You are on page 1of 2

UNA PRUEBA DE TU FÉ

Introducción
En el momento en el que muere en la cruz nuestro Señor Jesucristo se vivía un amargo momento
entre todos los que se hacían llamar sus “discípulos y seguidores”. Es de hecho que:
 Pedro había negado tres veces a Jesús.
 Los apóstoles se encontraban dispersos y escondidos.
Y en ese momento dos hombres actuaron valientemente y osadamente, ¿cuándo fue la última vez
que hicimos algo osadamente por Cristo?
José de Arimatea
 Era un hombre rico, miembro del sanedrín. Lucas 23:50-51
 Era dueño del sepulcro nuevo y recién labrado donde nuestro Señor Jesús fue sepultado.
 Fue discípulo de Jesús en secreto al igual que Nicodemo por miedo a las autoridades
judías. San Juan 19:38
 Varón bueno y justo, de fe y esperanza que esperaba el reino de Dios. Lucas 23:50
 No había consentido en la condena de muerte hecha a Jesús.
Nicodemo
 Fariseo, príncipe o principal entre los judíos. San Juan 3:1
 Maestro en Israel. San Juan 3:10.
 Miembro del sanedrín.
 Defiende a Jesús. San Juan 7:50
 Visitó a Jesús de noche y fue su discípulo en secreto. San Juan 3:1-15
 Y que al acercarse vino con un corazón dispuesto y maravillado de los milagros de Jesus.
San Juan 3:2
 Compro aproximadamente 33kg de especias aromáticas y áloe para el cuerpo de Jesús en
su sepelio.
Puntos proponer:
1. Eran un par de hombres que por su: posición social, riqueza, su edad, su forma de ver la
relación con Dios y la ley mosaica se encontraban muy lejos de Jesús. Y así mismo tenían
mucho que perder “humanamente”. Pero a pesar de ello fueron los únicos que se
atrevieron a pedir el cuerpo y darle sepultura, porque aún sus 12 discípulos más cercanos
habían huido cobardemente. Y es así es como ellos mostraron primeramente su fé.
Así mismo, hoy en día hay tantas cosas que nos separan de Jesús, sea nuestro trabajo, los
problemas, y tantas otras cosas, pero necesitamos dar ese paso adelante para que al igual de ellos
aunque todos estén dispersos y no quieran trabajar para Dios tu y yo estemos presentes y seguir
con más y más amor para Dios.
2. Marcos 15:43. “entró osadamente a Pilato y pidió el cuerpo”. En la versión Nueva
Traducción Viviente dice “José de Arimatea se arriesgó y fue a ver a Pilato y pidió el
cuerpo de Jesús”.
Dice que se arriesgó! Y si nos preguntamos ¿qué arriesgó?. Arriesgó:
 Su posición social.
 Su riqueza.
 Y hasta su propia vida porque si el propio Sanedrín fue capaz de matar a Jesús ¿por qué no
lo iban a matar a Él?
Podemos decir que en los momentos más crueles después de la crucifixión de Jesús no temió dar
la cara aun con el riesgo de perder su vida.
Cuantas veces en los momentos en los que la Iglesia se vive momentos difíciles, en vez de estar
presentes huimos cobardemente en vez de actuar con osadía y valentía.
3. Más que nada tenemos que reconocer la prueba de fe que tuvieron de seguir a Jesús
postrándose y convirtiéndose en sus discípulos, y que dieron testimonio de Jesús en un
pueblo que lo despreció y que aún hoy en día NIEGA la divinidad de Jesús de Nazaret.
Y nosotros cuantas veces declaramos en este pueblo y en los lugares que andamos la divinidad de
Cristo. Diciendo que Él nos ha cambiado la vida. Porque eso es lo
Conclusión:
La pregunta real es: ¿Qué tanto hemos hecho ante el sacrificio de Jesús en la Cruz?
¿Huimos cobardemente? ¿O actuamos con valentía y osadía?
¿Tememos dar la cara ante los peligros de vivir por Cristo?
¿Hablamos de Cristo y de lo que ha hecho por nosotros en este pueblo que no ha creído en
Cristo?
¿Damos de nuestros bienes materiales para la obra? ¿Hemos dado de lo nuestro para la Iglesia?
El llamado está!! Esta por ejemplo el llamado para contribuir a la pintura de la Iglesia!! ¿Quién
ha dado? ¿Quién ha cooperado?