You are on page 1of 18

1) Definir cada uno de los signos vitales

TEMPERATURA:
La temperatura corporal normal de los seres humanos varía entre los 36.5-
37.5
o
C.
PULSO O FRECUENCIA CARDIACA (FC):
El ritmo del pulso es la medida de la frecuencia cardiaca, es decir, del número de
veces que el corazón late por minuto. Cuando el corazón impulsa la sangre a
través de las arterias, las arterias se expanden y se contraen con el flujo de la
sangre.
RESPIRACIÓN:
Consiste en la entrada y salida de aire de los pulmones, se realiza a merced de los
movimientos respiratorios de inspiración durante la cual entra oxígeno a los
pulmones y espiración que es cuando se elimina el CO2.La respiración
básicamente es el intercambio de oxígeno y bióxido de carbono (CO2).
PRESIÓN ARTERIAL O TENSIÓN ARTERIAL (T/A):
La presión o tensión arterial se refiere a la presión que ejerce la sangre contra la
pared de las arterias.







2) Explicar su importancia

TEMPERATURA:
Entre otras funciones la temperatura mantiene el equilibrio de los líquidos y sólidos
disueltos en la sangre por ejemplo el colesterol tiende a depositarse en las
paredes de las arterias si se baja la temperatura. Es cierto la hemoglobina se
degrada si se aumenta o se disminuye la temperatura, pero no solo la
hemoglobina, muchas proteínas, lípidos y otras sustancias orgánicas se vuelven
inestables a temperaturas mayores o menores a la normal. Esto afecta con mucho
el funcionamiento del organismo, por ejemplo la fiebre es un mecanismo de
defensa contra las bacterias, pues si bien degrada nuestras proteínas, también las
de los microorganismos, a menos que estos sean termoestables, en cuyo caso la
fiebre puede matarnos en lugar de a ellos. Las propiedades lubricantes de muchas
grasas dependen de la temperatura. También el funcionamiento correcto del
cerebro depende de la temperatura adecuada. La humedad del pulmón ayuda a
que se disuelvan los gases de intercambio y esta no sería posible sin la
temperatura apropiada del cuerpo.

PULSO O FRECUENCIA CARDIACA (FC):
La medición del pulso puede proporcionar información importante acerca de la
salud de una persona y cualquier desviación de la frecuencia cardíaca normal
puede ser indicio de una condición médica.
El pulso rápido puede ser un signo de la presencia de una infección o
deshidratación. En situaciones de emergencia, la frecuencia del pulso puede
ayudar a determinar si el corazón del paciente está bombeando.
La medición del pulso tiene además otros usos. Durante el ejercicio o
inmediatamente después, la frecuencia del pulso puede suministrar información
sobre el estado atlético y de salud de la persona.
RESPIRACIÓN:
La respiración es una alimentación que tenemos que mantener constante en todo
momento, para poder seguir vivos. Al fallar esta o alterarse, ocasiona problemas
en nuestro organismo los cuales deben ser atendidos inmediatamente.
PRESION ARTERIAL O TENSION ARTERIAL (T/A):
Si la TA sube, se denomina hipertensión arterial (HTA), las paredes arteriales
reaccionan con mayor esfuerzo, ante esta situación.
Esas paredes arteriales se hacen más densas, más estrechas, menos elásticas, y
junto al depósito de placas de colesterol, causan el fenómeno denominado
ATEROESCLEROSIS.
También el flujo de sangre circula más lentamente, y la sangre se vuelve más
espesa, y se coagula más fácilmente. Por eso es bueno mantener controlada
nuestra presión arterial y checarla regularmente.


3) IDENTIFICAR LOS FACTORES (EXTERNOS) QUE LO
MODIFICAN:

TEMPERATURA:
La temperatura normal del cuerpo de una persona varía dependiendo de su sexo,
su actividad reciente, el consumo de alimentos y líquidos, la hora del día y, en las
mujeres, de la fase del ciclo menstrual en la que se encuentren. La temperatura
corporal normal, de acuerdo con la Asociación Médica Americana (American
Medical Association), puede oscilar entre 97,8° F (o Fahrenheit, equivalentes a
36,5°C, o Celsius) y 99°F (37,2°C).


PULSO O FRECUENCIA CARDIACA (FC):

La edad: La frecuencia basal (la mínima) más alta la tenemos nada más nacer,
desde ese momento va descendiendo con la edad. Sobre la frecuencia máxima
los pre-puberales más que los adolescentes y estos menos que los adultos. La
frecuencia máxima más alta se alcanza entre los 8 y 10 años. Algunos estudios
afirman que la mayor diferencia entre la basal y la máxima se alcanza después de
la pubertad y esta diferencia va disminuyendo con la edad.

La hora del día: diferentes variables temporales afectan también al número de
pulsaciones por minuto de cualquier individuo. Por ejemplo por la mañana
tenemos menos pulsaciones que por la tarde. Después de comer, mientras
hacemos la digestión y en función de la cantidad y tipo de la comida podemos
tener entre un 10 y 30% más de pulsaciones que en reposo. El sueño o el
cansancio disminuyen las pulsaciones. Cuando dormimos alcanzamos picos de
frecuencia basal, las mínimas pulsaciones por minuto con las que podemos
continuar viviendo.

La temperatura: cuanto más calor más altas las pulsaciones y de la misma
manera cuanto más frio más bajas las pulsaciones.

La altura: Cuanto más alto menos oxigeno tenemos en el aire que respiramos y
por lo tanto el corazón tiene que bombear más para obtener el mismo oxígeno.

La contaminación: Algunos componentes de la contaminación como el monóxido
de carbono empujan al oxigeno disminuyendo la cantidad de este en cada litro de
aire. Por lo que el corazón actúa igual que si faltara oxigeno aumentando las
pulsaciones para poder mantener el consumo del oxígeno.

La genética: afecta en gran medida a todos los aspectos de las pulsaciones por
minuto, afecta tanto a las pulsaciones en reposo, como a las máxima o como al
rango aeróbico de funcionamiento. Estos valores son muy entrenables pero la
progresión de estos también estará en gran medida dictados por la genética.
También algunos aspectos dictados por la genética como la talla, o el género
afectan a la frecuencia.

El género: Las mujeres por término medio tienen entre 5 y 15 pulsaciones más
por minuto que los hombres.

Somatotipo o composición corporal: La persona más alta tiene las pulsaciones
más bajas que los más bajos y los delgados menos que los gordos. Los
musculados más que los no musculados. En este último apartado quiero señalar
que me refiero a musculados de forma natural.

Las psicológicas: Los estados que aumentan la sensación de alerta, como los
nervios, la ansiedad, el miedo, el amor o la excitación sexual aumentan las
pulsaciones, en algunos casos pudiendo llegar al máximo sin actividad física
paralela. Y por el contrario los estados que rebajan el nivel de alerta también
rebajan las pulsaciones por minutó, estos estados pueden ser el sueño, la
relajación, la satisfacción o la calma.

La postura: Tumbados es cómo podemos obtener la más baja frecuencia y
bípedos (de pie) la más alta. Esta diferencia entre las pulsaciones que un sujeto
tiene tumbado y las que tiene de pie, es una forma rápida y fiable de ver el estado
de forma de ese individuo. Cuanta más alta sea la diferencia menos preparación
física tendrá el sujeto.

El metabolismo: El metabolismo propio de cada persona afecta a su frecuencia
cardiaca basal o a su frecuencia cardiaca en reposo y también a la frecuencia
cardiaca máxima.

El control mental: Algunos maestros del yoga consiguen controlar el ritmo
cardiaco mediante la concentración. Normalmente dentro de ciertos límites gracias
a la relajación o al aumento del stress mediante la concentración.

Medicamentos: Algunos medicamentos pueden alterar las pulsaciones normales,
ya sea al alza o a la baja. Normalmente psicodepresores suelen bajar las
pulsaciones son medicamentos como la benzodiacepina. Al contrario los
estimulantes o los llamados psicoestimulantes como ejemplo la anfetamina.

RESPIRACIÓN:
Hay factores que hacen variar el número de respiraciones, entre ellas:
El ejercicio; la actividad muscular produce un aumento temporal de la frecuencia
respiratoria.
El sexo; en la mujer la respiración tiende a ser más rápida que en el hombre.
La hemorragia; aumenta la respiración.
La edad; a medida que se desarrolla la persona la frecuente
Cifra respiratoria tiende a disminuir.
La temperatura corporal se puede ver modificada por diferentes factores, los
cuales hay que tener en cuenta a la hora de realizar su determinación:
 La edad. El recién nacido presenta problemas de regulación de la
temperatura debido a su inmadurez, de tal modo que le afectan mucho los
cambios externos. En el anciano la temperatura corporal suele estar
disminuida (36
o
C).
 La hora del día. A lo largo de la jornada las variaciones de la temperatura
suelen ser inferiores a 1.5
o
C. La temperatura máxima del organismo se
alcanza entre las 18 y las 22 horas y la mínima entre las 2 y las 4 horas. Este
ritmo circadiano es muy constante y se mantiene incluso en los pacientes
febriles.
 El sexo. En la segunda mitad del ciclo, desde la ovulación hasta la
menstruación, la temperatura se puede elevar entre 0.3-0.5
o
C.
 El estrés. Las emociones intensas como el enojo o la ira activan el sistema
nervioso autónomo, pudiendo aumentar la temperatura.
 Los tratamientos farmacológicos.
 Las enfermedades.
 La temperatura ambiente y la ropa que se lleve puesta.

PRESION ARTERIAL O TENSIÓN:

Sexo
Por lo general, la presión arterial es más elevada en los hombres que en las
mujeres hasta el período de la menopausia.
Después de la menopausia, la presión arterial es más elevada en las mujeres que
en los hombres.
Las presión arterial aumenta con la edad (depende de la elasticidad de las
arterias).
 El 70% de las personas hipertensas tienen más de 60 años de edad.
 Menos del 2% de las personas menores de 20 años son hipertensos.


Estrés
La presión arterial aumenta en las situaciones de estrés y disminuye después,
cuando la persona logra tranquilizarse.

Embarazo
La presión arterial disminuye en el inicio del embarazo y alcanza un valor normal
al final de la gestación.

Descanso
La presión arterial disminuye con el descanso.

Ruido
El ruido puede causar un aumento de la presión arterial.

Consumo de regaliz
La presión arterial puede aumentar debido al consumo de regaliz o de bebidas que
contienen extractos de esta planta.

Sobrepeso y la obesidad
El sobrepeso y la obesidad pueden provocar el aumento de la presión arterial.

Alimentación rica en sal
El consumo elevado de cloruro de sodio (sal) puede aumentar la presión arterial.

Actividad física y el deporte
La actividad física provoca un aumento de la tensión arterial y de la frecuencia
cardíaca.

Sueño
La tensión arterial disminuye durante el sueño.




4) EXPLICAR LAS RECOMENDACIONES O
CONDICIONES PARA SU MEDICIÓN:

TEMPERATURA:
La temperatura se puede tomar en la boca utilizando el termómetro clásico
o los termómetros digitales más modernos que usan una sonda electrónica para
medir la temperatura.
Las temperaturas que se toman en el recto (utilizando un termómetro
de vidrio o digital) tienden a ser de 0,5 a 0,7° F más altas que si se toman en la
boca.
La temperatura se puede tomar debajo del brazo utilizando un
termómetro de vidrio o digital. Las temperaturas que se toman en esta zona suelen
ser de 0,3 a 0,4°F más bajas que las que se toman en la boca.
oído Un termómetro especial puede medir rápidamente la temperatura del
tímpano, que refleja la temperatura central del cuerpo (la temperatura de los
órganos internos).

PULSO O FRECUENCIA CARDIACA:

Recomendaciones para tomar el pulso
- Palpe la arteria con sus dedos índice, medio y anular. No palpe con su dedo
pulgar, porque el pulso de este dedo es más perceptible y confunde el suyo.
- No ejerza presión excesiva, porque no se percibe adecuadamente.
- Controle el pulso en un minuto en un reloj de segundero.
- Registre las cifras para verificar los cambios.
Manera de tomar el pulso carotideo
En primeros auxilios se toma este pulso porque es el de más fácil localización y
Por ser el que pulsa con más intensidad.
La arteria carotidea se encuentra en el cuello a lado y lado de la tráquea para
localizarlo haga lo siguiente:
- Localice la manzana de Adán
- Deslice sus dedos hacia el lado de la tráquea
- Presione ligeramente para sentir el pulso
- Cuente el pulso por minuto.
Manera de tomar el pulso radial:
Este pulso es de mayor acceso, pero a veces en caso de accidente se hace
imperceptible.
- Palpe la arteria radial, que está localizada en la muñeca, inmediatamente arriba
en la base del dedo pulgar.
- Coloque sus dedos (índice, medio y anular) haciendo ligera presión sobre la
arteria.
- Cuente el pulso en un minuto.
Manera de tomar el pulso apical:
Se denomina así el pulso que se toma directamente en la punta del corazón. Este
tipo de pulso se toma en niños pequeños (bebés).
- Coloque sus dedos sobre la tetilla izquierda.
- Presione ligeramente para sentir el pulso.
- Cuente el pulso en un minuto.

RESPIRACIÓN:

Para controlar la respiración, usted como auxiliador, debe contar los movimientos
respiratorios, tomando la inspiración y la espiración como una sola respiración.
- Coloque el lesionado en posición cómoda (acostada) en caso de vomito con la
cabeza hacia un lado.
- Afloje las prendas de vestir.
- Inicie el control de la respiración observando el tórax y
El abdomen, de preferencia después de haber tomado el pulso, para que el
lesionado no se dé cuenta y evitar así que cambie el ritmo de la respiración.
- Cuente las respiraciones por minuto utilizando un reloj con segundero.
- Anote la cifra para verificar los cambios y dar estos datos cuando lleve el
lesionado al centro asistencial.

PRESIÓN ARTERIAL O TENSIÓN ARTERIAL (T/A):
Para tomarse la presión, siéntese tranquilamente 5 minutos, sin haber fumado ni
tomado café y con la vejiga vacía.
1. Ponga el brazo izquierdo si es diestro y viceversa a la altura del corazón,
apoyándolo en una mesa o el brazo del sillón.
2. Ponga el manguito alrededor del brazo desnudo, entre el hombro y el codo.
3. Coloque la campana del estetoscopio en la flexura del codo, justo por debajo del
manguito del esfigmomanómetro.
4. Bombee la pera con rapidez hasta que la presión alcance 30 mm Hg más de la
máxima esperada.
5. Desinfle el manguito lentamente, haciendo que la presión disminuya 2 a 3 mm Hg
por segundo. Escuche el sonido del pulso a medida que cae la presión. Cuando el
latido se hace audible, anote la presión, que es la presión máxima o sistólica. Siga
desinflando. Cuando el latido deja de oírse, anote de nuevo la presión, que es la
presión mínima o diastólica.
6. Repita el proceso al menos una vez más para comprobar las lecturas.

5) DIBUJE UNA FIGURA CON LAS PRINCIPALES ARTERIAS
PARA MEDIR EL PULSO




6) DIBUJE UNA TABLA CON LOS VALORES DE REFERENCIA
(NORMALES), POR GRUPOS DE EDAD DE CADA UNO DE
LOS SIGNOS VITALES:
FRECUENCIA CARDIACA Y FRECUENCIA RESPIRATORIA

Edad
Frecuencia Cardiaca Normal
(latidos por minuto)
Frecuencia Respiratoria Normal
(respiraciones por minuto)
Neonato 110-160 30-50
0-5 meses 90-190 25-40
6-12 meses 80-140 20-30
1-3 años 80-130 20-30
3-5 años 80-120 20-30
6-10 años 70-110 15-30
11-14 años 60-105 12-20
15+ años 60-100 12-19

TEMPERATURA:




PRESION ARTERIAL


Sistólica (mmHg) Diastólica (mmHg)
0-3 meses 70-86 –
3-12 meses 86-93 60-62
1-9 años 95-101 65-69
9-14 años 101-110 68-74
Adultos 120-129 80-84
Hipertensión a partir de 140 90


7) INCLUYA UN GLOSARIO CON LOS SIGUIENTES
TÉRMINOS LOS CUALES INVESTIGARÁ SU
DEFINICIÓN Y ORDENARA POR ORDEN ALFABETICO:

APNEA:
Una apnea es el cese completo de la señal respiratoria (medida por
termistor, cánula nasal o neumotacógrafo) de al menos 10 segundos de
duración.
ARRITMIA:
Son problemas de la frecuencia cardíaca o del ritmo de los latidos del
corazón. Durante una arritmia el corazón puede latir demasiado rápido,
demasiado despacio o de manera irregular.
BRADICARDIA:
La bradicardia es una alteración del ritmo al que late el corazón,
concretamente se trata de un descenso en la frecuencia cardíaca. La
bradicardia empieza a considerarse como tal cuando las pulsaciones están
por debajo de las 60 por minuto en reposo.
BRADIPNEA:
La bradipnea consiste en un descenso de la frecuencia respiratoria por
debajo de los valores normales (baja a 12 Rx1). Se considera normal en
adultos en reposo una frecuencia respiratoria de entre 12 y 20 ventilaciones
por minuto, mientras que en niños suele ser mayor (alrededor de 40)
CIANOSIS:
La cianosis es una enfermedad que aparece cuando la sangre no está bien
oxigenada. En las personas cianóticas, la falta de oxígeno en la sangre
hace
Que el cuerpo adquiera una coloración azulada
DISNEA:
La disnea es una enfermedad caracterizada por la falta de aire o dificultad para
respirar. La intensidad de la enfermedad varía de leve a grave, como lo hace el
número de episodios de una persona con disnea puede experimentar.
EUPNEA:
Respiración normal
EUTERMIA:
A temperatura normal.
FEBRÍCULA:
Temperatura superior a 37º C e inferior a 38º C que se mantiene durante 24 horas.
No llega a ser fiebre.
FIEBRE:
La fiebre, conocida también como calentura, es un aumento en la temperatura
corporal por encima de lo que se considera normal, y que es causado por un
evento fisiopatológico (infección, inflamación).
HIPÉRTENSIÓN:
La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un
incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias.
HIPERTERMIA:
La hipertermia es un aumento de la temperatura por encima del valor
hipotalámico normal por fallo de los sistemas de evacuación de calor, esto es, una
situación en la que la persona experimenta un aumento de la temperatura por
encima de los límites normales, es decir, por encima de los 37'5 grados. Un caso
de hipertermia es el golpe de calor.


HIPOTENSIÓN:
Hace referencia a una condición anormal en la que la presión sanguínea de una
persona es mucho más baja de lo usual, lo que puede
provocar síntomas como vértigo o mareo.
HIPOTERMIA:
La hipotermia se define como el descenso de la temperatura corporal por debajo
de los 35ºC, momento en el cual los mecanismos compensadores del organismo
para mantener la temperatura del cuerpo comienzan a fallar.
PRESIÓN ARTERIAL DIASTÓLICA:
Corresponde al valor mínimo de la tensión arterial cuando el corazón está en
diástole o entre latidos cardíacos. Depende fundamentalmente de la resistencia
vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las
arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del
vaso.
PRESIÓN ARTERIAL SISTÓLICA:
Corresponde al valor máximo de la tensión arterial en sístole (cuando el corazón
se contrae). Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada del
corazón sobre la pared de los vasos.
PULSO APICAL:
Es el pulso central localizado en el vértice del corazón. Punto de Máximo Impulso
(PMI)
TAQUICARDIA:
Es el incremento de la frecuencia cardiaca. Es la contracción demasiado rápida de
los ventrículos. Se considera cuando la frecuencia cardíaca es superior a cien
latidos por minuto en reposo.
TAQUIPNEA:
Consiste en un aumento de la frecuencia respiratoria por encima de los valores
normales (>20 inspiraciones por minuto).