auto-respuesta: Si hemos salido bien en la comparación con nuestro
estándar, nos damos respuestas de recompensa a nosotros mismos.
Si no salimos bien parados, nos daremos auto-respuestas de castigo.
Estas auto-respuestas pueden ir desde el extremo más obvio
(decirnos algo malo o trabajar hasta tarde), hasta el otro más
encubierto (sentimientos de orgullo o vergüenza).
Un concepto muy importante en psicología que podría entenderse bien
con la autorregulación es el auto-concepto (mejor conocido como
autoestima). Si a través de los años, vemos que hemos actuado más o
menos de acuerdo con nuestros estándares y hemos tenido una vida
llena de recompensas y alabanzas personales, tendremos un auto-
concepto agradable (autoestima alta). Si, de lo contrario, nos hemos
visto siempre como incapaces de alcanzar nuestros estándares y
castigándonos por ello, tendremos un pobre auto-concepto (autoestima
baja)
Notemos que los conductistas generalmente consideran el refuerzo
como efectivo y al castigo como algo lleno de problemas. Lo mismo
ocurre con el auto-castigo. Bandura ve tres resultados posibles del
excesivo auto-castigo:

o Compensación. Por ejemplo, un complejo de
superioridad y delirios de grandeza.
o Inactividad. Apatía, aburrimiento, depresión.
o Escape. Drogas y alcohol, fantasías televisivas o
incluso el escape más radical, el suicidio.
Las recomendaciones de Bandura para las personas que sufren de auto-
conceptos pobres surgen directamente de los tres pasos de la
autorregulación:
 Concernientes a la auto-observación. ¡conócete a ti mismo!
Asegúrate de que tienes una imagen precisa de tu
comportamiento.
 Concernientes a los estándares. Asegúrate de que tus
estándares no están situados demasiado alto. No nos
embarquemos en una ruta hacia el fracaso. Sin embargo, los
estándares demasiado bajos carecen de sentido.
 Concernientes a la auto-respuesta. Utiliza recompensas
personales, no auto-castigos. Celebra tus victorias, no lidies
con tus fallos.





22


CONCLUSIONES
Bandura cree que la conducta humana debe ser descrita en términos de
la interacción recíproca entre determinantes cognoscitivos, conductuales
y ambientales. Y no solo por medio del reforzamiento, que sigue siendo
importante, pero las capacidades de mediación humana hacen
innecesario esperar que ocurran las respuestas antes de poder usarlo.
En su lugar se puede usar el modelamiento para informar a los
aprendices acerca de las consecuencias de producir la conducta.

Un sujeto observa la conducta de un modelo que recibe un refuerzo
directo referido a esa conducta, el observador aprende la conducta del
modelo que es reforzada de forma vicaria, esto es a través del modelo.
A esto Bandura llamo imitación. Y por ello, es que los niños adoptan una
conducta agradable como desagradable para el adulto.

















23


BIBLIOGRAFÍA

Liebert, R. M., & Liebert, L. L. (2000). personalidad. Nueva York: Internatonal Thomsom
Editores.

 LINKOGRAFIA
Gautier, D. R. (2002). Public Safety MA. Recuperado el 09 de 10 de 2013, de
http://www.psicologia-online.com/ebooks/personalidad/bandura.htm
psicologos, A. d. (21 de 07 de 2008). Psicología Social. Recuperado el 09 de 10 de 2013,
de http://socialpsychology43.lacoctelera.net/post/2008/07/21/aprendizaje-social-
teorias-albert-bandura
http://www.csi-
csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_23/PEDRO%20LUIS_%20P
ASCUAL%20LACAL_2.pdf
http://www.ctascon.com/Aportaciones%20de%20Bandura.pdf