You are on page 1of 9

Localización de

Plantas.
Introducción
En la actualidad las plantas industriales son uno de los sectores más desarrollados de un
país, además de ser el mayor productor de empleos para la sociedad actual. La correcta
ubicación física de dichas plantas es un aspecto de suma importancia en la práctica
administrativa, pues ello se relaciona con la productividad y el alto grado de eficiencia de la
misma. Para ser productivos es necesario estar ubicados a nivel geográfico de una manera
estratégica ya que existen factores externos que considerar como: condiciones ambientales,
accesibilidad, consumidores, proveedores, mano de obra disponible, entre otros. Los cuales
determinaran decisivamente su permanencia en el mercado competitivo.
Examinar a fondo el grupo de factores que influyen en la operación técnica y económica de
una organización en un determinado lugar es imprescindible para el logro de los objetivos
propuestos.




















Localización de plantas industriales
El proceso de ubicación del lugar adecuado para instalar una planta industrial requiere el
análisis de diversos factores, y desde los puntos de vista económico, social, tecnológico y
del mercado entre otros, pues su función es transformar materias o energías de acuerdo a un
proceso básico preestablecido. La función del hombre dentro de este conjunto es la
utilización racional de estos elementos, para obtener mayor rendimiento de los equipos.
La localización industrial, la distribución del equipo o maquinaria, el diseño de la planta y
la selección del equipo son algunos de los factores a tomar en cuenta como riesgos antes de
operar, que si no se llevan a cabo de manera adecuada podrían provocar serios problemas
en el futuro y por ende la pérdida de mucho dinero. Se refiere al estudio que determina la
ubicación más conveniente para su instalación, que brinde la mayor rentabilidad de las
operaciones respecto a su inversión o bien donde cumpla adecuadamente con los objetivos
de la empresa, ya sean económicos o sociales.

Objetivo de la localización de plantas industriales.

Los objetivos de estos estudios y decisiones de localización en general son:
• Optimizar los costos de las instalaciones y transportes de modo que se consiga un costo
total mínimo.
• Elegir la localización que más favorezca el desarrollo de las operaciones.
• Elegir una localización relacionada con la estrategia general de la empresa, y en especial
con las decisiones sobre producto y proceso.

Importancia de la localización de plantas.

El solo hecho de tomar la decisión con respecto a la localización una planta industrial es
particularmente importante para contribuir a los objetivos corporativos, por lo que dicha
decisión no debe ser tomada a la ligera; se deben analizar todas las alternativas antes de
seleccionar el lugar donde la empresa opere en las mejores condiciones de costos; que tenga
acceso a la infraestructura conveniente y un suministro suficiente de materias primas; que
cuente con apoyos comunitarios y gubernamentales reales y que tenga la oportunidad de
cubrir eficientemente sus mercados potenciales.
Generalmente las decisiones de localización solo se toman una vez en la historia de las
plantas, no descartando la necesidad de trasladarse a otro lugar por no cumplir con las
condiciones que originaron su ubicación. Los efectos favorables y desfavorables para la
planta prevalecen en el largo plazo, afectando la rentabilidad de la empresa. Y esta
situación no es solo típica de la fase de fundación de la sociedad, sino que se repite con
cierta frecuencia en la empresa: la creación de una red de ventas, almacenes, centros de
fabricación, constituyen decisiones estructurales que inciden ampliamente sobre la
empresa.

Factores que influyen en la toma de decisiones sobre la localización de plantas.

Los estudios realizados y las decisiones a tomar con respecto a la localización de industrias
son muy importantes y significan la inmovilización de mucho capital a largo plazo, son
decisiones que afectan la capacidad competitiva de toda la empresa y a todas sus áreas. Es
por esto que se intentan responder a la pregunta sobre dónde deben estar ubicadas las
instalaciones. Estas decisiones forman parte de la estrategia de la empresa y son vitales para
el logro de los objetivos de la misma.
Existen diferentes factores que influyen en la decisión empresarial de instalarse en un lugar
o trasladarse a otro. Su estudio ayuda a entender los mapas industriales, es decir, la
acumulación de empresas en ciertos territorios frente a su escasez en otros.
Antes de decidir la localización más conveniente, las empresas valoran esos factores en
función de sus necesidades y del deseo de ahorrar costes y, en consecuencia, de aumentar
los beneficios. Estos factores son fundamentalmente los siguientes:
• La cercanía de los mercados de venta.
• El precio del suelo.
• Los terrenos y la construcción: La existencia de terrenos donde ubicarse, así como los
costes de construcción, son factores adicionales a considerar, pues ambos pueden variar
mucho en función del lugar. Se debe tomar en cuenta además que el espacio cumpla con
las condiciones necesarias de higiene y seguridad industrial.
 La calidad del medio ambiente: En el establecimiento de una organización las
condiciones del ambiente son un factor de gran importancia, ya que éstos van a
determinar el éxito de la misma, por ejemplo: si la organización está orientada hacia la
producción y distribución de productos agrícolas como la fresa y la mora, cultivo éste
que necesita de tierras fértiles, con temperatura adecuada para obtener un producto de
calidad, las cuales no podrían ser posibles en sitios con clima caliente, como en el
estado Falcón; pero sí en el estado Mérida.

 Las condiciones climatológicas de la zona: El proceso productivo puede verse afectado
por la temperatura, el grado de humedad, etc. Incrementa costos por implementar
calefacción y/o por retrasar la producción.

 La existencia de recursos naturales. Fue un factor de localización decisivo en el pasado,
cuando el coste del transporte era muy elevado, y los medios y la red, insuficientes. Las
primeras fábricas se situaban junto a las minas, para estar cerca de las fuentes de
materias primas y energía. Hoy, las materias primas y los recursos energéticos, como el
petróleo, la electricidad o el gas natural, se transportan a largas distancias en grandes
cantidades. Solo las industrias que necesitan mucha energía optan por situarse cerca de
plantas hidroeléctricas y en torno a los grandes puertos.

 El transporte y las comunicaciones. Normalmente, las empresas se sitúan en lugares
bien comunicados, pues esto facilita la llegada de materias primas, el traslado de
empleados y clientes y la salida de sus productos. Tener un buen transporte es
fundamental, sobre todo para las industrias que desplazan un gran volumen de
mercancías pesadas o perecederas. Pero los actuales medios de transporte son rápidos,
tienen gran capacidad de carga y son baratos, lo que ha favorecido la creación de
fábricas en lugares en los que no existían antiguamente.

 La mano de obra: Aunque esté perdiendo peso en entornos productivos
tecnológicamente desarrollados, sigue siendo uno de los factores más importantes en las
decisiones de localización, sobre todo para empresas de trabajo intensivo. De acuerdo a
la ubicación geográfica, la empresa debe buscar la mano de obra más calificada para la
elaboración de su producto, por lo tanto, la organización debe hacer un estudio de la
población activa de esa área geográfica para saber con qué recurso humano cuenta
según el requerimiento de la estructura de cargos de la organización.

 Los suministros básicos: Cualquier instalación necesita de suministros básicos como el
agua y la energía, ya que éstos son pilares fundamentales en todos los ambientes y
procesos de una planta industrial. Influye notablemente cuando las cantidades
requeridas son altas y afectan los costos.

 La localización de la competencia: también forma parte de las consideraciones
estratégicas, ya que para ubicar una organización se debe tomar en cuenta qué tipo de
producto o servicio se oferta en la zona que se pretende escoger para determinar si esa
zona es rentable. Por ejemplo: una empresa orientada a la venta de telefonía celular se
ubique en una zona donde ya existan una gran cantidad de empresas dedicadas a la
prestación de un mismo servicio, ésta tendrá una alta competencia y no será rentable.
Así, la existencia de un competidor en una zona puede hacerla inadecuada; otras veces,
en cambio, las empresas buscan localizarse cerca de sus competidores con objeto de
reforzar su poder de atracción de clientes.

 La tecnología: La empresa debe estar atenta a los adelantos tecnológicos, adquirir
maquinarias y equipos que le proporcionen mayor eficiencia en su producción.

 La calidad de vida: Es un factor muy apreciado y considerado por las empresas en la
localización de instalaciones, pues influye en la capacidad de atraer y retener el
personal: directivos, técnicos, mano de obra calificada, etc.

 Factores políticos: La organización debe regirse por normas, reglamentos, leyes y
lineamientos impuestos por el Estado y las normas regionales, comunitarias y locales
donde se ubique. Las ayudas públicas, las ventajas fiscales, la legislación laboral y
medioambiental más o menos permisiva, la estabilidad política y la receptividad a las
inversiones extranjeras, explican también la localización de muchas industrias. Un
marco jurídico favorable puede ser una buena ayuda para las operaciones, mientras que
uno desfavorable puede entorpecer y dificultar las mismas. Un ejemplo de ello es la Ley
de Protección del Ambiente.

Naturaleza dinámica de la localización de plantas.

De acuerdo a las características de los productos que se vayan a producir, localizar la planta
cerca de la materia prima o en las poblaciones del área de mercado de los productos
terminados, es una decisión estratégica sumamente importante. La ubicación de las
materias primas es esencial para determinar la localización de una planta. Algunas
industrias por la naturaleza de su proceso, están forzadas a localizar sus plantas cerca de las
fuentes de materia prima.
La influencia de la proximidad de la materia prima en la localización de la planta, se puede
resumir:
a. Cuando una materia prima es utilizada en el proceso sin pérdida de peso, la planta se
localizará necesariamente en cercanías de la fuente.
b. En caso en que la materia prima pierda peso en el proceso, se puede localizar en sitios no
lejanos a la fuente.
c. Cuando no hay limitación para la consecución de las materias primas en forma adecuada
y económica, es conveniente localizar la planta cerca de la zona de mercado.

Adicionalmente, si se trata de una industria que deba manejar materias primas pesadas, o en
grandes cantidades, es aconsejable elegir una zona próxima al área de suministro que
reduzca el costo del transporte, y si los materiales son importados sería conveniente su
localización cerca de un puerto, un aeropuerto, carretera o ferrocarril.
En muchos casos el estudio de la situación de la materia prima debe preceder al análisis de
otros factores para la localización de la planta. El estudio y análisis tanto del proceso como
de los aspectos económicos, deberán indicar los requerimientos mínimos de materia prima.
Una vez que estas necesidades son determinadas, todas las alternativas de suministro de
materias primas aceptables deberán ser estudiadas.

Plantas Múltiples.
Son aquellas plantas que fabrican y distribuyen numerosos tipos de productos y servicios, y
además cuentan con una red de plantas distribuidoras dependientes de la principal. Las
empresas pueden poseer una sola instalación o varias instalaciones. En este caso puede
suceder que sean independientes unas de otras, de modo que la localización de cada una de
ellas no afecte a las demás, aunque lo más usual es que las instalaciones de una empresa
formen una red logística en la que cada instalación cumpla una determinada función. La
localización de las instalaciones resulta entonces interdependiente y las decisiones que se
tomen formarán un conjunto fuertemente interrelacionado y de mayor complejidad. En él se
dará respuesta a cuestiones tales como: cuántas instalaciones (plantas, almacenes, etc.) son
propicias, qué tamaño tendrá cada una de ellas, qué operaciones, productos o actividades
les deben concernir, que relaciones e intercambios han de existir entre las mismas y, por
supuesto, donde deben estar ubicadas. Debido a que el análisis de todas ellas de forma
simultánea es de gran dificultad, suele recurrirse a la parcialización del problema en
cuestiones que reciben un tratamiento individualizado.
Los problemas de localización que podemos encontrar en estos casos son diversos: instalar
una planta o almacén con respecto a las demás ya existentes, localizar de forma simultánea
varias instalaciones con respecto a las otras o revisar por completo el sistema logístico. El
análisis de estas decisiones se puede confundir aún más si tenemos en cuenta otros factores,
tales como que:
• El número de plantas, almacenes, puntos de venta u otras instalaciones puede ser muy
elevado, lo que introduce muchas variables y restricciones a considerar. Además puede
ocurrir que dicho número no esté predeterminado.
• Las alternativas de localización pueden ser ilimitadas, lo que aumenta todavía más el
número de combinaciones.
• La cadena logística de la empresa puede tener múltiples niveles (por ejemplo: plantas
de fabricación, plantas de montaje, almacenes regionales, distribuidores locales y
puntos de venta).
• Normalmente hay muchos productos distintos involucrados en el análisis.
• Las políticas de nivel de servicio, de inventario y otras que afectan o se ven afectadas
por la localización pueden ser variables a determinar, con lo cual habrá que considerar
las diversas situaciones que se generan con cada alternativa.
• Los consumos y las demandas son generalmente de naturaleza aleatoria.
• Es muy posible que existan diversos modos de transporte disponibles.
En cualquier caso habría que definir qué tipos de plantas se desean y las relaciones
existentes entre ellas. Podemos distinguir cuatro opciones para las estrategias multiplantas:
1. Plantas orientadas al producto. Una o pocas plantas producen un determinado producto o
línea de productos, lo cual le permite una alta especialización, fabricar altos volúmenes y
aprovecharse de las economías de escala. Como contrapartida generan unos costes de
transporte de materias primas y productos terminados más elevados y las consecuencias de
una huelga o un desastre podrían ser muy graves.
2. Plantas orientadas al mercado. Una planta produce todos o casi todos los productos que
la empresa vende en un área determinada. El coste de producción puede resultar mayor,
pero se reducen los costes de transporte y también el tiempo de entrega de los bienes.
3. Plantas orientadas al proceso. Plantas centradas o especializadas en un segmento
concreto del proceso de fabricación de la empresa o en la fabricación de un determinado
tipo de componentes. Utiliza tecnologías bastante específicas, lo que le permite una gran
eficiencia y significativas economías de escala. Sin embargo, se incrementan las
interrelaciones entre las plantas ya que en un producto final pueden intervenir componentes
procedentes de distintos orígenes. Esto conlleva una proliferación de los transportes y un
alto riesgo frente a huelgas.
4. Plantas de propósito general. Plantas dedicadas a diferentes funciones (productos,
mercados o procesos), se mantienen para dotar de flexibilidad al sistema.
Para resolver todo este tipo de problemas sobre las instalaciones multiplantas se han
desarrollado, entre otros, los modelos que se exponen en los epígrafes de la operativa de
localización (optimizadores, heurísticos y de simulación).














Conclusiones
La decisión de localización tiene consecuencias de largo plazo, ya que implica una
inmovilización de recursos financieros organizados por las inversiones realizadas, y en el
tiempo y esfuerzo empleados; por lo tanto se trata de una decisión que compromete a la
empresa durante un largo tiempo.
Por otra parte, son decisiones que afectan la capacidad competitiva de la empresa.
Entonces, una buena elección del lugar favorece el desarrollo de las operaciones, mientras
que una elección incorrecta impondrá limitantes a las mismas, en donde todas las áreas de
la empresa podrán verse afectadas. Es importante acotar que la materia prima debe existir
en cantidades suficiente y ubicada en lugares de fácil acceso al sitio donde se encuentra la
industria pues se puede evidenciar que los factores que inciden en la localización industrial,
en la actualidad, son de carácter económico, es decir la abundancia de recursos naturales, la
disponibilidad de mano de obra, la proximidad a los mercados, la buena comunicación, etc.;
pero también han adquirido importancia aspectos como el conocimiento directo del
territorio y la calidad del medio ambiente.