You are on page 1of 21

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD DEL ZULIA
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
ESCUELA DE DERECHO
CÁTEDRA: SEMINARIO – ESTRUCTURA ORGANIZATIVA DE LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA NACIONAL











LAS UNIVERSIDADES COMO ENTES CORPORATIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA NACIONAL DESCENTRALIZADA

(INFORME DE INVESTIGACIÓN PARA LA CÁTEDRA DE SEMINARIO)








Profesora:
Dra. Loiralith Margarita Chirinos Portillo



Elaborado por:

Cahuao, Solangy
Domínguez, Daura
Hernández, Oriana
Niño, Carla








Maracaibo, Agosto del 2014
LAS UNIVERSIDADES COMO ENTES CORPORATIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA NACIONAL DESCENTRALIZADA









__________________________________
Cahuao, Solangy
C.I: V-21.043.861
Correo Electrónico: solcahuao@hotmail.com




__________________________________
Domínguez Serrano, Daura Isabel
C.I: V-22077177
Correo Electrónico: dauradominguez@gmail.com





__________________________________
Hernández, Oriana
C.I: V-20.986.734
Correo Electrónico: nallelis24@hotmail.com




__________________________________
Niño, Carla
C.I: V-23.139.531
Correo Electrónico: carlamakeup1@gmail.com






__________________________________
Dra. Loiralith Margarita Chirinos Portillo
Profesora
LAS UNIVERSIDADES COMO ENTES CORPORATIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA NACIONAL DESCENTRALIZADA





Cahuao, Solangy
C.I: V-21.043.861
Correo Electrónico: solcahuao@hotmail.com

Domínguez Serrano, Daura Isabel
C.I: V-22077177
Correo Electrónico: dauradominguez@gmail.com

Hernández, Oriana
C.I: V-20.986.734
Correo Electrónico: nallelis24@hotmail.com

Niño, Carla
C.I: V-23.139.531
Correo Electrónico carlamakeup1@gmail.com




Calificación: ( ) ________________________






Observaciones:________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
________________________________________________________


__________________________________
Dra. Loiralith Margarita Chirinos Portillo


Maracaibo, Agosto del 2014

ÍNDICE DE CONTENIDO



Página

RESUMEN……………………………………………………………………………. 5
ABSTRACT……………………………………………………………………………

6
INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………….

7
1. Antecedentes………………………………………………………………….

9
2. Concepto……………………………………………………………………….

9
3. Bases Constitucionales y Legales……………………………………………… 10
4. Naturaleza Jurídica……………………………………………………................ 12
5. Autonomía Universitaria…………………………………………………………

14
6. Inviolabilidad del Recinto Universitario…………………………………………

15

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES……………………………………….

17
ÍNDICE DE REFERENCIA…………………………………………………………… 18
ÍNDICE BIBLIOGRÁFICO…………………………………………………………... 20


















Cahuao, Solangy; Domínguez, Daura; Hernández, Oriana; Niño, Carla. LAS
UNIVERSIDADES COMO ENTES CORPORATIVOS DE LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA NACIONAL DESCENTRALIZADA. Proyecto de Seminario. Universidad del
Zulia. Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas. Escuela de Derecho. Maracaibo, Venezuela.
2014. 21p.



RESUMEN



A lo largo de la historia, ha existido una amplia discusión sobre las universidades como figura
jurídica. En este sentido, ni en la doctrina ni en la jurisprudencia se ha logrado un consenso sobre
la naturaleza jurídica que ostentan las universidades, y ningún instrumento legal hace mención
específica sobre este punto, por lo cual el debate aún se mantiene vigente. En razón de esto, el
presente informe de investigación tiene como objetivo principal analizar la figura jurídica de las
Universidades como parte de la Administración Pública Nacional Descentralizada. Para esto se
hace precisión sobre los antecedentes jurídicos de las universidades, su concepto, la
determinación de su naturaleza jurídica, de su régimen jurídico y el estudio del alcance de la
autonomía universitaria y del principio de la inviolabilidad del recinto universitario. A lo largo de
la investigación, se puede observar que las universidades deben ser enmarcadas como un ente
descentralizado con forma de derecho público y con carácter corporativo y por tanto forman parte
de la Administración Pública Nacional Descentralizada, y que gozan de una autonomía
universitaria cuyo contenido se puede desglosar en autonomía organizativa, autonomía
académica, autonomía administrativa y autonomía económica y financiera. El análisis se hizo en
base a lo previsto en la Ley de Universidades, la Constitución, la doctrina y la jurisprudencia. La
metodología utilizada es de carácter descriptivo documental y el método analítico, haciendo uso
de la técnica del análisis de contenido Se espera que esta investigación, se logre un aporte
doctrinal que sirva de apoyo al operador jurídico encargado de interpretar y aplicar la norma en la
materia.



PALABRAS CLAVES: universidad, autonomía, ente corporativo, administración pública.



CORREOS ELECTRÓNICOS: solcahuao@hotmail.com; dauradominguez@gmail.com;
nallelis24@hotmail.com; carlamakeup1@gmail.com









Cahuao, Solangy; Domínguez, Daura; Hernández, Oriana; Niño, Carla. UNIVERSITIES AS
CORPORATIVES ENTITIES OF THE NATIONAL DECENTRALIZED PUBLIC
ADMINISTRATION. Universidad del Zulia. Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas. Escuela
de Derecho. Maracaibo, Venezuela. 2014. 21p.



ABSTRACT



Throughout history, there has been extensive discussion on universities as a legal figure. In this
sense, neither in doctrine nor jurisprudence has reached consensus on the legal nature vested in
the universities, and no legal instrument specifically mentions this point, so the debate still
remains valid. Because of this, this research report's main objective is to analyze the legal
concept of universities as part of the National Decentralized Public Administration. To this
accuracy on the legal history of universities, its concept, determination of their legal status, their
legal status and scoping of university autonomy and the principle of the inviolability of the
campus is. Throughout the investigation, we can see that universities should be framed as a
decentralized entity shaped by public law and corporate nature and therefore part of the National
Decentralized Public Administration, and enjoying a university autonomy whose content can be
broken down into organizational autonomy, academic autonomy, administrative autonomy and
economic and financial autonomy. Analysis was based on the provisions of the Universities Act,
the Constitution, the doctrine and jurisprudence. The methodology used is descriptive and
analytical documentary method, using the technique of content analysis. It’s expected that this
research achieves a doctrinal contribution that supports the legal practitioner responsible for
interpreting and applying the standard in the field.


KEY WORDS: university, autonomy, corporative entity, public administration.



EMAILS: solcahuao@hotmail.com; dauradominguez@gmail.com; nallelis24@hotmail.com;
carlamakeup1@gmail.com














INTRODUCCIÓN


La universidad se configura como uno de los principales pilares de la Nación al ser
garante del derecho a la educación y uno de los principales impulsores del desarrollo en una
sociedad. En el Código Civil se encuentra plasmado que las universidades son personas jurídicas
capaces de adquirir derechos y contraer obligaciones.

Sin embargo, este artículo al hacer referencia a las universidades las enmarca dentro de
las personas jurídicas de carácter público, es decir, las distingue de las universidades privadas en
cuanto a su naturaleza jurídica, siendo estas fundadas por personas naturales o jurídicas de
derecho privado. Así mismo, las universidades públicas nacionales adquieren personalidad
jurídica con la publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela del
decreto por el cual se crean, mientras que las privadas necesitan para su funcionamiento
autorización por Decreto del Ejecutivo Nacional y, para adquirir personalidad jurídica, cumplir
los requisitos formales establecidos en la ley.

En este sentido, esto se debe concatenar con lo previsto en el Decreto con Rango, Valor y
Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública (DLOAP), según el cual la Administración
Pública Nacional Descentralizada se encuentra conformada por entes descentralizados
funcionalmente con forma de derecho público y con forma de derecho privado. Los de derecho
público constituyen aquellas personas jurídicas creadas y regidas por normas de derecho público
y que podrán tener atribuido el ejercicio de potestades públicas. Es decir, que las universidades
conforman un ente descentralizado funcionalmente de derecho público.

Aclarado esto, es importante destacar que la presente investigación está basada en el
estudio de la figura jurídica de las universidades públicas autónomas como parte de la
Administración Pública Nacional Descentralizada, para lo cual se debe determinar la naturaleza
jurídica de las universidades, su régimen jurídico, así como el estudio del alcance de la autonomía
universitaria.

La importancia de este estudio yace en la gran diatriba que ha existido a lo largo de los
años a nivel doctrinario y jurisprudencial, en cuanto a la naturaleza jurídica de esta institución y
su funcionamiento.

A lo largo de la investigación, el método de utilizado es de carácter descriptivo-
documental que busca analizar e interpretar las diferentes fuentes manejadas, como lo son las
bases constitucionales y legales conformadas por la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela; la Ley de Universidades; el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de
la Administración Pública; la Ley Orgánica de Educación; la Ley de la Contraloría General de la
República, así como también la doctrina y la jurisprudencia vigente emanada del Tribunal
Supremo de Justicia en sus distintas salas, como principal aporte para la investigación.






















1. Antecedentes


En el año 1958, la Junta de Gobierno de la República de Venezuela dicta la primera Ley
de Universidades, reconociéndole por primera vez su personalidad jurídica, la inviolabilidad del
recinto universitario y la autonomía universitaria. Así pues, la importancia de esta ley radica en lo
siguiente:
“La Ley de Universidades no sólo fue el primer instrumento legal que le
dio verdadero estatuto autonómico a las universidades venezolanas de ese
entonces, sino que también fue el primer instrumento que organizó a esas
instituciones en un sistema que integró y definió claramente tanto los
fines de las mismas” (Moreno. 2008: 357).

Esta ley es reformada en el año 1970, y fue objeto de amplia discusión, ya que si bien, el
legislador desarrolla de manera más específica el contenido de la autonomía, se le criticó a la ley
su carácter restrictivo y la ampliación de la posibilidad de intervención del Ejecutivo Nacional
mediante el control ejercido por el Consejo Nacional de Universidades sobre las universidades y
su autonomía.

A pesar de esto, se puede observar que en la Constitución de la República de 1961 no se
encontraba consagrada esta autonomía universitaria, es decir, que no es hasta la proclamación de
la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el año 1999, donde se le da un
rango constitucional a la autonomía y a la inviolabilidad del recinto universitario, ratificando de
esta manera lo establecido en la vigente Ley de Universidades.


2. Concepto

Para el desarrollo del contenido de la investigación, se debe primero lograr una
aproximación conceptual de las universidades.

La Universidad, conforme al artículo 1 de la Ley de Universidades, constituye “… una
comunidad de intereses espirituales que reúne a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la
verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre” (Ley de Universidades. 1970: artículo
1).
10


En este sentido, dentro de la doctrina se encuentran distintos conceptos, como por
ejemplo:

“Las universidades son personas morales autónomas, de carácter
corporativo, de naturaleza pública o privada, reconocidas por el
ordenamiento jurídico positivo, que están al servicio de la República y
cuyo objeto es reunir a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la
verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre y de cumplir una
función rectora dentro de la educación, la cultura y la ciencia del país”.
(Hernández-Mendible.1993: 396)

De este concepto, se puede extraer las principales características que identifican a las
universidades:

a) Primero que todo, son entes creados por decreto, es decir, que su creación obedece a
fórmulas de Derecho Público;
b) El fin que persiguen es de utilidad pública.
c) Son personas jurídicas corporativas, esto se evidencia en la Ley de Universidades, que
define a la universidad como una comunidad que reúne a profesores y estudiantes,
dándole un sustrato personal;
d) La característica principal es la autonomía que estas poseen, la cual será explicada más
adelante.

3. Bases constitucionales y legales

La Constitución, si bien no hace referencia expresa a las universidades, una de las
innovaciones de la misma es la concesión de rango constitucional a la autonomía universitaria
que estas ostentan de acuerdo a lo previsto el artículo 109, el cual no solo hace mención a la
autonomía, sino que desarrolla su contenido al establecer:

“El Estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y
jerarquía que permite a los profesores, profesoras, estudiantes, egresados
y egresadas de su comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a
través de la investigación científica, humanística y tecnológica, para
beneficio espiritual y material de la Nación. Las universidades autónomas
11

se darán sus normas de gobierno, funcionamiento y la administración
eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia que a tales efectos
establezca la ley. Se consagra la autonomía universitaria para planificar,
organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia
y extensión. Se establece la inviolabilidad del recinto universitario. Las
universidades nacionales experimentales alcanzarán su autonomía de
conformidad con la ley” (Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela. 1999: artículo 109).


Se puede observar que la Constitución hace referencia al alcance de la autonomía de
manera general, sin embargo se debe estudiar la Ley de Universidades en su artículo 9, el cual
desglosa el contenido de la autonomía, al establecer:

“Las Universidades son autónomas. Dentro de las previsiones de la
presente Ley y de su Reglamento, disponen de: 1. Autonomía
organizativa, en virtud de la cual podrán dictar sus normas internas; 2.
Autonomía académica, para planificar, organizar y realizar los programas
de investigación, docentes y de extensión que fueren necesario para el
cumplimiento de sus fines; 3. Autonomía administrativa, para elegir y
nombrar sus autoridades y designar su personal docente, de investigación
y administrativo; 4. Autonomía económica y financiera, para organizar y
administrar su patrimonio” (Ley de Universidades. 1970: artículo 9).

Este artículo a su vez se complementa con el artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación
donde se enumeran las funciones mediantes las cuales se ejerce la autonomía.

Así mismo, el artículo 7 de la Ley de Universidades reconoce el principio de inviolabilidad
del recinto universitario, ahondando en su contenido con respecto a lo establecido en la
Constitución. En este sentido, se determina el concepto de recinto universitario, se delimita la
competencia en cuanto a la seguridad del mismo y se establecen las excepciones.

Es necesario relacionar la normativa mencionada, con el DLOAP, ya que si bien, la
investigación se fundamenta en el estudio de las universidades, se hace referencia es a la
universidad como parte de la Administración Pública Nacional Descentralizada. En este sentido,
se debe enmarcar a las universidades dentro de lo dispuesto en el artículo 29 del Decreto, el cual
hace referencia a los entes descentralizados funcionalmente con forma de derecho público.

12

La base constitucional y legal a la cual se hace referencia, será explicada y desarrollada a lo
largo de la investigación.

4. Naturaleza Jurídica

Como se expuso anteriormente, las universidades son personas jurídicas de derecho
público. Ahora bien, para analizar la naturaleza jurídica de las mismas, primero se procederá a
estudiar la figura de los entes descentralizados funcionalmente con forma de derecho público, y
específicamente diferenciar los entes corporativos de los institutos autónomos.

El artículo 29 del DLOAP establece que los entes descentralizados funcionalmente con
forma de derecho público estarán conformados por aquellas personas jurídicas creadas y regidas
por normas de derecho público y que podrán tener atribuido el ejercicio de potestades públicas.

A su vez, dentro de los entes descentralizados con forma de derecho público se encuentran
a los entes institucionales y los entes corporativos. La figura de los entes institucionales
corresponde a los institutos autónomos, los cuales:

“son entes de Derecho Público en virtud de que forman parte de la
Administración Pública Descentralizada o Funcional y están adscritos a la
Administración Central a través de uno cualquiera de los Ministerios,
según sea la actividad y funciones asignadas al instituto en la ley de su
creación”(Diccionario Jurídico Venelex, 2003: 630).

Conceptualizados los institutos autónomos, se procederá a definir los entes corporativos
para luego poder diferenciarlos y determinar donde se encuentra ubicada la figura jurídica de la
universidad. En este sentido, Brewer Carías (1978:270-271) considera a los entes corporativos de
la siguiente manera:

“La categoría de establecimientos públicos corporativos se caracteriza por
la presencia de un sustrato personal que da a estos entes un carácter
diferente al de simples dependencias administrativas descentralizadas. En
efecto, la naturaleza de los fines que persiguen estos entes exige que los
mismos no solo estén dotados de autonomía, entendiendo este concepto
en el sentido tradicional que se le da en nuestro país sino además de la
posibilidad de elegir sus autoridades”.
13


De acuerdo a estos conceptos, existe una disyuntiva a nivel doctrinal y jurisprudencial, en
cuanto a la naturaleza jurídica de las universidades, una tesis asimila las universidades a los
institutos autónomos y otra las ubica dentro de los entes corporativos.

Lares Martinez defiende la teoría de que las universidades deben ser consideradas como
institutos autónomos, al establecer “A nuestro parecer, las Universidades son institutos
autónomos, por ser órganos de la Administración Pública Nacional, creados por el Estado,
dotados de personalidad jurídica y patrimonio propio, investidos de autoridad y encargados de
cumplir cometidos estatales”. Esta tesis, ha sido ratificada por parte de la jurisprudencia
venezolana, como lo podemos observar en la Sentencia Nº 01312 de Sala Político Administrativa
del 13/06/2000, la cual dicta:

“… a pesar de la imposibilidad de su asimilación existencial, las
Universidades participan de la naturaleza de los Institutos Autónomos en
cuanto a sus componentes estructurales, tales como personalidad jurídica
y patrimonio propio, distinto e independiente del Fisco Nacional, y por
tratarse de instituciones al servicio de la Nación (artículo 2 de la Ley de
Universidades), forman parte de la Administración Pública Nacional, y
por ende, los intereses y recursos que manejan o disponen, interesa en
definitiva a la Nación, y por tanto, por participar de las notas principales
de aquellos institutos, y por los intereses fundamentales nacionales que
representan, se justifica, que a los fines de su protección jurisdiccional, se
les extienda el fuero contencioso administrativo de que disfrutan los
Institutos tradicionales, en el sentido de que sólo pueden las
Universidades ser demandadas ante los Tribunales Contenciosos
Administrativos, y así se declara” (TSJ/SPA. 13/06/2000, en:
www.tsj.gov.ve).

La tesis opuesta, considera a las universidades como un ente descentralizado corporativo.
Ésta ha sido corroborada por la mayor parte de la doctrina y así mismo por la jurisprudencia,
como se ve en la Sentencia de la Sala Constitucional Nº 496 de fecha 19 de marzo de 2002, la
cual prevé:

“Es el caso, que el funcionario referido forma parte de un establecimiento
público corporativo, integrante de la Administración Pública
Descentralizada, como lo es la Universidad Central de Venezuela; la cual,
por la naturaleza de la misión o cometido que tiene asignado, aunque es
un ente de derecho público y forma parte de la estructura del Estado,
14

entraña un sustrato personal que la distingue de las dependencias
administrativas que cumplen funciones de línea o desarrollan programas
operativos. Por todo ello, tales entes, gozan de una especial autonomía y
de la posibilidad de elegir a sus autoridades” (TSJ/SC: 19/03/2002, en
www.tsj.gov.ve).

Una vez planteadas las distintas posturas respecto a la naturaleza jurídica de las
Universidades, es evidente que la principal característica de esta institución es el sustrato
personal que posee y a su vez la autonomía que se le reconoce, concluyendo entonces en que las
universidades deben ser enmarcadas dentro de la figura de los entes corporativos.

5. Autonomía Universitaria


Como se ha podido observar, el rango distintivo de las universidades es la autonomía de la
cual goza, la cual se encuentra consagrada constitucionalmente en el artículo 109, y a su vez
legalizada en el artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación y el artículo 9 de la Ley de
Universidades.

La autonomía universitaria, de acuerdo a lo reconocido en la Constitución, es un derecho
fundamental y básico de las Universidades, y por tanto tiene idéntica protección constitucional de
la cual gozan todos los derechos y libertades públicas fundamentales, es decir, gozan de reserva
de ley orgánica; la indisponibilidad por el legislador del contenido esencial de la autonomía
universitaria; el derecho de acceso a la justicia y al recurso de amparo; el recurso de revisión ante
la Sala Constitucional del TSJ y el procedimiento sui géneris de enmienda o de reforma
constitucional (Rodríguez García. 2010: 151-207)

El fundamento de la autonomía universitaria reside en el poder de las universidades de
darse sus normas de gobierno, su funcionamiento y la administración eficiente de su patrimonio
bajo el control y vigilancia que a tales efectos establezca la ley.

En este sentido, como se hizo mención anteriormente, el alcance de la autonomía
universitaria es de carácter organizativa, académica, administrativa, y económica y financiera.
Así lo establece el artículo 9 de la Ley de Universidades y lo ha explicado la jurisprudencia, en
Sentencia Nº 77 de la Sala Electoral del 27 de junio de 2005, la cual dispone:
15


“De allí que podamos hablar de autonomía en cuanto: i) espacio de
libertad para poder dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de
la investigación científica, humanística y tecnológica, para beneficio
espiritual y material de la Nación, ii) libertad para dictar sus propias
normas en materia de gobierno, funcionamiento y administración
eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia, claro está, que a
tales efectos establezcan las leyes, iii) libertad para planificar, organizar,
elaborar y actualizar sus programas de investigación, docencia y
extensión, y, iv) inviolabilidad del recinto universitario” (TSJ/SE.
27/06/2005, en: www.tsj.gov.ve).

Para poder identificar la transcendencia de la autonomía universitaria, es necesario
estudiar el contenido de cada aspecto de la autonomía, la cual puede ser desglosada en:

a) Autonomía organizativa, esta deviene del poder de organizarse, en virtud del cual,
podrán establecer sus estructuras, dictar sus normas de gobierno y sus reglas internas;

b) Autonomía académica, para planificar, organizar y realizar los programas de
investigación docentes y de extensión que fueren necesarios para el cumplimiento de
sus fines;

c) Autonomía administrativa, en este aspecto, se verifica una de las características que
ratifican a la universidad como ente corporativo, ya que tienen la competencia para
elegir y nombrar sus autoridades y designar su personal docente, de investigación y
administrativo;

d) Autonomía económica y financiera, la cual consiste en la posibilidad de organizar y
administrar su propio patrimonio.


6. Inviolabilidad del Recinto Universitario

De la autonomía universitaria se deriva el principio de inviolabilidad del recinto
universitario, el cual se encuentra consagrado en el artículo 7 de la Ley de Universidades.
Zambrano define este principio como “el derecho de la universidad de conservar y hacer
16

respetar la intangibilidad de sus superficies de terreno y locales en donde despliega sus
actividades” (Zambrano, Freddy. 2004:670).

Para la aplicación de este principio, es necesario delimitar el concepto de recinto
universitario, a tal efecto la Ley de Universidades precisa que “…Se entiende por recinto
universitario el espacio precisamente delimitado y previamente destinado a la realización de
funciones docentes, de investigación, académicas, de extensión o administrativas, propias de la
Institución” (Ley de Universidades, 1970: artículo 7).

La ley así mismo determina que corresponde a las autoridades nacionales y locales la
vigilancia de las avenidas, calles y aquellos sitios abiertos al libre acceso y circulación. En base a
esto, es necesario destacar que la inviolabilidad del recinto queda limitada únicamente a los
espacios cerrados, tales como lo son las dependencias administrativas, facultades, escuelas, aulas,
auditorios, bibliotecas, laboratorios, recintos para la práctica de actividades deportivas, culturales
y de investigación.

Únicamente existen dos excepciones al alcance del principio de inviolabilidad del recinto
universitario, primero que todo, en el caso de que exista evidencia de que se está cometiendo un
hecho punible dentro del recinto universitario y en segundo lugar, en caso de que exista una
orden judicial por parte de la jurisdicción competente.

















17

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES



Las Universidades se constituyen como personas jurídicas de derecho público, con
carácter corporativo en razón del sustrato personal que le es reconocido en el artículo 1 de la Ley
de Universidades, que poseen personalidad jurídica propia y un patrimonio independiente al
Fisco Nacional. Así mismo, su rasgo distintivo es la autonomía universitaria consagrada en el
artículo 109 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Si bien en la actualidad la figura jurídica de las universidades es objeto de discusión a
nivel doctrinal y jurisprudencial en lo relativo a la naturaleza jurídica de las universidades y su
asimilación a los entes institucionales, específicamente los institutos autónomos o a los entes
corporativos. Queda en evidencia, una vez analizados los instrumentos legales, la doctrina y la
jurisprudencia, que las universidades deben enmarcarse dentro de los entes descentralizados
funcionalmente con forma de derecho público de la Administración Pública Nacional
Descentralizada, específicamente en los entes corporativos. En este sentido, es inadmisible que
las universidades sean consideradas como institutos autónomos, cuando poseen un sustrato
personal reconocido legalmente y una autonomía única, consagrada constitucionalmente.

El régimen jurídico de las Universidades se encuentra concentrado en la Ley de
Universidades, la cual se encuentra vigente desde el año 1970. En este sentido, es necesaria una
reforma de la Ley que reconozca de manera concreta a las universidades como entes corporativos
para evitar los conflictos que hoy en día se presentan en cuanto a su naturaleza jurídica, y a su
vez que corresponda a la realidad de las universidades en la actualidad.

De igual manera, si bien es necesaria una reforma de la Ley, esta no debe atentar contra el
derecho de autonomía que les es reconocido a las universidades, y debe existir un límite al rol del
Ejecutivo Nacional y su control sobre las universidades. Así como también se debería desarrollar
el principio de inviolabilidad del recinto universitario, para consolidarlo y evitar las lagunas
jurídicas que en la actualidad se presentan.


18

Para concluir, no se puede negar la importancia de la universidad como institución dentro
de la sociedad, por lo cual debería existir claridad en cuanto a su régimen jurídico y su naturaleza
jurídica, así como un mayor tratamiento por parte de la doctrina a la figura jurídica de las
universidades.









































ÍNDICE DE REFERENCIAS


Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. 1999. Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela
N° 5.908 Extraordinario, de 19 de febrero de 2009. Caracas: Imprenta Nacional.

Brewer-Carías, Alan R. 1978. El Régimen de Competencia entre Empresas Públicas y
Empresas Privadas en el Sistema Económico Venezolano. Ponencias Venezolanas al X
Congreso Internacional de Derecho Comparado, Universidad Central de Venezuela, Facultad de
Ciencias Jurídicas y Políticas. Caracas, Venezuela. Disponible en: www.alanbrewercarias.com.
Fecha de consulta: 30/07/2014.

Congreso de la República de Venezuela. 1970. Ley de Universidades. Gaceta Oficial de la
República de Venezuela Nº 1429 Extraordinario, de 8 de septiembre de 1970. Caracas: Imprenta
Nacional.

Hernández-Mendible, Víctor Rafael. 1993. La naturaleza jurídica de las universidades. Revista
de la Facultad de Derecho Nº48, Universidad Católica Andrés Bello. Caracas, Venezuela.

Lares Martínez, Eloy. 1996. Manual de Derecho Administrativo Décima Edición. Facultad de
Ciencias Jurídicas y Políticas, Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela.

Moreno, Amado. 2008. Historia Sociopolítica de la Universidad y Autonomía en Venezuela:
Rostros Y Máscaras. EDUCERE: Foro Universitario Nº41, Universidad de los Andes. Mérida,
Venezuela.

Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela. 2008. Decreto con Rango, Valor y
Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública. Gaceta Oficial de la República
Bolivariana de Venezuela Nº 5.890 Extraordinario, de 15 de julio de 2008. Caracas: Imprenta
Nacional.

Rodríguez García, Nelsón. 2010. Aproximación a la Autonomía Universitaria. Revista de
Derecho del Tribunal Supremo de Justicia. Caracas, Venezuela.

Tribunal Supremo de Justicia. Sala Constitucional. 2002. Sentencia Nº 496 del 19 de marzo del
2002. Disponible en: www.tsj.gov.ve Fecha de consulta: 29/07/2014.

Tribunal Supremo de Justicia. Sala Electoral. 2005. Sentencia Nº 77 del 27 de junio de 2005.
Disponible en: www.tsj.gov.ve. Fecha de consulta: 31/07/2014.

Tribunal Supremo de Justicia. Sala Político Administrativa. 2000. Sentencia Nº 01312 del 13 de
junio del 2000. Disponible en: www.tsj.gov.ve. Fecha de consulta: 29/07/2014.

Zambrano, Freddy. 2004. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela Comentada,
Tomo I . Editorial Atenea. Caracas, Venezuela.




ÍNDICE BIBLIOGRÁFICO


Altuve G, José G. 2008. Autonomía Universitaria. Actualidad Contable FACES Año 11 Nº 17,
Julio-Diciembre 2008. Mérida, Venezuela.

Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. 1999. Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela
N° 5.908 Extraordinario, de 19 de febrero de 2009. Caracas: Imprenta Nacional.

Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. 2009. Ley Orgánica de
Educación. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 5.929 Extraordinario de
15 de agosto de 2009. Caracas: Imprenta Nacional.

Brewer-Carías, Alan R. 1978. El Régimen de Competencia entre Empresas Públicas y
Empresas Privadas en el Sistema Económico Venezolano. Ponencias Venezolanas al X
Congreso Internacional de Derecho Comparado, Universidad Central de Venezuela, Facultad de
Ciencias Jurídicas y Políticas. Caracas, Venezuela.

Congreso de la República de Venezuela. 1961. Constitución de la República de Venezuela.
Gaceta Oficial de la República de Venezuela N° 3.357, de 2 de marzo de 1984. Caracas:
Imprenta Nacional.

Congreso de la República de Venezuela. 1970. Ley de Universidades. Gaceta Oficial de la
República de Venezuela Nº 1429 Extraordinario, de 8 de septiembre de 1970. Caracas: Imprenta
Nacional.

Congreso de la República de Venezuela. 1982. Código Civil. Gaceta Oficial de la República de
Venezuela N° 2.990 Extraordinaria de 26 de julio de 1982. Caracas: Imprenta Nacional.

Erichsen, Liliana. 2005. Diccionario de voces del Contencioso-Administrativo venezolano.
Colección Minerva Nº 47, Serie Jurídica, Los Libros de El Nacional. Caracas, Venezuela.

Garrido de Cárdenas, Antonieta. 2001. La Administración Pública Nacional y su Organización
Administrativa. Estudios de Derecho Administrativo. Vol. I. Libro Homenaje Universidad
Central de Venezuela. Tribunal Supremo de Justicia. Colección Libros Homenaje N° 2. Caracas,
Venezuela.

Hernández-Mendible, Víctor Rafael. 1993. La naturaleza jurídica de las universidades. Revista
de la Facultad de Derecho Nº48, Universidad Católica Andrés Bello. Caracas, Venezuela.

Junta de Gobierno de la República de Venezuela. 1958. Ley de Universidades. Gaceta Oficial de
la República de Venezuela Nº 576 Extraordinario, de 5 de diciembre de 1958. Caracas: Imprenta
Nacional.

Lares Martínez, Eloy. 1996. Manual de Derecho Administrativo Décima Edición. Facultad de
Ciencias Jurídicas y Políticas, Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela.


Moreno, Amado. 2008. Historia Sociopolítica de la Universidad y Autonomía en Venezuela:
Rostros Y Máscaras. EDUCERE: Foro Universitario Nº41, Universidad de los Andes. Mérida,
Venezuela.

Parra Manzano, Galsuinda Veda. 2007. Manual de Derecho Administrativo General. Editores
Vadell Hermanos. Caracas, Venezuela.

Peña Solís, José. 2002. Manual de Derecho Administrativo Volumen Primero. Colección de
Estudios Jurídicos del Tribunal Supremo de Justicia. Caracas, Venezuela.

Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela. 2008. Decreto con Rango, Valor y
Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública. Gaceta Oficial de la República
Bolivariana de Venezuela Nº 5.890 Extraordinario, de 15 de julio de 2008. Caracas: Imprenta
Nacional.

Rodríguez García, Nelsón. 2010. Aproximación a la Autonomía Universitaria. Revista de
Derecho del Tribunal Supremo de Justicia. Caracas, Venezuela.


Tribunal Supremo de Justicia. Sala Constitucional. 2002. Sentencia Nº 496 del 19 de marzo del
2002. Disponible en: www.tsj.gov.ve.

Tribunal Supremo de Justicia. Sala Electoral. 2005. Sentencia Nº 77 del 27 de junio de 2005.
Disponible en: www.tsj.gov.ve.

Tribunal Supremo de Justicia. Sala Político Administrativa. 2000. Sentencia Nº 01312 del 13 de
junio del 2000. Disponible en: www.tsj.gov.ve.

Venelex. 2003. Diccionario J urídico Venelex Tomo I . DMA Grupo Editorial, C.A. Caracas,
Venezuela.

Zambrano, Freddy. 2004. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela Comentada,
Tomo I . Editorial Atenea. Caracas, Venezuela.