You are on page 1of 207

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

FACULTAD DE MEDICINA
ESCUELA DE MEDICINA JOSÉ MARÍA VARGAS
CÁTEDRA DE SALUD PÚBLICA
ASIGNATURA DE SALUD PÚBLICA VI










SÍNDROME METABÓLICO EN LA POBLACIÓN ADULTA ABORIGEN
GAYÓN DE LA COMUNIDAD DE YAY, SECTOR HUNDICIÓN, ESTADO
LARA. NOVIEMBRE 2013 - ENERO 2014”
TUTOR:
Dr. Carlos D’Suze
AUTORES:
Saad Diab, Aldo
Sandoval Auvert, Gustavo
Vásquez Pérez, Natasha
Zambrano Hidalgo, Alexandra
Zanetti Yabur, Alana




“SÍNDROME METABÓLICO EN LA POBLACIÓN ADULTA ABORIGEN
GAYÓN DE LA COMUNIDAD DE YAY, SECTOR HUNDICIÓN, ESTADO
LARA. NOVIEMBRE 2013 - ENERO 2014”







AGRADECIMIENTO
Agradecemos a Dios por guiarnos en nuestro camino para convertirnos en
profesionales.
A nuestros padres, quienes hicieron todo para que pudiésemos alcanzar nuestros
sueños, nos apoyan y nos toman de la mano cuando el camino se torna difícil.
A nuestro Tutor el Dr. Carlos Dsuze, por sus consejos acertados. A Laboratorios
Calox, y Laboratorio Saad, por sus donaciones, que hicieron posible la realización de
este trabajo en su totalidad y cumplir el objetivo de brindar asistencia a la Comunidad.
Hacemos mención especial al pueblo de Sanare, Edo. Lara, donde su gente nos
recibió con los brazos abiertos, y nos brindó su apoyo para la realización de este trabajo.
Al laboratorio del Hospital José María Bengoa, y todo su personal, especialmente a
Lic. Rosanny Castañeda, sin ella este trabajo no habría sido posible. Al Sr. Luis
Colmenares, por introducirnos en la Comunidad Hundición de Yay, apoyo
indispensable para alcanzar la confianza de esta comunidad.
Por último, agradecemos a nuestros compañeros, que sin su apoyo y orientación, en
momentos claves, esta investigación no hubiese sido posible.
ii

ÍNDICE DE CONTENIDO
CAPITULO I. EL PROBLEMA. .................................................................................. 4
A. Planteamiento Del Problema. ............................................................................... 4
B. Objetivos De La Investigación.............................................................................. 7
1). Objetivo General. ................................................................................................. 7
2). Objetivos Específicos. ...................................................................................... 7
C. Justificación. ......................................................................................................... 8
CAPITULO II. MARCO TEORICO. ......................................................................... 11
A. Antecedentes De La Investigación. .................................................................... 11
B. Fundamento Teórico. .......................................................................................... 16
C. Las Variables ...................................................................................................... 53
CAPITULO III. MARCO METODOLÓGICO. ......................................................... 66
A. Diseño De La Investigación. .............................................................................. 66
B. Población Y Muestra. ......................................................................................... 66
C. Materiales Y Métodos. ........................................................................................ 67
D. Instrumento De Recolección De Datos............................................................... 73
E. Metodología De Tratamiento Y Análisis Estadístico De La Información. ......... 74
CAPÍTULO IV. RESULTADOS ................................................................................ 76
A. Discusión. ........................................................................................................... 79
CAPITULO V. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES. ............................... 84
Tablas y Gráficas ......................................................................................................... 87
BIBLIOGRAFÍA ....................................................................................................... 165
ANEXOS ................................................................................................................... 179

iii

ÍNDICE DE CUADROS Y TABLAS
Cuadro N° 1. Habitantes adultos por sexo del sector Hundición. Yay. Noviembre
2013 ............................................................................................................................. 88
Cuadro N° 2. Distribución de la muestra por sexo. Yay. Noviembre 2013 ................ 89
Cuadro N° 3. Distribución de la muestra por grupo etario. Yay. Noviembre 2013. ... 90
Cuadro N° 4. Distribución por grupo etario según sexo, adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ............................................................................. 91
Cuadro N° 5.Frecuencia de aparición del SM en adultos de la etnia Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ............................................................................. 92
Cuadro N° 6. Número de criterios de SM presentes en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ............................................................................. 93
Cuadro N° 7. Diagnóstico de SM en Mujeres adultas, habitantes del Sector
Hundición, Yay. Noviembre 2013. ............................................................................. 94
Cuadro N° 8. Diagnóstico de SM en Hombres adultos, habitantes del Sector
Hundición, Yay. Noviembre 2013. ............................................................................. 95
Cuadro N° 9. Frecuencia de aparición del SM por grupo etario en adultos Gayón,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................................... 96
Cuadro N° 10. Frecuencia de aparición de los criterios de SM en adultos del sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013 .............................................................................. 97
Cuadro N° 11. Frecuencia de aparición de los criterios de SM en mujeres adultas del
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................................... 98
Cuadro N° 12. Frecuencia de aparición de los criterios de SM en hombres adultos del
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 .................................................................... 99
Cuadro N° 13. Promedio de los parámetros evaluados por diagnóstico de SM en
adultos Gayón, Sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ....................................... 100
iv

Tabla N° 1. Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................... 101
Tabla N° 2. Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos con
SM de la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .................... 102
Tabla N° 3. Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos
sanos de la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................. 103
Cuadro N° 14. Realización de actividad física en adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013. .............................................................................................. 104
Cuadro N° 15. Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que realizan actividad
física, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ...................................................... 105
Cuadro N° 16. Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que no realizan actividad
física, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 ...................................................... 106
Cuadro N° 17. Realización de actividad física entre mujeres adultas Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 107
Cuadro N° 18. Realización de actividad física en hombres adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 108
Cuadro N° 19. Consumo de productos derivados del tabaco entre adultos Gayón,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 .................................................................. 109
Cuadro N° 20. Frecuencia del SM en adultos consumidores de cigarrillos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 .................................... 110
Cuadro N° 21. Frecuencia del SM en adultos no consumidores de cigarrillos de la
población Gayón, sector Hundición. Noviembre 2013. ............................................ 111
Cuadro N° 22. Frecuencia del SM en la población adulta, consumidores de Chimó, en
el Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013. ............................................................ 112
Cuadro N° 23. Frecuencia de SM en la población adulta, que niega consumo de
Chimó, en el Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013............................................ 113
v

Cuadro N° 24. Índice paquetes/año, en los diagnosticados con SM, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013. .............................................................................................. 114
Cuadro N° 25. Consumo de alcohol en adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013. ....................................................................................................... 115
Cuadro N° 26. Consumo de alcohol por sexo en adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013. .............................................................................................. 116
Cuadro N° 27. Frecuencia de SM en adultos, consumidores de bebidas alcohólica, en
el Sector Hundición, Yay, Noviembre 2013. ............................................................ 117
Cuadro N° 29. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón consumidores de
bebidas alcohólicas por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................. 119
Cuadro N° 30. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón no consumidores de
bebidas alcohólicas por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................. 120
Cuadro N° 31. Consumo elevado de alcohol en adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013 ............................................................................................... 121
Cuadro N° 32. Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo elevado de alcohol
por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................. 122
Cuadro N° 33. Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo moderado de
alcohol por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .................................... 123
Cuadro N° 34. Frecuencia de SM en adultos Gayón según antecedentes personales de
enfermedades cardiometabólicas, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .......... 124
Cuadro N° 35. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón, según antecedentes
familiares de ECVA precoz, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .................. 125
Tabla N° 4. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón por categoría de riesgo
cardiovascular según ATP-III, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 ................ 126
Tabla N° 5. Relación de la frecuencia de SM, y factores de riesgo presentes en los
adultos Gayón, Sector Hundición. Yay. Noviembre, 2013. ...................................... 127
vi

vii

ÍNDICE DE GRÁFICOS
Gráfica N° 1. Habitantes adultos por sexo del sector Hundición. Yay. Noviembre
2013 ........................................................................................................................... 128
Gráfica N° 2. Distribución de la muestra por sexo. Yay. Noviembre 2013 .............. 129
Grafica N° 3. Distribución de la muestra por grupo etario. Yay. Noviembre 2013. . 130
Gráfica N° 4. Distribución por grupo etario según sexo, adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 131
Gráfica N° 5. Frecuencia de aparición del SM en adultos de la etnia Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 132
Gráfica N° 6. Numero de criterios de SM presentes en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 133
Gráfica N° 7. Diagnóstico de SM en Mujeres adultas, habitantes del Sector
Hundición, Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 134
Gráfica N° 8. Diagnóstico de SM en Hombres adultos, habitantes del Sector
Hundición, Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 135
Gráfica N° 9. Frecuencia de aparición del SM por grupo etario en adultos Gayón,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................................. 136
Gráfica N° 10. Frecuencia de aparición de los criterios diagnóstico en adultos con
SM, del sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................... 137
Gráfica N° 11. Frecuencia de aparición de los criterios de SM en mujeres adultas del
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................................. 138
Gráfica N° 12. Frecuencia de aparición de los criterios de SM en hombres adultos del
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 .................................................................. 139
Gráfica N° 13. Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos
de la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................... 140
viii

Gráfica N° 14. Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos
con SM de la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ............. 141
Gráfica N° 15. Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos
sanos de la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................. 142
Gráfica N° 16. Realización de actividad física en adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013. .............................................................................................. 143
Gráfica N° 17. Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que realizan actividad
física, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ...................................................... 144
Gráfica N° 18. Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que no realizan actividad
física, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ..................................................... 145
Gráfica N° 19. Frecuencia del consumo de cigarrillos en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 146
Gráfica N° 20. Frecuencia del consumo de chimó en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 147
Gráfica N° 21. Frecuencia del SM en adultos consumidores de cigarrillos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 .................................... 148
Gráfica N° 22. Frecuencia del SM en adultos no consumidores de cigarrillos de la
población Gayón, sector Hundición. Noviembre 2013. ............................................ 149
Gráfica N° 23. Frecuencia del SM en la población adulta, consumidores de Chimó, en
el Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013. ............................................................ 150
Gráfica N° 24. Frecuencia de SM en la población adulta, que niega consumo de
Chimó, en el Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013............................................ 151
Gráfica N° 25. Índice paquetes/año, en los adultos diagnosticados con SM, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013. ........................................................................... 152
Gráfica N° 26. Consumo de alcohol en adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013. ....................................................................................................... 153
ix

Gráfica N° 27. Consumo de alcohol por sexo en adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013. .............................................................................................. 154
Gráfica N° 28. Frecuencia de SM en adultos, consumidores de bebidas alcohólica, en
el Sector Hundición, Yay, Noviembre 2013. ............................................................ 155
Gráfica N° 29. Frecuencia de SM en adultos, que niegan consumo de bebidas
alcohólicas en el Sector Hundición, Yay. Noviembre del 2013................................ 156
Gráfica N° 30. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón consumidores de
bebidas alcohólicas por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................. 157
Gráfica N° 31. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón no consumidores de
bebidas alcohólicas por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................. 158
Gráfica N° 32. Consumo elevado de alcohol la población adulta Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013 ............................................................................ 159
Gráfica N° 33. Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo elevado de alcohol
por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. ................................................. 160
Gráfica N° 34. Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo moderado de
alcohol por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .................................... 161
Gráfica N° 35. Frecuencia de SM en adultos Gayón según antecedentes personales de
enfermedades cardiometabólicas, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .......... 162
Gráfica N° 36. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón, según antecedentes
familiares de ECVA precoz, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013. .................. 163
Gráfica N° 37. Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón por categoría de
riesgo cardiovascular según ATP-III, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013 ..... 164

x

SÍNDROME METABÓLICO EN LA POBLACIÓN ADULTA ABORIGEN
GAYÓN DE LA COMUNIDAD DE YAY, SECTOR HUNDICIÓN, ESTADO
LARA. NOVIEMBRE 2013 - ENERO 2014
Trabajo para la asignatura Salud Publica I V

AUTOR: Aldo Saad D., Gustavo E. Sandoval A., Natasha Vásquez P., Alexandra S.
Zambrano H., Alana Zanetti Y.
ASESOR: Dr. Carlos D’Suze.

Caracas, Enero 2014

RESUMEN
Problema: El síndrome metabólico (SM) se ha convertido en un problema de salud
pública a nivel mundial incluso en las poblaciones indígenas.
Objetivo: Describir el síndrome metabólico en la población adulta aborigen de la
comunidad de Yay, sector Hundición, estado Lara.
Método: Estudio descriptivo, analítico y de corte transversal. Universo de 42
individuos. Muestra de 34 personas, con edades entre los 18-85 años. Se determinaron
antecedentes personales y familiares, hábitos psicobiológicos, tensión arterial,
circunferencia abdominal, perfil lipídico y glicemia en ayunas. El diagnóstico de SM
se realizó por los criterios del Adult Treatment Panel III y se aplicó la escala de
Framingham para determinar el riesgo cardiovascular a 10 años. Se analizaron los datos
utilizando el programa Epi info 7.
Procedimiento estadístico: Se realizaron tablas de distribución de frecuencias, se
calcularon medidas de resumen y de dispersión, y se cruzaron las variables utilizando
regresión logística binaria.
Resultados: La frecuencia de aparición del SM fue de 38,24%, mayor en mujeres que
en hombres, principalmente entre los 30 y 41 años, el criterio más frecuente fue
circunferencia abdominal elevada (84,62%) seguido por tensión arterial elevada
(76,92%), según escala de Framingham la mayoría de los diagnosticados tiene un
riesgo cardiovascular bajo a moderado. en las odds ratio (Intervalo de confianza al
95%), para factores de riesgo conocidos de SM no se obtuvieron resultados
estadísticamente significativos.
Conclusiones: Los indígenas de la etnia Gayón de Yay, estado Lara, presentaron una
alta frecuencia de SM.
Palabras claves: Síndrome metabólico, Framingham, área rural, etnia Gayón.





INTRODUCCIÓN
El síndrome metabólico (SM) es una entidad clínica integrada por un conjunto de
alteraciones endocrinas, que pueden aparecer de forma simultánea en un mismo
individuo, presenta como causa común factores genéticos predisponentes en asociación
con hábitos viciosos en el estilo de vida como el consumo de productos derivados del
tabaco, ingesta de alcohol, sedentarismo y malnutrición.(1)
En el año 1988 Gerald M. Reaven dicta una conferencia donde postula la teoría en que
la intolerancia oral a la glucosa, hiperinsulinemia, hipertrigliceridemia, disminución de
HDL-colesterol y aumento de cifras tensionales; tienen como mecanismo
fisiopatológico común la resistencia a la insulina. Este fenómeno se denominó
inicialmente "Síndrome X".(2)(3)
La prevalencia de SM varía significativamente de una nación a otra, y responde a los
diferentes grupos etarios, composición étnica de las poblaciones y los criterios
diagnósticos empleados.(4) Estudios consecutivos han demostrado su elevada
frecuencia y tendencia al aumento de incidencia sobre la población mundial con el
pasar de los años. En consecuencia, representa actualmente un problema tanto de salud
pública, debido a la necesidad de mayor promoción de modificación de estilos de vida
en función de reducir el sedentarismo y la obesidad; como un problema clínico, con
2

enfoque a la detecciónde SM en la población y subsecuente reducción de sus
complicaciones.(1)
En el año 2006, la revista DiabetesVoice reporta cincuenta millones de estadounidenses
presentaban SM, y Europa se aproxima con rapidez a cifras similares.(5) Según la
Asociación Latinoamericana de Diabetes, una de cada cuatro personas mayores de
veinte años cumple con los criterios para diagnostico del síndrome, la prevalencia
aumenta con la edad y es levemente mas frecuente en la población femenina. La
estadística responde a factores predisponentes como son la raza, malnutrición materno-
infantil, cambios en el estilo de vida como la urbanización, envejecimiento y aumento
de incidencia en la población joven.(6)
Según las directrices de la ATP III, actualizadas en el 2009, es diagnosticado SM
cuando se cumplen con tres de los siguientes cinco criterios: glucosa alterada en ayuna,
elevación de presión arterial, triglicéridos y circunferencia abdominal, y disminución
de colesterol HDL. En consecuencia, los criterios reflejan el inicio del desarrollo de
enfermedades asociadas al síndrome metabólico como lo son: diabetes mellitus tipo 2,
hipertensión arterial y dislipidemia que en conjunto aumentan de manera individual o
grupal el riesgo cardiovascular.(1)
El trabajo a desarrollar pretende describir el SM en adultos procedentes de la etnia
Gayón pertenecientes al Sector Hundición del Caserío de Yay. En Venezuela existen
escasos estudios previos de este tipo, sin embargo, el estudio CARMELA en
3

Barquisimeto, Estado Lara; determina una prevalencia del 28,5% de SM para el año
2002. (7) También es interesante mencionar el estudio realizado en el 2011 por Nafxiel
Brito y cols, en indígenas de la etnia Warao, en el Estado Monagas, donde determina
que la incidencia del síndrome metabólico según los criterios de la ATP III fue de
27,87%. (4)
Se desconoce la frecuencia de SM en la etnia Gayón, por lo que surge la necesidad de
iniciar un trabajo de investigación en esta comunidad. En vista del corto tiempo
existente, las dificultades de acceso a la población y la disponibilidad limitada de
recursos necesarios para hacer factible un amplio estudio en estas comunidades, se
iniciará la investigación con una muestra de población aborigen localizada en el sector
Hundición de La comunidad de Yay. Esta zona representa un centro de
transculturización al que no se debe restar importancia, ya que estos grupos se han visto
obligados a cambiar sus hábitos adoptando costumbres y vicios ajenos que pudiesen
aumentar la predisposición a padecer enfermedades de origen cardiovascular y
endocrino-metabólico, como el síndrome metabólico.(8)
Es alarmante la situación actual en cuanto a la incidencia de SM, donde Latinoamérica
está alcanzando cifras de países desarrollados como lo es el caso de Estados Unidos,
donde 25% de la población mayor de veinte años padece de esta condición. Esto
representa un problema ya que estamos encontrando los mismos inconvenientes de los
países desarrollados, en un sistema de salud pública deficiente en programas de
atención a enfermedades crónicas, incapaz de hacer frente a dicha realidad. (9)


4

CAPITULO I.
EL PROBLEMA.
A. Planteamiento Del Problema.
Estudios consecutivos sobre síndrome metabólico (SM), han demostrado su
elevada prevalencia y tendencia al aumento de esta entidad Clínica en la población
mundial con el pasar de los años (1); afectando a individuos independientemente de su
raza y condición socioeconómica. (10)
Sin embargo, ha sido difícil consensuar una estadística mundial del SM. Esto responde
a la falta de unificación de criterios diagnósticos en las principales organizaciones
internacionales; y a su vez, no se ha reconocido de manera global el SM como una
condición clínica aislada. Por estas razones, solo existen publicaciones determinando
su frecuencia a nivel continental, nacional y estatal.
Según la revista DiabetesVoice, (5) para el año 2006, cincuenta millones de
estadounidenses presentaban SM, y Europa se aproxima con rapidez a cifras similares.
En China un estudio reciente con sede en el área metropolitana de Beijing, demostró
una prevalencia, según los criterios utilizados de: 30% (NCEP/ATPIII) y 46% (IDF).
5



La Asociación Latinoamericana de Diabetes reporta que, una de cada cuatro personas
mayores de veinte años cumple con los criterios para diagnostico de SM. La estadística
responde a factores predisponentes como son: la raza, malnutrición materno-infantil,
cambios en el estilo de vida como la urbanización, envejecimiento y aumento de
incidencia en la población joven. (6)
Es alarmante la situación de Latinoamérica, donde se esta alcanzando cifras de países
desarrollados como lo es el caso de Estados Unidos, donde el 25% de la población
mayor de veinte años padece de esta condición. (6) Esto representa un problema ya que
el SM se asocia estrechamente con patologías cardiovasculares: cardiopatía isquémica,
accidente cerebro vascular (ACV) y arteriopatía periférica. Además la presencia de SM
modifica el pronóstico de pacientes hipertensos y diabéticos, lo que hace que se
constituya en una entidad con creciente interés epidemiológico, clínico y terapéutico.
(11) Constituyendo un problema de salud publica ya que estamos encontrando los
mismos inconvenientes de países desarrollados, pero en un sistema de salud pública
deficiente en programas de atención a enfermedades crónicas, incapaz de hacer frente
a dicha realidad. (9)
A pesar de no contar con estadísticas nacionales en Venezuela, reportadas por el
Ministerio del Poder Popular para la Salud, un estudio previo realizado en nuestro país
por Lunar y cols. (SIND-MET VENEZUELA) arroja una prevalencia del 33.6% de SM
para el año 2006, obteniéndose como predominio en factores de riesgo: Obesidad
abdominal: 62%, Hipertensión Arterial: 58%, e Hiperinsulinismo: 37%. (12)
6

El presente estudio se llevó acabo en Venezuela, Estado Lara. En el caserío La
Hundición de la Comunidad de Yay, perteneciente al Municipio Andrés Eloy Blanco.
En esta comunidad no existen estudios previos de este tipo, sin embargo, el estudio
CARMELA (Cardiovascular Risk factor Multiple Evaluation in Latin America)
realizado en el 2002 con sede en Barquisimeto, determinó que la prevalencia del SM
para dicha ciudad fue de 28.5%. (7) También es interesante mencionar el estudio
realizado en el 2011 por Nafxiel Brito y cols, realizado en indígenas de la etnia Waraos
en el Estado Monagas, Venezuela, determinó que la incidencia del síndrome
metabólico según los criterios de la ATPIII fue de 27,87%. (4)
En el 2004 se define el síndrome metabólico según el NCEP (National Cholesterol
Education Program) asociado con el NHLBI (National Heart, Lung and Blood Institute)
a través de una actualización del NCEP/ATPIII (National Cholesterol Education
Program/ Adult Treatment Panel III) como una entidad clínica integrada por una
asociación de problemas de salud, que pueden aparecer de forma simultánea en un
mismo individuo. Están dados por aumento de la circunferencia abdominal, elevación
de triglicéridos y glucosa en ayunas, disminución de HDL plasmático y elevación de
cifras tensionales; teniendo como causa común factores genéticos predisponentes en
asociación con hábitos viciosos en el estilo de vida, tales como alcohol, tabaquismo y
malnutrición. (1)
En el siguiente trabajo, se buscará responder las siguientes interrogantes: si es posible
la presencia del Síndrome Metabólico en la población adulta aborigen de la Comunidad
7

de Yay, sector Hundición. Si es así, Cuál será su presencia según los criterios
diagnósticos de la ATPIII y su frecuencia de aparición. Al igual que estadísticas
mundiales, será evidente su relación con las características personales y sus hábitos
psico-biológicos. Y se tratará de determinar sí existe diferencia entre las personas con
SM y las sanas en relación al riesgo cardiovascular.
B. Objetivos De La Investigación.
1). Objetivo General.
Describir el síndrome metabólico en la población adulta aborigen de la
comunidad de Yay, sector Hundición, estado Lara.
2). Objetivos Específicos.
Establecer la frecuencia de Síndrome metabólico en la población en estudio
según los criterios diagnósticos de la ATP III.
Determinar la frecuencia de aparición de los criterios diagnósticos de síndrome
metabólico en la población afectada por esta entidad.
Describir la frecuencia de síndrome metabólico según las características personales de
la muestra, tales como edad, sexo, antecedentes personales y familiares.
8

Relacionar la frecuencia de síndrome metabólico con el consumo de alcohol y
productos derivados del tabaco, sedentarismo y hábitos alimentarios.
Determinar el riesgo cardiovascular en la población en estudio, haciendo uso de la
escala de Framingham.
C. Justificación.
El síndrome metabólico es una entidad clínica, que predispone a enfermedades crónicas
que implican una alta tasa de morbimortalidad, y engloban condiciones que son
discapacitantes y comprometen principalmente a la población en edad productiva de
un país, repercutiendo en el ámbito económico y productivo de una nación. El síndrome
metabólico representa un importante factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo
2, enfermedad arterial-coronaria y enfermedad cerebro vascular; conduciendo a una
disminución notable de la calidad y esperanza de vida. En nuestro país se ve reflejado
en las estadísticas de mortalidad nacional, donde las enfermedades cardiovasculares
ocupan el primer lugar.
Sin embargo, aun conociendo las consecuencias que traen las enfermedades crónicas,
en Venezuela existe un sistema de salud público incapaz de responder a las necesidades
que padecen los sectores menos favorecidos de la población, representados por estratos
socioeconómicos Graffar 4-5. (Ver anexo A) Normalmente esta población se encuentra
9

geográficamente alejada de centros de salud capacitados para diagnosticar y tratar
dichas enfermedades.
Este es el caso de la población del sector Hundición de la comunidad de Yay. Quienes
bajo parámetros de extrema pobreza viven su día a día sin electricidad, servicio de agua
potable, facilidades de transporte y posibilidad adquisitiva de productos alimenticios
de la canasta básica. La institución de salud aledaña se encuentra a media hora en
automóvil, por caminos rústicos en el centro de Yay, y esta constituido por un
ambulatorio tipo1. El hospital mas cercano se encuentra en Sanare, y es una institución
de tipo 1; en caso de ser necesaria la atención por consultas especializadas, como
servicio de cardiología o endocrinología, los pacientes deben trasladarse hasta el
Hospital Central de Barquisimeto.
La motivación para la realización del trabajo consiste en brindar atención de salud a
una población marginada, de difícil acceso, con incapacidad de costear los gastos que
abarcan el transporte y la adquisición de tratamiento médico para preservar su salud. A
su vez, se espera establecer una literatura inicial sobre una población nunca antes
estudiada, que pueda ser útil para investigaciones posteriores.
Como finalidad fundamental de la investigación se propone determinar la frecuencia
de SM en la población aborigen adulta de la Comunidad de Yay, sector Hundición.
Para así, promover estilos de vida saludables factibles al entorno en que se desenvuelve
10

la población; además de proporcionar de manera individualizada, el tratamiento médico
inicial requerido.
Por último, el siguiente trabajo de investigación busca incentivar y promover a futuras
generaciones de médicos a continuar con esta iniciativa de salud, donde no solo se
mantenga, sino se amplifique el espectro de acción, brindando atención medica integral
a la Hundición y a otros sectores que conforman la comunidad de Yay








11


CAPITULO II.
MARCO TEORICO.
A. Antecedentes De La Investigación.
El Síndrome Metabólico (SM) ha sido ampliamente estudiado a nivel mundial, tanto
en poblaciones urbanas como rurales. Trasladándonos específicamente a la
investigación en curso, tenemos que existen numerosos trabajos realizados en países
de Europa y América Latina así como en Venezuela, específicamente en áreas rurales,
que nos orientan y nos proporcionan una visión más amplia sobre la incidencia de esta
entidad en dichas poblaciones.
En primer lugar, en el año 2006, Luis Mejide-Calvo y colaboradores publican en
España: “Prevalencia del Síndrome Metabólico y de la Enfermedad Cardiovascular.
Estudio en una población rural’, dicho estudio tuvo como objetivo determinar la
incidencia de esta entidad en una población rural al Noreste de España y su relación
con la enfermedad cardiovascular. Se evaluaron a 469 individuos que fueron elegidos
aleatoriamente, donde se incluyeron hombres y mujeres entre 18 y 92 años de edad. En
este estudio se le aplicó a los participantes un cuestionario clínico que incluía datos
demográficos, antecedentes familiares y personales; enfatizando en aquellos que
tuvieran relación directa con el Síndrome Metabólico, fueron nterrogados hábitos
tabáquicos y de alcohol; se realizó examen físico que evaluó: peso, talla, circunferencia
12


abdominal y presión arterial. A cada paciente se le realizo un electrocardiograma de 12
derivaciones así como un estudio sanguíneo donde se determinaron valores de glucosa,
triglicéridos y colesterol fraccionado (HDLc y LDLc). Los resultados arrojados por
dicha investigación dieron a conocer que de los 469 sujetos que constituían la muestra,
112 cumplían con los criterios de la ATP III para el diagnóstico de SM lo cual
representa un 21,8%, y que su prevalencia aumenta con la edad. Se determinó que el
SM representa un alto riesgo para el desarrollo de enfermedad cerebro vascular y
cardiopatía isquémica, las cuales tienen una edad de presentación aproximada a los 40
años. Cabe destacar que en este estudio no hubo asociación entre el consumo de alcohol
y el síndrome metabólico ya que el diagnostico estuvo presente en personas que
consumían y las que no. (13)
Pablo Aschner Montoya, en el año 2007, publica en la Revista Med de la
Universidad Militar Nueva Granada de Colombia: “Síndrome Metabólico en una
población Rural y una población Urbana de la región Andina de Colombia”; se llevó
acabo entre los años 1994 y 1996, donde se estudiaron 285 personas en el área rural y
330 en el área urbana, incluyendo hombres y mujeres. Para la realización de la
investigación, inicialmente, se realizó un censo poblacional para conocer el número de
personas mayores de 30 años que serían incluidas en el estudio, en la población rural
se incluyó a todo adulto debido a que el tamaño de la muestra era insuficiente. Los
sujetos fueron citados en ayunas y se le realizo la prueba de tolerancia oral a la glucosa,
y al cabo de dos horas se extrajo la muestra de sangre para ser analizada, de igual
manera se realizaron pruebas enzimáticas de glucosa, triglicéridos y colesterol total y
13


fraccionado. Estos pacientes fueron tallados y pesados, se les realizo medición de la
presión arterial así como de la circunferencia abdominal. Este estudio permitió
comparar la incidencia del síndrome metabólico en poblaciones urbanas y rurales,
fueron utilizados los criterios de la OMS modificados para el diagnostico, y se obtuvo
que la prevalencia fue mayor en la población urbana, aunque la diferencia solo fue
significativa en hombres; 21,2% en población urbana y 6,4% en población rural.
Aschner hace referencia que esto se debe principalmente, a que los hombres en el
ámbito rural se dedican a labores agrícolas todavía no mecanizadas, a diferencia de
aquellos que se encuentran en el medio urbano quienes tienden a desenvolverse en
trabajos más sedentarios. En cuanto a las mujeres no se encontró una diferencia
importante; 31,6% en medio urbano y 23,6% en medio rural, pero cabe destacar que
esta pequeña diferencia puede estar relacionada a que a pesar que las mujeres del campo
se dedican a labores del hogar, al igual que las de las áreas urbanas, en ciertas ocasiones
realizan también trabajos agrícolas. (10)
En esta misma labor de investigación y consulta se encontró que en el Sector
Castaño, Estado Cojedes, Venezuela; Andreina Marval y colaboradores a finales del
2011 llevaron a cabo el estudio: “Síndrome Metabólico en individuos de una
Comunidad Rural”, el cual incluyo a 39 personas adultas entre los 20 y 59 años de edad,
que representaba el total de la población adulta de la comunidad. Al igual que en los
trabajos descritos anteriormente se realizó la historia clínica de los sujetos que incluía:
datos de identificación, hábitos tabáquicos y alcohólicos, antecedentes personales,
familiares y el respectivo examen físico dirigido a la entidad estudiada (circunferencia
14


abdominal, presión arterial, peso y talla). Se tomaron muestras sanguíneas para la
valoración de la glucosa, triglicéridos y colesterol fraccionado. Para el diagnóstico se
utilizaron los criterios del ATP III, donde de los 5 criterios el más frecuente fue la
hipertrigliceridemia, pues se encontró que de los 39 individuos evaluados 21 la
presentaban. La prevalencia global del SM fue de un 20,5%. Se pudo determinar que
las mujeres con SM tenían un menor valor de HDLc y mayor de LDLc que los hombres.
Cabe destacar que de los sujetos estudiados 56,4% tenían antecedentes familiares de
enfermedad Cardiometabolica, donde predomino la Diabetes Mellitus, seguida por la
Hipertensión Arterial y que más del 20% de los estudiados referían hábitos tabáquicos.
Los autores hacen referencia a que lo hallado en dicho estudio contraria la creencia
popular venezolana de que en el campo se vive y se come mejor, debido a que se está
encontrando en estas poblaciones porcentajes de prevalencia muy similares a las
halladas en áreas urbanas, lo cual puede deberse a que estas poblaciones del campo
quizás no coman adecuadamente por sus características socioeconómicas o que
simplemente el proceso de transculturización los ha llevado a cambiar sus hábitos
alimenticios, hacen especial énfasis en la necesidad de que se estudien en Venezuela
otras regiones rurales para así conocer la verdadera situación y dimensión de esta
entidad y poder así determinar si se trata de un problema de Salud Publica en el país.
(14)
Es interesante mencionar a Nafxiel Brito y colaboradores quienes en el 2013 hacen
público en la Revista Venezolana de Endocrinología y Metabolismo el estudio:
“Frecuencia de Síndrome Metabólico en Indígenas de La Etnia Warao de Barrancas del
15


Orinoco, Estado Monagas, Venezuela”. Este se llevó acabo en el 2011, y tuvo como
objetivo principal determinar si se encontraba presente dicha entidad en los indígenas
de la etnia Warao. Es relevante mencionarlo puesto que de alguna manera sus
resultados pueden relacionarse con la investigación a realizar; debido a que la muestra
a estudiar comprende a población indígena de la Etnia Gayón en el estado Lara.
La investigación realizada por Brito estuvo constituida por 61 personas que de
manera voluntaria decidieron formar parte del estudio, 34 fueron mujeres y 27
hombres, en edades comprendidas entre los 30 y 69 años. Los criterios empleados para
el diagnóstico fueron los dados por la ATP III, IDF y ALAD. Se realizó la toma de
talla, peso, presión arterial y circunferencia abdominal, así como el análisis del perfil
lipídico que incluyó colesterol total y fraccionado, triglicéridos y por último la glicemia
en ayunas. Los resultados de la incidencia del síndrome variaron según los criterios
aplicados, el porcentaje de la población evaluada que fue diagnosticada según los
criterios de la ATP III fue 27,87%. Se determinó mayor prevalencia en mujeres que en
hombres, 38,2% y 29,6% respectivamente. El grupo etario más afectado fue el
comprendido entre los 40 y 49 años. (4)
16



B. Fundamento Teórico.
1). Definición: La definición de síndrome metabólico (SM) data desde el año
1988, cuando Gerald M. Reaven, médico endocrinólogo y profesor de medicina de
Stanford University, define por primera vez el síndrome X. Durante la conferencia
postula la teoría en que la intolerancia oral a la glucosa, hiperinsulinemia,
hipertrigliceridemia, disminución de colesterol-HDL y el aumento de cifras
tensionales; tienen como mecanismo fisiopatológico común la resistencia a la insulina.
Proponiendo como consecuencia a la aparición del síndrome: la enfermedad coronaria,
cardiopatía isquémica, disfunción ventricular izquierda y fallo cardiaco. (15)(16)
Para el año 1998, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publica la primera
definición formal de síndrome metabólico. Proponen la resistencia a la insulina como
condición indispensable para el diagnóstico junto con la presencia de dos de los
siguientes cuatro factores: elevación de cifras tensionales, elevación de triglicéridos y
disminución de HDL-colesterol, obesidad y microalbuminuria. (1)(5)
Posteriormente, en el año 2001, el National Cholesterol Education Program Adult
Treatment Panel III (ATP III) establece nuevas pautas para el diagnóstico de SM. Si
bien son similares a las propuestas por la OMS, la resistencia a la insulina deja de ser
un componente obligatorio y pasa a formar parte de un conjunto de criterios. La
17


presencia de tres de los siguiente cinco factores son la base para establecer el
diagnóstico: obesidad central, elevación de triglicéridos, disminución de HDL-
colesterol, elevación de cifras tensionales y glicemia alterada en ayunas. (16)(1)
En ausencia de riesgo cardiovascular o Diabetes Mellitus (DM), el SM representa un
factor predictivo de los mismos. Pacientes previamente diagnosticados con DM tipo 2
o riesgo cardiovascular no son excluidos del diagnóstico de síndrome metabólico ya
que comparten factores de riesgo. (1)(5)
En conclusión, el SM se define como el conjunto de anormalidades metabólicas, que
incluye resistencia a la insulina, cifras tensionales elevadas, dislipidemia, obesidad
central y disfunción endotelial, las cuales representan un factor de riesgo para la
enfermedad coronaria, así como la diabetes, hígado graso, y enfermedades oncológicas.
(17)(18)
2). Epidemiología: Estudios consecutivos sobre síndrome metabólico, han
demostrado su elevada prevalencia y tendencia al aumento de incidencia sobre la
población mundial con el pasar de los años. En consecuencia, representa actualmente
un problema tanto de salud pública, debido a la necesidad de mayor promoción de
modificación de estilos de vida en función de reducir el sedentarismo y la obesidad;
como un problema clínico, con enfoque a la detección de síndrome metabólico en la
población y subsecuente reducción de sus complicaciones. (1)
18


En el año 2002 es publicada por Earl Ford la primera investigación sobre prevalencia
de SM en la población de Estados Unidos. Constó con ayuda de los Datos del Examen
de Muestreo Nacional de Salud y Nutrición (NHANES 1988-1994) y se basó en los
criterios de NCEP/ATPIII; reportando una prevalencia de 23.7% en la población
estadounidense. Posteriormente, aplicando el mismo estudio y utilizando los datos del
NHANES 1999-2002, el autor evidenció un aumento de la prevalencia a 35.5% en tan
solo 8 años; y determino que bajo los criterios diagnósticos de la IDF la prevalencia
aumentaba a 39% (19)
Según la revista DiabetesVoice, para el año 2006, cincuenta millones de
estadounidenses presentaban SM, y Europa se aproxima con rapidez a cifras similares
debido al cambio de patrones en el estilo de vida, en donde la cultura de comida rápida
y el sedentarismo son cada vez más comunes. En China, un estudio reciente revela un
auge dramático en los índices de obesidad, especialmente en áreas urbanas, que en
consecuencia aumentan la incidencia de SM en la población. Una investigación con
sede en el área metropolitana de Beijing, donde se estudió a dos mil individuos mayores
de sesenta años, demostró una prevalencia, según los criterios utilizados de: 30%
(NCEP/ATPIII) y 46% (IDF). (5)
Si bien los estudios realizados en distintos países americanos sobre SM son escasos, se
ha determinado que la prevalencia entre los países latinoamericanos es muy similar.
Probablemente esto responde a la situación en común de malnutrición, raza,
urbanización, aumento de la población adulta mayor e incremento de la incidencia de
19


esta condición en la población joven. En términos generales, la Asociación
Latinoamericana de Diabetes asegura que: 1 de 4 personas mayor de veinte años
cumple con los criterios de la ATPIII/IDF para el diagnóstico de SM, la prevalencia
aumenta con la edad y es más frecuente en el sexo femenino, especialmente en el área
rural. (6)
El estudio CARMELA, realizado en el año 2002, fue una de las investigaciones más
importantes en Latinoamérica. Estuvo constituido por 7 países, cuya sede en Venezuela
se localizó en Barquisimeto, Estado Lara. Se evaluó una muestra total de 11.550
individuos de ambos sexos, con edad comprendida entre 25 y 64 años. Estadísticamente
se determinó mayor prevalencia de SM en el sexo femenino y aumento de la incidencia
con la edad. A su vez, se observó que el mayor porcentaje de SM se presentó en Ciudad
de México: 27%, seguido de Barquisimeto: 26%, Santiago de Chile: 21%, Bogotá:
20%, Lima: 18%, Buenos Aires: 17% y Quito: 14%. Según los criterios diagnósticos
que integran el SM la incidencia fue diferente según el sexo, en mujeres se asoció:
mayor hipertrigliceridemia, hipertensión arterial y glicemia alterada en ayuna; mientras
que en hombres se obtuvo: mayor circunferencia abdominal, hipertensión arterial y
glicemia alterada en ayuna. Otros hallazgos relevantes de la investigación incluyeron
una menor prevalencia de SM en personas no diabéticas a nivel global; además, se
demostró específicamente en la Ciudad de Barquisimeto el desarrollo en edad temprana
de hipertensión arterial, con media de 35 años. (7)
20


En el transcurso del año 2005, Flores y col. publican uno de los primeros estudios sobre
SM en Venezuela, donde estudian una población de 3.108 sujetos en el Estado Zulia y
reportan una prevalencia de 31.2% de SM según los criterios de NCEP/ATPIII. (19)
Otro estudio realizado en zonas urbanas de Caracas, en el 2006, evaluó 5.174 adultos
mayores de 18 años con distribución por sexo de 46% hombre y 54% mujeres. La
prevalencia estandarizada por edad fue de 33.6%, obteniéndose como predominio en
factores de riesgo: obesidad abdominal: 62%, hipertensión arterial: 58% e
hiperinsulinismo: 37%. Los hallazgos fueron similares entre sexo y al igual que en el
estudio CARMELA se determinó que la prevalencia aumentaba con la edad. (12)
3). Fisiopatología: Uno de los sustentos para el planteamiento del SM como entidad
clínica es la postulación de una patogenia común en la mayoría de los casos. Si bien,
esto no representa una condición indispensable para el desarrollo y diagnóstico de la
entidad clínica. (20)
Inicialmente se consideró al síndrome metabólico como la expresión
fenotípica de la resistencia a la insulina. Ésta corresponde a una
respuesta subnormal del organismo a la acción insulínica en los tejidos
periféricos. Secundario a la resistencia a la insulina, las células beta
pancreáticas aumentan su secreción de insulina compensatoriamente,
produciendo hiperinsulinemia, la cual se pensó era responsable de
muchos de los fenómenos encontrados en el síndrome metabólico.
(20)
Actualmente, la visión fisiopatológica del síndrome metabólico ha cambiado. Los
principales pilares conceptuales en la patogenia del síndrome metabólico son:
21


1) La obesidad como el eje central patogénico del síndrome metabólico y a la
resistencia a la insulina como una consecuencia de ésta.
2) El adipocito como una célula inflamatoria y directamente contribuyente a la
génesis del síndrome metabólico.
3) Efectos biológicos no clásicos de la insulina, que explican muchas de las
alteraciones observadas en el síndrome metabólico. (20)
El tejido adiposo en los obesos es insulinorresistente, lo que eleva los ácidos grasos
libres en el plasma. Éstos tienen un efecto directo en los órganos diana de la insulina,
como son el hígado y músculo, mediante acciones específicas que bloquean la
señalización intracelular del receptor de insulina. (20) Además, inhiben los efectos
antilipolíticos de la insulina. El exceso de ácidos grasos libres circulantes proviene
fundamentalmente de las reservas de triglicéridos del tejido adiposo sometidos a la
lipasa dependiente de monofosfato de adenosina cíclico, o bien, de la lipólisis de
lipoproteínas ricas en triglicéridos en los tejidos por la lipoproteinlipasa. (21)
“En el músculo modifican la acción de las proteincinasas. En el hígado, en
experimentación animal se ha comprobado que provocan defectos en los receptores
estimulados por insulina. Los ácidos grasos libres aumentan la producción hepática de
glucosa y disminuyen en los tejidos periféricos la inhibición de la producción de
glucosa mediada por insulina. Mientras tanto, continúa la génesis de lipoproteínas
22


hepáticas, relacionada con el efecto estimulante de dichos ácidos grasos libres y de la
insulina. En el músculo, en pacientes resistentes a la insulina, obesos y con diabetes
mellitus (DM) tipo 2 se han encontrado defectos intracelulares en la fosforilación
oxidativa de las mitocondrias que se relacionan con la ocupación de las vías
metabólicas por los lípidos, llegando incluso a su acumulación en forma de
triglicéridos”. (21)
Todo este fenómeno, conocido como lipotoxicidad, sería responsable de la
resistencia a la insulina en estos órganos. Se ha demostrado que los ácidos grasos libres
son capaces de aumentar el estrés oxidativo, además de favorecer la producción de un
estado pro-inflamatorio sistémico y disminuir la reactividad vascular a los distintos
factores vasoactivos. Los ácidos grasos libres, a través de la inhibición de la acción
insulínica, determinan una supresión insuficiente de la lipasa sensible a hormonas del
adipocito, mayor incremento de ácidos grasos libres y auto-perpetuación del ciclo. (20)
En los pacientes con síndrome metabólico el tejido adiposo es de predominio
central, los adipocitos de la grasa visceral son metabólicamente más activos, liberando
mayor cantidad de ácidos grasos libres y citoquinas inflamatorias que viajan al hígado
a través de la circulación portal. (20)
El segundo pilar fisiopatológico, se logra explicar debido a la presencia de células
inflamatorias entre los adipocitos, principalmente monocitos, y por la actividad pro-
inflamatoria propia de las células adipocitarias. Se ha demostrado un aumento de
23


moléculas como el factor de necrosis tumoral α (TNF-α), inhibidor del activador del
plasminógeno 1 (PAI-1), interleuquina 6 y leptina, así como disminución de la
adiponectina; las cuales tienen capacidad de modular reacciones inflamatorias,
favorecer estados protrombóticos y vasoconstricción. La adiponectina, es una citocina
antiinflamatoria que a nivel del hígado inhibe la expresión de las enzimas
gluconeogénicas y en consecuencia la síntesis endógena de glucosa. (21)
El efecto de las citoquinas inflamatorias sobre la sensibilidad
insulínica es conocido. El FNT-α produce una fosforilación
anormal del sustrato del receptor de la insulina (IRS), que a su vez
produce una nueva fosforilación en un sitio incorrecto del receptor
de insulina (serina en lugar de tirosina) y con esto una alteración en
su transducción. El mecanismo por el cual las citoquinas
inflamatorias alteran la fosforilación normal del receptor de
insulina es mediante la activación de "Suppressor of cytokine
signalling 3" (SOCS-3), una proteína capaz de interferir con dicha
fosforilación y también degradar al receptor de insulina. (20)
La leptina es una de las hormonas que interviene en el apetito y el control de la saciedad
a nivel del diencéfalo. Su defecto produce hiperfagia y obesidad. Los valores de esta se
encuentran elevados en los obesos con síndrome metabólico, lo que podría implicar un
defecto de su actividad. (21)
Además, entre los efectos no clásicos de la insulina, se encuentran efectos
vasodilatadores, antitrombóticos, antiinflamatorios, antioxidantes y natriuréticos; todos
alterados por la resistencia a la insulina. Estos explican algunas de las alteraciones
observadas, especialmente la formación de placas de ateromas. Así, la resistencia a la
insulina representa un estado capaz de determinar un mayor riesgo de eventos
24


cardiovasculares por sí misma y no sólo asociado a los factores de riesgo
cardiovasculares independientes. Las consecuencias sistémicas de la resistencia a la
insulina determinan un aumento de las especies reactivas de oxígeno y disminución de
la actividad de la óxido nítrico sintetasa endotelial (eNOS). Esto se acompaña de
aumentos a nivel local y sistémico en endotelina y angiotensina, potentes moléculas
vasoconstrictoras e inflamatorias, que también están involucradas en la generación de
estrés oxidativo y disfunción endotelial. (20)
Entonces, la aterosclerosis representa una de las consecuencias patológicas primarias
del síndrome metabólico. Las lipoproteínas que se asocian con incremento del riesgo
de arteriosclerosis son las LDL elevadas, las HDL bajas y elevación de lipoproteína A
y la hipertrigliceridemia. (21)
La función patogénica de las LDL se ve favorecida por todos los procesos patogénicos
mencionados anteriormente, sin olvidar que la íntima está ubicada entre dos barreras
permeables (el endotelio y la túnica media). Además, la ausencia de vasos linfáticos
aumenta la permanencia de LDL en dicho espacio, lo que implica su fácil degradación
y oxidación. (21)
Entre los principales mecanismos patogénicos de la hipertensión en los pacientes con
síndrome metabólico, se describe la hiperinsulinemia, que produce un aumento del
volumen intravascular debido a la activación de varios mecanismos como el aumento
de la reabsorción de sodio en los túbulos contorneados proximal y distal: la bomba Na-
25


H+ que ocasiona alcalosis intracelular con lo que se activa el factor de crecimiento;
síntesis de colágeno y acumulo de LDL con la consecuente alteración de la función
endotelial, bloqueando la producción de óxido nítrico y favoreciendo la respuesta
vasoconstrictora y mitogénica sobre el endotelio. (22)
“La hipertensión causa engrosamiento, tanto de la íntima como de la capa media,
contribuyendo a la arteriosclerosis. El músculo liso de las arterias de los hipertensos
responde de forma supranormal a la tensión de la pared, causando hipertrofia e
hiperplasia o aumentando la producción de colágeno y elastina”. (21)
4). Factores de Riesgo y Etiología. Entre los factores de riesgo para síndrome
metabólico se describen los antecedentes familiares, la falta de ejercicio y la inadecuada
alimentación. (18) Estos conllevan al desarrollo de otro factor de riesgo de carácter
protagónico, la obesidad. Esta es más frecuente en personas de edad avanzada, pues
suelen presentar un aumento de la cantidad tejido adiposo así como cambios en el
patrón de depósito de la misma. “La obesidad se gesta en largos periodos de tiempo y
habitualmente el desbalance de energía que la causa no suele exceder 3 % de la energía
total que se intercambia cada día”. (23)
Muchos estudios han reportado que bajos estratos socioeconómicos a su vez se
encuentran asociados con una mayor tasa de mortalidad cardiovascular, así́ como
también, se vincula a una mayor tasa de enfermedades cardiovasculares con factores
de riesgo asociados, como lo son: consumo de tabaco, altas cifras tensionales,
26


intolerancia oral a la glucosa, diabetes mellitus, inactividad física y sobrepeso. En el
sexo femenino, encontramos que la probabilidad de padecer SM se incrementa de
forma inversamente proporcional al ingreso económico del hogar, existiendo una
asociación importante entre el bajo estrato socioeconómico y el bajo nivel educativo;
que a su vez, se relaciona con mayor consumo de cigarrillo, alta ingesta de
carbohidratos e inactividad física. En el sexo masculino, se ha encontrado que consumir
la mayoría de las calorías diarias en base a fuentes ricas en carbohidratos, aumenta el
riesgo de desarrollar SM. (24)
En cuanto a la relación entre los factores nutricionales y el SM, varios estudios clínicos,
metabólicos y epidemiológicos nos han brindado evidencia clara que sustenta el
consumo de grasas insaturadas, provenientes de aceites vegetales naturales y frutos
secos (nueces, almendras, entre otros), como elemento beneficioso en el tratamiento de
varios componentes del SM, entre ellos dislipidemia, resistencia a la insulina e
intolerancia a la glucosa. Sin embargo, aún la calidad y cantidad de los carbohidratos
en la dieta continua siendo controversial, ya que los efectos de estos en los niveles de
glicemia dependen del contenido y tipo de fibra de dichos alimentos. (25)(26)
Consecutivamente, datos epidemiológicos han vinculado dietas ricas en fibra, cereales
integrales y alimentos con bajo índice glicémico, con menor resistencia a la insulina y
menor riesgo de padecer síndrome metabólico. El consumo de cereales integrales ha
sido asociado de forma inversamente proporcional con la prevalencia de SM en grupos
de personas de mediana edad. En adultos mayores, estos beneficios pueden ser
27


diferentes ya que son más propensos a presentar resistencia a la insulina e intolerancia
oral a la glucosa.(25)(26) Se ha demostrado una tendencia importante de reducción del
SM y mortalidad por enfermedad cardiovascular, con el aumento del consumo de
cereales integrales, independiente de la demografía, estilo de vida, y factores dietéticos.
(26)
El consumo moderado de bebidas alcohólicas está relacionado con baja mortalidad
cardiovascular y menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, lo cual se ve sustentado
con una mejoría del perfil lipídico, especialmente en colesterol HDL y un incremento
en la sensibilidad a la insulina (27). Estudios han comprobado que individuos que
consumen bebidas alcohólicas regularmente de forma moderada, tienen menor
prevalencia de SM, comparados con su contraparte con un mínimo o ningún consumo
de bebidas alcohólicas. No obstante, mientras mayor es el consumo de alcohol, mayor
se torna la prevalencia de SM, esto es, especialmente cierto, en aquellas personas que
tienen un consumo mayor a 20 bebidas alcohólicas por mes, y se eleva aún más cuando
la bebida alcohólica consumida es cerveza o vino. La relación entre SM y alcohol se
mantiene para todas las razas y etnias, con un predominio especial en los individuos
blancos; sin embargo, la relación entre los niveles de consumo de alcohol y el riesgo
metabólico es muy compleja, no viéndose reflejada cuando el SM es estudiado como
una entidad completa. (27)(28)
El uso del tabaco ha sido asociado con varios de los componentes principales del SM,
de hecho, se ha encontrado que juega un papel como agente causal para el desarrollo
28


de esta entidad clínica. Existe una relación positiva dosis-respuesta en cuanto al número
de cigarrillos fumados al día y el riesgo de padecer SM, riesgo que persiste incluso
veinte años después de detener el consumo de tabaco (29). No solo el consumo, sino
también la exposición al tabaco ambiental ha demostrado ser un agente influyente en
la prevalencia del SM, al estudiar este fenómeno, se ha podido observar que la
prevalencia aumenta de forma directa en relación al consumo o exposición al tabaco,
desde un 1,2% para los individuos no expuestos; 5,4% para aquellos expuestos a tabaco
ambiental o fumadores pasivos, y de hasta un 8,7% para fumadores activos. (30)
Se ha establecido que el tabaco actúa en múltiples niveles de la etiopatogenia del
síndrome metabólico, que incluyen resistencia a la insulina, resistencia a la leptina,
inflamación sistémica de bajo grado, disfunción endotelial, y disfunción autonómica;
además de estar relacionado con un aumento de la circunferencia abdominal, valor de
triglicéridos en sangre, y una disminución del valor de colesterol HDL en sangre, dosis
dependiente. (29)(31)
La resistencia a la insulina parece jugar un papel importante en el desarrollo del SM
desde el momento de su definición. El consumo de cigarrillo aumenta los niveles de
hormonas antagonistas a la insulina, como lo son las catecolaminas, el cortisol, y la
hormona de crecimiento; incluso el consumo por cortos periodos de tiempo puede
llevar al desarrollo de resistencia a la insulina. (29) El consumo de productos derivados
del tabaco No Cigarrillo, se ha encontrado asociado a hiperinsulinemia, sin embargo,
el mecanismo por el cual produce la resistencia a la insulina parece diferir al cigarrillo,
29


ya que no se ha encontrado niveles de hormonas contrareguladoras elevadas como en
el caso anteriormente expuesto (29)(31). Aún no se ha establecido el rol que tienen los
productos del tabaco distintos al cigarrillo en la disfunción plaquetaria, o como
intervienen en la cascada de coagulación, se espera que en el futuro se dedique más
tiempo a su estudio. (29)(32)
Por último, la cultura, la mercadotecnia y publicidad son factores que también debemos
mencionar. En una sociedad donde el tiempo es cada vez más preciado, los alimentos
más económicos son los que suelen aportar una mayor carga calórica, y adicionalmente
agregamos la constante publicidad de estas empresas; se torna un reto no desarrollar un
aumento del índice de masa corporal y en consecuencia del perímetro abdominal. (23)
5). Criterios Diagnósticos: Según las directrices de la ATPIII, actualizadas en el 2009
en conjunto con el NHLBI y el IDF; es diagnosticado síndrome metabólico cuando se
cumplen con tres de los siguientes cinco criterios:
1) Glucosa en ayunas ≥ 100 mg / dl (o recibir terapia con medicamentos para la
hiperglucemia)
2) Presión arterial ≥ 130/85 mmHg (o recibir tratamiento farmacológico para la
hipertensión)
30


3) Triglicéridos ≥ 150 mg / dl (o recibir la terapia con medicamentos para la
hipertrigliceridemia)
4) Colesterol-HDL < 40 mg / dl en varones o < 50 mg / dl en mujeres (o recibir
tratamiento farmacológico para aumentar el HDL -C).
5) Circunferencia abdominal: Específico según país y población: Centroamérica y
Suramérica Hombres ≥ 90 cm, Mujeres ≥ 80 cm (1)
En consecuencia, los criterios implican el inicio del desarrollo de enfermedades
asociadas al síndrome metabólico como lo son: diabetes mellitus tipo 2, hipertensión
arterial y dislipidemia, que en conjunto aumentan de manera individual o grupal el
riesgo cardiovascular. Cada enfermedad representa una entidad clínica extensamente
estudiada con criterios propios de diagnóstico como se describirán a continuación: (1)
La Hipertensión arterial (HTA) es una entidad clínica que consiste en una alteración
sistémica, donde ocurre aumento de la presión sanguínea aplicada contra la pared de
los vasos. Puede ser causada por varios factores como el aumento de la resistencia
vascular periférica, pero sin importar la causa debe ser tratada para prevenir o detener
la progresión de las complicaciones.(33). La tensión Arterial, según el 7mo reporte del
comité nacional para la prevención, detección, evaluación y tratamiento de hipertensión
arterial, se clasifica en:
31


1) Normal : tensión sistólica <120mmHg y tensión diastólica <80mmHg
2) Pre-hipertensión: tensión sistólica 120-139mmHg y tensión diastólica 80-
89mmHg
3) Hipertensión estadio 1: tensión sistólica 140-159 mmHg y tensión diastólica
90-99mmHg
4) Hipertensión estadio 2: tensión sistólica ≥ 160 mmHg y tensión diastólica ≥
100 mmHg (34)
La Diabetes Mellitus (DM) tipo 2 se define como el conjunto de alteraciones
metabólicas que se sustentan en la alteración de los niveles de glicemia en sangre o
hiperglicemia. Esto se debe a la alteración de la secreción de insulina, su acción o el
conjunto de ellas. La hiperglicemia prolongada en el tiempo, se asocia a
complicaciones crónicas que producen disfunción y falla en varios órganos, tal como
son: ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos. Según la ADA (American
Diabetes Association) los valores de glucosa en sangre se estratifican en:
1) Normal: < 100mg/dl en situación de ayuna.
2) Prediabetes: 100-125 md/dl en ayuno
32


3) Diabetes: ≥ 126 mg/dl en ayuno
Sin embargo, con valores que indiquen glicemia alterada en ayuna, debe ser confirmado
el Diagnostico de DM con una prueba de tolerancia oral a la glucosa. (35)
El conjunto de patologías metabólicas caracterizadas por alteraciones en las
concentraciones de los lípidos en plasma, es conocido como dislipidemia. Puede ser de
causa primaria o secundaria, debida a una patología de base o a la dieta. (36) Las
concentraciones de lípidos en sangre se clasifica de la siguiente manera según el
ATPIII/NHLBI (37):
Triglicéridos:
1) Normal: <150 mg/dl
2) Limite alto: 150-199 mmHg
3) Alto: 200-499 mg/dl
4) Muy alto: ≥ 500 mg/dl
HDL
1) Optimo: >60
33


2) Limite bajo: (hombres) 40-59 mg/dl (mujeres) 50-59 mg/dl
3) Bajo: (hombres) 40 mg/dl (mujeres) 50 mg/dl
LDL
1) Optimo: <100 md/dl
2) Próximo a lo óptimo: 100 - 129 mg/dl
3) Limite alto: 130-159 mg/dl
4) Alto: 160-189 mg/dl
5) Muy alto: >190 mg/dl
6). Pronóstico y tratamiento: Para la evaluación del riesgo cardiovascular en
pacientes con síndrome metabólico se ha dividido las categorías de riesgo según la
escala de Framingham en tres: Alto riesgo (riesgo en 10 años>20%), riesgo
moderadamente alto (riesgo en 10 años entre 10 a 20%), riesgo bajo a moderado (riesgo
en 10 años <10%). Individuos con cualquier forma clínica de enfermedad
cardiovascular ateroesclerótica (ECVA) o diabetes pertenecen a la categoría de alto
riesgo. Para aquellos pacientes que no presentan ECVA o diabetes se debe realizar el
cálculo de riesgo según Framingham. (38)
34


La escala de riesgo de Framingham evalúa seis criterios para asignar un porcentaje de
riesgo cardiovascular en 10 años, dichos criterios son los siguientes: sexo, edad, presión
arterial sistólica, colesterol total, colesterol HDL y hábito tabáquico. (39) (Ver anexo
B)
En pacientes con diabetes, la coexistencia de otros factores de síndrome metabólico
conlleva un mayor riesgo para el desarrollo de ECVA. El factor de riesgo metabólico
con mayor valor predictivo para la diabetes es la Glicemia Alterada en Ayunas (GAA,
glucosa en ayunas entre 100-125mg/dL), otra medición relacionada es la Intolerancia
Oral a la Glucosa (IOG), entendida como glicemia plasmática 2 horas posterior a una
carga oral de 75g de glucosa entre 140 y 200mg/dL. La obtención de cualquiera de
estas clasifica a un individuo como Prediabético. Algunos investigadores recomiendan
la realización de prueba de tolerancia glucosada en pacientes normoglicémicos con
síndrome metabólico para detectar IOG o diabetes oculta. De hecho, la IOG excede a
la GAA en frecuencia y en consecuencia descubre más individuos en riesgo aumentado
para la diabetes. (38)
a). Manejo de Factores de Riesgo Subyacentes. A pesar de que muchos
pacientes son genéticamente susceptibles al síndrome metabólico, rara vez se hace
manifiesto en ausencia de algún grado de obesidad e inactividad física, haciendo de las
terapias para mitigar estos factores de riesgo intervenciones de primera línea. Aunado
a las anteriores, está la lucha contra el hábito tabáquico, que de estar presente, debe
35


buscarse su cese de manera intensiva. Todo esto en busca de prevenir o retrasar la
aparición de ECVA y diabetes tipo 2. (38)
b). Obesidad Abdominal. La reducción de peso merece la más alta
prioridad en personas con síndrome metabólico y obesidad abdominal (38). La
obesidad aumenta 10 veces el riesgo de diabetes comparado con los pacientes que
tienen un peso normal, también se asocia con anormalidades en la estructura y función
cardíaca, así como con el aumento de los marcadores de inflamación circulantes (40).
Así el primer objetivo de pérdida de peso es lograr un descenso entre 7 a 10% del peso
total base en un período de 6 a 12 meses, aunque incluso perdidas menores se han
asociado con beneficios a la salud significativos (38). La consejería intensiva sobre
cambio dietario y ejercicio físico, es fundamental, para adultos con obesidad. En
contraparte, no se han encontrado evidencias suficientes, que describan la misma
efectividad de la misma, en los casos de adultos con sobrepeso (40).
Se recomienda la disminución de la ingesta calórica entre 500 y 1000 calorías al día
acompañado de aumento de la actividad física., para así, reducir la severidad de todos
o la mayoría de los factores de riesgo metabólico. El mantenimiento de un índice de
masa corporal menor, es igualmente importante, lo cual requiere monitoreo y
seguimiento a largo plazo (38).
El uso de drogas para la reducción de peso en el manejo de la obesidad tiene utilidad
limitada, en contraste la cirugía bariátrica está siendo usada cada vez más para la
36


obesidad severa. Aunque esto debe ser realizado por un equipo de profesionales
calificados para realizar la valoración clínica apropiada en cada caso (38)
c). I nactividad Física. El aumento de la actividad física no solo ayuda a la
reducción de peso, además tiene efectos beneficiosos en factores de riesgo metabólico
y reduce el riesgo de ECVA (34). Los beneficios de actividad física de moderada
intensidad, que consiste en 40 a 50 minutos de caminata, tres veces por semana,
alcanzando 50-60% de la reserva cardiovascular se observan en tan solo 12 semanas,
observándose disminución de la circunferencia abdominal y presión arterial, así como
aumento de los niveles de HDLc (41).
Actualmente se recomienda al público en general la acumulación de 30 minutos o más
de ejercicio de moderada intensidad, la mayoría de los días de la semana,
preferiblemente todos. (38)
En el caso de los pacientes con síndrome metabólico, se les recomienda realizar 60
minutos diarios de actividad física de moderada intensidad acompañado de otras
actividades como: períodos cortos de actividad física de entre 10 y 15 minutos, con uso
de equipos de ejercicio sencillos (por ejemplo: caminadoras), trotar, nadar, montar
bicicleta, deportes de equipo y entrenamiento de resistencia (38)
Se debe evaluar el riesgo de ECVA antes de iniciar un nuevo régimen de ejercicio, así,
los pacientes con riesgo alto deberán realizar la actividad física bajo supervisión médica
37


y pacientes con enfermedad cardiovascular, sintomáticos o con alto riesgo deberán ser
sometidos a una prueba de esfuerzo previo a la realización de ejercicio extenuante. (38)
d). Dietas Aterogénicas y Diabetogénicas. El objetivo buscado con la modificación
de la dieta va más allá del control de peso y la reducción de las calorías totales, la dieta
debe ser baja en grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sodio y azucares simples.
(38)
Numerosos estudios han demostrado los beneficios de la dieta mediterránea en el SM,
que incluyen reducción de la circunferencia abdominal, aumento de HDLc,
disminución de los niveles de presión sistólica y diastólica y reducción de los niveles
de glicemia. (42) Las características principales de esta dieta son el uso de aceite de
oliva como el principal componente de grasas, consumo de frutas, vegetales, pescados,
cereales integrales, legumbres y frutos secos relativamente alto, bajo consumo de carne
y lácteos y consumo moderado de alcohol con las comidas. (43)
En cuanto al contenido de grasas en la dieta estas deben corresponder al 25 a 35% de
las calorías totales ingeridas según la NCEP/ATP III (40), las cuales deben ser
predominantemente insaturadas, reduciendo las grasas saturadas a <7% del total de
calorías, el colesterol dietario total a <200 mg/dL y limitando el consumo de grasas
trans. (38)
38


e). Manejo de los Factores de Riesgo Metabólico. Además de las
modificaciones dirigidas a adoptar modos y estilos de vida saludables (MEVS), debe
prestarse atención a los factores de riesgo metabólicos, los cuales pueden ameritar
terapia farmacológica en los casos determinados por las diferentes guías de tratamiento.
(38)
f). Prioridades en el control lipídico. En pacientes con SM debe analizarse
inicialmente el nivel de colesterol LDL (LDLc), el cual, en caso de estar elevado
constituye en blanco principal de tratamiento, incluso con niveles bajos de HDLc y
triglicéridos (TG) elevados, conjunto que se denomina dislipidemia aterogénica. (38)
El objetivo en el control de LDLc depende del riesgo cardiovascular absoluto. Dicho
riesgo cardiovascular absoluto viene dado por la presencia de enfermedad arterial
coronaria (EAC) y los siguientes factores de riesgo:
1) Consumo de cigarrillos
2) Hipertensión arterial (Presión arterial ≥ 140/90 o uso de medicación
antihipertensiva)
3) HDLc bajo (<40 mg/dL)
39


4) Historia familiar de enfermedad arterial coronaria(EAC) prematura (EAC en
familiar de primer grado: masculino <55 años y femenino <65 años)
5) Edad (Hombre ≥ 45 años; Mujer ≥ 55 años). (37)
Si una persona presenta HDLc elevado (≥60 mg/dL) se resta un factor de riesgo a la
cuenta total. Si la persona tiene como antecedente personal Diabetes mellitus tipo 2,
esta persona es clasificada como si presentara EAC. (37)
Luego de obtener el riesgo absoluto se procede a clasificar al paciente en uno de los
siguientes grupos:
1) Pacientes con EAC o un equivalente
2) Pacientes con dos o más factores de riesgo
3) Pacientes con uno o ningún factor de riesgo. (37)
Los pacientes con EAC o un equivalente se tratarán de la siguiente manera según su
nivel de LDLc inicial:
(a). LDLc ≥130 mg/dL. Estos pacientes requieren generalmente un fármaco que
disminuya el LDLc para alcanzar el objetivo de LDLc <100 mg/dL por lo que deberá
40


iniciarse el tratamiento farmacológico simultáneamente a la adopción de MEVS y el
máximo control de otros factores de riesgo. (37)
(b). LDLc 100-129 mg/dL. Para estos pacientes existen variadas opciones
terapéuticas, pero todas incluyen la adopción de MEVS como terapia inicial, aunado a
ello se pueden utilizar otras terapias como:
1) Incluir opciones dietéticas terapéuticas como el incremento de la fibra en la
dieta, lo cual ha demostrado ayudar a disminuir el LDLc.
2) Si el LDLc se mantiene sobre 100 mg/dL por tres meses a pesar de terapia
dietética máxima se puede considerar uso de fármacos reductores del LDLc.
3) Si el paciente tiene hipertrigliceridemia o bajo HDLc, se puede utilizar otra
droga hipolipemiante como ácido nicotínico o ácido fíbrico.
4) Si el LDLc se reduce a niveles cercanos al objetivo el medico puede elegir no
indicar el uso de drogas hipolipemiantes por el momento. (37)
(c). LDLc <100 mg/dL. En estos casos no se recomienda terapia reductora de
LDLc, se debe hacer énfasis en reducir otros factores de riesgo y el SM, aunque aún se
debe recomendar la adopción de MEVS para ayudar a mantener un LDLc bajo. (37)
41


En pacientes con dos o más factores de riesgo de sebe iniciar con determinar su riesgo
cardiovascular en 10 años según la escala de Framingham, y luego se procede a ajustar
el tratamiento según dicho riesgo y el nivel de LDLc. (37)
Pacientes con dos o más factores de riesgo y más de 20% de riesgo en 10 años tienen
un riesgo equivalente a aquellos con EAC y deben tratarse como se describió
anteriormente. (37)
Para los pacientes con dos o más factores de riesgo y 10 a 20% de riesgo en 10 años
se toma como objetivo un LDLc <130 mg/dL. Así los pacientes con cifras mayores a
esta deben iniciarse con la adopción de MEVS por un período de prueba de tres meses,
con medición de los niveles de LDLc a las 6 semanas y tres meses, si a los 3 meses el
paciente sigue con niveles de LDLc ≥130 mg/dL, se puede considerar el iniciar un
fármaco reductor del LDLc, de lo contrario se puede continuar únicamente con la
terapia dietética, si el paciente presenta síndrome metabólico se debe poner atención
especial al control del peso y la actividad física. (37)
En pacientes con dos o más factores de riesgo y menos de 10% de riesgo en 10 años el
objetivo de LDLc es, de igual manera, 130 mg/dL o menos. Los pacientes con un LDLc
inicial ≥130 mg/dL deben iniciarse con una prueba de tres meses de terapia dietética,
si posterior a ello el LDLc se mantiene inferior a 160 mg/dL se mantiene la terapia
dietética. Si por el contrario el LDLc es ≥160 mg/dL se puede considerar la terapia
farmacológica para disminuir el LDLc a 130 mg/dL o menos. (37)
42


En pacientes con uno o ningún factor de riesgo el objetivo de la terapia es un nivel de
LDLc <160 mg/dL. Cuando el nivel de LDLc inicial es ≥160 mg/dL se le inicia al
paciente en terapia dietética por tres meses. Luego de 6 semanas se realiza la medición
de LDLc y se evalua la necesidad de indicar reductores de LDL dietéticos como
estanoles o esteroles vegetales y fibra aumentada. Luego de 3 meses se repite el nivel
de LDLc, si este es <160 mg/dL se mantiene la terapia dietética, para valores entre 160
y 189 mg/dL la terapia farmacológica se administrara a juicio del facultativo. Si el nivel
de LDLc es ≥190 mg/dL a pesar de la terapia dietética se considerara la terapia
farmacológica. Y en pacientes con niveles de colesterol iniciales ≥220 mg/dL se debe
iniciar la terapia dietética y farmacológica de manera simultánea. (37)
Después de alcanzar los objetivos para el control del LDLc, se debe poner atención en
el control de la dislipidemia aterogénica (DA) y el síndrome metabólico. (37) La
primera se define como niveles anormales de TG y apoB, partículas de LDL pequeñas
y HDLc bajo (38), realizándose el diagnóstico con TG ≥150 mg/dL y HDLc <40
mg/dL. (37)
En pacientes con DA cuyos niveles de TG son ≥200 mg/dL, el colesterol no HDL pasa
a ser el siguiente blanco de tratamiento, después que se han alcanzado los objetivos de
LDLc. El objetivo para el control del colesterol no HDL es 30 mg/dL superior al de
LDLc. Si el colesterol no HDL se mantiene elevado luego de alcanzado el objetivo de
LDLc existen al menos dos opciones terapéuticas. En primer lugar, intensificación de
la disminución del LDLc a menudo también reduce el colesterol no HDL. La otra
43


opción sería incluir una droga que reduzca los TG a la terapia para reducir el LDLc.
(38)
En los pacientes con TG ≥500 mg/dL debe iniciarse terapia para reducir estos niveles,
previendo así la posibilidad del desarrollo de pancreatitis aguda. (38)
Además de la reducción del colesterol no HDL, el aumento del HDLc es otro objetivo
en pacientes con DA, aunque para ello no existen objetivos específicos debe buscarse
el aumento de estos niveles en la medida de lo posible luego de alcanzar los objetivos
de LDLc y colesterol no HDL. (38)
g). Control de la Presión Arterial. Según el octavo comité de tratamiento para la
hipertensión arterial se recomienda para la población general de edad ≥ 60 años, iniciar
tratamiento farmacológico en personas con presión arterial sistólica (PAS ) ≥ 150 mm
Hg o presión arterial diastólica (PAD ) ≥ 90 mm Hg y tratar a una meta PAS <150 mm
Hg y la meta PAD < 90 mm Hg. Mientras que para la población en general < 60 años,
se debe iniciar tratamiento farmacológico para reducir la PAS ≥ 140 mm Hg o PAD ≥
90 mm Hg y tratar a una meta PAS <140 mm Hg y PAD < 90 mm Hg. En adultos con
diagnostico asociado de enfermedad renal crónica o diabetes mellitus debe iniciarse
tratamiento antihipertensivo con valores de PAS ≥ 140 mm Hg o PAD ≥ 90 mm Hg.
(44)
44


Más allá de estos objetivos, los cambios en el estilo de vida merecen un énfasis especial
en las personas con síndrome metabólico, los objetivos son reducir la PA tanto como
sea posible incluso en ausencia de hipertensión y obtener los beneficios metabólicos
del cambio en el estilo de vida. (38)
La primera intervención para la disminución de la PA incluye la adopción de MEVS,
como reducción del peso, la cual se ha demostrado reduce la hipertensión o previene el
desarrollo de la misma; también adopción de la dieta DASH (Siglas en inglés para:
Enfoque Nutricional para Detener la Hipertensión), la cual es rica en frutas; vegetales;
productos lácteos bajos en grasas, especialmente ácidos grasos trans y alimentos con
alto contenido de potasio y calcio. El sodio de la dieta debería reducirse a no más de
2,4g. (34)
Realizar actividad física regular, como la mencionada anteriormente, así como limitar
el consumo de alcohol a no más de 30 mL de etanol diarios para los hombres y 15 mL
para las mujeres. Lo que equivale a 720 mL de cerveza, 300 mL de vino o 90 mL de
whisky para los hombres y 360 mL de cerveza, 150 mL de vino o 45 mL de whisky
para las mujeres. Y por último, enfatizar constantemente a todos los pacientes, la
necesidad de abandonar el tabaco. (34)
En los pacientes en los que no se logre alcanzar el objetivo de PA luego de las
modificaciones del estilo de vida se puede iniciar terapia farmacológica según el
estadio de hipertensión que presenten. Para los pacientes en estadio 1 se debe iniciar
45


con diuréticos de tipo tiazida, a menos que existan indicaciones especificas o
contraindicaciones para estos. En los pacientes con estadio 2 se debe considerar las
combinaciones de fármacos con un diurético tiazida más otro fármaco hipotensor. (34)
Algunos investigadores sugieren que para individuos de raza no negra en general,
incluidas las personas con diabetes, el tratamiento antihipertensivo inicial debe incluir
un diurético tiazídico, bloqueante de los canales de calcio (CCB), inhibidores de la
enzima convertidora de angiotensina (IECA) o bloqueador del receptor de angiotensina
(ARB). Mientras que en personas de raza negra en general, incluidas las personas con
diabetes, el tratamiento antihipertensivo inicial, debe incluir un diurético tipo tiazida o
CCB. En pacientes con hipertensión y diagnóstico asociado de enfermedad renal
crónica, independientemente de su edad o raza, el tratamiento antihipertensivo debe
incluir un IECA o ARB para mejorar los resultados de los valores renales. (44)
h). Glicemia Alterada en Ayunas. En el diagnóstico de síndrome metabólico, la
glicemia elevada en ayunas incluye tanto GAA como diabetes mellitus tipo 2. En
pacientes con síndrome metabólico con GAA, la reducción de peso, el incremento en
la actividad física o ambos, retrasará o prevendrá la aparición de diabetes tipo 2 (38).
El objetivo en cuanto a pérdida de peso en estos pacientes es del 7%, y aumentar la
actividad física cuando menos hasta 150 minutos/semana de actividad moderada. (45)
Se puede considerar el tratamiento con metformina para la prevención de diabetes tipo
2 en aquellos con GAA, IOG o HbA1C entre 5.7 y 6.4%, especialmente en aquellos
46


con IMC >35%, menores de 60 años y en mujeres con antecedente de diabetes
gestacional. Aunado a esto se sugiere el control anual de estos pacientes. (45)
Ensayos clínicos en pacientes con diabetes tipo 2 establecida han demostrado que el
tratamiento de la dislipidemia y la hipertensión disminuyen el riesgo cardiovascular.
(38) Control glicémico para mantener una HbA1c del 7% reduce las complicaciones
microvasculares y puede reducir el riesgo de enfermedad macrovascular de igual
manera. (38) Estos niveles se pueden obtener con una glicemia promedio entre 150 y
160 mg/dL, idealmente la glicemia en ayunas y previa a las comidas debe mantenerse
<130 mg/dL, y la glicemia postprandial <180 mg/dL. (46) Objetivos más estrictos de
HbA1c (6.0-6.5%) podrían considerarse en algunos pacientes con enfermedad de corta
duración, alta expectativa de vida o enfermedad cardiovascular insignificante. Así
mismo podrían considerarse objetivos menos estrictos (7.5-8.0%) en pacientes con
historia de hipoglicemias severas, expectativa de vida limitada, complicaciones
avanzadas, condiciones comorbidas extensas y en aquellos en que sea muy difícil lograr
el objetivo a pesar de educación intensiva sobre auto-manejo, consejería repetida y
dosis efectivas de múltiples agentes hipoglicemiantes, incluyendo insulina. (46)
En cuanto al tratamiento, la primera línea de acción es el cambio en el estilo de vida,
incluyendo una dieta rica en frutas, vegetales, pescados frescos, y baja en grasas y
azucares simples. En conjunto con la dieta se debe promover la actividad física,
buscando llegar a un mínimo de 150 minutos/semana de ejercicio moderado que
incluya ejercicio aeróbico y entrenamiento de resistencia y flexibilidad. Es así que en
47


el momento de diagnóstico, pacientes con niveles de HbA1c cercanos al objetivo
(<7.5%) pueden tratarse únicamente con modificaciones del estilo de vida por 3-6
meses antes de decidir iniciar terapia farmacológica. (46)
En los pacientes en los que el cambio en el estilo de vida no ha logrado alcanzar el
objetivo o que no se espera que lo alcance debe iniciarse terapia farmacológica.
Actualmente la metformina es la droga de elección tanto por su efectividad como por
su bajo costo si no hay contraindicaciones y es bien tolerada, esta debe iniciarse con
dosis bajas e ir titulando la dosis hasta alcanzar la dosis recomendada. En pacientes con
niveles de HbA1c elevados (≥9,0%) debe iniciarse el tratamiento con una combinación
de dos fármacos no insulínicos o con la misma insulina en esta circunstancia. Si un
paciente presenta síntomas significativos de hiperglicemia o tiene concentraciones de
glucosa o HbA1c dramáticamente elevadas (>300-350 mg/dL o ≥10-12%
respectivamente) la terapia con insulina debe iniciarse inmediatamente, especialmente
si se encuentran características catabólicas o si se encuentra cetonuria. De manera
importante si no hay evidencias de diabetes tipo 1 se puede suspender el tratamiento
insulínico de manera gradual parcial o totalmente, transfiriéndolo a hipoglicemiantes
orales, quizás en combinación. De no poder usarse la metformina deberá iniciarse
tratamiento con sulfonilurea, pioglitazona o un inhibidor DPP-4. (46)
Si la monoterapia con metformina no logra alcanzar o mantener el nivel de HbA1c
objetivo, el siguiente paso será agregar un segundo hipoglicemiante oral. A pesar de la
cantidad de ensayos clínicos realizados en el tema, no es posible recomendar un agente
48


específico como terapia de segunda línea. Por esto se recomienda evaluar los beneficios
y riesgos de cada agente terapéutico para cada paciente en particular. Cada fármaco que
se añade al tratamiento supone la reducción de aproximadamente 1% de la HbA1c. Así,
si no se observa una reducción clínicamente significativa en este valor luego de 3 meses
de tratamiento, a pesar de una adherencia adecuada al tratamiento, se interrumpirá el
tratamiento con dicho fármaco sustituyéndolo con uno de diferente mecanismo de
acción. (46)
Algunos estudios han mostrado ventajas al añadir un tercer agente no insulínico a una
combinación de dos fármacos que no ha logrado alcanzar o mantener el nivel de HbA1c
objetivo. Sin embargo, la mejor respuesta se observa, usualmente, con insulina. Ya que
la diabetes se asocia con pérdida progresiva de células β, muchos pacientes
eventualmente necesitaran iniciar un régimen de insulina, lo cual debe favorecerse en
circunstancias en las que el grado de hiperglicemia (HbA1c ≥8,5%) hace improbable
que otro agente no insulínico logre los objetivos de tratamiento. Si se intenta el manejo
triple sin insulina, se debe monitorear de manera estrecha al paciente y evitar muchos
meses de hiperglicemia no controlada. (46)
El inicio de la insulinoterapia inicialmente se hace con dosis bajas, de 0,1 a 0,2
U/Kg/día, aunque se puede iniciar a 0,3-0,4 U/Kg/día en los pacientes más severamente
hiperglicémicos. Inicialmente se prefiere una sola inyección al día dependiendo del
horario y el perfil de glucosa del paciente. La titulación de la dosis puede ser enseñada
al paciente en base a varios algoritmos; por ejemplo, la adición de 1-2 unidades (o
49


incrementos del 5-10% para aquellos en dosis mayores) a la dosis diaria una o dos veces
a la semana si los niveles de glicemia en ayunas están por encima del blanco acordado.
A medida que se acerca al blanco los ajustes deberán ser más modestos y menos
frecuentes, el ajuste de dosis hacia abajo es recomendable si ocurren hipoglicemias. Se
deberá agregar insulina con las comidas si ocurren elevaciones significativas de la
glicemia postprandial (>180 mg/dL), esto es sugerido cuando la glicemia en ayunas se
mantiene en los niveles acordados pero la HbA1c permanece por encima de los
objetivos después de 3 a 6 meses de tratamiento. Lo mismo ocurre si grandes caídas en
la glicemia ocurren durante las horas de la noche o entre comidas a medida que se
aumenta la dosis basal de insulina. Es importante considerar que la necesidad de dosis
de insulina con las comidas aumenta a medida que la dosis diaria excede las 0,5
U/Kg/día, especialmente a medida que se acerca a 1 U/Kg/día. El objetivo con las dosis
prandiales de insulina es evitar las elevaciones postprandiales de la glicemia, que en
algunos pacientes pueden ser extremas. (46)
La forma más precisa y flexible de cobertura prandial es posible con el esquema basal-
bolo, que involucra la adición de un análogo de acción rápida previo a las comidas en
conjunto con la insulina basal. Usualmente se agrega la dosis prandial de insulina a la
comida con mayor incremento en la glicemia o la mayor carga de carbohidratos,
usualmente la cena. Una segunda dosis de insulina prandial puede agregarse a la
comida con el segundo mayor incremento en la glicemia y una tercera dosis puede
agregarse a la comida más pequeña, aunque siempre debe evaluarse los resultados de
la auto-medición de la glicemia para la titulación de la insulina y sus dosis. (46)
50


El otro esquema usual de administración de insulina se basa en la insulina premezclada,
la cual se utiliza en dos dosis previas al desayuno y la cena. Este esquema es más rígido
y no permite la titulación de las dosis de insulina rápida y lenta, pero puede ser
adecuado para pacientes con horarios de comidas relativamente fijos. (46)
Usualmente la metformina se continúa cuando se adiciona insulina basal al tratamiento.
Por el contrario los secretagogos de la insulina, no parecen brindar reducciones de la
HbA1c adicionales especialmente cuando se ha titulado y estabilizado la dosis de
insulina. En ciertos pacientes que requieren dosis muy elevadas de insulina, por tener
una gran resistencia a esta, se sugiere el tiazolidinedionas. (46)
i). Estado Protrombótico. Las personas con síndrome metabólico
usualmente presentan elevaciones de los niveles de fibrinógeno, Inhibidor del
Activador del Plasminógeno 1(PAI-1) y otros factores de la coagulación aunque estas
mediciones no se realizan comúnmente en la práctica clínica. Actualmente se
recomienda el uso de aspirina a dosis baja para la prevención de las trombosis arteriales
en pacientes con síndrome metabólico que están en riesgo moderado a alto de un evento
de ECVA, especialmente en aquellos con ECVA establecida si no está contraindicada.
(47)
En pacientes con diabetes existe evidencia contradictoria sobre los efectos de la
prevención de eventos de ECVA con aspirina a dosis baja. Sin embargo la asociación
americana de diabetes (ADA), en conjunto con la asociación americana del corazón
51


(AHA) y la fundación del colegio americano de cardiología han publicado una serie de
recomendaciones para la prevención de eventos cardiovasculares en pacientes con
diabetes. Estas recomendaciones incluyen el uso de aspirina a dosis baja para adultos
con diabetes y sin historia previa de ECVA que tienen alto riesgo de eventos
cardiovasculares (>10%) y que no tienen riesgo de sangrado (basado en una historia de
sangrado gastrointestinal, ulcera péptica y uso de AINS o warfarina. (47)
j). Estado proinflamatorio. Las personas con síndrome metabólico tienen un estado
proinflamatorio demostrado por los niveles elevados de citoquinas. La medición de la
proteína C reactiva (PCR) es la manera más sencilla de demostrar dicho estado en la
práctica clínica, así, se diagnosticará dicho estado en pacientes con niveles de PCR >3
mg/L sin otra causa identificable. En la actualidad no existen fármacos específicos para
el tratamiento de dicho estado, sin embargo, drogas utilizadas para tratar otros factores
de riesgo metabólico han demostrado tener un efecto sobre los niveles de PCR. (38)
7). La Muestra. Sanare, pueblo turístico, capital del Municipio Andrés Eloy
Blanco, esta ubicada en el Estado Lara. Fue fundada en el año 1620 y se encuentra a
1358 metros sobre el nivel del mar. Actualmente representa uno de los principales ejes
de producción cafetalera del país, así como un importante centro de actividades
económicas como turismo y cultivo de hortalizas. (8)
La Hundición de Yay, zona geomorfológica causada por erosión natural en forma de
pequeño cañón desértico, a 40 minutos de Sanare; marca el inicio del Sector Hundición,
52


lugar específico donde se llevó a cabo la investigación. El Caserío de Yay está ubicado
en medio de un desierto de tunas y cardones, compuesto por solo pocas casas de abobe
y bloques separadas entre sí por varios kilómetros de distancia. (48) (Ver anexo C)
El término Gayón, que significa hermano, es la denominación de un grupo indígena
pre-colombino, que poblaba la Serranía de Matatere, Cordillera de Sanare, Río Claro,
Serranías de El Tocuyo, Depresión de Quibor al noroeste de Barquisimeto y Bobare en
la región Centro Occidental de Venezuela.(49) En esta cultura existía la figura del
"Moján", hombre más antiguo de la comunidad, que abarcaba las funciones de
curandero, abuelo sabio, guía espiritual, orientador político-social y maestro para la
transmisión de saberes a los niños. Sus habitantes organizados en una sociedad
matriarcal, se destacan en la cría de caprínos, agricultura y minería de lajas y arcilla.
Físicamente presentan una talla baja, cabello liso y negro, piel morena y ojos oscuros;
sin embargo, su relación estrecha con la cultura occidental ha costado la pérdida de la
mayoría de sus costumbres. (50)
Los Gayón, son actualmente una población que busca revalidarse como etnia. Sin
embargo, su relación tan estrecha con las comunidades de Quibor y El Tocuyo ha
causado la formación de un triángulo geohistórico que culmina en la pérdida de las
costumbres y cultura de la etnia; resultando en a la necesidad de migración a zonas
marginadas con difícil acceso a los servicios básicos. (8)(50)
53


C. Las Variables
Nombre de la
Variable
Definición
Conceptual
Valores
que
adopta
Naturaleza Tipo
Tipo de
Valor
Nivel de
Medición
Definición
Operacional
Escala o
Categorías
Edad
Tiempo en años que
ha vivido la persona
Años
Cuantitati-
va
Independiente Continuo De Razón
A través de una
entrevista, se
pregunta la
cantidad de
años que ha
vivido la
persona.

18-35 años
36-55 años
56-85 años
Sexo
Condición orgánica,
masculina o
femenina, de los
animales y las
plantas
Hombre,
Mujer
Cualitativa Independiente Discreto Nominal
A través de una
entrevista, se
pregunta el
sexo de la
personal
Hombre
Mujer
Antecedentes
personales
cardio-
metabólicos
Antecedentes de
HTA, DM, EAC y
ACV
Si, no Cualitativa Independiente Discreta Nominal
Todo paciente
que refiera
antecedente de
HT, DM, EAC
y ACV



54


Antecedente
Familiar de
Enfermedad
Cardio-
vascular
Ateroescle-
rótica precoz
en un familiar
de 1° Grado
Diagnóstico de
Angina, Infarto de
Miocárdio o
Accidente
Cerebrovascular en
un Padre, Hermano
o Hijo antes de los
55 años para los
hombres y 65 años
para las mujeres
Si, No Cualitativa Independiente Discreto Nominal
El que refirió
tener padres,
madres, hijos
y/o hermanos
con diagnóstico
de enfermedad
cardiovascular
ateroesclerótica
precoz.

Consumo de
Alcohol
Consumo de
bebidas con
contenido
alcohólico
Si, No Cualitativa Independiente Discreto Nominal
Se consideró
como bebedor
aquel que
refirió
consumir
alcohol al
menos dos
veces a la
semana
durante el
último año.


55


Gramos de
alcohol
consumido
Cantidad de
gramos de alcohol
consumidos al día.
gr/día
Cuantitati-
va
Inependiente Continuo
De
intervalo
Cantidad de
gramos de
alcohol
consumidos al
día por una
persona.

1-28,8 gr/día
>29 gr/día
Hábito de
fumar
Consumo de
cigarrillos
Si, No Cualitativa Independiente Discreta Nominal
Se consideró
como fumador
aquel que
refirió fumar
cigarrillos,
cigarros o pipa,
al menos una
vez al día
durante el
último año.



56


Índice
Paquetes/Año
(IPA)
Índice que permite
evaluar la magnitud
del consumo de
cigarrillos en el
individuo
Paquete
s/año
Cuantitati-
va
Dependiente Continua De Razón
=
Cig*años
20


Cig: Cigarrillos
fumados al día
Años: Años
fumados

Menor a 2
paquetes/
año

Igual o
mayor a 2
paquetes/año
Consumo de
chimo
Consumo de chimó Si, No Cualitativa Independiente Discreta Nominal
Se considerará
como
consumidor a
aquella persona
que refiera
consumir al
menos un
empaque por
semana.



57


Actividad
Física
Realización de
movimientos que
suponen un gasto
energético mayor al
metabolismo basal.
Si, No Cualitativa Independiente Discreta Nominal
Se consideró
como actividad
física, ejercicios
físicos durante
30minutos ó
más como
mínimo tres
veces a la
semana


Frecuencia de
consumo de
frutas y
vegetales
Número de días a la
semana que se
ingieren frutas y/o
vegetales
Días/se
mana
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Número de días
a la semana que
la persona
refiere
consumir frutas
y/o vegetales.


Frecuencia de
consumo de
proteínas de
origen vegetal
Número de días a la
semana que se
ingieren proteínas
de origen vegetal
(Leguminosas)
Días/se
mana
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Número de días
a la semana que
la persona
refiere
consumir
proteínas de
origen vegetal.

58


Frecuencia de
consumo de
proteínas de
origen animal
tipo carnes
rojas

Número de días a la
semana que se
ingieren carnes
rojas como Res,
Chivo
Días/se
mana
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Número de días
a la semana que
la persona
refiere
consumir Res,
Chivo, etc.


Frecuencia de
consumo de
proteínas de
origen animal
tipo carnes
blancas
Número de días a la
semana que se
ingieren carnes
blancas como
pescados, pollo,
cerdo.
Días/se
mana
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Número de días
a la semana que
la persona
refiere
consumir
pescados, pollo,
cerdo.


Frecuencia de
consumo de
carbohidratos
Número de días a la
semana que se
ingieren
carbohidratos como
papas, arepas,
panes, pastas,
arroz.
Días/se
mana
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Número de días
a la semana que
la persona
refiere
consumir
papas, arepas,
panes, pastas,
arroz.


59


Presión
Arterial
Sistólica
Fuerza que ejerce la
sangre contra las
paredes arteriales
en el momento de la
sístole.
mmHg
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Utilizando un
tensiómetro
aneroide, se
determina la
Presión
Arterial
Sistólica al
aparecer la
primera fase de
Korotkoff.
Prehiperten-
sión: sistólica
(mmHg):
130-139
HTA Estadio
1: Sistólica
(mm Hg):
140-159
HTA Estadio
2: Sistólica
(mm Hg):
>160

60


Presión
Arterial
Diastólica
Fuerza que ejerce la
sangre contra las
paredes arteriales
en el momento de la
diástole.
mmHg
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Utilizando un
tensiómetro
aneroide, se
determina la
Presión
Arterial
Diastólica al
aparecer la
quinta fase de
Korotkoff
Prehiperten-
sión
diastólica
(mmHg): 85-
89
HTA Estadio
1: Diastólica
(mm Hg):
90-99
HTA Estadio
2: Diastólica
(mm Hg):
>100
Circunferenci
a Abdominal
Distancia alrededor
del abdomen al
nivel de la cicatriz
umbilical.
Cm
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Con cinta
métrica de 2
metros de
largo, 0,5 cm de
ancho, se mide
en espiración el
diámetro
abdominal en el
punto medio
entre el reborde
costal y la
cresta iliaca.
Hombres ≥
90 cm,
Mujeres ≥ 80
cm
61



Glicemia en
Ayuna
Concentración de
glucosa en el
plasma sanguíneo
luego de al menos 8
horas de ayuno.
mg/dL
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Valor de la
concentración
de glucosa
obtenido por
método
enzimático de
laboratorio de
una muestra de
sangre tomada
de un paciente
tras 8 horas de
ayuno.

glicemia ≥ a
100 mg/dl y
menor a 126
mg/dl
Colesterol
Total
Concentración total
de colesterol en el
plasma sanguíneo.
mg/dL
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Valor de la
concentración
de colesterol
total obtenido
por método
enzimático de
laboratorio de
una muestra de
sangre tomada
de un paciente.
Colesterol
total: 140 a
200 mg/dl

62


Colesterol
HDL
Concentración de
colesterol HDL en
el plasma sanguíneo
mg/dL
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Valor de la
concentración
de colesterol
HDL obtenido
por método
enzimático de
laboratorio de
una muestra de
sangre tomada
de un paciente.
Optimo: >60
mg/dl
Limite bajo:
(hombres)
40-59 mg/dl
(mujeres) 50-
59 mg/dl
Bajo:
(hombres) 40
mg/dl
(mujeres) 50
mg/dl


63


Colesterol
LDL
Concentración de
colesterol LDL en el
plasma sanguíneo
mg/dL
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
LDLColesterol
= Colesterol
total – HDL
Colesterol -
(Trigliceridos/5
)
Optimo:
<100 md/dl
Próximo a lo
óptimo: 100 -
129 mg/dl
Limite alto:
130-159
mg/dl
Alto: 160-189
mg/dl
Muy alto:
>190 mg/dl

Triglicéridos
Concentración de
Triglicéridos en el
plasma sanguíneo
mg/dL
Cuantitati-
va
Independiente Continua De Razón
Valor de la
concentración
de Triglicéridos
obtenido por
método
enzimático de
laboratorio de
una muestra de
sangre tomada
de un paciente.
Normal:
<150 mg/dl
Limite alto:
150-199
mmHg
Alto: 200-499
mg/dl
Muy alto: ≥
500 mg/dl
64



Diagnóstico
de Síndrome
Metabólico
Conjunto de
anormalidades
metabólicas que
incluye resistencia
a la insulina,
cifras tensionales
elevadas,
dislipidemia,
obesidad central
y disfunción
endotelial.
Si, No Cualitativa Dependiente Discreta Nominal
Todo paciente
que cumpla con
tres de los
siguientes
criterios:
- Glucosa en
ayunas ≥ 100
mg / dl (o
recibir terapia
con
medicamentos
para la
hiperglucemia)
- Presión
arterial ≥
130/85 mmHg
(o recibir
tratamiento
farmacológico
para la
hipertensión)
- Triglicéridos
≥ 150 mg / dl (o
recibir la

65


terapia con
medicamentos
para la
hipertriglicerid
emia)
- Colesterol-
HDL < 40 mg /
dl en varones o
< 50 mg / dl en
mujeres (o
recibir
tratamiento
farmacológico
para aumentar
el HDL -C).
-
Circunferencia
abdominal:
Específico
según país y
población:
Centroamérica
y Suramérica
Hombres ≥ 90
cm, Mujeres ≥
80 cm
66





CAPITULO III.
MARCO METODOLÓGICO.
A. Diseño De La Investigación.
La metodología utilizada fue observacional, transversal, descriptiva y analítica; con
el objetivo de obtener información que permita deducir conclusiones y
recomendaciones viables para poder promocionar estilos de vida saludables en la
población.
B. Población Y Muestra.
El estudio realizado por los investigadores se llevó a cabo en la población del Sector
Hundición, Comunidad de Yay. Ubicado en el Municipio Andrés Eloy Blanco, Estado
Lara, Venezuela. Específicamente en la población adulta y adulta mayor, definida
según el Ministerio del Poder Popular Para la Salud (MPPS) como toda persona natural
mayor de 18 años, y 55 años (mujeres) y 60 años (hombres) respectivamente;
perteneciente a la etnia Gayón.
67



El Caserío de Yay está compuesto por cuatro sectores: Centro de Yay, Maracas, Saynó
y La Hundición. Este último conformado por 42 adultos y 22 niños procedentes de la
etnia Gayón. Para efectos de la investigación se usaron los siguientes criterios de
inclusión y exclusión:
1). Criterios de Inclusión: personas mayores mayores de 18 años de edad, ambos
sexos, residentes de la comunidad Hundición de Yay , individuos pertenecientes a la
etnia Gayón y habitantes que aceptaron participar voluntariamente en la investigación
firmando el consentimiento informado,
2). Criterios de exclusión: personas menores de 18 años, individuos que no se
encontraron presentes al momento de la toma de muestra sanguínea, personas cuya
muestra sanguínea no pudo ser procesada y habitantes que se negaron a firmar el
consentimiento informado.
C. Materiales Y Métodos.
1). Fase 1. Se realizo un censo de la población en estudio con la finalidad de
determinar el tamaño del universo y obtener los siguientes datos: número de viviendas
y habitantes en las mismas, cantidad de población adulta y pediátrica, etnia a la cual
pertenecen las familias y establecer vía de comunicación factible con la población.
Obteniendose una población total de 64 habitantes, 42 adultos y 22 niños. Se utilizaron
como herramienta:
68



1) La observación directa: con la finalidad de visualizar el número de habitantes
por vivienda, características de la población y ambiente en el que se
desenvuelve.
2) La encuesta: en la cual se recaudaron los siguientes datos: nombre, apellido,
edad, sexo, etnia y teléfono.
2). Fase 2. Se procedió a la entrega y lectura de 40 consentimientos informados
(Ver anexo D), firmados en su totalidad, donde se explicaron los objetivos del trabajo
y los beneficios que obtendrían por su participación. Posteriormente, se realizó la
evaluación médica integral de los sujetos en estudio con la finalidad de diagnosticar
comorbilidades y condiciones para el desarrollo de síndrome metabólico. Se utilizó
como instrumento la historia Clínica orientada. (Ver anexo E)
a). Toma de Tensión Arterial: se realizó la toma de presión arterial con
esfigmomanómetro aneroide de bolsillo, con manguito para adultos, serie classic de
Tycos ®. Para realizar la toma, el individuo debió tener un reposo previo de 5 minutos,
sin haber fumado ni tomado café. Luego se procedió con las siguientes instrucciones:
1) Colocar el brazo a la altura del corazón, apoyándolo en una mesa o el brazo del
sillón.
69



2) Ubicar el manguito, superior a 4 traveses de dedo por encima de la flexión del
codo.
3) Bombear la pera para insuflar el manguito hasta que deje de palpar el pulso
radial.
4) Colocar la campana del estetoscopio en la flexura del codo, justo por debajo del
manguito del esfigmomanómetro.
5) Desinflar el manguito lentamente, haciendo que la presión disminuya 2 a 3
mmHg por segundo. Escuchar el sonido del pulso a medida que cae la presión. Cuando
el latido se hace audible, anotar la presión, que es la presión máxima o sistólica. Seguir
desinflando. Cuando el latido deja de oírse, anotar de nuevo la presión, que es la presión
mínima o diastólica.
6) Repetir el proceso al menos una vez más para comprobar las lecturas.
b). Medición de la Circunferencia Abdominal: Se realizó la medición del
perímetro abdominal haciendo uso de la cinta métrica estándar de plástico, de 2 metros
de longitud. Se tomó la medida pasando entre el borde inferior de la parrilla costal, el
borde superior de las crestas, iliacas y sobre la cicatriz umbilical.
70



3). Fase 3. Se realizó la toma de muestra sanguínea a 33 sujetos, en fosa ulnar, con
el paciente en ayuna de 8 horas, utilizando jeringas de 10cc Scalp vein N.23, alcohol
isopropilico al 70%, algodón, guantes estériles y tubos de ensayo sin anticoagulante.
Las muestras fueron procesadas en equipo Genesys 20 (manual) con los siguientes
reactivos: glicemia enzimatica wiener Lab, colesterol enzimatico Wiener Lab,
triglicéridos TG Coler GPO/PAPAA y reactivo precipitante HDL. Se procedió a
explicar el procedimiento al paciente de la siguiente manera:
1) Previa medida de asepsia y antisepsia, colocar el brazo en hiperextensión, con la
mano por debajo del nivel del codo.
2) Utilizar un torniquete 4 traveses de dedo por encima del lugar de venopunción
elegido.
3) Una vez asegurada la vena, debe utilizarse antiséptico en la zona y proceder a la
venopunción.
4) Extraer 5cc de sangre venosa que deben ser colocados en tubos de ensayo sin
anticoagulante previamente identificados para luego ser procesados.
Las muestras fueron procesadas por el laboratorio del Hospital J.M. Bengoa, para
posteriormente en conjunto con resultados de la historia clínica, realizar diagnóstico de
71



SM de los individuos en base a los criterios de la ATPIII, y se realizo análisis de riesgo
cardiovascular basado en la escala de Framingham.
4). Fase 4. Se hizo entrega individualizada de resultados de laboratorio a 32
sujetos, debido a que la muestra de un paciente fue insuficiente. Se indicó y explicó
tratamiento personalizado a 19 sujetos bajo los parámetros de la ATPIII, VIII reporte
del comité de hipertensión arterial y ADA; haciendo entrega total de 50 cajas de
medicamentos. 9 individuos recibieron hipoglicemiantes (Metformina tableta 500mg),
de estos, sólo 2 recibían tratamiento previo. 10 individuos recibieron antihipertensivos
(Lisinopril tableta 10mg, Captopril tableta 25mg y Valsartán-Hidroclorotiazida tableta
80-12,5mg), sólo 2 tenían tratamiento previo que necesitó ser modificado y 4
requirieron de tratamiento combinado. 6 individuos recibieron estatinas (Atorvastatina
tableta 40mg). Todos los medicamentos son genéricos de Laboratorio Calox.
Simultáneamente, se realizó entrega y explicación de 42 folletos informativos con
recomendaciones para modificaciones factibles del estilo de vida. (Ver anexo F)
72





FASE 1
• Primera y segunda visita:
• Censo de la poblacion
FASE 2
• Tercera y cuarta visita:
• Entrega y lectura de consentimiento informado
• Atencion medica integral haciendo uso de la Historia Clinica
FASE 3
• Tres visitas consecutivas para:
• Toma de muestras sanguineas y siguiente procesamiento
por el laboratorio del Hospital J.M. Bengoa, Sanare.
• Diagnostico de SM en base a criterios de la ATP III + analisis
de Riesgo Cradiovascular segun escala de Framingham.
FASE 4
• Octava y novena visita:
• Entrega individualizada de resultados de laboratorio
• Entrega de tratamiento personalizado
• Entrega de folletos informativos con modificaciones
factibles de su estilo de vida.
73



D. Instrumento De Recolección De Datos
Para el desarrollo de esta investigación fue necesario utilizar instrumentos que
permitieron recolectar la mayor cantidad de información con el fin de obtener un
conocimiento más amplio de la realidad.
Por naturaleza del estudio se requirió la realización de una entrevista como método
para la elaboración de un censo poblacional. A su vez, se hizo uso de la observación
directa para obtener noción sobre el ambiente en que se desenvuelve la población, sus
características y modo de vida.
Para el estudio de la incidencia de síndrome metabólico en la población, se utilizó
como instrumento para la recolección de datos la realización de una historia clínica.
A través del método de la entrevista, se interrogaron los siguientes puntos:
1) Datos Personales: nombre, apellido, edad, sexo, dirección.
2) Antecedentes personales de: Diabetes Mellitus, Hipertensión Arterial,
Enfermedad Cardiovascular Ateroesclerótica, Enfermedad Cerebrovascular
detallando el tiempo en años transcurrido desde el diagnóstico y el tratamiento
recibido.
74



3) Antecedentes familiares de: Enfermedad Cardiovascular Ateroesclerótica,
Enfermedad Cerebrovascular en familiares de primer grado menores de 55 años
en hombres y 65 años en mujeres.
4) Hábitos psicobiológicos: Recuento alimentario semanal, consumo de bebidas
alcohólicas, tabaco y productos derivados del tabaco como el chimo. Se
interrogara frecuencia y cantidad consumida.
5) Actividad física: si realiza o no actividad física.
6) Examen físico: se registró la cifra tensional sistólica y diastólica así como la
medida de la circunferencia abdominal.
7) Resultados de Laboratorio: se reportaron los valores obtenidos de HDLc,
LDLc, Glicemia, Colesterol total y Triglicéridos en las muestras sanguíneas.
E. Metodología De Tratamiento Y Análisis Estadístico De La Información.
Los datos recolectados fueron registrados en el programa Epi-info 7 desarrollado
por el Centro de prevención y control de enfermedades de los EEUU (CDC), para
posteriormente elaborar tablas y gráficos de frecuencias absolutas y relativas.
75



Se realizó la regresión logística binaria para determinar la relación entre la variable
diagnostico de SM y las variables antecedente personal de enfermedad
cardiometabólica, antecedente familiar de ECVA, consumo de alcohol, consumo
elevado de alcohol, habito tabáquico, índice paquetes/año, consumo de chimó y
realización de actividad física. Se utilizó un intervalo de confianza del 95%.









76




CAPÍTULO IV.
RESULTADOS
El universo estuvo constituido por 42 individuos, que posterior a la aplicación de
criterios de inclusión y exclusión se redujo a una muestra de 34 personas, con edades
comprendidas entre 18 y 85 años. De ellos, 16 mujeres (47,06%) edad promedio 40,44
± 18,81 años, y 18 hombres (52,94%) edad promedio 40,44 ± 18,43 años.
La frecuencia global de SM en la población según los criterios de la ATPIII fue de
38.24%, es decir, 13 de 34 personas fueron diagnosticadas, de las cuales 8 sujetos
cumplían con 3 criterios y 5 con 4 criterios. La frecuencia fue mayor en mujeres
(43,75%) que en hombres (33,33%). Por grupo etario, la mayor frecuencia de aparición
del SM fue entre los 30 y 41 años (38,46%) (Cuadro N°9).
De los cinco criterios de la ATPIII utilizados para el diagnósticos de SM, el más
frecuente fue: circunferencia abdominal elevada (84,62%), seguido por: tensión arterial
elevada (76,92%), hipertrigliceridemia (76,92%), HDL-c baja (76,92%) y glicemia
alterada en ayuna (15,38%). En mujeres, predominan los criterios: circunferencia
abdominal elevada (85,71%), hipertrigliceridemia (85,71%) y tensión arterial elevada
77



(71,42%); en hombres: HDL-c baja (85,71%), tensión arterial elevada (71,42%) y
circunferencia abdominal elevada (71,42%).
Al analizar el valor promedio de los parámetros diagnósticos del SM en la población
afectada, se obtuvo: presión arterial sistólica 139.92 ± 20,28 mmHg; presión arterial
diastólica 85,23 ± 12,64 mmHg; circunferencia abdominal en hombres 98,20 ± 13,01
cm y mujeres 95,64 ± 12,31 cm; glicemia basal en ayuna 100,31 ± 48,38 mg/dl; HDL-
c 39,77 ± 8,17 mg/dl; y triglicéridos 231,07 ± 123,09 mg/dl. Como hallazgos
adicionales: colesterol total 224,62 ± 40,45 mg/dl; y LDL-col 136,08 ± 33,17 mg/dl.
El recuento alimentario semanal realizado por familia reportó que 97,06% (n=33)
de la muestra consume carbohidratos 7 días a la semana, y 8,82% consume frutas y
vegetales (n=3) todos los días. (Tabla N° 1) Entre los sujetos diagnosticados con SM,
12 (92,31%) consumen carbohidratos todos los días y 1 (7,69%) consume frutas y
vegetales todos los días. (Tabla N° 2)
De la muestra estudiada, 25 individuos (73,53%) realizan algún tipo de actividad
física, 9 (36%) de estos cumplen con los criterios para diagnóstico de SM. En
contraparte, 9 sujetos (26.47%) de la muestra son sedentarios, de los cuales 4 (44,44%)
presentan SM. Se evidenció un mayor porcentaje de actividad física en hombres
(72,22%) que en mujeres (43,75%).
78



En la tabla N° 19 se observa la frecuencia del consumo de productos derivados del
tabaco (32,35% cigarrillo y 45,45% chimó). Se determinó que 54,55% de los
consumidores de cigarrillo y 33,33% de chimó presentó diagnóstico de SM. Un
parámetro de estudio para el consumo de cigarrillo es el índice paquete/año, en este
estudio se observó que individuos con consumo de cigarrillo mayor o igual a 2
paquetes/año presentaban una mayor incidencia de SM. (Tabla N° 24)
El 55,88% (n=19) de la muestra consume algún tipo de bebida alcohólica, de los
cuales 36,84% (n=7) presentan diagnóstico de SM. Mientras que, del porcentaje de la
muestra que niega consumir bebidas alcohólicas, 40% (n=6) fue diagnosticado. (Tablas
N° 27 y 28) De la muestra estudiada, 3 mujeres ingieren bebidas alcohólicas, siendo 1
(33,33%) diagnosticada con SM, presentando un consumo >28,8 gr/día. La totalidad
de los hombres (n=16) refiere ingesta de bebidas alcohólicas, donde 6 presentan
diagnóstico de SM, la mayoría (n=5) consume una cantidad >28,8 gr/día. (Tabla N° 26
y 32)
De los individuos diagnosticados con SM, 30,77% (n=4) presentó antecedentes
personales contributorios (Tabla N° 34). No hubo hallazgo significativo entre los
antecedentes familiares y el desarrollo de SM, solo 1 persona presenta antecedentes
contributorios.
Al aplicar la escala de Framingham a estos pacientes y clasificarlos en las categorías
de riesgo establecidas por el ATP-III, se obtuvo que: 53,85% (n=7) de los sujetos
79



diagnosticados con SM tienen riesgo bajo a moderado y el 46,15% (n=6) prestan riesgo
alto de padecer un evento cardiovascular en los siguientes 10 años. (Tabla N° 4)
Para el universo de 42 personas y la muestra de 34 individuos, asumiendo un
intervalo de confianza 95% y α de 5%, se calculo el error muestral con la siguiente
fórmula: = √
(
2
)(−)
(−1)
. Obteniéndose un resultado de 0,061.
Se realizó regresión logística binaria para el análisis multivariado y determinar la
relación entre la presencia de SM con las siguientes variables: antecedentes personales
de enfermedad cardiometabólica, antecedentes familiares de enfermedad
ateroesclerótica, consumo de alcohol, consumo elevado de alcohol, hábito tabáquico,
índice paquetes/año, consumo de chimó y sedentarismo. De los valores obtenidos,
ninguno fue estadísticamente significativo. (Tabla N° 5).
Se hizo uso del programa Epi Info 7 versión Windows, se realizaron tablas de
distribución de frecuencias, se calcularon medidas de resumen y dispersión. Se
cruzaron las variables utilizando regresión logística binaria.
A. Discusión.
Los resultados de este estudio demuestran una frecuencia global de SM según los
criterios de la ATPIII de 38,24%; difiriendo de los resultados de la investigación
realizada en una población rural en España, donde reportan una prevalencia de 21,9%
80



para SM, mientras que el estudio CARMELA, realizado en Latinoamérica,
específicamente en Barquisimeto arroja una prevalencia de 26%, en una población
urbana. En contraposición con estudios similares en nuestro país, realizados en
Barracas del Orinoco con la etnia Warao y en Cojedes con una población rural, la
prevalencia fue 27,87% y 20,5%, respectivamente; según los criterios de la ATPIII.
De acuerdo al sexo se obtuvo que las mujeres fueron las más afectadas con 43,75%
mientras, que en hombres 33,33%. A diferencia del estudio realizado en Monagas con
indígenas Warao donde reportan; 38,2% para el primer sexo y 14,8% para el segundo.
A pesar de que en ambos estudios se evidencia elevada frecuencia de SM en mujeres,
se observa gran diferencia en hombres. En el estudio de A. Mari y cols en Cojedes la
frecuencia de SM según sexo fue mayor en hombres que en mujeres con 12,8% y 7,7%
respectivamente.
Por otro lado, en cuanto al grupo etario en la etnia Gayón, se encontró que el más
afectado fue el comprendido entre los 30 y 41 años. Comparando este resultado con la
etnia Warao, se tiene que el grupo etario con mayor diagnóstico de SM fue entre los 40
y 49 años.
De los cinco criterios diagnósticos de la ATPIII, el orden de aparición global fue:
circunferencia abdominal elevada, tensión arterial elevada, hipertrigliceridemia, HDL-
c bajo y glicemia alterada en ayuna. En los pacientes diagnosticados, la frecuencia de
aparición por sexo fue, mujeres: circunferencia abdominal elevada,
81



hipertrigliceridemia y tensión arterial elevada; hombres: HDL-c baja, tensión arterial
elevada y circunferencia abdominal elevada. Al comparar con el estudio CARMELA,
difirió el orden de aparición de los criterios según el sexo, en mujeres se asoció
hipertrigliceridemia, HTA y glicemia alterada en ayuna. En hombres se obtuvo
circunferencia abdominal, HTA y glicemia alterada en ayuna.
Comparando con el estudio de Brito y cols, cuya investigación se realizó en la etnia
Warao, puede observarse que algunos valores promedios de los parámetros
diagnósticos de SM, difieren de nuestra investigación. Entre las diferencias más
resaltantes destacan la glicemia en ayuna y los niveles de triglicéridos en plasma.
También es importante destacar que los valores de circunferencia abdominal, si bien
difieren ligeramente entre los estudios, se mantienen las mujeres con circunferencias
más elevadas.
En la población Gayón, la media de presión arterial sistólica 139,92 ± 20,28 mmHg;
presión arterial diastólica 85,23 ± 12,64 mmHg; circunferencia abdominal en hombres
98,20 ± 13,01 cm y mujeres 95,64 ± 12,31 cm; glicemia basal en ayuna 100,31 ± 48,38
mg/dl; HDL-c 39,77 ± 8,17 mg/dl; y triglicéridos 231,07 ± 123,09 mg/dl.
En la población Warao, la media de presión arterial sistólica 123,28 ± 15,25 mmHg;
presión arterial diastólica 78,11 ± 9,67 mmHg; circunferencia abdominal en hombres
90,48 ± 13,39 cm y mujeres 91,44 ± 9,95 cm; glicemia basal en ayuna 82,89 ± 26,24
mg/dl; HDL-c 41 ± 12,21 mg/dl; y triglicéridos 135,05 ± 65,70 mg/dl.
82



El recuento alimentario semanal realizado por familia, evidenció que la mayoría de
las personas diagnosticadas con SM, consume gran cantidad de carbohidratos los siete
días de la semana asociada con baja ingesta de frutas y vegetales.
Llama poderosamente la atención que 55,88% de la población estudiada consumen
algún tipo de bebida alcohólica, con una media 75,79 ± 59.08 g/día, que supera
ampliamente lo recomendado por el VII reporte del comité de hipertensión arterial
(28.8 g/día). En el estudio de A. Mari y cols, se reporta 48% de prevalencia para ingesta
de bebidas alcohólicas. También en este último demuestra un consumo de cigarrillo en
10% (n=3) de la población estudiada, a diferencia de nuestro estudio, donde el consumo
de productos derivados del tabaco fue superior: 32,35% (n=11) cigarrillo y 45,45%
(n=15) chimó. Se determinó que 54,55% (n=6) de los consumidores de cigarrillo y
33,33% (n=5) de chimó presentó diagnóstico de SM.
De la muestra estudiada 25 (73,53%) individuos realizan algún tipo de actividad
física y 9 (36%/) de estos cumplen con los criterios para el diagnóstico de SM. Se
observó que la mayor de parte de las actividades que realiza la población, está
constituida por labores de agricultura y ganadería en el campo. A su vez 9 (26,47%)
sujetos son sedentarios, conformados principalmente por mujeres, de las cuales 4
(44,44%) presentan SM.
De los individuos diagnosticados con SM, 4 presentaron antecedentes personales,
dados por HTA, DM, Enfermedad Coronaria y ACV. No se encontró hallazgo
83



significativo entre los antecedentes familiares y el desarrollo de SM, solo 1 persona
presento antecedentes contributorios.
Al someter a la población estudiada a la escala de Riesgo Cardiovascular de
Framingham se determinó que 7 de 13 sujetos diagnosticados con SM, presentan riesgo
bajo a moderado y el resto de los individuos tienen riesgo alto de padecer evento
cardiovascular en los siguientes 10 años. Es interesante mencionar que solo 1 individuo
de los 21 sujetos evaluados sanos, presentó riesgo cardiovascular moderadamente alto.
84




CAPITULO V.
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.
La frecuencia global de SM en la muestra es elevada, siendo predominante en mujeres.
Esto puede relacionarse a la menor carga laboral del sexo femenino en el campo y
mayor actividad en el hogar que promueve un estilo de vida sedentario. Aunque
investigaciones previas refieren aumento de SM con la edad, nuestro estudio determinó
mayor frecuencia entre los 30 y 41 años, esto puede deberse a la distribución propia de
la población, donde el grupo etario de 30-41 años es el más representativo. Sin
embargo, proporcionalmente el grupo etario entre 54 y 65 años fue el más afectado.
El orden de aparición de los criterios en los sujetos diagnosticados con SM, fue
diferente a otras poblaciones estudiadas. En hombres predominan niveles bajos de
HDL-c, que puede relacionarse con un estilo de vida donde prevalecen ingestas
copiosas de alcohol, malos hábitos nutricionales y elevado consumo de productos
derivados del tabaco; factores de riesgo que no logran ser contrarrestados por la elevada
actividad física que realizan. En mujeres predomina la circunferencia abdominal
elevada e hipertrigliceridemia en igual proporción; pudiendo responder a la elevada
ingesta de carbohidratos, bajo consumo de frutas y vegetales, y sedentarismo.
85



El género femenino presenta una frecuencia de ingesta de alcohol baja, en comparación
con el consumo elevado del género masculino. Sin embargo, las mujeres que
consumían alcohol en proporciones mayores a las recomendadas al día presentaban con
más frecuencia SM; mientras que en hombres el diagnóstico de SM es indiferente del
consumo elevado de alcohol.
Se evidencia mayor consumo de chimó que de cigarrillo en la población, sin embargo,
la mayor frecuencia de aparición de SM se expresó en los consumidores de cigarrillo.
No es posible la inferencia en que el consumo de cigarrillo predispone en mayor medida
que el consumo de chimó, para la aparición de SM. Sin embargo, se recomienda realizar
estudios consecutivos que permitan aclarar esta relación, y prestar mayor atención a
este hecho pues es el consumo de chimo es elevado tanto en la muestra como en otras
áreas rurales de Venezuela.
A pesar del bajo nivel educativo de la población, que dificultó la recolección de
antecedentes familiares y personales, se observó relación entre el padecimiento de
HTA, Enfermedad Cardiovascular y el desarrollo de SM. A su vez, estadísticamente se
logra asociar la ingesta elevada de alcohol, el consumo >2 paquetes/año de cigarrillo y
la ausencia de actividad física con frecuencia más elevada de SM en la población. Sin
embargo, sin poder hacer inferencia en otras poblaciones, son datos significativos sobre
el estilo de vida de la etnia aborigen estudiada que nos brindan la base para posibles
estudios subsecuentes y dirección sobre medidas de prevención y promoción de salud
en los mismos.
86



El SM es una entidad clínica que se asociada al aumento de riesgo cardiometabólico,
demostrado por una frecuencia elevada de riesgo-alto en la escala de Framingham. Por
lo que se considera necesaria la continuación de dicho estudio en el caserío La
Hundición y la realización de estudios más extensos en la etnia Gayón.

87








TABLAS Y GRÁFICAS

88










Cuadro N° 1
Habitantes adultos por sexo del sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013






FUENTE: Realización propia.
Sexo Fi %
Hombres 23 53,49%
Mujeres 20 46,51%
TOTAL 43 100,00%
89










Cuadro N° 2
Distribución de la muestra por
sexo. Yay. Noviembre 2013







FUENTE: Realización propia.
Sexo fi %
Hombres 18 52,94%
Mujeres 16 47,06%
TOTAL 34 100,00%
90









Cuadro N° 3
Distribución de la muestra por grupo etario. Yay.
Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: Moda: 18 años, Mediana: 39,5
años, Promedio: 49,97 años, DE: 18,43 años.
Grupo etario Fi %
18-29 10 29,41%
30-41 9 26,47%
42-53 6 17,65%
54-65 5 14,71%
66-77 2 5,88%
78-89 2 5,88%
TOTAL 34 100,00%
91








Cuadro N° 4
Distribución por grupo etario según sexo, adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013.
Edad
Hombres Mujeres
Fi % Fi %
18-29 6 33,33% 4 25,00%
30-41 3 16,67% 6 37,50%
42-53 4 22,22% 2 12,50%
54-65 2 11,11% 3 18,75%
66-77 2 11,11% 0 0,00%
78-89 1 5,56% 1 6,25%
TOTAL 18 100,00% 16 100,00%
FUENTES: Realización propia.
92









Cuadro N° 5
Frecuencia de aparición del SM en adultos de la
etnia Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre
2013.







FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome
Metabólico
Diagnóstico de Síndrome
Metabólico
Fi %
Si 13 38,24%
No 21 61,76%
TOTAL 34 100,00%
93










Cuadro N° 6
Número de criterios de SM presentes en adultos
Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome
Metabólico) Número de criterios presentes, de los (5) que hacen diagnóstico
para SM según ATP III.
Número de Criterios
Presentes
Fi %
0 2 5,88%
1 10 29,41%
2 9 26,47%
3 8 23,53%
4 5 14,71%
5 0 0,00 %
TOTAL 34 100,00%
94










Cuadro N° 7

Diagnóstico de SM en Mujeres adultas, habitantes del
Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013.










FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome
Metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Fi %
Sí 7 43,75%
No 9 56,25%
Total 16
100,00
%
95










Cuadro N° 8
Diagnóstico de SM en Hombres adultos,
habitantes del Sector Hundición, Yay.
Noviembre 2013.









FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM
(Síndrome Metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Fi %
Si 6 33,33%
No 12 66,67%
Total 18 100,00%
96










Cuadro N° 9
Frecuencia de aparición del SM por grupo etario en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico), Moda: 36,86 años, Mediana: 50
años, Promedio: 49,15 años, DE: 17,20 años.
Grupos etarios Fi %
18-29 1 7,69%
30-41 5 38,46%
42-53 2 15,38%
54-65 3 23,08%
66-77 1 7,69%
78-89 1 7,69%
TOTAL 13 100,00%
97





Cuadro N° 10
Frecuencia de aparición de los criterios de SM en adultos del sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013

FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)
1: Circunferencia abdominal ≥ 90 cm en hombres o ≥ 80 cm en mujeres.
2: Glicemia venosa posterior a cuando menos 8 horas de ayuno ≥ 100 mg/dL o recibir tratamiento hipoglicemiante.
3: HDLc <40 mg/dL en hombres o < 50 mg/dL en mujeres o recibir tratamiento para mejorar los niveles de HDLc.
4: Triglicéridos en sangre ≥ 150 mg/dL o recibir tratamiento para disminuir los niveles de triglicéridos en sangre.
5: Tensión arterial sistólica ≥ 130 mmHg, diastólica ≥ 85 mmHg o recibir tratamiento antihipertensivo.



Criterio Fi %
Circunferencia Abdominal Elevada
1
11 84,62
Glicemia Alterada en Ayuna
2
2 15,38
HDLc Baja
3
10 76,92
Hipertrigliceridemia
4
10 76,92
Tensión Arterial Elevada
5
10 76,92
98






Cuadro N° 11
Frecuencia de aparición de los criterios de SM en mujeres adultas del sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)
1: Circunferencia abdominal ≥ 80 cm en mujeres.
2: Glicemia venosa posterior a cuando menos 8 horas de ayuno ≥ 100 mg/dL o recibir tratamiento hipoglicemiante.
3: HDLc < 50 mg/dL en mujeres o recibir tratamiento para mejorar los niveles de HDLc.
4: Triglicéridos en sangre ≥ 150 mg/dL o recibir tratamiento para disminuir los niveles de triglicéridos en sangre.
5: Tensión arterial sistólica ≥ 130 mmHg, diastólica ≥ 85 mmHg o recibir tratamiento antihipertensivo.

Criterio Fi %
Circunferencia Abdominal
Elevada
6 85,71
Glicemia Alterada en
Ayunas
2 28,57
HDLc baja 4 57,14
Hipertrigliceridemia 6 85,71
Tensión Arterial Elevada 5 71,43
99







Cuadro N° 12
Frecuencia de aparición de los criterios de SM en hombres adultos del sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)
1: Circunferencia abdominal ≥ 90 cm. 2: Glicemia venosa posterior a cuando menos 8 horas de ayuno ≥ 100
mg/dL o recibir tratamiento hipoglicemiante. 3: HDLc <40 mg/dL en hombres o recibir tratamiento para
mejorar los niveles de HDLc. 4: Triglicéridos en sangre ≥ 150 mg/dL o recibir tratamiento para disminuir los
niveles de triglicéridos en sangre. 5: Tensión arterial sistólica ≥ 130 mmHg, diastólica ≥ 85 mmHg o recibir
tratamiento antihipertensivo.


Criterio Fi %
Circunferencia Abdominal
Elevada
5 71,43
Glicemia Alterada en Ayunas 0 0,00
HDLc baja 6 85,71
Hipertrigliceridemia 4 57,14
Tensión Arterial elevada 5 71,43
100









Cuadro N° 13
Promedio de los parámetros evaluados por diagnóstico de SM en adultos
Gayón, Sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia
Diagnóstico de SM Si No
Circunferencia Abdominal (cm) 96,82 ± 12,16 84,19 ± 10,31
Tensión Arterial Sistólica (mmHg) 139,92 ± 20,28 133,00 ± 19,56
Tensión Arterial Diastólica (mmHg) 85,23 ± 12,64 83,05 ± 11,01
Glicemia en Ayunas (mg/dL) 100,31 ± 48,38 80,57 ±10,89
Triglicéridos (mg/dL) 231,08 ± 123,09 107,86 ± 57,23
Colesterol Total (mg/dL) 224,62 ± 40,45 178,86 ± 29,95
LDLc (mg/dL) 136,08 ± 33,17 101,67 ± 22,22
HDLc (mg/dL) 39,77 ± 8,17 49,48 ± 6,58
101










Tabla N° 1
Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)
Frecuen
-cia de
consumo
en
días/se-
mana
Frutas y
Vegetales
Carbohi-
dratos
Carnes
Rojas
Carnes
Blancas
Proteínas
Vegetales
0 3 (8,82%) 0 (0,00%) 8 (23,53%) 4 (11,76%) 1 (2,94%)
1 2 (5,88%) 0 (0,00%) 2 (5,88%) 1 (2,94%) 3 (8,82%)
2 2 (5,88%) 1 (2,94%) 11 (32,35%) 17 (50,00%) 9 (26,47%)
3 5 (14,71%) 0 (0,00%) 3 (8,82%) 5 (14,71%) 5 (14,71%)
4 0 (0,00%) 0 (0,00%) 9 (26,47%) 3 (8,82%) 0 (0,00%)
5 16 (47,06%) 0 (0,00%) 1 (2,94%) 3 (8,82%) 1 (2,94%)
6 3 (8,82%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%)
7 3 (8,82%) 33 (97,06%) 0 (0,00%) 1 (2,94%) 15 (44,12%)
102








Tabla N° 2
Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos con SM de
la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)
Frecuen
cia de
consumo
en
días/se-
mana
Frutas y
Vegetales
Carbohi-
dratos
Carnes
Rojas
Carnes
Blancas
Proteínas
Vegetales
0 2 (15,38%) 0 (0,00%) 6 (46,15%) 0 (0,00%) 1 (7,69%)
1 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 1 (7,69%) 0 (0,00%)
2 2 (15,38%) 1 (7,69%) 3 (23,08%) 7 (53,85%) 5 (38,46%)
3 0 (0,00%) 0 (0,00%) 1 (7,69%) 4(30,77%) 2 (15,38%)
4 0 (0,00%) 0 (0,00%) 2 (15,38%) 1 (7,69%) 0 (0,00%)
5 7 (53,85%) 0 (0,00%) 1 (7,69%) 0 (0,00%) 1 (7,69%)
6 1 (7,69%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%)
7 1 (7,69%) 12 (92,31%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 4 (30,77%)
103







Tabla N° 3
Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos sanos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia.
Frecuen
cia de
consumo
en
días/sem
ana
Frutas y
Vegetales
Carbohidra-
tos
Carnes
Rojas
Carnes
Blancas
Proteínas
Vegetales
0 1 (4,76%) 0 (0,00%) 2 (9,52%) 4 (19,05%) 0 (0,00%)
1 2 (9,52%) 0 (0,00%) 2 (9,52%) 0 (0,00%) 3 (14,29%)
2 0 (0,00%) 0 (0,00%) 8 (38,10%) 10 (47,62%) 4 (19,05%)
3 5 (23,81%) 0 (0,00%) 2 (9,52%) 1 (4,76%) 3 (14,29%)
4 0 (0,00%) 0 (0,00%) 7 (33,33%) 2 (9,52%) 0 (0,00%)
5 9 (42,86%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 3 (14,29%) 0 (0,00%)
6 2 (9,52%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%) 0 (0,00%)
7 2 (9,52%) 21 (100,00%) 0 (0,00%) 1 (4,76%) 11 (52,38%)
104









Cuadro N° 14
Realización de actividad física en adultos Gayón,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.








FUENTE: Realización propia
Realización de actividad
física
Fi %
Si 20 58,82%
No 14 41,18%
TOTAL 34 100,00%
105









Cuadro N° 15
Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que realizan
actividad física, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.








FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Fi %
Si 7 35,00%
No 13 65,00%
TOTAL 20 100,00%
106








Cuadro N° 16
Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que no
realizan actividad física, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013



FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome
metabólico).
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Fi %
Si 6 42,86%
No 8 57,14%
TOTAL 14 100,00%
107








Cuadro N° 17
Realización de actividad física entre mujeres
adultas Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.








FUENTE: Realización propia.



Realización
de
Actividad
Física
Fi %
Si 7 43,75%
No 9 56,25%
TOTAL 16 100,00%
108









Cuadro N° 18
Realización de actividad física en hombres
adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia
Realización
de actividad
física
Fi %
Si 13 72,22%
No 5 27,78%
TOTAL 18 100,00%
109










Cuadro N° 19
Consumo de productos derivados del tabaco entre
adultos Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre
2013


FUENTE: Realización propia.


Consumo de
productos
derivados del
tabaco
Si No
Fi % Fi %
Cigarrillo 11 32,35% 23 67,65%
Chimó 15 45,45% 18 54,55%
110












Cuadro N° 20

Frecuencia del SM en adultos consumidores de
cigarrillos de la población Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013








FUENTE: Realización propia.



Diagnóstico de Síndrome
Metabólico
Fi %
Si 6 54,55%
No 5 45,45%
Total 11 100,00%
111








Cuadro N° 21
Frecuencia del SM en adultos no consumidores de
cigarrillos de la población Gayón, sector Hundición.
Noviembre 2013.

FUENTE: Realización propia.
Diagnóstico de
Síndrome Metabólico
Fi %
Si 7 30,43
No 16 69,57
Total 23 100
112









Cuadro N° 22
Frecuencia del SM en la población adulta, consumidores de
Chimó, en el Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013.








FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM
(Síndrome Metabólico)
Diagnóstico de Síndrome
Metabólico
Fi %
Sí 5 33,33%
No 10 66,67%
Total 15 100,00%
113









Cuadro N° 23
Frecuencia de SM en la población adulta, que niega
consumo de Chimó, en el Sector Hundición, Yay.
Noviembre 2013.










FUENTE: Realización Propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome
Metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Fi %
Sí 7 38,89%
No 11 61,11%
TOTAL 18 100,00%
114










Cuadro N° 24
Índice paquetes/año, en los diagnosticados con SM,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.








FUENTE: Elaboración propia.
Paquetes/año Fi %
<2 7 63,64%
>=2 4 36,36%
TOTAL 11 100,00%
115








Cuadro N° 25
Consumo de alcohol en adultos Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: Promedio: 75,79 ± 59,08
gr/día. Moda: 91,34 gr/día. Mediana: 50,74 gr/día



Alcohol Fi %
Si 19 55,88%
No 15 44,12%
TOTAL 34 100,00%
116







Cuadro N° 26
Consumo de alcohol por sexo en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia.





Alcohol
Hombres Mujeres
Fi % Fi %
Si 16 88,89% 3 18,75%
No 2 11,11% 13 81,25%
TOTAL 18 100,00% 16 100,00%
117















Cuadro N° 27

Frecuencia de SM en adultos, consumidores de bebidas
alcohólica, en el Sector Hundición, Yay, Noviembre 2013.






FUENTE: Realización Propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM
(Síndrome Metabólico).
Diagnóstico de Síndrome
Metabólico
Fi %

Sí 7 36,84%
No 12 63,16%
Total 19 100,00%
118










Cuadro N° 28
Frecuencia de SM en adultos, que niegan
consumo de bebidas alcohólicas en el Sector
Hundición, Yay. Noviembre del 2013.





FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM
(Síndrome Metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Fi %
Si 6 40,00%
No 9 60,00%
TOTAL 15 100,00%
119









Cuadro N° 29
Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón
consumidores de bebidas alcohólicas por sexo, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Realización propia. SM: (Síndrome metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Hombres Mujeres
Fi % Fi %
Si 6 37,50% 1 33,33%
No 10 62,50% 2 66,67%
TOTAL 16 100,00% 3 100,00%
120







Cuadro N° 30
Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón no
consumidores de bebidas alcohólicas por sexo, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.










FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Hombres Mujeres
Fi % Fi %
Si 0 0,00% 6 46,15%
No 2 100,00% 7 53,85%
TOTAL 2 100,00% 13 100,00%
121









Cuadro N° 31
Consumo elevado de alcohol en adultos
Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre
2013








FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: Definimos
Consumo elevado de alcohol: consumo diario superior al recomendado
por el VII Reporte del Comité de Hipertensión Arterial. (28,8gr/día).
Consumo elevado de
alcohol
Fi %
Si 14 73,68%
No 5 26,32%
TOTAL 19 100,00%
122








Cuadro N° 32
Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo elevado de
alcohol por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTES: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico).
Definimos Consumo elevado de alcohol: consumo diario superior al recomendado por el VII
Reporte del Comité de Hipertensión Arterial. (28,8gr/día). Promedio: 98,09 ± 52,67 gr/día.
Moda: 91,34 gr/día. Mediana: 91,34 gr/día
Diagnóstico de
Síndrome
Metabólico
Hombres Mujeres
Fi % Fi %
Si 5 38,46% 1 100,00%
No 8 61,54% 0 0,00%
TOTAL 13 100,00% 1 100,00%
123







Cuadro N° 33
Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo moderado de
alcohol por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico). Definimos
Consumo moderado de alcohol: consumo diario igual o menor, al recomendado por el VII
Reporte del Comité de Hipertensión Arterial. (28,8gr/día). Promedio: 13,37 ± 8,66 gr/día. Moda:
5,77 gr/día. Mediana: 10,97 gr/día.










Diagnóstico de
Síndrome Metabólico
Hombres Mujeres
Fi % Fi %
Si 1 33,33% 0 0,00%
No 2 66,67% 2 100,00%
TOTAL 3 100,00% 2 100,00%
124











Cuadro N° 34
Frecuencia de SM en adultos Gayón según antecedentes
personales de enfermedades cardiometabólicas, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)



Antecedente
personal de
enfermedad
cardiometa-
bólica
Diagnóstico de SM
Total
Si No
Fi % Fi % Fi %
Si 4 50,00% 4 50,00% 8 100,00%
No 9 34,62% 17 65,38% 26 100,00%
125







Cuadro N° 35
Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón, según antecedentes
familiares de ECVA precoz, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
Antecedente
Familiar de
ECVA precoz
Diagnóstico de SM
Total
Si No
Fi % Fi % Fi %
Si 1 100% 0 100,00% 1 100,00%
No 12 36,36% 21 63,64% 33 100,00%
FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico) ECVA
(Enfermedad cardiovascular ateroesclerótica) precoz: Aparición de ésta en familiares de 1°
hombres ≤ 45 años o mujeres ≤ 55 años.
126






Tabla N° 4
Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón por categoría de riesgo
cardiovascular según ATP-III, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013

FUENTES: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico), ATP-III (Adult Treatment
Panel III) Moda: 0,00% Mediana: 1,50% Promedio: 6,30% DE: 10,00%.

Diagnóstico de SM
Si No Total
Fi % Fi % Fi %
Riesgo bajo a moderado
(<10%)
7 28,00% 18 72,00% 25 100,00%
Riesgo moderadamente
alto (10-20%)
0 0,00% 1 100,00% 1 100,00%
Riesgo Alto (>20%) 6 75,00% 2 25,00% 8 100,00%
Total 13 38,24% 21 61,76% 34 100,00%
127



Tabla N° 5
Relación de la frecuencia de SM, y factores de riesgo presentes en los adultos
Gayón, Sector Hundición. Yay. Noviembre, 2013.

FUENTE: Realización propia. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico). Procedimiento usado: Regresión Logística
Binaria.

Variables OR IC - 95% p
Antecedentes de HTA 1,3 0,2 6,9 0,778
Antecedentes de DM 0,3 0,2 0,6 0,064
ACV isquémico 0,6 0,5 0,8 0,425
Antecedentes personales de enfermedad
cardiovascular
1,9 0,4 9,4 0,434
Antecedente familiar de enfermedad
cardiovascular ateroesclerótica
0,4 0,2 0,6 0,197
Consumo de alcohol 0,9 0,2 3,5 1,000
Consumo elevado de alcohol 3,0 0,3 6,9 0,363
Cigarrillo 2,7 0,6 8,9 0,176
Paquetes / años cigarrillo (≥ 2 paquetes) 4,0 0,3 12,3 0,303
Consumo de chimo 0,8 0,2 3,3 0,741
Realización de actividad física (ausente) 1,9 0,4 9,4 0,433
128








Gráfica N° 1

Habitantes adultos por sexo del sector Hundición. Yay. Noviembre 2013


FUENTE: Data Cuadro N° 1. NOTAS EXPLICATIVAS: La población estuvo conformada por un
total de 43 Adultos.




53,49%
46,51%
Hombres
Mujeres
129








Gráfica N° 2

Distribución de la muestra por sexo. Yay. Noviembre 2013


FUENTES: Data Cuadro N° 2. NOTAS EXPLICATIVAS: La muestra estuvo conformada por un total de 34 Adultos.








52,94%
47,06%
Hombres
Mujeres
130









Grafica N° 3

Distribución de la muestra por grupo etario. Yay. Noviembre 2013.


Fuente: Data Cuadro N° 3. NOTAS EXPLICATIVAS: Data Cuadro N* 3. Moda: 18
años, Mediana: 39,5 años, Promedio: 49,97 años, DE: 18,43 años.




29,41%
26,47%
17,65%
14,71%
5,88%
5,88%
18-29
30-41
42-53
54-65
66-77
78-89
131









Gráfica N° 4

Distribución por grupo etario según sexo, adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 4.



0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
18-29 30-41 42-53 54-65 66-77 78-89
Hombres
Mujeres
132








Gráfica N° 5

Frecuencia de aparición del SM en adultos de la etnia Gayón, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013.



FUENTE: Data Cuadro N° 5. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)





38,24%
61,76%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
133









Gráfica N° 6

Numero de criterios de SM presentes en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 6. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico). Número de
criterios presentes, de los (5) que hacen diagnóstico para SM según ATP III.





5,88%
29,41%
26,47%
23,53%
14,71%
0,00%
0
1
2
3
4
5
134









Gráfica N° 7

Diagnóstico de SM en Mujeres adultas, habitantes del Sector Hundición, Yay.
Noviembre 2013.



FUENTE: Data Cuadro N° 7. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)




43,75%
56,25%
Si
No
135









Gráfica N° 8

Diagnóstico de SM en Hombres adultos, habitantes del Sector Hundición, Yay.
Noviembre 2013.




FUENTE: Data Cuadro N° 8. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)


33,33%
66,67%
Si
No
136









Gráfica N° 9

Frecuencia de aparición del SM por grupo etario en adultos Gayón, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 9. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico). Moda: 36,86 años, Mediana: 50
años, Promedio: 49,15 años, DE: 17,20 años.



7,69%
38,46%
15,38%
23,08%
7,69%
7,69%
18-29
30-41
42-53
54-65
66-77
78-89
137







Gráfica N° 10

Frecuencia de aparición de los criterios diagnóstico en adultos con SM, del
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 10. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico). (1):
Circunferencia abdominal ≥ 90 cm en hombres o ≥ 80 cm en mujeres. (2): Glicemia venosa posterior a
cuando menos 8 horas de ayuno ≥ 100 mg/dL o recibir tratamiento hipoglicemiante. (3): HDLc <40
mg/dL en hombres o < 50 mg/dL en mujeres o recibir tratamiento para mejorar los niveles de HDLc.
(4): Triglicéridos en sangre ≥ 150 mg/dL o recibir tratamiento para disminuir los niveles de triglicéridos
en sangre. (5): Tensión arterial sistólica ≥ 130 mmHg, diastólica ≥ 85 mmHg o recibir tratamiento
antihipertensivo.

25,58%
4,65%
23,26%
23,26%
23,26%
Circunferencia Abdominal
Elevada (1)
Glicemia Alterada en
Ayuna(2)
HDLc Baja(3)
Hipertrigliceridemia(4)
Tensión Arterial Elevada(5)
138







Gráfica N° 11

Frecuencia de aparición de los criterios de SM en mujeres adultas del sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 11. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico).
(1): Circunferencia abdominal ≥ 80 cm en mujeres.
(2): Glicemia venosa posterior a cuando menos 8 horas de ayuno ≥ 100 mg/dL o recibir tratamiento
hipoglicemiante.
(3): HDLc < 50 mg/dL en mujeres o recibir tratamiento para mejorar los niveles de HDLc.
(4): Triglicéridos en sangre ≥ 150 mg/dL o recibir tratamiento para disminuir los niveles de triglicéridos en
sangre.
(5): Tensión arterial sistólica ≥ 130 mmHg, diastólica ≥ 85 mmHg o recibir tratamiento antihipertensivo.

26,09%
8,70%
17,39%
26,09%
21,74%
Circunferencia
Abdominal Elevada (1)
Glicemia Alterada en
Ayunas (2)
HDLc baja (3)
Hipertrigliceridemia (4)
Tensión Arterial Elevada
(5)
139








Gráfica N° 12

Frecuencia de aparición de los criterios de SM en hombres adultos del sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013


FUENTE: Data Cuadro N° 12. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)
(1): Circunferencia abdominal ≥ 90 cm.
(2): Glicemia venosa posterior a cuando menos 8 horas de ayuno ≥ 100 mg/dL o recibir tratamiento hipoglicemiante.
(3): HDLc <40 mg/dL en hombres o recibir tratamiento para mejorar los niveles de HDLc.
(4): Triglicéridos en sangre ≥ 150 mg/dL o recibir tratamiento para disminuir los niveles de triglicéridos en sangre.
(5): Tensión arterial sistólica ≥ 130 mmHg, diastólica ≥ 85 mmHg o recibir tratamiento antihipertensivo.

25,00%
0,00%
30,00%
20,00%
25,00%
Circunferencia Abdominal
Elevada(1)
Glicemia Alterada en
Ayunas(2)
HDLc baja(3)
Hipertrigliceridemia (4)
TA elevada(5)
140








Gráfica N° 13

Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Tabla N° 1.

8,82%
23,53%
11,76%
2,94%
5,88%
5,88%
2,94%
8,82%
5,88%
2,94%
32,35%
50,00%
26,47%
14,71%
8,82%
14,71%
14,71%
0,00%
26,47% 8,82%
47,06%
2,94%
8,82%
2,94%
8,82%
8,82%
97,06%
2,94%
44,12%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Frutas y
Vegetales
Carbohi-dratos Carnes Rojas Carnes Blancas Proteínas
Vegetales
0 1 2 3 4 5 6 7
141







Gráfica N° 14

Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos con SM de
la población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Tabla N° 2. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)


15,38%
0,00%
46,15%
0,00%
7,69%
0,00%
0,00%
0,00%
7,69%
0,00%
15,38%
7,69%
23,08%
53,85%
38,46%
0,00%
0,00%
7,69%
30,77%
15,38%
0,00%
0,00%
15,38%
7,69%
0,00%
53,85%
0,00%
7,69%
0,00%
7,69%
7,69%
0,00%
0,00% 0,00%
0,00%
7,69%
92,31%
0,00% 0,00%
30,77%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Frutas y
Vegetales
Carbohi-dratos Carnes Rojas Carnes Blancas Proteínas
Vegetales
Series1 Series2 Series3 Series4 Series5 Series6 Series7 Series8
142









Gráfica N° 15

Frecuencia de consumo de diferentes grupos alimentarios en adultos sanos de la
población Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Tabla N° 3.


4,76%
0,00%
9,52%
19,05%
0,00%
9,52%
9,52%
0,00%
14,29%
0,00%
38,10%
47,62%
19,05%
23,81%
9,52%
4,76%
14,29%
0,00%
33,33%
9,52%
0,00%
42,86%
0,00%
14,29%
0,00%
9,52%
0,00%
0,00%
0,00%
9,52%
100,00%
0,00%
4,76%
52,38%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Frutas y
Vegetales
Carbohidra-tos Carnes Rojas Carnes Blancas Proteínas
Vegetales
0 1 2 3 4 5 6 7
143









Gráfica N° 16

Realización de actividad física en adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 14.

58,82%
41,18%
Si
No
144









Gráfica N° 17

Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que realizan actividad física, sector
Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 15. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)


35,00%
65,00%
Diagnostico SM
Aparentemente Sano
145









Gráfica N° 18

Frecuencia del SM entre los adultos Gayón que no realizan actividad física,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 16. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)



42,86%
57,14%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
146










Gráfica N° 19

Frecuencia del consumo de cigarrillos en adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 19. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)



32,35%
67,65%
Si
No
147










Gráfica N° 20

Frecuencia del consumo de chimó en adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 19.
45,45%
54,55%
Si
No
148









Gráfica N° 21

Frecuencia del SM en adultos consumidores de cigarrillos de la población
Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013


FUENTE: Data Cuadro N° 20. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)
54,55%
45,45%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
149











Gráfica N° 22

Frecuencia del SM en adultos no consumidores de cigarrillos de la población
Gayón, sector Hundición. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 21. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico







30,43%
69,57%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
150









Gráfica N° 23

Frecuencia del SM en la población adulta, consumidores de Chimó, en el Sector
Hundición, Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data N° 22. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)

33,33%
66,67%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
151










Gráfica N° 24

Frecuencia de SM en la población adulta, que niega consumo de Chimó, en el
Sector Hundición, Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 23. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)


38,89%
61,11%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
152









Gráfica N° 25

Índice paquetes/año, en los adultos diagnosticados con SM, sector Hundición.
Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 24 NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)

63,64%
36,36%
<2
>=2
153









Gráfica N° 26
Consumo de alcohol en adultos Gayón, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.
Fuente: Data Cuadro N° 25. NOTAS EXPLICATIVAS: Promedio: 75,79 ± 59,08 gr/día. Moda: 91,34 gr/día. Mediana:
50,74 gr/día.

55,88%
44,12%
Si
No
154









Gráfica N° 27

Consumo de alcohol por sexo en adultos Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 26.


88,89%
18,75%
11,11%
81,25%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Hombre Mujeres
Consume Alcohol No Consume Alcohol
155









Gráfica N° 28

Frecuencia de SM en adultos, consumidores de bebidas alcohólica, en el Sector
Hundición, Yay, Noviembre 2013.



FUENTE: Data Cuadro N° 27. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)


36,84%
63,16%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
156








Gráfica N° 29

Frecuencia de SM en adultos, que niegan consumo de bebidas alcohólicas en el
Sector Hundición, Yay. Noviembre del 2013.



FUENTE: Data Cuadro N° 28. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome Metabólico)




40,00%
60,00%
Diagnóstico de SM
Aparentemente Sano
157









Gráfica N° 30

Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón consumidores de bebidas
alcohólicas por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 29. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)

33,33%
37,50%
66,67%
62,50%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Mujeres Hombres
Aparentemente Sano
Diagnóstico de SM
158









Gráfica N° 31

Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón no consumidores de bebidas
alcohólicas por sexo, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Datos Cuadro N° 30. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)

46,15%
53,85%
100,00%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Mujeres Hombres
Diagnóstico de SM Aparentemente Sano
159









Gráfica N° 32

Consumo elevado de alcohol la población adulta Gayón, sector Hundición. Yay.
Noviembre 2013



FUENTE: Data Cuadro N° 31. NOTAS EXPLICATIVAS: Definimos Consumo
elevado de alcohol: consumo diario superior al recomendado por el VII Reporte del
Comité de Hipertensión Arterial. (28,8gr/día)





73,68%
26,32%
Si
No
160








Gráfica N° 33

Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo elevado de alcohol por sexo,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.


FUENTE: Data Cuadro N° 32. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico). Definimos Consumo elevado de
alcohol: consumo diario superior al recomendado por el VII Reporte del Comité de Hipertensión Arterial. (28,8gr/día).
Promedio de Consumo: 98,09 ± 52,67 gr/día. Moda: 91,34 gr/día. Mediana: 91,34 gr/día


100,00%
38,46%
61,54%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Mujeres Hombres
Diagnóstico de SM Aparentemente Sano
161









Gráfica N° 34

Frecuencia de SM en adultos Gayón con consumo moderado de alcohol por sexo,
sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Cuadro N° 33. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico). Definimos
Consumo moderado de alcohol: consumo diario igual o menos, al recomendado por el VII
Reporte del Comité de Hipertensión Arterial. (<28,8gr/día). Promedio de Consumo: 13,37 ± 8,66
gr/día. Moda: 5,77 gr/día. Mediana: 10,97 gr/día.




33,33%
100,00%
66,67%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Mujeres Hombres
Diagnóstico de SM Aparentemente Sano
162









Gráfica N° 35

Frecuencia de SM en adultos Gayón según antecedentes personales de
enfermedades cardiometabólicas, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Data Cuadro N° 34. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico)

50,00%
34,62%
50,00%
65,38%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Refiere Antecedentes Personales Niega Antecedentes Personales
Diagnóstico de SM Aparentemente Sano
163









Gráfica N° 36

Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón, según antecedentes familiares
de ECVA precoz, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013.

FUENTE: Dara Cuadro N° 35. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico) ECVA
(Enfermedad cardiovascular ateroesclerótica). ECVA Precoz: Aparición de ésta en familiares de 1°
Grado, en hombres ≤ 45 años o mujeres ≤ 55 años.

100,00%
36,36%
63,64%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Refiere Antecedentes Familiares Niega Antecedentes Familiares
Diagnóstico de SM Aparentemente Sano
164






Gráfica N° 37
Frecuencia de aparición del SM en adultos Gayón por categoría de riesgo
cardiovascular según ATP-III, sector Hundición. Yay. Noviembre 2013
FUENTE: Data Tabla N° 4. NOTAS EXPLICATIVAS: SM (Síndrome metabólico), ATP-III (Adult Treatment Panel III)
Moda: 0,00% Mediana: 1,50% Promedio: 6,30% DE: 10,00%.

7
6
18
1
2
0
5
10
15
20
25
30
Riesgo bajo a moderado
(<10%)
Riesgo moderadamente alto
(10-20%)
Riesgo Alto (>20%)
Diagnóstico de SM Aparentemente Sano
165



BIBLIOGRAFÍA
1) Alberti KGMM, Eckel RH, Grundy SM, Zimmet PZ, Cleeman JI, Loria CM, et
al. Harmonizing the Metabolic Syndrome: a Joint Interim Statement of the
International Diabetes Federation Task Forcé on Epidemiology and Prevention;
National Heart, Lung and Blood Institute; American Heart Assosiation; World
Heart Federation; International Atherosclerosis Society; and International
Associaion for the Study of Obesity. Circulation [internet]. 2009 [nov 13,
2013]; Vol 120: 1640-1645. Disponible en:
http://circ.ahajournals.org/content/120/16/1640.full.pdf
2) Reaven GM. Banting lecture 1988: Role of insulin resistance in human disease.
Rev Diabetes [internet]. 1988 [Dic 13, 2013]; Vol 37(12): 1595-607.
Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/3056758/
3) Burrow AR et al. Síndrome Metabólico en Niños y Adolescentes: Asociación
con sensibilidad insulínica y con magnitud y distribución de la obesidad. Rev
Med Chile [internet]. 2007[Dic 13, 2013];Vol 135 (2):174-181. Disponible en:
http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=s0034-
98872007000200005&lng=es&nrm=iso

166



4) Brito N, Córcega A, Marín M, Bognanno J, Alcázar R, Pérez K. Frecuencia de
Síndrome Metabólico en Indígenas de la Etnia Warao de Barrancas del Orinoco,
Estado Monagas. Venezuela. Revista Venezolana de Endocrinología y
Metabolismo [Internet]. Oct 2013 [22 Dic 2013];11(3):128-140. Disponible en:
http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/37945/1/articulo3.pdf
5) Crepaldi G, Maggi S. El síndrome metabólico: contexto histórico. Rev Diabetes
Voice [Internet]. 2006 [Dic 13, 2013]; Vol 51 (número especial): 5-10.
Disponible en:
http://www.idf.org/sites/default/files/attachments/issue_43_es.pdf
6) Brajkovich I, Blanco M, Sinay I, Ramos O, Ferreira S, Duarte E, et al. Consenso
Latinoamericano de la Asociación Latinoamericana de Diabetes:
epidemiología, diagnostico, control, prevención y tratamiento del síndrome
metabólico en adultos [internet]. 2010 [Dic 14, 2013]; Vol 18 (1): 25-44.
Disponible en: http://revistaalad.com.ar/pdfs/100125-44.pdf
7) Schargrodsk H et al. CARMELA: assesment of cardiovascular risk in seven
latinamerican cities: the main conclusión of the CARMELA Study and
Substudies. Rev Argentina de Cardiología [internet] 2011 [Nov 21, 2013] Vol
79 Numero 4: 377-381. Disponible en:
http://www.interamericanheart.org/images/CARMELAoverviewENG.pdf
167



8) Venezuela tuya [Página principal de internet]. Barquisimeto: Editor
desconocido; c1997 [actualizada 20 ago 2009, consultada 4 Ene 2014].
Disponible en: http://www.venezuelatuya.com/occidente/cubiro_sanare.htm
9) López M, Sosa M, Paulo N, Labrousse M. Síndrome Metabólico. Rev de
Posgrado de la VI Catedra de Medicina. [internet]. 2007 [Dic 14, 2013]; Vol
174: 12-15. Disponible en: http://med.unne.edu.ar/revista/revista174/3_174.pdf
10) Aschner P. Síndrome Metabólico en una población Rural y una población
Urbana de la Región Andina Colombiana. Revista Med [Internet]. Jul 2007 [23
Dic 2013];15(2):154-162. Disponible en:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=91015202
11) Cordero A, Alegria E, Leon M. Prevalencia de Síndrome Metabólico [internet].
Rev Esp Cardiol. [Internet]. 2005 [25 Dic 2013]; 5(D):11-5. Disponible en:
http://www.revespcardiol.org/es/prevalencia-sindrome-
metabolico/articulo/13083443/
12) Lunar L, SM. Prevalencia del síndrome metabólico en Venezuela: estudio Sínd-
Met Venezuela. Revista de la sociedad venezolana de endocrinología y
metabolismo. [internet] 2006 [Nov 21, 2013]; Vol 4, Numero 3. Disponible
en:http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1690-
31102006000300047&lng=en&nrm=iso
168



13) Meijide L. et al. Prevalencia del Síndrome Metabólico y de la Enfermedad
Cardiovascular. Estudio en una población rural. Revista Cadernos de Atención
Primaria [Internet]. 2006 [22 Dic 2013];(13):75-80. Disponible en:
http://www.agamfec.com/pdf/CADERNOS/VOL13/VOL13_2/02_Orixinais.p
df
14) Mari A, Marval Y, Suarez A, Arteaga E, Martinez E, Bastidas G. Síndrome
Metabólico en Individuos de una comunidad rural. Acta Medica Colombiana
[Internet]. Oct-Dic 2012 [23 Dic 2013];37(4):177-182. Disponible en:
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=163125377003
15) Reaven GM. Banting lectura 1988: Role of insulin resistance in human disease.
Rev Diabetes [internet].1988 [Dic 13, 2013]; Vol 37 (12): 1595-607.
Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/3056758/
16) Burrow AR et al. Síndrome metabólico en niños y adolescentes: asociación con
sensibilidad insulínica y con magnitud y distribución de la obesidad. Rev Méd
Chile [internet]. 2007 [Dic 13, 2013]; vol 135 (2): 174-181. Disponible en:
http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-
98872007000200005&lng=es&nrm=iso
169



17) Fauci AS, Braunwald E, Kasper DL, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL,
Editores. Harrison principios de medicina interna. Vol 2. 17 ed. Mexico, D.F :
McGraw Hill; 2010.
18) Medscape.com [Internet] EEUU: Yasmine SA; Fecha de comienzo [Oct 14,
2013; Nov 13, 2013]. Disponible en:
http://emedicine.medscape.com/article/165124-overview#a0101
19) Gonzalez JP. Sindrome Metabolico ¿Queda Espacio para este Concepto?. Rev
Venezolana de Endocrinología y Metabolismo [internet]. 2012 [Dic 11, 2013];
Vol 10 Numero 1: 20-27. Disponible en:
http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/35265/1/articulo2.pdf
20) Gonzalo Martínez R, Rodrigo Alonso K, Victoria Novik A. Síndrome
metabólico. Bases clínicas y fisiopatológicas para un enfoque terapéutico
racional. Rev Méd Chile [Internet]. 2009 [Nov 13, 2013]; Vol 137 (5):páginas.
Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0034-
98872009000500014&script=sci_arttext


170



21) Laclaustra Gimeno

M, Bergua Martínez

C, Pascual Calleja I, Casasnovas
Lenguas JA. Síndrome metabólico. Concepto y fisiopatología. Rev Esp Cardiol
Supl. [Internet]. 2005 [Nov 13, 2013];Vol 5 (D): 3-10. Disponible en:
http://www.revespcardiol.org/es/sindrome-metabolico-concepto-
fisiopatologia/articulo/13083442/
22) Carrillo Esper R, Sanchez Zuniga MJ, Elizondo Argueta S. Sindrome
metabolico. Rev Fac Med Unam [Internet]. 2006 [Nov 19, 2013]; Vol 3: 16-
21. Disponible en: http://www.ejournal.unam.mx/rfm/no49-3/RFM49305.pdf
23) Wacher-Rodarte N. Epidemiología del síndrome metabólico. Gac Méd Méx
[Internet]. 2009 [Nov 24, 2013]; Vol 145 (5): 384-391. Disponible en:
http://www.anmm.org.mx/GMM/2009/n5/24_vol_145_n5.pdf
24) Park Y, Zhu S, Palaniappan L, Heshka S, Carnethon MR, Heymsfield SB.
Prevalence and Associated Risk Factor Findings in the US Population From the
Third National Health and Nutrition Examination Survey, 1988 - 1994. The
Metabolic Syndrome. Archives of Internal Medicine. Febrero 2003 [Dic, 14
2013]; Vol. 163(4):427-436. Disponible en:
http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=215123
171



25) Schulze MB, Hu FB. Dietary Approaches to Prevent the Metabolic Syndrome:
Quality versus quantity of carbohydrates. Diabetes Care. Febrero 2004. [Dic,
13 2013]; Vol 27;(2):613-614.
26) Sahyoun NR, Jacques PF, Zhang XL, Wenyen J, y McKeown N. Whole-grain
intake is inversely associated with the metabolic síndrome and mortality in
older adults. The American Journal of Clinical Nutrition. 2006, [Dic 13, 2013];
Vol 83:124-31. Disponible en:
http://ajcn.nutrition.org/content/83/1/124.full?sid=5af7d287-ed3c-4fdf-9e71-
c872bae92e26
27) Freiberg MS, Cabral HJ, Heeren TC, Vasan RS, Ellinson RC. Alcohol
Consumption and the Prevalence of the Metabolic Syndrome in the U.S.
Diabetes Care. Diciembre 2004. [Dic 14, 2013]; Vol 27 (12):2954-2959.
Disponible en:
http://care.diabetesjournals.org/content/27/12/2954.full.pdf+html.
28) Shuval K, Finley CE, Chartier KG, Balasubramanian BA, Gabriel KP, Barlow
CE. Cardiorespiratory Fitness, Alcohol Intake, and Metabolic Syndrome
Incidence in Men. Medicine & Science in Sports & Excercise [internet].
Noviembre 2012. [dic 14, 2013]; Vol 44 (11):2125-2131. Disponible en:
http://www.medscape.com/viewarticle/773786
172



29) Yatan Pal Singh B. Tobacco and metabolic syndrome. Indian Journal of
Endocrinology and Metabolism [internet]. Enero-Febrero 2012. [dec 13, 2013];
Vol 16(1): 81- 84. Disponible en:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3263202/
30) Wietzman M, Cook S, Auinger P, Florin T, Daniels S, Nguyen M et. al.
Tobacco Smoke Exposure Is Associated With the Metabolic Syndrome in
Adolescents. Circulation: Journal of the American Heart Association [internet].
Agosto 2005 [dec 13, 2013]; Vol 112:862-869. Disponible en:
http://circ.ahajournals.org/content/112/6/862
31) Khurana M, Sharma D, Khandelwal PD. Lipid profile in smokers and tobacco
chewers: A comparative study. Association of Physicians India [internet]. 2000
[dic 13, 2013]; Vol 48:895-7. Disponible en:
www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11198789
32) Eliasson M, Asplund K, Evrin PE, Lundblad D. Relationship of cigarette
smoking and snuff dipping to plasma fibrinogen, fibrinolytic variables and
serum insulin: The Northern Sweden MONICA study. Atherosclerosis
[internet]. 1995 [dic 13, 2013]; Vol 113 (1):41-53. Disponible en:
http://www.atherosclerosis-journal.com/article/0021-9150(94)05425-I/abstract
173



33) Livestrong.com [internet]. EEUU: Sheldon A, Mayo 2010 [Ag 2013; Dic 14,
2013]. Hypertension defined by the American Heart Association [aprox. 2
pantallas]. Disponible en: http://www.livestrong.com/article/122590-
hypertension-defined-american-heart-association/
34) Chobanian AV, Bakris GL, Black HR, Cushman WC, Green LA, Izzo JL Jr, et.
al.; National Heart, Lung, and Blood Institute Joint National Committee on
Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure;
National High Blood Pressure Education Program Coordinating Committee.
The Seventh Report of the Joint National Committee on Prevention, Detection,
Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure: the JNC 7 report. JAMA.
2003;289:2560–2572.
35) American Diabetes Association. Diagnosis and classification of diabetes
mellitus. Diabetes care [internet]. 2004, ene 27 [Dic 17, 2013]; Vol 27(1): S5-
S10. Disponible en: http://care.diabetesjournals.org/content/27/suppl_1/s5.full
36) De la Maza Cave MP, Diaz Corvalan J, Gomez Lagos R, Maiz Gurruchaga A.
Dislipidemias [internet]. Santiago de Chile: Ministerio de Salud; 2000.
Disponible en:
http://web.minsal.cl/portal/url/item/75fefc3f8128c9dde04001011f0178d6.pdf
174



37) National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection,
Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult
Treatment Panel III). Third Report of the National Cholesterol Education
Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of
High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III) final report.
Circulation. 2002; Vol 106:3143–3421.
38) Grundy SM, Cleeman JI, Daniels SR, Donato KA, Eckel RH, Franklin BA, et.
al. Diagnosis and Management of the Metabolic Syndrome: An American Heart
Association/National Heart, Lung and Blood Institute Scientific Statement.
Circulation [Internet]. 2005 [Nov 19, 2013]; Vol 112:2735-2752. Disponible
en: http://circ.ahajournals.org/content/112/17/2735
39) D’Agostino RB, Vasan RS, Pencina MJ, et. al. General Cardiovascular Risk
Profile for Use in Primary Care The Framingham Heart Study. Circulation
[Internet]. 2008 [Nov 19, 2013]; Vol 117: 743-753. Disponible en:
http://circ.ahajournals.org/content/117/6/743.long


175



40) Koopman RJ, Swofford SJ, Beard MN, Meadows SE. Obesity and Metabolic
Disease. Primary Care: Clinics in Office Practice [Internet]. 2009[nov 19,
2013]; Vol 36 (2): 272-315. Disponible en:
http://www.mdconsult.com/das/article/body/430676904-
10/jorg=clinics&source=MI&sp=22234923&sid=1491644848/N/701336/1.ht
ml?issn=0095-4543
41) Colombo CM, de Macedo RM, Fernandes-Silva MM, Caporal AM, Stinghen
AE, Costatini CR, et. al. Short-term effects of moderate intensity phyisical
activity in patients with metabolic syndrome. Einstein (São Paulo) [Internet].
2013 Sep [Dic 06,2013];11(3):324-330. Disponible en:
http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1679-
5082013000300011&lng=en.
42) Kastorini C, Milionis HJ, Esposito K, Giugliano D, Goudevenos JA,
Panagiotakos DB. The Effect of Mediterranean Diet on Metabolic Syndrome
and its Components: A Meta-Analysis of 50 Studies and 534,906 Individuals. J
Am Coll Cardiol [Internet]. 2011[Dic 06, 2013]; Vol 57(11):1299-1313.
Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21392646

176



43) Hoevenaar-Blom MP, Nooyens AC, Kromhout D, Spijkerman AM, Beulens
JW, van der Schouw YT, et. al. Mediterranean Style Diet and 12-Year
Incidence of Cardiovascular Diseases: The EPIC-NL Cohort Study. PLoS ONE
[Internet]. 2012 [Dic 13, 2013]; Vol 7(9): e45458. Disponible en:
http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.004
5458.
44) James PA, Oparil S, Carter BL, Cushman WC, Handler J, Taler SJ, et al. 2014
Evidence-Based Guideline for the Management of High Blood Pressure in
Adults. Report From the Panel Members Appointed to the Eighth Joint National
Committee (JNC 8). EEUU. JAMA. Diciembre 18, 2013.
doi:10.1001/jama.2013.284427
45) American Diabetes Association. Standards of Medical Care in Diabetes – 2013.
Diabetes Care [Internet]. 2013 Ene [Dic 14, 2013]; 36(1):11-66. Disponible en:
http://care.diabetesjournals.org/content/36/Supplement_1/S11.full?sid=99bed
3ee-83be-4d14-89b0-478e1bbd1486#cited-by.


177



46) Inzucchi SE, Bergenstal RM, Buse JB, Diamant M, Ferrannini E, Nauck M, et
al. Management of Hyperglycemia in Type 2 Diabetes: A Patient-Centered
Approach. Diabetes Care [Internet]. 2012 Jun [Dic 14, 2013]; 35:1364-1379.
Disponible en:
http://care.diabetesjournals.org/content/35/6/1364.full?sid=edf0e4e2-5986-
4117-a532-0b333d8a5a1c.
47) Pignone M, Albers MJ, Colwell JA, Cushman M, Inzucchi SE, Mukherjee D,
et al. Aspirin for primary prevention of cardiovascular events in people with
diabetes: a position statement of the American Diabetes Association, a
scientific statement of the American Heart Association, and an expert
consensus document of the American College of Cardiology Foundation.
Diabetes care [Internet] Jun 2010 [Dic 15, 2013] 33(6):1395-402. Disponible
en: http://care.diabetesjournals.org/content/33/6/1395.full.
48) Torres M, Mendoza N et al. Nutrición, base del desarrollo sustentable para el
municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara. An Venez Nutr. [Internet] 2008
[Dic 8, 2013], Vol 21 (2): 101-109. Disponible en:
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0798-
07522008000200007&script=sci_arttext
178



49) Los gayonistas [Página principal de internet]. Lara: Editor desconocido; c2013
[actualizada 3 may 2009; consultada 4 Ene 2014]. Disponible en:
http://lasgayonistas.blogspot.com
50) Ecoturismo Gayón [Página principal de internet]. Portuguesa: Editor
desconocido; c2010 [actualizada 22 Dic 2012; consultada 4 Ene 2014].
Disponible en: http://ecoturismoserraniadeportuguesa.over-blog.com/article-
pueblo-gayon-algo-de-su-historia-63566492.html








179















ANEXOS












180

















ANEXO A
MÉTODO GRAFFAR-MÉNDEZ CASTELLANO MODIFICADO








181




PUNTAJE OCUPACIÓN,PROFESION U OFICIO DEL JEFE O JEFA DE FAMILIA:

1 PROFESIÓN UNIVERSITARIA, Ingeniero, agrónomo, médico, auditor, administrador de
empresas, abogado, otros. Oficial de las fuerzas armadas con educación superior universitaria
2 Profesión Técnica Superior (Nivel Diversificado) Bachilleres, Maestros, Perito Contador,
Secretarias Medianos comerciantes o productores como: Taller mecánico, ferreterías, carpinterías,
estudios fotográficos.
3 Negocio propio, pequeños comerciantes como: tiendas, venta de comida, café internet, sastrería,
otros.
4 Trabajadores con primaria completa albañiles, herreros, personal de seguridad, agricultores,
mensajeros, mecánicos, electricistas, fontaneros, fotógrafos, carpinteros otros.
Obreros especializados y parte de los trabajadores del sector informal (con primaria completa)
TRABAJADORES CON PRIMARIA COMPLETA.
5 Trabajadores sin primaria completa albañiles, herreros, otros.
NIVEL EDUCACIONAL DE LA MADRE
1 Educación universitaria
2 Nivel Diversificado, Secretaria, Maestra, Bachiller, Perita Contadora, etc.
3 Nivel Básico
4 Nivel Primaria
5 Analfabeta
PRINCIPAL FUENTE DE INGRESO
1 Fortuna heredada o adquirida
2 Ganancias o beneficios, honorarios profesionales
3 Sueldo mensual
4 Salario semanal, por día, por hora.
5 Donaciones de origen público o privado, ayuda económica de instituciones.
CONDICIONES DE LA VIVIENDA
1 Vivienda con óptimas condiciones sanitarias en ambientes de gran lujo.
2 Viviendas con óptimas condiciones sanitarias en ambientes con lujo sin abundancia y suficientes
espacios
3 Viviendas con buenas condiciones sanitarias en espacios reducidos.
4 Viviendas con ambientes espaciosos o reducidos y/o con deficiencias en algunas condiciones
sanitarias
5 Rancho o vivienda con condiciones sanitarias marcadamente inadecuadas
182








Fuente: Revista del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, vol 41(D).
2010












PUNTOS ESTRATO
4-6 I
7-9 II
10-12 III
13-16 IV
17-20 V
183












ANEXO B
ESCALA DE RIESGO CARDIOVASCULAR DE FRAMINGHAM






184




Fuente: National Cholesterol Education Program, ATP III
guidelines. 2001

185













ANEXO C
MAPA DE SECTOR HUNDICIÓN, YAY









186











Fuente: Elaboración propia. 2013



187











ANEXO D
CONSENTIMIENTO INFORMADO










188



Síndrome metabólico en la población adulta aborigen gayón de la comunidad yay, sector
hundición, estado Lara, Noviembre 2013 – Enero 2014
Información
Nosotros somos Saad A.; Sandoval G.; Vásquez N.; Zambrano A. y Zanetti A., somos estudiantes de la
Universidad Central de Venezuela. Estamos investigando sobre el Síndrome Metabólico en su
comunidad. Le vamos a dar información e invitarle a participar en esta investigación.
Puede que haya palabras que no entienda. Por favor, nos detiene para darnos tiempo a explicarle. Si
tiene preguntas, puede preguntar a cualquier miembro del equipo de investigadores.
El Síndrome Metabólico es un grupo de condiciones que hacen que una persona tenga mas
probabilidad de morir por enfermedades del corazón como infartos, insuficiencia cardíaca;
enfermedades del cerebro como infartos cerebrales, Alzheimer, entre otras. Estas condiciones incluyen
presión arterial elevada, obesidad abdominal dada por un diámetro de cintura muy grande, grasas en
sangre, colesterol total en sangre elevado, colesterol HDL “bueno” disminuido y azúcar en sangre en
ayunas elevada. Estas condiciones se crean por estilos de vida con poca actividad física, alimentación
mayormente a base de harinas y grasas y alguna predisposición familiar. Determinar la existencia de
este síndrome en la población de la Hundición de Yay y prevenir las complicaciones a las que puede
llevar, es la razón por la que hacemos este estudio.
Esta investigación incluirá una entrevista, la realización de un examen físico, la toma de una muestra
de sangre para ser analizada en el laboratorio del Hospital Dr. José María Bengoa y la entrega de
tratamiento correspondiente a un mes para las personas que lo requieran.
Estamos invitando a todos los habitantes de la comunidad Hundición de Yay, municipio Andrés Eloy
Blanco, Estado Lara con edades mayores a 18 años de edad.
Su participación en esta investigación es totalmente voluntaria. Usted puede elegir participar o no
hacerlo. Usted puede cambiar de idea más tarde y dejar de participar aun cuando haya aceptado antes.
Durante esta investigación realizaremos una primera visita donde elaboraremos la historia clínica
médica y el examen físico, se le harán preguntas acerca de sus hábitos alimenticios, actividad física,
consumo de alcohol o productos de tabaco, ocupación, grado educativo, salario y características de su
hogar. En una segunda visita tomaremos una muestra de sangre para determinar Colesterol total,
Trigliceridos, HDL y Glicemia. Es importante que para esta visita ud. debe tener al menos ocho horas
de ayuno. Posteriormente realizaremos una visita para entregar los resultados y el tratamiento a las
personas que lo necesiten.
La investigación durará 1 mes, durante este tiempo realizaremos tres visitas de duración aproximada
de una hora..
Al participar en esta investigación es posible que experimente molestias por la naturaleza de las
preguntas de la historia clínica, el examen físico y la toma de muestra de sangre.
Universidad Central de Venezuela
Saad A.; Sandoval G.; Vásquez N.; Zambrano A.; Zanetti A.
Documento de Consentimiento Informado para los habitantes del
sector Hundición de la comunidad de Yay, Municipio Andres Eloy
Blanco, Estado Lara pertenecientes a la etnia Gayón.


189



Participar en esta investigación le permitirá saber mejor su estado de salud y si es necesario recibirá el
tratamiento.
Con esta investigación, se realiza algo fuera de lo ordinario en su comunidad. Es posible que si otros
miembros de la comunidad saben que usted participa, puede que le hagan preguntas. Nosotros no
compartiremos la identidad de aquellos que participen en la investigación. La información que
recojamos por este proyecto de investigación se mantendrá confidencial. La información acerca de
usted que se recogerá durante la investigación será puesta fuera de alcance y nadie sino los
investigadores tendrán acceso a verla. Cualquier información acerca de usted tendrá un número en vez
de su nombre. Solo los investigadores sabrán cuál es su número. No será compartida ni entregada a
nadie excepto al tutor: Dr. Carlos D’Suze, Coordinador del Núcleo Lara de la Universidad Central de
Venezuela.
No se compartirá información confidencial. Habrá pequeños encuentros en la comunidad y estos se
anunciaran. Después de estos encuentros, se publicarán los resultados para que otras personas
interesadas puedan aprender de nuestra investigación.
Usted no tiene porque tomar parte en esta investigación si no desea hacerlo. Puede dejar de participar
en la investigación en cualquier momento que quiera. Es su elección y todos sus derechos serán
respetados.
Si tiene cualquier pregunta puede hacerlas ahora o más tarde, incluso después de haberse iniciado el
estudio. Si desea hacer preguntas más tarde, puede contactar cualquiera de las siguientes personas:
 Saad A.: 0414-1065389
 Sandoval G.: 0414-7064525
 Vásquez N.: 0424-2287993
 Zambrano A.: 0414-1974866
 Zanetti A.: 0414-3220400
Esta propuesta ha sido revisada y aprobada por la Comisión de Bioética de la Escuela de Medicina José
María Vargas de la Universidad Central de Venezuela, que es un comité cuya tarea es asegurarse de
que se protege de daños a los participantes en la investigación. Si usted desea averiguar más sobre este
comité, contacte: Dr. Pedro Lizarraga; Coordinador: 0416-6235338 / drpedro.lizarraga@gmail.com.
Formulario de Consentimiento

He sido invitado a participar en una investigación sobre Síndrome Metabólico. Entiendo que se me
harán una serie de preguntas, un examen físico y una toma de muestra de sangre. He sido informado
las posibles molestias del estudio, que incluyen solo incomodidad con las preguntas realizadas,
incomodidad con el examen físico, dolor leve en la toma de muestra de sangre. Entiendo que los
beneficios para mi persona se limitarán a las informaciones recibidas y a el tratamiento necesario para
un mes. Se me ha proporcionado el nombre de un investigador que puede ser fácilmente contactado
usando el nombre y el teléfono de dicha persona.
He leído la información proporcionada o me ha sido leída. He tenido la oportunidad de preguntar
sobre ella y se me ha contestado satisfactoriamente las preguntas que he realizado. Consiento
190



voluntariamente participar en esta investigación como participante y entiendo que tengo el derecho
de retirarme de la investigación en cualquier momento.
Nombre del
Participante_________________________________________________________________________
_________________
Firma del Participante _________________________________________ Fecha
___________________________ Día/mes/año
He sido testigo de la lectura exacta del documento de consentimiento para el potencial participante y
el individuo ha tenido la oportunidad de hacer preguntas. Confirmo que el individuo ha dado
consentimiento libremente.
Nombre del
testigo______________________________________________________________________ Y Huella
dactilar del participante
Firma del testigo ______________________________________ Fecha ________________________
Día/mes/año
He leído con exactitud o he sido testigo de la lectura exacta del documento de consentimiento
informado para el potencial participante y el individuo ha tenido la oportunidad de hacer preguntas.
Confirmo que el individuo ha dado consentimiento libremente.
Nombre del
Investigador_________________________________________________________________________
________
Firma del Investigador _________________________ Fecha ___________________________
Día/mes/año
Ha sido proporcionada al participante una copia de este documento de Consentimiento Informado
_____ (iniciales del investigador/asistente)

Fuente: Elaboración propia. 2013







191











ANEXO E
HISTORIA CLÍNICA
192




193




Fuente: Elaboración propia. 2013


194












ANEXO F
FOLLETO INFORMATIVO SOBRE RECOMENDACIONES FACTIBLES
DEL ESTILO DE VIDA











195









Fuente: Elaboración propia. 2013