You are on page 1of 11

UNIVERSIDAD NACIONAL

AUTÓNOMA DE MÉXICO

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

LICENCIATURA EN FILOSOFÍA
ASIGNATURA OPTATIVA: PROBLEMAS DE HISTORIA DE LA FILOSOFÍA
(Historia de las filósofas en Grecia arcaica, clásica y helenística)
SEMESTRE 2014-2

Dr. Víctor Hugo Méndez Aguirre

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

Martha Elyut Chávez Cisneros

-Aspasia de Mileto-

Introducción:
En este ensayo se tratara el problema de una de las mujeres más importantes de
Grecia Antigua: Aspasia de Mileto; se trata de un análisis de la importancia de esta
mujer en la retórica y de alguna manera, su importancia en la filosofía, no
afirmando así que ella sea filósofa, sino, solamente una mujer importante en la
historia de la filosofía, ya que como bien menciona Hanna Arendt, no es necesario
tener un titulo de filósofo para ejercer la filosofía, “ cada persona alberga la
capacidad de pensar filosóficamente. De manera que filosofar es una necesidad
humana que no es exclusivamente de los especialistas.”
1

También se analizara el progreso que tenía esta mujer con respecto de las otras
mujeres habitantes de Atenas, y cuales son las condiciones que la hacen
importante, además de tener en cuenta su condición diferente de cómo desarrollo
su profesión, y como gracias a esta, llego a un lugar importante para muchos de
sus contemporáneos, a pesar de su labor.
Se intentara ligar a Aspasia con la política de la época, ya que, como se verá en el
transcurso del texto, estuvo involucrada en decisiones importantes en el campo
político, “Aspasia no era una mujer común de la Atenas de su tiempo.”
2







1
Gleichauf, Ingerborg, p.7
2
González Suárez, Amalia, p. 34
Biografía:
Nacida en Mileto, al igual que los primeros filósofos griegos: Tales. Anaximandro y
Anaxímenes. Se dice, que a la edad de veinte años se marcho de Mileto y se fue
para Atenas.
“El nombre de Aspasia significa <<la bella bienvenida>>”
3
, se sabe que era una
mujer hermosa e inteligente; se cree que fue su padre quien la inicio en la
prostitución, pero a diferencia de las pornai, que eran prostitutas destinadas para
los hombres vulgares y sin riquezas, Aspasia tenia una gran formación intelectual,
lo cual la hizo parte de las heteras o hetairas. Generalmente “trataba de mujeres
de mucha cultura, que eran muy respetadas por su sabiduría”
4
; dirigía un burdel
en Atenas el cual era visitado por los hombres de los más importantes círculos de
la ciudad, por ejemplo Sócrates, Anaxágoras y el gobernador Pericles, de este
último se dice que se enamoro de ella y la hizo su amante, abandonando a su
esposa legitima por la jonia veinte años menor que él. Este acto provoco en
muchos cómicos de la época el señalamiento hacia la pareja y Aspasia fue victima
de la ridiculización de se persona. “El poeta cómico Hemipo la hizo comparecer
bajo la justicia bajo la doble inculpación de impiedad y libertinaje.”
5
, pero Pericles
la ayudo para que no fuese condenada y obtuvo el perdón de sus jueces.
De la unión de Aspasia y Pericles nació Pericles II, de quién se dice Aspasia
además de ser su madre fue maestra. Al morir Pericles se caso con Lisicles con
quien se dice que tuvo un hijo llamado Poristes.

3
Ibídem, p.12
4
Ídem.
5
Mossé, Claude, p. 70.
Aspasia fue una mujer con algunas características muy especiales, las cuales no
la detuvieron para sobresalir ante las demás. Varios autores contemporáneos la
citaron en sus textos o hicieron alusión a su persona en los textos, por ejemplo:
Aristófanes, Esquines, Jenofonte y Antístenes; así como hubo quienes la juzgaron
por su profesión, hubo también muchos otros escritores que la recodaron por su
belleza, su inteligencia y su habilidad en las artes de la palabra.


















Características de Aspasia.

Mujer y Extranjera.
Aspasia fue una mujer muy importante en la época antigua de Grecia, pero ¿Bajo
qué condiciones logro este reconocimiento? Iniciamos con la condición de mujer,
la cual, presentaba muchas trabas en la vida de las mujeres y las hacia
acreedoras a muchas restricciones y prohibiciones en la polis, “Las mujeres no
tenían derechos civiles. Sus tareas se limitaban al cuidado de la casa y a la
educación de los hijos. Se las excluía ampliamente de la vida pública y solamente
abandonaban las casas para asistir a grandes fiestas”
6
; es posible que en Mileto
7

fuera diferente esta situación, y las mujeres disfrutaran de más libertad que en
Atenas. Ser mujer, en la época de la Grecia antigua, significaba ser parte de
alguien, ser la posesión de alguien, no como persona como objeto o propiedad;
mientras más valentía poseía el varón, más mujeres tenía derecho a tener, algo
así como un premio.
Otro grupo descalificado por los Atenienses eran los extranjeros, de los cuales se
sabe, no podían, al igual que las mujeres, participar en las decisiones de la cuidad.
Nuestra protagonista reúne en su persona ambas condiciones: “Aspasia es mujer
y extranjera, dos formas de alteridad en una sociedad basada en el predominio del
varón y del ciudadano.”
8
, lo cual no es necesariamente una condición que
estreche su espacio de desarrollo, de hecho, gracias a su condición de extranjera

6
Gleichauf, Ingerborg, p.13.
7
Aspasia era originaria de Mileto.
8
Plácido Suárez, Domingo, pp. 85 86
tuvo una formación educativa diferente a las Atenienses, además de crecer con
más libertad y cultura.
Estas dos primeras características de Aspasia no le presentaban tantos dilemas
ya que a ser de ser mujer y extranjera realizaba actividades que estaban
designadas únicamente para los varones

Cortesana y oradora
Cantarella señala que en la Grecia antigua se permitía a los hombres tener tres
tipos de mujeres: La esposa, para tener descendencia; la concubina, con quien
tenían relaciones sexuales estables; y la hetera, la cual buscaban para obtener
placer.
9

Aspasia era parte de el ultimo grupo de mujeres, era una hetera. “ Estas hetairas
eran de hecho las únicas mujeres verdaderamente libres de la Atenas clásica.
Salían libremente, participaban en los banquetes al lado de los hombres, incluso
<<recibían en su casa>>, si tenían la suerte de ser mantenidas por un hombre
poderoso.”
10
, eran la excepción de las condiciones hacia las mujeres en Atenas y
no sólo de las mujeres en general, también tenían un diferencia muy marcada
respecto a las esposas legitimas de los varones; las hetairas,“ En lo que a
formación, estaban muy por encima de las mujeres casadas y gracias a esa
superioridad, los políticos y los filósofos las tenían por buenas interlocutoras”
11

Aspasia era especial entre las cortesanas, pues tenía la confianza de muchos
intelectuales y hombres importantes por su cultura, inteligencia y su belleza.

9
Cantarella, Eva, p. 78
10
Mossé, Claude, p. 68
11
Gleichauf, Ingerborg p 13
Esta labor le costo muchas criticas, pero también gracias a ella se rozaba con los
hombres más importantes, por ejemplo Sócrates, que frecuentaba sus servicios y
quién recomendaba sus discípulos estudiar con ella como su maestra.
Con esta profesión viene ligada la otra actividad importante de Aspasia, la retorica
o la oratoria, de hecho se dice que Sócrates se sintió fascinado por la inteligencia
de esta mujer: “Su figura pudo llamar la atención de Platón acerca de la capacidad
de las mujeres cuando eran educadas fuera de los estrechos limites que la
instrucción ateniense tenía provistos para ellas.”
12

Gracias a estas dos cualidades Aspasia se hizo de un nombre importante y
conquisto al gobernador Pericles, quien sentía por ella no sólo erotismo, sino
también amor. Se dice que él dejo a su esposa legitima e hizo de Aspasia su
esposa ilegitima o concubina, por su condición de extranjera.
Los cómicos de la época, como Aristófanes, criticaban que ella era quien hacia los
discursos del gobernador y que ella tenía mucha participación en la política de su
esposo, que, por ejemplo, en una batalla entre Mileto y Samos, dio la preferencia a
la cuidad jonia. Después de la muerte de Pericles , “Tomo entonces como amante
al tratante de ganado Lisicles, un hombre vulgar que, gracias a ella, consiguió
desempeñar durante algún tiempo un papel político importante en Atenas”
13
,
demostrando si habilidad en las relaciones políticas y su influencia para alcanzar
el poder con la palabra.
La retorica oscila entre la literatura y la política; la retorica funge como apoyo a la
política para consolar a las masas y si es discurso sirve para la unión sería mucho

12
González Suárez, Amalia, p. 30
13
Mossé, Claude, p.70
mejor. Aspasia se entrego a la retorica para fines mayoritariamente políticos o
democráticos, “La pensadora vivía los momentos de dialogo, amaba la
conversación y la alocución en forma de discurso.”
14

En una muestra del discurso retorico de Aspasia, esta pregunta a Jenofonte y a
Filesia si preferirían a los maridos vecinos respectivamente si estos fuesen
mejores que su pareja, cuando ninguno contesta, ella les responde “ si ambos
desean tener el mejor esposo y la mejor esposa, ambos desean ser el mejor
esposo y la mejor esposa respectivamente.”
15
, aquí se hace notar, claramente el
gusto por agradar con la palabra; esta composición retorica, no es un argumento
que exprese verdad lógica, pero si es un discurso que agrada al oído e invita al
esfuerzo en la convivencia de la pareja, de la misma manera que con el Discurso
Fúnebre presentado para las personas cercanas a los muertos en la batalla, en el
cual Aspasia les confunde cosas virtuosas con cosas reales sin virtud: “
…Aspasia… produce satisfacción en el auditorio al confundir el éxito en una
batalla con la bondad de los individuos. En el discurso fúnebre que Aspasia
pronuncia da animo, pero no mejora al individuo, es una especie de narcótico.”
16
.







14
Gleichauf, Ingerborg ,p. 14
15
González Suárez, Amalia, p. 34
16
Ibídem, p. 46
Conclusión.

Al final se observa que Aspasia, cumple un papel muy importante en la historia de
la filosofía, porque tuvo preocupaciones políticas o al menos habilidades, es una
pena no poder saber más sobre su pensamiento de fuentes legitimas, pero el
hecho de que se preocupara por discursos que agradaran al pueblo en momentos
de dolor, es muy importante “La persuasión utilizada por Aspasia tiene como
finalidad el unir a todos los atenienses en los ideales de la democracia imperial,”
17


Aspasia nos “muestra un aspecto contradictorio entre la persona ajena a las
formas de participación política que es la cortesana y el protagonista de esta
participación en la Atenas democrática, el orador”
18
, es decir, demuestra que tanto
la belleza como la inteligencia, fueron muy importantes para alcanzar otro nivel
social; la educación y la formación que obtuvo también le fueron de mucha ayuda,
estas condiciones la hacen también importante no sólo en la historia de la filosofía,
sino en la historia en general, como ejemplo de las contradicciones que
representaba y que aún así llevo a cabo, “La imagen de Aspasia contrastaba con
la de las mujeres de la segunda mitad del V que vivían encerradas en oscuras
viviendas, sobretodo si sus maridos tenían una cierta posición social y podían
mantener esclavos para realizar las tareas que obligasen a salir al exterior.”
19



17
Ibídem, p. 69
18
Plácido Suárez, Domingo, p. 86
19
González Suárez, Amalia, p. 32
Aspasia al tener relaciones con filósofos importantes, hizo un cambio en algunas
teorías con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres, ya que la tenían como
una mujer más inteligente a las demás. No se está aceptando que hayan
cambiado por completo su visión de inferioridad de las mujeres, pero si como un
cambio positivo, aunque no completo, “ en el libro V encontramos la defensa de la
capacidad de las mujeres para gobernar y la necesidad de que reciban una
adecuada educación, igual a las de los varones…”
20
a pesar de que Platón la
rechaza por su labor de oradora, se cree que también la ve como una mujer
importante por su participación política.

“En el arte de la oratoria se combinan la espontaneidad y una preparación
estudiada. El discurso debe de estar bien construido y no producir un efecto de
rigidez. De manera que la filosofía de Aspasia se desenvolvía predominantemente
en los espacios públicos.”
21










20
Ibídem, p. 114
21
Gleichauf, Ingerborg, p. 14
Bibliografía

Calvo Martínez, José Luis, “La mujer en la época helenística”, en Hijas de Afrodita:
la sexualidad femenina en los pueblos mediterráneos, Ediciones Clásicas, Madrid,
España, 1995.
Cantarella, Eva, La calamidad ambigua; Condición e imagen de la mujer en la
antigüedad griega y romana, Ediciones clásicas Madrid, primera edición, 1991,
España.
Gleichauf, Ingerborg, Mujeres filosofas en la historia: Desde la antigüedad hasta el
siglo XXI, La Desclosa Editorial. Barcelona, España 2010.
González Suárez, Amalia, La conceptualización de lo femenino en la Filosofía de
Platón, prólogo de C. Amorós, Madrid, Ediciones Clásicas, 1999.
Mossé, Claude, La mujer en la Grecia clásica, Madrid, Nerea, 1991.
Plácido Suárez, Domingo, “Aspasia, la otra cara de la Atenas de Pericles”, en
Jesús de la Villa (ed.), Mujeres de la antigüedad, Alianza Editorial, Madrid,
España, 2004,