You are on page 1of 7

Estructura, génesis, contenido, estilo y fuentes

Placa en el número 87 de la calle Atocha de Madrid colocada con motivo del tercer
centenario de El Quijote. El texto dice: "Aquí estuvo la imrenta donde se hi!o en "#$% la
edici&n ríncie de la rimera arte de El in'enioso hidal'o don Quijote de la Mancha
comuesta or Mi'uel de (ervantes )aavedra* u+licada en ma,o de "#$-.
(onmemoraci&n M.((((/"0a novela consta de dos artes: la rimera* El in'enioso
hidal'o don Quijote de la Mancha* 1ue u+licada en "#$-2 la se'unda* )e'unda arte del
in'enioso ca+allero don Quijote de la Mancha* en "#"-.
0a rimera arte se imrimi& en Madrid* en casa de 3uan de la (uesta* a 1ines de "#$%.
)ali& a la venta en enero de "#$- con numerosas erratas* or cula de la celeridad que
imonía el contrato de edici&n. Esta edici&n se reimrimi& en el mismo a4o , en el mismo
taller* de 1orma que ha, en realidad dos ediciones de "#$- li'eramente distintas. )e
sosecha* sin em+ar'o* que existi& una novela m5s corta* que sería una de sus 1uturas
6ovelas ejemlares. 7ue divul'ada o imresa con el título El in'enioso hidal'o de la
Mancha. Esa u+licaci&n se ha erdido* ues autores como 7rancisco 0&e! de 8+eda o
0oe de /e'a* entre otros testimonios* aluden a la 1ama de esta ie!a. 9al ve! circula+a
manuscrita e* incluso* odría ser una rimera arte de "#$%. 9am+i:n el toledano ;+rahim
9a,+ilí* de nom+re cristiano 3uan P:re! , el escritor morisco m5s conocido entre los
esta+lecidos en 9úne! tras la exulsi&n 'eneral de "#$<="#">* narr& una visita en "#$% a
una li+rería en Alcal5 en donde adquiri& las Eístolas 1amiliares , el ?elox de Príncies de
7ra, Antonio de @uevara , la Aistoria imerial , ces5rea de Pedro Mexía. En ese mismo
asaje se +urla de los li+ros de ca+allerías de moda , cita como o+ra conocida el .on
Quijote. Eso le ermiti& a 3aime Bliver Asín a4adir un dato a 1avor de la osi+le existencia
de una discutida edici&n anterior a la de "#$-.
0a insiraci&n de (ervantes ara comoner esta o+ra vino* al arecer* del llamado
Entrem:s de los romances* que era de 1echa anterior Caunque esto es discutidoD. )u
ar'umento ridiculi!a a un la+rador que enloquece cre,:ndose h:roe de romances. El
la+rador a+andon& a su mujer* , se ech& a los caminos* como hi!o .on Quijote. Este
entrem:s osee una do+le lectura: tam+i:n es una crítica a 0oe de /e'a2 quien* desu:s
de ha+er comuesto numerosos romances auto+io'r51icos en los que conta+a sus
amores* a+andon& a su mujer , march& a la Armada ;nvenci+le. Es conocido el inter:s de
(ervantes or el ?omancero , su resentimiento or ha+er sido echado de los teatros or
el ma,or :xito de 0oe de /e'a* así como su car5cter de 'ran entremesista. En
ar'umento a 1avor de esta hi&tesis sería el hecho de que* a esar de que el narrador nos
dice que .on Quijote ha enloquecido a causa de la lectura de novelas de ca+allerías*
durante su rimera salida recita romances constantemente* so+re todo en los momentos
de ma,or desvarío. Por todo ello* odría ser una hi&tesis verosímil.
0a rimera arte* en que se alar'a+a la revia Fnovela ejemlarG* se rearti& en cuatro
volúmenes. (onoci& un :xito 1ormida+le , 1ue traducida a todas las len'uas cultas de
Euroa. )in em+ar'o* no suuso un 'ran +ene1icio econ&mico ara el autor a causa de
las ediciones iratas. (ervantes s&lo reserv& rivile'io de imresi&n ara el reino de
(astilla* con lo que los reinos aleda4os imrimieron .on Quijotes m5s +aratos que lue'o
venderían en (astilla. Por otra arte* las críticas de car5cter neoaristot:lico hacia la nueva
1&rmula teatral ensa,ada or 0oe de /e'a , el hecho de insirarse en un entrem:s en
que se le ataca+a* suuso atraer la inquina de los loistas , del roio 0oe2 quien* hasta
entonces* ha+ía sido ami'o de (ervantes. Eso motiv& que* en "#"%* saliera una se'unda
arte de la o+ra +ajo el nom+re de Alonso 7ern5nde! de Avellaneda. En el r&lo'o se
o1ende 'ravemente a (ervantes tach5ndole de envidioso* en resuesta al a'ravio in1li'ido
a 0oe. 6o se tienen noticias de qui:n era este Alonso 7ern5nde! de Avellaneda. En
imortante cervantista* Martín de ?iquer* sosecha que 1ue otro ersonaje real* 3er&nimo
de Pasamonte* un militar coma4ero de (ervantes , autor de un li+ro auto+io'r51ico*
a'raviado or la u+licaci&n de la rimera arte* donde aarece como el 'aleote @in:s de
Pasamonte. 0a novela no es mala , es osi+le* incluso* que se insirara en la
continuaci&n que esta+a ela+orando (ervantes. Aun así* no es comara+le a la que se
imrimi& oco desu:s. (ervantes ju'aría con el hecho de que el rota'onista en su o+ra
se entera de que existía un sulantador.
Primera parte
;nciit escrito en un chi de silicio con un microscoio de 1uer!a at&micaEmie!a con un
r&lo'o en el que se +urla de la erudici&n edantesca , con unos oemas c&micos* a
manera de reliminares* comuestos en ala+an!a de la o+ra or el roio autor* quien lo
justi1ica diciendo que no encontr& a nadie que quisiera ala+ar una o+ra tan extrava'ante
como :sta* como sa+emos or una carta de 0oe de /e'a. En e1ecto* se trata de* como
dice el cura* una Fescritura desatadaG li+re de normativas que me!cla lo Flírico* :ico*
tr5'ico* c&micoG , donde se entremeten en el desarrollo historias de varios ':neros* como
or ejemlo: @ris&stomo , la astora Marcela* la novela de El curioso imertinente* la
historia del cautivo* el discurso so+re las armas , las letras* el de la Edad de Bro* la
rimera salida de .on Quijote solo , la se'unda con su inseara+le escudero )ancho
Pan!a Cla se'unda arte narra la tercera , ostrera salidaD.
0a novela comien!a descri+i:ndonos a un tal Alonso Quijano* hidal'o o+re* que
enloquece le,endo li+ros de ca+allerías , se cree un ca+allero medieval. .ecide armarse
como tal en una venta* que :l ve como castillo. 0e suceden toda suerte de c&micas
aventuras en las que el ersonaje rincial* imulsado en el 1ondo or la +ondad , el
idealismo* +usca Fdes1acer a'raviosG , a,udar a los des1avorecidos , desventurados.
Persi'ue un lat&nico amor or una tal .ulcinea del 9o+oso2 que es* en realidad* una
mo!a la+radora Fde mu, +uen arecerG: Aldon!a 0oren!o. El cura del lu'ar somete la
+i+lioteca de .on Quijote a un exur'o* , quema arte de los li+ros que le han hecho
tanto mal. .on Quijote lucha contra unos 'i'antes* que no son otra cosa que molinos de
viento. /ela en un +osque donde cree que ha, otros 'i'antes que hacen ruido2 aunque*
realmente* son s&lo los 'oles de unos +atanes. 9iene otros curiosos incidentes como el
acaecido con un vi!caíno endenciero* con unos re+a4os de ovejas* con un hom+re que
a!ota a un mo!o , con unos monjes +enitos que acoma4an un ataúd a su seultura en
otra ciudad. Btros c&micos eisodios son el del +5lsamo de 7iera+r5s* el de la li+eraci&n
de los traviesos 'aleotes2 el del Helmo de Mam+rino que cree ver en la +acía de +ar+ero ,
el de la !aatiesta causada or Maritornes , .on Quijote en la venta* que culmina con el
manteamiento de )ancho Pan!a. 7inalmente* imitando a Amadís de @aula* decide hacer
enitencia en )ierra Morena. 9erminar5 siendo aresado or sus convecinos , devuelto a
su aldea en una jaula.
En todas las aventuras* amo , escudero mantienen amenas conversaciones. Poco a
oco* revelan sus ersonalidades , 1ra'uan una amistad +asada en el mutuo reseto.
.edic& esta arte a Al1onso 0&e! de Iú4i'a , P:re! de @u!m5n* /; duque de J:jar.
Segunda parte
Placa en el número 7 de la calle )an Eu'enio de Madrid colocada en "<$-. El texto dice:
"En el solar que ocua esta casa estuvo en el si'lo K/;; la imrenta de 3uan de la (uesta
donde se hi!o en "#"- la edici&n ríncie de la se'unda arte del ;n'enioso (a+allero ..
Quijote de la Mancha escrita or Mi'uel de (ervantes )aavedra. (onmemoraci&n en
"<$-".En el r&lo'o* (ervantes se de1iende ir&nicamente de las acusaciones del loista
Avellaneda , se lamenta de la di1icultad del arte de novelar. En la novela se jue'a con
diversos lanos de la realidad al incluir* dentro de ella* la edici&n de la rimera arte de
.on Quijote ,* osteriormente* la de la a&cri1a )e'unda arte* que los ersonajes han
leído. (ervantes se de1iende de las inverosimilitudes que se han encontrado en la rimera
arte* como la misteriosa reaarici&n del rucio de )ancho desu:s de ser ro+ado or
@in:s de Pasamonte , el destino de los dineros encontrados en una maleta de )ierra
Morena* etc.
0a o+ra emie!a con el renovado ro&sito de .on Quijote de volver a las andadas , sus
rearativos ara ello. Promete una ínsula a su escudero a cam+io de su coma4ía.
Lnsula que le otor'an unos duques interesados en +urlarse del escudero con el nom+re de
Jarataria. )ancho demuestra tanto su inteli'encia en el 'o+ierno de la ínsula como su
car5cter ací1ico , sencillo. Así* renunciar5 a un uesto en el que se ve acosado or todo
tio de eli'ros , or un m:dico* Pedro ?ecio de 9irtea1uera* que no le deja ro+ar
+ocado. )i'uen los si'uientes eisodios:
Enos actores van a reresentar en un carro el auto de 0as (ortes de la Muerte.
El descenso a la (ueva de Montesinos* donde el ca+allero se queda dormido , sue4a
todo tio de disarates que no lle'a a creerse )ancho Pan!a Ces una arodia de un
eisodio de la rimera arte del Esejo de Príncies , (a+alleros , de los descensos a
los in1iernos de la :ica* , ara ?odrí'ue! Marín se constitu,e en el eisodio central de
toda la se'unda arteD.
El eisodio del re+u!no* el del +arco encantado* el de la ca+e!a arlante* el de los
oster'ados a!otes de )ancho* el de ?oque @uinart , sus +andoleros catalanes* el de la
col'adura de .on Quijote* entre otros.
0a 1inal derrota del 'ran manche'o en la la,a de Jarcelona ante el (a+allero de la
Jlanca 0una* que es en realidad el +achiller )ans&n (arrasco dis1ra!ado. Mste le hace
rometer que re'resar5 a su ue+lo , no volver5 a salir de :l como ca+allero andante. Así
lo hace .on Quijote* quien iensa* or un momento* en sustituir su o+sesi&n or la de
convertirse en un astor como los de los li+ros astoriles.
.on Quijote retorna* al 1in* a la cordura. En1erma , muere de ena entre la comasi&n ,
las l5'rimas de todos. Mientras se narra la historia* se entreme!clan otras muchas que
sirven ara distraer la atenci&n de las intri'as rinciales. 9ienen lu'ar las divertidas ,
amenas conversaciones entre ca+allero , escudero* en las que se erci+e c&mo .on
Quijote va erdiendo sus ideales ro'resivamente* in1luido or )ancho Pan!a. /a
trans1orm5ndose tam+i:n su autodenominaci&n* asando de (a+allero de la 9riste 7i'ura
al (a+allero de 0os 0eones. Por el contrario* )ancho Pan!a va asimilando los ideales de
su se4or* que se trans1orman en una idea 1ija: lle'ar a ser 'o+ernador de una ínsula.
El N" de octu+re de "#"-* (ervantes dedica esta arte a .on Pedro 7ern5nde! .e (astro
, Andrade* /;; (onde de 0emos.
Interpretaciones de Don Quijote
.on Quijote se'ún Aonor: .aumier Cc. "8#8D.on Quijote ha su1rido* como cualquier o+ra
cl5sica* todo tio de interretaciones , críticas. Mi'uel de (ervantes roorcion& en "#"-*
or +oca de )ancho* el rimer in1orme so+re la imresi&n de los lectores* entre los que
Fha, di1erentes oiniones: unos dicen: Oloco* ero 'raciosoO2 otros* Ovaliente* ero
des'raciadoO2 otros* Ocort:s* ero imertinenteOG Ccaítulo ;; de la se'unda arteD.
Pareceres que ,a contienen las dos tendencias interretativas osteriores: la c&mica , la
seria. )in em+ar'o* la novela 1ue reci+ida en su tiemo como un li+ro de entretenimiento*
como re'ocijante li+ro de +urlas o como una divertidísima , 1ulminante arodia de los
li+ros de ca+allerías. ;ntenci&n que* al 1in , al ca+o* quiso mostrar el autor en su r&lo'o*
si +ien no se le oculta+a que ha+ía tocado en realidad un tema mucho m5s ro1undo que
se salía de cualquier roorci&n.
9oda Euroa le,& .on Quijote como una s5tira. 0os in'leses* desde "#"> en la traducci&n
de 9homas )helton. 0os 1ranceses* desde "#"% 'racias a la versi&n de (:sar Budin*
aunque en "#$8 ,a se ha+ía traducido el relato El curioso imertinente. 0os italianos
desde "#>>* los alemanes desde "#%8 , los holandeses desde "#-7* en la rimera
edici&n ilustrada. 0a comicidad de las situaciones revalecía so+re la sensate! de muchos
arlamentos.
0a interretaci&n dominante en el si'lo K/;;; 1ue la did5ctica: el li+ro era una s5tira de
diversos de1ectos de la sociedad ,* so+re todo* retendía corre'ir el 'usto estra'ado or
los li+ros de ca+allerías. 3unto a estas oiniones* esta+an las que veían en la o+ra un li+ro
c&mico de entretenimiento sin ma,or trascendencia. 0a ;lustraci&n se eme4& en reali!ar
las rimeras ediciones críticas de la o+ra* la m5s so+resaliente de las cuales no 1ue
recisamente o+ra de esa4oles* sino de in'leses: la ma'ní1ica de 3ohn JoPle* que
aver'on!& a todos los esa4oles que resumían de cervantistas* los cuales nin'unearon
como udieron esta cima de la ecd&tica cervantina* or m5s que se arovecharon de ella
a manos llenas. El idealismo neocl5sico hi!o a muchos se4alar numerosos de1ectos en la
o+ra* en esecial* atentados contra el +uen 'usto* como hi!o /alentín de 7oronda2 ero
tam+i:n contra la ortodoxia del +uen estilo. El neocl5sico .ie'o (lemencín destac& de
manera mu, esecial en esta 1aceta en el si'lo K;K.
Pronto eme!aron a lle'ar las lecturas ro1undas* 'raves , esot:ricas. Ena de las m5s
interesantes , aún oco estudiada es la que a1irma* or ejemlo* que .on Quijote es una
arodia de la Auto+io'ra1ía escrita or )an ;'nacio de 0o,ola* que circula+a manuscrita ,
que los jesuitas intentaron ocultar. Ese arecido no se le esca&* entre otros* a Mi'uel de
Enamuno* quien no trat&* sin em+ar'o* de documentarlo. En "#7-* el jesuita 1ranc:s ?en:
?ain consider& que .on Quijote encerra+a una invectiva contra el oderoso duque de
0erma. El acometimiento contra los molinos , las ovejas or arte del rota'onista sería*
se'ún esta lectura* una crítica a la medida del .uque de re+ajar* a4adiendo co+re* el valor
de la moneda de lata , de oro* que desde entonces se conoci& como moneda de molino
, de vell&n. Por extensi&n* sería una s5tira de la naci&n esa4ola. Esta lectura que hace
de (ervantes desde un antiatriota hasta un crítico del idealismo* del eme4o militar o del
mero entusiasmo* resur'ir5 a 1inales del si'lo K/;;; en los juicios de /oltaire* .OAlem+ert*
Aorace Qalole , el intr:ido 0ord J,ron. Para :ste último* .on Quijote ha+ía asestado
con una sonrisa un 'ole mortal a la ca+allería en Esa4a. A esas alturas* or suerte*
Aenr, 7ieldin'* el adre de 9om 3ones* ,a ha+ía convertido a .on Quijote en un sím+olo
de la no+le!a , en modelo admira+le de ironía narrativa , censura de costum+res
sociales. 0a mejor interretaci&n dieciochesca de .on Quijote la o1rece la narrativa
in'lesa de aquel si'lo* que es* al mismo tiemo* el de la entroni!aci&n de la o+ra como
ejemlo de neoclasicismo est:tico* equili+rado , natural. Al'o tuvo que ver el valenciano
@re'orio Ma,5ns , )iscar que en "7N8 escri+i&* a manera de r&lo'o a la traducci&n
in'lesa de ese a4o* la rimera 'ran +io'ra1ía de (ervantes. 0as r51a'as iniciales de lo que
sería el hurac5n rom5ntico anunciaron con toda claridad que se acerca+a una
trans1ormaci&n del 'usto que i+a a divorciar la realidad vul'ar de los ideales , deseos.
3os: (adalso ha+ía escrito en sus (artas marruecas en "78< que en .on Quijote Fel
sentido literal es uno , el verdadero otro mu, di1erenteG.
Aeinrich AeineEl ?omanticismo alem5n trat& de desci1rar el si'ni1icado verdadero de la
o+ra. 7riedrich von )chle'el asi'n& a .on Quijote el ran'o de recursora culminaci&n del
arte rom5ntico en su .i5lo'o so+re la oesía de "8$$ Chonor comartido con el Aamlet de
)haReseareD. En ar de a4os desu:s* 7riedrich Q. 3. )chellin'* en su 7iloso1ía del arte*
esta+leci& los t:rminos de la m5s in1lu,ente interretaci&n moderna* +asada en la
con1rontaci&n entre idealismo , realismo* or la que .on Quijote queda+a convertido en
un luchador tr5'ico contra la realidad 'rosera , hostil en de1ensa de un ideal que sa+ía
irreali!a+le. A artir de ese momento* los rom5nticos alemanes C)chellin'* 3ean Paul*
0udPi' 9iecR...D vieron en la o+ra la ima'en del heroísmo at:tico. El oeta Aeinrich
Aeine cont& en "8N7* en el lúcido r&lo'o a la traducci&n alemana de ese a4o* que ha+ía
leído .on Quijote con a1li'ida seriedad en un rinc&n del jardín Palatino de .usseldor1*
aartado en la avenida de los )usiros* conmovido , melanc&lico. .on Quijote as& de
hacer reír a conmover* de la :ica +urlesca a la novela m5s triste. 0os 1il&so1os Ae'el ,
Arthur )choenhauer ro,ectaron en los ersonajes cervantinos sus reocuaciones
meta1ísicas.
Aomenaje al ;/ (entenario de El Quijote* 1rente a la casa natal de Mi'uel de (ervantes en
Alcal5 de Aenares.El ?omanticismo inici& la interretaci&n 1i'urada o sim+&lica de la
novela* , as& a un se'undo lano la lectura satírica. Que muelan a alos al ca+allero* ,a
no le hi!o 'racia al oeta in'l:s )amuel 9a,lor (olerid'e. .on Quijote se le antoja+a ser
Funa sustancial ale'oría viviente de la ra!&n , el sentido moralG* a+ocado al 1racaso or
1alta de sentido común. Al'o arecido oin& en "8"- el ensa,ista Qilliam Aa!litt: FEl
athos , la di'nidad de los sentimientos se hallan a menudo dis1ra!ados or la jocosidad
del tema* , rovocan la risa* cuando en realidad de+en rovocar las l5'rimasG. Este .on
Quijote triste se rolon'a hasta los al+ores del si'lo KK. El oeta ?u+:n .arío lo invoc&
en su 0etanía de 6uestro )e4or don Quijote con este verso: FBra or nosotros* se4or de
los tristesG , lo hace suicidarse en su cuento .Q* comuesto el mismo a4o*
ersoni1icando en :l la derrota de "8<8. 6o 1ue di1ícil que la interretaci&n rom5ntica
aca+ara or identi1icar al ersonaje con su creador. 0as des'racias , sinsa+ores
quijotescos se leían como met51oras de la vauleada vida de (ervantes , en la m5scara
de .on Quijote se retendía ver los ras'os de su autor* am+os viejos , desencantados. El
oeta , dramatur'o 1ranc:s Al1red de /i'n, ima'in& a un (ervantes mori+undo que
declara+a in extremis ha+er querido intarse en su (a+allero de la 9riste 7i'ura.
Parte de monumento ;/ centenario de .on Quijote de la Mancha en Alcal5 de
Aenares.urante el si'lo K;K* el ersonaje cervantino se convierte en un sím+olo de la
+ondad* del sacri1icio solidario , del entusiasmo. ?eresenta la 1i'ura del emrendedor
que a+re caminos nuevos. El novelista ruso ;v5n 9ur':nev así lo har5 en su esl:ndido
ensa,o Aamlet , .on Quijote C"8#$D* en el que con1ronta a los dos ersonajes como
arquetios humanos anta'&nicos: el extravertido , arrojado 1rente al ensimismado ,
re1lexivo. Este .on Quijote encarna toda una moral que* m5s que altruista* es lenamente
cristiana.
Antes de que Q. A. Auden eleve al hidal'o a los altares de la santidad* .osto,evsRi ,a lo
ha+ía comarado con 3esucristo* ara a1irmar que Fde todas las 1i'uras de hom+res
+uenos en la literatura cristiana* sin duda* la m5s er1ecta es .on QuijoteG. 9am+i:n el
ríncie MishRin de El idiota est5 1ra'uado en el molde cervantino con un metal que
rocede del (risto +í+lico. Menos evan':licos* @&'ol* PushRin , 9olst&i vieron en :l un
h:roe de la +ondad extrema , un esejo de la maldad del mundo.
;lustraci&n de .on Quijote de "8%8El si'lo rom5ntico no s&lo esta+leci& la interretaci&n
'rave de .on Quijote* sino que lo emuj& al 5m+ito de la ideolo'ía olítica. 0a idea de
Aerder de que en el arte se mani1iesta el esíritu de un ue+lo Cel /olRs'eistD se roa'&
or toda Euroa , se encuentra en autores como 9homas (arl,le e Aiol,te 9aine* ara
quienes .on Quijote re1leja+a los ras'os de la naci&n en que se en'endr&. Pero Scu5les
eran esos ras'osT Para los rom5nticos conservadores* la renuncia al ro'reso , la
de1ensa de un tiemo , unos valores su+limes aunque caducos* los de la ca+allería
medieval , los de la Esa4a imerial de 7elie ;;. Para los li+erales* la lucha contra la
intransi'encia de esa Esa4a som+ría , sin 1uturo. Estas lecturas olíticas si'uieron
vi'entes durante decenios* hasta que el r:'imen sur'ido de la @uerra (ivil en Esa4a
rivile'i& la rimera* im+u,endo la historia de nacionalismo tradicionalista.
El si'lo KK recuer& la interretaci&n jocosa como la m5s ajustada a la de los rimeros
lectores* ero no dej& de ahondarse en la interretaci&n sim+&lica. (recieron las lecturas
esot:ricas , disaratadas , muchos creadores 1ormularon su roio acercamiento* desde
Ua1Ra , 3or'e 0uis Jor'es hasta Milan Uundera. 9homas Mann* or ejemlo* invent& en
su /iaje con .on Quijote C"<N%D a un ca+allero sin ideales* hosco , un unto siniestro
alimentado or su roia cele+ridad* , /ladimir 6a+oRov* con lentes anacr&nicos*
retendi& oner los untos so+re las íes en un c:le+re , ol:mico curso.
Qui!5* el rincial ro+lema consista en que .on Quijote no es uno* sino dos li+ros
di1íciles de reducir a una unidad de sentido. El loco de "#$-* con su celada de cart&n ,
sus atochadas* causa m5s risa que susiros* ero el sensato anciano de "#"-* erlejo
ante los en'a4os que todos urden en su contra* exi'e al lector trascender el si'ni1icado de
sus ala+ras , aventuras mucho m5s all5 de la comicidad rimaria de alos ,
chocarrerías. A+undan las interretaciones ane'iristas , 1ilos&1icas en el si'lo K;K. 0as
interretaciones esot:ricas se iniciaron en dicho si'lo con las o+ras de 6icol5s .ía! de
Jenjumea 0a esta1eta de Er'anda C"8#"D* El correo del Alqui1e C"8##D o El mensaje de
Merlín C"87-D. Jenjumea enca+e!a una lar'a serie de lecturas imresionistas de .on
Quijote enteramente desen1ocadas2 identi1ica al rota'onista con el roio (ervantes
haci:ndole todo un li+reensador reu+licano. )i'uieron a :ste Jeni'no Pallol* m5s
conocido como Polinous* 9eodomiro ;+54e!* 7eliciano Brte'o* Adol1o )aldías , Jaldomero
/ille'as. En "<#7* la ca+alista .ominique Au+ier a1irma que F.on Quijote es un li+ro que
uede leerse a la ve! en castellano , en he+reoG. )e'ún ella* .on Quijote CQVjot en
arameo si'ni1ica verdadD se escri+i& en el marco de una reocuaci&n ecum:nica. En
recuerdo de una Esa4a tierra de encuentro de las tres reli'iones reveladas* (ervantes
roondría al 1uturo un vasto ro,ecto cultural colocando en su centro el oder del ver+o.
El realismo en Don Quijote
Molinos de viento en (amo de (ritana C0a Mancha* Esa4aD0a rimera arte suone
un avance considera+le en el arte de narrar. (onstitu,e una 1icci&n de se'undo 'rado* es
decir* el ersonaje in1lu,e en los hechos. 0o ha+itual en los li+ros de ca+allerías hasta
entonces era que la acci&n imorta+a m5s que los ersonajes. Mstos eran traídos ,
llevados a antojo* deendiendo de la trama C1icciones de rimer 'radoD. 0os hechos* sin
em+ar'o* se resentan oco entrela!ados entre sí. Est5n encajados en una estructura
oco homo':nea* a+i'arrada , variada* tíicamente manierista* en la que ueden
reconocerse entremeses aenas adatados* novelas ejemlares insertadas* discursos*
oemas* etc.
0a se'unda arte es m5s +arroca que manierista. ?eresenta un avance narrativo mucho
ma,or de (ervantes en cuanto a la estructura novelística: los hechos se resentan
amal'amados m5s estrechamente , se trata ,a de una 1icci&n de tercer 'rado. Por
rimera ve! en una novela euroea* el ersonaje trans1orma los hechos , al mismo
tiemo es trans1ormado or ellos. 0os ersonajes evolucionan con la acci&n , no son los
mismos al eme!ar que al aca+ar.
(omo rimera novela verdaderamente realista* al re'resar .on Quijote a su ue+lo*
asume la idea de que no s&lo no es un h:roe* sino que no ha, h:roes. Esta idea
deseseran!ada e intolera+le* similar a lo que sería el nihilismo ara otro cervantista*
.osto,evsRi* matar5 al ersonaje que era* al rinciio , al 1inal* Alonso Quijano* conocido
or el so+renom+re de El Jueno.
9em5tica WeditarX0a rique!a tem5tica de la o+ra es tal que* en sí misma* resulta
ina'ota+le. )uone una reescritura* recreaci&n o cosmovisi&n esecular del mundo en su
:oca. 6o o+stante* ueden di+ujarse al'unas directrices rinciales que ueden servir
de 'uía a su lector.
El tema de la o+ra 'ira en torno a si es osi+le encontrar un ideal en lo real. Este tema
rincial est5 estrechamente li'ado con un conceto :tico* el de la li+ertad en la vida
humana* como ha estudiado 0uis ?osales2 (ervantes estuvo reso 'ran arte de su vida
, luch& or la li+ertad de Euroa 1rente al ;merio Btomano. SA qu: de+e atenerse el
hom+re so+re la realidadT SQu: idea uede hacerse de ella mediante el ejercicio de la
li+ertadT SPodemos cam+iar el mundo o el mundo nos cam+ia a nosotrosT SQu: es lo
m5s cuerdo o lo menos locoT SEs moral intentar cam+iar el mundoT S)on osi+les los
h:roesT .e esta tem5tica rincial* estrechamente li'ada al tema erasmiano de la locura
, al tan +arroco de la aariencia , la realidad* derivan otros secundarios:
)i es osi+le encontrar el ideal literario: el tema de la crítica literaria es constante a lo
lar'o de toda la o+ra de (ervantes. )e encuentran en la o+ra críticas a los li+ros de
ca+allerías* las novelas astoriles , la nueva 1&rmula teatral creada or 7:lix 0oe de
/e'a.
)i es osi+le encontrar el ideal de amor: aarecen di1erentes historias de amor. Al'unas
des'raciadas or conceciones de vida ri'urosamente li'adas a la li+ertad* como es el
caso de la de la astora Marcela , @ris&stomo* otras or una inse'uridad atol&'ica
Cnovela inserta del curioso imertinenteD , amadas ,a excesivamente ideali!adas
C.ulcinea del 9o+osoD ,a excesivamente rosaicas CAldon!a 0oren!oD. 9am+i:n aarece
el tema de los celos* mu, imortante en (ervantes.
)i es osi+le encontrar el ideal olítico: aarece el tema de la utoía en 1ra'mentos como
el 'o+ierno de )ancho en la ínsula Jarataria* las enso4aciones quim:ricas de don Quijote
en la cueva de Montesinos , otros.
)i es osi+le encontrar el ideal de justicia: como en las aventuras del mo!o aaleado* los
'aleotes* etc.
Originalidad.
En cuanto a o+ra literaria* uede decirse que es* sin duda al'una* la o+ra maestra de la
literatura de humor de todos los tiemos. Adem5s es la rimera novela moderna , la
rimera novela oli1&nica* , ejercer5 un in1lujo a+rumador en toda la narrativa euroea
osterior.
En rimer lu'ar* aort& la 1&rmula del realismo* tal como ha+ía sido ensa,ada ,
er1eccionada en la literatura castellana desde la Edad Media. (aracteri!ada or la
arodia , +urla de lo 1ant5stico* la crítica social* la insistencia en los valores sicol&'icos ,
el materialismo descritivo.
En se'undo lu'ar* cre& la novela oli1&nica* esto es* la novela que interreta la realidad*
no se'ún un solo unto de vista* sino desde varios untos de vista sueruestos al mismo
tiemo. 9orna la realidad en al'o sumamente comlejo* ues no s&lo intenta reroducirla*
sino que en su am+ici&n retende incluso sustituirla. 0a novela moderna* se'ún la conci+e
el Quijote* es una me!cla de todo. 9al como a1irma el roio autor or +oca del cura* es
una Fescritura desatadaG: ':neros :icos* líricos* tr5'icos* c&micos* rosa* verso*
di5lo'o* discursos* chistes* 15+ulas* 1iloso1ía* le,endas... , la arodia de todos estos
':neros.
0a vora! novela moderna que reresenta el Quijote intenta sustituir la realidad* incluso*
1ísicamente: alar'a m5s de lo acostum+rado la narraci&n , trans1orma* de esa manera* la
o+ra en un cosmos.
Técnicas narrativas
En la :oca de (ervantes* la :ica se odía escri+ir tam+i:n en rosa. 0as t:cnicas
narrativas que ensa,a (ervantes en esta novela son varias:
0a recaitulaci&n o resumen eri&dico cada cierto tiemo de los acontecimientos* a 1in de
que el lector no se ierda en una narraci&n tan lar'a.
El contraste entre lo ideali!ado , lo real* que se da a todos los niveles. Por ejemlo* en el
estilo* que a veces aarece ertrechado con todos los elementos de la ret&rica , otras
veces aarece ri'urosamente ce4ido a la imitaci&n del len'uaje oular.
9am+i:n est5 el contraste entre los ersonajes* a los que (ervantes 'usta de colocar en
arejas* a 1in de que cada uno le a,ude a construir otro di1erente mediante el di5lo'o. En
di5lo'o en el que los ersonajes se escuchan , se comrenden* a,ud5ndoles a cam+iar
su ersonalidad , ersectiva: don Quijote se sanchi1ica , )ancho se quijoti!a. )i el se4or
se o+sesiona con ser ca+allero andante* )ancho se o+sesiona con ser 'o+ernador de una
ínsula. 9an desen'a4ados lle'an a estar el uno como el otro. A la inversa* don Quijote va
siendo cada ve! m5s consciente de lo teatral , 1in'ido de su actitud. Por ejemlo* a raí!
de su enso4aci&n en la cueva de Montesinos* )ancho se +urlar5 de :l el resto del camino.
Esta me!cla , suerosici&n de ersectivas se denomina ersectivismo.
El humor es constante en la o+ra. Es un humor mu, esecial: resetuoso con la di'nidad
humana de los ersonajes.
Ena rimera 1orma de contraunto narrativo: una estructura comositiva en 1orma de
tai!* en la que las historias se van sucediendo unas a otras* entrela!5ndose ,
retom5ndose continuamente.
0a susensi&n* esto es* la creaci&n de eni'mas que FtiranG de la narraci&n , del inter:s
del lector hasta su resoluci&n l&'ica* cuando ,a se le ha 1ormulado otro eni'ma ara
continuar m5s all5.
0a arodia lin'Yística , literaria de ':neros* len'uajes , roles sociales como 1&rmula ara
me!clar los untos de vista hasta o1recer la misma visi&n con1usa que suministra la
interretaci&n de lo real.
0a oralidad del len'uaje cervantino* vesti'io de la ro1unda o+sesi&n teatral de (ervantes*
, cu,a vive!a aroxima extraordinariamente al lector a los ersonajes , al realismo
1acilitando su identi1icaci&n , comlicidad con los mismos.
El ersectivismo* que ,a se ha se4alado* hace que cada hecho sea descrito or cada
ersonaje en 1unci&n de una cosmovisi&n distinta* , con arre'lo a ello la realidad se torna
sú+itamente comleja , rica en su'estiones.
)imula imrecisiones en los nom+res de los ersonajes , en los detalles oco
imortantes* a 1in de que el lector ueda crearse su roia ima'en en al'unos asectos
de la o+ra , sentirse a sus anchas en la misma* susendiendo su sentido crítico.
Etili!a jue'os meta1iccionales a 1in de di1uminar , hacer desaarecer la 1i'ura del autor del
texto or medio de continuos intermediarios narrativos C(ide Aamete Jenen'eli* los
suuestos Anales de la Mancha* etc.D que hacen* así* menos literaria , m5s realista la
o+ra desrove,:ndola de su car5cter er1ecto , aca+ado.

9rascendencia: el cervantismo WeditarXAunque el in1lujo de la o+ra de (ervantes es o+vio
en los rocedimientos , t:cnicas que ensa,& toda la novela osterior* en al'unas o+ras
euroeas del si'lo K/;;; , K;K es erceti+le todavía m5s esa semejan!a. )e ha lle'ado*
incluso* a decir que toda novela osterior reescri+e El Quijote o lo contiene
imlícitamente. Así* or ejemlo* uno de los lectores de .on Quijote* el novelista oliciaco
3im 9homson* a1irm& que ha, unas cuantas estructuras novelísticas* ero s&lo un tema:
Flas cosas no son lo que arecenG. Ese es un tema exclusivamente cervantino.
Estatua en Madrid de )ancho Pan!a or 0oren!o (oullaut /alera* "<N$.En Esa4a* or el
contrario* (ervantes no alcan!& a tener se'uidores di'nos de su nom+re* 1uera de María
de Ia,as en el si'lo K/;; , 3os: 7rancisco de ;sla en el K/;;;. El ':nero narrativo se ha+ía
sumido en una 'ran decadencia a causa de su contaminaci&n con elementos
morali!adores ajenos , la cometencia que le hi!o* como entretenimiento* el teatro
+arroco.
)olamente renacer5 (ervantes como modelo novelístico en Esa4a con la lle'ada del
realismo. Jenito P:re! @ald&s* 'ran conocedor de .on Quijote* del que se sa+ía caítulos
enteros* ser5 un ejemlo de ello con su a+undante roducci&n literaria. Paralelamente* la
novela suscit& 'ran número de traducciones , estudios* suscitando una rama entera de
los estudios de 7ilolo'ía Ais5nica* el cervantismo nacional e internacional.