You are on page 1of 10

Leyendas medievales en Las Arribes

Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

Cortes de Castilla, Burgos 1315


“Otrosí que las villas é los logares que fueron de Don Alfonso fijo del Infante Don Fernando, é de Don Sancho
fijo del Infante Don Pedro, que son Beiar, é Montemaior, é Miranda, é Granada, é Galisteo, é Alba, é Salvatierra
é Ledesma con todos sus términos, que estas dichas villas que non sean dadas a Reynos, nin á infanzones, nin á
ricos omes, nin á cavalleros, nin á los dichos Don Alfonso nin á Don Pedro que se lama fijo de Don Sancho, nin
á ninguno de los regnos nin de fuera de los regnos, nin sean metidos á juicio, mas que finquen Reales segunt en
tiempo del Rey Don Fernando que ganó á Sevilla.
Otrosí confirmamos al concejo de Ledesma que haian sus aldeas que son estas: Penna, Villarino d’Arias, Darlos,
La Cabeza de fuera mercados, Aldea d’Auila, Mieza...” Procuradores de Ledesma: Garcia Suarez y Alfonso Phelipe
Leyendas medievales en Las Arribes
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

Leyenda fundacional de Bruçó. O rei labrador dom Dinís e donna Isabel em 1297
“Vindos de Espanha, o Rei Dom Dinis e a sua mulher, Dona Isabel de Aragão, mais tarde Rainha
Santa, a do milagre das rosas, passaram por Bruçó e ali descansaram da jornada…
- “Isabel, de bruços, de bruços” - ¡De bruces, de bruces!
- “Daqui em diante, esta terra, onde bebemos de bruços agua tao boa e fresca, será chamada de
Bruços”.
Leyendas medievales en Las Arribes
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

La imagen de la Virgen del Castillo de Pereña


“ En Pereña cuenta la tradición oral que la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, posteriormente conocida
como Nuestra Señora del Castillo, con la llegada de los árabes fue escondida y enterrada por los pereñanos
antes de entregarse, bajo uno de los cubos allí existentes. En la primera mitad del siglo XIV, bajo el reinado de
Alfonso XI se recuperó la talla. Junto a la figura en piedra policromada de la Virgen, se conservaba una
segunda piedra que también apareció junto a la figura de la Virgen, y que se usó ocasionalmente como peana.
El 17 de mayo de 1721 esta piedra se rompió, y “apareció” una tablilla en piedra de color alabastro de gran
antigüedad que representa la figura menor: la Virgen Chica”.
Leyendas medievales en Las Arribes
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

La leyenda de la ermitaña beata Santa Marina (versión de 1.775)


“El I. es el célebre Santuario de Sta. Marina, oy Convento de Religiosos Franciscos de la Provincia de S.
Miguèl llamado de la Verde à las Riveras de el Duero, Jurisdicion de la Villa de Aldeadabila, cuya vida refiere la
devocion de la manera siguiente:
“En el tiempo que los Moros se apoderaron de nra. España, discurriendo por toda ella llegaron à un grande Pueblo,
oy corta Aldèa cerca de el Duero, y sitio donde oy el Convento de la Verde, llamado La Suces (cuyo nombre aún
retiene) sus Moradores huyendo la barbara furia procuraban evitàrla, poniendo tierra por medio, unos retirandose à
las Montañas, y defendiendose otros entre las breñas y matorràles de las arrivas de el Duero; un Moro alcanzó à ver a
una doncellita, que amedrentada iba escapando al referido sitio, empeñòse el barbaro en seguirla para saciar su
deshonesto apetito, yà llegaba Marina (que este era el nombre de la doncella) al Duero sin poder librarse ni tener otro
amparo que el de Dios, à quien clamaba en aquel aprieto: metiòse en el hueco de una peña; llegò el denodado Moro
en su alcance pensando la tenìa ya en su poder; pero, ò poderoso Dios!
Estremeciòse la peña con un paboroso ruido, abriendo puerta para defensa de Marina, y cerrandola al lascivo Moro,
dexandole lleno de temor y espanto; asi es comun tradicion de toda aquella comarca, y otros refieren este mismo caso
no à la invasion de los Moros en sus principios, sino al tiempo de la esclavitud, y es de lo mas verosimil, aunque
ignoremos su preciso y determinado tiempo.
Lo que es cierto, y consta por documentos, es que por los años de 1300. el infante D. Sancho, I Señor de Ledesma,
que como hemos dicho ya siempre andaba fugitivo de la Corte, discurriendo por sus Estados los mas cercanos à
Portugal, llegò a este sitio à caza con los suyos, y avisados de los perros fueron al parage adonde ladraban con aìnco, y
llegando à la entrada de una cueba sintieron todos una suavisima fragancia, è informados por los Naturales de el Paìs
de la doncella Marina sacàron de el sitio con ternùra y devocion las santas Reliquias, que hallaron, y queriendolas
llevàr à Ledesma à 200. pasos, que havian dado, sintieron un peso tan intolerable, que viendo ser inutiles sus esfuerzos
y diligencias, facilmente conocieron ser voluntad de Dios, que quedàse su sto. Cuerpo para honor de aquel desierto
teatro de su angelica vida y virtudes;
Leyendas medievales en Las Arribes
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

La leyenda de la ermitaña beata Santa Marina (versión de 1.775)


por lo que el Sr. Infante mandò fundar una Hermita con el nombre de Sta. Maria de el Manzanedo,
en donde depositaron tan venerables Reliquias: asi estubo hasta que por los años de 1413. viendo los
devotos quasi arruinada la Hermita la renovaron.
Pero siendo mui frequentes y furiosas las avenidas de el Duero quisieron los vecinos de Aldeadabila
afianzarla, y ponerla mas en salvo, entregandola à los Religiosos de S. Francisco de la Provincia de
Santiago en el de 1444., los que con su acostumbrado zelo y limosnas de los Lugares Vecinos asì
Castellanos como Portugueses fundaron su Monasterio mui curioso, aunque reducido.

Dividiòse la Provincia de Santiago, haciendo de toda ella otra, que es la de S. Miguèl, y en su


repartición cupo este Convento à esta en el año de 1548. Es esta casa, y ha sido mui venerada y
visitada de los Pueblos, haciendo Dios por su intercesion en todas edades y tiempos infinitas
maravillas: venerarse en el Sagrario de este Religioso Convento la cabeza de la Santa, y las demàs
religiosas estàn colocadas en el Altar mayor, y en èl hai gravàdo un letrèro, que he leìdo, y dice:

“Hic jacet Corpus humillissimae et devotissimae Servae Dei Marinae, quae in hoc loco
extremum clausit diem, ad cujus honorem haec domus aedificata fuit”
(Bernardo Dorado, párroco de La Mata de la Armuña, en 1775)
Leyendas medievales en Las Arribes
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

Leyendas de fortalezas y árabes en Massocco y Aldea d’Auila


•Donación de poblaciones en abril de 1269
“et en Villoriola perpetuo et irrevocabilitier valitura, ac donatione qua in Ribiela, et in
Aldea de Avila et in Quintana pro me penitus revocata, loco cuius revocationis facte,
videlicet, de Ribiella, de Aldea de Avila, et de Quintana...”

MARTÍN MARTÍN, José Luis: “Documentos de las Archivos Catedralicio y Diocesano de Salamanca”,
1977. Universidad de Salamanca. ISBN: 84-600-10171.
Leyendas medievales en Las Arribes
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

Leyendas de fortalezas y árabes en Massocco y Aldea d’Auila


Romancero de Flores y Blancaflor, Corporario en 1910 recogido por Francisco de Onís

“1 Tan alta iba la luna


Como el sol al mediodía
A pedir a Dios del cielo
Y a Santiago de Galicia
Que le diese un hijo o una hija
Para heredar el condado,
Que herederos no tenían.

2 Se sientan a merendar
A la sombra de una oliva,
Al conde lo matan moros
Y a la condesa cautivan.
Se la han de entregar a la reina de Turquía
Que dice que tiene ganas
De una cristiana cautiva…”
Picón del tío Felipe y Salto del Gitano
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

“Se cuenta de un pastor de Aldeadávila, hace cosa de doscientos años: FELIPE, quien acudía con sus cabras al lugar
más escarpado de Las Arribes, y que se trata de un enorme peñasco que cae recto en vertical sobre el río.
Como siempre acudía al mismo lugar con sus cabras, se llegó a enamorar de una muchacha del pueblo portugués de
Bruçó, con la que no podía reunirse, porque en el medio se halla el inmenso vacío del padre Duero-Douro.
Desesperado en la añoranza de su amada portuguesa, se dedicaba con las manos, con pequeñas herramientas, con lo
que podía a realizar un puente o un paso que le permitiera cruzar el río y reunirse con su amada”.
Picón del tío Felipe y Salto del Gitano
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

“El Río, que cuatro kilómetros más arriba tiene una anchura de doscientos metros, se va poco á poco
estrechando hasta precipitarse en un cauce de roca viva, tan angosto, que ha sido causa de una tradición y del
nombre de SALTO DEL GITANO:
Cuéntase que uno de estos bohemios, perseguido por la tropa y acosado de tal suerte que no tenía más
remedio que morir o entregarse tomó carrera, y dando un salto verdaderamente prodigioso, salvó la distancia
entre las dos orillas”
Picón del tío Felipe y Salto del Gitano
Ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera (Arribes de Salamanca)

“PERICO nos entretiene contándonos las hazañas de el DIENTES, un cabrero de aquellas montañas
para el que no existía la palabra inaccesible, que quitaba la presa á las águilas en sus nidos, atando el
pico á los aguiluchos, sosteniendo á veces luchas con las aves de rapiña en medio metro de terreno,
pasando en aquellas grietas noches enteras y haciendo milagros de equilibrio, que sólo al ver los sitios
donde los hacía se erizaban los cabellos. El pobre Dientes murió de un tiro que le disparó un
jovenzuelo”

Related Interests